AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

La gran mentira de las ONG


La gran mentira de las ONG

Todo comenzó con el destape de la estafa que dejó a la organización Anesvad manchada para siempre. La detención de su presidente, Jose Luís Gamarra, puso en entredicho la verdadera labor de estas organizaciones y su cuestionamiento de que realmente hacían lo que decían hacer.
Pues bien, navegando y sumergiéndonos en este tema, hemos descubierto algunas cosas bastante interesantes que descubren las mentiras de estas instituciones. Todos sabemos de la existencia de las ONGs.
Todos podríamos dar decenas de nombres de algunas de ellas gracias a la publicidad en los medios.
Todos estamos convencidos de su aporte humanitario y del beneficio humano que estas organizaciones conceden a personas que no tienen nada. Hasta aquí, todos conocemos, y nos gusta, la cobertura del pastel.
Tiene una pinta apetitosa. Pero ¿sabemos lo que esconde debajo? 

Podríamos definir a las ONG’S como organizaciones de carácter privado y no lucrativas, que se crean con un fin específico que para cumplirlo recaban gran variedad de fondos de carácter privado.
Estos fondos son canalizados a ellas mediante donaciones y contribuciones de personas físicas fundamentalmente de los países desarrollados o, también conocidos, como del Primer Mundo.
El fin de estas organizaciones es la acción contra las injusticias de todo el planeta, pero cuyas acciones, casualmente, se enfocan prácticamente en lospaíses subdesarrollados o tercermundistas. 
Hasta aquí todo correcto, pero más allá de esto ¿qué es lo que conocemos acerca de estas organizaciones? ¿realmente cumplen con los objetivos que proponen? ¿cómo se canalizan los recursos que reciben? ¿qué ayudas han prestado? ¿han logrado los resultados que se espera que logren en todo su tiempo de vida?

Las ONG nacen a mediados del siglo XIX, cuando en 1840 se reunió la Convención Mundial contra la Esclavitud provocando la movilización internacional para acabar con el comercio de esclavos.
Pero su mayor apogeo se da luego de la segunda guerra mundial a partir de la convención de Ginebra, y un mayor despunte en las dos últimas décadas del siglo pasado a partir de los protocolos adicionales a la convención de Ginebra realizados en 1977, en pleno auge de la guerra fría.
Además de participar del sistema de las Naciones Unidas (ONU), la Organización para la Seguridad y Desarrollo o la Unión Europea, donde desempeñan un papel más oficial que nunca, también lo hacen a nivel de los Estados nacionales que correspondan en calidad de observadores, consultores, ejecutantes de proyectos, como una forma de presión social ciudadana. Desde entonces, el Consejo Económico y Social ha pasado de 41 ONGes reconocidas con el estatus de consultivas en 1946 a unas 2350 ONGes en 2003.

De momento, este punto de las ONG ya nos hace detenernos y no correr tan deprisa creyendo ciegamente en ellas y en su buen hacer ya que, como hemos citado anteriormente, estas organizaciones trabajan codo con codo con organizaciones oficiales mundiales como la ONU o la UE que, si tiramos de hemeroteca, no nos hacen sentir precisamente orgullosos de ellas.

Tanto la primera como la segunda, tienen sucias las manos de transgredir y violar muchos de los derechos humanos, que supuestamente deben defender si trabajan con las ONG, en beneficio de algunos o todos los países integrantes de las mismas¿Qué podemos esperar de estas organizaciones no gubernamentales si todas ellas trabajan al lado de éstas y muchas de ellas son creadas por la mismísima ONU?

Artículos interesantes:

¿Cómo se obtienen los fondos?

En este documento del que desconocemos el autor, se describe algo curioso. En los paísesindustrializados sabemos que existen grandes guerras de marketing en torno a captar fondos para las ONGes, donde mediante los medios de comunicación (manipuladores de masas) difunden su trabajo para seguir captando fondos.

Pero tal es la cantidad de fondos que recaudan estas organizaciones que, según Jorge Orduña en su libro Las ONG Las mentiras de la ayuda denuncia,para poder administrarlos tienen que ser invertidos en las bolsas de valores, y en el sector financiero donde entran en juego los Bancos, comprando acciones de las grandes trasnacionales de sus países.
Esto es, tenemos a nuestras ONGes trabajando mano a mano con la ONU o la UE, pero encima también con la Banca y la bolsa de los que, además, sacan beneficios lucrativos.
¿No eran organizaciones sin ánimo de lucro? ¿Qué hacen uniéndose con los medios financieros, inhumanos donde los haya, responsables de pérdidas humanas y trabajadores de la élite que hunde al pueblo que tanto dicen defender?
Y es que esto, además de inaudito, es otra nueva contradicción de las ONGes, ya que se suponen, dicen ser organizaciones sin fin de lucro, pero que al realizar inversiones ya están infringiendo la teoría en la que el lucro se rechaza de forma radical.

Otro dato curioso que da es la cantidad que las ONG’S reciben cada año por donaciones. Alrededor de 4 mil millones de dólares americanos son recibidos anualmente por personas que creen en el buena hacer de estas organizaciones.

Pero la realidad es bien distinta. Según el documento, en la actualidad las ONG’s han dejado de ser no gubernamentales para pasar a serfoco de ayudas financieras de los gobiernos, esto es, que el no gubernamental queda alejado de su propio nombre pues en gran parte de sus fondos son de origen estatal.
Las ONGes reciben donaciones de distintos gobiernos que lo que buscan es abrir relaciones con los países donde estas actúan, con fines comerciales y para abrir mercado a las distintas industrias de sus países.

Artículos de sitios web interesantes relacionados:

Teniendo en cuenta toda esta información, podríamos decir que las ONGes son organizaciones sí gubernamentales cuyo sistema capitalista y liberal, disfrazado de altruismo, tienen fines lucrativos cuyos fondos se recaudan de los estados, de la inversión en bolsa y de la confianza que en ellas depositan las personas que creen en un mundo diferente y que de esta forma contribuyen a hacerlo.
Además, de la propaganda que utilizan para captar la atención se deduce el provecho de las desgracias ajenas mostrando así imágenes que relucen las miserias de campesinos o indígenas y que para hacerles felices es necesario un donativo y que el contribuyente pague, haciéndoles creerse buenas personas por su donación.
Con esto, lo que buscan simplemente es lucrarse sin importarles las precarias situaciones de aquellos a los que supuestamente defienden. Una vez sabido esto, ¿cómo es posible confiar en ellas?
Escrito por Carmen a las 18:05
Labels: 
Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “La gran mentira de las ONG

  1. Antonio Garcia en dijo:

    Yo soy socio de intermon y leo sus boletines, cuando puedo compro en sus tiendas y la verdad no me parecen estafadores, pero si se que hay ONGs que saldrian mal parados de una auditoria. Pero eso es como comparar a Caritas con el Vaticano hay una gran diferencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: