AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Hay un temor q empieza a incrustarse en la imaginería popular: el recelo a un corralito y q ls ahorros no estén seguros


REPORTAJE: vida&artes

Mis ahorros tienen miedo al ‘corralito’

El temor a una restricción de fondos como la de Argentina o a la vuelta a la peseta cala en el pequeño ahorrador – No ha habido fuga masiva de depósitos salvo en las entidades rescatadas

RAMÓN MUÑOZ 09/12/2011

Puede que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) no lo incluya en los informes que periódicamente realiza para conocer las preocupaciones de los españoles. Pero el paro no es el único asunto que causa desasosiego.

Hay otro temor, larvado e incipiente, que empieza a incrustarse en la imaginería popular: el recelo a que los ahorros no estén seguros.

Cuando se cumplen 10 años del corralito, la medida por la que millones de argentinos vieron bloqueadas sus cuentas corrientes de la noche a la mañana, el fantasma de un corralito nacional en forma de restricciones a la libre disposición de fondos o, lo que sería aún mucho peor, el fin del euro como divisa y la conversión de los depósitos a la nueva moneda nacional (pesetas) -lo que en Argentina se llamó elcorralón- empieza a considerarse como algo más que un ejercicio teórico de ficción para economistas.

Medidas drásticas como el ‘corralón’ se estiman remotas, pero no imposibles

Que España quiebre es probable para muchos clientes de Bloomberg

El fondo de garantía apenas cubre ahora el 0,5% de los depósitos

La desaparición del euro supondría una merma del 50% en los ahorros

La demanda de cajas de seguridad y la compra de oro se disparan

La fuga en Grecia afecta ya al 25% de los fondos, como en el caso argentino

Como dice el tópico, el debate está ya en la calle. Y también en las sucursales de los bancos. Los ahorradores son temerosos por definición, pero esa prevención es aún mayor cuánto más modestas son sus economías. Basta echar un vistazo a los foros de Internet, para comprobar que la pregunta “¿qué hago con mi dinero?” tiene cada vez más seguidores.

Las respuestas sobre cómo poner a buen resguardo los ahorros ante una catástrofe financiera general son variopintas: contratar una cuenta en divisas (dólares, libras, yenes); abrir una cuenta en un país más solvente que formara parte de un núcleo duro en caso de ruptura del euro (Alemania, Francia u Holanda, por citar los más cercanos); llevar el dinero fuera de la UE (Suiza, Estados Unidos…), depositar el dinero en metálico en una caja de seguridad o invertir en oro. Hay más. Y ninguna infalible.

Las probabilidades de que fenómenos como elcorralito o la vuelta a la peseta se reproduzcan en Europa o en España son escasas. Pero no nulas. El primer cortafuego para impedirlo lo han puesto los líderes europeos que se han reunido desde ayer en Bruselas y que previsiblemente hoy alumbraran un acuerdo para dar estabilidad al euro, atajar la crisis de la deuda e inyectar liquidez al sistema financiero.

Ahora bien, los pesimistas también tienen sus razones para desconfiar. La primera es que los acuerdos de las anteriores cumbres de julio o finales de octubre pasado se han incumplido. Y la credibilidad de los que las debían poner en práctica no es muy alta: son los mismos que negaron que Grecia fuera a quebrar; o que Portugal e Irlanda debieran ser rescatadas o que el euro estaba a salvo de cualquier eventualidad.

El supervisor bancario europeo (EBA) confirmó ayer que la española es la banca europea, tras la griega, que más capital adicional necesita (26.170 millones) para alcanzar los nuevos mínimos exigidos para garantizar su solvencia.

El ejemplo griego tampoco empuja al optimismo. Desde enero de 2010 se ha reducido en casi un 25% el total de los depósitos en los bancos (el mismo nivel al que cayeron en Argentina en los ocho meses antes de decretarse el corralito). Solo entre septiembre y octubre pasados se retiraron 14.000 millones de euros.

Es significativo que al inicio de la crisis eran las grandes fortunas y las corporaciones las que movían los fondos.

Pero el éxodo de capitales afecta ya de pleno a las clases medias y no es raro ver a clientes que acuden a su sucursal a sacar cantidades de entre 100.000 y 500.000 euros solo para guardarlo debajo del colchón.

En Italia, una de las primeras medidas del Gobierno de Mario Monti ha sido prohibir las transacciones en efectivo superiores a 1.000 euros para fiscalizar así los movimientos de dinero en su territorio.

En España, no ha habido fuga masiva de depósitos aunque sí un descenso considerable en los últimos meses. Desde el máximo alcanzado en marzo de este año (1.425.834 millones de euros), hogares y empresas han retirado depósitos por valor de 33.197 millones en los últimos seis meses, aunque todos los expertos apuntan como causa principal de esa retirada la mayor rentabilidad que ofrecen otros productos como la deuda pública.

Lo que sí ha existido son momentos puntuales de pánico bancario en entidades que luego tuvieron que ser rescatadas. Caja Mediterráneo (CAM) ha sufrido la retirada de más de 5.000 millones desde que en febrero se desencadenara la crisis y su fallida fusión con otras cajas.

Solo la inyección de fondos del Banco de España ha evitado que la entidad deje de operar. Anteriormente, en Caja Castilla-La Mancha (CCM) la fuga mensual de depósitos llegó a alcanzar los 500 millones, lo que motivó también su intervención.

A falta de datos oficiales, el último estudio de Merco sobre reputación de entidades financieras de 2010 refleja que solo un tercio de los españoles ven con optimismo la recuperación del sector financiero y que el 13% ha hecho algún movimiento entre entidades ante la falta de seguridad o una posible quiebra. Justo Villafañe, director de Merco, recalca que “la solvencia es el aspecto que más valora ahora la población bancarizada”.

Más alarmante es la encuesta de la agencia financiera Bloomberg entre 1.100 de sus clientes corporativos (bancos de inversión, fondos, multinacionales y prensa especializada) realizada esta misma semana.

Un 40% de los encuestados creen “probable” una quiebra de España por la incapacidad de pagar la deuda soberana. Curiosamente, ven mucho más riesgo en el mercado español que en países como Argentina o Irlanda. Tampoco se fían del euro. El 57% de los mismos afirman que reducirán su exposición a la divisa europea.

Otro signo de esa aprensión hacia los bancos, es la demanda de cajas de seguridad, para la que las entidades tienen lista de espera. José María Mollinedo, secretario general de los técnicos de Hacienda (Gestha), atribuye este fenómeno no solo al miedo al corralito,sino a la acumulación de joyas y al ocultamiento al fisco de dinero negro.

Hacienda se está planteando pedir un registro oficial para identificar a todos los poseedores de estas cajas -unos 20.000 en toda España-, aunque no podrá conocer el contenido de las mismas.

En teoría, los pequeños ahorradores no deberían temblar porque el fondo de garantía de depósitos les garantiza la recuperación de 100.000 euros en caso de que una entidad no pueda hacer frente a sus obligaciones.

Ahora bien, en una situación de pánico bancario general como el que se produjo en Argentina o, más lejanamente en el tiempo, en Estados Unidos durante la Gran Depresión del 29, esa garantía se quedaría en papel mojado. Baste señalar que la actual dotación del fondo es 6.593 millones de euros (dato de octubre), que no alcanza ni siquiera al 0,5% del total de fondos que los españoles han depositado en los bancos.

“En caso de una caída masiva de entidades financieras, que no esperamos, sería una situación muy grave y el fondo no resultaría suficiente por lo que en esa situación especial habría que buscar mecanismos complementarios”, apunta Santiago Pérez, de la Asociación de Bancos, Cajas y Seguros ( Adicae), que añade que proliferan cada vez más las consultas sobre la solvencia de determinadas entidades y los instrumentos de garantía, “sobre todo por las entidades que han sido intervenidas”.

Además, el fondo no garantiza todos los productos financieros. Como, por ejemplo, las participaciones preferentes, unas emisiones que los directores de bancos y, sobre todo, de cajas colocaron entre pequeños ahorradores entre 2008 y 2010 como si se tratara de depósitos a plazo fijo cuando, en realidad, no garantizan ni la devolución del capital, al estar vinculadas a los resultados y al criterio de la entidad.

Las quejas de los suscriptores que no pueden recuperar su dinero se han multiplicado. La Adicae ya ha calificado de “corralito” la situación de miles de ahorradores modestos que no pueden disponer de los 12.000 millones que se colocaron en estos productos con “información falsa”.

Con todo, el bloqueo de depósitos o la restricción para disponer de fondos sería una broma infantil comparada con el efecto devastador que tendría la desaparición del euro y la conversión obligatoria de nuestros ahorros a pesetas (o a la nueva divisa nacional que se designara). Eso es exactamente lo que lo ocurrió en Argentina.

El corralito, decretado el 3 de diciembre de 2001, impedía que los depositantes sacaran más de 250 dólares por semana, pero sus ahorros seguían estando allí. Un año después, llegó el corralón, con la derogación de la convertibilidad automática entre peso y dólar (relación 1 a 1), lo que produjo una devaluación de la moneda nacional y el empobrecimiento general de los ahorradores.

Si se reprodujera ese escenario en España, que casi todos coinciden en calificar como remoto -pero, insisto, no imposible-, los depósitos y las deudas pasarían a denominarse automáticamente en pesetas pero con una pérdida general de valor.

Los últimos informes de UBS y Citigroup estiman que una reintroducción del dracma, la peseta o la lira conllevarían una devaluación de entre el 40% y el 60%, es decir, que de golpe los depositantes perderían en torno la mitad de sus ahorros.

Las diferencias entre la situación argentina de hace una década y la de la eurozona ahora son abismales, empezando por el tamaño de su economía o la capacidad de reacción del Banco Central Europeo.

Pero también hay algunas similitudes preocupantes: Argentina se asfixió cuando el FMI se negó a seguir prestando fondos, justamente lo que le ha ocurrido a Grecia y lo que le pasaría a Italia o Portugal si el BCE les dejara de prestar apoyo; los duros ajustes que imponía el FMI a Argentina aceleraron la recesión y la imposibilidad de refinanciar su deuda, que es lo que le está sucediendo a Grecia y lo que le puede ocurrir a Italia o España cuando se apliquen medidas de recorte similares; el Gobierno argentino negó hasta la saciedad que fuera a acabar con la paridad dólar-peso, como los Ejecutivos comunitarios han negado hasta hace unos días que el euro estuviera en peligro.

Guillermo Ambrogi, presidente de la Cámara Española de Comercio de Argentina, ve ciertos paralelismos entre la UE con el país sudamericano del corralito:

“Hay tres datos ineludibles:

un serio proceso recesivo,

una deuda pública y privada muy alta en comparación con el PIB de cada país miembro

y, finalmente, una política monetaria que tiende a preservar el valor de la moneda sobre el crecimiento de la economía”.

No obstante, no le parece ni “razonable ni necesario” que se declare el corralón en algún país porque el BCE tiene otros instrumentos a su alcance, como la emisión de euros.

La desconfianza hacia el euro no solo viene de las firmas de inversión. Los grupos de rock Metallica y Red Hot Chilli Peppers han adelantado su gira europea ante el temor de que el euro desparezca y sus emolumentos se paguen en monedas devaluadas. Y ambos grupos tienen previsto pasar por España.

“¿Es posible un corralito en España? Esta pregunta me la han hecho varias veces en los últimos meses. Mi respuesta ha sido siempre: no”, señala en su blog Antonio Argandoña, profesor del IESE.

“Y sigo pensando que es la respuesta correcta si lo que me preguntan es si es previsible una crisis financiera interna tan grave como la de Argentina en 2001, cuando la gente no podía retirar su dinero de los bancos y todo el sistema financiero se quedó bloqueado. Pero si la pregunta es si puede ocurrir, es decir, si no es física o metafísicamente imposible, la respuesta es, desde luego, que sí”.

Refugios para mantener el dinero a salvo

Fuera del circuito normal de los bancos españoles, no hay ninguna fórmula mágica para poner a resguardo el dinero ante futuras crisis del euro o medidas drásticas como elcorralito. Y todas ellas tienen gastos y riesgos añadidos. Con todo, estas son algunas recetas:

– Abrir una cuenta corriente en divisas. Es la más sencilla. Se puede solicitar casi en cualquier entidad. Solo hay que elegir la moneda distinta del euro (dólares, yenes, libras esterlinas son las más usuales) y cuidarse de las comisiones.

El riesgo es que el euro sobreviva, haya que deshacer posiciones y se pierda por comisiones y por diferencias de cambio. Además, en caso de colapso, el Gobierno podría legislar para convertir obligatoriamente esa cuenta a pesetas.

– Abrir una cuenta en un país más seguro de la eurozona. Exige en la mayor parte de los casos desplazarse físicamente al país (solo después se puede operar por Internet), el idioma (siempre habrá sucursales que atiendan en inglés) y se pide certificado de empadronamiento, aunque en algunas entidades son bastante comprensivos con la falta de documentación.

Si se abre como no residente hay que tener en cuenta la tributación por los rendimientos que reclamará Hacienda. El peligro es que en caso de ruptura de la Eurozona los países podrían acordar entre sí restricciones para impedir la fuga de capitales hacia los Estados que permanecieran con la moneda fuerte.

– Abrir una cuenta en Suiza. Aunque parezca extraño, abrir una cuenta en el país helvético puede resultar más sencillo que hacerlo en un país de la UE. Eso sí, el viaje es obligatorio porque la apertura debe ser presencial.

El otro gran inconveniente es que el mantenimiento de la cuenta es muy caro, alrededor de 40 euros al mes para la más sencilla (las tarjetas de crédito aparte). Generalmente piden un saldo mínimo de entre 10.000 y 50.000 francos suizos (entre 8.100 y 40.300 euros).

– Bajo el colchón o en cajas de seguridad. El dinero en efectivo no reporta intereses, así que la inflación se come parte de los ahorros. Los bancos ponen dificultades para alquilar cajas de seguridad y su alquiler oscila entre 100 y 600 euros anuales. Además, el Gobierno, como ha hecho el italiano, puede dictar normas restringiendo las operaciones en efectivo, u obligando a un registro de cajas de seguridad. Y no hay que despreciar la habilidad de los cacos para reventar puertas y cajas, por lo que habría que añadir el coste del seguro.

– Invertir en oro. El oro es un valor seguro porque a diferencia de los bancos nunca quiebra. Por eso, en los últimos años ha sido un refugio ejemplar. Paradójicamente esa es la causa de su mayor riesgo. La fuerte subida de la cotización -en los últimos 10 años ha multiplicado por siete su valor y solo en lo que va de 2011 se ha revalorizado un 23%- puede derivar en que la burbuja se pinche y sufra una fuerte depreciación.

ELPAIS.COM

¿Cómo proteger tus ahorros de un corralito en España?

Por  el 4 diciembre, 2011 Imprimir

No se que ha pasado esta semana, pero el número de amigos y conocidos me ha estado preguntando que tienen que hacer con sus ahorros por si se decreta uncorralito en España ha sido bastante superior a la media de los últimos meses.

Como también ha llegado algún comentario en blog preguntando sobre ahorros yCorralito en España, he decidido escribir un post, para al menos no tener que ir repitiendo lo mismo todo el tiempo.

Esto no quiere decir que el Corralito tenga que pasar, simplemente doy respuesta a las inquietudes que se me plantean.

Proteger los ahorros de un corralito en España:

Antes que nada, la forma de proteger tus ahorros de un corralito en España, dependerá como siempre de la cantidad de dinero que tengáis.

Digamos que hay soluciones diferentes si tenéis menos de 10.000 mil euros en la cuenta, si tenéis entre 10.000 euros y 500.000 mil euros o si tenéis una cifra superior.

Me centro en las dos primeras, al entender que los últimos les es fácil conseguir asesoramiento específico.

Si tienes menos de 10.000 €, pongo 10.000 €, como pueden ser 15 mil o 8 mil. Es decir me refiero a una cifra de dinero que podáis necesitar a corto plazo, lo mejor para protegerse de un corralito es ir a tu banco, cambiar tus euros por dólares o francos suizos y llevártelos a casa.

Aunque lo más práctico sería llevarse a casa euros, la verdad es que la principal duda que tenemos va a pasar con el euro y en el escenario de descomposición de la zona euro, no sabemos si el euro como divisa va a sobrevivir, si algunos países lo mantendrán o si cada uno volverá a su moneda original.

En este último caso te quedarías con unos billetes en euros que probablemente sólo podrías darles valor cambiándolos en los Bancos o Bancos Centrales al tipo de cambio oficiar fijado por las autoridades (leer como fue el corralito en Argentina).

También serviría comprar lingotes de oro de poco peso, unos 10gr ( aunque es una opción algo más cara por los costes de transacción).

En todos los casos, en caso de no producirse el corralito entras en un riesgo de tipo de cambio o de caída del valor del oro. Así que tomar esta decisión es una apuesta muy personal.

Si tenéis una cifra de dinero más importante, tenéis varias opciones para proteger el dinero del corralito:


1) Abrir una cuenta en el extranjero. Mucha gente me pregunta por abrir cuentas corrientes en Alemania. Es realtivamente sencillo, y la puedes abrir desde un Banco Alemán que opere en España, el problema, es que al menos por lo que yo se, necesitaréis tener más de 250 mil € para que os hagan la gestión.

También está la opción de aprovechar un viaje por Alemanía y abrir una cuenta directamente.

Sin embargo ya puestos a buscar seguridad, puestos a abrir una cuenta yo la abriría en algún país que no pertenezca a la Unión Europea, tipo Suiza o Andorra. Puestos a hacer corralitos, sería bastante fácil que los gobiernos de la UE se pusieran de acuerdo en “congelar” los fondos de los no residentes españoles en alemania.

2) La otra opción y más sencilla, y menos costosa, es invertir el dinero en un Fondo de Inversión Monetario o simplemente en acciones. Aquí es importante una cosa, que tanto los fondos como las acciones que compréis no estén domiciliados en España.

Lo ideal sería que estuvieran domiciliados en USA o Suiza. Tenéis miles de opciones donde escoger, desde fondos de inversión monetarios, ETF de todos los colores o empresas “relativamente estables” como Coca Cola, McDonals o Novartis. La principal ventaja es que sólo tenéis que tener una cuenta de valores en un banco o broker, da igual que sea español o no y sentados desde vuestra casa comprar los activos.

Con esto protegeréis el valor de vuestras ahorros, parece bastante complicado legalmente que el Estado Español o la Unión Europea puedan decidir congelar los fondos invertidos por españoles en un fondo de inversión domiciliado en Suiza o de los accionistas españoles en CocaCola o en una empresa que este domiciliada y cotice en la Bolsa de Shangai.

El único problema que podéis tener es que al vender vuestras acciones en el fondo, os apliquen un tipo de cambio “oficial” a la divisa. En el peor de los casos, si el país se fuera totalmente a las rocas, siempre podéis iros vivir a otro país, abrir una cuenta y pedir el traslado y reembolso de estos fondos o acciones en la nueva cuenta.

Para mi la opción 2) para cantidades de dinero significativas es la más práctica, limpia y rápida y no os tenéis que poner a hacer cosas raras.

Dicho todo esto quedo abierto a nuevas ideas, dudas o sugerencias.

Para los que querías saber cómo se hace un corralito os referimos a este post donde explicamos la cronología del corralito en Argentina.

Perfil Guru Huky: Fundador de GurusBlog. Actualmente es Director de Inversiones en una compañía de Capital Riesgo, ha trabajado también como responsable de análisis de una Sociedad de Valores. MBA por el IE
+ Info en: Facebook | Twitter | Mi Web | Mis artículos
Posted 18 hours ago by 

El futuro del euro preocupa a los ricos y empiezan a retirar sus activos de Europa

elEconomista.es
5/12/2011 –
Los inversores más ricos de Europa están retirando sus activos ante las dudas sobre si la moneda única será capaz de sobrervivir bajo su diseño actual, siendo el dólar y el yen los destinos favoritos, dicen los banqueros.euro reloj

Foto: Archivo

elEconomista.es

Un banquero privado de un grupo mundial, especializado en clientes con valores por al menos 5 millones de dólares, explica que su equipo ha notado un repunte del número de clientes que huyen del eurodesde que el banco central alemán tuvo que intervenir para impedir el fracaso de la subasta de bonos el mes pasado.
La misma fuente describe la tendencia como “entre un goteo y una inundación”, y destaca que el dólar se ha convertido en refugio favorito, seguido en menor medida por el yen japonés. En cambio, la libra británica se considera como muy alineada al futuro de la zona euro para actuar como un amortiguador eficaz contra un colapso de la unión monetaria, asegura en declaraciones que recoge Thomson Reuters.
Richard Cookson, jefe de inversión de la división de banca privada de Citi que trabaja con clientes con activos valorados en más de 25 millones de dólares, dice también haber notado cómo los clientes “salían del euro”.
Advierte, sin embargo, de que la complejidad y la potencial gravedad de un colapso del euro hace difícil saber cómo proteger la riqueza.
“Este es uno de los momentos decisivos en la historia de la economía europea y mundial y si va mal, irá muy, muy mal”, apunta. “Puedes cubrir el riesgo de una caída drástica de una divisa y salvaguardarla cuando suba, por ejemplo, pero ¿cómo lo vas a proteger cuando desaparece?”.
Ronnie Ludwig, socio con sede en Edimburgo del equipo de clientes privados en la firma de contabilidad Saffery Champness, también explica que algunos clientes han movido más dinero hacia la libra esterlina, haciendo frente a unas tasas de interés realmente negativas para ganar en tranquilidad.
“Hay una sensación de preocupación en torno al euro y algunas personas se están moviendo hacia otras monedas como la libra esterlina. Se percibe que estamos haciendo lo correcto”, apunta.
Agencias inmobiliarias londinenses han informado de un interés creciente en el mercado residencial de lujo por parte de compradores europeos que buscan un refugio de la tormenta financiera que vive el continente.
Cookson, de Citi, también ha mencionado a un amigo que vive en el conocido barrio londinense de Notting Hill que había vendido su casa por un 40% más del valor del mercado a un comprador ruso que se le había acercado cuando estaba saliendo de su vivienda. Este caso ilustra la atracción de los inmuebles de Londres como uno de los pocos activos considerados seguros para inversores acaudalados, señala Cookson.

No todos son pesimistas

No obstante, algunos banqueros restan importancia a esta situación. A su juicio, aunque hay inversores ricos que son conscientes de los riesgos asociados con una crisis sistémica, la mayoría están manteniendo la calma.
“No he visto ninguna venta masiva de carteras”, indica en este sentido Julian Lamden, socio en Coutts, unidad de banca privada de Royal Bank of Scotland.
“No he visto realmente grandes movimientos, pero la gente se está posicionando. Piensan cuál será el primer paso. Está en sus mentes”. Damian Bloom, socio con sede en Londres en la firma legal Berwin Leighton Paisner, especializada en asuntos fiscales de superclientes cuyos activos se miden en decenas de millones, sí precisa que algunos clientes están empezando a preocuparse por la solvencia bancaria.

elEconomista.es

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Hay un temor q empieza a incrustarse en la imaginería popular: el recelo a un corralito y q ls ahorros no estén seguros

  1. Y sacarlo no esta mas seguro afuera que en los bancos
    no es opcion valida??

    • En los artículos se explica claro. Si hay corralito, el euro pierde casi todo su valor cosa que no pasa si tienes tus ahorros en otras monedas. La única ventaja es que puedes manejar más euros, si los tienes, de lo que se puedan sacar si sucede esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: