AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

AIPAC El lobby judío que manda en EEUU y por ende en el mundo


AIPAC El lobby judío que manda en EEUU y por ende en el mundo

Posted by armak1358 Saturday, February 18, 2012 ·

Los Gansters de la bolsa destruyen el planeta

UN SAQUEO MUNDIAL:

Entrevista a Jean Ziegler, ex Relator Especial para el Derecho a la Alimentación del Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas
“Los niños están muriendo por culpa de los gánsters de la Bolsa”

En sus libros, que marcan opinión, Jean Ziegler no deja de denunciar el carácter absurdo y criminal de las políticas del capitalismo hacia los pueblos del Tercer Mundo. Fue el Relator Especial para el Derecho a la Alimentación del Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas desde el año 2000 a 2008. Michel Collon le ha preguntado en Ginebra sobre la crisis, la Bolsa, el hambre, Obama, Israel…¿Te ha sorprendido la crisis?

En su violencia sí. No pensé que los mafiosos de las finanzas arruinarían la economía mundial a tanta velocidad:

Se han destruido 1,8 billones de dólares de valores patrimoniales. Para los países del Tercer Mundo es una catástrofe absoluta. Pero también para los países industrializados.

¿Siguen siendo los pobres los que pagan?

Sí. El 22 de octubre de 2008 los quince países del euro se reunieron en París. En la escalinata del Elíseo Merkel y Sarkozy dijeron:

«Hemos liberado 1,5 billones de euros para el crédito y para subir el techo de autofinanciación del 3 al 5%».

En el mismo año los mismos países europeos redujeron sus subvenciones para el Programa Mundial de Alimentos (que sólo se mantiene con esas subvenciones) un 40%. De 6.000 millones de dólares a menos de 4.000.

Eso ha originado que Bangladesh haya suprimido las comidas escolares. Un millón de niños están grave y permanentemente desnutridos. Por lo tanto esos niños mueren por culpa de los gánsteres de la Bolsa. Son muertes reales. Los especuladores, hoy, deberían ser juzgados por el Tribunal de Nuremberg.

¿Qué lección han aprendido de la crisis los poderosos?

Ninguna. Miremos, por ejemplo, a Suiza. El contribuyente suizo pagó 61.000 millones de dólares por el rescate del banco más grande, el UBS. El año pasado, 2009, los dirigentes del UBS, siempre al borde de la bancarrota, se repartieron entre ellos bonus por ¡Cuatro mil millones de francos suizos!

El saqueo es total y la impotencia de los Gobiernos, que se comportan como mercenarios, también es total.

En todos los casos, en Suiza, en Francia, en Alemania, de donde tengo algunas informaciones. Es un escándalo permanente.

Obviamente, la careta neoliberal ha caído con su pretendida legitimidad. Pero el cinismo y la arrogancia de los banqueros triunfan totalmente.

No, si miras las cifras son catastróficas. Cada cinco segundos un niño muere de hambre.

47.000 personas mueren de hambre todos los días.

Mil millones de personas (es decir una persona de cada seis) están grave y permanentemente desnutridas.

¡Mientras que la agricultura mundial en su estado de desarrollo actual podría alimentar sin problemas a doce mil millones de seres humanos con 2.700 calorías por individuo diarias! Así pues, en este principio del siglo no se trata de ninguna fatalidad. La muerte de un niño por hambre mientras estamos hablando es un asesinato. Es catastrófico.

El orden mundial del capital financiero globalizado es letal –epidemias, muertes por contaminación del agua, etc.- y al mismo tiempo es absurdo, mata sin necesidad.

Es el orden de las oligarquías y del capital financiero globalizado. En el plano de la lucha contra el hambre el fracaso es absoluto.

Hace falta una ruptura radical con este mundo caníbal.

Mientras que no se resuelve el problema del hambre, cada vez se gasta más para hacer la guerra.

En 2005, por primera vez, los gastos mundiales de armamento (no los presupuestos militares, sino exactamente los gastos en armamento) sobrepasaron el billón de dólares anual. Vivimos en un mundo totalmente absurdo.

Estados Unidos sigue siendo la mayor potencia industrial del mundo:

produce el 25% de las mercancías industriales y la materia prima es el petróleo; necesita 20 millones de barriles diarios de los cuales importa el 61%.

Se puede importar de regiones como Oriente Medio o Asia Central, lo que le obliga a mantener un ejército absolutamente desmesurado y por lo tanto el presupuesto federal está totalmente parasitado por los créditos militares… Pero ésa es la lógica del imperio.

¿Qué piensas de lo que pasa actualmente en Israel y cómo puede evolucionar eso?

Creo que Tel Aviv dicta la política exterior de Estados Unidos, con el lobby del AIPAC como poder determinante.

Incluso antes que los políticos, en primer lugar fueron las multinacionales petroleras las que decidieron armar a Israel.

El Estado de Israel –no lo digo yo, sino el Relator Especial de los Territorios Ocupados- lleva a cabo una política permanente de terrorismo de Estado.

¿Qué podemos hacer nosotros, los europeos, para despertarla?

Desde junio de 2002 existe un acuerdo de libre comercio entre Israel y los 27 países de la Unión Europea que absorbe el 62% de las exportaciones israelíes.

En ese acuerdo, el artículo 2 (es el mismo en todos los tratados de libre comercio) dice: la condición para que el acuerdo sea válido es que las partes contratantes respeten los derechos humanos.

Pero las violencias que infligen los israelíes a los palestinos –robo de la tierra, tortura permanente, ejecuciones extrajudiciales, asesinatos, el castigo colectivo de la desnutrición organizada- son violaciones permanentes de los derechos humanos más elementales. Si la Comisión Europea suspendiera durante 15 días el acuerdo de libre comercio los generales israelíes entrarían en razón inmediatamente.

Hay que forzar a nuestros Gobiernos. No somos impotentes. En Bélgica hay muchos problemas, en Suiza y en Francia también. Pero una cosa es cierta: las libertades públicas existen.

Hay que aprovechar esas libertades públicas para imponer a nuestros gobernantes un cambio radical de política, eso es todo. Si no lo hacen, entonces no hay que votar por ellos, ¡así de simple!

Pero todos esos Gobiernos están de acuerdo en apoyar a Israel. En Francia, por ejemplo, tanto el UMP como el PS apoyan a Israel.

Apoyar la seguridad y la permanencia de Israel es una cosa. Pero esta complicidad con el terrorismo de Estado y la política de colonización no es posible. Es la negación de nuestros valores, eso es «el fascismo exterior». Es decir, que tenemos valores democráticos dentro de nuestras fronteras y en el exterior somos aliados del fascismo.

Y finalmente, ¿cuál es el papel de los medios de comunicación en todo esto?

Están totalmente sometidos. Especialmente en períodos de crisis los periodistas temen por sus empleos.

La agresividad del lobby israelí es terrible. Yo sufrí la calumnia más tremenda, y eso continúa en las Naciones Unidas por otra parte. Sobreviví gracias a Kofi Annan.

Israel es un peligro para la paz mundial, Israel causa sufrimientos terribles. Y en ese país a los opositores como Warschawski se les margina completamente. Pero si la oposición israelí anticolonialista y antiimperialista no tiene la palabra, no tiene influencia, entonces vamos hacia el abismo. Hay que apoyar a los opositores.

¿Y el papel de los medios de comunicación con respecto a la crisis?

Nos presentan la crisis como una fatalidad, una catástrofe natural, ¡pero los responsables tienen nombres y apellidos!

Fuente: http://www.michelcollon.info/index.php?option=com_content&view=article&id=2765:l-les-enfants-du-tiers-monde-meurent-a-cause-des-gangsters-de-la-bourse-r&catid=6:articles&Itemid=11

American Israel Public Affairs Committee

De Wikipedia, la enciclopedia libre

El American Israel Public Affairs Committee (Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel, cuya sigla esAIPAC) es un lobby estadounidense que realiza tareas en el Congreso de los Estados Unidos y en la Casa Blancaen favor de mantener una estrecha relación entre Israel y Estados Unidos.

Se describe a sí misma como un “Lobby Pro-Israel en EE. UU.”. Es una organización sin fines de lucro, con gran cantidad de miembros incluyendo DemócratasRepublicanos e independientes. AIPAC es financiado por las contribuciones de sus miembros.

AIPAC se formó durante la administración de Dwight D. Eisenhower y desde entonces ha ayudado a asegurar la ayuda y el apoyo de EE. UU. a Israel. En 1997, la revista Fortune pidió a los congresistas que elijan las “25 más poderosas” organizaciones de lobby en DC. En 2005, el Diario Nacional hizo lo mismo.

Ambas veces, AIPAC quedó en 2º lugar -por delante de, por ejemplo, la American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO) y la National Rifle Association (ANR), pero detrás de la American Association of Retired Persons (AARP)[1] En 2001, quedó en el 4º lugar de la lista de Fortune.[2]

AIPAC tiene fuertes enlaces con la usina de ideas del Washington Institute for Near East Policy.[3]

El Aipac, institución judía de peso, tiene mucho que ver en RREE de EEUUA-

MÁS PODEROSO QUE LOS SINDICATOS, TIENE 100.000 MIEMBROS Y OFICINAS EN TODO EL PAÍS
El lobby que corta el bacalao
El Aipac, institución judía de peso, tiene mucho que ver en la política exterior de EEUU
B. SMIALOWSKI  AFP
Hillary. La ex primera dama es una de las tantas figuras que pasó por el Aipac
POR PEDRO DUTOUR DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR
Hay un grupo de presión en Estados Unidos que, tanto como la propia potencia, marca la agenda en asuntos exteriores. Es el poderoso American Israel Public Affairs Committee (Aipac), una institución con llegada directa al Congreso y a la Casa Blanca y que se define a sí misma como un lobby proisraelí. La sede central en Washington es mojón obligatorio para los más ilustres personajes del mundo económico y político del país. Ayer, por ejemplo, recibió a la secretaria de Estado ,Hillary Clinton, en medio de la peor crisis diplomática entre Estados Unidos e Israel en 35 años (ver apunte).
En Estados Unidos viven 5,3 millones de judíos, casi tanto como los que habitan en Israel (de 7,5 millones de habitantes, con 20% de población árabe), lo que ha generado, desde la misma creación del Estado hebreo en 1948, una vinculación muy estrecha entre las dos naciones. El Aipac vela para que así sea y que no decaiga el apoyo de Washington a Israel, pese a las horas bajas que están viviendo sus relaciones ante la actual situación del proceso de paz en Medio Oriente.

Considerado junto al Conference of Presidents of Major American Jewish Organizations (Conferencia de Presidentes de las Organizaciones Judías de Estados Unidos) como el lobby judío más influyente, es a su vez señalado por muchos miembros del Congreso como un organismo más poderoso que la Asociación Nacional del Rifle o la Federación Estadounidense del Trabajo o el Congreso de Organizaciones Industriales, tres pesos pesados de la realidad estadounidense. El diario The New York Times, en cita publicada en la página web del Aipac, afirma que se trata de “la más importante organización vinculada a las relaciones entre Estados Unidos e Israel”.

El Aipac, que nació durante el gobierno de Dwight D. Eisenhower (1953-1961), es una organización sin fines de lucro que maneja un presupuesto anual de hasta US$ 60 millones, financiado por los 100 mil miembros con los que cuenta en la actualidad. Entre los participantes hay demócratas, republicanos, independientes, judíos y no judíos.

Con más de 150 empleados, el Aipac realiza un trabajo fino con los senadores y representantes, con un lobby permanente y eficaz. La organización publica informes regularmente y mantiene oficinas en todo el país. El portal en internet es un instrumento valiosísimo para su causa y la utilización del correo electrónico es una herramienta de primer orden.

Así como Hillary Clinton habló ayer en el Congreso anual del Aipac –que tiene como invitado también al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, que ya se encuentra en Estados Unidos–, el presidente Barack Obama, el ex candidato presidencial republicano John McCain, congresistas varios, antiguos mandatarios como George W. Bush y Bill Clinton han pasado por la institución y han explicado sus políticas hacia Israel y Medio Oriente. En pocas palabras: enfrentarse al Aipac puede tener un costo político grave.

Conflictos y objetivos. Los críticos del Aipac consideran que esta institución siempre ha sido más belicista respecto al conflicto de Medio Oriente que la mayoría de los judíos estadounidenses y que los propios gobiernos israelíes. De hecho, abandonó su postura contraria a la creación de un estado palestino –sin apoyar abiertamente esta idea– cuando Ehud Barak, del centroizquierdista Partido Laborista, se convirtió en primer ministro de Israel en 1999. En 2005, el FBI abrió una investigación a la institución debido a que, supuestamente, algunos de sus trabajadores transfirieron documentos clasificados a Israel, según el diario online israelí Ynet.

A lo largo de la historia, el Aipac ha seguido puntillosamente el conflicto en Medio Oriente, enarbolando la bandera de Israel. Hoy en día, el objetivo es mantener el pulso a Irán –cuyo gobierno maltrata abiertamente a Israel– y que Estados Unidos promulgue sanciones contra Teherán por su programa nuclear, sobre el que Occidente cree que mantiene fines bélicos. El Aipac ha logrado pasar al Congreso, en los últimos 15 años, docenas de leyes y resoluciones condenando a Irán y pidiendo sanciones más duras sobre el régimen de los ayatolás.

La organización también cuida a Israel del vecindario: que Estados Unidos no se pase en ayuda militar a los países árabes aliados de Washington y, claro está, se asegura que esa ayuda militar arribe a Israel sin impedimentos “para que sea capaz de enfrentar las crecientes amenazas”, como asegura la página web del Aipac. Israel recibe de Estados Unidos unos US$ 3.000 millones en asistencia militar. El Aipac se encarga de que así sea.
————————————————————————————————————-
APUNTE
Hillary Clinton pide decisiones “difíciles”
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, urgió ayer a Israel a tomar “decisiones difíciles pero necesarias” para la paz con los árabes, al tiempo que prometió su compromiso “sólido” con la seguridad israelí. En el discurso dirigido al Aipac, Clinton dijo que EEUU no cederá en su “compromiso” de impedir que uno de los mayores enemigos de Israel, Irán, se dote de la bomba atómica. Las declaraciones de Clinton tienen lugar en medio de uno de los períodos más difíciles de las relaciones entre EEUU e Israel, cuando la administración de Barack Obama lucha por reanimar las conversaciones de paz en Medio Oriente ante la incesante expansión de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos. “Las nuevas construcciones en Jerusalén Este o Cisjordania socavan la confianza mutua y amenazan las conversaciones cercanas que son el primer paso hacia las negociaciones completas que ambas partes desean y necesitan”, indicó Clinton.
AFP
———————————————————————-

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.

Escrito por rigofa2010 el 23/03/2010

¿Quién detendrá a los judíos de AIPAC antes de que sea demasiado tarde?

Mientras guardias de seguridad me tenían agarrada en el Centro de Convenciones de Washington en la conferencia de AIPAC (Comité de Asuntos Públicos Israel-EE.UU, el principal lobby israelí en EE.UU.) por desplegar una pancarta que preguntaba “¿Y qué pasa en Gaza?” me dolía el corazón. No me molestaban tanto los corpulentos guardias que jalaban con fuerza mis brazos tras mi espalda y me arrastraban junto con otros 5 miembros de CODEPINK para expulsarnos de la sala. Estaban haciendo su trabajo.

Lo que hacía doler mi corazón era el odio que sentía contra el personal de AIPAC que desgarró la pancarta y que me golpeó en la boca cuando traté de gritar: “¿Qué pasa en Gaza?” ¿Qué pasa con los niños?”

¡Cierra la puta boca! ¡ Cierra la puta boca!”, gritó uno de los empleados, con la cara enrojecida y sudada mientras corría a mi lado. “No es un sitio para decir esa mierda. ¡Vete al diablo ahora mismo!

Lo que hace doler mi corazón es pensar en los niños traumados que encontré en mi reciente viaje de Gaza, y cómo su sufrimiento es negado por los 6.000 participantes en la convención de AIPAC que viven en una burbuja dentro de otra burbuja en la cual Israel es la víctima y todos sus críticos son amantes antisemitas de terroristas o, como en mi caso, judíos que se odian a sí mismos.

Me fascinó que el director ejecutivo de AIPAC, Howard Kohr, haya abierto la conferencia admitiendo que ahora hay una inmensa campaña internacional contra las políticas de Israel. Describió a 30.000 personas marchando en España, a sindicalistas italianos pidiendo el boicot de productos israelíes, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobando 26 resoluciones de condena de Israel, una Semana del Apartheid Israelí que estructura una campaña global de boicot, desinversión y sanciones.

A la Izquierda Howard Kohr, en la reciente reunion de la AIPAC él admite que ahora hay una inmensa campaña internacional contra las políticas de Israel que no se limita a desvaríos de la extrema izquierda o de la extrema derecha políticas

Este movimiento global, advirtió, emana de Oriente Próximo, tiene su eco en las salas de Naciones Unidas y en las capitales de Europa, es expresado en reuniones de organizaciones internacionales por la paz, y se extiende por todo EE.UU. – desde los medios a reuniones en consejos municipales, desde los campus a las plazas en las ciudades. “Esta campaña ya no se limita a las desvaríos de la extrema izquierda o de la extrema derecha políticas,” se lamentó, “sino entra cada vez más a la corriente dominante estadounidense.”

Pero Kohr no explicó por qué ha habido una semejante explosión en este movimiento, incluso en la comunidad judía estadounidense. No dijo a los participantes que el mundo se horrorizó e indignó por el devastador ataque de Israelcontra Gaza durante 22 días, que dejó a más de 1.300 muertos – sobre todo mujeres y niños. No mencionó las muertes de civiles que huían de sus casas, el uso de fósforo blanco, el bombardeo de casas, escuelas, mezquitas, hospitales, edificios de Naciones Unidas, fábricas. No habló del continuo y cruel bloqueo de la Franja de Gaza que impide que ayuda humanitaria desesperadamente necesitada llegue a 1,5 millones de personas y que impide la reconstrucción.

Pero Kohr no explico la razon de este movimiento en contra la politica israeli, no dijo a los participantes que el mundo se horrorizó e indignó por el devastador ataque de Israel contra Gaza durante 22 días, que dejó a más de 1.300 muertos – sobre todo mujeres y niños, el uso de fósforo blanco, el bombardeo de casas, escuelas, mezquitas, hospitales, edificios de Naciones Unidas, fábricas

No hubo seminarios en la conferencia por grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional que llaman a una inmediata y exhaustiva suspensión de las entregas de armas a IsraelEn su lugar, uno tras otro, responsables elegidos de EE.UU., ansiosos de hacer favores a AIPAC, prometieron un continuo apoyo financiero de EE.UU. a Israel.

El senador Kerry, a pesar de que fue uno del puñado de legisladores que visitaron Gaza, no dijo una palabra sobre la masiva destrucción que presenció y prometió que como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado haría todo lo posible por asegurar que los 30.000 millones de dólares en ayuda militar a Israel, “sean entregados en su totalidad.” “EE.UU. continuará su ayuda militar, e Israel mantendrá su poderío militar,” insistió.

En lugar de llamar a conversaciones con el gobierno democráticamente elegido de Hamas, Kerry dijo: “Hamás ya ha ganado una elección – no podemos permitir que gane otra.” Terminó su discurso gritando varias veces en hebrero: “¡Am Yisrael Chai! – ¡Israel vive!”

 

El senador Kerry, a pesar de su visita a Gaza, no dijo una palabra sobre la masiva destrucción que presenció y prometió que haría todo lo posible por asegurar que los 30.000 millones de dólares en ayuda militar a Israel, sean entregados en su totalidad

.”

Incluso el vicepresidente Biden, quien por lo menos dijo a AIPAC que Israel debería congelar toda nueva actividad de asentamientos, no dijo una palabra sobre la continua crisis humanitaria causada por la invasión israelí y el continuo bloqueo de Gaza. Ningún funcionario de EE.UU., y hubo cientos en la conferencia, se atrevió a hacerse eco del llamado de Naciones Unidas o de la comunidad mundial a levantar el sitio de Gaza.


Incluso el vicepresidente Biden, quien por lo menos dijo a AIPAC que Israel debería congelar toda nueva actividad de asentamientos, no se atrevió a mencionar crisis humanitaria causada por la invasión israelí y el continuo bloqueo de Gaza

El congresista republicano Eric Cantor fue uno de los oradores más emotivos, al describir a Israel como víctima de un maligno movimiento global determinado a eliminar a Israel y a todos los judíos. Evocando a “las temblorosas víctimas desnudas arreadas a las cámaras de gas,” se preguntó cuándo sería demasiado tarde para proteger aIsrael. “¿Cuándo es demasiado tarde?” repitió una y otra vez.

El congresista republicano Eric Cantor describio a Israel como víctima de un maligno movimiento global determinado a eliminar a Israel y a todos los judíos

Me pregunto lo mismo. ¿Cuándo será demasiado tarde?, me pregunto, ¿para impedir que Israel se destruya a sí mismo? ¿Cuándo será demasiado tarde para decir a los participantes en AIPAC que más violencia y odio no es la respuesta? ¿Cuándo será demasiado tarde para abrir los corazones endurecidos de mi pueblo, otrora víctima de un terrible holocausto, para darse cuenta de que al ocupar Palestina nos hemos convertido en el mal que deploran? ¿Cuándo será demasiado tarde para que los judíos del mundo lloren por los niños de Gaza, reconociendo que ellos, también, son hijos de Dios?

No pude formular mis preguntas en AIPAC. Mi boca fue amordazada por manos empapadas en sudor de empleados llenos de odio que exigían “¡Cierra la puta boca!” Pero a pesar de los inmensos fondos e influencia de AIPAC, estoy segura de que más y más miembros de la comunidad judía se levantarán y se negarán a guardar silencio. Sólo rezo para que no sea demasiado tarde.

Para información sobre futuras delegaciones a Gaza, vea: http://www.codepinkalert.org/gaza.

Medea Benjamin (medea@globalexchange.org) es cofundadora de Global Exchange (www.globalexchange.org) and CODEPINK: Women for Peace (www.codepinkalert.org)

[/i][/align]

HUBO ALGUIEN QUE HIZO RECORDAR A GAZA, POR UNOS SEGUNDOS EN LA CONFERENCIA DE LA TODOPODEROSA AIPAC.

El discurso de Shimon Perez fue interrumpido por Desiree Fairooz, miembro de “Code Pink”. Un grupo que llama a todas las mujeres a oponerse a las guerras. CODE PINK

LA REVOLUCION PALESTINA – Un articulo de Rodolfo Walsh

En este agosto de 2006 en que recrudece la agresión de Israel en Medio Oriente y en que, correspondientemente, se multiplican las mentiras imperialistas propagadas por los grandes monopolios de la comunicación, resulta imprescindible leer lo que escribiera este insigne y reconocido periodista y, más que eso, este consecuente combatiente revolucionario, integrante de Montoneros, que desapareciera en marzo de 1977 a manos de la dictadura de Videla.

Es ésta la VERDADERA HISTORIA, documentada aún con fuentes que, como la ONU, si pueden ser sospechadas de parcialidad, no es precisamente en favor de la Resistencia Palestina, y relatada por un Rodolfo Walsh sobre el que hoy ya es universal su credibilidad y honestidad intelectual, un escritor alabado mundialmente y reconocido como un clásico de la literatura política y como un excelso, penetrante e insuperable investigador.

El presente trabajo de Rodolfo Walsh fue publicado en el diario Noticias, en junio de 1974. Publicamos además la polémica posterior entre Walsh y el entonces embajador del Estado de Israel en Argentina.

El conjunto de estos materiales es reproducido en base a los Cuadernos de la revista Jotapé (que aparecía en los \’80) y a la edición realizada por la Editorial Último Recurso, en mayo de 2005.

La Revolución Palestina

Rodolfo Walsh, enviado de Noticias, estaba en Beirut el 15 de mayo cuando un comando palestino golpeó en Maalot. Caminó al día siguiente entre las ruinas de las aldeas libanesas bombardeadas por la aviación israelí. Entrevistó a los principales dirigentes de la Resistencia Palestina; antes había pulsado el sentimiento dominante en El Cairo, Damasco, Argel. En su opinión, los acuerdos tramitados por Kissinger no sellarán la paz en Medio Oriente. La explicación está en el pueblo palestino expulsado de su tierra y en la marea revolucionaria que sacude a ese pueblo.

Esa Revolución es el tema de la serie que empieza a publicar Noticias.

TRES MILLONES DE PALESTINOS DESPOJADOS DE SU PATRIA CUESTIONAN TODO ARREGLO DE PAZ EN MEDIO ORIENTE

- ¿Cómo te llamás?

- Zaki.

- ¿Qué edad tenés?

- Siete.

- ¿Vive tu padre?

- Murió.

- ¿Qué era tu padre?

- Fedaí.

- ¿Qué vas a ser cuando seas grande?

- Fedaí.

El chico rubio de cabeza rapada y uniforme a rayas que da estas respuestas en una escuela de huérfanos al sur de Beirut, Líbano, resume la mejor alternativa, que tras 26 años de frustración resta a tres millones de palestinos despojados de su patria: convertirse en fedayines, combatientes de la Revolución Palestina.

-¿Palestinos? No sé lo que es eso, declaró en una oportunidad la ex primer ministro de Israel, Golda Meir.

Se conoce la eficacia ilusoria del argumento, utilizado en Argelia, Vietnam, colonias portuguesas, para negar la existencia de sus movimientos de liberación. Muyaidín? Connait pas. Libération Front? Never heard of it. FRELIMO? Nao conhece.

El enemigo no existe y todo está en orden. Cada una de estas negativas ha hecho correr un río de sangre pero no ha detenido la historia.

Desde hace un cuarto de siglo la política oficial del Estado de Israel consiste en simular que los palestinos son jordanos, egipcios, sirios o libaneses que se han vuelto locos y dicen que son palestinos, pero además pretenden volver a las tierras de las que se fueron voluntariamente en 1948, o que les fueron quitadas no tan voluntariamente en las guerras de 1956 y 1967. Como no pueden, se vuelcan al terrorismo.

Son en definitiva terroristas árabes.

Es inútil que en el Medio Oriente estos argumentos hayan sido desmantelados, reducidos a su última inconsecuencia. Israel es Occidente y en Occidente la mentira circula como verdad hasta el día en que se vuelve militarmente insostenible.

La hoja 1974 de esta historia no ha sido todavía doblada y ya tiene varios renglones sangrientos: Keriat Shmonet, Kfair, Maalot, Nabatyé. Es difícil entenderla si se ignoran las hojas 1967, 1948, 1917, y aún las anteriores, incluso las que se salen de la historia y se hunden en la literatura religiosa.

EN EL PRINCIPIO FUE…

Primero –dicen– fueron los caanitas y después fueron los hebreos. Faltaban mil años para que naciera Cristo cuando Saúl fundó su reino, que después se partió en dos. Hace casi 2700 años el reino de Israel fue abatido por los asirios. Hace 2560 años el reino de Judá fue liquidado por los babilonios, y en el año 70 de nuestra era los romanos arrasaron Jerusalén.

Estos son los precedentes históricos del Estado de Israel, sus títulos de propiedad sobre Palestina.

El Sha de Irán podría alegar títulos análogos fundado en la invasión persa del siglo VI antes de Cristo, la Junta Militar griega podría recordar que Alejandro ocupó Palestina el año 331, Paulo VI acordarse de que en el año 1099 los cruzados católicos fundaron el reino de Jerusalén.

Los propios historiadores árabes han señalado burlonamente que los caanitas que ocuparon Palestina antes que los hebreos, venían de la península arábiga y eran, en consecuencia, árabes.

Con la destrucción de Jerusalén –dicen– empezó la diáspora judía, la dispersión. Desde entonces, según la leyenda moderna, el judío anduvo errante por el mundo esperando el momento de volver a Palestina.

¿Cuántos volvieron realmente?

Historiadores ingleses afirman que en el siglo XVI vivían en Palestina menos de 4.000 judíos, en el siglo XVIII, 5.000, y a mediados del siglo pasado, 10.000. Es recién a fines de ese siglo cuando algunos judíos empiezan a plantearse el retorno masivo, y cuando ese retorno asume una forma política y una ideología: el sionismo. ¿Por qué?

UN FRUTO TARDIO DEL CAPITALISMO

Una respuesta posible a esa pregunta surgió del campo de concentración nazi de Auschwitz. La escribió en 1944, su último año de vida, un judío marxista de 26 años, Abraham León: -El sionismo, que pretende extraer su origen de un pasado dos veces milenario, es en realidad el producto de la última fase del capitalismo.

En esa fase todos los nacionalismos europeos han construido sus estados y no necesitan ya de la burguesía judía que ayudó a construirlos, pero que ahora es un competidor molesto para el capitalismo nativo. repentinamente surge en esos países el chovinismo antisemita, y se convierten en extranjeros indeseables judíos integrados durante siglos a la vida de los mismos, que, como dice León, -tenían tan poco interés en volver a Palestina como el millonario norteamericano de hoy.

Las persecuciones del siglo XIX afectan más a la clase media judía que a la clase alta, cuyos representantes notorios iban a lograr una nueva integración a nivel del capital financiero internacional.

Aquellos judíos europeos perseguidos que descubrieron en el capitalismo la verdadera causa de sus males, se integraron en los movimientos revolucionarios de sus países reales.

El sionismo evidentemente no lo hizo y se configuró como ideología de la pequeña burguesía, alentada sin embargo por aquellos banqueros que –como los Rotschild– veían venir la ola y querían que sus hermanos se fueran lo más lejos posible.

A fines del siglo pasado esa ideología encontró su profeta en un periodista de Budapest, Teodoro Herzl, su programa en las resoluciones del Congreso de Basilea de 1897 y su herramienta en la Organización Mundial Sionista.

El retorno a Palestina tropezaba sin embargo con el inconveniente de que el país estaba ocupado por una población –500.000 habitantes– que desde la conquista islámica del siglo VII era árabe.

Los fundadores del sionismo negaron el problema.

En 1898 Herzl hizo un viaje a Palestina y preparó un informe donde la palabra árabe no figuraba. Palestina era una tierra sin pueblo donde debía ir el pueblo sin tierra.

El palestino se convirtió en el hombre invisible del Medio Oriente. Algunos alcanzaron sin embargo a descubrirlo.

El escritor francés Max Nordau vio un día a Herzl y le dijo asombrado: -Pero en Palestina hay árabes y agregó: -Vamos a cometer una injusticia.

EN MEDIO SIGLO EL SIONISMO REEMPLAZÓ LA POBLACIÓN ÁRABE DE PALESTINA POR INMIGRANTES EUROPEOS

-Palestina es mi país dice Ihsan. -Nunca estuve en Palestina, dice, -pero algún día volveré porque nuestros comandos están peleando para que volvamos.

-Mi padre murió en Abar el Djelili, dice Naifa. -La muerte de mi padre no me duele, porque murió por nosotros.

-Mi padre se llamaba Salah, dice Randa. -Estaba peleando y murió.

Ninguno de los 480 huérfanos de la escuela de Suq el Garb, al sur de Beirut, había visto Palestina si no era a través de los ojos del padre muerto.

En el aula las muchachas se levantaron para saludar al visitante que venía de tan lejos.

En el pizarrón había una inscripción en árabe. Pregunté qué decía. Decía: Historia Palestina.

La idea del Estado Judío surgió a fines del siglo pasado, como el último proyecto de un estado europeo cuando ya no existía en Europa lugar para un nuevo estado.

Ese estado debía en consecuencia instalarse fuera de Europa y el lugar elegido resultó Oriente.

La contradicción fue resuelta a través de la ideología –el sionismo– y la ideología se alimentó en el mito bíblico y en la simulación de que Palestina estaba deshabitada.

Históricamente, estas construcciones mentales producen víctimas. En 1900 había en Palestina 500.000 árabes y 30.000 judíos. Si en 1974 hay tres millones de israelíes y 350.000 árabes, no hace falta preguntarse dónde están las víctimas: están afuera de Palestina, expulsadas de su patria.

Conviene recordar –porque es la cuestión de fondo– cómo se produce ese trasvasamiento sin precedentes en que la población de un país es reemplazada por otra.

Los primeros inmigrantes no provocaron la desconfianza de los árabes. En 1883 los habitantes de Sarafand recibieron a los colonos que llagaban con estas palabras. -Desde tiempo inmemorial somos hermanos de nuestros vecinos, los hijos de Israel, y viviremos con ellos como hermanos.

Ocho años después sin embargo los notables de Jerusalén pidieron al imperio otomano, que gobernaba Palestina, que prohibiera la inmigración judía, y en 1898 los árabes de Transjordania expulsaron violentamente una colonia judía.

A pesar de las prohibiciones oficiales la inmigración continuó, aprovechando la corrupción de funcionarios turcos y de terratenientes árabes ausentistas que vendían sus tierras. En 1907 se estableció el primer kibutz, granja colectiva que desde el principio excluyó al trabajador árabe.

Cuando en 1914 los turcos hicieron su primer y último censo, resultó que había en Palestina 690.000 habitantes, de los que 60.000 eran judíos. Ese año la guerra mundial dio al sionismo su gran oportunidad.

INGLATERRA REGALA PALESTINA

Foreign Office, Noviembre 2, 1917.

Querido Lord Rotschild:

Tengo mucho placer en transmitirle, de parte del gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía con las aspiraciones Judías Sionistas, que ha sido sometida al Gabinete y aprobada por él.

El gobierno de Su Majestad contempla con simpatía en establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo Judío, y usará sus mejores esfuerzos para facilitar el cumplimiento de ese objetivo, quedando claramente entendido que nada se hará que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de comunidades no-Judías existentes en Palestina, o los derechos y el status político de que disfrutan los Judíos en cualquier otro país.

Le agradeceré ponga esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista.

Este trozo de papel, en apariencia inofensivo, es el fundamento moderno del Estado de Israel. Se lo conoce como de declaración de Balfour, y lleva la firma del canciller inglés.

Dos años después Balfour aclaró lo que quería decir: -El sionismo, bueno o malo, es mucho más trascendente que los deseos y prejuicios de los 700.000 árabes que ahora habitan esa antigua tierra… En Palestina no pensamos llenar siquiera la formalidad de consultar los deseos de los actuales habitantes del país.

Dos años antes de la Declaración, Gran Bretaña había prometido al Shariff Hussein, la independencia de los países árabes, a cambio de su ayuda en la guerra contra Turquía, aliada de Alemania. Y en efecto fueron soldados árabes los que liquidaron el dominio otomano en Medio Oriente.

La declaración Balfour se conoció después y, finalizada la guerra, sirvió de base para la resolución de la Liga de las Naciones que convirtió a Palestina en mandato británico. En la redacción de ese documento participó la Organización Mundial Sionista.

A partir de ese momento la inmigración creció inconteniblemente, organizada por la Agencia Judía, que formaba parte de la administración británica.

Cuando los ingleses hicieron su primer censo en 1922 había en Palestina 760.000 habitantes, de los que algo más de 80.000 eran judíos: o sea el 11%. Esa proporción había subido en 1931 al 16 y en 1936 al 28%. Ese año se produciría la primera rebelión palestina contra los ingleses, que duró tres años y costó millares de muertos.

MANUAL DEL COLONIALISMO

Todavía en 1917 David Ben Gurion afirmó que \”en un sentido histórico y moral\” Palestina era un país sin habitantes.

Ben Gurion no ignoraba que el 90% de los habitantes eran árabes: decía simplemente que no existían como seres históricos o morales. Por la misma época, según relata Fanon, los profesores franceses de la Universidad de Argel enseñaban seriamente que los argelinos eran más parecidos a los monos que a los hombres.

Este tren de pensamiento, llevado a sus conclusiones prácticas, puede encontrarse en el propio fundador del sionismo, Teodoro Herzl. -La edificación del Estado Judío escribió -no puede hacerse por métodos arcaicos.

Supongamos que queremos exterminar los animales salvajes de una región.

Es evidente que no iremos con arco y flecha a seguir la pista de las fieras, como se hacía en el siglo XV. Organizaremos una gran cacería colectiva, bien preparada, y mataremos las fieras lanzando entre ellas bombas de alto poder explosivo.

Algunos colonizadores admitían que los palestinos eran hombres, aunque más parecidos a los pieles rojas. \”¿Quién ha dicho –preguntaba en 1921 la Organización Sionista de Gran Bretaña– que la colonización de un territorio subdesarrollado debe hacerse con el consentimiento de sus habitantes? Si así fuera… un puñado de pieles rojas reinarían en el espacio ilimitado de América.

UN GHETO MÁS GRANDE

La mentalidad colonial marcó profundamente el establecimiento de la inmigración judía en Palestina. Se formaron comunidades cerradas, exclusivas, donde el árabe era un intruso.

La reventa de tierras a los árabes se convirtió en pecado que las organizaciones terroristas judías castigaron sangrientamente.

Aún a nivel de la clase obrera se instala una perversión de la conciencia que convierte al trabajador árabe primero en competidor del inmigrante, después en enemigo, finalmente en víctima.

La Histradut, central sindical judía, no admite en su seno, los boicotea, prohíbe a las empresas judías que compren materiales trabajados por los árabes.

David Hacohen, miembro de la Histradut y años después parlamentario israelí, ha recordado las dificultades que tuvo para explicar a otros socialistas ingleses que -en nuestro país uno adoctrina a las amas de casa para que no compren nada a los árabes, se piquetean las plantaciones de citrus para que ningún árabe pueda trabajar en ellas, se vuelca petróleo sobre los tomates árabes, se ataca en el mercado a la mujer judía que ha comprado huevos a un árabe, y se los rompe en la canasta…

La soberbia racial va moldeando esa sociedad en el más absoluto aislamiento, como si todos los ghettos del mundo se juntaran en un ghetto más grande, pero esta vez deliberadamente encerrado en sí mismo.

Simón Luvich, israelí exiliado en Londres, recuerda con asombro aquella época de su infancia: -Para nosotros, los árabes eran una especie de exótica minoría étnica, que a veces bajaba de las montañas con sus kufeyas… Nunca entendimos de qué se trataba, porque no los veíamos.

Galili, ministro de Información de Israel, seguía sin verlos en 1969: -No consideramos a los árabes del país un grupo étnico ni un pueblo con carácter nacional definido.

Si es ceguera no ver lo que existe, a esa ceguera debe atribuirse la sangre que ha corrido y seguirá corriendo en Palestina.

EN 1947, UNA RESOLUCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS QUITÓ A LOS PALESTINOS EL DERECHO A TENER UNA PATRIA

El israelí se jacta ante el mundo de ser el máximo representante en la historia de la Diáspora… Pero quien posee en tal grado el sentimiento del destierro, llega a ser completamente incapaz de comprender que otros puedan tener ese mismo sentimiento.

No es cruel que digamos que el comportamiento de los israelíes sionistas con el pueblo original de Palestina es similar a la persecución nazi contra los propios judíos. (Mahmud Darwis, poeta palestino).

El mandato británico sobre Palestina después de la primera guerra mundial permitió cumplir con la promesa, contenida en la declaración de Balfour de 1917, de establecer un hogar nacional judío en un territorio poblado por los árabes.

Para el sionismo el Mandato era una etapa intermedia, necesaria antes de establecer una población propia en Palestina como base del Estado Judío, objetivo permanente detrás de la fachada del hogar nacional.

Gran Bretaña favoreció ese proyecto hasta que la inminencia de la segunda guerra mundial le hizo ver que el riesgo de que los pueblos árabes se alinearan junto a Alemania. Las falsas promesas de 1915 se renovaron en 1939.

En mayo de ese año el gobierno británico publicó un Libro Blanco donde reafirmaba que no tenía el propósito de imponer la nacionalidad judía a los árabes palestinos, prometía limitar a 75.000 el número de inmigrantes en los próximos cinco años y, a partir de 1944, no admitir nueva inmigración sin el consentimiento explícito de los árabes.

El Libro Blanco fue un producto tardío e ineficaz del colonialismo ingles. En los primeros 20 años de Mandato la proporción de habitantes judíos en Palestina pasó del 10 al 30%. Solamente en 1935 habían entrado más de 60.000 colonos: en 1940 la población judía se acercaba al medio millón.

http://www.taringa.net/posts/info/2560031/_Quien-detendra-a-los-judios-de-la-AIPAC_.html

Obama se arrastra ante el AIPAC, pero seguro que no le gustó

24 de mayo de 2011 — El presidente Barack Obama pronunció esta mañana un discurso de media hora ante la convención anual de la AIPAC (Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos) y no fue de sorprender que se rebajara en busca de efectivo para su campaña, pero dejó en claro en cierto momento que, a pesar de que es bueno para arrastrarse, este es un Nerobama que en realidad no lo disfruta.

El Presidente puso énfasis en lo positivo durante todo su discurso, presentándose en la introducción como el hombre que finalmente atrapó a Osama bin-Laden, y juró vetar cualquier intento de los palestinos por obtener un reconocimiento al Estado palestino en la Asamblea General de la ONU en septiembre, criticando acremente el gobierno de unidad Hamas-Fatah; acusó al Jezbolá de terrorismo y prometió emplear todos los medios necesarios para evitar que Irán obtenga armas nucleares.

Pero el Presidente claramente estaba disgustado ante el hecho de que tuvo que tragar basura, frente a las cámaras en la Oficina Oval, al final de su reunión con el Primer Ministro de Israel, Bibi Netanyahu el viernes.

En cierto momento, se lanzó en una perorata sobre el asunto de que lo “citaron mal” y de que fue atacado injustamente por su referencia a las fronteras israelíes de 1967 en su discurso sobre la política para el Oriente Medio que dio el jueves en el Departamento de Estado.

Mientras que Obama cena con la reina y el príncipe Felipe en el Palacio de Buckingham el martes y miercoles, Netanyahu va a recorrer todo Washington, hablará ante una sesión conjunta del Congreso de EU y pronunciará su propio discurso ante la AIPAC.

En toda esta algarabía de ruidos y furia, nadie en sus cinco sentidos espera que se produzca ningún adelanto en las negociaciones israelí-palestinas.

En verdad, en entrevista el domingo en la mañana en los noticieros de ABC, el rey de Jordania, Abdullah II advirtió contundentemente que la falta de una solución al conflicto israelí-palestino garantizaba que pronto habrá otra guerra en el Medio Oriente o una nueva Intifada.

http://spanish.larouchepac.com/news/2011/05/25/obama-se-arrastra-ante-el-aipac-pero-seguro-que-no-le-gust.html

Press TV / REBELION – Según afirma un analista político, el grupo de presión sionista más poderoso en Estados Unidos, el AIPAC, está presionando cada vez más al gobierno de Barack Obama para que emprenda un ataque militar contra Irán.

“Es evidente que Israel y sus seguidores neoconservadores aquí en Estados Unidos están presionando cada vez más al presidente Obama para que o bien ataque a Irán o bien deje a Israel hacerlo”, afirmó M.J. Rosenberg.
Rosenberg, que fue director de política en el Foro de Política de Israel, lo sugirió en un artículo acerca de un ataque militar contra las instalaciones nucleares iraníes.
El autor afirmó que la principal razón que sustentaba su afirmación era que “este es un año de elecciones y nadie diría que no a Benjamin Netanyahu [primer ministro israelí] en un año de elecciones”.
Se refería a las elecciones presidenciales de 2012 en Estados Unidos que se celebrarán en noviembre.
Rosenberg también señaló la próxima reunión del Comité para los Asuntos Públicos de Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés).
“El entusiasmo por la guerra aumentará hasta llegar a un punto febril para marzo, cuando el AIPAC celebre su conferencia política anual”, escribió.
El AIPAC, que tiene un influyente e innegable papel en la política estadounidense, defiende políticas pro israelíes en el Congreso y en el Ejecutivo de Estados Unidos.
Este grupo urge a todos los miembros del Congreso a apoyar a Israel a través de la ayuda exterior [estadounidense].
Estados Unidos e Israel han amenazado repetidamente a Teherán con la “opción”de un ataque militar basándose en su acusaciín de que el programa nuclear de Irán incluye un aspecto militar encubierto, algo que Teherán ha negado tajantemente.
Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos
Publicado por en 11:56  

Single Post Navigation

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 188 seguidores

%d personas les gusta esto: