AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Moderación salarial, restricción de derechos laborales… ¿De qué habla el Banco de España?


Moderación salarial, restricción de derechos laborales… ¿De qué habla el Banco de España?

El Banco de España alerta de las graves consecuencias que puede tener para la economía española incrementar los bajos salarios de la clase trabajadora en España… ¿De qué habla el Banco de España?
Yolanda Palomo del Castillo | Hoy a las 21:38 | 308 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/moderacion-salarial-restriccion-derechos-laborales-habla-banco-espana
Nubes sombrías sobre el Banco de EspañaEl Banco de España ha hecho público su último Boletín Económico (abril, 2011) dónde se recoge el informe trimestral de la economía española, y del que se hace eco el Diario Público, en el día de hoy.

En dicho informe se indica de que “transcurridos tres años desde que se iniciara este largo episodio de destrucción de empleo, los ajustes de plantilla siguen desempeñando, por tanto, un papel muy relevante en los avances de la productividad” además de alertar de rigideces estructurales que están incidiendo negativamente “sobre la evolución de los costes laborales y la inflación”.

Entre esas rigideces, el Banco de España destaca el excesivo aumento de los salarios (del 3,1% hasta marzo de 2011, frente al 1,4% pactado en 2010), “dada la atonía del mercado laboral” concluyendo, en este sentido, que “la dinámica salarial descrita resulta suficientemente ilustrativa de los problemas que comporta la pervivencia de cláusulas de salvaguarda contra la inflación” complicando “la consecución de ganancias de competitividad y la generación de empleo, necesarios para potenciar una recuperación más sólida”.

Podríamos resumir, siguiendo los dictados del informe, que dos de los aspectos fundamentales para una pronta recuperación económica es el adecuado ajuste de plantillas y la eliminación de las cláusulas de revisión de los convenios, a la vista del excesivo crecimiento de los salarios de las trabajadoras y trabajadores de este país y de su negativo efecto sobre la economía.

No es la primera vez, ni mucho menos, que este organismo carga los costes de la crisis en las espaldas de la clase trabajadora apelando a una ciencia económica neoliberal infalible.

Sin ir más lejos, el pasado 5 de octubre, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados,  indicó que “la ausencia de cláusulas de salvaguarda sobre la inflación…constituye un buen exponente de las ventajas que supondría la definitiva desaparición de dicha figura, que no es más que un legado de los hábitos inflacionistas de un pasado ya superado, pero cuyo mantenimiento ha sido una fuente de problemas, tal y como el Banco de España ha venido señalando reiteradamente”.

Asimismo, en dicha comparecencia, además de alabar insistentemente la moderación salarial, así como las bondades de la entonces recién aprobada reforma del mercado de trabajo a través de una de las leyes más regresivas y restrictivas de derechos laborales que se han conocido en la historia de la democracia, afirmaba que “las medidas de austeridad adoptadas en el sector público, que incluyen un recorte salarial, ayudarán a los ajustes que necesita el sector privado para afianzar su competitividad”.

Este alarde de liberalismo salvaje e insaciable del que continuamente hace gala el Banco de España bajo el liderazgo de su actual Gobernador – por el que desplaza actualmente las graves consecuencias de la crisis hacía la ciudadanía y no hacía sus auténticos responsables- podría analizarse, a su vez, desde una triple perspectiva que siempre nos llevaría a la misma conclusión: la riqueza de unos pocos está siendo pagada, con implicaciones realmente graves desde el punto de vista social y humano, por los más humildes y no responsables del presente despropósito económico y financiero.

En primer lugar, si consideramos las competencias del Banco de España -entre las que destacan promover elbuen funcionamiento y la estabilidad del sistema financiero o supervisar la solvencia y el cumplimiento de la normativa específica de las entidades de crédito, otras entidades y mercados financieros- y siguiendo en este aspecto al profesor Vicenç Navarro, podremos llegar a la conclusión de que, previa a la explosión de la crisis, el sistema bancario había invertido intensamente en actividades inmobiliarias especulativas, endulzando las condiciones y rebajando los intereses bancarios de acceso al crédito para favorecer la compra de viviendas, en la consideración de que, ante una escasa demanda consecuencia de un inadecuado reparto de la productividad y riqueza, resulta mucho más atractivo invertir en negocios especulativos que en actividades puramente productivas.

En ese escenario, el Banco de España -que ahora sugiere, impulsa y estimula soluciones antisociales para solventar esta dramática crisis- no recondujo las nefastas estrategias especulativas que el sistema estaba llevando a cabo y que tan deplorables consecuencias está acarreando a todos los ciudadanos. Entonces…. ¿De qué habla el Banco de España?

Asimismo y, en segundo lugar, a la vista de la difícil situación en la que se ha visto inmerso el sistema financiero y bancario español –y a la que ha contribuido activamente, como hemos visto- las ayudas públicas (pagadas a los bancos y cajas españolas por el bolsillo de todos los ciudadanos) han supuesto, según la edición del Diario Público el día 1 de noviembre de 2009, unos 160.000 millones de euros en ese último año.

La reestructuración de las cajas ha consumido ya 11.559 millones de euros en ayudas públicas, según un informe presentado en febrero del presente año por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Nuevamente, los ciudadanos vuelven a pagar las consecuencias de una crisis que no han generado…. ¿De qué habla el Banco de España?

En tercer lugar, derivadas en su gran mayoría de esta actuación del sistema bancario y financiero, no podemos dejar de observar las desgracias familiares y personales que se vienen sucediendo ante la pérdida de las viviendas por falta de recursos para pagar las correspondientes hipotecas que, según se ha expuesto, fueron ofertadas en bondadosas condiciones por Bancos y Cajas en el periodo especulativo.

Merece destacarse el auto 111/2010 de la Sala Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra por el que ratifica la decisión del Juzgado de Instancia e Instrucción nro. 2 de Estella/Lizarra, que se niega a que un banco, que previamente había ejecutado la hipoteca y se había adjudicado el inmueble por el 50% del valor de tasación, continúe reclamando la deuda restante a la familia.

El propio Auto, además, realiza una emotiva reflexión moral sobre la insoslayable responsabilidad que tienen las entidades bancarias en la crisis que estamos padeciendo, y que es precisamente esta crisis la que ha dejado en paro y sin ingresos a muchas familias que en estos momentos no pueden hacer frente al pago de la hipoteca.

En el marco de esta triple perspectiva, sólo añadir un dato más: según publica el diario “El País” en su edición de 6 de marzo de 2011, “el sueldo medio de los  consejeros ejecutivos y principales directivos de las  firmas del  Ibex superó  el millón de  euros en 2010…”

Por tanto, y para finalizar…. ¿De qué habla el Banco de España?

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: