AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archive for the tag “POLITICOS”

OBLIGADA LECTURA Carta abierta a un político corrupto Pá leer y no terminar nunca


Carta abierta a un político corrupto

Por Albano Dante Fachin

(Si quieres, sígueme!: Twitter: @_cafeambllet . Si quieres seguir a alguien que tiene mucho que decir, sigue a @marta_sibina )

Querido político corrupto:

Te escribo esta carta sabiendo que ni tan solo obtendré respuesta, porque si me contestaras, te delatarías. Te quedarás callado. Eres un experto en callarte, mirar para otro lado y, amparado por el silencio, robar. Pero aunque nunca me contestes, yo tengo un par de cosas que decirte. Allá voy.

Como todos los políticos, tu has gestionado el dinero que es de todos. Lo que te hace diferente es que tú, político corrupto, una parte del dinero te la has metido en tu bolsillo.

Para hacerlo has utilizado diversos métodos: cobras por dejar hacer cosas que no se pueden hacer, contratas servicios por valores más altos de lo que marca el mercado -obviamente a empresas de tus amigos o de familiares- compras terrenos, los recalificas y tú y tus amigos os quedáis la diferencia, dictas leyes que benefician a grandes corporaciones a cambio de un buen puesto cuando te retires… Lo que haces, en definitiva, es traspasar el dinero de todos a los bolsillos de unos pocos mediante mentiras y trampas.

Haz lo que quieras, político corrupto, pero te a viso: lo que haces es muy grave. Pensarás que ‘solo’ robas, que ‘si no lo hago yo lo hará otro’ o pondrás alguna otra excusa rastrera. Pero ve con cuidado, político corrupto. Eres mucho peor que un ladrón: eres el responsable de la muerte de niños, de accidentes de carretera y del sufrimiento profundo de centenares de miles de persones. Te lo explico.

El dinero que tu robas, el dinero que tú y tus amigos os habéis metido en vuestros bolsillos mientras cerrabais vuestros negocios sucios en restaurantes caros con manteles inmaculados, es el dinero que servía para hacer la vida de todos un poco mejor, más cómoda.

Era el dinero que millones de trabajadores aportamos a la sociedad a cambio de unos servicios, a cambio de vivir en una sociedad dónde ningún niño vaya a la escuela sin desayunar, como ya pasa en nuestro país.

Este dinero, político corrupto, era el que servía para construir nuevos hospitales, para pagar sueldos de médicos y enfermeras, para cuidar las carreteras, para repintar sus líneas blancas cada cierto tiempo, para pagar profesores, calefacciones de escuelas, asistentes sociales, policías, conductores de ambulancias, universidades, transportes públicos, pensiones… el dinero que has robado, desgraciado, es el que sirve para pagar todo eso.

Pero como hasta ahora había habido mucho dinero en la caja pública, tus rapifuncionarios sin cobrarerrados, facturas alefaccitibalas.al vez si que pasaras farolas-na noche de lluvia una famra hacer la vidñas no se notaban mucho.

Había tanto que aunque tu te quedases una parte, el resto de las cosas se podían ir pagando. Pero llegó la ‘crisis’, político corrupto y ahora no hay suficiente. Ahora es cuando se ve la verdadera dimensión de tu delito, de tu crimen. Porque hay que llamar a las cosas por su nombre. Lo que tu has hecho es un crimen contra la sociedad.

La falta de dinero público está haciendo que la pintura de una carretera no se renueve con la frecuencia adecuada y, una noche de lluvia una familia morirá estampada contra un árbol… y será culpa tuya.

No habrá dinero para pagar suficientes ambulancias y un señor mayor morirá en su casa esperando que alguien venga a atenderlo. Porque ahora las ambulancias tardan una media de 15 más que antes en llegar a los sitios y cuando lleguen el señor habrá muerto de un ataque de corazón. Y será culpa tuya. Si estás en activo, sinvergüenza, encima dirás que hemos estirado más el brazo que la manga, que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”.

Sigo. Como has robado dinero de la caja de todos, no habrá suficientes asistentes sociales para tratar adecuadamente el caso de una mujer golpeada y un día la encontrarán muerta porque no había recursos para más jueces, para más Seguridad, para hacer un seguimiento del caso… no hace falta mencionar que el culpable de esta muerte eres tú, aunque salgas por la televisión con la cara compungida.

Un día un chico irá caminando por una calle oscura -porque no hay dinero para pagar la luz de las farolas- y será asaltado. Nadie lo ayudará porque ya no hay dinero para patrulles en aquella zona porque te lo has quedado tu, indigno.

O tal vez si que pasará la patrulla, pero uno de los agentes morirá porque una bala le atravesó el corazón…porque no hay dinero para comprar chalecos antibalas… tu pensarás desde tu inmundo chalet de lujo: “que malos son los ladrones” y si sigues en activo dirás que “hay que atajar la inseguridad ciudadana”… cuando el culpable eres tú.

Podría seguir todo el día: escuelas sin calefacción, centros sanitarios cerrados, funcionarios sin cobrar, servicios sociales colapsados…

Esta noche, cuando te vayas a dormir, en tu casa de lujo en una urbanización que difícilmente podrías pagar si fueses honesto, mira dentro tuyo. ¿Vale la pena cargar con esta muertes y estas injusticias a cambio de unes sabanas limpias, unos restaurantes caros, de un coche y una cuenta corriente bien nutrida? Yo creo que no, pero como eres eso, un político corrupto, de ti se puede esperar cualquier cosa.

Por eso, lo único que me queda por decirte es que mereces mi más absoluto desprecio, que eres peor que todos los ladrones que llenan las prisiones y que eres la vergüenza de la especie humana.

¿No te gusta lo que oyes? ¿No te gusta lo que digo? Pues tienes dos opciones: devolver todo lo que has robado o ponerme una denuncia por injurias.. pero para hacer cualquiera de las dos cosas haz de dar la cara. Y eso ya sabemos que no tienes valor de hacer, porque además de un miserable, un asesino, un traidor y un ladrón, eres un cobarde.

Político corrupto, el refranero es claro: “A todo cerdo le llega su San Martín”. Que duermas bien… mientras puedas. Muy cerca de tu lujosa casa hay gente que este invierno no tiene para calefacción y harán fuego con cualquier cosa que arda.

ESPECIAL Banca Pública, ¿sirve de algo?


Banca Pública, ¿sirve de algo?

avatarAlejandro Nieto González  5 de octubre de 2009 |

dinero

Este fin de semana se ha conocido que Izquierda Unida está preparando un proyecto de Banca Pública para ser presentado en el Congreso de los Diputados antes de que acabe el año.

El objetivo es convertir el ICO en un banco directo a través de las oficinas del Banco de España o de las oficinas postales, con objeto de hacer llegar el dinero a la “economía real” y saltarse así el paso intermedio de los bancos privados.

La pregunta está clara: ¿sirve esto de algo?

¿Mejoraría la circulación de dinero? ¿Es posible?

Personalmente creo que todo esto es un disparate y voy a argumentar por qué.

Primero, venimos de unos años en los que nadie proponía crear una Banca Pública. ¿Por qué? Porque el dinero fluía con mucha facilidad. Los créditos llegaban a todo el mundo. Justo como pretenden en IU. ¿Resultado? Se dieron demasiados créditos, a empresas y personas que no pudieron pagarlos cuando la situación macroeconómica empeoró.

Intentar salir de la crisis dando créditos a lo loco es una chapuza. Precisamente ahora es cuando los créditos se dan con más cautela.

Cuando España debe adaptarse a un modelo de crecimiento basado en el ahorro y no únicamente en el crédito. Ese es el buen modelo de crecimiento y lanzar una Banca Pública que de créditos con más facilidad que la Banca Privada puede llevarnos a una segunda crisis financiera.

Segundo, ¿para qué necesitamos bancos públicos? 

Ya tenemos algo parecido que son las cajas. Es cierto que no son públicas, pero no tienen accionistas y están controladas por los políticos. Así que en la práctica están haciendo dicha función que reclama IU. ¿El resultado?

Que están bastante peor que los bancos, puesto que han dado más créditos a lo loco que la banca privada, debido a que no sólo pensaban que el crecimiento era infinito (como todo el sector) sino que además daban créditos por otros intereses (políticos).

Tercero, ¿queremos arruinar al país? Porque si no es así habrá que tener unos requisitos a la hora de conceder préstamos. Y entramos de nuevo en el supuesto origen del problema, la concesión de créditos más moderada.

Si creamos una Banca Pública que haga lo mismo que la Banca Privada no ganamos nada, y si concede créditos alegremente ponemos en riesgo el propio banco, es decir, a todo el país.

¿No hemos aprendido nada de lo que ha pasado en los últimos años?

En definitiva, lo que hay que hacer es atar más corto al sector bancario para que no conceda créditos alegremente y no sean necesarios más rescates.

Tenemos que fomentar la cultura del ahorro, tanto en las familias como en las empresas, para que nuestro crecimiento sea más sostenible.

Y no tenemos que volver a crecer vía crédito desmesurado.

Esta propuesta va en contra de todos estos puntos, y por tanto me parece muy desacertada.

En El Blog Salmón El sector público no puede montar bancos
Vía | IU
Imagen | randradas

 

Cinco objeciones a resolver en una hipotética banca pública

45COMENTARIOS

avatarRemo  19 de octubre de 2011 | 22:47

banca publica
Ya hemos hablado largo y tendido de colectivos y economistas que abogan por la creación de una banca pública como motor generador del sistema financiero y de la economía real. A día de hoy, no he encontrado una hoja de ruta en ningún colectivo como Attac o partido como Izquierda Unida que pase más allá de la propuesta de la creación de una banca pública. (Si alguien tiene algún documento o referencia extensa sobre esto, que lo ponga en comentarios)

De entrada, partamos de una situación meridianamente objetiva y pensemos por un momento que nos centramos en una banca pública como tal y que la ponemos en marcha y supongamos también en Bruselas admite el invento de pleno. A esta banca, le veo las siguientes cuestiones a resolver:

  1. ¿Qué hacemos con el sistema financiero actual? es decir, no sé que se piensa hacer con los bancos actuales o con la parte de las cajas de ahorros o cooperativas de crédito que están en manos del sector privado. Es decir, no se ha dicho claramente si se aboga por una expropiación del sector financiero, una compra de participaciones o la creación de una nueva entidad financiera pública a partir de las actuales participaciones públicas. este punto es importante, porque va a determinar si vamos a tener una sola entidad en monopolio público o vamos a tener una entidad pública compitiendo con el sistema financiero actual.

 

 

  1. El crédito a las actividades productivas y no especulativas. Esta es una de las tesis fundamentales de la banca pública y de la vía necesaria para restablecer la economía. Veamos un par de ejemplos, ¿es especulación la construcción de un edificio de viviendas con un préstamo hipotecario asociado? O mejor aún ¿son especulativas las hipotecas a promotores de la CAM pero no lo son las de BBVA por ejemplo? Es decir, falta la concreción de esas hipotéticas actividades que sí son productivas y no especulativas y ver también. Ojo que si estamos pensando en la especulación en CDS, derivados o similares, en España las cajas no han caído por estos inconvenientes y regular estos extremos, escapan a la legislación nacional.

 

 

  1. Se persigue la figura social de la banca y no la rentabilidad. Perfecto, pero se persiga lo que se persiga, esta banca tiene que ser rentable. Imaginemos un sector financiero como el actual pero en una sola empresa y que dicho sector presenta pérdidas de varios miles de millones de euros. Esto es un gran lastre a las cuentas públicas.

 

 

  1. En esta línea, ¿va a cambiar la banca pública los criterios de impago o de concesión de créditos? Pensemos en un caso de relajación de garantías para financiación de empresas. Es decir, yo tengo cero garantías y avales y solicito 50.000 euros para una empresa. Si no tenemos garantías y la empresa cae, al final ese préstamo se traduce en dinero público perdido. Y no olvidemos tampoco, que sea un sistema público o privado, no debemos primar los incumplimientos, por lo que acciones de condonación de deudas y similares, deben realizarse con suma cautela.

 

 

  1. Se crea una banca pública es para que los beneficios que genera, reviertan a la sociedad. A ver, un detalle, todas las empresas privadas ya contribuyen con su beneficio vía impuestos, con lo cual, basta con subir los impuestos a la banca para que dicho beneficio repercuta en la sociedad modificando los tipos impositivos al alza. esta es la mejor contribución a riesgo cero, los impuestos.

 

Estos inconvenientes son los que se me ocurren a bote pronto, reflexionando un poco sobre la conversión del sector financiero de manos privadas a manos públicas y sería interesante ver cómo se podría llevar a cabo este propósito de banca pública o cómo se pueden eliminar los problemas o carencias que señalo.

En El Blog Salmón | Cómo se nacionaliza la banca o el sector financiero¿Banca pública? Primero los datos del facilitador financieroBanca pública ¿sirve de algo?

El sector público no puede montar bancos

avatarRemo  20 de junio de 2009 |

se busca socio
Me he desayunado hoy un manifiesto publicado en el Pais en contra del abaratamiento del despido.

Este manifiesto esta firmado por 700 expertos porque ellos lo dicen, no porque sepamos quiénes son, que marca tres pilares básicos para acometer las reformas estructurales.

Me quedo con la primera perla del manifiesto (las otras para más tarde):

 

Promover una red de entidades públicas que permitan al Estado canalizar sus recursos financieros directamente a la economía real, para sortear los problemas de distribución a los que se enfrenta en la actualidad su agencia financiera, el ICO.

A los que han suscrito este manifiesto, les recomiendo que comiencen a repasar la historia de la banca española, desde el origen de los juros, su gestión por las primeras entidades públicas y finalicen con el Banco Hipotecario, a ver si después de ese análisis, siguen afirmando que un banco público es la mejor opción.

A día de hoy, el sector público no puede sustituir al sector privado y esta peligrosa confirmaciónpuede llegar hasta el sector financiero.

Es muy peligroso, porque en este caso, nos jugamos la transferencia de riesgos.
El estado no debe soportar el riesgo financiero y por ese mismo motivo, la canalización de fondos públicos tiene que ser a través de entidades privadas, tal y como se hace a día de hoy, es el mecanismo correcto.

 

Ya tiene demasiado riesgo soportando los avales públicos concedidos a determinados proyectos en pymes, dado que tampoco debería llevarlos a cabo, puesto que si el proyecto falla, el invento lo pagamos todos nosotros. Aún así, el problema de la falta de financiación viene de la propia pyme con una explicación muy sencilla.

La pyme como tal, en la mayoría de los casos tiene estructura familiar en donde el control de la empresa es el pilar central de la misma. Al cerrar la puerta a la entrada a socios, la capacidad financiera de esa empresa viene determinada por la capacidad financiera del socio y esta capacidad es limitada.

En este punto entra en juego la figura del accionista-prestamista, osease el banco. La mayoría de las empresas necesitan fuentes de financiación perennes e indefinidas porque usan los créditos, préstamos y todas aquellas herramientas financieras puestas a su alcance como parte del capital de la empresa.

El problema viene cuando se acabó la permanencia de ese socio, llamado banco y no se renuevan pólizas de crédito o se piden financiaciones absurdas para proyectos rentables por supuesto, pero que no necesitan financiación, necesital capital. Este término, la pequeña y mediana empresa no quiere o no puede entenderlo.

No se le puede exigir a una empresa que “sea mi socia” si ella no quiere y eso es lo que ocurre con la inmensa mayoría de préstamos que no se conceden.

Además, en la mayoría de los casos, ni siquiera existen las más mínimas garantías de retorno del crédito y lo que existe es un círculo viciosos de aumento de financiación en las empresas, que se sufraga a costa del crecimiento.

Nuestra mentalidad empresarial basada en “más vale solo que mal acompañado” y “las medias para las mujeres” tiene que cambiar.

Las pymes tienen que cambiar su estructura societaria, reforzar su capital para acometer proyectos interesantes y por supuesto abrir la puerta a nuevos socios e inversores a costa de perder el control de la empresa en muchos casos.

Más Información | El Pais
Imagen | dmax3270
En El Blog Salmón | El crédito cada vez más difícil¿Qué, nos hacemos un ICO?

¿Cómo se nacionaliza la banca o las entidades financieras?

6COMENTARIOS

avatarRemo  28 de septiembre de 2011 | 23:47


Hoy, dentro de nuestra serie de Conceptos de Economía, vamos a explicar cómo se nacionaliza la banca o entidades financieras, tema que algunos lectores nos habéis pedido en comentarios de algunas entradas y en el formulario de contacto del blog. El tema de la banca pública es un tema que se está pidiendo por parte de colectivos que han aparecido en esta crisis, como son el movimiento 15m, DRY y otros tantos.

El proceso de nacionalización de un banco o una entidad financiera y por extensión de cualquier empresa privada es el cambio en los propietarios de la empresa. Este cambio implica la salida de los accionistas actuales y su sustitución por alguna figura jurídica dependiente del Estado. Es decir, la titularidad de las acciones que conformen la totalidad de la empresa, pasarían a manos públicas, obteniendo en este paso el control total de la empresa. El proceso legal más usual por el que se realiza este cambio de titularidad de las acciones de la empresa, se denomina expropiación.

La expropiación como tal es el paso que hemos descrito anteriormente, es decir, paso coactivo de un bien privado al Estado y que da derecho a recibir una indemnización a los propietarios iniciales por la pérdida de la titularidad de dichos bienes. Es necesario que exista coactividad, que es la solicitud desde el Estado a dicho cambio de titularidad para que sea una expropiación, dado que si el proceso lo inicia el titular privado, podría ser una compraventa o donación si no existe contraprestación monetaria.

En el caso de que no exista el derecho al cobro de una indemnización por parte del propietario inicial, estaríamos hablando de confiscación, entendido este término como la pérdida de la posesión de un bien sin posibilidad de obtener una indemnización o contrapartida a cambio. Diferenciar en este paso, el caso de valoración de la indemnización, dado que se puede recibir cero euros de indemnización y ser una expropiación si así se ha acordado por los criterios de valoración.

 

Requisitos legales para llevar a cabo una expropiación en España

En España, la Constitución en su artículo 33.3 define que:

Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las Leyes.

Cuando este artículo emplaza a las leyes, habla de la Ley de expropiación forzosa de 1958, ley que desarrolla todo el mecanismo de expropiación dentro de nuestro sistema jurídico. Además la Constitución también reconoce la iniciativa empresarial pública y la capacidad de intervención de empresas en su artículo 128.2 que cito textual:

Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante Ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.

 

Extrapolando a las entidades financieras y a un hipotético caso de nacionalización de la banca vía expropiación, podemos destacar el caso del conglomerado empresarial de Rumasa que fue expropiado en el año 1983 alegando utilidad pública e interés social, apoyado sobre estos artículos de la constitución, por lo que precedentes importantes y revisados incluso por el Tribunal Constitucional tenemos en España-

 

Qué hay que hacer para nacionalizar a las entidades financieras

El primer paso para nacionalizar una entidad financiera por la vía de la expropiación e intervención de la empresa, es definir si dicha expropiación se realiza mediante expediente administrativo o mediante expediente legislativo.
Dado que hablamos de empresas importantes y cuyo control habría que tomar de inmediato, la expropiación se haría mediante ley al efecto.
Esta ley no deja de ser un Real Decreto aprobado por el Gobierno que pone en marcha la expropiación.
Se publica en el BOE y se fijan los parámetros de dicha expropiación, quiénes serán los nuevos propietarios de la empresa, siempre dentro del Derecho Público, cómo se relacionará el estado con los antiguos propietarios y cual será el método para valorar la entidad financiera expropiada y poder fijar la correspondiente indeminzación a los anteriores propietarios.
Cualquier casuística especial que afecte a la empresa y a su normal funcionamiento, se contemplará también en esta ley.

 

Por ejemplo, podemos echar un vistazo al Real Decreto de Expropiación de Rumasa del año 1983como la principal nacionalización de un conglomerado empresarial que se ha hecho en este país durante la democracia.

Por tanto, los criterios de utilidad pública, interés social o cualquier otro que se pueda justificar mediante la intervención estatal es perfectamente aplicable en el sector financiero actual.

Definir el decreto de expropiación y tomar la titularidad y control de una empresa es sencillo, tal y como se puede ver.

 

La indemnización a los propietarios, el justiprecio

El pago del justiprecio sería la cantidad indemnizatoria a pagar a los antiguos propietarios. El problema de fondo que se tiene en la ley vigente es que dicha obligación de pago no está regulada con rango constitucional y por tanto los límites del pago del justiprecio se dejan al libre albedrío de la administración. Pensemos por ejemplo que se decreta el pago de un euro por la totalidad de acciones del Banco Santander o Telefónica. 

Esta laguna jurídica la contempla el ordenamiento jurídico español para no perder el control de ninguna empresa clave, sectores monopolizados o casos como el sistema financiero en general, que podrían hacer imposible el pago de su justiprecio tomando como base de cálculo el valor de cotización de las acciones por ejemplo.

A grandes rasgos, el paso de cualquier empresa de manos privadas a públicas es realmente sencillo y aunque hay lagunas legales importantes en todo el proceso, todos los juicios son largos y costosos y no siempre se resuelven de una manera rápida ni favorable para los expropiados.

Véanse casos de expropiados en viviendas por obras públicas que aún no han cobrado el justiprecio pero tienen la hipoteca del bien pendiente o casos más complejos como tiene la familia Ruíz-Mateos para el ajuste del justiprecio por la expropiación antes mencionada.

 

El recurso del FROB y el Banco de España, otra vía de control

En el caso de las entidades financieras, en España se ha preparado el mecanismo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, que es un ente público dotado de personalidad jurídica al servicio del Banco de España y del Ministerio de Economía y Hacienda que puede tomar el control de cualquier entidad financiera en el momento que el Banco de España lo solicite al Gobierno y se apruebe la intervención por decreto. 

Esta toma de control y posterior recapitalización si es necesaria, le da un rango de propietario legítimo preferente, dado que las decisiones de gestión de la entidad están encomendadas al propio fondo.

Ya hemos visto por ejemplo cómo ha actuado el FROB en el caso de Cajasur, interviniendo previamente mediante la asunción del control de la entidad y la posterior venta a la BBK o está actuando con el caso de la CAM.

En ambos casos, vía expropiación o vía FROB, hablamos de un control público directo de la empresa, control que no ha requerido la expropiación de las entidades financieras y que se ha puesto en marcha mediante procesos más sencillos.

 

Conclusiones: no se nacionaliza la banca porque no interesa

Tal y como hemos podido ver, la nacionalización integral de nuestro sistema financiero se podría llevar a cabo con un mero decreto ley y el pago de un euro a los actuales propietarios. Así de sencillo, no es mucho más complicado, aunque después viniesen juicios y más juicios. No hay más que rascar, es uno de los temas más simples para poner en marcha legalmente hablando, siempre y cuando haya un interés social o nacional como es el caso de las entidades financieras. 

Otra cuestión sería la repercusión internacional de dicha medida, las consecuencias en otros ámbitos con nuestras relaciones internacionales y con otros países o empresas. Pero claro, todo eso no dejan de ser meras suposiciones.

Vídeo | Youtube
En El Blog Salmón | ¿Qué es el FROB o Fondo de Reestructuración Ordenada BancariaEl marxismo-cristianismo de Chávez, expropiados por la palabra de DiosExprópiese señor alcalde, exprópiese

Cómo se venden los políticos españoles: catálogo de la desvergüenza


Cómo se venden los políticos españoles: catálogo de la desvergüenza

POR 
REDACCIÓN
 
 – 28 AGOSTO, 2011

 

La promiscuidad entre funcionarios públicos e intereses privados carcome la democracia y pone el estado al servicio de las grandes corporaciones. En España, ex presidentes y ex ministros de los dos grandes partidos son hoy representantes y voceros del capital financiero y las multinacionales. Aunuqe legal, esta prostitución sigue siendo inmoral y dañina para todos.

 

Los ex presidentes al servicio del capital privado

 

 

La historia de Pedro Sobles

 

Fue técnico comercial del estado en el franquismo, cargo que fue semillero de tecnócratas europeistas. En las filas de la socialdemocracia española Pedro Solbes fue un fiel seguidor de la doctrina neoliberal de adelgazar el estado privatizando servicios públicos.

Hasta que en el 2009, en plena turbulencia económica, dejó el gobierno Zapatero. Ante lo que venía salió pitando del ministerio de economía para buscar cobijo en el sector privado.

Durante los dos años sin actividad empresarial privada marcados por la ley de incompatibilidades, fue asesor de la Comisión Europea y del Fondo Monetario Internacional hasta que en abril de 2011 se consiguió el trabajo perfecto:, consejero del gigante energético italiano Enel que en su anterior mandato como ministro de Economía fue autorizado a adquirir el 92% de la española Endesa). Información privilegiada y favores debidos.

 

 

Pedro Solbes, de tecnócrata a banquero

 

 

Pero no sólo esto. Un mes después se convierte también en consejero de Barclays Bank una de las mayores entidades financieras del mundo. 300.000 euros anuales para asesorar al gigante financiero británico en la adquisición de cajas de ahorro españolas  siendo esta corporación financiera la segunda entidad bancaria que atesora más deuda pública española (alrededor de 5.000 millones de euros).

Aunque ahora Solbes se ponga al servicio del capital financiero que promociona el ataque financiero sobre España dentro del club de los acreedores, el excelso tecnócrata no comete delito algino.

 

El poder político al servicio de la gran empresa

 

Sigue la estela de  José María Aznar (PP, Endesa), Felipe González (PSOE, Gas Natural), Eduardo Zaplana (PP, Telefónica), Javier de Paz (PSOE, Telefónica), Narcís Serra (PSOE, Caixa Catalunya), Rodrigo Rato (PP, Bankia), Josu Jon Imaz (PNV, Petronor), Josep Piqué (PP, Vueling), Jordi Sevilla (PSOE, PwC)

A fin de cuentas, n 10% de los consejeros de empresas del IBEX-35 (con una media salarial cercana al millón de euros anuales) han desempeñado cargos políticos relevantes de tal forma que que nuestro sistema político está profundamente corrompido por el poder, nunca democrático ni solidario, del gran dinero y las corporaciones y élites que lo manejan.

Todo político sabe que si sirve a los intereses privados, no sólo tendrá campañas financiadas sino un puesto de trabajo a futuro. Y una jubilación de oro. La promiscuidad entre el dinero y la política es la garantía que la democracia desaparezca y los presidentes promocionen reformas laborales o constitucionales en contra de sus votantes.

Por eso hoy miles salen a las calles contra el golpe de estado constitucional en curso y por eso Zapatero no tiene miedo a su suicidio político. Igual conseguirá trabajo en Santander tras haber servido tan bien al dueño de su corazón, un tal Emilio Botín.

 

La lista de los más buscados

 

Para recordatorio del prostíbulo político español, una galería de la infamia. O todos los políticos que ahora sirven a los dueños del capital:

 

 

Para más información sobre la compra-venta de políticos en el mercado corporativo, aquí tenéis el link informativo que hemos usado para esta entrada y que escribió Jónatham F. Moriche, miembro de ATTAC Extremadura:

 

http://www.attac.es/la-mano-que-les-enriquece-sobre-servicio-publico-y-lucro-privado/

 

La galería de la infamia sale de esta curiosa e interesante páginas de Facebook:

 

https://www.facebook.com/pages/Como-se-venden-los-politicos/165279113536089?sk=wall

Esto sí que es indecente


¿Sois idiotas?   Jesús Sanz Astigarraga social.jpg

Este artículo ha sido atribuido a Arturo Pérez Reverte, pero es en realidad de Jesús Sanz Astigarraga y fue publicado originalmente en el Diario de Noticias de Navarra EL DÍA 9 DE DICIEMBRE DE 2010.

Este hombre expresa los sentimientos de todos. En mis entrevistas, en programas de radio, artículos, web y conferencias pido a gritos que España se despierte de este letargo en la que está sumergida.

Ojalá que la revolución africana llegue a nuestras fronteras. Ojalá que el pueblo se levante. Ojalá que derroquemos a ZP y quitemos de en medio al inútil de Rajoy. Ojalá que entre todos les compremos un avión a la FAMILIA REAL Y LES MANDEMOS a tomar por el C**O. ¡Son gentuza!

Éste es nuestro pueblo. Nuestro país. Nuestro futuro. jQue se vaya el subnormal del Príncipe y su mujercita a la boda del hijo de Diana de Gales y no vuelvan por aquí!

¡Despertad, masa sucia, ya es hora! Dejad de hacer caso a los medios de comunicación. Mienten siempre. Lo que nos están contando en cuanto a los acontecimientos en África es mentira. No trabajan para el pueblo. Trabajan para los accionistas de los medios y las grandes fortunas financieras que les apoyan y financian.

Jamás nos respetarán hasta que les demostraremos con puños y bombas que habría que tomarnos en serio.

¿Sois idiotas?   Jesús Sanz Astigarraga FirmaDanielEstulinblog21

¿Sois idiotas?   Jesús Sanz Astigarraga separadornegro4

Autor: Jesús Sanz Astigarraga

Hay un problema laboral del colectivo de controladores aéreos que afecta al 1,2% de la población española (600.000 personas) y casi todos saltáis como energúmenos pidiendo hasta el linchamiento de ese colectivo cuando el día anterior hacen otra reforma del sistema laboral más restrictiva, quitan los 420 euros de ayuda a 688.000 parados que están en la ruina y anuncian cambios drásticos a peor en la ley de pensiones que afectan al 80% de la población y nadie se indigna ni dice nada. ¿Sois idiotas?

Estáis pidiendo a gritos al Gobierno que se apliquen medidas que quitan el derecho a la baja laboral, a los permisos retribuidos y a las horas sindicales, sacar militares a la calle ¿sois idiotas?

Estáis leyendo que mintieron en los vuelos de la CIA , en el caso Couso, que González era la X del GAL, que gente del PP cobraba de la trama Gürtel , que hay políticos que cobran más de 230.000 euros al año, pero que nos cuestan más de 3 millones de euros, que la corrupción en la política no es excepción, sino norma, que ellos mismos se adjudican el derecho a cobrar la jubilación máxima con pocos años en las Cortes y a nosotros nos piden 40 de cotización, banqueros que consiguen del gobierno medidas duras contra los trabajadores y que tenían que estar en la cárcel por delitos demostrados de fraude fiscal y no decís nada, os quitan dinero para dárselo a esa gente que cobra cientos de miles de euros año, especula con nuestro dinero, defrauda a Hacienda y seguís callados ¿sois idiotas?

Tenéis un gobierno y una monarquía que se ha enriquecido en los últimos años, que apoya y abonan millones estupidamente excusados y de camuflada manera a los poderosos, a EEUU, a Marruecos y a todo lo que huela a poder o dinero, hereditaria como en la Edad Media ¿sois idiotas?

En Inglaterra o Francia o Italia o en Grecia o en otros países los trabajadores y los jóvenes se manifiestan hasta violentamente para defenderse de esas manipulaciones ahí teneis a Egipto: El cairo ya podriais aprender de estos últimos, mientras en España no se mueve casi nadie ¿sois idiotas?

Consentís la censura en los medios de comunicación, la ley de partidos, la manipulación judicial, la tortura, la militarización de trabajadores sólo porque de momento no os afecta a vosotros ¿sois idiotas?

Sabéis quién es toda la gentuza de las revistas del corazón, futbolistas supermillonarios pero jamás escucháis a nadie como Saramago o Chomsky u otros mil intelectuales veraces y comprometidos con vuestros problemas ¿sois idiotas?

Si mucha gente responde sí, aún nos queda un poco de esperanza de conseguir acabar con la manipulación de los políticos y poderosos.

Si la mayoría contesta no, entonces estamos jodidos.

EL GOBIERNO: Ha bajado el sueldo a los funcionarios, suprimido el cheque-bebé, congelado las pensiones y reducido la ayuda al desempleo, (EL PARO), para afrontar la crisis que han generado los bancos los políticos y los especuladores bursátiles.

Nos gustaría transmitirle al Gobierno lo siguiente:

Dediquen su empeño en rebajar LA VERGÜENZA DEL FRAUDE FISCAL,que en España se sitúa alrededor del 23% del P.I.B. (10 puntos por encima de la media europea) y por el que se pierden miles de millones de €uros, fraude que repercute en mayores impuestos para los ciudadanos honestos.

TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos; en vez de facilitar el crédito a las familias y a las empresas, erradicarlas comisiones por los servicios bancarios y que dejen de cobrar a los españoles más humildes €30.01, y otros €30.00 por atraso de cuota mensual de la tarjeta, cada vez que su menguada cuenta se queda sin saldo. Cosa que ocurre cada 1º de mes cuando les cargan las facturas de comedor de colegios, comunidades, telefonía, Etc. y aun no les han abonado la nómina.

Y no hablemos de los abusones que son cambiando a su antojo ya que ellos son los que tienen la sartén por el mango, el T.A.E. anual del 12,50% al 26,30% en esas necesarias tarjetas de creditos con las que hay muchas familias, autónomos que cobran sí o sí con pagarés a 90 y a 120 dias, de poderosas empresas con las que tienen que trabajar así a la fuerza o se quedan sin trabajo, como las lentejas si las quieres bién y si no las dejas. Y esas tarjetas muy necesarias para ellos, para gasoil, recibos mensuales etc, y eso si se las conceden con mucha, mucha suerte y cuando no… se les caducan y por ser simples autónomos, no se las conceden más.

Malditos gobernantes de éste pais que enriquecen siempre y cada vez más al rico y poderoso como a los mismos banqueros y a las compañias electricas con tantas y exageradas subidas y al pobre lo empobrece cada día más a consta de engordar a los más gordos, valga la redjundacia.

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignado a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas y su teórica función puede ser desempeñada de forma más cualificada por muchos funcionarios públicos titulados y que lamentablemente están infrautilizados.

HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos..

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo..

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE,es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).

INDECENTE,es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

Indecente No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.

Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno “derecho de pernada” mientras no se cambien las leyes que lo regula.

¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con “cara y ojos” para acabar con estos privilegios, y con otros..

Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos

ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO,

Y ÉSTA, SI QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO, está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Políticos a la cárcel


Opinión

  • Artículo de

    logo

Políticos a la cárcel

Un país que prevé exigir responsabilidades penales a los políticos por su mal gobierno es un país serio

Artículos | 09/06/2011 -

En un país de por ahí arriba, creo que Islandia, están juzgando al anterior primer ministro por su desgobierno. Es decir, por conducir a su nación a la catástrofe y no hacer caso de los avisos que recibía. Si se demuestra su culpabilidad, pueden caerle dos años de prisión.

En ese país tienen una ley que permite ese acto de justicia y, según se puede comprobar, no se conforman con la doctrina y la tradición de las demás democracias: el mal gobernante paga sus errores en las elecciones, y no hay por qué exigirle otras responsabilidades. Las urnas y la historia son los encargados de juzgarlo.

 

¿Cuántos ciudadanos del mundo habrán aplaudido esa noticia? No hace falta imaginarlos. Basta con sondear a nuestras familias. Yo me limito a decir –y no quiero señalar a nadie ni a nada– que un país que ha tenido la previsión legal de exigir responsabilidades penales a los gobernantes por hacer un mal uso del gobierno empieza a ser un país serio.

Tiene un entendimiento de la función pública como un servicio encomendado por la sociedad, y si el gobernante incumple ese encargo soberano, si defrauda la confianza en él depositada, y si por ineptitud o desidia causa daños a los contribuyentes, se le juzga.

 

En otras naciones –y sigo sin señalar–, las cosas suceden exactamente al revés. Hay algún malabarista, como el señor Berlusconi, que busca en la política todo lo contrario: la inmunidad y la impunidad por sus acciones dudosas en la vida privada. Y hay algunas fuerzas políticas en España que ponen a sus imputados en las listas electorales, en la esperanza de poder decir que las urnas les han indultado.

Están en boca de todos por sus abusos y a veces por sus latrocinios, malversaciones y otras figuras recogidas en los códigos, pero sus partidos les perdonan y hasta los ensalzan por la única y soberana razón de que aportan votos. Algunos de ellos se sentarán estos días en los nobles escaños de los parlamentos regionales.

 

¿Estoy proponiendo que aquí se juzgue también a los políticos que perjudican al ciudadano? ¡No, por Dios! Una justicia que tiene pendientes más de tres millones de casos sin resolver no puede verse sobrecargada con tanto trabajo.

Unas cárceles saturadas no podrían soportar un posible aluvión de nuevos inquilinos. Un sistema que prevé el suplicatorio para los diputados obligaría a que todos los ex tuvieran un escaño por lo que pudiera pasar.

Y después, los jueces, su trabajo y su filiación. ¿Os imagináis que haya que procesar a un ex ministro? Entre la presentación de la querella y el juicio podrían pasar cuatro o cinco años.

Si lo juzga la Audiencia Nacional, habría un 40% de posibilidades de que el Supremo revisara la sentencia, que es la media actual de sentencias anuladas.

Y si después de todo llega al Constitucional, su sentencia final dependería de qué partido tiene la mayoría. Quita, quita: mejor dejar las cosas como están.

http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20110609/54167551264/politicos-a-la-carcel.html

El doble discurso como práctica política


El doble discurso como práctica política

In 

30/05/2011

Leánlo primero de arriba a abajo y después a la inversa. Prúebenlo. Y luego me dicen.

 Nosotros cumplimos con lo que prometemos
Sólo los necios pueden creer que
no lucharemos contra la corrupción.
Porque si hay algo seguro para nosotros es que
la honestidad y la transparencia son fundamentales
para alcanzar nuestros ideales
Y demostraremos que es una gran estupidez creer que
las mafias seguirán formando parte del gobierno como en otros tiempos.
Aseguramos sin resquicio de duda que
la justicia social será el fin principal de nuestro accionar.
Pese  a eso, todavía hay idiotas que fantasean -o añoran- que
se pueda seguir gobernando con las mañas de la vieja política.
No permitiremos de ningún modo que
 nuestros niños mueran de hambre.
Cumpliremos nuestros propósitos aunque
los rescursos económicos se hayan agotado.
Ejerceremos el poder hasta que

Comprendan  que
Somos la “nueva política”

Luchemos contra ello y obliguemos a los políticos a que cumplan sus compromisos de arriba a abajo y nunca a la inversa.

Carisma sin Conciencia


Thursday, April 28, 2011 More articles in Opinion

Madrid, 29 de abril de 2011, José Antonio Osorio Rodríguezredaccion opiniondigital.es, joseantonio@opiniondigital.es   

  • ¿Hemos colocado en el poder a psicópatas sin escrúpulos?
  • ¿Puede la actual casta política cambiar su forma de ser y actuar?
  • ¿Responde su actuación a algún tipo de patología?
  • ¿Que tiene que aportar la ciencia criminológica a la comprensión del mundo de la alta política, finanza o multinacionales?
  • ¿Por que se adapta tan bién el capitalismo moderno a la mentalidad de un psicópata?
  • ¿Cómo es posible que se concentren tantos individuos con perfiles tan similares en posiciones de líderazgo?
  • ¿Cuales son sus planes en ejecución?

Quizás estuviésemos contemplando hasta ahora esta situación desde una óptica errónea bien sea ideológica, económica, etc.

Voy a acercarme al análisis de la conducta de un grupo social como es el de los políticos desde el enfoque propio de la ciencia criminológica (La criminología es una ciencia de carácter multidisciplinar que basa sus fundamentos en conocimientos propios de la sociología, psicología y la antropología social, tomando para ello el marco conceptual que delimita el derecho penal.

La criminología estudia las causas del crimen y preconiza los remedios del comportamiento antisocial del hombre. Las áreas de investigación criminológicas incluyen la incidencia y las formas de crimen así como sus causas y consecuencias. También reúnen las reacciones sociales y las regulaciones gubernamentales respecto al crimen).

A partir del punto de vista de esta ciencia podríamos establecer un perfil al estilo de los que aplican desde los años 70 a asesinos en serie y otros criminales violentos declarados psicópatas por el FBI norteamericano al político, banquero o empresario tipo español.

Psicópata no es lo mismo que asesino en serie. Un psicópata no es únicamente el que  atenta contra la integridad personal de otros. Hay claros rasgos de psicopatía en personas que ejercen funciones de liderazgo. ¿Cómo los podemos reconocer?

Un estudio en Investigación Criminal, de la Universidad Manuela Beltrán de Bogotá en Colombia, analizó algunos de los perfiles más reconocidos del mundo. “Hitler tenía unos rasgos de psicopatía muy particulares y nunca mató a nadie con su propia mano. Si hablamos del perfil de algunos dirigentes mundiales, vamos a encontrar que tienen varios rasgos de psicopatía.

Son manipuladores o tienen un grandioso sentido de auto importancia, narcisistas de personalidad en relación con que buscan el beneficio particular antes que el beneficio general, tienen facilidad impresionante para mentir”(Con esto casi se podría definir al político occidental típico).

Para un especialista en Psicología Forense, además de la habilidad para convencer, es importante hacer notar que la labor de un psicópata se facilita cuando sus víctimas no tienen la capacidad de tomar decisiones.

“Esta situación se vive a diario en bandas criminales y grupos al margen de la ley o partidos políticos  donde los líderes convencen fácilmente a los subalternos entregados al líder con teorías políticas que apoyan que en realidad perjudican a todos menos probablemente a él y sus socios; llegándose incluso a criminalizar la protesta y posibles respuestas populares en contra. Esto llama “Trastorno Ideológico Inadvertido”.

Los psicópatas no pueden empatizar ni sentir remordimientos, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen objetos, las utilizan para conseguir sus objetivos, y satisfacer sus propios intereses y apetencias (la cosificación del otro es el pilar maestro de la estructura mental de un psicópata).

No necesariamente tienen que causar algún mal en todo momento, pero si hacen algo en beneficio de alguien o de alguna causa aparentemente altruista es sólo por egoísmo, para su único y exclusivo beneficio, o por mero cálculo y conveniencia.

Otro aspecto  sobrevaloración de su persona, lo que los acerca a la megalomanía y a una sobrevaloración de sus capacidades para conseguir cosas y la falsa empatía utilitaria, que es la habilidad que poseen para captar la necesidad del otro y utilizar esta información en su único beneficio, explotando sus debilidades y poderlos manipular mas facilmente.

Desde el Psicoanálisis  suponen que la razón por la cual un psicópata es perverso es porque son individuos cuya personalidad depende de mantener el “principio de realidad”, pero careciendo de “superyo”. Esto hace que la persona psicópata pueda cometer acciones criminales u otros actos cuestionables con total falta de escrúpulos, sin sentir culpa.

Un psicópata puede ser una persona simpática y de expresiones sensatas que, sin embargo, no duda en cometer un delito cuando le conviene. La mayor parte de los psicópatas no cometen delitos, pero no dudan en mentir, manipular, engañar y hacer daño para conseguir sus objetivos y apetencias, sin sentir por ello remordimiento alguno.

Veamos algunas características del perfil de un psicópata:

  •   Gran capacidad verbal y un encanto superficial.
  •   Autoestima exagerada.
  •   Constante necesidad de obtener estímulos y tendencia al aburrimiento.
  •   Tendencia a mentir de forma patológica.
  •   Comportamiento malicioso y manipulador.
  •   Falta de culpa o de cualquier tipo de remordimiento.
  •   Afectividad frívola, con una respuesta emocional superficial.
  •   Falta de empatía, crueldad e insensibilidad.
  •   Estilo de vida parasitario.
  •   Incapacidad patológica para aceptar responsabilidad sobre sus propios actos.

¿Habrá algún dirigente político que no lo sea?

“El psiquiatra polaco Andrew M. Lobaczewski estudió cómo los psicópatas influyen en el avance de la injusticia social y sobre cómo se abren paso hacia el poder, cuya culminación política es lo que ha venido a denominar patocracia.

Lobaczewski es el inventor de laponerología, el estudio interdisciplinario de las causas de períodos de injusticia social, donde el psicópata es un factor clave”.

“La patocracia es una enfermedad de grandes movimientos sociales seguidos por sociedades enteras, así como naciones e imperios.

Durante el transcurso de la historia de la humanidad, ha afectado a movimientos sociales, políticos y religiosos, al igual que a las ideologías que la acompañan convirtiéndoles  en caricaturas de si mismos.

Esto ocurrió como resultado de la participación de agentes patológicos en un proceso patodinámico. Esto explica porqué todas las patocracias del mundo son, o han sido, tan similares en sus características esenciales”.

(Andrew M. Lobaczewski en su libro Ponerología Política: Una Ciencia de La Naturaleza del Mal ajustada a Propósitos Políticos).

En cualquier sociedad en este mundo, los individuos psicopáticos y algunos de los otros pervertidos crean una red activa ponerológica (malvada) de conspiraciones comunes, parcialmente separada de la comunidad de las personas mental y moralmente sanas.

Son muy conscientes de su diferencia ya que obtienen sus experiencias y se familiarizan con diferentes modos de luchar para conseguir sus objetivos. Su mundo está por siempre dividido entre “nosotros y ellos” – su mundo con sus propias leyes y costumbres y ese otro mundo extranjero (el de las personas normales) lleno de ideas y costumbres presuntuosas por las que son moralmente condenados.

Su “sentido del honor” los empuja a hacer trampas y denigrar ese otro mundo humano y sus valores. En contradicción con las costumbres de las personas moral y mentalmente sanas, sienten que el comportamiento normal es el no cumplimiento de sus promesas y obligaciones.

(En tales personas surge un sueño como una juvenil utopía de una mundo “feliz” y un sistema social que no los rechazaría o forzaría a someterse a leyes y costumbres incomprensibles.

Sueñan con un mundo en el que su simple y radical modo de experimentar y percibir la realidad – hacer trampas, destruir, utilizar a otros –  dominaría, dándoles seguridad y prosperidad.

Esos “otros-cosas” – diferentes, pero más capaces técnicamente – deberían ser puestos a trabajar para alcanzar esta meta. “Nosotros”, después de todo, crearemos un nuevo gobierno, uno de justicia <>.

Están dispuestos a luchar y sufrir en nombre de tal mundo feliz, y a causar sufrimiento para otros. Tal visión justifica al genocidio y a exterminar a gente cuyo sufrimiento no los mueve a sentir compasión porque “ellos” no son de la misma especie). ¿Masa sucia?

Por eso resulta tan fácil para ellos tomar medidas que supongan la miseria o incluso el genocidio de muchos (que para ellos no son más que cosas que existen en función de sus propias necesidades). En su mente perversa son incapaces de verse reflejados en el otro.

Que les importa dejar a familias enteras sin recursos si para ellos solamente son números que no cuadran.

Gastos que habría que retraer de unos presupuestos cuya gestión  en un mundo dominado por la corrupción deja enormes beneficios. (reducir prestaciones médicas a ciertos grupos como fumadores, drogodependientes, etc. como en algunas ocasiones se ha propuesto).

En una sociedad donde el mal no es estudiado o entendido, ellos (los “elegidos por la providencia o la historia – Su megalomanía y narcisismo les lleva a verse así”) alcanzan la cima fácilmente y condicionan a las personas corrientes a aceptar su dominación y aceptar sus mentiras sin cuestionarlas.

Su punto de vista psicológico empobrecido los hacen pesimistas con respecto a la naturaleza humana.

Frecuentemente encontramos expresiones de las características de sus actitudes en declaraciones y escritos políticos o filosóficos: “La naturaleza humana es tan mala que el orden en la sociedad humana puede solo ser mantenida por un poder fuerte creado por individuos altamente calificados en el nombre de un ideal alto”.

Permitámonos llamar esta expresión típica la “declaración del psicópata con rasgos esquizoides que tan bien encaja en los políticos”.

Una táctica típica del psicópata esquizoide es el de poner a las personas en contra de las otras. Los beneficios para él es:

a) él o ella gana mucho en una forma perversa de satisfacción al promover y provocar argumentos, hostilidad y disputas, y después de ver otros involucrarse en conflictos destructivos. Laicismo vs. Confesionalismo, Centralismo vs. Nacionalismo, etc. ¿Por qué no pueden colaborar armoniosa y voluntariamente diferentes sensibilidades en un territorio independientemente de sus caractéres propios y de sus costumbres o creencias en un proyecto que les beneficie a todos?. Pues por que no es rentable para sus intereses de casta.

b) el conflicto generado les asegura que la atención de la gente sea distraída y alejada de la causa del conflicto. Es decir, ellos mismos y sus actuaciones como conjunto.

Después ellos pueden venir y ser “la voz calmada de la razón”,y entonces subvertir la lógica y la razón y las emociones del objetivo. El caso es que les funciona.

Una vez visto todo esto podemos observar que nada tiene que ver las ideologías prostituidas por estos elementos patógenos de la sociedad, pudiéndose encontrar en aparentes democracias, férreas dictaduras, jerarquías religiosas, etc.

Si la parte sana de una sociedad no quiere seguir sufriendo a estos elementos anormales que le parasitizan debe separar inmediatamente a estos elementos insanos de toda estructura de gobierno o de control social, manteniéndolos por su naturaleza negativa y egoísta bajo total control y vigilancia ya que como la ciencia asume: Son incorregibles.

Todo muestra que existe un plan criminal a nivel mundial por parte de estas autodenominadas élites mundiales con su reflejo en cada nación.

Ello es retratado con meridiana claridad y toda su crudeza por la escritora y activista canadiense Naomi Klein en lo que ella denomina la “Doctrina del Shock” y que me atrevo a recomendar su lectura. En españa sus libros están publicados por Editorial Paidos.

“La doctrina del shock es la historia no oficial del libre mercado. Desde Chile hasta Rusia, desde Sudáfrica hasta Canadá la implantación del libre mercado responde a un programa de ingeniería social y económica que Naomi Klein identifica como «capitalismo del desastre».

Tras una investigación de cuatro años, Klein explora el mito según el cual el mercado libre y global triunfó democráticamente, y que el capitalismo sin restricciones va de la mano de la democracia.

Por el contrario, Klein sostiene que ese capitalismo utiliza constantemente la violencia, el choque, y pone al descubierto los hilos que mueven las marionetas tras los acontecimientos más críticos de las últimas cuatro décadas.

Klein demuestra que el capitalismo emplea constantemente la violencia, el terrorismo contra el individuo y la sociedad. Lejos de ser el camino hacia la libertad, se aprovecha de las crisis para introducir impopulares medidas de choque económico, a menudo acompañadas de otras forma de shock no tan metafóricas”.

En este relato apasionante, narrado con pulso firme, Klein repasa la historia mundial reciente (de la dictadura de Pinochet a la reconstrucción de Beirut; del Katrina al tsunami; del 11-S al 11-M, para dar la palabra a un único protagonista: las diezmadas poblaciones civiles sometidas a la voracidad despiadada de los nuevos dueños del mundo, el conglomerado industrial, comercial y gubernamental para quien los desastres, las guerras y la inseguridad del ciudadano, crisis prefabricadas son el siniestro combustible de la economía del shock.

« Naomi Klein denuncia la estafa de las políticas económicas de la Escuela de Chicago y su conexión con el caos y el derramamiento de sangre por todo el mundo. Éste es un libro tan importante que se convertirá en un catalizador y un punto de inflexión en el movimiento por la justicia económica y social.

Poco mas se puede añadir salvo constatar la peligrosidad que implica para el futuro de toda la humanidad el “no hacer nada al respecto” y dejar que los mandos de la sociedad y la civilización permanezcan en manos de sujetos de esta clase.

La primera de las revoluciones necesarias es la de la consciencia, para darnos cuenta de la clase de estercolero en que unos cuantos elementos anormales de la sociedad han convertido nuestro presente y aún traman algo peor para nuestro futuro.

No es que podamos hacer una revolución, es que tenemos la obligación de ejecutarla por nuestro futuro y el de nuestros hijos a los que supongo querremos legar algo mejor que semejante pudridero.

José Antonio Osorio

El desprestigio de los políticos (2ª parte)


postheadericon El desprestigio de los políticos (2ª parte)

postdateiconMiércoles, 20 de Abril de 2011 20:00 | postauthoriconEscrito por F.G. Moriyón | PDF | Imprimir | E-mail
Artículos – Política

Apoyo MutuoLa visión tan negativa de los políticos que recogía en mi artículo anterior es sin duda preocupante, incluso para personas de militancia anarquista que podrían ver confirmada con esas encuestas que el poder corrompe y que la política profesional debe ser completamente superada y abolida.

El apoliticismo entendido en este sentido radical es una seña distintiva clara del anarquismo que está presente precisamente en el nombre, an-arquismo, que indica el rechazo del poder y de la política entendida como conquista y preservación del poder y queda recogido en el nombre atribuido a la sociedad futura, la a-cracia, esto es, el lugar de la ausencia de poder.

Ahora bien, el anarquismo, en la medida en que se presenta como la corriente teórica y práctica que se toma completamente en serio la democracia, tal y como esta es entendida en la Edad Contemporánea, es, en definitiva, una opción profunda y genuinamente política, aunque completamente alejada de lo que se entiende por política en general, esto es, la política profesional que se ejerce en los órganos de representación (las Cortes en el caso de España), canalizada por partidos políticos que tienen como objetivo último hacerse con los poderes ejecutivo y legislativo, para desde allí controlar el poder ejecutivo y consolidar una alianza estrecha con el poder económico.

En ese sentido adquiere vigencia el rechazo radical de la política oficial propuesto por los anarquistas precisamente en situaciones como la actual.

Sobre todo porque la crítica anarquista va estrechamente unida a la reivindicación del ejercicio genuino de la acción política por parte de aquellos que deben ejercer realmente la soberanía, los ciudadanos.

Otras ideas clave del ideario anarquista, como auto-gestión o federalismo deben ser entendías justo como formas de llevar a la práctica un modelo de organización política que haga honor a lo que el nombre de democracia indica, el poder distribuido y ejercido por el pueblo.

Del mismo modo hay que entender las propuestas encaminadas a convertir los representantes en mandatarios, exigir la rotación en los cargos de gestión o reivindicar la acción directa, evitando la delegación en el ejercicio del poder.

Lo malo es que la situación actual está lejos de provocar una crítica articulada por parte de la ciudadanía, capaz de ofrecer una seria resistencia y una alternativa creíble, que ponga fin a un escenario que se percibe como algo muy negativo, o al menos abra vías de solución o mejora.

Las personas, los ciudadanos, lejos de indignarse, como propone Hassel, se limitan a afrontar esta degradación política con cierta dosis de resignación, pensando quizá en que nada puede ser cambiado, precisamente porque aquellas instituciones encargadas de mejorar la sociedad en las democracias representativas, los partidos políticos, son parte del problema.

Esta es sin duda una de las más graves consecuencias que acompaña al desprestigio de los políticos: no se traduce en una confrontación eficaz, exigiendo una transformación radical de la vida política o, cuando menos, un saneamiento de la misma. Más bien parece crecer la indiferencia y la resignación.

Esta podría ser la mejor manera de describir el estado anímico de los jóvenes en España que están soportando lo peor de la crisis y cuyo futuro pinta en negro, tan negro como su presente en el que predomina la falta de trabajo, el trabajo sumamente precario o el trabajo en negro.

Ni siquiera se han dado en España brotes esporádicos de cólera juvenil como se han dado en el Reino Unido, en Francia o en Grecia, si bien tampoco está claro que esas asonadas juveniles se hayan traducido en movimientos algo más articulados capaces de modificar las políticas sociales y económicas imperantes en Europa.

Por otra parte, debemos recordar que, aunque ya han pasado 36 años desde la muerte del dictador, todo el período de su gobierno dictatorial estuvo acompañado de una crítica radical de los políticos, a los que se acusaba de todos los males ocurridos en España a los que puso fin el golpe de mando de los militares.

Para remediarlo implantaron un régimen en el que no había partidos políticos y la bondad del gobierno procedía precisamente de su capacidad de velar por los intereses del pueblo y no por intereses partidistas que siempre dividen y fragmentan.

Ese mensaje, repetido machaconamente durante más de 40 años, dejó sin duda una huella profunda que puede ayudar a entender la facilidad con la que arraiga este apoliticismo paralizante y, en definitiva, profundamente conservador del estado de cosas.

Del mismo modo, justo en los años finales del franquismo comenzó una corriente de opinión en todo el mundo occidental, organizada desde los círculos del poder efectivo, encaminada a criticar el exceso de democracia propiciado por los movimientos sociales de las décadas anteriores, los cincuenta y los sesentas.

Frente a ellos se proponía al fin de las ideologías y el gobierno de los expertos, una especie de aristocracia del saber, al servicio directo de la aristocracia del dinero, gracias a la cual se conseguirían los objetivos básicos de una sociedad, esto es, el bienestar de los ciudadanos que, por descontado, exigía que dejaran el gobierno de las cosas en manos de quienes estaban preparados para ejercerlos.

Este elogio de la tecnocracia sigue vigente, muy vigente, y sin duda apoya la gestación de este clima difuso de apoliticismo resignado.

El desprestigio de los políticos tiene, por tanto, una doble lectura. Por un lado muestra el desencanto con un modelo de democracia cada vez más empobrecida en la que los ciudadanos se sienten completamente abandonados por sus gobernantes, lo que puede dar paso a la búsqueda de una mayor participación y de una recuperación de la soberanía popular.

Por otro lado, no deja de ser parte de una deriva autoritaria, orquestada sutilmente por quienes configuran el bloque hegemónico, cuyo objetivo último es precisamente pedir la pasividad de la ciudadanía para poder gestionar adecuadamente los complejos problemas que afectan a las sociedades contemporáneas.

En este sentido puede entenderse que los medios de comunicación alimenten la desconfianza de los ciudadanos respecto a sus políticos y magnifiquen el problema.

La presencia de 100 corruptos en las listas electorales de los próximos comicios (un número irrisorio comparado con los cerca de 80.000 cargos que se van a elegir), sirve para deslizar la convicción de que política va indisolublemente unida a corrupción.

Estaríamos, por tanto, ante una nueva versión del viejo despotismo ilustrado que, habitualmente, termina siendo muy despótico y muy poco ilustrado. Bajo el lema de «todo para el pueblo, pero sin el pueblo», los gobernantes reforzaban su aura de padres salvadores de la patria y se erigían en tutores de una mayoría de la población a la que, en definitiva, se consideraba incapaz de participar productiva y creativamente en la gestión de los asuntos públicos.

Lo importante, por tanto, es conseguir que nuestra acción política permita conducir el desprestigio de los políticos hacia formas articuladas y estables de lucha política, cuyo fin sea avanzar sin pausa hacia una democracia realmente participativa y deliberativa, hacia una democracia anarquista.

No es nada fácil conseguirlo, pero sí es mucho lo que se puede hacer.

De eso hablaré en el próximo artículo.

ESCRIBIR UN COMENTARIO

El desprestigio de los políticos (1ª parte)


postheadericonEl desprestigio de los políticos (1ª parte)

postdateiconMiércoles, 13 de Abril de 2011 18:48 |postauthoriconEscrito por F.G. Moriyón |PDF|Imprimir|E-mail|
Artículos – Política

El Centro de Investigaciones Sociológicas publica una vez al mes las encuestas de opinión (http://www.cis.es/cis/opencm/ES/11_barometros/depositados.jsp ) que suelen ser muy instructivas porque, con la fiabilidad que tienen siempre las encuestas de opinión, permiten hacerse una idea de cómo está viviendo la gente la situación personal y sobre todo social.

Un dato recurrente en los últimos es que, tras el paro (preocupa a cerca del 90% de los encuestados) y los problemas económicos (al 50%), son los políticos el tercer problema para cerca del 20% de encuestados, e incluso se acerca al 30% si juntamos dos respuestas: políticos y gobierno.

Este dato se mantiene desde hace ya mucho tiempo, pero el pasado mes de Enero, el barómetro proporcionó algo más de información porque abordó con más detalle el tema de la política.

En esa encuesta, los españoles mostraban una visión bastante pesimista de la situación en general:

para el 68% de los encuestados, la situación política era mala o muy mala, y solo se atisba un cierto optimismo porque son un poco más quienes piensan que este año fue peor que el anterior, pero el siguiente, el 2012 no va a ser peor.

RajoyLa valoración es negativa tanto de los políticos en el poder, básicamente el PSOE, como de los políticos en la oposición, básicamente el PP. Zapatero saca un 3,30 de nota,

pero Rajoy saca menos, un 3,25,

y el mejor parado es Durán i Lleida con un 4,4. Si fueran notas escolares, estaban todos suspendidos.

Es más, si Rajoy gobernara lo haría igual de mal o peor que Zapatero para el 62,3 %.

Y más cerca del 33%, con escasa diferencia entre ambos, desconfían de Zapatero y de Rajoy.

El PSOE en el gobierno lo hace mal o muy mal para el 58 % y por otro lado el 54,8% cree que el PP lo está haciendo mal o muy mal en la oposición.

Suspenden todos los ministros menos Pérez Rubalcaba, con un 5,32.

Y lo que es curioso, si bien casi el 80% cree que el PP ganará en las próximas elecciones, en una comparativa, los encuestados dicen que

el PP aventaja al PSOE en:

a) corrupción;

b) sometimiento a los poderes económicos;

c) división interna; y d) gente preparada para gobernar.

Es decir, que nos van a gobernar gente con peores cualidades en general que los que ahora detentan el poder.

Para rematar, el asunto, en el barómetro de Enero, las Cortes y el Gobierno central sacaban un 3,9 y un 3,6 de nota global, mientras que las instituciones jurídicas estaban entre el 4,5 y el 4,9, y la policía y la Guardia Civil sacaban 6,1 y 6.3.

Esta situación no se da solo en España, sino también en prácticamente todos los países de le Unión Europea y otros cercanos geográfica o culturalmente.

La gente no valora bien la actuación de los políticos, consideran que no están haciendo bien su trabajo y además piensan que han pasado a formar una élite alejada de su genuina función de gestionar los asuntos públicos a favor de la mayoría de la población.

En definitiva, ya no son la posible solución a los problemas que tenemos que resolver, que son muchos, sino que forman parte del problema que tenemos que resolver.

Es decir, los políticos son un problema.

Siempre que intentamos comprender o explicar la realidad social, debemos hacer frente a la complejidad de la misma y a la causalidad múltiple y circular que la determina. Son muchos los factores que inciden en la génesis de las estructuras y procesos sociales y no es sencillo, ni posiblemente adecuado, señalar un único facto como decisivo, si bien puede tener sentido explicativo establecer una cierta jerarquía u orden.

Es por eso por lo que considero que muy posiblemente el meollo de la cuestión, la raíz última del problema, radica en lo que con frecuencia vengo llamando la constitución de un bloque hegemónico que ha ido tejiendo una tupida red de intereses partidistas, de tal modo que es el interés privado de los componentes de dicho bloque lo que guía las decisiones políticas en las democracias representativas y más todavía en los regímenes que, aun denominándose democracias, apenas cumplen con algunos requisitos formales mínimos.

Proyectan en estos momentos en algunos cines un valioso documental ganador del Óscar en su género el pasado mes de Marzo.

Inside job es una brillante muestra de cine documental con una potente dosis crítica que no se limita a presentar asépticamente lo que ocurre sino que pone de manifiesto las contradicciones y los intereses espurios que rigen el comportamiento de quienes toman decisiones.

Está hecho por un millonario que ha gestado su fortuna invirtiendo en bolsa, por lo que sabe de qué está hablando. Son muchos los aspectos que merecen ser destacados en ese documental, pero hay dos que considero muy significativos.

El primero de ellos, de sobra conocido, es la absoluta impunidad con la que han salido todos aquellos que tuvieron responsabilidad específica e identificable en la crisis, sacando además pingües beneficios personales.

El otro es la estrecha colaboración de las personas que ocupan posiciones de poder.

No deja de provocar incluso un cierto estupor comprobar que personas que ocupaban cargos en algunas de las agencias y bancos que lideraron el expolio de los bienes de la mayoría, dejaran la empresa privada para pasar si solución de continuidad al gobierno público, como es el caso, por ejemplo, de Henry Merrit Paulson (con George Bush como presidente) y que otros, responsables de la complicidad del poder político con al gran fraude sigan ocupando el mismo cargo, incluso después de cambiar el presidente, como es el caso de Ben Bernanke.

Igualmente grave es la implicación de los grandes profesionales universitarios.

El jefe del departamento de Economía de Harvard, John Campbell, no ve conflicto de intereses en su defensa a ultranza de la desregulación, ni la plantea problemas morales publicar artículos, por ejemplo a favor de la solvencia financiera de Islandia, sin reconocer que el estudio había sido muy generosamente pagado por la banca y las cámaras comerciales de dicho país, implicados en uno de los casos más escandalosos de la ya por si escandalosa crisis.

Tenemos en España un caso similar en el famoso manifiesto de los 100, un grupo de economistas de élite, muchos de ellos profesores universitarios, que se dedican a publicar tesis favorables a las propuestas neoliberales que están siendo impuestas para salir de la crisis.

Y sin muchos problemas pasan posteriormente a ser secretarios de Estado de Economía, como es el caso de José Manuel Campa. Y los estudios sesudos de la FEDEA, son, como nos recuerda Vicenç Navarro, estudios pagados por un patronato dominado por la gran Banca.

Los eurodiputados, imitando el estilo de Estados Unidos, no tienen ningún problema en que grandes grupos de presión campen a sus anchas por los pasillos de Bruselas, para lograr que se legisle a favor de sus intereses.

Tampoco tienen ningún problema con alternar su cargo político, muy bien remunerado, con una intensa actividad profesional privada, a veces en empresas que pueden beneficiarse directamente de las decisiones que se tomen en el parlamento europeo.

Y desde luego, cuando terminan la vida política, en el legislativo o directamente en el ejecutivo, quienes lo desean pueden pasar fácilmente a la empresa privada, siendo su currículo político y las relaciones establecidas durante ese tiempo, los méritos que les facilitan el acceso a esos cargos.

Insisto, estamos ante una élite social que empieza a tener ciertos rasgos parecidos con los que tenía la nobleza en la sociedad estamental del Antiguo Régimen.

Lo ocurrido recientemente con el tema de los viajes y dietas de los eurodiputados muestra lo lejos que una gran mayoría de los políticos profesionales está de los intereses y las preocupaciones de los ciudadanos que son quienes en definitiva les eligen y les pagan el sueldo y hasta qué punto pueden sentirse miembros de un estrato social superior al del común de los mortales.

Largo me ha salido este artículo, y todavía hay cosas importantes que tratar. En menos de siete días publicaré una segunda parte apuntando algunas ideas que nos permitan no aceptar resignadamente esta situación.

 

Esto si que es indecente…


Reproducimos a continuación una interesante carta escrita por José Miguel Gómez Villanueva a la Presidenta de la Comunidad de Madrid en 2009.

PolíticoDijo la presidenta de Madrid que es indecente que mientras la inflación es -1%, los funcionarios,además de tener plaza fija, tengan una subida salarial del 5% (gran mentira por cierto)
Me gustaría transmitirle a esta Sra. lo que considero indecente:
Indecente es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado 3.996 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a 6.500 €/mes.

Indecente es que un catedrático de Universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.
Indecente es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad, por supuesto y al inicio de la legislatura).
Indecente es comparar la jubilación de un diputado y el de una viuda.
Indecente es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste con siete y los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima solo necesiten jurar el cargo.

Indecente es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

Indecente es colocar en la administración miles de asesores, amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.
Indecente es el millonario gasto en mediocres TV autonómicas creadas al servicio de la pervivencia en el trono de políticos más mediocres.
Indecente es el ingente dinero destinado a sostener los partidos aprobado por los mismos políticos que viven de ellos.
Indecente es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural).
Indecente es el coste que representan a los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes siempre en gran clase y tarjetas de crédito por doquier.
Indecente es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
Indecente es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses.
Indencente es que ex ministros, ex secretarios de Estado y altos cargos cuando cesan son los únicos ciudadanos que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.
Indecente es que se utilice a los medios para transmitir a la sociedad que los funcionarios solo representan un coste para el bolsillo de los ciudadanos.
Indecente es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven. Mientras, hablan de política social y derechos sociales.
Qué indecente.
Be the first to like this post.

  • Directorio de Noticias 3:31 am el enero 8, 2011PermalinkResponderEditar

    Al parecer alguién con responsabilidad política ha dicho que es indecente que haya gente que no esté de acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años.

    Ha producido tal conmoción dichas palabras, que se ha creado una cadena para denunciar lo que muchos consideran “indecente”.

    Yo, aprovechándome de la idea, he hecho mi propia cadena con lo que yo considero realmente indecente.

    Indecente es que para tranquilizar a unos mercados especulativos se empobrezca a los más débiles.

    Indecente es la propia existencia de un sistema en la que una clase minoritaria explota impunemente a una gran mayoría.

    Indecente es que se haya utilizado 9.000 millones de euros para salvar a la banca de su pésima e irresponsable gestión.

    Indecente es que en los dos últimos años, los bancos hayan recibido abundantes préstamos del Banco Central Europeo, a tipos muy bajos, al 1%, y que hayan utilizado estos préstamos para comprar bonos de países de la Unión Europea, con rentabilidades entre el 5 y el 10%.

    Indecente es que haya más de 4 millones y medio de parados y que en el año 2009 los bancos españoles hayan declarado un beneficio neto de más de 13.000 millones de euros.

    Indecente es que estemos asistiendo, con un gobierno socialista, a la “socialización de las pérdidas” del sector financiero.

    Indecente es que sean “intocables” aquellos que han originado la brutal crisis en la que nos hayamos y se pida, a los que mayoritariamente han sufrido las consecuencias, su solidaridad y esfuerzo para corregir los desmanes de aquellos.

    Indecente es que no se intente resolver el problema del “deficit” por el lado de los ingresos y sí por el lado del extremo recorte del gasto público social.

    Indecente es la inacción absoluta del gobierno socialista para perseguir las prácticas ilícitas de las grandes fortunas, de los grandes patrimonios.

    Indecente es que el interés general haya sido sustituido por el interés de unos pocos.

    Estas son las indecencias que hoy se me ocurre apuntar. Lamentablemente hay muchas más y por tanto, habrá futuras entregas.

    ¡Qué lástima!

¿ Somos idiotas o qué?


¿Somos idiotas?

(Un mensaje que circula por La Red)…
Actualizado el 04/03/2011 a las 01:36(CET)
Imprimir Noticia
Enviar a un amig@
Hay un problema laboral del colectivo de controladores aéreos que afecta al 1,2% de la población española (600.000 personas) y casi todos saltáis como energúmenos pidiendo hasta el linchamiento de ese colectivo cuando el día anterior hacen otra reforma del sistema laboral más restrictiva, quitan los 420 euros de ayuda a 688.000 parados que están en la ruina y anuncian cambios drásticos a peor en la ley de pensiones que afectan al 80% de la población y nadie se indigna ni dice nada, ¿somos idiotas?

Estáis leyendo que mintieron en los vuelos de la CIA, en el caso Couso, que González era la X del GAL, que gente del PP cobraba de la trama Gürtel, que hay políticos que cobran más de 230.000 euros al año, pero que nos cuestan más de 3 millones de euros, que la corrupción en la política no es excepción, sino norma, que ellos mismos se adjudican el derecho a cobrar la jubilación máxima con pocos años en las Cortes y a nosotros nos piden 40 de cotización, banqueros que consiguen del gobierno medidas duras contra los trabajadores y que tenían que estar en la cárcel por delitos demostrados de fraude fiscal y no decís nada, os quitan dinero para dárselo a esa gente que cobra cientos de miles de euros al año, especula con nuestro dinero, defrauda a Hacienda y seguís callados, ¿somos idiotas?

Tenéis un gobierno y una monarquía que se ha enriquecido en los últimos años, que apoya y abonan millones estupidamente excusados y de camuflada manera a los poderosos, a EEUU, a Marruecos y a todo lo que huela a poder o dinero, hereditaria como en la Edad Media, ¿somos idiotas?

En Inglaterra o Francia o Italia o en Grecia o en otros países los trabajadores y los jóvenes se manifiestan hasta violentamente para defenderse de esas manipulaciones, ahí teneis a Egipto: ya podriais aprender de estos últimos, mientras en España no se mueve casi nadie, ¿somos idiotas?

Consentís la censura en los medios de comunicación, la ley de partidos, la manipulación judicial, la tortura, la militarización de trabajadores sólo porque de momento no os afecta a vosotros, ¿somos idiotas?

Sabéis quién es toda la gentuza de las revistas del corazón, futbolistas supermillonarios, pero jamás escucháis a nadie como Saramago o Chomsky u otros mil intelectuales veraces y comprometidos con vuestros problemas, ¿somos idiotas?

Si mucha gente responde sí, aún nos queda un poco de esperanza de conseguir acabar con la manipulación de los políticos y poderosos.

Si la mayoría contesta no, entonces estamos jodidos.

——————————————————————————

EL GOBIERNO: Ha bajado el sueldo a los funcionarios, suprimido el cheque-bebé, congelado las pensiones y reducido la ayuda al desempleo (EL PARO), para afrontar la crisis que han generado los bancos, los políticos y los especuladores bursátiles.

Nos gustaría transmitirle al Gobierno lo siguiente:

Dediquen su empeño en rebajar LA VERGÜENZA DEL FRAUDE FISCAL, que en España se sitúa alrededor del 23% del P.I.B. (10 puntos por encima de la media europea) y por el que se pierden miles de millones de €uros, fraude que repercute en mayores impuestos para los ciudadanos honestos.

TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos, en vez de facilitar el crédito a las familias y a las empresas, erradicar las comisiones por los servicios bancarios y que dejen de cobrar a los españoles más humildes 30.00 € por atraso de cuota mensual de la tarjeta, cada vez que su menguada cuenta se queda sin saldo. Cosa que ocurre cada 1º de mes cuando les cargan las facturas de comedor de colegios, comunidades, telefonía, etc. y aún no les han abonado la nómina.

Y no hablemos de los abusones que son cambiando a su antojo, ya que ellos son los que tienen la sartén por el mango, el T.A.E. anual del 12,50% al 26,30% en esas necesarias tarjetas de crédito con las que hay muchas familias, autónomos que cobran sí o sí con pagarés a 90 y a 120 dias, de poderosas empresas con las que tienen que trabajar así a la fuerza o se quedan sin trabajo, como las lentejas, si las quieres, bien, y si no, las dejas. Y esas tarjetas muy necesarias para ellos, para gasoil, recibos mensuales etc, y eso si se las conceden con mucha, mucha suerte y cuando no… se les caducan y por ser simples autónomos, no se las conceden más.

Malditos gobernantes de este pais que enriquecen siempre y cada vez más al rico y poderoso como a los mismos banqueros y a las compañías eléctricas con tantas y exageradas subidas y al pobre lo empobrece cada día más a consta de engordar a los más gordos.

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignando a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas y su teórica función puede ser desempeñada de forma más cualificada por muchos funcionarios públicos titulados y que lamentablemente están infrautilizados.

HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE,es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados).

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).

INDECENTE,es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

Indecente No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.

Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno “derecho de pernada” mientras no se cambien las leyes que lo regula.

¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con “cara y ojos” para acabar con estos privilegios, y con otros.

Haz que ésto llegue al Congreso a través de tus amigos.

ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ÉSTO,

Y ÉSTA, SÍ QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO, está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

—————————————————————————-

[Nota: disculpas al de la foto por utilizarlo para ilustrar este texto]

 

 

¿ Somos idiotas o qué?


¿Somos idiotas?

Hay un problema laboral del colectivo de controladores aéreos que afecta al 1,2% de la población española (600.000 personas)

y casi todos saltáis como energúmenos pidiendo hasta el linchamiento de ese colectivo cuando el día anterior hacen otra reforma del sistema laboral más restrictiva,

quitan los 420 euros de ayuda a 688.000 parados que están en la ruina y anuncian cambios drásticos a peor en la ley de pensiones que afectan al 80% de la población y nadie se indigna ni dice nada,

(Un mensaje que circula por La Red)…
Actualizado el 04/03/2011 a las 01:36(CET)



¿ Somos idiotas?


Estáis leyendo que mintieron en los vuelos de la CIA, en el caso Couso, que González era la X del GAL, que gente del PP cobraba de la trama Gürtel, que hay políticos que cobran más de 230.000 euros al año, pero que nos cuestan más de 3 millones de euros, que la corrupción en la política no es excepción, sino norma, que ellos mismos se adjudican el derecho a cobrar la jubilación máxima con pocos años en las Cortes y a nosotros nos piden 40 de cotización, banqueros que consiguen del gobierno medidas duras contra los trabajadores y que tenían que estar en la cárcel por delitos demostrados de fraude fiscal y no decís nada, os quitan dinero para dárselo a esa gente que cobra cientos de miles de euros al año, especula con nuestro dinero, defrauda a Hacienda y seguís callados,

¿ Somos idiotas?

Tenéis un gobierno y una monarquía que se ha enriquecido en los últimos años, que apoya y abonan millones estupidamente excusados y de camuflada manera a los poderosos, a EEUU, a Marruecos y a todo lo que huela a poder o dinero, hereditaria como en la Edad Media,

¿ Somos idiotas?

En Inglaterra o Francia o Italia o en Grecia o en otros países los trabajadores y los jóvenes se manifiestan hasta violentamente para defenderse de esas manipulaciones, ahí teneis a Egipto: ya podriais aprender de estos últimos, mientras en España no se mueve casi nadie,

¿ Somos idiotas?

Consentís la censura en los medios de comunicación, la ley de partidos, la manipulación judicial, la tortura, la militarización de trabajadores sólo porque de momento no os afecta a vosotros,

¿ Somos idiotas?

Sabéis quién es toda la gentuza de las revistas del corazón, futbolistas supermillonarios, pero jamás escucháis a nadie como Saramago o Chomsky u otros mil intelectuales veraces y comprometidos con vuestros problemas,

¿ Somos idiotas?

Si mucha gente responde sí, aún nos queda un poco de esperanza de conseguir acabar con la manipulación de los políticos y poderosos.

Si la mayoría contesta no, entonces estamos jodidos.

——————————————————————————

EL GOBIERNO: Ha bajado el sueldo a los funcionarios, suprimido el cheque-bebé, congelado las pensiones y reducido la ayuda al desempleo (EL PARO), para afrontar la crisis que han generado los bancos, los políticos y los especuladores bursátiles.

Nos gustaría transmitirle al Gobierno lo siguiente:

Dediquen su empeño en rebajar LA VERGÜENZA DEL FRAUDE FISCAL, que en España se sitúa alrededor del 23% del P.I.B. (10 puntos por encima de la media europea) y por el que se pierden miles de millones de €uros, fraude que repercute en mayores impuestos para los ciudadanos honestos.

TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos, en vez de facilitar el crédito a las familias y a las empresas, erradicar las comisiones por los servicios bancarios y que dejen de cobrar a los españoles más humildes 30.00 € por atraso de cuota mensual de la tarjeta, cada vez que su menguada cuenta se queda sin saldo. Cosa que ocurre cada 1º de mes cuando les cargan las facturas de comedor de colegios, comunidades, telefonía, etc. y aún no les han abonado la nómina.

Y no hablemos de los abusones que son cambiando a su antojo, ya que ellos son los que tienen la sartén por el mango, el T.A.E. anual del 12,50% al 26,30% en esas necesarias tarjetas de crédito con las que hay muchas familias, autónomos que cobran sí o sí con pagarés a 90 y a 120 dias, de poderosas empresas con las que tienen que trabajar así a la fuerza o se quedan sin trabajo, como las lentejas, si las quieres, bien, y si no, las dejas.

Y esas tarjetas muy necesarias para ellos, para gasoil, recibos mensuales etc, y eso si se las conceden con mucha, mucha suerte y cuando no… se les caducan y por ser simples autónomos, no se las conceden más.

Malditos gobernantes de este pais que enriquecen siempre y cada vez más al rico y poderoso como a los mismos banqueros y a las compañías eléctricas con tantas y exageradas subidas y al pobre lo empobrece cada día más a consta de engordar a los más gordos.

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignando a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas y su teórica función puede ser desempeñada de forma más cualificada por muchos funcionarios públicos titulados y que lamentablemente están infrautilizados.

HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE,es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados).

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).

INDECENTE,es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.

Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno “derecho de pernada” mientras no se cambien las leyes que lo regula.

¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con “cara y ojos” para acabar con estos privilegios, y con otros.

Haz que ésto llegue al Congreso a través de tus amigos.

ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ÉSTO,

Y ÉSTA, SÍ QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO, está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

—————————————————————————-

Marzo
2011
4
Viernes

Que la riqueza de unos pocos, no se convierta en pobreza para muchos



“extracto de un e-mail recibido en mi correo y que lo publico en mi blog por considerarlo de interés público”

Que nadie se llame a engaño: Si el PP llega a la Moncloa, devolverán a España a la época medieval. Se imaginan? Una elite económica y política que acumularía el 80% del poder económico, frente a una gran masa de asalariados y familias humildes que disponen solo del 20% de los recursos nacionales. Esta es la famosa ecuación de la distribución de la riqueza para que el sistema funcione, según la Sra. Aguirre, quien hace muy poco declaro que pagar los subsidios y el paro, era un lujo y un despilfarro que España no se podía permitir. El PP tiene una meta, imponer una sociedad de amos y esclavos, nobles y vasallos, ricos y pobres. Y creerme si el PP llega al poder ,tanto los derechos de los trabajadores, como el estado del bienestar sufrirán un recorte drástico y brutal y entonces ante el paro que ellos han provocado, no veremos obligados a aceptar trabajos por dos euros, propios de esclavos y no de trabajadores, donde el neoliberalismo (capitalismo salvaje) pisoteará la dignidad y los derechos que a todas las personas como seres humanos nos corresponden.

Es que no se acuerdan del Decretazo de Aznar? despidos mas baratos, contratos basura, rebaja de prestaciones sociales, etc. ¿Es que no se acuerdan que la primera medida de Aznar fue congelar el sueldo de los funcionarios? De que van ahora? como pueden ser tan hipócritas?

Como quiera que ahora el PP se erige en salvador de la patria y ante la desvergüenza que supone el  presentarse como defensores de los intereses de los funcionarios, trabajadores y pensionistas, nos gustaría transmitirle no solo al PSOE, sino también  al PP, que también gobierna en muchas Comunidades Autónomas y organismos, tenga presente lo siguiente:

Que dediquen su empeño en rebajar LA VERGÜENZA DEL FRAUDE FISCAL,Y LA CORRUPCIÓN, que en España se sitúa alrededor del 23% del P.I.B. (10 puntos por encima de la media europea) y por el que se pierden 241.000.000 de euros, fraude que repercute en mayores impuestos para los ciudadanos/as honestos/as.

TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos; en vez de facilitar el crédito a las familias y a las empresas, aumentas las comisiones por los servicios bancarios.

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignado a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas.

HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.

Nosotros consideramos  y pensamos que:

INDECENTE,  es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a  6.500 €/mes.


INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un  cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos  de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se  suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por  unanimidad, por supuesto, y al inicio de la  legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que  cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste  sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión  máxima, sólo necesiten jurar el cargo.

INDECENTE, es que los  diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país  que están  exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes  con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)


INDECENTE, es el  ingente dinero destinado a sostener a los partidos, aprobados por los  mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un  político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para  ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual).

INDECENTE, es el coste que representa para los  ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en  gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.

INDECENTE, es que  sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.


INDECENTE, es que ministros,  secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son  los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos  salarios del ERARIO PÚBLICO.

Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno “derecho de pernada”  mientras no se cambien las leyes que lo regula.    ¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con “cara y ojos” para acabar con estos privilegios, y con otros.
Yo desde luego lo tengo decidido. Mi voto ni para socialistas, ni para populares
Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos porque está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 188 seguidores