AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

TENEIS ya claro quien manda en el mundo por las buenas o por las malas


La comunidad judía de EEUU repudia el texto y cuestiona al periodista

El director de un periódico judío de USA

propone al Mossad que asesine a Obama

JERUSALÉN, 21 Ene. (EUROPA PRESS) –

El director y propietario del periódico ‘Atlanta Jewish Times’, Andrew Adler,

ha solicitado en un editorial que los servicios de inteligencia exteriores, el Mossad, asesinen al presidente de Estados Unidos, Barack Obama,

y sea reemplazado por un sucesor que respalde “el exterminio de los enemigos de Israel”;

un editorial que ha sido condenado de manera categórica por importantes representantes de la comunidad judía de EEUU, que han cuestionado la permanencia en el cargo del periodista.

En el texto, Adler –quien desde entonces se ha disculpado por el artículo– propone lanzar un ataque preventivo contra el movimiento islamista palestino Hamás en la Franja de Gaza y contra el grupo político militar chií libanés Hezbola y pide el ataque contra las instalaciones nucleares de Irán.

Pero, sobre todo, propone al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que “dé la orden a los agentes del Mossad en Estados Unidos para que eliminen a un presidente que no guarda amistad alguna con Israel, para que el actual vicepresidente (Joe Biden) asuma el poder y dicte por la fuerza que la política de Estados Unidos debe incluir la colaboración con Israel para exterminar a sus enemigos”.

Adler compareció ayer ante los medios para pedir perdón por el artículo. “Lo lamento mucho, ojalá no hubiera hecho referencia alguna”, declaró a la Agencia Telegráfica Judía. En una entrevista con el portal Gawker.com, niega que abogara por el asesinato de Obama.

Sin embargo, el Comité Judío Americano de Atlanta emitió la pasada noche un duro comunicado en el que condena el artículo de Adler cuyas propuestas “son estremecedoras más allá de lo imaginable”.

“Si bien reconocemos sus disculpas, estamos absolutamente conmocionados por el hecho de que se le ocurriera escribr semejante cosa en primera instancia. ¿Cómo se le ha podido ocurrir una idea tan retorcida?”, declaró el director del CJA, Don Wilker. “Adler debe una disculpa inmediata al presidente Obama, al Estado de Israel y a la comunidad judía”, añadió en declaraciones recogidas por el diario ‘Haaretz’.

De igual modo se pronunció el líder de la Liga Nacional Anti-Difamación,  Abraham Foxman. “No hay justificación, no hay excusa, no hay manera de racionalizar esta clase de retórica. Son palabras irresponsables y extremistas. Es indignante y va más allá de la decencia. Estas ideas reflejan una retórica extremista que por desgracia existe –incluso en algunos segmentos de nuestra comunidad– por las que maliciosamente se tacha al presidente Obama de ‘enemigo del pueblo judío'”, aseveró.

“La falta de juicio del señor Adler como director, editor y columnista plantean serias cuestiones sobre su capacidad para llevar un periódico”, concluyó.

EUROPAPRESS.ES

Haim Saban un sionista illuminati manejando Al Jazeera

¡El 50% de la cadena Al Jazeera sería sionista!

imagePara muchos de nosotros no es de extrañar esta noticia. Sobre todo después de conocer la más que cercana labor que viene realizando esta cadena qatarí dentro de las filas Rebeldesen la masacre sobre Libia y la que también realiza en Siria.

Según el diario independienteegipcio Al-Mesryoon, un hombre de negocios estadounidense e israelí de origen egipcio, Haim Saban ,está negociando con el emir de Qatar, la compra del 50 % de la cadena de televisión Al Jazeera. Esto mismo ha sido publicado también en el diario israelí Haaretz.

Saban se acercó por primera vez a negociar la compra de la mitad de la red con sede en Doha en 2004, después de visitar el emirato con el ex presidente de EE.UU. Bill Clinton.image El magnate de los medios de comunicación, con una fortuna de más de 3.000 millones de dólares , introdujo la franquicia de los Power Rangers al mundo árabe e hizo una fortuna con el desarrollo y la venta de la red de cable de la familia Fox junto con News Corp. En Israel, Saban tiene una participación de control en Bezeq.

El mes pasado Saban criticó las llamadas al boicot a Israel por la ocupación deCisjordania. Llamó a los que apoyan el boicot en el Festival de Cine de Toronto “anti-semitas” y “enemigos judíos”.

” El mundo siempre ha tenido antisemitas “ , dijo el financista de Hollywood a Los Angeles Times en un intercambio de correo electrónico el mes pasado. ” El pueblo de Israel siempre va a vivir y prosperar. Lo siento por los que odian a los judíos. Ustedes pierden. “

Entre los artistas que firmaron la petición llamando a un boicot en la semana Tel Aviv del festival en agosto fueron Ken Loach, Julie Christie, Danny Glover, David Byrne y Jane Fonda, aunque Fonda luego se retractó de su decisión.

Más sobre

Mientras tanto, un número de judios en Hollywood, incluyendo a Jerry Seinfeld, Sacha Baron Cohen y Natalie Portman, emitieron una contra-declaración en defensa de la decisión del festival.

¿Quién es Haim Saban? imageHaim Saban nació en Alejandría en el año 1944 en el seno de una familia sefardita, y pasó su infancia enEgipto. Cuando estalló laGuerra de Suez en 1956 , que enfrentó a Egipto con Israel, su familia, así como parte de la comunidad judía establecida allí, abandonó el país africano para instalarse en Israel.

En ese país comenzó su carrera en los medios como productor musical, aunque ese proyecto terminaría en bancarrota. Saban terminó desplazándose en 1975 a París, donde realizó cometidos similares como productor en series infantiles, junto a Jean Chalopin, y donde fundó la compañía Saban International Paris. En 1983 se desplazó a Los Ángeles, donde estableció su residencia.

En Estados Unidos fundó junto con Shuki Levy la compañía Saban Entertainment, que se dedicaba entonces a la distribución, doblaje y producción de bandas sonoras para series de animación.

A partir de la década de 1990, su compañía pasa a la producción. Saban logró hacer fortuna y darse a conocer mundialmente gracias, además de a la distribución de programas infantiles, a la adaptación de series tokusatsu japonesas a los gustos del público norteamericano, siendo su producción más famosa Power Rangers. La compañía también produjo VR Troopers, Masked Rider y Big Bad Beetleborgs entre otras adaptaciones.

En la década de 2000, Saban comenzó a realizar inversiones en otros medios de comunicación. En 1999 formó una sociedad con News Corporation para crear Fox Kids. En 2001 el empresario llegó a un acuerdo con Walt Disney Company para comprar Fox Family (actual ABC Family) en 2001, que a su vez supuso la venta y desaparición de Saban Entertainment a Disney, así como la venta de Fox Kids.

Ese mismo año, Saban crea el grupo empresarial Saban Capital Group. En 2003 Saban se hizo con el mayor paquete accionarial del entonces declarado en bancarrota Grupo Kirch y del grupo de televisión ProSiebenSat. Y en el año 2006 su grupo inversor lideró, junto con otros socios como Texas Pacific Group, una oferta de compra por el canal Univisión.

Saban ha aportado numerosas donaciones a las campañas de diversos políticos en Estados Unidos, tanto del Partido Demócrata (Hillary y Bill Clinton) como del Partido Republicano. 

También ha apoyado la política exterior de Israel en relación a la cuestiónPalestina. Además de acusaciones como agente israelí, según informa Mondoweiss y un gran contribuyente del lobby americano sionista AIPAC. Fuente: Rompiendo-muros.blogspot.com

globedia.com/ haim-saban-sionista-illuminati-m.

Un gobierno invisible nos controla a todos, los illuminati, no es ciencia ficcion

Conociendo al enemigo

¿Existe un Gobierno Invisible que decide a espaldas del electorado los destinos del mundo? Estaría formado externamente por banqueros, economistas y comandados por los poderosos presidentes norteamericanos. ¿Fue un autoatentado lo del 11 de Septiembre en Nueva York, como excusa para imponer una nueva guerra? Hoy, sin lugar a dudas, la respuesta, crudamente, es: “SI”.

Es difícil creer que en un mundo tan “democrático” como el del siglo XXI, en esta era tecnológica, estemos aún sometidos como esclavos inconscientes a poderosas fuerzas que pretenden dirigir nuestras vidas, manipular nuestros deseos y pensamientos.

Nos manipulan cuando comemos hamburguesas super Mac con papas fritas gigantes, cuando usamos franelas Tommy Hil… no sé que otra cosa, cuando para negociar somos nosotros quienes debemos hablar en inglés y no ellos en nuestro idioma…
Es el Gobierno Todopoderoso, el que dirige a los demás Estados nacionales.
Pero quizá esto no sea lo más grave, ni siquiera es un asunto reciente…
Un gran estadista inglés, Benjamín Desraeli dijo que “el mundo está gobernado por personajes muy diferentes a los que creen los que no ven más allá de sus ojos”.

Al parecer, los acontecimientos que hoy vivimos están programados desde hace más de doscientos años por una elite de personajes famosos, cuyos seguidores siguen actuando en las sombras.

GOBIERNO DIABÓLICO

En 1906 apareció a la luz pública un documento conocido como el “Testamento de Satán”, hoy conservado en el Museo Británico, de Londres. En una de sus partes dice: “los que seducen al pueblo con ideas políticas y falsas morales están sujetos a nuestro yugo. Tienen que socavar el prestigio de los gobiernos nacionales y los pilares de los Estados de derecho.

“Cuando decepcionados por sus gobernantes, los pueblos clamen justicia, será el momento de entronizar a nuestro soberano al mando de un Gobierno Mundial.
Aunque surja un Espíritu Heroico que se nos oponga, no podrá medirse con guerreros entrenados como nosotros. Habrá llegado tarde.”

Los dueños del mundo o quienes quieren llegar a serlo parecen necesariamente ligados a logias secretas y hasta satánicas.

El mismo Winston Churchil confirmó esta teoría, cuando sentenció que “aquel que no vea que en la Tierra se está llevando a cabo una gran empresa, un importante plan en el cual colaboramos como siervos fieles, está ciego”. Por cierto, la famosa señal de Churchil
mostrando su mano con el dedo índice y el medio en V, que fue interpretada como señal de victoria, hoy se sabe que significaban los cuernos del diablo, ya que Churchil. como muchos estadistas. pertenecían o pertenecen a sectas satánicas.

Una de las familias más influyentes de los EE.UU. (si no la más…) Los Rotschild (recuerde siempre este apellido), son parte de la clave para descifrar este entramado de las oscuras redes del moderno poder económico mundial.

Un miembro importante del llamado “Consejo Masónico de los Trece”, John Todd fue entrevistado años atrás para que aclarara el simbolismo de la pirámide y del ojo resplandeciente que figura en el anverso de los billetes de un dólar.
Tood confesó que “el sello de la pirámide fue creado por Rotschild (refiriéndose al patriarca de la familia en su ciudad natal de Frankfurt, Alemania) y traído a Norteamérica por Benjamín Franklin, un adepto a sus mismos ideales.

Los Rotschild son la cabeza de una antigua Organización de la cual forman parte hermandades ocultas de todo el mundo. Una organización luciferina para instaurar su gobierno en todo el planeta. El ojo en la pirámide es también el ojo de Lucifer. Hace unos años atrás James Warburg banquero asociado a los Rotschild y a los Rockefeller (la segunda familia más influyente) anunció en el senado norteamericano que “guste o no, tendremos un gobierno mundial. La cuestión es si se logrará mediante consentimiento o por imposición”.

El Tratado de Maastrich que dio paso a la Unión Europea, ha sido también planificado por los mandatarios ocultos.

DINERO Y PODER

Tienen dinero y tienen poder. La infraestructura necesaria para que la maquinaria de control de la humanidad funcione, exige miles de millones de dólares, infraestructura humana y una organización que domine los medios de comunicación y controle la información.

En su libro “Tragedia y Esperanza”, Carrol Quigley escribe: “la red de conspiración que mueve los hilos del mundo, está formada por banqueros y capitalistas internacionales: es decir el alto mundo de las finanzas. Reúnen a su alrededor un ejército de científicos, tecnócratas, políticos y agentes marionetas, para hacer desde las sombras su alta política”.

Y agregando datos muy interesantes, remata con que “los imperios económicos internacionales están interesados en promover el endeudamiento de los Gobiernos. Cuanto más alta sea la deuda, más caros serán los intereses. Pero además pueden exigir al presidente de turno privilegios fiscales, monopolios de servicios o contratos de obras. Si este no acepta, provocarán su caída, promoviendo disturbios y huelgas que, al empobrecer a la nación, les obliga a claudicar ante lo que piden”.

Cuando a George Bush padre le preguntaron luego del derrumbe de la Unión Soviética qué sucedería, respondió “What we says, goes” (“Lo que decimos, sucede”). Ese “we” (nosotros) no hacía referencia específica al Gobierno de EE.UU., sino —según una teoría de investigador Garry Allen— al CFR, una agencia financiada por los Rockefeller conocida en el “establishmen” norteamericano, por “El Gobierno Invisible”. El propio Adler escuchó de boca de unos de sus dirigentes la siguiente afirmación “no importa a quien voten los pueblos, siempre nos votará a nosotros…”. Las principales “delegaciones” de la CFR están en Alemania y en Tokio.

Un ex presidente del gobierno albano en el exilio también declaró “…un puñado de personas y la CFR toman las decisiones. Es un poderoso “club privado” que domina todos los gobiernos del mundo. Están confabulados. Quieras o no, hay que hacer lo que ellos dicen. Aparentan luchar contra el comunismo, pero al mismo tiempo lo financian, y aparentan luchar contra el terrorismo, pero al mismo tiempo lo financian…”

“En política nada es casual” sentenció Roosvelt y a la vista del “Testamento de Satán” lo que está ocurriendo ahora, fue planeado por La CFR, la Trilateral (EE.UU., Europa occidental y Japón), el FMI y por Maastrich.

El senado de los EE.UU. aprobó en 1913 un proyecto por el cual Rotschild pudo unir sus proyectos a los Morgan (otra familia influyente) y a los Rockefeller, porque hasta ese momento estaba prohibido que capitales extranjeros se involucrasen en la banca, como en este caso, capital alemán.

En ese entonces, el famoso aviador Charles Lindbergh, era senador norteamericano. Refiriéndose a este suceso, declaró: “…con esta ley se constituirá el Consorcio más gigantesco de la Tierra. Cuando el presidente la firme, legalizará el Gobierno Invisible de los amos del mundo”. Como consecuencia de estas afirmaciones, su hijo fue secuestrado y asesinado.

CONSPIRACIÓN MUNDIAL

El desaparecido investigador español Andreas Faber Kaiser (muerto en extrañas circunstancias hasta hoy día silenciadas luego de haber realizado investigaciones que acusaban al gobierno español y a poderosos empresarios de la muerte de un centenar de personas por contaminación de un aceite) escribió sobre “La Conspiración Mundial”: “analizando la correspondencia intercambiada entre dos cualificados miembros de la cúpula satánica de “Los Iluminados” se desprende que somos cobayas de un destino planificado”. (las cartas fueron escritas en 1871)

¡En estas cartas se planifican las tres guerras mundiales! “la Primera Guerra Mundial explicaba Faber-Kaiser, debía generarse para permitir el derrocamiento de los zares de Rusia y transformar este país en la fortaleza del ateísmo. Una vez concluida esta, el comunismo debía ser utilizado para destruir otros gobiernos y debilitar las religiones. La Segunda Guerra Mundial debía fomentarse aprovechando las diferencias entre nazis y sionistas políticos (aún cuando gran parte del capital sionista financió al nazismo con la promesa de Adolf Hitler de ofrecerles alguno de los territorios anexados para fundar el Estado de Israel. El principal objetivo era el territorio palestino, la isla de Madagascar o… Argentina). La lucha debía iniciarse para destruir el nazismo e incrementar el sionismo político, con tal de permitir el establecimiento del estado soberano de Israel en Palestina.”

El objetivo de estas dos guerras se ha conseguido, pero veamos lo que se desprende de esta correspondencia con respecto a la Tercera Guerra Mundial. “La Nueva Guerra Mundial, según leyó A.F.K., se deberá fomentar aprovechando las diferencias promovidas por los agentes de Los Iluminados entre el sionismo político y los dirigentes del mundo musulmán. La guerra deberá orientarse de forma tal que el Islam y el sionismo político se destruyan mutuamente, mientras que otras naciones se vean obligadas a entrar en la lucha, hasta el punto de agotarse física, mental, espiritual y económicamente.”

La secta de “Los Iluminados” (Illuminatti) fue creada por el judío-alemán Adam Weishaupt, el 1º de mayo de 1776. Este año aparece también junto a la pirámide y el ojo en el dólar. Prueba más contundente de que EE.UU. es el bastión de los Illuminati y de su “real existencia”, no puede existir.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL y LA GRAN IMPOSTURA

Los amos del poder norteamericano, dijimos que son en primer lugar los Rotschild, luego los Rockefeller y a los que agregamos la familia Bildenberg. Todos ellos son miembros de selectos “clubes”, integrados por los quinientos hombres y organizaciones más ricas e influyentes del mundo que se proponen la instauración del un “Nuevo Orden Mundial”. Precisamente en el llamado “club Bildenberg” militan activamente en la actualidad, los Bush, padre e hijo y un conocido nuestro, Gustavo Cisneros.

John Fitzgerald Kennedy, pocos meses antes de ser asesinado por los Illuminati, declaró ante la prensa de su país que el destino de los EE.UU. no podía estar a merced de “500 hijos de puta” (textual). “Voy a investigar”, exclamó. El resto, ya es historia.

También están “El Consejo de los 33″, “El Supremo Consejo de los Trece”, “El Tribunal” y el casi innombrable “Grado 72″. No es excluyente pertenecer a un grupo y a otro no. Es más: George Busch es un iniciado de Grado 33 en el Supremo Consejo… o sea… ningún niño en estas lides.

También hay una estrecha vinculación entre estos grupos de los EE.UU. y el mundo judío. La enigmática secta judía “B’Nai B’Rit” cuenta entre sus miembros de elite a todos los “poderosos” nombrados anteriormente y por supuesto a Henry Kissinger. Fundadores de “La Triateral” o del mismísimo “Lyons Internacional”, extienden su poder por todo el planeta.

Hoy el gobierno de Busch y el de Ariel Sharon son los aliados incondicionales en la lucha por derrotar a los árabes y palestinos. Es más, al actual Estado de Israel se lo conoce con el mote de “el acorazado de arena” en clara alusión a su subordinación estratégica en medio oriente con respecto a los EE.UU.

La “moralidad” de G.B. Junior, quien congeló los fondos de planificación familiar para promover entre los jóvenes la abstinencia antes del matrimonio (y que, según escribió Juan José Millás en el diario El País, “sustituyó la afición al whisky por la afición a la pena de muerte, para convencer a los jóvenes de que no puede haber nada más heavy que el espectáculo de un negro chamuscándose en la silla eléctrica”), no sería absolutamente nada comparada con la hipótesis (hoy casi una certeza a la luz de los nuevos hallazgos) de que detrás de los atentados del 11-S en Nueva York, estuvieran las mismas manos ensangrentadas del presidente actual de los EE.UU., haciéndole “una segundita” a Sharon y provocando así el detonante que esos poderosos “amigos del cachudo” quieren lograr.

Terry Meyssan, saltó a la luz pública cuando salió a la venta su reciente libro “La Gran Impostura”; este autor afirma que “los atentados del 11-S fueron llevados a cabo por un sector del Ejército de EE.UU.” (Ver ataque al pentágono en esta misma página).
Meyssan, cuyo libro es actualmente uno de los best sellers a nivel mundial, difundió fotos aéreas del Pentágono, probando que ningún avión se hubo estrellado allí y afirma que el 10 de septiembre Ben Laden estaba internado en un hospital de Pakistán, realizándose una diálisis, y que ese mismo día recibió la visita de un alto funcionario de la CIA en ese país.

“Me gustaría —declaró Meyssan en una rueda de prensa en Madrid— que los ciudadanos volvieran a desempeñar un papel más activo y a meditar sobre lo que sucede, sin creerse cualquier estupidez que se les diga, aunque venga del Departamento de Defensa de EE.UU.”

El 1° de Agosto de 1972, después de “el sábado de las brujas” Philip von Rotscild anunció en el Casino Building de San Antonio, Texas (el Estado de los Busch) y ante los “honorables” miembros del “Consejo de los Trece”, los planes establecidos para dominar al mundo desde 1980 en adelante. La siguiente sentencia marcaba el punto de partida: “Cuando vean apagarse las luces de Nueva York, sabrán que nuestro objetivo se ha conseguido” ¿casualidad? No. Yo por lo menos no creo en las casualidades.

Por cortesía de:

Martha González

(Periodista y directora del Círculo Bolivariano de Galicia)

http://groups.msn.com/CirculoBolivarianoGalicia/_whatsnew.msnw

Los capitalistas Sionistas sí que saben hacer negocios con los capitalistas y políticos estadounidenses

La fuerza del puño judío proviene del guante de acero americano que le recubre, y de

  los dólares que le cobijan.

(Yeshayahou Leibowist, “Israël et Judaïsme”, p. 253)

La verdad es que todas las guerras del Oriente Medio y del Oriente Próximo son guerras de colonización y de exterminio. Los capitalistas sionistas y estadounidenses han ocupado esas regiones por sus intereses económicos y geopolíticos. En nombre de esos intereses se ha confinado en la franja de Gaza y en Cisjordania al pueblo palestino. Se le ha bombardeado sin misericordia. Se le ha cerrado la ayuda internacional de alimentos y asistencia médica. Hoy 27, el Estado Terrorista de Israel ha comenzado a bombardear, por aire, la franja de Gaza. El jefe del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, acusó a Israel de haber cometido su “más horrible y fea masacre al matar al menos 225 personas.

Desde la creación arbitraria del Estado Sionista-Terrorista de Israel en 1948 en los territorios de Palestina, la política de los Estados Unidos se centró en torno a un compromiso con el Estado sionista, que convirtió al imperio estadounidense en el gran benefactor del Estado Militarista de Israel. Aunque Gran Bretaña y la Sociedad de las Naciones fueron los dos principales artífices de la consolidación de los primeros pasos del Sionismo, dando un carácter legal a la decisión de los sionistas de crear un “Hogar judío en Palestina” y organizando en esa tierra árabe un movimiento de radicación judía masiva, con el fin de echar las bases subrepticiamente planificadas del Estado israelí. Igualmente, Estados Unidos desempeñó un papel fundamental, a favor del Sionismo, en las Naciones Unidas. Se trataba para el imperio estadounidense de contribuir a la creación de un Estado artificial para enquistarlo en el seno de la comunidad árabe Palestina y en detrimento de los países de Oriente, imponiéndolo, como punta de lanza, en el corazón de la nación árabe. El poder de los sionistas en los Estados Unidos era tal ya en 1942 que en el Hotel Baltimore, de Nueva York, una convención maximalista decidió que era necesario pasar del “Hogar en Palestina” (prometido por Balfour: la colonización lenta por adquisición de terrenos, bajo protectorado británico o americano) a la creación de un “Estado judío soberano.

La declaración final de Balfour (en 1917) no habla para nada de toda Palestina, sino solamente del establecimiento en Palestina de un “Hogar nacional para el pueblo judío”. De hecho todo el mundo decía “hogar” como si se tratara de un centro espiritual y cultural. Pero, en realidad la elite sionista pensaba en la fundación de un “Estado”. Como el propio Herzl, David LLoyd George escribió en su libro: The Truth about the Peace treaties (La verdad acerca de los tratados de Paz): “No debería existir ninguna duda sobre lo que los miembros del Gabinete tenían en aquella época en su cabeza Palestina, llegaría a ser un Estado independiente”. Es significativo que el General Smuts, miembro del Gabinete de guerra, declaraba en Johannesburg, el 3 de noviembre de 1915: “En el transcurso de las generaciones venideras, veréis levantarse allí (en Palestina) una vez más un gran Estado judío”. (En: The Truth about the Peace treaties).

ESTADOS UNIDOS, GRAN BENAFACTOR DEL ESTADO SIONISTA DE ISRAEL

El 14 de mayo, Ben Gurión proclamo en Tel-Aviv ‘la independencia’: “El Estado judío en Palestina se llamará: Israel”. El Estado de Israel fue admitido en las Naciones Unidas gracias a las presiones vergonzosas del “lobby sionista”.

El poder del lobby sionista ha doblegado a muchos presidentes estadounidenses. El presidente Kennedy, por ejemplo, en 1958, recibió la advertencia del presidente de la Conferencia de Presidentes de Asociaciones judías, Klutznik, quien le dijo crudamente: “Si dice lo que debe decir, puede contar conmigo. De lo contrario no seré yo el único que le vuelva la espalda”. Lo que debía decir, lo resume así Klutznik: la actitud de Eisenhower en el asunto de Suez era mala mientras que en el 48 Truman estaba en el buen camino Kennedy siguió este consejo en 1960, cuando fue designado por la convención demócrata como candidato. Después de sus declaraciones en Nueva York, ante las personalidades judías, recibió 500.000 dólares para su campaña, nombró a Klutznik como consejero, y contó con el 80% del voto judío.

Durante su primer encuentro con Ben Gurión, en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York, en la primavera de 1961, John F. Kennedy le dijo: “Sé que he sido elegido gracias a los votos de los judíos americanos. Les debo mi elección, Dígame que debo hacer por el pueblo judío”.

Es así que tanto Kennedy, Bill Clinton como James Carter y el resto de los presidentes estadounidenses de las últimas cinco décadas, salieron del corazón del Council on Foreing Relations (CFR), de la Comisión Trilateral y del Bilderberg Group, columnas vertebrales del poder sionista.

El Council on Foreign Relations (CFR) conforma una poderosa organización centralizadora del capitalismo trasnacional a nivel mundial, de muy bajo perfil público, y de alta efectividad, integrada por unos 3.600 miembros del más alto nivel, prestigio e influencia en sus respectivas disciplinas y ámbitos de poder, tanto en Estados Unidos como en Europa. El CFR reúne a los más altos directivos de instituciones financieras, a grandes empresas industriales y medios de comunicación social, a investigadores y académicos, a oficiales militares de máxima jerarquía, a políticos, funcionarios públicos, decanos y centros de estudios. En el CFR se concentra todo el poder mediático del sionismo: CNN, CBS, NBC, The New York Times, The Daily Telegraph, Le Figaró, The Economist, The Economist, The Wall Street Journal, Le Monde, The Washington Post, Time, Newsweek, US News & World Report, Business Week, RTVE, etc., todos en manos de redes empresariales que integran el CFR. También son miembros integrantes del CFR las grandes universidades y facultades como Harvard, Massachusetts Institute of Technology (MIT), Columbia, Johns Hopkins, Princenton, Yale, Stanford y Chicago, donde egresan la mayoría de los profesionales que cubren 150 puestos clave de la administración estadounidense, incluyendo los cargos más relevantes en sus fuerzas armadas.

La Comisión Trilateral, fundada por iniciativa de David Rockfeller en julio de 1973, consolida la alianza entre el poder de las trasnacionales, el de las finanzas y el de la política, gracias a una red de influencias cuyas ramificaciones se extienden a los principales sectores de la sociedad estadounidense y mundial.

El Bilderberg Group fue concebido en 1954 bajo la dirección de grandes grupos económicos e ideólogos del imperialismo, entre ellos, la banca Rotschild, el magnate petrolero Rockefeller y el experto guerrerista Kissinger. Es uno de los grupos rectores de las finanzas, el comercio, la política y las relaciones internacionales. Constituye algo así como el cerebro del G8. El grupo elite lo conforman directivos de France Telecom; la Banca Morgan; Coca Cola; The Wall Street Journal; Danone; AOL Time Warner; Bundesbank; Banco Mundial. Unilever; Wolkswagen; Royal Ducht Shell; PepsiCo; Daimler Chrysler AG; Citibank.

En nombre de esa comunión los Estados Unidos han utilizado el dinero del pueblo estadounidense para subvencionar el desarrollo económico y militar del Estado Sionista de Israel y para rescatarlo durante los periodos de crisis financieras. Con la asistencia militar estadounidense, Israel se ha convertido en uno de los Estados más fortalecidos militarmente. Además, los gobiernos estadounidenses han dado a Israel un amplio apoyo diplomático, protegiéndolo de algunas de las consecuencias condenatorias emanadas de los organismos internacionales por sus acciones criminales. El hecho más obvio de la condición privilegiada del Estado Sionista de Israel, que confiere el imperialismo estadounidense, es la asistencia económica militar. En el 2005, la misma ascendía a 154.000 millones de dólares, el grueso de la cual comprendía ayudas económicas directas más que prestamos. Y esta ayuda directa se da en general bajo condiciones excepcionalmente favorables.

Durante la administración Kennedy se concretó el primer compromiso tangible de Estados Unidos con la seguridad militar de Israel. En diciembre de 1962, Kennedy le dijo a la ministra israelí de Asuntos Exteriores Golda Meir lo siguiente: “creo que está bastante claro que, en caso de una invasión, Estados Unidos acudiría en apoyo de Israel. Tenemos esa capacidad y está aumentando”. Kennedy poco más tarde autorizó la primera gran venta de armamento estadounidense a Israel en 1963.

Sin embargo, el auténtico giro en cuanto a la ayuda estadounidense tuvo lugar durante y después de la Guerra de los Seis Días en junio de 1967. Tras aproximarse a una media de 63 millones de dólares anuales de 1949 a 1965 -de los cuales más del 95 por ciento era asistencia económica y ayuda alimentaría-, la ayuda media se elevó a 102 millones de dólares de 1966 a 1970. Posteriormente, en 1971, el apoyo se disparó a 634,5 millones de dólares –de esta suma el 85% era asistencia militar- y se multiplicó por más de cinco después de la Guerra del Yon Kipur en 1973. Según estos datos, en el año 1976, el Estado Sionista de Israel se convirtió en el mayor receptor anual de ayuda exterior estadounidense del mundo, una posición que ha mantenido desde entonces. Desde 1974, parte o toda la ayuda militar estadounidense a Israel ha sido en forma de préstamos sin la obligación de devolverlos.

El Estado Sionista recibe ahora unos 3.000 millones de dólares de ayuda exterior directa cada año, una cantidad que es aproximadamente 1/6 del presupuesto de Estados Unidos para asistencia exterior directa y equivale a cerca del 2% del PIB de Israel. En años recientes, aproximadamente el 75% de la asistencia estadounidense ha sido de tipo militar. En términos per cápita, este nivel de asistencia exterior directa equivale a un subsidio directo de más 500 dólares al año por cada israelí. En comparación, el receptor número dos de ayuda exterior de Estados Unidos, Egipto, recibe sólo 20 dólares por persona, y países empobrecidos, como Pakistán y Haití, reciben aproximadamente 5 dólares y 27 dólares por persona respectivamente.

La ayuda que recibe Israel de Estados Unidos, la obtiene bajo términos más favorables que la mayoría de los otros receptores de asistencia estadounidense. La mayor parte de los países que reciben ayuda en dinero de Estados Unidos es en plazos trimestrales, pero desde 1982 los proyectos de ley anuales sobre ayuda exterior han incluido una cláusula especial en la que se específica que Israel recibirá su asignación completa en los primeros 30 días del año fiscal. Esto es igual a que una persona recibiera su salario anual completo el 1 de enero y por lo tanto pudiera ganar intereses sobre la porción no gastada hasta que ésta sea usada. La transferencia anticipada de los fondos de Financiación Militar Extranjera (FMF por sus siglas en inglés) ha permitido a Israel ganar unos 660 millones de dólares en intereses extra a fecha de 2004. Increíblemente, el Estado Sionista de Israel es el único receptor de ayuda económica estadounidense que no tiene que dar cuentas de cómo la gasta. La ayuda a otros países es asignada a proyectos específicos, pero Israel recibe una transferencia directa de efectivo de una sola vez.

Otra forma de apoyo de Estado Unidos son las garantías de préstamo, que permiten a Israel pedir dinero prestado a bancos comerciales a interés más bajos, ahorrando así millones de dólares en pagos de intereses. Israel solicitó y recibió aproximadamente 10.000 millones de dólares en garantías de crédito de Estados Unidos a comienzos de la década de 1990 para financiar los costos de asentar a los judíos soviéticos que emigraban a Israel.

Además de las ayudas subvencionadas por el gobierno y las garantías de crédito, se estima que recibe unos 2.000 millones de dólares anualmente en donaciones privadas de ciudadanos estadounidenses, aproximadamente la mitad en pagos directos y la otra mitad mediante la compra de bonos del Estado de Israel. Hay grupos como los Amigos de las Fuerzas de Defensa Israelíes que recaudan fondos en Estados Unidos para “sostener programas e instalaciones sociales, educativas y recreativas para los y las jóvenes soldados de Israel que defienden la patria judía” (Mearsheimer y Walt, The Israel and U. S. Foreign Policy). Según estos autores en una cena en Nueva York, comenzando el primer quinquenio de este siglo, recaudaron unos 18 millones de dólares en contribuciones, que no son gravables según la ley de Estados Unidos. Otras donaciones privadas de ciudadanos estadounidenses han ayudado también a subvencionar la colonización de los Territorios Ocupados.

AYUDA MILITAR

La máxima ayuda de los Estados Unidos está dirigida a la asistencia militar, con el fin de preservar la supremacía israelí en el Medio Oriente. El Estado Sionista Israelí no sólo recibe armamento de fabricación estadounidense de última generación, sino que también ha pasado a estar vinculado a las instituciones de defensa e inteligencia de Estados Unidos mediante una serie de diversos acuerdos formales e informales. Según el servicio de Investigación del Congreso, “la ayuda militar estadounidense ha contribuido a transformar las fuerzas armadas israelíes en uno de los ejércitos tecnológicamente más sofisticados del mundo”. Además de la ayuda económica y militar ya descrita, Estados Unidos ha proporcionado al Estado Sionista de Israel casi 3000 millones de dólares para desarrollar armas como los aviones Lavi, los tanques Merkava y los misiles Arrow. Los lazos militares entre Estados Unidos e Israel dieron un salto cualitativo en la década de 1980, como parte del esfuerzo de la administración de Reagan para construir un “consenso estratégico” antisoviético en Oriente Medio. Otro interés estratégico que tiene Estados Unidos tiene que ver con los recursos energéticos localizados en el golfo Pérsico. No cabe ninguna duda de que Estados Unidos tiene un gran interés estratégico en los recursos energéticos localizados en el golfo Pérsico. La importancia del petróleo de Medio Oriente llevó a Estados Unidos a establecer una estrecha alianza con Arabia Saudí después de la Segunda Guerra Mundial. También fue una de las razones por las cuales Washington mantuvo al sha de Irán durante muchos años como gobernante tiránico de los persas. Tras la caída del sha en 1979, ese mismo interés de mantener el dominio en la región y en consecuencia el flujo constante de los suministros de petróleo hizo que la administración de Reagan provocará la Guerra Irán-Irak (1980-1988). Estados Unidos dio un amplio apoyo a Irak.

EL LOBBY SIONISTA

El “lobby sionista” tiene como objetivo permanente designar una amplia y dispar coalición de individuos y organizaciones que trabajan activamente para conformar la política exterior estadounidense e imprimirle una dirección claramente pro-sionista. Dicho de otra manera, el “lobby sionista” es una gigantesca operación de presión económica y política que opera simultáneamente en todos los estamentos del poder institucional estadounidense: Casa Blanca, Congreso, Pentágono, Departamento de Estado, CIA, y Agencias de inteligencia. Es fácil identificar a los grupos que son claramente del “lobby” –por ejemplo, la Organización Sionista de Estados Unidos (ZOA, por su siglas en inglés) – así como a los individuos que son miembros clave, como Malcolm Hoenlein, “vicepresidente ejecutivo” de la Conferencia de Presidentes de las Organizaciones Judías Más Importantes de Estados Unidos.

A través del “lobby sionista”, el Estado Terrorista de Israel impulsa abiertamente la intervención militar en todo el territorio del Oriente Medio y Oriente Próximo para eliminar “la amenaza árabe a Israel”, sosteniendo que Israel y Turquía son los únicos verdaderos Estados-naciones de la región y han estado pronosticando la desintegración de algunos Estados árabes desde la primera guerra del golfo. Su “Biblia” operacional se condensa en un documento del año 1996 titulado “Un cambio nítido: una nueva estrategia para asegurar el territorio nacional”, escrito por el Instituto Judío para Asuntos de la Seguridad Nacional (JINSA) para aconsejar al entonces primer ministro entrante israelí Benjamín Netanyahu.

El dinero para la financiación de las estructuras operativas del “lobby sionista” proviene de las mega-corporaciones: petroleras, armamentistas, tecnológicas, financieras, que hacen negocios tanto con el Complejo Industrial como con Wall Street y también proviene de fundaciones conservadoras que utilizan las fortunas legadas a tal fin por magnates ya fallecidos. El “lobby sionista” cuenta con un núcleo que consta de organizaciones cuyo propósito declarado consiste en presionar al gobierno estadounidense a aportar ayuda material a Israel y a respaldar las medidas políticas de su gobierno, además de constar de individuos influyentes para los cuales estos objetivos también constituyen una prioridad fundamental.

Los judíos estadounidenses han formado un conglomerado impresionante de organizaciones cívicas cuyos programas se centran en la misión de beneficiar a Israel, en muchos casos mediante una decidida influencia en la política exterior estadounidense. Las organizaciones clave son el AIPAC (Comité Estadounidense de Asuntos Públicos de Israel), el Congreso Judío estadounidense, la ADL, el Centro de Acción Religiosa del Judaísmo Reformista, Estadounidenses por un Israel Seguro, Amigos Estadounidenses del Likud, Mercaz-USA, Hadassah y muchos más.

Entre las muchas organizaciones judías que incluyen la política exterior como parte central de su programa encontramos el AIPAC, que es la organización sionista más conocida. Desde su creación el AIPAC ha tenido raíces explícitamente sionistas: su fundador I. L. Kenen, era el director del Consejo Sionista Estadounidense en 1951. Organización que fue denominada en 1959 AIPAC.

A medida que la ayuda exterior estadounidense dedicada al Estado Sionista comenzó a exceder las aportaciones particulares, las organizaciones pro-sionistas se concentraron más en las actividades políticas propiamente dichas, tendentes a preservar o a incrementar el apoyo del gobierno estadounidense.

Morrys Amitay, quien sustituyó a Kenen como director ejecutivo del AIPAC en 1975 expresó: “el nombre de lo que está en juego, si uno desea ayudar a Israel, no es otra que la acción política”. Con Amitay y su sucesor, Tom Dine, el AIPAC se transformó. Dejó de ser una operación de carácter detrás de los telones y de bajo presupuesto para ser una gran organización, con una masa en la base, con un personal de más 150 empleados y un presupuesto anual (recaudado solamente entre los aportes particulares) que pasó de unos 300.000 dólares en 1973 a una estimación de 40 o tal vez 60 millones hoy en día.

El recién electo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, también se ha aliado completamente con la AIPAC y la agenda israelí de dominación del Oriente Próximo. Se ha rodeado de consejeros partidarios de Israel por encima de todo. Ha demostrado su devoción pública por el “pueblo elegido”. Ha prometido lealtad total a Israel, y ha dejado claro que si el Estado Terrorista de Israel decide empezar otra guerra, tendrán el pleno apoyo del ejército de los Estados Unidos. La elección de Rahm Israel Emmanuel como jefe de gabinete de la Casa Blanca, es una señal de que la única cosa diferente de la nueva administración serán las caras. Rahm es un fuerte defensor del AIPAC, y viene de una familia terrorista. Su padre fue miembro del Irgun, una organización terrorista judía que usó la violencia para expulsar a los británicos y los palestinos de Palestina, para crear el Estado judío. Durante la guerra del Golfo de 1991, Rahm Israel Emmanuel sirvió como voluntario en el ejército de Israel. Fue miembro del Consejo de Administración de Freddie Mac. Barack Obama se ha rodeado de partidarios sionistas. Una de sus estrellas es Robert Rubin, el mafioso banquero que fue secretario del Tesoro en la administración Clinton. Joseph Biden, el Vicepresidente, fue un defensor clave de la guerra de Bosnia, y votó a favor de la guerra de Irak. Se ha proclamado sionista.

EL RESCATE FINANCIERO Y EL LOBBY JUDÍO, OTRO GRAN NEGOCIO

Mediante el “rescate financiero”, el lobby sionista bancario hizo lo que sabe hacer muy bien, multiplicar los panes. Ya no con dinero especulativo proveniente del sector privado, sino con los recursos públicos puestos al servicio de un nuevo ciclo de rentabilidad capitalista.

Pero la nueva administración gubernamental estadounidense encabezada por el electo presidente, Barack Obama, ya desató un guerra intestina en el lobby sionista por el control millonario de los fondos destinados a los “rescates”, cuya suma (hoy es de 1.5 billones), aumentando constantemente. La guerra es por el control de los dos máximos niveles de decisión mundial del capitalismo financiero: La Reserva Federal y el Tesoro de lo Estados Unidos. Según los medios especializados de Wall Street, se está perfilando un combate a cuchillo entre los grupos sionistas que controlan la Reserva Federal, actualmente conducida por Ben Bernanke, y el lobby que controlará el Tesoro durante la gestión de Obama. Estos dos organismos son clave en el diseño y ejecución de los “rescates” así como del manejo de los fondos y de la designación de los bancos privados que intervienen en el macronegocio.

De acuerdo con el diario insignia del lobby sionista, The Street Journal, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) evalúa la posibilidad de emitir deuda por primera vez en su historia, una función del gobierno que ahora está en manos del Tesoro. La emisión de bonos –señala el Journal- podría ayudar a la Fed a gestionar los billones de dólares en nuevos préstamos que ha contraído al concederle una nueva fuente de financiamiento a las empresas. Hay que recordar que el Sistema de Reserva Federal es un consorcio público-privado (presentado como estatal) compuesto por una Junta de Gobernadores, el Comité Central de Mercado Abierto, 12 Bancos de Reserva Federal regionales y una red de bancos privados. Los integrantes de la Junta y su presidente (el llamado titular de la Reserva Federal) son designados por el Presidente de los Estados Unidos y confirmados por el Senado, pero su función en la práctica está orientada a servir a los intereses privados que controlan la Reserva Federal. El actual presidente de la Junta de gobernadores (Reserva Federal) es Ben Bernanke, que antes de ser designado por el Presidente de los Estados Unidos (baby Bush) contó con el consenso de la red bancaria privada sionista, la que se vale del Sistema de Reserva Federal como una herramienta para regular y controlar la actividad monetaria y financiera mundial. Bernanke continuará presidiendo la Reserva Federal durante la gestión de Obama. Los primeros escarceos entre la Reserva y el Tesoro surgen porque la “trilogía” del lobby sionista que controlará la política financiera de Obama, compuesta por Timothy Geithner, Lawrence y Summers y Robert Rubin, tiene sus propios programas.

En síntesis, el “lobby sionista” no solamente está en la Casa Blanca sino que abarca todos los niveles de las operaciones del capitalismo trasnacional, cuyo diseño estratégico está en la cabeza de los grandes “directores” y “ejecutivos” de bancos y consorcios multinacionales que se asientan en el Consenso de Washington y se reparten el planeta como si fuera un pastel. Esta estructura de poder capitalista, esencialmente concentrado y centralizado, es decir, imperialista se concreta mediante una red infinita de asociaciones y vasos comunicantes entre el capital financiero, industrial y de servicios que convierte a los países y gobiernos inscritos en el Consenso de Washington en gerencias de enclave.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Finkelstein,Norman (2002). La industria del holocausto. Siglo veintiuno de España Editores.

Garaudy, Roger (2006). Los mitos fundacionales del Estado de Israel. Fundación para la Investigación y la Cultura, Bogotá Colombia.

IAR Noticias. (2008). Bush-Paulson, los actuales controladores del paquete millonario de los “rescates”.

Trikki, Hussein (1977). El sionismo al desnudo. Afrodisio Aguado, S.A. Madrid.

Mearsheimer, John & Walt, Stephen (2007). El lobby Israelí y la política exterior de Estados Unidos. Santillana Ediciones Generales, Madrid.  

Nuevo Orden Mundial
 Sionistas = Nazis israelíes
“ Nuestra raza es una raza de amos. Somos Dioses divinos en este planeta. Somos tan diferentes de la razas inferiores como ellos lo son de los insectos. De hecho, comparados con nuestra raza, las otras razas son bestias y animales, a lo más ganado. Las otras razas son consideradas como el excremento humano. Nuestro destino es gobernar sobre las razas inferiores. Nuestro reino terrenal será gobernado por nuestro líder con vara de hierro. Las masas lamerán nuestros pies y nos servirán como nuestros esclavos.”Discurso de Menachem Begin, antiguo Primer Ministro Israelí

Sionistas  = Nazis israelíes

Y a continuación una carta abierta de protesta de eminentes judíos residentes en los EE.UU. (entre los que se contó Albert Einstein) contra la visita de Menachem Begin a los EE.UU. en 1948, en los que, entre otras cosas, calificaban a su partido el (Tnuat Haherut) como “…un partido político estrechamente similar en su organización, métodos, filosofía política y reclamo social, a los partidos Nazi y Fascista…”. Los distintos partidos sionistas actuales, son variaciones insustanciales del Tnuat Haherut de Begin. Políticas Genocidas de Terroristas como Shimon Peres, Ariel Sharon, Tzipi Livni, Ehud Olmert y Benyamin Netanyahu.

”El investigador alemán, Profesor Frederick Toben, cree no había enemistad entre los nazis y los judíos, sea políticamente, ideológicamente o filosóficamente. El dijo ‘No hay una evidencia científica que pruebe tal enemistad. Todo lo contrario, hay una prueba de la colaboración entre los judíos y los nazis…”

”Mientras el mundo se ha dado cuenta de que los sionistas, con el apoyo de Occidente, han llevado adelante las más horrendas masacres contra los indefensos habitantes nativos palestinos en orden de expulsarlos de su tierra, mientras que el pueblo palestino aún recuerda la tragedia y la catastrófica ocupación por parte de los judíos de Palestina en 1948, de la expulsión de pueblos indefensos, y luego de ser prevenidos de regresar a sus ciudades y pueblos; mientras los sionistas aún utilizan contra el pueblo palestino varios métodos de terror no conocidos por la historia, ni en las más oscuras épocas, los sionistas se presentan a si mismos como víctimas del terror palestino!” .

________________

En la Maquinaria de Propaganda de todos los países de América y también en los de los países occidentales – usted encontrará en los libros de Historia, Enciclopedias, Bibliotecas, Museos…la clásica fotografia en blanco y negro que representa a un muchacho judío con sus manos en alto mientras tropas nazis le apuntan con sus armas a él y su familia para expulsarlos.

Los hijos mayores de los sobrevivientes del “holocausto” de la Segunda Guerra Mundial están haciendo exactamente lo mismo que les hicieran a ellos la Alemania Nazi

CONSTRUYENDO MUROS Y VALLAS (EN TIERRAS CONFISCADAS ILEGALMENTE) PARA MANTENER A LAS PERSONAS EN CÁRCELES

PUNTOS DE CONTROL PARA PRIVAR A LAS PERSONAS AL DERECHO BÁSICO DE LIBERTAD DE MOVIMIENTO

DETENCIONES Y HOSTIGAMIENTOS

DESTRUYENTO HOGARES Y FORMAS DE VIDA

REGALOS (CON AMOR) DE LOS NIÑOS DE PAÍSES  AMANTES DE LA PAZ Y CIVILIZADOS

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “TENEIS ya claro quien manda en el mundo por las buenas o por las malas

  1. guyer en dijo:

    Sólo te ha faltado comentar a “Los protocolos de los Sabios de Sión” para que esto se parezca el “Mein Kampf” de Hitler…

    • Creo que sobran los protocolos hoy en día. con lo que ya hacen los sionistas por este mundo se merecen de todo.
      aclaración–>Sionista no es igual a judío

      • Lo malo es que con este tipo de libelos digitales ni se trata de diferenciar, ni se hace una correcta definición de lo que es en sí el Sionismo.
        Y es triste ver que en el Siglo XXI se vuelve a caer en cosas que provocaron cosas como el Holocausto; porque primero serán esos, y después los demás.

  2. Pingback: El director de un periódico judío estadounidense propone al Mossad que asesine a Obama - Nuevo Orden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: