AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para el día “mayo 26, 2011”

INTELECTUALES Y PODER EN LA GUERRA POR LIBIA


LETRAS LIBRES /  (De click para agrandar)

MAYO DE 2011

POLÍTICA INTERNACIONAL

INTELECTUALES Y PODER EN LA GUERRA POR LIBIA

POR ÁNGEL JARAMILLO

PdfLa relación entre la intelligentsia y el poder ha sido uno de los temas más acuciantes al menos desde que la ciudad de Atenas condenó a Sócrates.

Es bien sabido que Platón fracasó en convencer a Dionisio el joven de convertirse en un rey-filósofo. Sócrates no pudo salvar el alma de Alcibíades. Alejandro Magno se dejo llevar por la hybris y no por la prudencia aristotélica.

Séneca fue víctima de Nerón y Heidegger perdió la brújula en su admiración por Hitler. En el siglo XX, Julien Benda denunció a los clérigos por la falta de ética de sus incursiones políticas. Pero a veces, la interacción entre el poder y los intelectuales puede tener efectos más saludables.

La necesaria intervención para impedir que Muamar Gadafi, un engendro extraído de Tácito, aniquilara en masa a la población de Benghazi –lo que nos ahorró tener otro Rwanda en nuestra conciencia– ha revelado una historia escondida en que la dialéctica entre el poder y los intelectuales ocupó el primer plano.

Si Nicolas Sarkozy no es Dionisio el joven, ni Alcibíades, ni mucho menos Alejandro Magno, nadie se atrevería a comparar a Bernard-Henri Lévy con Sócrates, Platón o Séneca. Y sin embargo, la decisión que tomó Barack Obama a favor de la intervención militar en Libia tiene su origen en una conversación telefónica que cruzó el Mediterráneo entre el voluble presidente francés y el intelectual de jet set.

Lévy es un curioso caso en que la energía del activista político y las precisas geometrías del teórico se alían con una personalidad de actor hollywoodense que quisiera interpretar el papel de Sartre en un exquisito cine del Greenwich Village. Su interés por la primera plana lo ha llevado a cubrir las guerras de los Balcanes y las cíclicas explosiones que preferimos llamar Medio Oriente. Lévy ya había demostrado arrojo y oportunismo –una virtud y un defecto– con su libro ¿Quién mató a Daniel Pearl? 

Pero esta vez su intervención ha tenido graves consecuencias. Con impecable sentido de la historia, Lévy viajó a Benghazi para reunirse con los líderes de la oposición a Gadafi, mientras este ya había iniciado el zafarrancho que lo conducirá, lenta pero inexorablemente, a su destrucción.

Mientras Hillary Clinton deambulaba, con el rostro demacrado de un sonámbulo, por las capitales de Europa y el Magreb tratando de entender la naturaleza de los rebeldes libios y de practicar lo que ella llama “diplomacia inteligente” –expresión a un tiempo redundante y falaz–, el intelectual francés convencía al presidente de la Quinta República de que existían afinidades electivas entre el De Gaulle de la resistencia francesa durante la ocupación nazi y los miembros del Consejo Nacional de Transición de la República Libia que se oponían al régimen totalitario de Gadafi (Jamahiriya quiere decir Estado de las Masas).

Poco después Lévy viajaba a París junto con tres de los líderes de oposición para presentarlos con Sarkozy en el Palais de l’Élysée, la residencia oficial del presidente de la República francesa desde 1848. De esta manera, la astucia de la historia decretaba paralelismos significativos entre las revoluciones democráticas en la Europa de 1848 y las revueltas populares en el Medio Oriente en 2011.

Como resultado de la conversación entre Sarkozy y los rebeldes libios, el presidente francés decidió reconocer al Consejo Nacional de Transición como el gobierno legítimo de Libia. Se trataba de un paso audaz. La noticia fue recibida de inmediato por los diplomáticos franceses que fatigan los corredores del edificio de la onu en la isla de Manhattan. Durante varios días, el eje París-Londres se esforzó en redactar un borrador de resolución con el que buscaba convencer a los otros miembros del Consejo de Seguridad de imponer una zona libre de vuelos en Libia para proteger civiles de las arremetidas del ejército de Gadafi. Pero nada avanzaría sin el respaldo de Estados Unidos.

El problema era que Barack Obama parecía confundirse a sí mismo con Hamlet y a la Casa Blanca con el Castillo de Elsinore. Muchos esperaban el gran discurso de Obama que, con ecos lincolnianos, llamaría a la comunidad internacional a tomar la decisión de recurrir a la fuerza para impedir que Gadafi cometiera lo que, de acuerdo al estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, constituye crímenes contra la humanidad. Pero Obama no atinaba a decidirse.

No fue sino hasta que Hillary se reuniera en París con los mismos líderes que Lévy le había presentado a Sarkozy que la vuelta de tuerca de la historia se orientó hacia la acción. Después de reunirse con los rebeldes, Hillary viajaba a El Cairo con el propósito de conversar con el grupo de jóvenes que habían encabezado la revolución de febrero y que había culminado con la renuncia de Hosni Mubarak. Pero los jóvenes egipcios se negaron a reunirse con Hillary, a quien consideraban parte de un gobierno que no los había apoyado cuando más lo necesitaban.

Por unos momentos Hillary parecía desconcertada en medio de la Plaza Tahrir. Las calles de El Cairo habían convencido a la secretaria de Estado de que, si Estados Unidos no actuaba pronto y decididamente a favor de los rebeldes, la animadversión de las nuevas generaciones en el Medio Oriente contra el gobierno de Obama estaría garantizada.

Poco después se llevaría a cabo una reunión histórica en la Casa Blanca. Dos grupos se disputaban el corazón de Obama. A favor de la intervención estaba un grupo de asesores del Consejo Nacional de Seguridad, entre ellos Samantha Power –una veterana de los derechos humanos y conocida autora de libros como A problem from hell y una biografía del diplomático brasileño, Sergio Vieira de Mello–, Gayle Smith y Mike McFaul. Los apoyaba Hillary Clinton vía telefónica.

En contra estaban el secretario de Defensa, Robert Gates; el asesor de Seguridad Nacional Tom Donilon, y su mano derecha, Denis McDonough. El primer grupo se impuso.

No solo los argumentos sino la historia estaban de su lado. Esa misma noche Obama giró instrucciones a su embajadora en las Naciones Unidas, Susan Rice, para que esta promoviera lo que a la postre se convirtió en la resolución 1973, que iba más lejos que la propuesta anglofrancesa. Obama no solo quería la imposición de una zona de libre vuelo, sino el permiso para establecer “todas las medidas necesarias” que impidieran a Gadafi continuar masacrando a la población civil.

Dos días después los misiles de precisión descendían como una tempestad de acero sobre Libia, destruyendo buena parte del arsenal del régimen. La audacia de la esperanza había dado paso a la esperanza de la audacia. ~

 
Anuncios

Cabemos todos. Os necesitamos a todos. #spanishrevolution


De la #spanishrevolution.

Cabemos todos. Os necesitamos a todos

Por David BALLOTA 24 de mayo de 2011 | 20:03

Lo decisivo de esta protesta, con todas sus contradicciones y manipulaciones, sigue en pie: los españoles no somos borregos, la casta política tiene una gran parte de culpa de todos nuestros problemas y, por supuesto, es menester que el espacio público-político no sea devorado por la clase política. Son necesarias reformas importantes en el sistema político. O hay regeneración democrática o esto muere. – Agapito Maestre

Libertad Digital nos ha ofrecido otro interesante artículo, ahora con la firma de Agapito Maestre, sobre el “22-M y las contradicciones de Sol”. Un artículo muy crítico con sus amigos“demócratas”, “que estáis esperando un carguito para cuando llegue el PP al machito del poder”:

Buena parte de los analistas políticos, especialmente los vinculados a los medios de comunicación de la derecha, están fuera de juego, incluso los que juegan a ser los más radicales, esos que, desde hace años, se desgañitan porque la sociedad no se moviliza y el sistema de representación está marchito, ahora, cuando otros que no son de su cuerda lo ponen en evidencia, se asustan y apoyan toda la faramalla sobre la que sustenta la casta política. Esto también es un síntoma del fin de un régimen político que comenzó en la Transición y ya no soporta tanta contradicción.

Sobre las movilizaciones en cuyo origen estuvo la batalla digital contra la Ley Sinde, otro intento de ocupar el espacio ciudadano por la clase política sometida a los “empresarios” ajenos al mercado libre, ha escrito también Mónica Fernández-Aceytuno en el digital que dirige Pablo Sebastián. A la prestigiosa ambientalista y divulgadora “lo que está pasando (le) recuerda a Henry David Thoreau, y a su brevísimo pero enorme ensayo titulado “Desobediencia civil”.

Porque si bien es verdad que casi hipnotiza contemplar a tanta gente reunida en un mismo lugar, a mí lo que verdaderamente me llama la atención es lo que puede llegar a alcanzar una sola persona, un solo individuo, cuando piensa. La influencia del individuo que inspira a otros individuos, como inspiró Thoreau a Gandhi, y a Martin Luther King. Yo tengo un sueño. “I have a dream”.

Elvira Huelves en Cuarto Poder escribe “me uno de corazón y mente a esta generación espléndida de españoles que están hablando a favor de mejorar nuestro pobre país maltratado desde tiempos inmemoriales, y lo que es más, de sacudir la democracia -adormecida en favor de los depredadores – para que resurja renovada, fresca. Hasta la próxima vez, ya que de eso se trata.Convencimiento“.

Capítulo aparte, la prensa. La cicatería de los que persiguen otras metas, los que han olvidado por qué se hicieron periodistas cuando eran jóvenes, a los que este movimiento ha pillado con el culo al aire. A mí me ha enseñado a leer mejor los titulares, y a leer entre líneas, como hacía tiempo que pensé que ya sabía.

Enrique Dans también muestra su convencimiento: “el partido que suba al poder estará obligado a integrar parte de las propuestas del movimiento 15M, o a enfrentarse con una parte importante de la ciudadanía en un escenario muy poco apetecible. Tiene el reto de dar paso a una democracia diferente, en la que el ciudadano deje de sentirse como un títere que introduce una papeleta en una urna y legitima con ello a un representante que no le volverá a mirar a la cara hasta cuatro años después. El reto de intentar acomodar desde dentro lo que le exigen desde fuera, para evitar que se rompa la baraja”.
El editor de vidasenred.com se muestra doblemente indignado, por lo que pasa y por lo que han contado, “Estoy muy indignado, en primer lugar con los medios, salvo honrosos casos, ellos han querido desvirtuar el #15M disfrazándolo de movimiento anti globalización de radicales de izquierdas. Los que lo creyeron son los responsables. Indignado con la derecha que ha tildado de antidemocrática la rebelión cívica y pacífica, mintiendo de forma grosera al decir que pedían la abstención. Más culpables son los que se lo creyeron, debería leer un poco lo que Democracia real ya explicó en su momento. Indignado con la izquierda, maestros de la propaganda, quienes quisieron apoderarse de las protestas, ignorando que iban dirigidas principalmente contra ellos y su pésima gestión de la crisis. Para colmo han tenido el valor de culpar de la crisis a todos lados menos a su gestión de la misma”.
En este sentido, Sergio Figueroa en ReadWriteWeb.es es rotundo desde el principio: Medios tradicionales contra Internet, una batalla real en la Spanishrevolution. Pero en los medios tradicionales hay periodistas como Ramón Lobo que escribía el día de reflexión:

Vengo de la Puerta del Sol, a 200 metros de mi casa. Llego empapado de dignidad colectiva, de pertenencia, de ser parte de algo que podría llegar a ser grande. Es lo más importante que vivo desde los años de la Transición. Nunca pisé la plaza un 31 de diciembre, jamás me atraganté de uvas a pie de campanada en medio de una marabunta. Odio las marabuntas. Esta noche ha sido diferente, esta noche ha merecido la pena estar, participar, compartir, ser engullido, marabunteado.

Desde el medio que mejor ha cubierto la #acampadasolperiodismohumanoLeila Nachawatiescribe: “Los gobiernos represivos que han gobernado Oriente Medio y Norte de África durante décadas no son comparables a los de los países europeos, pero muchos de los desafíos y amenazas a las que se enfrentan los tunecinos, egipcios o libios son globales y afectan a las sociedades civiles en su conjunto. En medio de una fuerte crisis económica y con más de cien imputados por corrupción presentándose a las elecciones del 22 de mayo, los españoles han tomado los espacios públicos, en la calle y en Internet, en protesta ante un sistema político por el que muchos no se sienten representados”.
Carlos Sánchez Almeida, al que ya le han debido poner un cajón con su nombre en Serrano, llama avolver a la red de todos porque “la calle no es de nadie: ni de la derecha, ni de la izquierda, ni de los políticos ni de las asambleas. La calle es de todo el pueblo español”.

Hay que guardar fuerzas para lo que viene: una derecha crecida, que controlará ayuntamientos, diputaciones y autonomías. Y que si nadie puede evitarlo, también controlará el gobierno central. Sólo una red fuerte, con capacidad de movilizar la calle, puede evitar que la mayoría absoluta se convierta en corrupción absoluta.

Los derechos son como los músculos: hay que ejercitarlos para que no se atrofien, pero un sobresfuerzo excesivo los lesiona. El derecho de reunión se ha puesto en forma, y de qué manera, pero no conviene abusar de él, porque nos hará falta más adelante.

Sin prisa pero sin pausa, volvamos a la red. Todo el trabajo hecho en la calle se tiene que salvaguardar y desarrollar en internet. Hay que levantar una arquitectura que permita un debate tranquilo y que estimule la participación democrática, sin excluir a nadie. Y cuando hayamos recuperado las fuerzas, estaremos preparados para volver.

Y volveremos.

Dice don Arturo que la guerrilla debe golpear y retirarse, y no sólo lo dice él: Jaque Perpetuo tiene tal nombre en homenaje a una cita de Ernesto Guevara de la Serna. Frente al ejército convencional sólo cabe esa táctica: tomar plazas el tiempo imprescindible y retirarse a los baluartes ocultos, al territorio donde sólo la guerrilla puede maniobrar.

Es la #spanishrevolution

15-M : ¡No podemos fallar, no vamos a fallar!


15-M : ¡No podemos fallar, no vamos a fallar!

Jueves, 26 de Mayo de 2011

Escribo estas líneas después de recibir dos mensajes, que transcribo al final, en sendos correos electrónicos sobre las acampadas y el movimiento de rebeldía que ocupa tantas plazas y calles españolas.

Cuando ya se pasan demasiados días trabajando y malviviendo, soportando todo tipo malas condiciones de vida y ataques y dificultades mil, y por qué no decirlo, sufriendo también por los errores propios inevitables, es lógico que las acampadas que siguieron al 15-M sufran desgaste. Pero no podemos desanimarnos ni fallar. Hay que afrontar la situación con inteligencia y ánimo.

Hay que ser conscientes de que, al fin y al cabo, esas acampadas son el momento de la rebeldía pero que no se pueden convertir en el espacio habitual que ahora es necesario para la reflexión, la creación, la movilización y el empoderamiento. Hay que conquistar nuevos ámbitos y nuevas formas de extensión y difusión para que la indignación no sea simplemente una sustancia empaquetada, por muy grandes y numerosos que sea, en unas docenas de plazas españolas.

Es preciso concretar propuestas de la manera más rigurosa y radical posible y no limitarse a ofrecer generalidades, ideas vagas que más bien parezcan cartas a los reyes magos de jóvenes ingenuos que las propuestas del pensamiento más moderno y contrastado, para poder “enganchar” en ellas a la mayor cantidad posible de personas, con independencia de su sensibilidad política, de su afiliación, de a quién voten o dejen de hacerlo. Las reivindicaciones que está forjando Democracia Real Ya y el movimiento 15-M que surgió de ella son un buen principio pero hay que depurarlas de las banalidades y errores conceptuales impropios de un movimiento que dice que quiere cambiar el mundo. Son un buen punto de partida que, como se ha empezado a comprobar, suscribe cualquier persona sencillamente amante de la justicia y de la igualdad. Pero que hay que modular y mejorar colectivamente y con la ayuda de tantos expertos dispuestos a ayudar como hay.

Es imprescindible explicar todo lo que ha pasado en estos años, populariza los datos indiscutibles de terrorismo financiero que se practica, mostrar de la manera más elocuente posible la estafa y el engaño de los bancos, su comportamiento criminal y miserable para que a la gente no le pueda quedar la más mínima duda de que hay que pararle los pies para siempre a los banqueros y a los grandes multimillonarios porque un mundo libre no puede existir girando solo para que unos pocos ganen cada vez más dinero a costa de la miseria, el sufrimiento e incluso de la muerte de los demás.

Es preciso encontrar y asociar a las miles de personas que han perdido sus viviendas, que han sido estafadas y han visto desvanecerse sus ahorros de toda la vida por engaños de los bancos. Hay que animar a los parados y explicarles bien por qué se encuentran sin trabajo. Hay que mostrar a todos ellos que lo que están viviendo no es una desgracia particular sino la parte de un plan general de expolio preparado estratégicamente y consentido por las autoridades.

Hay que movilizar a los intelectuales, hay que pedirles que pongan todos sus conocimientos al servicio de este movimiento. Y hay que pedirle a los artistas, a los pintores, a los músicos, a los actores, que creen música, que hagan carteles, que canten y difundan de manera sencilla, afable y atrayente lo que ocurre, que nos llenen de alegría y optimismo para afrontar las dificultades que comporta enfrentarse a quienes lo tienen todo y han demostrado tantas veces que les importa solo el dinero y nada la vida, ni la hacienda, ni el sufrimiento de los demás.

Hay que atraerse a toda la gente. No se trata de convertir las plazas en reductos o en enclaves de los convencidos sino en semilleros de energía y fraternidad para salir hacia afuera con fuerza y llenar la sociedad de rebeldía, de inteligencia colectiva, de alegría y de demandas que no pueda negarse a hacer suyas ninguna persona honesta.

Termino con los mensajes que recibí de dos personas, cuyos datos personales omito, y que me han llevado a escribir estas líneas para dar ánimo y reforzar la rebeldía y la indignación que no podemos perder.

El primero dice lo siguiente:

Esta mañana me llaman del banco MBNA para reclamarme el importe de una cuota que tengo pendiente del préstamo (al 28 %) que mantengo con ellos. Les planteo refinanciar dicha deuda, ya que sigo haciendo pagos y la deuda sigue en aumento por la estafa de la banca que nos “gobierna” con unos tipos de interés usureros.

Respuesta del banco MBNA:

Señor, el banco no puede hacerse cargo de sus dificultades económicas. Los ciudadanos de este país SON LOS ÚNICOS CULPABLES de la crisis que estamos padeciendo, y que un grupo de hippies distorsionan la realidad en las plazas de este país.

Y yo le digo a los ciudadanos de este país y del mundo entero: no vamos a dejar de luchar por un mundo mejor, contra los ladrones y estafadores que nos oprimen con la connivencia de los políticos.

¡ SIGAMOS REACCIONANDO ¡

Abrazos a tod@s.

El segundo dice así:

“Este mensaje va dirigido a todos aquellxs que tenéis memoria, que habéis adquirido con el tiempo la experiencia, que no habéis perdido con el horror y la mentira uno de los mejores valores del ser humano: la esperanza.

Nuestrxs jóvenes, esos que parecían estar dormidos y a los que habéis ayudado por fin a hablar ahora os/nos necesitan.

Vosotrxs habéis escrito, animadxs por vuestrxs abuelxs, un hermoso, apasionado e inspirador libro: “Reacciona”, donde Hessel nos da tanta esperanza en el futuro que ha sido imposible desoírle.

El cansancio empieza a hacer mella en nuestros chicxs, ellos, que están trabajando por nada, que están poniendo su esfuerzo por nuestros hijxs, sus hermanxs menores. Ellos que están ahora agotados nos llaman silenciosamente.

A través de mensajes que invaden la red, de falsos comunicados, de malas palabras están siendo desanimadxs…

Todos sabemos que el símbolo físico de este movimiento tendrá que evaporarse como la niebla en un día de primavera. Pero con nuestro apoyo, con nuestro respaldo, lograra dejar paso a un radiante sol.

Tenemos el deber de acudir en su ayuda, de decir ante el mundo que estamos con ellxs, que ellxs tienen razón. De explicar con palabras cultas, con palabras sabias, con palabras técnicas, con palabras ordenadas, con palabras comunes, que lo que han hecho, lo que están haciendo es bueno. Y que estamos con ellxs. Y que han rescatado la esperanza. Que lo que están haciendo tiene mucho valor: están permitiendo a todas las personas desilusionadas, desesperadas, solitarias, expresar sus miedos y sus ideas, aportar su grano de arena para construir un mundo mejor.

Os toca dar un paso al frente y posicionaros. Aunque eso os pueda significar comprometeros.

El mundo necesita tener un espejo, un ejemplo de compromiso en aquellas personas íntegras, con sólidos valores éticos, que den un paso al frente que despeje las dudas, que calme los miedos, que les haga saber que no están solos.

Tenemos la responsabilidad que tiene la madre ante su recién nacido: sabe que si le abandona morirá. Tenemos que atender sus primeras necesidades, tenemos que hacerlo por todas las generaciones que están llegando. Y por las que están por llegar.”

Muchas gracias.

No creo que ya hagan falta muchas más palabras mías. Lleva razón el oficinista del banco que contesta al primer comunicante. Distorsionamos la “realidad” que durante tanto tiempo nos han querido imponer sus amos: dinero, dinero, dinero, pisos, pisos y nada que temer porque a Botín y compañía le van muy bien las cosas. No sé si somos hippies o no. Yo no lo soy aunque me siento parte de las acampadas y de esos a los que el oficinista desprecia. No me extraña que un tipo que trata de esa forma a una persona en apuros piense que somos gente sucia y despreciable que se junta con los que no tienen nada más que la miseria que ellos le han creado. Aunque, por qué no decirlo, también deberíamos pensar sobre la imagen que a veces proyecta una parte, no precisamente la más enriquecedora de estos movimientos, sobre el conjunto de quienes nos movilizamos con ellos.

Sobre el segundo texto solo me cabe reafirmar mi mayor compromiso y hacer una modesta llamada desde aquí: No podemos fallar, millones de personas necesitan de nuestra generosidad, de nuestra inteligencia y de nuestra disposición a REACCIONAR de su mano frente a los nuevos criminales del siglo XXI.

No podemos fallar. El sabotaje pacífico y democrático de este mundo de injusticia es cada vez más urgente. No debemos fallar. Juntemos todas las manos y saquemos fuerzas cada uno del otro y de la otra que está a nuestro lado y reaccionemos. ¡No vamos a fallar!

El cuento chino de los followers.


El cuento chino de los followers.

By LGO

El cuento-chino-de los followers

Lo que inicialmente vió la luz como un magnífico servicio de microblogging (140 palabras máximo por tweet), con la idea de poder intercambiar opiniones, conocimientos, sentimientos, etc; se ha convertido (lo hemos convertido) en un extraordinario prostíbulo de papagayos, spam publicitario y payasos diciendo tonterías. Algunos lo emplean incluso como chat.

Tengo dos tipos a los que sigo (bueno, en realidad ya no) que invierten todo su TL, uno en decir estupideces ininterrumpidamente sin asomo de cansancio y, el otro en publicitar su establecimiento rural TODO EL DÍA… ¡¡ coño pon un anuncio en un periódico de tirada nacional!! o en la tele (claro que el coste no es el mismo, pero cuanto dolor de cabeza ahorraría, a los demás)

Recientemente, por mencionar una, Gmail permite utilizar hasta tres cuentas a la vez en un sólo navegador, pues bien, lo han repetido como loros locos durante horas y días!! RT RT RT RT de lo mismo. ¡¡Qué originales!! qué trabajo de investigación, por Dios!!

El tema es el siguiente, el más listo del equipo, que sabe algo de inglés, busca una página de cierta transcendencia (anglosajona por supuesto…  porque aunque nos joda, nos dan mil vueltas!!) y  lanza el hilo, aunque en realidad ni siquiera ha leído ni entendido la noticia completa y, a continuación, los demás loros locos, que por otra parte son seguidores del más listo, pero no seguidos… repiten como posesos la gran noticia, para engorde supino del sabiopelotas de turno. Twitter, un servicio estupendo y gratuito además. Lo hemos convertido en eso.

Respecto al tema de los followers, pues más de lo mismo, la primera premisa que hemos de tener en cuenta a la hora de hablar de followers es que tanto tus followers como tú como follower, sois mentira.

No os hacéis ni puñetero caso. Ni ellos te leen, ni tú les lees. Nadie, en realidad, sigue a nadie. Esa es la puñetera verdad.

-Hombre… te estás pasando tres mil pueblos, eso no es así.

Lo es. Hay que admitir que por supuesto que lees y eres leído pero claro ¿En qué porcentaje? ¿Un 1, un 2%? eso siendo muy positivos, haz cálculos. Pero además ¿qué leen?¿ Entran en tu blog y leen el artículo completo? ¿Urgan en tus archivos, se fijan en la interfaz en la customización, quizá? ¿Te dejan decenas de sesudos comentarios? Con suerte, si eres un “Gurú de masas consolidado” te harán un retweet, después de leer EL TITULAR!!!!

Tengo ahí  algunos blogs de monstruos de verdad, que no se publicitan a diestro y siniestro, como hacen otros muchos “Dioses”, con entradas auténticamente trabajadas, que tienen uno o ningún comentario por sistema y…

¡¡ tienen decenas o miles de followers!!!

-¿Entonces no sigo a nadie, Twitter no sirve para nada?

Ni lo uno ni lo otro, si de verdad lo sabes usar y, seleccionas bien a quien seguir, puede ser un instrumento muy poderoso.”Virtus in medium est” ¿Calidad o cantidad? Por defecto la primera opción, aunque depende.

-¿De qué depende?

De si tu webblog es personal o profesional.

-¿Sólo de eso?

Desde mi punto de vista, básicamente de eso.

-Un ejemplo práctico, no lo termino de pillar…

“por favor” las cosas se piden por favor…

-”ok, por favor”.

Vale, vamos con tres.

1- Eres una empresa del sector de la hostelería.

Comienza siguiendo a aquellas empresas del ramo que sean punteras.

-Pero eso me perjudicaría ¿no?

-¿Por qué habría de perjudicarte?

– Porque son competencia

-Ok  lo son, pero la competencia siempre es buena porque de algún modo, en algún aspecto, te ayudará a mejorar a superarte. En primer lugar podrás aprender de los mejores, de los líderes del sector. En segundo lugar obtendrás información valiosa que podrá resultarte muy útil y en tercer lugar potencialmente al menos, podrás aumentar tu visibilidad.

-Si, ya ¿pero qué ocurre con los precios? nunca podré competir con los grandes en el precio.

-Eso es cierto, pero SIEMPRE podrás hacerlo con la calidad. Es verdad que estamos en una etapa de difícil desarrollo y la gente mira por ahorrar un euro, pero el consumidor, siempre primará a precios similares, la calidad. Vende eso.

Una vez que tengas a las estrelllas del gremio, busca a los demás, a los de un segmento similar al tuyo, lo dicho antes también se puede aplicar en este ratio. Por último, si vendes pan, vino y alojamiento, TODO usuario de la red, es un potencial cliente… ¿A qué esperas?

-2 Eres una empresa vinculada a la red.

Haz lo mismo que en el supuesto anterior, la única diferencia sustancial es que tu target de público objetivo es mucho más reducido que si vendes vacaciones, por lo tanto, una vez que la segmentación empresarial la tengas definida, busca sólamente a aquellos consumidores potenciales de tu producto (hablamos de personas físicas). Tarea ardua y compleja ¿pero querrás optimizar tu TL, no?

3-Eres un particular.

Todo vale, sigue y se seguido por quien quieras, eso sí, ten presente lo dicho antes. Tu voz tendrá un eco sordo, casi siempre. Ni siquiera te van a contestar al “Buenos días” de rigor.

Mi recomendación es que seas lo que seas y hagas lo que hagas, tengas presente que, salvo robots sueltos, lo que hay detrás de Twitter, son personas. Respétalas, se cortés y educado (devuelve los saludos, RT, etc)  optimiza tu TL y, no seas coñazo lanzando 100 tweet por día. Si eres un particular mi sugerencia es que sigas a quien te siga (excepto si por cuestiones morales o personales, no te interesa, pero para mi, es casi obligado devolver el follow). Y ten muy presente que podrás encontrar buena información de casi todo, pero tendrás que barrer mucha basura primero.

Nos vamos viendo.

Navegador de artículos