AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Los derivados, el Banco Central Europeo y el ISDA: la red capitalista que domina al mundo


ESCRITO POR ALFREDO ZAIAT*. LQSOMOS. DICIEMBRE 2011

E-mailImprimirPDF

Joseph Stiglitz afirmó que el International Swaps and Derivatives Association (ISDA) influye en forma determinante en las decisiones del Banco Central Europeo.

En una conferencia, bajo la convocatoria “¿Puede el capitalismo ser salvado de sí mismo?”, organizada por el Instituto de Estudios Económicos de Galicia Pedro Barrié de la Maza, el Premio Nobel de Economía no construyó una teoría conspirativa sino que describió cómo intervienen los intereses del poder financiero en la actual crisis en Estados Unidos y Europa.

Stiglitz explicó que en el Banco Central Europeo las medidas son inducidas por integrantes del ISDA.

“Es inaceptable que se confíe la toma de decisiones a un grupo determinado de particulares, sobre todo a este grupo”, sentenció. Esa organización reúne las entidades que operan en el mercado de derivados, instrumentos financieros sofisticados y muy especulativos.

Fue constituida en 1985, y hoy cuenta con 834 instituciones miembro de 57 países en seis continentes.

Entre los participantes se encuentra la mayoría de las entidades financieras más grandes del mundo, además de gestores de activos, empresas de energía y materias primas, aseguradoras, bufetes de abogados y Bolsas.

No pocos analistas consideran que la expansión de los derivados es una de las principales causas de la debacle de las potencias y de la dificultad para superar la crisis.

En Estados Unidos, en el segundo trimestre de 2008, cuando quebró el banco de inversión Lehman Brothers precipitando una situación de estrés financiero global que aún perdura, según un estudio realizado por el Bank for International Settlements (BIS, el banco central de las bancas centrales), los derivados sumaban 182 billones de dólares, equivalentes a 12 veces el PIB de ese país.

A nivel global la suma es impactante: 684 billones de dólares, once veces el PIB mundial de 63 billones en 2010, según el Banco Mundial.

Semejante monto explica el poder del ISDA para influir sobre gobiernos, orientar medidas de entes de regulación de los mercados y dejar al descubierto la debilidad del liderazgo político de las potencias económicas.

El aspecto peculiar de la actual fase del capitalismo global es que la influencia determinante de ese grupo de poder es por un negocio financiero de sumas de dinero extravagantes que no existen.

Ese dinero no tienen materialidad en billetes. Son derivados.

¿Qué son esos instrumentos financieros?

A grandes rasgos, son acuerdos que se negocian entre las partes sobre variaciones de precios relacionadas a un activo subyacente, es decir “derivan” del valor de otro activo.

O sea, el inversor no compra activos como acciones o bonos de una empresa, materias primas como petróleo o soja, o créditos hipotecarios otorgados por bancos.

Adquiere uno que refleja la variación de precios que pueda haber del petróleo o de acciones, por ejemplo, y que no tiene representación física, sino que sólo se registran contablemente como una operación electrónica.

Son transacciones virtuales. Es un estadio superior del éxtasis de la especulación.

El Banco Morgan Stanley calculó que la capitalización en acciones (es decir, el valor del stock de papeles empresarios) en todo el mundo era de 37 billones de dólares en 1990, monto que creció hasta 51 billones en 2006.

A la vez, el valor nominal de los derivados financieros en 1990 era de 5,7 billones de dólares, mientras que a finales del 2006 era de 415 billones de dólares.

El valor en derivados alcanzó ocho veces más que la capitalización de acciones, mientras que en 1990 la relación era casi inversa cuando el valor de las acciones era 6,5 más grandes que los derivados.

Para los protagonistas de este negocio se trata de innovaciones financieras, creadas para que operadores y grandes empresas tengan un instrumento para la gestión de riesgo, al sostener que así cubren sus inversiones en diferentes activos con sus derivados.

Dicen que lo hacen con bajos costos de intermediación: la negociación de este tipo de productos es bilateral en el denominado Over The Counter, es decir, que no se transan en un mercado organizado abierto con reglas determinadas (Bolsas).

Esto permite jugar casi sin límites, fuera del alcance de los órganos de regulación del sistema formal, facilitando un apalancamiento importante. Esto significa que con poco capital se pueden realizar grandes inversiones y tener rendimientos más abultados sobre el pequeño capital inicial.

El riesgo que se asume se encuentra en la eventualidad de una evolución desfavorable del precio del activo utilizado para construir el “derivado”. Cuando bajan las cotizaciones, la inversión registra pérdidas mayores al capital comprometido, entonces se debe aportar mayor cantidad de dinero líquido para cubrir esas pérdidas del margen sufridas.

Como los derivados tienen una fluctuación más volátil que el activo principal (subyacente), en contextos de crisis casi todos los protagonistas del mercado tienen problemas de capital. Por ese motivo, las bancas centrales no saben cuál es el monto potencial de las pérdidas de los bancos.

En ese barril sin fondo, se van renovando e incrementando los fondos de asistencia oficial para salvarlos y para que no se obture el circuito del crédito a empresas, al consumo y entre bancos.

Desde el estallido de la crisis en septiembre de 2008 ha habido varios rescates globales millonarios, como el acuerdo de las bancas centrales de las potencias anunciado esta semana.

Durante décadas, el titular del Citibank era la figura-símbolo de la banca internacional y representante del lobbyde los intereses del mundo financiero. John Reed, del Citi, fue durante los ’90 un actor relevante de las finanzas globales, y detrás se ubicaban los bancos de inversión Merrill Lynch, Goldmand Sachs, entre otros.

Antes, fue el Chase Manhattan con los Rockefeller, y siempre el JP Morgan.

¿Quiénes son las figuras mundiales del negocio de derivados agrupados en ISDA señaladas por Stiglitz?

Su presidente entre 1988 y 1992 fue Mark C. Brickell, del JP Morgan, quien contribuyó de manera sustancial a impedir que el Congreso de los Estados Unidos apruebe leyes de regulación de los productos derivados.

Hoy su presidente es Stephen O’Connor, del Morgan Stanley, y su vice es Michele Faissola, del Deutsche Bank.

Pero el control del ISDA es del director ejecutivo de la institución, ejercido por Conrad Voldstad, quien comenzó su carrera en JP Morgan, luego pasó a Merrill Lynch hasta crear una compañía financiera dedicada a derivados, Arlington Colina Investment Management.

El vicepresidente ejecutivo es Robert G. Pickel, que trabajó en Amerada Hess Corporation, una compañía internacional de petróleo y gas, entre 1991 y 1997.

El director general adjunto es George Handjinicolaou, quien se desempeñó en varias instituciones financieras globales, incluyendo Dresdner Kleinwort Benson, Union Bank of Suiza, el Banco Mundial, Merrill Lynch y Bank of America.

Fue fundador y socio director de Etolian Capital Management, en la que ofreció servicios de consultoría a las empresas de gestión de activos relacionados con derivados municipales y derivados de crédito en dificultades. Pickel reemplazará a Voldstad, que pasará a ser asesor principal, a partir del 1º de enero de 2012.

Al anunciar el paso de mando afirmó que “ISDA tiene una historia increíble de trabajar en favor de los mercados de derivados OTC y sus contribuciones son inigualables entre las asociaciones de comercio a nivel mundial”. “Estoy encantado de pasar a colaborar con Bob Pickel para abordar las cuestiones clave que enfrentan nuestros mercados.

Hemos dado pasos importantes con claridad y estoy seguro de que Bob es la persona adecuada para llevar adelante la Asociación hacia sus objetivos clave”, señaló Voldstad, quien sabe cuál es la tarea que su reemplazante tiene por delante.

Pickel ha sido una figura muy visible en los debates para regular los derivados OTC, también ha sido un activo participante en testimonios ante el Congreso de Estados Unidos y encabeza las conversaciones con los organismos reguladores de Europa y Asia.

Ellos son las personas a las que se refería Stiglitz.

Publicado en el diario “Página 12”

azaiat@pagina12.com.ar

“Un super-corporación controla la economía mundial” … y podría colapsar

OCTUBRE 19, 2011 POR DIRECTORIO DE NOTICIAS 0 COMMENTS { EDITAR }

Rate This

 

“Un super-corporación controla

la economía mundial” …

y podría ser terriblemente inestable

Por ROB WAUGH

Un estudio de la Universidad de Zurich “prueba” de que un pequeño grupo de empresas – principalmente bancos – ejerce un poder enorme sobre la economía global, sin embargo, la estrecha relación que mantienen hace que la red pueda ser vulnerable a un colapso.

El estudio es el primero en observar todas las empresas transnacionales (43.060) y la web de la propiedad entre ellos ademas ha creado un “mapa” con 1.318 empresas en el corazón de la economía global.

Última actualización a las 8:25 PM en 19 de octubre 2011

Un estudio de la Universidad de Zurich “prueba” de que un pequeño grupo de empresas – principalmente bancos – ejerce un poder enorme sobre la economía global.

El estudio es el primero en observar todas las 43.060 empresas transnacionales y la web de la propiedad entre ellos – y ha creado un “mapa” de 1.318 empresas en el corazón de la economía global.

El estudio encontró que 147 empresas forman una “entidad super ‘dentro de este, controlando el 40 por ciento de su riqueza.

Todos propia parte o la totalidad de los otros. La mayoría son bancos – los 20 primeros incluye Barclays y Goldman Sachs.

Sin embargo, la estrecha relación que significa que la red podría ser vulnerable al colapso.

El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía globalizada - Conexiones de mostrar la propiedad parcial de uno al otro, y el tamaño de los círculos corresponde a los ingresos. De las propias empresas a través de las acciones de la mayoría de la economía "real"El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía globalizada- Conexiones de mostrar la propiedad parcial de uno al otro, y el tamaño de los círculos corresponde a los ingresos. De las propias empresas a través de las acciones de la mayoría de la economía “real”

“En efecto, menos del uno por ciento de las empresas fueron capaces de controlar el 40 por ciento de toda la red”, dice James Glattfelder, un teórico de los sistemas complejos en el Instituto Federal Suizo en Zurich, quien co-escribió la investigación, que se publicado en la revista PLoS ONE.

Algunos de los supuestos del estudio han sido objeto de críticas – tales como la idea de que la propiedad es igual a control.

Sin embargo, los investigadores suizos no tienen un interés personal: se limitó a aplicar los modelos matemáticos suelen utilizar para modelar sistemas naturales a la economía mundial, utilizando los datos de Orbis 2007, una base de datos con 37 millones las empresas y los inversores.

<img title=”The 1318 transnational corporations that form the core of the economy. Superconnected companies are red, very connected companies are yellow. The size of the dot represents revenue (Image: PLoS One)” src=”http://www.newscientist.com/data/images/ns/cms/mg21228354.500/mg21228354.500-3_600.jpg” alt=”The 1318 transnational corporations that form the core of the economy. Superconnected companies are red, very connected companies are yellow. The size of the dot represents revenue (Image: PLoS One)” width=”300″ />

El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía. Superconnected empresas son de color rojo, las empresas son de color amarillo muy conectados. El tamaño del punto representa los ingresos (Imagen: PLoS One)

Una imagen más

Economistas como John Driffil de la Universidad de Londres, un experto en macroeconomía, dijo a New Scientist que el valor de su estudio no era para ver que controlaban la economía global, pero las conexiones estrechas entre las compañías más grandes del mundo.

El colapso del 2008 mostró que este tipo de redes muy unido puede ser inestable.

“Si una empresa sufre angustia,” Glattfelder dice: ‘Esta se propaga.

Protesta contra el capitalismo global fuera de la catedral de San Pablo, en Londres: Pero parece poco probable que las 147 corporaciones en el corazón de la economía mundial podría ejercer un poder político real - que representan los intereses de muchosProtesta contra el capitalismo global fuera de la catedral de San Pablo, en Londres: Pero parece poco probable que las 147 corporaciones en el corazón de la economía mundial podría ejercer un poder político real – que representan los intereses de muchos

La investigación requiere más análisis, pero que podría ser utilizado para buscar los puntos débiles de la red de la riqueza mundial, y evitar un desastre financiero en el futuro.

