AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archive for the tag “Crisis financiera”

Los banqueros son los dictadores de Occidente y los medios los hacen intocables


Los banqueros, los dictadores de Occidente

Robert Fisk
Foto

Una indignada afirma en un cartel que las ideas no pueden ser desalojadas, fuera del campamento Ocupa en San Francisco, clausurado por las autoridades de la ciudadFoto Ap

D

ebido a que debo escribir desde la región que produce más frases hechas por metro cuadrado que cualquier otrotema, quizá debería hacer una pausa antes de lamentarme por toda la basura y estupideces que he leído sobre la crisis financiera mundial. Pero voy a abrir fuego.

Opino que los reportes sobre el colapso han caído más bajo que nunca, al grado de que ni la información de Medio Oriente se difunde con la clara obediencia que se rinde a las mismas instituciones y a los expertos de Harvard que colaboraron para crear este desastre criminal mundial.

Iniciemos con la llamada primavera árabe, que es en sí una grotesca distorsión verbal de lo que en realidad es un despertar árabe-musulmán que está sacudiendo a Medio Oriente; y los sucios paralelismos que se establecen entre estos movimientos y las protestas sociales en las capitales occidentales.

Se nos ha engañado con los reportes de los pobres y los que no tienen que han tomado una página del libro de laprimavera árabe, sobre la forma en que fueron derrocados los regímenes de Egipto, Túnez y, hasta cierto punto, Libia, y de cómo esto inspiró a estadunidenses, canadienses, británicos, españoles y griegos a manifestarse masivamente. Pero todo esto es absurdo.

La verdadera comparación ha sido inventada por los periodistas occidentales, siempre ansiosos por exaltar las rebeliones contra los dictadores árabes mientras ignoran las protestas contra los gobiernosdemocráticos de Occidente.

Siempre desesperados por sacar de contexto las manifestaciones para sugerir que simplemente se deben a una moda originada en el mundo árabe. La verdad es algo distinta.

Lo que llevó a decenas de miles de árabes a las calles, y que después se volvieron millones en las capitales de Medio Oriente, fue la demanda de dignidad y la negativa a aceptar a las dictaduras de familias locales que son, de hecho, dueñas de estos países.

Los Mubarak, los Ben Alí, los Kadafi, los reyes y emires del golfo y Jordania, y los Assad, todos ellos creían tener derecho de propiedad sobre naciones enteras. Egipto pertenecía a Mubarak Inc., Túnez a Bel Alí Inc. (y a la familia Traboulsi), Libia a Kadafi Inc. Los mártires de las dictaduras murieron para constatar que sus países pertenecían a los pueblos.

Este es el verdadero paralelismo con Occidente. Ciertamente los movimientos de protesta son contra las grandes corporaciones, en una causa perfectamente justificada, y contra los gobiernos.

Lo que han descubierto los manifestantes, de manera algo tardía, es que durante décadas han sido engañados por democracias fraudulentas, que votan abnegadamente por partidos políticos que, después de triunfar en las urnas, entregan el mandato democrático y el poder popular a bancos, comerciantes y agencias calificadoras, todas ellas respaldadas por un coto de negligentes y deshonestos expertos de las más costosas universidades estadunidenses ythink-tanks, que mantienen la ficción de que existe una crisis globalizada, en vez de una treta masiva contra los electores.

Los bancos y agencias calificadoras se han vuelto los dictadores de Occidente. Igual que los Mubarak y los Ben Alí, los bancos creyeron –y siguen creyendo– que son dueños de sus países.

Las elecciones que les han dado poder, gracias a la cobardía y complicidad de los gobiernos, se vuelven tan falsas como los comicios en los que los árabes eran obligados a participar, década tras década, para ungir como gobernantes a los propietarios de sus países.

Goldman Sachs y el Banco Real de Escocia son los Mubarak y Ben Alí de Estados Unidos y Gran Bretaña, que devoraron la riqueza de los pueblos mediante tramposas recompensas y bonos para sus jefes sin escrúpulos a una dimensión infinitamente más rapaz que la pudieron imaginar los codiciosos dictadores árabes.

No fue necesario, aunque me fue útil, ver el programa Inside Job de Charles Ferguson transmitido esta semana por la BBC para demostrarme que las agencias calificadoras y los bancos estadunidenses son intercambiables, que el personal de ambas instituciones se mueve sin trámites entre las agencias, los bancos y el gobierno de Estados Unidos. Los mismos muchachos calificadores (casi siempre varones, claro) que calificaron con triple A préstamos devaluados y sus derivados en Estados Unidos ahora atacan a zarpazos a los pueblos de Europa –mediante su venenosa influencia en los mercados– y los amenazan con disminuir o retirar las mismas calificaciones a naciones europeas, que alguna vez otorgaron a criminales, antes del colapso financiero estadunidense.

Siempre he creído que los argumentos mesurados tienden a ganar las discusiones. Pero perdónenme, ¿quiénes son estas criaturas cuyas agencias calificadoras ahora espantan más a Francia de lo que Rommel lo hizo en 1940?

¿Por qué no me lo dicen mis colegas periodistas en Wall Street?

¿Por qué la BBC, CNN y –ay, Dios– hasta Al Jazeera, tratan a estas comunidades criminales como incuestionables instituciones de poder?

¿Por qué nadie investiga, como ha comenzado a hacerloInside Job, estos escandalosos tratos sucios?

Todo esto me recuerda la manera igualmente cobarde en que los reporteros estadunidenses cubren Medio Oriente, la forma tenebrosa en que siempre evitan hacer críticas directas a Israel, siempre bajo el poder de un ejército de cabildos pro Likud que explican a los televidentes que la labor de paz de Estados Unidos en el conflicto israelí-palestino merece nuestra confianza; y por qué los buenos son losmoderados y los malos son losterroristas.

Al menos los árabes han empezado a ignorar estas tonterías. Pero cuando los que protestan contra Wall Street hagan lo mismo, se convertirán en anarquistas,terroristas sociales en las calles de Estados Unidos que exigen que los Bernanke y Gethner enfrenten un juicio como al que se ha sometido a Hosni Mubarak.

Nosotros, en Occidente, hemos creado a nuestros propios dictadores, pero a diferencia de los árabes los volvimos intocables.

El primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, informó solemnemente a sus compatriotas esta semana que ellos no son responsables de la crisis en la que se encuentran. Ellos ya lo sabían, desde luego. ¿Por qué no les dijo de quién es la culpa? ¿No va siendo hora de que él y los otros primeros ministros europeos nos lo digan, y también de que los reporteros nos lo informen?

© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca

http://www.jornada.unam.mx/2011/12/11/mundo/024a1mun

PASALO Four Horsemen Si no hacemos nada que no sea por ignorancia VIDEO RECOMENDADO


Four Horsemen -Trailer Oficial en Español



Subido por el 13/09/2011

No volveremos al negocio de siempre. Four Horsemen es un documental independiente que revela cómo funciona realmente el mundo.

Ayúdanos a llegar a las salas: http://eventful.com/fourhorsemen
Sitio web: http://www.fourhorsemenfilm.com
Facebook Oficial: http://facebook.com/fourhorsemenfilm

Estreno: Otoño 2011
Twitter: #FourHorsemenFilm

Dirigido por: Ross Ashcroft

Con la participación de: Noam Chomsky, Max Keiser, Joseph Stiglitz, Herman Daly, Ha-Joon Chang (Ph.D), Simon Johnson, Michael Hudson, Coronel Lawrence Wilkerson, John Perkins, Tarek Al Diwany, Camila Batmanghelidjh, James Turk, David Morgan, Hugo Salinas Price y más…

Categoría:

Cine y animación

Licencia:

Licencia de YouTube estándar

El acuerdo europeo entre Nicolás Sarkozy y Angela Merkel suena al pasado Y NO SIRVIÓ DE NADA


El acuerdo europeo entre Nicolás Sarkozy y Angela Merkel suena al pasado

 

avatarOnésimo Alvarez-Moro  7 de diciembre de 2011 | 18:50

http://smt-service.info/webtv/iframe.html?fv=tv%3D265%26chnInit%3DiLyROoafYwaS%26videoInit%3DiLyROoafr8G0&w=650&h=374

Comenzamos esta semana con una más de las numerosas reuniones del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, en París, para atender a los problemas financieros que están sufriendo los países europeos.

El objetivo común es ver cómo conseguirán que los países en dificultades introduzcan políticas económicas sostenibles para que puedan sostenerse ellos mismos lo antes posible.

En sus conclusiones, parece que han decidido volver al pasado para darnos sus medidas que supongo que piensan solucionarán los problemas que estamos viviendo. Los elementos principales que han ideado son los siguientes:

  • Cada país miembro de la eurozona mantendrá su déficit público por debajo del 3% de su Producto Interior Bruto (PIB).
  • Cada país mantendrá su deuda pública por debajo del 60% de su PIB.
  • El balance presupuestario obligatorio en el medio plazo se incorporará dentro de las leyes nacionales.
  • El Fondo Europeo de Rescate podrá tomar préstamos del Banco Central Europeo (BCE) para hacer frente a sus necesidades de liquidez.
  • La Comisión Europea (CE) tendrá la posibilidad de sancionar a países incumplidores automáticamente.

 

Los primeros dos nos llevan al pasado con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE), que empezó a funcionar en 1997 y que fué una parte clave del acuerdo que llevó a la introducción del Euro. Este Pacto tenía el objetivo de vincular las política monetaria europea, controlada por el entonces nuevo BCE con las políticas fiscales, controladas por cada país, pero guiadas por acuerdos comunes.

Este Pacto exigía exactamente los mismos requisitos de límite de déficits y de dueda estatal que proponen ahora.

Hace más de cinco años, en pleno boom, escribí un artículo titulado “El Pacto de Estabilidad de goma“ denunciando la falta de credibilidad de las cuentas públicas de muchos países europeos y cómo las normas europeas no valían para nada.

En ese artículo hablé de la falta de cumplimiento de los presupuestos italianos desde antes del año 2001.

La falta de disciplina de los países con sus políticas económicas, está convenciendo a muchos, incluyendo al Sr. Sarkozy y a la Sra. Merkel, que saben lo que es incumplir estas normas.

Esta falta de disciplina también está convenciendo a los funcionarios de la CE, que buscan cada vez más poder, y están consiguiendo lo que buscan, como hemos visto también en una reciente reunión de ministros europeos de finanzas acordando cada vez más poderes para la UE.

Recordemos que estos dos países que ahora se presentan como líderes, en época de boom, eran líderes en suspender en sus obligaciones hacia el mismo Pacto que ahora quieren hacer obligatorias.

En su rueda de prensa el otro día hablando de los nuevos acuerdos, Sr. Sarkozy nos recordó que Francia no ha presentado ni un presupuesto estatal balanceado, ni mucho menos en superávit, desde 1974, ¡desde 1974!

Aunque estas medidas suenan muy bien y muy sólidas, como hablan del medio plazo, esto da bastante flexibilidad en el corto plazo y será interesante ver si definen el medio plazo y cómo calculan el promedio. España ya inició este proceso con su cambio constitucional que acordaron los partidos políticos, aunque con bastante flexibilidad dentro de las limitaciones y exigencias.

Por lo menos parece que hemos conseguido que el Sr. Sarkozy se de cuenta que los Eurobonos no son la solución, el gran impulsor de la propuesta ha recapacitado.

También dice que no se puede depender de las actuaciones del BCE para resolver los problemas fiscales, aunque no está claro que debemos creerle en estas dos declaraciones, ya que fue forzado por la Sra. Merkel.

Además, si el Fondo de Rescate puede tomar liquidez sin límite del BCE, consiguen la liquidez de la BCEindirectamente y, como ya he hablado en estas páginas, el equivalente al los Eurobonos.

El problema no son las medidas que buscan conseguir, el problema siempre ha sido el compromiso de los gobiernos para hacer su deber.

Cuestiono las nuevas medidas de control que están proponiendo, ya que siempre hay formas de saltárselas y no hay CE que valga que pueda hacerlas valer cuando los gobiernos que incumplen se resisten a cumplir.

En el último instante, sólo hay que seguir el ejemplo de Grecia, manipular las cuentas y, cuando sale todo a la luz del día, nada de nada.

En El Blog SalmónEl presidente del Bundesbank sólo ante el peligro batallando contra soluciones inadecuadasEl aumento de la deuda pública en la eurozona en la década 2000 – 2010 y Hay que vincular las políticas monetarias y fiscales

Lo que revela y oculta la crisis financiera


Lo que revela y oculta la crisis financiera

Alberto Rabilotta


 

La rebatiña colonial regresa al galope. Después de Libia será Siria mediante una “intervención limitada” de Francia, Inglaterra y Turquía, según el periódico francés Le Canard Enchaîné (23 noviembre 2011), y otra vez con el apoyo de la armada canadiense que el primer ministro conservador de Ottawa, Stephen Harper, dejó en el Mediterráneo para apoyar cualquier intervención de países de la OTAN (CBC, 20 noviembre 2011). Y luego “irán por Irán”, como escribía Juan Gelman en Página/12 el pasado 13 de noviembre.
Las no tan antiguas potencias coloniales europeas y el imperialismo estadounidense han aprendido la lección de Israel, que como destaca el historiador Yakov Rabkin “conservó el ‘virus’ occidental del uso de la fuerza para someter o colonizar a otros pueblos, y ahora ese virus está propagándose.
No es de origen israelí ni de origen judío, es de origen europeo y fue muy bien preservado en Israel, que fungió como hospedante de valores occidentales que son tan agradables al rey de Arabia Saudí, quien los está aplicando con la represión en Bahrein” (http://alainet.org/active/47139&lang=es ).
En medio de las sucesivas crisis financieras, de los problemas estructurales del capitalismo que amenazan la supervivencia del sistema, la lucha por los mercados, sin tapujos y hasta con arrogancia, reaparece en sus formas originales.
Detrás de las fuerzas militares de la OTAN, en Libia, llegaron los hombres de negocio de los países que participaron en esa agresión, como Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Qatar, Canadá e Italia.
Los militares bombardearon, mataron e hirieron y desplazaron a numerosos civiles y destruyeron gran parte de la infraestructura de Libia, y los hombres de negocio llegaron para obtener los contratos para reconstruirla, para vender las armas que permitan reponer los arsenales y el material militar destruido, y de paso obtener los contratos para apropiarse al máximo posible de los dos recursos naturales abundantes en ese país: el petróleo y el agua dulce.
Nada ni nadie está al resguardo de esta ofensiva reaccionaria
El regreso a las peores épocas del capitalismo es evidente en todo. Una a una las conquistas laborales y sociales ganadas a través de largas y costosas luchas obreras están siendo limitadas o van camino de la eliminación en los países capitalistas avanzados, todo esto en nombre de la austeridad fiscal y la competitividad, o sea para reforzar la dictadura del capital financiero sobre las economías y los pueblos.
El retroceso político es abrumador. La cúpula de la Unión Europea decidió quien gobernará Grecia e Italia, y entre otras cosas se apresta a establecer una “dictadura presupuestaria” que pondrá fin, en la zona euro, a la soberanía política de las naciones en materia fiscal y presupuestaria.
Los pueblos entienden que el sistema político compuesto por los “partidos de gobierno” no ofrece alternativa a la situación actual.
En realidad los “partidos de gobierno”, sean conservadores o socialdemócratas, han capitulado ante los mercados financieros y prometen seguir desangrando a sus ya debilitados pueblos.
Y en este contexto el temor a la inseguridad económica y social se instala en el electorado, lo que constituye un peligroso caldo de cultivo, como quedó demostrado durante la crisis de los años 30 del siglo 20.
Mientras tanto el desempleo es altísimo y sigue aumentando, y la recesión económica que afecta a los países endeudados, como Portugal, Grecia y España, se expandió a Italia y amenaza al resto de la zona euro a medida que los gobiernos de países como Francia aplican más medidas de austeridad fiscal para reducir el déficit presupuestario, que reducirán la demanda agregada, o sea la capacidad de gasto de los franceses, con las sabidas consecuencias de un frenazo económico, una reducción de la recaudación fiscal y el aumento del déficit presupuestario.
Y como la oligarquía financiera no pierde la oportunidad de ésta crisis que ella misma creó, al mismo tiempo exige que los países de la zona euro sigan eliminando las principales conquistas laborales de los trabajadores, como la semana de 35 horas en Francia, país donde la productividad es más elevada que en Alemania, para retornar a las 38 horas, y vaya a saberse si habrá o no compensación salarial.
Crisis de la civilización capitalista
En Europa el racismo se ha vuelto una cosa cotidiana y junto al nacionalismo de la peor especie ha pasado a formar parte de la plataforma de algunos partidos políticos. Los odios étnicos están presentes y en algunos países europeos se manifiestan a través del discurso de los políticos y gobernantes.
Como dijo el ensayista canadiense John Ralston Saul (1), la globalización que se suponía iba a abrir las fronteras del mundo ha llevado directa o indirectamente a lo contrario, al nacionalismo en su versión antigua. Lo que hemos visto en los últimos 25 años, por buenas y malas razones, es un sorprendente retorno del nacionalismo, del nacionalismo positivo (como en países de Sudamérica) y del nacionalismo negativo.
Del retorno del populismo y ahora el regreso al racismo. En las últimas décadas el racismo volvió a ser algo “socialmente aceptable”. Es algo atroz…
Se puede ser racista y ser electo para gobernar un país.
Italia tuvo un fascista como viceprimer ministro; Francia, vaya uno a saber; Hungría… ¿Cómo sucedió esto? ¿No era que íbamos hacia la apertura y que el nacionalismo estaba muriendo?
La globalización trajo de vuelta, a nivel nacional, el populismo, el nacionalismo, el racismo y el fascismo, y las fronteras están cerrándose no por el miedo a Al-Qaeda sino porque están regresando las actitudes del viejo nacionalismo negativo, y esta es sólo una de las consecuencias imprevistas de la globalización dirigida por una deshumanizada ideología economicista.
Las elites que dieron vida a la globalización no están preparadas para la incertidumbre y confusión actual. Saben que algo está sucediendo pero ven los aspectos negativos como excepción a la regla, cuando en realidad “ya no estamos en la globalización, sino en otra cosa que todavía no sabemos definir”, declaraba John Saul en 2005, cuando publicó su libro “The Collapse of Globalism and the Reinvention of the World”- (2).
Y agregaba que si no hacemos este análisis seremos incapaces de crear una dirección (de cambio) y volveremos a ser victimas de las circunstancias de quienes propongan una dirección a seguir. Eso pasó en los años 30, y en muchos países llevó al nazismo o el fascismo, en otros llevó al New Deal o al comunismo.
En un debate el 11 de marzo pasado en Waterloo, provincia de Ontario, Canadá, John Saul subrayó que la globalización es un intento de “cambiar de prisma” para ver la civilización: “Hubo tiempos en que se la veía a través de Dios, de la religión, a través de la monarquía absoluta o de una ideología.
La ideología a partir los años 70 del siglo 20 fue que había que mirar el mundo a través de la economía, y eso fue definido como ‘globalización’. O sea ver el mundo a través de la economía”.
El pensador canadiense explica como a través de esta ideología se piensa acerca del “ciudadano, que pasa a ser un cliente; de la cultura, en términos de cómo organizarla, financiarla y controlarla; o de la salud, donde uno entra en un hospital y nadie es un enfermo, sino clientes, como si fueran objetos de una teoría de gestión económica.
Esta ideología que llamamos globalización es fundamentalmente un retorno a la visión utilitarista del funcionamiento de la civilización, de como inevitablemente debe funcionar”.
Para John Saul la globalización no es una idea nueva ni tampoco original, sino una vieja idea atada a una visión linear de como la civilización funciona y debe funcionar: “Forma parte de la antigua visión del racionalismo y el utilitarismo, de como nos movemos del pasado hacia el futuro, sin nunca poder retroceder. El progreso es siempre avanzar.
La globalización es una especie de antiguo y lineal utilitarismo económico, atado a viejos modelos de crecimiento y de lo que constituye la riqueza, de que no hay limites a la expansión y el crecimiento, de que hay que aumentar constantemente el comercio exterior sin jamás examinar que tipo de comercio, en cuáles términos o si el comercio nos aporta lo que realmente queremos, ni tampoco examinar cuál es el propósito de aumentar el crecimiento o el comercio”
Este enfoque lineal, agrega, no produce una visión incluyente, de conjunto, sino una estrecha visión utilitaria de como el mundo funciona, y rompe el concepto de la ciudadanía, del bien común y la idea misma del ciudadano desinteresado, la idea misma de civilización, y nos aleja de lo que precisamente necesitamos, una visión holística, amplia e incluyente. Lo que ha ocurrido en los últimos 30 años es muy similar a la atmósfera en Francia bajo (el reinado de) Louis-Philippe 1 (3).
Apunta, como algunos economistas y politólogos, que bajo la globalización hubo un franco retorno del mercantilismo, o sea la creación de grandes corporaciones integradas horizontalmente (y) básicamente controladas por gerentes o administradores.
Y compara las grandes transnacionales de hoy día con las empresas mercantilistas británicas u holandesas, como la Compañía de la Bahía Hudson creada por los británicos para controlar el comercio y la extracción de recursos en Canadá, o la Compañía Británica de las Indias Orientales, que no creaban riquezas sino que transportaban y comerciaban diferentes productos a través del mundo.
Y subraya que bajo el orden neoliberal “tampoco aumentó la competencia entre firmas, sino al contrario, porque hemos visto el aumento de monopolios y oligopolios”.
Como escribe el sociólogo mexicano Pablo González Casanova (La Jornada, 14 de noviembre pasado), no hay duda de que vivimos en un mundo injusto y peligroso. La “opción racional” que orienta a las ciencias sociales hegemónicas se está convirtiendo, paradójicamente, en opción irracional.
Sobre este aspecto y utilizando el referente de la “limpieza étnica”, John Saul habla de la “limpieza intelectual que en las últimas décadas hemos presenciado dentro de los círculos académicos, en particular en los departamentos de economía, para impedir la llegada o el acceso a nuevas ideas.
Nunca hubo tan pocos desacuerdos entre economistas. Ahora eso está cambiando porque la situación es tan obvia que no puede ser ignorada. ¡Tres décadas sin desacuerdos! Quienes estaban en desacuerdo no eran publicados.
Esto es un ejemplo clásico de la ideología, de rechazo al pensamiento intelectual, a las diferencias intelectuales, porque es a través de la diferencia que descubrimos nuevas cosas.
Es algo similar a la secreta Congregación para la Propagación de la Fe (Santo Oficio) de la Iglesia católica, o sea un instrumento de propaganda a favor de una ideología, pero en este caso pretendiendo ser una ciencia económica”.
Para John Saul estamos frente a una ruptura catastrófica del pensamiento intelectual occidental, que explica la ausencia de cuestionamiento sobre la globalización, sobre el crucial ¿hacia dónde nos están dirigiendo?
Y afirma que “es como haber caído en un escolasticismo de bajo nivel. Diría que lo que hemos tenido en las últimas tres décadas en términos de pensamiento económico (hegemónico) es el más bajo nivel de educación en materia de pensamiento intelectual desde 1750, cuando Voltaire decía que la aristocracia dominante (en Francia) no tenía necesidad de aprender a leer porque tenían personal doméstico que les leían”.
La Vèrdiere, Francia.
1.- John R. Saul, intelectual canadiense y autor de importantes ensayos, entre ellos “Les Bâtards de Voltaire. La dictature de la raison en Occident” (1193) y “Mort de la globalisation” (2005). Las citas fueron tomadas del debate sobre “El lado oscuro de la globalización” en el Centro para la Innovación en la Gobernanza Internacional (CIGI) de Waterloo, Ontario, el 11 de marzo pasado: http://www.youtube.com/watch?v=FHOeFGJpFx4
2.- La “inevitable” globalización resultó “evitable”, entrevista con John R. Saul publicada en Milenio Diario de México en junio de 2005, bajo el seudónimo Rocco Marotta.
3.- Louis Philippe 1 reinó de 1830-1848, un período marcado por una extrema concentración de la riqueza en pocas manos y el empobrecimiento masivo de trabajadores y campesinos.
- Alberto Rabilotta es periodista argentino.

http://alainet.org/active/51075

ESPECIAL Banca Pública, ¿sirve de algo?


Banca Pública, ¿sirve de algo?

avatarAlejandro Nieto González  5 de octubre de 2009 |

dinero

Este fin de semana se ha conocido que Izquierda Unida está preparando un proyecto de Banca Pública para ser presentado en el Congreso de los Diputados antes de que acabe el año.

El objetivo es convertir el ICO en un banco directo a través de las oficinas del Banco de España o de las oficinas postales, con objeto de hacer llegar el dinero a la “economía real” y saltarse así el paso intermedio de los bancos privados.

La pregunta está clara: ¿sirve esto de algo?

¿Mejoraría la circulación de dinero? ¿Es posible?

Personalmente creo que todo esto es un disparate y voy a argumentar por qué.

Primero, venimos de unos años en los que nadie proponía crear una Banca Pública. ¿Por qué? Porque el dinero fluía con mucha facilidad. Los créditos llegaban a todo el mundo. Justo como pretenden en IU. ¿Resultado? Se dieron demasiados créditos, a empresas y personas que no pudieron pagarlos cuando la situación macroeconómica empeoró.

Intentar salir de la crisis dando créditos a lo loco es una chapuza. Precisamente ahora es cuando los créditos se dan con más cautela.

Cuando España debe adaptarse a un modelo de crecimiento basado en el ahorro y no únicamente en el crédito. Ese es el buen modelo de crecimiento y lanzar una Banca Pública que de créditos con más facilidad que la Banca Privada puede llevarnos a una segunda crisis financiera.

Segundo, ¿para qué necesitamos bancos públicos? 

Ya tenemos algo parecido que son las cajas. Es cierto que no son públicas, pero no tienen accionistas y están controladas por los políticos. Así que en la práctica están haciendo dicha función que reclama IU. ¿El resultado?

Que están bastante peor que los bancos, puesto que han dado más créditos a lo loco que la banca privada, debido a que no sólo pensaban que el crecimiento era infinito (como todo el sector) sino que además daban créditos por otros intereses (políticos).

Tercero, ¿queremos arruinar al país? Porque si no es así habrá que tener unos requisitos a la hora de conceder préstamos. Y entramos de nuevo en el supuesto origen del problema, la concesión de créditos más moderada.

Si creamos una Banca Pública que haga lo mismo que la Banca Privada no ganamos nada, y si concede créditos alegremente ponemos en riesgo el propio banco, es decir, a todo el país.

¿No hemos aprendido nada de lo que ha pasado en los últimos años?

En definitiva, lo que hay que hacer es atar más corto al sector bancario para que no conceda créditos alegremente y no sean necesarios más rescates.

Tenemos que fomentar la cultura del ahorro, tanto en las familias como en las empresas, para que nuestro crecimiento sea más sostenible.

Y no tenemos que volver a crecer vía crédito desmesurado.

Esta propuesta va en contra de todos estos puntos, y por tanto me parece muy desacertada.

En El Blog Salmón El sector público no puede montar bancos
Vía | IU
Imagen | randradas

 

Cinco objeciones a resolver en una hipotética banca pública

45COMENTARIOS

avatarRemo  19 de octubre de 2011 | 22:47

banca publica
Ya hemos hablado largo y tendido de colectivos y economistas que abogan por la creación de una banca pública como motor generador del sistema financiero y de la economía real. A día de hoy, no he encontrado una hoja de ruta en ningún colectivo como Attac o partido como Izquierda Unida que pase más allá de la propuesta de la creación de una banca pública. (Si alguien tiene algún documento o referencia extensa sobre esto, que lo ponga en comentarios)

De entrada, partamos de una situación meridianamente objetiva y pensemos por un momento que nos centramos en una banca pública como tal y que la ponemos en marcha y supongamos también en Bruselas admite el invento de pleno. A esta banca, le veo las siguientes cuestiones a resolver:

  1. ¿Qué hacemos con el sistema financiero actual? es decir, no sé que se piensa hacer con los bancos actuales o con la parte de las cajas de ahorros o cooperativas de crédito que están en manos del sector privado. Es decir, no se ha dicho claramente si se aboga por una expropiación del sector financiero, una compra de participaciones o la creación de una nueva entidad financiera pública a partir de las actuales participaciones públicas. este punto es importante, porque va a determinar si vamos a tener una sola entidad en monopolio público o vamos a tener una entidad pública compitiendo con el sistema financiero actual.

 

 

  1. El crédito a las actividades productivas y no especulativas. Esta es una de las tesis fundamentales de la banca pública y de la vía necesaria para restablecer la economía. Veamos un par de ejemplos, ¿es especulación la construcción de un edificio de viviendas con un préstamo hipotecario asociado? O mejor aún ¿son especulativas las hipotecas a promotores de la CAM pero no lo son las de BBVA por ejemplo? Es decir, falta la concreción de esas hipotéticas actividades que sí son productivas y no especulativas y ver también. Ojo que si estamos pensando en la especulación en CDS, derivados o similares, en España las cajas no han caído por estos inconvenientes y regular estos extremos, escapan a la legislación nacional.

 

 

  1. Se persigue la figura social de la banca y no la rentabilidad. Perfecto, pero se persiga lo que se persiga, esta banca tiene que ser rentable. Imaginemos un sector financiero como el actual pero en una sola empresa y que dicho sector presenta pérdidas de varios miles de millones de euros. Esto es un gran lastre a las cuentas públicas.

 

 

  1. En esta línea, ¿va a cambiar la banca pública los criterios de impago o de concesión de créditos? Pensemos en un caso de relajación de garantías para financiación de empresas. Es decir, yo tengo cero garantías y avales y solicito 50.000 euros para una empresa. Si no tenemos garantías y la empresa cae, al final ese préstamo se traduce en dinero público perdido. Y no olvidemos tampoco, que sea un sistema público o privado, no debemos primar los incumplimientos, por lo que acciones de condonación de deudas y similares, deben realizarse con suma cautela.

 

 

  1. Se crea una banca pública es para que los beneficios que genera, reviertan a la sociedad. A ver, un detalle, todas las empresas privadas ya contribuyen con su beneficio vía impuestos, con lo cual, basta con subir los impuestos a la banca para que dicho beneficio repercuta en la sociedad modificando los tipos impositivos al alza. esta es la mejor contribución a riesgo cero, los impuestos.

 

Estos inconvenientes son los que se me ocurren a bote pronto, reflexionando un poco sobre la conversión del sector financiero de manos privadas a manos públicas y sería interesante ver cómo se podría llevar a cabo este propósito de banca pública o cómo se pueden eliminar los problemas o carencias que señalo.

En El Blog Salmón | Cómo se nacionaliza la banca o el sector financiero¿Banca pública? Primero los datos del facilitador financieroBanca pública ¿sirve de algo?

El sector público no puede montar bancos

avatarRemo  20 de junio de 2009 |

se busca socio
Me he desayunado hoy un manifiesto publicado en el Pais en contra del abaratamiento del despido.

Este manifiesto esta firmado por 700 expertos porque ellos lo dicen, no porque sepamos quiénes son, que marca tres pilares básicos para acometer las reformas estructurales.

Me quedo con la primera perla del manifiesto (las otras para más tarde):

 

Promover una red de entidades públicas que permitan al Estado canalizar sus recursos financieros directamente a la economía real, para sortear los problemas de distribución a los que se enfrenta en la actualidad su agencia financiera, el ICO.

A los que han suscrito este manifiesto, les recomiendo que comiencen a repasar la historia de la banca española, desde el origen de los juros, su gestión por las primeras entidades públicas y finalicen con el Banco Hipotecario, a ver si después de ese análisis, siguen afirmando que un banco público es la mejor opción.

A día de hoy, el sector público no puede sustituir al sector privado y esta peligrosa confirmaciónpuede llegar hasta el sector financiero.

Es muy peligroso, porque en este caso, nos jugamos la transferencia de riesgos.
El estado no debe soportar el riesgo financiero y por ese mismo motivo, la canalización de fondos públicos tiene que ser a través de entidades privadas, tal y como se hace a día de hoy, es el mecanismo correcto.

 

Ya tiene demasiado riesgo soportando los avales públicos concedidos a determinados proyectos en pymes, dado que tampoco debería llevarlos a cabo, puesto que si el proyecto falla, el invento lo pagamos todos nosotros. Aún así, el problema de la falta de financiación viene de la propia pyme con una explicación muy sencilla.

La pyme como tal, en la mayoría de los casos tiene estructura familiar en donde el control de la empresa es el pilar central de la misma. Al cerrar la puerta a la entrada a socios, la capacidad financiera de esa empresa viene determinada por la capacidad financiera del socio y esta capacidad es limitada.

En este punto entra en juego la figura del accionista-prestamista, osease el banco. La mayoría de las empresas necesitan fuentes de financiación perennes e indefinidas porque usan los créditos, préstamos y todas aquellas herramientas financieras puestas a su alcance como parte del capital de la empresa.

El problema viene cuando se acabó la permanencia de ese socio, llamado banco y no se renuevan pólizas de crédito o se piden financiaciones absurdas para proyectos rentables por supuesto, pero que no necesitan financiación, necesital capital. Este término, la pequeña y mediana empresa no quiere o no puede entenderlo.

No se le puede exigir a una empresa que “sea mi socia” si ella no quiere y eso es lo que ocurre con la inmensa mayoría de préstamos que no se conceden.

Además, en la mayoría de los casos, ni siquiera existen las más mínimas garantías de retorno del crédito y lo que existe es un círculo viciosos de aumento de financiación en las empresas, que se sufraga a costa del crecimiento.

Nuestra mentalidad empresarial basada en “más vale solo que mal acompañado” y “las medias para las mujeres” tiene que cambiar.

Las pymes tienen que cambiar su estructura societaria, reforzar su capital para acometer proyectos interesantes y por supuesto abrir la puerta a nuevos socios e inversores a costa de perder el control de la empresa en muchos casos.

Más Información | El Pais
Imagen | dmax3270
En El Blog Salmón | El crédito cada vez más difícil¿Qué, nos hacemos un ICO?

¿Cómo se nacionaliza la banca o las entidades financieras?

6COMENTARIOS

avatarRemo  28 de septiembre de 2011 | 23:47


Hoy, dentro de nuestra serie de Conceptos de Economía, vamos a explicar cómo se nacionaliza la banca o entidades financieras, tema que algunos lectores nos habéis pedido en comentarios de algunas entradas y en el formulario de contacto del blog. El tema de la banca pública es un tema que se está pidiendo por parte de colectivos que han aparecido en esta crisis, como son el movimiento 15m, DRY y otros tantos.

El proceso de nacionalización de un banco o una entidad financiera y por extensión de cualquier empresa privada es el cambio en los propietarios de la empresa. Este cambio implica la salida de los accionistas actuales y su sustitución por alguna figura jurídica dependiente del Estado. Es decir, la titularidad de las acciones que conformen la totalidad de la empresa, pasarían a manos públicas, obteniendo en este paso el control total de la empresa. El proceso legal más usual por el que se realiza este cambio de titularidad de las acciones de la empresa, se denomina expropiación.

La expropiación como tal es el paso que hemos descrito anteriormente, es decir, paso coactivo de un bien privado al Estado y que da derecho a recibir una indemnización a los propietarios iniciales por la pérdida de la titularidad de dichos bienes. Es necesario que exista coactividad, que es la solicitud desde el Estado a dicho cambio de titularidad para que sea una expropiación, dado que si el proceso lo inicia el titular privado, podría ser una compraventa o donación si no existe contraprestación monetaria.

En el caso de que no exista el derecho al cobro de una indemnización por parte del propietario inicial, estaríamos hablando de confiscación, entendido este término como la pérdida de la posesión de un bien sin posibilidad de obtener una indemnización o contrapartida a cambio. Diferenciar en este paso, el caso de valoración de la indemnización, dado que se puede recibir cero euros de indemnización y ser una expropiación si así se ha acordado por los criterios de valoración.

 

Requisitos legales para llevar a cabo una expropiación en España

En España, la Constitución en su artículo 33.3 define que:

Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las Leyes.

Cuando este artículo emplaza a las leyes, habla de la Ley de expropiación forzosa de 1958, ley que desarrolla todo el mecanismo de expropiación dentro de nuestro sistema jurídico. Además la Constitución también reconoce la iniciativa empresarial pública y la capacidad de intervención de empresas en su artículo 128.2 que cito textual:

Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante Ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.

 

Extrapolando a las entidades financieras y a un hipotético caso de nacionalización de la banca vía expropiación, podemos destacar el caso del conglomerado empresarial de Rumasa que fue expropiado en el año 1983 alegando utilidad pública e interés social, apoyado sobre estos artículos de la constitución, por lo que precedentes importantes y revisados incluso por el Tribunal Constitucional tenemos en España-

 

Qué hay que hacer para nacionalizar a las entidades financieras

El primer paso para nacionalizar una entidad financiera por la vía de la expropiación e intervención de la empresa, es definir si dicha expropiación se realiza mediante expediente administrativo o mediante expediente legislativo.
Dado que hablamos de empresas importantes y cuyo control habría que tomar de inmediato, la expropiación se haría mediante ley al efecto.
Esta ley no deja de ser un Real Decreto aprobado por el Gobierno que pone en marcha la expropiación.
Se publica en el BOE y se fijan los parámetros de dicha expropiación, quiénes serán los nuevos propietarios de la empresa, siempre dentro del Derecho Público, cómo se relacionará el estado con los antiguos propietarios y cual será el método para valorar la entidad financiera expropiada y poder fijar la correspondiente indeminzación a los anteriores propietarios.
Cualquier casuística especial que afecte a la empresa y a su normal funcionamiento, se contemplará también en esta ley.

 

Por ejemplo, podemos echar un vistazo al Real Decreto de Expropiación de Rumasa del año 1983como la principal nacionalización de un conglomerado empresarial que se ha hecho en este país durante la democracia.

Por tanto, los criterios de utilidad pública, interés social o cualquier otro que se pueda justificar mediante la intervención estatal es perfectamente aplicable en el sector financiero actual.

Definir el decreto de expropiación y tomar la titularidad y control de una empresa es sencillo, tal y como se puede ver.

 

La indemnización a los propietarios, el justiprecio

El pago del justiprecio sería la cantidad indemnizatoria a pagar a los antiguos propietarios. El problema de fondo que se tiene en la ley vigente es que dicha obligación de pago no está regulada con rango constitucional y por tanto los límites del pago del justiprecio se dejan al libre albedrío de la administración. Pensemos por ejemplo que se decreta el pago de un euro por la totalidad de acciones del Banco Santander o Telefónica. 

Esta laguna jurídica la contempla el ordenamiento jurídico español para no perder el control de ninguna empresa clave, sectores monopolizados o casos como el sistema financiero en general, que podrían hacer imposible el pago de su justiprecio tomando como base de cálculo el valor de cotización de las acciones por ejemplo.

A grandes rasgos, el paso de cualquier empresa de manos privadas a públicas es realmente sencillo y aunque hay lagunas legales importantes en todo el proceso, todos los juicios son largos y costosos y no siempre se resuelven de una manera rápida ni favorable para los expropiados.

Véanse casos de expropiados en viviendas por obras públicas que aún no han cobrado el justiprecio pero tienen la hipoteca del bien pendiente o casos más complejos como tiene la familia Ruíz-Mateos para el ajuste del justiprecio por la expropiación antes mencionada.

 

El recurso del FROB y el Banco de España, otra vía de control

En el caso de las entidades financieras, en España se ha preparado el mecanismo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, que es un ente público dotado de personalidad jurídica al servicio del Banco de España y del Ministerio de Economía y Hacienda que puede tomar el control de cualquier entidad financiera en el momento que el Banco de España lo solicite al Gobierno y se apruebe la intervención por decreto. 

Esta toma de control y posterior recapitalización si es necesaria, le da un rango de propietario legítimo preferente, dado que las decisiones de gestión de la entidad están encomendadas al propio fondo.

Ya hemos visto por ejemplo cómo ha actuado el FROB en el caso de Cajasur, interviniendo previamente mediante la asunción del control de la entidad y la posterior venta a la BBK o está actuando con el caso de la CAM.

En ambos casos, vía expropiación o vía FROB, hablamos de un control público directo de la empresa, control que no ha requerido la expropiación de las entidades financieras y que se ha puesto en marcha mediante procesos más sencillos.

 

Conclusiones: no se nacionaliza la banca porque no interesa

Tal y como hemos podido ver, la nacionalización integral de nuestro sistema financiero se podría llevar a cabo con un mero decreto ley y el pago de un euro a los actuales propietarios. Así de sencillo, no es mucho más complicado, aunque después viniesen juicios y más juicios. No hay más que rascar, es uno de los temas más simples para poner en marcha legalmente hablando, siempre y cuando haya un interés social o nacional como es el caso de las entidades financieras. 

Otra cuestión sería la repercusión internacional de dicha medida, las consecuencias en otros ámbitos con nuestras relaciones internacionales y con otros países o empresas. Pero claro, todo eso no dejan de ser meras suposiciones.

Vídeo | Youtube
En El Blog Salmón | ¿Qué es el FROB o Fondo de Reestructuración Ordenada BancariaEl marxismo-cristianismo de Chávez, expropiados por la palabra de DiosExprópiese señor alcalde, exprópiese

Se agota el tiempo y los bancos siguen siendo el gran problema Esto se va a pique. Solo queda saber el cuando


Se agota el tiempo y los bancos siguen siendo el gran problema

 

avatarMarco Antonio Moreno  23 de septiembre de 2011 | BLOG SALMON

Bancos franceses

A medida que la crisis avanza a ambos lados del Atlántico y que los bancos comienzan a ser degradados por las agencias de calificación, se agota el tiempo para hacer frente a las debilidades del sistema financiero global.

El excesivo apalancamiento de los bancos europeos en su clásica versión del esquema ponzi, los enfrenta a una exposición a la deuda por más de 300.000 millones de euros.

Pese a que el Banco Mundial considera improbable que las grandes economías sufran una nueva recesión, los mercados señalan otra cosa y anticipan la inminencia de una próxima recaída. La crisis de la deuda ha aumentado la exposición al riesgo y los bancos europeos deben recapitalizarse para soportar las posibles pérdidas en montos nada despreciables.

Si bien la actual situación recuerda plenamente el período previo a la quiebra de Lehman Brothers, esta vez la diferencia la marca el hecho de que los gobiernos no podrán salir al rescate de ningún banco como lo hizo en 2008.

 

Hasta el momento el sistema bancario ha funcionado por el masivo apoyo del BCE. Pero hasta este apoyo tiene sus límites y el BCE se ha excedido al actuar como prestamista de último recurso.

La lenta agonía del sistema financiero está marcada por el dramático incremento de su vulnerabilidad, y por el imperativo de que los bancos que aún se mantienen en pié, deberán absorber a los bancos que ya se han ido a pique.

El riesgo de que el “banco malo” (en este caso, Societé Générale, cuya acción ha bajado de 50 a 14 euros, como nos reseña Marc Garrigasait) arrastre también a la bancarrota al “banco bueno” (al más conservador BNP Paribas) es lo que tiene a los mercados viviendo jornadas de intenso pánico, como anticipamos en Bancos franceses pierden la mitad de su valor en tres meses.

Corridas contra el euro

Esto es porque a tres años de la quiebra de Lehman, todo sigue exactamente igual y el sistema financiero ha continuado con sus vicios.

De esta forma, una crisis que: i) nace con los excesos y abusos de la banca; ii) socava la totalidad de las finanzas públicas y; iii) provoca la crisis de la deuda soberana; iv) vuelve ahora, como un búmerang, al corazón de la banca europea amenazando no sólo la salud fiscal sino que agotando las últimas reservas de confianza de los inversionistas.

Por ello no debe extrañar la corrida contra el euro que muchas empresas realizan sacando sus fondos de los bancos para depositarlos directamente en el BCE.

La situación por la que atraviesan los bancos franceses está arrastrando a Europa a una nueva crisis financiera cuyo impacto desestabilizará significativamente la economía global.

Todas las transacciones spot de la banca francesa, via forwards o swaps, se han detenido, dado que esta banca es la que se encuentra en peor pie, con los 57.000 millones de euros que tiene en deuda griega.

Esto ha significado no sólo el castigo de Moody’s y Fitch, sino también el de los principales fondos del mundo que han reducido drásticamente sus depósitos a la mismna velocidad en que los entes públicos han dejado de otorgarle créditos a corto plazo.

Las agencias de calificación han bajado el ratings de los bancos galos a “BB”, nota que no es compatible con la de un banco europeo sino con la de un país bananero. Las acciones de la banca gala han perdido más del 50% de su valor y el riesgo a una corrida masiva es cada vez mayor.

A medida que el tiempo se agota y las medidas para estabilizar el sistema no dan resultados, las instituciones financieras deberán someterse a un duro proceso de desapalancamiento que revierta la oscuridad de sus balances.

Esta opción, puede arrastrar al sistema financiero a una crisis bancaria de gran calibre, con el problema de que los gobiernos no están en condiciones de aplicar ningún plan de rescate.

Además, con la desconfianza generada entre los inversionistas, los gobiernos tampoco tienen margen para pedir prestado o emitir bonos en gran escala.

Una nueva acción de esta naturaleza sería intolerable para la opinión pública, que ha manifestado su indignación ante los desmedidos rescates a una banca irresponsable que ha sacrificado el Estado de Bienestar y la pérdida en la calidad de vida de ésta y las próximas generaciones.

Bancos franceses pierden la mitad de su valor en tres meses y dan curso al nuevo “momento Lehman”

 

avatarMarco Antonio Moreno  13 de septiembre de 2011 | 07:00

Societe Generale

Cuando Deutsche Bank señaló la semana pasada que la crisis financiera podría enviar a muchos bancos europeos a la quiebra, no se refería a los pequeños bancos de la periferia, sino a los grandes bancos del núcleo. Esto ha quedado demostrado en las últimas jornadas con la demolición controlada de las acciones de los principales bancos europeos, especialmente los bancos franceses.

De nada ha servido que Societe Generale anunciara despidos masivos y venta de activos por 4.000 millones de euros. La espiral descendente impulsada por los temores a la inminente bancarrota griega ha impulsado a la baja las acciones de los bancos franceses, los más expuestos a una quiebra de Grecia. Estos bancos tienen más de 57.000 millones de euros en deuda griega y de ahí el pánico en el mercado, cuyos inversionistas luchan por vender todo lo que tienen antes que sea demasiado tarde y lo pierdan todo.

 

Bancos franceses

El descenso ha sido generalizado para la banca gala, como lo demuestra esta gráfica, y BNP Paribas y Credit Agricole se han sumado a la espiral negativa de las finanzas europeas que han echado por tierra todas las lineas de resistencia. BNP Paribas ha perdido el 52% de su valor a principios de julio, frente al 55% de Credit Agricole. Société Genérale ha perdido un 90% desde su valor récord alcanzado en mayo de 2007.

Pese a que la banca gala representa sólo el 8,8% del índice CAC 40, las cotizaciones han alcanzado los mínimos del año 2009, cuando el declive de la banca occidental llegó a sus niveles más bajos y se hizo necesaria la intervención de los gobiernos para respaldar a las instituciones financieras. Ahora que estos bancos se encuentran en serio peligro por la situación de Grecia, las agencias de calificación comienzan a castigar la calidad de la deuda de estos bancos, incrementando las tensiones en la eurozona. Una vez más, estas agencias retroalimentan la crisis y se convierten en el verdugo del sistema.

Si algo se puede pronosticar, es que con la ayuda de estas agencias calificadoras la dinámica destructiva cobrará más fuerza dado que el sistema bancario europeo está incapacitado para enfrentar la quiebra de algún país miembro. Y a medida que la tensión recrudece, el descuelgue de alguno de los países más complicados resulta inevitable. El propio mercado se encarga de dictar esa sentencia: el costo del endeudamiento a uno y dos años para Grecia, via CDS, se ubica en el 117% y el 70%, respectivamente.

CDS Grecia

Ahora se comprende que son los bancos franceses los que están en mayor peligro. Esta nota deReuters refleja las caídas de la jornada de ayer para la banca gala: BNP -12,35%; SG: -10,75% y CA: -10,64%.

¿Seguirá esta pandemia con la banca europea?

¿Caerá pronto algún banco europeo como lo anunció Deutsche Bank?

¿Intervendrá el gobierno de Nicolás Sarkozy para rescatar a la banca gala, como lo hizo en 2008-2009? Y sí es así,

¿Será un simple rescate, o habrá una nacionalización de la banca francesa, y de otros bancos europeos?

Tiene poco tiempo para responder pues parte de estas incógnitas se resolverán en los próximos días.

Colapsa la banca mundial y el sistema se va a pique antes de lo previsto

avatarMarco Antonio Moreno  26 de agosto de 2011 | 06:30

Banks

El desplome de la banca mundial y de todo el sistema fraudulento que nos tienen en la actual situación ha comenzado.

Si hace tres días constatábamos que el oro llegaba a los 1.900 dólares la onza, sorpréndase ahora que bajó 200 dólares en dos días.

Esta violenta volatilidad no expresa más que la agonía del sistema financiero, un sistema que se apalancó demasiado y abusó de la confianza de gobiernos y contribuyentes.

Con las divisiones internas del BCE, queda totalmente vulnerable a los ataques del mercado.

El sistema toca fondo y nadie da crédito a la banca. Al desaparecer la carroña los buitres se quedan sin alimento y la desconfianza se propaga. Lo que viene puede ser peor a la caída de Lehman Brothers, de hace justo tres años, y esta vez no habrá gobierno que pueda dar respaldo a los bancos y los propios bancos lo saben y por eso han dado paso a un colosal derrotero de despidos.

El británicoHSBC despedirá a 30.000 personas (el 10% de la planilla), Goldman Sachs a 5.000 personas, UBS a 3.500; Royal Bank of Scotland a 3.000 personas y Bank of America a 4.000, entre otros.

Sólo con la banca europea y estadounidense los despidos superarán el millón de personas.

Y esto es solo el comienzo. Sume a esto los planes de austeridad y los recortes presupuestarios.

 

La alarma ha sonado fuerte en los mercados y la volatilidad de las últimas semanas no ha sido más que para ganar tiempo ante la incompetencia reinante.

El costo de asegurar los bonos de la banca es hoy mayor al que obligó a los gobiernos a intervenir para rescatar a la banca tras el desplome del año 2008.

Los CDS de Royal Bank of Scotland, BNP Paribas, Deutsche Bank, Intesa Sanpaolo, entre otros, se han negociado a niveles de 390 puntos básicos, lo que significa que el costo anual de asegurar 10 millones de euros llega a los 390.000 euros, una cifra que ante la actual debilidad económica resulta impagable.

Esto demuestra que la banca está seca pese a todas las inyecciones de liquidez y a todas las operaciones secretas que ha realizado tanto el BCE y la Reserva Federal.

El coste de asegurar hoy a la banca es mucho mayor de cuando se requirió la masiva participación de los contribuyentes, en 2008, en ese primer intento que dio cuenta que las pérdidas se pueden socializar aunque las ganancias siempre se privaticen.

La masiva venta de oro de los últimos días (provocando la caída de 200 dólares en el valor de la onza en 48 horas) no hace más que demostrar que el sistema se dirige a un shock que bien puede coincidir, como gusta a este tipo de fenómenos, con el aniversario del colapso de Lehman Brothers, el próximo 15 de septiembre.

Nota: artículo actualizado en este post: ¿Por cuánto tiempo pueden el BCE y la Fed seguir apuntalando al actual sistema financiero?

 

¿Por cuánto tiempo pueden el BCE y la Fed seguir apuntalando al actual sistema financiero?

28COMENTARIOS

avatarMarco Antonio Moreno  27 de agosto de 2011 | 07:00

Fed_BCE

A cuatro años del estallido de la crisis subprime en Estados Unidos, que desencadenó la actual crisis financiera, la Fed y el BCE se han convertido en los prestamistas de última instancia de la banca.

Desde hace tres años, tras la quiebra de Lehman, la Reserva Federal de Estados Unidos ha entregado en secreto 16 billones de dólares a la banca europea y estadounidense, y hoy estas instituciones se han hecho completamente adictas a las inyecciones de la Fed y el BCE.

Este es un mecanismo que trasgrede los propios principios del BCE, pero que el BCE los ejecuta para mantener a la banca a flote; total, al otro lado del Atlántico, la Fed hace exactamente lo mismo. El problema es¿Cuánto tiempo puede mantenerse esta situación?

De hecho, la mitad de los 30 principales deudores en el marco del programa original de la Fed fueron los bancos europeos.

Algunas de estas instituciones que han tomado recursos de la Fed son el británico Royal Bank of Scotland, con 541.000 millones de dólares, el suizo Credit Suisse Group, que tomó 262.800 millones de dólares y el alemán Deutsche Bank, al que la Fed prestó 354.000 millones de dólares.

Con posterioridad, la Fed defendió estas acciones, argumentando que fue para repeler una posible catástrofe al estilo de la de 1929.

 

El Banco Central Europeo ha mantenido la misma tónica comprando en secreto miles de millones de activos riesgosos (o basura tóxica) a modo de ayuda colateral para los bancos privados que luchan por mantenerse a flote.

Dada la inestabilidad de los mercados y al hecho de que los bancos no se están prestando entre ellos (por las sospechas en la credibilidad de sus balances) y porque están cada vez más nerviosos por desconocer qué bancos están expuestos, ningún banco presta a otro banco

Tal como ocurre en el juego de las sillas musicales, la música se detendrá en cualquier momento, y se pueden quedar con las manos vacías. Por eso las quiebras bancarias han sido cuantiosas, y los despidos de personal también. Como señalo en este post, la banca programa para los próximos meses más de un millón de despidos.

No sólo los bancos privados pudieron disfrutar de los préstamos de la Fed. También lo hicieronmuchas corporaciones y bancos centrales a través de líneas de swap. Los préstamos por esta vía incluyen a los bancos centrales de Australia, Dinamarca, Inglaterra, Japón, México, Noruega, Corea del Sur, Suecia y Suiza.

Los fondos de pensiones en Suecia y Japón también se beneficiaron de este programa de ayuda de la Reserva Federal que operó en secreto y a espaldas del gobierno. El monto llega a 16 billones de dólares, y puede consutarse aquí versión completa de la Fed.

Entre los mayores bancos privados del mundo que buscaron la ayuda de la Fed en medio de la crisis, se cuentan el británico Barclays, el francés Société Généralea, los suizos UBS y Credit Suisse, el belga Dexia, los alemanes Bayerische, Deutsche Bank y Dresdner Bank. El gigante de seguros American International Group es el ejemplo más notorio de este fenómeno.

De los 182.000 millones dólares que AIG recibió a través del programa TARP, 61.600 millones los derivó a empresas extranjeras.

En total, 87 instituciones financieras se beneficiaron del rescate de AIG, de las cuales 43 eran europeas. Los bancos en Francia, Alemania, Canadá, Gran Bretaña y Suiza recibieron dinero de los contribuyentes de Estados Unidos a través de AIG.

El BCE no se ha quedado atrás y también ha desarrollado numerosas inyecciones de liquidez a la banca privada, a modo de anticipo de los 440 mil millones de euros del Fondo de Estabilización que estará disponible el año 2013. La idea de crear un Fondo de Estabilización en medio de la crisis es algo que se critica a la UE… si no fue capaz de crearlo en el período de las vacas gordas, menos puede generar ahorro en las vacas flacas.

Esto demuestra que las políticas del BCE han sido procíclicas y han potenciado el ciclo económico: estimulándolo aún más en los períodos de expansión y burbuja, y contrayéndolo violentamente en los períodos de crisis por la vía de los recortes y ajustes presupuestarios.

Una política opuesta a la que se debería hacer para amortiguar el ciclo.

La clave indica que hay que contraer y reducir la expansión en los períodos de auge y, a su vez, liberar y expandir en los períodos de crisis.

Pero esta receta fue considerada obsoleta por la corriente que argumentó tener el control del ciclo económico. Y señaló que era absurdo pensar en un control externo dado que los más sano era la autorregulación. Y ahora vemos los resultados.

Las políticas del BCE, con su imperativo único de las metas de inflación, desplazaron todos los otros objetivos como las metas de crecimiento o el empleo. De esta forma, las metas de inflación se convirtieron en la única variable a tomar en cuenta por el BCE, y ya sabemos

Quien ganó con las metas de inflación.

Ahora, en concreto, los bancos centrales se han quedado sin herramientas de política dado que han agotado todo su instrumental teórico y lo único que les queda es la inyección de más y más dinero fresco como si el solo dinero pusiera en marcha a la economía. Y no hay tal.

Lo imperdonable es que mientras el BCE sigue asfixiando a la economía real por la vía de los ajustes, recortes presupuestarios y planes de austeridad, inyecta cuantiosos recursos a la banca para mantener a flote a un sistema que se cae a pedazos.

Se le sustraen recursos a la economía real, que es la genera empleo y da vida al sistema financiero (la salud del sistema financiero está, principalmente, en la actividad real de la economía), para dárselos a la banca que nos metió en este lío. Es el mundo al revés.

Y el problema continúa porque los bancos no hacen nada productivo con el dinero que reciben, sólo tapar sus grandiosos agujeros.

Para hacerlo productivo, los bancos deben ponerlo en circulación junto a las empresas que producen, justamente lo que no están haciendo, y que es una de las razones que han llevado a reducir las proyecciones de crecimiento para la zona euro a 0,5% para el próximo año. Lejos del pronostico de 1,2% previsto anteriormente.

Esto es porque la banca dejó de cumplir su rol y se hizo adicta al dinero fácil de los fraudes y las apuestas de casino. Esta es la razón por la que el actual sistema financiero está pronto a morir de obsolescencia.

Aunque en verdad ya está muerto yla Fed y el BCE lo mantienen aún artificialmente conectado para mantener las apariencias.

En El Blog Salmon | Estamos viviendo la colisión entre un sistema financiero fraudulento y un euro debilitado por los desequilibrios de la eurozonaCómo el BCE se convirtió en vertedero de toda la basura bancaria europea
Imagen | trialsanderrors

En El Blog Salmón | Colapsa la banca mundial y el sistema se va a pique antes de lo previsto,Mercados anticipan la llegada del “momento Lehman”
Imagen | Tom Mascardo

En El Blog Salmón | Bancos franceses pierden la mitad de su valor en tres mesesMercados anticipan la llegada de un nuevo “momento Lehman”

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 189 seguidores