AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para el día “mayo 17, 2011”

No somos mercancía en manos de los medios corporativos


No somos mercancía en manos de los medios corporativos

España | César Pérez Navarro – Tercera Información | 17-05-2011 |
Intentar someter las manifestaciones del 15 de Mayo en toda España al silencio informativo era imposible tras publicarlo el Washington Post : “Tens of thousands march in Spain to protest against austerity measures, banks, politicians”, el Boston Globe y la CBS. Decenas de miles de personas salieron a la calle el día 15respondiendo al llamamiento de la Plataforma DemocraciarealYA ! tras la tímida difusión de las convocatorias por parte de los medios españoles de gran audiencia.

La crítica a la clase política cómplice de las estrategias económicas de los causantes de la crisis y a los especuladores financieros se materializó bajo el lema “no somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. El día 15, a las 20:00 horas, #15mani era el tercer tema de conversación más importante de Twitter en todo el mundo. #spanishrevolution alcanzaba el puesto más relevante a nivel mundial del “trending topic” de twiter bajo el silencio de los medios tradicionales (a excepción de La Vanguardia).

#acampadasol , otro de los temas principales a nivel nacional y mundial, recoge información sobre la concentración que tiene lugar en esa plaza y como punto final la fecha de las elecciones del día 22. Esa concentración se puede seguir en directo desde bambuser.com.

A través de las redes de internet, se siguen compartiendo hoy apoyos y difundiendo convocatorias, a pocos días de las elecciones municipales y de algunas comunidades. En el twiter leemos : “Esta mañana eran 40, ahora somos 500 #15m #acampadasol#spanishrevolution (…) Más de 100 personas ahora mismo en Plaza Catalunya. Aunque está la poli y están regando para impedir la #acampadabcn #spanishrevolution“.

Varios sociólogos ya apuntan a que la protesta del domingo convocada a través de redes sociales puede “configurar un nuevo movimiento social”, por estar convocada al margen de partidos políticos y sindicatos. Jaime Pastor, profesor de Sociología de la UNED y experto en “movimientos de masas” habla de “eslóganes muy expresivos” y de un “acontecimiento con mayúsculas” promovido por un “grupo muy heterogéneo cuyo denominador común es el “antineoliberalismo” y la oposición a las políticas utilizadas “para hacer frente a la crisis”, compartidas por PP y PSOE.

Que decenas de miles de personas salgan a la calle a protestar contra los responsables de la crisis debiera ser portada de periódicos e informativos de la televisión, pero estos han medido minuciosamente su difusión, utilizando patrones de información habituales en la respuesta a las movilizaciones ciudadanas.

Así, la duración de la noticia en los telediarios no ha pasado del medio minuto, y en ella se han destacado las opiniones de los políticos (aludidos) del PP y PSOE, quienes incidían en lamentar los actos de violencia que se saldaron al final de la manifestación en Madrid con 24 detenidos, y eludían hacer comentarios más allá de que manifestarse es un derecho constitucional, etc.

En el diario Público, leemos que Zapatero “(…) opinó que ese malestar “no tiene por qué tener un traslado a las urnas (…)”, pero a nadie escapa que el movimiento también está inspirado por un voto crítico que se muestra mayoritariamente indeciso entre votar en blanco o votar a un partido que en ningún caso sería el PP o el PSOE. Nación Red publica la inquietud del PP por el efecto NoLesVotes en Madrid.

En la cobertura mediática de los medios españoles podemos distinguir diversas “imprecisiones” o manipulaciones que desvían la atención del objeto de las protestas o tratan de ensombrecerlas.

La principal ha sido, precisamente, colocar el foco mediático sobre los incidentes del final de la manifestación, pese a que tuvieron lugar una vez había finalizado la misma, y a pesar de ser protagonizados por personas ajenas a la la plataforma Democracia Real YA !

El hecho de que se hayan identificado posibles policías infiltrados reduciendo a manifestantes durante esos disturbios, uno de ellos con un pañuelo palestino en la cabeza, y éstos hayan sido grabados por las cámaras de RTVE, no ha encontrado sitio entre las noticias de los principales medios, pero ha fluido en twiter. Plataformas como ’Juventud sin futuro’ condenaron los hechos, al tiempo que recalcan que no tuvieron “nada que ver con ellos”, y que “la manifestación en ese momento estaba desconvocada”.

Aún así, varios medios sitúan estos escasos actos de violencia en un lugar privilegiado ; La protesta de « indignados » acaba en una batalla campal (ABC) ; 24 detenidos y varios policías heridos en la protesta antisistema de Madrid (Periodista Digital) ; Los ’jóvenes sin futuro’ provocan una batalla campal : 24 detenidos y 5 policías heridos. La manifestación de la extrema izquierda (…) (Libertad Digital) ; La manifestación de Madrid termina con 24 detenidos (El País) ; (…) jóvenes y mayores antisistema se echaron ayer a la calle (…) (El País) ; Disturbios en la marcha de ’Democracia real’ (europapress) 24 personas detenidas al término de la manifestación en Madrid (Antena 3) ; etc.

-La ausencia de la palabra “banco” o “banquero” como blanco de las protestas es un común denominador en los titulares de la prensa, pese a ser uno de los protagonistas del lema de la convocatoria. En lugar de los banqueros, el objeto de la protesta es la “crisis” en abstracto.

Es una fórmula habitual en muchos titulares en los que se cambia al responsable principal de la crisis (los bancos, el sistema financiero) por el resultado de sus actos, la “crisis” misma, término al que -por sí mismo- no pueden pedírsele cuentas : “La indignación contra la crisistoma las calles. Miles de personas reclaman más servicios públicos“ (Público).

Contar a los manifestantes por “miles” o “varios miles” (El País) en lugar de usar la expresión más precisa y llamativa : “decenas de miles” (ya hay cifras de más de 20.000 personas en Madrid y Barcelona respectivamente) adoptada por The Washigton Post precisamente.

-Referirse a que los manifestantes reclaman un cambio del modelo “político y social” y dejar en el tintero al sistema económico : “Miles de manifestantes reclaman en Barcelona y Madrid un cambio del sistema político y social” (El Periódico).

Circunscribir la edad de los manifestantes a los “jóvenes”, pasando por alto que participaron personas de todas las edades y de ambos sexos : “Miles de jóvenes piden un cambio de sistema político y social” (ABC) ; Los jóvenes se preparan para volver a tomar las calles de varias ciudades” (El Mundo), y sin tener en consideración un comunicado publicado en la web de DemocraciarealYA ! en el que se desmentía que el movimiento fuera exclusivamente “de jóvenes”.

Afortunadamente, los medios convencionales no han sido ni son quienes llevan el peso en la información de los acontecimientos.

Son actores secundarios desde hoy y en estas movilizaciones. Ahora los protagonistas son las informaciones de primera mano que parten de la gente organizada y son recibidas directamente por un número creciente de simpatizantes activos a través de twiter, facebook, webs alternativas, etc. saltándose un paso intermedioque cada día es considerado como “de escasa fiabilidad” por un número creciente de personas.

Anuncios

El Congreso de EEUU planea una “Guerra Global Permanente”


El Congreso de EEUU planea una “Guerra Global Permanente”

El Congreso estadounidense propone una nueva declaración de guerra que autoriza el empleo de fuerzas armadas de EE.UU. en un conflicto sin fin, sin límites y sin un claro enemigo.
Hay alarma en las asociaciones por los derechos civiles.
El que se ilusionaba pensando que con el asesinato de Bin Laden, los Estados Unidos proclamarían el fin de la “guerra al terrorismo” contra al-Qaida, declarada después del 11 de septiembre de 2001, se equivocaba. Al contrario, Estados Unidos está considerando expandir los límites geográficos, políticos y temporales del conflicto, transformándolo en una guerra global permanente.
En estos días, la Comisión de Defensa del Congreso de Estados Unidos – con una mayoría republicana desde el pasado noviembre- está estudiando el texto de una nueva declaración de guerra que “actualiza” la que se aprobó el 18 de septiembre de 2001.
A diferencia del texto antiguo que, en nombre del derecho de legítima defensa, autorizó el uso de la fuerza militar “contra naciones, organizaciones y personas responsables de ataques lanzados contra los Estados Unidos (…) con el fin de prevenir nuevos actos de terrorismo”, el nuevo texto, redactado por el republicano Howard McKeon, describe una guerra sin fin, sin fronteras y sin un enemigo claro.
“Los Estados Unidos -dice la propuesta en análisis– están empeñados en una guerra contra las naciones, las organizaciones y los individuos que forman parte o apoyan a al-Qaida, a los talibanes o a las fuerzas aliadas que participan en hostilidades contra los Estados Unidos, contra los miembros de la Coalición o a favor de las citadas naciones, organizaciones o personas.”La nueva declaración de guerra también autoriza la detención de los enemigos sin límites de tiempo: “El presidente tiene la autoridad para detener a combatientes hasta el final de las hostilidades”.

El texto ha despertado la alarma de todas las asociaciones estadounidenses por los derechos civiles, los derechos humanos y contra la guerra.

En una apesadumbrada carta abierta a los miembros de la Comisión de Defensa, la American Civil Liberties Union (ACLU) y otras veintidós organizaciones pidieron que no se apruebe esta ley que “otorga al presidente unos amplios y prácticamente irrevocables poderes para declarar la guerra, embarcando a los Estados Unidos en una guerra a escala mundial sin un enemigo definido, sin ningún límite geográfico y sin límites de tiempo vinculados al logro de un objetivo”.

“A diferencia de la declaración de guerra de 2001 que autorizó el ataque contra Afganistán y la cacería de Osama bin Laden –se lee en carta de la ACLU– el texto propuesto no menciona un daño específico, como el ataque del 11 de septiembre, o una amenaza específica para el país.

Se sostiene que Estados Unidos está en guerra dondequiera que haya sospechosos de terrorismo, independientemente de si existe un peligro real.
El Congreso delega en el Presidente poderes absolutos para hacer la guerra, con una amplitud sin precedentes, que lo autorizan a ordenar el uso de la fuerza militar, independientemente de ataques concretos o potenciales contra de los Estados Unidos.”“La nueva declaración de guerra -continúa la misiva- no especifica los objetivos finales ni los criterios bajo los cuales se restringirían los poderes de guerra presidenciales delegados por el Congreso: los amplios plazos de este conflicto podrían durar decenios.

Según este texto, “las Fuerzas Armadas de EE.UU. podrían desplegarse en Somalia, en Yemen, en Irán, en casi todos los países del Oriente Medio, en África y en Asia, y también en países europeos, en Canadá y obviamente, dentro de los mismos Estados Unidos contra los ciudadanos estadounidenses”.

JP MORGAN manda en el Santander


BANCA // EL CAPITAL EXTRANJERO TOMA EL PODER EN EL GRUPO SANTANDER

El Banco americano de Santander

Roberto Mazorra. Redacción
Durante la última década la entrada de capital estadounidense en el Banco Santander ha sido constante y creciente.
Actualmente, siete grupos financieros de origen norteamericano poseen cerca del 50% de las acciones.
Emilio Botín continúa al frente del Consejo de Administración del banco, pero ahora es más bien un testaferro de los intereses de estas grandes corporaciones.


Viñeta de Santiago Sobrino.

En el momento actual, siete grupos financieros de origen estadounidense controlan el 45,3% de los títulos del banco:

Chase Nominees Ltd. (12,51%) [1],

State Street Bank (9,60) [2],

EC Nominees (6,91%) [3],

The Bank of New York Mellon (5,57%) [4],

Capital Research and Management Company (4,87%) [5],

Blackrock Investment (4,78%) [6]

y Fidelity Internacional (1,06%) [7].

También hay grupos europeos con participaciones significativas, como BNP Paribas (3,18%) y Credit Suisse (2,87).

El resto de los accionistas está muy disperso para tomarlos en consideración y el sindicado de acciones de la familia Botín apenas llega a un exiguo 1,7% del total de los valores del banco.

Estos grupos han ido aumentando su participación de forma gradual desde principios de siglo.

Sin embargo, en los últimos meses de 2010 se produjeron una serie de movimientos dignos de resaltar.

Salvo EC Nominees, que reducía su participación en un 3% del total de las acciones del banco, el resto de los grupos estadounidenses aumentaban sus activos de forma significativa hasta alcanzar un volumen de concentración accionarial nunca conocido en el banco. Por ejemplo, Chase Nominees crecía un 7% en términos globales y State Street Bank incrementaba en un 4,6% su volumen de títulos sobre el total de valores del banco.

Bancos custodios

Chase Nominees, EC Nominees y State Street Bank son bancos custodios o depositarios, es decir, instituciones financieras que se ocupan de proteger y custodiar los activos de un grupo de accionistas o inversores. Estos activos pueden ser acciones, bonos, metales preciosos o divisas.

En el caso de las acciones y participaciones, las gestoras que administran las acciones depositadas en estas entidades pueden tener mandatos de sus inversores para acometer determinadas operaciones de gran alcance. Al manejar grandes capitales, pueden provocar alteraciones significativas en el precio de las acciones de forma directa.

Estas entidades financieras, por tanto, no son las propietarias de las acciones sino sólo las depositarias –aunque también suelen ocuparse de su gestión mediante las gestoras de estos activos– [8].

Normalmente, ninguna de estas entidades se sienta en el Consejo de Administración del Banco Santander ni suele acudir a las Juntas de Accionistas –aunque suelen ser habituales las delegaciones de voto–.

Pero esto no quiere decir que no tengan influencia en la política del banco, más bien todo lo contrario. La única diferencia con otros fondos de inversión es que, en este caso, se guarda totalmente el anonimato.

Los clientes de los bancos depositarios son grandes fondos de inversión de origen estadounidense. Las denominaciones de estos fondos y las identidades de los clientes se encuentran ocultas debido a la permisiva normativa española.

El Real Decreto 377/1991 sobre Comunicación de Participaciones significativas en Sociedades Cotizadas establece que cada inversor o cliente individual sólo debe comunicar su identidad cuando posee de forma directa o indirecta el 5% o más de una sociedad cotizada.

Como la mayoría de los grupos financieros o bancos custodios funcionan en bloque –más allá del uso de las participaciones cruzadas o circulares–, resulta muy difícil o imposible conocer qué inversores forman parte de estas entidades.

En el caso de Chase Nominees, su subcustodio en España –el propio Banco Santander y su presidente, Emilio Botín– es el responsable de comunicar las alteraciones significativas en el accionariado del banco custodio.

‘Los jefes de todo esto’

La mayoría de estos grupos tienen también grandes inversiones en la mayor parte de las grandes empresas y bancos españoles.

Por ejemplo, Chase Nominees –filial de JP Morgan– posee acciones en 14 empresas del Ibex 35 (Índice bursátil español).

Concretamente participa como uno de los principales accionistas en BBVA, Endesa, Telefónica, Iberdrola, Indra, Repsol, Gas Natural o Inditex. La diferencia entre, por ejemplo, los Amancio Ortega (Inditex), Florentino Pérez (ACS) o Isaac Andic (Mango) y los inversores de Chase Nominees, Fidelity, EC Nominees o State Street Bank, es que de estos últimos no conocemos casi nada.

Estos grupos, por otro lado, manejan capitales que se acercan o sobrepasan el PIB español –1,1 billones de euros –, lo que da idea del poder y la influencia que pueden tener, independientemente de sus participaciones en empresas españolas.

Todo ello podría servir de base para explicar en parte los motivos del ataque a los salarios, al empleo y al consumo por parte de las instituciones políticas y, sobre todo, de las grandes corporaciones.

Es lógico pensar que grupos como JP Morgan o Capital Group analicen la crisis en un contexto global, no local, y sus intereses y los beneficios que persiguen no dependan, por ejemplo, de una mejora en el empleo y consumo, sino del pago de la deuda y de los rescates bancarios.

Los “PIGS” y JP Morgan

El acrónimo “PIGS” ha sido utilizado por analistas financieros para designar a los países europeos (Portugal, Irlanda, Grecia y España) que más han sufrido los efectos de la crisis económica. Casualmente, la mega corporación JP Morgan & Chase tiene grandes intereses financieros en los cuatro “pigs”.

En febrero de 2010, el periódico The New York Times publicaba las prácticas llevadas a cabo durante cerca de una década por Goldman Sachs y JP Morgan en Grecia para ocultar su déficit fiscal.

Estos dos grupos financieros ganaron miles de millones de euros mediante operaciones con derivados financieros vinculados a los valores de deuda y déficit público del Estado griego.

Por ello, no es de extrañar que, en esas mismas fechas, estallara una bomba en una de las oficinas de la JP Morgan en Atenas. A pesar de todo ello, el rescate a Grecia de 2010 tuvo como principal defensor al jefe económico para Europa de JP Morgan, David Mackie.

JP Morgan Chase Bank, una de las filiales del grupo, opera desde sus oficinas de Atenas, Dublín o Lisboa para imponer en Europa las políticas que más benefician a sus intereses.

De hecho, los informes de sus técnicos o las intervenciones públicas de su presidente, Jamie Dimon, son seguidos a pies juntillas por la mayoría de los Gobiernos europeos y por la propia UE.

JP Morgan hace política de forma directa, apoyando medidas extremas para reducir el déficit público y para incrementar las ayudas a la banca o propiciar los rescates a las entidades financieras y las reestructuraciones bancarias que sirven a sus propósitos de concentración capitalista.

En Grecia, Irlanda y Portugal lo ha hecho de forma notoria, en España es más sutil y deja que sus aliados españoles (BBVA, Banco Santander, PP y PSOE) se ocupen del trabajo sucio.

Pero lo realmente paradójico es que, a pesar de la situación de estos países, la JP Morgan haya aumentado considerablemente su inversión en dichos Estados. O, quizás, lo ha hecho precisamente por ello.

Por ejemplo, en enero de 2011 la revista Bloomberg publicaba que iba a extender su red de bancos custodios y subcustodios por Irlanda, país intervenido recientemente por la UE y el FMI.

En noviembre de 2010, Robert Michele, responsable de JP Morgan Asset Management, dijo: “El problema no es ni Irlanda ni Portugal, sino España.

Si para Irlanda se consideraban ayudas en torno a los 100.000 millones, España necesitaría un billón de euros.

Al final sería necesario algún esfuerzo coordinado a nivel global que incluiría a la UE, el FMI, Estados Unidos y China para poner el dinero necesario”.

ENTRAMADO FINANCIERO Y NORMATIVA

RED FINANCIERA
El funcionamiento del sistema capitalista y la permisividad legal provocan situaciones grotescas, al margen de sus implicaciones éticas. Santander Asset Management, Banif Banca Privada, Banif Inmobiliaria, Banco Banif, Banif Gestión, Banesto, Banesto Banca Privada, Santander Investment, Cantabria de Inversiones, Santander Real State … y así una inmensa lista de cientos de sociedades instrumentales y filiales constituyen la enorme red financiera del Banco Santander.

Al analizar someramente algunas de estas sociedades se puede vislumbrar algo extraño en los porcentajes de los accionistas mayoritarios.

Por ejemplo, hay entidades –la mayoría de las nombradas– cuyo mayor accionista es una empresa que tiene de inversor principal a otra sociedad cuyo mayor accionista es otra empresa en donde tiene participaciones importantes la primera. ¿Cómo es posible?: los caminos de la banca son inescrutables. Pero, ¿es todo esto legal?

PARTICIPACIONES RECÍPROCAS
El mecanismo de participaciones recíprocas puede ser tan sofisticado y complejo que blinda a las empresas ante cualquier tipo de investigación contable.

Este sistema propicia, por tanto, los trasvases de capital, y permite falsear la verdadera situación patrimonial de una corporación con el objetivo de cuadrar los balances.
En teoría, el sistema de participaciones recíprocas está prohibido por ley desde el límite del 10% del capital de las sociedades participadas. Desde septiembre de 2010, la Ley de Sociedades de Capital (Real Decreto Legislativo 1/2010) regula este tipo de cuestiones –hasta esa fecha venía contenida en la derogada Ley de Sociedades Anónimas–.
En dicha normativa, la prohibición se establece tanto para las participaciones que se producen de forma directa (participaciones cruzadas), como en relación con las que se realizan mediante sociedades filiales (participaciones circulares).

Sin embargo, el artículo 154 excluye del régimen de la prohibición a las participaciones recíprocas establecidas entre una sociedad filial y su sociedad dominante. Es decir, la mayoría de los casos.

AUTOCARTERA
La normativa permite también la auto compra de las acciones por parte de una empresa, ya sea de forma directa o indirecta –a través de sus filiales –.

Aunque la autocartera nunca puede superar el 10% del capital suscrito de la sociedad cotizada (5% hasta 2009), el uso de filiales –que pueden encontrarse domiciliadas en otros Estados e incluso en paraísos fiscales– garantiza la opacidad de este tipo de operaciones.

Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el Banco Santander tenía en marzo de 2011 una autocartera del 0,324% de las acciones (sobre los 250 millones de euros).

[1]

JP MORGAN & CHASE

CHASE NOMINEES (12,51%)

El valor de sus acciones es aproximadamente de 9.700 millones de euros.

Desde noviembre de 2010 es el máximo accionista del banco. Chase Nominees Limited es una filial dedicada a los fondos de inversión –bajo la forma de un banco custodio– del gigante norteamericano JP Morgan & Chase.

JP Morgan & Chase es la enorme corporación bancaria resultante de la fusión de los bancos fundados por John Pierpont Morgan y la familia Rockefeller (Chase Manhattan Bank). A pesar de su enorme poder, no ha podido evitar que el pasado mes de febrero fuera acusada por la Corte estadounidense por presunta complicidad en el fraude de Bernard Madoff.

La corporación JP Morgan & Chase recibió a finales de esta década cerca de 40.000 millones de dólares en el rescate bancario llevado a cabo por el Tesoro de los EE.UU.

Este grupo de inversores aparece como uno de los principales accionistas de algunas de las empresas más relevantes del Ibex-35 (índice de referencia de la bolsa española) como Indra, Inditex, Gamesa, Iberdrola, Repsol, Telefónica o BBVA.

[2]

STATE STREET BANK (9,60%)

El valor de sus acciones es aproximadamente de 7.400 millones de euros.

State Street Bank and Trust Company es otro banco custodio de capital estadounidense. Y es uno de los más importantes accionistas de Indra, Telefónica, BBVA y Banco Sabadell.

En 2008 ingresó dos mil millones de dólares en la operación de rescate bancario del Tesoro estadounidense.

En febrero de 2010, la Securities and Exchange Commission (la CNMV de EE.UU.) presentó una demanda civil contra este banco por engañar a los inversores en el caso de las hipotecas subprime.

[3]

JP MORGAN & CHASE

EC NOMINEES LTD (6,91%)

El valor de sus acciones es aproximadamente de 5.400 millones de euros.

EC Nominees Limited es otro banco custodio, domiciliado en Reino Unido y perteneciente a Euroclear, que es un grupo financiero de capital europeo y norteamericano que opera principalmente en Europa Occidental. Euroclear fue creado por JP Morgan en 1968 en Bruselas, del cual se desvinculó formalmente en 2000, pero la megacorporación estadounidense sigue siendo uno de sus más importantes accionistas.

En la última década, este grupo financiero asumió la responsabilidad de la liquidación de los bonos irlandeses –el Gobierno y el Banco Central delegaron esta función en Euroclear–.

[4]

THE BANK OF NEW YORK MELLON (5,57%)

El valor de sus acciones es aproximadamente de 4.300 millones de euros.

The Bank of New York Mellon es un banco y un grupo de servicios financieros norteamericano. En octubre de 2008, recibió tres mil millones de dólares de las Reservas Federales de los EE.UU. para evitar su bancarrota.

[5]

CAPITAL GROUP

CAPITAL RESEARCH (4,87%)

El valor de sus acciones es aproximadamente de 3.800 millones de euros.

Hasta hace unos pocos meses, este grupo financiero estadounidense era el principal accionista del Banco Santander. Forma parte del holding Capital Group Companies.

Capital Research posee participaciones en Inditex, Telefónica, BBVA o Eon. La corporación matriz, Capital Group, maneja alrededor de un billón de euros en participaciones cotizadas por todo el mundo. Entre ellas figura Fidelity, otro de los accionistas del Banco Santander.

[6]

BLACKROCK (4,78%)

El valor de sus acciones es aproximadamente de 3.700 millones de euros.

Firma de inversores internacionales ubicada en Nueva York. Posee cerca del 20% de Barclays Bank y también es accionista de BBVA y Telefónica. En 2008 obtuvo dos mil millones de dólares en ayudas de las Reservas de EE.UU.

[7]

CAPITAL GROUP

FIDELITY (1,06%)

El valor de sus acciones es aproximadamente de 818 millones de euros.

Fidelity es otro grupo de servicios financieros estadounidense, su matriz se ubica en Boston, pero tiene intereses en todo el mundo. En España su actividad ha girado en torno a las telecomunicaciones –Telefónica, Antena 3 o Telecinco–.

[8]

ACCIONISTAS, IIC, GESTORAS Y DEPOSITARIOS

En este entramado financiero existen cuatro actores principales:
- La persona accionista (física o jurídica).
- Las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) son instrumentos financieros que agrupan a un grupo de inversores o accionistas. En la normativa española y en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) existen las siguientes IIC: los fondos de inversión (mobiliaria o inmobiliaria), las sociedades de inversión de capital variable (Sicav), las sociedades de inversión inmobiliaria, las IIC de inversión libre y las IIC de IIC de inversión libre.
- Las entidades gestoras (SGIIC) son las encargadas de la administración y gestión de las IIC. Estas entidades, al gestionar estos fondos, ejercen una gran influencia sobre los accionistas.
- Las entidades depositarias se ocupan de la custodia de los activos de las sociedades o fondos y desempeñan funciones de control sobre la entidad gestora. En los bancos custodios del Grupo Santander, la opacidad es casi absoluta en el caso de los accionistas, las IIC o los fondos y las entidades gestoras (normalmente del mismo grupo corporativo de los bancos custodios o depositarios).

El RD 1309/2005 establece claramente la separación entre gestoras y depositarios de las sociedades de inversión. Sin embargo, dicha norma se incumple de forma sistemática y en la mayoría de los casos las gestoras y los depositarios pertenecen a la misma entidad financiera –la separación es formal pero no real –.

Enviar artículo | Versión para impri

Navegador de artículos