AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para el día “abril 14, 2011”

Anonymous ataca a la gran banca en protesta contra la Ley Hipotecaria


Anonymous ataca a la gran banca en protesta contra la Ley Hipotecaria

13:33h | R.Ugalde/Ana P. Alarcos

El famoso grupo de activistas ha decidido pasar a la acción y ha lanzado una campaña contra lo que considera abusos de las entidades financieras. BBVA ha sido la primera entidad afectada, pero Santander, La Caixa y Bankia también están en el centro de la diana.

[ 26] No me parece a mi que los bancos sean culpables directos de una ley …

Anonymous ha decidido pasar a la acción y ha lanzado una campaña contra lo que considera abusos de las entidades financieras.

La página web de BBVA ha sido la primera entidad afectada, y varios clientes se están quejando, a través de la red, de problemas para poder operar. Pero esto es sólo la punta del iceberg, porque Santander, La Caixa y Bankia también están en el centro de la diana.

La famosa red de activistas está moviéndose a través de Twitter y Youtube, para dar a conocer la operativa que han bautizado como Operación Hipoteca.

A través de un vídeo, el grupo denuncia no sólo los abusos de la banca, sino también las ayudas que los políticos están dando al sector financiero a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB); las prebendas de los eurodiputados y los contratos millonarios de ex políticos, como los firmados por José María Aznar y Felipe González.

Todos estos escándalos les han llevado a advertir, a través de la red, que van a empezar a tomar medidas. “Somos Anonymus. Somos Legión. No perdonamos. No olvidamos. Esperadnos”, reza al final del comunicado que están moviendo en la red.

Éste puede leerse en la página web de anonymous en España, en la que aparece también unacampaña dirigida directamente contra las cuatro mayores entidades financieras del país: BBVA, Santander, La Caixa y Bankia.

Anuncios

Cómo hacerse rico con el hambre de los demás. INSIDE JOB


Cómo hacerse rico con el hambre de los demás

El economista Juan Torres denunciaba en su libro La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla que en la página web del Deutsche Bank se podía leer un anuncio que decía “

¿Quiere recoger los frutos de un posible aumento de los precios de los productos agrícolas?

Deutsche Bank, como distribuidor, le propone dos maneras de beneficiarse”.

Y a continuación presentaba dos productos financieros a través de SICAV luxemburgueses.

Aquí en España, Caixa de Cataluña anuncia suDepósito 100% natural”.

Según afirman, este depósito te da la posibilidad de obtener una rentabilidad muy atractiva condicionada por la evolución de una cesta formada por tres materias primas como el azúcar, el café y el maíz.

Es decir, el inversor destina un mínimo de mil euros a un fondo que logra beneficios en la medida en que suba el precio de estos tres productos que, como todo el mundo sabe, son básicos en la dieta y economía de millones de personas del Tercer Mundo.

Así, si sube el precio del maíz, miles de personas pasarán hambre mientras el inversor de Caixa de Cataluña gana dinero. “Cómo hacerse rico con el hambre de los demás”, podría anunciar su publicidad.

Gonzalo Fanjul escribe en su blog de El País el post titulado “¿Juega tu banco con el hambre del mundo?” [1] .

Allí recuerda que Michael Masters, en la actualidad administrador de fondos de Masters Capital Management, denunciaba hace unas semanas en The Guardian [2] la especulación con los alimentos y afirmaba que “la gente muere de hambre mientras que los bancos hacen su agosto en los alimentos”.

Según señala el editor de The Guardian de temas de medioambiente, John Vidal, “se piensa que los mismos banqueros, fondos de inversión y actores financieros cuya especulación en los mercados financieros globales causaron la crisis hipotecaria de las sub-prime están provocando la inflación y el comportamiento ‘yo-yo’ de los precios de los alimentos.

La acusación contra ellos es que aprovechándose de las desregulación de los mercados globales de materias primas, están ganando miles de millones al especular con la comida y causar miseria en todo el planeta”.

En su opinión, a mediados de los noventa, debido a las presiones de bancos y fondos de inversión sobre los políticos de Estados Unidos y Gran Bretaña, la normativa sobre mercados de productos básicos fue abolida.

De modo que contratos de compra y venta de alimentos se convirtieron en “derivados” que podían ser comprados y vendidos entre comerciantes que no tenían nada que ver con la agricultura. Así nació un nuevo mercado irreal, el de la “especulación alimentaria”.

Cacao, zumos de frutas, azúcar, alimentos básicos, la carne y el café son ahora productos del mercado mundial, junto con el petróleo, el oro y los metales.

Después, en 2006, llegó en Estados Unidos el desastre de las hipotecas de alto riesgo y los bancos y especuladores huyeron en estampida a mover miles de millones de dólares en fondos de pensiones y acciones en mercancías exentas de riesgo, y en especial los alimentos.

Michael Masters declaró en el Senado de los EE.UU. que en 2008 comenzó la especulación con el objetivo de subir los precios mundiales de los alimentos.

Según Masters, “cuando observabas los flujos financieros se mostraba una clara evidencia que conocían muy bien los inversores, que la mayor parte del negocio [alimentario] es especulación; yo diría que entre un 70 y un 80 por ciento”.

Pues bien, ahora ya sabemos que esos especuladores no están tan lejos de nosotros, puede ser nuestro vecino o nosotros mismos y en nuestro mismo barrio puede estar la entidad financiera que utiliza el dinero para lograr que suba el precio de los alimentos básicos a costa de la vida de millones de personas.

Eso sí, Caixa de Catalunya tiene también un Depósito Solidario, en el cual se destina el 50% de los intereses que debe cobrar el inversor a un proyecto de su obra social. Es decir, ponen en marcha su obra social con los beneficios de sus clientes no con los del banco.

* www.pascualserrano.net


1.-
Fanjul, Gonzalo. “¿Juega tu banco con el hambre del mundo?”. 5-4-21002.- Vidal, John. 23-1-2011The Observer Food speculation: ‘People die from hunger while banks make a killing on food

#8 Esto se está saliendo de madre. Pasamos de una crisis a otra como si tal cosa. Están desplumando a todos los estamentos de la sociedad y del mundo mundial. LO QUIEREN TODO PARA ELLOS
votos: 15, karma: 144  + info link *
hace 5 horas 8 minutos * por reportero77 reportero77
#10 He leído los dos primeros párrafos y la sensación ha sido de sentirme tan miserable por pertenecer a este “primer mundo”… Te paras a a replantearte muchas cosas y te sientes apenado por cosas como estas y al final llegas a la conclusión que de una forma u otra, formas parte de este juego que tanto asco te da cuando te lo explican
votado positivo votos: 8, karma: 88  + info link *
hace 5 horas 6 minutos * por jujutsu jujutsu
#17 Desgraciadamente el siguiente paso de la especulación cambiaría el título por este: “Hazte rico haciendo pasar hambre a los demás”El negociar con alimentos debería de estar y estará fuera de las reglas de juego del capitalismo salvaje que practican algunos. Las reglas actuales pueden cambiar muy fácilmente con la ayuda de las nuevas tecnologias. Nunca se avanzó tan rápido en la historia como ahora. 

voto positivo voto negativo votos: 1, karma: 16  + info link *
hace 3 horas 8 minutos por lapiz lapiz
#20 #19 El precio justo es al que consigues hacer la venta. Si tengo un bien y 2 posibles compradores no se lo vendere al primero que ofrezca, sino al ultimo y pujaran subiendo el precio. Si son 2 vendedores y 1 comprador la puja ira a la baja. Es economia basica. Los productores de alimentos tienen la ventaja ahora de tener exceso de demanda por lo que pueden subir los precios. Pero nunca demasiado como para quedarse sin vender, por que entonces no ganan nada. No es como los ladrilloos que puedan esperar unos años a que cambie el mercado. Los alimentos han de venderse si o si o al pudridero.
#22 #20 si tengo 1 vendedor, y 3 posibles compradores de los cuales 2 son especuladores que inflan el precio final, el resultado es este: el que tiene que comprar por necesidad comprará igualmente, pero más caro. Defiendes esto? Hay gente que no tiene casi ni para comer, tu verás.Si el productor proporciona un precio justo (me refiero el equivalente a su trabajo, cubrir gastos, y algo más) , y el comprador compra a ese precio, también se genera riqueza a la larga, a no ser que se metan los inversores de por medio inflando precios. 

#24 #16 Pero no hay escasez de alimentos, sino todo lo contrario, nunca ha habido mayor abundancia de ellos. No es un bien escaso, es un bien que está sujeto a movimientos especulativos: hay fuerzas empujando para que los precios suban artificialmente.
  • #26 Ocurre esto porque no somos verdaderamente consciente de la mierda que supone para la mayoría de la población mundial esta vorágine consumista en la que nos movemos.
    voto positivo voto negativo votos: 3, karma: 40  + info link *
    hace 1 hora 45 minutos por paisdetuertos paisdetuertos
  • #27 Ahora que el ladrillo ha fallado toca el turno de los alimentos.Lo siguiente será el agua, y por último el aire. Estos hijos de puta no tienen límite :-( 

    voto positivo voto negativo votos: 1, karma: 20  + info link *
    hace 1 hora 42 minutos por Froda Froda
  • #28 Muerte para ellos, directamente.
    voto positivo voto negativo votos: 1, karma: 17  + info link *
    hace 1 hora 40 minutos por ipanies ipanies
  • #29 En el capitalismo, de hecho, el único modo de ganar dinero es a base del hambre de otros. Una moneda solo tiene valor cuando alguien estima que tiene valor a cambio de sus servicios. En un mundo en el que todos tuvieran un chalet lujoso con jardín y piscina, nadie estaría dispuesto a hacer de jardinero o a limpiar la piscina de otros, ni a cuidar a sus mocosos caprichosos, y por tanto el dinero no valdría nada, nadie sería rico. Para que existan ricos tiene que haber pobres, es el yin-yan del capitalismo, uno no puede existir sin lo otro.Si a eso le añades el mecanismo humano que tiende a satisfacer necesidades de codicia y poder, está claro que cuanto mayor sea la diferencia entre ricos y pobres, mejor se sentirán los ricos, es decir, liberarán más neurotransmisores que les hacen sentir placer: alguien que te sirva la comida, que además de servirtela te trate con reverencias, que esté ansioso por una propina (si es posible tirada al suelo para que recoja las monedas a tus pies), que vengan con violines a hacerte la pelota, te traigan la cuenta en una bandeja de plata bien decorada para recibir tu precioso dinero, que el chef te lleve a un reservado para perdirte por favor si puedes hacer algo por su hijo en el paro y te lo agradezca besándote la mano… eso es el capitalismo real. Y para que se de esa circunstancia tiene que haber gente desesperada y otros forrados de dinero y con armas para proteger sus riquezas. 

    No os engañeis, le puede pasar al más pintado en derechos humanos mientras la sociedad esté basada en la economía capitalista con crecimiento exponencial. Y cuando se acaben los recursos el poder estará en reciclar lo que aún existe y en pisar aún más fuerte la cabeza del que está abajo. Todo esto no es más que una escalera de mano, en la cual tienes a alguien por encima y a alguien por debajo. Tú tiras del pie del que está encima para intentar derribarle y así subir un peldaño, y pisoteas la cabeza del que está debajo para que no te tire a ti de la pierna. O te bajas de la escalera, o nada cambiará, pero sienta tan bien pisarle la cabeza a alguien… que incluso aguantas y justificas los pisotones de los demás.

    votos: 8, karma: 58  + infolink*
    hace 1 hora 34 minutos * por danicafedanicafe
    #30 #18 Los produciremos nosotros, imbécil. Como se ha hecho toda la vida. España tiene la autogestión alimentaria asegurada, igual que la inmensa mayoría de los países del mundo. La especulación con alimentos unida al sistema de distribución y venta con poderosos intermediarios de por medio, lo único que consigue es joder al agricultor y al consumidor para beneficio de unos cuantos.Y que algunos todavía sigáis defendiendo este sistema y encima os atreváis a ridiculizar (“los reyes magos no existen”, “eso se te pasa cuando te compres el FIFA”) a quienes queremos cambiarlo… 

    #33 Y sí, el artículo es terrible, el destino de millones de personas está en manos de estos hijos de puta. Pero así, eh, hijos de la gran puta sin escrúpulos.
    #34 A algunos la retórica economicista no les deja ver los hechos, y los hechos son monstruosos. No puede ser que los alimentos estén sujetos a especulación, no se debe permitir que se permita acaparar producciones y subir los precios artificialmente, tampoco bajarlos como se hace con el cacao o el café. Eso no aporta nada a la economía real, pero sí que es determinante para que muchos millones de personas pasen hambre. Juicios por crímenes contra la humanidad se han realizado a gente que no ha causado ni una milésima parte del mal que estos especuladores, y personalmente pienso que en un mundo con un mínimo sentido de la justicia y la decencia estos actos serían perseguidos como lo que son: crímenes contra la humanidad. Necesitamos un nuevo Nuremberg.
    voto positivo voto negativo votos: 0, karma: 7  link *
    hace 1 hora 20 minutos por Zombinator Zombinator
  • #36 #35 La inflación solo se puede dar si hay un Estado que controle la emisión de papel moneda. En este caso, esta tarea la hacen los Bancos Centrales. Así que desregulación y libre mercado, poco. Ellos controlan el monopolio de la emisión de dinero, no estamos ante un libre intercambio voluntario de bienes y servicios.La crisis financiera se dio a causa de esta expansión crediticia orquestada por los Bancos Centrales. 

    voto positivo voto negativo votos: 1, karma: 12  + info link *
    hace 1 hora 18 minutos * por Krapulat Krapulat
  • #37 Si cuando digo que estos apestosos deberíabn estar en la cárcel… Ellos y los políticos que les protegen.
    voto positivo voto negativo votos: 0, karma: 6  link *
    hace 1 hora 15 minutos por Nosena Nosena
  • #38 deleznable
    voto positivo voto negativo votos: 0, karma: 10  link *
    hace 1 hora 14 minutos por grelos grelos
  • #39 Lo que hay que hacer es refundar suprimir el capitalismo.
    voto positivo voto negativo votos: 0, karma: 6  link *
    hace 1 hora 1 minuto por kelfito kelfito
  • #44 Nada nuevo. Occidente siempre se ha aprovechado del resto del mundo, primero a base de esclavos, luego a base de colonias y ahora con reglas económicas trucadas y favorables al primer mundo.
    voto positivo voto negativo votos: 1, karma: 16  + info link *
    hace 36 minutos por liaoparda liaoparda

    ¿Juega tu banco con el hambre del mundo?

    Por: Gonzalo Fanjul

    Niñas reciben alimentos en Pakistán. Copyright: UNHCR/H. Caux

    El precio de los alimentos básicos sigue pulverizando récords en los mercados internacionales. De acuerdo con el último informe trimestral de la FAO, el índice de precios alimentarios ha crecido más del 60% en los últimos dos años, varios puntos por encima de la escalada de 2007-08. Si en aquel momento la subida empujó al hambre a 250 millones de personas, no es difícil imaginar lo que ocurrirá en los próximos meses para un número incontable de familias en ÁfricaAmérica LatinaAsia.

    Se trata de una situación grave que debería preocuparnos a todos… a menos que se siente usted en el consejo de administración de una entidad financiera. En ese caso tal vez se haya topado con una estupenda oportunidad para sacar tajada. Gracias a los masters y al ingenio de los economistas de grandes firmas como Goldman Sachs yJ.P Morgan, durante los últimos años han proliferado los artilugios financieros que permiten al inversor apostar sobre el precio que alcanzarán los alimentos que se comen los demás. Como en cualquier otro casino las ganancias pueden ser elevadas, pero también el riesgo asociado a ellas.

    Aunque no está nada claro que la especulación financiera esté en el origen de la subida de precios, parece indudable que los especuladores contribuyen a sostenerla y, lo que es más importante, multiplican la volatilidad de los mercados. Eso es lo que hace más daño a los productores y consumidores pobres, incapaces de aguantar el shock o de aprovechar sus oportunidades. ¿Qué margen tendría usted si el 70% de sus ingresos familiares estuviese destinado a la compra de alimentos?

    La mala noticia es que estos últimos meses constituyen un deja vu de la burbuja de 2008, que vino acompañada de un incremento extraordinario de las operaciones especulativas. Los mercados de futuros en el sector alimentario se habían multiplicado por tres entre junio de 2004 y febrero de 2008. De acuerdo con la declaración de Michael Masters ante elSenado de los EEUU (citada aquí por The Guardian), “la mayor parte del negocio [alimentario] es especulación; yo diría que entre un 70 y un 80 por ciento”. Michael lo debería saber, porque el hedge-fund de Wall Street que dirigió durante 12 años ganó mucho dinero con el uso de estos productos financieros.

    Pero no todos los tiburones son estadounidenses o británicos. Nuestra Caixa de Cataluña, por ejemplo, ha sacado al mercado su Depósito 100% natural, que anima a los inversores españoles a beneficiarse del encarecimiento del maíz, el azúcar y el café. Los dos primeros constituyen parte de la dieta básica de cientos de millones de personas que se enfrentan a una nueva crisis alimentaria por unos precios que se han disparado con respecto a 2009. ¿Hay algo 100% natural en todo eso?

    No estoy seguro de que los pequeños inversores de Caixa Cataluñavayan a tener un gran impacto en el mercado. Pero no es eso lo que debería importar a los clientes presentes y futuros de esta caja de ahorros que se jacta de su obra social, sino el modo en el que sus directivos entienden la responsabilidad ética de una entidad financiera. Cuando ayer por la mañana llamé para informarme sobre este depósito, la comercial que me atendió amablemente resumió todo el interés del producto en una sola frase: “Se trata de un mercado que está evolucionando muy positivamente”. “¿Positivamente para quién?”, pensé yo. Ahora me arrepiento de no haber hecho la pregunta, así que, si ustedes son clientes, tal vez quieren llamarles y hacérsela.

    COMENTARIOS:

    ¿Por qué no recuperar el valor social del dinero invirtiéndolo en Bancos Éticos? Ya hay alternativa a la banca tradicional tan poco ética y con tanta propensión a las burbujas: Fiare, Tríodos, Coop57. Pongamos nuestro dinero donde están nuestras ideas. Informaos.

    Publicado por: Roberto | 05/04/2011 13:55:09

    En fin. Para aquellos interesados en destinar su dinero y obtener sus ahorros de una forma más justa, transparente y ética recomiendo alternativas relacionada con la banca ética. Ejemplo como el de Coop57 (http://www.coop57.coop/) demuestran que es posible otro tipo de banca

    Publicado por: Agüero | 05/04/2011 13:48:56

    Los que dicen que la especulación en futuros no afecta al precio de las materias afectadas, una de dos: o tienen intereses en el negocio especulativo o bien son unos profundos ignorantes.
    Soy cliente de Catalunya Caixa y el nuevo responsable de mi oficina me ofreció este producto. La verdad es que me sorprendió mucho que mi caja de ahorros del pueblo, la de toda la vida, ofreciera la especulación en materias primas como un producto de ahorro para los clientes “normales”. No imaginaba que pudieran llegar a este extremo y con cara de inocencia le pregunté “Eso es especular con el hambre en el mundo, ¿verdad?” y él me miró como pensando “este tio es tonto”. No me pareció que ese empleado fuera consciente del nivel de degradación a que ha llegado nuestro sistema financiero.

    Por cierto, eso fue hace un par de meses, la subscripción acababa a mitad de marzo.
    Y como la mayoría de productos de moda que ofrecen en las cajas, no me pareció que tuviera muchas expectativas de beneficio porque lo ofrecen cuando los precios ya han subido y fijan el precio de referencia en un momento de pico especulativo.

    Publicado por: Josep | 05/04/2011 13:29:35

    El Oscar al Mejor Documental llega este fin de semana a la cartelera

    ‘Inside Job’: historia de la avaricia

    La crisis financiera desde dentro, con todos sus protagonistas, topos e infiltrados. Así parte la premisa de Inside Job, la última película de Charles Ferguson que llega este fin de semana a las carteleras españolas después de hacerse con el Oscar al Mejor Documental de 2010.

      Cartel de la película Inside Job

      Cartel de la película Inside Job . –

      • Laura Salces – Madrid – 25/03/2011

      Hoy viernes llega a las carteleras españolas Inside Job, la última película de Charles Ferguson que pretende dar una nueva vuelta de tuerca a las causas de la crisis financiera mundial provocada por las hipotecas ‘subprime’ y señalar a sus responsables.

      El documental, que obtuvo este año el Oscar al mejor documental, está narrado por Matt Damon, uno de los actores que apoyó a Barack Obama en su llegada a la Casa Blanca y que ha reconocido que su desencanto por las decisiones tomadas por el presidente de los Estados Unidos.

      Inside Job cuenta con el testimonio de inversores como George Soros y William Ackman, economistas como Nouriel Roubini, Raghuram Rajan y Simon Johnson y del director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, que tratan de dar un poco de luz sobre todo lo ocurrido en 2008 y que desembocó en una crisis financiera y económica internacional.

      Ferguson señala en su cinta a economistas, ejecutivos de los grandes bancos y políticos, que impulsaron la toma de riesgos para obtener mayores rentabilidades en los activos financieros. Cuando el director de la cinta recogió el premio de la Academia de Hollywood comenzó su discurso diciendo “discúlpenme, pero debo arrancar señalando que tres años después de que estallara nuestra horrible crisis causada por el fraude financiero masivo, ni un solo ejecutivo ha sido encarcelado, y eso está mal”.

      Inside Job no es la primera película que quiere poner un poco de luz en la crisis financiera internacional. El cineasta Oliver Stone ya se acercó en la segunda parte de la saga Wall Street al comienzo de la crisis en 2008 a través del personaje de Gordon Gekko, el inversor al que 23 años después volvía dar vida el actor Michael Douglas.

      El año pasado también llegó a la audiencia, en este caso a través de la televisión, el documentalLos últimos días de la quiebra de Lehman Brothers, una cinta producida por la BBC en la que se reconstruían los días anteriores y posteriores a la bancarrota de la entidad estadounidense.

      Como curiosidad, en el dossier dado a la prensa con información de la película, la productora Sony ha insertado una tabla con las notas que otorgan las agencias de calificación de riesgos a la solvencia de deuda pública y corporativa. S&P, Fitch y Moody?s tampoco salen indemnes de las críticas en el documental de Ferguson, del que recogiendo las palabras usadas por el crítico de cine de El País, Carlos Boyero, “en su intento por ser realista y didáctico le ha salido una extraordinaria película de terror”.

      de  | Fecha de creación: 02/02/2011

      SINOPSIS
      El tema del trabajo interior es la crisis financiera mundial de 2008 . Cuenta con la investigación y entrevistas con los financieros , políticos , periodistas y académicos . La película sigue una narrativa que se divide en cuatro partes.
      La película se centra en los cambios en la industria financiera en la década anterior a la crisis, el movimiento político hacia la desregulación , y cómo el desarrollo del comercio complejos como el mercado de derivados permite importantes aumentos en el riesgo de tener que eludir mayores regulaciones que tenían por objeto para controlar el riesgo sistémico . Al describir la crisis que se desarrolló, la película también se ve en los conflictos de intereses en el sector financiero, muchas de las cuales sugiere no son comunicadas de forma adecuada. La película sugiere que estos conflictos de intereses afectados agencias de calificación de crédito , así como académicos que reciben fondos en calidad de consultores, pero no divulgar esta información en sus escritos académicos, y que estos conflictos desempeñado un papel en ocultar y agravar la crisis.

      Sitio Oficial
      http://www.insidejobfilm.com

      Para Más Información

      -Twitter
      http://www.twitter.com/MovieFilmsHD
      @MovieFilmsHD

      -Facebook
      http://www.facebook.com/MovieFilms

      -YouTube
      http://www.youtube.com/user/MovieFilmshd

      Todos Los Derechos Reservados®
      © Copyright 2011| MovieFilms.

      • Me gusta: 43 No me gusta: 0
      Ver todos

      Todos los comentarios (12)

      Icono de alerta

      Accederegístrate ahora para publicar un comentario.
      • Esto es la forma más perversa del capitalino, los desgraciados arruinaron al mundo entero aun seguimos pagando las consecuencias y están alegremente en el gobierno de Obama para hacer negocios internacionales, es como llevar su cátedra a otras latitudes. Si hay un fin del mundo estos arcángeles del mal lo están construyendo, porque la humanidad no debe soportar más infamias.

        fexe179 hace 5 días
      • Podeis verla en documaniatv.

        ”Rage is a gift”

        Martin Luther King

        isolator86 hace 6 días
      • esta en series yonkis , todo el mundo a verla ya

        hay que invadir wallstreet con fuego y rabia.

        MiguelFaunos hace 1 semana
      • Comentario eliminado
        AITA1234567 hace 2 semanas
      • Yo la he visto… sin duda lo más terrorífico que he visto hasta la fecha. Toda esta gentuza debería de estar cumpliendo cadena perpetua por los crímenes que han cometido y encima estan en la calle y han coseguido indemnizaciones por arruinar la vida a millones de personas… espero que todos y cada uno de estos timadores hijos de puta de wall street mueran de las formas más terribles y diversas. Esta gentuza no merece vivir.. La gente debería salir a la calle y rebentar a ostias a todos ellos

        MrJouss hace 2 semanas
      • la gente de Wall Street , es una basuuura.

        ridger20 hace 2 semanas 2 
      • ya esta en seriesyonkis

        s0yy0s0yy0 hace 2 semanas
      • No la estrenan en ningun cine de mi ciudad. Vergonzoso!!

        Enami hace 2 semanas
      • @PspTutorialez Posiblemente no vaya a salir en cines por el tema de controversia.

         

        shock6328 hace 3 semanas
      • tengo qe vermela XD

        JhonatanG91 hace 3 semanas

       

      Ni Verdes, ni Liberales, ni Conservadores, ni Socialdemócratas han podido con el pueblo: Islandia dice otra vez NO


      Ni Verdes, ni Liberales, ni Conservadores, ni Socialdemócratas han podido con el pueblo: Islandia dice otra vez NO

      Ni Verdes, ni Liberales, ni Conservadores, ni Socialdemócratas han podido con el pueblo: Islandia dice otra vez NO
      El precio que pagó Islandia fue un desplome del 70% del valor de sus viviendas (en un país en el que [como en España] los deudores hipotecarios son personalmente responsables de su deuda
      Michael Hudson | http://www.sinpermiso.info, | 13-4-2011 a las 11:10 | 410 lecturas
      www.kaosenlared.net/noticia/ni-verdes-ni-liberales-ni-conservadores-ni-socialdemocratas-han-podido

      Compartir: 

      “…para eso es para lo que ahora mismo parecen servir los partidos socialistas y socialdemócratas en Europa: para apretar las tuercas hasta extremos a los que jamás podrían avilantarse los partidos conservadores. La deflación salarial ha de ir de la mano de la deflación de deuda y de los aumentos de impuestos, a fin de encoger las economías.”

      “Votando NO en el referéndum del 9 de abril lo que la población islandesa dice a los negociadores financieros de Europa es: ‘¡Buena jugada! Pero no estamos dispuestos a secundarla.

      Vuestro juego de acreedores se acabó.

      De ninguna nación puede esperarse que cometa suicidio financiero al estilo irlandés, plegándose a la depresión económica y obligando a una buena parte de su población trabajadora a emigrar, simplemente para compensar a depositantes de bancos por los crímenes o las negligencias de sus banqueros’.”

      Ayer, 9 de abril de 2011, el pueblo islandés ha vuelto a decir “No” en un referédum de la mayor importancia, no sólo para los destinos de la economía y aun de la nación septentrional, sino para el futuro de la democracia y de la economía del continente europeo.

      El pueblo islandés tenía que votar sobre el frívolo y poco meditado acuerdo al que el gobierno verde y socialdemócrata había llegado con la UE para hacerse cargo de las enormes deudas contraídas con clientes privados británicos y holandeses por el banco privado Icesave.

      Asombra el espectáculo, común a toda Europa, de unos Parlamentos más y más divorciados de la opinión pública y el creciente descrédito de lo que ha dado en llamarse la “clase política”.

      En este artículo, escrito con su lucidez y perspicacia habituales dos días antes de que se celebrara el referéndum y a propósito del mismo, Michael Hudson analiza lo que anda en juego en la economía y en la política europeas de nuestros días.

      Un combate epocal se desarrolla este fin de semana en Islandia.

      El sábado, 9 de abril, los islandeses votan en referéndum si someten o no a su econonomía a décadas de miseria, bancarrota y emigración forzosa de su fuerza laboral.

      Al menos, ese es el programa defendido por la actual coalición gobernante de Verdes y Socialdemócratas, que urgen a votar Sí al rescate del banco Icesave.

      Su política de rendición financiera se traga el cabildeo del Banco Central Europeo a favor de una desregulación neoliberal que llevó a la burbuja inmobiliaria y al endeudamiento apalancado, presentándola como si de una historia de éxitos se tratara, y no, como es el caso, de un proceso que ha terminado por llevar a Islandia a la servidumbre por deuda.

      La verdad es que se trató de un gigantesco fraude bancario, de una orgía de ventajistas que jugaban con información interna privilegiada: los ejecutivos bancarios se prestaban el dinero a sí mismos, dejando una cáscara vacía: así, decían, funcionan los “mercados libres”.

      Se recomendaba el endeudamiento como vía para hacerse rico.

      El precio que pagó Islandia fue un desplome del 70% del valor de sus viviendas (en un país en el que [como en España] los deudores hipotecarios son personalmente responsables de su deuda, cualquiera que llegue a ser el valor de la vivienda), un PIB en caída libre, un creciente desempleo, quiebras y desahucios.

      Para poner el voto del sábado 9 en perspectiva, vale la pena ver qué cosas parecidas han ido pasando en el último año en toda Europa. Para no iniciados, durante ese año se ha popularizado un nuevo acrónimo, PIIGS, para referirse a Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España.

      Grecia

      La erupción comenzó en Grecia.

      Una de las herencias del régimen de los coroneles fue la evasión fiscal de los ricos.

      Eso llevó a déficits presupuestarios, y los bancos de Wall Street ayudaron al gobierno [conservador griego] a esconder su deuda pública en una contabilidad basura de “libre empresa”.

      Luego, los acreedores alemanes y franceses hicieron una fortuna elevando las tasas de interés que Grecia tenía que pagar por su acrecido riesgo crediticio.

      Se le dijo a Grecia que tenía que levantar los ingresos fiscales con impuestos a los trabajadores y haciendo pagar más por los servicios públicos.

      Eso aumenta el coste de la vida y el coste de hacer negocios, quitando competitividad a la economía.

      La respuesta de manual neoliberal es ésta: hay que convertir a la economía toda en una enorme colección de puestos de peaje.

      La idea es atacar el empleo público rebajando los salarios de los funcionarios, a fin de presionar a la baja los salarios del sector privado, al tiempo que se recortan servicios sociales básicos y se eleva el coste de la vida introduciendo cargos de peaje en las autiovías y en otras infraestructuras básicas.

      Los Tigres Bálticos fueron pioneros en eso, y deberían ser una advertencia para el resto de Europa.

      Letonia batió todas las marcas en 2008-09 cuando, plegándose a los dictados del Comisario europeo de economíaa y moneda, Joaquín Almunia, destruyó un 25% de su PIB y recortó los salarios públcos en un 30%.

      Letonia no recuperará los niveles precrisis de PIB que tenía en 2007 hasta por lo menos 2016: toda una década perdida, despilfarrada en una penitencia financiera resultante de haber creído en las fantasías neoliberales de que su burbuja inmobiliaria era una proceso prometedor de rebosante éxitos.

      En otoño de 2009, el primer ministro socialista George Papandreu prometió en una cumbre de la UE que Grecia no quebraría por causa de un volumen de deuda de 298 mil millones de euros, pero advirtió: “Nosotros no hemos llegado al poder para desmantelar el Estado social. No serán los trabajadores asalariados quienes paguen por esta situación: ni congelaremos salarios ni, mucho menos, los recortaremos”.

      Sin embargo, para eso es para lo que ahora mismo parecen servir los partidos socialistas y socialdemócratas: para apretar las tuercas hasta extremos a los que jamás podrían avilantarse los partidos conservadores. La deflación salarial ha de ir de la mano de la deflación de deuda y de los aumentos de impuestos, a fin de encoger las economías.

      El programa de la UE y del FMI inspira la versión actual de los ·desórdenes inducidos por el FMI” en América Latina en los 70 y 80 del siglo pasado.

      Almunia, el verdugo de la economía letona, exigió unas “reformas” que pasaban por recortes en la asistencia sanitaria, en las pensiones y en el empleo público, “reformas” acompañadas de una proliferación de impuestos, gravámenes y peajes de carretera y en otras infraestructuras básicas.

      La palabra “reforma” se ha convertido en un eufemismo para hablar de la jibarización del sector público y de la privatización de activos públicos, liquidados a precio de ganga en beneficio de los acreedores.

      Esa política inspiró en Grecia una rebelión de desobediencia civil –”yo no pago”— que terminó por convertirse en “un movimiento antiausteridad de alcance nacional.

      Los partidarios de ese movimiento se niegan a pagar los peajes de las autopistas; en Atenas, se suben sin billete al metro y a los autobuses para protestar contra un ‘injusto’ aumento del 40% en los viajes”. (Kerin Hope, “Greeks adopt ‘won’t pay’ attitude,” Financial Times, 10 marzo 2011.) Ni que decir tiene, los policías simpatizan lo bastante con el movimiento, como para abstenerse de poner multas.

      Un artículo aparecido en [el rotatiivo parisino] Le Monde acusó al plan de la UE y el FMI de “cabalgar por encima de las más elementales reglas de la democracia.

      De ponerse por obra ese plan, resultaría en un colpaso de la economía y de los ingresos de la gente sin precedentes en Europa desde los años 30.

      Salta igualmente a la vista la colusión entre los mercados, los bancos centrales y los gobiernos para hacer pagar a los pueblos la factura del capricho arbitrario del sistema”.

      Irlanda

      Irlanda es la economía más golpeada de la Eurozona.

      El partido inveteradamente gobernante, el liberal Fianna Fail [en coalición con Los Verdes] aceptó en su día incorporar las pérdidas bancarias a la contabilidad pública, imponiendo lo que tiene el aspecto de convertirse en décadas de austeridad (y en la mayor emigración forzosa desde la Hambruna de la Patata, a mediados del siglo XIX).

      Los votantes respondieron echando del gobierno al partido liberal –que perdió dos tercios de sus escaños en el Parlamento— y haciendo desaparecer del panorama político al Partido Verde, mientras el principal partido opositor, el democristiano Fine Gael, prometía a finales del pasado noviembre renegociar un préstamo de rescate de la UE y el FMI por un montante de 115 mil millones de dólares y el correspondiente programa de austeridad.

      Un editorial del Financial Times se refirió al paquete de rescate –un eufemismo para la destrucción financiera— como la degradación de una nación a la condición de “esclavitud escriturada”.

      Los euroburócratas “pretenden que el contribuyente irlandés eche más dinero en los agujeros abiertos por los bancos privados.

      Como parte del rescate, Dublín tendrá que ir consumiendo un fondo de pensiones creado en los días en que Berlín y París estaban violando las reglas de Mastricht (…) mientras se sacraliza a los tenedores de bonos y las apresuradas liquidaciones de activos aumentan el riesgo de que pérdidas aún mayores sean cargadas sobre las espaldas del contribuyente”.

      Lo único que auguran las promesas de la UE de renegociar el acuerdo son concesiones engañosas que no lograrán rescatar a los trabajadores y a la industria irlandeses de tener que pagar la factura de los préstamos temerariamente concedidos por la banca privada nacional.

      Las opciones de Irlanda, así pues, se reducen o a rechazar o a aceptar las exigencias de la Comisión Europea de “salvar la integridad de los banqueros” a expensas del trabajo y de la industria.

      La cosa recuerda la célebre sentencia de William Nassau Senior –el que sucedió a Malthus en la cátedra del East India College— cuando, informado de que en la Hambruna de la Patata habían muerto en Irlanda un millón de personas, repuso impertérrito: “No son suficientes”.

      Ya se ve que la teoría económica basura de los neoliberales goza de un largo pedigrí.

      Se ha alterado radicalmente la idea de la soberanía nacional, y aun el supuesto básico subyacente a toda la teoría política: la premisa de que los gobiernos actúan conforme al interés nacional.

      Se calcula que los intereses servidos por el gobierno irlandés –por un monto de 10 mil millones de euros— absorverán el 80% de los ingresos fiscales recaudados por el gobierno en 2010. Eso está más allá de la capacidad de supervivencia de cualquier Estado o de cualquier economía.

      Significa que todo el crecimiento va a ir a parar, como tributo, a la UE por haber rescatado a temerarios banqueros alemanes, y de otros países, que ni siquiera se percataron del hecho aparantemente palmario de que las deudas que no se pueden pagar, nunca se pagan.

      El problema es que, mientras van percatándose de eso, las economíaas serán destruidas, los activos, aventados, el capital, esquilmado, y el trabajo, obligado a emigrar. Letonia es el emblema de todo eso, con un tercio de su población entre 20 y 40 años que ya ha emigrado o planea hacerlo en los próximos años.

      La argentinización de Europa

      La pesadilla de la UE es que los votantes puedan despertar como terminaron despertando los argentinos cuando se les anunció oficialmente que los consejos neoliberales que les habían venido dando los asesores estadounidenses y del FMI habían destruido la economíaa argentina. El pago de la deuda era imposible.

      Y llegados a ese punto, no tuvo Argentina demasiadas dificultades para depreciar en un 70% el valor de la deuda contraida con acreedores extranjeros. Su economía está ahora en auge, precisamente porque, emancipada de sus cuervos financieros, vuelve a ser digna de crédito.

      Algo muy parecido ocurrió en América Latina y otros países del Tercer Mundo luego de que México anunciara que no podría pagar su deuda exterior en 1982.

      Se produjo una oleada de quiebras, lo que generó negociaciones para la depreciación de la deuda, culminando con los bonos Brady. Los EEUU y otros acreedores calcularon con realismo lo que los deudores estaban en condiciones de pagar.

      Y substituyeron los viejos créditos bancarios, irresponsablemente concedidos, por nuevos bonos. Los EEUU y otros miembros del FMI consideraron todo un éxito esas depreciaciones.

      Pero a Irlanda, Grecia e Islandia se les cuentan ahora historias terroríficas sobre lo que podría ocurrir, si sus gobiernos se negaran a cometer suicidio financiero.

      Se teme, claro, la rebelión de los deudores, lo que llevaría a la Eurozona a desmembrarse por la resistencia a que las economías financiarizadas entreguen durante años y años todo su excedente a los acreedores, sometiéndose a las exigencias bancarias de sacrificar toda una generación a la austeridad, el encogimiento y la emigración.

      El referedum islandés y la pesadilla de la Comisión europea: la rebelión de los deudores

      Y ese es el asunto que se dirime este sábado [9 de abril de 2011] en el referéndum islandés. Es la cuestión a la que se enfrenta el conjunto de los votantes europeos:

      ¿tienen las economías de nuestros días que sujetarse a los bancos y rescatarlos con recursos públicos de préstamos temerariamente concedidos?

      ¿O hay que purgar al sistema financiero para que, al revés, sirva a la economía y contribuya a elevar los niveles de vida, en vez de imponer austeridad?

      Parece una ironía que los partidos socialistas (España, Grecia), el Partido Laborista británico y varios partidos socialdemócratas se hayan desplazado hacia el extremo probanquero derechista del espectro político, comprometiéndose a imponer una austeridad hostil al mundo del trabajo, no sólo en Europa, sino también en Nueva Zelanda (el emblema de las privatizaciones thatcheritas en los 90) y aun Australia.

      La política de reducción de los servicios sociales públicos y de apostar por las privatizaciones es diametralmente opuesta a sus posiciones de hace un siglo.

      ¿Cómo llegaron a divorciarse a tal punto de los trabajadores, sus originarios votantes?

      Diríase que su función actual es la de imponer cualesquiera políticas derechistas que los partidos conservadores no se avilantan a desarrollar: un poco como Obama, neutralizador de posibles alternativas del Partido Demócrata al cabiledeo Republicano a favor de políticas económicas à la Rubin [el célebre alto ejecutivo del banco privado Goldman Sachs que, como secreterio del Tesoro norteamericano, determinó toda la política económica de los gobiernos de Bill Clinton; T.].

      ¿Incauta credulidad?

      Puede que ése haya sido el caso en Rusia, cuyos dirigentes parecían tener poca idea de cómo defenderse de los destructivos consejos de los chicos de Harvard y de Jeffery Sachs.

      Pero hay algo menos incauto y más intencional en la política del Partido Laborista británico de pasar a Thatcher por la derecha en punto a privatización de ferrocarriles y otras infraestructuras económicas clave a través de su “Sociedad Público-Privado”.

      Es la actitud que llevó a a Gordon Brown a esgrimir la amenaza de bloquear la entrada de Islandia en la UE, si los votantes islandeses se oponían a rescatar lo que no era sino el fracaso de la neoliberal agencia británica aseguradora de bancos a la hora de prevenir que los báncsters saquearan Icesave.

      El pasado fin de semana, medio millón de ciudadanos británicos marcharon por las calles de Londres protestando contra los anunciados recortes de servicios sociales, educación y transporte, así como contra los aumentos de impuestos destinados a pagar los rescates de Gordon Brown de bancos privados como el Northern Rock y el Royal Bank of Scottland.

      La carga la soportarán los trabajadores y la industria, no la clase financiera británica. El Daily Express, un diario de tirada nacional siempre dispuesto a lanzar campañas, está ahora desarrollando una ruidosa campaña para que el Reino Unido abandone la UE aduciendo sobre poco más o menos las mismas razones por las que hasta ahora se ha abstenido el país de entrar en la Eurozona monetaria.

      ¿Qué podrían razonablemente esperar Islandia y otros países deudores de pagar su deuda, especialmente en los tiempos que corren?

      El acuerdo propuesto daría a Gran Bretaña y a Holanda más de lo que les darían las directrices de la UE.

      Islandia tiene robustos argumentos jurídicos para plantarse.

      Las advertencias de los socialdemócratas y los verdes islandeses sobre la UE son tan exageradas, que le llevan a uno a maliciar si los diputados del Althing [el parlamento islandés] no estarán simplemente buscando evitar una investigación sobre lo que realmente ocurrió con los depósitos del Landbanki Icesave.

      La Oficina de Fraude británica se ha puesto últimamente más seria en la investigación de lo que ocurrió con el dinero, y ha empezado a detener a exdirectores.

      Vivimos tiempos realmente extraños, con un gobierno islandés [¡socialdemócrata y verde!] resignado a cargar la mala deuda de bancos privados en la contabilidad pública islandesa.

      El problema es que, cuanto más encoja la economía de Islandia, tanto más imposible le resultará pagar la deuda externa.

      El gobierno islandés mendiga con desesperación la entrada en la UE, sin preguntarse siquiera qué coste tiene eso.

      El coste: se desplomaría la tasa de cambio de la corona islandesa, encogería la economía islandesa y los trabajadores jóvenes islandeses se verían forzados a emigrar en busca de puestos de trabajo y para evitar las quiebras y los desahucios resultantes de la sujeción a políticas de austeridad.

      Nadie conoce realmente la profundidad del agujero. El gobierno islandés ni siquiera ha intentado realizar un análisis serio de riesgos.

      Lo que está claro es que la UE y el FMI han sido irresponsablemente optimistas.

      Cada informe estadístico nuevo resulta “sorprendente” e “inesperado”.

      Sobre la base de las hipótesis de trabajo del FMI acerca de la evolución de la tasa de cambio de la corona islandesa hasta finales de 2009, por ejemplo, el personal del FMI hizo proyecciones, según las cuales la deuda exterior bruta sería del 160% del PIB.

      Para decirlo todo, añadieron que una ulterior depreciación de la tasa de cambio del 30% podría llegar a causar un aumento importante de aquella proporción de la deuda.

      Y eso es lo que ha ocurrido. En noviembre de 2008, el FMI avisó de que la deuda externa que había proyectado para fines de 2009 podría llegar a alcazar el 249% del PIB, un nivel que consideraba “claramente insostenible”. Pero el actual nivel de la deuda ha sido estimado ya en el 260% del PIB islandés, y eso aun sin incluir, entre otras, la deuda de Icesave que el gobierno quiere asumir.

      Los acreedores nada pierden impartiendo los consejos de la teoría económica basura.

      Se han mostrado muy dispuestos a alentar a las economías a destruirse a sí propias en el proceso de tratar de pagar: algo así como aplaudir a los trabajadores de las plantas nucleares por ir a apagar un incendio en medio de radiaciones.

      En el caso de Irlanda, la UE conminó a su gobierno [verdi-liberal] a responsabilizarse de préstamos bancarios privados que, al final, resultaron valer sólo un 30% (sí, un 30%: no es un erratum mecanográfico) del precio de mercado estimado. Dijo que eso podía hacerse ·fácilmente”. El gobierno verdi-liberal aceptó.

      Consecuencia: la práctica desaparición del Partido Verde irlandés y, lo que es mucho más importante, la condena de la economía irlandesa a por lo menos dos décadas de miseria, emigración y bancarrota.

      Lo que empeora el problema es que la deuda contraída en moneda extranjera no se paga a partir del PIB (cuyas transacciones se realizan en moneda nacional), sino a partir de los beneficios de la exportación más las ganancias resultantes de la liquidación de activos públicos comprados por inversores extranjeros.

      Para Islandia, la cuestión sería qué volumen de productos y servicios –y de recursos naturales y empresas— nacionales comprarían británicos y holandeses.

      Se supone que es responsabilidad de los acreedores colaborar con los deudores y negociar los pagos en exportaciones.

      En vez de eso, los actuales acreedores se limitan a exigir a los gobiernos que vendan a precios de liquidación tierras, recursos minerales, infraestructuras básicas y monopolios naturales para pagar a los acreedores extranjeros.

      Esos activos resultan confiscados en lo que, en efecto, es un procedimiento pre-bancarrota. Los nuevos compradores, entonces, convierten la economía toda en una red de puestos de peaje, elevando las cargas de acceso al transporte, al servicio telefónico y a otros servicios privatizados.

      Uno estaría tentado a pensar que la respuesta normal de un gobierno en estos casos de negociación de la deuda externa sería nombrar una comisión de expertos que evaluara la posición de la economía, a fin de ponderar la capacidad de pago de las deudas contraídas en el extranjero y de formular los términos de un acuerdo conforme a la propia capacidad de pago. Pero no ha habido tal cosa.

      El Althing [parlamento islandés] se ha limitado simplemente a aceptar las exigencias del Reino Unido y de Holanda sin la menor negociación. Ni siquiera ha levantado protesta por el hecho de que británicos y holandeses sigan adelantando las manijas del reloj de los intereses en las cargas que están exigiendo.

      Votando NO en el referéndum del 9 de abril, lo que la población islandesa va a decir a los negociadores financieros de Europa es: “¡Buena jugada! Pero no estamos dispuestos a secundarla. Vuestro juego de acreedores se acabó. De ninguna nación puede esperarse que cometa suicidio financiero al estilo irlandés, plegándose a la depresión económica y obligando a una buena parte de su población trabajadora a emigrar, simplemente para compensar a depositantes de bancos por los crímenes o las negligencias de sus banqueros”.

      El incalificable papel jugado por las agencias de calificación del riesgo

      Las agencias de calificación crediticia han tratado de apoyar los esfuerzos del Althing por amedrentar a la población islandesa para que vote “Sí”.

      El pasado 23 de febrero, Moody’s amenazaba: “si se rechaza el acuerdo, lo más probable es que rebajemos la calificación de Islandia hasta Ba1, o menos”. Si los votantes aprobaran el acuerdo, en cambio, “lo más probable es que cambiáramos la actual calificación del gobierno en Baa3, de negativa a estable”, a la vista de un probable “recorte en los restantes 1.100 millones de dólares comprometidos por los otros países nórdicos y probablemente también de un aplazamiento del programa del FMI para Islandia”.

      Tal vez no muchos islandeses se percatan de que las agencias de calificación son, en la práctica, lobistas de sus clientes, el sector financiero.

      Uno pensaría que perdieron definitivamente su reputación de honradez –no digamos de competencia— cuando calificaron con una triple AAA las hipotecas basura que desencadenaron la actual catástrofe financiera global.

      La explicación es que lo hicieron todo por dinero. No son más honradas que Arthur Andersen, la desaparecida compañía auditora que aprobó, como se recordará, la contabilidad basura de Enron.

      La idea que yo me he forjado de las agencias de calificación la debo en no pequeña medida a la historia que me contó Dennis Kucinich de cuando era alcalde de Cleveland, Ohio.

      Los bancos y algunos de los principales clientes de éstos habían puesto los ojos en la privatización de la empresa pública de electricidad.

      Los privatizadores querían comprarla a crédito (con unos intereses fiscalmente deducibles, que privaban al gobierno de recaudar los correspondientes ingresos fiscales) y aumentar drásticamente los precios para poder pagar exorbitantes remuneraciones a sus ejecutivos, ultrajantes honorarios de suscripción del crédito a los bancos y unas bonitas compensaciones a las agencias de calificación.

      Los bancos le pidieron al alcalde Kucinich que les vendiera el banco municipal, prometiendo ayudarle a ser gobernador si traicionaba a su electorado.

      Kucinich dijo “No”. Asi que los bancos recurrieron a sus perros de presa, las agencias de calificación.

      Amenazaron éstas con degradar la calificación de Cleveland para que no pudiera mantener el equilibrio en los empréstitos normales que tenía con los bancos. Llegaron a decirle: “Suéltenos su compañía energética o le arruinaremos las finanzas de la ciudad”.

      Kuzinich volvió a negarse. Y los bancos cumplieron sus amenazas, pero el alcalde había salvado a la ciudad de ver esquilmados sus ingresos con cargas de privatización predatoria. A su debido tiempo, los votantes llevaron a Kucinich al Congreso, y terminó siendo un canditado a la presidencia.

      Volviendo al problema de las agencias de calificación crediticia, ¿cómo puede llegar a creer nadie que aceptar pagar una deuda de monto impagable mejorará la calificación crediticia de Islandia?

      Los inversores han aprendido a depender de su propio sentido común al perder centenares de miles de millones de dólares por causa de las temerarias estimaciones de las agencias de calificación.

      Las agencias de calificación han conseguido eludir la persecución penal alegando que en la letra pequeña de sus contratos se dice que no hacen sino dar una “opinión”, no un análisis realista en el que pudieran fundarse honradas responsabilidades profesionales.

      La experiencia argentina debería servir aquí de modelo, al ilustrar cómo la significativa  depreciación de la deuda exterior puede contribuir a aumentar, no a disminuir, la credibilidad de una economía.

      Y en lo atinente a posibles pleitos judiciales, recuérdese que uno de los axiomas básicos del Derecho Internacional Público es que ningún país soberano puede ser obligado a cometer suicidio financiero con medidas de austeridad financiera que lo pongan al borde del abismo de la emigración forzosa de sus trabajadores y el retroceso demográfico.

      Las naciones son entidades soberanas.

      Islandia y Portugal, otro país de la Eurozona tumbado por sus bancos

      De modo que, tanto jurídica como moralmente, estaría mal que los ciudadanos islandeses tuvieran que emplear el resto de sus vidas en pagar unas deudas que, lejos de ser asunto suyo, deberían ser un asunto para dirimido entre la Oficina Británica del Fraude Financiero Grave y las agencias británicas de seguros bancarios.

      Lo que deciden los votos en el referédum islandés del 9 de abril es qué precio está dispuesta a pagar Islandia para entrar en la UE.

      En la práctica, y en la medida en que la Eurozona se enfrenta a una crisis generada por los deudores PIIGS, la cuestión es: ¿qué tipo de UE va a salir del actual conflicto entre acreedores y deudores?

      Hay miedo de que la Eurozona se desmembre en cualquier caso.

      Así que el actual gobierno socialdemócrata y verde islandés puede que esté buscando entrar  como miembro de una realidad ilusoria, una realidad en proceso de desmembración, al menos si se mantiene en su actual extremismo neoliberal.

      Precisamente ayer (jueves, 7 de abril), un editorial del Financial Times comentaba esto que sigue a propósito de la prematura rendición de Portugal a las exigencias de la UE:

      “Otro país de la Eurozona tumbado por sus bancos. A comienzos de esta semana, los bancos portugueses amenazaban con una ralentización de la compra de bonos, a menos que el gobierno custodio buscara ayudas financieras en otros países de la Unión Europea (…) Lisboa debería haberse mantenido firme en su posición (…) debería haberse resistido a las exigencias de los bancos: buscar un crédito-puente inmediato. (…) Al hacerlo tan fácil y prontamente, el gobierno se arriesga a aliernarse por entero a unos mercados alarmados. Y eso podria perjudicar el resultado de negociaciones persuasorias a más largo plazo.

      “El gobierno custodio carece de la autoridad moral y de la autoridad política para determinar de esta forma el futuro de Portugal.

      No debería abandonar los mercados con tanta precipitación.

      Porque lo que eso podría significar en los meses venideros son intereses más altos en las emisiones de deuda pública, más altos, en cualquier caso, de lo que podría haber sido el caso si el gobierno no hubiera metido la mano tan pronto… El momento adecuado para optar a un rescate externo debería haber sido al final de un debate nacional.”

      Lo mismo debería valer para Islandia. Si observamos lo ocurrido durante el pasado año, diríase que la nación islandesa ha sido usada a modo de (cruel) experimento piscológico y político para ver cuánto está dispuesta a pagar una población, sin merecérselo, por lo que banqueros ventajistas han robado o se han prestado a sí mismos.

      El actual gobierno socialdemócrata y verde islandés parece haberse desacoplado de lo que es bueno para los votantes y para la supervivencia misma de la economía de Islandia.

      Por eso desafía el axioma básico de toda ciencia social y de toda teoría económica, y es a saber: que las naciones actúan en su mejor interés propio.

      También es el axioma de la democracia: los electores se percatan de sus intereses y votan en consecuencia para elegir a representantes que apliquen políticas conformes a esos intereses.

      Para el politólogo, esto es toda una anomalía. ¿Cómo explicar que un parlamento nacional actúe en interés de acreedores británicos y holandeses, antes que en interés de su propio país, acusado de tener deudas que los votantes de otros países se han sacado de encima derribando precisamente a gobiernos dispuestos a hacerlas suyas?

      Michael Hudson es ex economista de Wall Street especializado en balanza de pagos y bienes inmobiliarios en el Chase Manhattan Bank (ahora JPMorgan Chase & Co.), Arthur Anderson y después en el Hudson Institute. En 1990 colaboró en el establecimiento del primer fondo soberano de deuda del mundo para Scudder Stevens & Clark.

      El Dr. Hudson fue asesor económico en jefe de Dennis Kucinich en la reciente campaña primaria presidencial demócrata y ha asesorado a los gobiernos de los EEUU, Canadá, México y Letonia, así como al Instituto de Naciones Unidas para la Formación y la Investigación. Distinguido profesor investigador en la Universidad de Missouri de la ciudad de Kansas, es autor de numerosos libros, entre ellos Super Imperialism: The Economic Strategy of American Empire.

       

      Ni OTAN, ni Gadafi, ni rebeldes libios, ni Sarkozy, ni Zapatero, ni Berlusconi, ni Obama… en fin, lo de todos los días.


      Libyana
      Ni OTAN, ni Gadafi, ni rebeldes libios, ni Sarkozy, ni Zapatero, ni Berlusconi, ni Obama… en fin, lo de todos los días.
      Manuel M. Navarrete | Para Kaos en la Red | Hoy a las 4:44 | 205 lecturas
      www.kaosenlared.net/noticia/libyana

      Una enfermedad frecuente en estos desolados días que vivimos es el analfabetismo funcional.

      Consiste en leer a la perfección, pero sin comprender una sola palabra.

      Como todos los males que convienen al poder, este mal está enormemente extendido entre la izquierda.

      Por ejemplo, una vez escribí un artículo criticando a Trotsky precisamente por parecerse a Stalin mucho más de lo que muchos querrían admitir, y fui tildado de “estalinista”.

      En otra ocasión, en un debate, critiqué que IU pacte con el PSOE y me tacharon de hacer “la pinza” con el PP.

      Hace unos días, escribí un texto denunciando a los rebeldes libios por ser tan oligarcas como Gadafi y he sido tachado de… “gadafista”.

      He llegado a la conclusión de que soy incapaz de comunicarme, tal vez por falta de manejo de estos complicados resortes que hacen que la lengua castellana todavía sirva para comunicarnos.

      Por ello, voy a tratar de simplificar la gramática lo más posible, a fin de hacerme entender:

      1) OTAN ser mala, muy mala.

      2) Gadafi ser también malo, casi tanto como OTAN.

      3) Rebeldes libios ser asimismo malos, y encima aliarse a OTAN.

      4) OTAN ser imperialista. Rebeldes libios ser colaboracionistas aliados a OTAN. Gadafi ser capitalista, pero no imperialista ni colaboracionista.

      5) Yo estar de acuerdo con Lenin al distinguir al menos dos tipos de guerras, aparte de la guerra civil: imperio contra imperio, e imperio contra colonia.

      6) Yo no apoyar tiranos, ni a Gadafi ni a ninguno. Tú caer en simplificación “ninista”: como ser contrario a rebeldes libios, ¿tener que ser partidario de Gadafi?

      7) Yo querer tres “ni”: ni OTAN, ni Gadafi, ni rebeldes (o mil: ni Sarkozy, ni Zapatero…). Pero yo no ser ridículo, al escoger mis lemas. Por ejemplo, yo llevar, hace años, cuando invasión de Irak, lema: “No a la guerra imperialista”. Yo no poner detrás “y no también a Sadam”. Sobreentenderse. Ser una gilipollez. No ser momento. Un lema ser un lema. Para explayarse y analizar estar interior del artículo (que seguro tú no entender de todos modos).

      8) Yo querer ante todo que OTAN perder esta guerra. Ellos buscar petróleo. Yo ser internacionalista, solidarizarme con el pueblo libio y defender su soberanía nacional, sin la cual ser imposible cualquier otro orden económico distinto al colonial. Por tanto, mi lema ser “No a la OTAN, solidaridad con el pueblo libio”, que de hecho ser la gran víctima de todos estos bastardos.

      9) Yo estar contra Gadafi al igual que estar contra todos los gobernantes del mundo, excepto tres o cuatro latinoamericanos. Tú ser un quemabrujas útil para el poder. Por yo decir “No a la guerra” hace unos años, yo no ser cheerleader de Sadam Hussein. Ninis tener más complejos que actores del PSOE.

      10) A mí gustarme que pueblo libio rebelarse, como pueblo tunecino, egipcio y otros. Pero realidad no ser así. Rebeldes ser oligarcas. Ojalá mañana rebeldes perder, ojalá pasado mañana revolución social del pueblo libio sí ser realidad.

      ———————-

      PD: Un candidato al Nobel dejó un incisivo comentario (anónimo, faltaba más) en Kaosenlared que argumentaba: “dice que es una guerra entre sectores de la oligarquía, ¿tantos oligarcas hay en Libia?”. Lo reconozco: pura causa y efecto. Agradezco al lector que me haya hecho comprender que, dado que los señoritos siempre fueron muy pocos y que jamás les gustó demasiado mancharse las manos, todas las guerras y golpes de Estado de la historia de la humanidad han sido en realidad bucólicas revoluciones sociales.

       

      #NOconmiDINERO


      Eurodiputadoscaraduras es el detonante: no con mi dinero

      avatar Remo 8 de abril de 2011

      Esta semana puede marcar un punto de inflexión en la sociedad y en la consciencia colectiva del despilfarro de los recursos públicos y la realidad de nuestros políticos como responsables de la asignación de nuestros impuestos a los bienes colectivos.

      La chispa detonante han sido los billetes en primera clase de los Europarlamentarioscaraduras, parlamentarios de la UE que se niegan a ajustar sus desplazamientos en avión en clase turista, manteniendo el privilegio de volar en primera clase.

      Evidentemente, es mucho más caro volar en primera que en turista, digan lo que digan los afectados.

      Lo importante es que la sociedad ha dado el primer puñetazo en la mesa, una revolución en Twitter ha traspasado las fronteras de la red logrando que los políticos replanteen sus posturas, porque los ciudadanos estamos hartos y queremos saber lo que se hace con nuestro dinero, con la asignación de los recursos públicos y con los desmanes presupuestarios plagados de derroches.

      En esta páginas, he utilizado varias veces la etiqueta “No con mi dinero”, porque algunos ya teníamos esta consciencia de despilfarro de recursos públicos mucho antes de que la crisis mostrara toda su dureza frente a nuestra economía.

      Y este espíritu crítico y fiscalizador de la sociedad, debe mantenerse y alimentarse a todos los niveles y en todas las cuantías.

      Los políticos deben tatuarse en la frente que un céntimo despilfarrado o malgastado, es un céntimo criticado y dicho esto, los ciudadanos debemos criticar, censurar y movilizarnos para todos aquellos derroches y despilfarros que se realizan cada día desde nuestras Administraciones Públicas, ya sea por unos cientos de euros, ya sea por unos miles de millones de euros.

      El debate no está en la cuantía, el debate está en la responsabilidad política, en caminar y remar todos en la misma dirección, en ajustar el agujero del cinturón de manera homogénea, en retribuir adecuadamente también a esos políticos para evitar la corrupción y por supuesto, en cortar las cabezas de los corruptos y despilfarradores que se mofan de todos los que pagamos impuestos a diario y vemos como cada día recibimos menos servicios públicos a cambio o empeora su calidad.

      Por eso, cada ciudadano debe gritar con contundencia NO CON MI DINERO frente estos atropellos.

      En El Blog Salmón | No con mi dinero, Despilfarro y Derroche
      Vídeo | Youtube

      <!–

      En esta páginas, he utilizado varias veces la etiqueta “No con mi dinero”, porque algunos ya teníamos esta consciencia de despilfarro de recursos públicos mucho antes de que la crisis mostrara toda su dureza frente a nuestra economía. Y este espíritu crítico y fiscalizador de la sociedad, debe mantenerse y alimentarse a todos los niveles y en todas las cuantías.

      Los políticos deben tatuarse en la frente que un céntimo despilfarrado o malgastado, es un céntimo criticado y dicho esto, los ciudadanos debemos criticar, censurar y movilizarnos para todos aquellos derroches y despilfarros que se realizan cada día desde nuestras Administraciones Públicas, ya sea por unos cientos de euros, ya sea por unos miles de millones de euros.

      El debate no está en la cuantía, el debate está en la responsabilidad política, en caminar y remar todos en la misma dirección, en ajustar el agujero del cinturón de manera homogénea, en retribuir adecuadamente también a esos políticos para evitar la corrupción y por supuesto, en cortar las cabezas de los corruptos y despilfarradores que se mofan de todos los que pagamos impuestos a diario y vemos como cada día recibimos menos servicios públicos a cambio o empeora su calidad. Por eso, cada ciudadano debe gritar con contundencia NO CON MI DINERO frente estos atropellos.

      En El Blog Salmón | No con mi dinero, Despilfarro y Derroche
      Vídeo | Youtube

      –>

      ¿Seguridad de los políticos o despilfarro en peluquería?


      avatar Remo 8 de marzo de 2011

      El Intermedio ha constatado cómo la Teniente Alcalde de Madrid, Ana Botella, acude a la peluquería acompañada de sus guardaespaldas en sus correspondientes vehículos oficiales.

      Al igual que en el caso de los desplazamientos del presidente del Gobierno y resto de politicos de alto nivel, la seguridad personal no entiende de horas de trabajo ni de actividades y en todos los casos, el uso de los recursos públicos está puesto a disposición de ellos las 24 horas del día.

      Pero el caso es que, cuando evaluamos medidas de ahorro a tutti pleni, se recortan náominas de funcionarios, pensiones, suben los impuestos e incluso se restringe la velocidad en las autovías con la bandera del ahorro público y disminución del déficit comercial, este tipo de hechos, le revuelven las tripas a la opinión pública.

      En esta situación, una reconsideración de la figura de nuestros políticos, debe sustentarse sobre un debate claro entre lo que es seguridad y gasto necesario o despilfarro.

      No me vale la justificación de que “el partido XXX lo hace más que el partido YYY” dado que en el fondo, lo realmente importante es el debate abierto sobre la gestión de los recursos públicos y dónde se encuentra el límite entre gasto razonable y despilfarro.

      Actualmente, este límite se coloca de manera arbitraria por la opinión pública en función de las siglas que represente el político que incurre en el exceso, al igual que unos políticos se arrojan a otros los gastos que cada uno de ellos realiza.

      Pero nuestra situación macroeconómica dista mucho de ser holgada y la propia población debe exigir a todos sus representantes un uso racional de los recursos con los que cuentan actualmente. El caso particular que nos trae a colación, no se resume en el hecho de asistir a la peluquería, sino en el uso de los vehículos oficiales por parte de los altos cargos.

      Es obvio que no existe un uso racional de los mismos y que este uso se carga siempre sobre los bienes públicos y no existe justificación economica que valga.

      El problema es que muchos de estos políticos están amenazados y son objetivo de terroristas o incluso delincuentes comunes ¿cómo se compatibiliza seguridad y recursos públicos? El debate está servido.

      En El Blog Salmón | La inversión en la Copa América, más despilfarro, Los pueblos piensan que sus gobiernos están malgastando
      Imagen | PP Madrid

      <!–

      No me vale la justificación de que “el partido XXX lo hace más que el partido YYY” dado que en el fondo, lo realmente importante es el debate abierto sobre la gestión de los recursos públicos y dónde se encuentra el límite entre gasto razonable y despilfarro. Actualmente, este límite se coloca de manera arbitraria por la opinión pública en función de las siglas que represente el político que incurre en el exceso, al igual que unos políticos se arrojan a otros los gastos que cada uno de ellos realiza.

      Pero nuestra situación macroeconómica dista mucho de ser holgada y la propia población debe exigir a todos sus representantes un uso racional de los recursos con los que cuentan actualmente. El caso particular que nos trae a colación, no se resume en el hecho de asistir a la peluquería, sino en el uso de los vehículos oficiales por parte de los altos cargos.

      Es obvio que no existe un uso racional de los mismos y que este uso se carga siempre sobre los bienes públicos y no existe justificación economica que valga. El problema es que muchos de estos políticos están amenazados y son objetivo de terroristas o incluso delincuentes comunes ¿cómo se compatibiliza seguridad y recursos públicos? El debate está servido.

      En El Blog Salmón | La inversión en la Copa América, más despilfarro, Los pueblos piensan que sus gobiernos están malgastando
      Imagen | PP Madrid

      –>

      TODOS TENEMOS QUE SABER :

      1.- Con lo que gana la ex-ministra de Igualdad, ahora secretaria de Estado, en un mes, una pensionista con cuatro hijos vive durante dos años y medio.

      2.- Tal es el descontrol, que en España no hay ni una sola institución que conozca cuántos políticos cobran del Estado.

      3.- Un español tiene una pensión máxima de 32.000 euros anuales, pero los políticos tienen derecho a pensiones vitalicias muy superiores. 74.000 euros en el caso de los primeros espadas de La Casta. Además estas pensiones no son incompatibles con otros sueldos de la Administración o con otras actividades económicas. Un diputado o senador tiene que estar sólo siete años en el cargo para optar a la pensión máxima, mientras que un trabajador autónomo o por cuenta ajena necesita 35 años cotizados.

      4.- La retención de las nóminas de diputados y senadores es sólo del 4,5%

      5.- ¿Sabía usted que paga de su bolsillo las multas que la DGT impone a los políticos? ¿Y que además las paga con recargo?

      6.- ¿Viajes innecesarios? Una comisión del Congreso pide permiso para que 60 diputados viajen cuatro días a Canarias a estudiar el cultivo del plátano.

      7.- Zapatero es el único presidente de la UE que carga sus gastos vacacionales a los presupuestos estatales. Viaja con 100 personas durante tres semanas.

      .

      8.- AZNAR, JOSÉ MARÍA: ha solicitado el sueldo vitalicio que supone sentarse en el Consejo de Estado: 74.000 euros anuales. Nómina que pretendía sumar a la de ejecutivo del magnate de la prensa Rupert Murdoch. Se lo denegaron pero le salió rentable. Aznar renunció por un sueldo de 220.000 euros al año, tres veces más de lo que cobraba como consejero de Estado. [Resulta difícil cifrar, como en el caso de otros ex presidentes, cuánto dinero suman sus actividades privadas y públicas].

      9.-ABSENTISMO: no existen datos oficiales sobre la falta al trabajo de los políticos o al menos no se han hecho públicos.

      10.-AVIONES: los diputados pueden utilizar a su antojo con cargo a las arcas del Estado aviones, trenes o barcos. Disponen de 5.000.000 de euros al año para viajes.

      11.-BONO, JOSÉ: entre sueldo y complementos, el presidente del Congreso cobra 13.856 euros al mes: 3.126 por diputado, 3.605 como complemento, 3.915 para gastos de representación y 3.210 de libre disposición. Las dos últimas partidas suman más de 6.000 euros mensuales para comidas, regalos y actos de protocolo. Todo este dinero sin contar las indemnizaciones previstas por ley para sufragar «gastos que sean indispensables para el ejercicio de su función».

      12.-Ibarreche, Ibarra, Montilla,Chaves, Fraga, Pujol,Arzallus, Zaplana, etc.,- todos los ex-presidentes autónomicos- tienen sueldos blindados de por vida, pensiones, coches secretarias, escoltas, despachos y aseoran a los mismos oganismos y empresas que ellos fundaron.

      13.-CALDERA, JESÚS: el ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales recibe 6.319 euros mensuales por su escaño en la cámara baja, donde redondea su sueldo como vocal de la Diputación Permanente y presidente de una comisión. Cuando era ministro subió el salario mínimo a 600 euros. Cuatro años después, su sueldo es 10 veces superior a esa cifra, que recibe simplemente por no abrir la boca. Caldera no ha presentado ni una sola iniciativa ni ha intervenido en el Congreso desde que comenzó la actual legislatura. Al final, cobró en 2009 más de 120.000 euros por los servicios prestados.

      14.-CARGOS: Hay 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, 1.206 parlamentarios autonómicos, 1.031 diputados provinciales, 650 diputados y senadores, 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares y 13 consejeros del Valle de Arán.

      15.-CASTIGO: nunca se ha sancionado a ningún político por incumplir el Código del Buen Gobierno, que se supone que controla las buenas prácticas del Ejecutivo.

      16.-COCHES: el lujo de muchos dirigentes autonómicos les lleva a sentar sus posaderas en automóviles de más de 100.000 euros. Gallardón, el alcalde de Madrid, se mueve en un Audi A8 de 591.624 euros. Fue contratado en arrendamiento hasta 2011, así que el alcalde gasta 150.000 euros al año del bolsillo de sus ciudadanos para moverse por la ciudad y alrededores. Catorce de los 17 presidentes autonómicos usan Audi. El andaluz Chavez, tenía 234 coches oficiales a su disposición, lo mismo que sucede con Camps en Valencia, dispone de 200 vehículos para sus altos cargos, la mayoría de ellos Volvo S80, de 40.000 euros)

      17.-CHAVES, MANUEL: cobra al año 81.155 euros por ser ministro más una indemnización de 46.000 al año por abandonar la presidencia de Andalucía. O sea, 127.155 euros anuales.Dos sueldos del Estado compatibles sólo para altos cargos. Para los demás españoles está prohibido por ley.

      18.- DESPILFARRO: el Congreso gasta cada año 160.000 euros en regalos navideños. 11.000 cargos públicos reciben obsequios por esas fechas, un gasto que suma al año 2.200.000 euros.

      19.-DEUDAS: cada español debe a los bancos 566 euros por la deuda de los ayuntamientos.

      20.-DESCONTROL: es tal en la administración de fondos públicos que en España no hay ni una sola institución que conozca cuántos políticos cobran del Estado.

      21.-DIETAS: los parlamentarios que no viven en Madrid reciben, además del sueldo, otros 1.823 euros al mes por sus supuestos gastos de manutención y alojamiento. Los locales, 870 para gastos, libres de impuestos. La suma de estos sencillos complementos supera el sueldo de 12 millones de ciudadanos. Además, cobran 150 euros cada día si salen al extranjero, y 120 si viajan por el país.

      22.-ENCHUFADOS: hasta hace tres meses, cada eurodiputado disponía de 17.140 euros al mes para contratar a familiares. El socialista Enrique Barón contratató a varios familiares y a la hija de un militante afín. [En la actualidad, los familiares directos han sido eliminados de las plantillas de los diputados españoles. Sin embargo, los parientes de sangre han sido reemplazados por personal próximo al partido].

      23.- FUNDACIONES: 52 políticos nacionales ocupan cargos en 74 fundaciones distintas: 31 por el PSOE, 28 por el PP y 4 por el resto de grupos. La conservadora Soledad Becerril parece la más activa: es miembro del patronato de seis fundaciones. No todas tienen un marcado carácter político.

      24.-GUERRA REINA, ALFONSO: hijo del ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra. Fue elegido a dedo como asistente del vicepresidente del Parlamento Europeo, el socialista Miguel Ángel Martínez. Más de 140 millones al año se van en sueldos de 1.200 recomendados. Con ese dinero se podrían mantener los servicios de una ciudad española de 115.000 habitantes durante un año.

      25.- HACIENDA: la retención de las nóminas de los diputados y senadores es sólo del 4,5%.

      26.-HORAS EXTRAS: en 2008 el Gobierno de La Rioja pagó 200.000 euros extras a sus conductores. Realizaron 870.182 kilómetros, unos 2.300 al día, lo suficiente para cruzar tres veces España de este a oeste. Un gasto curioso ya que es la comunidad más pequeña del país y que su población es inferior a la de cualquier ciudad dormitorio de Madrid. El uso de coches oficiales para asuntos particulares es una práctica tan común como soterrada.

      27.-IBARRETXE, JUAN JOSÉ: Solo como ex lehendakari del Gobierno vasco recibe unos 45.000 euros al año, la mitad de lo que ingresaba cuando era presidente. Y lo cobrará de por vida, igual que todos los miembros de su ejecutivo. Este tipo de jubilaciones están muy por encima del límite legal para el resto de los españoles, que no pueden cobrar más de 32.000 euros anuales, por mucho que hayan cotizado toda su vida.

      28.-IMPUESTOS: un ciudadano, por ejemplo, de Madrid sustenta con sus impuestos el salario de 27 concejales, 120 parlamentarios de la Asamblea madrileña, 264 senadores, 350 diputados nacionales y 54 del Parlamento Europeo. ! En total, 815 cargos electos con un sueldo base que supera los 3.000 euros. Y sin contar los puestos de confianza que arrastra cada uno.

      29.-JUBILADO DE ORO: tras abandonar el FMI, Rodrigo Rato regresó a España con una ! pensión vitalicia de 80.000 dólares anuales. Sumados al sueldo de ex ministro, en 2006 percibía 37.070 euros mensuales. Un español necesita cotizar al menos 35 años, 15 con la base más alta, para poder cobrar la jubilación máxima de 32.000 euros al año.

      30.-MARISCADAS: no hay límite legal para las comidas de representación de los políticos españoles. Tampoco hay fiscalización previa a la hora de comprar jamón, champán o puros de alta cava. Ejemplo descontrol es el socialista valenciano Vicent Costa. Acababa de perder las elecciones municipales a favor del PP, pero seguía siendo alcalde en funciones. Y como tal se gastó casi 500 euros del dinero público en gambas, cigalas, langosta, navajas, jamón y caldereta. Una buena despedida.

      31.-MÓVILES: los senadores cuentan con 1,7 millones de euros al año para gastos de teléfono. El ayuntamiento de San Lúcar de Barrameda tenía 270 dados de alta. Entre los servicios que pagó figuran descargas de juegos, llamadas a Cuba y a varias líneas eróticas.

      32.-MOROSOS: los miembros de La Casta invirtieron 66,6 millones de euros en la celebración de las elecciones general de 2008. De ese dinero, 44 millones fueron prestados por bancos españoles para financiar campañas publicitarias megalómanas. Las mismas entidades que ese año de crisis embargó las casas a 60.000 familias por falta de liquidez. 180.000 personas se quedaron sin techo. Sin embargo, los partidos de La Casta deben a los! bancos 144,8 millones de euros.

      33.-NEGOCIOS: sólo el 33% de los diputados del Congreso se dedica en exclusiva a su labor política. El resto engorda su cuenta de multiples maneras.

      Los pueblos piensan que sus gobiernos están malgastando

      avatar Onésimo Alvarez-Moro 30 de septiembre de 2010

      En una encuesta de 22.783 personas en 22 países para la BBC World Service, efectuada por Globescan y por el Program on International Policy Attitudes de la estadounidense Universidad de Maryland, concluye que en promedio el 52% piensa que parte importante del dinero que pagan en sus impuestos a los gobiernos es malgastado por estos. También, en la tabla vemos las áreas donde los encuestados prefieren que se gaste el dinero, y donde no. Estos resultados traen consigo muchas variaciones entre países.

      Los países que menos despilfarro dicen que hemos visto, de los millonarios gastos gubernamentales durante los años de la crisis, son los siguientes:

      1. España (34%)
      2. Indonesia (40%)
      3. Azerbaijan (42%)
      4. Egipto (42%)

      Interesante ver que los encuestados españoles son los que menos piensan que los gastos gubernamentales masivos han sido despilfarro, confirmando lo poco convincente que he sido en estas páginas, por lo menos en este tema, donde he utilizado la palabra despilfarro desde el comienzo de la actual crisis.

      Los que más piensan que ha habido despilfarro son los ciudadanos de Colombia (74%) y de Pakistán (69%), con Estados Unidos en 55% y China en 46%.

      En 14 de los 22 países, la mayoría (56%) están en favor de que los gobiernos aumenten sus gastos para estimular a las economías. Los que más están en favor de aumentos de gastos por parte de sus gobiernos son los ciudadanos de los siguientes países:

      1. Egipto (91%)
      2. México (80%)
      3. Rusia (78%)
      4. Indonesia (78%)
      5. Nigeria (73%)

      No me sorprenden estas cifras. Que los ciudadanos de estos países quieren más gastos de sus gobiernos es normal. Como son ciudadanos con muchas necesidades y como sus gobiernos, en gran parte, controlan casi todos los recursos, no sorprende que el pueblo quiera que suelten un poco.

      De los ciudadanos que ya no quieren más gastos de estimulo de sus gobiernos son los ciudadanos de los siguientes países:

      1. Alemania (66%)
      2. Francia (63%)
      3. Estados Unidos (58%)

      Que el 63% de los franceses digan que ya no quieren que su gobierno gaste más dice que las cosas van mal y que el despilfarro ha llegado a niveles desagradables incluso para ellos.

      No obstante, de la mayoría que piensa que los gobiernos malgasta nuestro dinero, la gran mayoría todavía piensa que deben subsidiar la alimentación, sólo un país disentía, y todos menos tres piensan que se debe aumentar la regulación de las economías, estos tres siendo, Estados Unidos, Turquía y España.

      Finalmente, la Encuesta nos da los resultados de países que son pesimistas cara al futuro, que incluyen los siguientes:

      • Reino Unido (58%)
      • Francia (54%)
      • México (54%)
      • Pakistan (45%)
      • Estados Unidos (44%)
      • Turquía (41%)
      • España (38)

      El nivel de España, donde el 38% de los encuestados siguen negativos en sus expectativas del futuro, no me parece nada mal, habiendo bajado del 57% en 2009.

      Vía | BBC News (en inglés)
      En El Blog Salmón | La desigualdad de los ingresos, el gran problema de la crisis

      Unos pocos se hacen ricos …


      Unos pocos se hacen ricos …

      avatar Fran Carreira 13 de abril de 2011 | 09:00

      El sistema de créditos está diseñado para que las entidades prestatarias pierdan lo menos posible en caso de impago, sin embargo lo cual, no se resignan a bajarse del gana-gana al que se creen con derecho sobre todas las cosas (y todas las personas). El objetivo único de estas entidades es hacerse ricas indefinidamente. 

      Cuando una entidad presta una cantidad, ya sea a una persona o a un estado, la entidad debería estudiar y evaluar el riesgo (de impago) que tiene la operación, y en función de éste establecer una serie de condiciones: garantías, intereses, seguros… de tal forma que en caso de que sobrevenga el impago de la deuda, el prestatario (me tienta llamarlos prestamistas) tendrá garantizado el cobro de una parte de la deuda.

      A pesar de que disponen de herramientas para evaluar los riesgos, y conceden los préstamos asumiéndolos, y cobrando por ello, cuando llega el momento del impago, las garantías que han pedido no les parecen suficientes, sobre todo cuando, como en la situación actual, los impagos aumentan a un ritmo que no habían imaginado.

      Hace unos meses una sentencia judicial obligaba a una entidad finaciera a aceptar una vivienda como dación en pago que saldase una deuda hipotecaria, como ya comentamos en estas páginas, lo que abrió un debate que llegó al parlamento, donde los partidos mayoritarios acordaron que no era procedente que esa práctica se generalizase pues podría dañar a nuestro sistema finaciero.

      Por otro lado vemos como la deuda de los países con problemas paga intereses cada vez más elevados cuanto más alto es el riesgo de que el país no pague, bueno, de hecho eso es como funciona el sistema, seas un pais, una empresa o una persona, cuanto más riesgo, más intereses te cobrarán.

      Islandia ha votado en referéndum que no tiene intención de pagar como país las deudas que contrajeron entidades privadas con el respaldo de un gobierno que, como la mayoría de los gobiernos, se cree con derecho a disponer del dinero público como si fuera suyo.

      Mientras discutimos sobre la conveniencia o no de que el estado responda en situaciones de este tipo, no nos damos cuenta de que los estados nos están usando de avales, pues es con nuestro dinero con el que piensan pagar los rescates a las entidades, a otros países, y que esos pagos se hacen a base de endeudarnos más en una peligrosa espiral sin fin.

      De tal forma que, a pesar de que estamos en un escenario previsto (se supone) por el que ya hemos estado pagando intereses, seguros y demás. Los que contrajeron ese riesgo, no quieren asumir las consecuencias, no responden con sus bienes presentes ni futuros, ellos se han hecho ricos con sus porcentajes legalmente obtenidos por cada operación (a pesar de la cuestionable fiabilidad de las operaciones) y ahora piden a los gobiernos y a los ciudadanos que no les dejen caer.

      Si yo presto un dinero a un amigo y se lo voy cobrando con intereses y mi amigo se muere, yo no cobro; es uno de los riesgos que asumí al prestarle el dinero. Que no me devuelva el dinero no debería perjudicarme, desde que se lo presté ya no lo tengo, sólo recupero lo que me va devolviendo, los intereses se pueden entender como una forma de agradecerme el préstamo.

      La diferencia es que cuando una entidad te presta, si no le pagas, le causas un enorme perjuicio, porque, al contrario que yo, que di por perdido ese dinero en cuanto se lo presté a mi amigo, la entidad no sólo no dio por perdido ese dinero, sino que de alguna manera las entidades contabilizan como ingresada toda la deuda más los intereses que me cobrarán por ella.

      De tal forma que si me prestó 100, está contando ya con los 150 que le debo, y es posible que ya haya prestado los 150 que le pagaré (si se los pago) por 200; cuando yo deje de pagar y el que le debe 200 también, se pondrá nervioso porque seguramente a su vez haya pedido prestados 400 o 500 poniendo como garantía los 350 que le íbamos a pagar.

      Hace ya unos cuantos años que el dinero no existe, solo existe la deuda, llevamos mucho tiempo en bancarrota, no hay dinero en el mundo ni siquera para pagar los intereses que se deben. La solución no está en seguir imprimiendo dinero, generando deuda, sólo hay una solución. Resetear el sistema, condonar globalmente las deudas y empezar de cero.

      Yo tengo claro que quienes deberían responder no son los ciudadanos, si los estados nos han estado usando de avales, (sin pedirnos permiso tampoco) y han subido el importe de los fondos de garantía por nuestro bien (¿quién no tiene más de 20.000 euros en depósitos hoy en día?).. Si las entidades tienen que quebrar, que quiebren o que busquen el dinero en las Cayman.

      En El Blog Salmón | No con mi dinero
      Imagen | Fran Carreira

      El desprestigio de los políticos (1ª parte)


      postheadericonEl desprestigio de los políticos (1ª parte)

      postdateiconMiércoles, 13 de Abril de 2011 18:48 |postauthoriconEscrito por F.G. Moriyón |PDF|Imprimir|E-mail|
      Artículos – Política

      El Centro de Investigaciones Sociológicas publica una vez al mes las encuestas de opinión (http://www.cis.es/cis/opencm/ES/11_barometros/depositados.jsp ) que suelen ser muy instructivas porque, con la fiabilidad que tienen siempre las encuestas de opinión, permiten hacerse una idea de cómo está viviendo la gente la situación personal y sobre todo social.

      Un dato recurrente en los últimos es que, tras el paro (preocupa a cerca del 90% de los encuestados) y los problemas económicos (al 50%), son los políticos el tercer problema para cerca del 20% de encuestados, e incluso se acerca al 30% si juntamos dos respuestas: políticos y gobierno.

      Este dato se mantiene desde hace ya mucho tiempo, pero el pasado mes de Enero, el barómetro proporcionó algo más de información porque abordó con más detalle el tema de la política.

      En esa encuesta, los españoles mostraban una visión bastante pesimista de la situación en general:

      para el 68% de los encuestados, la situación política era mala o muy mala, y solo se atisba un cierto optimismo porque son un poco más quienes piensan que este año fue peor que el anterior, pero el siguiente, el 2012 no va a ser peor.

      RajoyLa valoración es negativa tanto de los políticos en el poder, básicamente el PSOE, como de los políticos en la oposición, básicamente el PP. Zapatero saca un 3,30 de nota,

      pero Rajoy saca menos, un 3,25,

      y el mejor parado es Durán i Lleida con un 4,4. Si fueran notas escolares, estaban todos suspendidos.

      Es más, si Rajoy gobernara lo haría igual de mal o peor que Zapatero para el 62,3 %.

      Y más cerca del 33%, con escasa diferencia entre ambos, desconfían de Zapatero y de Rajoy.

      El PSOE en el gobierno lo hace mal o muy mal para el 58 % y por otro lado el 54,8% cree que el PP lo está haciendo mal o muy mal en la oposición.

      Suspenden todos los ministros menos Pérez Rubalcaba, con un 5,32.

      Y lo que es curioso, si bien casi el 80% cree que el PP ganará en las próximas elecciones, en una comparativa, los encuestados dicen que

      el PP aventaja al PSOE en:

      a) corrupción;

      b) sometimiento a los poderes económicos;

      c) división interna; y d) gente preparada para gobernar.

      Es decir, que nos van a gobernar gente con peores cualidades en general que los que ahora detentan el poder.

      Para rematar, el asunto, en el barómetro de Enero, las Cortes y el Gobierno central sacaban un 3,9 y un 3,6 de nota global, mientras que las instituciones jurídicas estaban entre el 4,5 y el 4,9, y la policía y la Guardia Civil sacaban 6,1 y 6.3.

      Esta situación no se da solo en España, sino también en prácticamente todos los países de le Unión Europea y otros cercanos geográfica o culturalmente.

      La gente no valora bien la actuación de los políticos, consideran que no están haciendo bien su trabajo y además piensan que han pasado a formar una élite alejada de su genuina función de gestionar los asuntos públicos a favor de la mayoría de la población.

      En definitiva, ya no son la posible solución a los problemas que tenemos que resolver, que son muchos, sino que forman parte del problema que tenemos que resolver.

      Es decir, los políticos son un problema.

      Siempre que intentamos comprender o explicar la realidad social, debemos hacer frente a la complejidad de la misma y a la causalidad múltiple y circular que la determina. Son muchos los factores que inciden en la génesis de las estructuras y procesos sociales y no es sencillo, ni posiblemente adecuado, señalar un único facto como decisivo, si bien puede tener sentido explicativo establecer una cierta jerarquía u orden.

      Es por eso por lo que considero que muy posiblemente el meollo de la cuestión, la raíz última del problema, radica en lo que con frecuencia vengo llamando la constitución de un bloque hegemónico que ha ido tejiendo una tupida red de intereses partidistas, de tal modo que es el interés privado de los componentes de dicho bloque lo que guía las decisiones políticas en las democracias representativas y más todavía en los regímenes que, aun denominándose democracias, apenas cumplen con algunos requisitos formales mínimos.

      Proyectan en estos momentos en algunos cines un valioso documental ganador del Óscar en su género el pasado mes de Marzo.

      Inside job es una brillante muestra de cine documental con una potente dosis crítica que no se limita a presentar asépticamente lo que ocurre sino que pone de manifiesto las contradicciones y los intereses espurios que rigen el comportamiento de quienes toman decisiones.

      Está hecho por un millonario que ha gestado su fortuna invirtiendo en bolsa, por lo que sabe de qué está hablando. Son muchos los aspectos que merecen ser destacados en ese documental, pero hay dos que considero muy significativos.

      El primero de ellos, de sobra conocido, es la absoluta impunidad con la que han salido todos aquellos que tuvieron responsabilidad específica e identificable en la crisis, sacando además pingües beneficios personales.

      El otro es la estrecha colaboración de las personas que ocupan posiciones de poder.

      No deja de provocar incluso un cierto estupor comprobar que personas que ocupaban cargos en algunas de las agencias y bancos que lideraron el expolio de los bienes de la mayoría, dejaran la empresa privada para pasar si solución de continuidad al gobierno público, como es el caso, por ejemplo, de Henry Merrit Paulson (con George Bush como presidente) y que otros, responsables de la complicidad del poder político con al gran fraude sigan ocupando el mismo cargo, incluso después de cambiar el presidente, como es el caso de Ben Bernanke.

      Igualmente grave es la implicación de los grandes profesionales universitarios.

      El jefe del departamento de Economía de Harvard, John Campbell, no ve conflicto de intereses en su defensa a ultranza de la desregulación, ni la plantea problemas morales publicar artículos, por ejemplo a favor de la solvencia financiera de Islandia, sin reconocer que el estudio había sido muy generosamente pagado por la banca y las cámaras comerciales de dicho país, implicados en uno de los casos más escandalosos de la ya por si escandalosa crisis.

      Tenemos en España un caso similar en el famoso manifiesto de los 100, un grupo de economistas de élite, muchos de ellos profesores universitarios, que se dedican a publicar tesis favorables a las propuestas neoliberales que están siendo impuestas para salir de la crisis.

      Y sin muchos problemas pasan posteriormente a ser secretarios de Estado de Economía, como es el caso de José Manuel Campa. Y los estudios sesudos de la FEDEA, son, como nos recuerda Vicenç Navarro, estudios pagados por un patronato dominado por la gran Banca.

      Los eurodiputados, imitando el estilo de Estados Unidos, no tienen ningún problema en que grandes grupos de presión campen a sus anchas por los pasillos de Bruselas, para lograr que se legisle a favor de sus intereses.

      Tampoco tienen ningún problema con alternar su cargo político, muy bien remunerado, con una intensa actividad profesional privada, a veces en empresas que pueden beneficiarse directamente de las decisiones que se tomen en el parlamento europeo.

      Y desde luego, cuando terminan la vida política, en el legislativo o directamente en el ejecutivo, quienes lo desean pueden pasar fácilmente a la empresa privada, siendo su currículo político y las relaciones establecidas durante ese tiempo, los méritos que les facilitan el acceso a esos cargos.

      Insisto, estamos ante una élite social que empieza a tener ciertos rasgos parecidos con los que tenía la nobleza en la sociedad estamental del Antiguo Régimen.

      Lo ocurrido recientemente con el tema de los viajes y dietas de los eurodiputados muestra lo lejos que una gran mayoría de los políticos profesionales está de los intereses y las preocupaciones de los ciudadanos que son quienes en definitiva les eligen y les pagan el sueldo y hasta qué punto pueden sentirse miembros de un estrato social superior al del común de los mortales.

      Largo me ha salido este artículo, y todavía hay cosas importantes que tratar. En menos de siete días publicaré una segunda parte apuntando algunas ideas que nos permitan no aceptar resignadamente esta situación.

       

      Navegador de artículos