AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

La izquierda real e Internet RECOMENDABLE para ACTIVISTAS


 

La izquierda real e Internet

Posted by ⋅ 24 noviembre, 2011
 
 Quantcast

Por Carlos Martínez. Son muchas las personas de izquierda que, desde Latinoamérica, siguen las noticias del Reino de España a través de medios alternativos cómo Rebelión, Insurgente, Kaos, Tercera Información.

A a la vista de la presencia muy importante en estos sitios de organizaciones como Izquierda Anticapitalista, Equo y otras, estos lectores no entienden sus muy exiguos resultados electorales, igualmente no entienden, observando el triunfalismo de muchos de los textos publicados en estos medio, cómo en España no hay ya una revolución en marcha o se haya desinflado, en parte, el movimiento 15-M. O cómo no acaban de despuntar nuevos sindicatos al margen de los tradiccionales.

Es verdad que las elecciones sirven para muy poco, pero sí podemos utilizarlas como una radiografía total de la sociedad, es una encuesta que cubre el 100% de la población con derecho a voto. Los resultados de estás últimas elecciones han supuesto un baño de realidad para quienes viven la política a través de su conexión ADSL.

Antes de la democratización de Internet, los que nos considerábamos rojos sufríamos el síndrome del perro verde. Nos sentíamos raros en un entorno social que nos resultaba ajeno, éramos islas en un océano de conservadurismo. Con la llegada de la Red surgieron las primeros medios de comunicación alternativa.

Posteriormente, y a través del correo eléctrico o los grupos de noticias, se empezaron a crear las primeras comunidades sociales entre personas de izquierdas (al igual que las que se crearon con personas con otros intereses afines, desde la filatelia al aeromodelismo).

Estas redes han crecido y se han fortalecido con el éxito de Facebook primero, y posteriormente Twitter, entre otras. Lo que nos ha trasladado al otro extremo: sumergirnos en una burbuja social junto con nuestros afines y pensar que ahora somos todos rojos, que somos legión y que tenemos muchos amigos y/o seguidores.

En una reciente conversación con el periodista Pascual Serrano éste me confesaba que, a pesar de recibir multitud de correos, ser muy leído en Internet y haber alcanzado cierto su éxito en el campo editorial, su trascendencia social se delimita a un circuito ideológico muy minoritario, la prueba es que sus vecinos o familia no conocen prácticamente nada de su actividad o pensamiento. Me imagino que esa experiencia es trasladable a prácticamente a todos los blogueros, twitteros, etc.

Internet es un fabuloso medio de comunicación, barato y sin fronteras, donde podemos crear nuestros medios de comunicación y difundir convocatorias. Pero los militantes de izquierda debemos “vacunarnos” frente a los adversos efectos secundarios que produce: aislamiento de la vida real, percepción de que somos mayoría e inflamación del ego en los casos más agudos.

Hagamos la siguiente prueba: veinticuatro horas después de escribir una entrada en nuestro blog, un sesudo artículo en nuestro medio alternativo de referencia o un tweet, imprimámoslo y se lo daremos a leer a nuestra familia, vecinos, amigos del barrio o compañeros del centro de trabajo.

Comprobemos cuántos de ellos formaban parte de esos exitosos centenares de lectores que tuvimos en la red. Después escuchemos sus opiniones, que quizás sean más interesantes que las que recogemos en Internet de los que piensan como nosotros.

Sin duda es mucho más fácil pulsar sobre el botón de “me gusta” o “retwittear” que repartir folletos en la puerta de un centro de trabajo. Pero éste último es el trabajo militante que más debemos valorar. Como dice mi amigo Serrano, no podemos aceptar el término “ciberactivismo” del mismo modo que no podemos “cibercomer”.

También es preocupante el modo por el cual se trasmiten entre generaciones los valores de la izquierda. Somos muchos los que creemos que éstos se trasmiten mucho más eficazmente mediante el ejemplo que mediante la palabra.

¿Cuántas son las familias que tiene que aguantar el discurso de izquierdas de uno de sus miembros y posteriormente soportar su comportamiento insolidario, machista o autoritario?

En la Web podemos tener tantas vidas como tiempo estemos dispuestos a dedicar a mantener diferentes “perfiles” en las redes sociales. Pero la vida real es una sola, y algunas veces, corta, sin tiempo a rectificar.

En ella debemos ser honrados, coherentes, combativos y solidarios. Que las personas comprometidas con la superación del capitalismo sean auténticos referentes éticos es algo insustituible por la comunicación escrita, y menos todavía la distribuida por el mundo virtual.

Se debe utilizar Internet para propagar nuestras ideas, se deben tener y participar activamente en medios alternativos de comunicación. También es especialmente importante la correcta utilización de las redes sociales para atraer a los jóvenes a nuestras tesis y organizaciones, pero nunca se debe abandonar la militancia en la vida real.

Al igual que hacemos con el internet de nuestros hijos, deberíamos ponernos límites, por ejemplo dedicar las mismas horas a expresar nuestras opiniones en la red como fuera de ella, o hablar con tantos amigos en la calle o el centro de trabajo como en la Red.

De otra forma perderemos el contacto con la realidad que es lo último que podemos permitirnos. Si no somos capaces de militar en la vida real, no deberíamos dedicarnos a dar lecciones en la red a quienes sí luchan por un mundo (real) mejor. (El Poblet)

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “La izquierda real e Internet RECOMENDABLE para ACTIVISTAS

  1. Primero los que somos de izquierda lo somos en Internet y en la vida real,somos activistas de nuestras ideas difundiéndolas entre los familiares y amigos,twitter nos ayuda a estar al día de las noticias y aprendemos con los que saben mas y nos instruimos para entender la realidad que acontece.
    Somos pocos pero muy activos y pensábamos que eramos menos,queremos que la gente habrá los ojos y sea participe de su realidad.nos rebelamos y motivamos a la gente a la rebelión,hemos hecho pensar a la gente(incluido el 15M del que no soy responsable),hemos hecho subir el voto de la Izquierda Alternativa,apoyamos causas justas como @libertadmontes con mas de 40000 firmas,muchos periodistas y dirigente se han dado cuenta que existimos y los apoyamos,compartimos información con gente de todo el mundo, por ejemplo.Nuestro granito de arena es poco pero así siempre fue.
    A algunos de nosotros no aprendimos sabiendo las putadas que padecieron nuestros familiares,a otros les tocara aprender que es lo mejor para ellos y su gente, también hay que recalcar que no todos tenemos el privilegio de tener conexión a internet,si todo el mundo tuviera seguro que se giraba la tortilla.
    Gracias compañeros y a seguir con la lucha del pueblo!

  2. El Punki en dijo:

    A ver, estoy de acuerdo con casi todo lo que dices, pero te veo muy nihilista. El movimiento obrero comenzó a principios del siglo XIX y la primera revolución comunista triunfante no lo fue hasta 1917… ¡Paciencia!
    El tema no es que vivamos una vida distinta de la real, Internet también es una vida real.
    Más tarde o más temprano estos mensajes llegarán a todo el mundo. Esto va a paso de tortuga, lo sé, pero va. Cada vez conozco más gente que pasaba de la política y, gracias a Internet (y a la crisis donde le han visto las orejas al lobo), se han convertido al rojerío o, al menos, parecen estar intentándolo.
    Respecto al ejemplo que pusiste sobre el estupor que provoca que, según los medios alternativos, parezca que está a punto de producirse una revolución y luego gane la derechona, yo viví a finales de los 90 y principios de los 2000 algo parecido; veía los movimientos sociales creciendo en América Latina, la prensa convencional no informaba, pero en Internet estaba todo y, cada vez que se producían elecciones, ¡Bumba!, otro reaccionario neoliberal como presidente.
    Pero un día ganó las elecciones en Venezuela un tal Hugo Chávez, nadie sabía (en los medios convencionales) por qué ni como, pero el tema es que estaba allí, después le siguieron el resto, algunos ciertamente decepcionantes pero bueno.
    El tema está que Internet no puede cambiar el mundo de un día para otro, pero lo hará, piensa que aquí es casi igual de fácil acceder a este post que a la página de Intereconomía o de El Mundo. Si ves la televisión o lees prensa de papel, en cambio, no. La solución llegará cuando Internet sea el medio de comunicación mayoritario pero para eso hay que tener paciencia, no se va a producir en un día.
    Buen post de todas formas, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: