AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para el día “abril 17, 2011”

Las nuevas armas climáticas


Las nuevas armas climáticas

Las armas del nuevo orden mundial de Washington son capaces de provocar cambios climáticos

Armas climáticasPor Michel Chossudovsky – Traducido por Germán Leyens

El importante debate sobre el calentamiento global bajo los auspicios de la ONU no da más que una visión parcial del cambio climático, fuera de los impactos devastadores de las emisiones de gases de efecto invernadero sobre la capa de ozono, el clima del mundo puede ahora ser modificado como parte de una nueva generación de sofisticadas “armas no letales”. Tanto los estadounidenses como los rusos han desarrollado la capacidad de manipular el clima del mundo.

En los EE.UU., la tecnología está siendo perfeccionada bajo el High-frequency Active Aural Research Program (HAARP) [Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia] como parte de la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) (“Star Wars”.) La evidencia científica reciente sugiere que el HAARP está en funcionamiento y que tiene la capacidad potencial de desencadenar inundaciones, sequías, huracanes y terremotos. Desde un punto de vista militar, HAARP es un arma de destrucción masiva. Potencialmente, constituye un instrumento de conquista capaz de desestabilizar selectivamente los sistemas agrícolas y ecológicos de regiones enteras.

Aunque no hay evidencia de que se haya utilizado esta mortífera tecnología, es seguro que las Naciones Unidas debieran considerar el tema de la “guerra ambiental” junto los impactos climáticos de los gases de efecto invernadero.

A pesar de una vasta cantidad de conocimientos científicos, el tema de las manipulaciones climatológicas deliberadas para uso militar no ha constituido jamás una parte de la agenda de la ONU sobre el cambio climático. Ni las delegaciones oficiales ni los grupos de acción ecológica participando en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático de La Haya (noviembre de 2000) han presentado el tema general de la “guerra climática” o “las técnicas de modificación medioambiental (ENMOD)” como relevantes a una comprensión del cambio climático.

El choque entre los negociadores oficiales, los ecologistas y los grupos de presión del empresariado estadounidense se ha centrado en la negativa absoluta de Washington de cumplir con los compromisos sobre los objetivos de reducción del dióxido de carbono adoptados en el protocolo de 1997 en Kyoto. (1) Los impactos de las tecnologías militares sobre el clima del mundo no son un tema de discusión o preocupación. Limitada estrechamente a los gases de efecto invernadero, la discusión actual sobre el cambio climático sirve los objetivos estratégicos y de defensa de Washington.

“Guerra climatológica”

La científica de reputación mundial Dr. Rosalie Bertell confirma que “científicos estadounidenses… están trabajando con sistemas climáticos como armas potenciales. Los métodos incluyen la intensificación de tormentas y la diversión de corrientes de vapor en la atmósfera terrestre para producir sequías o inundaciones dirigidas.” (2) Ya en los 70, el antiguo Consejero Nacional de Seguridad Zbigniew Brzezinski había previsto en su ensayo “Between Two Ages” que:

“La tecnología pondrá a la disposición de los líderes de los principales países, las técnicas necesarias para conducir una guerra secreta, de las que se necesita informar sólo a un mínimo indispensable de las fuerzas de seguridad. Se podría emplear técnicas de modificación del clima para producir períodos prolongados de sequía o tormenta.”

Marc Filterman, un antiguo oficial militar francés, describe varios tipos de “armas inconvencionales” utilizando frecuencias de radio. Se refiere a “guerra climatológica,” indicando que los EE.UU. y la Unión Soviética ya han “llegado a dominar el know-how requerido para desatar cambios bruscos de clima (huracanes, sequía) a principios de los 80.” (3) Estas tecnologías “posibilitan la provocación de alteraciones atmosféricas utilizando [ondas] de radar de frecuencia extremadamente baja (ELF – sigla en inglés, N.d.T).” (4)

Un estudio de simulación de futuros “panoramas” de defensa encargados por la Fuerza Aérea de los EE.UU. solicita:

“Que las fuerzas aeroespaciales de los EE.UU. “dominen el clima” aprovechando las tecnologías emergentes y concentrando el desarrollo de aquellas tecnologías hacia aplicaciones bélicas. Desde el mejoramiento de las operaciones aliadas al trastorno de aquellas del enemigo a través del ajuste en pequeña escala de modelos climáticos naturales al dominio completo de las comunicaciones globales y el control del espacio contrario, la modificación del clima ofrece al beligerante una amplia gama de posibles opciones para derrotar o coaccionar a un adversario….En los Estados Unidos, la modificación del clima se convertirá probablemente en parte de la política nacional de seguridad con aplicaciones tanto nacionales como internacionales. Nuestro gobierno proseguirá una política semejante, dependiendo de sus intereses, a diferentes niveles. (5)

Programa de investigación de aurora activa de alta frecuencia (HAARP)

El Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia (HAARP – Sigla en inglés, N.d.T.) basado en Gokoma, Alaska – administrado conjuntamente por la Fuerza Aérea de los EE.UU. y la Marina de los EE.UU. – forma parte de una nueva generación de armas sofisticadas bajo la Iniciativa Estratégica de Defensa de los EE.UU. (SDI – sigla en inglés, N.d.T.). Operada por el Directorado de Vehículos Espaciales del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea, HAARP constituye un sistema de poderosas antenas capaces de crear “modificaciones locales de la ionosfera”. El científico Dr. Nicholas Begich – involucrado activamente en la campaña pública contra el HAARP- lo describe como:

“Una tecnología súper-poderosa de transmisión de ondas de radio que eleva áreas de la ionosfera (capa superior de la atmósfera) enfocando un haz y calentando esas áreas. Las ondas electromagnéticas rebotan entonces hacia la tierra y penetran todo – vivos y muertos.” (6)

La Dra. Rosalie Bertell describe al HAARP como “un gigantesco calefactor que puede causar una mayor disrupción en la ionosfera, creando no sólo agujeros, sino largas incisiones en la capa protectora que impide que la radiación mortífera bombardee el planeta.” (7)

Engañando a la opinión pública

HAARP ha sido presentado a la opinión pública como un programa de investigación científica y académica. Los documentos militares estadounidenses parecen sugerir, sin embargo, que el objetivo principal de HAARP es “explotar la ionosfera para propósitos del Departamento de Defensa.” (8) Sin referirse explícitamente al programa HAARP, un estudio de la Fuerza Aérea de los EE.UU. menciona el uso de “modificaciones ionosféricas inducidas” como un medio de alterar los modelos climáticos así como trastornar las comunicaciones y el radar del enemigo. (9)

De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras.

“Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes… La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente “vendido” al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono. (10)

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados:

“HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos. (11)

En forma más general, HAARP tiene la capacidad de modificar el campo electromagnético de la tierra. Es parte de un arsenal de “armas electrónicas” que los investigadores militares de los EE.UU. consideran una “guerra más suave y bondadosa”. (12)

Armas del nuevo orden mundial

HAARP forma parte del arsenal de armas del Nuevo Orden Mundial bajo la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI). Desde puntos de comando militar en los EE.UU., se podría potencialmente desestabilizar economías nacionales completas a través de manipulaciones climáticas. Lo que es más importante, esto puede ser implementado sin que el enemigo tenga conocimiento de ello, a un costo mínimo y sin comprometer a personal o equipo militar como ocurre en una guerra convencional.

El uso de HAARP -si fuera aplicado- podría tener impactos potencialmente devastadores en el clima del mundo. Respondiendo a los intereses económicos y estratégicos de los EE.UU., podría ser utilizado para modificar selectivamente el clima en diferentes partes del mundo, lo que resultaría en la desestabilización de sistemas agrícolas y ecológicos.

También vale la pena señalar que el Departamento de Defensa de los EE.UU. ha destinado recursos substanciales al desarrollo de sistemas de inteligencia y monitoreo de los cambios climáticos. La NASA y la Agencia de Imaginería y de Mapas del Departamento de Defensa (NIMA, sigla en inglés, N.d.T.) trabajan en “imaginería para estudios de inundaciones, erosión, peligros de deslizamientos de tierras, terremotos, zonas ecológicas, pronósticos del tiempo, y cambios climáticos” con información transmitida por satélites. (13)

Inercia política de las Naciones Unidas

De acuerdo con la Convención Marco sobre el Cambio Climático (UNFCC, sigla en inglés, N.d.T.) firmada en la Cima Mundial de 1992 en Río de Janeiro.

“Los Estados tienen… de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidos y los principios de la ley internacional, la. responsabilidad de asegurar que las actividades dentro de su jurisdicción o control no causen daño al medio ambiente de otros Estados o a áreas fuera de los límites de la jurisdicción nacional.” (14)

También vale la pena recordar que una Convención internacional ratificada por la Asamblea General de la ONU en 1997 prohíbe “el uso militar u hostil de técnicas de modificación ambiental que tengan efectos amplios, duraderos o severos.” (15) Tanto los EE.UU. como la Unión Soviética firmaron esta Convención. La Convención define las “técnicas de modificación ambiental” como cualquier técnica para cambiar -mediante la manipulación deliberada de procesos naturales- la dinámica, la composición o la estructura de la tierra, incluyendo su biota, litosfera, hidrosfera y atmósfera o el espacio sideral.” (16)

¿Por qué entonces decidió la ONU -ignorando la Convención ENMOD de 1977 así como su propia Carta- excluir de la agenda los cambios climáticos resultantes de los programas militares?

El Parlamento Europeo admite los impactos del HAARP

En febrero de 1998, respondiendo a un informe de la Sra. Maj Britt Theorin – miembro del Parlamento Europeo por Suecia y defensora de la paz de toda la vida – el Comité del Parlamento Europeo de Política de Relaciones Exteriores, Seguridad y Defensa, mantuvo audiencias públicas en Bruselas sobre el programa HAARP. (17) La “Moción para Resolución” sometida por el Comité al Parlamento Europeo:

“Considera al HAARP… en virtud de su profundo impacto sobre el medio ambiente como una inquietud global y apela a que un cuerpo internacional independiente examine sus implicaciones legales, ecológicas y éticas… ; [El Comité] lamenta la repetida negativa de la Administración de los Estados Unidos… a prestar evidencia a la audiencia pública. sobre los riesgos medioambientales y públicos [del] programa HAARP.” (18)

La solicitud del Comité de que se redactara un “Libro Verde” sobre “los impactos medioambientales de las actividades militares”, sin embargo, fue rechazada con toda tranquilidad sobre la base de que la Comisión Europea carece de la jurisdicción requerida para ahondar en “los lazos entre el medio ambiente y la defensa”. (19) Bruselas estaba preocupada de evitar una confrontación con Washington.

En funcionamiento

Aunque no hay evidencia concreta de que HAARP haya sido utilizado, las conclusiones científicas sugieren que está en condiciones de pleno funcionamiento en la actualidad. Lo que esto significa es que HAARP podría ser utilizado potencialmente por los militares de los EE.UU. para modificar selectivamente el clima de una “nación inamistosa” o de un “estado delincuente” a fin de desestabilizar su economía nacional.

Los sistemas agrícolas tanto en los países desarrollados como en vía de desarrollo ya están en crisis como resultado de las políticas del Nuevo Orden Mundial que incluyen la desregulación de los mercados, el dumping de las materias primas, etc. Se ha documentado ampliamente que la “medicina económica” impuesta al Tercer Mundo y a los países del antiguo bloque soviético por el FMI y el Banco Mundial, ha contribuido en gran parte a la desestabilización de la agricultura nacional. A su vez, las provisiones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) han apoyado los intereses del puñado de conglomerados agro-biotécnicos occidentales en su intención de imponer semillas genéticamente modificadas (GMO) a los agricultores en todo el mundo.

Es importante comprender el lazo entre los procesos económicos, estratégicos y militares del Nuevo Orden Mundial. En este contexto, las manipulaciones climáticas bajo el programa HAARP (accidentales o deliberadas) exacerbarían inevitablemente estos cambios al debilitar a las economías nacionales, destruyendo la infraestructura y provocando potencialmente la bancarrota de los agricultores en vastas áreas. Sin duda los gobiernos nacionales y las Naciones Unidas debieran considerar las posibles consecuencias del HAARP y de otras “armas no- letales” sobre el cambio del clima.

Notas

1. El protocolo apela a las naciones a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un promedio de 5,2 por ciento con efecto entre el año 2008 y el 2012. Véase:Antecedentes sobre el Protocolo de Kyoto enhttp://www.globalwarming.net/gw11.html

2. The Times, Londres, 23 noviembre 2000.

3. Intelligence Newsletter, 16 diciembre, 1999.

4. Ibíd.

5. Air University of the US Air Force, AF 2025 Final Report,http://www.au.af.mil/au/2025/ (énfasis agregado)

6. Nicholas Begic y Jeane Manning, The Military Pandora Box, Earthpulse Press, http://www.xzy.net/nohaarp/erathlight.html. Véase también el home page de HAARP en http://www.haarp.alaska.edu/)

7. Véase Briarpatch, enero 2000, (énfasis agregado.)

8. Citado en Begich y Manning, obra citada

9. Air University, obra citada

10. Rosalie Bertell, Antecedentes del Programa HAARP, 5 de noviembre de 1996. http://www.globalpolicy.org/socecon/envronmt/weapons.htm

11. Begich & Manning, obra citada.

12. Don Herskovitz, Killing Them Softly, Journal of Electronic Defense, agosto de 1993. (énfasis agregado.) De acuerdo con Herskovitz, “la guerra electrónica” es definida por el Departamento de Defensa de los EE.UU. como “acción militar que involucra el uso de energía electromagnética…” The Journal of Electronic Defense en http://www.jedefense.com/ ha publicado una serie de artículos sobre la aplicación de tecnologías militares electrónicas y electromagnéticas.

13. Military Space, 6 de diciembre de 1999.

14. Convención Marco de la ONU Sobre el Cambio de Clima, Nueva York, 1992. Véase el texto completo en http://www.unfcc-de/resource/conv/conv_002.html. (Énfasis agregado.

15. Véase Associated Press, 18 de mayo de 1977.

16. La Prohibición de Modificación Medioambiental Fielmente Observada, Los Estados Participantes declaran, Crónica de la ONU, julio de 1984, Vol. 21, p-.27

17. European Report. 7 de febrero de 1998.

18. Parlamento Europeo, Comité de Política sobre Relaciones Exteriores, Seguridad y Defensa. Bruselas, doc. Nº A4-0005/99, 14 de enero de 1999.

19. La UE no Tiene Jurisdicción para Establecer los Lazos entre el Medio Ambiente y la Política de Defensa, European Report, 3 de febrero de 1999.

© Copyright por Michel Chossudovsky, Ottawa, noviembre de 2000. Todos los derechos reservados. Se otorga permiso para publicar este texto en sitios de Internet comunitarios, no comerciales, siempre que el ensayo permanezca intacto y se publique la nota de copyright. Para publicar este texto en forma impresa y/o en otras formas, tomar contacto con el autor enchossudovsky@videotron.ca fax: 1-514-4256224-

Departamento de Economía, Universidad de Ottawa, Ottawa, K1N6N5 Voice Box: 1-613- 562-5800, ext. 1415. Fax: 1-514-425-6224. E-Mail:chossudovsky@videotron.ca; (E-Mail alternativo: chossudovsky@sprint.ca)

Texto original: http://emperors-clothes.com/articles/chuss/haarp2.htm

Michel Chossudovsky es Profesor de Economía, Universidad de Ottawa, autor de “La Globalización de la Pobreza”, 2ª edición, Common Courage Press, 2000.

Serendipias del Titanic


Serendipias del Titanic

LQSomos. Nicola Lococo. Abril de 2011.

En mi obra de Patafísica Hipermoderna “Inútil Manual para entender la Mecánica Cuántica y la Teoría de la Relatividad” dediqué varias líneas al estudio de las serendipias reparando especialmente en el asombroso caso que al respecto representó el Titanic, por lo que el otro día, 14 de Abril, dí un brinco al escuchar en el Tontodiario las desafortunadas palabras de nuestro querido ZP cuando dirigiéndose a una nutrida colonia de españoles en Singapur con la mente puesta en los inversores chinos, no se le ocurrió nada mejor que exclamar “España es un poderoso transatlántico.
¡Estad tranquilos!” justo el mismo día de la 99 efemérides de aquel trágico suceso acontecido la noche del 14 al 15 de abril de 1912.
La actual Sri Lanka antigua Ceilán fue, según una remota leyenda, el perdido reino de Serendip en el que vivían tres príncipes que sin pretenderlo encontraban por casualidad simultáneamente las respuestas acertadas a cuantos problemas se les planteaban.
La narración, llegó a oídos de H. Valpole quién en siglo XVIII acuñó el término serendipia para designar los descubrimientos científicos hallados por casualidad. Con el tiempo, la palabra, también ha venido a significar increíbles coincidencias espacio-temporales que ponen a prueba nuestra capacidad escéptica y credulidad simultáneamente.
La serendipia por excelencia la representa el caso de los transatlánticos Titán, Titanic y Titanian.
El escritor norteamericano Morgan Robertson escribió en 1898 una novela cuyo argumento describía la tragedia de un enorme transatlántico de nombre Titán que se hundía en las gélidas aguas del océano durante una oscura y fría noche de abril tras chocar su proa con un iceberg cuando realizaba su primer viaje.
A este antecedente literario del Titanic, le siguió un consecuente hecho en 1935 cuando un miembro de la tripulación del Titanian, llamado William Reeves, nacido el día en que se hundió el Titanic, realizando la ruta nocturna rumbo a  Canadá en medio de una espesa niebla sin saber muy bien por qué grito ¡Alerta! Gracias a su presentimiento, la tripulación pudo esquivar, in extremis, un iceberg que apareció de la nada.
Con estos datos en mi haber, comprenderán ustedes la preocupación que me embarga después de haber escuchado a nuestro Presidente en tan señalado día, comparando a España con un trasatlántico, llamando a la calma y por si esto fuera poco, declarando abiertamente que ¡no hay marcha atrás!

Vientos de cambio en el mundo árabe y más allá


Vientos de cambio en el mundo árabe y más allá
Hace 51 años, el 3 de febrero de 1960, el entonces primer ministro de Gran Bretaña, Harold Macmillan, un conservador, pronunció un discurso frente al Parlamento sudafricano, gobernado por el partido que había levantado el apartheid como base de su gobierno.
Fue entonces que pronunció lo que ha venido a llamarse el discurso de los vientos de cambio.
Vale la pena recordar sus palabras. Vientos de cambio soplan por todo el continente, y nos guste o no, el crecimiento de una conciencia nacional es un hecho político. Debemos aceptarla como un hecho político, y nuestras políticas nacionales deben tomarla en cuenta.

El primer ministro de Sudáfrica, Hendrik Verwoerd, no apreció esas palabras y rechazó sus premisas y su consejo. El año 1960 vino a ser conocido como el año de África, porque 16 colonias se transformaron en estados independientes.

De hecho, el discurso de Macmillan reconocía la cuestión de que en esos estados de la mitad sur del continente había grupos significativos de colonos blancos (y con mucha frecuencia grandes recursos minerales), que se oponían a la idea misma de que hubiera un sufragio universal puesto que los africanos negros constituirían la abrumadora mayoría de votantes.

Macmillan no era ni de lejos un radical. Explicó sus razonamientos en términos de ganarse a la población de Asia y África para el bando occidental en la guerra fría.

Su discurso fue significativo en tanto fue un signo de que los dirigentes de Gran Bretaña (y por consiguiente los de Estados Unidos) consideraban que la causa de la dominación blanca en las elecciones era un asunto perdido que podría arrastrar a todo Occidente.

Los vientos siguieron soplando, y en un país tras otro ganó la mayoría africana, hasta que en 1994 Sudáfrica misma sucumbió al sufragio universal y eligió a Nelson Mandela como presidente. En el proceso, sin embargo, los intereses económicos de Gran Bretaña y Estados Unidos se conservaron más o menos.

Hay dos lecciones que pueden extraerse de esto.

Una es que los vientos de cambio son muy fuertes y probablemente es imposible resistirlos.

La segunda es que una vez que los vientos barren los símbolos de la tiranía, no hay certeza de lo que habrá de seguir.

Una vez que caen los símbolos, todo mundo los denuncia en retrospectiva.

Pero todo el mundo busca también que se preserven sus propios intereses en las nuevas estructuras que emerjan.

La segunda revuelta árabe que comenzó en Túnez y Egipto ahora abarca a más y más países, y no hay duda de que más símbolos de la tiranía caerán o concederán modificaciones importantes a sus estructuras estatales internas.

¿Pero quién retendrá el poder? En Túnez y Egipto ya vemos una situación en que los nuevos primeros ministros eran figuras clave en el régimen previo.

Y el ejército en ambos países parece decirle a los manifestantes que dejen de protestar. En ambos países, hay exiliados que han regresado a casa a asumir puestos, y buscan continuar y expandir lazos con los mismos países de Europa occidental y Norteamérica que apoyaban a los regímenes previos. Es cierto que las fuerzas populares contratacaron, y por lo menos pudieron forzar la renuncia del primer ministro.

En plena Revolución Francesa, Danton aconsejaba: audacia, más audacia, la audacia siempre. Un buen consejo tal vez, pero Danton fue guillotinado no mucho tiempo después. Y quienes lo guillotinaron fueron a su vez guillotinados.

Después de gobernar Napoleón, vino la restauración, y luego 1848, y luego la Comuna de París. Para 1989, en el bicentenario, virtualmente todo mundo estaba en favor de la Revolución Francesa, pero uno podría preguntarse con toda razón si la trinidad de la Revolución Francesa –libertad, igualdad, fraternidad– se ha cumplido en los hechos.

Hay algunas cuestiones que son diferentes ahora. Los vientos de cambio son ahora en verdad mundiales. Por el momento su epicentro es el mundo árabe, y los vientos siguen soplando con ferocidad ahí.

Sin duda, la geopolítica de la región no volverá a ser la misma nunca. Los lugares clave en los cuales fijar la vista son Arabia Saudita y Palestina.

Si la monarquía saudita es sometida a serios desafíos –y es probable que eso ocurra– ningún régimen del mundo árabe se sentirá seguro.

Y si los vientos de cambio conducen a que las dos principales fuerzas políticas en Palestina se den la mano, tal vez aun Israel tenga la necesidad de adaptar sus nuevas realidades, le guste o no, para tomar en cuenta la conciencia nacional palestina –parafraseando a Harold Macmillan.

Sobra decir que Estados Unidos y Europa occidental están haciendo todo lo que está a su alcance para canalizar, limitar o dirigir los vientos de cambio.

Pero su poderío no era el que solían tener.

Y los vientos de cambio soplan en sus mismos territorios. Ése es el modo de los vientos. Su dirección e impulso no son constantes y por tanto no son predecibles. Esta vez los vientos son muy fuertes. Puede ya no ser fácil canalizarlos, limitarlos o dirigirlos.

Traducción: Ramón Vera Herrera

© Immanuel Wallerstein

Por qué Israel no es una democracia


Entrevista con Ilan Pappé, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y Estudios Internacionales de la Universidad de Exeter
Por qué Israel no es una democracia
Traducido para Rebelión por LB
Frank Barat: Recientemente EEUU han vetado una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU declarando que todos los asentamientos israelíes son ilegales, constituyen un obstáculo para la paz (…) y han resultado perjudiciales para las conversaciones de paz. Curiosamente, todos los demás países votaron a favor y EEUU tuvo que aguantar las críticas de sus aliados europeos. Da la impresión de que los EEUU están cada vez más aislados cuando se trata de Israel. ¿Cuál es actualmente la importancia estratégica de Israel para EEUU? ¿Ha cambiado desde 1967?

Ilan Pappé: Creo que la importancia de Israel para los Estados Unidos sigue siendo la misma de siempre. Debemos aguardar a ver si las revoluciones árabes conseguirán cambiarla, pero cuando se emitió ese veto creo que incluso si lo sucedido en el mundo árabe tuviera un impacto fundamental en el pensamiento estadounidense con respecto a Israel, todavía es demasiado pronto para que su efecto pueda sentirse en la política estadounidense. Así que mi conjetura es, y lo hemos visto a lo largo de toda la política del gobierno de Barack Obama hacia Israel, que las mismas presiones bajo las que se moldeó y formuló la política estadounidense con respecto a Israel durante la administración de Bush todavía siguen vigentes en la administración Obama. Así que nadie debería sorprenderse de que Obama haya vetado esa resolución, y si se presentara otra la volvería a vetar, aunque sí creo que el hecho de que los Estados europeos miembros no la vetaran y no le siguieran la corriente a EEUU en este asunto es un signo de la tendencia general, eso es algo palpable. Usted lo llama aislamiento de los Estados Unidos; yo diría que es el comienzo de un proceso interno de repensamiento de la política estadounidense que tardará todavía bastante tiempo en madurar pero que definitivamente está ocurriendo.

Frank Barat: Haaretz y The Guardian han publicado que Angela Merkel mantuvo una durísima conversación telefónica con Netanyahu sobre el proceso de paz, y que le dijo a éste: “Sois vosotros los que nos habéis decepcionado a nosotros. No habéis dado ni un solo paso hacia la paz”. Viniendo de Alemania, el defensor europeo nº1 de Israel (junto con Polonia), se trata de algo bastante extraordinario. ¿Es posible que veamos pronto un cambio en la postura de Europa hacia Israel? Más importante aún, ¿podría jugar Europa un papel más equilibrado que EEUU en la cuestión de Palestina?

Ilan Pappé: Hemos de ser cuidadosos en este punto. Eso es cierto tanto en lo que respecta a Angela Merkel como a Barack Obama. Lo que ellos quieren en lugar del gobierno de Netanyahu, que es definitivamente un tipo de gobierno con el que no les gusta tratar, es un gobierno sionista de centro, el gobierno de Kadima, el cual, se lo recuerdo, según las filtraciones de Al Yazira durante el mandato de Olmert se negó incluso a aceptar la más generosa y estúpida oferta jamás realizada por la dirigencia palestina a los israelíes. Por eso, cuando Angela Merkel se enfada con Netanyahu lo que quiere es ver a Tzipi Livni como primera ministra, lo que no supone ningún cambio en la política israelí y en absoluto alivia la opresión de los palestinos. Ésa es la cuestión, de modo que no hay tanto de lo que alegrarse por el hecho de que estén enojados con Netanyahu. El tiempo dirá si eso puede significar algo más profundo que la situación antidemocrática en Europa en virtud de la cual existe una opinión pública que es anti israelí y pro palestina pero que no aparece reflejada en las políticas de la elite política. Es posible que [el incidente] refleje también un deseo por parte de políticos como Angela Merkel de representar más fielmente el impulso y las posiciones básicas de la opinión pública europea con respecto a Israel, pero creo que debemos esperar para ver si este momento de transformación está ocurriendo realmente ante nuestros los ojos.

Frank Barat: Los reciente “Papeles palestinos” han confirmado que Israel y EEUU fueron los dos principales obstáculos en el conflicto entre Israel y Palestina. Sin embargo, en lugar de utilizar los documentos para denunciar el obstruccionismo de Israel, la Autoridad Palestina ha atacado a Al Jazeera, el mensajero. ¿Cómo explica usted eso y cuánto tiempo cree usted que la Autoridad Palestina podrá jugar el papel de “colaborador” antes de que estalle un nuevo tipo de Intifada?

Ilan Pappé: Es muy fácil entender por qué la Autoridad Palestina atacó a Al Jazeera. Aquello tuvo lugar en un momento muy desagradable en el que en el mundo árabe toda la gente estaba pidiendo más democracia, transparencia y una representación justa, y las filtraciones de Al Jazeera revelaron que la Autoridad Palestina era exactamente todo lo contrario de eso. Así que no me extraña que prefieran atacar a Al Jazeera que a Israel. Por lo que respecta a la longevidad de la AP, en realidad ésta sólo se puede relacionar con más transformaciones generales. No creo que se produzca una transformación interna palestina si antes no suceden varias cosas. Una de ellas es la continuación con éxito del tipo de transformaciones que hemos visto en el mundo árabe. Un proceso de democratización en marcha, más que democracias, como una especie de resultado final, incluso un continuo proceso de democratización en el mundo árabe es algo que animará a la gente a deshacerse de la Autoridad Palestina. En segundo lugar, el movimiento de la campaña de la sociedad civil en contra de Israel en la esfera de la elite política y del poder político. En tercer lugar, y lo más importante, es necesario encontrar una solución a la cuestión de la representación palestina. Porque es evidente que la AP no es la OLP, pero no está muy claro quién es la OLP. Sólo los palestinos, en una realidad casi imposiblemente fragmentada, debe encontrar la manera de reanimar el proceso de representación. Si hay representación palestina y se produce un cambio en el mundo árabe y surge una élite política en Occidente dispuesta a hacer algo que su público quiere que haga, creo que la AP desaparecerá, y esa será la primera estación en la senda hacia más transformaciones fundamentales sobre el terreno.

Frank Barat: En los últimos meses han ocurrido en el mundo árabe algunos acontecimientos extraordinarios. Las escenas de la plaza Tahrir en El Cairo, por ejemplo, permanecerán en la mente de la gente durante años. La gente de Egipto, Túnez, Marruecos, Yemen… tomó las calles y protestó contra la falta de puestos de trabajo, por el acceso a la educación, contra la represión, la corrupción… y se deshizo de su dictador respaldado por Occidente. Un amigo mío llamó a eso “la segunda fase del proceso de descolonización”. ¿Cuál es su opinión sobre estos acontecimientos y también sobre la situación de Libia, con respecto a la cual se han votado sanciones en la ONU y la OTAN habla de intervención militar?

Ilan Pappé: Sí, en primer lugar estoy de acuerdo con la expresión “la segunda fase de la descolonización”, o segunda fase del poscolonialismo. Es un término muy exacto para describir lo que estamos viendo. Creo que es un momento muy importante para todos nosotros, no sólo para las personas que viven en Oriente Medio, sino también para las personas que se relacionan con el mundo árabe y creen comprender lo que está sucediendo allí, por lo general a través de herramientas que han distorsionado al mundo árabe y en realidad lo han retratado de una manera muy negativa. Así que creo que la primera cosa que se puede decir sobre lo que está ocurriendo es que no se trata solamente de una reafirmación de la propia dignidad por parte del mundo árabe, es también un momento decisivo para Occidente y su actitud más bien colonialista hacia el mundo árabe. En segundo lugar, estamos hablando, naturalmente, de un proceso en marcha. Vemos a Libia como un doloroso recordatorio de que no en todas partes las cosas serán tan fáciles como en Egipto, y tampoco está claro que lo de Egipto se haya acabado, pero creo que realmente abre grandes esperanzas. Que yo recuerde, es la primera vez en toda mi vida que del mundo árabe nos llegan buenas noticias, y por esta pura sensación de positividad o de energía positiva que nos llega de allí constituye un momento de no retorno. En tanto que historiador, no dejo de recordarme a mí mismo que un momento de no retorno no significa que inmediatamente se alumbrará el tipo de realidad mejorada que deseamos ver establecida. Significa que hay que estar alerta, que habrá un montón de poderes y una gran cantidad de actores, entre ellos Israel, que harán todo lo posible para hacer desaparecer este momento. Así que ni siquiera se puede ser pasivo al respecto, hay que ser activos, cada uno de nosotros a nuestra manera, para ayudar a que estas revoluciones se realicen y, como en el caso de Palestina, tiene que haber una clara distribución del trabajo sobre lo que cada uno puede hacer. Pero es un momento dramático y fantástico que creo que, a la larga, también afectará a Palestina de una forma muy, muy positiva.

Frank Barat: ¿Cuál es la implicación más global de las “revoluciones” del mundo árabe? ¿Tienen Israel y EEUU razones para sentirse amenazados?

Ilan Pappé: Bueno, aquí hay dos cuestiones diferentes. La consecuencia global es que, así se trate de académicos, periodistas o políticos, la forma esquemática en que describen la sociedad y la dividen entre agentes o factores activos que pueden cambiar la realidad, y elementos receptores que no pueden cambiar la realidad, ha quedado desmantelada, ha colapsado. Así que creo que la consecuencia global es que por mucho poder económico, político y militar que uno tenga hay procesos que no se pueden controlar. Ya sea a causa de Internet o de las pulsiones que empujan a la generación más joven de todo el mundo, el caso es que hay una especie de unanimidad entre los estudiantes británicos que protestan en Londres y París, y los que protestaban en Túnez, Argel y El Cairo. Eso nos muestra que se ha asestado un duro golpe a la manera en que el mundo ha venido siendo representado a través de los ojos de la élite occidental, lo cual es una buena noticia. En cuanto a Estados Unidos e Israel, creo que EEUU es un poco más complejo que Israel, así que, por dar una respuesta corta en lugar de una larga, yo diría que quienes en EEUU —y hay gente importantísima en EEUU— han confiado en Israel para que les guiara por los vericuetos de la política de Oriente Medio e Israel, están en estos momentos que no se tienen del susto. Es un momento de pánico. He estado en Israel varias veces desde que comenzaron las revoluciones e Israel está sumido en un estado de auténtico pánico. Saben que el habitual arsenal de poder y diplomacia no sirve para nada en vista de lo que está sucediendo en el mundo árabe. Son presas del pánico porque sienten que si la democracia realmente surge a su alrededor no podrán vender el cuento de que son ellos la única democracia en Oriente Medio y, de hecho, acabarían siendo retratados como otro régimen dictatorial árabe. Eso podría traer consigo una nueva forma de pensar en EEUU y, para muchos israelíes, una nueva forma de pensar en EEUU supone el fin de Israel tal como lo conocemos.

Frank Barat: Como coordinador del Tribunal Russell sobre Palestina estoy preparando la próxima sesión del tribunal que va a celebrarse en Sudáfrica, donde se tratará del crimen de apartheid en relación con Israel. Para muchos Israel es una democracia porque todo el mundo puede votar y los árabes están representados en la Knesset. Ahora bien, ¿es Israel una democracia?

Ilan Pappé: No, definitivamente Israel no es una democracia. Un país que ocupa a otro pueblo durante más de 40 años y que conculca sus derechos civiles y humanos más elementales no puede ser una democracia. Un país que aplica una política discriminatoria contra una quinta parte de sus ciudadanos palestinos dentro de las fronteras del 67 no puede ser una democracia. De hecho, Israel es lo que en ciencias políticas solemos llamar una democracia Herrenvolk, una democracia sólo para los amos. El hecho de que se permita a la gente participar en el aspecto formal de la democracia, a saber, en el acto de votar y ser votado, es inútil y sin sentido si no se permite a esa misma gente participar del bien común o de los recursos comunes del Estado, o si se la discrimina aunque se le permita participar en las elecciones. Prácticamente a todos los niveles, desde la legislación oficial pasando por las prácticas gubernamentales, hasta las actitudes sociales y culturales, Israel es una democracia sólo para un grupo, un solo grupo étnico, que, dado el territorio que Israel controla en estos momentos, ni siquiera es ya el grupo mayoritario, así que sospecho que le será a usted muy difícil encontrar una definición aceptada de democracia que sea aplicable al caso de Israel.

Frank Barat: ¿Cuál es su nacionalidad, Ilan?

Ilan Pappé: No tengo una nacionalidad clara. Tengo una ciudadanía, la ciudadanía israelí. Curiosamente, también tengo la nacionalidad europea, porque como segunda generación los judíos europeos tenemos derecho al pasaporte europeo, lo cual no equivale a la nacionalidad, pero confunde la cuestión de la nacionalidad. Me gustaría definirme como miembro de una potencial nueva nación que surgiría en el Estado democrático laico de Israel como producto de la combinación de una sociedad formada por la tercera generación de los colonos que llegaron a Palestina a fines del siglo pasado y la población nativa indígena. El hecho de que para cuando tal realidad se materialice la gente todavía se siga definiendo en términos nacionales o no, es algo que no me importa y que ignoro, pero yo siento que soy parte de una comunidad de colonos que pretende ser una comunidad nacional independiente y reconocida como tal, como Australia y Nueva Zelanda, pero si este es el único tipo de identidad nacional disponible para mí, entonces lo rechazo y me gustaría trabajar para conseguir algo mucho mejor para mí y para otros.

Frank Barat: Para muchas personas el conflicto entre Israel y Palestina tiene que ver con el Holocausto y con el hecho de que los judíos de Europa necesitaban tener un lugar para vivir y sentirse seguros. Cuando los judíos llegaron a Palestina comenzó entre ellos y los habitantes indígenas, los palestinos, la lucha por la posesión de la tierra. La disputa ha continuado durante más de 60 años y ha sido imposible para ambas partes llegar a un acuerdo de paz. ¿Cree usted que ése es el meollo de este conflicto?

Ilan Pappé: No, no, definitivamente no. El conflicto no tiene que ver con el Holocausto. El Holocausto está siendo manipulado por los israelíes para mantener vivo el conflicto en beneficio de sus propios intereses. El conflicto es una simple historia de colonos europeos que llegan a finales del siglo XIX movidos por todo tipo de ideas, siendo la idea dominante aquella que decía que necesitaban un refugio seguro porque Europa no era segura y que aquí estaba su antigua patria. Ya sucedió antes, este no es el único lugar donde la gente ha abrazado ese tipo de ideas excéntricas que les llevan a creerse que pueden presentarse en un lugar después de 2000 años y reclamar algo que supuestamente les perteneció. Es porque hubo el suficiente número de potencias imperiales dispuestas a apoyar este proyecto de colonización por lo que consiguieron asentarse con éxito. Primero comenzaron a comprar tierras y luego instauraron un régimen de explotación de la tierra en virtud del cual se podía comprar tierra a gente a la que realmente no le pertenecía y expulsar a la gente que realmente la cultivaba. Pero ni siquiera en eso obtuvieron un éxito completo. Como usted probablemente sabe, para cuando expiró el Mandato Británico el movimiento sionista había conseguido adquirir menos del 7% de Palestina y solo pudo atraer a una cantidad de refugiados —incluso después del Holocausto—, que distaba de ser impresionante. Absolutamente toda la comunidad judía del mundo prefiere emigrar a Gran Bretaña, Estados Unidos o permanecer en Europa, a pesar del Holocausto. Una minoría muy pequeña llegó a Israel y por eso, en contra de sus deseos iniciales, el movimiento sionista decidió traer judíos desde el mundo árabe y desarabizarlos para que se transformaran en judíos y no se identificaran con la población árabe. De modo que el conflicto es sobre un movimiento colonial que gracias al Holocausto consigue disfrazar su naturaleza colonialista en un mundo en el colonialismo ya no está bien visto y que utiliza todo tipo de medios y alianzas para seguir colonizando, ocupando y practicando la limpieza étnica. Es una atrocidad incompleta. El sionismo es una atrocidad incompleta contra el pueblo palestino. Si se hubiera completado, como hicieron los blancos en Australia y en Nueva Zelanda, probablemente hoy en día no habría conflicto. Conviene entender por qué es incompleta. Ello se debe a la constancia y resistencia palestina. Eso lo resume todo. Un proyecto colonialista que intenta completar su plan, una población indígena que se resiste, ése sería el conflicto, a menos que se descolonice Palestina y se avance hacia una etapa poscolonial en la historia de este lugar.

Frank Barat: Desde hace muchos años es usted un activista en favor de los derechos humanos que lucha en todos los frentes para ayudar a los palestinos, aunque con pocos resultados, desgraciadamente. Todos los días [los israelíes] roban más tierras, matan a más gente, destruyen más casas y la comunidad internacional recompensa a Israel por todo ello. Entonces, ¿de qué modo pueden avanzar los palestinos y quienes les apoyan?

Ilan Pappé: Lo primero que hay que decir es que necesitamos tener una visión histórica más amplia del éxito y el fracaso. No creo que hayamos fracasado en todo. La actual comunidad palestina en Cisjordania y la Franja de Gaza, la actual comunidad palestina en Israel no va a quebrar. Eso está muy claro. Sea cual sea la política que adopte Israel, ya no puede contemplar tan fácilmente la posibilidad de perpetrar otra limpieza étnica, y entender eso es muy importante. En segundo lugar, creo que algo ha cambiado en la opinión pública: cierto, no ha encontrado reflejo en la política, pero es posible que nos encontremos en el momento decisivo para Palestina sin aún saberlo. Así que me gustaría tener una visión más equilibrada sobre el fracaso y el éxito de todos nosotros. Creo que es importante entender que no todo es fracaso. Sin embargo, estoy de acuerdo en que necesitamos una estrategia clara para seguir avanzando. Hay tres cosas que me gustaría señalar rápida y brevemente. Una es que necesitamos comprender mejor la distribución del trabajo entre exterior e interior. Es decir, que el sistema político palestino debe actuar de forma conjunta, en términos de representación, unificación y demás, y el movimiento de solidaridad no debería tratar de sustituirlo en cuestiones de representación sino que debería concentrarse en convertir a Israel en un Estado paria, cosa que creo es muy importante para desbloquear la situación. Así pues, el punto primero es distribuir las tareas.

En segundo lugar, creo que debemos cambiar el diccionario. Deberíamos dejar de hablar del proceso de paz, deberíamos abandonar la idea de la solución de los dos Estados, en mi opinión deberíamos volver a hablar de colonialismo, de anti-colonialismo, de cambio de régimen, de limpieza étnica, de reparaciones a largo plazo. Todo ese repertorio de frases conocidas que son perfectamente aplicables a la situación de Palestina y que, no obstante, por efecto de la propaganda israelí y del apoyo estadounidense a esa propaganda, no nos atrevemos a emplear. Tenemos que hacer que sean utilizadas incluso por los medios de comunicación mayoritarios, por el mundo académico y, desde luego, por los políticos.

La tercera cosa que tenemos que hacer es aceptar los análisis, [en el sentido de] que es improbable que el cambio venga desde dentro. Ello plantea la cuestión de qué tipo de estrategia convendría adoptar para provocar el cambio desde el exterior. Afortunadamente, tenemos un ejemplo muy bueno. La mayoría de la gente está a favor de utilizar la estrategia no violenta —en lugar de la estrategia violenta— para conseguir el cambio. Eso es bueno porque creo que una nueva realidad que va a nacer de la lucha no violenta va a crear una relación mucho mejor cuando llegue el momento de la reconciliación. Mientras que si se consigue la liberación, por así decirlo, mediante la violencia, sabemos por otros casos históricos que la sociedad misma se transforma en violenta. Así que creo que hay mucho por hacer, y lo bueno de nuestra época es que hay muchas cosas que uno puede hacer como individuo, pero sin olvidar nunca a las organizaciones, tampoco a las viejas organizaciones, sobre todo en el caso de la representación palestina. No siempre hay que inventar la rueda, a veces hay que engrasarla y asegurarse de que funciona de nuevo, igual que lo hizo en el pasado.

Ilan Pappé es profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y Estudios Internacionales de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, director del Centro Europeo de Estudios Palestinos de la Universidad, codirector del Centro Exeter de Estudios Etno-políticos y activista político. Ha escrito entre otros los siguientes libros: A Modern History of Palestine , La limpieza étnica de Palestina y Gaza en crisis (en colaboración con Noam Chomsky).

Frank Barat es coordinador del Tribunal Russell sobre Palestina

El video completo de esta entrevista está disponible aquí: http://vimeo.com/20754275

Fuente: http://www.counterpunch.org/barat04012011.html

BRICS. EL NUEVO PODER ECONOMICO MUNDIAL


Las fantasías sobre la influencia de BRICS se hacen realidad

Tema de actualidad: Cumbre del Grupo BRICS en China

Fiodor Lukiánov

Fiodor Lukiánov

© RIA Novosti.

12:00 14/04/2011
Fiodor Lukiánov*, para RIA Novosti

El 14 de abril en la ciudad de Sanya, en la isla china de Hainan, tuvo lugar la tercera cumbre de los grandes países emergentes, denominados hasta hace poco
BRIC (Brasil, Rusia, India, China).

A diferencia de las reuniones anteriores, en  Rusia y Brasil, ésta se llamará BRICS, por contar con un miembro más, Sudáfrica. Sin embargo, esta
innovación no cambia la actitud hacia el grupo en el mundo que no deja de preguntarse qué pueden tener en común los países tan distanciados geográficamente y tan diferentes cultural y
políticamente.

El grupo BRICS no tiene análogos en la historia de la política mundial rica en ejemplos de nacimiento y desarrollo de diferentes institutos
internacionales.

El equipo de economistas de Goldman Sachs, encabezado por Jim O’Neill, inventó en 2003 la sigla BRIC para atraer la atención a los mercados emergentes,
augurando que ese grupo iría representando una proporción cada vez mayor del crecimiento mundial.

En realidad, la sigla empezó a vivir su propia vida creciendo y desarrollándose, es decir cumplió con las expectativas de su inventor.

A raíz de la crisis financiera que mostró la diferencia existente en el desarrollo económico entre los miembros de los BRIC, los escépticos no dudaron que
este grupo no formal estaba a punto de colapsar.

Además, en el Occidente se preguntaron por qué Rusia, un país que vive de sus materias primas y con perspectivas muy vagas, figuraba entre los “líderes del
futuro”.

Es verdad que Rusia es diferente. Pero no sólo por tener tasas de crecimiento muy inferiores a las de China y de India. En el curso de los últimos 20 años,
Brasil, India, China y Sudáfrica iban subiendo poco a poco, cada uno experimentando sus propios fracasos y éxitos.

Rusia, entre tanto, hace 20 años se enfrentó con un decaimiento sin precedentes, luego empezó a restablecerse pero por ahora no es firme en su crecimiento. Al
mismo tiempo, incluso tras el colapso de la URSS, Rusia jamás ha bajado hasta el nivel del “tercer mundo”.

Más bien, los problemas que tenía eran muy diferentes de los que van combatiendo  los demás miembros de los BRICS, aunque ahora superen a Rusia por las
tasas de su crecimiento económico.

Los que pongan en tela de juicio el lugar de Rusia entre los líderes del futuro verán el grupo como lo vieron al principio del milenio los banqueros
estadounidenses, desde el punto de vista de las perspectivas económicas.

Pero hoy BRICS está centrado más en los aspectos políticos, lo que refleja la necesidad objetiva de un mundo más diversificado y menos  orientado hacia
occidente.

Precisamente en ello hizo hincapié uno de estos días el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, diciendo que, en primer lugar, el BRICS es una
unión geopolítica.

Llama atención el hecho de que todos los viejos miembros de los BRICS coincidieron en su postura hacia la resolución sobre Libia absteniéndose a la hora de
votar en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sólo Sudáfrica apoyó la coalición occidental.

Existen causas objetivas del creciente interés hacia el BRICS.

La primera es la existente sensación de que el sistema de institutos mundiales no corresponde a los procesos reales de siglo XXI, y las reformas que se
proponen no van más allá de las palabras.

Es cierto que estos cinco países son muy diferentes y a menudo sus posturas no coinciden. Pero son unánimes en lo principal: cada uno de los cinco está
descontento con su posición presente, por sus propias razones.

El mundo multipolar exige formatos diferentes de los que existieron en el mundo bipolar de la época de la Guerra Fría. Pero en esencia, éstos no han
cambiado.

Por eso en las declaraciones del BRICS se puede encontrar dudas acerca de la legitimidad del sistema existente.  Sin embargo, sería utópico esperar, por
ejemplo, que cambie la composición del Consejo de Seguridad de la ONU que refleja la situación del año 1945: los miembros permanentes (dos de ellos, Rusia y China,  del grupo BRIC) no
querrán compartir sus privilegios con nadie.

La segunda causa es que ya es hora de buscar enfoques realmente nuevos para la resolución de problemas globales. Cada uno de los cinco países miembros cree
que ahora el mundo en este sentido está representado por el Occidente sólo, lo que no corresponde a la distribución de fuerzas económica e incluso política de hoy e impide la búsqueda de
resoluciones nuevas que puedan ser encontradas sólo de aumentar el número de los participantes de la discusión.

En fin, todos los miembros de BRICS entienden que actuando en el marco de las estructuras existentes no lograrán aumentar su propio peso e influencia en el
escenario mundial.

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica están buscando maneras de afianzar sus posiciones a la hora de  formarse un mundo nuevo con nueva distribución de
fuerzas, poderes y privilegios.

El hecho de que juntos representen todas las partes importantes del mundo, será un considerable argumento a favor de ellos.

BRICS son no sólo estados emergentes que se desarrollan a ritmos acelerados, son “polos” principales del mundo multipolar. Por eso sería erróneo considerar el
grupo juzgando sólo por los índices económicos.

Para Rusia, que desde 1991 no ha logrado  adquirir una identidad en la política exterior, la idea de la formación de BRICS fue muy oportuna.

Representó el formato más apropiado para corregir la dirección de la política exterior, para recordar al mundo que el país tiene peso a nivel global, aunque
reducido después de la desintegración de la URSS, y para mostrar que está junto con los países líderes en las tasas y la calidad del crecimiento económico.

Y todo ello, sin entrar en conflicto ninguno, porque los miembros del grupo descartan que su organización sea formada como contrapeso a cualquier otra fuerza.
A pesar de ello, en EEUU creen que el BRICS es una estructura destinada a debilitar el papel de Washington.

Los países del BRICS nunca lo han puesto sobre la mesa de discusiones. Tanto más que tienen relaciones de interdependencia estrecha con Estados Unidos: la
económica (para China, India, Brasil) o la política (para Rusia).

Sin embargo, digan lo que digan los representantes del grupo, es cierto que es un sistema internacional cerrado cuya influencia puede crecer sólo a costa de
cierta reducción de la influencia del Occidente.

Las nuevas potencias económicas necesitan cada vez menos de Occidente

Saira Syed

BBC

Este jueves China es anfitriona de la tercera cumbre del llamado grupo de los BRICS (correspondiente a las iniciales de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), justo cuando ella y otras
economías emergentes están impulsando el crecimiento global.

Cumbre BRIC en Hainan

Las principales economías emrgentes se han convertido en el motor del crecimiento mundial

En meses recientes su poder económico ha ido en paralelo con el crecimiento de su influencia política. Las cuatro naciones forman parte del G20, el grupo de las 20 mayores economías del
mundo.

Los BRICS se recuperaron rápidamente de la crisis financiera global de 2008, demostrando que no eran tan vulnerables a una caída en Estados Unidos y Europa.

En vista de los problemas económicos que sigue enfrentando el mundo desarrollado, estas naciones están dirigiéndose en busca de negocios a sus contrapartes del BRICS y a otras economías
emergentes más pequeñas.

Brasil

Tradicionalmente Brasil ha exportado materias primas y minerales a EE.UU. y Europa, pero la demanda china está cambiando la ecuación para la agricultura brasileña.

En particular, la industria de la soya ha mostrado un rápido crecimiento para satisfacer la demanda de la población china.

El año pasado China desplazó a EE.UU. como el principal socio comercial de Brasil, con US$56.000 millones en intercambio bilateral.

“China ha sido muy pragmática en vincularse con Africa y América Latina para asegurar fuentes de recursos y al mismo tiempo crear mercados para sus propias
exportaciones.”

Taimur Baig, economista Deutsche Bank

Mas allá de las materias primas, Brasil ha encontrado un mercado en China para algunos de sus productos manufacturados.

Esta semana la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, firmó un acuerdo para que Embraer, el tercer mayor fabricante de aviones del mundo, venda a aerolíneas chinas, aprovechándose de la
rápida expansión del mercado aéreo del gigante asiático.

Rusia

Aunque China puede ser el mayor consumidor del mundo, Rusia es el mayor productor mundial de muchas materias primas. Sin embargo, el destino de esas exportaciones ha cambiado
dramáticamente en los últimos 10 años.

El comercio con Asia se ha incrementado a expensas de los negocios con EE.UU. y los antiguos países de la Unión Soviética, al punto que China es ahora el mayor socio comercial de Rusia,
por delante de Alemania.

“Ambos necesitan el uno del otro para alimentar el crecimiento económico. China establece el precio de muchos de los recursos naturales mundiales a través de la demanda y Rusia lo hace a
través del suministro”, dijo Roland Nash, analista de Verno Investments Research de Moscú.

India

trabajadora textil china

Los chinos desarrollan industrias de alto valor tecnológico, mantiendiendo su supremacia en otras como textiles

India es líder global como proveedor de servicios, al punto que practicamente inventó la industria deloutsourcing.

A diferencia de Rusia o Brasil, que han edificado sus economías sobre la base de la exportación de materias primas, India se ha centrado en el desarrollo de su gente.

Pero no ha podido convertirse un productor industrial en masa como los otros países BRICS, y como resultado todavía importa muchos productos manufacturados desde China.

Esto significa que aunque China es el mayor socio comercial de India, los indios acumulan un importante déficit comercial con los chinos.

China

China se ha reinventado a sí misma y ahora es una productora masiva de productos de alta tecnología, incluyendo semiconductores y paneles solares.

Todavía sigue siendo un inmenso productor en industrias de bajo costo y alto valor, como ropas y textiles.

“Las manufacturas de bajo costo están intensamente vinculadas al componente de la mano de obra, si este empieza a subir, entonces muchas firmas buscarán alternativas más baratas, como
Vietnam”, dijo Damian Tobin, de la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de la Universidad de Londres.

El año pasado China ganó contratos para construir trenes de alta velocidad en varias partes del mundo, después de convertirse en líder global de la industria. Ahora es sede del tren más
rápido del mundo.

Esta semana Brasil dijo que permitiría que compañías chinas compitan en un proyecto de tren de alta velocidad.

Sin voz única

dilma rousseuff y hu hintao

Pese los gestos cordiales, China y Brasil tienen importantes diferencias

Los cuatro países BRICS están unidos en su avidez por materias primas para alimentar su rápido desarrollo. China ha marcado el camino buscando recursos por todo el planeta, pero ha sido
seguida por Brasil, Rusia e India.

“China ha sido muy pragmática en vincularse con Africa y América Latina, para asegurar fuentes de recursos y al mismo tiempo en crear mercados para sus propias exportaciones” dijo Taimur
Baig, economista jefe del Deutsche Bank en Singapur.

Pero no significa que estén de acuerdo en todo. Brasil e India han expresado su preocupación por el influjo de productos baratos chinos en sus mercados, desatando un debate sobre el valor
del yuan, la moneda china.

Muchos analistas concuerdan en que darles un acrónimo a estos países no significa que actuarán al unísono en la escena global, porque aunque reduzcan su dependencia de las economías
desarrolladas todavía necesitan trabajar con ellas.

Dagong, China y la guerra de las agencias crediticias

Marcelo Justo

BBC Mundo

Yuanes y dólares: la otra cara de la guerra de las agencias

Las agencias de crédito, titiriteros invisibles de las finanzas mundiales, tienen una nueva sombra: Dagong.

La agencia calificadora de riesgo china busca disputarle a las estadounidenses Moody, Standard and Poor (S&P)y Fitch su hegemonía a la hora de dictaminar qué gobiernos y empresas son dignos de crédito.

En su último informe Dagong no dudó en bajarle la calificación a Estados Unidos, mejorar la de varios países latinoamericanos y endurecerse con los países periféricos de la eurozona.

Mientras que para Moody o Standard and Poor EE.UU. tiene una calificación de deuda de máxima garantía y riesgo mínimo que le facilita financiarse en los mercados a bajas tasas de interés, Dagong redujo la calificación de AA a A debido a la expansión monetaria decidida por la Reserva Federal estadounidense.

El director de la agencia Guan Jianzhong señaló a BBC Mundo que la capacidad de generar crecimiento económico es central en su calificación.

“Para nosotros lo fundamental es la capacidad de generar riqueza de un país en un momento dado. Esto es diferente a la evaluación de las agencias occidentales que se basa en la capacidad de un país de financiar su deuda”, señaló a BBC Mundo Guan Jianzhong.

Los gobiernos – la llamada deuda soberana – son los principales clientes del mercado de capitales, absorviendo un 62% de los préstamos, por valor de unos US$8 billones.

Y las agencias son clave. De su calificación dependerá el interés que paguen los gobiernos.

La guerra de las agencias

La creciente presencia en el escenario crediticio internacional de Dagong se da en el marco de una fuerte tensión entre la eurozona y las tres agencias crediticias estadounidenses.

En las últimas semanas esta tensión ha explotado con las intervenciones de las agencias poco antes que países de la eurozona salieran a los mercados de capital a pedir financiamiento.

Países que Dagong califica más alto que agencias occidentales

Pais Dagong Moody´s S&P Ficht
China AA+ A1 A+ AA-
Arabia Saudita AA Aa3 AA- AA-
Rusia A Baa1 BBB+ BBB
Brasil A- Baa3 BBB+ BBB-
India BBB Baa3 BBB- BBB-
Venezuela BB+ B+
Argentina B B3 B- B-

Este marzo, el primer ministro de Luxemburgo y jefe de ministros de economía de la eurozona, Jean ClaudeJuncker, criticó la rebaja de la calificación crediticia que Moody aplicó a la deuda soberana de España horas antes de que el Banco de España diera a conocer sus necesidades de financiamiento.

En un sentido similar se pronunció el ministro de Finanzas de Grecia, George Papaconstantinou, quien acusó a las agencias crediticias de “falta de transparencia” por reducir la calificación de deuda griega a B1 (inversión altamente especulativa, es decir, sin garantía de pago).

Nadie olvida que las agencias crediticias otorgaron la calificación de triple A – una especie de garantía de riesgo 0 de cesación de pagos – a cientos de miles de millones de dólares de títulos de hipotecas subprime que terminaron siendo los activos tóxicos (deudas incobrables) que dispararon el estallido financiero de 2008.

Agregándose a la ola de críticas, el director de Dagong señaló a BBC Mundo que las agencias tienen una agenda ideológica.

“Las agencias estadounidenses están muy politizadas y siguen una visión muy ideológica que no se ajusta a criterios científicos”, señaló Guan Jianzhong.

Por su parte, Jean-Claude Juncker, se mostró a favor de la creación de una agencia de medición de riesgos europea.

Disparen sobre Dagong

A pesar de que Dagong es una compañía privada, los críticos la acusan de ser un instrumento político del gobierno chino.

Guan Jianzhong: el criterio central de Dagong es el crecimiento económico

“La percepción generalizada en el mercado es que hay un riesgo de que la agencia china esté actuando políticamente más que suministrando un análisis político”, indicó a Bloomberg Ian Lyngen un estrategia de Bonos de CRT Capital Group LLC.

Este criterio político podría percibirse en la decisión de otorgar a China la máxima calificación crediticia, a diferencia de las agencias estadounidenses.

Por otro lado Dagong no dudó este mes en bajar la nota crediticia a Portugal, país al que China prometió apoyo económico a fines del año pasado.

En todo caso, el criterio usado por Dagong se ajusta mejor a los países en desarrollo – convertidos hoy en un motor económico global – que a los desarrollados, agobiados por su gigantesca deuda y déficit fiscal.

Según Dagong, América Latina seguirá creciendo gracias a la demanda y la inversión, liderados por Brasil que se beneficiará por la organización de los juegos olímpicos en 2012 y el mundial de fútbol en 2014.

Esto no quiere decir que la región esté exenta de problemas, como señaló a BBC Mundo el director de Dagong.

“La presencia de dinero caliente, la misma dinámica del crecimiento y el impacto de los precios de los productos primarios son amenazas a este crecimiento”, señaló.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/03/110328_china_agencias_credito_economia_mj.shtml

Mantega critica la “injusta distribución” del coste del ajuste en Europa

22:53h | Agencia EFE

Washington.- El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, dijo hoy que el intento de evitar una reestructuración de la deuda en Europa ha llevado a una “injusta distribución” de los costes del ajuste.

Mantega critica la "injusta distribución" del coste del ajuste en Europa

Los programas del FMI y la UE para países de ese continente han involucrado un “draconiano ajuste fiscal”, señaló el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega. EFE/Archivo

Washington.- El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, dijo hoy que el intento de evitar una reestructuración de la deuda en Europa ha llevado a una “injusta distribución” de los costes del ajuste.

Los programas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea para países europeos han involucrado un “draconiano ajuste fiscal”, señaló Mantega ante el Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC), el principal órgano ejecutivo del organismo.

Subrayó que esos programas han fracasado “a menudo” a la hora de reducir el endeudamiento público y las vulnerabilidades en el terreno económico y financiero.

“Resta por ver si los actuales esfuerzos para evitar el contagio en los países periféricos de la zona euro tendrán éxito”, señaló Mantega, quien añadió que “mientras tanto, los ciudadanos están obligados a soportar la carga de la crisis”.

Mantega indicó como “igualmente preocupante” que las economías avanzadas intenten “salir de la crisis a través de la exportación de sus difíciles situaciones económicas”.

“Las políticas monetarias ultraexpansivas de los países avanzados son el principal disparador de los males económicos de hoy”, agregó el ministro brasileño.

Por ello, subrayó como “legítimas” las medidas de “defensa propia” adoptadas por los países receptores de flujos, entre las que incluyó los controles de capital, ante “las presiones inflacionarias de las materias primas y la apreciación de las monedas”.

Mantega citó a Brasil y Colombia como ejemplos de países que están “sufriendo el impacto adverso de la apreciación de sus monedas en su competitividad externa”.

“Estos países ya están soportando más de lo que les corresponde en el llamado proceso de reequilibrio global. No pueden aceptar mayores apreciaciones de sus divisas”, aseguró.

Por ello, enfatizó que los gobiernos “deben tener flexibilidad y discreción para adoptar las medidas que consideren apropiadas” y rechazó las directrices del FMI que “intentan constreñir las respuestas ante estos flujos de capital volátiles”.

Mantega concluyó diciendo que “Brasil continuará haciendo lo que considere que es necesario y adecuado a sus circunstancias para enfrentar los desafíos que surgen de grandes y volátiles flujos de capital”.

Préstamo millonario de Brasil al FMI

Redacción

BBC Mundo

Brasil anunció este miércoles que prestará US$10.000 millones al Fondo Monetario Internacional.

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

Lula espera poder influenciar en una posible reforma del FMI.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que espera que mediante este préstamo, su país logre influir en una posible reforma del organismo.

“Eso nos da la autoridad moral para seguir presionando para que se hagan cambios que son necesarios en el FMI”, expresó Lula a la agencia de noticias Reuters.

“Brasil no puede ser dejado fuera”, agregó el mandatario.

El préstamo del país sudamericano al FMI se hará mediante la compra de bonos emitidos por el organismo.

Según Valeria Perasso, corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur, en una entrevista colectiva en Brasilia, el titular de Hacienda, Segundo Mantega, celebró que su país haya alcanzado la solidez necesaria para pasar de solicitar préstamos del FMI a convertirse ahora en su acreedor.

Mantega señaló que de esta manera Brasil recuperó la modalidad de los Derechos Especiales en Retirada, que ya estaba contemplada por el organismo de crédito internacional, y la utilizará para “ayudar a otros países en crisis”.

Los intereses que pagará el FMI por los préstamos brasileños aún deberán ser decididos por la dirección del organismo, aunque Brasil ya anticipó que no espera que el rendimiento sea muy alto.

Aportes BRIC

Con la medida, Brasil se une a otras grandes economías emergentes que también contribuirán al FMI.

China ha prometido US$40.000 millones para la entidad y Rusia acordó entregar US$10.000 millones.

Eso nos da la autoridad moral para seguir presionando por cambios que son necesarios en el FMI

Luiz Inácio Lula da Silva

Además, Lula se reunirá la próxima semana con sus homólogos de Rusia, India y China -las llamadas naciones BRIC- para debatir sobre cómo incrementar su influencia en organizaciones multilaterales como el FMI y Naciones Unidas.

Con las naciones BRIC representando actualmente cerca del 22% de la economía mundial, el presidente brasileño opinó que es el momento de que las instituciones multilaterales reflejen ese dato.

“La buena noticia es que los (países) ricos entraron en crisis y que los emergentes están haciendo una gran contribución para salvar la economía y consecuentemente salvar a los países ricos”, declaró el presidente brasileño a Reuters.

Liderazgo brasileño

La decisión de prestar al FMI fue bien recibida por el director gerente del organismo, Dominique Strauss-Kahn, quien dijo que la medida muestra el liderazgo de Brasil entre los países emergentes.

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI

Strauss-Kahn dijo que el préstamo de Brasil contribuirá a reforzar los recursos del FMI.

Strauss-Kahn consideró que los fondos que prestará la nación sudamericana contribuirán a reforzar los recursos del FMI para ayudar a los países miembros a superar la crisis económica global.

“Una vez más Brasil ha reafirmado su papel importante como una de las economías emergentes líderes” en el mundo, agregó el director gerente del organismo en un comunicado.

El anuncio del préstamo brasileño se produjo horas después de que se dieran a conocer cifras que revelan que el Producto Interno Bruto (PIB) brasileño se contrajo un 0,8% en el primer trimestre del año con respecto al cuarto trimestre de 2008, lo que confirma que el país entró en recesión técnica, ya que registró dos trimestres consecutivos de caída del PIB.

Pero, a pesar de esos datos negativos, algunos analistas coinciden que la economía brasileña está en proceso de recuperación.

Los BRIC quieren mayor poder

Cumbre del G-20

Los países del BRIC -Brasil, Rusia, India y China- son un componente importante dentro del G-20.

Los llamados países del BRIC -Brasil, Rusia, India y China- llegan a la cumbre del G-20 demandando mayor influencia en el sistema económico mundial, pero ¿qué tanto podrán influir en las decisiones que se tomen?.

El sólo hecho de que las discusiones para buscar una solución a la crisis se estén ventilando en un foro como el G-20 y no sólo en el marco del G-7 -que incluye a los siete países más industrializados- es interpretado como una señal del papel crucial que tienen las naciones emergentes en este momento.

“Ya no se puede ignorar su voz”, dijo a BBC Mundo Federico Steinberg, economista en jefe del Real Instituto Elcano de Madrid.

“Estamos en un mundo en el cual si China, India, Brasil y Rusia no participan activamente, cualquier decision que se tome no será legítima desde el punto de vista internacional”, agrega.

Razones económicas

Brasil, es uno de los países que más énfasis ha puesto al BRIC

El presidente de Brasil, Lula da Silva

Brasil, es uno de los países que más énfasis ha puesto al BRIC

Pero no se trata sólo de otorgar legitimidad a las decisiones, destaca Alfredo coutinho, economista jefe para América Latina de la calificadora de riesgo Moody´s, en Pensylvania.

Coutinho destaca que a pesar de que los países del BRIC han sido golpeados por la crisis, existe la posibilidad de que no entren en recesión, como el resto del mundo.

“China aún continúa creciendo a tasas del 6%, Brasil informa de crecimientos por encima del 1% y esto a más de un año de que la economía estadounidense entró en recesión”, resalta el analista.

Esto, además de que esas economías no presentan desequilibrios, lleva a Coutinho a plantear que “serán estos países emergentes fuertes los que liderarán la recuperación económica mundial”.

Sin embargo, otros economistas han advertido que si la demanda en los países ricos continúa cayendo, China, Brasil y otros países corren el riesgo de sufrir una recesión.

Y aunque las cifras macroeconómicas hablan bien del comportamiento económico de los países del BRIC, en China, veinte millones de personas han perdido sus empleos en los últimos meses, mientras que el Banco Mundial pronostica que la economía rusa se contraerá en un 4,5%.

Lo que es innegable es que “hoy en día estas economías tienen un peso muy importante en la economía y el comercio mundial y sin ellos no hay solución a la crisis, además de que pueden contribuir a sacar de la crisis a los países desarrollados”, dice Federico Steinberg.

Los reclamos

Las naciones del BRIC demandan, en primer lugar, que se evite el proteccionismo en los países desarrollados. ¿Qué tanto serán escuchados?, aún es una pregunta abierta.

El presidente chino, Hu Jintao

China propone dejar el patrón dólar.

De hecho, analistas económicos advierten que muchas de las naciones que componen el G-20 podrían adoptar o están adoptando medidas que podrían considerarse proteccionistas, a pesar de expresar su compromiso con el libre comercio. Un ejemplo, es la cláusula de “compre estadounidense” en el paquete de estímulo fiscal que lanzó recientemente el gobierno de Barack Obama.

Por otra parte, los países del BRIC reclaman una mayor cuota de poder en las decisiones de organismos financieros multilaterales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. En específico piden una reforma del sistema de cuotas y votación.

De hecho, a inicios de marzo de este año, organismos financieros como el Comité de Basilea para la Supervisión Bancaria y el Foro de Estabilidad Financiera expandieron su membresía para incluir a estas naciones.

En un comunicado conjunto emitido días antes de la Cumbre del G-20, los BRIC saludaron la decisión, pero destacaron que se necesita hacer mucho más para garantizar representatividad en los organismos multilaterales.

Pero estos países emergentes también se han pronunciado a favor de que el FMI adopte políticas más flexibles a la hora de prestar dinero. En otras palabras, menos condicionalidades, un punto en el que parece poco probable que obtengan el apoyo de los países ricos.

Los BRIC también se han unido a las voces que reclaman una mayor supervisión de los “hedge funds” y el sistema financiero en general.

En los días previos a la cumbre, China se pronunció además a favor de una nueva moneda mundial que sustituya al dólar. Y unos días después, el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev indicó que la cumbre del G-20 debería tratar el tema.

Estados Unidos, por supuesto, rechazó de plano la idea, y aunque cada vez hay más voces que se pronuncian a favor de esta medida, no parece que estará dentro de las prioridades del G-20.

La lista de reclamos de los BRIC no es completamente nueva, pero lo cierto es que la crisis le ha dado un papel prominente a estas naciones y más que en ninguna otra ocasión la cumbre del G-20 muestra que en este momento es difícil ignorar su voz.

“El BRIC superará al G7 en dos décadas”

Redacción

BBC Mundo

Limpiavidrios chino en Pekín

El crecimiento acelerado podría convertir a los países del BRIC en potencias económicas y políticas.

El bloque integrado por Brasil, Rusia, India y China, conocido por sus siglas BRIC, va a rebasar en dos décadas a las economías más ricas del planeta, señala el analista británico que inventó el concepto del nuevo bloque en 2001.

De acuerdo con las proyecciones revisadas del economista Jim O’Neill, director del área de investigación económica de Goldman Sachs, la economía de China va a superar a la de Estados Unidos en el año 2027, poniendo al BRIC por encima del G7.

“Se llegará a eso 10 años antes de lo que se pensaba cuando empezamos a analizar el tema”, escribió O’Neill en un comentario reciente en el sitio de internet del banco de inversiones.

El cambio en las proyecciones del economista británico podría ocurrir incluso más pronto, principalmente, debido al crecimiento de China, que durante los últimos dos años ha sido muy superior a lo esperado por O’Neill cuando trazó los primeros escenarios.

Este grupo apunta a una transferencia de poder y de dinero de los viejos países desarrollados hacia las nuevas naciones emergentes

Riordan Roett, director del programa de las Américas de la Universidad de Hopkins

En la nueva proyección, China e India crecerán en una media de 5,2% y 6,3%, respectivamente, entre 2011 y 2050.

En 2027, el supuesto año del viraje, la economía de China se colocaría en el primer lugar de las economías del planeta, por encima de Estados Unidos.

“Sólo Brasil va a necesitar crecer con más fuerza”, destacó, al referirse a la proyección de un crecimiento medio de 4,3% entre 2011 y 2050.

La expectativa para Rusia es más modesta: 2,8% en el mismo lapso.

En el escenario se prevé que el G7, por otro lado, tendrá un crecimiento medio de sólo 1,6% entre 2011 y 2050.

El nivel del vida

Con todo, los trillones de dólares extra en las economías de los países emergentes no van a significar que esos países alcancen los patrones de vida considerados de Primer Mundo.

O’Neill fue quien creó el concepto del nuevo bloque “BRIC” en 2001.

A pesar de que juntos, por el volumen combinado del PIB, tienen el potencial de superar al G7, el único país que podría llegar cerca de los niveles de riqueza de los países desarrollados es Rusia, advirtió el analista.

Las proyecciones trazadas por O’Neill en sus estudio de 2001 continúan recibiendo críticas de varios lados. Muchos cuestionan el caracter artificial de un concepto que aglutina a países tan distintos en el campo político y social y hasta en el mismo modelo económico. Otros cuestionan la exclusión de hecho de otras naciones emergentes como Sudáfrica, México y Turquía.

Hay quienes destacan que los países del BRIC sólo se están beneficiando del verdadero fenómeno de este siglo: la emergencia de China como potencia económica.

La economía china tiene el mismo tamaño de los otros tres países del BRIC, y la brecha tiende a aumentar.

Nuevo poder

El hecho es que el concepto ganó fuerza y el BRIC está por convertirse en una cúpula de jefes de Estado con posibilidad de transformar la estructura de poder mundial.

Manmohan Singh, Dmitry Medvedev, Hu Jintao y Luiz Inácio Lula da Silva, durante el encuentro del G8 em Japón, en 2008 (Cortesia/Presidencia da Rusia)

¿Futuras potencias mundiales?

Esa es la opinión de Riordan Roett, director del programa de las Américas de la Universidad de Hopkins, en Washington, quien habló con la BBC.

“Lo que estamos viendo es el ascenso de un grupo de actores que, en conjunto, tendrán un papel protagónico en diversos momentos, como lo hicieron en Londres, en la reunión del G20”, comentó Roett.

“Este grupo apunta a una transferencia de poder y de dinero de los viejos países desarrollados hacia las nuevas naciones emergentes”.

Según Roett, los viejos acuerdos intenacionales establecidos por las grandes potencias, como el de Bretton Woods, que dio origen al FMI y al Banco Mundial, en 1944, “están muertos”.

Herencias. El impuesto de sucesiones


Josep Pulido

10/04/2011

Herencias sin problemas

Planificar una herencia antes de morir es la mejor manera de evitar conflictos posteriores entre los herederos.

Conocer, además, los impuestos que tendremos que pagar ayudará a hacer un mejor testamento.

El anuncio del Govern de reformar el impuesto de sucesiones ha allanado, en este sentido, el camino a las familias catalanas

Para ti el piso, para ti el dinero…

Alejandro Ebrat Picart

Abogado y profesor de derecho fiscal

Hay que hablar de las herencias sin tabúes, sin miedo a hablar de la muerte y sin sentimiento de apropiación. Se han de explicar de una manera clara, que se entiendan, sin términos jurídicos.

Los padres deben hablar con los hijos y estos con sus padres y abuelos. Las herencias se deben conocer, pues un día u otro nos enfrentaremos a ellas y mejor hacerlo con los deberes hechos.

La mayoría de las herencias son conflictivas y por desgracia la culpa es del pobre fallecido, por no haberlo previsto a tiempo.

Hay que oír las inquietudes de los padres por el futuro de sus bienes y preparar un testamento a su medida. Muchas veces se tiene miedo a que el hijo dilapide el patrimonio familiar, otras a que la herencia llegue a los familiares políticos (nuera, yerno…), y en la mayoría de los casos se desea un reparto equitativo entre los hijos que no origine disputas.

Un error muy común es repartir la herencia en bloque a todos los herederos por partes iguales, es decir, dejar los bienes a los hijos en partes indivisas sin concretar qué bien va para cada uno. Si el heredero tiene que repartir, habrá pelea.

El testamento más común es el peor de todos: “Nombro heredero/ a universal a mi esposo/ a y si no está, mis hijos”; primero porque hay dos transmisiones de propiedad muchas veces innecesarias, una hacia el cónyuge viudo y cuando éste fallezca otra transmisión hacia los hijos, con los costes que ello supone, y segundo porque los hijos tienen una cuarta parte del todo como legítima (en Catalunya) y el cónyuge el resto como heredero.

Si el cónyuge necesita vender, no puede sin el consentimiento de los hijos y los hijos no ven ni un euro de la herencia si la madre o padre no quiere. El lío está servido.

Lo más importante es dejar la herencia repartida entre los herederos – a éste la casa, al otro el piso, a éste el dinero del banco-, y si no hay bienes suficientes, establecer mecanismos para su venta o reparto, pero nunca que sean ellos los que repartan. Al heredero hay que dárselo todo hecho y mascado, él no debe repartir la herencia.

Si no es así, los problemas entre herederos acaban en pleitos interminables y estos problemas son peores que los impuestos que se tienen que pagar. Al fin y al cabo se paga el impuesto y se reparte el resto. En cambio, si hay pleito se puede estar diez años o más ante los tribunales.

Sería ideal hacer el testamento consensuado con la familia, como un pacto entre todos. Es una satisfacción personal y profesional tener una familia enfrente preparando un testamento. No es fácil, pero si se consigue se garantiza el ahorro de problemas futuros.

Muchas veces se hace el testamento a escondidas, sin que se entere nadie y luego al abrirlo vienen las sorpresas, desengaños y decepciones porque a este “le ha tocado más que a mí”. Incluso se están dando casos de ancianos que hacen el testamento a última hora en favor de personas de compañía y eso es falta de diálogo (y cariño).

A través del testamento, podremos designar quién y cuánto heredarán, y en qué condiciones; por ejemplo, nuestros hijos no podrán heredar hasta que alcancen una edad o acaben unos estudios, podremos designar tutores de nuestros hijos si son menores de edad, podremos establecer condiciones o establecer restricciones – que no puedan vender un bien-,evitaremos que hereden las parejas de hecho de nuestros hijos, evitaremos el usufructo del viudo (nada recomendable), nombraremos albaceas, etcétera. Incluso podremos ahorrar impuestos. En cambio, la falta de testamento podría provocar que nuestra herencia se la lleve la Generalitat.

El testamento hay que revisarlo – no cambiarlo-cada año. Las circunstancias familiares y patrimoniales cambian. Nuestro hijo puede tener problemas y estar embargado hasta las cejas o puede tener problemas matrimoniales que puedan afectar a su patrimonio; en este caso, cambiaremos el testamento a favor de los nietos, por ejemplo.

Antes del fallecimiento se debe preparar la herencia, no hacer movimientos bancarios de última hora, arreglar el problema de las parejas de hecho no reconocidas y las herencias a extraños – que pueden llegar a pagar hasta el 64% de la herencia-y para evitar impuestos podemos crear empresas familiares, hacer donaciones en vida cada tres años, revisar empadronamientos, etcétera.

Tras el óbito debemos estudiar bien la aceptación de herencia, podemos renunciar a ella si hay muchas deudas, o si el heredero es mayor, en favor de sus descendientes o incluso se puede renunciar para ahorrar impuestos. Si se trata de una herencia envenenada (es decir, sin posibilidad de vender bienes porque están hipotecados), se pueden buscar soluciones. Y al final, la negociación para acabar en la partición y adjudicación de la herencia entre los herederos, que deberá ser lo más pacífica posible.

A. EBRAT PICART, abogado y profesor de derecho fiscal.

El impuesto de sucesiones

Josep Guiu

El impuesto de sucesiones y donaciones (ISD) es un impuesto cargado de polémica.

Y, como suele suceder, el mayor perjudicado es el ciudadano de a pie, el cual, aun hoy, no tiene las ideas claras sobre si se ha suprimido, reducido, bonificado o lo que sea que le haya pasado.

Vayamos por partes, a ver si conseguimos aclarar algo. El ISD es un impuesto estatal aplicable a todos los españoles. Ahora bien, en el marco de la necesidad de proveer de recursos a las comunidades autónomas, la Constitución prevé la posibilidad de ceder determinados tributos.

Este es el caso del ISD. Ello conlleva que determinados aspectos del ISD sean regulados por las comunidades (por ejemplo, establecer reducciones sobre las cantidades por las que debe tributarse o reducir la cuota del tributo bonificándolo).

Lo que no puede hacer la comunidad es eliminar el ISD, porque no tiene la capacidad normativa para hacerlo. Es decir, cada comunidad puede dejar el ISD reducido a la expresión que considere conveniente, pero jamás suprimirlo.

Dicho de otro modo, cada comunidad, tiene, en materia de ISD, la potestad de interpretar el modo en que sus ciudadanos deben contribuir al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica y sobre la base del principio de igualdad.

De ahí las diferencias entre comunidades, y de ahí que un valenciano (y, en un futuro muy próximo, un catalán) paguen menos que un asturiano.

Vayamos a nuestro caso. En Catalunya, el president Mas ha anunciado “la supresión” del impuesto para herencias entre cónyuges y/ o descendientes.

Así, por la combinación de reducciones aplicables sobre el valor de los bienes objeto de herencia, y la bonificación del 99%, que se supone que aprobará el Parlament, ha hecho que en la inmensa mayoría de los casos el impuesto quedará reducido a cero.

A partir de esta situación puede darse todo el debate que se quiera sobre si se debíao no reformar hasta, prácticamente, suprimir este impuesto. En cualquier caso, resulta innegable, por un lado, que Convergència i Unió ha cumplido con su promesa electoral.

Y, por otra parte, que el proceso de reforma lo inició el tripartito a finales del 2009, cuando la crisis ya era innegable, y, si mal no recuerdo, el tripartito se jactaba de que, con aquella reforma, el ISD había quedado suprimido para el 90% de los catalanes.

Así pues, a la luz de la polémica desatada, ¿el debate suscitado no ha sido más por oportunismo político que por cualquier otra razón? Me temo que sí.

J. GUIU BADIA, abogado.

PUBLICACIONES

  • Impuesto sobre sucesiones y donaciones. Normativa estatal y autonómica 2011J. Pérez Jara. Editorial Tirant lo Blanch Derecho de sucesiones. J. Fernández Domingo. Editorial Reus, 2010
  • Memento práctico sucesiones y transmisiones 2011Varios autores. Editorial Francis Lefebvre, 2010
  • Impuesto sobre sucesiones y donaciones en EspañaJ. Garcia de Pablos. Editorial Aranzadi, 2010
  • El nuevo derecho sucesorio catalánJ. Larrondo Lizarraga. Editorial Bosch, 2008
  • Derecho de sucesiones catalán y españolCh. Moll de Alba y M. Alonso Hevia. Editorial Difusión Jurídica, 2009
  • Todo lo que necesita saber sobre herencias y donacionesA. Ebrat. Ediciones Deusto, 2011

Javier Nart: Viva Islandia


Javier Nart: Viva Islandia

Javier Nart
13/04/2011 – 8:30

Hace algunos años, un renombrado economista me tildó de ignorante cuando apunté mi profundo escepticismo ante lo que declaré como falso dogma: que nuestro sistema bancario era sólido y saneado.

No encajaba en mi sentido común que el frenesí especulativo fundamentado en créditos exteriores a bajo interés casara con una economía realmente viable. “El mercado marca el valor”, sentenció.

Pero la realidad es tozuda y la economía que se fundamenta en la creación de la riqueza, y no en operaciones más propias de casino, termina por imponerse.

Estamos sufriendo el desastre en el que cajas de ahorros nos han sumido como consecuencia de una política disparatada, inversiones inmobiliarias y financiación deelefantes blancos decididas por ilustres próceres que han dejado las entidades de ahorro locales a los pie de los caballos.

Las cajas de ahorros no están dirigidas por inaccesibles banqueros? sino por inmediatos consejeros directamente nombrados por partidos políticos y sindicatos. ¿Se acuerdan del navajeo fratricida entre populares por el control de Caja Madrid?

Aquellos proyectos faraónicos, aeropuertos sin aviones, parques temáticos fracasados, espectaculares obras de gran fachada y vacío contenido, la especulación inmobiliaria pura y dura, se realizaron gracias a las decisiones de las que los partidos políticos son directos responsables.

Y ahora, con el dinero de todos, los políticos enjuagan la orgía financiera en la que nos metieron y de la que (con la excepción del socialista Álvarez Moltó) aquí no responde nadie.

Los beneficios son de unos cuantos y las pérdidas de todos. Inasequibles al desaliento e impasibles el ademán, están presentes en SU afán. La culpa, como dice la canción, fue delchachachá.

Cuando observo cómo en una remota isla nórdica, con toda lógica, se exigen responsabilidades penales a banqueros y políticos (¡¡entre ellos, al anterior presidente!!),me embarga una profunda envidia, una inmensa desesperanza.

Javier Nart. Abogado.

REVIVIR LA UTOPIA


MIÉRCOLES 6 DE ABRIL DE 2011

REVIVIR LA UTOPIA

REVIVIR LA UTOPÍA

Popayán, 6 de abril de 2011

¿Por qué los críticos del capitalismo no logramos convencer a las mayorías mundiales con nuestra verdad? ¿Acaso no es un sistema social que muestra a diario su total inviabilidad económica, social, ambiental y cultural? ¿Tenemos problemas de enfoque o de actitud que nos impiden ser protagonistas de las soluciones y no ser simplemente críticos?

Son preguntas necesarias. Debemos plantearnos este tipo de interrogantes fundamentales para poder responder a las tareas inmediatas. No son ganas de filosofar ni de especular. Los últimos y trascendentales acontecimientos que ocurren en el mundo han mostrado graves falencias en el campo de los revolucionarios. No podemos ocultarlas.

¿Cómo explicar que ante un movimiento social y político de las dimensiones como el que se desarrolla en el Norte de África y el Medio Oriente, estemos enfrascados en el dilema de si apoyamos o no a un dictador como Kadaffi? ¿Cómo se concibe que los revolucionarios quedemos a la cola de los imperialistas en la lucha por la democracia? ¿Cómo justificar ante los pueblos y los trabajadores las vacilaciones que han llevado a importantes teóricos y actores de la revolución a enredarse con las “teorías del complot” o a distraerse con discusiones bizantinas sobre si son revoluciones o simples rebeliones?

Además, lo ocurrido en la central nuclear de Fukushima en Japón y la incertidumbre creciente que sienten amplios sectores de la humanidad frente al desequilibrio ambiental – que ya lo vivimos en carne propia –, ha vuelto a revivir la discusión sobre los “límites del desarrollo humano”. Algunos intelectuales quieren reducir el debate a los “límites del crecimiento económico” para no tener que enfrentar sus propios dilemas y vacíos.

Se aduce que los capitalistas tienen todo a su favor. Que son dueños de los medios de comunicación y/o cuentan con el capital para ponerlos a su servicio. Que la gente está narcotizada por el consumismo y obnubilada por el fetichismo de la mercancía. Así, pareciera que vamos hacia un inevitable cataclismo y que el exterminio de la vida orgánica en la tierra provocada por la irracionalidad humana sería sólo cuestión de décadas.

Capacidades humanas, recursos naturales, límites

El interrogante que está planteado es: ¿Los seres humanos seremos capaces de desarrollar a plenitud nuestras capacidades preservando – a la vez –, un ambiente que garantice la satisfacción plena de las necesidades humanas y la supervivencia de la vida orgánica en la tierra? O… ¿Estaremos condenados a repetir experiencias de civilizaciones que agotaron sus recursos y desaparecieron de la faz de la tierra como sociedades específicas?

Hace pocos días en la presentación del libro “¿Economistas o criminales?” del joven profesor universitario colombiano Renán Vega Cantor, se planteaba que una de las falacias de los teóricos del neoliberalismo se basa en la certeza de que los recursos aprovechables por el ser humano son inagotables, infinitos, sin límite. Que el agotamiento de los recursos terrestres según ellos no era un problema: los substituirían con los de Marte u otro planeta.

¿Qué pensamos los revolucionarios sobre este tema? Por lo que hemos observado hay tres tendencias reconocidas:

Una, acepta que los recursos de la naturaleza son infinitos. Los límites están en nuestras capacidades para explotarlos. La causa principal de esa limitación está en la economía crematística que lleva a la irracionalidad del sistema productivo y a la depredación insensata de la naturaleza. De acuerdo a este pensamiento, si la sociedad “se conquista a sí misma” se abrirá a posibilidades inimaginadas en cuanto al aprovechamiento de esos recursos y al desarrollo de sus inmensas capacidades. Le llamo la posición “optimista”.

La otra posición o tendencia se plantea el problema en el terreno de cuestionar el paradigma del desarrollo y el crecimiento. Nos dice: “Conformémonos con lo que somos y tenemos”. Es la filosofía del “Buen vivir”, elaborada a partir de lecturas parciales de las teorías de la “Decolonialidad del poder”. Su planteamiento principal es que no podemos “jugar a ser dioses” y que la naturaleza – el “Pachamama” –, nos castigará por violentar sus leyes y traspasar los límites. Le llamo la actitud naturalista y ambientalista.

Una tercera posición se plantea dentro del campo del pragmatismo. Como no hemos podido derrotar el capitalismo ni construir la sociedad socialista y/o comunista, es necesario – para preservar la existencia de la vida humana en la tierra – impulsar políticas y acciones dirigidas al “decrecimiento” de las áreas productivas más dañinas a fin de mantenernos dentro de los límites que el planeta tierra nos impone, y paralelamente ir construyendo alternativas hacia el futuro.

Dichas posiciones no son absolutamente contradictorias. Surgen de contextos y miradas diversas. Existen multiplicidad de variantes o combinaciones que van desde los optimistas radicales o “esotéricos cósmicos” hasta los pesimistas obsesivos o “fatalistas apocalípticos” que ya deben estar en el centro de la Amazonía o en algún otro lugar inaccesible esperando el fin del mundo. Entre los neoliberales y creyentes religiosos también existen múltiples variantes.

Posición revolucionaria “clásica”

Si la riqueza social (conocimiento, tecnología, producción), que actualmente crea la humanidad se dedicara a fortalecer las capacidades humanas – no de una minoría sino de todos los seres humanos –, la liberación de creatividad nos proyectaría hacia la generación y utilización de nuevas y poderosas fuentes de energía que podrían satisfacer las necesidades vitales de toda la población y promoverían la exploración, el conocimiento y el uso racional de los inmensos recursos que existen en el planeta y en el universo.

Es cierto que los recursos existentes en la tierra son limitados. Son insuficientes – en lo fundamental –, debido a la cultura irracional que nos ha impuesto el sistema capitalista. Un solo ejemplo sirve de demostración: los cereales que produce la humanidad son suficientes para alimentar diez (10) veces a toda la población mundial en un año. El problema consiste en que el 90% de la producción cerealística se utiliza para alimentar a miles de millones de animales bovinos, porcinos, ovinos, caballares, aves y demás, que satisfacen la necesidad de productos cárnicos de sólo el 10% de los humanos. Es un extremo de absurda inequidad y desperdicio.

Igual pasa con los recursos energéticos no alimentarios. Si la humanidad se “conquistara” a sí misma, superando la organización social existente que estimula el poder de la fuerza (ley animal), la utilización de fuentes de energía fósil (carbón, petróleo), y la economía crematística basada en la apropiación monopólica y privada del trabajo social, en pocos años se generarían proyectos para explotar fuentes de energía alternativas, no contaminantes, como la geotérmica, eólica, hidráulica, de las mareas, y muchas más aún en experimentación o completamente desconocidas. Es casi seguro que ya existen esas fuentes de energía en laboratorio o a pequeña escala. Sin embargo, los todopoderosos consorcios capitalistas que basan su poder en la industria automovilística, la química del petróleo y la guerra, no están interesados en una revolución cultural y tecnológica que ponga en riesgo sus inmensos monopolios.

Todo apunta a que el entorno de los capitalistas no tiene capacidad de reacción. El tren capitalista rueda sin freno. Si los trabajadores, los pueblos y los sectores democráticos del mundo no reaccionamos a tiempo, el capitalismo nos arrastrará a desastres “naturales”, “ambientales”, nucleares o bélicos que nos colocan en grave riesgo de extinción. La alerta está cantada y las señales en rojo.

Tal situación obliga a los críticos del sistema capitalista a replantear la actitud. Además de denunciar los crímenes del capitalismo y las falacias de los teóricos neoliberales – cuyo mayor crimen es querer justificar lo injustificable –, debemos superar nuestra posición defensiva y defensista. Dicha postura nos han convertido en una especie de “agoreros de la infelicidad”, “futurólogos de la desgracia” o “casandras del apocalipsis”. Esa es la principal razón por la cual nuestro mensaje y acción revolucionaria no es suficientemente efectiva. No tiene – en principio – buen recibo.

Tenemos que reconquistar la esencia de la Utopía. Ninguna revolución puede hacerse mirando hacia atrás. Hay que rescatar la capacidad de soñar despiertos. Los pueblos, los trabajadores y la misma naturaleza nos están pidiendo un cambio de actitud. No les dejemos el campo abierto a los propagandistas del capitalismo. Tampoco les ayudemos a los sumos sacerdotes de las religiones punitivas que predican el castigo divino usando el miedo al futuro. Recuperemos la iniciativa revolucionaria.

Es obligatorio retomar el camino que nos dejó trazado el “viejo moro”. Claro, caminando con nuestros propios pies y descubriendo con ojos universales. Hay que hacerlo – ahora – no sólo con la razón y la conciencia sino con el corazón y el sentimiento. ¿Es posible?

SI TUMBAN A KADAFFI… ¡SE LES CAE EL TABLERO!


SÁBADO 16 DE ABRIL DE 2011

SI TUMBAN A KADAFFI… ¡SE LES CAE EL TABLERO!

http://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com/2011/04/si-tumban-kadaffi-se-les-cae-el-tablero.html

SI TUMBAN A KADAFFI… ¡SE LES CAE EL TABLERO!

Popayán, 16 de abril de 2011

La revolución democrática mundial – que se expresa con particularidades nacionales y étnicas en el mundo árabe – está revelando no sólo la crisis sistémica que vive el mundo capitalista sino la extremada debilidad y fragilidad del régimen político que las potencias occidentales han organizado a nivel orbital para legitimar sus acciones intervencionistas (ONU, OTAN, y demás alianzas).

Esas luchas por democracia política que los pueblos y trabajadores árabes desarrollan en la actualidad también han puesto en evidencia la crisis de los movimientos anti-capitalistas y anti-imperialistas.

El pensamiento revolucionario de los demócratas “socialistas” y/o nacionalistas, no pasó la prueba de las nuevas realidades del siglo XXI. Han caducado las teorías que sustentaron los movimientos nacionalistas anti-imperialistas del siglo XX.

Hoy los pueblos y trabajadores de Túnez, Egipto, Libia, Bahréin, Yemen, Marruecos, Jordania, Siria, Irán, Irak y otros que preparaban sus propias revueltas, enfrentan casi solos – huérfanos de orientación y solidaridad internacional – a los gobiernos dictatoriales y sápatras criminales en el poder y, están a expensas de las intrincadas y clandestinas intervenciones armadas y “pacíficas” de las potencias económicas de todo el mundo (occidental y oriental, del norte y del sur), que no quieren perder el control sobre el petróleo pero que también temen la expansión del espíritu revolucionario en sus propios países.

En Túnez y Egipto, las oligarquías capitalistas usan al ejército y a las cúpulas de los partidos burgueses y pequeño-burgueses para frenar la revolución y para derrotarla a plenitud.

La trampa montada en Libia ha querido ser utilizada en los demás países para confundir a la población rebelde que exige democracia. Sin embargo, el ímpetu de lucha contra las dictaduras y gobiernos autocráticos no ha decaído.

Los estrategas imperiales sabían de antemano que el derrocamiento en cadena de los déspotas subordinados a sus intereses era muy mal ejemplo para otras regiones del mundo.

Eran conscientes que el triunfo político de los pueblos árabes alimentaría el espíritu revolucionario de los trabajadores y pueblos de Europa, Norteamérica, China, India y otros países en donde se han acumulado problemas sociales, económicos y políticos que reflejan la crisis estructural del sistema capitalista.

Además, cada avance democrático de los pueblos árabes – así fuese parcial e incipiente –, serviría para profundizar la revolución, generaría condiciones para un nuevo tipo de nacionalismo pan-árabe, y pondría en peligro la “estabilidad regional”, que es la definición que le dan al control político imperial de esa región del mundo, que está centrado en sostener a la aliada y subordinada hegemonía saudí (Arabia Saudita).

Con la intervención en Libia, aprobada por todas las potencias económicas del mundo – incluyendo los países del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) que miraron para otro lado, y la autorización de la Liga Árabe –, aspiraban a que esa intervención generara entre las masas árabes la sensación de que la “transición democrática” podría hacerse desde la ONU, con moderación y control supervisado por las potencias occidentales.

Pero no fue así. Tal cálculo no se cumplió. Los pueblos y los trabajadores de los demás países árabes perciben la caída de Kadaffi en Libia como parte de sus luchas, y aunque rechazan la intervención extranjera, saben que un triunfo contra las autocracias va a abrir – como lo está haciendo –, una gran brecha para avanzar en la conquista de libertades políticas, el derecho de reunión y de asociación y la libertad de prensa, que son armas de gran importancia para construir nuevas realidades sociales y políticas en cada país y en la región.

Hoy las potencias imperialistas no saben qué hacer. Anuncian todos los días la caída de Kadaffi pero saben que si lo tumban no podrán detener el desplome de sus dictadores de bolsillo en los demás países.

Además, al igual que en la misma Libia, no tienen la seguridad absoluta de que las nuevas realidades políticas les garanticen el mantenimiento de “su estabilidad” y control, dado que no tienen la fuerza política interna que les genere la suficiente confianza. Están aprendiendo de Irak y Afganistán.

Mientras tanto, los heroicos pueblos y trabajadores del mundo árabe – a pesar de las masacres y conspiraciones internacionales –, siguen mostrando una energía y beligerancia admirables.

La hegemonía saudí está en graves problemas. Es posible que – en el corto plazo – las revoluciones sean derrotadas, pero los pueblos dieron ya los principales pasos: se liberaron del miedo, removieron de sus mentes las divisiones étnicas y religiosas, desmitificaron los ejércitos y líderes “nacionalistas”, y re-descubrieron su fuerza transformadora. ¡Esa es la mayor conquista!

Lo que sucede en el Norte de África y Medio Oriente ha puesto sobre el tapete la necesidad de profundizar el debate sobre la “crisis de pensamiento revolucionario”.

El proletariado – golpeado en su esencia revolucionaria desde hace 87 años –, cuando la línea “chovinista gran rusa” se impuso en el proceso socialista de la URSS, no se había podido reponer de esa derrota histórica.

Los intereses nacionales terminaron por ahogar los sueños libertarios de los trabajadores y las teorías radicales de transformación social se fueron diluyendo en un anti-imperialismo estrecho. Hoy se empieza a desbrozar de nuevo la senda internacionalista.

Sólo si clarificamos el camino podremos alimentar y unificar las luchas democráticas de los pueblos latinoamericanos, árabes y de otras regiones del mundo, para transformarlas en revoluciones sociales.

Sólo así los pueblos y trabajadores del mundo entero podrán aprovechar la actual parálisis inercial de los imperios y diversos bloques de potencias económicas que, ante la decadencia estadounidense y la debilidad estructural que sufre todo el sistema-mundo capitalista, lo único que hacen es sobreaguar su propia crisis.

La revolución despeja el camino. No tengamos miedo de enfrentar nuestras deficiencias teóricas y vacilaciones políticas. La fase pre-revolucionaria que estamos viviendo nos obliga a ajustar el pensamiento y a mirar hacia el futuro. ¡Hagámoslo!

PUBLICADO POR FERNANDO DORADO EN 12:55

La Guerra de Secesión permitió a EEUU convertirse en potencia mundial


La Guerra de Secesión permitió a EEUU convertirse en potencia mundial

Jefferson Davis

Jefferson Davis

© Photo public domain

11:56 14/04/2011
Vlad Grinquévich, RIA Novosti

Hace 150 años, el 12 abril de 1861, en Estados Unidos estalló una guerra civil que enfrentó a las fuerzas del Norte industrial (la Unión) con el Sur agrario y esclavista (Estados Confederados).

La victoria de los Estados del Norte en 1865 condujo a que los estados sureños dejaran de ser sólo productores de materias primas. Pero eso no fue el mayor éxito de la segunda revolución norteamericana.

La reconstrucción del Sur, la abolición de la esclavitud que reconoció a los negros todos los derechos civiles fueron acontecimientos importantes pero relegados a un segundo plano.

Lo principal fue que la guerra civil estadounidense marcó el inicio para la formación de la nueva potencia hegemónica del mundo.

La cola del Imperio

Al librar la querra, ni los soldados de la Unión ni los confederados pudieron imaginar que las consecuencias de ese conflicto serían tan globales. Los motivos que tuvieron para combatir fueron mucho más simples. Los sureños esclavistas querían continuar con su estilo de vida y los partidarios del entonces presidente de EEUU, Abraham Lincoln, en el Norte pelearon para impedir la desintegración del país.

El esclavismo del Sur puede calificarse como un anacronismo, sobre todo en la segunda mitad del siglo XIX, cuando Estados Unidos atravesaba un auge de su industria, el capitalismo y las democracia, las vastas plantaciones en las que trabajaban multitudes de esclavos africanos, era como tener una astilla en el ojo.

Pero en realidad, la economía de las plantaciones coloniales no eran un fantasma de la sociedad agraria, sino la base de la sociedad industrial. Hasta las últimas décadas del siglo XIX, cuando finalizó la revocución industrial, la esclavitud y el capitalismo se complementaron el uno a otro.

Hasta las finales del siglo XIX, Gran Bretaña fue el líder económico del mundo y para mantener ese liderazgo necesitó mucho, ante todo, materias primas baratas, pues en caso contrario, la producción industrial nunca sería competitiva.

El añil y el caucho de la India y el sureste de Asia, el algodón, azúcar y tabaco del Sur de EEUU, la madera y los cereales de Rusia movieron las hélices de la industria británica.

Durante la revolución industrial, la única posibilidad de reducir los costos de producción primitiva de las colonias subdesarrolladas era obligar a los trabajadores a trabajar gratis.

No hay nada sorprendente en que los industrilaes británicos hayan invertido más que otros en las plantaciones de EEUU e incluso  conservaron el control de esas plantaciones cuando las colonias adquirieron la independencia.

Líder nacido bajo la esclavitud

El colonialismo británico produjo la división norte-sur en EEUU e involuntariamente dio origen al nuevo líder mundial. Para la región industrial del Norte estadounidense los Estados del Sur pasaron a desempeñar el mismo papel que jugaron las colonias britáñícas para Gran Bretaña.

Durante muchos años, el Sur suministró materias primas para la industria de EEUU y mantenía una demanda estable de la producción industrial.
Todo lo que se utilizaba en el Sur era fabricado en el Norte, desde los juguetes y ropa de cama hasta la vajilla y las herramientas.

Esto convenía a los norteños que integraban la mayor parte del gobierno de EEUU aunque provocaba disgusto a los sureños que preferirían desarrollar un comercio libre con todo el mundo.

Pero las autoridades estadounidenses restringieron el intercambio comercial mediante la rígida política fiscal para apoyar la producción nacional.

En su época, Gran Bretaña defendió su capital comercial del mismo modo. Inglaterra adoptó Acto de la navegación adoptado en 1651, que prohibía la entrada a Inglaterra de cualquier tipo de mercancías provenientes de EEUU, Asia, África y Rusia en barcos extranjeros.

En la segunda mitad del siglo XIX, surgieron contradicciones en las relaciones entre capitalismo y esclavismo. La revolución industrial tuvo su impacto en la agricultura. Los industriales decidieron vender al Sur no sólo las mercancías sino también maquinaria agrícola.

Pero los propietarios de las plantaciones no necesitaban maquinaria, sino los granjeros. Los latifundistas tenían a los esclavos en su disposición, y la maquinaria podía cambiar el sistema económico y el modo de vida de todos.

Esto molestó a lo sureños. Pero el lobby de los industriales del Norte fue más fuerte que de los latifundistas del Sur, y al ocupar el sillón presidencialen 1860, Abraham Lincoln anunció que todas las nuevas zonas de EEUU iban a convertirse en territorios libres de esclavitud.

Guerra sin oportunidades de ganar

En 1861, once estados del Sur proclamaron su independencia y formaron la Confederación. Esto conllevó a una guerra en la que ninguna de las partes no tuvo oportunidades de ganar. Esto es evidente hoy en día, pero en aquella época muchos estaban convencidos en lo contrario.

Los confederados poseían la superioridad. Los mejores arsenales y almacenes militares, las mejores unidades en cuanto a la capacidad combativa y la mayor parte de los oficiales fueron reclutados en el Sur.

Además, al estallar la guerra, una tercera parte de los oficiales de la Unión dimitieron para adherirse al Ejército de los confederados que al inicio tuvo más suerte.

Pero un país sin industria no puede combatir durante mucho tiempo porque es incapaz de satisfacer la demanda de armamento y pertrechos como tampoco restablecer la infraestructura destruida.

Teniendo esto en cuenta, los norteños hicieron todo lo posible para aislar al Sur del mundo exterior.

La potente Inglaterra intentó romper el bloqueo y ayudar a sus ex colonias, porque entendía que en el momento cuanto el Norte y el Sur de EEUU se unieran, se pondría fin al liderazgo británico. Y eso fue precisamente lo que ocurrió.

No es verdad que las dimensiones no tienen importancia. Cuando los capitales y la industria desarrollada se unen con las fuentes de materias primas y enormes recursos laborales, nadie puede competir contra este monstruo.

La China contemporánea es un buen ejemplo. El Imperio Celeste sigue el camino por el que hace unos 20 años pasaron otros países asiáticos, Singapur, Hong Kong, Tailandia, Taiwán, Corea del Sur. El Occidente eligió a los Estados del Sudeste Asiático como fábricas mundiales por su mano de obra barata.

En la década de los 80 del siglo pasado, le tocó el turno a China, pero el Occidente no tomó en consideración las dimensiones de este país.

El Occidente empezó a perder el control sobre China con sus enormes recursos laborales, capitales y posibilidades del lobby. La situación parece a la que hace tiempo ocurrió en EEUU.

Es posible que, pasado un siglo y medio, la historia vuelva a repetirse.

Navegador de artículos