AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

A favor de la Tasa Robin Hood para las grandes fortunas

13ABR2011

La tasa “Robin Hood” ya está con nosotros

<!—-> 

innovasocial_tasarobinhood

Desde el pasado 8 de marzo ya es oficial: El Parlamento Europeo ha dado luz verde a la “Tasa Robin Hood” nueva ventana, promovida por la Alianza (Intermon Oxfam, Ayuda en Acción, Save de Children, Plan,  entre otros) en la cruzada por aplicar un impuesto a las transacciones que realizan las entidades financieras, con la que podría combatirse la pobreza en todo el mundo. “Objetivo Robin Hood: que no paguen los de siempre”.

Si se aplica la tasa, ¿Qué se conseguiría?

La tasa, un  0,05% sobre la transacción, sólo se aplicaría sobre las operaciones financieras no minoristas, como intercambio de acciones, bonos, operaciones en divisas o de materias primas, tanto en mercados organizados como en operaciones extrabursátiles.

En Europa más de 300.000 millones de euros serían los que se recaudarían anualmente con su aplicación.

Si a esos 300.000 millones de euros le sumamos 650.000 millones de dólares a nivel mundial, se ayudaría a que se redujeran considerablemente las diferencias sociales y los efectos del cambio climático, además de cumplirse los compromisos adquiridos en el año 2000 por 189 países, los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Todo ello sin que los costes recayesen sobre los ciudadanos. Además, el Parlamento Europeo nueva ventanaañade que esta tasa ayudaría a mejorar el funcionamiento de los mercados al reducir la especulación y contribuiría a financiar bienes públicos mundiales y a reducir los déficits públicos.

Con la aprobación de esta tasa, el Parlamento ha solicitado a los dirigentes del G20 que aceleren las negociaciones para llegar a un acuerdo de mínimos sobre este impuesto a nivel mundial, y que fijen orientaciones sobre el destino de estas diferentes modalidades de imposición, que podrían destinarse a apoyar el desarrollo sostenible.

Un pequeño impuesto que puede salvar muchas vidas

La Tasa Robin Hood

En todo el mundo, una idea que va ganando terreno: la de un impuesto aplicado a las transacciones que realizan las entidades financieras entre sí , que podría generar miles de millones de euros para combatir la pobreza dentro y fuera de Europa, y hacer frente a los efectos adversos del cambio climático.

Este impuesto ha recibido diferentes nombres según el país – “The Robin Hood Tax” en el Reino Unido, “Steuer gegen Armut” o “impuesto contra la pobreza” en Alemania, “Zerozerocinque” en Italia o “Tasa Robin Hood” en España – pero siempre siguiendo la misma idea: Una pequeña tasa que significará poco para las instituciones financieras pero un gran cambio para el resto del mundo.

¿Qué pedimos exactamente?

Que se aplique un impuesto del 0,05% a las transacciones financieras internacionales. Esta tasa permitiría recaudar 300.000 millones de euros anuales adicionales para combatir la pobreza, aquí y en todo el mundo. Robin Hood, el justiciero legendario, la apoyaría sin dudarlo.

 

¿Quién reclama este pequeño impuesto?

  • Líderes mundiales: Sarkozy y Angela Merkel, además de Zapatero, han mostrado su voluntad de defenderlo en los foros internacionales. Destacadas voces como Nancy Pelosi (portavoz del Senado de EEUU), el ex presidente de Brasil Lula y más de 350 economistas de prestigio internacional como Stiglitz, Krugman o Sachs, así como George Soros han firmado posiciones públicas a favor.
  • La sociedad civil: cientos de organizaciones de los cinco continentes estamos ya coordinándonos para lanzar un mensaje fuerte y unido: esta es una oportunidad única que no podemos dejar pasar. Ha llegado el momento de hacer que la Tasa Robin Hood sea una realidad. El G20 que este año se celebra en Francia debe lograr el consenso político que hasta ahora ha sido imposible de alcanzar.

Una tasa diminuta?

Según las estimaciones, un impuesto de alrededor del 0,05% solo en las transacciones financieras podría generar entre 150.000 y 520.000 millones de euros en todo el mundo. Activistas de Francia, Reino Unido, Alemania y otros países sugieren que los ingresos se destinen a:

  • Mejorar los servicios publicos y ayudar a los más tocados por la crisis económica actual
  • Reducir la pobreza en el mundo
  • Ayudar a los países más pobres a adaptarse al cambio climático

En otras palabras, este impuesto podría ayudar a resolver la mayoría de los grandes problemas de nuestro mundo, sin que le cueste nada a los ciudadanos de a pie.

1000 economistas proponen ayudar al más pobre quitando al más rico

Por: Gonzalo Fanjul

Robin de los Bosques Financieros
Cada ministro de economía de cada país desarrollado se lamenta en cada ocasión de lo mal que están sus finanzas. Aestas alturas, hasta los niños de tres años están familiarizados con el concepto de ‘déficit público’, y sus padres con el de ‘restricción presupuestaria’.

Justo cuando los países más pobres ven sus necesidades dispararse como consecuencia de la crisis global y la subida del precio de los alimentos, los países ricos les dicen eso de “Cerrado hasta nuevo aviso”.

Entonces aparece una alternativa: un pequeño impuesto del 0,05% a las transacciones financieras más especulativas que permitiría generar hasta 300.000 millones de euros anuales. Este dinero essuficiente para financiar, al mismo tiempo, la consecución de losObjetivos de Desarrollo del Milenio, la lucha contra el calentamiento global y el fortalecimiento de los programas sociales en los propios países ricos.

Con dos ventajas añadidas: primero, la tasa cumple el bíblico principio de “quien la hace, la paga”, ya que son precisamente los responsabes de la crisis quienes cargarían con el impuesto, y no usted o mi vecina; segundo, la tasa carga contra la economía especulativa en beneficio de la economía real, lo cual ayuda a introducir varias dosis de sentido común en nuestro régimen económico.

Robin2

Con estos mimbres, no es raro que sus promotoreshayan decidido referirse a esta idea como la Tasa Robin Hood. Quitarle a los ricos e irresponsables para dárselo a quienes trabajan cada día para sacar adelante una vida difícil.

Si alguien nos hubiese dicho hace dos años que el Gobierno francés tendría este asunto como bandera de su presidencia del G20, muchos nos hubiésemos reído. Pero hoy está ocurriendo.

Un puñado de gobiernos se ha unido a los millones de estudiantes, trabajadores, pensionistas y ciudadanos que reclaman alternativas justas y eficaces a esta crisis económica. A diferencia de los mandarines financieros que se beneficiaron de generosos rescates públicos y hoy reparten bonus entre sus compinches, ellos no están ‘back to business’.

Una oportunidad de cambio como esta ocurre una vez por generación, y parece que muchos lo han comprendido.

La última tribu en unirse al club ha sido la de los economistas.

En una carta que se presentará hoy en varios países, 1000 prestigiosos profesionales de esta disciplina, procedentes de las mejores universidades del mundo, avalan la solidez técnica y la oportunidad de esta medida.

La misiva está dirigida a los miembros del G20 (España incluida) y a Bill Gates, a quien el G20 ha encargado el estudio de mecanismos innovadores de financiación del desarrollo.

Dudo que su influencia en la imperturbable Ministra Salgado sea tan grande como la de esos otros 100 Economistas que tan de moda están, pero es muy importante que los demás miembros del Gobierno presten atención, porque solo el fundamentalismo ideológico y los intereses de los especuladores se oponen a una idea como la Tasa Robin Hood.

Apoyarla sería un digno testamento político para el Presidente Zapatero.

(Puedes informarte y apoyar la iniciativa en la páginawww.QueNoPaguenLosDeSiempre.org)

Madrid, 12 abr (EFE).-
UGT y CCOO han defendido hoy la imposición de tasas a las transacciones financieras -impuesto Robin Hood o tasa Tobin- para avanzar hacia un modelo económico sostenible y vencer la crisis.
En rueda de prensa tras inaugurarse la jornada “Economía Verde y Trabajo Decente”, la representante permanente de España ante la OCDE y ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha explicado que dicha tasa persigue primar la economía real sobre la especulativa y recaudar fondos para cumplir los Objetivos del Milenio de la ONU.
Acompañada por la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, Narbona ha expresado su deseo de que el Panel de Alto Nivel sobre Sostenibilidad incorpore esta fórmula en su próximo informe al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon.
El informe del Panel -constituido a iniciativa de Ban Ki Moon- deberá estar listo a finales de año, aunque a principios de noviembre se dará a conocer un avance.
A juicio del secretario general de UGT, Cándido Méndez, la imposición de la tasa Tobin “habría permitido conjurar en gran medida la catástrofe financiera que se ha vivido a partir de 2008, ya que, con anterioridad, se hubieran establecido circuitos de transparencia y medidas de regulación”.
Tras afirmar que este impuesto sólo será efectivo si se aplica a nivel mundial, Méndez ha expresado su preocupación por “la dislexia dialéctica” de la Unión Europea, en alusión a que en el G-20 defendió esta fiscalidad pero “cuando se plantean cosas parecidas en la UE te encuentras con la indiferencia por respuesta”.
En una línea similar, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha explicado que el impuesto sobre las transacciones financieras es una vía para salir de la crisis, recuperar “una parte del esfuerzo que ha realizado la sociedad” para sostener el sistema financiero y cubrir las necesidades derivadas de la crisis.
Durante su intervención en el acto inaugural de la jornada de diálogo entre líderes sindicales, el Panel sobre Sostenibilidad y otros movimientos sociales, Rosa Aguilar ha apostado por un desarrollo económico compatible con la preservación y mejora del medio ambiente.
El objetivo -ha dicho- es lograr una economía más eficiente en el uso de los recursos, baja en carbono y que se apoye en el desarrollo de las nuevas tecnologías, de modo que se produzca “el despegue definitivo de la producción energética desde fuentes renovables”.
Ha recordado, asimismo, que en España, hay 500.000 empleos verdes y la economía verde representa el 2,2% del PIB a precios de mercado.

innovasocial-la-tasa-robin-hoodVaria decenas de organizaciones nueva ventana que trabajan en el Reino Unido para reducir la pobreza (dentro y fuera de su país), se han unido para lanzar la campaña “Robin Hood Tax”, en español, la tasa Robin Hood.

Robin se lo cogía a los ricos para dárselo a los pobres. En este caso, los promotores de la propuesta quieren establecer un paralelismo entre la actitud del personaje con su argumento: si durante el comienzo de la crisis financiera los gobiernos han rescatado a buen número de bancos con el dinero público (de todos los ciudadanos) pueden ser ellos ahora, ya recuperados, los que aporten un porcentaje en cada transacción millonaria para mitigar la pobreza.

Un pequeño impuesto del 0,05 por ciento sobre las transacciones financieras especulativas. Calculan que se podrían reunir en torno a los 400.000 millones de dólares.

Además de la pobreza se pretende destinar ese dinero para evitar el cambio climático, aspecto que no termina de quedar claro si es por incorporar más personas interesadas, porque también se considere una futura fuente de pobreza o algún otro motivo.

El caso es que con el slogan “Cambiemos la crisis de los bancos en una oportunidad para el mundo”, sus promotores están recogiendo apoyos para llevar la propuesta al parlamento inglés.

Firmantes

  • Alberto Abadie
    Harvard University
  • Francisco Alcalá
    Universidad de Murcia
  • Catalina Amuedo-Dorantes
    San Diego State University
  • César Alonso-Borrego
    Universidad Carlos III
  • Javier Andrés
    Universidad de Valencia
  • Joaquín Aurioles
    Universidad de Málaga
  • Benito Arruñada
    Universitat Pompeu Fabra
  • Manuel F. Bagües
    Universidad Carlos III
  • Salvador Barberá
    Universidad Autónoma de Barcelona
  • Samuel Bentolila
    CEMFI
  • José Emilio Bosca
    Universidad de Valencia
  • Michele Boldrin
    Washington University in Saint Louis
  • Jordi Caballé
    Universitat Autònoma de Barcelona
  • Antonio Cabrales
    Universidad Carlos III
  • Francisco Cabrillo
    Universidad Complutense
  • Ramón Caminal
    Instituto de Análisis Económico (CSIC)
  • José Manuel Campa
    IESE Business School
  • Raquel Carrasco
    Universidad Carlos III
  • Albert Carreras
    Universitat Pompeu Fabra
  • Miguel Casares
    Universidad Pública de Navarra
  • Marco Celentani
    Universidad Carlos III
  • Juan Carlos Conesa
    Universitat Autònoma de Barcelona
  • Xavier Cuadras-Morató
    Universitat Pompeu Fabra
  • Alejandro Cuñat
    London School of Economics
  • Angel de la Fuente
    Instituto de Análisis Económico (CSIC)
  • Sara de la Rica
    Universidad del País Vasco
  • Antonia Díaz
    Universidad Carlos III
  • Javier Díaz-Giménez
    IESE Business School
  • Juan José Dolado
    Universidad Carlos III
  • Rafael Domenech
    Servicio de Estudios del BBVA & Universidad de Valencia
  • Javier Escribá
    Universidad de Valencia
  • Alvaro Escribano
    Universidad Carlos III
  • Natalia Fabra
    Universidad Carlos III
  • Florentino Felgueroso
    Universidad de Oviedo
  • Gonzalo Fernández de Córdoba
    Universidad de Salamanca
  • Jesús Fernández-Villaverde
    University of Pennsylvania
  • José Luis Ferreira
    Universidad Carlos III
  • Javier Ferri
    Universidad de Valencia
  • Vincenzo Galasso
    Bocconi University
  • José Ignacio García
    Universidad Pablo de Olavide
  • Javier Gardeazabal
    Universidad del País Vasco
  • Luis Garicano
    London School of Economics
  • Nuno Garoupa
    University of Illinois & IMDEA
  • Libertad González
    Universitat Pompeu Fabra
  • Jesús Gonzalo
    Universidad Carlos III
  • Maia Güell
    University of Edimburgh & UPF
  • Mauro Guillén
    University of Pennsylvania
  • José Antonio Herce
    Universidad Complutense de Madrid
  • Angel Hernando-Veciana
    Universidad Carlos III
  • Carmen Herrero
    Universidad de Alicante
  • Marcel Jansen
    Universidad Carlos III
  • Sergi Jiménez
    Universitat Pompeu Fabra
  • Timothy J. Kehoe
    University of Minnesota
  • Gerard Llobet
    CEMFI
  • Enrique López-Bazo
    Universidad de Barcelona
  • Ana Lozano
    Universidad de Málaga
  • Francisco Marhuenda
    Universidad Carlos III
  • Ramón María-Dolores
    Universidad de Murcia
  • Maite Martínez-Granado
    Universidad del País Vasco
  • Andreu Mas-Colell
    Universitat Pompeu Fabra & Barcelona GSE
  • Julian Messina
    Universitat de Girona
  • Eugenio J. Miravete
    University of Texas at Austin
  • Ricardo Mora
    Universidad Carlos III
  • Bernardo Moreno
    Universidad de Málaga
  • Diego Moreno
    Universidad Carlos III
  • Juan D. Moreno Ternero
    Universidad de Málaga
  • Antonio Montañés
    Universidad de Zaragoza
  • Francesc Ortega
    Universitat Pompeu Fabra
  • Javier Ortega
    City University London, Université de Toulouse
  • Ignacio Palacio Huerta
    Brown University
  • José M. Pastor
    Universidad de Valencia
  • Francisco Pérez
    Universidad de Valencia
  • David Pérez-Castrillo
    Universitat Autònoma de Barcelona
  • Barbara Petrongolo
    London School of Economics
  • José Luis Pinto
    Universidad Pablo de Olavide
  • Matilde Pinto Machado
    Universidad Carlos III
  • Nicolas Porteiro
    Universidad Pablo de Olavide
  • Luis Puch
    Universidad Complutense
  • Diego Puga
    IMDEA
  • Xavi Ramos
    Universitat Autònoma de Barcelona
  • Rafael Repullo
    CEMFI
  • José Victor Rios-Rull
    University of Minnesota
  • José V. Rodríguez Mora
    University of Edimburgh & UPF
  • Nuria Rodríguez-Planas
    Universitat Autònoma de Barcelona
  • Santiago J. Rubio
    Universidad de Valencia
  • Juan Rubio-Ramírez
    Duke University
  • Javier Ruiz-Castillo
    Universidad Carlos III
  • Virginia Sánchez
    Universidad de Cantabria
  • Tano Santos
    Columbia University
  • Julio Segura
    Comisión Nacional del Mercado de Valores
  • Roberto Serrano
    Brown University & IMDEA
  • Luis Servén
    Banco Mundial
  • Simón Sosvilla
    Universidad Complutense de Madrid
  • Cecilio Tamarit
    Universidad de Valencia
  • Arantza Ugidos
    Universidad del País Vasco
  • Jesús Vázquez
    Universidad del País Vasco
  • Pablo Vázquez
    Universidad Complutense de Madrid
  • Luis Viceira
    Harvard University
  • Antonio Villar
    Universidad Pablo de Olavide
  • Xavier Vives
    IESE Business School
Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “A favor de la Tasa Robin Hood para las grandes fortunas

  1. Pingback: A favor de la Tasa Robin Hood para las grandes fortunas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s