AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Todo lo que debes saber para entender de qué va la subida de impuestos


ECONOMÍA, NEGOCIOS Y FINANZAS

Todo lo que debes saber para entender de qué va la subida de impuestos

06:00h | M.S.C | A.P.A.

Deducción, base imponible, base liquidable, IRPF, Seguridad Social

¿Chino? No, en realidad es castellano aunque muchas veces no lo parece.

Si se te nubla la vista al leer la nómina, aquí encontrarás los términos más utilizados explicados para que los entiendas y sepas por qué hay tanta diferencie entre tu sueldo bruto y lo que te llega al final a la cuenta del banco.

CiU rechaza la subida del IRPF y ve "creíble" el incremento del déficit

El líder de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, ha rechazado frontalmente la subida del IRPF que ha aprobado el Gobierno de Mariano Rajoy.

Al final de cada mes, nuestra nómina suele pasar directamente del sobre al archivador, sin echarle si quiera un vistazo. ¿El motivo? A muchos nos resulta más complicado entenderlo que leer un jeroglífico.

Pero no es tan complicado. Sólo tienes que comprender algunos términos para comprobar a qué se destina cada cantidad de dinero en la que se divide tu nómina.

Lo primero en lo que te debes fijar es en que en tu nómina hay un apartado con la leyenda “bruto”, cantidad que no es, ni mucho menos, la que recibimos en nuestra cuenta cada fin de mes…¡Qué más quisiéramos!

Y es que el sueldo ‘bruto’ se subdivide en muchas partidas que van a parar a una ‘hucha’ con la que el Estado aumenta sus ingresos. Con ellos no sólo cubre gastos, sino que también le ayudan a construir carreteras, hospitales o colegios.

Éste es el caso del IRPF, el impuesto que acaba de subir el Gobierno y aquí te dejamos unbreve diccionario para que entiendas todos los términos que están relacionadoscon la nueva medida. 

IRPF: Es el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas, que en España deben pagar todas las personas que tengan una nómina y, por tanto, un puesto de trabajo.

Con el fin de que cada persona pague un IRPF proporcional a su sueldo, las rentas más altas, es decir, quienes más ganan, tienen que pagar más. Es la forma en la que el Estado trata de proteger a las rentas más bajas.

Salario bruto: Es el dinero total que recibes por desempeñar tu trabajo, independientemente de que tengas uno o más pagadores, aunque no está sujeto al pago de impuestos. Sobre él debes realizar algunos ajustes, que determinan tu base imponible.

Base imponible: Es la parte de tu sueldo a la que se le aplica el pago del IRPF. Desempolva tu nómina y échale un vistazo.

Como podrás comprobar, el sueldo se desglosa en varios conceptos. Pues bien, el porcentaje de IRPF que tienes que pagar se calcula sólo y exclusivamente en función de tu base imponible. Que generalmente será mayor o menor en función de si ganas más o si ganas menos en conjunto (salario bruto).

Reducción: Son los descuentos que puedes aplicar a tus ingresos para calcular la base imponible. Es decir, la que finalmente va a estar sujeta al pago de impuestos.

Aquí se pueden incluir partidas como tener un plan de pensiones, estar afiliado a un partido político o sindicato, pertenecer a un colegio de profesionales o hasta tener hijos.

Tramo: Son los escalones que se utilizan para decidir cuántos impuestos debes pagar. Es decir, son las horquillas de dinero que separan los diferentes porcentajes de IRPF que pagamos los declarantes españoles.

En la subida del IRPF, el tramo mínimo se centra en las rentras inferiores a 17.707 euros anuales, mientras que el máximo está vinculado a las que superan los 300.000 euros.

Seguridad Social: Es otro de los ‘montoncitos’ en los que se divide nuestro salario. En este caso, esta partida es la que se emplea para pagar a quienes se hayan quedado en el paro.

Esos ‘montoncitos’ que el trabajador ha ido dando a ‘papá’ Estado son los que servirán para que pueda cobrar su correspondiente prestación por desempleo en caso de caer en desgracia.

Por este motivo sólo tienen derecho a cobrarlo quienes hayan estado cotizando a la seguridad social.

ECONOMÍA, NEGOCIOS Y FINANZAS

La subida del IRPF apenas supondrá 15 euros al mes para el 84% de los españoles

06:00h | Ana P. Alarcos

El Gobierno aprobó el pasado viernes una subida temporal de los impuestos que están relacionados con los sueldos. Y, aunque la noticia parecía ser un palo para nuestros bolsillos, los cálculos de los Técnicos de Hacienda estiman que el 84% de los declarantes deberá pagar, como máximo, 180 euros al año. O, lo que es lo mismo, 15 euros mensuales.

El IRPF sube durante dos años y el Gobierno confía en ingresar más de 6.000 millones de euros

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (2i), junto a los ministros de Economía, Luis de Guindos (i); Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y Hacienda, Cristóbal Montoro, al inicio de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE

Más de uno se habrá echado las manos a la cabeza después de saber que el Gobierno popular ha subido el IRPF, el impuesto que está directamente relacionado con los salarios. Sin embargo, este jarro de agua fría inicial, parece estar lejos de convertirse en un gasto brutal para el bolsillo de los españoles.

En concreto, según los cálculos de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), cerca del 84% de los declarantes de nuestro país pagarán un máximo de 180 euros cada año por el nuevo incremento impositivo. O, lo que es lo mismo, 15 euros mensuales.

Y es que los incrementos que anunció el Ejecutivo el pasado viernes (que oscilan entre el 0,75% para las rentas más bajas y el 7% para las más elevadas) no se realizan directamente sobre el sueldo bruto, que es la cifra total que cobra un trabajador, sino que se aplican después de haber realizado varios descuentos a esa cantidad.

Entre estas reducciones están, por ejemplo, las cuotas a la Seguridad Social que pagamos de forma proporcional a lo que cobramos, aunque hay muchas más. Existen rebajas por tener contratado un plan de pensiones, por estar afiliado a un partido político o un sindicato, e incluso por pertenecer a un colegio profesional, como al de abogados, médicos, arquitectos…

Pero aún hay más. Existen descuentos adicionales por tener hijos y también por tener familiares directos con discapacidad, ya sean ascendentes o descendientes. Todo ello, según GESTHA, reduce la cantidad que es susceptible de sufrir el incremento de la nueva subida del IRPF, lo que también se conoce como base liquidable. Sobre ella, incluso, se podrían aplicar otras rebajas como, por ejemplo, la deducción por vivienda.

Por eso, el hecho de que tus ingresos sean de 33.500 euros anuales no significa que tengas que hacer frente a partir de ahora de un incremento de tu IRPF del 3%, porque si aplicas los descuentos correspondientes a tu salario, la cantidad que está sujeta a este gravamen será inferior.

Tal y como adelantó el Ejecutivo el pasado viernes, quienes perciban hasta 17.707 euros deberán afrontar un impuesto del 24,75% (ya que la subida del IRPF en este caso es del 0,75%), mientras que aquellas rentas que oscilen entre 17.707 euros y 33.007 euros pagarán un 30% (un 2% más que hasta ahora).

Según los cálculos de GESTHA, cerca del 84% de los declarantes en España se encuentran en alguno de los casos anteriores, donde la cuantía adicional pagar estará entre los 52 y los 180 euros anuales. Es decir, un máximo de 15 euros cada mes.

En cambio, el resto de los trabajadores (un 16%) deberá pagar entre 450 y algo más de 13.000 euros, dependiendo de cuál sea su base imponible. Por ejemplo, aquellas que oscilan entre 33.007 y 53.407 euros (el 10% de los declarantes) sufrirán un incremento del IRPF del 3%, hasta alcanzar el 40%, lo que supondrá en torno a 450 euros anuales, es decir, algo más de 37 euros mensuales.

Para las bases imponibles que se sitúen entre 53.407 y 120.000 euros, el incremento es del 4%, hasta el 47%, lo que se traduce en un coste extra para el bolsillo de unos 1.150 euros anuales. Es decir, de casi 100 euros al mes.

Por otro lado, las rentas que estén entre 120.000 y 175.000 euros sufrirán un aumento del IRPF del 5%, hasta el 49%. Esto significa que deberán pagar unos 2.550 euros más al año o, lo que es lo mismo, cerca de 212 euros mensuales.

Suma y sigue, porque para las bases imponibles que oscilen entre 175.000 y 300.000 euros, el nuevo gravamen asciende al 51% (porque se ha subido un 6%), lo que implica que deberán pagar unos 4.200 euros anuales (al mes, unos 350 euros).

Pero el palo más fuerte se lo llevarán las rentas que superen los 300.000 euros, cuyo IRPF pasa del 45% al 52%. Este incremento impositivo, traducido a euros, supondrá un pago de unos 13.500 euros al año o, si hablamos de un desembolso mensual, de casi 1.130 euros.

FUENTE http://noticias.lainformacion.com/

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: