AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

QUIZÁ, QUIZÁ, QUIZÁ…


QUIZÁ, QUIZÁ, QUIZÁ…

Publicado por Gilgamesh

Siempre que te pregunto: qué, cuándo, cómo y dónde, tú siempre me respondes: quizás, quizás, quizás. Y así pasan los días, y yo, desesperando, y tú, tú contestando: quizás, quizás, quizás.

Canción popular

Quizá tratan de engañarnos, quizá lo consiguen, quizá nos toman el pelo, señores.

Quizá nos ponen un teatro delante, con ágape de ancas de ranas y ondas alfa, que nos hacen segregar endorfina para hacernos sentir estupendamente.

Quizá nuestra debilidad nos hace temerosos y torpes.Quizá una visión perversa del mundo corresponde más con la realidad que los anuncios de Cocacola.

Quizá los secretos no sean descubiertos nunca. Quizá al mentiroso no se le coja antes que al cojo. Quizá el hombre blanco no tiene de serpiente sólo la lengua.Quizá la serpiente guarde el conocimiento para ella. Siempre que las ranas le preguntan, qué, cuándo, cómo y dónde, ella siempre responde, como la canción, quizá, quizá, quizá. Por eso, quizá la historia se escribe a base de conspiraciones.

Quizá. Dicen que la información es poder. Quizá las grandes oligarquías saben cosas que el resto ignoramos. Quizá seamos demasiados, y tenemos que ser controlados por estos banqueros altruistas. Pero quizá tenemos que apagar la televisión para pescar la Verdad con anzuelo en el océano de mentiras de la selva en la que habitamos.

Quizá nuestro cerebro está haciendo cosas que nosotros ignoramos. Quizá nuestros móviles también. Quizá dejamos los gobiernos al frente de los mayores terroristas del planeta. Quizá el planeta está hueco y quizá todos los astros lo están.

Quizá nos engañan con el idioma, como cuando dicen “premio Nobel de la Paz”. Quizá Milton Friedmanfuera el responsable de la muerte de millones de personas.

Quizá el FMI desprecia a las ranas. Quizá el quincemayismo tiene un origen oscuro y está dirigido por la banca.

Pero quizá se les vaya de las manos y esta jungla no pueda digerir el movimiento y tenga que vomitarlo en las caras de esos hombres satisfechos de sí mismos, esos American Psycho, que quizá sólo se preocupan por conseguir la tarjeta de visita más perfecta.

Quizá con el dinero del Vaticano se puede erradicar el hambre en el mundo.

Quizá, señores, vivimos en un mundo hipócrita con una doble moral. Quizá se pueden llevar a cabo las mayores iniquidades mientras no se sepa, mientras no se diga.

Todo lo que se oculta y no se hace a las claras esporque no es bueno. Si no se diría. Si no, los millones de documentos clasificados por la NASA quizá serevelaran a todas las ranas.

Quién pudiera pillar esos millones de papelitos y leerlos uno por uno y ponerlos en Internet. Las ranas quieren saber, pero quizá el dinero está estropeándolo todo. Quizá las ranas no sepan qué hacer con todo ese conocimiento y sea peligroso.

Quizá los placeres más refinados y las mejores cosas de la vida sólo las hayan disfrutado pequeñas élites a lo largo de la historia. Dice David Ares que para apreciar las cosas hay que saber.¿Cómo disfrutaremos de un cuadro si no sabemos nada de pintura?

Quizá exija mucho esfuerzo, por eso la mayoría de las ranas centra su atención en los eventos que atraen a la masa; ven el fútbol y creen en lo que cree la mayoría. Y ya saben lo que dicen, donde hay mucha gente, huele a mucho a mierda.

Quizá las ranas tenga que ganárselo, quizá su deber sea mejorarse cada día para saber más y llegar a ser cada vez más quien de verdad sean, como dice el vetusto Sampedro. Quizá cada uno tiene lo que se merece y siempre haya sido así. Hasta ahora…

Quizá no podemos creernos nada, pero quizá las ranas quieran creer en el proyecyo del rayo azul. Quizá la ciencia inventa explicaciones como las inventaban los mitos. Quizá el ansia de explicar lo que aún no tiene explicación lleve a las repuestas más absurdas.

Porque quizá no estamos solos en el Universo, y quizá hay muchos universos, y quizá vivimos en once dimensiones, y quizá las numerosas partículas subatómicas encontradas en los ciclotrones no existen y son caras distintas de una misma partícula.

Quizá las teorías más apoyadas están equivocadas. 

Quizá la teoría de Darwin es la estupidez más grande que podamos habernos comido con patatas a lo largo de la historia del hombre.

Quizá es un invento más, como la eugenesia, como la herencia genética o la voluntad divina.

Quizá no venimos del mono, ni de la Virgen, ni de E.T. Aunque quizá el extraterrestre tenga que sentarse en una silla a explicar tranquilamente unas cuantas de cientos de cuestiones. O el intraterrestre. Porque quizá, señores, nuestro pasado y nuestro futuro está en las estrellas. Quizá y sin quizá.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: