AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Por qué la deuda griega es básicamente culpa de Alemania


Por qué la deuda griega es básicamente culpa de Alemania

Grecia vivirá la próxima semana la cuarta huelga general de 2011 contra los ajustes fiscales y las privatizaciones (Foto: cosasbizarras.blogspot.com)

La canciller alemana Ángela Merkel ha bloqueado una segunda ayuda financiera al Estado griego mientras el Ejecutivo de Yorgos Papandreu no garantice que va a a llevar a cabo unas medidas de austeridad y privatizacionestodavía más drásticas que las ya aplicadas. La oposición helena no acepta y parte de los países europeos no están de acuerdo con algunas exigencias germanas, como que participen los bancos privados en el rescate.

Mientras escribo estas líneas los jefes de gobierno de la Unión Europea están reunidos en Bruselas con Grecia como único punto del orden del día. En Atenas, mientras tanto, los sindicatos han convocado para la semana que viene la cuarta huelga general del año coincidiendo con la votación de las polémicas medidas de ajuste en el Parlamento.

La deuda griega, que asciende al 150% de su Producto Interior Bruto (340.000 millones de euros para una población de 11,3 millones de habitantes), tiene entre sus principales acreedores al Banco Central Europeo (BCE) y los bancos franceses y alemanes. Una parte importante de la deuda pública griega es consecuencia de contratos con multinacionales alemanas como Siemens, que está acusada de haber pagado comisiones y sobornos por importe cercano a 1.000 millones de euros, o la naval HDW, que vendió submarinos a Grecia por importe de 5.000 millones de euros.

Alemania no tuvo que esforzarse en absoluto en alcanzar un equilibrio fiscal como el que exige ahora a Grecia porque la política de tipos bajos del BCE y las burbujas inmobiliarias se lo dieron hecho

Es decir, el BCE y los bancos europeos financiaron generosamente a la Administración helena, aún conocedores de su falsedad en las estadísticas europeas y de su elevada corrupción, para vender sus equipos y servicios o para sacar una buena tajada con motivo de los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004, cuyo presupuesto inicial de 1.300 millones de dólares acabó siendo en realidad de 14.200 millones, según cifras oficiales.

Pero la responsabilidad del BCE, y Alemania en particular, en relación con la crisis de la deuda griega es más estructural y tiene que ver también con otros países periféricos del sur, como España. Tras la explosión de la burbuja de las empresas punto com, en el 2000, las familias y empresas germanas quedaron malparadas y el BCE acudió en su auxilio con una política de tipos de interés extremadamente bajos durante casi una década. El Reino Unido, que conserva la libra, tenía tipos del 5% cuando en la zona euro eran inferiores al 2%.

Consejo Europeo del 23 y 24 de Junio de 2011. Asunto: Deuda griega (Foto: Yves Herman/Reuters)

El resultado de ese dinero barato fue muy positivo para la economía alemana, que pudo amortizar las deudas contraídas, salvándose de la recesión, y rehacer sus exportaciones (2/3 de las cuales van a los países de la zona euro).

Por el contrario, ese dinero a tipos de interés reales negativos para países con alta inflación como España, Portugal, Italia o Grecia fue la causa de que se disparara el crédito y, con él, los precios de la vivienda y del coste de la vida en general.

Además, esta burbuja aumentó considerablemente la demanda de productos alemanes, de modo que puede decirse que lo que curó a Alemania dañó gravemente el equilibrio económico de estos países mediterráneos, Portugal e Irlanda.

En resumidas cuentas, Alemania no tuvo que esforzarse en absoluto en alcanzar un equilibrio fiscal como el que exige ahora a Grecia y otros estados (hacer los deberes) porque, gracias a la política de tipos del BCE y la burbuja inmobiliaria que suscitó en sus clientes del sur, tuvo los ingresos fiscales necesarios y superávit comercial.

Y casualmente, uno de los sectores que más se expandió por la Europa mediterránea fue la banca alemana, la misma que ahora pretende recuperar a toda costa capital e intereses de los créditos concedidos alegremente a las empresas y la Administración griegas. También la banca francesa está en buena parte atrapada en el laberinto heleno.

La oposición helena, de derechas, se opone, con razón, diciendo que no van a tomar la misma medicina (más endeudamiento) que ha causado la enfermedad (el déficit desbocado)

Por otro lado, es muy significativo que hoy el Consejo Europeo haya designado como sucesor de Jean-Claude Trichet en el BCE al italiano Mario Draghi, anterior responsable de Goldman Sachs en Europa; precisamente el banco de negocios de EEUU que ayudó a Grecia a esconder una parte de su déficit fiscalante el mismísimo BCE con ingeniería contable ¿Le suena lo de meter la zorra en el gallinero?

Además, el Consejo Europeo, férreamente controlado por Merkel, ha prometido al Gobierno heleno que, si pone en marcha el nuevo plan de ajuste, los bancos alemanes, franceses, griegos y fondos de pensiones holandeses renovarán los bonos griegos a su vencimiento durante la próxima década, lo que supondría una aportación de entre 25.000 y 30.000 millones de euros. En todo caso, no habrá dinero de la Comisión Europea para Grecia porque Gran Bretaña y otros socios comunitarios  se oponen.

La semana próxima el Parlamento griego decidirá si aprueba el durísimo plan de ajuste exigido por Merkel y el sistema financiero internacional (FMI). La oposición helena, de derechas, se opone, con razón, diciendo que no van a tomar la misma medicina (más endeudamiento) que ha causado la enfermedad (el déficit desbocado). Pero los acreedores están dispuestos a hacer valer su influencia en la UE y no admiten una alternativa más clemente con la sociedad griega.

Alemania debería recordar que el BCE no dudó en tirar los tipos para evitarle una recesión hace diez años, perjudicando a otros países, y que ahora son estos estados quienes necesitan ese mismo trato de favor, incluida España. Esa es la mejor salida, la solidaria, la impepinable.

Fuentes: elpaís.comlainformacion.comGlobalizaciónlavozdeasturias.es,elmundo.es  
Fotos: Crónicas Color EscarlataReuters

Entradas relacionadas

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Por qué la deuda griega es básicamente culpa de Alemania

  1. Dejemonos de cuento la Unión Europea es el ministerio de colonias de Alemania y Francia: El dinero que nos dierón de manera fací,l fué para corrompernos, obligandonos a renunciar a nuestra industria básica y convirtiendono solamente en receptores de turistas, por supuesto básicamente alemanes, basta ver el Levante e Ibisa; ellos (alemanes) pueden disfrutar lo que no puede un ciudadano español porque carece del poder adquisitivo que poseen nuestros nuevos amos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: