AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archive for the day “diciembre 7, 2011”

El acuerdo europeo entre Nicolás Sarkozy y Angela Merkel suena al pasado Y NO SIRVIÓ DE NADA


El acuerdo europeo entre Nicolás Sarkozy y Angela Merkel suena al pasado

 

avatarOnésimo Alvarez-Moro  7 de diciembre de 2011 | 18:50

http://smt-service.info/webtv/iframe.html?fv=tv%3D265%26chnInit%3DiLyROoafYwaS%26videoInit%3DiLyROoafr8G0&w=650&h=374

Comenzamos esta semana con una más de las numerosas reuniones del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, en París, para atender a los problemas financieros que están sufriendo los países europeos.

El objetivo común es ver cómo conseguirán que los países en dificultades introduzcan políticas económicas sostenibles para que puedan sostenerse ellos mismos lo antes posible.

En sus conclusiones, parece que han decidido volver al pasado para darnos sus medidas que supongo que piensan solucionarán los problemas que estamos viviendo. Los elementos principales que han ideado son los siguientes:

  • Cada país miembro de la eurozona mantendrá su déficit público por debajo del 3% de su Producto Interior Bruto (PIB).
  • Cada país mantendrá su deuda pública por debajo del 60% de su PIB.
  • El balance presupuestario obligatorio en el medio plazo se incorporará dentro de las leyes nacionales.
  • El Fondo Europeo de Rescate podrá tomar préstamos del Banco Central Europeo (BCE) para hacer frente a sus necesidades de liquidez.
  • La Comisión Europea (CE) tendrá la posibilidad de sancionar a países incumplidores automáticamente.

 

Los primeros dos nos llevan al pasado con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE), que empezó a funcionar en 1997 y que fué una parte clave del acuerdo que llevó a la introducción del Euro. Este Pacto tenía el objetivo de vincular las política monetaria europea, controlada por el entonces nuevo BCE con las políticas fiscales, controladas por cada país, pero guiadas por acuerdos comunes.

Este Pacto exigía exactamente los mismos requisitos de límite de déficits y de dueda estatal que proponen ahora.

Hace más de cinco años, en pleno boom, escribí un artículo titulado “El Pacto de Estabilidad de goma“ denunciando la falta de credibilidad de las cuentas públicas de muchos países europeos y cómo las normas europeas no valían para nada.

En ese artículo hablé de la falta de cumplimiento de los presupuestos italianos desde antes del año 2001.

La falta de disciplina de los países con sus políticas económicas, está convenciendo a muchos, incluyendo al Sr. Sarkozy y a la Sra. Merkel, que saben lo que es incumplir estas normas.

Esta falta de disciplina también está convenciendo a los funcionarios de la CE, que buscan cada vez más poder, y están consiguiendo lo que buscan, como hemos visto también en una reciente reunión de ministros europeos de finanzas acordando cada vez más poderes para la UE.

Recordemos que estos dos países que ahora se presentan como líderes, en época de boom, eran líderes en suspender en sus obligaciones hacia el mismo Pacto que ahora quieren hacer obligatorias.

En su rueda de prensa el otro día hablando de los nuevos acuerdos, Sr. Sarkozy nos recordó que Francia no ha presentado ni un presupuesto estatal balanceado, ni mucho menos en superávit, desde 1974, ¡desde 1974!

Aunque estas medidas suenan muy bien y muy sólidas, como hablan del medio plazo, esto da bastante flexibilidad en el corto plazo y será interesante ver si definen el medio plazo y cómo calculan el promedio. España ya inició este proceso con su cambio constitucional que acordaron los partidos políticos, aunque con bastante flexibilidad dentro de las limitaciones y exigencias.

Por lo menos parece que hemos conseguido que el Sr. Sarkozy se de cuenta que los Eurobonos no son la solución, el gran impulsor de la propuesta ha recapacitado.

También dice que no se puede depender de las actuaciones del BCE para resolver los problemas fiscales, aunque no está claro que debemos creerle en estas dos declaraciones, ya que fue forzado por la Sra. Merkel.

Además, si el Fondo de Rescate puede tomar liquidez sin límite del BCE, consiguen la liquidez de la BCEindirectamente y, como ya he hablado en estas páginas, el equivalente al los Eurobonos.

El problema no son las medidas que buscan conseguir, el problema siempre ha sido el compromiso de los gobiernos para hacer su deber.

Cuestiono las nuevas medidas de control que están proponiendo, ya que siempre hay formas de saltárselas y no hay CE que valga que pueda hacerlas valer cuando los gobiernos que incumplen se resisten a cumplir.

En el último instante, sólo hay que seguir el ejemplo de Grecia, manipular las cuentas y, cuando sale todo a la luz del día, nada de nada.

En El Blog SalmónEl presidente del Bundesbank sólo ante el peligro batallando contra soluciones inadecuadasEl aumento de la deuda pública en la eurozona en la década 2000 – 2010 y Hay que vincular las políticas monetarias y fiscales

Muchos le toman por un alarmista. A mí no me gusta. Pero me quito el sombrero. DICHO en 2008 NINO BECERRA


Santiago Niño Becerra: “En 2010 empezará la crisis de verdad y será brutal, terrible”

El catedrático de Estructura Económica de la Ramon Llull augura que la recesión durará diez años

Economía | 03/10/2008 – 02:28h | 17/03/2010 – 08:20h

Santiago Niño Becerra, nacido en Barcelona hace 57 años, es un hombre que habla claro.Catedrático de Estructura Económica, es profesor en la Facultad de Economía IQS de la Universitat Ramon Llull. Considera que la situación económica mundial va a ir “tendencialmente a peor” en los próximos tres años y que todas las medidas que se están aplicando no van a servir porque responden a un viejo manual que ha quedado obsoleto.

-¿Estamos ya en crisis? 
-No, que va. Yo diría que estamos en “precrisis”. La crisis empezará a mediados de 2010. Pero es que, además, lo que viene ahora y lo que vendrá no se parece en nada a lo que vivimos en 1993 o en el 2000. Esto es otra película, es una crisis sistémica. De parecerse a alguna cosa, se parecería al “crack del 29“.

-¿Por qué es una crisis sistémica? 
-Porque la manera como está funcionando el sistema se tiene que cambiar. En 1993 hubo un problema, se inyectó dinero en forma de crédito y se acabó. En 2000, lo mismo. Ahora no. Aplicamos un manual viejo que ya no funciona. Se han agotado las herramientas que se pusieron en marcha como el hiperconsumismo, el hipercrédito o la hiperdeuda y pasamos a otra película…

-¿Cuándo empezó esta “precrisis”? 
-En septiembre de 2007 cuando se manifestó el problema de las subprime.

-¿Y hasta cuándo durará? 
-Se alargará hasta junio o julio del año 2010. La tendencia dentro de este periodo será a peor. Esto no significa que un día la bolsa suba o que otro baje. En 2010 empezará la crisis económica de verdad. Caída “a plomo” hasta mediados de 2012. Habrá un hundimiento a nivel económico, y será a nivel mundial.

-¿Qué pasará a partir de 2010? 
-Durante el periodo 2010-2012 el nivel de la caída será brutal, terrible. Habrá economías que sufrirán muchísimo, por ejemplo la española, la alemana, la estadounidense o la china. Habrá un periodo de estancamiento hasta 2015 y, a partir de ahí, comenzará un periodo de recuperación muy lento hasta 2018-2020. Estamos hablando de una duración de 10 años, similar a la “Gran Depresión” norteamericana de la década de 1930.

-¿El capitalismo ha llegado a su fin? 
-El colapso del sistema capitalista aún no se ha producido. Los sistemas tienen una vida de 250 años. El capitalismo empezó entre 1815 y 1820 y terminará más o menos en 2070. Lo que ahora vivimos es una crisis de ajuste, como ocurrió en 1929. Las características del capitalismo no cambiarán pero el ajuste que se hará será muy importante.

-¿Cuáles son las posibilidades que tenemos para capear el temporal? 
-Nada. Esto ha de pasar. Es inevitable.

-¿Pero los ciudadanos no tienen ninguna opción para intentar salir menos afectados? 
-Yo siempre recomiendo que si alguien tiene deudas, que no se endeude más. Quien no tenga, que no se endeude y si una persona tiene deudas y dinero ahorrado, que lo dedique a reducir deuda. Otra cosa es que, antes de comprar nada, la gente se pregunte si realmente lo necesita. Que calculen muy bien cuales son las expectativas de sus ingresos y adapten el gasto. Lo que no sea necesario, no es importante.

-¿Habrá muchas empresas que puedan aguantar esta situación? 
-No, habrá cierres en cascada. La evolución será cada vez a peor y, a partir de 2010, se acelerará.

-¿La culpa es de los bancos y las inmobiliarias? 
-La culpa no es de una persona o de un grupo de personas. Las medidas que se han tomado han llevado al desastre. Pero si estas medidas no se hubieran tomado, no se hubiera crecido como se ha crecido. Y todos hemos estado muy contentos de crecer así.

-¿Habrá bancos que quebrarán? 
-Sí, pero aunque un banco haga fallida no pasa nada. El problema es que, dentro de un escenario como el actual, que un banco caiga supone un torpedo a la confianza. El sistema que hemos montado no está atado con cables de titanio, está unido con algo tan intangible como es la confianza que, cuando se rompe, ya no se puede reparar.

-¿Es una buena decisión que los Gobiernos usen dinero público para salvar a las empresas? 
-No servirá de nada. Se tiene que hacer porque el modelo dice que es lo que debe hacerse. Esto sirve para tapar un agujero, pero se abrirá otro. Estamos hablando de cifras tan brutales que es imposible tener dinero suficiente para tapar todos los agujeros.

-¿Cómo sabremos que estamos saliendo de la crisis? 
-La recuperación se percibirá en el ambiente. El primer síntoma de la recuperación vendrá hacia 2012 porque no iremos a peor. El segundo signo será que algunas personas empezarán a hacer cosas.

-¿El resultado de esta crisis será la aparición de una nueva potencia económica? 
-Yo opino que la figura del Estado irá a menos y que las grandes corporaciones tendrán más fuerza. Creo que General Electric es la primera corporación del futuro, es un caso a estudiar. En el futuro habrá más eficiencia, orden, aprovechamiento,…

-¿Grandes corporaciones como las de la película “Rollerball”, que planteaba un futuro en el que las multinacionales controlaban el mundo? 
-Sí, eso mismo.

http://www.lavanguardia.com/economia/20081003/53552573696/santiago-nino-becerra-en-2010-empezara-la-crisis-de-verdad-y-sera-brutal-terrible.html

Reino Unido: tocado y hundido Lectura RECOMENDADA


Café Steiner

En Café Steiner se recogen las mejores ideas y análisis sobre la actualidad internacional que se producen en los centros de pensamiento, instituciones, revistas y foros en Internet más influyentes.

El buzón de Café Steiner (cafe.steiner@gmail.com) está abierto:

esperamos los mejores argumentos, datos y análisis.

Reino Unido: tocado y hundido

Por: José Ignacio Torreblanca | 07 de diciembre de 2011

La crisis del euro ya tiene una primera víctima: el Reino Unido.

El tren europeo se pone en marcha al silbato de Merkel y Sarkozy, que ha diseñado un Tratado a su medida, tan a su medida que para todos los demás es una camisa de fuerza:

unos la aceptarán porque no tienen más remedio, pero otros, como los británicos, no tienen más remedio que rechazarla ya que su diseño y objetivos son intrínsecamente incompatibles con el código genético de los conservadores británicos.

El objetivo histórico del Reino Unido, evitar una hegemonía en el continente pero, a la vez, mantener la independencia y margen de actuación del Reino Unido, se ha ido al traste: dos décadas después de la reunificación de Alemania, ya hay una hegemonía en Europa (la alemana), y la influencia del Reino Unido se acerca progresivamente a cero.

Los conservadores británicos ya hacía un tiempo que habían perdido los papeles (europeos), aunque habían conseguido disimularlo.

Antes de la llegada al poder de los conservadores, ya extrañó la absurda decisión de los conservadores británicos de abandonar el grupo parlamentario popular europeo y sumarse al grupo de euroescépticos capitaneados por el ODS del peculiar Vaclav Klaus, que tantos dolores de cabeza nos ofreció durante la presidencia checa de la UE y con motivo de la ratificación del Tratado de Lisboa, y al que se sumaban otras “joyas” del euroescepticismo europeo como el Partido polaco de la Ley y la Justicia de los inefables hermanos Kazcysnki y otros partidos menores en Lituania y otros países.

Las consecuencias de esa folclórica decisión no fueron muy evidentes entonces, pero lo serán hoy miércoles cuando en vísperas de una reunión crucial del Consejo Europeo, los líderes populares europeos (Merkel, Sarkozy, Rajoy etcétera), se reúnan a cenar en Marsella para hablar del futuro de Europa y, mientras, David Cameron cene solo en Downing Street.

Ahora, los designios de quiénes entonces nos avisaron de lo que se venía encima brillan con toda su intensidad. En una tribuna publicada en este periódico en abril de 2010, mis colegas Mark Leonard y Daniel Korski alertaban de que el cambio generacional en el Partido Conservador había convertido en irrelevante el término “euroescéptico” por la sencilla razón de que todos lo eran, y no de forma moderada, sino bastante radical: en una encuesta interna, nada menos que un 63% de los militantes del Partido Conservador eran partidarios de retirarse de Europa, léase bien, no de renegociar los Tratados o de repatriar poderes, sino directa y llanamente de retirarse.

Por eso, Leonard y Korski nos ofrecían algo así como una guía del naturalista de campo euroescéptico que nos permitiera distinguir entre euroescépticos de distintos pelajes.

Como en los buenos documentales del National Geographic, nos proponían estar atentos a los sonidos emitidos por: “euroescépticos corrientes”, “euro-obsesivos”, “realistas modernizados”, “neoconservadores”, “capitanes de Cameron” y “Little Englanders”.

Pero como señalaba el diputado británico, Denis McShane, este lunes en una seminario organizado por la Fundación FRIDE (abro este post con un pequeño vídeo, en inglés, de su intervención), todas estas tendencias, que habían coexistido hasta ahora bajo la llamada política de “las tres erres”: “referéndum, repatriación, renegociación”, ahora se han colapsado ante un acontecimiento tan inesperado como la crisis de la deuda y la puesta en marcha de un nuevo proceso de negociación de Tratados.

Así que, mientras los conservadores británicos barajaban sus opciones para mantener a Europa a raya con una agresiva táctica basada en las tres erres: (R) repatriar todos los poderes posibles; (R) renegociar los Tratados existentes en caso de que hubiera una nueva negociación de tratados y forzar un (R) referéndum para ratificar cualquier nuevo Tratado, resulta que es Europa la que se pone en marcha sin los británicos.

El desconsuelo de Cameron es enorme: cuando yo me iba a retirar de Europa, va y es Europa la que se retira de mí. Sorry guys.

http://blogs.elpais.com/cafe-steiner/

De obligada LECTURA Banco malo: la banca gana, el estado y los ciudadanos pierden


ECONOMÍA

No al ‘banco malo’

Por Juan Ramón Rallo

Del programa económico de Rajoy sabemos poco o nada, salvo, según se ha filtrado, que pretende crear un banco malo. Es decir, otro banco malo, pues al parecer el sistema financiero español debe de estar plagado de ellos.

¿Y qué es eso del banco malo?

Básicamente, el Gobierno de España emite deuda pública y compra a nuestras entidades todas sus malas inversiones, que pasan a ser acumuladas en un vehículo de inversión denominado banco malo.

Presuntamente, y según se nos cuenta, la adquisición se efectuaría con un importante descuento con respecto al valor real, de manera que a largo plazo los contribuyentes podrían incluso salir ganando.

Por ejemplo: si unos promotores deben a una caja 100 millones de euros y el Estado adquiere ese préstamo a cambio de 70 millones, el Gobierno podría terminar embolsándose al cabo de unos años unos beneficios de 30 millones.

Fantástico, ¿no? Pues no tanto.

Pregúntese por qué, si estamos ante una indudable ganga, la caja de marras está deseosa de desprenderse del préstamo incluso con un descuento del 30% y, sobre todo, por qué ningún inversor, salvo el Estado, está dispuesto a comprar.

¿Tal vez sea, no sé, porque en realidad no se trata de ninguna ganga?

Suponga que, como no sería de extrañar, los promotores impagan sus deudas y la caja sólo puede cobrar con el suelo que adquirieron esos promotores y que hoy, vaya por dónde, sólo tiene un valor de 10 millones.

Resultado final de la operación: el Estado ha pagado 70 millones por un cubo de basura que sólo vale 10.

¿Y quién se ha agenciado la diferencia de 60 millones?

Claramente, la caja que invirtió donde no tenía que invertir y que ha sido capaz de convencer a los políticos para que compren a precios inflados sus activos tóxicos.

Al final, pues, el banco malo sólo es un mecanismo para redistribuir la riqueza del país desde los contribuyentes hacia los accionistas, directivos, trabajadores y acreedores de las entidades financieras.

En Irlanda, los contribuyentes han tenido que aportar 50.000 millones de euros (más del 30% de su PIB) y, de momento, el vehículo acumula unas pérdidas superiores a los 1.100 millones; es decir, ganancias… más bien pocas.

Es de pura lógica: si el único dispuesto a comprar esos activos a precios tan desorbitados es el Estado, será que los activos no valen lo que el Gobierno va a pagar por ellos; será que todo es un opaco artilugio montado para transferir dinero desde el bolsillo del contribuyente a las cuentas de resultados del sector financiero.

Los habrá que, con algo de razón, argumenten que en estos momentos el mercado se encuentra demasiado revuelto como para asignar valoraciones realistas a los activos de los bancos; no es que muchas entidades no quieran sanear sus balances vendiendo sus préstamos basura a un importante descuento, sino que, si lo hicieran ahora, el precio al que podrían colocar sus activos sería tan injustificadamente bajo que quebrarían de inmediato.

Dicho de otro modo, el único agente capaz de mantener la cabeza fría en estos momentos de tribulación es el Gobierno, quien, lejos de dejarse llevar por un precio de los activos irracional, es capaz de calcular su auténtico valor a largo plazo y sanear nuestro sistema financiero.

El razonamiento, como todos los realmente tramposos, tiene su pizca de verdad.

En efecto, en momentos como los actuales muchos inversores, salvo aquellos con una visión más largoplacista, no tienen demasiadas ganas de seguir cargando sus balances de activos arriesgados a largo plazo, sino que, dada la incertidumbre, prefieren mantenerse tan líquidos como les sea posible.

Con todo, me limitaré a efectuar dos preguntas: ¿cuánto tiempo ha pasado desde que comenzó la crisis financiera?

Si bien es una cuestión controvertida, todos coincidiremos en que, en octubre de 2008, tras la quiebra de Lehman Brothers, la crisis ya había estallado, de modo que, como mínimo, han transcurrido tres años.

Segunda pregunta: en estos tres años, ¿los bancos y cajas españoles no han disfrutado de un solo momento de calma para enajenar sus activos a precios realistas?

Es evidente que sí, de forma que sólo cabe colegir que si no lo han hecho ha sido por no reconocer su auténtico valor sobre sus balances; y si no quieren contarnos la verdad es porque, en tal caso, quebrarían.

Es obvio que elbanco malo que planea Rajoy no comprará los activos de bancos y cajas a unos precios tan bajos como para provocar la bancarrota de los mismos, por lo que el Gobierno del PP, si es que sigue adelante con este bárbaro proyecto, necesariamente pagará unos precios artificialmente altos.

Es decir, el Gobierno del PP esquilmará todavía más al contribuyente para dejar limpios de polvo y paja los balances de unas cajas y unos bancos contaminados por su propio proceder.

¿Existe alternativa a este despropósito?

Sí, y no me refiero a dejar quebrar sin más a las entidades financieras, ya que, por desgracia, y como consecuencia del abandono del patrón oro, los medios de pago de nuestras sociedades son en su práctica totalidad depósitos bancarios, de modo que su bancarrota ocasionaría un colapso total del sistema.

La alternativa justa y pragmática pasa por no rescatar a las entidades con el dinero de los contribuyentes, sino con el de los acreedores.

Una empresa está quebrada cuando el valor de sus activos es menor al de sus pasivos. En tal caso, los acreedores no pueden recuperar todo lo que han prestado por la simple realización de sus activos. Pero, como es lógico, esa misma empresa puede salir de la situación concursal convirtiendo en acciones parte del dinero que adeuda a sus acreedores.

Por ejemplo, si una empresa tiene activos valorados en 95 euros y deudas por 100 euros, podría pagar 10 euros de los que debe a sus acreedores entregándoles acciones con un valor nominal de 5: la compañía estaría así inmediatamente recapitalizada (debería 90 euros y tendría 5 euros de patrimonio neto).

La operación está a la orden del día en el mundo mercantil y se conoce comocapitalización de deuda.

Según se ha filtrado, el PP pretende inyectar hasta 150.000 millones de euros de los contribuyentes en el sistema financiero mediante la argucia del banco malo.

Pues bien, bastaría con que convirtiéramos en acciones la deuda basura de nuestras entidades financieras, un 20% de su deuda garantizada y un 5% de las imposiciones a plazo fijo (a saber, que los pagos de intereses de uno o de dos años no se efectuaran en dinero, sino en acciones), para que el sistema financiero español se recapitalizara en cerca de 200.000 millones.

Todo sin meter un solo euro del contribuyente y redistribuyendo los derechos de propiedad sobre los activos bancarios de una manera absolutamente justa: no han de hacerse cargo los contribuyentes, que como contribuyentes nada tienen que ver con las entidades, sino los acreedores (aquellas personas que confiaron lo suficiente en la entidad como para prestarle su dinero).

Por supuesto, estamos hablando de valores medios para el conjunto del sistema financiero, de modo que, para las entidades más insolventes, la conversión sería mayor, pero tiene todo el sentido del mundo que la penalización (el intercambio de deuda en acciones con un valor fluctuante) sea creciente según el tamaño del pufo.

Con lo cual, ¿por qué no utilizar este esquema para el sector financiero español? ¿Por qué incrementar todavía más la deuda de nuestro sector público en unos momentos en que deberíamos estar reduciéndola? ¿Por qué cargar sobre las espaldas de unos contribuyentes que tienen sus propios problemas de deuda privada el coste de los errores ajenos?

Es difícil de decir, probablemente sea una mezcla de miopía política, escaso respeto a la propiedad privada y pusilanimidad a la hora de enfrentarse a ciertas oligarquías económicas. Sin embargo, en mi opinión existe otra poderosa razón para que los populares ni siquiera estén considerando esta opción: Alemania.

Los españoles debemos casi 200.000 millones de euros a los bancos alemanes, en gran medida por los préstamos que nos hicieron para financiar la burbuja inmobiliaria.

Si parte de la deuda de bancos y cajas se convirtiera en acciones, los bancos alemanes, en lugar de cobrar religiosamente cada euro adeudado, pasarían a ser propietarios de unas entidades financieras que probablemente no tengan ningún interés en poseer.

Tres cuartos de lo mismo sucedió con Irlanda, cuyos ciudadanos y empresas debían 140.000 millones a los bancos alemanes: como es sabido, su Gobierno fue conminado a crear un banco malo.

En general, soy del todo comprensivo con las quejas y reivindicaciones de los alemanes. Nos prestaron un dinero que quieren recuperar y nosotros, si es que somos responsables, deberíamos hacer todo lo que esté en nuestras manos para devolvérselo.

Pero Alemania también debería ser consciente de que no será posible que le repaguemos todo cuanto le adeudamos a menos que nos lo refinancie durante bastante tiempo o –y esta es su opción preferida– que socialicemos las pérdidas.

El primer camino queda a su discreción (la capitalización de deudas sería una manera de refinanciarnos); el segundo queda a la nuestra… y deberíamos negarnos en rotundo.

No se trata de argentinizarnos y mandarles orgullosos a hacer gárgaras, sino de que asuman su responsabilidad a la hora de comerse parte del agujero que contribuyeron a crear: si es injusto y contraproducente que el contribuyente alemán cubra los despilfarros de los políticos españoles –motivo por el cual los políticos españoles deberían ajustar de inmediato ingresos y gastos–, también lo es que el contribuyente español cubra los errores de los banqueros españoles… y alemanes.

Dicen que Rajoy concederá casi tanta importancia a la política exterior como a la económica a la hora de lograr la recuperación. La ocurrencia me parece disparatada, pues no se trata de que vengan a salvarnos desde fuera, sino de que volvamos a generar riqueza desde dentro.

Pero el gallego sí tiene algo muy importante que negociar, o, al menos, algo muy importante por lo que plantarse: el banco malo sería una pésima idea, por mucho que interesadamente la defiendan parte de los banqueros de aquí y los políticos de allí.

juanramonrallo.com

El banco malo y la deuda pública

Publicado en 05 diciembre 2011 por juan

Albert Recio – Consejo Científico de ATTAC España

Una de las posibles contrarreformas que tiene planteado sobre la mesa el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy es la creación de un banco malo que absorbiera los créditos inmobiliarios de dudosa recuperación.

La banca española lleva tiempo insistiendo en esta propuesta para superar la crisis financiera. Dada la estrecha conexión del PP con los intereses del sector bancario la propuesta tiene bastantes posibilidades de formar parte del paquete de reformas con que nos amenaza la nueva mayoría absoluta.

Desde el punto de vista de la banca esta solución es perfecta. Por una parte el banco malo les permitiría sacar de su balance activos improbables que les obligan a efectuar provisiones que al final reducen su rentabilidad. Este banco sería “vendido” al Estado,

La compra se financiaría con títulos de la deuda pública, con lo que los bancos transformarían sus créditos de dudoso cobro por títulos de la deuda pública cuyo pago está garantizado por la misma Constitución española.

Además pasarían a aumentar su posición de acreedores del Estado y por tanto verían reforzada su capacidad de “dictar” reformas al sector público. Negocio redondo.

Dado que la exposición de la banca al crédito financiero se situaba en junio en los 176.000 millones de Euros, la creación de este banco financiado con deuda significaría un elevado aumento de la deuda pública y por tanto una reforzada exposición del país a la exigencia de ajustes.

Además de un fuerte aumento de la carga financiera sobre el presupuesto público. Oponerse a la creación de un banco malo debe ser la primera batalla por el tema de la deuda.

Y una buena oportunidad para denunciar el doble trato aplicado a las deudas del sector financiero y de los particulares que no pueden pagar la hipoteca de su vivienda. A quienes argumentan que no puede aprobarse la dación de pago porque hundiría a la banca se puede objetar la posibilidad de crear algún organismo público que los proteja.

Artículo publicado en Mientras Tanto Electrónico.

Que es un “Banco Malo”


Subido por  el 03/12/2011
Explicación de lo que pretende hacer el gobierno del partido popular creando un “Banco Malo” para sanear a la banca española comprándole sus activos tóxicos (inmuebles burbujeados) con dinero público.Mas información sobre el tema en:

La tomadura de pelo de nacionalizar las pérdidas de la banca española

Publicado el 02/12/2011 por jems39
Varias cajas han sido nacionalizadas por su insolvencia y el Estado ha pasado a ser el total o mayor propietario, como ejemplo de total nacionalización el 100% del banco de Unnim y de nacionalización parcial el 90% de CatalunyaCaixa.
Medidas obvias y adecuadas para asegurar la solvencia de estas entidades prevaleciendo el interés social.
Esta es la cara buena de la moneda y la cara negativa se denomina “banco malo” o técnicamente “fondo de reestructuración de los activos financieros”, activos tóxicos y activos de coste contable como los inmobiliarios.
Es una tomadura de pelo inyectar liquidez pública a toda la banca española con la idea de crear un “banco malo” para sanear sus balances contables, cuya exposición directa e indirecta asciende a más de 200.000 millones de euros, contabilizando activos inmobiliarios y activos tóxicos de dudoso cobro.
Es decir, se pretende sanear las cuentas de la banca privada y parte de la pública para que se reactive el crédito hacia familias y empresas, con el coste público que ello conlleva.
Esos más de 200.000 millones de euros, o parte de ellos en caso de que la banca privada asuma parte de las pérdidas en sus activos tóxicos, van a salir del erario público mediante financiación exterior con el pertinente pago de intereses
. Esta decisión obligará al nuevo ejecutivo a cargar este coste sobre los ciudadanos, bien con medidas impositivas o con recortes en las principales partidas presupuestarias que como todos sabemos son Sanidad, Educación y en políticas de Protección Social.
Si realmente esta decisión se lleva a cabo, no se asegura que el crédito fluya por diferentes razones, por las nuevas exigencias de la banca española a la hora de conceder créditos después de la histórica burbuja inmobiliaria y por el caramelo de invertir en la deuda pública española…
¿Por qué conceder créditos de bajo interés a empresas cuando existe la deuda pública a un interés atractivo con menos riesgos que el crédito privado dentro de una situación de crisis generalizada?.
Ello sin contar la influencia del Banco de España para que se adquiera deuda española y así asegurar la financiación del Estado.
La fórmula del “banco malo” sería apropiada si los condicionantes económicos españoles fuesen adecuados, un nivel de desempleo llevadero, contabilidad nacional sin pérdidas, señales de crecimiento económico…
Pero los principales indicadores económicos no acompañan una hipotética fluidez del crédito, que en el mejor de los casos no sería determinante ni solucionaría los principales problemas económicos que arrastra nuestro país con una pérdida de ingresos por recaudación bestial y una caída industrial más que preocupante por la escasa competitividad de la mayoría de nuestras empresas.
El “banco malo” solo pude agravar más la situación de la deuda pública española haciendo que crezca para después hacer insostenible una política de más ajustes y recortes que consolidaría la entrada de España en una fuerte recesión con pocas posibilidades de ser resuelta.
En resumen sería como decir… Pan para hoy y hambre para mañana, decisión que solo gana tiempo y no repara los problemas reales de nuestra economía.
Mi apuesta es tajante, aquel Banco privado que no puede sostener sus activos tóxicos y sus balances contables, no debe ser ayudado gratuitamente con el dinero de todos los ciudadanos, por una sencilla razón, los ciudadanos tampoco son beneficiarios de los beneficios de estos.
Un Banco no viable o quebrado por el peso de sus abusos crediticios y crecientes activos tóxicos, debe de pasar a ser intervenido por el Banco de España y pasar a ser de carácter público permanente como el ejemplo anterior del banco de Unnim o público temporalmente hasta su venta como el ejemplo de la CAM, donde el Estado inyecta dinero público para sostener la entidad y la pone en venta para después recuperar su dinero, que al fin y al cabo es el dinero de todos sus ciudadanos.
Nuestro país ya tiene líneas de financiación pública para empresas, como las líneas de financiación del Instituto de Crédito Oficial, simplemente se necesita mejorar este sistema. No necesitamos un “banco malo” que asegure los beneficios a la banca privada a costa del dinero de todos los ciudadanos.
Basta de recortes sociales y pérdida del poder adquisitivo de los ciudadanos a favor de aquellos que fomentan la especulación y roban en las despensas públicas favoreciendo a una gran parte del poder ejecutivo.
NO a nacionalizar las pérdidas de los Bancos y SI a que estos asuman su propia responsabilidad como empresas privadas que son.
Cuando una empresa no es viable quiebra, entonces el Estado asume su parte de garantía hacia los ciudadanos y garantiza con la aplicación de las leyes el cobro de los tributos pendientes.
NO a las distinciones entre Banco grande y Banco pequeño, que cada empresa asuma sus riesgos y que el poder económico no compre a los ciudadanos con su influencia ilógica sobre los políticos que nos gobiernan.
Saludos.

http://jems39.wordpress.com/2011/12/02/la-tomadura-de-pelo-de-nacionalizar-la…

Hasta los bancos se encuentran divididos ante la creación de un banco malo por los peligros que encierra

El ‘banco malo’ divide a la banca

Rajoy mantiene sus dudas sobre la vía que emplear para sanear el sistema financiero español

Artículos | 04/12/2011 – 00:00h
Uno de los asuntos a los que más tiempo ha dedicado el futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desde que ganó las elecciones ha sido el estado del sector financiero.
Más concretamente, cómo acometer su reconversión y si esta debe incluir la creación de lo que se ha dado en llamar banco malo, una entidad que con garantía o recursos públicos asuma la propiedad de los activos inmobiliarios invendibles o adjudicados a causa de la morosidad (en gran parte suelo) que ahora están en el balance de los bancos y que constituyen el principal lastre de las entidades financieras, la causa de la gran desconfianza de los inversores hacia su salud.
Es un expediente de enorme trascendencia, pues tiene consecuencias sobre las grandes claves de la política económica, las futuras emisiones de deuda y el cumplimiento de los objetivos de déficit, así como sobre la imagen pública del futuro gobierno, que no quiere ser acusado de que rescata a los bancos con dinero público mientras se ve obligado a aplicar duras políticas de ajuste.
De momento Rajoy no se ha pronunciado públicamente sobre este asunto, ni sobre ningún otro, desde que ganó las elecciones, pero las fuentes consultadas aseguran que sigue sin ver clara la propuesta del banco malo, tal como ya explicó en la recta final de la campaña electoral.
Algunos asesores económicos del futuro presidente recuerdan que es un asunto que no se puede acometer precipitadamente; en primer lugar, se debe calibrar su impacto económico, “¿50.000 o 70.000 millones de euros?, ¿cuál sería la cifra la operación?
Esta es la primera premisa que despejar”, señala uno de los consejeros.
Además, “cualquier aportación o implicación del sector público debería ir acompañada de importantes medidas de control del funcionamiento de las entidades beneficiadas, desde las remuneraciones de los ejecutivos hasta el reparto de dividendos”.
Todos los grandes banqueros españoles han explicado a Rajoy su punto de vista con posterioridad a los comicios.
Pero no todos ven las cosas de la misma manera.
De las explicaciones de unos y otros se puede deducir que Rodrigo Rato, el presidente de Bankia, es el gran abanderado del modelo más próximo a la definición canónica del banco malo.
Según su propuesta, las entidades venderían sus activos dañados al banco malo y este emitiría deuda con la garantía del Estado. En ese caso, bancos y cajas podrían acudir al BCE y utilizar esos títulos con aval como garantía para obtener liquidez.
Los defensores de la idea sostienen que, además de solventar el problema del balance bancario, serviría para darle más liquidez.
Pese a ello, de momento, parece tener pocas posibilidades de prosperar en su actual diseño.
El problema: su impacto sobre el endeudamiento público y el déficit, el gran reto que ha asumido Rajoy en sus negociaciones con Europa y, en especial, con la canciller alemana Angela Merkel.
Todo apunta a que el cumplimiento de esos objetivos llevará al nuevo gobierno a ejecutar un recorte de más de 40.000 millones el año próximo y cualquier incremento por otras vías del endeudamiento público puede comportar una penalización insostenible.
Los grandes banqueros, encabezados por Emilio Botín (Santander) y Francisco González (BBVA), son quienes más reacios se han mostrado a esas propuestas.
Se consideran los menos afectados por la morosidad inmobiliaria y además también son los que más dotaciones han realizado. Isidre Fainé (La Caixa) comparte parte de la argumentación de los dos anteriores, aunque postula una modalidad minimalista de banco malo, dedicada sólo al suelo.
En una posición intermedia se sitúa Ángel Ron (Popular), hombre próximo personalmente a Rajoy, al igual que González, los tres gallegos.
Ron defiende que el banco malo no sea obligatorio para todas las entidades y que debería concentrarse en aquellas entidades que ya han sido nacionalizadas por el FROB, el fondo del Estado, o que han recibido créditos del mismo, lo que implicaría un mayor control público sobre las entidades dejando al resto al margen.
Ron defiende que ese esquema permite diferenciar buenas y malas gestiones.
En otras posiciones se encuentran banqueros como Josep Oliu (Sabadell), a quien se considera partidario de una modalidad que no implica necesariamente la creación de un banco malo pero que permitiría que el Estado contribuyera a sanear los activos del sector.
Los bancos asumirían de entrada una pérdida, la diferencia entre el valor contable del activo y el que se considere de mercado, y, en una segunda fase, el Estado y el banco asumirían un nuevo descuento o pérdida adicional en función de las ofertas de futuros compradores.
El último en terciar públicamente en el debate ha sido el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que se ha mostrado partidario, aunque no ha definido cuál es su modalidad preferida.

CONSIDERA INADECUADA LA IDEA DEL PP DE CREAR UN BANCO MALO

Merrill Lynch recomienda la nacionalización

de la banca española en apuros

Merrill Lynch recomienda la nacionalización de la banca española en apuros

Merrill Lynch apuesta por nacionalizar los bancos españoles que estén en problemas.
Agustín Marco -   04/12/2011  (06:00h)
Ni más provisiones regulatorias, ni banco malo. La solución para solventar la profunda crisis del sistema financiero español es que el Estado inyecte capital en aquellas entidades que no son capaces de recapitalizarse por sí solas.Esa es la conclusión de un extenso informe remitido esta semana por Bank of America Merrill Lynch a sus clientes, en el que desnuda las debilidades de cada banco ante el futuro más inmediato.Bajo el título “La banca en recisión”, Sergio Gómez, uno de los analistas más prestigiosos del sector, expone la coyuntura a la que tienen que hacen frente las principales entidades españolas en 2012, así como las posibles medidas que debe de adoptar el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy.En primer lugar, el documento señala que España estará en recesión el próximo año, con una caída media del Producto Interior Bruto (PIB) del 1%.

Expone que la economía nacional se verá afectada por el descenso del crecimiento a nivel global, ya que los ligeros repuntes de este ejercicio se han producido por la vía de las exportaciones ante la debilidad del consumo doméstico.

Asimismo, el empeoramiento de la deuda soberana afectará a la pérdida de confianza de los inversores, lo que obligará a un severo ajuste fiscal para cumplir con los objetivos del déficit. Una media que supondrá una reducción adicional del balance de los bancos por sus necesidades de desapalancamiento.

Todo ello tendrá un impacto directo en las cuentas de las entidades financieras que, en opinión de BofA Merrill Lynch no han solucionado los problemas derivados de su exposición al ladrillo (178.000 millones de euros). 


Una morosidad que irá a más y que requiere una solución inmediata.

El estudio dice que la normativa regulatoria del Banco de España sobre las provisiones de la banca con respecto al sector inmobiliario y constructor  “se ha demostrado que es muy lenta para normalizar” la situación.

También indica que la idea difundida por el PP de crear un banco público  -banco malo- que aglutina todos los activos impagados del sistema no es la adecuada, puesto que impediría la necesaria consolidación del sector, distorsionaría la competencia entre las entidades y generaría problemas éticos respecto de los responsables de la banca. Además, advierte que habría dificultades para financiarlo y que sería una opción más cara para los contribuyentes.

En la opinión de BofA Merrill Lynch, la mejor opción es “proceder a una limpieza realista de los balances de cada banco, caso por caso, inyectando capital público cuando no puedan levantarlo por si mismas”.

Para ello, sostiene que el FROB, que ya ha gastado 17.500 millones para recapitalizar el sistema, debería de emitir deuda o conseguir una línea de crédito de una institución con el Fondo Monetario Internacional (FMI).


Más despidos y cierre de oficinas


BofA Merrill Lynch teme que la explosiva espiral de financiación que están empleando los bancos pagando altos depósitos por la imposibilidad de conseguir fondos en los mercados mayoristas continuará, lo cual deteriorará más su balance al meter más presión a los márgenes.

Por ello, aunque prevé que continúe el proceso de consolidación del sector, considera que lo más necesario es que las entidades se esfuercen en reducir aún más sus costes, con el cierre del 20% de sus oficinas y el despido del 17% de sus servicios centrales.

El banco de inversión tiene dudas de cómo y cuándo podrán las cajas que han recibido ayudas públicas devolver el dinero del FROB, lo cual provocará nuevas fusiones o absorciones en el sector.

Por último, como también tiene dudas sobre la salud de las cuentas del Estado, prevé que el FROB venda algunas de sus participaciones financieras –tiene más del 90% de CatalunyaCaixa, Unimm y Novagalica, entre otras- a lo largo del próximo año a inversores privados.

CONTRATTACANDO LAS MENTIRAS SOBRE LA CRISIS DE LA DEUDA Y DEL EURO

9 Diciembre 2011 | Categorías: ATTAC MadridNacionalOpinión
CONTRATTACANDO LAS MENTIRAS SOBRE LA CRISIS DE LA DEUDA Y DEL EURO JUEVES, 15 DE DICIEMBRE DE 2011. 19:00 HORAS CIRCULO DE BELLAS ARTES. SALA Ramón Gómez de la Serna C/ ALCALÁ, 42. (METRO BANCO DE ESPAÑA)

JUEVES, 15 DE DICIEMBRE DE 2011. 19:00 HORAS
CIRCULO DE BELLAS ARTES. SALA Ramón Gómez de la Serna
C/ ALCALÁ, 42. (METRO BANCO DE ESPAÑA)

Los medios de comunicación se llenaron durante los primeros días de diciembre de titulares y crónicas cargadas de optimismo.

El País del día 1 titulaba a 4 columnas: “Los seis grandes bancos centrales intervienen para frenar la recaída”.

Y explica en el texto: “metieron un manguerazo de dinero en el sistema financiero para evitar que alguna entidad se quede seca”. 

 Consecuencia: euforia en las bolsas, y descenso de las primas de riesgo.

NO TE DEJES ENGAÑAR.

 

Más dinero para los bancos. Pero, ¿A nosotros, a la ciudadanía, qué?

El Mundo del día 2, titulaba en su página 33: “Las ayudas a la banca alcanzan ya los 1,6 billones”. 

Esto sólo en la Unión Europea. Préstamos a un ridículo interés del 1%.

Ahora, más madera, más dólares para la pobrecita banca. ¿Y a nosotros, a la ciudadanía, qué? En el texto encabezado por este titular se puede leer:

“La cifra contrasta con la disminución de la inversión en la economía real, que ha sufrido una reducción de aportaciones públicas por valor de 11.700 millones de euros en 2010 debido a las restricciones en los presupuestos nacionales de los Estados miembros”.

Cierto que la prima de riesgo ha bajo unas centésimas, y qué los intereses de la última emisión de deuda del Estado Español también son menores. Es la reacción inmediata de “los mercados” a esta inyección de liquidez.

Igual que en aportaciones anteriores de dinero público. Unas aportaciones por las que tienen que pagar, repito, un 1%, y que han dedicado a comprar deuda con un interés que, en el caso español, ha llegado al 7%.

Conclusión: “los mercados” y sus portavoces, políticos y medios de comunicación, nos engañan. La mejoría provocada por esta medicina es momentánea.

Pasados los primeros días, la enfermedad se manifiesta con más gravedad. Y los enfermos somos nosotros, la ciudadanía que no especula.

Quieren engañarnos: el euro seguirá en peligro, y nuestros impuestos serán empleados, prioritariamente, para pagar la deuda y sus altos intereses. No te dejes.

Sobre estos engaños reflexionarán en público los miembros de Attac Soledad Sánchez, Lourdes Lucía, Eduardo Jiménez y Carlos Cuesta. Tras sus intervenciones se abrirá un debate, que moderará la periodista y escritora Rosa María Artal, miembro del Comité de Apoyo de Attac.

Infórmate y actúa. Haz lo posible por acudir.

CONTRATTACANDO LAS MENTIRAS SOBRE LA CRISIS DE LA DEUDA Y DEL EURO

JUEVES, 15 DE DICIEMBRE DE 2011. 19:00 HORAS

CIRCULO DE BELLAS ARTES. SALA Ramón Gómez de la Serna

C/ ALCALÁ, 42. (METRO BANCO DE ESPAÑA)

ATTAC

PASALO Bank of America pagará 315 millones a un fondo de pensiones que perdió casi todo por las hipotecas basura


ACUERDO PENDIENTE DE APROBACIÓN

Bank of America pagará 315 millones por las hipotecas basura

La entidad pretende cerrar así una demanda en contra de Merrill Lynch, banco de inversión que adquirió durante la crisis
07.12.11 -

EFE | NUEVA YORK
Bank of America ha acordado pagar 315 millones de dólares para cerrar una demanda en contra de Merrill Lynch, banco de inversión que adquirió durante la crisis, relacionada con la comercialización de bonos respaldados por hipotecas basura.
Según el acuerdo, que se puede ver en los registros electrónicos del sistema judicial estadounidense, la entidad financiera ha pactado pagar esa suma a los demandantes, un grupo de inversores liderados por el Sistema de Jubilación de los Empleados Públicos de Misisipi, un fondo de pensiones.
Pese al acuerdo, que requiere de la aprobación del juez Jed Rakoff en el Tribunal del Distrito de Manhattan, la entidad financiera no admite que Merrill Lynch comercializase bonos respaldados por hipotecas de baja calidad, como le acusó este grupo de inversores.
En concreto, los demandantes afirmaron que perdieron miles de millones de dólares debido a que Merrill Lynch les engañó sobre el riesgo que entrañaba invertir en títulos respaldados por hipotecas entre 2006 y 2007, antes de que Bank of America adquiriese ese banco de inversión.
Caída de las acciones
El acuerdo da muestra de cómo ese banco continúa lidiando con los problemas derivados de los préstamos basura, en gran parte heredados por su compra de la hipotecaria Countrywide Financial tras el colapso de Lehman Brothers.
Bank of America, que recientemente ha perdido el puesto de mayor banco de Estados Unidos, con el que se ha hecho JPMorgan Chase, ha llegado a acuerdos similares con inversores por su papel en la crisis hipotecaria de 2008 que ascienden en total a 12.700 millones de dólares tan solo en la primera mitad de este año, según cálculos del diario ‘The Wall Street Journal’.
El pacto alcanzado con el grupo de inversores liderado por el Sistema de Jubilación de los Empleados Públicos de Misisipi afronta ahora el proceso de aprobación del juez Rakoff, quien hace solo una semana rechazó un millonario acuerdo entre Citigroup y las autoridades reguladoras de EE UU para poner fin a la investigación por su papel en la crisis hipotecaria.
El juez fijó el inicio del juicio contra Citigroup para el 16 julio de 2012 y aseguró entonces que los estadounidenses tienen un “gran interés” en conocer cómo se manejan las cosas en los mercados financieros.
Una hora y media antes del cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York (NYSE), las acciones de Bank of America -uno de los 30 integrantes del índice Dow Jones de Industriales- retrocedían el 0,35% para cambiarse por 5,77 dólares. Desde enero se han desplomado el 56,78%.

Los derivados, el Banco Central Europeo y el ISDA: la red capitalista que domina al mundo


ESCRITO POR ALFREDO ZAIAT*. LQSOMOS. DICIEMBRE 2011

E-mailImprimirPDF

Joseph Stiglitz afirmó que el International Swaps and Derivatives Association (ISDA) influye en forma determinante en las decisiones del Banco Central Europeo.

En una conferencia, bajo la convocatoria “¿Puede el capitalismo ser salvado de sí mismo?”, organizada por el Instituto de Estudios Económicos de Galicia Pedro Barrié de la Maza, el Premio Nobel de Economía no construyó una teoría conspirativa sino que describió cómo intervienen los intereses del poder financiero en la actual crisis en Estados Unidos y Europa.

Stiglitz explicó que en el Banco Central Europeo las medidas son inducidas por integrantes del ISDA.

“Es inaceptable que se confíe la toma de decisiones a un grupo determinado de particulares, sobre todo a este grupo”, sentenció. Esa organización reúne las entidades que operan en el mercado de derivados, instrumentos financieros sofisticados y muy especulativos.

Fue constituida en 1985, y hoy cuenta con 834 instituciones miembro de 57 países en seis continentes.

Entre los participantes se encuentra la mayoría de las entidades financieras más grandes del mundo, además de gestores de activos, empresas de energía y materias primas, aseguradoras, bufetes de abogados y Bolsas.

No pocos analistas consideran que la expansión de los derivados es una de las principales causas de la debacle de las potencias y de la dificultad para superar la crisis.

En Estados Unidos, en el segundo trimestre de 2008, cuando quebró el banco de inversión Lehman Brothers precipitando una situación de estrés financiero global que aún perdura, según un estudio realizado por el Bank for International Settlements (BIS, el banco central de las bancas centrales), los derivados sumaban 182 billones de dólares, equivalentes a 12 veces el PIB de ese país.

A nivel global la suma es impactante: 684 billones de dólares, once veces el PIB mundial de 63 billones en 2010, según el Banco Mundial.

Semejante monto explica el poder del ISDA para influir sobre gobiernos, orientar medidas de entes de regulación de los mercados y dejar al descubierto la debilidad del liderazgo político de las potencias económicas.

El aspecto peculiar de la actual fase del capitalismo global es que la influencia determinante de ese grupo de poder es por un negocio financiero de sumas de dinero extravagantes que no existen.

Ese dinero no tienen materialidad en billetes. Son derivados.

¿Qué son esos instrumentos financieros?

A grandes rasgos, son acuerdos que se negocian entre las partes sobre variaciones de precios relacionadas a un activo subyacente, es decir “derivan” del valor de otro activo.

O sea, el inversor no compra activos como acciones o bonos de una empresa, materias primas como petróleo o soja, o créditos hipotecarios otorgados por bancos.

Adquiere uno que refleja la variación de precios que pueda haber del petróleo o de acciones, por ejemplo, y que no tiene representación física, sino que sólo se registran contablemente como una operación electrónica.

Son transacciones virtuales. Es un estadio superior del éxtasis de la especulación.

El Banco Morgan Stanley calculó que la capitalización en acciones (es decir, el valor del stock de papeles empresarios) en todo el mundo era de 37 billones de dólares en 1990, monto que creció hasta 51 billones en 2006.

A la vez, el valor nominal de los derivados financieros en 1990 era de 5,7 billones de dólares, mientras que a finales del 2006 era de 415 billones de dólares.

El valor en derivados alcanzó ocho veces más que la capitalización de acciones, mientras que en 1990 la relación era casi inversa cuando el valor de las acciones era 6,5 más grandes que los derivados.

Para los protagonistas de este negocio se trata de innovaciones financieras, creadas para que operadores y grandes empresas tengan un instrumento para la gestión de riesgo, al sostener que así cubren sus inversiones en diferentes activos con sus derivados.

Dicen que lo hacen con bajos costos de intermediación: la negociación de este tipo de productos es bilateral en el denominado Over The Counter, es decir, que no se transan en un mercado organizado abierto con reglas determinadas (Bolsas).

Esto permite jugar casi sin límites, fuera del alcance de los órganos de regulación del sistema formal, facilitando un apalancamiento importante. Esto significa que con poco capital se pueden realizar grandes inversiones y tener rendimientos más abultados sobre el pequeño capital inicial.

El riesgo que se asume se encuentra en la eventualidad de una evolución desfavorable del precio del activo utilizado para construir el “derivado”. Cuando bajan las cotizaciones, la inversión registra pérdidas mayores al capital comprometido, entonces se debe aportar mayor cantidad de dinero líquido para cubrir esas pérdidas del margen sufridas.

Como los derivados tienen una fluctuación más volátil que el activo principal (subyacente), en contextos de crisis casi todos los protagonistas del mercado tienen problemas de capital. Por ese motivo, las bancas centrales no saben cuál es el monto potencial de las pérdidas de los bancos.

En ese barril sin fondo, se van renovando e incrementando los fondos de asistencia oficial para salvarlos y para que no se obture el circuito del crédito a empresas, al consumo y entre bancos.

Desde el estallido de la crisis en septiembre de 2008 ha habido varios rescates globales millonarios, como el acuerdo de las bancas centrales de las potencias anunciado esta semana.

Durante décadas, el titular del Citibank era la figura-símbolo de la banca internacional y representante del lobbyde los intereses del mundo financiero. John Reed, del Citi, fue durante los ’90 un actor relevante de las finanzas globales, y detrás se ubicaban los bancos de inversión Merrill Lynch, Goldmand Sachs, entre otros.

Antes, fue el Chase Manhattan con los Rockefeller, y siempre el JP Morgan.

¿Quiénes son las figuras mundiales del negocio de derivados agrupados en ISDA señaladas por Stiglitz?

Su presidente entre 1988 y 1992 fue Mark C. Brickell, del JP Morgan, quien contribuyó de manera sustancial a impedir que el Congreso de los Estados Unidos apruebe leyes de regulación de los productos derivados.

Hoy su presidente es Stephen O’Connor, del Morgan Stanley, y su vice es Michele Faissola, del Deutsche Bank.

Pero el control del ISDA es del director ejecutivo de la institución, ejercido por Conrad Voldstad, quien comenzó su carrera en JP Morgan, luego pasó a Merrill Lynch hasta crear una compañía financiera dedicada a derivados, Arlington Colina Investment Management.

El vicepresidente ejecutivo es Robert G. Pickel, que trabajó en Amerada Hess Corporation, una compañía internacional de petróleo y gas, entre 1991 y 1997.

El director general adjunto es George Handjinicolaou, quien se desempeñó en varias instituciones financieras globales, incluyendo Dresdner Kleinwort Benson, Union Bank of Suiza, el Banco Mundial, Merrill Lynch y Bank of America.

Fue fundador y socio director de Etolian Capital Management, en la que ofreció servicios de consultoría a las empresas de gestión de activos relacionados con derivados municipales y derivados de crédito en dificultades. Pickel reemplazará a Voldstad, que pasará a ser asesor principal, a partir del 1º de enero de 2012.

Al anunciar el paso de mando afirmó que “ISDA tiene una historia increíble de trabajar en favor de los mercados de derivados OTC y sus contribuciones son inigualables entre las asociaciones de comercio a nivel mundial”. “Estoy encantado de pasar a colaborar con Bob Pickel para abordar las cuestiones clave que enfrentan nuestros mercados.

Hemos dado pasos importantes con claridad y estoy seguro de que Bob es la persona adecuada para llevar adelante la Asociación hacia sus objetivos clave”, señaló Voldstad, quien sabe cuál es la tarea que su reemplazante tiene por delante.

Pickel ha sido una figura muy visible en los debates para regular los derivados OTC, también ha sido un activo participante en testimonios ante el Congreso de Estados Unidos y encabeza las conversaciones con los organismos reguladores de Europa y Asia.

Ellos son las personas a las que se refería Stiglitz.

Publicado en el diario “Página 12”

azaiat@pagina12.com.ar

“Un super-corporación controla la economía mundial” … y podría colapsar

OCTUBRE 19, 2011 POR DIRECTORIO DE NOTICIAS 0 COMMENTS { EDITAR }

Rate This

 

“Un super-corporación controla

la economía mundial” …

y podría ser terriblemente inestable

Por ROB WAUGH

Un estudio de la Universidad de Zurich “prueba” de que un pequeño grupo de empresas – principalmente bancos – ejerce un poder enorme sobre la economía global, sin embargo, la estrecha relación que mantienen hace que la red pueda ser vulnerable a un colapso.

El estudio es el primero en observar todas las empresas transnacionales (43.060) y la web de la propiedad entre ellos ademas ha creado un “mapa” con 1.318 empresas en el corazón de la economía global.

Última actualización a las 8:25 PM en 19 de octubre 2011

Un estudio de la Universidad de Zurich “prueba” de que un pequeño grupo de empresas – principalmente bancos – ejerce un poder enorme sobre la economía global.

El estudio es el primero en observar todas las 43.060 empresas transnacionales y la web de la propiedad entre ellos – y ha creado un “mapa” de 1.318 empresas en el corazón de la economía global.

El estudio encontró que 147 empresas forman una “entidad super ‘dentro de este, controlando el 40 por ciento de su riqueza.

Todos propia parte o la totalidad de los otros. La mayoría son bancos – los 20 primeros incluye Barclays y Goldman Sachs.

Sin embargo, la estrecha relación que significa que la red podría ser vulnerable al colapso.

El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía globalizada - Conexiones de mostrar la propiedad parcial de uno al otro, y el tamaño de los círculos corresponde a los ingresos. De las propias empresas a través de las acciones de la mayoría de la economía "real"El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía globalizada- Conexiones de mostrar la propiedad parcial de uno al otro, y el tamaño de los círculos corresponde a los ingresos. De las propias empresas a través de las acciones de la mayoría de la economía “real”

“En efecto, menos del uno por ciento de las empresas fueron capaces de controlar el 40 por ciento de toda la red”, dice James Glattfelder, un teórico de los sistemas complejos en el Instituto Federal Suizo en Zurich, quien co-escribió la investigación, que se publicado en la revista PLoS ONE.

Algunos de los supuestos del estudio han sido objeto de críticas – tales como la idea de que la propiedad es igual a control.

Sin embargo, los investigadores suizos no tienen un interés personal: se limitó a aplicar los modelos matemáticos suelen utilizar para modelar sistemas naturales a la economía mundial, utilizando los datos de Orbis 2007, una base de datos con 37 millones las empresas y los inversores.

<img title=”The 1318 transnational corporations that form the core of the economy. Superconnected companies are red, very connected companies are yellow. The size of the dot represents revenue (Image: PLoS One)” src=”http://www.newscientist.com/data/images/ns/cms/mg21228354.500/mg21228354.500-3_600.jpg” alt=”The 1318 transnational corporations that form the core of the economy. Superconnected companies are red, very connected companies are yellow. The size of the dot represents revenue (Image: PLoS One)” width=”300″ />

El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía. Superconnected empresas son de color rojo, las empresas son de color amarillo muy conectados. El tamaño del punto representa los ingresos (Imagen: PLoS One)

Una imagen más

Economistas como John Driffil de la Universidad de Londres, un experto en macroeconomía, dijo a New Scientist que el valor de su estudio no era para ver que controlaban la economía global, pero las conexiones estrechas entre las compañías más grandes del mundo.

El colapso del 2008 mostró que este tipo de redes muy unido puede ser inestable.

“Si una empresa sufre angustia,” Glattfelder dice: ‘Esta se propaga.

Protesta contra el capitalismo global fuera de la catedral de San Pablo, en Londres: Pero parece poco probable que las 147 corporaciones en el corazón de la economía mundial podría ejercer un poder político real - que representan los intereses de muchosProtesta contra el capitalismo global fuera de la catedral de San Pablo, en Londres: Pero parece poco probable que las 147 corporaciones en el corazón de la economía mundial podría ejercer un poder político real – que representan los intereses de muchos

La investigación requiere más análisis, pero que podría ser utilizado para buscar los puntos débiles de la red de la riqueza mundial, y evitar un desastre financiero en el futuro.

En cuanto a ‘conexión’ también pone fin a las teorías de conspiración sobre la riqueza del mundo – las empresas se conectan a las empresas altamente conectada por razones de negocios, en lugar de la dominación del mundo.

El “núcleo” de 147 empresas también representa los intereses de muchos que ejercen un poder político real – pero podría actuar “como un ‘para defender los intereses comunes. Lamentablemente para los reformadores de mercado, la resistencia al cambio puede ser un interés común tales.

Clic aquí para leer más.

Read more: http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2051008/Study-shows-super-corporation-pulls-strings-global-economy.html#ixzz1bGv8lWpN

Reveló – la red capitalista que domina al mundo

Mientras las protestas contra el poder financiero de barrer el mundo esta semana, la ciencia puede haber confirmado que los manifestantes “peores temores.

Un análisis de las relaciones entre las 43.000 empresas transnacionales ha identificado un grupo relativamente pequeño de empresas, principalmente bancos, con un poder desproporcionado sobre la economía global.

Supuestos del estudio han atraído algunas críticas, pero los analistas de sistemas complejos contactados por New Scientist dice que es un esfuerzo clave para desentrañar el control de la economía mundial. Al pulsar el análisis, dicen, podría ayudar a identificar formas de hacer el capitalismo global más estable.

La idea de que unos pocos banqueros controlan una gran parte de la economía mundial no parece ser noticia a Nueva York, Wall Street Ocupar el movimiento y los manifestantes en otros lugares.

Pero el estudio, por un trío de los teóricos de sistemas complejos en el Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich, es el primero en ir más allá de la ideología para identificar empíricamente como una red de poder.

Que combina las matemáticas utilizado durante mucho tiempo el modelo de los sistemas naturales con amplia información corporativa a la propiedad de mapa entre las empresas transnacionales del mundo (ETN).

“La realidad es tan compleja, que debe alejarse del dogma, si se trata de teorías de conspiración o de libre mercado”, dice James Glattfelder . ”Nuestro análisis es basado en la realidad.”

Estudios previos han encontrado que unas pocas transnacionales propios grandes porciones de la economía mundial, pero entre ellos sólo un número limitado de empresas y omite PARTICIPACIONES indirectos, por lo que no podía decir cómo esto afectó a la economía mundial – ya lo hizo más o menos estable, por ejemplo.

El equipo de Zurich puede. De Orbis 2007 , una base de datos con 37 millones empresas e inversores en todo el mundo, que sacó todas las 43.060 empresas transnacionales y la PARTICIPACIONES compartir une.

Luego se construyó un modelo de que las empresas controladas a través de las redes de otros accionistas, junto con los ingresos de explotación de cada empresa, para cartografiar la estructura del poder económico.

La obra, que será publicado en PloS One, reveló un núcleo de 1.318 empresas con las pertenencias de enclavamiento (véase la imagen). Cada uno de los 1318 tenía vínculos con dos o más empresas, y en promedio se conecta a 20.

Es más, a pesar de que representaban el 20 por ciento de los ingresos de explotación global, el 1318 parece propia colectivamente a través de su participación en la mayoría de los chips azul grande del mundo y las empresas de fabricación – la economía “real” – que representa un 60 por ciento de los ingresos mundiales .

Cuando el equipo más desenredar la telaraña de la propiedad, se encuentra gran parte de ella seguir de nuevo a un “super-entidad” de 147 empresas más firmemente unida – todos los de su propiedad estaba en manos de otros miembros de la entidad super– que controlaban el 40 por ciento de la riqueza total en la red.

“En efecto, menos del 1 por ciento de las empresas fueron capaces de controlar el 40 por ciento de toda la red”, dice Glattfelder.

La mayoría eran entidades financieras. El top 20 incluye Barclays Bank, JPMorgan Chase & Co, y The Goldman Sachs Group.

John Driffill de la Universidad de Londres, un experto en macroeconomía, dice que el valor del análisis no es sólo para ver si un pequeño número de personas que controla la economía global, sino más bien sus ideas sobre la estabilidad económica.

La concentración del poder no es bueno ni malo en sí mismo, dice que el equipo de Zurich, pero las interconexiones apretado del núcleo podría ser.

A medida que el mundo se enteró en 2008, este tipo de redes son inestables .”Si [la empresa] sufre angustia”, dice Glattfelder “, este se propaga.”

“Es desconcertante ver cómo las cosas realmente están conectados”, coincide George Sugihara, del Instituto Scripps de Oceanografía en La Jolla, California, un experto en sistemas complejos que ha asesorado a Deutsche Bank.

Yaneer Bar-Yam, jefe de la Nueva Inglaterra, Instituto de Sistemas Complejos (NECSI), advierte que el análisis supone la propiedad equivale a control, que no siempre es cierto.

La mayoría de acciones de la compañía están en manos de gestores de fondos que puede o no puede controlar lo que las empresas que parte-propia en realidad.

El impacto de esto en el comportamiento del sistema, dice, requiere más análisis.

Fundamentalmente, mediante la identificación de la arquitectura del poder económico global, el análisis podría ayudar a que sea más estable. Mediante la búsqueda de los aspectos vulnerables del sistema, los economistas pueden sugerir medidas para evitar colapsos futuros difusión a través de toda la economía.

Glattfelder dice que podemos necesidad global de defensa de la normativa, que ahora sólo existen a nivel nacional, para limitar el exceso de conexión entre las empresas transnacionales. Bar-Yam, dice el análisis sugiere una posible solución: las empresas deben pagar impuestos por la interconectividad para desalentar el exceso de este riesgo.

Una cosa que no concuerdan con algunas de las reivindicaciones de los manifestantes: la entidad super-es poco probable que sea el resultado intencional de una conspiración para dominar el mundo. ”Estas estructuras son comunes en la naturaleza”, dice Sugihara.

Los recién llegados a cualquier red se conectan preferentemente a los miembros de la alta conectividad. Las empresas transnacionales comprar acciones de los demás por razones de negocios, no para dominar el mundo.

Si grupos de conexión, también lo hace la riqueza, dice Dan Braha de NECSI: en modelos similares, el dinero fluye hacia los miembros más conectado.

El estudio de Zurich, según Sugihara, “es una fuerte evidencia de que las reglas simples que rigen las empresas transnacionales dan lugar espontáneamente a grupos muy conectado”.

O como Braha dice: “El Ocupar la calle Muro de reclamación que el 1 por ciento de las personas tienen la mayoría de la riqueza refleja una fase lógica de la economía de auto-organización.”

Por lo tanto, la entidad super-no puede ser consecuencia de una conspiración.

La verdadera pregunta, dice que el equipo de Zurich, es si se puede ejercer el poder político concertado. Driffill siente 147 es demasiado para sostener la colusión.

Braha sospecha que va a competir en el mercado, sino que actúan juntos en intereses comunes. Resistirse a los cambios en la estructura de la red puede ser un interés común tales.

El top 50 de las 147 empresas superconnected

1. Barclays plc
2. Capital Group Companies Inc
3. FMR Corp.
4. AXA
5. State Street Corporation
6. JP Morgan Chase & Co
7. Legal & General Group plc
8. Vanguard Group Inc
9. UBS AG
10. Merrill Lynch & Co Inc
11. Wellington Management Co. LLP
12. Deutsche Bank AG
13. Franklin Resources Inc
14. Credit Suisse Group
15. Walton Enterprises LLC
16. Bank of New York Mellon Corp
17. Natixis
18. Goldman Sachs Group Inc
19. T Rowe Price Group Inc
20. Legg Mason Inc
21. Morgan Stanley
22. Mitsubishi UFJ Financial Group Inc
23. Northern Trust Corporation
24. Société Générale
25. Bank of America Corporation
26. Lloyds TSB Group plc
27. Invesco plc
28. Allianz SE 29. TIAA
30. Old Mutual Sociedad Anónima
31. Aviva plc
32. Schroders plc
33. Dodge & Cox
34. Lehman Brothers Holdings Inc *
35. Sun Life Financial Inc
36. Standard Life plc
37. CNCE
38. Nomura Holdings Inc
39. The Depository Trust Company
40. Massachusetts Mutual Life Insurance
41. ING Groep NV
42. Brandes Investment Partners LP
43. Unicredito Italiano SpA
44. Deposit Insurance Corporation de Japón
45. Vereniging Aegon
46. BNP Paribas
47. Los administradores afiliados Group Inc
48. Resona Holdings Inc
49. Capital Group International Inc.
50. China Petrochemical Group Company

* Lehman aún existían en el conjunto de datos utilizados 2007

Gráfico: El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía

(Datos: PLoS One)

COMENTARIOS

#16   Muy interesante pero el titular muy sensacionalista.
Por lo menos yo no deduzco eso de la lectura del artículo y del gráfico.
El artículo no habla de que se haya descubierto una megacorporación en la sombra gobernada por un pequeño número de personas.
Que puede que así sea, ojo, tiene sentido, pero no es una conclusión no subjetiva que se desprenda del estudio. De lo que se habla, entiendo yo, es de que debido a la “superconexión” entre las compañías enumeradas en #5
(la mayoría tienen acciones de la mayoría de las demás y viceversa)
y la cantidad de conexiones a su vez con otras compañías de la periferia, en caso de caer uno de esos nodos superconectados, por efecto dominó, el sistema entero correría serio peligro de colapso, por tanto, a efectos de vulnerabilidad se comportarían todas esas compañías como un clúster o “megacompañía” unitaria.
Pero ciertamente no tiene porqué estar gobernada como una sola compañía, o sí, yo qué sé, pero eso no se desprende del estudio.
 por ptm56
El mundo no perdería nada si colapsara esta corporación. Colapasados ya andan millones de personas en el mundo por culpa de sus manejos luego no hay nada que se pueda perder. Mas bien se podría ganar la posibilidad de un cambio real y posible para que el mundo sea mas justo e igualitario.
                                                            ARMAK de ODELOT

Estudio empírico revela la red capitalista que domina al mundo

avatarMarco Antonio Moreno  21 de octubre de 2011 | 07:00

Piramide Capitalista

Un estudio realizado por tres científicos de la Universidad de Zurich y difundido por NewScientist, ha demostrado en forma empírica que un pequeño grupo de empresas, encabezados por los grandes bancos, ejercen un poder desmedido y hegemónico sobre la economía global.

Esto confirma los temores del mercado ante un eventual colapso masivo del sistema financiero frente a la abierta volatilidad que estamos viviendo actualmente.

El estudio es el primero en observar a las 43.000 empresas transnacionales, y los tres científicos del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zurich, crearon una red de 1.318 empresas en el corazón de la economía global, encontrando que 147 empresas (menos del 1%) forman una macroentidad que controla el 40 por ciento de la riqueza mundial.

En la punta de esta pirámide se encuentran los principales bancos: Barclays, JP Morgan, Bank of America, UBS, AXA, Goldman Sachs y Deutsche Bank, entre otros. La estrecha relación que hay entre ellos los hace plenamente vulnerables ante un colapso.

La idea de que unos pocos banqueros controlan gran parte de la economìa mundial siempre ha sido objeto de críticas por considerarla una idea “conspiranoica”.

Sin embargo, este estudio realizado por los científicos Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battistones, teóricos de sistemas complejos, es el primero en ir más allá de la ideología para identificar detalladamente la relación de poder.

Los investigadores trabajaron con una base de datos de 37 millones de empresas de todo el mundo y buscaron las interconexiones entre ellas obteniendo las 43.000 transnacionales que las unían.

Luego desarrollaron un modelo para estudiar la participación de las redes de accionistas que unían a estas transnacionales y llegaron a determinar un núcleo con 1.318 empresas (ver imagen), que representan el 60% de los ingresos mundiales.

En su proceso de desenredar aún más la telaraña de esta red, encontraron un “súper nucleo” de 147 empresas estrechamente unidos que son los que controlan el 40% de la economía mundial.

La gran mayoría de estas empresas son entidades financieras de Estados Unidos y el Reino Unido. ¿Comprende ahora el nerviosismo de los mercados y de las agencias de calificación ante las actuales turbulencias financieras?

El trío de científicos destaca que en su análisis no hay un juicio acerca de si la concentración del poder económico es buena o mala.

Sin embargo en un entorno de fuerte inestabilidad, la concentración a estos niveles hace que el pánico se propague con mayor intensidad, y que se amplifiquen los efectos de una economía enferma.

Via | New ScientistTendencias 21Daily Mail
Imagen | Believe Creative

FUENTE BLOGSALMON
TAGS: Sistema financieroCrisis financieraRed capitalista 

La élite social en el capitalismo

BY ALBERTO GARZÓN ESPINOSA ⋅ JUNE 8, 2010 ⋅
SOBRE ESTOS TEMAS:

Una gran empresa está formada por tres tipos generales de invididuos. A saber, los trabajadores, los directivos y los propietarios.

Los trabajadores son los que están en la base de la empresa, y reciben un sueldo establecido de antemano o, a lo sumo, dependiente del ciclo de operaciones productivas (como en el caso de las comisiones); los directivos son los que toman las decisiones y los que forman, en gran medida, los consejos de administración, y su cometido actual es hacer de puente entre las decisiones básicas que toman las empresas y los intereses de los propietarios; y los últimos, los propietarios, son en las empresas cotizadas los accionistas, y pueden ser individuos o entidades impersonales como los fondos de inversión colectiva.

El papel crucial reside, a efectos de lo que aquí quiero ilustrar, en los directivos. Son, en sentido estricto, los verdaderos mandamás de las empresas. Toman todas las decisiones importantes y son los responsables de moverse políticamente para influir, en beneficio de la empresa, en el entorno institucional.

Decisiones tan básicas sobre cuánto se ha de invertir, dónde se ha de hacer, cuánto beneficio se distribuirá entre los accionistas, cuánto beneficio se quedará en el seno de la empresa y hasta cómo y cuándo se ha de reestructurar laboralmente una empresa son parte de sus funciones.

En el incipiente capitalismo del siglo XIX estas funciones estaban adosadas a la figura del propietario, quien adelantaba el capital necesario para invertir y se mantenía en el timón de la empresa por largo tiempo.

A lo largo del desarrollo del capitalismo todo esto fue cambiando y hoy esa figura del capitalista activo ya es completamente residual, primando la división de poder descrita más arriba.

Uno podría pensar, si se mantiene en el marco de la teoría, que los individuos que forman esos consejos de administración son los mejores trabajadores de la empresa, aquellos que tienen mejores aptitudes y una excelente visión estratégica.

La realidad, sin embargo, dista mucho de ser esa. Los consejos de administración son hoy formados por individuos con recursos, pero no de tipo cultural sino de algo que en teoría de la empresa llaman, en sentido amplio, capital relacional.

Ese palabro hace referencia al “valor” que una persona cualquiera tiene por su capacidad para aportar a cualquier proyecto -empresarial- una determina cantidad y calidad de contactos políticos y empresariales.

Así, existe un mercado para la compra de este tipo de “directivos”. Y como son sujetos muy codiciados, el precio es alto.

La procedencia de la mayoría de estas grandes estrellas es el mundo político.

Ahí tenemos al ex presidente español Jose María Aznar siendo consejero de News Corporation, el entramado financiero de Murdoch y propietario de una lista casi sin fin de medios de comunicación, los ex ministros populares Rodrigo Rato, Abel Matutes o Isabel Tocino que lo son en el Banco Santander, el ex primer ministro británico Tony Blair que recaló en el gran banco JPMorgan, el ex presidente del PP catalán Joseph Piqué que está en Vueling, el también ex ministro popular Eduardo Zaplana que está en Telefónica, el ex presidente alemán Gerhard Schröder que está en la multinacional rusa GazProm, etc.

Además, estas grandes empresas son ya enormes conglomerados financieros u holdings, es decir, instituciones financieras creadas para detentar la propiedad de múltiples empresas distintas que operan en sectores muy distintos también.

Es el caso paradigmático del grupo Carlyle, que es propietario de más de 900 empresas en sectores como la seguridad privada, la aviación, los medios de comunicación, la informática, la biotecnología, las empresas farmacéuticas, y un largo etcetera que puede consultarse libremente en su web.

En este caso entre sus directivos y consejeros se encuentran ex presidentes de bancos centrales, de la SEC estadounidense, de instituciones de regulación financiera de todo el mundo, de instituciones como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, etc.

Pero no se podrían enumerar todas las pruebas empíricas aquí. E

n todo caso, baste saber que la última noticia de este tipo ha sido el fichaje de la esposa del recién nombrado viceprimer ministro británico Nick Clegg, por parte de Acciona.

Un gran capital relacional adquirido para la empresa española, sobre todo si sus estrategias de inversión apuntan al Reino Unido.

El profesor Santos Castroviejo hizo un extraordinario trabajo de recopilación de información sobre los consejeros de administración de las empresa cotizadas en la bolsa española.

Utilizando grafos pudo establecer gráficamente las redes sociales de las empresas españolas y es que, como es lógico en un mercado de este tipo, cualquier persona puede ser consejera de dos o más empresas al mismo tiempo.

El gráfico siguiente es el ejemplo de Unión Fenosa.

Los puntos amarillos en el gráfico son los consejeros de Unión Fenosa en 2008, y los puntos verdes son otras empresas ajenas a Unión Fenosa pero de las cuales cada punto amarillo es también consejero. Es evidente que las relaciones son estrechas.

La conclusión del estudio fue aplastante.

Había en 2008 “1400 personas –un 0.035% de la población- que controla decisivamente el recurso económico fundamental a nuestro juicio, las organizaciones esenciales de la economía, y una capitalización de 789.759 millones de euros, equivalente al 80.5% del PIB” de España.

Por eso es perfectamente conveniente hablar de élite social en el capitalismo.

Son estas personas las que utilizan sus contactos en la administración pública, en otras empresas privadas, en empresas públicas, en las instituciones reguladoras, conformando un amplísimo lobby que, por otra parte, está muy bien pagado.

El gráfico que acompaña está obtenido de un muy reciente estudio sobre las remuneraciones a los CEO (los altos ejecutivos), y no deja lugar a dudas.

Suelo decir que todo esto a mí me parece una versión sutil de la estructura social feudal, ya ni siquiera capitalista.

Y es que toda esta historia tiene, cómo no, su otra cara de la moneda.

Esta otra cara son los millones de trabajadores que se desloman trabajando a cambio de sueldos miserables, protegidos por la quimera del endeudamiento ad nauseam que opera únicamente en contextos de explosión financiera, y a cuyos hijos se les tranquiliza mediante largas promesas de buena remuneración en caso de obtener una excelente cualificación personal.

Así tenemos un país lleno de estudiantes con incluso varias carreras y varios másteres, hablando idiomas y ganando, cuando tienen suerte de poder trabajar, menos de mil euros y bajo la amenaza permanente de despido a modo de espada de damocles.

Un engaño que no puede durar indefinidamente.

Artículos relacionados en Pijus Economicus:

  1. La desigualdad en Estados Unidos en términos de clase social
  2. La supuesta moralidad del capitalismo
  3. Las clases sociales en el capitalismo moderno
  4. Desigualdad y libre mercado
  5. Gestión privada contra gestión democrática
  6. La dimensión ecológica de la existencia social
  7. Introducción al modelo de Bhaduri y Marglin
  8. 15-N: No buscan refundar el capitalismo sino fortalecerlo. ¡Salgamos nosotros a la calle!
  9. Respuesta a Citoyen: La metodología en la Ciencia Natural y en la Ciencia Social
  10. Economía vs Empresa

ANALISIS El #15M es la punta del iceberg de la indignación RECOMENDADO


 

El 15M es la punta del iceberg de la indignación
Nuevo Claridad

¿Qué movimiento es el de los “indignados e indignadas” que ha provocado la simpatía de la mayor parte de la población? El pasado 15 de mayo, estalló un movimiento de protesta en la calle exigiendo democracia real ya. Su amplitud sorprendió a todo el mundo pero quizás su característica más destacada, en ese primer momento, fue la rapidez con la que se extendió por todo el Estado.

El ejemplo incluso fue seguido en numerosas ciudades de otros países y continentes, aunque fuese protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes españoles. El método de lucha elegido, las acampadas urbanas en plazas públicas, es uno de los signos que revela la influencia y el impacto político internacional que han tenido las revoluciones árabes, especialmente las de Túnez y Egipto.

El descontento sale a la luz

La movilización del 15 M puede decirse que fue semiespontánea. En primer lugar porque la respuesta fue muy superior a la esperada, incluso por los propios convocantes; en segundo lugar, por su continuidad, no prevista, a través de las acampadas, y porque no la convocaba ninguna fuerza política o sindical de las mayoritarias y tradicionales. No tan espontánea en cuanto a su preparación, que llevó semanas, por no decir meses, a los colectivos que la convocaron (Democracia Real Ya, Jóvenes sin Futuro…). Incluso tuvo el precedente movilizaciones previas de distintos colectivos (vecinales, juveniles, laborales…), pero ninguna de ellas consiguió aglutinar el descontento reinante de la forma que lo hicieron las manifestaciones del 15 M.

El estallido del 15 M no puede entenderse sin tener en cuenta algunos acontecimientos previos. El 29 de septiembre de 2010 los sindicatos convocaron una huelga general contra la reforma laboral que había impuesto el Gobierno Zapatero ese verano. Aunque con retraso, con muchas carencias y con un convencimiento un tanto infantil por parte de los dirigentes de que la simple convocatoria de la huelga haría retroceder al Gobierno, dio cauce al malestar reinante entre los trabajadores ante la política de ataques constantes a sus derechos. Pero la huelga, que fue sólo un éxito relativo gracias al respaldo casi total de la clase trabajadora industrial y tuvo un seguimiento mucho menor en el resto de los sectores productivos, no tuvo continuidad. Los dirigentes se negaron a seguir esa vía, la de la lucha, y volvieron a la política de acuerdos regresivos.

En esa situación, con un Gobierno del PSOE llevando a cabo una dura política de recortes del gasto social y de ataques a los trabajadores, unos dirigentes sindicales que taponaban la vía de la lucha, y una Izquierda Unida que era incapaz de ofrecer una alternativa que presionara a los sindicatos mayoritarios en esa dirección (algunos compañeros planteamos infructuosamente formar un frente electoral en las elecciones municipales entre IU, los sindicatos y otras fuerzas de la izquierda que podría haber levantado una alternativa fuerte a la izquierda del PSOE), no había cauce de expresión y de lucha a través de las organizaciones tradicionales.

Por esa razón, el estallido del 15 M se dio al margen de los partidos, y tiene el mérito de haber roto el ambiente dominante, casi asfixiante, de atonía política general que dominaba la situación durante los últimos años como producto del desencanto que ha provocado la política del PSOE. El aislamiento de los dirigentes respecto a las masas, los jóvenes y los trabajadores, era (y es) tan extremo que no servían de cauce para expresar el malestar y la indignación acumulados en la sociedad. Ese es uno de los mayores méritos del 15 M, haber dado expresión a la transformación molecular de la conciencia, que bajo la superficie se estaba produciendo en la sociedad. El 15 M es sólo la punta del iceberg de la indignación existente entre los trabajadores, entre la inmensa mayoría de la sociedad.

El 15 M ha puesto el dedo en la llaga. Ha puesto en cuestión la realidad y a las organizaciones. Ha demostrado que la realidad no es como la pintan en los telediarios o en los reality shows, y que hay mucha gente dispuesta a movilizarse para cambiarla, como también lo ha puesto de manifiesto la movilización de los profesores de la educación pública en Madrid y el respaldo social que ha encontrado. El 15 M ha puesto en evidencia a los partidos, a los medios de comunicación y a muchas instituciones desde la banca y el parlamento, hasta la judicatura y las fuerzas represivas.

Sus protagonistas

Pero a diferencia de lo ocurrido en Túnez o Egipto, en el movimiento no ha participado la mayoría de la sociedad, ni siquiera la mayoría de la clase trabajadora. Ha sido, y es, un movimiento protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes entre 19 y 30 años, en su mayoría estudiantes, o jóvenes que habiendo terminado sus estudios están en el paro o en condiciones de precariedad y temporalidad total. Esto no es sólo una percepción visual de quienes estamos participando en el movimiento sino que está respaldada por el único estudio que se ha publicado hasta la fecha sobre la composición del 15 M (Fundación Alternativas. Público. 17.VII.11).

A pesar de las limitaciones del movimiento es de destacar que llegase a tener, sobre todo en las primeras semanas, hasta un 80% de simpatía social. Que un grito contra los banqueros y la dictadura de los mercados financieros, contra los políticos que están a su servicio, contra la corrupción y contra la manipulación de los medios de comunicación, tenga tal respaldo social, revela el enorme potencial de cambio que encierra la sociedad española.

Según el mismo estudio citado, entre los participantes en este movimiento un 64% se situaría más en una posición “reformista” (mejorar la calidad de la democracia) y un 36% en una posición más rupturista. Y en cuanto a su posición ideológica la sitúa en un 2,84 frente a un 4,56 de la media española, en una escala de 0 extrema izquierda y 10 extrema derecha.

Es un movimiento muy heterogéneo en el que conviven muchas tendencias ideológicas desde el reformismo más ingenuo al anarquismo y sectarismo más estéril pasando por muchos, muchos “indignados”, que buscan sinceramente una salida a la crisis económica y a la crisis política de la izquierda. Se definen como “apartidistas” expresando con ello, más que una opción, un rechazo visceral a al burocratismo y a la falta de democracia interna que ha dominado en las organizaciones de la izquierda, resultado de las prácticas socialdemócratas y estalinistas de las décadas pasadas.

¿Un movimiento apolítico?

Algunos, de forma totalmente contradictoria, se definen “apolíticos” cuando lo que este movimiento representa es precisamente la entrada de miles de personas en la vida política, aunque no en la política burguesa, sino en la búsqueda de una alternativa con la que se sientan representados e identificados. La heterogeneidad del movimiento queda bien reflejada en el amplio espectro de voto que comparten sus integrantes (abstención, voto blanco, nulo, IU, UPyD, voto a pequeñas formaciones extraparlamentarias, ecologistas o nacionalistas…) o en la anécdota de que hasta la tercera mujer más rica de España, Rosalía Mera, manifestó su simpatía por el 15 M.

Sus esbozos programáticos son reformistas, a veces confusos (no podía ser de otra forma en un movimiento nuevo) y no se diferencian mucho de los que tiene IU aunque en algunos aspectos sean más frescos y rotundos.

Sus métodos asamblearios, basados en la asamblea casi permanente y el debate interminable buscando tomar decisiones por consenso (unanimidad), son lentos y escapan un poco de la capacidad de la mayoría de los trabajadores con responsabilidades laborales, familiares… Pero también son una escuela en la que muchos adquieren una primera y vital experiencia política.

Por todas estas características y circunstancias (programa, métodos de lucha, composición…) para nosotros es un movimiento interclasista pero con un componente claramente mayoritario de izquierdas. Con esto no queremos quitarle un ápice de su valor en la situación actual, pero debemos saber exactamente qué tenemos entre manos. No es el movimiento obrero, pero pone de manifiesto el inmenso potencial que tendría una movilización encabezada por la clase trabajadora, que sí podría poner en jaque al sistema.

Los acontecimientos del 15 M han sembrado una semilla que está germinando en miles de jóvenes y trabajadores: “no nos vamos a dejar manipular, los dirigentes deben estar a nuestro servicio y no a la inversa”. El desprestigio de la “clase política” es atroz y el 15 M ha puesto sus vergüenzas al descubierto ante cientos de miles de personas.

Han salido a la calle y exigido una democracia real, no una a la medida de los banqueros. Y han denunciado a los políticos que sirven a esos banqueros. La Puerta del Sol, el «15 de Mayo» o el “15 de Octubre”, están refrescando la memoria a quienes han olvidado que para ganar en las instituciones antes hay que ganar en la calle.

El potencial de lucha que existe

Debido al grado de dependencia y/o integración de las direcciones de las organizaciones tradicionales de la clase obrera respecto al sistema, y la extrema debilidad de las organizaciones de base, es lógico que el primer impulso rompedor tuviese que venir de fuera. Pero una cosa es saber lo que no se quiere y otra muy distinta tener un programa acabado y una organización dispuesta y preparada para luchar por la transformación de la sociedad.

El 15 M ha demostrado su potencial de contagio y su capacidad de extensión con la manifestación mundial del 15O. Exceptuando las movilizaciones históricas del 1º de Mayo, es la primera manifestación mundial (en casi 1.000 ciudades de más de 70 países) y ha demostrado en la práctica la posibilidad de llevar a cabo acciones, luchas y movilizaciones más allá de las fronteras nacionales en contra de políticas que se aplican por encima de esas fronteras. Si unos cuantos jóvenes han podido organizar manifestaciones el mismo día por todo el mundo, ¿no podrían los sindicatos organizar una huelga general en toda Europa contra las políticas de ajuste y los regalos a la banca privada? No lo hacen no porque no se pueda, sino porque ni siquiera se lo plantean. Por eso estalló el 15 M, por el vacío.

La forma natural en que el 15 M ha puesto en práctica su acción internacional pone de manifiesto la maduración de las condiciones para la transformación de la sociedad capitalista. No es sólo el desarrollo de los medios de comunicación, que indudablemente facilita la tarea, sino que hay un impulso motriz que lleva a buscar la confluencia en la lucha con millones de personas en todo el mundo a quienes el sistema condena a vivir en similares condiciones. El desarrollo internacional del mercado capitalista (ya previsto por Marx hace más de 160 años), es decir, la llamada “globalización”, crea las condiciones para que la lucha por una sociedad equitativa y sin privilegios pueda realmente abordarse desde una perspectiva global, internacional. De hecho, el 15 M expresa también la necesidad de organizarse internacionalmente, igual que la burguesía lo hace a través de multitud de organizaciones políticas y económicas para defender sus intereses. En este sentido el 15 M pone en evidencia otra carencia de los partidos de la izquierda, que han olvidado la necesidad de la acción y de la organización internacional de los trabajadores de todo el mundo para defender sus intereses, precisamente cuando las condiciones históricas son más favorables para conseguirlo.

La polarización entre las clases sociales

El 15 M es, también, un síntoma muy claro de polarización entre las clases sociales. Los grupos ultraizquierdistas, anuncian una escalada de la lucha de clases cada vez que gana la derecha. Nosotros explicamos hace tiempo que los procesos socio-políticos ni son automáticos ni tan simples. Pero esta vez, todo anuncia que la llegada de la derecha al gobierno se va a producir en unas condiciones en las que ya ha comenzado un proceso de politización y de polarización entre las clases que se va a agudizar por la profundización de la crisis económica. Con retraso, pero se produce un reflejo del ciclo económico en el ciclo político.

Por un lado, la evidencia de que hay disposición a luchar y la postura cada vez más bravucona de la patronal y de la derecha (que tras las elecciones generales del próximo 20 N tendrá en sus manos la mayor parte de los resortes del Estado –Gobierno estatal, la mayoría de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos–), y por otro, el contexto de profundización y prolongación de una crisis nefasta para los trabajadores, será una presión brutal sobre las organizaciones tradicionales que experimentarán cambios decisivos en el próximo periodo.

La derrota del PSOE en las próximas elecciones y las dificultades crecientes para que los dirigentes sindicales justifiquen una política de Pacto Social, abren una nueva etapa política. Los sindicatos ya están notando sus efectos y en ciertos sectores, sobre todo el público, ya se están viendo obligados a entrar en la vía de la lucha. Habrá derrotas, y algunas serán duras, pero la burguesía tiene cada vez menos margen de maniobra debido a la profundidad de la crisis. Con 5 millones de parados, con una presión brutal para recortar salarios y derechos laborales y sociales, los trabajadores y sus familias se van a ver empujados hacia la lucha y, aunque haya fracasos, la situación les va a demostrar la necesidad de participar en la construcción de una alternativa política.

El primer paso

Hoy han sido los jóvenes los que han dado el primer paso. El 15 M es eso, el primer paso. Los jóvenes tienen menos vínculos con las organizaciones tradicionales y tienden a buscar algo nuevo cuando lo que hay no les gusta, incluso les repugna. Es muy interesante la enorme preocupación que han demostrado por el funcionamiento democrático de la organización de la lucha. Se puede decir que han torcido la rama hacia el otro extremo de la experiencia socialdemócrata y estalinista. Hay un claro rechazo a la burocratización, que es muy positivo, aunque inicialmente vaya acompañado del prejuicio de un rechazo a la organización.

Sin embargo, cientos de miles de trabajadores no van a abandonar sus organizaciones y se van a ir al 15 M. No es tan simple. Son muchos los militantes de IU, y también bastantes los activistas sindicales, que participan en el 15 M. Pero no lo hacen con un ánimo transfuguista sino buscando plataformas más amplias de actuación política, sin renunciar en absoluto a su militancia. Que el 15 M se transforme en un partido no es fácil, irían contra una de sus señas de identidad –ser apartidistas–, pero eso no es incompatible con que muchos de sus integrantes colaboren y participen en algunas organizaciones tradicionales, como las Asociaciones de Vecinos (AAVV), contribuyendo a su regeneración y su transformación desde abajo.

El 15 M está intentando echar raíces en los barrios y en los pueblos, y eso mismo les pone en contacto con lo más sano de la base de esas organizaciones, no con sus superestructuras o los sectores más institucionalizados. De hecho, las AAVV tienen en común con el 15 M que reúnen a vecinos que luchan por mejorar las condiciones de vida locales más allá de las siglas políticas. Muchos integrantes del 15 M están dándose cuenta de que la lucha no empieza con ellos, y que tienen la oportunidad de aprender de veteranos y desinteresados militantes vecinales, y éstos, a su vez, ven (o deberían ver) lo mucho que movimientos como el 15 M pueden enseñar y aportar. Y lo mismo podría decirse de los sindicatos y muchos trabajadores experimentados en la lucha laboral.

Desgraciadamente, el afán de protagonismo de multitud de pequeños grupos políticos y de ciertos intelectuales en búsqueda de audiencia que se han sumado al 15 M podría poner en peligro lo que ha sido la mayor virtud de este movimiento: la expresión del ambiente de las masas, y convertirse en un campo de batalla de grupos de toda índole.

La reconstrucción de la izquierda

El 15 M, que es expresión de una situación, a su vez se convierte en efecto. Sin duda está teniendo una influencia determinante en una revitalización de la politización de la sociedad y en el paso a la actividad política (o la recuperación) de viejos militantes. Si el 15 M no se convierte en partido, tendrían otra opción política que sería que se planteen su integración en IU (la cual se define como un movimiento político y social abierto) como movimiento, como colectivo, como corriente o como alguna de sus partes integrantes (DRY, JSF, Acampadas…), y contribuir a su refundación política aportando su impulso para garantizar la más escrupulosa democracia interna.

Las posibilidades de que, con su participación, IU diese el paso de representar los intereses de los trabajadores y trabajadoras, jóvenes, parados… de una forma muchísimo más nítida serían cualitativamente superiores. La idea chocará a muchos compañeros del 15 M. Por desgracia está demasiado extendida la idea de que “el pueblo funciona mejor sin partidos”. El problema no son los partidos en “general” o en abstracto, sino que el problema es que los partidos políticos, incluida IU, son el producto de un momento histórico concreto, y después, cuando el movimiento retrocede, los partidos se mantienen, pero la sangre deja de circular debidamente por sus arterias y se esclerotiza, como el caparazón de un cangrejo, se convierte en una coraza que impide crecer lo que hay dentro, y asfixia los intentos de renovación. En una confirmación del pensamiento dialéctico, lo mismo que ayer fue necesario, esa estructura organizativa, parlamentarios, liberados… se convierte en su contrario, siendo la principal traba para que las organizaciones de clase sigan vinculadas a quienes dicen representar.

El 15-M, representa un intento de romper esas cáscaras viejas, aún con todas sus contradicciones y su falta de nitidez en el carácter de clase, representa lo nuevo frente a lo viejo. El movimiento del 15-M ha puesto en evidencia a todas las organizaciones pero para ser capaz de articular una nueva formación hace falta una fuerza y unos recursos (sobre todo cuadros) de los que el 15 M, al menos de momento, carece. La conclusión de esta experiencia no debe ser en ningún caso la de prescindir del esqueleto óseo del movimiento, sea exoesqueleto o endoesqueleto. Un movimiento sin estructura es un cuerpo amorfo incapaz de sostenerse y sobrevivir. Se trata de crear un movimiento articulado y democrático, donde cada voto, cada opinión tenga el mismo valor y las mismas oportunidades. Y en este sentido, pase lo que pase con el 15 M, ha dejado un poso indeleble en la sociedad.

Pero si queremos cambiar la sociedad hace falta una organización, eso es un partido, de los trabajadores, de los oprimidos, que sea nuestro, y que defienda las ideas y alternativas que decidamos democráticamente. No es fácil, pero, en última instancia, es la tarea.

El 15 M es sólo el principio de un proceso en el que distintas capas de la clase trabajadora irán entrando en la vida política. Pero decir “sólo es el principio” es mucho, sobre todo para quienes llevamos muchos años esperando un despertar político que vuelva a poner a nuestra clase ante la tarea titánica de construir el socialismo. Ese proceso va a ser irregular y difícil, pero será un proceso vivo en el que tendremos el honor de participar.

Fuente: http://www.nuevoclaridad.es/revista/index.php/revista/estado-espanol/422-el-15m-es-la-punta-del-iceberg-de-la-indignacion

 

Nuevo Claridad

¿Qué movimiento es el de los “indignados e indignadas” que ha provocado la simpatía de la mayor parte de la población?

El pasado 15 de mayo, estalló un movimiento de protesta en la calle exigiendo democracia real ya. Su amplitud sorprendió a todo el mundo pero quizás su característica más destacada, en ese primer momento, fue la rapidez con la que se extendió por todo el Estado.

El ejemplo incluso fue seguido en numerosas ciudades de otros países y continentes, aunque fuese protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes españoles. El método de lucha elegido, las acampadas urbanas en plazas públicas, es uno de los signos que revela la influencia y el impacto político internacional que han tenido las revoluciones árabes, especialmente las de Túnez y Egipto.

El descontento sale a la luz

La movilización del 15 M puede decirse que fue semiespontánea. En primer lugar porque la respuesta fue muy superior a la esperada, incluso por los propios convocantes; en segundo lugar, por su continuidad, no prevista, a través de las acampadas, y porque no la convocaba ninguna fuerza política o sindical de las mayoritarias y tradicionales.

No tan espontánea en cuanto a su preparación, que llevó semanas, por no decir meses, a los colectivos que la convocaron (Democracia Real Ya, Jóvenes sin Futuro…).

Incluso tuvo el precedente movilizaciones previas de distintos colectivos (vecinales, juveniles, laborales…), pero ninguna de ellas consiguió aglutinar el descontento reinante de la forma que lo hicieron las manifestaciones del 15 M.

El estallido del 15 M no puede entenderse sin tener en cuenta algunos acontecimientos previos. El 29 de septiembre de 2010 los sindicatos convocaron una huelga general contra la reforma laboral que había impuesto el Gobierno Zapatero ese verano.

Aunque con retraso, con muchas carencias y con un convencimiento un tanto infantil por parte de los dirigentes de que la simple convocatoria de la huelga haría retroceder al Gobierno, dio cauce al malestar reinante entre los trabajadores ante la política de ataques constantes a sus derechos.

Pero la huelga, que fue sólo un éxito relativo gracias al respaldo casi total de la clase trabajadora industrial y tuvo un seguimiento mucho menor en el resto de los sectores productivos, no tuvo continuidad. Los dirigentes se negaron a seguir esa vía, la de la lucha, y volvieron a la política de acuerdos regresivos.

En esa situación, con un Gobierno del PSOE llevando a cabo una dura política de recortes del gasto social y de ataques a los trabajadores, unos dirigentes sindicales que taponaban la vía de la lucha, y una Izquierda Unida que era incapaz de ofrecer una alternativa que presionara a los sindicatos mayoritarios en esa dirección (algunos compañeros planteamos infructuosamente formar un frente electoral en las elecciones municipales entre IU, los sindicatos y otras fuerzas de la izquierda que podría haber levantado una alternativa fuerte a la izquierda del PSOE), no había cauce de expresión y de lucha a través de las organizaciones tradicionales.

Por esa razón, el estallido del 15 M se dio al margen de los partidos, y tiene el mérito de haber roto el ambiente dominante, casi asfixiante, de atonía política general que dominaba la situación durante los últimos años como producto del desencanto que ha provocado la política del PSOE.

El aislamiento de los dirigentes respecto a las masas, los jóvenes y los trabajadores, era (y es) tan extremo que no servían de cauce para expresar el malestar y la indignación acumulados en la sociedad.

Ese es uno de los mayores méritos del 15 M, haber dado expresión a la transformación molecular de la conciencia, que bajo la superficie se estaba produciendo en la sociedad. El 15 M es sólo la punta del iceberg de la indignación existente entre los trabajadores, entre la inmensa mayoría de la sociedad.

El 15 M ha puesto el dedo en la llaga. Ha puesto en cuestión la realidad y a las organizaciones. Ha demostrado que la realidad no es como la pintan en los telediarios o en los reality shows, y que hay mucha gente dispuesta a movilizarse para cambiarla, como también lo ha puesto de manifiesto la movilización de los profesores de la educación pública en Madrid y el respaldo social que ha encontrado. El 15 M ha puesto en evidencia a los partidos, a los medios de comunicación y a muchas instituciones desde la banca y el parlamento, hasta la judicatura y las fuerzas represivas.

Sus protagonistas

Pero a diferencia de lo ocurrido en Túnez o Egipto, en el movimiento no ha participado la mayoría de la sociedad, ni siquiera la mayoría de la clase trabajadora. Ha sido, y es, un movimiento protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes entre 19 y 30 años, en su mayoría estudiantes, o jóvenes que habiendo terminado sus estudios están en el paro o en condiciones de precariedad y temporalidad total.

Esto no es sólo una percepción visual de quienes estamos participando en el movimiento sino que está respaldada por el único estudio que se ha publicado hasta la fecha sobre la composición del 15 M (Fundación Alternativas. Público. 17.VII.11).

A pesar de las limitaciones del movimiento es de destacar que llegase a tener, sobre todo en las primeras semanas, hasta un 80% de simpatía social. Que un grito contra los banqueros y la dictadura de los mercados financieros, contra los políticos que están a su servicio, contra la corrupción y contra la manipulación de los medios de comunicación, tenga tal respaldo social, revela el enorme potencial de cambio que encierra la sociedad española.

Según el mismo estudio citado, entre los participantes en este movimiento un 64% se situaría más en una posición “reformista” (mejorar la calidad de la democracia) y un 36% en una posición más rupturista. Y en cuanto a su posición ideológica la sitúa en un 2,84 frente a un 4,56 de la media española, en una escala de 0 extrema izquierda y 10 extrema derecha.

Es un movimiento muy heterogéneo en el que conviven muchas tendencias ideológicas desde el reformismo más ingenuo al anarquismo y sectarismo más estéril pasando por muchos, muchos “indignados”, que buscan sinceramente una salida a la crisis económica y a la crisis política de la izquierda. Se definen como “apartidistas” expresando con ello, más que una opción, un rechazo visceral a al burocratismo y a la falta de democracia interna que ha dominado en las organizaciones de la izquierda, resultado de las prácticas socialdemócratas y estalinistas de las décadas pasadas.

¿Un movimiento apolítico?

Algunos, de forma totalmente contradictoria, se definen “apolíticos” cuando lo que este movimiento representa es precisamente la entrada de miles de personas en la vida política, aunque no en la política burguesa, sino en la búsqueda de una alternativa con la que se sientan representados e identificados.

La heterogeneidad del movimiento queda bien reflejada en el amplio espectro de voto que comparten sus integrantes (abstención, voto blanco, nulo, IU, UPyD, voto a pequeñas formaciones extraparlamentarias, ecologistas o nacionalistas…) o en la anécdota de que hasta la tercera mujer más rica de España, Rosalía Mera, manifestó su simpatía por el 15 M.

Sus esbozos programáticos son reformistas, a veces confusos (no podía ser de otra forma en un movimiento nuevo) y no se diferencian mucho de los que tiene IU aunque en algunos aspectos sean más frescos y rotundos.

Sus métodos asamblearios, basados en la asamblea casi permanente y el debate interminable buscando tomar decisiones por consenso (unanimidad), son lentos y escapan un poco de la capacidad de la mayoría de los trabajadores con responsabilidades laborales, familiares… Pero también son una escuela en la que muchos adquieren una primera y vital experiencia política.

Por todas estas características y circunstancias (programa, métodos de lucha, composición…) para nosotros es un movimiento interclasista pero con un componente claramente mayoritario de izquierdas.

Con esto no queremos quitarle un ápice de su valor en la situación actual, pero debemos saber exactamente qué tenemos entre manos. No es el movimiento obrero, pero pone de manifiesto el inmenso potencial que tendría una movilización encabezada por la clase trabajadora, que sí podría poner en jaque al sistema.

Los acontecimientos del 15 M han sembrado una semilla que está germinando en miles de jóvenes y trabajadores: “no nos vamos a dejar manipular, los dirigentes deben estar a nuestro servicio y no a la inversa”. El desprestigio de la “clase política” es atroz y el 15 M ha puesto sus vergüenzas al descubierto ante cientos de miles de personas.

Han salido a la calle y exigido una democracia real, no una a la medida de los banqueros. Y han denunciado a los políticos que sirven a esos banqueros. La Puerta del Sol, el «15 de Mayo» o el “15 de Octubre”, están refrescando la memoria a quienes han olvidado que para ganar en las instituciones antes hay que ganar en la calle.

El potencial de lucha que existe

Debido al grado de dependencia y/o integración de las direcciones de las organizaciones tradicionales de la clase obrera respecto al sistema, y la extrema debilidad de las organizaciones de base, es lógico que el primer impulso rompedor tuviese que venir de fuera.

Pero una cosa es saber lo que no se quiere y otra muy distinta tener un programa acabado y una organización dispuesta y preparada para luchar por la transformación de la sociedad.

El 15 M ha demostrado su potencial de contagio y su capacidad de extensión con la manifestación mundial del 15O. Exceptuando las movilizaciones históricas del 1º de Mayo, es la primera manifestación mundial (en casi 1.000 ciudades de más de 70 países) y ha demostrado en la práctica la posibilidad de llevar a cabo acciones, luchas y movilizaciones más allá de las fronteras nacionales en contra de políticas que se aplican por encima de esas fronteras.

Si unos cuantos jóvenes han podido organizar manifestaciones el mismo día por todo el mundo, ¿no podrían los sindicatos organizar una huelga general en toda Europa contra las políticas de ajuste y los regalos a la banca privada? No lo hacen no porque no se pueda, sino porque ni siquiera se lo plantean. Por eso estalló el 15 M, por el vacío.

La forma natural en que el 15 M ha puesto en práctica su acción internacional pone de manifiesto la maduración de las condiciones para la transformación de la sociedad capitalista.

No es sólo el desarrollo de los medios de comunicación, que indudablemente facilita la tarea, sino que hay un impulso motriz que lleva a buscar la confluencia en la lucha con millones de personas en todo el mundo a quienes el sistema condena a vivir en similares condiciones.

El desarrollo internacional del mercado capitalista (ya previsto por Marx hace más de 160 años), es decir, la llamada “globalización”, crea las condiciones para que la lucha por una sociedad equitativa y sin privilegios pueda realmente abordarse desde una perspectiva global, internacional.

De hecho, el 15 M expresa también la necesidad de organizarse internacionalmente, igual que la burguesía lo hace a través de multitud de organizaciones políticas y económicas para defender sus intereses.

En este sentido el 15 M pone en evidencia otra carencia de los partidos de la izquierda, que han olvidado la necesidad de la acción y de la organización internacional de los trabajadores de todo el mundo para defender sus intereses, precisamente cuando las condiciones históricas son más favorables para conseguirlo.

La polarización entre las clases sociales

El 15 M es, también, un síntoma muy claro de polarización entre las clases sociales. Los grupos ultraizquierdistas, anuncian una escalada de la lucha de clases cada vez que gana la derecha. Nosotros explicamos hace tiempo que los procesos socio-políticos ni son automáticos ni tan simples.

Pero esta vez, todo anuncia que la llegada de la derecha al gobierno se va a producir en unas condiciones en las que ya ha comenzado un proceso de politización y de polarización entre las clases que se va a agudizar por la profundización de la crisis económica. Con retraso, pero se produce un reflejo del ciclo económico en el ciclo político.

Por un lado, la evidencia de que hay disposición a luchar y la postura cada vez más bravucona de la patronal y de la derecha (que tras las elecciones generales del próximo 20 N tendrá en sus manos la mayor parte de los resortes del Estado –Gobierno estatal, la mayoría de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos–), y por otro, el contexto de profundización y prolongación de una crisis nefasta para los trabajadores, será una presión brutal sobre las organizaciones tradicionales que experimentarán cambios decisivos en el próximo periodo.

La derrota del PSOE en las próximas elecciones y las dificultades crecientes para que los dirigentes sindicales justifiquen una política de Pacto Social, abren una nueva etapa política. Los sindicatos ya están notando sus efectos y en ciertos sectores, sobre todo el público, ya se están viendo obligados a entrar en la vía de la lucha.

Habrá derrotas, y algunas serán duras, pero la burguesía tiene cada vez menos margen de maniobra debido a la profundidad de la crisis. Con 5 millones de parados, con una presión brutal para recortar salarios y derechos laborales y sociales, los trabajadores y sus familias se van a ver empujados hacia la lucha y, aunque haya fracasos, la situación les va a demostrar la necesidad de participar en la construcción de una alternativa política.

El primer paso

Hoy han sido los jóvenes los que han dado el primer paso. El 15 M es eso, el primer paso. Los jóvenes tienen menos vínculos con las organizaciones tradicionales y tienden a buscar algo nuevo cuando lo que hay no les gusta, incluso les repugna.

Es muy interesante la enorme preocupación que han demostrado por el funcionamiento democrático de la organización de la lucha.

Se puede decir que han torcido la rama hacia el otro extremo de la experiencia socialdemócrata y estalinista. Hay un claro rechazo a la burocratización, que es muy positivo, aunque inicialmente vaya acompañado del prejuicio de un rechazo a la organización.

Sin embargo, cientos de miles de trabajadores no van a abandonar sus organizaciones y se van a ir al 15 M. No es tan simple. Son muchos los militantes de IU, y también bastantes los activistas sindicales, que participan en el 15 M. Pero no lo hacen con un ánimo transfuguista sino buscando plataformas más amplias de actuación política, sin renunciar en absoluto a su militancia.

Que el 15 M se transforme en un partido no es fácil, irían contra una de sus señas de identidad –ser apartidistas–, pero eso no es incompatible con que muchos de sus integrantes colaboren y participen en algunas organizaciones tradicionales, como las Asociaciones de Vecinos (AAVV), contribuyendo a su regeneración y su transformación desde abajo.

El 15 M está intentando echar raíces en los barrios y en los pueblos, y eso mismo les pone en contacto con lo más sano de la base de esas organizaciones, no con sus superestructuras o los sectores más institucionalizados.

De hecho, las AAVV tienen en común con el 15 M que reúnen a vecinos que luchan por mejorar las condiciones de vida locales más allá de las siglas políticas.

Muchos integrantes del 15 M están dándose cuenta de que la lucha no empieza con ellos, y que tienen la oportunidad de aprender de veteranos y desinteresados militantes vecinales, y éstos, a su vez, ven (o deberían ver) lo mucho que movimientos como el 15 M pueden enseñar y aportar.

Y lo mismo podría decirse de los sindicatos y muchos trabajadores experimentados en la lucha laboral.

Desgraciadamente, el afán de protagonismo de multitud de pequeños grupos políticos y de ciertos intelectuales en búsqueda de audiencia que se han sumado al 15 M podría poner en peligro lo que ha sido la mayor virtud de este movimiento: la expresión del ambiente de las masas, y convertirse en un campo de batalla de grupos de toda índole.

La reconstrucción de la izquierda

El 15 M, que es expresión de una situación, a su vez se convierte en efecto. Sin duda está teniendo una influencia determinante en una revitalización de la politización de la sociedad y en el paso a la actividad política (o la recuperación) de viejos militantes.

Si el 15 M no se convierte en partido, tendrían otra opción política que sería que se planteen su integración en IU (la cual se define como un movimiento político y social abierto) como movimiento, como colectivo, como corriente o como alguna de sus partes integrantes (DRY, JSF, Acampadas…), y contribuir a su refundación política aportando su impulso para garantizar la más escrupulosa democracia interna.

Las posibilidades de que, con su participación, IU diese el paso de representar los intereses de los trabajadores y trabajadoras, jóvenes, parados… de una forma muchísimo más nítida serían cualitativamente superiores. La idea chocará a muchos compañeros del 15 M.

Por desgracia está demasiado extendida la idea de que “el pueblo funciona mejor sin partidos”.

El problema no son los partidos en “general” o en abstracto, sino que el problema es que los partidos políticos, incluida IU, son el producto de un momento histórico concreto, y después, cuando el movimiento retrocede, los partidos se mantienen, pero la sangre deja de circular debidamente por sus arterias y se esclerotiza, como el caparazón de un cangrejo, se convierte en una coraza que impide crecer lo que hay dentro, y asfixia los intentos de renovación.

En una confirmación del pensamiento dialéctico, lo mismo que ayer fue necesario, esa estructura organizativa, parlamentarios, liberados… se convierte en su contrario, siendo la principal traba para que las organizaciones de clase sigan vinculadas a quienes dicen representar.

El 15-M, representa un intento de romper esas cáscaras viejas, aún con todas sus contradicciones y su falta de nitidez en el carácter de clase, representa lo nuevo frente a lo viejo.

El movimiento del 15-M ha puesto en evidencia a todas las organizaciones pero para ser capaz de articular una nueva formación hace falta una fuerza y unos recursos (sobre todo cuadros) de los que el 15 M, al menos de momento, carece.

La conclusión de esta experiencia no debe ser en ningún caso la de prescindir del esqueleto óseo del movimiento, sea exoesqueleto o endoesqueleto. Un movimiento sin estructura es un cuerpo amorfo incapaz de sostenerse y sobrevivir.

Se trata de crear un movimiento articulado y democrático, donde cada voto, cada opinión tenga el mismo valor y las mismas oportunidades. Y en este sentido, pase lo que pase con el 15 M, ha dejado un poso indeleble en la sociedad.

Pero si queremos cambiar la sociedad hace falta una organización, eso es un partido, de los trabajadores, de los oprimidos, que sea nuestro, y que defienda las ideas y alternativas que decidamos democráticamente. No es fácil, pero, en última instancia, es la tarea.

El 15 M es sólo el principio de un proceso en el que distintas capas de la clase trabajadora irán entrando en la vida política. Pero decir “sólo es el principio” es mucho, sobre todo para quienes llevamos muchos años esperando un despertar político que vuelva a poner a nuestra clase ante la tarea titánica de construir el socialismo.

Ese proceso va a ser irregular y difícil, pero será un proceso vivo en el que tendremos el honor de participar.

Fuente: http://www.nuevoclaridad.es/revista/index.php/revista/estado-espanol/422-el-15m-es-la-punta-del-iceberg-de-la-indignacion

MUY FUERTE PASALO Para los agricultores sembrar su propia semilla estará prohibido o deberán pagar un impuesto


Para los agricultores sembrar su propia semilla estará prohibido o deberán pagar un impuesto | REDdeRED – Otro Mundo es Posible | Scoop.it

En el terreno de la agricultura, la utilización libre y gratuita de las semillas será muy pronto solo un dulce recuerdo de los métodos campesinos de otros tiempos. Estas semillas llamadas “semillas de granja”, eran entonces seleccionadas por los agricultores en sus propias cosechas y vueltas a plantar al año siguiente.

Desde hace algunas décadas, está práctica ha desaparecido desde que las semillas se hayan protegidas por un Certificado de obtención vegetal (COV) o sea el derecho de propiedad de los “dueños” de la especie. Volver a sembrar esos granos se hallaba teóricamente prohibido

Pero esa costumbre, en los hechos, era ampliamente tolerada en Francia.

Pero de ahora en más será estrictamente reglamentada por un proyecto de ley de la UMP, sancionado el 28 de noviembre por el parlamento francés. “Sobre alrededor de 5 mil variedades de plantas cultivadas con fines comerciales, 1600 se hallan protegidas por un COV y constituyen el 99% de las variedades cultivadas por los agricultores” explica Delphine Guey, del Grupo nacional interprofesional de semillas (GNIS).

Sin embargo hasta ahora, según la CNDSF (Coordinadora nacional para la defensa de las semillas de granja) alrededor de la mitad de los cereales cultivados eran vueltos a sembrar por los agricultores. Por lo tanto casi siempre en forma ilegal.

Pero parece que el tiempo de la “incertidumbre jurídica” ha cambiado: para el ministro de agricultura Bruno Le Maire, “Las semillas no puede hallarse exentas de derechos, como sucede actualmente”

El texto referente a los “certificados de obtención vegetal” tiene por objeto establecer el pago de un canon por la utilización de semillas, algo que ya existe para el trigo candeal.
Para los agricultores sembrar su propia semilla estará prohibido o deberán pagar un impuesto
Le Monde
Traducido para Rebelión por Susana Merino

En el terreno de la agricultura, la utilización libre y gratuita de las semillas será muy pronto solo un dulce recuerdo de los métodos campesinos de otros tiempos. Estas semillas llamadas “semillas de granja”, eran entonces seleccionadas por los agricultores en sus propias cosechas y vueltas a plantar al año siguiente.

Desde hace algunas décadas, está práctica ha desaparecido desde que las semillas se han protegidas por un Certificado de Obtención Vegetal (COV) o sea el derecho de propiedad de los “dueños” de la especie. Volver a sembrar esos granos se hallaba teóricamente prohibido. Pero esa costumbre, en los hechos, se toleraba ampliamente en Francia.

Pero desde ahora estará reglamentada más estrictamente por un proyecto de ley de la UMP sancionado el 28 de noviembre por el Parlamento francés. “De unas 5.000 variedades de plantas cultivadas con fines comerciales, 1.600 se hallan protegidas por un COV y constituyen el 99% de las variedades cultivadas por los agricultores”. explica Delphine Guey, del Grupo Nacional Interprofesional de Semillas (GNIS).

Sin embargo hasta ahora, según la CNDSF (Coordinadora nacional para la defensa de las semillas de granja), alrededor de la mitad de los cereales cultivados eran vueltos a sembrar por los agricultores. Por lo tanto casi siempre de forma ilegal.

Pero parece que el tiempo de la “incertidumbre jurídica” ha cambiado: para el Ministro de Agricultura Bruno Le Maire, “Las semillas no puede hallarse exentas de derechos, como sucede actualmente” 

Lo que cambia

En efecto el proyecto de ley del Senador de UMP Christian Demuynck traslada un reglamento europeo de 1994 sobre la protección de las obtenciones vegetales hasta ahora sin vigor en Francia.

En consecuencia, las semillas de granja, toleradas hasta ahora, se han legalizado… con la condición de que paguen una “remuneración a los titulares de las COV” –es decir a las empresas semilleras– “con el objeto de que se continúe con los esfuerzos dedicados a la investigación y que los recursos genéticos se sigan mejorando” dice el texto de la ley.

Se exceptuará a los pequeños agricultores que produzcan menos de 92 toneladas de cereales. Desde 2001 este impuesto se aplicaba a una sola especie: el trigo candeal. Se llamaba “contribución voluntaria necesaria” y era recaudado por la asociación de semilleros. El agricultor debe pagar 50 céntimos por tonelada de trigo en el momento de realizar su cosecha.

Este sistema se extendería ahora a 21 especies de una lista abierta, asegura Xavier Beulin, presidente de la FNSEA (Federación Nacional de Sindicatos de los Productores agrícolas) en la web del sindicato.

En suma, para Guy Kastler, delegado general de la Red de Semillas Campesinas y miembro de la Confederación Campesina “para la mitad de las especies cultivadas –soja, frutas, legumbres…- está prohibido reutilizar los granos propios y para la otra mitad –cereales y plantas forrajeras– hay que pagar para volver a sembrarlas”.

¿Hacia una privatización de las semillas?

Varias asociaciones ecologistas y campesinas temen una mayor intervención del sector semillero en el acceso a las semillas a través de un derecho de propiedad que se ampliará a las cosechas y a los granos derivados.

Con este impuesto “incluso los agricultores que usan semillas comerciales deben pagar por sus semillas”, deplora Guy Kastler.

El militante teme que la porción de semillas de granja se reduzca a medida que estas últimas se encarezcan y por lo tanto serán menos atractivas para el agricultor. Entre el impuesto y la prohibición de volver a sembrar las propias semillas, el agricultor se halla cada vez más impulsado, no ya a producir sino a comprar sus semillas.

De allí que se tema un crecimiento de la dependencia de las empresas semilleras. Pero desde el punto de vista de Xavier Beulin, la contribución de todos a la investigación de las especies cultivadas se justifica, dado que generalmente estas se han originado en las semillas granjeras. Haciendo un paralelo con la ley Hadopi que tiende a “proteger a los creadores” de películas y de música, el presidente de la FNSEA estima qu es “normal que (quienes utilizan las semillas granjeras) participen también del financiamiento de la creación varietal, puesto que son sus beneficiarios”.

Con un argumento opuesto, el Sindicato de Coordinación Rural plantea en su web que Xavier Beulin no solo se halla a la cabeza del primer sindicato agrícola sino que también dirige el grupo Sofiproteol “que participa en la mayor parte de los grupos semilleros franceses (Euralis Semences, Limagrain…)” 

¿Hacia una pérdida de la biodiversidad?

Otro temor: el impacto de esta medida sobre la biodiversidad agrícola. Ciertamente, cosechar una misma variedad –casi siembre surgida de la investigación– no acrecienta, a priori, la biodiversidad.

Debido a que “en los grandes cultivos ninguna de las variedades que se utilizan es el fruto de una conservación ancestral; todas han sido desarrollladas gracias a la creación varietal”, subraya Xavier Beulin.

Sin embargo volver a sembrar de su cosecha puede ocasionar variaciones en la especie y favorecer la biodiversidad, sugiere Guy Kastler. “Aparecen nuevas características que permiten a la planta adpatarse mejor al suelo, al clima, a las condiciones locales.

De modo que entonces es posible reducir el uso de fertilizantes y pesticidas.

A la inversa, los productores de semillas adaptan las plantas a los fertilizantes y a los pesticidas, que en todas partes son los mismos-

De modo que tienden más bien a crear uniformidad en las plantas, donde fueren cultivadas”.

Hacia el régimen de patentes

La COV en Fancia es una alternativa a la patente de los seres vivos, en vigor por ejemplo en los EE.UU.

Ese derecho de propiedad intelectual es obtenido por las empresas que por medio de la investigación ayan obtenido especies cultivadas y que gozan del monopolio de la venta de las semillas de dichas especies antes de que lleguen al dominio público –como es el caso en Francia de alrededor de 450 especies-. Algunos como Guy Kastler temen que esto conducirá al régimen de patentes limitando el derecho de los agricultores a usar libremente las semillas protegidas.

De todas maneras, a diferencia del COV, la ley de patentes prohíbe completamente a los agricultores sembrar semillas de su propia cosecha, con o sin indemnización, según Delphine Guey.

Es el caso de las variedades OGM de la empresa estadounidense Monsanto, que según Marie-Monique Robin en el documental “El mundo según Monsanto”, ha creado una “policía de semillas” especializada en el acoso de los agricultores que siembran o intercambian ilegalmente los granos que cosechan.

La otra diferencia con las patentes es que la COV permite a los dueños utilizar libremente una variedad protegida para aprovechar sus recursos genéticos y hacer nuevas selecciones

De este modo trabajar sobre un gen de una especie no permite patentarlo y por lo tanto de apropiarse totalmente de él. Una diferenciación que ha permitido, según Delphine Guey, preservar a una diversidad de empresas semilleras francesas.

Y por lo tanto dejar a los productores una más amplia variedad de especies a su elección.

No obstante, si la patente de las especies vivas no es admisible en Francia, la patente de los genes de las plantas sí, y se practica cada vez más.

Fuente: http://www.lemonde.fr/planete/article/2011/11/29/pour-les-agriculteurs-ressemer-sa-propre-recolte-sera-interdit-ou-taxe_1610778_3244.html#ens_id=1610322

Hacia el Gobierno Mundial, en nombre de Dios


Hacia el Gobierno Mundial, en nombre de Dios

1 Vote
Periódicos de todo el mundo recogen hoy, día 25 de octubre de 2011, la misma extraordinaria noticia con titulares ligeramente diferentes

Jugada Maestra

La noticia central es la petición de El Vaticano de que se cree una Autoridad Pública Mundial para reformar el sistema financiero. Como de costumbre, la redacción de la noticia, recogida por los grandes medios del mundo entero,  es deliberadamente confusa.  Pero todos los titulares comienzan haciendo referencia a “El Vaticano”…
En realidad lo que se ha difundido es un documento elaborado por el denominado Consejo Pontificio Justicia y Paz, y  presentado por su presidente, el cardenal Peter Turkson, con un título oscuro y complejo, que parece más bien dirigido a ocultar su contenido que a definirlo: “Por una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la prospectiva de una autoridad pública con competencia universal
Para poner algo en claro, en medio del maremágnum de frases inconexas con el que están elaboradas las noticias, hay que ir extrayendo y organizando determinados elementos, teniendo en cuenta que tenemos delante un tema clave. Y para mí, uno de esos elementos especialmente significativo es el hecho de que la propuesta, que ha centrado hoy la atención de gran cantidad de periódicos de todo el mundo (salvo algunas ausencias significativas), está inspirada en una encíclica…
Si tenemos en cuenta:
  1. Que, según se dice, el documento está inspirado en la encíclica de Benedicto XVI, “Caritas in veritate” (Caridad en la verdad), de 2009.
  2. Que para los católicos el Papa es el representante de Dios en la Tierra
  3. Que, como líder religioso, el Papa es también respetado por  los Gobiernos de todo el mundo y por muchas personas, aunque no sean católicas.
  4. Que cuando el Papa escribe una encíclica, lo hace ex-cathedra(infalibilidad del Papa cuando habla en nombre de Dios)
  5. Que la Iglesia católica cuenta, según se informa, con más de 1.100 millones de seguidores en todo el mundo…
En virtud de todo lo anterior, hay que reconocer que:
El hecho de que sea El Vaticano quien promueva la creación de una Autoridad Pública Mundial, algo que forma parte de los planes de lo que conviene a las elites, y por lo que llevan trabajando incansablemente desde el comienzo de los tiempos, y que lo haga en nombre  de Dios… ¡Se trata de una jugada maestra!

Autoridad Pública Mundial

El vídeo recoge la noticia narrada, a ritmo de informativo, en la televisión mexicana. Maquiavelismo en estado puro (inspirado directamente por Dios), con frases de este tipo:

(…) Aprobó la recapitalización de los bancos, incluso con capitales públicos, condicionados siempre a prácticas virtuosas.

Y es que, según el documento:
  • La raíz de la crisis no solamente es de naturaleza económica y financiera, sino sobre todo de naturaleza moral.
  • La economía necesita de ética para su correcto funcionamiento. Es necesario recuperar el primado del espíritu y de la ética y con ellos el primado de la política, responsable del bien común, sobre la economía y las finanzas.
¿Quién no estaría de acuerdo en esto? Pero cuidadín… atención a la manipulación de nuestros sentimientos, mediante el uso de palabras gatillo.
¡Nos encontramos en terreno minado!
¡Atención! ¡Atención! ¡Atención!


El cuerpo de la noticia, con ligeras variantes, viene a decir:

Ante la catástrofe causada por la excesiva desregulación de los mercados financieros y la imposibilidad de resolverla a nivel nacional, el Vaticano renovó ayer la propuesta de «Autoridad política mundial» formulada por Benedicto XVI en su encíclica «Caritas in Veritate» del 2009, pero añadiendo un ambicioso proyecto constituyente para llegar a crear un gobierno mundial tomando como punto de referencia el sistema de Naciones Unidas.
El documento critica la capacidad del Fondo Monetario Internacional (FMI) para garantizar la estabilidad global y aboga por la creación de un Banco Central Mundial con horizonte planetario que permita crear mercados eficientes  sin necesidad de ser protegidos por políticas “paternalistas”.
Los líderes políticos de los principales países occidentales están debilitados,precisamente por no haber sido capaces de gestionar con valentía una crisis que sigue agravándose a ojos vistas en su dimensión y sus consecuencias sobre las personas.
Ante la debilidad de la banca, salieron al rescate los gobiernos que, al hacerlo, se han debilitado. Es como una transfusión sanguínea en la que el donante termina peor que el enfermo inicial.
El documento afirma que «no hay que tener miedo a proponer cosas nuevas, incluso aunque puedan desestabilizar equilibrios de fuerzas que dominan a los más débiles».
 El Pontificio Consejo para ‘Justicia y Paz’ del Vaticano considera “surrealista” y “anacrónico” que se mantenga con la globalización el orden internacional nacido de la Paz de Westfalia (1648), por lo que aboga por que los Estados cedan de manera gradual parte de sus soberanías a una autoridad política mundial con un horizonte planetario y un Banco Central Mundial.   
Este organismo “regularía el sistema de los cambios monetarios” y las actividades “bancarias y financieras” basándose en “lo espiritual y la ética”. Entre sus funciones estaría imponer tasaciones a las transacciones financieras para la constitución de una reserva mundial que ayude a los países en crisis.   Además de apoyar la ‘tasa Tobin’, El Vaticano también condiciona la recapitalización de los bancos con fondos públicos “a comportamientos virtuosos y con el objetivo de desarrollar la economía real”.
La Santa Sede asegura que el liberalismo económico “sin reglas y sin controles” es una de las causas de la actual crisis económica y ha denunciado la existencia de mercados financieros fundamentalmente especulativos, dañinos para la economía real, especialmente para los países débiles”.
La crisis económica está causada por el utilitarismo, el individualismo y la tecnocracia, “tres ideologías que tienen un efecto devastador”.
El mundo necesita un “organismo que comparta unas normas mínimas para gestionar el mercado financiero mundial” y “algún tipo de gestión monetaria mundial”. “De hecho, uno puede ver una demanda emergente de un organismo que llevará a cabo las funciones de una especie de ‘Banco Central Mundial’ que regule el flujo y el sistema de intercambios monetarios de forma similar a lo que hacen los bancos centrales nacionales”, dice. El documento reconoce que se tardarían años en llevar a cabo este tipo de cambio y que está destinado a encontrar resistencia. “Por supuesto, esta transformación se hará a costa de una transferencia gradual y equilibrada de una parte de los poderes de cada país a una autoridad mundial y a autoridades regionales, pero esto es necesario en un momento en el que el dinamismo de la sociedad humana y la economía y los avances de la tecnología están trascendiendo fronteras, que en realidad ya están muy erosionadas”.
Ningún gobierno se ha atrevido a cambiar las reglas del juego para intervenir en la raíz de los problemas, sino que se limitan a poner parches tardíos sobre consecuencias que perjudican ya a más de mil millones de personas.
Los líderes políticos de los principales países occidentales están debilitados, precisamente por no haber sido capaces de gestionar con valentía una crisis que sigue agravándose a ojos vistas en su dimensión y sus consecuencias sobre las personas.
El documento propone mantener mercados financieros libres pero disciplinados por un cuadro jurídico que incluye cuatro elementos:
  • Crear una «Banca Central Mundial»
  • Establecer un Impuesto sobre las transacciones financieras (Tobin tax)
  • Crear un Fondo mundial de recapitalización bancaria, y diferenciar las reglas de banca comercial y de banca de inversiones.
  • Superar el cuadro internacional «westfaliano» (surgido de la Paz de Westfalia en 1648) que dio lugar a los estados nacionales. El estado nacional sigue siendo un instrumento muy útil, pero es ineficaz frente a problemas globales

Una buena recomendación: tener a mano el manual

Para los que solemos tener a mano el manual del N.O.M., supongo que esta noticia no es una sorpresa… aunque, en cierto modo lo es. Sabemos qué es lo que va a suceder, pero no la forma exacta que tendrá cuando suceda. Por eso no deja de  sorprender y de resultar imaginativa, maquiavélica y fantástica la forma que toman las cosas cuando sucede lo que quieren que suceda…

Una miradita al pasado reciente… principios de julio de 2011

Desde estos últimos acontecimientos, recordamos los últimos viajes del Papa con un nuevo matiz. Ya era curioso ver a todos juntos: El Corte Inglés, Iberdrola, Telefónica, el Banco de Santander, un largo etcétera de megaempresas… y El Vaticano S.A…
Repasemos un par de titulares de julio pasado
Emilio Botín y César Alierta, presidentes de Santander y Telefónica, respectivamente, han convocado a sus colegas del Ibex a un desayuno que ha tenido lugar hoy a petición del Cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela.
En la carta dirigida a los presidentes de las mayores compañías cotizadas de España, Botín y Alierta señalan que la visita del Papa “es una gran oportunidad y una enorme responsabilidad para España” y que están convencidos “de que los empresarios españoles debemos contribuir a que la Jornada sea un éxito y que la imagen de Madrid y de España salga fortalecida”. (…)
Comenzaba así esta noticia
La Fundación Madrid Vivo celebrará hoy en Roma su patronato anual, acompañados del cardenal Rouco Varela. Forman parte del patronato de la Fundación los más destacados representantes de las principales compañías españolas: César Alierta, presidente de Telefónica; Emilio Botín, presidente delGrupo Santander; Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE; Borja Prado, presidente de Endesa, Ángel Ron, presidente del Banco Popular, Arturo Fernández, presidente de Grupo Arturo o David Álvarez Díez, presidente del Grupo Eulen, entre otros. Asistirán al Patronato Iñigo de Oriol y el abogado Javier Cremades, presidente y secretario general de la Fundación
El mundo cultural, social y político español también tendrá representación en este encuentro con la asistencia de Francisco Pérez González, consejero del Grupo Prisa, Catalina Luca de Tena, presidenta del Diario ABC, Santiago Ybarra, presidente de Honor de Vocento, Fernando Giménez Barriocanal, presidente deCOPE o Antonio Fernández-Galiano, presidente de Unidad Editorial. (…)

¡¡Es hora de despertar!!

  • Es hora de que también despierten los católicos (los que están dormidos)
  • Es hora de que despierten los ingenuos
  • Es hora de que despierten los New Age
  • Y que despierten los Indignadosque no están despiertos. A ellos, les sugiero prestar atención a la noticia detrás de este titularparticularmente maquiavélico, que creo que debería alertarlos
    El Vaticano coincide con críticas de “indignados” al “liberalismo económico sin reglas y sin supervisión”
  • Es hora de que despierten todos los dormidos
  • Es hora de entender, de una vez, qué es lo que está pasando. Y que todos estos señores juntos: Papas, Reyes, Príncipes, Princesas, Presidentes, Presidentas, Banqueros y Banqueras, Botines (con o sin botines), Primeros y Primeras Ministros y Ministras… todos ellos, juntos y por separado, cuando se reúnen y cuando se van a dormir, cuando parece que se pelean y cuando parece que se apoyan, cuando parece que son de izquierdas y cuando parece que son de derechas, y de centro y de arriba y de abajo… Es decir, siempre y en todo momento todos y todas, ellos y ellas, traman algo contra nosotros y nosotras…

Y por si fuera poco, ¡ahora se han aliado con Dios! (por lo menos eso es lo que quieren hacernos creer)

Por eso, a los que todavía no habéis oído hablar del Nuevo Orden Mundial (N.O.M.), o si lo habéis hecho pero sin prestar mucha atención, o, en el caso de que se lo hayáis prestado pero sigáis considerando que es imposible, que eso son “teorías de la conspiración” sin mayor credibilidad… a todos vosotros, os recomendaría que volváis a mirar el manual, porque, de verdad, todo lo que está sucediendo ahí fuera, paso a paso, cada acontecimiento está claramente descrito en él.

Para repasar “El manual”

La rapera Keny Arkana no habla de otra cosa en sus magníficos, impresionantes y comprometidos temas. Ella llama también a despertar

Apostar por la austeridad es un suicidio y España es el ejemplo de que Europa no elige el camino correcto


España es el ejemplo de que Europa

no elige el camino correcto

para solucionar sus problemas

Europa Press
9/12/2011

Europa camina hacia un nuevo tratado basado en controlar lo máximo posible la situación fiscal de los países miembros. Pero para The Wall Street Journal, una supervisión más centralizada de los gobiernos europeos es “improbable” que haga frente a algunos de los problemas económicos claves que afectan a la Unión Monetaria y minan la confianza de los inversores. Cree que España es un ejemplo de ello.

 

El diario basa su argumento en la opinión de analistas que consideran que los planes para incentivar a los países miembros a recortar su deuda pública y mantener sus déficits en orden ignora la reciente historia de países como España, que cumplió con los límites marcados hasta 2008, pero incubó serias debilidades económicas en esa época, principalmente una burbuja inmobiliaria.

En este sentido, el economista jefe para Europa de Royal Bank of Scotland, Jacques Cailloux, cree que el nuevo plan promovido por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, es una “única respuesta para todo” que no hará frente a los problemas a los que se enfrentan algunos países, como una baja demanda interna, una débil competitividad internacional y un préstamo bancario casi congelado.

“Un ejemplo clave”

Así, el diario añade que España, la cuarta mayor economía de la eurozona, es “un ejemplo clave”. “Hasta la crisis financiera de 2008, era uno de los pocos países de la eurozona, como Irlanda, que cumplía con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Desde 1998, el déficit presupuestario de España estaba por debajo del límite del 3% del PIB”, recuerda.

En esta línea, añade que el país registró superávit durante varios años y la deuda pública, que sigue siendo inferior a la media europea, permaneció por debajo del 60% del PIB hasta el pasado año.

Sin embargo, Cailloux recalca que cumplir estos objetivos no preparó a España para arreglar los problemas que se habían creado en su economía durante el boom inmobiliario y que se pusieron de relieve tras su pinchazo de la burbuja en 2008.

Así, durante los años del boom, fluyó en España una ola de crédito barato y el elevado consumo de los hogares aumentó los ingresos fiscales y el empleo. En cambio, al mismo tiempo los costes laborales y el endeudamiento privado aumentaron rápidamente, incluso cuando la productividad se estancaba o disminuía.

The Wall Street Journal añade que, en medio de la continua crisis económica, España debe recuperar la confianza de los inversores para reducir sus costes de endeudamiento. El presidente electo, Mariano Rajoy, ya ha prometido cumplir el objetivo de reducir el déficit al 3% en 2013, pero también ha pedido más medidas para la crisis de deuda de la eurozona.

Por su parte, Simon Tilford, economista jefe del Centre for European Reform, cree que las débiles perspectivas de crecimiento para España pueden suponer un problema, ya que las empresas pueden ser reticentes a invertir mientras las previsiones de demanda sigan siendo débiles. Además, las medidas de austeridad del Gobierno pueden lastrar aún más la demanda, lo que impactaría en los ingresos fiscales e incluso en el PIB.

La verdadera crisis de Europa y la única solución posible

BY ALBERTO GARZÓN ESPINOSA ⋅ DECEMBER 6, 2011 ⋅
SOBRE ESTOS TEMAS:

Sería un grave error considerar que la crisis de Europa es una crisis de la deuda pública, cuando ante lo que realmente estamos es ante una crisis de la propia configuración de la Unión Europea y un modelo insostenible e incoherente de crecimiento económico.

Desgraciadamente la falta de cultura política y económica ha llevado a la errónea percepción de que la crisis económica es resultado de las políticas llevadas a cabo por un gobierno concreto en los años más recientes, algo que por cierto explica el cambio de color visto en las elecciones en todos los países. Sin embargo lo cierto es que la crisis actual es el resultado de políticas instaladas y aplicadas hace mucho más años y consensuadas por todos los gobiernos europeos.

Esta es una crisis de la Unión Europea y del sistema capitalista, y si no resolvemos los problemas subyacentes durará como mínimo una década más, tendrá un carácter mucho más grave y acabará en un nuevo orden social muy perjudicial para la amplia mayoría de la población.

La deuda pública no es el problema

Como todo agente económico, los Estados tienen una partida de ingresos y otra de gastos. Cuando la partida de gastos supera a la de ingresos se dice que se entra en déficit fiscal, y entonces el Estado tiene que endeudarse en los mercados financieros para compensar la diferencia.

La percepción general ante esta situación es que los gastos son insostenibles y que la crisis es consecuencia del excesivo peso de lo público en la economía. Algo que se suma a la percepción populista de que hay demasiados funcionarios, sueldos excesivos en la administración pública, derroche, corrupción desenfrenada…

Como toda gran mentira siempre hay algo de verdad, pero los datos revelan que no estamos ante la causa real del problema. Como se puede observar en el siguiente gráfico, España ha tenido hasta 2007 un superávit primario. Es decir, ingresaba más de lo que gastaba, y eso a pesar de las reformas fiscales regresivas que han reducido la cantidad de dinero que entraba en las arcas públicas.

Como se percibe con claridad en el gráfico, hay un incremento espectacular del déficit a partir de 2007. Como ya hemos dicho en este blog, eso es debido a la caída extraordinaria en los ingresos (que caen por la recesión a la que lleva la crisis financiera internacional y el estallido de la burbuja inmobiliaria) y al crecimiento de los gastos derivados de los rescates financieros, el pago de prestaciones por desempleo y el plan de estímulo económico (conocido como Plan E). Todo ello llevó a incrementar el endeudamiento, es decir, a pedir mucho más dinero prestado a los mercados financieros.

Como se puede comprobar en el gráfico previo, es algo común en toda la Zona Euro. En todas partes la crisis financiera internacional condujo a la recesión por vía del cierre del crédito, y en todas partes los Estados tuvieron que incrementar su deuda pública. Hasta niveles que los propios mercados financieros han considerado peligrosos.  Pero lo que debe quedar claro en este punto es que la deuda pública ha crecido como consecuencia de la crisis financiera.

La prima de riesgo no nos sirve para el análisis

El peligro que tenga un determinado nivel de la deuda pública depende del flujo de ingresos que genere un Estado determinado. Un 140% de deuda pública sobre el PIB no nos indica mucho, ya que lo que necesitamos saber es qué capacidad tiene cada Estado para devolver la deuda y sus intereses.

Por lo tanto lo que nos interesa es saber cuánto crece un país (porque al crecer se recaudan más impuestos y por lo tanto se crean flujos de ingresos con los que devolver la deuda). El actual peligro reside, precisamente, en que ningún país está creciendo a ritmos adecuados y la mayoría tiene perspectivas de entrar otra vez en recesión.

Y se entra en recesión porque se aplican políticas de recortes.

El error de los políticos y economistas liberales reside en dar por hecho que los recortes llevarán al crecimiento ahora o en el medio plazo, cuando en realidad lo que ocurre siempre es que al afectar al gasto público (que es un componente del crecimiento económico) también se afecta a los ingresos. El resultado final es que caen los gastos pero también los ingresos y por lo tanto la necesidad de endeudarse prosigue igual.

Con un Estado como Alemania creciendo poco y teniendo que pagar un 3% de intereses, todavía puede seguir el ritmo de los pagos. Pero con países como Italia, Grecia o España, que crecen nada o decrecen, afrontar intereses del 7% es apretar un poco más la soga. Por eso no conviene mirar la prima de riesgo, que es un simple diferencial, sino los indicadores fundamentales de cada país (ingresos, crecimiento, deuda y rentabilidad de la deuda).

Los dos modelos de crecimiento dentro de la Unión Europea

Que Alemania siga creciendo, aunque débilmente, y España esté en la frontera de la recesión se explica por el modelo de crecimiento que cada país mantiene. Mientras Alemania ha crecido en las últimas décadas gracias a un modelo de exportación, ayudado por su mayor competitividad, España ha crecido propulsando su demanda interna vía el crédito. Mirando la balanza comercial de cada país podemos comprobar cómo los países con menor competitividad (como España) han tenido un déficit comercial peligrosísimo mientras que países con mayor competitividad han tenido superávit.

Lo que explica este gráfico es que España ha tenido más importaciones que exportaciones, y que ha financiado esa diferencia a través de la cuenta financiera.

Dicho de otra forma, España ha crecido gracias a su burbuja inmobiliaria pero ésta no podría haber sido posible si los bancos no hubieran obtenido dinero desde el exterior para financiar todos los créditos inmobiliarios. Y ese dinero lo han obtenido los bancos de los mercados financieros internacionales, muy especialmente a través de la emisión de productos titulizados.

Es decir, el consumo interno español (componente del crecimiento económico) se ha sustentado no en altos salarios (que han sido en realidad cada vez menores como vimos aquí) sino en el crédito financiero. Pero ese crédito ha sido posible porque los propios bancos han pedido prestado ese dinero en el exterior. Ese esquema es el que refleja el gráfico anterior, con una cuenta corriente excesivamente deficitaria y una cuenta financiera que lo compensa.

Por contraposición, Alemania ha crecido porque ha exportado más de lo que ha importado. Estamos ante una relación centro-periferia en Europa que se parece mucho a la establecida entre Estados Unidos y China.

Alemania exporta más pero porque hay países que pueden comprar lo que Alemania vende. Y esos son países como España, Italia o Grecia. Y para ayudarles, Alemania y los países centrales de Europa han financiado esas mismas compras. Exactamente la misma relación que existe en el llamado Breton Woods 2 entre China y EEUU. Son polos opuestos que se necesitan mutuamente.

La distinta competitividad entre países y la chinarización de Europa

La mayor competitividad de Alemania se explica por una caída de los salarios mucho más aguda en Alemania que en España o en el resto de países periféricos. Aquí la actitud de los sindicatos alemanes lo explica todo, puesto que han aceptado caídas brutales en el  salario real. Ello ha posibilitado que Alemania ganara la carrera competitiva sobre los otros países, que no tuvieron más salida que crecer vía crédito.

Así, mientras que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento no sirvió para nada, porque sólo controlaba las cuentas públicas y no las privadas (y por lo tanto no alertaba de la exposición de las empresas y hogares), recientemente se aprobó el Pacto por el Euro. Dicho Pacto, que explicamos aquí, empuja a todos los países a ganar competitividad por la vía de recortes salariales y del gasto público.

Además de llevar a la recesión, la aplicación de esas propuestas llevará a una carrera a la baja entre países europeos que nunca podrá ser ganada por España. Y es que no todos los países pueden ser competitivos ni crecer mediante exportaciones.

Las exportaciones de unos son las importaciones de otros, y por lo tanto el Pacto del Euro es un camino hacia la chinarización de todos los países y sin que eso pueda llegar algún momento a producir crecimiento en los países con más retraso en dicha carrera, como España.

Lo que debería hacerse, un programa para la izquierda

Si la Unión Europea quiere mantenerse tiene que resolver los desequilibrios comerciales que existen en su seno. Si se quiere hacer de forma coordinada lo primero que Alemania tiene que hacer es promover una subida de la participación salarial en su economía. Esto se puede hacer fortaleciendo el peso de la centralización en la negociación salarial o llevando a un pacto capital-trabajo que refleje un creciente poder del componente salarial y un menor peso del margen de beneficios. Eso reducirá su superávit comercial y mejorará la balanza comercial de los países periféricos.

En el ámbito europeo hay que controlar el espacio financiero europeo. Hay que establecer controles de capital hacia fuera e imponer tasas financieras en el espacio europeo, declarando la zona euro una zona de autosuficiencia financiera.

La prohibición de las transacciones con los paraísos fiscales y territorios offshore será otro pilar, junto con el fortalecimiento de los mecanismos de lucha contra el fraude fiscal y la coordinación de un fuerte sistema fiscal progresivo.

Con todo ese dinero, más con un financiamiento directo del BCE (que tiene que refundarse), se pueden comenzar los planes de estímulo destinados a corregir todos los desequilibrios comerciales y a fortalecer un modelo sostenible de crecimiento (dirigido por los salarios y teniendo presente limitaciones medioambientales).

Todo ello tiene que estar acompañado de una ampliación de los servicios públicos y una reducción de la jornada laboral sin disminución de sueldo (que compense los años de crecimiento de la productividad por encima de salarios).

Los eurobonos pueden ser una buena opción, pero si no son suficientes el BCE debe financiar directamente.

Además, debe incrementarse fuertemente la regulación financiera, prohibiendo prácticas especulativas, e imponiendo tasas a los bonos de deuda públicas que por encima de una determinada cantidad sean del 100%. Eso es una reestructuración de la deuda que permite que sea progresiva.

En España debe acometerse un cambio en el modelo productivo, pero para ello es necesario impulsar también el mercado interno para no depender tanto de las dinámicas de otras economías. Algo similar a lo que está haciendo China desde hace varios años con objeto de reducir su exposición al exterior.

Para ello también hay que fortalecer la participación salarial e incrementar el peso del Gasto Público en la economía. Como herramientas fundamentales es necesario disponer de banca pública y de empresas públicas en los sectores clave (como le energía, vivienda o telecomunicaciones).

En definitiva, para la supervivencia de la Unión Europea y de nuestro planeta necesitamos un proceso fuerte de redistribución de la renta, de la riqueza, del trabajo y un mayor peso de las entidades públicas, que deberán ser gestionadas de forma transparente y democrática.
Todo lo que no sea eso, y como hemos revelado más arriba, nos conducirá a un nuevo orden social inestable, repleto de tensiones sociales inabarcables y que amenazaría con destruir todo atisbo de democracia.

Artículos relacionados en Pijus Economicus:

  1. Algunos comentarios sobre Grecia y el posible impago
  2. Lo que necesita Europa. Demandas clave de la izquierda
  3. ¿Quién dijo que la crisis ha acabado?
  4. Para salir de la crisis hay que acabar antes con el crimen financiero
  5. ¿Terminará esta crisis como si no hubiera pasado nada?
  6. 19-J: Contra el pacto del euro. Democracia real en Europa ¡ya!
  7. El nuevo plan de rescate a Grecia y las alternativas
  8. Entrevista en Radio San Borondón
  9. Por qué debemos reestructurar la deuda pública y cómo hacerlo
  10. ¿Qué son los mercados financieros y la especulación financiera?

Pide reformas para estimular la recuperación

El Nobel Joseph Stiglitz avisa a Rajoy:

‘apostar por la austeridad es un suicidio’

El economista y premio Nobel Joseph Stiglitz. | EfeEl economista y premio Nobel Joseph Stiglitz. | Efe
  • ‘La clave es el parón. El parón causa déficit. No al revés’
  • Rajoy debería reestructurar el modelo de gastos e impuestos para incentivar la demanda’
  • ‘Lo más importante es volver a poner en marcha al país’

Pablo Rodríguez Suanzes (Enviado especial) | A Coruña

Actualizado viernes 25/11/2011

El premio Nobel de Economía de 2001, el estadounidense Joseph Stiglitz, ha avisado al próximo presidente del país, Mariano Rajoy, de que apostar ahora “por la austeridad es un suicidio”.

En un acto organizado por la Fundación Barrié y el Banco Pastor en La Coruña, Stiglitz señaló que teme “que el PP se centre en la austeridad tras llegar al Gobierno” lo que “no resolverá el problema de España. Lo que debería hacer Rajoy es reestructurar el actual modelo de gastos e impuestos para incentivar la demanda. Apostar por la austeridad es un suicidio”.

En los últimos meses el profesor de Columbia y ex economista jefe del Banco Mundial ha defendido por todo el mundo que los planes de ajuste por los que apuesta en Europa Alemania o Finlandia no sólo no son el mejor camino, sino que aumentan el riesgo de recesión en la Unión Europea.

Y aprovechó su primera visita a nuestro país tras las elecciones del 20-N para intentar convencer al Partido Popular de lo que no logró convencer al PSOE: “Subir impuestos a los ricos, hacerlos más progresivos e incentivar fiscalmente a las empresas que inviertan al tiempo que se penaliza a las que no lo hacen”.

Hace 10 años, En EEUU teníamos superávit. Tan grande que, de hecho, el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, decía que era un dolor de cabeza. Ahora tenemos un déficit preocupante. Como España antes y después del inicio de la crisis. ¿Por qué? Por el frenazo de la actividad. La clave es el parón.

El parón causa déficit. No al revés.

Y hay que recordarlo. Por eso lo más importante es volver a poner en marcha al país”, añadió.

Tras reconocer que no es un “experto en el mercado laboral español”, Stiglitz señaló que “hay rigideces” importantes, pero que la patronal española se equivoca al pedir moderación o recortes salariales.

Una de las cosas que más me ha impresionado de España es la enorme calma con la que se ha enfrentado la ciudadanía a este nivel de paro. Pero quizás está sea la clave. Si habiendo mantenido la calma tanto tiempo la situación empeora en el mercado laboral y bajan los sueldos sí que puede desembocar en un conflicto social”.

Igualmente, el Nobel se posicionó, una vez más, a favor de “los eurobonos” y en contra de la “postura alemana”, exigiendo a los países del norte “más solidaridad”. A su entender, los eurobonos no son la panacea para resolver todos los problemas pero “ayudarían mucho ahora mismo”.

Al igual que una profunda reforma de los mercados. “¿Puede el capitalismo ser salvado de sí mismo? Sólo si los Gobiernos y la sociedad actúan. Hay una tendencia de los mercados, sin control alguno, a cometer excesos. Si no son controlados, destruirán el capitalismo”.

ELMUNDO.ES

Krugman dice que la receta de austeridad generalizada es un error

elEconomista.es
4/12/2011 -

Krugman2.JPG

Paul Krugman

elEconomista.es

El nobel de Economía Paul Krugman denuncia que la retórica pública “está dominada por los cascarrabias del déficit y los obsesos de la inflación” y que tanto Europa como EEUU lo que necesitan son “políticas fiscales y monetarias expansionistas para sostener la economía”.

No hay novedad en sus palabras, pero al economista estadounidense Paul Krugmanno le queda otro remedio que repetir el mismo mensaje una y otra vez, variando el envoltorio y siempre ligado al devenir de los acontecimientos, al ver que los distintos Gobiernos caminan justo en la dirección opuesta a la que él recomienda.

Según Krugman, en un artículo publicado en el diario El País, “hasta los optimistas ven ahora que Europa se encamina hacia la recesión, mientras que los pesimistas advierten de que el euro podría convertirse en el epicentro de otra crisis financiera mundial”.

Piensa que a esta situación extrema se ha llegado porque los intentos de los gobernantes de arreglar las cosas que se torcieron en 2008 no han hecho más queempeorarlas y la madre de todas las culpabilidades la tiene la receta de la austeridad generalizada junto con la obsesión por la inflación del Banco Central Europeo.

“La combinación de austeridad para todos y un banco central enfermizamente obsesionado con la inflación hace que sea básicamente imposible para los países endeudados escapar de la trampa de la deuda y, por consiguiente, es la fórmula para multiplicar las suspensiones de pagos, los pánicos bancarios y el desplome financiero”, afirma en el diario de Prisa.

Krugman afirma que se equivocan los líderes europeos al fijar el foco en el gasto elevado en las naciones deudoras. ” El auténtico problema es un gasto demasiado reducido en Europa en su conjunto“.

Como una de las posibles medidas concretas para cambiar la preocupante situación por la que atraviesa la economía europea, Krugman recomienda que el sur de Europa ganecompetitividad mediante el aumento de los precios en el norte, “aceptando temporalmente una inflación más alta para la eurozona en su conjunto”.

“A estas alturas, los mercados han perdido fe en el euro en su conjunto”, afirma el Nobel, quien predice problemas para todos los países europeos, deudores o no, derrochadores o no, en el presente contexto.

Volviendo la vista atrás, Krugman, siempre muy crítico con el papel del BCE, recuerda las palabras que al inicio de la crisis, en 2008, pronunciara el por aquel entonces presidente del organismo, Jean-Claude Trichet: “La idea de que las medidas de austeridad pueden provocar un estancamiento es errónea”. Trichet creía que esas políticas inspirarían confianza, pero no fue así.

Años después los dirigentes insisten en aplicar las mismas fórmulas que, al menos por el momento, no han dado los frutos deseados. A Krugman no se le hace caso. Él continúa alzando la voz, denunciando lo que ve como un gravísimo error.

ELECONOMISTA.ES

Pentágono y OTAN contra BRICS


Opinión

Autor: Pepe Escobar

05:58 PM
02
DIC
2011

Pocos se habrán dado cuenta de que la semana pasada la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, anunció enigmáticamente que Washington “dejará de cumplir ciertas obligaciones del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (CFE, por sus siglas en inglés) respecto a Rusia”.

Traducción: desde ahora Washington no informará del nuevo despliegue de su marina global. Se supone que ahora la estrategia de “reposicionamiento” mundial del Pentágono será secreta.

Hay que agregar algunos antecedentes esenciales. La primera parte del CFE se firmó en 1990, cuando todavía existía el Pacto de Varsovia y la OTAN supuestamente debía defender al Occidente “libre” contra lo que se presentaba como un amenazador Ejército Rojo.

La primera parte establecía una reducción significativa de la cantidad de tanques, artillería pesada, jets de caza y helicópteros y que ambas partes hablarían constantemente al respecto.

La segunda parte del CFE se firmó en 1999, en el mundo post-URSS. Rusia movió el grueso de su arsenal detrás de los Urales mientras la OTAN se siguió expandiendo hasta las fronteras de Rusia, traicionando de modo flagrante la promesa que hizo personalmente George Bush padre a Mijail Gorbachov.

Vladimir Putin entró en escena en 2007 y decidió suspender el papel de Rusia en el CFE hasta que EE.UU. y la OTAN confirmaran la segunda parte. Washington no hizo nada en absoluto y pasó cuatro años reflexionando qué hacer. Ahora, incluso las “conversaciones” están en espera.

No interfieran con Siria

Moscú, sin embargo, ya sabe desde hace años hacia dónde va el Pentágono: Polonia, la República Checa, Hungría, Lituania.

No obstante, el sueño de la OTAN es algo completamente diferente: Bosquejado ya en una cumbre en Lisboa hace un año, quiere convertir el Mediterráneo en un lago de la OTAN.

Diplomáticos de la UE confirman, extraoficialmente, que la OTAN discutirá en una reunión clave a principios de diciembre cómo establecer una cabeza de puente muy cerca de la frontera meridional de Rusia para acelerar la desestabilización de Siria.

Para Rusia, una intervención occidental en Siria es totalmente imposible. La única base naval de Rusia en el Mediterráneo Oriental está en el puerto (sirio) de Tartus.

No es casualidad que Rusia haya instalado su sistema de defensa aérea S-300 –uno de los mejores sistemas de misiles tierra-aire para todas las altitudes del mundo, comparable con el Patriot estadounidense– en Tartus. La actualización al sistema S-400, aún más sofisticado, es inminente.

Además, por lo menos un 20% del complejo industrial militar ruso entraría en una profunda crisis si perdiera esos asiduos clientes sirios.

Esencialmente la OTAN –para no mencionar a Israel– sería suicida si tratara de atacar Siria por mar. Los servicios rusos trabajan con la hipótesis de un ataque a través de Arabia Saudí.

Otros países también son muy conscientes de la estrategia de la OTAN de realizar un “remix de Libia”.

Por ejemplo, la reunión de la semana pasada, en Moscú, de los viceministros de Exteriores del grupo de países emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

El BRICS no podría ser más explícito: Olvidad una intervención extranjera en Siria, como diciendo que “cualquier interferencia externa en los asuntos de Siria, que no esté de acuerdo con la Carta de la ONU, debe excluirse”.

El BRICS también condena las sanciones adicionales contra Irán (“contraproducentes”) y toda posibilidad de un ataque. La única solución –tanto para Siria como para Irán– son el diálogo y las negociaciones. Olvidad una votación de la Liga Árabe que conduzca a una nueva resolución R2P (“responsabilidad de proteger”) aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Es un terremoto geopolítico. La diplomacia rusa ha coordinado con los otros miembros del BRICS un fuerte golpe en la mesa: lucharemos contra nuevas intervenciones de EE.UU. –“humanitarias” o no– en Medio Oriente. Ahora es Pentágono/OTAN contra el BRICS.

Brasil, India y China observan con el mismo interés que Rusia, igual que Francia (bajo el neonapoleónico Liberador de Libia Nicolas Sarkozy) y Turquía, ambos miembros de la OTAN, han invertido, sin límites, en el contrabando de armas y han apostado por una guerra civil en Siria a la vez que frustran toda posibilidad de un diálogo entre el régimen de Assad y la fragmentada oposición.

Alerta ante el riesgo

Tampoco es un secreto para el BRICS que la estrategia de “reposicionamiento” del Pentágono implica un intento no disimulado de imponer, a largo plazo, una “negativa de acceso” al transporte marítimo chino y a la expansión a mar abierto de la armada de China.

El reposicionamiento actual a través de África y Asia especialmente concierne a cuellos de botella. No es sorprendente que los cuellos de botella cruciales del mundo sean temas de seguridad nacional para China, en cuanto a su suministro de petróleo.

El Estrecho de Ormuz es el cuello de botella crucial del petróleo (aproximadamente 16 millones de barriles diarios, el 17% del petróleo que se comercializa en todo el mundo, más de un 75% exportado a Asia).

El Estrecho de Malaca es el vínculo crucial entre el Océano Índico y el Mar del Sur de China y el Pacífico, la ruta marítima más corta entre el Golfo Pérsico y Asia, con un flujo de unos 14 millones de barriles diarios.

Y Bab el-Mandab, entre el Cuerno de África y Medio Oriente, es el vínculo estratégico entre el Mediterráneo y el Océano Índico, con un flujo de 4 millones de barriles diarios.

El consejero de seguridad nacional del gobierno de Obama, Thomas Donilon, ha estado argumentando insistentemente que EE.UU. necesita “reequilibrar” su énfasis estratégico de Medio Oriente a Asia.

Ese hecho va muy lejos para explicar el envío de marines a Darwin en el norte de Australia, que analicé en un artículo anterior. Darwin está muy cerca de otro cuello de botella, Jolo/Sulu en el sudoeste de las Filipinas.

El primer secretario general de la OTAN Lord “Pug Ismay” acuñó el famoso mantra según el cual el bloque atlantista debe “mantener a los rusos afuera, a los estadounidenses adentro y los alemanes abajo”.

Ahora el mantra de la OTAN parece que es “mantener a los chinos afuera, a los estadounidenses adentro y los rusos abajo”.

Pero las acciones del Pentágono/OTAN -todas parte de la doctrina de la Dominación a Espectro Completo– lo que hacen realmente es juntar más y más a Rusia y China, no solo dentro del BRICS, sino especialmente en la expandida Organización de Cooperación de Shanghái (SCO), que se convierte rápidamente en un bloque económico, pero también militar.

La Dominación a Espectro Completo implica que Washington cerque Asia con cientos de bases militares y ahora sistemas –no probados– de defensa de misiles. Crucialmente, esto implica la amenaza de todas las amenazas: la capacidad de primer ataque.

Pekín, al menos de momento, no ha calificado de actos de guerra la expansión de AFRICOM (el Comando África de EE.UU.) contra sus intereses comerciales, o los marines posicionados en Australia.

Pero Rusia, como en el caso de la expansión de la defensa de misiles a Europa Oriental y Turquía, la “falta de conversaciones” respecto al CFE, y los designios de la OTAN respecto a Siria, es mucho más enérgica.

Hay que olvidar la posibilidad de que los “competidores estratégicos” de EE.UU., Rusia y China, cedan su soberanía o comprometan su seguridad nacional. Alguien tiene que revelar la noticia a esos generales en el Pentágono: Rusia y China no son precisamente Iraq y Libia.

Autor: Pepe Escobar
Fuente: Al Jazeera/Rebelión
Traducción: Germán Leyens

Lectura RECOMENDADA La última oportunidad


TRIBUNA: Laboratorio de ideas GUILLERMO DE LA DEHESA

La última oportunidad

GUILLERMO DE LA DEHESA 04/12/2011

www.elpais.com

Antes de que fuese creada la Unión Monetaria Europea (UME), muchos economistas escribimos, a principios de los años noventa, sobre los peligros de crear la UME en un área monetaria no óptima como la europea, hacerlo sin un banco central que fuera prestamista de última instancia y sin una unión fiscal paralela o un enorme fondo europeo para hacer frente a los choques asimétricos que pudiesen tener algunos de sus Estados miembros.

  • De no darse el día 9 de diciembre un paso decisivo, el euro podría llegar a romperse

Sin embargo, dichas advertencias no fueron tomadas en cuenta al primar la voluntad políticasobre la realidad, con lo que pensábamos que algún día alguno o algunos de sus Estados miembros podrían entrar en crisis aguda de la que no podrían salir por sí solos. Ha terminado ocurriendo tras 10 años de euro.

Además de tener la eurozona esos dos fallos de diseño, sus dirigentes han mostrado una increíble incapacidad de actuación cuando la crisis se ha presentado. Prueba de ello es que dos años y un mes después de que el 20 de octubre de 2009 se desatase la crisis griega, que era perfectamente manejable, esta todavía no se ha superado por la incompetencia o mala voluntad mostrada en su gestión.

Primero: no dejaron que el FMI se ocupase de Grecia por considerarlo un estigma para la eurozona, sin que esta tuviese experiencia y fondos para resolverla.

Segundo: pasaron ocho meses sin hacer nada mientras que el FMI podría haber sometido a Grecia a un duro programa de reformas a cambio de líneas preventivas de crédito y hoy ya habría reestructurado su deuda, sin problemas de contagio al ser el único Estado miembro insolvente.

Tercero: el 3 de mayo de 2010 se concedió un crédito a Grecia de 30.000 millones de euros a un interés de castigo del 5%. La reacción de los inversores fue muy negativa, y en la madrugada del 10 de mayo fueron creadas las facilidades EFSF y el EFSM ante el temor de un desplome de los precios de los activos financieros.

El uso de estos instrumentos, sin embargo, se restringió mucho al no poder comprar deuda en el mercado secundario, sino solo dar créditos a tipos del 5,8% a cinco años cuando se financiaba al 1,9%. Así empezó el contagio a Portugal e Irlanda, al calcular los inversores que no podrían pagar préstamos tan caros.

Cuarto: la cumbre de Deauville del 18 de octubre de 2010 creó todavía más desconcierto entre los inversores, al anunciar la creación de un mecanismo permanente, el ESM, que sustituiría el EFSF en 2013, pero a cambio de que toda la deuda a emitir tuviese cláusulas de acción colectiva (CACs), obligando a sus detentadores a aceptar su reestructuración e impago.

Esto provocó otro gran desplome de los precios de la deuda, cuando la gran mayoría de acreedores eran sus mismos bancos, fondos de pensiones y empresas de seguros, desencadenando el rescate de Irlanda el 7 de diciembre de 2010.

Quinto: tres días más tarde, Jüncker y Tremonti propusieron la emisión de eurobonos hasta el 60% de la deuda de cada país para evitar un mayor contagio, pero fueron rechazados, creando todavía más incertidumbre a pesar de que las emisiones del EFSF eran ya cuasi eurobonos.

Sexto: el Consejo del 12 de marzo de 2011 aprobó el Pacto por el Euro (Euro Plus Pact), exigiendo que cada Estado miembro ajustase sus costes laborales unitarios a los de Alemania, siendo casi imposible al ser el único miembro que había hecho ya una devaluación interna. Prohibiendo al ESM comprar deuda en el mercado secundario, dando préstamos solo en circunstancias excepcionales, requiriendo unanimidad de los 17 miembros, prestando solo si los inversores privados también prestaban e imponiendo que si un país accede al ESM, todos sus inversores privados serán los últimos en cobrar, tras el FMI y el ESM, pasando su deuda a ser júnior. Esta decisión provocó otro gran desplome de la deuda y el rescate de Portugal el 4 de mayo de 2011.

Séptimo: el 11 de julio de 2011, el Eurogrupo decidió aplazar sine die el segundo tramo de rescate a Grecia, empezando el contagio a España e Italia, dos países demasiado grandes para caer y ser rescatados.

Octavo: el Consejo del 23 de octubre decidió permitir que el EFSF pudiese comprar deuda en el mercado secundario y apalancarlo hasta un billón de euros a través de un vehículo especial (SPV) que emitiría varios CDO, garantizando el EFSF su primera pérdida hasta un 20% y colocando los otros tramos entre inversores. Se acudió a China, Brasil, Rusia y países exportadores de petróleo, sin ningún éxito. Además, los inversores habían ya calculado que no sería suficiente para salvar a Italia y España.

Noveno: ahora se anuncia que el Consejo del 9 de diciembre va a aprobar una reforma de los tratados para imponer una mayor y más eficiente disciplina fiscal a los Estados miembros mediante la creación de un ministro de Finanzas europeo con independencia política, como la del BCE, que solo rinda cuentas al Parlamento Europeo. Este sí podría ser un paso muy importante para el futuro de la eurozona.

El problema es que cambiar los tratados puede llevar unos dos años o quizá más, al necesitar una convención que precedería a una conferencia intergubernamental y luego una votación favorable de todos los Parlamentos europeos, y no hay tiempo suficiente.

La eurozona se encuentra ya asfixiada, con sus bancos sin financiación, con algunos Estados miembros pagando tipos de interés insostenibles, con sus Gobiernos cortando gastos y subiendo impuestos, con familias y empresas desapalancándose y con el BCE bajando tipos lentamente.

Es decir, avanzando rápidamente a otra recesión como la de 2008-2009 o peor.

Sería más lógico utilizar el sistema de cooperación reforzada que se introdujo en el Tratado de Niza y que permite que un mínimo de ocho de sus Estados miembros puedan profundizar en su integración si así lo desean, aunque el resto no quiera hacerlo. Suecia y Polonia y otros podrían incluso aprovechar para entrar en la eurozona. Así es como se logró el acuerdo de Schengen.

Asimismo, dicho ministro europeo debería contar con un ministerio capaz de supervisar los niveles de deuda y de déficit de sus Estados miembros, capaz de vetar los presupuestos nacionales y de imponer sanciones de obligado cumplimiento.

Lógicamente, a cambio de dicha mayor disciplina, este ministerio debería ser también el que ayudase a los Estados miembros sufriendo choques asimétricos u otras crisis y, sobre todo, el que pudiese emitir eurobonos con garantía conjunta y solidaria bien directamente o a través de una agencia de deuda europea.

De dicho ministerio debería depender la autoridad de supervisión y de resolución de los bancos europeos. Ambas autoridades deberían ser financiadas por los presupuestos europeos o por nuevos impuestos europeos.

Si hay algo en lo que Merkel y Sarkozy están de acuerdo es en una tasa sobre determinadas transacciones financieras que podrían dedicar a financiar esta incipiente unión fiscal y parte del futuro ESM.

Si esta unión fiscal limitada funcionase, no habría objeción alguna para que el BCE actuara como prestamista de última instancia, ya que está autorizado por el artículo 123 del Tratado de Lisboa a comprar toda la deuda pública que desee siempre que sea en los mercados secundarios y no directamente a los Estados emisores.

Estas ideas podrían ser una realidad o meramente un cuento de hadas, pero de no darse el día 9 de diciembre un paso decisivo para resolver los fallos de diseño de la eurozona, el euro podría llegar a romperse causando un cataclismo.

Guillermo de la Dehesa es presidente del Centre for Economic Policy Research (CEPR).

Reglamento de la ‘ley Sinde’ Menos de un mes para cerrar una web


Menos de un mes para cerrar una web

El reglamento de la ‘ley Sinde’ establece un máximo de 15 pasos

Solicitud de mediación.
El reglamento de aplicación de la llamada ley Sinde establece un máximo de 15 pasos para que el organismo competente, la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual, pueda llegar al cierre de una página web que, sin autorización, albergue o facilite contenidos protegidos por derechos de autor. Desde la admisión de la denuncia por parte del titular de los derechos hasta la interrupcción del servicio (el cierre de la web), el proceso puede durar menos de 28 días.

El plazo máximo sería de tres meses. Nada se dice en el reglamento sobre el modo de proceder si la web está radicada en el extranjero, algo bastante frecuente.

El primer paso de este procedimiento consiste en la admisión, por parte de la Comisión, de la solicitud de retirada de los contenidos protegidos. No hay plazo para esa admisión. Una vez efectuada, se procede a la identificación del supuesto infractor. Si esta identificación no es posible porque los datos no son conocidos, se reclamarán, previo auto del Juzgado Central de lo Contencioso-administrativo correspondiente, a los proveedores y operadoras que ofrecen la infraestructura a la web.

El juez tiene cinco días para dictar ese primer auto. Las operadoras tendrán entonces que facilitar los datos del infractor en un plazo de 48 horas. En este punto se inicia propiamente el procedimiento, que arranca con la notificación de la apertura del proceso al supuesto infractor.

Esa notificación ya incluye un requerimiento para que en 48 horas sean retirados los contenidos presuntamente ilícitos. Dentro de ese periodo de tiempo el infractor puede o retirar los contenidos o presentar alegaciones. La Comisión no establece un plazo para responder a dichas alegaciones, por lo que hay que remitirse de nuevo al citado periodo máximo de tres meses.

En cualquier caso, si el infractor no retira los contenidos en esas 48 horas, el proceso entra en la fase final: dos días para alcanzar una propuesta de resolución y cinco días para que las partes presenten sus conclusiones. La resolución final se dictará “en el plazo máximo de los tres días siguientes” a esas conclusiones.

El infractor debe entonces retirar los contenidos o dejar de facilitarlos en un plazo de un día. Si no lo hace, se requerirá a los proveedores de acceso a Internet que corten el servicio a la web.

Dicho requerimiento deberá contar de nuevo con una autorización del mismo juzgado, que tendrá cinco días para dictar este segundo auto. Las operadoras cuentan entonces con tres días para aplicar la medida.

De no hacerlo, supondría una infracción “muy grave”, penada con multas que van de los 150.000 euros a los 600.000, tal y como recoge la Ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, de 2002.

ELPAIS.COM

La ‘ley Sinde’ castiga la reincidencia y apunta con dureza a webs de enlaces

IKER SEISDEDOS | Madrid

EL PAÍS ha tenido acceso al texto que los socialistas no culminaron tras una discusión entre los miembros del Ejecutivo en el último Consejo de Ministros

Reglamento de aplicación de la 'ley Sinde'

Reglamento de aplicación de la ‘ley Sinde’

Consulta el texto integro que el Gobierno del PSOE ha renunciado a desarrollar y que pasará ahora a la agenda del PP

Grandes batacazos bursátiles del siglo XIX


1825: Grandes batacazos bursátiles del siglo XIX

 

Eso de que la Bolsa se vaya, literalmente, a freír puñetas no es una cosa de ahora, ni siquiera de cuando el crack del 29.

La Bolsa, que no es más que un mercado especializado donde se intercambian acciones, títulos de deuda y otros productos financieros –es decir, cantidades ingentes de papel–, no vive ajena al mundo real. Si éste va bien, o los agentes económicos piensan que va bien, la Bolsa sube, porque se compra mucho. Si va mal, o existe la sospecha de que va mal, la Bolsa baja, porque lo que antes se había comprado… luego se vende a toda pastilla.

Lo único que la diferencia de otros mercados, como el mercadillo de verduras que se celebra semanalmente en todos los pueblos de España, es que lo que impera allí es lo intangible. Cualquier producto puede entrar en ella, incluidas, por supuesto, las verduras, o las empresas verduleras, que también las hay.

Existe la idea equivocada de que la Bolsa es una lotería, que entrar en ella es, como decía Ruhland, como hacerlo en el Casino de Montecarlo… “pero sin música”. Nada más lejos de la realidad: a diferencia de lo que ocurre en el bacará, los flujos bursátiles siempre responden a estímulos reales.

El siglo XIX, que viene a ser el siglo de oro del capitalismo moderno, vivió cinco batacazos bursátiles de alcance mundial. Los cinco, perfectamente explicables. Así que de lotería nada.

El primero fue el crack de 1825, también conocido como “crack de la minería”.

Al finalizar las guerras napoleónicas, Europa entró en una era de exuberante inversión y gasto a raudales.
La paz, compañera imprescindible de la prosperidad, hizo posible que durante aquellos años ingleses y franceses se lanzasen desbocados a hacer negocios por el mundo. El escopetazo de salida lo dieron las minas de Sudamérica, que se convirtieron en activos valiosísimos tras su abandono forzoso por parte de la corona española.

La plata americana empezó a recorrer el mundo a velocidad pasmosa, y, como siempre que se amplia de golpe la masa monetaria, sus propietarios empezaron a buscar negocios donde invertir ese dineral. Unos eran buenos; otros, ruinosos. Se construyeron canales y caminos, se armaron flotas enteras, se emitieron bonos a mansalva contra las minas…, hasta que se descubrió que la plata había jugado, de nuevo, una mala pasada a los europeos y el sistema colapsó.

En Inglaterra quebraron 66 bancos, seis de ellos en la City, epicentro de la economía mundial. Desde allí, la crisis se extendió al resto del planeta.

Como aún no se habían inventado los rescates públicos, la herida cicatrizó pronto y el mundo se puso otra vez a negociar.

La bonanza duraría más de 30 años. En 1857 las bolsas de todo el mundo volvieron a temblar.

El año anterior había terminado la guerra de Crimea, la primera de las modernas, la primera en la que se empleó el ferrocarril, el barco de vapor, el telégrafo y la fotografía, lo cual la hizo tremendamente popular: por primera vez en la historia se podía seguir un conflicto casi en tiempo real y viendo las caras de los que combatían. Toda Europa se apuntó entusiasmada a la experiencia de vivir las operaciones en directo.

En España se decía que para hacer buenos negocios sólo eran necesarios “agua, sol y guerra en Sebastopol”, lo que refleja el optimismo del momento.

Durante la década anterior el mundo civilizado había registrado un crecimiento económico sorprendente, gracias a la rápida implantación de la industria y el crecimiento demográfico. Parte era real y parte ficticio.

Los bancos prestaban mucho más dinero del que tenían en depósito, con la ilusión de que la euforia iba a durar indefinidamente. El final de la guerra hizo caer de golpe el precio del grano, y algunos ahorradores empezaron a retirar sus fondos de los bancos. Por si acaso. No hizo falta más.
Automáticamente se produjo una corrida bancaria, y las bolsas cayeron como fichas de dominó; empezando por la de Nueva York, la más expuesta al dinero-basura que habían creado los bancos americanos.

Entonces no existía un banco central que ejerciese de prestamista de última instancia y todo se fue al garete súbitamente: nada de agonías interminables, como la actual.

Esta de 1857 pilló de lleno a España. La Bolsa de Barcelona se derrumbó. Muchas de sus sociedades habían emitido papel y más papel sin respaldo; por ejemplo, la Compañía de Seguros Marítimos La Salvadora, que quebró en una mañana.

Todo el tinglado especulativo se vino abajo, dejando en la miseria a desconsolados inversores que lo habían perdido todo… y a hábiles corredores airosos por haber podido salir a tiempo de la espiral alcista. En esto de la Bolsa, todo el que entra lo hace pensando en ganar mucho en poco tiempo: de ahí que nunca haya faltado una bien nutrida reserva de tontos codiciosos que piden a gritos que alguien les estafe.

Nueve años después, cuando las aguas parecían haberse calmado, el 10 de mayo de 1866 un banco inglés: el Overend, Gurney and Company, que había empleado el dinero de los depósitos en inversiones a largo plazo en sectores como el del ferrocarril, se quedó sin liquidez y presentó suspensión de pagos.

Dos días después, la crisis ya estaba en la Ciudad Condal. A lo largo de la misma mañana quebraron el Crédito Mobiliario Barcelonés y la Catalana General de Crédito. Ese mismo día, el Marqués de Salamanca se deshizo de cien millones de duros en títulos tóxicos. Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, y para evitar más bancarrotas, las autoridades suspendieron los pagos en metálico.

Un detalle: los directivos del Overend, Gurney and Company fueron llevados ante la Justicia.

El pánico del 66 fue el aperitivo de lo que habría de venir siete años más tarde, en 1873, coincidiendo con la proclamación en España de la I República.
Se juntaron el hambre y las ganas de comer. Acababan de terminar tres guerras: la de Secesión norteamericana, la Austro-Prusiana y la Franco-Prusiana.

A un periodo de gran liquidez, inflación y optimismo le sobrevino el ajuste con descuento. El disparador fue distinto en cada país. En Estados Unidos, el abandono del patrón bimetálico y el subsiguiente derrumbe del precio de la plata anticipó la crisis, que se intensificó con la quiebra de varios bancos que se habían dejado hasta la cartera en la burbuja de los ferrocarriles.
En Alemania, la abundancia de dinero fresco proveniente del pago de las indemnizaciones de guerra hinchó un combinado de burbujas: inmobiliaria, ferroviaria y naviera, que estalló de repente.

Las plazas europeas fueron cayendo a lo largo de la primavera. Viena fue la primera, y se desmoronó en una sola jornada. Nadie se lo explicaba, pero el origen de todo estaba en una sobreinversión ciega mantenida durante varios años. La perfecta sincronización de los sucesivos cracks hizo exclamar al Barón de Rothschild: “El mundo entero se ha convertido en una ciudad”.

Para acabar de empeorar las cosas, se dictaron leyes proteccionistas por doquier, lo que provocó que la crisis se alargase hasta el final de la década.

En 1882, las bolsas mundiales se volvieron a hundir. El pánico empezó en París, con la bancarrota de la Union Générale, uno de esos bancos-milagro, que había multiplicado por seis su cotización bursátil en sólo tres años.

Al final era todo paja, títulos fiduciarios y esperanzas vanas. Pronto se contagió a Barcelona, donde se produjo una corrida antológica, y no precisamente de toros.
Fue la última del siglo, que consumió sus últimos años con cierta tranquilidad bursátil, sólo salpicada por pánicos puntuales y localizados.

Lo bueno estaba por venir.

Washington confiesa lo que desmentía: el drone derribado en Iran realizaba misión para la CIA y será examinado ” Ahora lo sabrán todo”


Washington confiesa lo que desmentía: el drone derribado en Iran realizaba misión para la CIA

PostDateIcon 7 de diciembre de 2011
Visited 104 times, 104 so far today | Imprime este Artículo Imprime este Artículo

Drone IranRT – Los funcionarios de EE. UU. han admitido lo que hasta ahora venían desmintiendo: que el avión de vigilancia no tripulado que EE. UU. perdió la semana pasada en Irán participaba en misiones secretas de espionaje perpetradas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Según fuentes citadas por el periódico ‘Washington Post’, las autoridades estadounidenses andan muy preocupadas ante la posibilidad de que los importantes secretos tecnológicos del drone, puedan haber caído en manos iraníes, ya que el avión estaba provisto de la tecnología de vigilancia más moderna que posee la CIA.

El aparato RQ-170 de la Fuerza Aérea de EE. UU. fue derribado por los iraníes cerca de la planta enriquecedora de uranio de ‘Fordu’, pero los funcionarios estadounidenses se apresuraron a desmentir que el avión fuera suyo.

Sin embargo, las revelaciones de los medios confirman no sólo que el aparato era estadounidense, sino que su misión secreta era la de vigilar el territorio de Irán para obtener información de inteligencia sobre el programa nuclear iraní que tanto preocupa a los países occidentales.

“Esto no está bien, ahora lo sabrán todo”, señaló un funcionario estadounidense, bajo condiciones de anonimato, al periódico ‘Los Angeles Times’, afirmando que los secretos más protegidos y recientes de EE. UU. podrían ahora ser examinados por los expertos iraníes.

Así, Irán no sólo podría tener acceso a determinadas tecnologías secretas de Estados Unidos, sino que seguramente podría dar alcance a EE. UU. en misiones ilegales de reconocimiento, dado el creciente empeoramiento de la relaciones entre ambos países.

Los militares iraníes califican las operaciones de la CIA como “un ejemplo claro de agresión” y sostienen que Irán está completamente listo para hacer frente a cualquier ataque.

El fuego cruzado de afirmaciones sobreviene un poco después de que Australia endureciera las sanciones que aprobó junto con varias naciones europeas y Canadá contra la Republica iraní en relación a su dudoso plan nuclear. Las restricciones van dirigidas contra los sectores energéticos y financieros de Irán. Londres prohibió todas las transacciones con el Banco Central de Irán, mientras que París y Ámsterdam anunciaron medidas similares.

Teherán, por su parte, repudia las presiones occidentales, sigue proclamando que su programa nuclear no tiene fines armamentísticos y asegura que sólo busca abastecer a su población con energía eléctrica. En respuesta a las acciones de los estados europeos el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, calificó a estos países de “marionetas” controlados por EE. UU.

Los funcionarios de EE. UU. han admitido lo que hasta ahora venían desmintiendo: que el avión de vigilancia no tripulado que EE. UU. perdió la semana pasada en Irán participaba en misiones secretas de espionaje perpetradas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Según fuentes citadas por el periódico ‘Washington Post’, las autoridades estadounidenses andan muy preocupadas ante la posibilidad de que los importantes secretos tecnológicos del drone, puedan haber caído en manos iraníes, ya que el avión estaba provisto de la tecnología de vigilancia más moderna que posee la CIA.

El aparato RQ-170 de la Fuerza Aérea de EE. UU. fue derribado por los iraníes cerca de la planta enriquecedora de uranio de ‘Fordu’, pero los funcionarios estadounidenses se apresuraron a desmentir que el avión fuera suyo.

Sin embargo, las revelaciones de los medios confirman no sólo que el aparato era estadounidense, sino que su misión secreta era la de vigilar el territorio de Irán para obtener información de inteligencia sobreel programa nuclear iraní que tanto preocupa a los países occidentales.

“Esto no está bien, ahora lo sabrán todo”, señaló un funcionario estadounidense, bajo condiciones de anonimato, al periódico ‘Los Angeles Times’, afirmando que los secretos más protegidos y recientes de EE. UU. podrían ahora ser examinados por los expertos iraníes.

Así, Irán no sólo podría tener acceso a determinadas tecnologías secretas de Estados Unidos, sino que seguramente podría dar alcance a EE. UU. en misiones ilegales de reconocimiento, dado el creciente empeoramiento de la relaciones entre ambos países.

Los militares iraníes califican las operaciones de la CIA como “un ejemplo claro de agresión” y sostienen que Irán está completamente listo para hacer frente a cualquier ataque.

El fuego cruzado de afirmaciones sobreviene un poco después de que Australia endureciera las sanciones que aprobó junto con varias naciones europeas y Canadá contra la Republica iraní en relación a su dudoso plan nuclear. Las restricciones van dirigidas contra los sectores energéticos y financieros de Irán. Londres prohibió todas las transacciones con el Banco Central de Irán, mientras que París y Ámsterdam anunciaron medidas similares.

Teherán, por su parte, repudia las presiones occidentales, sigue proclamando que su programa nuclear no tiene fines armamentísticos y asegura que sólo busca abastecer a su población con energía eléctrica. En respuesta a las acciones de los estados europeos el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, calificó a estos países de “marionetas” controlados por EE. UU.

http://www.contrainjerencia.com/index.php/?p=34032

Hay alternativas a los recortes en Castilla-La Mancha: políticas para las personas, no para los especuladores


Hay alternativas en Castilla-La Mancha: políticas para las personas, no para los especuladores

6 Diciembre 2011 | Categorías: Nacional |

Gregorio López Sanz – ATTAC-Albacete

Sólo voy a dedicar una docena de palabras para definir las políticas que está llevando a cabo el Gobierno del Partido Popular en Castilla-La Mancha: Meter miedo, liquidar derechos sociales, ampliar el negocio de los mercados especulativos.

Lo mismo que ha hecho el Gobierno del PSOE en el Estado español, y lo mismo que va a comenzar a hacer su sustituto del PP en los próximos días.

Y ya no hay que perder más tiempo con ello. Lo que me interesa resaltar ahora es que, tanto para el Gobierno de España como para el Gobierno de Castilla-La Mancha, existen alternativas factibles hacia horizontes de más igualdad y solidaridad.

Sólo hay que poner en marcha otras políticas, radicalmente distintas a las que hasta ahora se han asumido a pies juntillas como dogmas de fe.

Ya nadie duda de que las medidas aplicadas hasta ahora han agravado la situación, por lo que seguir en la misma línea es avanzar hacia el precipicio.

No podemos quedarnos paralizados/as muertos/as de miedo y diciendo: “Bueno, es que no hay otra opción. Los de atrás lo han dejado todo manga por hombro y ahora hay que poner orden”.

Los de antes y los de ahora, si realmente les preocupara la gente de a pie, se hubieran esforzado en no asumir el destino negro que nos pintan, y en rebelarse ante imposiciones “técnicas” que sólo buscan hundir más a la gente humilde y encumbrar a los delincuentes financieros.

Cuando un sistema no nos vale, cuando se reproduce a costa del dolor y el sufrimiento de mucha gente, toca cambiarlo, organizarnos social y políticamente de otra manera, para que sea posible lo justo, para perseguir la sinvergonzonería.

Ni un paso atrás en los derechos de la gente. Muchos pasos adelante en organizar un sistema fiscal progresivo, que fortalezca la capacidad financiera del Estado para garantizar lo público, a través de impuestos a los que más tienen y de bancos centrales y bancos públicos con la tarea de financiar los derechos sociales y a las pequeñas empresas como única encomienda.

- Subir el tipo impositivo máximo en el IRPF desde el 44-45% actual hasta el 56% que había en 1978, cuando se creó este impuesto.

Los sucesivos gobiernos del PSOE y el PP decidieron que los ricos pagaran menos impuestos, y en momentos como este “falta dinero por todos lados”.

Esa subida del 11-12% permitiría un aumento de la recaudación sustancial, y por tanto, desterrar los recortes.

Ese aumento del tipo impositivo del IRPF sólo afectaría a las familias con una renta anual superior a los 120.000 euros, por lo que podrían hacer frente a estos mayores impuestos sin ningún problema.

- Eliminar la bonificación del 95% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que fue introducida por el anterior Gobierno del PSOE de Castilla-La Mancha en 2008, lo que permitiría aumentar la recaudación en unos 50 millones de euros/año.

- Aumentar el tipo impositivo al que tributan las SICAV (Sociedades Anónimas de Inversión Colectiva, con un capital mínimo de 2.400.000 euros), pasando del actual 1% al 25%. En general, introducir un tipo de gravamen único para las rentas del capital equivalente al tipo marginal de las rentas del trabajo de cada contribuyente.

Un ejemplo: en el caso de dos familias con igual renta, una procedente del capital y otra del trabajo, aquella cuya renta procede del capital tiene una tributación mucho más favorable, lo cual es injusto e incentivador de la especulación.

- Volver a introducir el Impuesto de Patrimonio, que fue suprimido por el Gobierno del PSOE de España en 2008, y que suponía una recaudación de 2.000 millones de euros/año.

- Eliminación de la desgravación fiscal por planes de pensiones privados, que permitiría aumentar la recaudación impositiva del Estado entre 1.500 y 2.000 millones de euros/año.

- Implantar un nuevo Impuesto a las Transacciones Financieras Especulativas, con finalidad disuasoria, es decir, tratando de impedir que se lleven a cabo movimientos de capital que sólo buscan grandes ganancias a corto plazo, aunque sea a costa de llevarse por delante a la economía real, esa que produce bienes y servicios básicos para la gente.

- Implantar un nuevo Impuesto sobre los Beneficios de los Bancos, que a pesar de todo, en estos años de crisis han mantenido unos beneficios absolutamente inmorales, a la par que no han tenido la más mínima contemplación para cerrar el grifo del crédito y para dejar a miles de familias en la calle.

- Y lo más importante y urgente en estos momentos, que las necesidades de financiación de las administraciones públicas no estén maniatadas por el Pacto de Estabilidad de la Unión Europea, que restringe el déficit, el endeudamiento y la forma de financiarlo.

Frente a unos bancos privados que se han quedado en exclusiva el negocio mafioso de financiar con usura a los Estados, volver a controlar las finanzas y el dinero por parte de la ciudadanía, con bancos centrales sensibles a las necesidades de la gente, para que no falten euros o pesetas que financien servicios esenciales para la ciudadanía.

Y digo pesetas…porque si el euro nos lleva por la senda del autoritarismo disfrazado de gobiernos tecnócratas y el empobrecimiento por decreto, volvemos a la peseta, recuperamos autonomía e intentamos tomar las riendas de nuestro destino, que por complicado que se presente, no podrá serlo mucho más que el que ahora se dibuja en las dos Eurozonas: la rica y la pobre.

Con la excusa de que no se pueden mantener los servicios públicos, se procede a privatizar su gestión, y así se amplían las posibilidades de negocio de grandes empresas que operan con criterios de maximización de beneficios privados a toda costa.

Y si todos/as sabemos a dónde nos ha llevado este criterio en el caso de los bancos y cajas, imaginemos lo que se avecina ahora dejando campar a sus anchas a estas grandes empresas, que como la experiencia reciente nos ha mostrado, han ido de la mano de corrupciones políticas de todo tipo, color y condición, estableciendo relaciones de connivencia con responsables políticos, y operando a través de paraísos fiscales para “no dejar huella” del fraude.

Y mientras tanto, los municipios, la administración pública más antigua y más cercana a la ciudadanía, están en quiebra. Con un reguero de deudas que asfixian a trabajadores/as públicos, proveedores y ciudadanos/as que utilizan los servicios públicos.

Los gobiernos estatal y regional, salientes y entrantes, no han hecho nada en 32 años de período constitucional para sentar las bases de su suficiencia financiera, es decir, de su independencia política. Las municipios han sido utilizados como marionetas por élites políticas para prestar servicios que correspondían a otras administraciones en régimen de “pedir y ya veremos lo que se os da”, y ahora, sin dinero, quedan en el más absoluto desamparo.

Con el rumbo que ha definido el actual Gobierno del PP de Castilla-La Mancha, tras la estela de los postulados y principios marcados por la Unión Europea y el Gobierno de España, avanzamos sin remedio a una situación de darwinismo social. Es decir, sálvese el que pueda, procurándose privadamente servicios como la educación, la salud, la vivienda, las pensiones…. ¿Y los que no puedan? Pues a la calle, en el sentido más cívico y democrático de la palabra. A impedir que el PP de Castilla-La Mancha, con el 36% de los votos sobre el total del censo electoral en las pasadas elecciones autonómicas, lleve a cabo políticas contra el 99% de la población, ni contra el 64% del censo electoral que no le votó. Lo primero de todo, defender y reinventar la democracia.

Gregorio López es profesor en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (UCLM-Albacete)

http://gregoriolopezsanz.blogspot.com/

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 190 seguidores