AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para el día “diciembre 11, 2011”

De obligadísima LECTURA Error del sistema (Un breve análisis de la crisis del sistema capitalista)


Error del sistema (Un breve análisis de la crisis del sistema capitalista)

  1. Pasado (un poco de historia del dinero)

1.1. Sobre el patrón oro

Debe quedarnos claro que el dinero a pasado de estar respaldado por el oro o ser el oro mismo durante miles de años a ser dinero respaldado absolutamente por nada en menos de un siglo.

Fue necesaria una evolución en la cual los Estados emitían billetes y monedas, que daban derecho a su portador a intercambiarlos por oro o plata de las reservas del país. La evolución del respaldo del papel moneda es el siguiente:

  • En los siglos XVIII y XIX, muchos países tenían un patrón de dos metales, basado en oro y plata.
  • Entre 1870 y la Primera Guerra Mundial se adoptó principalmente el Patrón oro, de forma que cualquier ciudadano podría transformar el papel moneda en una cantidad de oro equivalente.
  • En el periodo entre guerras mundiales se trató de volver al Patrón Oro, si bien la situación económica y la crisis o crack del 29 terminó con la convertibilidad de los billetes en oro para particulares.
  • Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los aliados establecieron un nuevo sistema financiero en los acuerdos de Bretton Woods, en los cuales se establecía que todas las divisas serían convertibles en dólares estadounidenses y sólo el dólar estadounidense sería convertible en lingotes de oro a razón de 35 dólares por onza para los gobiernos extranjeros.
  • En 1971, las políticas fiscales expansivas de los EE.UU., motivadas fundamentalmente por el gasto bélico de Vietnam, provocaron la abundancia de dólares, planteándose dudas acerca de su convertibilidad en oro. Esto hizo que los bancos centrales europeos intentasen convertir sus reservas de dólares en oro, creando una situación insostenible para los EE.UU. Ante ello, en diciembre de 1971, el presidente de EE.UU., Richard Nixon, suspendió unilateralmente la convertibilidad del dólar en oro para el público y devaluó el dólar un 10%. En 1973, el dólar se vuelve a devaluar otro 10 %, hasta que, finalmente, se termina con la convertibilidad del dólar en oro también para los gobiernos y bancos centrales extranjeros.
  • Desde 1973 hasta nuestros días, el dinero que hoy usamos tiene un valor que está en la creencia subjetiva de que será aceptado por los demás habitantes de un país, o zona económica, como forma de intercambio. Las autoridades monetarias y Bancos Centrales no pretenden defender ningún nivel particular de tipo de cambio, pero intervienen en los mercados de divisas para suavizar las fluctuaciones especulativas de corto plazo, con el objetivo de mantener a corto plazo la estabilidad de precios, y evitar situaciones como la hiperinflación, que hacen que el valor de ese dinero se destruya, al desaparecer la confianza en el mismo, o como la deflación.

Actualmente nuestro dinero es dinero fiduciario y no tiene valor por si mismo si no porque nosotros tenemos fe en que lo tiene.

El tipo de dinero llamado fiduciario es aquél basado literalmente en la “fe” de sus usuarios, el cual manejamos actualmente en el mundo, incluyendo el dólar estadounidense, el euro y todas las otras monedas de reserva.1 Esta tendencia comenzó con el Nixon Shock de 1971 (aunque es original del siglo XI en China, y responsable de la expansión de las dinastías Yuan y Ming2 ), que terminó con el respaldo en metales preciosos del dólar norteamericano, iniciándose también con ello la fluctuación de las divisas, que basan su valor en relación al valor de las demás, y con ello el altamente voluble y lucrativo mercado de divisas, que mueve alrededor de 3 billones de dólares americanos al día.

Las monedas y billetes fiduciarios que no basan su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble o valores, ni en su valor intrínseco, sino simplemente en su declaración como dinero por el Estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira. Sin esta declaración, la moneda no tendría ningún valor: el dinero fiduciario sería entonces tan poco valioso como los pedazos de papel en los que está impreso.

Un billete actual es una clara representación de dinero fiduciario, por cuanto objetivamente considerado carece de valor. Su valoración viene dada por la autoridad monetaria que lo emitió, que goza de confianza entre los sujetos que la aceptan.

Actualmente, todas las monedas nacionales son monedas fiduciarias, incluyendo al dólar norteamericano, el euro y todas las otras monedas de reserva. Esta tendencia comenzó con el Nixon Shock de 1971, que terminó con el respaldo en metales preciosos del dólar norteamericano.

1.2. Sobre las reservas fraccionarias

Definición: “La Banca de reserva fraccional, en contraste con la banca de reserva 100%, se caracteriza por ser un sistema en el cual los bancos mantienen solo una fracción de sus depósitos en reserva -ya sea como dinero liquido u otros documentos de alta liquidez- teniendo al mismo tiempo la obligación de retornar esos depósitos en demanda”

Esto quiere decir que todo el sistema se mantiene en pie porque no todo el mundo va a buscar el dinero al mismo tiempo. Al porcentaje que debe dejarse en reserva se le llama “Coeficiente de caja.

El coeficiente de caja (c) es igual al porcentaje entre los activos del sistema bancario o reservas (ACSB) y los depósitos entregados por los ahorradores al banco (D).

c = ACSB / D

Esto quiere decir que un coeficiente de un 2% (habitual en la zona Euro hoy en día) significa que por cada 100 € que depositamos en ahorros en una entidad, ésta mantiene 2 € como reservas legales (ACSB) y tiene la capacidad de invertir o conceder créditos por valor de 98 €.

Además tenemos que tener en cuenta que cada préstamo se suele convertir en un depósito por lo que tenemos lo siguiente:

Antes de ver un pequeño ejemplo, debemos definir otro coeficiente: el coeficiente de efectivo en manos del público (e). Este coeficiente es igual a:

e = EMP / D

Siendo EMP la cantidad de dinero moneda que poseen las personas en su poder y D el total de los depósitos bancarios entregados por los ahorradores en los bancos. En la economía europea e está cercano al 10%.

Veamos un ejemplo de como se multiplica el dinero por efecto del sistema bancario. En este ejemplo e = 20% y c = 10% (para simplificar).

Un futbolista recibe 96 € de un spot realizado en París, así que trae el dinero a España, como e = 20%, se queda 16 € para sus gastos e ingresa 80 € en el banco (16/80 = 20%).

EMP D ACSB C
1.- 16 80

El banco inmediatamente ubica todo lo que puede en créditos, como c = 10, tiene que mantener 8 € en caja (ACSB) y presta el resto a un periodista deportivo (por ejemplo). Éste, a su vez, siguiendo el mismo procedimiento, se queda € 13,3 y deposita en el banco € 66,6. Se repite el ciclo de reserva y Créditos.

EMP

D

ACSB

C

1.- 16 80 8 72
2.- 12 60 6 54
3.- 9 45 4,5 40,5
4.- 6,75 33,75 3,38 30,38

Se puede observar que el dinero (EMP + D) se ha incrementado después de 4 movimientos, desde los 96 € iniciales hasta (16+80+12+60+…) = 262,5 €. Si continuáramos, el máximo teórico llegaría a los 384 € ( 96*(e+1)/(e+c) ). Si el público no se quedara con dinero metálico en mano (e=0%); o sea, todo estuviera en depósitos (D); el máximo teórico alcanzaría los 960€ (96/c).

Este efecto se conoce como multiplicador del dinero, y es la razón del control que realiza el Banco Central sobre el coeficiente de caja, que es un parámetro fundamental para determinar la cantidad de dinero, la inflación y el endeudamiento.

Es evidente que esto produce inflación además de representar siempre un peligro importante de colapso desde su propia creación. Por no hablar de que moralmente es una práctica dudosa.

Ha sido una práctica habitual desde los propios inicios de la actividad bancaria. Había sido gravemente penada pero durante la expansión de las colonias en America durante la conquista las necesidades monetarias pasaron a fomentarla como una práctica legal.

1.3. Sobre la creación del dinero como deuda

Todo lo explicado anteriormente provoca que los bancos puedan prestar dinero que no poseen en base a los depósitos y a un decreciente coeficiente de caja. A la práctica simplemente fabrican el dinero de la nada para satisfacer las nuevas deudas contraídas. Oficialmente, por cada 1 € depositado realmente en el banco, existen otro 9 € más, inexistentes que pueden ser prestados.
Es necesario saber que los gobiernos no pueden fabricar papel moneda, lo fabrican los bancos centrales y se lo cambian por bonos del estado a los gobiernos bajo un interés. Se debería reflexionar sobre lo antidemocrático que es que entidades que no dependen del gobierno tengan más poder efectivo que este. En teoría son entidades públicas pero a la práctica no es así en casi ningún país del mundo. La prueba está en que no compran deuda cuando es necesario favoreciendo la especulación y las crisis financieras.

Así que cuando vayáis a un banco no os penséis que el dinero que os dan de un crédito proviene de los depósitos, ese dinero proviene de la perversión del sistema monetario en si mismo. Y no os están haciendo un favor, más bien se lo están haciendo ellos manteniendo esta rueda insostenible de crecimiento exponencial. Lo cual nos lleva al siguiente punto…

1.4. La paradoja del interés impagable y el crecimiento perpetuo.

Veamos que es la paradoja del interés impagable con un video

El problema es que al adquirir una deuda los bancos centrales generan el dinero correspondiente a esa deuda pero no los intereses que se han de pagar adicionalmente para satisfacer esa deuda por lo que a la práctica todo el dinero existente en el mundo no es suficiente para satisfacer las deudas de todo el mundo. Y eso los bancos lo saben muy bien. Es por ello que ha de existir un crecimiento perpetuo y exponencial de la economía, tal como podemos ver en el esquema del techo de deuda.

Todo esto solo puede tener una consecuencia final: el colapso.
Antes pasaremos por inflación, pobreza, guerras, crisis y demás pero debemos ser conscientes que esto es completamente nuevo, no podemos aprender de la historia para intentar sobrellevar esto. No va a haber ninguna recuperación, ni “brotes verdes” ni nada de eso, esto solo puede hacer que empeorar. Un crecimiento perpetuo y exponencial es un esquema Ponzi y no se dan en la naturaleza, a no ser claro, que se trate de un cáncer.

2. Presente (situación actual)

2.1. Deuda actual por países

(Falta Luxemburgo, ya que su deuda per capita es de mas de tres millones de dólares)

.

2.2. Deuda privada y deuda pública (Causas de la deuda)

Realmente la deuda pública no es tan alta en España, es menor en % del PIB que Alemania o Francia, el problema es que nos han tomado el pelo y nos hacen pagar el festín de los bancos, su deuda, incluso por mandato constitucional.

Debemos comprender que la burbuja inmobiliaria era predecible, llevamos conociendo las burbujas especulativas desde hace siglos, se provocó deliberadamente para crear un crecimiento ficticio a base de endeudamiento que favorecería enormemente a los bancos y sumiría al país en el desastre que esta a punto de llegar como consecuencia de asumir una deuda impagable.
En el nuevo artículo 135.3 dice claramente que HAY QUE DAR PRIORIDAD ABSOLUTA AL PAGO DE LAS DEUDAS A LOS BANCOS, frente a cualquier otro gasto estatal, ya sea gasto prioritario (por ejemplo, los comedores escolares), gasto urgente (las jeringuillas en los hospitales) o gasto aplazable (los sueldos de los propios políticos).

.

2.3. Retorno de la deuda (obligaciones)

Como ya hemos visto la deuda que contraen los estados con los bancos centrales por medio de la venta de bonos ha de ser pagada por un interés (en relación casi directa con la famosa prima de riesgo) por lo tanto debe conseguir cada año más dinero que el anterior para pagar la deuda y los intereses. Esto provoca una deuda de crecimiento exponencial. Una vez más un esquema Ponzi. Por ejemplo podemos ver en este artículo de febrero de este año:

(…) Después de la subasta de casi 3.500 millones en deuda a largo plazo, el Tesoro tiene cubierto el primer gran vencimiento de bonos y obligaciones del año que asciende a 15.518 millones y que ocurrirá en abril. Además, tendrá que afrontar la devolución de 7.200 millones en letras, un importe que espera obtener ese mismo mes con nuevas emisiones. (…)

Nos damos cuenta de que los estados están continuamente en la cuerda floja. El propio Luis de Guindos, ex secretario de Estado con el Gobierno de Aznar y uno de los “ministrables” para la cartera de Economía del Ejecutivo de Rajoy advierte sobre este peligro:

(…)Luis de Guindos, director del Instituto de Empresa y del Centro del Sector Financiero de Pricewaterhouse Coopers, apunta que el principal riesgo para la economía española es el elevado volumen de vencimientos que tiene que afrontar el próximo año, que cifró en cerca de 300.000 millones de euros. El ex secretario de Estado de Economía señaló que esta cifra supone el doble que este año que del total, 120.000 millones corresponden a entidades bancarias y unos 110.000 millones al Tesoro Público.(…)

2.4. Soluciones incorrectas (recortes)


Los recortes no solo son nefastos por lo que representa la pérdida de derechos y el hecho de pagar con el dinero de todos la deuda de entidades privadas como son los bancos. También son una medida nefasta para controlar el déficit. Al reducir el gasto público se reduce el gasto de la población, al reducirse el gasto de la población se reduce el PIB y al reducirse el PIB aumenta el déficit lo cual provoca un mayor recorte del gasto público. De esta forma caemos en una espiral decreciente que solo puede tener un final: el colapso.

Por si fuera poco la relación entre reducción del gasto público no es directa, existe un factor multiplicador (llamado multiplicador de Haavelmo):

En cuanto al gasto público, su reducción genera una reducción del PIB en igual cuantía y de forma directa. Además existe un efecto denominado multiplicador por el cual la reducción final de PIB es mayor que la del gasto (o el aumento).

Las razones del efecto multiplicador son sencillas, si el estado gasta en pagar a un constructor eso es más gasto público pero a su vez se convierte en renta de un individuo del sector privado que lo vuelve a gastar, generando nuevo PIB sea vía consumo o vía ahorro (inversión), pero minorado por los impuestos.

Algunas de las estimaciones actuales cifran en factor multiplicador entre un dos y un tres.

.

2.1. Solución correcta: Islandia

De momento es el único país que ha tomado la decisión correcta, encerrar a los causantes de la crisis: políticos y banqueros y no pagar una deuda que no era suya.

(…)Consiguió acabar con un gobierno. Encerró los responsables de la crisis financiera a la cárcel. Empezó a redactar una nueva Constitución hecha por ellos y para ellos. Y hoy, gracias a la movilización, será el país más próspero de un occidente sometido a una tenaz crisis de la deuda. Es la ciudadanía islandesa, cuya revuelta en 2008 fue silenciada en Europa por temor a que muchos tomaran nota. Pero lo lograron.(…)

Es lógico que si a alguien le encarcelan por conducir bajo los efectos del alcohol a causa de su irresponsabilidad cuando alguien lleva a un país a la ruina se le encarcele de la misma manera.

Los resultados de la revolución islandesa han sido enormemente positivos para el bienestar de la población como se podía esperar.

(…)este país del norte atlántico, cerrará el 2011 con un crecimiento del 2,1% y que en 2012, este crecimiento será del 1,5%, una cifra que supera el triple que la de los países de la zona euro. La tendencia al crecimiento aumentará incluso en 2013, cuando está previsto que alcance el 2,7%.

Los analistas aseveran que la economía islandesa sigue mostrando síntomas de desequilibrio. Y que la incertidumbre sigue presente en los mercados. Sin embargo, ha vuelto a generar empleo y la deuda pública ha ido disminuyendo de forma palpable.

Este pequeño país del periférico ártico rechazó rescatar a los bancos. Los dejó caer y aplicó la justicia sobre quienes habían provocado ciertos descalabros y desmanes financieros.(…)

Otro país que logro esquivar la crisis durante un tiempo prolongado fue Bélgica, al no tener gobierno esquivo los recortes y no se le pudo robar la soberanía como ha ido pasando con el resto de países miembros sometidos a la tiranía de la UE.

(…)La anarquía belga tiene más ventajas: que el Banco Central Europeo (BCE) no tiene a quién enviar una de esas cartas que han recibido Zapatero o Berlusconi. Ayer Il Corriere de la Sera desveló el contenido de la misiva italiana. La carta confirma lo que ya sospechábamos: que la reforma constitucional exprés no fue una idea genial de Zapatero y Rajoy, sino un disco dedicado que pidió Jean Claude Trichet, el presidente del BCE, a cambio de comprar deuda española.(…)

3. Futuro

3.1. Probable fin del euro (riesgo y consecuencias

Muchísimos medios se hacen eco de la posibilidad real de que el euro como proyecto este llegando a su fin como podemos ver aquí:

(…) Ya sabíamos que las embajadas y las grandes empresas están preparadas para una eventual ruptura del euro. Ahora son varios bancos centrales los que hacen planes para un mundo sin la moneda europea tal como la conocemos. (…) El imparcial

(…)El adiós a la divisa comunitaria ha pasado de ser una posibilidad remota a una variable que preocupa en exceso (…) ABC

(…)La casa de apuestas británicas William Hill ofrecía este miércoles una cuota de 3 a 1 por la desaparición del euro antes del final de 2012.(…) El país
(…)Nadie se atreve a pensarlo, pero todos se preparan para ello. La división de la eurozona en dos zonas –norte y sur-, o la exclusión de algunos de sus miembros son algunos de los posibles escenarios que analizan los expertos (…) Le Monde, de París.

En caso de salir del euro y volver a la peseta el país podría devaluar la moneda para reducir el déficit. Pero como consecuencias negativas tendríamos la siguiente lista:

1º) El que piense que al volver a la peseta se volverá a los precios de antes, está muy equivocado. En caso de volver, se redondearán los precios que hay ahora en el mercado y siempre al alza, como pasó con el cambio al euro.

2º) El volver a la peseta supondría un coste por el simple hecho de imprimir los billetes y pagar los costes de la administración necesaria para que se llevase a cabo. El Estado español no está como para gastar mucho.

3º) España es un país que tiene más importaciones que exportaciones, por lo que la compra de productos exteriores, por ejemplo el petróleo, se encarecería. Por aquí no creo que saliera muy rentable la cosa, incluso aunque esta diferencia se equilibrara al ganar competitividad.

4º) La deuda del Estado aumentaría debido al tipo de cambio, ya que frente al euro o el dólar, la peseta tendría muy poco valor.

5º) Al salir del euro perderíamos la opción de rescate o dicho de otro modo, la refinanciación de nuestra deuda por parte del Banco Central Europeo. Esto ocasionaría varias cosas:
a) La prima de riesgo y el interés de nuestra deuda subiría como la espuma.
b) En caso de quiebra el Estado reduciría o dejaría de pagar nóminas, pensiones etc…
c) Los países dejarían de prestarnos dinero ya que no confiarían en nosotros.

6º) Al devaluar la peseta, las hipotecas aumentarían de valor. Esto es debido a que el Banco de España subiría los tipos de interés para poder controlar la inflación que tendríamos, en el caso de que se calcularan al tipo de interés nacional. Otro posible caso es el que las hipotecas siguieran ligadas al euribor, que para mi parecer sería lo más probable, las hipotecas subirían igualmente debido a la devaluación de la moneda y al tipo de cambio.

7º) La deuda que tienen las empresas españolas con el exterior también aumentaría por la misma razón: la devaluación y la diferencia del tipo de cambio (este ejemplo es parecido al del punto 4º). Con esta problemática muchas empresas irían a la quiebra y las que no, harían “reajustes” en su plantilla, ya me entendéis…

8º) Debido a los “reajustes” de plantilla del Estado y las empresas, el paro aumentaría y los sueldos bajarían.

9º) Las relaciones diplomáticas se distanciarían por todo lo anterior.

Probablemente veríamos el corralito español y la deuda creciente seria impagable de hecho ya lo es aún estando en el euro. Pero debemos entender que se trata de una deuda que concuerda con la definición de deuda odiosa y por lo tanto no deberíamos pagar.

2.2. Deuda creciente

Debido a que la deuda se paga con el cobro de un interés que depende de la confianza de los mercados en el país se puede ver fácilmente que caemos en una nueva espiral descendiente. Los intereses cada vez son más altos ya que la confianza disminuye, por lo tanto la deuda a pagar es cada vez más alta, al ser esta más alta mayor es la desconfianza, porque es más evidente que tarde o temprano no se va a poder pagar. Por lo tanto aumentan los intereses, la llamada prima de riesgo, o la rentabilidad a 2 o 5 años.

Por otro lado uno de los indicadores que nos da evidencias inequívocas de que una país va camino de la bancarrota es la inversión de las curvas de rentabilidad de los bonos a 2 y a 5 años, es decir: cuando se debe pagar más interés por un bono a 2 años que por un bono a 5 años. Cuando esto pasa es evidente que los inversionistas no creen que sea muy seguro invertir en ese país. En Italia ya ha pasado y en España nos estamos acercando peligrosamente.

(…)El riesgo de rescate se acelera para Italia y España, las dos grandes economías periféricas. Otro indicador apunta en este sentido: la curva de tipos se ha invertido en el caso de Italia y amenaza con hacerlo en el de España. Este vuelco, donde los títulos a corto plazo ofrecen un interés mayor que los de largo, suele indicar una recesión. Pero también podría alertar de la inminencia de un rescate exterior.(…) Invertia

2.3. Paro creciente

El paro ha venido para quedarse, no se trata de ningún ciclo económico que vaya a revertirse, pensar eso seria tan lógico como pensar que podemos volver cualquier día a las condiciones geopolíticas de la edad media. Ha sido agravado enormemente por la burbuja inmobiliaria provocada por la ambición, la codicia y la irresponsabilidad de políticos y banqueros pero no es la única causa del paro.

Realmente la principal razón del paro es la estructural, es obvio que cada vez se necesita menos gente para producir lo mismo y este factor de relevo tecnológico se puede cuantificar y en un modelo productivo como el nuestro suele estar en torno a un 2%. Lo que significa que la economía debe crecer al menos un 2% anual o se genera paro. Esto es imposible, el crecimiento perpetuo es un, ya conocido, esquema Ponzi que no se puede dar en la naturaleza. Por lo tanto debemos buscar otras soluciones.

Reduciendo el enorme margen de beneficios de multinacionales, cuyos directivos tienen sueldos de miles de millones de euros anuales, podrían perfectamente reducirse las jornadas laborales cobrando lo mismo y se emplearía más gente. Es ilógico que trabajemos las mismas horas que durante la revolución industrial. Por otro lado se podría rebajar la edad de jubilación para hacer otro tanto. El estado debería dejar caer los bancos como Islandia y dedicarse ha aumentar el gasto público para hacer otro tanto. La reducción del paro ayudaría a reflotar la economía pues se favorecería el consumo y aumentaría el PIB.

Extrañamente lo que vemos es justo lo contrario, y vemos como en muy poco tiempo estas medidas solo tienen consecuencias nefastas tanto para la economía como para el bienestar de la población.

Ahora bien estos resultados siempre se enmascaran como en el caso de Lituania donde se presenta la reducción del paro con los recortes como un éxito. Y allí el paro se ha reducido porque se ha reducido la población enormemente. Todo el que ha podido ha emigrado huyendo de los salvajes recortes sociales.

.

2.4. Una mirada a Grecia

Si hay un país hacia donde debemos mirar para conocer que futuro sociopolítico le espera a España este es sin duda Grecia. La deuda de España pronto será impagable y los recortes en España pronto serán parecidos a los griegos. La evolución de la lucha social debería seguir caminos parecidos. Salvando las diferencias, ya que Grecia es un país con una tradición de lucha social muy arraigada y España es un país que dejó morir a su dictador en la cama y aún tenemos una monarquía impuesta por este. Aún así es predecible que acabemos en la misma situación ya que el hambre no entiende de memoria histórica.

Es predecible pues que sigamos el mismo camino, las manifestaciones se demuestran ineficaces cuando el estado hace oídos sordos y la población necesariamente aumentará la contundencia de las acciones día a día. Tarde o temprano habrá disturbios, batallas campales, impago de impuestos, boicots de todo tipo. La única manera de evitarlo pasaría por mantener el bienestar social, cosa que es perfectamente posible, pero el estado se ha mostrado como el esclavo fiel de los mercados que es. En estas circunstancias por muy servil que sea el pueblo la paciencia se agotará.

Podríamos resumir las fases de una revuelta social con la siguiente lista:

Fase 1- Percepción

Fase 2- Quejas

Fase 3- Desobediencia

Fase 4- Boicot al estado

Fase 5- Ataque a las instituciones

Fase 6- Lucha continua en todas partes

Fase 7- Eliminación del gobierno títere y sustitución de este por algo decente.

Actualmente en España aún estamos en la Fase 2, Grecia en la Fase 6 y en Islandia pasaron directamente de la Fase 2 a la Fase 7.

(…)Los medios de comunicación mayoritarios simplemente no pueden aceptar la noción de lo que está ocurriendo en Grecia es una revuelta social proactiva contra el mismo sistema capitalista y las instituciones del estado que lo refuerzan. Es hora de reconocer que el movimiento anarquista griego ha tomado con éxito la iniciativa después del asesinato de uno de sus miembros, presentando a la opinión pública los problemas de la sociedad griega de una manera atractiva a un público mayoritariamente joven. (…)

2.5. ¿Que podemos hacer?

Una vez el estado ha dejado ver su verdadera cara y se descubre como el siervo que es de la banca mundial y vemos que esta es el verdadero enemigo al que hemos de plantar cara veamos pues algunos ejemplos de lo que debemos hacer para impedir este golpe de estado mundial de la banca sobre la población.

Creación de monedas alternativas: Es realmente difícil ya que una gran parte de su éxito se basa en la honestidad y la transparencia, también requieren de una estructura considerable. Pero son una gran idea, y debemos ser conscientes que cualquier trozo de papel vale lo mismo que lo que valen los que fabrican los bancos centrales. Es decir tienen el valor que nosotros les demos.

(…)Ante situaciones adversas, los más destacados agudizan el ingenio y contraponen iniciativas novedosas para hacer frente a los problemas. Así lo han contemplado desde algunas pequeñas poblaciones inglesas, que han emitido su propia moneda para hacer frente a la inflación acumulada de la libra y, de paso, regenerar y potenciar su pequeña economía.(…)


Impago de todo tipo de deudas bancarias: 
Es poco conocido el hecho de que por ejemplo una tarjeta de crédito no tiene responsabilidad subsidiaria y de que en caso de necesidad podemos adquirir créditos y no pagarlos si no podemos. La parte embargable de un sueldo es relativamente poca. Y si no eres solvente eres inmune a todo el código civil. Para más información se recomienda investigar el caso de Enric Duran.

Sacar el dinero del banco y cambiarlo por algo que no sean euros: No solo es para castigar a los bancos, los ahorros ahora mas que nunca no están seguros en los bancos, su índice de apalancamiento es 1/35, no tienen ni una 35ª parte de lo que deberían devolver en caso de que todo el mundo saque los depósitos a la vez.

Impago de impuestos: Muy lesivo para reducir el poder del estado, se puede por ejemplo decir a tu empresa que solo te quite un 2% para el IRPF y el resto lo veras cuando llegue la declaración y tengan que embargarlo, esto produce un retraso increíble del cobro.


Lucha en las calles: 
Por supuesto no se debe subestimar el poder de las acciones contundentes en las calles, muchos presidentes han tenido que salir en helicóptero como consecuencia de haber despertado la rabia del pueblo.

(…) En América Latina, tanto en Argentina como en Bolivia sus Presidentes democráticamente electos fueron removidos por marchas populares como consecuencia de las graves crisis económicas.(…)

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Dinero#Historia_del_dinero

http://es.wikipedia.org/wiki/Banca_de_reserva_fraccional

http://es.wikipedia.org/wiki/Coeficiente_de_caja

http://www.chrismartenson.com/crashcourse/espanol

http://infokrisis.blogia.com/2010/012103-el-proceso-de-creacion-del-dinero-moneda-sin-respaldo.-la-gran-estafa.php

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_external_debt

http://www.ecosbolsa.com/Educacion/cfdsglobal/268046-vencimientos-de-bonos-y-deuda-espanola.html

http://enpositivo.com/2011/12/la-revolucion-islandesa-consigue-triplicar-el-crecimiento-del-pais/

http://www.escolar.net/MT/archives/2011/09/ventajas-de-no-tener-gobierno.html

http://www.invertia.com/noticias/articulo-final.asp?idNoticia=2607248

http://www.sencillaeconomia.com/2011/11/que-pasaria-si-volvieramos-la-peseta.html

http://www.nakedcapitalism.com/2011/12/no-people-no-problem-the-baltic-tigers%E2%80%99-false-prophets-of-austerity.html

FUENTE http://accionmasreaccion.wordpress.com/2011/12/10/error-del-sistema-un-breve-analisis-de-la-crisis-del-sistema-capitalista/

 

Los trolls invaden la prensa y las redes sociales.


 

Los chinos salieron a la calle hace unos días. No en Pekín, obviamente, sino en Madrid. Los chinos salieron a la calle. La primera generación llegada a España no sabía gritar sus consignas, pero sus descendientes, educados en este país que ya es suyo, expresaban, en perfecto castellano, que quieren que se les amplíe la licencia de bebidas alcohólicas en sus tiendas.

En la radio escuché a un concienciado contertulio afirmar que dichas tiendas con licencia no deberían estar situadas cerca de los colegios.

Imposible erradicar los mensajes insultantes y difamatorios en la Red mientras no se le exija al lector identificarse

No entiendo que los periódicos se hayan convertido en hábitat de esa raza carroñera que son los ‘trolls’

Me dio la risa. Ahora resulta que del alcoholismo infantil van a tener la culpa los chinos. En cambio, los padres, que dejan vagabundear a sus pequeños roedores de madrugada, son unas víctimas de las licencias y de la inmigración oriental.

Muy al contrario, a mí, leer que los chinos habían salido a la calle, me pareció alentador.

En medio de este ambientazo apocalíptico que se masca a punto de terminar este 2011 -que ha sido peor que 2010 pero será mejor que 2012-, leyendo a diario que nuestros jóvenes talentosos se nos van y que hasta los inmigrantes están haciendo la maleta para volver a su pobreza de origen, contemplo a este pueblo milenario e industrioso, discreto, sacrificado, etcétera, etcétera, que no conoce puentes ni fiestas de guardar y tiene por norma permanecer al margen del bulle bulle del país de acogida, salir a la calle para reclamar un derecho en una tierra que han hecho suya.

No entro a considerar lo que piden, digo que me parece una buena señal eso de ver la calle de Madrid llena de chinos castizos.

En ese estado de optimismo insensato me encontraba cuando, dado que leía la noticia en un periódico digital, bajé el cursor hasta el final y me encontré con los comentarios de los lectores. Mi optimismo se derrumbó. Ay.

Había lectores que escribían su comentario cambiando las erres por las eles. Te mondas. Otros que los mandaban a manifestarse a Tiananmen. Ole Ole. Los había que afirmaban que no les volverían a comprar una puta cerveza dado que habían salido a la calle con la bandera constitucional y no con la republicana.

Bien. A estos chispeantes comentarios había que sumar aquellos en los que se nos informaban de que los chinos nunca mueren, como Elvis. De diez comentarios, seis rezumaban racismo, ignorancia, y una cosa que no está penada por ley, pero que hiela la sangre: mala hostia.

Días antes de que los chinos salieran a la calle y yo lo tomara como un signo de integración estuve siguiendo un debate en The New York Times sobre el anonimato en la Red.

En la misma semana, varios periódicos anglosajones coincidían en expresar su preocupación por los mensajes agresivos, de “odio”, como se les llama. El debate en elTimes comenzó con un artículo del escritor y abogado Christopher Wolf, que lidera un grupo de trabajo de la Liga Antidifamación.

El estudioso consideraba que será imposible erradicar los mensajes insultantes y difamatorios de blogs y prensa en la Red mientras no se le exija al lector identificarse, de la misma forma que se hizo siempre en las cartas al director.

Es fácil deducir que el interés de la sección de las cartas, que a menudo contiene opiniones más agudas que las que expresamos los columnistas, está relacionada con el deseo del lector de que algo firmado con su nombre sea articulado y brillante.

Algunos de esos lectores, articulados y brillantes, discreparon de Wolf, afirmando que el anonimato es una tabla de salvación para los que se asfixian en las dictaduras, o en esas situaciones en las que uno desea encontrar salida a su propia cárcel personal, o en blogs de orden profesional en los que uno jamás expresaría lo que piensa si ha de firmar con su nombre. De cualquier manera, todo se debatía en un nivel de cordialidad.

Sin embargo, uno de los creadores de la realidad virtual, Jaron Larnier, es absolutamente catastrofista. Opina que es este asombroso milagro tecnológico el que favorece que a muchos internautas les brote el hombre brutal y primitivo que tienen agazapado y reprimido en su vida diaria. Larnier afirma que la presencia de los “troll” en nuestras vidas solo acaba de comenzar. Un troll es un malote, un troll es aquel internauta que entra en los foros a provocar, a armar bronca, a difamar.

Las secciones de los periódicos se han plagado de trolls, y la permisividad que se tiene ante eso que equivocadamente se ha dado en llamar “la democracia digital” (todos sabemos todos opinamos) va a conseguir expulsar a los lectores con cierto nivel de inteligencia crítica de foros que albergan a insultadores, que van de un periódico a otro pringando y malbaratando la opinión pública.

No sé cuándo la Real Academia Española tendrá a bien albergar en su seno el términotroll, que ya está en boca de millones de personas y define de manera tan precisa un tipo de personaje. Aquí lanzo mi definición: es lo que venía a ser un hijoputa de toda la vida pero a nivel virtual. I

magino que lo incluirán en el diccionario cuando ya lo diga mi padre, que debe de estar a punto. En cuanto al mundo del trollerío, no entiendo muy bien que los periódicos hayan decidido convertirse en hábitat ideal de esta raza carroñera.

Les echan a diario las noticias para que, más que leerlas, las conviertan en jirones.

Y da pena. Y miedo.

Por qué no hay una democracia real en España (en ocho sencillos pasos)


Por qué no hay una democracia real en España (en ocho sencillos pasos)

24 de mayo de 2011
 
Si decimos que en España no hay una democracia real lo decimos por algo.
 
Lo digo porque hay por ahí quien afirma, cual en canción de Ketama, que estamos locos y que no sabemos lo que queremos.
 
Para contribuir a rebatir esta chorrada tan sumamente gorda hemos confeccionado una lista con los ocho motivos de por qué en España no hay una democracia real. Ocho, que podrían ser más, y ordenados subjetivamente por un servidor de ustedes.
 
Y motivos, ojo; no propuestas. Aquí no proponemos ni listas integralmente abiertas ni sufragios radicalmente representativos. Por no proponer es que no proponemos nada. Esto es una humilde lista, no un manifiesto. Así que explicamos, sin más, el porqué de que estemos tan hasta los cojones en ocho sencillos pasos.
 
De forma fundada –que es como se razonan las cosas–, con un poquito de sentido del humor –que es de lo que va este blog–, concatenando –para amenizar– y, sobre todo, humildemente y sin querer ir de originales –porque entre machaconas y obviedades, todo lo que se dice aquí se ha dicho ya en muchos otros sitios–.
 
Y erradamente en algunas cosas, seguramente, porque ni soy leguleyo ni miren, ganas que tengo. Aún así, les animo a leerse el tocho, de una sentada o por entregas, o parte de él. Les anuncio, por cierto, que el primer punto es el más coñazo, pero que después la cosa mejora.
 
Y si les gusta, a que hablen de lo que aquí hablamos. Porque hay que difundir la palabra, porque concentrarse y hacer bulto no lo es todo y porque además no sólo de retweets vive el revolucionario. Ésta es nuestra pequeña contribución a todo esto.
 
Por qué no hay una democracia real en España 
(en ocho sencillos pasos)
 
1. Porque no llega a todas partes –#Poder judicial–.
 
Empecemos por lo básico. A usted le han dicho que vive en una democracia. A usted, amigo, le han dicho muchas cosas. Le han dicho que vive en una democracia, que Mozart componía con cuatro años y que cuando Belén Esteban se operó el tabique, fue por la diabetes. Cosas que pasan.
 
Yo no sé qué piensa usted de Mozart o Belén Esteban, pero sobre democracia una cosa le digo; el Estado se divide en tres poderes, pero sólo dos de ellos –el ejecutivo y el legislativo– están sometidos a elecciones. El judicial no.
 
Es notorio y manifiesto que los integrantes del poder judicial se dividen entre progresistas y conservadores, que en nomenclatura judicial vendría a ser lo que en los otros dos poderes se llama sencillamente ser de PSOE o del PP. La fractura entre ambos bloques, de hecho, suele llevar a frecuentes problemas en órganos como el CGPJ, los tribunales Supremo y Constitucional o la Audiencia Nacional, por citar sólo algunos.
 
La filiación ideológica de los jueces ha sido objeto de denuncia en numerosísimas ocasiones –algunas muy sonadas– y los escándalos en los que los partidos políticos se acusan de corromper jueces son el Sálvame Deluxe nuestro de cada día. Esto es así aunque el poder judicial debería, teóricamente, ser independiente, y repetimos; teóricamente.
 
Es decir, en los libros de Montesquieu. En la realidad real de España no lo es, y además por muchos motivos. El más evidente de todos es que los integrantes de sus más altas instituciones son designados directamente por los partidos políticos a través del gobierno y del parlamento. EL CGPJ, por ejemplo, que es la más alta institución del poder judicial, cuenta veinte vocales, todos ellos nombrados por el parlamento.
 
El Tribunal Constitucional, por ejemplo, se compone de doce magistrados de los que ocho lo son nombrados por el parlamento, dos por el gobierno y dos por el CGPJ. Y así, susceptiblemente.
 
¿Cómo se explica que hablemos de la independencia del poder judicial si sus cargos dependen directamente del gobierno y del parlamento? Bueno, pues también por varios motivos. El principal, porque hablar es gratis.
 
¿Esto es así en todas partes?
 
Pues sí y no. Cierto que el poder judicial no responde a proceso democrático en ningún moderno estado de derecho, pero también cierto que en muchos países su independencia no es necesariamente más falsa que los monos de Jumanji.
 
En Reino Unido, por ejemplo –que por cierto, es donde se inventó la separación de poderes– los integrantes del máximo órgano judicial, la Supreme Court, no los elige el parlamento en modo alguno, sino una comisión formada por el presidente y el vicepresidente de la propia Supreme Court, un miembro de una comisión al efecto de Inglaterra y Gales, otro similar de Escocia y otro de Irlanda del Norte.
 
¿A quién beneficia esto?
 
Según Montesquieu, que de esto sabía un huevo, a la libertad del ciudadano, pero echemos unas cuentas rápidas. Para designar vocales del CGPJ o magistrados del TC el parlamento requiere una mayoría de tres quintos, que vienen a ser el 60% de los escaños. Si PP y PSOE ocupan en el parlamento el 92% de los escaños, adivinen qué: pues que ningún magistrado o vocal lo es sin el voto a favor bien del PP, bien del PSOE.  
Es evidente que el poder judicial participa activa y muy determinantemente en la política; legaliza e ilegaliza partidos, por ejemplo, decide la impugnación o no impugnación de candidatos e instruye y decide en tantos juicios se pleiteen entre ellos los partidos políticos. Si todos asumimos que el poder judicial participa en la política, que la filiación ideológica participa activamente del poder judicial –en concreto la filiación al PP o al PSOE–, ¿por qué no votar democráticamente a sus altos cargos como se hace en los otros dos poderes? Misterio, amigo. Misterio y sonido de grillos. Cri cri.
 
Y usted dirá bueno, vale, pesado, no me des la chapa. Pero la democracia está garantizada en los otros dos poderes del estado, ¿no? Pues no, querido amigo. De eso nada.
 
2. Porque no se consulta al pueblo –#Referéndum–.
  
Pensemos en una monarquía del siglo XVI, por ejemplo, y al papel que juega el rey en ella. El soberano toma todas las decisiones del reino –al menos las más importantes– y, además, designa a otras personas para que ocupen los puestos de su gobierno –que son los que, subsidiariamente, toman todas las demás decisiones–.
 
Ahora pensemos en nuestra democracia. Puede que el pueblo –que es el soberano de este supuesto, por si a alguien se le escapa– designe a los cargos, pero… ¿Toma algún tipo de decisión? No. Sólo elige a las personas que las toman. Sólo hace eso: votar. ¿Votar decisiones? No. Nunca. Sólo vota cargos. Pero nunca toma decisiones.
 
La Constitución prevé la celebración de un referéndum en dos casos. Uno, como medida legal necesaria para reformar la propia Constitución –o los estatutos autonómicos–; y dos, y aquí está el tema, con fines consultivos –en cuyo caso es siempre a nivel nacional y habla de ‘decisiones políticas de especial trascendencia’.  
 
No obstante desde de la muerte de Franco –y esto son treinta y seis años– sólo se han celebrado la friolera de cuatro referendos nacionales. Y, mira por dónde; de estos cuatro sólo uno –el de permanencia en la OTAN de 1986– ha sido de carácter consultivo.
 
A la hora de tomar el resto de decisiones –incluyendo el ingreso en la UE, la ilegalización de partidos, las reformas educativas, la participación en varias guerras o el cambio de moneda– los sucesivos gobiernos lo han tenido claro; las han tomado ellos.  
 
¿Esto es así en todas partes?
 
No. Sólo hasta el año 2004 se habían celebrado en Suiza 217 referendos –con una media de diez al año–.
 
Algunas de las decisiones que los suizos han tomado en referéndum son la igualdad legal de hombre y mujeres –1981–, la suspensión por diez años de la construcción de centrales nucleares  –1990 –, la negativa a entrar en el Espacio Económico Europeo –1992– o el uso de heroína en tratamientos de desintoxicación para drogodependientes –2008–.
 
¿A quién beneficia esto?
 
Al Estado y especialmente a los sucesivos gobiernos –y en detrimento de los parlamentos–. Es así por una razón bien sencilla; los gobiernos eluden sistemáticamente el criterio de ‘especial trascendencia’ prescrito por el artículo 92 –el que regula el referéndum– ateniéndose el criterio de ‘extraordinaria y urgente necesidad’ recogido en el artículo 86 –que les habilita para promulgar un decreto-ley.
 
Así –y me gustaría decir que paradójicamente, pero es que no lo es– en España se evita la consulta popular aplicando la herramienta de la que dispone el Gobierno para promulgar leyes ya no sin consulta popular, sino directamente sin consulta parlamentaria.
 
De acuerdo, supongamos que en democracia el papel del pueblo no es el de tomar decisiones, sino simplemente el de designar a personas para ocupar cargos. ¿Elige el pueblo a las personas que quiere? No. El porqué es muy sencillo.
 
3. Porque las listas son cerradas –#Listas abiertas–.
 
Imagínese que a usted, que es así de excéntrico, le gusta ver Pasapalabra. Imagine que, para poder ver Pasapalabra estuviera usted obligado por ley a tener que ver veinticuatro horas de programación de Telecinco. Incluyendo Supervivientes hasta echar los higadillos. ¿Delirante, verdad? Y un planazo. Pues no se crea que la realidad democrática dista mucho de este paradigma.
 
Los votantes no tienen la opción de elegir a un representante, sino que tienen que elegir a una lista cerrada de representantes. Que no es lo mismo. Esto funciona así en la mayoría de instancias electorales –nacionales, autonómicas y municipales– con excepción del Senado, para el que se vota en una lista abierta. ¿Es muy abierta esta lista? Bueno, pues contiene a cuatro candidatos, y entre esos cuatro hay que elegir a tres. Muy abierta no es.
 
¿Esto es así en todas partes?
 
No. Durante la II República, por ejemplo, las listas eran abiertas. También las hay actualmente en Finlandia, por poner otro ejemplo.
 
Allí las listas son abiertas y no sólo las presentan los partidos, sino también cualquier ciudadano no afiliado a un partido que consiga asociarse o agruparse por distritos electorales hasta formar una lista –y a condición de reunir al menos cien firmas de votantes de ese distrito por cada candidato que presenten–.
 
Todas las listas, las de los partidos y las independientes, son revisadas por la autoridad electoral y concurren finalmente a las elecciones en una única lista abierta en la que figuran todos los candidatos mezclados y en orden por sorteo. El votante sencillamente vota, dentro de esa lista, a quien le da la gana.
 
¿A quién beneficia esto?
 
Según se dice con frecuencia, al propio país. Yo no lo creo. Me dirán simplista, conspiranoico y bolchevique, pero para mí que que esto beneficia sencillamente a los partidos. Que no en vano hacen listas cerradas situando a su candidato más famoso o carismático a la cabeza y obligan al elector a votar al resto de candidatos con él.
 
También a los candidatos que, dentro de los partidos grandes, tienen menos opciones, ya que consiguen acceder al poder arrastrados por el candidato cabeza de lista –a mí se me ocurren varios políticos de tal cota de impopularidad, y una de ellas se apellida Sinde, que simplemente cuesta creer que estuvieran en política si nuestro sistema fuese de listas abiertas–.
 
Y en tercer lugar, a los imputados por corrupción. Porque si la lista fuese abierta un elector podría votar a todos los candidatos de un partido, si quisiera, menos a los imputados por corrupción; con las listas cerradas, si votas a un partido tienes que votar a todos sus integrantes. Incluyendo a los imputados por corrupción.
 
De acuerdo. La mayoría de los candidatos no son elegidos libremente sino que vienen con el pack. Aún así, ¿es posible que su presencia en ese pack responda a la voluntad popular? La respuesta, por supuesto, es no. 
 
4. Porque los partidos carecen de democracia interna –#Democracia interna–.
 
Esto es terriblemente sencillo; el pueblo puede elegir a los candidatos, pero a los candidatos no los puede elegir el pueblo. O dicho de otro modo: en el proceso de ascenso al poder, sólo el último tramo –el que convierte a un candidato en un cargo político– lo es democráticamente.
 
Pero hasta ese punto, el candidato ha ascendido sin que medie en ello voluntad popular de ningún tipo. Esto puede llevar –y lleva– a situaciones tan chocantes como que el candidato a presidente del Gobierno –nada menos– esté en esa candidatura sin haber concurrido nunca a ningún tipo de votación o elección.
 
Sin, por supuesto, haber ganado nunca nada. Sin ni siquiera haberlo necesitado. Otros partidos sí que se someten frecuentemente a primarias internas pero mediante un modelo de sufragio indirecto, semiabierto y normalmente sin derecho al voto secreto.
 
¿Esto es así en todas partes?
 
No. En Estados Unidos –por ejemplo– los partidos Republicano y Demócrata se someten a elecciones primarias que no organizan ellos, sino los propios poderes públicos. Es así tanto en el caso de elecciones presidenciales como para elegir los candidatos a representantes, a senadores, a gobernadores y a alcaldes.
 
¿A quién beneficia esto?
 
A los afines al poder dentro de los propios partidos políticos. A nadie se le escapa que el más que probable futuro presidente del Gobierno –Mariano Rajoy– es candidato a tal no porque nadie lo haya votado nunca, sino porque fue designado a dedo por José María Aznar.
 
De acuerdo. La mayoría de los representantes políticos no ocupan su cargo por voluntad popular directa sino porque el sistema es así. Pero digo yo, que soy así de optimista, que aún así cuentan con libertad para trasladar la voluntad popular al ejercicio del poder, ¿no? Al menos en la media de lo posible. Pues no, querida amiga. De eso nada.
 
5. Porque los diputados están sometidos a disciplina de partido –#Disciplina de partido–.
 
Imagine que vive usted durante la Ilustración, que además tiene usted el día voltaireano –o voltairenesco– y que, entre pitos y flautas, de repente inventa un sistema político donde el pueblo elige a unos representantes para que sean quienes, mediante votaciones, tomen las decisiones. ¿Bonito, verdad? Pues ahora imagine que estos representantes no puedan votar las decisiones que ellos quieran.
 
El artículo 67 de la Constitución Española prohíbe la llamada interdicción del mandato imperativo. Es decir, que prohíbe expresamente que quién ostenta un escaño se vea obligado a votar algo que no sea lo que le dé la gana.
 
En la práctica, los diputados y senadores votan no según su voluntad sino sistemáticamente la consigna que dicta en cada votación la cúpula del partido.
 
Es lo que se conoce como disciplina de partido. Por eso precisamente –y sabiendo cuántos escaños tiene cada partido– pueden predecirse los resultados de la votación antes de que ésta ocurra.
 
Sólo en algunos casos muy sonados los parlamentarios contradicen la disciplina de partido –lo que siempre se salda con sanciones al parlamentario– y sólo en otros muy puntuales los partidos conceden a sus diputados libertad de voto.
 
¿Por qué, si está expresamente prohibido, existe entonces –y además abiertamente–  la disciplina de partido? Pues no lo sé, mire, pero le daré una pista; estamos hablando de que nuestra democracia no es real. Así que por ahí deben ir los tiros.
 
¿Esto es así en todas partes?
 
No. En Estados Unidos, por ejemplo, demócratas y republicanos cuentan con libertad de voto. Tanto así que, en 2008, el controvertido plan de rescate financiero propuesto por el presidente Bush –republicano– prosperó pese al voto en contra de muchos republicanos y a favor de tantos otros demócratas.
 
¿A quién beneficia esto?
 
A los partidos y en detrimento, lógicamente, de los representantes parlamentarios.
 
Muy bien, las decisiones no las toman los parlamentarios, sino los partidos. Aún así, los integrantes de esos partidos han sido votados por los ciudadanos, de lo que se deduce que sus decisiones son necesariamente representativas de la voluntad popular, ¿no? Pues no, mire. Tampoco.
 
6. Porque el reparto de votos es desproporcionado –#Reforma electoral–.
 
En España hay casi 3428 partidos políticos pero el parlamento sólo tiene 351 escaños. El 92% de estos escaños –unos 323 escaños– son para PSOE y PP. El 8% de escaños restantes –unos 28 escaños– son a repartir entre las otras 3428 fuerzas políticas del país. 
 
¿Sería bonito, verdad, si el parlamento tuviera equis número escaños y a su vez un escaño equivaliese a equis número de votos? Bonito, sencillo y democrático. Pero no. El sistema electoral español se diseñó deliberadamente para favorecer la creación de mayorías parlamentarias que confiriesen estabilidad al sistema.
 
Para ello pervierte –no se me ocurre un verbo mejor– esta proporcionalidad ideal entre voto y escaño estableciendo no una circunscripción nacional –que sería lo suyo–, sino circunscripciones provinciales y, a su vez, un enrevesado sistema en el que los representantes parlamentarios lo son por mayoría en sus provincias respectivas.
 
Este sistema fue posteriormente completado mediante la Ley 5/1985 del Régimen Electoral General, que aplica el llamado sistema D’Hondt y además elimina toda candidatura con menos del 3% de los votos en su circunscripción.
 
El resultado es que en las Cortes españolas los grandes partidos están sobrerrepresentados –tienen más diputados de los que les corresponden– a costa de los partidos minoritarios –que les ceden a los mayoritarios varios escaños de los que les corresponderían legítimamente–.
 
Los partidos con menos del 3% de los votos sencillamente no están. El cómo de todo esto es un poco lioso, pero lo tienen todo magníficamente resumido en esta web, desarrollado en este blog y esquematizado en esta presentación. No sé cuál les recomiendo más encarecidamente, porque las tres son magníficas.
 
¿A quién beneficia esto?
 
A PSOE, PP y los grandes partidos nacionalistas, principalmente CiU y PNV. Actualmente estas cinco fuerzas políticas acumulan el 96% de escaños de las Cortes. Pierden los partidos minoritarios, como IU o UPyD.
 
Tanto así que se llega a extremos como el de las elecciones generales de 2004, en las que la tercera fuerza más votada del país –Izquierda Unida, con 1280000 votos– resultó la sexta en número de diputados –con 5–. En esas mismas elecciones CiU obtuvo 830000 votos –un 36% menos que IU– pero acumularía el doble de diputados  –10 en total–.
 
¿Esto es así en todas partes?
 
No. En Dinamarca, por ejemplo, se contrarrestan los efectos de D’Hondt con un modelo de la llamada –y no por nada– elección proporcional. Lo tienen muy bien explicado aquí. De eso resulta un Parlamento mucho más fragmentado –como lo es la voluntad popular– pero lógicamente mucho más fidedigno respecto a la realidad.
 
La mayoría de los gobiernos daneses, de hecho, lo son en minoría, sin que en principio nadie se escandalice. No quiero perder la ocasión de animarles a que lean lo que dice en Wikipedia sobre la política, la democracia y el estado de bienestar danés.
 
En 2010 se elevó al parlamento español una petición de reforma del sistema electoral para mejorar la representatividad del cómputo, que obviamente fue automáticamente rechazada y enterrada por PP, PSOE, CiU y PNV. Ilústrese, por aportar la nota de color, que para ello adujeron motivos de austeridad económica.
 
7. Porque el reparto del poder no responde al principio representativo –#Representatividad–.
 
En nuestro sistema hay muchos cargos políticos, pero sólo algunos de ellos lo son electos democráticamente –por ejemplo los presidentes del Gobierno, los autonómicos o los alcaldes–.
 
Puestos tan poderosos como la vicepresidencia del Gobierno o los ministerios, no obstante, no están sometidos a ninguna votación, ni popular ni parlamentaria. Otros cargos elegidos a dedo son el de embajador, el de delegado del Gobierno o la dirección de cuantos institutos, agencias y oficinas dependen de los ministerios. El Jefe del Estado español tampoco ha sido refrendado en ninguna elección o referendo de ningún tipo.
 
¿Esto es así en todas partes?
 
No. En México, por ejemplo, los ministros, también por ejemplo, son elegidos por el Senado –dos terceras partes del mismo– entre tres candidatos propuestos por el Presidente de la República. En España los designa a dedo el presidente del Gobierno y los refrenda el rey. Punto.
 
¿A quién beneficia esto?
 
Al conjunto de la alta clase política y en detrimento de la baja, porque la mayoría de sus integrantes sencillamente no necesita presentarse a unas elecciones para ocupar un puesto de poder. 
 
A nadie se le escapa que, con la llegada de Rodríguez Zapatero a la presidencia, varios ministerios fueron ocupados por políticos de perfil tecnócrata para ser desplazados posteriormente por políticos de menos formación en sus respectivas competencias, pero afines a la llamada Nueva Vía socialista –la que llevó a Zapatero al liderazgo del PSOE–. Véanse los casos de Pedro Solbes-Elena Salgado, Bernat Soria-Leire Pajín o César Antonio Molina-Ángeles González Sinde.
 
Muy bien. En España se llega al poder de cientos de maneras, y muy pocas de ellas tienen que ver con la democracia. Aún así, al menos podremos confiar en ellos, ¿no? Ay, alma de cántaro. Menos mal que hemos llegado al último punto.
 
y 8. Porque en la democracia española la corrupción es generalizada –#Corrupción–.  
 
Puede que si decimos corrupción usted sólo piense en Gürtel, pero por ilustrar diremos que en 2009 la justicia española tenía abiertas 730 investigaciones judiciales por corrupción. El oro y la plata se lo llevaban, lógicamente, PSOE –con 264 causas– y PP –con 200–. En las pasadas elecciones municipales y autonómicas concurrieron en las listas electorales cientos de políticos imputados en casos de corrupción –aquí hay una lista con los cincuenta más significativos–.
 
Además, la corrupción no son sólo prevaricación y escándalos urbanísticos. Este año 2011, por poner otro ejemplo de corrupción, hemos sabido que el 20% de los nuevos altos funcionarios del Estado es familiar de otro alto funcionario. Aprovecho para reseñar, y no quiero perder la ocasión de invitarles a que se toquen los cojones, que lo que dice al respecto el autor del estudio es que ‘una hipótesis es que los hijos de los altos miembros de la administración son más competentes que el resto’.  
 
¿Esto es así en todas partes?
 
No, lógicamente. No es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia. El Índice de Percepción de Corrupción publicado por International Transparency en 2010 señalaba que los países  menos corruptos del mundo eran Dinamarca –que también el país de más alta felicidad subjetiva–, Nueva Zelanda –que tiene uno de los PIB per cápita más altos del mundo–, Singapur –por la razón poco espectacular de que tiene una de las leyes anticorrupción más severas– y Finlandia –el país con el mejor sistema educativo del mundo–. De los diez primeros, cuatro eran escandinavos. Diremos, como posdata, que España figuraba en el puesto 30 a nivel mundial y en el 16 entre los países europeos.
 
¿A quién beneficia todo esto?
 
Pues imagínenselo. A principios de año PP y PSOE cerraron un acuerdo parlamentario para evitar que la ley les impidiese incluir imputados en sus listas. El votante, aún así, podría sortearlo no votando al candidato imputado y sí a los demás, pero como se ha dicho las listas son cerradas y si quieres votar a un partido, tienes que votar también a sus imputados.  La propuesta de reforma de la ley electoral elevada al parlamento el año pasado hubiera acabado con las listas cerradas, pero una vez más fue bloqueada por PSOE y PP.
 
Así que, pues nada. Ocho son, ya ven, como las hijas de Elena. Ocho eran y ninguna era buena. Y que lo dicho; vaya con humor, con humildad y seguramente, con poco tino en algún tecnicismo. Quédense con la que más les gusta, y hasta lo mismo podemos hacer un ranking en el post de comentarios.
 
Ustedes mismos. No sea que, al final de todo, nos lo vayamos a tomar todo esto más seriamente de lo que se debe. Se me cuiden, me vayan por la sombra y les veo en la próxima.
 
 

El testamento político de Zapatero RECOMENDADO


El testamento político de Zapatero

 
 

Como a la protagonista de la película Goodbye Lenin, una mujer a la que su hijo intenta ocultar la caída del socialismo en la RDA, a Zapatero la realidad le ha dado un buen disgusto. Parece claro que los tiempos que corren no acompañan a los socialdemócratas que abrazaron el neoliberalismo.

El sueño de ZP y su partido se vino abajo con el estallido de la burbuja: ya no podían desarrollar sus políticas sociales y a la vez gestionar la economía al más puro estilo neoliberal.

Si recordamos, fueron las movilizaciones sociales, que culminaron con las protestas espontáneas contra las mentiras del gobierno de Aznar sobre el 11M, las que propiciaron que Zapatero se convirtiera en el presidente más votado de la democracia española y en la nueva esperanza de gran parte de la izquierda europea. “No nos falles” fue el lema que gritaron cientos de simpatizantes del PSOE la noche de la victoria electoral.

Sin embargo, ZP no entró a las cuestiones de fondo. Bajaban los sueldos pero el consumo crecía. Aumentaba la precariedad pero disminuía el desempleo. Daba igual que la economía se basara en la construcción infinita y en el endeudamiento generalizado. Daba igual que unos se estuvieran forrando y otros hipotecándose.

No digamos ya el despilfarro de recursos naturales y el ataque a las costas ¡Los socialdemócratas nunca fueron ecologistas! Políticas sociales como la legalización del matrimonio homosexual o la promesa de la Ley de Dependencia iban de la mano de rebajas fiscales a las rentas altas, pérdida de poder adquisitivo de los salarios, precarización galopante del empleo y cero control del mundo financiero y las cajas de ahorro.

En vez de plantar cara a la burbuja inmobiliaria y a sus beneficiarios, la represión se desató contra el movimiento de jóvenes de V de Vivienda. Nada podía estropear la fiesta, y es que según Zapatero estábamos entrando en la “Champions” de los países ricos, lo que sin duda le sirvió para aumentar los votos y revalidar la presidencia en 2008.

Y entonces llegó la crisis. Primero hablaron de desaceleración y después pusieron el acento en las causas internacionales.

Más tarde, y para ir cambiando el sistema productivo, implementaron medidas para incentivar la construcción y el consumo de coches. Para los bancos un fondo de rescate de 90.000 millones de euros. La patronal aceptó la ayuda a los parados sin prestación a cambio de una rebaja en las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas.

Finalmente, ZP tuvo que tragarse el buenrrollismo y acabar poniendo en marcha un paquete de medidas antisociales con reforma laboral y aumento de la edad de jubilación incluidas. Hasta aquí la crónica de una debacle anunciada: la retirada por la puerta de atrás de Zapatero y el hundimiento electoral del PSOE.

Pero, ¿qué hay detrás de la incapacidad del gobierno socialista para gestionar el ciclo alcista y la crisis de otra manera? ¿Cómo es posible que la socialdemocracia no haya propuesto un mínimo programa de medidas frente a la rapiña financiera?

En los últimos treinta años, los partidos socialdemócratas europeos no han defendido los intereses de las mayorías.

Han acatado los presupuestos de la economía neoliberal: desregulación financiera, reformas laborales, privatización de empresas públicas, precarización del empleo, externalización de los servicios públicos, deducciones fiscales a rentas altas y productos financieros, etc. Se mantuvieron a la defensiva como “contraparte” de algo peor, la derecha.

Pero lo cierto es que ni siquiera el programa socialdemócrata de pleno empleo, ciudadanía nacional y propiedad pública es útil en nuestros días.

Cuando las elites económicas están más interesadas en los beneficios financieros que en el crecimiento económico de los países, levantar la bandera del pleno empleo es derrotista y poco creíble, también cuando lo hacen los sindicatos mayoritarios o los partidos a la izquierda del PSOE.

El empleo se ha vuelto precario y el nivel de los salarios no se corresponde con las labores socialmente útiles.

La fórmula salario-empleo no reconoce muchas de las actividades que generan riqueza como los cuidados, el trabajo doméstico, la formación o la producción cultural siempre colectiva y difusa.

El PSOE, sin embargo, ha utilizado la zanahoria del pleno empleo para echar a perder los derechos laborales. Pero la cuestión fundamental no es el pleno empleo a cualquier precio, sino la distribución de la riqueza (mayor que nunca) mediante una fiscalidad que asegure el acceso a renta y servicios públicos para todos.

En cuanto a que los derechos de las personas estén adscritos a una determinada nacionalidad, cuando los movimientos financieros no son regulados por el Estado-nación, no deja de ser una burla al sentido común.

En estos tiempos, los derechos de ciudadanía no deben ser una cuestión nacional, sino universal. Por último, para la socialdemocracia, la propiedad pública siempre ha sido estatal: el gobierno decidía y legislaba sobre lo público sin contar con los interesados, nunca se ha promovido una gestión social de lo público.

Sin alternativas al modelo neoliberal, los líderes socialdemócratas han bailado la canción de inversores y expertos, no sin beneficio personal en forma de pensiones vitalicias y consulting millonarios.

Los políticos “socialistas”, asentados en su papel de “contraparte progresista”, los “menos malos” de la desregulación y la burbuja, dando pinceladas sociales a un modelo insostenible, cuando llegó la crisis, acataron las órdenes del mercado.

¿Refundar el capitalismo? El PSOE argumentaba que la culpa no era suya, sino del crash mundial, pero las movilizaciones de mayo le dejaron sin coartada.

El gobierno podía cambiar la ley electoral, ayudar a los hipotecados, perseguir a los políticos corruptos y empresarios enriquecidos ilegalmente.

También podía revocar la ley 15/97 que permite la privatización de la sanidad o acabar con los conciertos educativos. Pero no hicieron nada. Sólo adelantaron las elecciones, en uno de los mayores gestos de derrota política nunca vistos.

Era el turno de la rotación bipartidista: el PSOE le cedía el puesto a sus compañeros populares. Durante la campaña electoral, ni el interesado acercamiento al 15M, ni la evocación del miedo a la derecha, ni las patéticas críticas a los banqueros, ni las cínicas promesas de subir los impuestos han sido creíbles.

A partir de ahora, el PSOE intentará recuperar protagonismo apuntándose a las movilizaciones contra las políticas de austeridad que aplique el gobierno de Rajoy.

También tratará de hacerse un lifting político mediante la celebración de un congreso.

Pero ya no estamos en 2004, la nueva ola de movilizaciones ha desplazado a la avanzadilla cultural del PSOE. Los progres, que desde la Transición monopolizaban la “Cultura”, han quedado retratados con su apoyo a la SGAE y la ley Sinde.

La inteligencia colectiva, la que tomó las plazas e interactúa en forma de red, ha desbordado el discurso autocomplaciente de la progresía sobre la democracia que “tanto ha costado en este país”.

Mucha gente quiere una democracia real y siete años después de la victoria de ZP tienen claro que el PSOE es parte del problema. En 2011, ya no hay nadie a quien esperar. Sencillamente, casi todo está por inventar.

madrilonia.org

La gestión privada de la sanidad es más cara y la española es de las más baratas y mejores del mundo


 

La gestión privada de la sanidad es más cara

Marciano Sánchez Bayle | Portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública
nuevatribuna.es | Actualizado 09 Diciembre 2011 – 20:13 h.

Suele ser un tópico utilizado por quienes tienen intereses en la privatización de la sanidad que la gestión privada consigue ahorros sustanciales en la prestación de los servicios sanitarios porque, se dice, lograría una mayor eficiencia.

Este tópico, que no se sustenta en ninguna evidencia científica, ha vuelto a ser repetido como un “mantra” por las presidentas de las comunidades autónomas de Castilla La Mancha y Aragón, que basándose en estos supuestos ahorros de la gestión privada y la iniciativa publico-privada pretenden impulsar las llamadas “colaboraciones público- privadas” (iniciativas de financiación privada y/o concesiones administrativas) para la construcción de hospitales, y el paso a la gestión privada de cuatro ya existentes en Castilla La Mancha.

Conviene ante estas propuestas tener en cuenta que no es cierto que la gestión privada de los hospitales sea mas barata, salvo que se realicen recortes de las prestaciones y selección de riesgos (es decir trasladar a a los centros de gestión pública a los enfermos con mayores problemas de salud y/o patologías mas complejas), de hecho los centros de gestión privada tienen menos dotación de personal, derivan mas enfermos a los centros de referencia y son peor valorados por los ciudadanos que los de gestión publica.

Un buen ejemplo de lo dicho son los presupuestos de la Comunidad de Madrid de los años 2010 y 2011.

En esta Comunidad el presupuesto/cama/año de los centros públicos fue de 277.375 euros frente a 434.686 de los centros de gestión privada o semiprivada, en 2010; en 2011, el presupuesto cama/año fue de 307.187 euros de los centros públicos frente a 485.970 euros de los privados y semiprivados, es decir 173.783 euros/año de sobrecoste (un 58,2% mas caros), por lo tanto afirmar que la gestión privada de los hospitales es mas barata es falso.

Igualmente ocurre cuando se habla de los supuestos ahorros de la construcción de hospitales con el modelo publico-privado. En Madrid los 7 hospitales abiertos por modelo PFI tenían un coste de construcción de 701 millones de euros, cuando finalice 2011 se habrá pagado por parte de la Comunidad de Madrid a las empresas constructoras 761,3 millones de euros y quedara todavía una deuda pendiente de 4.284 millones de euros, y además las empresas constructoras reclaman una deuda de 80 millones de euros por un exceso de actividad en este periodo y un incremento de 9 millones de euros en el canon anual.

Es decir el coste real esta siendo exorbitante y produce una deuda muy importante que pagan todos los ciudadanos.

Como efecto de esta deuda y de los sobrecostes de la gestión privada se esta produciendo una progresiva descapitalización de los centros públicos que ven como sus presupuestos disminuyen año a año, en 2011 un 9,58% menos, en 2012 un 1,5% de descenso, con lo que se deteriorara inevitablemente el nivel de la asistencia prestada.

En resumen, contra lo que se nos pretende hacer creer tanto la gestión privada de los hospitales como la construcción de los mismos por los modelos de la llamada “colaboración publico- privada” (concesiones administrativas, PFI, etc.) no solo no disminuyen gastos sino que los incrementan notablemente a costa del deterioro de la red sanitaria pública, poniendo en cuestión el derecho constitucional a la protección de la salud.

El sistema sanitario público español es uno de los mejores del Mundo y menos costosos

Publicado el 31 octubre, 2011 por sanidad

Creemos necesario que se divulgue la siguiente información referente al modelo de privatización del sistema sanitario que se propone en Cataluña y posteriomente podría aplicarse a todo el terriotorio estatal (referencia a artículo de El País)

Todos los ciudadanos deben de saber cuál es la realidad de las propuestas que se están haciendo y las consecuencias negativas que tendrá estos y otros recortes para nuestra salud.

En el actual sistema sanitario español prima la salud del paciente, ya que el médico no recibe ni beneficio ni perjuicio económico por los tratamientos o diagnósticos que realiza. Su objetivo es el bieniestar del paciente y no la “rentabilidad económica” de cuidar la salud de éste.

La Generalitat ha propuesto un nuevo modelo de gestión en el que los centros sanitarios serán empresas privados y obtendrán beneficios o pérdidas. Asimismo los médicos ya no serían trabajadores del estado sino que “se convierten en empresarios del sector“, es decir, también recibirán un plus economico si “ingresan más para el hospital de lo que gastan para el hospita” en pruebas y tratamientos.

Aunque el informe afirma que este cambio no afectará a los pacientes esto es falso. 

Con este nuevo modelo tanto hospitales como médicos se verán afectados por los “resultados económicos” de las pruebas y tratamientos.

La prioridad de los hospitales a partir de entonces será maximizar el beneficio económico (como toda empresa privada, al menos eso sostiene la economía).

En otra palabras: hasta ahora la prioridad de los sanitarios era lo que resultaba beneficioso para la salud del paciente. A partir de ahora lo prioritario será lo que resulte beneficioso para las cuentas del hospital, independientemente de si es aconsejable para el paciente o no. Se preferería un tratamiento que “ingresa menos de lo que cuesto” y no su efectividad en la salud, en nuestra salud.

Este modelo que se propone para Cataluña, podría ser adoptado por otras CCAA. Estos modelos ni otros recortes de la sanidad, no están orientados al paciente (como muestra el reciente cierre de 85 centros de salud, o el sistema propuesto de puntos para el diagnóstico.

La sanidad pública de nuestro país está experimentando una privatización impuesta tanto desde los mercados, el FMI como desde la UE (a través del Pacto del Euro, firmado por nuestros políticos) con una reducción del gasto social, el cuál es uno de los menores de la UE.

Se quiere para favorecer la sanidad privada falsamente publicitada como más eficiente en detrimento de una sanidad pública.

Contrariamente a lo que se nos quiere hacer creer de que el sistema está en quiebra, obsoleto, etc. El sistema español es uno de los mejores del mundo a la par que de los menos costosos.

Nuestro sistema está entre los mejores del mundo:  en el año 2000 fue catalogado como el 7º mejor del mundo por la OMS, en 2010 clasificado como el 3º mejor del mundo junto con Suecia, así como puesto como modelo a seguir por estudios de EEUU, por su gran calidad y eficiciencia.

Asimismo es uno de los que más baratos para el bolsillo del ciudadano (vía impuestos): el Estado destina menor porcentaje de PIB destina al gasto sanitario que la mayoría de países desarrollados, países que poseen peor calidad, que no cubren a todos los ciudadanos ni servicios mientras suponen mucho más dinero de Gobiernos y ciudadano.

Por todo ello rechazamos completamente esta propuesta de modelo, pues el único beneficio será económico para las empresas privadas que participarán en estos organismos bien en forma de gestión o de capital mientras perjudicará a los ciudadanos tanto en la calidad de la asistencia que recibiremos como en el precio más elevado que tendremos que pagar por una sanidad de peor trato y más ineficiente. Por ejemplo, muchos tratamientos de enfermedades degenerativas o según qué tipos de cánceres no nos serían dados porque aunque efectivos no son “rentables” puramente en términos económico

Estos hospitales fueron financiados con dinero público para el beneficio de la salud de los ciudadanos, no de los bolsillos de empresas privadas. El gasto sanitario va orientado a una necesidad primaria: todos enfermamos y todos tenemos derecho a una asistencia sanitaria de calidad. No admitimos que se pongan reparos a destinar recursos a nuestra salud mientras se destinan cantidades muy superiores a falsos rescates, inyecciones a la banca, etc.

La salud de las personas no puede ser una variable con la que “jugar” para incrementar los beneficios y plusvalías de unos pocos, en detrimento de la calidad de la asistencia sanitaria.

¡La salud no está en venta!

¡Es un derecho mínimo y está garantizado por la Constitución!

¡No es una mercancía!

Información en detalle en el Contrainforme sobre la privatización de la sanidad (Castellano)          (versión en catalán)

*Información publicada en el blog acción más reacción

Vídeo: Dolores de Cospedal prometiendo el 10 de Marzo de 2011 en el programa de RNE “En días como hoy” que no recortaría lo que ha podado pocos meses después hasta dejar tieso en su segundo plan de “austeridad“.

De dicho plan lo único que no se sabe si ha menguado son el/los sueldos actuales de la presidenta castellanomanchega, que en 2009 ascendían a 241.840 eurospor su cargo de senadora, secretaria general del PP, indemnizaciones varias y otras actividades, como “conferenciante“, y que este año están pendientes de ser declarados desde el mes de julio.

Lo que decia Cospedal cuando recortaba el gobierno centralEl 8 de Junio de 2010, Dolores de Cospedal acusaba al gobierno central de “ir a por los más débiles y a por lo más fácil” por haber aprobado unas medidas de ahorro a base de recortes sociales similares y en algunos casos bastante más suaves que las anunciadas por ella hace una semana. Lanzaba sus dardos directamente sobre Zapatero acusándolo de “pagar su ineficacia con los pensionistas y funcionarios“. Pocos días antes, ganaba en las urnas la presidencia de Castilla La Mancha. A lo largo de varios meses de precampaña electoral y hasta el día anterior a la jornada de reflexión de las elecciones locales y autonómicas del pasado mes de mayo, su mantra consistió en prometer que bajo su mando los castellanomanchegos notarían menos la crisis económica y el paro made in Zapatero. Los funcionarios y pensionistas podrían vivir tranquilos sin miedo a que desde el gobierno autonómico se les aplicase la tijera socialista. Cospedal también prometió que la sanidad y educación públicas se mantendrían sin recortes bajo su tutela , y llamó mentirosos a quienes señalaron entonces que su apuesta era copiar la paulatina privatizacion de estos servicios que lleva a cabo su mentora, Esperanza Aguirre, en la Comunidad de Madrid.
Según Cospedal, sería suficiente con recortar los “miles de cargos a dedo puestos por los socialistas“.

LA HEMEROTECA NO ENGAÑA:
16/05/2009
 Cospedal asegura que el PP es el auténtico “partido social y progresista” de España En cuanto a los empleados públicos, María Dolores de Cospedal ha dicho que el PP quiere conocer a quiénes afectará “realmente” el recorte salarial del 5 por ciento anunciado por el Gobierno y ha matizado que el PP intentará “que el recorte no sea tan fuerte“.
07/06/ 2010 El PP «entiende» la indignación de los funcionarios. Dolores de Cospedal: «Entendemos la indignación y la frustración de los funcionarios porque han sido parte importante de los paganos del despilfarro de la política del presidente del Gobierno».
Cospedal con Mantilla y tijeras, la Sharon Stone con picahielos castiza17/03/2011 Cospedal tranquiliza a los empleados públicos. La portavoz parlamentaria del PP en las Cortes regionales de Castilla La Mancha, Ana Guarinos, ha asegurado este miércoles que los empleados públicos de la Junta de Comunidades “pueden estar muy tranquilos con el Partido Popular” y ha recordado a éstos que quienes les ha bajado el sueldo, “por primera vez en la historia de la democracia“, ha sido el PSOE de Castilla-La Mancha y de España.
10/03/2011 Cospedal anuncia un plan para reducir la Administración regional a la mitad.- “Mantendremos los servicios básicos pero hay que recortar“, declara sin concretar un plan que no afectará a funcionarios “pero sí a personal laboral”. La candidata popular,en una entrevista en RNE, también niega que pretenda privatizar la sanidad o la educación.
11/03/2011 Cospedal niega que piense recortar el número de funcionarios de Castilla La Mancha Según la líder popular, su propósito, cuando anuncia recortes en las administraciones, no es otro que recortar el número de altos cargos y el personal de confianza en la administración «puestos ocupados mayoritariamente por miembros de PSOE» al tiempo que aseguró que «ningún funcionario que se haya sacado su plazas con mérito, capacidad y esfuerzo peligrará».
14/05/2011 Cospedal afirma que los funcionarios pueden estar tranquilos “Con el PP los funcionarios, los interinos, los laborales pueden estar bien tranquilos”, pues “la mayoría están prestando sus servicios a los ciudadanos de Castilla-La Mancha porque son los mejores para hacerlo”. Recuerda que ella habla de eliminar, “como mínimo el 50 por ciento de los puestos de libre designación, de los puestos políticos y de los que han entrado a la Junta sólo por tener un carné del partido socialista”.

LA “HERENCIA RECIBIDA” COMO EXCUSA
El regalo de Navidad que Dolores  guardó hasta después de las elecciones generales del pasado 20-N, incluye entre otras medidas el dejar en manos de gestión privada varios hospitales de la comunidad, promover la educación concertada, eliminar los libros de texto escolares gratuitos, castiga a los funcionarios a los que pidió el voto bajando su sueldo el 3%  y aumenta sus horas de trabajo.
Como cohartada para exculparse de los recortes que ha aprobado, y con el fin de no sufrir los efectos, Cospedal se lamenta porque según ella, las arcas estaban vacías y las facturas sin pagar cuando tomó el poder en la Junta de Castilla la Mancha. En el relato de su último montaje ha dado 4 cifras distintas de “déficit y facturas ocultas heredadas. Se podía elegir desde la versión menos dramática, a la más catastrofista: declaró la quiebra virtual de las arcas, provocando la alarma en los mercados que no dudaron en aprovecharse de la situación al servirles la presa en bandeja.nacho villa jura fidelidad propagandistica a Dolores de Conspirar

Hay una promesa que la presidenta todavía puede cumplir: privatizar la televisión autonómica. Cospedal ha sufrido en este aspecto una conversión paulina inversa a la del creador del ente público televisivo, José Bono. El antecesor de Barreda y Cospedal en el cargo reniega a día de hoy de la utilidad de la tele que fundó con el mismo fin que actualmente la está empleando Cospedal: como máquina de propaganda. Una de las primeras decisiones que tomó Cospedal nada más acceder al cargo, nombrar director de su órgano de proselitismo privado pagado con dinero público a Nacho Villa, hasta entonces arengador y brunete de la derechona más recalcitrante en la cadena de radio integrista católica COPE.

Gran Bretaña, ¿enemiga de la UE? Estos son los motivos del no


Gran Bretaña, ¿enemiga de la UE?

10 diciembre 2011 - 9:43 – Autor: zoomboomcrash

¿Los británicos? ¿Enemigos de la Unión Europea?Eso parece. Tras la Cumbre de la Unión Europea, el primer ministro británico nos ha dado la espalda. No aquiere dar más poder a la UE, no apoya crear una unión fiscal más fuerte, se niega a que le supervisen su economía…

En fin, estos británicos, pensarán muchos, sólo quieren defender la libra, su economía, su banca, su bolsa, sus finanzas. Se cumple aquella frase engreída que solían repetir los ingleses, cuando había bruma en el Canal de la Mancha: “Niebla en el Canal; el continente está aislado”.

Ahora es así. Pero hace 75 años fue lo contrario.

Los británicos fueron los que lanzaron en el siglo XX la idea más avanzada sobre la estabilidad mundial,la misma que se intenta hacer ahora en la Unión Europea.

Fue en 1944. Reunidos en un hotel de Bretton Woods, una pequeña localidad de New Hampshire, Estados Unidos, los representantes de 44 naciones decidieron poner las bases del “nuevo orden mundial”. Así lo llamaron. No había terminado la Segunda Guerra Mundial pero ya se veía venir el final: los alemanes perderían.

Lord Keynes, seguramente el economista más conspicuo de la época, propuso crear un organismo llamado International Clearing Union, que a su vez crearía una moneda denominada “bancor”, asentada sobre las divisas más fuertes, y que sería canjeable por las divisas de cada país.

Los gobernantes de las naciones se comprometerían a mantener equilibrio fiscal, y pagar una multa si sus déficits fiscales se excedían.

A cambio, los países más saneados financiarían a los más pobres, y se lograría la recuperación de la demanda mundial. En realidad, Keynes estaba diseñando sin saberlo el esqueleto y los pasos de la futura Unión Europea, y también del ECU, la moneda que daría lugar al euro.

Desgraciadamente Keynes no era norteamericano sino británico. Su país, encima, debía una astronómica cantidad de dinero a Estados Unidos, y esta superpotencia atlántica no estaba dispuesta a dejar que los pobres británicos tomasen las riendas del nuevo orden.

Ante la desdicha de Keynes, que calificó de “intolerables” los borradores presentados por Carl Bernstein, del departamento del Tesoro de EEUU , se impuso el plan americano, consistente en establecer al dólar como moneda de referencia mundial.

El billete verde estaría sustentado por su equivalente en oro, de modo que una onza de este metal precioso (del que EEUU acumulaba las mayores reservas del planeta), se canjearía por 35 dólares. Todas las monedas planetarias tendrían un cambio respecto al dólar.

Eso era como dar un puñetazo en la mesa y decir: ¡Señores, aquí quien manda soy yo!

Keynes tendría palabras de desprecio para Bernstein. Pero al final ganó EEUU. Es decir, su moneda: el dólar. Imperium Mundi.

(Mi Twitter para los que creen en conspiraciones:

http://twitter.com/#!/ojomagico

O en el periódico:

http://twitter.com/#!/la_informacion )

http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2011/12/10/gran-bretana-%C2%BFenemiga-de-la-ue/

 

Un documento explica por qué Reino Unido rechaza un acuerdo con la UE

9 diciembre 2011 - 11:18 – Autor: zoomboomcrash

¿Qué pretendía salvar David Cameron al negarse a aceptar un pacto en la UE?

Que los organismos de la UE no metan las narices en su sistema financiero. Londres, después de Wall Street, es la mayor plaza financiera del mundo. La Agencia de Supervisión Europea, (ESA, en inglés), así como las autoridades de Bruselas, desean crear leyes comunes para todos los miembros, entre las cuales está supervisar a las agencias de rating, a los bancos, a los gobiernos, unificar los impuestos, y exigir ciertas reglas iguales de juego.

David Cameron, el primer ministro británico, afirmó esta mañana a las cinco. “Les deseamos lo mejor (a los países que quieren reformar el Tratado) porque queremos que todos resuelvan sus problemas ya que necesitamos más crecimiento económico”. Elpero vino después: “Pero al final me di cuenta de que no interesaba a Reino Unido,y por eso lo veté”.

¿Y en qué afecta esto a Reino Unido?

El periódico The Telegraphobtuvo el documento que presentó Cameron en la Cumbre Europea. Explica qué es lo que solicita y por qué. En resumen, quecualquier control y supervisión de los organismos europeos se detenga en la soberanía británica. Quieren decidir por su cuenta y proteger su sistema financiero y bursátil.

Por ejemplo, cuando la UE habla de controlar y supervisar a las agencias de rating, Cameron responde que es competencia de su país. Y para ello se aferran a unos acuerdos del Consejo Europeo del junio de 2009.

O por ejemplo, la decisión de la UE de unificar impuestos, “no deberían afectar las responsabilidades fiscales de cada estado miembro”.

O bien, si alguna empresa de un país ajeno a la UE quiere hacer negocios en Reino Unido, “la autorización y supervisión seguirá siendo determinada por el Reino Unido mientras no afecte a otro estado miembro”.

El ministro de Exteriores británicos, William Hague, ha negado en un programa de TV matutino (Today) que “el país se quede aislado”. Respondía así a algunas ediciones digitales de diarios como The Guardian o The Telegraphque amanecieron con esa interpretación: Reino Unido se queda aislado.

El ex ministro de Exteriores, Lord Owen, en cambio ha dicho que Reino Unido ha fallado en lograr los objetivos de su país dentro de la UE.

El corresponsal de The Telegraph en Bruselas consiguió una declaración de una fuente no identificada francesa, quien dijo. “Cameron ha hecho lo mismo que ir a una fiesta de intercambio de parejas, pero sin su pareja”.

El diario conservador Daily Mail decía en su versión digital (la mayor de Europa), que “Cameron por fin se pone duro con Europa”.

 

(Mi Twitter para  los turistas británicos en la Costa del Sol:

http://twitter.com/#!/ojomagico

O en el periódico:

http://twitter.com/#!/la_informacion )

 

‘Financial Times’ contra el Cuarto Reich de Angela Merkel


ElConfidencial.com > Opinión > Caza Mayor > <!–

OPINIÓN

–>

‘Financial Times’ contra el Cuarto Reich de Angela Merkel

Nacho Cardero.-  10/12/2011

“Me preguntaban sobre la crisis europea, pero de esa forma tan inglesa.

Cada palabra medida, con doble intención. Estaban interesados en conocer mi opinión de Europa, pero sobre todo en darle un capón a Alemania”, rememora Baldomero Falcones desde sus cuarteles de invierno en Torre Picasso.

El presidente y consejero delegado de FCC, un gentleman en los predios de Koplowitz, se zafaba con elegancia de las finas embestidas de los periodistas ingleses.

Primero, el miércoles 12 de octubre, minutos antes de la apertura de los mercados, en los estudios de la CNBC; al día siguiente en el debate posterior a la conferencia que pronunció en la London School of Economics con motivo del inicio del curso académico.

Entre los asistentes a este último, el corresponsal del Financial Times en España, Víctor Mallet, quien se encargó de moderar la mesa, y representantes de conocidos grupos de comunicación británicos tales que The Economist y Euromoney.

Foto de archivo de David Cameron y José Luis Rodríguez Zapatero (Reuters).

 

Acorde al british style, los plumillas evitaban asaetearlo con dardos explícitamente antieuropeos, pero sí dejaban entrever cierta germanofobia, como si en aquel preciso momento la Luftwaffe estuviera bombardeando las victorianas calles de Londres.

El parecer de Falcones (“la probabilidad de que se rompa el euro es muy pequeña porque el coste para toda Europa sería excesivo”) fue recogido por el FT en un artículo publicado el 30 de noviembre bajo el título Business and eurozone: looking for the exit (Empresas y eurozona: buscando una salida a la ruptura del euro), en el que, azuzados más por el deseo que por la realidad, se aseguraba que las mayorías de las grandes compañías disponía ya de una estrategia en caso de que la crisis de la deuda soberana acabara enterrando a la moneda única.

Pues bien, vistos los derroteros del Consejo Europeo del fin de semana, muchos de ellas han debido de desempolvar su Plan B.

“¿Qué diablos de Plan B? Cuando un avión explota en mitad del cielo no hay escape que valga”, dicen desde una de las entidades denominadas “sistémicas” por la European Banking Authority (EBA).

La gran banca española, a la que el supervisor europeo exige 26.170 millones de capital adicional para cumplir con los nuevos requisitos de Bruselas, también ha detectado cierto tufillo antieuropeo en Downing Street y aledaños.

La EBA tiene su sede central en Londres. Según ha dictaminado el supervisor, todos los grandes bancos europeos tendrán que salir al mercado a pescar capital. Todos menos los británicos. Las entidades de Reino Unido no requieren de necesidades adicionales, en opinión de la EBA.

La crisis de deuda ha destapado los instintos más bajos de Europa, los complejos y odios atávicos entre países, los mismos que han permanecido encerrados con candado de nueve llaves en los tiempos de bonanza

Todo lo cual recuerda a esa anécdota de Luis Lada con motivo de la presentación de la salida a bolsa de Telefónica Móviles en Londres, allá en el año 2000, cuando Hugo Dixon, entonces ideólogo del Lex Column del FT, levantó la mano para preguntar al otrora directivo de la operadora española por una acotación que aparecía en uno de los márgenes de una de las páginas del voluminoso folleto de la OPV.

-¿Pero se lo ha leído entero? –preguntó un asombrado Luis Lada.

-Por supuesto –respondió lacónico Dixon.

-Y bien, ¿qué le ha parecido?

-Una buena compañía. Pero ha de saber que nunca será top ten para los inversores, ni top ten para los medios. Básicamente porque no se trata de una compañía inglesa.

La crisis de deuda ha destapado los instintos más bajos de Europa, los complejos y odios atávicos, los mismos que han permanecido bajo candado de nueve llaves en los tiempos de bonanza. El aislacionismo británico, el nacionalismo alemán y la suficiencia francesa han quedado al descubierto con motivo del Consejo Europeo.

Lo llevan en la sangre, tal y como el escorpión confesó a la rana justo después de clavarle el aguijón. “Los términos del tratado eran inaceptables para el Reino Unido”, adujo el primer ministro británico, David Cameron, con un semblante que parecía confeccionado por un sastre inglés. El mandatario de las islas se negó a rubricar la refundación de Europa, básicamente porque Merkel y Sarkozy no aceptaron las salvaguardas especiales que exigía para su sistema financiero, esto es, para la City londinense, sus bancos, sus aseguradoras y similares.

El primer ministro británico se mostró “feliz” ante los periodistas de no pertenecer al euro. A lo que Merkel respondió con una virulencia infrecuente en la canciller: “No me sorprende. Desde el primer momento estuvieron fuera del euro.

Su ausencia no impedirá que Europa avance en otras materias importantes”. Hasta los medios británicos, conocidos en los ambientes por ser el machete afilado del que se ha valido el primer ministro para apuñalar en no pocas ocasiones a la maltrecha economía europea, se mostraban escépticos.

Algunos incluso mordazmente críticos: “Reino Unido queda peligrosamente aislado mientras la eurozona acuerda un nuevo tratado”. Daba la impresión de que Cameron se había pasado de frenada.

Los máuser dejan paso al Banco Central Europeo

El tablero en el que se juega la partida no está dibujado con casillas en blanco y negro, sino con libras y euros. La renacida R.A.F. de Cameron contra el Cuarto Reich de Angela Merkel

A nadie escapaba que, de librarse una nueva batalla en Europa, no sería armamentística sino comercial y financiera. Los máuser, pánzer y bazookas han dado paso al Banco Central Europeo, los eurobonos y ese fondo de rescate tan temido en la UE por ser capaz de engullir países enteros. Porque es de eso de lo que se trata: de ceder más competencias, de ceder soberanía.

Muchos países se resisten por ese chauvinismo innato a su carácter, pero no hay vuelta atrás. La crisis de deuda ha colocado a Europa en una delicada encrucijada: o se da un paso al frente o el invento estalla por los aires, tal y como visualizó Sarkozy en su discurso.

El tablero en el que se juega la partida no está dibujado con casillas en blanco y negro, sino con libras y euros. La renacida R.A.F. de Cameron contra el Cuarto Reich de Angela Merkel.

Y en este alambicado puzzle emerge el presidente electo de España, Mariano Rajoy, no se sabe si como salvador o mártir. Los dos sherpas que le acompañan en sus viajes, Jorge Moragas como diplomático, y Álvaro Nadal en el ámbito económico, le han puesto al corriente de lo que pasa en Europa tras patearse medio Viejo Continente y reunirse con unos y otros. “Mariano, tenemos dos noticias: una buena y una mala”.

La buena es que Rajoy, a diferencia de otros líderes europeos como Papademos o Monti, que han sido encumbrados por el método del “tú sí, tú no” y sin pasar por las urnas, está legitimado para acometer un plan de ajustes severo y sin demora, como reconoció ante los líderes de los partidos conservadores.

Su mayoría absoluta lo avala y sus homólogos europeos son conscientes del poder que tal circunstancia encierra. Es el caso de Sarkozy, que ha tratado de ganárselo para hacer frente común contra Reino Unido y Alemania (sí, también contra Merkel).

La noticia mala es que Rajoy se encuentra atado de pies y manos, con un país prácticamente intervenido desde el pasado mes de agosto, cuando Grecia estuvo a un paso de la bancarrota, la prima se desbocó hasta extremos nunca vistos, Trichet envió una misiva a Zapatero en tono amenazante y España tuvo que reformar su Carta Magna manu militari.

Nada es igual desde aquellos convulsos días de verano. Es la guerra y la infantería española se encuentra diezmada antes incluso de comenzar la batalla.

http://www.elconfidencial.com/opinion/caza-mayor/2011/12/10/financial-times-contra-el-cuarto-reich-de-angela-merkel-8395/

Navegación de entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 183 seguidores