En cuanto a ‘conexión’ también pone fin a las teorías de conspiración sobre la riqueza del mundo – las empresas se conectan a las empresas altamente conectada por razones de negocios, en lugar de la dominación del mundo.

El “núcleo” de 147 empresas también representa los intereses de muchos que ejercen un poder político real – pero podría actuar “como un ‘para defender los intereses comunes. Lamentablemente para los reformadores de mercado, la resistencia al cambio puede ser un interés común tales.

Clic aquí para leer más.

Read more: http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2051008/Study-shows-super-corporation-pulls-strings-global-economy.html#ixzz1bGv8lWpN

Reveló – la red capitalista que domina al mundo

Mientras las protestas contra el poder financiero de barrer el mundo esta semana, la ciencia puede haber confirmado que los manifestantes “peores temores.

Un análisis de las relaciones entre las 43.000 empresas transnacionales ha identificado un grupo relativamente pequeño de empresas, principalmente bancos, con un poder desproporcionado sobre la economía global.

Supuestos del estudio han atraído algunas críticas, pero los analistas de sistemas complejos contactados por New Scientist dice que es un esfuerzo clave para desentrañar el control de la economía mundial. Al pulsar el análisis, dicen, podría ayudar a identificar formas de hacer el capitalismo global más estable.

La idea de que unos pocos banqueros controlan una gran parte de la economía mundial no parece ser noticia a Nueva York, Wall Street Ocupar el movimiento y los manifestantes en otros lugares.

Pero el estudio, por un trío de los teóricos de sistemas complejos en el Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich, es el primero en ir más allá de la ideología para identificar empíricamente como una red de poder.

Que combina las matemáticas utilizado durante mucho tiempo el modelo de los sistemas naturales con amplia información corporativa a la propiedad de mapa entre las empresas transnacionales del mundo (ETN).

“La realidad es tan compleja, que debe alejarse del dogma, si se trata de teorías de conspiración o de libre mercado”, dice James Glattfelder . ”Nuestro análisis es basado en la realidad.”

Estudios previos han encontrado que unas pocas transnacionales propios grandes porciones de la economía mundial, pero entre ellos sólo un número limitado de empresas y omite PARTICIPACIONES indirectos, por lo que no podía decir cómo esto afectó a la economía mundial – ya lo hizo más o menos estable, por ejemplo.

El equipo de Zurich puede. De Orbis 2007 , una base de datos con 37 millones empresas e inversores en todo el mundo, que sacó todas las 43.060 empresas transnacionales y la PARTICIPACIONES compartir une.

Luego se construyó un modelo de que las empresas controladas a través de las redes de otros accionistas, junto con los ingresos de explotación de cada empresa, para cartografiar la estructura del poder económico.

La obra, que será publicado en PloS One, reveló un núcleo de 1.318 empresas con las pertenencias de enclavamiento (véase la imagen). Cada uno de los 1318 tenía vínculos con dos o más empresas, y en promedio se conecta a 20.

Es más, a pesar de que representaban el 20 por ciento de los ingresos de explotación global, el 1318 parece propia colectivamente a través de su participación en la mayoría de los chips azul grande del mundo y las empresas de fabricación – la economía “real” – que representa un 60 por ciento de los ingresos mundiales .

Cuando el equipo más desenredar la telaraña de la propiedad, se encuentra gran parte de ella seguir de nuevo a un “super-entidad” de 147 empresas más firmemente unida – todos los de su propiedad estaba en manos de otros miembros de la entidad super– que controlaban el 40 por ciento de la riqueza total en la red.

“En efecto, menos del 1 por ciento de las empresas fueron capaces de controlar el 40 por ciento de toda la red”, dice Glattfelder.

La mayoría eran entidades financieras. El top 20 incluye Barclays Bank, JPMorgan Chase & Co, y The Goldman Sachs Group.

John Driffill de la Universidad de Londres, un experto en macroeconomía, dice que el valor del análisis no es sólo para ver si un pequeño número de personas que controla la economía global, sino más bien sus ideas sobre la estabilidad económica.

La concentración del poder no es bueno ni malo en sí mismo, dice que el equipo de Zurich, pero las interconexiones apretado del núcleo podría ser.

A medida que el mundo se enteró en 2008, este tipo de redes son inestables .”Si [la empresa] sufre angustia”, dice Glattfelder “, este se propaga.”

“Es desconcertante ver cómo las cosas realmente están conectados”, coincide George Sugihara, del Instituto Scripps de Oceanografía en La Jolla, California, un experto en sistemas complejos que ha asesorado a Deutsche Bank.

Yaneer Bar-Yam, jefe de la Nueva Inglaterra, Instituto de Sistemas Complejos (NECSI), advierte que el análisis supone la propiedad equivale a control, que no siempre es cierto.

La mayoría de acciones de la compañía están en manos de gestores de fondos que puede o no puede controlar lo que las empresas que parte-propia en realidad.

El impacto de esto en el comportamiento del sistema, dice, requiere más análisis.

Fundamentalmente, mediante la identificación de la arquitectura del poder económico global, el análisis podría ayudar a que sea más estable. Mediante la búsqueda de los aspectos vulnerables del sistema, los economistas pueden sugerir medidas para evitar colapsos futuros difusión a través de toda la economía.

Glattfelder dice que podemos necesidad global de defensa de la normativa, que ahora sólo existen a nivel nacional, para limitar el exceso de conexión entre las empresas transnacionales. Bar-Yam, dice el análisis sugiere una posible solución: las empresas deben pagar impuestos por la interconectividad para desalentar el exceso de este riesgo.

Una cosa que no concuerdan con algunas de las reivindicaciones de los manifestantes: la entidad super-es poco probable que sea el resultado intencional de una conspiración para dominar el mundo. ”Estas estructuras son comunes en la naturaleza”, dice Sugihara.

Los recién llegados a cualquier red se conectan preferentemente a los miembros de la alta conectividad. Las empresas transnacionales comprar acciones de los demás por razones de negocios, no para dominar el mundo.

Si grupos de conexión, también lo hace la riqueza, dice Dan Braha de NECSI: en modelos similares, el dinero fluye hacia los miembros más conectado.

El estudio de Zurich, según Sugihara, “es una fuerte evidencia de que las reglas simples que rigen las empresas transnacionales dan lugar espontáneamente a grupos muy conectado”.

O como Braha dice: “El Ocupar la calle Muro de reclamación que el 1 por ciento de las personas tienen la mayoría de la riqueza refleja una fase lógica de la economía de auto-organización.”

Por lo tanto, la entidad super-no puede ser consecuencia de una conspiración.

La verdadera pregunta, dice que el equipo de Zurich, es si se puede ejercer el poder político concertado. Driffill siente 147 es demasiado para sostener la colusión.

Braha sospecha que va a competir en el mercado, sino que actúan juntos en intereses comunes. Resistirse a los cambios en la estructura de la red puede ser un interés común tales.

El top 50 de las 147 empresas superconnected

1. Barclays plc
2. Capital Group Companies Inc
3. FMR Corp.
4. AXA
5. State Street Corporation
6. JP Morgan Chase & Co
7. Legal & General Group plc
8. Vanguard Group Inc
9. UBS AG
10. Merrill Lynch & Co Inc
11. Wellington Management Co. LLP
12. Deutsche Bank AG
13. Franklin Resources Inc
14. Credit Suisse Group
15. Walton Enterprises LLC
16. Bank of New York Mellon Corp
17. Natixis
18. Goldman Sachs Group Inc
19. T Rowe Price Group Inc
20. Legg Mason Inc
21. Morgan Stanley
22. Mitsubishi UFJ Financial Group Inc
23. Northern Trust Corporation
24. Société Générale
25. Bank of America Corporation
26. Lloyds TSB Group plc
27. Invesco plc
28. Allianz SE 29. TIAA
30. Old Mutual Sociedad Anónima
31. Aviva plc
32. Schroders plc
33. Dodge & Cox
34. Lehman Brothers Holdings Inc *
35. Sun Life Financial Inc
36. Standard Life plc
37. CNCE
38. Nomura Holdings Inc
39. The Depository Trust Company
40. Massachusetts Mutual Life Insurance
41. ING Groep NV
42. Brandes Investment Partners LP
43. Unicredito Italiano SpA
44. Deposit Insurance Corporation de Japón
45. Vereniging Aegon
46. BNP Paribas
47. Los administradores afiliados Group Inc
48. Resona Holdings Inc
49. Capital Group International Inc.
50. China Petrochemical Group Company

* Lehman aún existían en el conjunto de datos utilizados 2007

Gráfico: El 1318 las empresas transnacionales que forman el núcleo de la economía

(Datos: PLoS One)

COMENTARIOS

#16   Muy interesante pero el titular muy sensacionalista.
Por lo menos yo no deduzco eso de la lectura del artículo y del gráfico.
El artículo no habla de que se haya descubierto una megacorporación en la sombra gobernada por un pequeño número de personas.
Que puede que así sea, ojo, tiene sentido, pero no es una conclusión no subjetiva que se desprenda del estudio. De lo que se habla, entiendo yo, es de que debido a la “superconexión” entre las compañías enumeradas en #5
(la mayoría tienen acciones de la mayoría de las demás y viceversa)
y la cantidad de conexiones a su vez con otras compañías de la periferia, en caso de caer uno de esos nodos superconectados, por efecto dominó, el sistema entero correría serio peligro de colapso, por tanto, a efectos de vulnerabilidad se comportarían todas esas compañías como un clúster o “megacompañía” unitaria.
Pero ciertamente no tiene porqué estar gobernada como una sola compañía, o sí, yo qué sé, pero eso no se desprende del estudio.
 por ptm56
El mundo no perdería nada si colapsara esta corporación. Colapasados ya andan millones de personas en el mundo por culpa de sus manejos luego no hay nada que se pueda perder. Mas bien se podría ganar la posibilidad de un cambio real y posible para que el mundo sea mas justo e igualitario.
                                                            ARMAK de ODELOT

Estudio empírico revela la red capitalista que domina al mundo

avatarMarco Antonio Moreno  21 de octubre de 2011 | 07:00

Piramide Capitalista

Un estudio realizado por tres científicos de la Universidad de Zurich y difundido por NewScientist, ha demostrado en forma empírica que un pequeño grupo de empresas, encabezados por los grandes bancos, ejercen un poder desmedido y hegemónico sobre la economía global.

Esto confirma los temores del mercado ante un eventual colapso masivo del sistema financiero frente a la abierta volatilidad que estamos viviendo actualmente.

El estudio es el primero en observar a las 43.000 empresas transnacionales, y los tres científicos del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zurich, crearon una red de 1.318 empresas en el corazón de la economía global, encontrando que 147 empresas (menos del 1%) forman una macroentidad que controla el 40 por ciento de la riqueza mundial.

En la punta de esta pirámide se encuentran los principales bancos: Barclays, JP Morgan, Bank of America, UBS, AXA, Goldman Sachs y Deutsche Bank, entre otros. La estrecha relación que hay entre ellos los hace plenamente vulnerables ante un colapso.

La idea de que unos pocos banqueros controlan gran parte de la economìa mundial siempre ha sido objeto de críticas por considerarla una idea “conspiranoica”.

Sin embargo, este estudio realizado por los científicos Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battistones, teóricos de sistemas complejos, es el primero en ir más allá de la ideología para identificar detalladamente la relación de poder.

Los investigadores trabajaron con una base de datos de 37 millones de empresas de todo el mundo y buscaron las interconexiones entre ellas obteniendo las 43.000 transnacionales que las unían.

Luego desarrollaron un modelo para estudiar la participación de las redes de accionistas que unían a estas transnacionales y llegaron a determinar un núcleo con 1.318 empresas (ver imagen), que representan el 60% de los ingresos mundiales.

En su proceso de desenredar aún más la telaraña de esta red, encontraron un “súper nucleo” de 147 empresas estrechamente unidos que son los que controlan el 40% de la economía mundial.

La gran mayoría de estas empresas son entidades financieras de Estados Unidos y el Reino Unido. ¿Comprende ahora el nerviosismo de los mercados y de las agencias de calificación ante las actuales turbulencias financieras?

El trío de científicos destaca que en su análisis no hay un juicio acerca de si la concentración del poder económico es buena o mala.

Sin embargo en un entorno de fuerte inestabilidad, la concentración a estos niveles hace que el pánico se propague con mayor intensidad, y que se amplifiquen los efectos de una economía enferma.

Via | New ScientistTendencias 21Daily Mail
Imagen | Believe Creative

FUENTE BLOGSALMON
TAGS: Sistema financieroCrisis financieraRed capitalista 

La élite social en el capitalismo

BY ALBERTO GARZÓN ESPINOSA ⋅ JUNE 8, 2010 ⋅
SOBRE ESTOS TEMAS:

Una gran empresa está formada por tres tipos generales de invididuos. A saber, los trabajadores, los directivos y los propietarios.

Los trabajadores son los que están en la base de la empresa, y reciben un sueldo establecido de antemano o, a lo sumo, dependiente del ciclo de operaciones productivas (como en el caso de las comisiones); los directivos son los que toman las decisiones y los que forman, en gran medida, los consejos de administración, y su cometido actual es hacer de puente entre las decisiones básicas que toman las empresas y los intereses de los propietarios; y los últimos, los propietarios, son en las empresas cotizadas los accionistas, y pueden ser individuos o entidades impersonales como los fondos de inversión colectiva.

El papel crucial reside, a efectos de lo que aquí quiero ilustrar, en los directivos. Son, en sentido estricto, los verdaderos mandamás de las empresas. Toman todas las decisiones importantes y son los responsables de moverse políticamente para influir, en beneficio de la empresa, en el entorno institucional.

Decisiones tan básicas sobre cuánto se ha de invertir, dónde se ha de hacer, cuánto beneficio se distribuirá entre los accionistas, cuánto beneficio se quedará en el seno de la empresa y hasta cómo y cuándo se ha de reestructurar laboralmente una empresa son parte de sus funciones.

En el incipiente capitalismo del siglo XIX estas funciones estaban adosadas a la figura del propietario, quien adelantaba el capital necesario para invertir y se mantenía en el timón de la empresa por largo tiempo.

A lo largo del desarrollo del capitalismo todo esto fue cambiando y hoy esa figura del capitalista activo ya es completamente residual, primando la división de poder descrita más arriba.

Uno podría pensar, si se mantiene en el marco de la teoría, que los individuos que forman esos consejos de administración son los mejores trabajadores de la empresa, aquellos que tienen mejores aptitudes y una excelente visión estratégica.

La realidad, sin embargo, dista mucho de ser esa. Los consejos de administración son hoy formados por individuos con recursos, pero no de tipo cultural sino de algo que en teoría de la empresa llaman, en sentido amplio, capital relacional.

Ese palabro hace referencia al “valor” que una persona cualquiera tiene por su capacidad para aportar a cualquier proyecto -empresarial- una determina cantidad y calidad de contactos políticos y empresariales.

Así, existe un mercado para la compra de este tipo de “directivos”. Y como son sujetos muy codiciados, el precio es alto.

La procedencia de la mayoría de estas grandes estrellas es el mundo político.

Ahí tenemos al ex presidente español Jose María Aznar siendo consejero de News Corporation, el entramado financiero de Murdoch y propietario de una lista casi sin fin de medios de comunicación, los ex ministros populares Rodrigo Rato, Abel Matutes o Isabel Tocino que lo son en el Banco Santander, el ex primer ministro británico Tony Blair que recaló en el gran banco JPMorgan, el ex presidente del PP catalán Joseph Piqué que está en Vueling, el también ex ministro popular Eduardo Zaplana que está en Telefónica, el ex presidente alemán Gerhard Schröder que está en la multinacional rusa GazProm, etc.

Además, estas grandes empresas son ya enormes conglomerados financieros u holdings, es decir, instituciones financieras creadas para detentar la propiedad de múltiples empresas distintas que operan en sectores muy distintos también.

Es el caso paradigmático del grupo Carlyle, que es propietario de más de 900 empresas en sectores como la seguridad privada, la aviación, los medios de comunicación, la informática, la biotecnología, las empresas farmacéuticas, y un largo etcetera que puede consultarse libremente en su web.

En este caso entre sus directivos y consejeros se encuentran ex presidentes de bancos centrales, de la SEC estadounidense, de instituciones de regulación financiera de todo el mundo, de instituciones como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, etc.

Pero no se podrían enumerar todas las pruebas empíricas aquí. E

n todo caso, baste saber que la última noticia de este tipo ha sido el fichaje de la esposa del recién nombrado viceprimer ministro británico Nick Clegg, por parte de Acciona.

Un gran capital relacional adquirido para la empresa española, sobre todo si sus estrategias de inversión apuntan al Reino Unido.

El profesor Santos Castroviejo hizo un extraordinario trabajo de recopilación de información sobre los consejeros de administración de las empresa cotizadas en la bolsa española.

Utilizando grafos pudo establecer gráficamente las redes sociales de las empresas españolas y es que, como es lógico en un mercado de este tipo, cualquier persona puede ser consejera de dos o más empresas al mismo tiempo.

El gráfico siguiente es el ejemplo de Unión Fenosa.

Los puntos amarillos en el gráfico son los consejeros de Unión Fenosa en 2008, y los puntos verdes son otras empresas ajenas a Unión Fenosa pero de las cuales cada punto amarillo es también consejero. Es evidente que las relaciones son estrechas.

La conclusión del estudio fue aplastante.

Había en 2008 “1400 personas –un 0.035% de la población- que controla decisivamente el recurso económico fundamental a nuestro juicio, las organizaciones esenciales de la economía, y una capitalización de 789.759 millones de euros, equivalente al 80.5% del PIB” de España.

Por eso es perfectamente conveniente hablar de élite social en el capitalismo.

Son estas personas las que utilizan sus contactos en la administración pública, en otras empresas privadas, en empresas públicas, en las instituciones reguladoras, conformando un amplísimo lobby que, por otra parte, está muy bien pagado.

El gráfico que acompaña está obtenido de un muy reciente estudio sobre las remuneraciones a los CEO (los altos ejecutivos), y no deja lugar a dudas.

Suelo decir que todo esto a mí me parece una versión sutil de la estructura social feudal, ya ni siquiera capitalista.

Y es que toda esta historia tiene, cómo no, su otra cara de la moneda.

Esta otra cara son los millones de trabajadores que se desloman trabajando a cambio de sueldos miserables, protegidos por la quimera del endeudamiento ad nauseam que opera únicamente en contextos de explosión financiera, y a cuyos hijos se les tranquiliza mediante largas promesas de buena remuneración en caso de obtener una excelente cualificación personal.

Así tenemos un país lleno de estudiantes con incluso varias carreras y varios másteres, hablando idiomas y ganando, cuando tienen suerte de poder trabajar, menos de mil euros y bajo la amenaza permanente de despido a modo de espada de damocles.

Un engaño que no puede durar indefinidamente.

Artículos relacionados en Pijus Economicus:

  1. La desigualdad en Estados Unidos en términos de clase social
  2. La supuesta moralidad del capitalismo
  3. Las clases sociales en el capitalismo moderno
  4. Desigualdad y libre mercado
  5. Gestión privada contra gestión democrática
  6. La dimensión ecológica de la existencia social
  7. Introducción al modelo de Bhaduri y Marglin
  8. 15-N: No buscan refundar el capitalismo sino fortalecerlo. ¡Salgamos nosotros a la calle!
  9. Respuesta a Citoyen: La metodología en la Ciencia Natural y en la Ciencia Social
  10. Economía vs Empresa
Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Los derivados, el Banco Central Europeo y el ISDA: la red capitalista que domina al mundo

  1. Un ejemplo gráfico hace algunos dà as tuve que acompaà ar a un buen amigo a la firma de su contrato de arras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: