AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archive for the tag “EE.UU”

La nueva estrategia de EE UU. Último intento por mantener el dominio mundial De OBLIGADÍSIMA LECTURA


. La nueva estrategia de defensa de EE UU.
El último intento por mantener el dominio mundial
VS 0 | | sección: web | 14/02/2012
Alberto Cruz (CEPRID)

El declive del poder de EE UU es imparable.

Esta constatación, ya poco cuestionable, se confirma cuando se analizan decisiones de la Administración Obama como la que se ha puesto en práctica el mes de enero de 2012: una nueva concepción de la defensa que desarrolla la Estrategia de Seguridad Nacional de 2010, obsoleta en algunos de sus planteamientos por la rapidez con que se ha movido la geopolítica en estos dos últimos años (de hecho, ahora se reconoce así cuando se afirma que una de las razones que ha llevado a EE UU a adoptar esta medida es la constatación de que “no podemos predecir cómo va a evolucionar el entorno estratégico con absoluta certeza” en los años venideros).

EE UU falló en sus predicciones hace dos años y ahora se cura en salud en una sorprendente, por lo atípica, actitud casi autocrítica.

A la hora de hablar de la política exterior de EE UU, cuya base es la ESN, hay que partir de una premisa: el afán de seguir la estrategia diseñada a comienzos de la década de 1950 por Hans Morgentahu, el teórico del llamado “realismo político” en las relaciones internacionales, quien afirmaba que “la política de EE UU, en su lucha constante y perpetua por el poder mundial, tiene que desarrollarse en tres formas: la política de statu quo, la política de prestigio y la política imperialista” (1).

Asumida como tal por EE UU después de la II Guerra Mundial se ha mantenido inalterable durante seis decenios, desarrollándose con mayor o menor intensidad una u otra de estas formas tanto durante la etapa de confrontación con la URSS en la guerra fría como los dos decenios en los que EE UU ha ejercido como la única superpotencia mundial tras el desmoronamiento de la Unión Soviética.

Sin entrar en consideraciones académicas, sí cabe mencionar que estos tres ejes de la política exterior estadounidense se han venido poniendo en práctica de forma individual y/o en conjunto siempre que EE UU lo ha estimado necesario, con independencia del inquilino de la Casa Blanca, y con el objetivo explícito de afirmar sus”intereses nacionales vitales” en todo el planeta.

Sin embargo, ahora la situación mundial hace inviable esta histórica aplicación de la política exterior estadounidense. El surgimiento del eje BRICS –especialmente China- y el rechazo a EE UU que se ha hecho visible en las revueltas árabes –por matizado que sea en función de los países-, así como el despertar regional latinoamericano -con iniciativas que aún tienen que cuajar como la CELAC o la UNASUR, pero que demuestran una voluntad de alejarse de su vecino del norte-, deja como único eje sobre el que pivota la dominación mundial de EEUU la política imperialista basada en su superioridad militar.

Pero esta, a su vez, se tiene que enfrentar a un declive económico que afectará a medio plazo a la presencia militar estadounidense en todo el mundo, razón por la que ahora EE UU se vuelve un ferviente partidario de la “multilateralidad” y un defensor a ultranza de los organismos multinacionales como la ONU, así como la búsqueda de aliados que secunden su política (bien los países de la OTAN o, ahora, la Liga Árabe).

Enfrentar este declive es lo que pretende la nueva concepción de la defensa que adelantó Obama el 5 de enero y que se ha conocido con detalle en la presentación oficial de la misma el 26 de ese mismo mes. El documento que la recoge no puede tener un título más explícito: “Sustentando el liderazgo global de EEUU: prioridades de la Defensa para el siglo XXI” (2). Pero no es más que un desesperado intento, puede que el último, de mantener el dominio mundial.

Es tradición en EE UU que con cada presidente se impulse una ESN. Eso no quiere decir que se rompa con la de su predecesor puesto que, en muchas ocasiones, no ha sido más que una simple continuidad.

Es lo que hizo Obama al llegar a la presidencia. Su primera ESN se promulgó en 2010 (3) aunque se decía claramente que era una ESN “de transición” puesto que la Administración Obama se obligaba a ocuparse “de los problemas y retos contraídos con anterioridad” (es decir, las guerras de ocupación en Irak y Afganistán) antes que a afrontar “los nuevos retos” que aparecían en el horizonte de EEUU.

Esos “nuevos retos” eran Rusia, China e Indonesia (por este orden); Oriente Próximo se consideraba “seguro” –la atención preferente se centraba en Irán-, y aparecía una mención algo preocupante a Brasil –como el eje sobre el que iba a pivotar una política latinoamericana más autónoma respecto de EE UU-.

Las revueltas árabes demostraron la errónea apreciación de esa ESN respecto a Oriente Próximo, tal y como se viene a reconocer ahora.

Al haberlo considerado “seguro”, EE UU fue pillado claramente a contrapié y tuvo que ir a remolque de lo que le dictaban socios menores –como Turquía y Arabia Saudita (4)- que supieron aprovechar el desconcierto estadounidense y afianzarse como potencias regionales hasta el punto que EE UU aún no ha podido recuperar su papel en esa zona y no es probable que lo haga en los términos en los que había ejercido su poder hasta ahora.

Un ejemplo es que por la crisis económica se ve constreñido a reducir de forma significativa la asistencia económica a los nuevos gobiernos (al Egipto de la junta militar sólo le ha podido ofrecer 1.000 millones de dólares). Por el contrario, Arabia Saudita es quien ha tomado el relevo económico en la zona y comprado voluntades con ello (Túnez es el caso más evidente).

De una forma simple, se puede decir que en las relaciones internacionales la riqueza fortalece el poder de una nación y el poder es un medio para incrementar esa riqueza. EE UU no tiene en estos momentos ni una ni otro. La pregunta que se hace casi la totalidad del establishment estadounidense es ¿puede EE UU seguir siendo la mayor potencia mundial, pero sin ejercer la misma influencia que antes disfrutaba? (5).

Como ese es el caso, entonces EE UU debe diseñar una estrategia global que reconozca esta nueva realidad. Eso es, ni más ni menos, lo que se intenta con la nueva concepción de la defensa que pretende “adecuar” la ESN de 2010 a los nuevos tiempos.
El que se presente en un año electoral como es este 2012 –en noviembre habrá elecciones presidenciales- indica o bien una confianza en la relección de Obama o bien que, al igual que hizo Bush con él, va a hipotecar los primeros años de la administración republicana. Por el momento, e inmersos en una lucha interna por ver quién va ser el contrincante de Obama en las presidenciales de noviembre, los republicanos se han referido a la “nueva” ESN con una ligera protesta al considerar, lisa y llanamente, que no sólo supone una “desinversión” en la industria militar sino una “retirada [del papel] de EEUU en el mundo”.

Europa y Oriente Próximo

Para empezar, la nueva concepción de defensa que desarrolla la ESN de 2010 reconoce la crisis económica por la que atraviesa el país y establece una reducción de 487.000 millones de dólares en el presupuesto destinado a defensa hasta el 2020 y una reducción de 100.000 soldados (80.000 del Ejército de Tierra y 20.000 de la Marina).

Al mismo tiempo, se plantea una reducción de gastos en la compra de algunos aviones (a solventar con la modernización de otros como los C-130) o en la partida referente a los “contratistas” y la retirada del servicio operacional de una parte del material bélico, especialmente aviones (100 aparatos C-5A Galaxy y C-130 Hércules).

También reducirá (sin cuantificar) el número de armas nucleares estratégicas en lo que parece un guiño a Rusia, que en esta nueva concepción de la defensa aparece ya como el segundo país del que preocuparse y no como el primero, puesto que ahora se otorga a China.
Aunque es real, la reducción en el presupuesto tiene algo de trampa puesto que a raíz de la guerra contra Yugoslavia (1999), más luego las de Afganistán e Irak, el presupuesto de defensa en 2010 prácticamente era el doble que el de 1998.

Y es precisamente en la retirada de las tropas de Irak y de Afganistán donde la Administración Obama justifica la reducción: “la pregunta que tenemos que hacernos es qué tipo de estrategia militar necesitamos mucho tiempo después de que las guerras de la última década se hayan terminado”, dijo Obama el 5 de enero. Y añadió: “debemos tener unas Fuerzas Armadas ágiles, flexibles y listas para toda la gama de contingencias y amenazas” (6).

Para afrontar estas “contingencias y amenazas” se establecen tres áreas fundamentales para el desarrollo de la nueva estrategia: 1) reducción de las fuerzas convencionales de EE UU en Europa; 2) consolidación de su presencia en Oriente Próximo, y 3) reorientación hacia la zona Asia-Pacífico. Veámoslo con algo más de detenimiento.

1.- La reducción de las fuerzas estadounidenses en Europa es consecuencia de la confirmación oficial del fin de la guerra fría con Rusia. Para EE UU el peligro ya no viene de Rusia en primer lugar (como sí se hacía en la ESN de 2010), sino de China y –en menor medida- de Irán, por lo que hay que reacomodar sus tropas en zonas próximas a estos países.

La amenaza principal ya es China -Rusia está rodeada de países de la OTAN y a quien se apunta con el “escudo antimisiles”- por lo que es así como hay que interpretar el establecimiento de una base militar en Darwin (Australia), las negociaciones para reabrir la de Subic Bay en Filipinas, conversaciones en el mismo sentido con Vietnam y Tailandia y el reposicionamiento de gran parte de la flota naval tanto en aguas del Golfo Pérsico como en el Mar Meridional de China y toda la zona próxima a Japón. El pasado 5 de febrero se anunció la modificación del acuerdo vigente con Japón para el “reacomodo” de parte de los 50.000 soldados estadounidenses acantonados en la base de Futenma (Okinawa) en la isla de Guam (7).

Además, el documento menciona en varias ocasiones la importancia que adquiere la OTAN como “ancla de esperanza” de la estrategia global de EE UU en el siglo XXI. Es un hecho desde hace tiempo que el papel de la OTAN ya no está circunscrito a los límites territoriales establecidos en el Atlántico Norte. Su presencia en Afganistán o Libia son una muestra evidente de ello y, también, el acuerdo alcanzado en 2008 al margen de las estructuras de la ONU (directamente con su secretario general, el dócil y sumiso Ban Ki-moon, lo que fue criticado con dureza por Rusia) para que la OTAN asuma el papel que ahora tienen los “cascos azules”. Esta es la razón por la que EE UU se ampara cada vez más en ella para sus intervenciones militares en el extranjero buscando más un sistema de alianzas que imponiendo su clásica actitud unilateralista.

Pero reducción de tropas no es retirada. EE UU está lejos de retirarse de Europa. La reducción es obligada puesto que en Alemania está surgiendo un fuerte componente nacionalista que ve más como un inconveniente que como una ventaja para su papel como potencia regional la presencia militar estadounidense en su suelo.

Alemania no participó en la agresión a Libia, por ejemplo. No lo refleja el documento, pero la prensa estadounidense ha justificado la nueva estrategia de defensa en que es conveniente la reducción prevista “porque Alemania quiere ser ella misma” y porque “hay que hacer un gran esfuerzo de imaginación para pensar que Rusia es una amenaza para Europa occidental” (8). Lo que se va a retirar de Europa son sólo dos brigadas de combate, unos 7.000 soldados, todos de Alemania. Y es que en este país hay 54.000 efectivos militares estadounidenses, 11.000 en Italia, 9.400 en Gran Bretaña, 1.500 en España y 68 en Francia, por mencionar sólo a unos cuantos países. EE UU tiene en Europa 80.000 soldados, por lo que la reducción no llega siquiera al 10% del total.

Por lo tanto, y como dice el documento, lo que se propone Washington con esta ESN revisada es “aprovechar una oportunidad estratégica para equilibrar la inversión militar de EE UU en Europa” para que pueda centrarse en el desarrollo de “capacidades de futuro” que son adecuadas para “una época de recursos limitados”. El nuevo mantra es “defensa inteligente”. Por supuesto, “los compromisos de los Estados Unidos con el artículo 5 de la Carta Atlántica”, es decir, el acudir en ayuda de cualquier país de la OTAN si es atacado, “se mantendrán firmes”.

Obsérvese que se menciona la parte occidental de Europa, no la oriental como zona exenta de la “amenaza” rusa. El documento cita a Rusia como el país con el que EE UU seguirá enfrentándose de forma selectiva puesto que señala la “determinación de EEUU de involucrarse en los problemas de seguridad y los conflictos no resueltos en Eurasia”.

Es decir, Kazajstán, Uzbekistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán son países que a partir de ahora pasan a ser determinantes para EE UU. Con ello EE UU pretende debilitar el proyecto ruso-chino de crear la Unión Euroasiática, decidido el pasado mes de octubre tras una visita de Putin a Beijing en la que se firmó un acuerdo estratégico entre los dos países que pone fin al poder de Occidente (9). Consciente de esto, Rusia ha decidido no quedarse quieta y el 6 de febrero anunció el reforzamiento de sus bases militares en las repúblicas caucásicas de Abjasia y Osetia del Sur (10).

2.- Siguiendo este hilo argumental sobre Eurasia, la nueva estrategia estima que Al-Qaeda se ha vuelto “menos capaz”, pero no obstante, es una organización que se mantiene activa y seguirá siendo una amenaza para los intereses de EEUU y para el “futuro inmediato” dado que tendría “grupos durmientes en Asia y Medio Oriente”. En concreto, el documento menciona a Pakistán, Afganistán, Yemen, Somalia “y otros lugares”, que no especifica, en los que Al-Qaeda estaría presente.

EE UU justifica así su presencia en estas dos regiones del mundo siguiendo la estrategia de Bush de “guerra contra el terrorismo”. El eje entre las dos zonas es Afganistán. En este país la nueva ESN contempla “una mezcla de la acción directa y la asistencia a las fuerzas de seguridad”. Por lo tanto, una importante presencia de las tropas de combate de EE UU y las fuerzas especiales se mantendrán en Afganistán durante un largo tiempo –por lo que hay que relativizar la supuesta retirada de este país- y la amenaza de Al-Qaeda se espera que proporcione la coartada necesaria para que el gobierno colaboracionista de Kabul acepte el establecimiento de bases permanentes de militares de EE UU.

Dado que las revueltas árabes pillaron por sorpresa a EE UU que, hay que reiterar, en 2010 consideraba la zona “segura” para sus intereses, ahora se menciona Oriente Próximo como una zona en la que EE UU se enfrenta tanto a “oportunidades estratégicas como a desafíos”. En las oportunidades están los nuevos gobiernos surgidos tras ellas, a quienes dice apoyar por compartir “los anhelos de los pueblos”; en los desafíos aparecen los “extremistas violentos” y la posibilidad de que se hagan con armas de destrucción masiva. O sea, la misma y burda excusa de Irak o ahora el tema nuclear de Irán.

Es por ello por lo que EE UU reforzará la seguridad del Golfo Pérsico “en colaboración con los países del Consejo de Cooperación del Golfo” con una finalidad claramente expresada: “evitar que Irán tenga el arma nuclear y contrarrestar sus políticas de desestabilización”. Aquí no va a mover un solo soldado y, por el contrario, se muestra partidario de aumentar sus bases. Y todo ello se hará al mismo tiempo que mantiene su “firme” compromiso con la defensa de Israel.

Pero dado que en Oriente Próximo hay “agentes no estatales” capaces de desarrollar una “guerra irregular” –una denominación que ha empezado a tomar cuerpo dentro del Pentágono tras la derrota de Israel en la guerra contra Hizbulá en 2006- hay que fortalecer una Fuerza Conjunta capaz de actuar tanto “contra el terrorismo como en una guerra irregular aprendiendo de las lecciones aprendidas en la década pasada”. Y es muy significativo que en todo el documento sólo se mencione uno de esos “agentes no estatales”: el movimiento político-militar libanés Hizbulá, al que se califica de “organización terrorista”.

En todo momento “las fuerzas estadounidenses van a operar, cuando sea posible, con aliados y fuerzas de coalición”. Esta es una de las principales novedades de la nueva estrategia de defensa y ya se está poniendo en práctica con la Liga Árabe.

Asia-Pacífico

3.- La forma de actuación será tanto la clásica -“una campaña de armas combinada en todos los dominios, terrestre, aéreo y marítimo”- como la guerra cibernética. Aquí es donde entra el principal enemigo, China, y el secundario, Irán, a quien por lo que se deduce del documento se le otorga un poder en este campo mucho mayor del que se creía. No en vano, parece haberle hecho mucho daño a EE UU la captura por Irán del avión espía no tripulado de última generación RQ-170 el pasado diciembre cuando recopilaba información en territorio iraní.

Para EE UU hay zonas que pueden serle vetadas a corto y medio plazo. El documento habla de “desafíos” a los que se enfrenta EE UU por parte de “adversarios que utilizan la guerra asimétrica, incluyendo la guerra cibernética y electrónica, balística, misiles de crucero, avanzados sistemas de defensa antiaérea, minería y otros métodos para complicar nuestros cálculos operativos”. Y menciona a dos de esos adversarios: “estados como China e Irán seguirán persiguiendo los medios asimétricos para hacer frente a nuestras capacidades y nuestro poder”.

La mención a la minería como amenaza sólo se entiende si te tiene en cuenta que China es el principal exportador de las denominadas “tierras raras” (controla el 95% del comercio mundial) en las que se han descubierto minerales imprescindibles para la industria más sofisticada. En estos momentos, China mantiene un contencioso legal con la Organización Mundial de Comercio porque este organismo, a instancias de EE UU, la prohibido a China limitar sus exportaciones de estas materias primas en nombre del “libre comercio”.

China ha contestado a esta prohibición con una frase lapidaria, “obtener la aprobación de Occidente no es nuestra principal preocupación”, al tiempo que ha hecho una petición expresa para que se renueven las normas bajo las que se rige la OMC: “la OMC no sólo debe defender el libre comercio, sino también permitir a sus miembros a tomar las medidas necesarias para proteger el medio ambiente y los recursos naturales”, dice un comunicado oficial del Ministerio de Comercio (11).

Esto es lo que hace que EEUU establezca “la necesidad de requilibrar [su presencia] hacia la región de Asia-Pacífico”. Esta se ha convertido en la prioridad para EE UU, que siente una necesidad de la que depende su hegemonía como superpotencia, la de hacer frente al desafío que le plantea el creciente poder regional y mundial de China. Ya lo dijo Obama en su discurso del 5 de enero: “vamos a fortalecer nuestra presencia en la región de Asia-Pacífico, y las reducciones de presupuesto no serán a costa de esta región crítica”.

Por lo tanto, y dado que se reconocen dificultades financieras, si no se va a reducir aquí hay que hacerlo en otro sitio. Esta es la razón del por qué se actúa ahora con Europa como se hace, se deja fuera de juego material militar algo viejo y costoso de modernizar y se hacen guiños a Rusia con el arsenal nuclear.

El documento sobre la nueva estrategia de defensa lo deja bien claro: “los intereses de EE UU están inextricablemente ligados a la evolución del arco que se extiende desde el Pacífico Occidental al Este de Asia en el Océano Índico y el Pacífico Sur”. Y no quedan dudas cuando se lee más abajo que “a largo plazo, el surgimiento de China como potencia regional [no se le reconoce la categoría de superpotencia, aunque ya para el 2018 será la primera economía del mundo, ocho años antes de lo que había predicho Goldman Sachs el año pasado] tendrá el potencial de afectar la economía de EEUU y nuestra seguridad en una gran variedad de formas”.

Curiosamente, en paralelo a este documento EE UU anunció que para el año 2018 va a disponer de una base permanente de aviones no tripulados en la zona de Asia. Por una parte, se reduce la parte obsoleta de la fuerza aérea; por otra, se apuesta por las nuevas tecnologías y el uso de aviones no tripulados.

Está clara, por lo tanto, la intención de EE UU de mantener –e incrementar- su presencia militar tanto en el Golfo Pérsico como en el Mar Meridional de China, aunque lo hace arropado con el discurso del libre comercio y de la libertad de navegación: “EE UU continuará ejerciendo su papel global como superpotencia para proteger la libertad de acceso al patrimonio mundial en las áreas que no están dentro de la jurisdicción nacional y que constituyen el tejido conjuntivo fundamental del sistema internacional”. Es decir, el petróleo.

El caso del Golfo Pérsico es conocido y no hay que olvidar que en el Mar Meridional hay un contencioso –que está alentando EE UU- entre China y Vietnam por las islas conocidas como Spratly (Truong Sa para los vietnamitas, Nansha para los chinos), bajo cuyas aguas se estima hay ingentes cantidades de petróleo y gas. La idea que subyace de la nueva estrategia de defensa es muy similar a la aplicada durante la guerra fría con la URSS: presencia global y alguna demostración de fuerza para frenar el avance de China.

Además, se permite el lujo de recriminar a China su política militar: “el crecimiento del poder militar de China debe ir acompañado de una mayor claridad de sus intenciones estratégicas con el fin de no causar un enfrentamiento en la región”. Desde luego, las intenciones de EE UU son bastante claras puesto que quiere controlar rutas marítimas vitales y enormes cantidades de petróleo y gas sin explotar aún. Pero los chinos son duros de roer. El Ejército Popular de Liberación ha dicho que “toma nota” de la actitud de EEUU y le ha advertido que se abstenga de continuar por esa línea (12).

El contralmirante Yang Li, geoestratega de la Universidad de Defensa Nacional, ha dicho que lo que pretende EE UU es “socavar la modernización militar de China”. Que no diga un militar es normal, pero cuando ese es el sentimiento general –como se expresa de forma palmaria en un editorial del diario Global Times- y se pide al gobierno chino que “guarde algunas iniciativas estratégicas contra EE UU para contrarrestar su política de contención”, la cosa indica que se está a punto de cruzar la línea roja de lo que puede aguantar China.

Pero, por si fuese poco, se pide al gobierno “reforzar las capacidades ofensivas de largo alcance con mayor persuasión militar contra EEUU para que se percate [EEUU] de que no puede detener el ascenso de China y que le convenga más ser su amigo” (13).

Es obvio que China lleva una gran ventaja a EEUU en el ámbito económico (en diciembre el renmimbi (yuan) ha marcado un hito histórico en el cambio respecto al dólar y ya se están realizando transacciones económicas en las que se prescinde del dólar en el comercio exterior chino), pero aún no está en condiciones de alcanzar la prioridad estratégica militar a corto plazo. Sí se está preparando para ello y, en concreto, para asegurar las rutas marítimas para su comercio. Ya cuenta con bases militares en el extranjero (Sri Lanka y Scheylles), ha desarrollado su primer portaviones y el super avión J-20 –el cazabombardero más avanzado del mundo hasta ahora (14)- ya realiza vuelos de prueba a total satisfacción y tiene muy preocupados a los militares estadounidenses porque cuando sea operativo ya no tendrían la aplastante superioridad aérea que tienen ahora.

Alguna reflexión final

El impacto de la nueva estrategia de defensa en los conflictos regionales y la política mundial sólo puede ser evaluado a medio y largo plazo. Hay que ver si la afirmación sobre que la intención de EE UU de “renunciar a la doctrina de contrainsurgencia, invasiones sobre el terreno y operaciones en tierra” que recoge el documento es real o no.

Por el acontecer sirio, parece que el estilo de intervención miliar en Irak puede ser descartado al menos mientras dure la crisis económica. Por lo ocurrido en Libia, parece que EE UU ha apostado por sustituir la agresión militar clásica directa e impulsar a la misma a sus socios y subalternos de la OTAN y de la Liga Árabe.

Por lo tanto, si el expediente de Siria sirve como modelo de análisis, aunque se mantenga la presión contra Irán va a ser imposible el cambio de gobierno que alienta EE UU –y sus aliados del Consejo de Cooperación del Golfo- sólo con bombardeos. Si las guerras de Irak y Afganistán han ido muy mal, no es difícil imaginar lo que ocurrirá en un país con una larga historia de resistencia y revolución cuyo sistema de gobierno, además, cuenta con una base social importante por mucho que en Occidente se magnifiquen las expresiones de descontento.

Así pues, no es tan fácil un ataque a Irán aunque el comportamiento de EE UU se parezca cada vez más al de un animal herido y, por lo tanto, se vuelve mucho más peligroso.

Primero, porque sea Israel el brazo ejecutor o no, para EE UU sería como morir matando puesto que las consecuencias serían catastróficas no sólo en la zona, sino en todo Oriente Próximo.
Segundo, porque tanto Rusia como China están demostrando en el caso sirio que se acabó el mundo unipolar y que la antigua superpotencia y la superpotencia en ciernes tienen mucho que decir en el tablero geoestratégico. Tanto Siria como Irán son sus líneas rojas, Siria para Rusia e Irán para China.

Y Siria es la antesala de Irán para Occidente y las monarquías del Golfo. Rusia y China no van a dejar que caigan porque si así fuese estarían tirando piedras contra su propio tejado. Y tras la aprobación de la nueva estrategia de defensa de EE UU tienen muy claro que no hay que hacer ninguna concesión a un enemigo cada vez más débil.

Es tanto en Siria como en Irán donde Rusia y China han decidido escenificar claramente el fin del mundo unipolar y el surgimiento de una nueva era geoestratégica. Vienen a decir que por mucha nueva estrategia de defensa, y por mucho se les amenace, loa situación nunca será la misma antes.

El doble veto –por segunda vez- en el Consejo de Seguridad de la ONU marca un hito. Si la primera (octubre) pretendía dejar claro que ni iba a haber otra Libia, la segunda (febrero) muestra una decidida postura geopolítica sobre el futuro de Irán, el control del petróleo en la zona y el combate conjunto por el declive de Occidente a nivel mundial. A EE UU y a sus satélites sólo les queda violar, de nuevo, el derecho internacional. Con la apuesta que se hace, por necesidad, con la “multilateralidad” y la ONU es muy improbable. Hay, por lo tanto, un nuevo equilibrio en la estructura de poder internacional.

La nueva estrategia de defensa de EE UU ya ha provocado un primer efecto: reforzar el acuerdo de cooperación estratégica alcanzado en octubre por Rusia y China. Hasta ahora ambos países se habían mostrado muy comedidos y moderados respecto a Occidente. Pero la expansión de la OTAN y el escudo antimisiles han hecho enfurecer a Rusia y el giro hacia Asia y el Pacífico de EE UU ha tenido el mismo efecto en China. A poco que se mantengan en sus posiciones actuales, muchos asuntos mundiales comenzarán a cambiar. Ya lo están haciendo.

Notas:

(1) Hans Morgentahu: “In defense of the National Interest”, American Political Science Review, vol. 66, Nueva York 1952.
(2) http://www.defense.gov/news/Defense_Strategic_Guidance.pdf
(3) http://www.whitehouse.gov/sites/default/files/rss_viewer/national_security_strategy.pdf
(4) Alberto Cruz, “EEUU en declive en Oriente Próximo: potencias medias ponen en duda su supremacía (I, II y III), http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1141
(5) Benjamin Friedman, uno de los principales dirigentes del think tank Cato Institute, 27 de enero de 2012.
(6) BBC, 5 de enero de 1012.
(7) Reuters, 5 de febrero de 2012.
(8) The New York Times, 4 de febrero de 2012.
(9) Alberto Cruz, “La cooperación entre Rusia y China: el nuevo enfoque geoestratégico que pone fin al poder de Occidente”, http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1291
(10) Ria Novosti, 6 de febrero de 2012.
(11) Diario del Pueblo, 1 de febrero de 2012.
(12) Xinhua, 1 de febrero de 2012.
(13) Global Times, 5 de enero de 2012.
(14) Alberto Cruz, “China: Ejército, geopolítica y el retorno a Mao”, http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1205

Alberto Cruz es periodista, politólogo y escritor. Su último libro es La violencia política en la India. Más allá del mito de Gandhi, editado por La Caída con la colaboración del CEPRID. Los pedidos se pueden hacer a libros@lacaida.info o bien a ceprid@nodo50.org

albercruz@eresmas.com

FUENTE http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/index.php?x=4889

Bilderberg rehabilitado y dispuesto a dominar el mundo


En lucha constante contra el NWO…

Bilderberg rehabilitado y dispuesto a dominar el mundo

Publicado en BilderbergTerrorismo por Arielev en enero 4, 2012

Richard Cottrell
End The Lie
(Traducido para Tlaxcala.org por  Ainara Makalilo)

Aquí estamos. Nacidos para ser reyes. 
Somos los príncipes del Universo.”
Freddie Mercury

Una de la sociedades más secretas del mundo comienza a salir del armario parpadeando y aturdida ante la inclemente luz del día, como un vampiro que, al amanecer, hubiera decidido repentinamente abandonar de una vez por todas su fría y húmeda cripta.

“Amanecer” sería el término acertado. Nunca antes las perspectivas de un único orden mundial  fueron tan cercanas y prometedoras. Así que no puede ser una mera coincidencia que el Grupo Bilderberg y su prima-hermana la Comisión Trilateral se encuentren deleitándose sobre tumbonas en los jardines de la respetabilidad pública.

Tengo la absoluta certeza de que estamos presenciando el “calentamiento previo” que nos prepara a todos para un único orden mundial, en el instante mismo en que comienza a palparse el desmoronamiento orquestado de la economía mundial.

Inmediatamente después de los golpes de estado promovidos por Bilderberg/Goldman Sachs/ UE en Grecia e Italia en noviembre, Reuters emitió un comunicado según el cual Bilderberg y la Comisión Trilateral estarían tomando el control de Europa. La Agencia presentaba a la “terrible pareja” como una entidad merecedora de aplausos por haber asumido la responsabilidad de la crisis de la deuda que intentaba acabar con la hegemonía del euro.

Habría que mencionar en este punto que no es un secreto que el director ejecutivo de Reuters, Peter Job, mantiene fuertes vínculos con los grandes magnates del planeta.

 

(Nota editorial: en realidad es de tal dominio público que se confirma en un   documento PDF que se publicó en la web oficial del Departamento de Defensa, en la página 7, bajo el titular “REINO UNIDO”).

Es posible que crean que Job tiene todo el derecho a disfrutar de su tiempo libre como le plazca, y tienen razón. El asunto es que la independencia editorial debe ser objeto de discusión cuando una fuente importante de noticias e información se compromete a mantener el secreto sobre los actos a los que asiste. No estamos a favor de alegaciones extraoficiales que no puedan ser confrontadas, y que deben evitarse,  sino de un periodismo honrado y directo.

El contenido de las reuniones del club Bilderberg es estrictamente confidencial, aunque resulta absurdo que los participantes nieguen que el objetivo  de estas citas anuales sea influenciar a los gobiernos e instituciones públicas del planeta a actuar de una determinada manera.

Puedo parecer tradicional  y, sin embargo,  creo que la principal labor de los medios de comunicación es precisamente salvaguardar y nutrir la democracia, presentando los hechos tal como acontecen ante el pueblo. Así que el quid de la cuestión es: ¿deberían participar los medios de comunicación en la toma de decisiones políticas cuando su labor es informar y hacer observaciones sobre los asuntos públicos?

Por supuesto, los grandes magnates de la comunicación siempre han manipulado las cuerdas tras el telón. Randolph Hearst, Lord Beaverbrook, y recientemente el clan Murdoch siempre han tirado  sin piedad de las cuerdas del poder, a menudo con alarmantes consecuencias.

El hecho de que periodistas, que creen ejercer como tales, se conviertan en cómplices o profesionales de esta farsa (como en el caso del escándalo de las escuchas telefónicas de Murdoch, por ejemplo) es por supuesto una debilidad humana, pero sigue siendo incorrecto.

La particularidad de los medios de comunicación agrupados en torno al Grupo Bilderberg radica en  la estrategia para proporcionar una imagen más transparente de una organización que, a todas luces, no busca soluciones democráticas.

Wikipedia anuncia con alegría que el nuevo duce italiano, Mario Monti, es un miembro de la directiva del Grupo Bilderberg, director europeo de la Comisión Trilateral y antiguo asesor de Goldman Sachs.

Y lo anuncia con la indiferencia del que sugiere que tan merecidas credenciales le hacen idóneo para el papel de primer gobernante europeo no electo, desde el golpe de estado de los coroneles griegos neofascistas hace 35 años (como ocurre con Loukas Papademos, el actual Gauleiter de Grecia). Aunque, al menos,  Monti cuenta con ministros civiles que funcionan como  una “cortina de humo” que, una vez descorrida, muestra lo que realmente es una Junta.

Consulten Wikipedia y descubrirán que Monti es un miembro activo del gran carrusel bancario- la Federal Reserve de Boston, el Partenón financiero de Grecia y vicepresidente del Banco Central Europeo, cargo que ocupó durante ocho años y dos legislaturas.

Un trabajador  honrado y sincero, ¿verdad?

Si analizamos una entrada al gobierno similar nos encontraremos, agazapado en un rincón, al viejo Trilateralista (desde 1998) causante de la crisis de la deuda griega. Nos referimos ni más ni menos que a Papademos, el encargado en el Banco Central de encabezar las negociaciones que introdujeron a Grecia a trompicones en la Eurozona en el año 2000. Esta fue la estafa legendaria de Goldman Sachs y JP Morgan en la operación de falsificación de los libros de contabilidad, que luego se consolidó como origen de la crisis actual en Grecia.

Como los arrebatos de un pobre loco encerrado en el ático, es imposible ocultar las sospechas sobre las verdaderas intenciones de los Bilderberg. Siempre se arma un gran escándalo cuando el pobre viejo comienza a vociferar por la ventana, justo en el instante en que aparecen los primeros invitados de una apacible barbacoa de domingo por la tarde.

Y a partir de ahí la especulación dio lugar al florecimiento de todo tipo de tramas conspiratorias, especialmente gracias a la aparición de internet y del nuevo periodismo libre y sin censura.

Con los años, las opiniones  oscilaban entre las de  aquellos que rechazaban que Bilderberg tuviera una estructura concreta, y las denuncias de ciertos sectores críticos y algún entrometido que se irguieron como fanáticos de los OVNIS, satanistas y otras joyas varias que bien debieran haber permanecido encerradas en un psiquiátrico por su propio bien.

Y en cierto modo todo esto resultaba inevitable teniendo en cuenta que lo que Bilderberg representa, una trama secreta creada por una incestuosa elite de poder con afán de dominar el mundo, parecía un mero producto de la fantasía.

El desmoronamiento de la economía mundial en 2008 modificó sustancialmente la imagen del clan.

Durante unos cuantos años, una pequeña cuadrilla de apasionados y consagrados admiradores, los denominadosBildwatchers (“los Bildobservadores”), se molestaron en acudir a las citas anuales con el objetivo de identificar a personajes ilustres.

La mayoría fueron totalmente ignorados, de la misma manera que los principales medios de comunicación ignoraron la caravana anual de los Bilderberg, o presentaban la asamblea anual como una inofensiva  fiestecilla dehombres de estado y empresarios con nada mejor que hacer.

Los pocos que intentaron colarse sin invitación o interceptar comunicados sobre lo que acontecía en el interior fueron agredidos por la policía y los agentes de seguridad, que habían adaptado rápidamente las tácticas intimidatorias empleadas en las cumbres del G20. Ninguna autoridad superior fue procesada por los hechos.

Y llego el momento Obama en junio de 2008.

Hasta entonces los directivos y los miembros  del Grupo Bilderberg  podían ocultarse tras descabelladas teorías de conspiración que les proporcionaban cierta seguridad.

El 6 de junio, durante unas pocas horas, y con el estruendo de los aplausos retumbando aún en su cabeza, Obama abandonó discretamente la campaña electoral para acudir a una reunión secreta con miembros clave del clan, al margen de la reunión principal que se mantenía paralelamente entre el 5 y 8 de junio en Chantilly, en las afueras  de Washington.

Junto a él,  Hillary Clinton, también miembro de la conferencia.

Lo que sucedió después tuvo repercusión en la red pero no en los medios dominantes; e incluso, entre la comunidad virtual, persistía una cierta incredulidad sobre el  complot de dominio mundial que circulaba en torno al posible futuro presidente de EEUU.

Existió una sincronización curiosa. Parece una mera coincidencia que la cita de los magnates de Bilderberg se produjera en EEUU,  tan convenientemente próxima a Washington, y que al igual que  la Convención Demócrata cerrara sus filas en torno a Obama, su favorito.

Y surgió una teoría a partir de una información privilegiada que pretendía minimizar el alboroto causado por la idea de que Obama fuera un títere al que se le había proporcionado un listado de miembros de la conferencia para rellenar su gobierno.

Desde esta posición se aseguraba que sería tremendamente difícil encontrar una administración que no  fuera un hervidero de miembros del selecto club o de otras comisiones similares como el Consejo de Asuntos Exteriores o la Comisión Trilateral.

Desde entonces fue prácticamente imposible no pensar en Obama como el presidente-mascota de Bilderberg, ya que los nombramientos clave de la nueva administración fueron prominentes Bilderbergers. Y aún así, había más.

Después de Chantilly, Clinton se sintió vapuleada. Abandonó la reunión secreta mantenida en la residencia de uno de los principales miembros del Grupo a sabiendas de que Joe Biden, y no ella, sería nominado candidato a la vicepresidencia,  al contrario de lo que había estado insinuando Obama.

Como compensación, le ofrecieron la cama de clavos del Departamento de Estado.

Tras esa terrible humillación efectuada por los suyos, Clinton nunca volvió a recuperar la compostura y siempre se sintió incomoda.

Número dos en la lista de candidatos y simultáneamente en la vicepresidencia, los Bilderberg temieron que Clinton eclipsara a Obama con ese carácter reticente que podría haber dado lugar a muchos problemas a la hora de asimilar documentos e información y mostrar un latente autismo.

En cualquier caso, los Bilderberg demostraban una vez más las habilidades de que disponían  para salirse con la suya.

En el año 2009 sucedió algo extraño. Bilderberg comenzó a popularizarse. Muchos periodistas acudieron a  la sociedad secreta como moscas a la suciedad. Los periódicos comenzaron a encabezar sus artículos con fotos de lospríncipes del universo llegando en sus lujosos vehículos al último hotel de cinco estrellas elegido para la cita anual.

Se extendieron los artículos y se multiplicaron las emisiones.

Bilderberg había entrado en la era de la popularidad y allí permanecería. La cuestión es ¿por qué?

Por supuesto factores importantes fueron el declive de Clinton y la ascensión vertiginosa a la Casa Blanca de un candidato negro con un pasado musulmán y completamente desconocido hasta hacia unos meses.

Vayamos al grano: Bilderberg podía hacer y deshacer presidentes de EEUU.

Hablando de deshacer, existe un precedente elegido por los Bilderberg, Jimmy Carter, más tarde apartado del poder bruscamente y sustituido por Ronald Reagan, al demostrar no estar a la altura tras sus primeros cuatro años de mandato.

Margaret Thatcher era también una perfecta desconocida hasta acudir a la reunión mantenida en Turquía en 1975. Desde ese instante, su ascenso al poder fue meteórico.

Tony Blair estaba destinado  a sonreír a la fama y la fortuna en su camino hacia Downing Street después de demostrar sus habilidades con… los cubiertos y un cóctel de camarones en el cónclave de 1993 celebrado en Atenas.

Al año siguiente, en Mayo de 1994, el líder laborista no perteneciente al Grupo, John Smith, murió de forma imprevista aunque oportuna (un infarto) durante  una caminata por la montaña escocesa.

Blair, un izquierdista y agitador anti europeísta y músico en una banda de rock (Ugly Rumours), fue elegido para ocupar su lugar sólo ocho semanas después. La prensa británica se encargó de transformar a un abogado de izquierdas de extraña mirada fija en una estrella de rock (“de roca”) política.

El momento Obama permitió que se filtraran a la prensa dominante las perspectivas sobre el Club.

¿Quiénes eran esos irresistibles y poderosos hombres y mujeres que, con solo el chasquido de sus dedos, podían hacer temblar el mundo?

Al parecer, sólo honrados aristócratas con la necesidad imperiosa de reunirse para discutir sobre los graves conflictos de actualidad, sin causar daño alguno y  siempre con buenas intenciones,  afirma John Micklethwhite, un miembro Bilderberg y jefe editorial de la puritana y mundialista publicación “The Economist”, en una tranquilizadora editorial publicada en enero del año pasado.

En una rebuscada entrevista, pipa en mano,  con el sosegado conde Etienne Davignon, – un acaudalado plutócrata belga, padrino de la UE y príncipe heredero de la dinastía Bilderberg, quedó al descubierto que se trataba de una familia donde los peces gordos podían expresarse abiertamente “sin preocuparse de la repercusión mediática de sus comentarios”.

¿Como en los cables de Reuters, por ejemplo? “No se preocupe” (“no worries”), como dicen en Australia cuando se solicita el mas mínimo servicio.
Como hemos indicado anteriormente, Peter Job, director ejecutivo de Reuters, es un “invitado” muy respetable,  y no es el único  entre todos los intelectualoides y escritorzuelos.

Después de todo, no es sólo de sentido común dentro de la profesión de Relaciones Públicas que la mejor técnica, si quieres controlar el mensaje, es invitar a tu enemigo a cenar en tu propia mesa.

La lista de propietarios de grupos mediáticos, de redactores jefe y periodistas  que ha asistido a estas reuniones durante años  incluye, aparte de a “The Economist” a los siguientes: “The Washington Post”, “US News and World report”,  “The Observer” (la hermana de The Guardian con sede en Londres), a Conrad Black, magnate mediático canadiense  (antes de su ingreso en la prisión), al “New York Times”, la “CBS”, “ABC”, “BBC”, a Rupert Murdoch, al “Wall Street Journal”, “Financial Times”, “Die Zeit”, el “ London Times” y “Le Figaro”, entre otros.

La conferencia del 2011 en San Moritz se caracterizó por la presencia de invitados de grupos mediáticos de Austria, Países Bajos y Finlandia.

“The Economist”, por ejemplo, suele enviar a dos redactores jefes como periodistas, es decir  al director y el coordinador de la sección política del periódico.

Así descubrimos que el sistema de información corporativa no es más que una caja de resonancia enorme, haciéndose eco de las conclusiones y decisiones de los intereses de un comité formado por una la élite incestuosa y auto-referencial. Según la famosa frase de Marshall McLuhan, aquí está la prueba fehaciente de que ”el medio es el mensaje”.

Charlie Skelton, un columnista del londinense “Guardian”, es uno de los excomulgados, no digno de invitación formal.

Él es el ”punk”, siempre en desacuerdo y confinado  al margen. Es, en definitiva, el tipo que no duda en lanzar medio ladrillo contra la ventana del director.

He aquí un ejemplo: “Estoy indignado con el  poder doblegado ante la voluntad de unos pocos. He tenido este poder ante los ojos durante tres días y  huele tremendamente mal. No me importa si el grupo Bilderberg está planeando salvar el mundo o echarlo en una licuadora y beberse el zumo, no creo que la política deba  llevarse a cabo de esta manera. ”

Bueno saberlo, sólo que Bilderberg no tiene ni tuvo nunca nada que ver realmente con esa actividad mundana e inútil denominada política.

Mario Monti, un popular gladiador dentro del Club y actual gobernante no electo de Italia, ha declarado siempre que su posición es firmemente contraria al partidismo político.

Del mismo modo, Charlie Skelton desvela  la incómoda verdad de que el grupo mediático que compra su trabajo también ha tenido representación en Bilderberg previamente.

Más aun, todos están perfectamente informados de lo que es Fleet Street  (sede de la prensa británica hasta los años 80., aunque la última agencia de noticias británica, Reuters, marchaba en 2005) y son conscientes de las estrechos y sólidos vínculos entre el “Guardian” y los servicios de inteligencia británicos (y de otros órganos vitales de la prensa británica, como el grupo Murdoch y la BBC).

Entonces, ¿por qué nuestro Charlie gasta tanto en atacar a los Bilderberg? Es muy sencillo.

Su profesión es escribir textos humorísticos. Que sea consciente o no, la verdad es que el viajar de un lugar a otro en busca de la Caravana Bilderberg le otorga el papel de  bufón de la corte que transforma los asuntos serios en carcajadas.

No obstante, tras la conferencia que tuvo lugar en la encantadora localidad catalana de Sitges en 2009, su columna incluía este interesante comentario: “Sería conveniente que la relación entre los Bilderberg y el mundo fuera más suave- si se mostrase un lado más amable, en vez del cañón de un arma.”

A mi juicio, se siente el inconfundible olor del mundo editorial. Lo digo porque estoy seguro de que, detrás de las comedidas observaciones acerca del Grupo Bilderberg, hay una estudiada estrategia de marketing, que tiene más que ver precisamente con la arrogancia, e incluso con la insolencia de engreídas élites distantes y con afán de exhibicionismo, directivos, administradores e ideólogos, que con políticos sobornados y obsesionados consigo mismos.

Esto es precisamente los que Mario Monti está predicando a los italianos en este momento: Quieras o no un gobierno mundial, somos uno y tendrás que someterte. Queremos que nos quieras, incluso aunque estemos forjando las cadenas que acabaran con todos esas libertades superfluas.

¿UN mundo feliz? Sí, Aldous Huxley utilizó prácticamente las mismas palabras;

“Y éste –intervino el director sentenciosamente-, éste es el secreto de la felicidad y la virtud: amar lo que uno tiene que hacer. Todo condicionamiento tiende a esto: lograr que la gente ame su inevitable destino social”.

El monte Bilderberg extiende su sombra sobre las instituciones de la UE y de tres de sus estados miembros: Grecia, España e Italia. Estos tres estados pueden definirse ahora como colonias Bilderberg. Los Bilderberg están en poder de Alemania, Reino Unido, Francia, Polonia, Hungría, Dinamarca, Países Bajos y, entre los estados no miembros, de Suiza.

La montaña sagrada ha controlado Washington durante años, en alianza con la Comisión Trilateral y el Consejo de Relaciones Exteriores (además de mencionar a una importante sucursal, e Instituto American Enterprise).

Ahí se encuentran Wall Street, la City de Londres y el Banco Central Europeo. El FMI, el Banco Mundial, el Banco de Pagos Internacionales (BPI), la UNESCO, la ONU y la OTAN.

Y todos unidos marcan el camino directo del paternalismo mundialista.

El cable publicado por Reuters en  noviembre fue oportuno y significativo porque revelaba hasta qué punto los grandes medios de comunicación han tenido conocimiento de las actividades del Grupo Bilderberg y hasta qué punto se han convertido en sus lacayos durante el último lustro.

Sin embargo nada triunfa tanto como el éxito y la turbulenta, ingobernable y apasionada Italia está ahora  bajo control del monarca Bilderberg, Mario Monti.

Si creen que menciono obsesivamente a este caballero, no se lo voy a negar, porque les aviso, es un modelo para el porvenir.

Monti se presenta ahora como un baluarte de calma y serenidad en el alborotado, áspero y desordenado panorama político italiano.

No parece una persona demasiado cuidadosa, sino más bien alguien perseverante. He aquí el Bilderberg de rostro humano, el tecno-dictador prometido en toda Europa.

La sobrecogedora perspicacia con que los mundialistas han conseguido desbancar  al gobierno italiano electo, en plena crisis de la deuda italiana, es una demostración más del poder que han acumulado en sus manos.

Monti incluso se atrevió a asegurar que el suyo era  “un sólido gobierno sin conflictos de interés”

Si no lo son el Grupo Bilderberg, ni la Comisión Trilateral, ni Golden Sachs, ¿entonces?

¿Tampoco lo son el que el director de un corrupto banco italiano albergue expectativas de que Frankfurt vaya a rescatarle mientras sea ministro?

¿Ni siquiera el que un almirante responsable de defensa, que un militar a cargo del ejercito esté por primera vez al mando desde los tiempos de Mussolini?

¿O que  quizás la confirmación de compra efectuada por el nuevo gobierno de 131 cazabombarderos Lockheed Martin (JSF) por 13 billones de euros se lleve a cabo cuando el país está supuestamente en bancarrota?

Hasta ahora, los italianos parecen contentos con lo que hay, sin embargo el tiempo dirá. Por ahora se encuentran en un estado de shock que ha demostrado que deshacerse del cretino de Berlusconi  era posible.

Como guía para un futuro incierto sería conveniente mencionar lo que escribió el economista y filosofo Friedrich August Hayek, autor del “Camino de Servidumbre”, sobre el tema de las oligarquías;  “la probabilidad de que a los que detentan el poder les desagrade la posesión  y el ejercicio del poder es igual a la probabilidad de que una persona extremadanamente generosa se convierta en cruel capataz de una plantación esclavista”.

http://sleepwalkings.wordpress.com/2012/01/04/bilderberg-rehabilitado-y-dispuesto-a-dominar-el-mundo/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Grupo Bilderberg

Hotel de Bilderberg, Oosterbeek, Países Bajos — escenario de la primera Conferencia Bilderberg en 1954.

La Conferencia Bilderberg, conocida también como Grupo BilderbergForo Bildelberg o Club Bilderberg, es una conferencia anual a la que sólo se puede asistir mediante invitación. Asisten cerca de 130 invitados, la mayoría de los cuales son hombres (de hecho la participación femenina es casi anecdótica)1 . Los participantes son hombres de gran influencia en los círculos empresariales, académicos, militares y políticos. Debido a la manera informal y privada de las discusiones, es objeto de numerosas teorías de la conspiración. El grupo se reúne una vez al año en complejos de cinco estrellas de Europa y Norteamérica, donde la prensa no tiene ningún tipo de acceso. Tiene una oficina en Leiden,Holanda.

Se alega que los participantes pertenecientes al gobierno estadounidense, estarían cometiendo una ilegalidad al asistir, ya que ciertas leyes de los EE.UU. no permitirían mantener este tipo de reuniones “secretas” con empresarios, militares o miembros del poder de otros países sin que sean advertidas de ello las autoridades competentes de los USA.2

El título «Bilderberg» viene del que es generalmente reconocido como el lugar de su primer encuentro oficial en 1954: elHotel de Bilderberg, en Oosterbeek, cerca de Arnhem, en los Países Bajos. Aunque la conferencia no es oficialmente observada como un club de ningún tipo, muchos miembros son asistentes regulares, y los invitados son a menudo vistos como pertenecientes a un reservado Grupo Bilderberg.

La penúltima reunión del Club Bilderberg se llevó a cabo el 3 de junio de 2010 en Sitges (BarcelonaEspaña). En la reunión se contó con la participación, entre otros, de la Reina Sofía y del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que también ha sido invitado a las jornadas donde se debaten temas económicos y políticos sin hacer públicas las conclusiones,3 Igualmente el presidente de MicrosoftBill Gates.4 Las sesiones se realizaron en el hotel Dolce, unas instalaciones de lujo.5 6

Contenido

[ocultar]

[editar]Historia

La conferencia Bilderberg original tuvo lugar en el Hôtel Bilderberg, cerca de Arnhem, el 29 y 30 de mayo de 1954. El encuentro fue iniciado por el emigrante polaco y consejero político Joseph Retinger. Preocupado por el crecimiento del antiamericanismo en Europa Occidental por las medidas del Plan Marshall propugnado por el gobierno estadounidense, propuso una conferencia internacional en la cual se reunirían los líderes de opinión de países europeos y de los Estados Unidos, con el objetivo de promover el entendimiento entre muchas culturas pero siempre basado en un trasfondo económico.

Retinger invitó al príncipe Bernardo de los Países Bajos, quien aceptó promover la idea, junto con el primer ministro belga Paul van Zeeland. La lista de invitados sería confeccionada de modo que hubiese dos asistentes de cada nación, cada uno de ellos para representar el punto de vista conservador y progresista.

El éxito del encuentro animó a los organizadores a preparar una conferencia anual. Se creó un Comité de Dirección permanente y Retinger fue designado secretario permanente. Al igual que organizaba la conferencia, el comité de dirección también mantenía un registro de nombres de asistentes y detalles de contacto, con el objetivo de crear una red informal de individuos que se podrían invitar unos a otros en privado. El propósito declarado del Grupo Bilderberg era «hacer un nudo alrededor de una línea política común entre Estados Unidos y Europa en oposición a Rusia y al comunismo».

El economista holandés Ernst van der Beugel asumió el control como secretario permanente en 1960, tras la muerte de Retinger. El príncipe Bernardo continuó sirviendo como presidente de la reunión hasta su propia muerte, en 2004.

Asistentes

Entre los asistentes a Bilderberg se encuentran banqueros, expertos de defensa, dueños de la prensa, ministros de gobierno, primeros ministros, realeza (sobre todo europea), financieros internacionales y líderes políticos de Europa y América del Norte.

Concretando la participación en lo que toca a personas hispanohablantes, se sabe de la presencia de Juan Luis Cebrián14 en un documental del año 2007 sobre estas reuniones, donde algunos de los participantes alegadamente estarían reuniéndose de forma ilegal por ser políticos en activo y no estar dando cuentas al gobierno.

Algunos de los financieros más importantes del mundo occidental y estrategas de la política extranjera acuden a Bilderberg. Donald Rumsfeld es un bilderbergiano activo1 , como lo es Peter Sutherland de Irlanda que estuvo en la comisión de la Unión Europea y fue presidente de Goldman Sachs y BP.15 Rumsfeld y Sutherland se embarcaron juntos en el 2000 a bordo de la compañía sueca/suiza de energía ABB.16 El anterior subsecretario del Ministerio de Defensa de los Estados Unidos y posterior presidente del Banco MundialPaul Wolfowitz, es también miembro, al igual que Roger Boothe, Jr. El presidente actual del grupo esÉtienne Davignon, político y hombre de negocios belga.17 18 19 20

El año 2009 hubo varios participantes españoles, entre ellos la reina Sofía,21 Ana Patricia Botín (Banco Santander), Juan Luis Cebrián (Grupo PRISA)22 ,Bernardino León (Secretario de Estado de Asuntos Exteriores de España)23 , José Manuel Entrecanales (Acciona), Alberto Ruiz-Gallardón (alcalde de Madrid) yPedro Solbes (Ministro de Economía y Hacienda).24

Por primera vez dos periódicos británicos de tirada nacional se hicieron eco en noticias escuetas de la Conferencia del Grupo Bilderberg. The Guardian envió al corresponsal Charlie Skelton, cuyas crónicas no fueron publicadas nunca en la versión impresa, sólo en la edición digital del periódico. A lo largo de 6 días el periodista documenta cómo fue sometido a diversos seguimientos y finalmente arrestado por la policía griega.25

Tras esta reciente exposición a la opinión pública, ahora han publicado en su web una breve referencia a los temas tratados en los últimos tres años, así como una lista oficial de participantes.26

[editar]Teoría conspirativa

De acuerdo a su Presidente Étienne Davignon, el mayor atractivo de las reuniones es que proveen a los participantes una oportunidad para hablar y debatir abiertamente y descubrir que piensan verdaderamente las mayores figuras, sin la necesidad de considerar cuidadosamente cómo se puede interpretar cada palabra por los medios de comunicación.27 Sin embargo, a causa de sus métodos para asegurar estricta privacidad, el Grupo Bilderberg es frecuentemente acusado de conspiraciones, desde las plausibles hasta las absurdas.28 27 29 30 31 Este punto de vista ha sido popular en ambos extremos del espectro ideológico, incluso si discrepan en lo que el grupo pretende hacer. Los sectores de izquierda acusan al grupo Bilderberg de conspirar para imponer una dominacióncapitalista,32 mientras que algunos grupos de derecha lo acusan de conspirar para imponer un gobierno mundial y una economía planificada.33
El periodista de Politico, Kenneth P. Vogel informa que es una “lista exclusiva de figuras de influencia global que ha captado el interés de una red internacional de conspiracionistas”, quienes por décadas han visto al grupo Bilderberg como un “esquema globalista-corporativo”, y están convencidos de que una elite poderosa esta moviendo al planeta hacia un Nuevo Orden Mundial oligarquico.34 Su mirada paranoica del mundo, caracterizada por una profunda sospecha de la clase dominante más que una afiliación ideológica o partidaria, es articulada en programas de radio y sitios de Internet.34 Miles de videos acerca del grupo Bilderberg pueden encontrarse en el portal de videos YouTube.34 Defensores de esta teoría conspirativa en los Estados Unidos incluyen individuos y grupos como la Sociedad John Birch,33 35 el activista político Phyllis Schlafly,35 el escritor Jim Tucker,36 el activista Lyndon LaRouche,37 el locutor de radio Alex Jones,38 y el político Jesse Ventura, quien hizo del grupo Bilderberg un episodio en su serie televisiva Conspiracy Theory with Jesse Ventura.39 Entre los defensores no norteamericanos se encuentra el escritor ruso-canadiense Daniel Estulin.40
En el 2001, Denis Healey, un fundador del grupo Bilderberg y miembro del comité directivo durante más de 30 años, dijo: “Decir que estamos luchando por un gobierno mundial es exagerado, pero no completamente desacertado. Nosotros en Bilderberg sentimos que no podemos seguir luchando para siempre unos contra otros por nada y matando gente y dejando gente sin hogar. Por eso sentimos que una comunidad única a lo largo del mundo sería una cosa buena”.41 En 2005 Davignon discutió estas acusaciones con la BBC: “Es inevitable y no importa. Siempre habrá personas que creen en conspiraciones pero las cosas suceden de una manera mucho más incoherente… Cuando la gente dice que esta sociedad es un gobierno secreto del mundo yo digo que si fuéramos un gobierno secreto del mundo deberíamos estar avergonzados de nosotros mismos.”31
En un reporte de 1994 Right Woos Left (la derecha corteja a la izquierda), publicado por Political Research Associates, el periodista investigador Chip Berletargumenta que las teorías conspirativas de populismo de derecha acerca del grupo Bilderberg se remontan hasta 1964 y pueden ser encontradas en el libro A Choice, Not an Echo de Phyllis Schlafly,42 que promulgó una teoría conspirativa en la cual el Partido Republicano fue secretamente controlado por intelectuales de la elite dominados por miembros del grupo Bilderberg, cuyas políticas internacionalistas pavimentaron el camino hacia el comunismo mundial.43 Paradojicamente, en agosto del 2010 el ex presidente Cubano Fidel Castro escribió un articulo para el periodico Granma del Partido Comunista Cubano en el cual cita el libro de Estulin del 2006 Los Secretos del Club Bilderberg,44 el cual, citado por Castro, describe “siniestras camarillas y los lobistas de Bilderberg manipulando al público para instalar un gobierno mundial que no conoce fronteras y que no rinde cuentas ante nadie salvo a sí mismo”.32
G. William Domhoff, un investigador y profesor en psicología y sociología que estudia teorías de poder,45 ve el rol de los foros de relaciones internacionales y los clubs sociales como el de Bilderberg como nada más que un medio para discutir ideas, conseguir consenso, y crear cohesión social dentro de la élite.46 Agrega que este entendimiento de foros y clubes como el de Bilderberg se ajusta a las percepciones de los miembros de la élite. Domhoff alerta a los progresistas acerca de ser distraídos por teorías conspirativas que demonizan tales clubes y foros.46 Argumenta que los oponentes del progresismo en los Estados Unidos son conservadores dentro de la élite corporativa y el partido republicano.46 Es más o menos la misma gente que pertenece a clubes como el de Bilderberg, pero los coloca en sus roles más importantes, como capitalistas y líderes políticos, los cuales son visibles y por lo tanto faciles de combatir.46
El autor James McConnachie comenta que los teóricos de la conspiración tienen un punto, pero fallan en comunicarlo efectivamente.47 Argumenta que el grupo Bilderberg actúa en una forma consistente con una conspiración global, pero lo hace sin un “grado de atrocidad”, una diferencia no apreciada por teóricos de la conspiración, quienes tienden a ver esta cábala como el mal absoluto.38 McConnachie concluye: “Ocasionalmente tu tienes que darle crédito a los teóricos de la conspiración que plantean cuestiones que los medios principales han ignorado. Es solo reciente que los medios han cubierto a Bilderberg. ¿Escribirían los medios si no estuvieran estas acusaciones?.”38

[editar]Reuniones

[editar]Véase también

[editar]Referencias

  1. ↑ a b «Web oficial del Bilderberg Meetings, apartado de participantes en el 2011».
  2.  Esta afirmación estaría documentada incluso con imágenes al haber podido grabar a los participantes Alex Jones en el 2007; dichas grabaciones están recogidas bajo el título de Endgame: Blueprint for Global Enslavement, un vídeo accesible en este enlace externo (con subtítulos en castellano) Sin embargo la acusación asume que A: las reuniones son secretas y B: que “las autoridades competentes” no están al tanto de las mismas.
  3.  «Zapatero acude al Club Bilderberg a convencer de la estabilidad y solvencia de la economía española – ABC de España.». Consultado el 12 de Diciembre del 2010.
  4.  «El fundador de Microsoft participa también en el encuentro Bilderberg, en Sitges – El Pais de España.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  5.  «El influyente Club Bilderberg se reúne desde hoy en Sitges – El Pais de España.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  6.  «El Club Bilderberg se reúne hoy en Sitges con la asistencia de la Reina y Zapatero – El Mundo de España.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  7.  «¿Por qué Zapatero ha ocultado su presencia en el Club Bilderberg? – El Economista de España.». Consultado el 28 de octubre del 2010.
  8.  «(3 videos) Entrevista a Daniel Estulin, autor de “Los secretos del Club Bilderberg” (26-10-10) – Dossier VTV.». Consultado el 28 de octubre del 2010.
  9.  «El reencuentro de Zapatero y Solbes – ABC de España.». Consultado el 28 de octubre del 2010.
  10.  «Zapatero hablará ante el Club Bilderberg de la crisis y los retos para afrontarla – El Mundo de España.». Consultado el 28 de octubre del 2010.
  11.  «El futuro del euro centra el debate del Club Bilderberg – Publico de España.». Consultado el 28 de octubre del 2010.
  12.  «La presión sobre la deuda española lleva la prima de riesgo a otro máximo – El Pais de España.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  13.  «Peligro inminente de Defcon 1 de la Deuda Española.Al borde del precipicio en el impago de Deuda.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  14.  . Esta afirmación también estaría documentada con imágenes al aparecer en el ya citado documental de Alex Jones, la imagen de este español perteneciente a la industria de los medios de comunicación; dichas grabaciones están recogidas bajo el título de Endgame: Blueprint for Global Enslavement, un vídeo accesible en este enlace externo (con subtítulos en castellano)
  15.  «(en inglés) Irish Bilderberg Group Members – Info Wars ORG.». Consultado el 12 de Diciembre del 2010.
  16.  «(en inglés) Rumsfeld’s Bilderberg Buddies sold nukes to Korea – Houston Independent Media Center.». Consultado el 12 de Diciembre del 2010.
  17.  «Los magnates del mundo se reúnen en España – Terra de España.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  18.  «El club Bilderberg de ricos y poderosos se reúne en Sitges – Diario Hoy de España.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  19.  «Malas noticias para el euro: el Club Bilderberg le dedica su ‘aquelarre’ – Nueva Tribuna de España.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  20.  «Club Bilderberg: Los dueños del mundo – El Ciudadano de Chile.». Consultado el 02 de Noviembre del 2010.
  21.  «La reina Sofía inaugura la reunión ‘turca’ del Club Bilderberg – 20 Minutos de España.». Consultado el 12 de Diciembre del 2010.
  22.  «La reunión del Club Bilderberg se celebra entre grandes medidas de seguridad – La Vanguardia de España.». Consultado el 12 de Diciembre del 2010.
  23.  «Club Bilderberg una logia exclusiva para magnates creyentes en gobierno mundial único – Agencia Venezolana de Noticias.». Consultado el 12 de Diciembre del 2010.
  24.  Lista de asistentes Bilderberg 2009 (traducida del griego al inglés]
  25.  «(en inglés) Our man at Bilderberg: Six days to lost innocence – El Guardian UK.». Consultado el 28 de octubre de 2010.
  26.  «Resumen de los tres últimos meetings y lista de participantes en la web oficial». Consultado el 25 de abril de 2011.
  27. ↑ a b «A special report on global leaders» (en inglés). The Economist:  p. 12-14. 22 de enero de 2011.
  28.  Wilford, Hugh (September 2003). «CIA plot, socialist conspiracy, or new world order? the origins of the Bilderberg group, 1952-55». Diplomacy & Statecraft, Volume 14, Issue 3, pages 70 – 82. Consultado el 28 March 2011.
  29.  Madeleine Bunting (25 de mayo de 2001) (en inglés). Weekend break for the global elite. Londres: The Guardian.
  30.  Duffy, Jonathan (3 de junio de 2004) (en inglés). Bilderberg: The ultimate conspiracy theory. BBC News.
  31. ↑ a b Bill Hayton (29 de septiembre de 2005) (en inglés). Inside the secretive Bilderberg Group. BBC News. Consultado el 19 de marzo de 2011.
  32. ↑ a b Weissert, Will (10 August 2010) (en inglés). Fidel Castro fascinated by Bilderberg Club conspiracy theory. Consultado el 16 October 2010.
  33. ↑ a b Wallechinsky, DavidWallace, Irving (1975) (en inglés). The People’s Almanac. Doubleday. ISBN 0385040601.[1]
  34. ↑ a b c Vogel, Kenneth P. (15 March 2009) (en inglés). Bilderbergers excite conspiracists. Consultado el 3 November 2010.
  35. ↑ a b Berlet, Chip (2000) (en inglés). John Birch Society. Consultado el 6 October 2010.
  36.  Iain Hollingshead (4 June 2010) (en inglés). The Bilderberg Group: fact and fantasy. Consultado el 20 June 2011.
  37.  King, Dennis (1979). «NCLC’S Private Intelligence Agency» (en inglés).Our Town (Manhattan: Our Town). Consultado el 14 de mayo de 2009.
  38. ↑ a b c BBC News Online (7 June 2011). Bilderberg mystery: Why do people believe in cabals?. Consultado el 14 June 2011.
  39.  «List of Season 1 episodes for Conspiracy Theory with Jesse Ventura»(en inglés). truTV (30 de diciembre de 2009). Consultado el 11-01-2011.
  40.  Bruce Ramsey (30-07-2009). «That Bilderberg Book» (en inglés). The Seattle Times. Consultado el 23-01-2011.
  41.  Ronson, Jon (10 de marzo de 2001). «Who pulls the strings? (part 3)» (en inglés). The Guardian (London). Consultado el 14 de mayo de 2009.
  42.  Phyllis Schlafly, A Choice Not An Echo: La historia confidencial de como los presidentes Americanos son elegidos (Pere Marquette Press, 1964) ISBN 0-686-11486-8
  43.  Chip Berlet (1994). «The New Right & The Secular Humanism Conspiracy Theory» (en inglés).
  44.  Daniel Estulin, Los secretos del club Bilderberg (Ediciones del Bronce, 2006).
  45.  Domhoff, G. William (2005). Who Rules America? Power, Politics, and Social Change. McGraw-Hill Humanities/Social Sciences/Languages; 5 edition. ISBN0072876255.
  46. ↑ a b c d Berlet, Chip (September 2004). Interview: G. William Domhoff. Consultado el 1 October 2009.
  47.  James McConnachie, Robin Tudge, The Rough Guide to Conspiracy Theories (London: Rough Guides Ltd, 2005) ISBN 978-1-84353-445-7
  48.  «Prominent Swiss Politician Calls For Arrest of Kissinger at Bilderberg»(en inglés) (10 de junio de 2011). Consultado el 6 de junio de 2011. «if he attends the 2011 Bilderberg conference of global power brokers which is set to begin on Thursday at the Hotel Suvretta House in St. Moritz».

[editar]Bibliografía

  • Hatch, Alden (1962). “The Hôtel de Bilderberg”. H.R.H. Prince Bernhard of the Netherlands: An authorized biography, London: Harrap. ISBN B0000CLLN4.
  • Ronson, Jon (2001). THEM: Adventures with Extremists, London: Picador. ISBN 0-330-37546-6.
  • Martín Jiménez, Cristina. El Club Bilderberg: Los Amos del Mundo, Córdoba, Arcopress, 2005, ISBN 978-84-933769-4-9.
  • Estulin, DanielLa verdadera historia del Club Bilderberg, Barcelona, Planeta, 2005, ISBN 84-8453-157-0.
  • Estulin, Daniel. Los Secretos del Club Bilderberg, Barcelona, Planeta, 2007, ISBN 84-8453-168-6.
  • Martín Jiménez, Cristina. El Club Bilderberg: Los amos del mundo, Books4pocket, 2007, ISBN 978-84-96829-11-4.

[editar]Enlaces externos

La revolución en curso de Islandia

Ubicación de los campos de concentración FEMA

Experimento Social: “V for Vendetta” y el imperialismo

Top 10 de los aditivos alimentarios que debe evitar

Illuminati ¿Con qué nos enfrentamos?

El movimiento New Age y su plan de esclavitud

Noam Chomsky y las 10 estrategias de manipulación mediática

Información para los escépticos de los Chemtrails

Asesinatos selectivos: “Made in USA”

Asesinatos selectivos: "Made in USA"

Los directores de la Reserva Federal, y del mundo.

Mitos y Realidades: Estudio comprueba que no hay ningún valor en cualquier vacuna contra la gripe

Lady Gaga: “Judas” El análisis

Tatuajes RFID (de rastreo) para animales y… humanos

Simbología Illuminati en la música pop

Contacto

arielevv@gmail.com

 

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 188 seguidores