AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

La ” gran solución” a la crisis del Euro. Pedir dinero a China


[Acuerdo de la Europa del capital] Cifras billonarias para socorrer a la banca europea
Un billón de euros del fondo de rescate, 100.000 millones más para tapar agujeros, el BCE regalándóles dinero casi sin intereses… todo para que el capital más parasitario y especulativo salve y pueda continuar con sus negocios, a costa de nuevos ajustes y recortes de derechos sociales.
Kaos. Laboral y Economía | Prensa |
www.kaosenlared.net/noticia/acuerdo-europa-capital-cifras-multibillonarias-para-socorrer-banca-eur

La eurozona se dota de un fondo de un billón contra la especulación

Los bancos no cobrarán el 50% de los bonos de deuda que tienen en Grecia

In extremis y al filo de las 3:30 de la mañana, la eurozona logró el acuerdo que tanto perseguía. Los bancos europeos renunciarán a un 50% de lo invertido en bonos de deuda pública griega a cambio de dar carpetazo a la crisis de deuda y asegurarse el cobro del resto.

El resultado, logrado tras varias horas de negociación con los responsables de los grandes bancos europeos, se complementó con un plan de recapitalización y el refuerzo del fondo de rescate, cuya capacidad quedará multiplicada hasta alcanzar el billón de euros.

“Se ha alcanzado un acuerdo global en la cumbre del euro de hoy”, dijo Herman Van Rompuy, el presidente del Consejo, tras ocho horas de discusiones. El acuerdo, cuyos detalles deberán ser pactados por los ministros de Economía del euro “en noviembre”, según las conclusiones, permitirá al fondo de rescate garantizar parte de las emisiones de deuda de países en el punto de mira de la especulación, como España e Italia.

Además, la eurozona ampliará las posibilidades del fondo recurriendo a inversores privados y públicos extranjeros, como el FMI y países emergentes.

La primera petición formal tendrá lugar mañana, cuando el gerente del fondo de rescate, Klaus Regling, aterrice en Pekín esperando encontrar unas autoridades chinas dispuestas a reforzar la estabilidad del euro como alternativa al dólar.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, hablará hoy con el primer ministro chino, Hu Jianto, para ir preparando el terreno.

La eurozona ampliará las posibilidades del fondo recurriendo a inversores privados y públicos extranjeros

Así se logrará que el “cortafuegos” tenga una capacidad de “un billón de euros como mínimo”, según aseguró el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En la actualidad, el fondo dispone de una dotación de 440.000 millones, pero el llamado “dinero fresco” que aportan los Estados no se ampliará por exigencias de Alemania, sino que se requerirá a la ingeniería contable para apalancar el fondo a través de garantías y avales.

En cuanto a la deuda de Grecia, los líderes del euro arrancaron un compromiso a los grandes bancos europeos (sobre todo franceses y alemanes) para que acepten dejar de recuperar un 50% de lo invertido.

El objetivo es lograr el objetivo de reducir la deuda de Grecia al 120% del PIB en 2020 (la española ronda en la actualidad el 60% y la media de la eurozona el 80%). Se acabará así con la peligrosa tendencia de la economía, que según las previsiones que maneja Bruselas podría alcanzar el 183% en 2013.

Los fondos públicos compensarán esa participación del sector privado, ya que la zona euro contribuirá con “una financiación de 100.000 millones de euros hasta 2014” que garantice que Grecia devuelve lo que todavía debe y sus bancos son recapitalizados.

BCEPor su parte, el BCE continuará con sus operaciones extraordinarias de apoyo a la economía europea, con inyecciones de liquidez a la banca y compras de deuda pública. La intención, solemnizada por el próximo presidente de la institución, Mario Draghi, fue muy destacada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que defendía la vigencia de un papel activo de la institución.


La Unión Europea y la banca acuerdan elevar al 50% la quita de Grecia

La decisión implica elevar a la mitad la condonación de la deuda del país heleno. La nueva quita de Grecia supera el 21% pactado el pasado julio con el sector privado

Tras casi ocho horas de reunión, los jefes de Estado y de Gobierno de los países del euro y la banca llegaron hoy a un acuerdo para elevar hasta el 50 por ciento la condonación de la deuda griega, anunciaron fuentes comunitarias.

La nueva quita de Grecia supera el 21 por ciento pactado el pasado 21 de julio con el sector privado, en el marco del segundo programa de asistencia financiera al país.

El acuerdo se produjo en el último momento y pocas horas después de que el director ejecutivo del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), Charles Dallara, que representó al sector privado en las negociaciones, anunciase que no se había logrado ningún pacto sobre Grecia ni sobre un aumento de su quita.

No obstante, tras una reunión en los márgenes de la cumbre de hoy entre los acreedores privados de Grecia y la canciller alemana, Angela Merkel; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; y el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se ha logrado finalmente el esperado acuerdo.

En Bruselas se barajaba de manera extraoficial elevar la quita griega a entre el 50 y el 60%

La banca que ya aceptó en julio pérdidas del 21 por ciento sobre los bonos soberanos helenos ante las dificultades de Grecia para hacer frente a su deuda, llegó al encuentro de hoy con una “nueva oferta significativa”, según el IIF, que aún así resultó insuficiente para los líderes europeos.

En Bruselas se barajaba de manera extraoficial elevar la quita griega a entre el 50 y el 60 por ciento como única medida para hacer la deuda helena sostenible, pero se insistía en que para que esta condonación tuviese el efecto deseado debía ser voluntaria.

Finalmente la quita ascenderá al 50 por ciento y será voluntaria, con lo que se cierra el acuerdo en el último de los tres pilares esenciales del plan europeo anticrisis, tras las decisiones para recapitalizar la banca hasta el nueve por cuento del ratio de capital básico por 106.000 millones y de ampliar el fondo de rescate hasta el billón de euros.

En rueda de prensa, el presidente francés Nicolás Sarkozy ha insistido en que  la quita del 50% de la deuda griega es “voluntaria” y que no supone un impago (default). Las pérdidas para los inversores están valoradas en 100.000 millones, ha señalado.


La banca española necesita 26.161 millones de capital

Los líderes europeos imponen al sistema financiero un ratio mínimo de solvencia del 9%. Una vez que les permitan contabilizar las obligaciones convertibles, las cinco entidades españolas precisarán unos 18.000 millones

La Unión Europea ha llegado a un acuerdo para la recapitalización de la banca europea y, de primeras, no deja bien situada a España. Las cinco mayores entidades españolas (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Popular) tienen unas necesidades de solvencia para cumplir los nuevos requisitos de 26.161 millones de euros, el segundo mayor volumen del continente tras Grecia, que precisa 30.000 millones.

Mucho mejor colocados han quedado los bancos alemanes, que al final son los que ponen las normas, con una falta de 5.184 millones. Los italianos requieren 14.771 millones y los franceses, otros 8.844 millones. En total, los 70 bancos sistémicos europeos precisan un total de 106.447 millones, según cálculos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

No obstante, la cifra de la banca española se reducirá entre 8.000 y 9.000 millones una vez que pueda contar como capital de primera calidad lo aportado por las obligaciones convertibles en acciones. Las autoridades europeas han aceptado que cuenten todas aquellas que venzan antes de final de octubre del próximo año; es decir, que entrarán los 7.000 millones del Santander y parte de los 1.190 millones del Popular, como mínimo.

La devaluación de la deuda supone un coste de 6.290 millones para España

Dentro de las necesidades españolas, se incluye la pérdida que provoca contabilizar la deuda española a precio de mercado, que supone un coste para estas cinco entidades de 6.290 millones. La vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, ya había advertido de que supondría un recorte del 2%.

Aunque la EBA no precisó ayer cuánto necesita cada entidad, los analistas estaban calculando en los últimos días que Santander necesitaría (una vez descontadas las convertibles) en torno a 9.000 millones; BBVA, unos 3.500 millones; La Caixa, unos 4.000 millones; Popular, unos 2.000 millones, y Bankia, unos 1.000 millones, informa Virginia Zafra.

El acuerdo al que llegaron ayer los líderes de la Unión Europea contempla que los bancos tendrán que lograr, “antes del 30 de junio de 2012”, un “ratio de capital de máxima calidad del 9%” y contabilizar su deuda teniendo en cuenta “la valoración del mercado”.

De todas formas, la cifra definitiva no está clara, porque faltan por cerrar (se espera que en un Ecofin en los próximos días) detalles importantes, como qué tipo de deuda se valora a precio de mercado.

Fuentes financieras aseguran que países como Alemania han solicitado que no sólo sea la deuda del Estado sino también la de las comunidades autónomas, las corporaciones locales y las empresas públicas. Y, para más inri, quieren que se exija un capital extra para los créditos concedidos a las administraciones públicas españolas, lo que supondría para los cinco grandes un aumento de mil millones en los requerimientos.

Las entidades que no cumplan no podrán pagar dividendos ni bonus

Una consecuencia muy importante de las nuevas exigencias de capital es que los bancos que no lleguen al 9% tendrán que someterse a “restricciones en la distribución de dividendos y bonus” hasta lograr ese tope.

La reivindicación, planteada hace dos semanas por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, pretende acabar con los casos de bancos con problemas de solvencia que reparten dividendos antes o mientras están están siendo rescatados con dinero público.

Los fondos que necesiten los bancos que no lleguen al 9% deberán proceder “primero de fuentes privadas”, como reestructuración, ampliación de capital, emisión de nuevas convertibles o venta de activos. Además, pueden reducir sus activos ponderados por riesgo para que con el mismo capital tengan un mayor ratio de solvencia.

En todo caso, el Consejo Europeo insistió ayer en su comunicado de la cumbre que exigirá a las entidades que no reduzcan la concesión de créditos por el hecho de que tengan que aumentar el capital, así que esta última fórmula de reducir el tamaño tendrá vigilancia por parte de los supervisores nacionales.

Si no logran captar el capital por medios privados, las entidades podrán recurrir a los gobiernos y al fondo de rescate del euro como último recurso. La mayoría de las entidades españolas podrían alcanzar las necesidades con la generación interna de capital (con beneficios sobre todo) sin tener que acudir al mercado.

Fuentes de la Moncloa aseguraron anoche que España está en un lugar tan destacado en esta lista porque tiene a dos de las entidades más grandes de la zona del euro (Santander es el más grande) y eso supone, para bien y para mal, que todas las cifras que resultan son más elevadas.

En una nota, el Gobierno explicó que las entidades españolas sujetas a esta revalorización de la deuda pública cuentan con obligaciones convertibles por importe de 9.000 millones de euros que podrán usar para reducir esa factura inicial superior a 26.000 millones.

Además, explicó que estas peticiones son “excepcionales y extraordinarias y que por tanto no tendrán ninguna implicación para las cuentas de las entidades ni afectarán a la oferta de crédito futura a las administraciones públicas”. Con esta afirmación, el Gobierno da por hecho que habrá que aplicar provisiones adicionales para cubrir los créditos concedidos a entes públicos.

La Autoridad Bancaria Europea no emitió su comunicado hasta la medianoche, lo que generó muchas dudas entre las propias entidades españolas, a las que habían informado de que las obligaciones convertibles sumarían como capital de primera calidad y que a última hora vieron cómo no se sumaba y quedaban de nuevo como las entidades en peor situación de Europa, sólo por detrás de Grecia.


Acuerdo para elevar a un billón el fondo de rescate

El volumen disponible se multiplicará mediante la garantía de las emisiones de deuda y con un nuevo instrumento financiero

Los líderes de la eurozona llegaron a un principio de acuerdo para la elevación del fondo de rescate. Según fuentes comunitarias, la envergadura definitiva del fondo se elevará hasta el billón de euros, que se utilizarán para avalar parcialmente emisiones de deuda de estados y bancos en apuros, además de ofrecer líneas de crédito a países acorralados por los mercados, recapitalizar directamente entidades en apuros o comprarles deuda.

Fuentes cercanas a la negociación confiaban en que esta cifra pueda inyectar confianza de manera inmediata en los mercados. Del actual fondo, dotado con 440.000 millones, ya se han comprometido 116.400 millones para los rescates de Irlanda, Portugal y Grecia. Entre 50.000 y 74.000 millones podrían reservarse para recapitalizar bancos, mientras que lo restante, hasta 275.000 millones, se multiplicaría (o apalancaría) por cuatro mediante la garantía del 20% o 25% de las emisiones de deuda de países como España o Italia. Alemania dijo ayer que no dará más dinero para el fondo.

Con todo, el tamaño final depende de las aportaciones a un nuevo instrumento extra de inversores extranjeros, a los que la eurozona tiene previsto cortejar con visitas en las próximas semanas. La primera tendrá lugar mañana, cuando el gerente del fondo de rescate, Klaus Regling, aterrice en Pekín esperando encontrar unas autoridades chinas dispuestas a reforzar la estabilidad del euro como alternativa al dólar.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, hablará hoy con el primer ministro chino, Hu Jianto, para ir preparando el terreno.

Al cierre de esta edición, la eurozona forcejeaba con los bancos para que aceptasen una quita de la deuda griega de alrededor del 50%, más de lo que estaban dispuestos a ofrecer las entidades y de lo que al BCE le parecía razonable.

Según fuentes comunitarias, los líderes se han fijado como objetivo reducir a un 120% del PIB la deuda helena en 2020 y acabar con la peligrosa tendencia de la economía, que según las previsiones que maneja Bruselas podría alcanzar el 183% en 2013, es decir, cien puntos más que la media de la eurozona. La factura representaría para los bancos un montante total de 100.000 millones, según los cálculos de Reuters.

Por otra parte, la UE aplaudió las medidas tomadas por España, entre ellas la reducción del déficit, el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros, la reforma laboral y la inclusión de un límite al déficit en la Constitución. Sin embargo, el borrador de conclusiones incluía un llamamiento a “seguir con las reformas”, aunque “no exigiendo nuevas medidas”, según confirmaron fuentes comunitarias.

Fuentes del Gobierno español aseguraron que la mención a España fue “muy positiva” y que sintonizaba “con todo lo que la vicepresidenta (Elena) Salgado y el presidente han venido defendiendo en todo momento”.

Es decir, que España está cumpliendo, pero quedan importantes decisiones por tomar.

España se desligó así definitivamente de Italia. Su primer ministro, Silvio Berlusconi, llegó a la cumbre con una carta de 15 páginas esperando cumplir con las exigencias que tan sólo tres días antes le habían hecho Merkel, Sarkozy y los líderes de las instituciones comunitarias.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: