AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para el día “mayo 30, 2011”

Yo también soy antisistema


Yo también soy antisistema

Soy antisistema porque con la excusa de una crisis, producida por la sed insaciable de los especuladores del ´mercado´, se castiga a laciudadanía a rebajar sus derechos y la cota de bienestar conseguida tras años de lucha


JOAQUÍN CONTRERAS RIVERA Vaya por delante que después de una vida laboral de más de 42 años, mi esposa y yo disfrutamos de sendas pensiones dignas que nos deberían hacer ver con optimismo el panorama social y ser defensores del llamado ´sistema´. Sin embargo, y desde esta atalaya de privilegiado, yo también me declaro antisistema.

Y lo hago después de haber podido comprobar cómo los que manejan este ´sistema´ están desmontando lo que los trabajadores y nuestra sociedad desde finales del XIX han ido consiguiendo en lo que ha venido en llamarse Estado del Bienestar.

Antisistema, porque nuestra clase política ha ido traspasando las funciones y las posibilidades de actuación de los Estados y los Gobiernos a manos de especuladores sin escrúpulos, parapetados tras el eufemismo engañoso de ´mercado´.

Antisistema, porque con la excusa de una crisis, producida por la sed insaciable de los especuladores del ´mercado´, se castiga a la ciudadanía a rebajar sus derechos y la cota de bienestar conseguida tras años de lucha.

Antisistema, porque sabiendo con plena certeza quiénes han causado y producido este estado de crisis no se les castiga ni se les depone de sus puestos, sino que se les exime de responsabilidades y se les premia con suculentas gratificaciones.

Antisistema, porque para cubrir el déficit financiero de tan punible delito, los Gobiernos detraen fondos de sus presupuestos en perjuicio de los gastos sociales.

Antisistema, porque nuestros Gobiernos, tanto estatal como autonómicos, se han sometido sumisamente a los dictados del ´mercado, sin presentar otras alternativas ni soluciones que las que les dictan los especuladores del ´sistema´, cobijados bajos las siglas de FMI o del Banco Mundial. (El Gobierno de Islandia ha marcado la diferencia).

Antisistema, porque mientras que nuestros Gobiernos nos exigen a la ciudadanía nuevas renuncias y pérdidas de bienestar, nuestra clase política se parapeta en su estatus privilegiado.

Antisistema, porque nuestra clase política ha convertido la participación democrática de los ciudadanos en una escueta y casi única intervención eficaz: el acto del voto al que nos llaman, como una verdadera exigencia, cada cuatro años.

Antisistema, porque este voto favorece a los partidos mayoritarios, en perjuicio de otras opciones, provocando un bipartidismo no representativo de la sociedad Antisistema, porque nuestros políticos se aferran a sus privilegios, prebendas y regalías sin los límites lógicos que en otros países son vigentes como el número de legislaturas, profesionalizando la política y desprestigiándola.

Antisistema, porque nuestros gobernantes se aferran a sus puestos a pesar de haber sido corruptos, y tratan de utilizar el voto democrático para blanquear sus corruptelas.

Antisistema, porque nuestra clase política se ha dotado de un estatus de privilegios que la hace distante de la ciudadanía, gran parte de la cual la tiene por una verdadera casta con prerrogativas, fueros y exenciones excesivos e injustos, que ellos mismos se han autoadjudicado: jubilaciones suculentas, dobles sueldos, exenciones tributarias…

Antisistema, porque este ´sistema´ no admite la crítica profunda ni el cuestionamiento de sus razones básicas, cuando en una sociedad moderna y verdaderamente democrática todo debería ser cuestionable, salvo los derechos humanos.

Antisistema, porque la tan proclamada libertad de expresión de nuestra democracia no es real cuando el propio ´sistema´ interpreta que es puesto en cuestión; o en todo caso queda en manos casi exclusivas de los Gobiernos o de los medios de comunicación, que la ejercen a su capricho y/o filtran las opiniones que ellos mismos califican de antisistema, como en el caso del reciente movimiento 15-M.
Por todo ello, y por muchas más razones, yo también soy antisistema

Anuncios

La prensa extranjera destaca que los “indignados” mantienen las acampadas


La prensa extranjera destaca que los “indignados” mantienen las acampadas

30 de Mayo de 2011

El movimiento del 15M sigue recibiendo mucha atención mediática desde el extranjero. Varios diarios informan de las votaciones para mantener las acampadas, otros analizan sociológicamente el fenómeno, destacan que ya está siendo imitado en otros países europeos e incluso algunos como Le Monde han tenido a una enviada especial pasando una nocha en la Puerta del Sol de Madrid.

Portesta en Sol
(Foto: Flickr/El rojo mosca)

BBC explica que “miles de manifestantes en el centro de Madrid han votado a favor de continuar su masiva sentada contra las medidas gubernamentales de austeridad económica. Muchos permanecen acampando en la Puerta del Sol, aunque la multitud es más pequeña que en el pico justo antes de las elecciones locales del 22 de mayo”. Y recogen como “en la noche del domingo, la policía desmanteló en París tiendas levantadas por manifestantes en la Plaza de la Bastilla que se reunieron para mostrar su solidaridad con los indignados españoles. Una multitud de cerca de 1.000 personas fue dispersada por la policía en la plaza, un monumento emblemático de París tan simbólico como la Puerta del Sol de Madrid”.

Le Point destaca que “el movimiento de los “indignados” españoles vota a favor de continuar la ocupación de la Puerta del Sol en el centro de Madrid, donde han estado protestando durante días contra la gestión de la crisis financiera y económica… El movimiento español, que se presenta bajo el nombre de “Democracia Real Ya”, se ha extendido en los últimos días a otras capitales europeas, incluyendo París, donde un movimiento de “democracia real”, argumenta que “Revolución europea “está en marcha. Sin embargo en Canal +, Alain Juppé, el ministro francés de Asuntos Exteriores, dijo que no creía en un “verano europeo”, que siguiera a la `primavera árabe´”.

Le Monde publica “Una noche con los `indignados´ en Sol”, un reportaje de Audrey Garric que ha permanecido el fin de semana en la acampada madrileña siguiendo las asambleas y debates: “Dos semanas después del inicio del movimiento de protesta del  15 de mayo, la necesidad de hablar y escuchar se mantienen vivas en la capital española y las reivindicaciones no han cambiado: una sociedad más igualitaria que incluya menos desempleo para algunos y privilegios para otros, una ley electoral enmendada para promover el surgimiento de nuevos partidos y el compromiso institucional para reducir la corrupción en favor de la transparencia“.

France Soir se hace eco de que “Los indignados en la Puerta del Sol se organizan y persisten. La celebración de asambleas en diferentes barrios de Madrid desde el sábado abre el camino para un cambio fundamental hacia una democracia directa“.

Al Jazeera habla de una “Tahrir española” y explica que: “quizás una de las más llamativas e interesantes características de esta movilización: Los participantes organizan in situ pequeñas asambleas donde la gente puede hablar sobre el objetivo y las aspiraciones de este movimiento – o esta“ revolución “, como algunos de los manifestantes han comenzado a llamarlo-”. Y apuntan que “parece claro que el movimiento ha logrado despertar a los jóvenes españoles que estaban sumidos en un sueño prolongado. De acuerdo con muchos de los participantes, el movimiento continuará aunque posiblemente saliendo de las plazas y empezando a trabajar a nivel de “base“, organizando comités y asambleas en los barrios de las ciudades“.

Canadian Press subraya que “jóvenes manifestantes que han llenado el centro de una plaza de Madrid las últimas dos semanas para descargar su ira sobre las sombrías perspectivas económicas y los políticos que consideran indiferentes, han votado mantener la protesta por ahora. Una multitud de cientos levantaron y sacudieron la mano para decir que sí a una propuesta para mantener el campamento en la Puerta del Sol ejecuta. Sin embargo, los coordinadores dijeron que discutirán cómo reorganizarse, incluyendo tal vez la un recorte para ocupar menos espacio en medio de protestas de los comerciantes“.

Revolución social YA


Revolución social YA

Hemos llegado a una situación que si se piensa friamente, no hay una salida que nos puedan dar los partidos políticos. Ni un PSOE entregado a los medios de poder, ni un PP que es el doberman del gran lobby económico. Tampoco podemos poner esperanzas en otros partidos que sólo buscan cuotas de poder y aprovecharse de los posibles votos de la gente indignada, que son millones.


Esta sociedad no está en condiciones de ser gobernada (otra vez) por grupos que van a incentivar la rebaja de derechos a los trabajadores y nuevos recortes sociales. Que nadie piense que el PP hará mejor política económica que el PSOE. La hará igual, defendiendo a las grandes empresas, a los bancos y poniendo el zapato en la cabeza del trabajador y desempleado.


Pocos días atrás hemos vistos grandes movilizaciones de los “indignados” que trajeron un aire de esperanza y cambio, pero con la política de aceptar a todo que quisera apoyarles abrieron la puerta a gente no tan indignada, ultraderechistas, políticos interesados, magufos y alucinados de la New Age que han ido perdiendo apoyos e intensidad.


Los puntos iniciales de Democracia Real Ya eran y son muy justos y razonables, el problema viene en la división de sus gentes. Y la división de planteamientos viene a su vez por incluir a derechistas y burgueses en el movimiento. 


Un movimiento revolucionario, debe forzosamente ser aupado, sostenido por la izquierda. La derecha JAMÁS luchará por cambiar el sistema hacia otro más justo, socialmente de progreso y económicamente igualitario. De ahí que si la derecha entra es para intentar reventar un proyecto así. Pero es deber nuestro apoyar las movilizaciones y acampadas de DRY porque algo muy grande puede salir de aquí.


Quiero por ello, invitar a gente de izquierdas, sean comunistas, socialistas, anarquistas o simplemente personas con ganas y deseos de acabar con este sistema capitalista. Tendremos nuestro decálogo y propuestas básicas y esenciales para estar todos unidos en ellas.


Sabemos que los medios irán a por nosotros. PP y PSOE nos llamarán “antisistemas” o “violentos” con ansias de poner a la sociedad contra nosotros. Nos debe de dar igual, nuestro enemigo no es la sociedad, son sus políticos, los gobernantes y ellos son los que nos están arruinando.


Recordad que las urnas no nos van a salvar. Van a hundir más a los más débiles,democráticamente. Nos va a dar igual el resultado de las urnas, porque antes que el derecho de poder elegir quienes te van a robar está el derecho a poder vivir dignamente.


Tenemos que hacer un movimiento grande y combativo. No tomamos la violencia como la primera necesidad, pero si este sistema persiste en destruirnos, lo destruiremos nosotros antes.


Revolucion Social Ya no nace contra DRY, sino como complemento, como pilar para que los movimientos no sean dirigidos por la burguesía, pero con claras ideas marxistas y bakunianas. Y no nos impedirán mostrar nuestras banderas rojas, rojinegras, republicanas.


Hay que organizarse, tomar las barricadas y la bastilla. 
Pasadlo y organićemonos.

  • Por una economía planificada por los trabajadores
  • Porque todos los medios productivos pertenezcan y los controle el pueblo
  • Por la desaparición de los títulos nobiliarios y la monarquía
  • Por la desaparición de la banca privada
  • Por la organización comunitaria y asamblearias populares
  • Por una Constitución libertaria y socialista
  • Por las Juntas locales para reemplazar a los partidos políticos y jueces
  • Por una cultura gratuita donde no entre la mano privada
  • Por un país laico
  • Por las tecnologías de la información libres

De la crisis política a la crisis de la política


De la crisis política a la crisis de la política, por Fernando Mires

“¿Cómo superarán los venezolanos del futuro esa alteración que desde la vida pública contamina hasta los rincones más secretos de su vida íntima?,” se pregunta Fernando Mires

Por Fernando Mires | 30 de Mayo, 2011

Quisiera comenzar este texto con una afirmación que no va a dejar contento a muchos y es la siguiente: la crisis es una condición de la política. Significa: sin crisis política no hay política. Fundamento enseguida la afirmación:

Si aceptamos que la política surge allí donde hay un antagonismo, y no tengo ninguna razón para opinar lo contrario, quiere decir que la política surge a partir de una crisis, de tal modo  que la crisis, entendida como la expresión visible de un antagonismo no resuelto, precede, más aún: da origen a la política.

Si además aceptamos, y tampoco creo posible opinar lo contrario, que la política es un asunto de varios, es decir, de muchos  y no de pocos, la representación de los intereses de varios no puede ser la misma para muchos, de tal modo que la representación, para que identifique a varios tiene que ser necesariamente simbólica para muchos. Es por eso que toda representación política debe ser simbólica o no ser.

  • Pero el símbolo, al ser para muchos y no para pocos, reflejará de modo opaco el significado y el sentido de una demanda antagónica particular. Eso quiere decir que mientras más variada es la presencia de los varios, más densa e indescifrable será la representación simbólica.

Esa es entonces una segunda razón que lleva a sustentar la tesis de que la crisis es una condición de la política. La primera, recordemos, es que la crisis precede a la política. La segunda es que la crisis es consustancial a la política pues la representación política nunca podrá ser total, o para decirlo mejor: nunca será perfecta.

Política precaria

La representación política siempre será precaria. Constatación que lleva a deducir que toda representación deja necesariamente afuera un “resto” que no se encuentra bien (o totalmente) representado. Ahora, la cualidad y la dimensión de ese “resto” es el dato que nos informa si estamos hablando de una crisis política o de algo mucho más devastador como es una crisis de la política. O sea: si muchos se encuentran mal representados se da una situación que lleva a exigir mejor o mayor representación, o a cambiar de representación. Esa es la sal de la sopa política.

Si nadie exigiera una mejor representación o si nadie cambiara de representación, la política sería imposible. Eso es así porque las identidades políticas para que sean inter-cambiables deben ser débiles, razón que diferencia a la identidad política de las identidades étnicas y religiosas, las que por lo general no son intercambiables. Nos guste o no, la política vive de los malestares, de los disentimientos y de los éxodos. La política, en fin, no se hizo para seres felices y contentos. Se hizo para nosotros, los insatisfechos, los reclamones, los contestatarios, los cambiantes, los disconformes, los neuróticos.

El problema de la política, en consecuencia, no es la crisis. El problema de la política puede llegar por el contrario a ser la no-crisis. Digo esto porque toda crisis política lo es en tanto se expresa (en discursos, en cifras, en votos). Es por eso que la ausencia de crisis política, esto es, una política sin ex-presiones, ha llevado en muchos casos a una crisis de la política.

Una crisis de la política aparece allí donde no hay ninguna posibilidad o ningún deseo para reclamar en contra de una mala representación. La crisis se agrava más cuando no hay ninguna posibilidad de encontrar un representante más adecuado que los que ya no queremos. En ese caso no nos queda más alternativa que abandonar toda pretensión política y buscar refugio en los exilios del mundo privado, o asumir nuestra propia representación política.

En esas cosas pensaba mientras intentaba analizar los sucesos españoles de mayo del 2011. El espectáculo no dejaba de ser  insólito. Por un lado, las elecciones transcurrían normalmente. Por otro, los jóvenes reunidos en la Puesta del Sol de Madrid y después en muchas otras ciudades, acusaban a toda la clase política no de representarlos mal sino simplemente de no representarlos.

La doble crisis

En una franja de España tenía lugar una crisis política, la del PSOE, muchos de cuyos seguidores desertaban votando por el PP no porque ese partido los fascinara sino porque aparte de los dinosaurios de la Izquierda Unida no había mucho que elegir. En la otra franja, la del 15-M, los “indignados”, hacían notar que ellos, al no estar representados por nadie, habían decidido asumir su propia representación. Razones suficientes para  pensar que en estos momentos España vive una doble crisis: por un lado una crisis política y por otro, una crisis de la política.

El problema que se presenta a la política española no es por tanto eliminar la crisis política sino transformar la crisis de la política en una crisis política del mismo modo que la tarea de un sicoanalista no es eliminar la psicosis sino transformar la psicosis en una neurosis. ¿Cómo? Ese objetivo –como he intentado sugerir en otros artículos– sólo puede ser alcanzado a través de dos vías. Una, es que desde esta franja surja una nueva representación política. La otra es que el partido en crisis, el PSOE en este caso, se abra a los reclamos de la franja sin representación política. Ambas vías, y ese el problema de la política española, son por el momento, intransitables.

El M-15 está recién naciendo y nadie sabe sí sobrevivirá en el curso del tiempo. Por el momento se trata sólo de una multitud bulliciosa y muy heterogénea como se deja ver en sus consigas, algunas muy ingeniosas, otras definitivamente estúpidas. Por otro lado, el PSOE, sumido en sus luchas internas, no está en condiciones de abrirse hacia los “indignados”. Lo más probable entonces es que las dos crisis, la política y la de la política coexistirán  en España durante un tiempo que seguramente no será breve.

La crisis política es en gran parte la crisis del PSOE. Nada menos que uno de los dos pilares sobre los cuales se sustenta la plataforma política hispana. Pero también es una crisis del orden político en su conjunto, orden que ya no parece ser el más adecuado para otorgar una mayor representatividad a la multiplicidad de intereses que ha generado la vertiginosa modernización del país.

La crisis del PSOE no sólo es muy profunda: es doble, pues se trata de una crisis de mal gobierno y –esto es grave– de una crisis histórica de larga trayectoria, crisis que comparte el PSOE con los demás partidos socialistas y socialdemócratas de Europa.

Visto el tema en ese contexto, el desastroso resultado electoral obtenido por el PSOE en las elecciones regionales y comunales del 22 de Mayo de 2011 no es el problema más grande. Los resultados electorales, sobre todo cuando ocurren debido al natural desgaste de cualquier partido después de un largo gobierno son remontables y seguros, el PSOE, desde su futura oposición, podrá recuperar algunos votos perdidos.

El problema grande, y eso fue lo que captó a un nivel casi inconsciente el  15-M, es que el PSOE ha perdido, no sé si definitivamente, su orientación histórica. Esa es también  la crisis del socialismo europeo. Se trata, evidentemente, de una crisis de enormes dimensiones históricas.

El socialismo europeo en todas sus variantes emergió y se sustentó sobre la base de un proyecto común con tres puntos de apoyo: la existencia de una clase obrera muy organizada, la construcción de un Estado de Bienestar y la organización de una economía social de mercado. Esa clase obrera, predominantemente industrial,  prácticamente ha dejado de existir.

El Estado de Bienestar ya no es para todos –en ningún caso lo es para las masas cada vez más crecientes de desocupados que vagan por las calles europeas– y la economía de mercado ya no es social. Los pronósticos sesentistas relativos al fin de la “sociedad industrial” (Touraine, Bell) se han cumplido plenamente y el “Adiós al proletariado” (Gorz) no trajo consigo ninguna sociedad sin clases.

El caso español resulta más grave si se tiene en cuenta que el paisaje político que prima en la nación fue dibujado a partir de condiciones históricas muy específicas, condiciones que podríamos aunar bajo el término “compromiso post-franquista”.

Como todo compromiso, el español estaba basado en un consenso y el consenso en una serie de tabúes y silencios. Eso supone que los dos partidos históricos de la España moderna acordaron tácitamente, en aras de la reconstrucción democrática, bajar el nivel del conflicto político o, lo que es peor, trasladarlo a temas secundarios de la vida nacional.

Ahora, ese  compromiso –perfectamente entendible durante el periodo post-dictatorial– ha seguido manteniéndose, pero en condiciones sociales, culturales e históricas muy diferentes a las que le dieron origen. De ahí que no puede extrañar que para los jóvenes del 15-M el espectáculo político que ofrecen los dos grandes partidos carece de autenticidad.

La política oficial aparece frente a ellos como un simple simulacro de discusiones sin sentido. En fin, tanto socialistas como conservadores son vistos por ellos como miembros de una misma clase política, una clase que –para utilizar la expresión gramsciana– ya no es dirigente, aunque sí, es dominante. Y eso los “indigna”.

La inmunidad alemana

Probablemente la indignación hispana se extenderá a otros países europeos. Ya en Atenas aparecieron  manifestaciones muy similares a las de Madrid. Eso nos lleva a pensar, por supuesto, que la crisis del socialismo europeo se convertirá necesariamente en una crisis de la política a nivel continental. Hay naciones en las cuales los socialistas experimentan los mismos, o peores síntomas que los españoles, hecho que no llevará a una crisis general de la política. Pienso, por ejemplo, en Alemania.

En Alemania, el histórico SPD arrastra desde hace mucho tiempo el peso de su propia crisis la que no ha logrado remontar ni siquiera desde la oposición. Su descenso es lento, pero seguro. No obstante, ese descenso no dejará una franja vacía como en España, y las condiciones para que aparezca una indignación masiva como la de la Puerta del Sol, son casi nulas.

En breve, lo más probable es que la crisis política no conducirá en Alemania a una crisis de la política como en España. ¿Cuál es la razón?  Es muy sencilla: en Alemania existe un partido de relevo en condiciones de hacerse cargo de una parte grande de la herencia legada por el SPD. Sí, me refiero naturalmente a los Verdes.

Si hay un hecho que está marcando indeleblemente la política alemana de los últimos meses es el crecimiento vertiginoso que ha alcanzado el Partido Verde. No es exagerado decir que después de las elecciones en Baden Wüttemberg, Rheinland-Pfalz y Bremen, ese partido está en vías de constituirse en la segunda fuerza política de la nación, desplazando a los socialdemócratas a un inconfortable tercer lugar.

La verdad es que en el último periodo los Verdes no han hecho nada extraordinario. Al contrario, el partido ha llegado a ser con el tiempo  una organización burocrática, extremadamente formal. Quizás hay uno que otro dirigente “verde” que imagina que de pronto ellos se han convertido en genios políticos, pero la mayoría sabe que están creciendo no por sus propios méritos sino por el simple hecho de “estar ahí”.

¿Cómo razona un elector tradicional, viejo o joven, desencantado del SPD? Votar por los conservadores significa traicionar la propia biografía. Votar por la izquierda, “Die Linke”, es perder el voto. Los liberales son altamente desconfiables: prometieron antes de las elecciones federales bajar los impuestos y los han subido todos.

Y por si fuera poco, los Verdes recibieron desde Japón ese siniestro regalo llamado Fukushima, hecho que convenció a muchos electores –en Alemania, siempre muy temerosos– de que había llegado la hora de  desertar de la energía atómica. Y mal que mal, los Verdes representan un proyecto socioeconómico anti-atómico. En fin, los ya longevos y espantosamente aburridos dirigentes del “Partido Verde” viven el momento más feliz de su vida: un verdadero idilio. Y en cierto modo, lo merecen.

Los Verdes están cosechando los frutos que sembraron en el pasado. Y sin darse cuenta, más aún, sin mover un dedo, sólo por cubrir el espacio que abandona la socialdemocracia, están impidiendo una crisis general de la política. En fin, los Verdes quisieron ser revolucionarios y se convirtieron en uno de los pilares más sólidos de la institucionalidad política. Parece un castigo de Dios.

Puedo imaginar que cuando algún Verde mira en la TV las demostraciones del 15-M, ve su propio pasado. Los Verdes, a su vez, fueron herederos de los indignados movimientos estudiantiles de los sesenta. A esas corrientes se unieron cristianos, académicos jóvenes y hasta algún ecologista de verdad.

Así se formó una constelación que no sólo era verde sino multicolor: pacifistas, feministas, homosexuales, socialistas renovados, en fin, cualquier cosa. Convertidos en partido, los Verdes imaginaron que iban a ser sólo un destacamento parlamentario al servicio de una oposición extraparlamentaria.

Pronto los papeles fueron intercambiados y la oposición tuvo que someterse a los ritmos que imponía la deliberación institucional. Así los Verdes llegaron a ser lo que ahora son: un Partido conservador y liberal a la vez, que vive de las rentas de su trabajoso pasado contestatario. La “larga marcha a través de las instituciones” que proclamara uno de los fundadores de los Verdes, el líder sesentista Rudi Dutschke, ha dado resultado. Productos neto de una de las más profundas crisis de la política alemana, hoy los Verdes son el principal antídoto en contra de una eventual crisis de la política. La historia es maestra en paradojas e ironías.

¿Y América Latina?

Los jóvenes del 15-M español, así como los Verdes en la Alemania del siglo pasado son un derivado y un síntoma de una crisis de la política. ¿Puede darse la misma crisis en países que reúnen condiciones políticas similares a las que existen en España? Al hacerme esa pregunta me fue imposible no pensar en Chile, pues si hay un país latinoamericano cuyo orden político es muy similar al español, es el chileno.

Pero de pronto en Chile, como en España, el nuevo orden político surgió sobre la base de un consenso post-dictatorial. En ambos casos los comunistas quedaron fuera del proyecto de re-democratización. En ambos casos los socialistas asumieron la responsabilidad de ser co-partícipes de la reconstrucción nacional. En ambos casos, tanto la derecha franquista como la pinochetista, se vieron obligadas a distanciarse, por lo menos formalmente, del pasado antidemocrático.

Y hoy, en ambos casos, los socialistas viven una profunda crisis que no es sólo de representación sino, además, de identidad. Por último, en ambos casos existe un profundo y a veces bullicioso malestar en contra de “la clase política” a las que muchos identifican como un conglomerado homogéneo cuyo principal objetivo es organizarse para repartirse entre ellos los puestos públicos a través del gobierno de turno.

A la pregunta entonces relativa a si los sucesos españoles pueden repetirse en otro país con condiciones políticas similares, sólo es posible contestar afirmativamente, haciendo la salvedad de que los unos no serán iguales a los otros ya que de una manera u otra todos emergen con la marca de fábrica del país en donde son producidos.

En Chile, por lo demás, ya han aparecido síntomas que evidencian la crisis de la política que puede sobrevenir si el espacio no representado por los partidos sigue ensanchándose. Ya en las últimas elecciones presidenciales el joven candidato Marcos Enriquez Ominami obtuvo una respetable cantidad de votos sin tener ni siquiera un programa, sólo por ser joven, “no alineado” y hablar con un ligero acento francés. Ese espacio sin representación política definida es cada cierto tiempo frecuentado por diversas movilizaciones. Un día la gente se moviliza por los presos mapuches.

Otro día por los bajos salarios. Y hoy los chilenos han descubierto que tienen una vocación ecologista que nadie sabe de donde les viene y protestan masivamente en contra de la construcción de las represas de Hidroaysen, proyectadas durante el tiempo de la Concertación y aprobadas por el gobierno de la Alianza para el Cambio, represas que, efectivamente, son letales para la reproducción de la naturaleza.

Al igual que en España, en Chile la crisis política no se transformará en crisis de la política mientras el espacio que los partidos políticos no representan se mantenga ocupado, lo que es muy positivo pues hay experiencias históricas que han demostrado que el vaciamiento de ese espacio puede conducir a desenlaces fatales.

Una es la “anomia”, denominada por Emile Durkheim, esto es la desintegración ya no del organismo social sino del político. La otra situación fatal es su ocupación por especímenes demagógicos, vendedores de ilusiones que ofrecen la tierra prometida a cambio de los votos, es decir, algo parecido a lo que ahora está ocurriendo en Perú.

¿Vive Perú una crisis política o una crisis de la política?

Crisis política no hay en el Perú pues los resultados electorales demostraron que sumando la votación obtenida por los candidatos presidenciales Pedro Pablo Kuczinsky (23,6) Alejandro Toledo (15, 63 %)  y Luis Castañeda (15,63%), hay un centro político mayoritario.

Sin embargo, podemos decir en cambio que sí hay una crisis de la política pues el centro mayoritario se encuentra en la necesidad de elegir entre dos extremos, uno de extrema izquierda y otro de extrema derecha. Esa situación históricamente inédita y definitivamente anómala ha suscitado una extraña polémica entre los intelectuales peruanos. ¿Cuál de los dos candidatos es el menos peor? Difícil saberlo, cada uno aporta sus propias calamidades.

Keiko Fujimori es portadora no sólo del recuerdo de su padre, sino también de la misma camarilla dictatorial, incluyendo matones y torturadores. Ollanta Humala es un nacionalista de ultraizquierda, esto es, un socialista-nacional.

Es cierto, ambos reniegan de sus proveniencias. Keiko ha llegado a prometer que no sacará de su prisión a su amado padre, pero todo el mundo sabe que el apellido de Keiko no es Soto ni González. Humala, a su vez, ha hecho lo imposible por separarse de su ex padre adoptivo, el Presidente Chávez, quien no parece ser demasiado popular en el Perú.

En fin, la crisis no política sino de la política no puede ser más evidente en las tierras de los Incas. Sin embargo, a pesar de todo hay una leve esperanza. Dicha esperanza puede ser formulada en clave hegeliana: ¿No será la elección del Perú una astucia de la razón histórica? Me explico:

Es cierto que los dos candidatos peruanos representan las posiciones más extremas que uno pueda imaginar. No obstante ninguno puede ganar sin un acercamiento al centro político. Quien mejor alcance ese centro, ganará las elecciones. La esperanza reside entonces en que la búsqueda del centro lleve a una suerte de civilización de los extremos.

Sin ese centro político que cortejan, tanto Fujimori como Humala son dos candidatos salvajes. La búsqueda del centro los convierte, en cambio, en seres políticamente civilizados.

La esperanza no es tan ilusoria. Si una vez un presidente del centro político, Alán García, arrancó hacia la ultraizquierda, cabe esperar que Keiko u Ollanta arranquen hacia el centro. Además, si quieren gobernar, no tienen otra posibilidad. En este caso la crisis de la política sería superada por la propia política. En la historia han ocurrido milagros, lo puedo asegurar.

En donde nunca ocurren milagros es en Venezuela.

Si hubiera que hacer una encuesta acerca de cuál país latinoamericano soporta la crisis política más profunda del continente, Venezuela ganaría con comodidad. Sin embargo, permítaseme discrepar. Mi tesis es que en Venezuela no sólo no hay crisis política sino todo lo contrario. Lo que hay es una ausencia absoluta de crisis política, lo que no deja de ser algo muy crítico

En Venezuela hay dos bandos políticos claramente definidos donde cada uno sabe lo que quiere. Los unos, la reelección del Presidente Chávez. Los otros, su derrota. No hay posibilidades intermedias. La  que prima en Venezuela es entonces una política en su estado más purificado, una relación de simplificación extrema entre amigos-enemigos. Carl Schmitt habría dicho que esa es la relación más política que existe. Pero, y ahí me separo de Schmitt: debido justamente al hecho de que en Venezuela no hay crisis política, hay una radical crisis de la política.

Para que se entienda mejor mi tesis es preciso recordar que al comenzar a escribir el presente texto he sostenido que la condición casi natural de la política es la crisis. Eso significa que la política nace de la crisis y necesita de la crisis para existir.

A su vez, cuando la crisis política no puede manifestarse, asistimos al fenómeno de crisis de la política, o para decirlo de modo más fino, presenciamos la destrucción de la política por medio de la política. Pero ¿es que en Venezuela no hay política? Sí, hay mucha política; ese es precisamente el problema. En Venezuela casi lo único que hay es política, allí todo está politizado. Y cuando todo es política, la política es todo y con eso pierde su sentido de ser.

Si convenimos con Aristóteles y decimos “el ser humano es un animal político”, decimos una gran verdad. Pero –y en ese punto estoy seguro de que Aristóteles estaría de acuerdo– el ser humano no sólo es un animal político, es además un animal lúdico, erótico, artístico, religioso, y mucho más. En cambio, en Venezuela todo es político. Y eso no es broma. Hace 12 años que esa pobre gente, me refiero a chavistas y no chavistas, están en lo mismo.

Los miembros de una misma familia ya no se hablan entre ellos, los vecinos no se saludan, ya viven incluso en barrios diferentes. En fin, Venezuela no es una nación donde hay una crisis política. Hay, por el contrario, un exceso de política. Venezuela sufre del mal de una extrema sobrepolitización. Una sobrepolitización que no deja ver las diferencias. De este modo, el chavismo o el antichavismo han dejado paulatinamente de ser categorías políticas y han pasado a ser categorías casi antropológicas.

El problema más grave es que esa dicotomía que vive el pueblo venezolano no es real. Si uno analiza con calma el espectro político venezolano, podría llegar a la siguiente deducción. Hay un chavismo durísimo, algo así como el 15% de la población política. Pero también hay un chavismo social, es decir, un sector que cree que las necesidades económicas son más importantes que las libertades políticas, aunque tampoco están dispuestos a sacrificarlas todas.

Luego hay un enorme centro político que se extiende hacia la izquierda y hacia la derecha. El centro-izquierda, es el segmento venezolano más numeroso. Abarca desde  algunos sectores del chavismo, pasa por partidos ex chavistas como Patria Para Todos, Podemos, sigue a través de un Nuevo Tiempo y algo de Voluntad Popular y ciertos “adecos”.

Un centro-centro y un centro- derecha también fuerte, donde divisamos entre otros a Primero Justicia, más algunos sedimentos “copeyanos” y “adecos”. Y, por supuesto, hay también una extrema derecha muy minoritaria, tan fanática e irracional como el chavismo duro, socialmente insensible, políticamente irracional, y tendencialmente golpista.

En fin, la personalidad política de Venezuela es predominantemente poli-partidista y no bi-partidista. Pero esa personalidad política no puede expresarse debido a la sobrepolitización binaria que sufre ese país. En fin, repito, ahí no hay crisis política, pero sí una abismante crisis de la política.

¿Cómo superarán los venezolanos del futuro esa alteración que desde la vida pública contamina hasta los rincones más secretos de su vida íntima? Eso es  para mí una incógnita.

Ejecución de hipotecas: hay alternativas a la dación en pago


Ejecución de hipotecas: hay alternativas a la dación en pago

X. Gil Pecharromán / L. Sicre
17:22 – 30/05/2011

casa1.jpg
  • Cerca de 275.000 personas han perdido su vivienda desde 2007 al no poder pagar la hipoteca. Esto ha generado un debate sobre qué soluciones pueden darse para acabar con el problema. La crisis está siendo más fuerte de lo esperado y la burbuja inmobiliaria ha dejado muchas víctimas por el camino.

Una de las soluciones que se han venido apuntando en los últimos tiempos es ladación en pago, que suele aplicarse como sistema de pago final cuando no se puede hacer frente al pago de las letras. Si bien está reflejado dentro de la legislación española, tiene bastantes contraindicaciones. Fundamentalmente porque el sistema hipotecario español está pensado y estructurado de una manera en la que la dación en pago tiene un difícil encaje.

Para debatir sobre este tema se reunieron en la sede de elEconomista Almudena del Río, registradora de la propiedad, Luis Fernández del Pozo, lo mismo, Vicente Guilarte, catedrático de Derecho Civil, y Rafael Sanz Company, director de Servicios Jurídicos de Negocio Hipotecario y Contratación Singular del BBVA.

Desde un punto de vista jurídico, la dación en pago no arregla el problema de quien no puede pagar la hipoteca, pero si, además se quiere aplicar con efectos retroactivos, se estaría atacando al principio de seguridad jurídica, que provocaría una responsabilidad del Estado por haber intervenido en los contratos, según concluyeron los intervinientes en el debate.

“¡Aplicar efectos retroactivos sería una insensatez!”, declaró Luis del Pozo. “No soluciona el problema de que el deudor pierda la vivienda”, aseguró Almudena del Río. “¡El pago retroactivo es el disparate padre!”, sostuvo Vicente Guilarte.

Para Rafael Sanz “es preciso distinguir claramente lo que son cuestiones estrictamente jurídicas y económico-financieras de cuestiones sociales. Éstas últimas, como ocurre con la pérdida de la vivienda, o la existencia de una deuda, tienen desde luego una importante carga emocional y por supuesto que con una tasa de desempleo como la que tenemos en España, estas cuestiones sociales también deben ser atendidas y consideradas, pero entiendo que deben ser medidas de protección social, y no necesariamente todo pasa por solucionarlo estableciendo la dación en pago”.

Fotografía de Nacho Martín.

Una posibilidad mal regulada

En la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) existe una fórmula que permite rescatar el bien, si es la vivienda habitual, en ciertas ocasiones, pero tal y como se puede comprobar, este sistema no ha funcionado.

“Cuando la dación en pago es pactada entre deudor y acreedor es un medio estupendo.Un problema muy grande es que está gravada impositivamente dos veces, porque se paga tributo de transmisiones patrimoniales tanto cuando el banco se queda con la casa como cuando el banco vende esa casa a un tercero, con lo cual hay doble imposición. Entonces se está gravando enormemente la dación en pago. Una primera reforma sería desde luego atemperar el pago del impuesto en la dación en pago, para que ésta fuera más frecuente”, explicó Almudena del Río.

“Se ha extendido la idea de que la dación en pago es un mecanismo que existe en todos los países menos en España, y eso es absolutamente falso, en casi todos rige el principio de responsabilidad patrimonial universal”, añadió.

La sentencia de la Audiencia Provincial deNavarra de febrero de 2011, que introdujo el debate sobre la viabilidad de la dación en pago, ha generado una abrupta polémica que en esta reunión tratamos de analizar en profundidad. Problemas de seguridad jurídica y falta de soluciones a la pérdida de la vivienda hacen necesario encontrar soluciones alternativas.

Vencimiento de todo el crédito

“No es posible o admisible que desde que se produce el impago -sobre todo si queremos llegar a una solución para las personas que quieran seguir pagando- el hecho de que al producirse un mínimo impago se determine el  vencimiento de todo el crédito, es decir, a partir de que  debo 1.000 euros, incumplo dos o tres cuotas, los  intereses ya no son de esos 3.000 euros sino 250.000  euros que es el préstamo, más intereses moratorios”,
observó Vicente Guilarte.

En estos casos, cuando se pacta el préstamo nadie comprueba o piensa si podrá afrontar unos intereses  moratorios del 12, 15 ó 20 por ciento, porque en el momento de la firma nadie se plantea dejar de pagar.

Alquiler con opción de compra

Almudena del Río se mostró contraria a la aplicación del artículo 7 del Código Civil, que permite rechazar el ejercicio de un derecho perfectamente legal cuando sobrepase manifiestamente sus límites, tal y como introdujo la sentencia de Navarra.

La registradora argumentó que en estos casos lo que se lograría es judicializar aún más la vida civil y aunque eximiría de seguir pagando la vivienda después de embargada, el deudor acabaría perdiendo la vivienda. De esta forma, se decantó por buscar soluciones más realistas y sencillas como, por ejemplo, que el deudor entre en alquiler de esa vivienda pagando una renta inferior al mercado durante un plazo mínimo, por ejemplo de cinco años, y que esa renta pudiera ir engrosando un precio para ejercitar la opción de compra en su día sobre esa vivienda,
si en el futuro vuelve a tener el empleo del que ha carecido o se soluciona su situación personal o patrimonial.

El fracaso de las subastas

Para Luis del Pozo se está distorsionando el debate centrándolo en la dación en pago “cuando en realidad lo que aquí no funciona, tal como lo reconoce el propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), es el sistema de subastas, que propicia subastas clandestinas, que provocan que las situaciones de enajenación forzosa no consigan nada parecido al valor real y se cree un perjuicio al ejecutante, al ejecutado y a la economía general”.

Por ello, abogó por “centrarse enmedidas concretas que alivien los defectos gravísimos del funcionamiento de la  ejecución forzosa y no cuestionemos el sistema en estos momentos tan delicados”. Por ello, explicó que no  considera razonable que se anuncien por un sistema  edictal, del que nadie se entera, existiendo el mundo
de Internet, puesto que habiendo un mercado mayor, habrá más garantías para que no se declaren la subastas desiertas.

En esta misma línea se definió Vicente Guilarte, el indicar que hay reglas básicas en las que es necesario pensar. La primera es que hay que poner en el mercado todas estas viviendas a través de la subasta electrónica. ?Juegan al Poker electrónicamente tres millones de personas sin mayores problemas.

Sin embargo, en este caso la complicación es que debería, de entrada, hacer compatibles los 17 sistemas  informáticos de las 17 comunidades autónomas. Pero bueno, se ha hecho con otras cosas y se puede hacer con ésta. Es algo que no exige modificación legislativa y que a todos nos interesa?, añadió.

Ley de Garantías Mobiliarias

¿Cuándo se van a empezar a plantear los agentes sociales, entre otros, las entidades de crédito, una ley de garantías mobiliarias? Se preguntó Luis del Pozo, quien comentó que existe una gran pluralidad de recursos disponibles en elmercado, empezando por los créditos, licencias, autorizaciones, que se puedenmovilizar. Por ello, abogó por flexibilizar la concesión de garantías distintas de la reales inmobiliarias, que son la figura que ha funcionado de manera eficiente en el mercado, pero que no agota todas las posibilidades del mundo de las garantías financieras.

El Colegio de Registradores ha reclamado reiteradamente una Ley de Garantías Mobiliarias. Hasta hace unos años, el sector del taxi obtenía financiación para comprar las licencias, que eran caras, igual que las farmacias, hipotecando la casa. Ahora se están dando en prenda las licencias, que son un mecanismo de garantía que evita la carga reiterada de hipoteca sobre hipoteca.

La insolvencia familiar

Otro de los problemas planteados es el del fracaso de la Ley Concursal en lo que se refiere a las personas físicas. Se trata de una solución que existe en algunos países   comunitarios como, por ejemplo Alemania, donde se abre un expediente sobre la insolvencia familiar cuando se considera que la situación se ha generado a pesar de que los deudores han actuado de buena fe y se busca una  solución para que no tengan los deudores que estar pagando el resto de sus vidas. Es lo que se ha dado en llamar la segunda oportunidad.

A este respecto, Del Pozo explicó que hubo un congreso enMadrid hace un par de años, sobre el tema de la  insolvencia familiar, en el que se dieron todo tipo de  soluciones y eso produjo un esbozo de regulación, pero esas soluciones desaparecieron.

Con esta vía, aseguró que se evitaría uno de los grandes problemas que plantea la dación en pago, que es la panacea para el especulador, y razonó que “el que ha comprado su segundo, tercer, cuarto o quinto piso, con
fines puramente especulativos, que ha habido muchos, estaría encantado. Será los principales valedores de la dación en pago. ¡Tenga, ahí se queda con el piso, que a estos ya les he ganado! Hay que fomentar ese tratamiento
individualizado para que no se le deba dinero toda la vida al banco. Y hay casos peores, situaciones abusivas  propiciadas por prestamistas, que vemos en los Registros y que son dramáticas. Mientras no haya subasta electrónica y se atienda al insolvente, que puede seguir endeudándose o seguir obteniendo recursos, no habrá solución”.

Cláusulas abusivas

También existe un serio problema con las cláusulas de los contratos de créditos hipotecarios en los que se incluye un despliegue de obligaciones que pueden a priori considerarse como abusivas y que determinan un poder para el banco ante los problemas de pago, dañinos para el consumidor. En el debate hubo acuerdo sobre la necesidad de legislar sobre ellas, sobre todo en asuntos como el  establecimiento de untecho en el interés moratorio, que permita al registrador calificarlo para evitar que accedan al Registro tipos que el consumidor no está capacitado para negociar, porque éste es un sesgo psicológico que estudian los economistas.

Luis del Pozo explicó este fenómeno señalando que  “cuando me caso no hago un pacto prenupcial porque no contemplo en ese momento la posibilidad de una crisis, pues lo mismo la hipoteca. Yome fijo que me den las perras y el interés, pero no me fijo en interés de demora o  clausulado. Puesto que hay una asimetría legislativa, vamos a meternos de una manera razonable”.

“Ha habido en este tema una tan generosísima como equivocada condescendencia por parte de algún sector de la Administración. En concreto, la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) ha mantenido una interpretación según la cual había que presuponer la buena  fe de quienes pactaban el contrato y, por lo tanto, entre una parte y otra, pero afortunadamente los tribunales están dando la razón a la necesidad de un control preventivo de las cláusulas”, afirmó Del Pozo.

El Derecho comunitario, por su parte, exige mecanismos eficientes para los casos en que manifiestamente las  cláusulas son abusivas porque infringen una norma imperativa o que resulta contraria a los más elementales derechos de los consumidores y usuarios, tal y como defiende la legislación de consumo, que se purguen en el momento de la concesión y no judicialmente después en un proceso que puede durar diez o quince años.

Del Pozo comentó también que “no puede quedar al puro arbitrio del registrador en el momento en que entre la  hipoteca en el Registro, decidir que cláusulas son abusivas y cuales no. Pero hay instituciones que sí que deben  ponerse en marcha como, por ejemplo, el Registro  de Condiciones Generales de la Contratación, donde se inscriben las sentencias que declaran cláusulas nulas”.
Actualmente, los jueces se muestran muy sensibles a esta materia y están emitiendo numerosas sentencias en las que hacen públicas estas cláusulas, lo que permite no sólo al registrador calificar las escrituras y purgarlas, sino que también tienen una función pedagógica tanto para el  consumidor como para las entidades, de la que ha carecido el sistema en los últimos tiempos.

“Ha faltado la pedagogía de las cláusulas abusivas, ser conscientes de que no puede ir enriqueciéndose el  clausulado de los contratos de manera imitativa o  replicativa de todas las entidades de crédito, ganando en densidad un contenido de prestaciones que quedan todas cubiertas bajo el paraguas del vencimiento anticipado. También ha habido un escándalo social paralelo, por  ejemplo, en el discutible tema de las cláusulas suelo”, expresó el registrador Mercantil.

La subcomisión parlamentaria

Otro de los temas discutidos en la mesa versó sobre la idea expuesta por el diputado socialista y catedrático de Derecho Mercantil Jesús Quijano sobre la posibilidad de que la subcomisión de vivienda creada en el Parlamento apruebe la dación en pago para los casos en que la tasación realizada por un profesional vinculado a la entidad financiera supere en un 20 ó 30 por ciento lo que hubiese sido razonable a efectos del mercado.

Rafael Sanz, que aseguró que el BBVA no tiene ninguna tasadora vinculada, aseveró que no creía que esa fuese la solución, ya que sería insuficiente para abordar el  problema, pero se podría estudiar.

La repesca de los inmigrantes

Finalmente, se abordó la actividad de los bancos para recuperar las viviendas de los inmigrantes que se han marchado a su país y han dejado de pagar. En estos casos sí que se está aplicando la dación en pago, aunque no
existen cifras oficiales. Para Rafael Sanz se trata de una muestra de que “es una solución para quien no va tener nada que aportar en el futuro”.

La dación en pago de la vivienda se aplicará solo en caso de tasaciones abusivas

X. G. P.
11/05/2011 – 14:45

  • El diputado socialista Quijano descarta que el Congreso generalice la entrega de la vivienda

En los casos en que la tasación del valor de la vivienda hipotecada, realizada de forma irresponsable por un profesional vinculado a la entidad financiera, supere en un 20 o un 30% lo que hubiese sido razonable se podrá acudir a la dación en pago.

 

Así lo aventuró ayer el diputado socialista y catedrático de Derecho Mercantil, Jesús Quijano, quien explicó que es muy posible que se apruebe esta opción en la Subcomisión sobre Hipotecas, creada en el seno de la Comisión de la Vivienda del Congreso de los Diputados.

Sin embargo, Quijano comentó que descarta la posibilidad de que la Subcomisión vaya a aprobar la modificación de la responsabilidad universal del deudor, que rige el sistema hipotecario español y que está regulado por el Código Civil.

Alternativas

Durante su intervención en una jornada conmemorativa del 150 aniversario de la Ley Hipotecaria, organizada por el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España, abogó por abrir otra vía similar a la del derecho americano para las personas físicas sobreendeudadas, conocida como segunda oportunidad o fresh start policy, aplicable a los deudores que sufren un problema sobrevenido sin que se les pueda aplicar una conducta de mala fe.

Finalmente, afirmó que está convencido de que se incluirá dentro de las cláusulas abusivas la conocida como cláusula del suelo, que impide que los titulares del crédito hipotecarios puedan beneficiarse del descenso de los tipos a partir de cierto ratio incluido en el contrato.

El magistrado Martín Pallín, por su parte, defendió la dación en pago al considerar que el inmueble debe ser la garantía del pago de la deuda, ya que se tasó por el valor de la cantidad entregada en el crédito hipotecario.

Esta intervención fue rebatida por Quijano, al considerar que si los bienes han perdido valor, también lo ganaron durante años y “los titulares de los créditos se apropiaron de los beneficios durante años”. El catedrático de Derecho Civil Vicente Guilarte, calificó de “absoluta aberración” afrontar la dación en pago con efectos retroactivos.

Reforma de la Ley Concursal

Quijano rechazó, por otra parte, que la reforma concursal vaya a traspasar el trámite judicial previsto para homologar los acuerdos de refinanciación preconcursal a la vía administrativa, “al menos durante la actual legislatura, puesto que no es recomendable incluir cambios de tan gran calado cuando existe una mayor demanda de concursos”.

También, explicó que se optó por judicializar la Ley Concursal como consecuencia de que las leyes de sociedades ya incluían en sus textos algunos de estos procedimientos y porque “arrastramos una diferenciación entre el procedimiento concursal y el preconcursal”.

Preguntado sobre los problemas que le puede llegar a plantear a la Ley Concursal la nueva figura de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, Quijano señaló que deberá comunicarse al juez el inicio del preconcurso y, después, homologarlo ante el juez para evitarla apertura de litigios en la vía Penal.

De España a ‘Españistán’: una nueva visión de la crisis del ladrillo


De España a ‘Españistán’: una nueva visión de la crisis del ladrillo

Julio Soria (EFE)
26/05/2011 – 20:43

 

Mileurismo, telebasura, corrupción, paro… España tiene problemas, y el dibujante Aleix Saló se ha ocupado de plasmarlos con mucho humor en su nuevo cómic, “Españistán. Este país se va a la mierda”, un repaso de los temas de actualidad que monopolizan el día a día del país.

 

El lanzamiento del libro se completa con un vídeo de animación que ya puede visitarse en www.burbujainmobiliaria.com. “Es un análisis de quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos como país. El cómic es una mirada cínica a nuestro futuro, mientras que el vídeo es una mirada crítica a nuestro pasado”, anuncia el dibujante.

 

 

“El objetivo último no era otro que hacer una denuncia, lo más completa posible, del rumbo que ha tomado este país en los últimos diez años. Hipotecas, SGAE, Telecinco, funcionarios, obispos, becarios, precariedad…”, enumera Saló (Ripollet, Barcelona, 1983).

 

Ambientado en la muy familiar Españistán, el cómic narra las aventuras y desventuras de Fredo, un veinteañero al que la crisis económica ha dejado sin trabajo y, de paso, con un buen puñado de deudas. “Fredo representa la síntesis del lugar y el momento en el que vive”, explica el autor.

 

“Es a la vez una sátira y un homenaje a un colectivo conocido como los ‘canis’, que más o menos podemos identificar con ese sector joven de la clase trabajadora que abandonó tempranamente los estudios para lanzarse al mercado laboral durante el periodo de bonanza”, añade.

 

Angustiado por una hipoteca abusiva, el protagonista abandona el País de los Curritos y emprende una odisea que le llevará a la Ciudad Burocrática, hogar de funcionarios impasibles y papeleos interminables.

 

Por el camino le acompañan su amigo Samu y el gran mago Gandolfo, que malvive con una pensión irrisoria.

 

Tras la incorporación de Frida (una pija con carácter), el cuarteto marchará a través de las Tierras Muertas (donde habitan los parias sociales), la Aldea Santa (hogar de los seguidores de Jesufistro) y el Distrito Financiero (temible lugar donde los lobbies empresariales manejan a su conveniencia el futuro del país).

 

Como ya habrán notado los seguidores de Tolkien, “Españistán” (Glénat) es una adaptación libre de la saga “El Señor de los Anillos”. “Me parecía muy interesante el recurso de recrear un universo ficticio lleno de pueblos y razas contrapuestas, con sus rivalidades y conflictos, pero omitiendo el conflicto territorial y enfatizando el de clases”, detalla el dibujante.

 

Sin llamar a las cosas por su nombre, el autor deja muy claro el blanco de sus denuncias. “El hecho de recrear la historia en un país ficticio, en vez de hacerlo en la España real, me concedía más margen de libertad para desarrollar la historia hasta límites absurdos”, explica.

 

“Españistán no es otra cosa que una hipérbole continua. Y a veces la mejor forma de retratar la realidad social es a partir de la ficción, o incluso a partir de la ciencia ficción. No creo que nadie dude de a qué o a quién me estoy refiriendo cuando en la historia aparecen Alessandro Janz o el Banco Sintander. Si me tienen que caer denuncias, me van a caer igual”, apostilla.

 

De tener éxito, el cómic podría tener una secuela, en la que Españistán se podría haber hundido por completo. “No es difícil imaginar cómo podría ser el país dentro de unos años, convertido en su totalidad en un parque temático para disfrute de los multimillonarios asiáticos, donde los ciudadanos ya sólo somos meros figurantes vestidos con trajes folclóricos”, bromea Saló.

Cipriano Pocapasta


Gobernar en tiempos revueltos »
MAY27

Me voy e referir al caso Martinsa. Martinsa es la inmobiliaria que llevó a cabo el mayor concurso de acreedores, ya sabe usted, lo que siempre hemos conocido como “suspensión a pagos”, el mayor concurso de acreedores, repito, de la historia.

Pues bien, al parecer Martinsa ha conseguido la aprobación de un convenio que fija quitas de deudas ordinarias de hasta el 70%.

Yo no sé si esto de “quitas ordinarias” se refiere a que es una ordinariez el tener deudas. Pero un amigo me aclara que se trata de que el deudor, en este caso Martinsa, pagará solamente el 30% de lo que debe.
Este caso guarda un cierto paralelismo con lo que le ha ocurrido a Cipriano Pocapasta, que como su propio apellido indica es un españolito de a pie que como consecuencia de haberse quedado sin trabajo el pobre está más tieso que la mojama.

Pues bien, a Cipriano Pocapasta, podría haber ocurrido a cualquiera que tuviera un nombre y un apellido más normal, resulta que al quedarse sin trabajo no pudo seguir pagando la hipoteca de la que fue su vivienda, una hipoteca de 125.000 euros de los cuales ya llevaba pagadas algunas mensualidades, como consecuencia de ello se ha vista en la misma situación que Martinsa, a esta inmobiliaria le han aprobado una quita del 70% y a Cipriano Pocapasta, le han “quitado” su vivienda y además tiene que seguir pagando lo que le queda de la hipoteca.

Como se puede observar hay un gran paralelismo entre ambos casos. Esto me recuerda aquellos dos viejos refranes que dicen: “Al miserable y al pobre todo le cuesta el doble” y el otro que aconseja: “Si la haces hazla bien gorda”

Cipriano Pocapasta, ha tenido que irse a vivir, él y su familia, al piso en que habitan sus suegros, esto le ha ocurrido a centenares de miles de Ciprianos Pocapasta. Allí se han acomodado lo mejor que han podido ya que de por sí el piso ya les caía un tanto pequeño a los suegros que tienen viviendo con ellos a dos hijos solteros y sin trabajo.

No he leído ni escuchado en parte alguna lo que haya podido ser de los responsables de la inmobiliaria Martinsa, pero estoy seguro de que no habrán tenido que pasar por las mismas peripecias que están atravesando Cipriano Pocapasta y su familia, a buen seguro que a estos ejecutivos no les habrán echado de sus casas y hasta es muy posible que sigan llevando el mismo tren de vida que llevaban cuando la vaca daba leche.

Viendo lo que le ha ocurrido a Cipriano Pocapasta, a su mujer y a sus dos hijos de corta edad, no me extraña que en este país las plazas más conocidas de cada pueblo o ciudad estén siendo ocupadas por centenares de miles de ciudadanos que se rebelan, entre otras cosas, contra lo que le está ocurriendo a Cipriano Pocapasta, porque Cipriano Pocapasta, son todos y cada uno de ellos.

Fidel Castro La insostenible posición del imperio


Fidel Castro
La insostenible posición del imperio
20:12h. del Sábado, 21 de mayo
Nadie puede asegurar que el imperio en su agonía no arrastre al ser humano a la catástrofe.

Como se sabe, mientras exista la vida de nuestra especie, toda persona tiene el deber sagrado de ser optimista. Éticamente no sería admisible otra conducta. Recuerdo bien que un día, hace casi 20 años, dije que una especie estaba en peligro de extinción: el hombre.

Ante un selecto grupo de gobernantes burgueses aduladores del imperio, entre ellos el de inmensa mole bien alimentada, el alemán Helmut Kohl, y otros por el estilo que hacían coro a Bush padre -menos tenebroso y enajenado que su propio hijo W. Bush-, no podía dejar de expresar aquella verdad que veía muy real, aunque todavía más lejana que hoy, con la mayor sinceridad posible.

Al encender el televisor aproximadamente a las 12 y 15 del medio día, porque alguien me dijo que Barack Obama pronunciaba su anunciado discurso sobre política exterior, presté atención a sus palabras.

No sé por qué a pesar de los montones de despachos y las noticias que escucho diariamente, en ninguno vi que el sujeto hablaría a esa hora. Puedo asegurar a los lectores que no son pocas las tonterías y mentiras que, entre verdades dramáticas y hechos de todo tipo, leo, escucho, o veo en imágenes todos los días. Pero este caso era algo especial. ¿Qué iba a decir el tipo a esa hora en este mundo agobiado de crímenes imperiales, masacres o aviones sin piloto lanzando mortíferas bombas, que ni siquiera Obama, ahora dueño de algunas decisiones de vida o muerte, imaginaba cuando era estudiante de Harvard hace solo unas decenas de años?

Nadie suponga, desde luego, que Obama es dueño de la situación; solo maneja algunas partes importantes que el viejo sistema en su origen otorgó al “Presidente Constitucional” de Estados Unidos. A estas alturas, después de 234 años de la Declaración de Independencia, el Pentágono y la CIA conservan los instrumentos fundamentales del poder imperial creado: la tecnología capaz de destruir al género humano en cuestión de minutos, y los medios para penetrar esas sociedades, engañarlas y manipularlas impúdicamente el tiempo en que necesiten hacerlo, pensando que el poder del imperio no tiene límites. Confían en manejar a un mundo dócil, sin perturbación alguna, todo el tiempo futuro.

Es la idea absurda en que basan el mundo del mañana, bajo “el reino de la libertad, la justicia, la igualdad de oportunidades y los derechos humanos”, incapaces de ver lo que en realidad ocurre con la pobreza, la falta de servicios elementales de educación, salud, empleo y algo peor: la satisfacción de necesidades vitales como alimentos, agua potable, techo y otras muchas.

Curiosamente, alguien puede preguntarse por ejemplo ¿qué ocurrirá con los 10 mil muertos por año que ocasiona la violencia derivada de las drogas, fundamentalmente en México, a lo que se pueden añadir los países de Centroamérica y varios de los más poblados del sur del continente?

No albergo intención alguna de ofender a esos países; el propósito es solo señalar lo que ocurre a los demás casi diariamente.

Una pregunta sí hay que hacerla casi de inmediato: ¿qué pasará en España donde las masas protestan en las ciudades principales del país porque hasta el 40% de los jóvenes están desempleados, para citar solo una de las causas de las manifestaciones de ese combativo pueblo? ¿Es que acaso van a iniciarse los bombardeos a ese país de la OTAN?

Sin embargo, a estas horas, a las 4 y 12 p.m., no ha sido publicada la bendita versión oficial en español del discurso de Obama.

Espero me excusen por esta improvisada Reflexión. Tengo otras cosas de las cuales ocuparme.

Fidel Castro Ruz Mayo 19 de 2011 4 y 16 p.m.

“¡Vivan Las Caenas!: Todo El Poder A Los Reaccionarios”.


“¡Vivan Las Caenas!: Todo El Poder A Los Reaccionarios”.

Día 23 de mayo. Seis de la mañana, urgencia personal de ir a Madrid. No hay billetes. Insisto. No hay nada que hacer, cuando me alejo de la taquilla, el señor de RENFE me llama, ha habido una cancelación en preferente. ¿Qué vale? Cien euros. Es igual, tengo que ir. Por principios jamás he viajado en preferente y mientras no concurran circunstancias similares a las de ese día, no lo volveré a hacer. Le llaman preferente, pero me colocan en el único asiento que tiene a otro pasajero enfrente, dónde no te puedes estirar ni relajar, menos si tu vecino es un pelmazo.

¿Vas para Gijón? No me quedo en Madrid. Bueno, estaremos tres horas juntos. L que se me viene encima. Vaya paliza que les hemos dado, los hemos arrasado, barrido, es un día histórico. Perdone señor, ¿a qué se refiere? Hombre a las elecciones de ayer, hemos acabado con los hijos de puta del PSOE y a los otros apenas se les ve. ¿Nos conocemos de algo para que me hable así? ¿Usted sabe si yo he arrasado a alguien o me han arrasado a mí? No, perdone, pero es que pienso que esto es una alegría muy grande para todos los españoles.

Bien, para mí es todo lo contrario y pienso que es una falta de respeto y de educación su forma de inmiscuirse e invadir el espacio personal de alguien a quien no conoce ni sabe lo que piensa. Me hago el dormido, pensando en que el asunto está zanjado. Pasa una chica con los periódicos.

Hago como que abro un ojo, y lo abro. Veo las cabeceras, Expansión, La Gaceta, La Razón, El Mundo, ABC, La Verdad, El País, Público. Mi vecino, raudo, coge, sin cortarse, La Gaceta, La Razón y el ABC, lo tiene muy claro, pero no sé por qué no coge El Mundo, se le escaparía. Señor, usted no desea prensa, miro y dudo, no sé. Me decido y agarro Público. Lo pongo encima de la mesita, y lo dejo sin abrir. Vuelvo a simular el sueño para evitar al preferente. No lo consigo.

A los pocos segundos, se me abalanza entre risotadas, mira, mira que chiste más bueno; mira, mira como estaba ayer la calle Génova, y luego dicen que si la Puerta del Sol, ahí es dónde está España. Por favor, no pienso como usted, sino todo lo contrario, ¿es posible que me deje dormir un rato? Se calla, cerca de Aranjuez me levanto, voy al aseo y regreso a mi asiento. El pelmazo lleva un libro de Arturo Pérez Reverte, que es de los nuestros.

Perdone, me dice, no he querido molestarle, sólo compartir con usted mi alegría y decirle que ahora es el momento de arrimar todos el hombro, ahora sí. ¿A qué se dedica usted, si no es mucho preguntar? Intermediación de seguros y Agencia Inmobiliaria. ¿Y usted? Yo soy rojo, creía que lo había notado por la educación, pero era mucho creer.

Desde el primer momento de su acoso, debería haberle mandado a cierto sitio, quédese en él, por mucho que lo intente no podrá salir. Buenos días, encantado de conocerle, espero no coincidir a la vuelta, vamos estoy seguro, porque viajaré en turista. Adiós.

Cuento esta experiencia personal porque creo que describe bien lo que está pasando en este país. Asistir a una reunión de un partido de izquierdas, resulta sencillamente deprimente, apenas hay nadie, y mucho menos gente joven. La gente discute sobre puestos, listas, en qué lugar va este. No hay jóvenes, no hay nadie.

En una reunión del Partido Popular o de CIU o del PNV hay cientos de personas, jóvenes, maduras, mayores, de todas las edades, no hay discrepancias, apenas discuten y si lo hacen es por tonterías personalistas: Tienen muy claro cuál es su objetivo, para todos el mismo, con el añadido de que hoy es más fácil ver a trabajadores en una reunión o un mitin del PP que en cualquier otro sitio.

La moral del dinero fácil, del sablazo, de la corrupción, del clientelismo se ha introducido en la médula de este pueblo desde la llegada al poder de Aznar, la mayor ruptura habida hasta ahora en el proceso democrático de la restauración monárquica. El facha presume de facha, el ladrón presume de ladrón, el crápula de crápula y al apolítico siempre le gustaron las gaviotas sobre fondo azul.

Son conscientes de su poder, de que nadie desmanteló la nomenclatura fascista, de que el poder real, que es el económico ha sido, es y será de ellos, que los otros, son unos aprendices y han sido barridos para siempre.

Nadie reglamentó las procesiones de semana santa porque eran tradición, ocupan la calle cuando quieren y sus hermandades las presiden, normalmente, buena gente de toda la vida; nadie ha hecho cumplir las leyes sobre los equipos de fútbol, la mayoría de sus presidentes son también de la buena gente y se las han ingeniado para recibir dineros de las arcas públicas e identificar fútbol con ciudad o nación; nadie ha querido implantar en España una enseñanza laica y única, la educación, desde hace dos décadas, en todas la mayoría de las comunidades de España, incluida Cataluña y el País Vasco, está en manos de los curas y la oligarquía económica:

Yo soy rojo pero llevo a los niños al colegio concertado porque les enseñan disciplina, no hay chusma y allí pueden conocer a gente bien situada que les abra el camino en un futuro, pero yo soy rojo.

Nadie se preocupó de introducirse en las cofradías que organizan las fiestas de los pueblos, ellos sí y copan todos los cargos de esas instituciones que se atribuyen el mérito de ser la quintaesencia de lo popular y de la máxima expresión de la alegría del pueblo al que tanto quieren, para esclavo.

De momento la suerte está echada, ayuntamientos y comunidades autónomas de toda España están en manos de la derecha nacionalista castiza y católica española –por suavizar calificativos- y de derecha castiza y católica catalana y vasca. Zapatero después de promover en un principio leyes que ampliaban derechos políticos y sociales, se inmoló cuando la crisis particular y la global mandaron parar.

El mejor parlamentario de España, que es probablemente Gaspar Llamazares, no tiene ningún apoyo mediático y probablemente por esos dos motivos, esté a punto de acabar su carrera política, y el resto de grupos siguen debatiendo sobre el sexo de los ángeles mientras en Sol se grita contra los políticos como clase cuando la única alternativa a la política es la guerra, o sea el militarismo.

Es precisa y urgente una regeneración integral de la vida política española porque estamos, ahora sí y para mucho tiempo, al borde de un abismo. No hace falta que se culpen unos a otros ni que atribuyan los resultados electorales a la crisis o a la manipulación mediática: Los partidos de izquierda no tienen vivero, no atraen a los jóvenes de hoy en día, la última generación que alimentó a esos partidos tiene cincuenta años, por debajo no hay nadie y lo que hay, mejor no verlo.

Hoy casi nadie se atreve a decir en público que ha votado al PSOE, muchos tampoco a Izquierda Unida ni a otros, no encuentran interventores ni apoderados para las mesas cuando el PP podría tener diez en cada una. ¿No me digan, por favor, que el problema no es de otra índole?

La izquierda tiene que volver a demostrar que es de izquierdas, que no pertenecen a la clase política profesional, que una persona es sustituible por otra en cualquier momento, que hay un proyecto irrenunciable de futuro que pasa por la fraternidad y la igualdad, que no importan las personas sino las ideas y que para que las ideas sigan siendo creíbles hay que demostrar que se tiene una conducta y una ética irreprochable y que cuando hay que irse, uno se va y vuelve a la calle que es dónde tiene que estar, el sitio al que ha de volver la izquierda si no quiere desaparecer en menos de una década.

http://larepublica.es/firmas/blogs/index.php/pedroluisangosto/2011/05/25/ivivan-las-caenas-todo-el-poder-a-los-re

La Guerra en Libia


MAY08

Entre los países árabes, existe uno en el que la revolución llegó de verdad, pero hace cuarenta y dos años, lidereada por un joven oficial del Ejército: Muammar Gaddafi. Esa revolución, que puso fin a la monarquía heredada por el colonialismo con todo y bandera, garantizó por primera vez en Libia una distribución equitativa de la riqueza y prosperidad para sus habitantes. Fue la primera experiencia de democracia directa o de ejercicio directo del poder por los ciudadanos, y de propiedad social ejercida por los trabajadores.

Un enjambre de rebeliones populares pacíficas sacude hoy a los países árabes con gobiernos monárquicos unos, autoritarios otros, capitalistas todos. El imperialismo, primero sorprendido, no tardó en formular su estrategia al respecto: desestabilizar a toda costa, a los dos únicos países árabes donde existen regímenes sociales que no son de su agrado y que se oponen a la política exterior de las potencias occidentales: Libia y Siria; de modo que dicha desestabilización parezca parte de la coyuntura regional.

Con un pequeño problema: al desgastarse la vía de la desestabilización pacífica por no haber en esos casos (a diferencia del resto) condiciones objetivas que la sustenten, los agentes del imperialismo acuden al montaje de las guerras civiles. No es casual que sea precisamente Libia el único país donde la crisis política se ha convertido en guerra civil, que Siria vaya por el mismo camino, y que solamente en estos dos países se haya presentado tal circunstancia.
Alguna vez, Argelia y Egipto estuvieron entre los países opuestos a los intereses imperialistas, pero ambos hace tiempo que dejaron atrás su orientación revolucionaria y en el caso del segundo, se convirtió en un fiel aliado del imperialismo norteamericano. La mejor prueba de esta diferencia entre los dos primeros países mencionados y estos dos últimos, es que de los cuatro, solamente Libia y Siria han sido siempre blanco de ataques políticos y militares de Estados Unidos e Israel.

En el caso de Libia, había logrado temporalmente, con una audaz maniobra de gran escala en su política exterior, frenar la hostilidad imperial en su contra y romper su aislamiento internacional, razón por la cual mucha gente de izquierda se desconcertó, ubicando a Gaddafi como nuevo aliado de la reacción mundial, lo que sirvió para un posterior nuevo tipo de aislamiento del país norafricano, condición favorable para que el imperialismo lo atacara.

Nadie ataca a sus amigos, a no ser que hayan dejado de serlo, como en el caso de Estados Unidos con los talibanes en Afganistán; pero quienes asocian a Gaddafi con la derecha a nivel mundial, lo acusan exactamente de lo contrario: de que pasó de ser enemigo, a ser amigo del imperialismo. Vaya amigo este, a quien las bombas imperialistas le han matado ya a dos hijos y tres nietos.
Quienes acusan a Gaddafi de haberse aliado con el imperialismo en los últimos diez años, se basan en que, en aras de que se levantara el bloqueo contra Libia (logrando su objetivo), indemnizó a las familias de las víctimas de actos terroristas atribuidos a Libia, pero sobre los que dicho país no reconoce vinculación alguna; desplegó una ofensiva diplomática con gobiernos de derecha que antes lo atacaban; concedió el 10% de las acciones empresariales para la explotación del petróleo libio a empresas transnacionales, razón por la cual los gobiernos de derecha europeos y Estados Unidos correspondieron a sus muestras de amistad.

Pero ese porcentaje del petróleo libio está lejos de satisfacer las ambiciones de las transnacionales, como lo demuestra el ataque masivo de las potencias imperialistas en busca del otro 90%, que por cierto es estatal, debido al carácter socialista del régimen libio.
Gaddafi, ya en pleno despliegue de su política de apertura hacia Occidente, se encontraba al momento de comenzar la guerra de agresión contra su país, promoviendo la unidad de los pueblos de África, Asia y América Latina en defensa de sus intereses comunes y en consecuencia con ello, organizando un bloque de los países del Sur que enfrentara y contrarrestara la hegemonía de los actuales bloques de poder en el mundo, poniendo a disposición de ello cuantiosos recursos económicos. Extraño aliado se buscó el imperialismo.

Hay gente de izquierda que acusa a Gaddafi de ser un dictador. Es sorprendente que quienes critican a los partidos políticos, se opongan a que éstos sean suprimidos; que quienes cuestionan la democracia representativa, la consideren como única democracia posible al descalificar como tal cualquier otro modelo político.

La oposición armada en Libia levanta (literalmente) la bandera de la monarquía derrocada en 1969, tan odiosa como todas las del mundo árabe en la actualidad, y que como éstas tenía al pueblo sumido en la miseria mientras la realeza derrochaba los recursos del país; por lo demás, sus reivindicaciones son tan imprecisas como el origen de sus integrantes.

Lo único que queda claro es su afinidad pro-occidental, al menos en el discurso y mientras dure la necesidad que tienen del apoyo que reciben de las grandes potencias capitalistas. Recuérdese que los talibanes y Al Qaeda, antes de ser los más peligrosos enemigos públicos así declarados por Occidente en su momento, eran los chicos buenos del imperialismo en la guerra de Afganistán para derrocar al régimen revolucionario que allí se había instaurado.

Debe reconocerse que en Libia, por la razón que sea, se ha dado un levantamiento popular masivo, aunque muy minoritario y territorialmente focalizado en el Este, sin duda vinculado con rivalidades tribales y regionales de vieja data. Sin embargo, el carácter popular y masivo de un levantamiento armado no lo hace revolucionario, ni hace que deje de ser revolucionario el régimen al que se opone. Por ejemplo, la contrarrevolución en la Nicaragua de los años ochenta fue un levantamiento armado campesino (promovido, organizado y financiado por Estados Unidos, pero levantamiento al fin; como en el caso de Libia); y no por eso la fuerza militar que combatía a la Revolución Sandinista era revolucionaria, ni dejaba de serlo el régimen existente en Nicaragua. De idéntica manera, los levantamientos masivos (en este caso pacíficos en su mayoría) que se dieron en los países socialistas de Europa del Este a finales de los años ochenta, no tenían nada de revolucionarios, pues lo que hicieron fue reinstaurar el capitalismo; por mucho que no pocos ilusos en las filas de la izquierda pronosticaran lo contrario.

Esos sectores eran – vaya coincidencia – exactamente los mismos reformistas y de la ultraizquierda que ahora atribuyen carácter revolucionario a la oposición armada en Libia; supuestos adversarios irreconciliables entre sí, a los que sin embargo, siempre les ha unido su odio visceral a todas las revoluciones que ellos no han querido o no han podido hacer, y sus fantásticas revoluciones inexistentes.

Cuando un movimiento contrarrevolucionario adquiere carácter masivo, puede estar o no vinculado con errores cometidos en el proceso revolucionario, pero aún en el primer caso, eso no puede ser razón para no respaldar el proceso en su momento más difícil y menos aún, para apoyar a sus enemigos internos y externos, tal como está haciendo la izquierda reformista y la ultraizquierda en el caso de Libia, de forma no tan sorprendentemente coincidente, como ya se ha visto.

No se puede estar contra la intervención imperialista en Libia y al mismo tiempo, respaldar a los que en la guerra civil de ese país están siendo apoyados por esa intervención que ellos mismos pidieron y celebran, a la vez que reclaman su intensificación. Estar contra la intervención es apoyar a quienes se están enfrentando a ella y a quienes les están cayendo las bombas de los interventores, no a quienes la apoyan desde adentro y que si se quejan de algo es porque consideran insuficientes los bombardeos.

Pero lo más interesante de esto es el apoyo que la oposición armada en Libia está recibiendo de esos mismos gobiernos árabes contra los cuales se están rebelando sus pueblos, los que están siendo masacrados por ellos sin que nadie se preocupe por crear zonas de exclusión aérea ni por bombardear a la población civil para defenderla de los supuestos bombardeos de otros; por la sencilla razón de que en esos países, el petróleo está en manos de las transnacionales, y los movimientos populares en rebeldía dejarán de ser los chicos buenos desde el momento – si es que llega – en que se atrevan a tocar esos intereses económicos. Evitar esto es una de las razones por las que Estados Unidos y la Unión Europea decidieron abandonar a sus aliados árabes en Túnez y Egopto a su suerte, ordenándoles que dejen el poder.

En Libia hay una guerra civil y por tanto, hay muertos, los cuales son presentados como civiles masacrados (tantos muertos, y ni una foto de un cadáver; es tan falso como las armas de destrucción masiva en Irak); mientras que en los países árabes gobernados por esos que por razones “humanitarias” apoyan la intervención en Libia, no hay guerra y sin embargo, hay muertos, lo cual es evidencia de que esos sí, han sido masacrados. Pero allí ya no hay nada que ir a saquear.

Quién gobierna España.


Quién gobierna España

Enviado por yomismo el Dom, 12/12/2010 – 17:34.

“España es de 20 familias. Como mucho. Pero podría ser peor. México es de 10.”

Esta frase fué pronunciada por un economista vinculado al mundo empresarial español, que podéis leer en este  artículo junto con otras perlas de igual calibre y mala puntuación.

Lo que nos lleva al tema principal; Quiénes son estas familias, y cuanto poder tienen.

Esto es como Matrix; Vivimos en una realidad virtual que nos han puesto delante para ocultar los entresijos de la Máquina:

-En teoría somos libres y tenemos derechos, pero sin dinero no tenemos libertad de movimiento ni derecho a una vivienda digna.

-En teoría vivimos en una democracia, que significa un gobierno del pueblo, pero en realidad sólo podemos elegir unos representantes que gobiernen por nosotros. Estos gobernantes dejarán el cargo, y habiendo servido bien a ciertas personas con dinero son recompensados con cargos bien pagados (Zaplana en Telefónica, con un millón de euros anual sin tener ni idea de telecomunicaciones, Schroeder en la rusa Gazprom) y con ciclos de conferencias (Aznar, Felipe González, Tony Blair, Bill Clinton) por las que se pagan unas cifras que nadie nos podemos creer que sea su precio justo (Clinton cobró un millón de dólares por dar una, esto es como los anuncios de “vendo un bolígrafo por 100 euros y regalo una entrada de futbol”).

Los bancos pagan las campañas de los partidos políticos. Según los datos del Tribunal de Cuentas (pág. 56: el PP debe 16 millones, pág. 60: el PSOE debe 51 millones. Datos de 2005), los partidos políticos con representación parlamentaria deben a los bancos nada menos que 144 millones de euros, y no por ello dejan de recibir créditos como sí les está sucediendo a muchos empresarios en estos tiempos de crisis. Por no hablar de que a menudo estas deudas son perdonadas, y que hasta hace poco se permitían las donaciones anónimas. Era curioso ver al PP tan interesado en que La Caixa no controlase Endesa(¿peligraban donativos?), y que después el presidente de Endesa (Pizarro) fuera a las elecciones de 2008 presentado como futuro ministro del PP. Tras el fracaso electoral Pizarro se fué retirando poco a poco, y Rajoy dijo textualmente que a partir de entonces iba a hacer su propio equipo, dejando ver que su equipo anterior no lo había hecho él sino que se lo habían impuesto.

“A partir de ciertos niveles, la relación entre empresa y política es directa. Mucho más de lo que la mayoría de la gente sospecha. Una llamada de teléfono directa, de móvil a móvil, sin secretarias de por medio.”

-Los bancos también controlan los medios de comunicación, lo que crea esa realidad virtual y nos priva de la información necesaria para gobernarnos.

Volvemos a la prgunta ¿Quiénes son estas familias? Unas pistas en este artículo de Público:un selecto grupo de 20 familias y empresarios controlan cerca del 37,1% del Ibex.

Ahora vamos a analizar a una de estas familias; los March. La mayoría de españoles no sabe que existen, porque casi nunca se habla de ellos aunque controlan varias empresas importantes. Y eso es una pequeña pista del simil con Matrix. Juan March Ordinas (1882-1962) fué un contrabandista mallorquín que se enriqueció, consiguió el monopolio del tabaco en Marruecos, se enriqueció aún más, fundó un banco, y financió el alzamiento de Franco en 1936. Era el banquero de Franco y uno de los dueños de España en la sombra hasta su muerte.

Como no disponemos de contactos secretos en las altas esferas nos conformaremos con utilizar internet para recabar datos sobre esta familia. Es obvio que la cantidad de información que encontraremos estará limitada, pero nos haremos una idea de su poder.

Banca March: el banco privado de la familia, uno de los diez primeros grupos bancarios españoles con ingresos por encima de los 12.000 millones de euros. También es la principal accionista de la compañía de inversiones “Corporación Financiera Alba”, copresidida por los hermanos Juan March Delgado y Carlos March Delgado.

¿Quiénes son los accionistas de la Corporación? La mencionada Banca March con más del 34% de acciones, 5 personas de la familia March que se reparten el resto, y un 3% que tiene Bestinver. Alba es, por lo tanto, una empresa familiar. Los activos de Alba superan los 4.500 millones de euros, y particpa en un 23% de Acerinox, un 22% de la constructoraACS, un 20% de la Clínica Baviera, un 10% de Indra, y un 10% de Prosegur. También tiene acciones de Carrefour e inmuebles por valor de 240 millones.

¿Tienen influencia en los medios de comunicación? Por supuesto. Aportaron un 15% del capital para la fundación de Canal Plus (Inversiones Artá S.A.), un 35% de SogetelMedia Planning Group (grupo Havas, sexto grupo mundial en publicidad y comunicaciones), y un consejero en PRISA (Leopoldo Rodés, padre de Fernando Rodés, el jefe de Havas).

Un esbozo de la historia familiar lo podemos leer en: Familia March

Carlos March es miembro de la Comisión Trilateral, que es el grupo que está por encima del Club Bilderberg. (artículo de 1985 que menciona a March:http://www.elpais.com/articulo/economia/SOLANA_MADARIAGA/_LUIS_/EX_PRES/_TELEFONICA_-_EX_DTR/_RTVE/COMISION_TRILATERAL/socialista/Luis/Solana/nuevo/miembro/Comision/Trilateral/elpepieco/19850202elpepieco_2/Tes)

Quien gobierna España (2)
En primer lugar, una aclaración tras los comentarios en Meneame; la frase “España es de 20 familias” puede ser una aproximación y no una cifra exacta. Así que no vamos a hacer exactamente 20 artículos dedicados a exactamente 20 familias, pero caerán unas cuantas.

Hoy le toca a la familia Botín, sus negocios, sus bancos, y en especial sus relaciones con el grupo mediático más fuerte de España; el grupo PRISA.

Para ello voy a utilizar principalmente el trabajo de Núria Almiron“Poder financiero y poder mediático: banca y grupos de comunicación. Los casos del SCH y PRISA (1976-2004)” que nos muestra a través de 591 páginas una tesis doctoral sobre PRISA, sobre el Banco Santander, sobre el sistema financiero español, y sobre la evolución de los medios. Por supuesto, voy a hacer un resumen, pero recomiendo a quien tenga suficiente tiempo la lectura de la tesis o de las partes que más le interesen tras leer el índice.

A partir de la página 222 se nos cuenta la historia del Banco Santander. Fundado en 1856 por 72 comerciantes santanderinos, con una presidencia rotatoria entre ellos. En 1909 es el turno de Emilio Botín López, y más tarde de su hijo Emilio Botín-Sanz de Sautuola, que lo dirigirá desde 1950 hasta su retiro en 1989, continuando el actual patriarca del clan;Emilio Botín-Sanz de Sautuola y García de los Ríos.

En 1986 el Santander compra el Bankinter, hasta entonces participado entre el Santander y el Bank of America. La familia Botín tiene el 10% de las acciones de Bankinter (ampliado ahora hasta el 24%), lo que les convierte en dueños directos.

Pero la guinda viene con la intervención de Banesto; tras la gestión de Mario Conde se le atribuye una deuda de 3.636 millones de euros, el Banco de España interviene y nombra presidente provisional al vicepresidente del BBVA, pero luego se lo otorga en subasta al Santander por un precio simbólico. El Fondo de Garantía de Depósitos concedió al Santander un crédito de 1.893 millones de euros, y compró a Banesto activos dañados por importe de 1.712 millones, de modo que el Santander absorbió a Banesto casi regalado, cobrando los créditos y además recibiendo ayudas públicas a fondo perdido. Al final Mario Conde fué condenado por la estafa de 42.97 millones de euros, lo que pone en cuestión la deuda atribuida por el Banco de España para justificar su intervención.

En la página 277, en el apartado sobre quiénes son los consejeros más destacables del SCH, leemos que uno de ellos es Luis Angel Rojo, que fué gobernador del Banco de España entre 1992 y 2000. En 1994 ordenó la intervención de Banesto y se lo entregó al Santander. Casualmente en 2005, y sin poseer una sola acción del banco (que es un requisito), es nombrado consejero externo independiente. También se mencionan los políticos que han pasado por el citado consejo:  Matías Rodríguez Inciarte (ministro deCalvo-Sotelo y asistente regular al Club Bilderberg), Abel Matutes (ministro de Aznar), y Lord Terence Burns (a partir de la fusión del Abbey, político inglés que tuvo cargos relacionados con la economía).

Gracias a Banesto el SCH entra en el accionariado de Antena 3 TV. El control actual de la cadena por el Grupo Planeta se produce gracias al apoyo financiero de La Caixa y el SCH.

En 1999 el Santander se fusiona con el Central Hispano y nace el SCH, aumentando su cartera industrial. En 2004 compra el sexto banco británico, el Abbey National. Antes de esto el Santander estaba aliado con el Royal Bank of Scotland mediante un intercambio de acciones entre ambos.

La autora del informe nos habla de que no se dice toda la verdad sobre las empresas que controla el holding de los Botín. Página 293:

Después leemos qué consejeros tienen relaciones con medios de comunicación; Ana Patricia Botín fué consejera de Televisa (principal grupo televisivo de América Latina), Lord Terence Burns consejero del grupo Pearson, y Manuel Soto Serrano consejero deCorporación Financiera Alba (los March, de nuevo) y presidente de Arthur Andersen al mismo tiempo que esta auditaba al SCH.

En Wikipedia podemos leer la entrada de Grupo Santander para hacernos una idea de todos los bancos que controla a lo ancho del mundo, que son muchos, y las cifras que han hecho de él el tercer banco mundial (sólo superado por dos bancos chinos). También nos recuerdan cómo Botín se anticipó misteriosamente al estallido de la “burbuja inmobiliaria” y vendió oficinas por 4.000 millones de euros.

Fuera del informe quedan las inmensas propiedades de los Botín en forma de terrenos, donde hay cotos de caza a los que invitan regularmente a altas figuras políticas y empresariales. Sobre su financiación de los partidos; el Tribunal de Cuentas no sabe cómo poner en su informe de 2006 que el Santander perdonó varios millones en intereses al PSOE: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/06/22/espana/1277224074.html

Ahora le toca al Grupo PRISA; Para quien no lo conozca hablamos de que las publicaciones“El País”“Diario As”“Cinco Días”, “Cinemanía”, las emisoras de radio “Cadena SER”,“40 Principales”“M80”“Cadena Dial”“Máxima FM”“Radio Olé”, las editoriales“Santillana”“Alfaguara”“Aguilar”, y parte de “Gestevisión Telecinco” (la parte por la fusión con la cadena Cuatro) pertenecen a las mismas personas; familia de Polanco y allegados como Juan Luis Cebrián (asiduo de Bilderberg, también). Y me he quedado corto en la lista. Entre PRISA y el Grupo Vocento (propiedad del BBVA y la familia Ybarra) controlan más del 50% de los medios españoles.

El Grupo PRISA tiene una deuda importante con entidades de crédito, las cuales obtienen puestos en su consejo de administración: accionistas de “Promotora de Informaciones S.A.” (una empresa vinculada a varios bancos) en la matriz, y cuatro entidades bancarias enSogecable: BBVA (a través de Corporación General Financiera), los March (a través de tres sociedades), Bankinter (familia Botín),  y Caja Madrid.

Por otro lado Juan Luis Cebrián es al mismo tiempo consejero de PRISA y de Bankinter, sin tener acciones en el banco (que es un requisito para ser consejero), Isabel de Polanco es consejera en PRISA y en Banesto (sin tener acciones), Gregorio Marañón y Bertrán de Lis fué presidente de Banif (grupo SCH) y consejero de Sogecable, y también la familia Del Pino (que controla la constructora Ferrovial) están en Banesto y en PRISA. Por cierto, todos tienen SICAV de estas que tributan muy poco a Hacienda.

Entre los asesores de PRISA; Matías Cortés Domínguez, asesor legal de Emilio Botín y de Polanco, que sabe mucho de ambos, y Juan Villalonga, ex-presidente de Telefónica.

Ramón Areces, propietario de El Corte Inglés, fué accionista de PRISA y su empresa, junto con Telefónica, es la que más invierte en publicidad en los medios españoles. Los anunciantes también controlan a los medios porque quien paga manda.

Causas judiciales

En febrero de 2008, el Tribunal Supremo archivó el procedimiento abierto contra el propio Emilio Botín y otros altos directivos del Banco Santander: su sobrino y miembro de la Comisión Ejecutiva Rafael Alonso Botín, el vicepresidente de la entidad Matías Rodríguez Inciarte, y siete personas más. También se archivó una causa iniciada por la Fiscalía Anticorrupción por las indemnizaciones multimillonarias a Ángel Corcóstegui José María Amusátegui tras la fusión con el Central Hispano.

Quien gobierna España (3): BBVA
Hoy hablaremos de varias familias y empresas relacionadas. Ybarra, Castellanos, BBVA (segundo banco español), Grupo Vocento (segundo grupo de comunicación español)…

Si bien la familia March y la familia Botín han conseguido dirigir bancos como si se tratara de empresas familiares, la mayoría de grandes empresas son máquinas en las que los propios jefes son meras piezas, y se les puede sustituir si no cumplen bien su función. Eso sí, se les despide con indemnizaciones muy elevadas.

Las familias de Neguri son un grupo de familias vascas que durante décadas manejaron la mayoría de la industria española del hierro y el acero. Familias tradicionales y católicas, que se encontraban los domingos en la iglesia y arreglaban matrimonios entre ellas.

Emilio de Ybarra Churruca, nacido en 1936 con su padre fusilado por los republicanos y criado por su madre Dolores Churruca Zubiría, condesa de El Abra, que va a legar el título a sus nietos sin pasar por los hijos (el mencionado Emilio y Santiago Ybarra). Emilio es miembro de la Comisión Trilateral, como Carlos March. Está casado con María Aznar Ybarra y tiene 4 hijos: Emilio, Ignacio, María y Lucía Ybarra Aznar. En 1988 Emilio fue nombrado presidente del Banco Bilbao Vizcaya (BBV).

Emilio es recordado en este artículo: Declaraciones sobre el secuestro de mi padre como una persona que hizo poco por salvar a su tío Javier de Ybarra cuando fue secuestrado y asesinado por ETA. También se dice que “algunas personas han funcionado en Bilbao sin protección. Eso induce a sospecha.” y que Emilio entró a trabajar en el diario El Correogracias a su tío. Y es que la familia Ybarra formó una alianza entre la prensa y la banca que iremos viendo a continuación.

La otra parte de las siglas BBVA es Argentaria. Se trataba de un holding formado en 1991 para agrupar a los bancos públicos, primero bajo la dirección de Francisco Luzón, y después de Francisco González. Argentaria se privatizó progresivamente entre 1993 y 1998, y en 1999 se fusionó con el BBV, de modo que Francisco González y Emilio Ybarra compartieron la dirección de forma bicéfala. González descubrió un entramado financiero dudoso (escándalo de las cuentas secretas del BBV) y acabó haciendo que Ybarra se marchase a dirigir el Grupo Vocento (puesto que acabó abandonando también) mientras él quedaba como único director del BBVA.

El Grupo Vocento es el primer grupo de prensa escrita de España, con más de tres millones de lectores diarios (ABC a nivel nacional + varios regionales), más Punto Radio, o La 10 yNet TV en la TDT. En su consejo contamos con cinco Ybarra (Ignacio Ybarra Aznar representa a Mezouna SL, el accionista mayoritario de Vocento, y es consejero del BBVA), un Bergareche (otra familia de Neguri, esta persona es consejero del Banco Guipuzcoano), dos Luca de Tena (antiguos propietarios del ABC), y Victor Urrutia Vallejo (casado con una hija de José Antonio Ybarra Gorbeña), que es vicepresidente deIberdrola y consejero de Barclays.

La línea editorial de todos los medios de Vocento es ser favorables al Partido Popular, y coincidir la mayoría de sus opinadores (articulistas, tertulianos) con lo expresado por Rajoyy sus portavoces, como si cada mañana recibieran un argumentario a defender.

La relación entre Vocento y BBVA es la suficiente para que ningún periodista de Vocento escriba algo negativo sobre el BBVA, como nos cuenta Pascual Serrano en su artículoBancos españoles, medios de comunicación y Camorra italiana. Supongo que tampoco se puede decir nada malo de Iberdrola, siendo su vicepresidente un consejero del grupo. No he podido determinar si el BBVA es acreedor de Vocento, pero sí que el grupo tiene pérdidas millonarias, sobre todo por culpa del ABC. Es posible que todos los medios de comunicación sean deficitarios; no existen para ganar dinero sino para producir una mercancia (opinión pública) a medida de quienes van poniendo el dinero año tras año.

Entre los accionistas de Vocento, a través de Casgo S.A., está otro hombre de la burguesía de Neguri llamado Jaime Castellanos Borrego (presidente en España del banco de negocios Lazard, donde tenemos a un Rothschild), que es familia política de Emilio Botín, consejero de Acciona (familia Entrecanales), y controlaba el Grupo Recoletos (“Marca” y“Expansión”) hasta que en 2007 fue comprado por RCS Media Group por 1.100 millones de euros. RCS es el grupo italiano que también controla Unidad Editorial (editora del diario“El Mundo”) con más del 96% de acciones, fusionándose Recoletos en Unidad Editorial.

Unidad Editorial participa en Radio MarcaesRadio (de Jiménez Losantos, por la licencia de emisión que le otorgó su amiga Esperanza Aguirre), y en la TDT tienen Veo7AXN,13TVMarca TV, y Aprende Inglés TV. Pero esto es un apunte que ya no tiene que ver con Castellanos o con Vocento.

Volviendo al BBVA, su mayor accionista individual no es Francisco González, sino el empresario gallego Manuel Jove; fundador de la inmobiliaria FADESA, el mayor grupo inmobiliario independiente de España, constructora del mayor resort turístico de Marruecos (Jove es amigo de Mohamed VI, quien lo condecora con el wissam alauita en 2005). Anticipado a la crisis inmobiliaria, Jove vende en 2006 sus acciones de Fadesa por 2.800 millones de euros y en 2007 compra acciones de BBVA por valor de 3.285 millones de euros. En 2008 Martinsa-Fadesa anuncia la mayor suspensión de pagos de la historia española, y finalmente reciben multas por no controlar el blanqueo de dinero.

Jove (con un 4.34% de las acciones) es superado por el fondo de inversión BlackRock (con un 4.45%), que también tiene un 4.77% del Santander. BBVA es el mayor accionista deTelefonica.

Y para finalizar, un artículo cuyo título lo dice todo: BBVA: armas, dinero negro y paraísos fiscales

De momento esto es todo a fecha de diciembre de 2010.

Navegador de artículos