AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivar en la categoría “CAPITALISMO”

De cómo Estados Unidos pospone su quiebra y aumenta la pobreza, imprimiendo billetes indiscriminadamente De OBLIGADA LECTURA


De cómo Estados Unidos pospone su quiebra y aumenta la pobreza, imprimiendo billetes indiscriminadamente

Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)

Una de las ventajas que se lograron cuando se creó al así llamado papel moneda, fue que no siempre el soberano o gobernante en turno, así como su administración, debían de comprobar que, en efecto, poseían los metales preciosos o semipreciosos que ampararan el valor total de las distintas emisiones de billetes que se hacían.

Claro que, en principio, el papel moneda se creó cuando en las postrimerías del capitalismo, allá por el año 1200, era más fácil comerciar con letras de cambio emitidas por banqueros que amparaban el depósito de tal o cual persona, comerciantes sobre todo, con tal de que éstos no cargaran con todo el metálico efectivo.
Sin embargo, con el tiempo, la emisión de dinero pasó de ser un atributo sólo de los banqueros, a una función exclusiva del estado, quien desde entonces fue el único autorizado para imprimir billetes y acuñar monedas.
Pero, como dije, cuando los gobernantes se endeudaban en exceso, más allá de la capacidad de los cofres reales, entonces venía muy bien la impresión de billetes, sin nada realmente que los sustentara, excepto el gobierno y su permanencia en el poder.
En México, por ejemplo, esa atribución, la emplearon bastante los distintos bandos revolucionarios, como el de Pancho Villa, quienes imprimían billetes en las zonas que controlaban, con tal de adquirir viandas o pertrechos, obligando a los vendedores aceptar ese “dinero”, amparado por el jefe en turno.
Sin embargo, cuando dicho jefe caía y huía del lugar, los billetes emitidos quedaban sólo como enormes montones de papel, que no valían, justamente, ni el papel en que se habían impreso.
Eso explicaría, la emisión desproporcionada de billetes, en parte, que en la historia hayan existido fenómenos hiperinflacionarios tan absurdos que, por ejemplo, en la derrotada Alemania, posterior a la primera guerra mundial, en 1923, había billetes de 100,000,000,000,000 marcos (cien billones de marcos) que servían sólo para adquirir una hogaza de pan.
Y eso se dio en muy corto tiempo, pues en 1922, los billetes de mayor denominación eran de 50000 marcos. Claro, era entendible, pues la vencida Alemania, no había logrado aún reorganizar su destrozada economía y la mayoría de sus necesidades debían de llenarse con importaciones.
Si un país importa más de lo que exporta, entonces comienza un desbalance en sus finanzas y su economía, debido al creciente déficit que se va generando.
Así, la “solución” es, simplemente, imprimir más y más dinero (toneladas de dinero, literalmente).
En diciembre de 1923, el valor del devaluadísimo marco era de 4,200,000,000,000 por dólar. En ese mismo año, la inflación mensual era de 3,250,000%, es decir, que un producto que valiera, digamos, un marco al principio de enero, al final de ese mes valía 32500 marcos, ya que los precios se duplicaban cada dos días.
Tuvo que emitirse una nueva moneda, el Rentenmark, que eliminara tantos ceros, para que volviera a ser digamos que práctica la unidad monetaria.
Obviamente que en la actualidad, inmersos en la salvaje competencia capitalista, lo que ampara el valor de los billetes emitidos por un país, no se basa ya en la cantidad de oro o plata que posea (aunque últimamente se está regresando a eso, a atesorar oro o plata, como veremos adelante), sino en su capacidad productiva, tanto primaria, así como secundaria, o sea, que tenga buena agricultura, así como industria. Entonces, lo que importa ese país, debe de compensarse al menos con lo que exporta y si esto, exportar, supera a las importaciones, pues se tendrá un superávit.
uchos de los países que actualmente han caído en profundas crisis, como en el caso de Grecia, y los que seguirán cayendo, se debe, sobre todo, a que producen mucho menos en relación a lo que requieren, y por eso sus déficits están llegando a niveles enormes, que tardarán varios años en liquidar o, de plano, nunca lo harán.
Puede emplearse la analogía de aquella persona que ganando, digamos, 400 dólares mensuales, gaste 600, lo que requerirá que viva del crédito, pero súmenle a eso que si un día pierde su trabajo, o sea, dejara de producir, entonces estará mucho peor, dado que seguirá requiriendo gastar 600 dólares, pero ahora esos 600 dólares provendrán exclusivamente del crédito, hasta que quien le haya estado prestando, no lo haga más y decida de repente cobrarle el total de su abultada deuda.
Con esta fácil analogía, podremos entender, grosso modo, lo que está sucediendo en todo el mundo. Por eso algo común en todas estas quiebras de corporaciones y países es la frase sobreendeudamiento.
Y eso no ha exentado a ningún país, pues desde el inicio de la actual debacle económica (una de tantas que sufre crónicamente el capitalismo salvaje, pero de las que sale cada vez más debilitado), no sólo naciones individualmente han ido cayendo, víctimas de las irracionales imposiciones del capitalismo salvaje, sino regiones completas.
Estados Unidos fue quien comenzó a generar la debacle, que consideró “resuelta” a finales del 2009, dado que por su ya declinante dominio económico, simplemente la trasladó a otras regiones, como a la eurozona, que desde hace ya varios meses ha experimentado muy graves problemas económicos, como lo sucedido a Grecia, que comento antes. España y Portugal están en igual situación.
Y, por si fuera poco, Italia, considerada como uno de los “motores” económicos de la eurozona, junto con Francia y Alemania (este país, el más industrializado y productivo de los tres), también ya se declaró incapaz de hacer frente a sus deudas, sin la ayuda del Banco Central Europeo.
Eso lo logró Estados Unidos, trasladar la crisis, como señalé, debido a que como desde finales de los años 40’s, el dólar comenzó a imponerse como la divisa internacional de cambio, además de como fuente de ahorro, digamos, muchos países, justo por el poderío económico de Estados Unidos (que además “ayudó” a la reconstrucción europea y japonesa, luego de la segunda guerra), procuraban tener suficientes reservas de dólares, así que esa moneda terminó por ser aceptada en todas partes como medio de pago y de ahorro.
Y si en un principio, en efecto, dada la fuerte economía de Estados Unidos, el dólar era una muy confiable divisa, con los años, ante la pérdida de ese poderío económico estadounidense, ahora ya está dejando de serlo, mucho más pronto de lo que podría esperarse, sobre todo porque Estados Unidos se ha ido desindustrializando, gracias principalmente a sus corporaciones, las que han ido monopolizando la producción industrial en dicho país, destruyendo a otras industrias y “optimizando” a los trabajadores en activo, o sea, explotándolos más, con tal de producir más mercancías con menos trabajo.
Sin embargo, lo más grave es que se han ido llevando a zonas salariales más bajas los empleos, no sólo los de cuello azul, sino también los de cuello blanco, o sea, los administrativos, los gerenciales.
Escribí hace unos meses un artículo acerca de esa situación, titulado “De nueva cuenta la fiebre del oro o de cómo Estados Unidos está quebrando”, en el que analizo justamente la cuestión de su desindustrialización, que actualmente sólo abarca menos del 11.7% de sus actividades económicas (verlo en este mismo blog.
En 1982, Lee Iacocca, famoso empresario automotriz, que cuenta entre sus triunfos haber salvado a la Chrysler de una de sus tantas quiebras, refiriéndose a la desindustrialización estadounidense, vaticinó que “No sé cuándo despertaremos de letargo, pero conviene que sea pronto, pues de lo contrario, dentro de unos años nuestro bagaje económico se reducirá a los autobancos, los puestos de hamburguesas y las galerías de videojuegos”.
En efecto, basta ir a cualquier ciudad de Estados Unidos y casi todo se reduce a comercios, malls y parques de diversiones).
También analizo en dicho artículo que eso, la desindustrialización, le ha generado a Estados Unidos un enorme déficit gubernamental, de casi dos billones de dólares ($2,000,000,000,000), así como una deuda pública y privada de casi 15 billones de dólares (15,000,000,000,000), que representa casi un 95% de su PIB del 2011 ($15.3 billones de dólares).
Eso, como indiqué en ese trabajo, da claras señales de que Estados Unidos pronto va a dejar de ser solvente y que el dólar sólo se está sosteniendo debido a la indiscriminada impresión de billetes.
Incluso, comenté allí mismo que por esa situación, dada la inminente quiebra de Estados Unidos, sus barones del dinero están buscando “seguras” inversiones, y una de ellas ha sido comprar oro y/o plata, ya que son fuentes de riqueza “legítimas”, o sea, no requieren de la estabilidad de un país para tener su valor.
Lo mismo pasa con las mercancías, las tierras, los mares, los bosques… que representan riqueza verdadera (si simplemente se desconocieran las “leyes” del capitalismo salvaje, no habría ningún problema, dado que tenemos todos los recursos naturales y humanos para salir adelante).
Justamente porque los metales preciosos como el oro están siendo tan demandados, las empresas mineras mundiales están en una fiebre explotadora en busca de nuevos sitios con tal de encontrar oro, cueste lo que cueste y destrúyase lo que se destruya.
Aquí en México, por ejemplo, el entreguista, corrupto gobierno panista que nos mal administra, ha dado en “concesión” el 25% de nuestro territorio a las voraces, inescrupulosas compañías mineras, la mayoría canadienses, que destruyen todo a su paso, como el emblemático cerro de San Pedro, en San Luís Potosí, que quedó reducido a montañas de polvo y piedra molida, acabando con bosques, áreas verdes y envenenando tierras y acuíferos con miles de litros de cianuro, empleado para la separación del metal del material pétreo (es tan ineficiente la obtención de oro, que se requiere demoler una tonelada de material pétreo para obtener apenas 44 gramos de oro, una onza).
Y eso es una constante en todo el mundo, en lo que podría asemejarse a la fiebre del oro de los años 1850’s en Estados Unidos, cuando gambusinos incluso asesinaban o quemaban bosques completos, con tal de hacerse de mucho oro y volverse así muy ricos.
Eso es justo lo que está también demostrando que el otrora fuerte dólar, ahora está dando estertores, aproximándose rápidamente su fin como divisa y reserva universal.
Así, es tan grave el problema del endeudamiento de Estados Unidos que la Asociación Nacional de la Inflación, de ese país, considera que aún si todos los ciudadanos estadounidenses (los más de 310 millones que hay ya), fueran gravados en sus ingresos al cien por ciento, o sea, que el gobierno les quitara todo por completo, ni aún así se pagaría la deuda, se tendría que pedir prestado con tal de no colapsarse.
Y es que todas las quiebras, tanto de los bancos, así como de instituciones públicas, como las inmobiliarias Fannie Mae y Freddie Mac, que se colapsaron en el verano del 2008 (ver en este mismo blog mi artículo “La crisis de los créditos en los Estados Unidos: la consecuencia de gobernarse por índices”, en donde abundo sobre la quiebra de esos organismos gubernamentales), han sido absorbidas por el gobierno, claro, empleando el dinero de los contribuyentes, los que han pagado los platos rotos de la voracidad financiera de los barones del dinero, quienes junto con las grandes corporaciones, han sido los directos responsables de la debacle que hoy se está viviendo.
Por ello se han dado las protestas recientes, aún en curso, de un creciente sector social estadounidense, no sólo de los estratos bajos, sino de los medios, tales como estudiantes o profesionistas, en contra del 1% de la población mundial, sí, la clase adinerada, los dueños del dinero, de la riqueza social y del futuro de toda la humanidad, que están afectando y literalmente matando de hambre al 99% de la población restante (y en todos lados es lo mismo.
En México, por ejemplo, recientemente se reveló que sólo el 0.17% de la población, osea, menos de 200,000 personas poseen casi el 42.5% del PIB nacional en valores de la Bolsa, o sea, casi la mitad del valor de la economía generada anualmente).
Y, como ya señalé, Estados Unidos ha ido aplazando su colapso gracias a que puede imprimir dólares, claro, mientras éstos aún sigan siendo aceptados, lo que ya está dejando de ocurrir. En muchos países, se están dejando de aceptar dólares como medio de pago. Cuba, por ejemplo, sólo acepta euros.
Sin embargo, tiene aún suerte Estados Unidos de que su divisa siga siendo aceptada, por ejemplo, para cotizar el petróleo, pues aunque en apariencia el barril sube en cuanto a su valor en dólares, como éstos cada vez valen menos, en realidad el petróleo lo compra Estados Unidos artificialmente barato, en relación con otros países, pero además lo hace con dólares que no tienen un sustento real, como ya mencioné. por eso el valor de la gasolina allí se mantiene digamos que bajo, en relación con otros países, que estarían pagando el precio real por dicho petróleo.
Por ejemplo, mientras en Estados Unidos el precio promedio de un galón de gasolina es de $3.61, en Canadá, es de $5.56, en Francia, es de $8.21, en Japón, cuesta $6.62, en Australia, se paga $5.41 y en China, $4.54 (el encarecimiento es porque como deben de pagar en dólares, al comprarlos, les resulta más caro, no así Estados Unidos, que sólo debe de imprimir billetes y ya).
Así que si el petróleo se cotizara ya en otra moneda, no se haría en su equivalente en dólar, sino en su precio real (que es mucho mayor al que actualmente se vende), por lo que Estados Unidos tendría que pagar ese petróleo con sus muy devaluados dólares y entonces, sí, será el principio de muy altos índices inflacionarios, como nunca antes se hayan visto allí, pues pagado el petróleo en precios reales, la gasolina también se vendería en su precio real, lo que iniciaría la espiral inflacionaria, además de que todas las demás importaciones subirían también.
Y ya ha habido reuniones “secretas”, digamos, de varios países árabes, quienes junto con China, Rusia, Japón y Francia, están planeando dar fin al dólar como divisa internacional, dadas las debilidades estructurales ya mencionadas de Estados Unidos, y están buscando otra divisa más segura.
Incluso, entre los países del llamado Concejo de Cooperación del Golfo, el cual incluye Arabia Saudita, Abu Dhabi, Kuwait y Qatar, se ha pensado en crear una moneda regional única.
Y varios de esos países, como China, están deshaciéndose lo más pronto posible de sus reservas en dólares, pues ha vendido más del 8% de los bonos del tesoro que poseía (comento más sobre los bonos del tesoro, que ya tampoco ofrecen seguridad a sus tenedores, en el ya mencionado artículo: “De nueva cuenta la fiebre del oro o de cómo Estados Unidos está quebrando”, que está en este mismo blog.
China, de hecho, con sus cuantiosas reservas de dólares, comparte la vulnerabilidad del dólar, así que si éste cae, le seguirá dicho país, cuan efecto dominó. Por eso es que actualmente China está en la fiebre de comprar empresas en donde se pueda, con sus reservas de devaluados dólares, con tal de irse deshaciendo de esa peligrosa “bomba de tiempo”).
Y en muchos países, ya no se aceptan dólares, sólo euros, yenes o yuanes chinos.
Incluso, irónicamente ya dentro de los propios Estados Unidos, hay regiones que están usando una especie de monedas locales, como la que reportó el diario USA Today hace poco, el Berkshare, que se está usando bastante en la región de Berkshire, al oeste de Massachussets, y que desde el 2006, se han cubierto transacciones por $2.3 millones de dólares en su equivalente. Se aceptan también euros.
Además, en algunas partes de Texas, resulta curioso, ya también se reciben pesos mexicanos.
Se estima que unas 150 monedas alternativas se están aceptando en distintas partes de Estados Unidos, lo cual es un fuerte indicador de que las cosas andan mal, pues a veces el sentido común vale más que toda la ciencia económica o, peor, que las falsas declaraciones de políticos mentirosos asegurando que las cosas “están bien” y no hay de qué preocuparse (de hecho, en un reciente viaje que hice a Estados Unidos, pude emplear mi tarjeta de débito mexicana, sin ningún problema).
Por tanto, se acerca el fin del reinado del dólar y con ello, como ya he señalado, la estrepitosa caída de Estados Unidos.
Aún así, antes del colapso total, Estados Unidos está dejando de ser la superpotencia económica que presumía que era. Un grave indicador es el número de pobres que ya hay, y no me refiero a gente que gane poco, no, sino a aquéllos que ni siquiera tienen empleo y, lo peor, padecen hambre, como en cualquier país subdesarrollado.
Como señalo arriba, ha habido ya varias protestas en distintos estados de Estados Unidos, de gente de distintos niveles y condiciones en contra de los barones del dinero y las corporaciones, los que sí son rescatados por el gobierno, pero no ellos, los ciudadanos comunes.
En alguna de esa protestas, que se denominó “Ocupa una casa”, se denunciaron las abusivas prácticas de los bancos, los que han embargado a gente que por quedarse sin trabajo o no haber podido pagar su hipoteca, fue echada de su hogar.
Esa protesta fue para ocupar casas vacías, que nadie compra, porque no hay, sencillamente, compradores, y que allí están, sin ocuparse, pudiendo servir a los miles de ciudadanos que las perdieron. En una de las protestas, una sexagenaria mujer, de origen puertorriqueño, tomó la palabra y expuso su caso.
Hace un tiempo compró su casa, dando un enganche de 85 mil dólares, los ahorros de su vida, y comenzó pagando menos de 900 dólares mensuales como pago por el crédito otorgado. Vivía con su hijo, hasta que éste se enroló en el ejército. Fue enviado a Irak, en donde murió a causa de una mina terrestre.
La mujer, entre amargo llanto, denunció que mientras le llegaban cartas de Hillary Clinton y del secretario de la defensa, Leon Panetta, de “sentidas” condolencias, también le estaban llegando las del banco, diciéndole que le daba unas cuantas semanas para desalojar su casa, la que por haber subido la mensualidad a más de 3500 dólares, además de no tener trabajo o no seguir contando con el salario de su hijo, ya no había podido seguir pagando.
Esa tendencia, que comenzó más acentuada desde el 2008, se ha mantenido, y el número de personas sin empleo y sobre todo de pobres, ha subido incesantemente. Ni siquiera esos pobres tienen ingresos suficientes para comer, dado que 13% de la población depende para su subsistencia de los vales de comida que provee el gobierno y ha ido en aumento el número de las personas que los solicitan (ante la imposibilidad real de la mayoría de la gente que aún tiene trabajo de comprar una casa, muchos han optado mejor por rentar pequeños departamentos, los que incluyen todos los servicios, además de cocina integral, por un promedio de $1000 a $1200 dólares mensuales, mediante contratos establecidos.
Así, si se quedan sin trabajo o los cambian de lugar, simplemente dejan de rentar allí y ya no están agobiados por una hipoteca que durará toda su vida… claro, eso si pueden pagarla. Constaté personalmente todo eso, en un viaje que realicé recientemente a dicho país. Escribí mis experiencias en el artículo “En busca de los signos de la decadencia estadounidense”, que se encuentra en este mismo blog).
Y cada vez son más abundantes las “ciudades perdidas” (shanty towns), cerca de ciudades como Sacramento, Fresno, Nashville… “construidas” con basura, como cartones, llantas, piezas de autos… justamente como podrían verse en cualquier ciudad de país latinoamericano (como en México, por ejemplo, que tenemos gente viviendo entre la basura, como los así llamados pepenadores).
Vaya, es ya grave eso. De hecho, luego de que el huracán Katrina pegó durísimo en las costas de Luisiana, destruyendo varias partes de Nueva Orleáns, costaba trabajo, al ver esas escenas de los damnificados y los daños provocados, que tuvieran lugar en Estados Unidos, pues parecían mas de países como Haití, por ejemplo (de hecho, ahora se sabe que la inundación pudo haber sido evitada si se hubieran reforzado a tiempo los sistemas de diques que protegían a la ciudad de las inundaciones, cosa que no se hizo por falta de fondos públicos para hacerlo.
El siguiente video muestra dramáticas fotografías del desastre: http://www.youtube.com/watch?v=IPFIUzGAJBA&feature=related).
Como decía, el número de pobres y de indigentes ha ido en alarmante aumento y cada vez más es muy evidente la descomposición social que ya sufre ese país, como cualquier otra nación, en donde los estragos de desigual capitalismo salvaje son más que evidentes (en el siguiente video se muestran escenas y cifras de los niveles de indigencia que ha alcanzado Estados Unidos:
Y entre las familias que aún tienen trabajo, están excesivamente endeudadas (quebradas), pues se calcula que un 47% están en esa situación, debiendo en promedio $8,000 dólares sólo en sus tarjetas de crédito, pero al dividir el endeudamiento total de Estados Unidos entre sus habitantes tenemos que cada estadounidense debe actualmente casi ¡50 mil dólares!, impagables, claro.
Y como señalé también, el desempleo sigue creciendo, y actualmente casi 30 millones de estadounidenses no lo tienen y más de 10 millones de ellos ya perdieron las esperanzas de conseguir uno (además, de todos modos, la tendencia del capitalismo salvaje es de ir desempleando, hacer más, con menos trabajadores. Ver mi artículo en este mismo blog: “Desempleo en Estados Unidos, agudizada tendencia del capitalismo salvaje del incremento en la desocupación”, en donde ejemplifico justamente con el caso de Estados Unidos).
En su desesperación por tener empleo, los desocupados tratan de conseguir lo que sea. Por ejemplo, en la ciudad de Long Island, 2000 personas hicieron fila por más de cuatro días para llenar la solicitud para trabajar ¡como aprendices de mecánicos de elevadores!, de los que sólo se ofrecían cien puestos.
Otra solicitud, en Massillion, Ohio, era para un solo empleo como conserje de un edificio. El salario era de sólo 16 dólares la hora (3840 dólares al mes), más prestaciones. Aún así, ¡700 personas hicieron cola para ver si se quedaban con el puesto!
En Arizona vi, por ejemplo, pegado sobre una caja de conexiones telefónicas, el anuncio de una chica ofreciendo sus servicios de escort, que decía “Siempre que tengas necesidad de placer, llámame”, y luego enunciaba la lista de los placeres ofertados, tales como “masaje, uniforme, lesbianismo, anal, oral, fetiche y humillación” (Ni en México, país de mayores necesidades ocupacionales, se pegan letreros así.
En todo caso, hay medios, digamos que “especializados”, como folletines eróticos o sitios de Internet, en los que se ofrecen). También me encontré letreros pegados en postes en donde se ofrecían muchos artículos en “venta de patio”.
Y no sólo se están perdiendo empleos, sino que el gobierno está reduciendo los gastos de cuestiones tan vitales como la salud, la seguridad social, la educación.
Edificios públicos se están vendiendo y, ya vendidos, mejor se rentan, pues sale más barato (lo que menciono antes).
Además, servicios como la pavimentación de las calles, el mantenimiento de la infraestructura o tan necesarios como la limpia, están muy limitados. Por ejemplo, en mi reciente viaje a Arizona, presencié algo inaudito: alguna tubería de agua potable debió romperse en una calle, lo que ocasionó una enorme fuga que formó un riachuelo de un medio metro de ancho por unos veinte de fondo, que corría por más de tres kilómetros, aguas abajo.
El agua, vital líquido en ese estado mayoritariamente desértico, es un inapreciable bien, ya que se debe de llevar desde muy lejos. Incluso, México contribuye con una cuota de agua cada cinco años, debiendo de ceder algo así como 431 millones de metros cúbicos para que ese sediento estado, con temperaturas en promedio de 40 grados Celsius en verano, disponga de ella.
Como dije, transcurrieron dos días sin que la fuga se reparara (no supe cuándo se hizo, pues debía de regresar ya a México). Sólo se apareció momentáneamente un vehículo de servicios de la ciudad, con un par de empleados que sólo cabeceaban ante el problema, seguramente incapaces de hacer algo por remediarlo.
Incluso, el muy lucrativo negocio de las cárceles, que en ese país son privadas, se está viendo afectado. Un estado como California, gasta nada menos que 11% de su presupuesto anual en el mantenimiento de prisiones, alrededor de $8,000 millones de dólares (más de lo que gasta en el pago de educación superior, ¡absurdo! Sí, es más lucrativo en Estados Unidos pagar a carceleros que a maestros).
Así que planea “liberar” a 6500 prisioneros en el 2012, con tal de “reducir” sus gastos en prisiones (este es un serio problema, el de las prisiones, ya que como son un muy lucrativo negocio privado, cualquier intento por despenalizar ciertos delitos, como el de la posesión de droga, son boicoteados por los carceleros, con tal de seguir teniendo pretextos para atrapar y encerrar gente. El intento que hizo ese estado, en el 2011, por legalizar la posesión de marihuana, fue detenido por aquéllos).
Y abundando sobre los altísimos niveles de desempleo y pobreza a los que me refiero arriba, George Hemminger, establecido en California, bloguero independiente, fundador del sitio alternativo de Internet Survive and Thrive TV, en recientes declaraciones señala que “No hay empleos, la tasa de desempleo es altísima, es mucho esfuerzo lo que se requiere para alimentar a las familias, comprarles ropa, calzado.
Lo que era la clase media estadounidense, está dejando de existir y por primera vez, una gran proporción, está viviendo de vales de comida del gobierno y del seguro de desempleo. Hay gente que no tiene dónde vivir, han perdido sus casas y lo hacen en albergues, en tiendas de campaña, en patios traseros de familiares.
Muchos sobreviven juntando latas, botellas… cosas de la basura para vender” (hay que señalar que no hace mucho, el estado de California, por sí solo, representaba la quinta economía mundial, y vean a lo que se está reduciendo).
Sí, de verdad que ahora hay muchísimas escenas de la pobreza a la que han llegado muchos sectores en Estados Unidos, que hasta parecieran que son de un país tercermundista, como comento antes.
Por lo mismo, Hemminger también señala que la gente está muy desilusionada con Obama, en quien habían puesto muchas esperanzas, pero que ahora se dan cuenta que ha sido ese señor un simple títere de las corporaciones y los banqueros, y no ha hecho otra cosa que servir a sus intereses, pero en cambio a la población, a los ciudadanos comunes, los está dejando a su suerte.
Y esa suerte, como vemos, los ha llevado a una pobreza tan brutal, como nunca antes se había visto. Las cifras más recientes indican que uno de cada dos estadounidenses es pobre, así como que una de cada siete familias ya padece hambre. Muchos perdieron su “capital” de toda la vida al no poder ya seguir pagando sus casas y que el banco se las hubiera embargado. Incluso, increíble, ya hay algunos millonarios que ven en esas lamentables cifras un latente estallido social.
Personas como Warren Buffet, George Soros o Richard Branson, están de acuerdo en que algo se debe de hacer y a la mayor brevedad, so pena de graves conflictos en el muy corto plazo.
Por lo pronto, Hemminger señala que es tal la desilusión de los empobrecidos estadounidenses, que a muchos ya ni siquiera les llama la atención la política, más que para criticarla. Hace algunas semanas que Barack Obama acudió a los empresarios de Hollywood para reunir “fondos” para su campaña, aquéllos le “donaron” 72 millones de dólares, lo cual es una total insolencia, señala Hemminger, cuando, insiste, la mayoría de lo que solía ser la muy consumista clase media, está dejando de serlo y está ya en los límites de la sobrevivencia pura.
Como he dicho arriba, la tendencia de las grandes corporaciones en el capitalismo salvaje es a ir desocupando gente. Esto lo hacen explotando más a los obreros activos (producir más con menos), lo que eufemísticamente se llama “aumento de la productividad”, así como exportando empleos a zonas salariales más bajas (China). Súmese a lo anterior la actual debacle económica y los millones de empleos adicionalmente perdidos debido a ella no se recuperarán ni ahora, ni en el futuro.
Aún así, el gobierno del inepto Obama está buscando absurdas alternativas para crear unos cuantos empleos (una, por ejemplo, hacer más difícil la estancia de ilegales allí, con tal de que los empleos que ellos les pudieran “robar” a los estadounidenses, los obtengan éstos, lo que es estúpido, pues muchos de esos puestos, los estadounidenses no se consideran a ese nivel, como para trabajar de, por ejemplo, pizcadores en el campo o trabajadores en un rastro).
Otro proyecto que se le ocurrió a Obama es la construcción de un oleoducto desde Alberta, Canadá, que transportará petróleo obtenido del procesamiento de las tierras aceitosas que abundan en ese país, proyecto que además de ser muy costoso, antiecológico y peligroso, por los potenciales accidentes que pueden presentarse, sólo creará 6000 empleos durante dos años (Ver en este mismo blog mi artículo “Desechos radioactivos flotantes y nuevos oleoductos, inminentes desastres ecológicos”, en donde hablo sobre la peligrosidad y los daños ecológicos que ese oleoducto, bautizado como Keystone XL, puede provocar).
En fin, pues por todo lo comentado, estamos, en efecto, en la antesala de que Estados Unidos y su dólar dejen de ser factores dominantes dentro del actual periodo histórico.
Y es de esperarse que también el capitalismo salvaje, deje ya de ser considerado como el único sistema económico que la humanidad puede tener.
Hemminger señala al respecto que el futuro en ese país será de gente que trate de buscar la autosuficiencia por sus propios medios, como sembrar sus propias legumbres, criar sus propias vacas, fundar comunidades de autoayuda.
Incluso, sostiene que, como señalo arriba, se dejará de emplear al dólar como medio de pago y la gente buscará otras monedas. “Veremos ciudadanos intercambiando trabajo por comida”. Parece muy drástico todo eso, pero ya se está haciendo en muchos países, gente trabajando por comida.

En fin, es tiempo de que el 99% nos impongamos ya sobre los mezquinos intereses del minoritario 1%, el único sector que aún defiende a ultranza a este patético, decadente sistema.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

PUBLICADO POR ARGENPRESS EN 12:00:00 
Anuncios

El mundo en guerra contra el trabajador #PRIMAVERAVALENCIANA PASALO RECOMENDADÍSIMO


 

Inicio > Editorial

21.02.2012 | Capitales concentrados

 

 

El mundo en guerra contra el trabajador

 Quedó claro que a los países no los conducen los políticos, sino la elite financiera. Y su aliada, la clase poseedora.

Hoy, 1600 inversores tienen más poder que los 50 países más importantes.

Por:

Alberto Daneri

 Con toda África, la mitad de los EE UU y un tercio de Europa en la penuria, ya no se puede tapar más el sol con la mano. Quedó claro que a los países no los conducen los políticos, sino la élite financiera. Y su aliada, la clase poseedora.

Hoy, 1600 inversores tienen más poder que los 50 países más importantes.

Y el mercado propaga la guerra de las “democracias” a los pobres como el aire de un ventilador.

Los indignados critican sin plantear nada; y el sindicalismo calla, encubriendo al neoliberalismo.

La dirigencia no sabe leer la ira juvenil (49% en España y 47% en Grecia con desempleo), que ve a la crisis como una cacería organizada.

Y a la deuda como el aparato diseñado para someter. Y no redistribuir.

Siempre el capitalismo es la guerra: con la violencia o con la deuda.

Para frenarlo, hay que anular su propaganda (“La historia es una fábula concertada”, decía Voltaire), uniendo a las masas en torno a una semilla, la justicia social. Y erigir algo nuevo, como ayer Perón creó la Tercera Posición.

Nadie tiene autoridad moral para imponer sacrificios a los pueblos. Todo este falso desendeudarse de Grecia, Italia, España y Portugal acabará en quiebra.
A Grecia (11 millones de habitantes) sus verdugos le exigen tomar el préstamo más grande de la historia. ¿Qué parte es “deuda odiosa”, acuñada en alianza con los acreedores, como hicieron la dictadura y luego Cavallo, el cerebro de Menem y De la Rúa?
Los economistas callan que EE UU usó ese rótulo en su provecho en 1899 tras la guerra con España y no pagó.
Alemania tampoco pagó a Grecia la indemnización acordada tras la Segunda Guerra, por crímenes y deportaciones con un millón de muertos.
En cambio, le demanda abonar 16 mil millones de euros por intereses de los bonos de 2012, lo mismo que dedica a su salud y educación. Los acreedores fingen que Grecia es la más insolvente.
Pero su deuda externa, en millones de dólares, ocupa el puesto 18; enlazada al PBI, el puesto 9; y per capita está en el puesto 15, detrás de Francia, Alemania y Suiza. No es siquiera el país con más puestos públicos. La UE manipula a los pueblos, pues en la globalización la gestión no es propia sino compartida.
La Unión Europea es una suerte de política interior alemana, dueña de los ases ganadores.
El secuestro de la democracia, el loco sueño de Hitler para dominar Europa, lo cumple Merkel, aunque este milagro alemán es otra falacia; desde hace seis años, sueldos de dos euros la hora para fregar platos y limpiar pisos; también 7 millones de empleos con los minijobs a 50 centavos la hora; es decir, 100 euros al mes. Ni alcanza para pagar el viaje al trabajo.
Alemania tiene su más alto nivel de desempleo de los últimos 20 años, con los salarios más bajos de la Eurozona. Declinaron tres veces más rápido entre 2005 y 2010 y esto bajó el consumo. No existe el salario mínimo, se paga lo que se quiere.
La destrucción del empleo la inició en 2003 el canciller Gerhard Schroeder, a contramano de los socialistas franceses que establecían la jornada de 35 horas, quitada por Sarkozy mientras prepara un referéndum para reducir la paga a los desocupados.
Sin duda Alemania ostenta menor paro (6,7% frente al 23% de España y el 19% de Grecia), pero es un índice falso, con salarios ínfimos de 400 euros. Nunca tuvo esta desigualdad, de la cual se jactó Schroeder en 2005 en Davos, asegurando que mantenía el salario bien reducido. La Organización Internacional del Trabajo llamó a ese hábito la “causa estructural” de la crisis.
En tanto, en los últimos tres años en los EE UU perdieron sus hogares 750 mil personas; y una de cada cinco adeuda por su casa más de lo que vale.
Rajoy en España engañó a todos: prometía no tocar el despido y luego lo instauró libre. Al despedido le daban 45 días de indemnización por año de labor; ahora sólo 20 días, con un tope de 12 meses, así haya trabajado 30 años; y en 24 cuotas.
Además, la patronal festeja que los convenios se limitan a dos años y se perdió el derecho al acuerdo sectorial, aún poco valorado aquí. Cada persona tratará, sola, con su empresa.
Para los medios hegemónicos españoles, comienza “una nueva cultura en la negociación colectiva”. Quizás nuestros sindicalistas, hoy exigentes, mediten lo que podría suceder cuando Cristina se vaya: otra década como la menemista, donde la mayoría de ellos fue el felpudo de las patronales.
España lo garantiza con porrazos policiales a gente desarmada, para justificar una reforma esclavista que ofrenda a los pobres en el altar de los ricos. Por eso en Valencia, muy abatidos, dos hombres se pegaron un tiro al ser desalojados.
El laboratorio del neoliberalismo pasó de los EE UU (2008) a la Eurozona (2011).
Ya Evita decía que el capitalismo “no tiene patria ni bandera”.
Pero seguir las recetas recesivas es igual a cavar una fosa bajo los pies.
“Todo el Estado será refundado”, notificó el premier griego.
De nuevo la victoria de la impunidad, mientras a Grecia e Italia la gobiernan tecnócratas que nadie eligió, escogidos por las corporaciones.
Si la sociedad griega se hartó del sufrimiento de los que menos tienen, con altruismo y valor debería evitar lo celebrado por los cipayos menemistas: que el país malvenda lo que es de todos y ellos sigan indefensos.
Quien conoce historia contemporánea no ignora que Latinoamérica le paga al imperio siete veces más de lo que recibió. Gobierne quien gobierne, seremos esclavos de usureros.
Salvo que siga Cristina o surja otro Kirchner, que apartó al FMI pues entendió que uno de cada cinco dólares de la deuda mundial se le debe al FMI o al Banco Mundial.
Si la producción general del planeta es de 50 billones de dólares, ¿por qué el capital de préstamos es de mil billones?
Causa la deuda esa gran codicia. Una apuesta sin riesgo con algún temor a no cobrar.
Por ello colocan a un agente de cobro local (aquí quizás fue Cavallo, que vive gozoso en los EE UU con toda su familia) y hoy son Monti, Papademos, Merkel, Sarkozy u otros; ansían que mañana Macri ocupe ese lugar.
En Suecia operan 4000 firmas of shore con accionistas anónimos, fundadas en paraísos fiscales. Y en los últimos diez años crearon en el mundo un millón de ellas.
Mientras la gente padece, con una tasa del 0,1% en las transacciones financieras internacionales recaudarían anualmente 800 mil millones de dólares, y podría detenerse tanta desventura social. O amas a tu hermano o mueres por dentro.
Causa perplejidad el voto por la derecha en Buenos Aires, Europa o en los EE UU.
El pueblo parece apurado por amputar los escasos derechos que posee. Y tiene  hambre. Quizá despierte. El voto ya no basta: necesita resistir.
Quizá vuelve la hora de la emancipación. Quizá mañana la austeridad explote en las manos de las corporaciones y sus rufianes políticos. Quizá alguien cambie la silla de los prestamistas por una eléctrica. O el hombre es un hombre, o tolera ser sólo un pelele de los que mandan.
“Aún falta lo mejor”, advertía el cantante Al Jolson. Con millones de desaparecidos sociales, el planeta puede tornarse el 1984 de George Orwell (sumiso al Gran Hermano), o un sitio donde construir sueños.

El capitalismo global y el fascismo siglo 21


William I. Robinson
William I. Robinson
William I. Robinson, profesor de estudios de sociología y global en la Universidad de California en Santa Bárbara.
El capitalismo global y el fascismo siglo 21
La crisis económica mundial y el ataque a los derechos de inmigrantes están unidos en una red de fascismo del siglo 21.
Última modificación: 08 de mayo 2011 08:59
El CCT ha descargado miles de millones de dólares en alimentos, energía y otras materias primas globales en los mercados de bonos en todo el mundo [Gallo / Getty]

La crisis del capitalismo global no tiene precedentes por su magnitud, su alcance global, en la medida de la degradación ecológica y el deterioro social, y la escala de los medios de violencia. Realmente se enfrentan a una crisis de la humanidad. Las apuestas nunca han sido mayores, nuestra propia supervivencia está en riesgo. Hemos entrado en un período de grandes trastornos e incertidumbres, de cambios trascendentales, lleno de peligros-si también oportunidades.

Yo quiero discutir aquí la crisis del capitalismo global y la noción de distintas respuestas políticas a la crisis, con un enfoque en la respuesta de la extrema derecha y el peligro de lo que me refiero como fascismo del siglo 21, particularmente en los Estados Unidos.

Frente a la crisis exige un análisis del sistema capitalista, que ha sufrido una reestructuración y transformación en las últimas décadas. El momento actual involucra una fase cualitativamente nueva transnacional o global del capitalismo mundial que se remonta a la década de 1970, y se caracteriza por el aumento de capital verdaderamente transnacional y una clase capitalista transnacional, o TCC. El capital transnacional ha sido capaz de liberarse de las limitaciones del estado-nación a la acumulación de más allá de la época anterior, y con él, para cambiar la correlación de fuerzas de clase y sociales en todo el mundo mucho a su favor – y para socavar la fuerza de los movimientos populares y de clase trabajadora en todo el mundo, a raíz de las rebeliones globales de los años 1960 y 1970.

El capital transnacional emergente sufrió una gran expansión en los años 1980 y 1990, la participación de la hiper-acumulación a través de las nuevas tecnologías como los ordenadores y la informática, a través de las políticas neoliberales, ya través de nuevas modalidades de movilización y explotación de la fuerza laboral mundial, incluyendo una nueva ronda masiva de la acumulación primitiva, desarraigo y el desplazamiento de cientos de millones de personas, especialmente en las zonas rurales del tercer mundo, que se han convertido en migrantes internos y transnacionales.

Nos enfrentamos a un sistema que ahora está mucho más integrada, y los grupos dominantes que se han acumulado una cantidad extraordinaria de poder transnacional y el control de los recursos y las instituciones mundiales.

La acumulación militarizada, la especulación financiera – y el saqueo de los presupuestos públicos

A finales de 1990, el sistema entró en crisis crónica. Fuerte polarización social y la desigualdad creciente contribuyó a generar una profunda crisis de sobreacumulación. La extrema concentración de la riqueza del planeta en las manos de unos pocos y el empobrecimiento acelerado, y el despojo de la mayoría, los participantes, incluso forzados en la reunión anual del Foro Mundial del 2011 Económico en Davos a reconocer que la brecha entre los ricos y los pobres en todo el mundo es “el desafío más serio en el mundo” y está “aumentando el espectro de la inestabilidad y las guerras civiles en todo el mundo.”

Las desigualdades mundiales y el empobrecimiento de amplias mayorías significan que los capitales transnacionales no pueden encontrar salidas productivas para descargar las enormes cantidades de excedentes que ha acumulado.En el siglo 21, la TCC se dirigió a varios mecanismos para sostener la acumulación global, o con fines de lucro, en la cara de esta crisis.

Uno de ellos es la acumulación militarizada, llevando a cabo guerras e intervenciones que desencadenan ciclos de destrucción y reconstrucción y generan enormes beneficios para una constante expansión militar-industrial de las prisiones, la seguridad financiera compleja. Ahora estamos viviendo en una economía de guerra global que va mucho más allá de esas “guerras calientes” en Irak o Afganistán.

Por ejemplo, la guerra contra los inmigrantes en los Estados Unidos y en otros lugares, y más en general, la represión de los movimientos sociales y las poblaciones vulnerables, es una estrategia de acumulación independiente de los objetivos políticos. Esta guerra contra los inmigrantes es muy rentable para las empresas transnacionales. En los Estados Unidos, el sector privado de inmigrantes complejo industrial carcelario es una industria en auge. Los inmigrantes indocumentados constituyen el sector de más rápido crecimiento de la población carcelaria de EE.UU. y están detenidos en centros de detención privados y deportados por las empresas privadas contratadas por el estado de EE.UU..

No es de extrañar que William Andrews, director general de la Corrections Corporation of America, o CCA – el mayor contratista privado de EE.UU. para los centros de detención de inmigrantes – declaró en 2008 que: “La demanda de nuestras instalaciones y servicios pueden verse afectados negativamente por la relajación de los esfuerzos de hacer cumplir … oa través de la despenalización [de inmigrantes] “. Tampoco es ninguna sorpresa que la CCA y otras corporaciones han financiado la ola de neo-fascista legislación anti-inmigrante en Arizona y otros estados de EE.UU..

La aprobación de la ley anti-inmigrantes ilegales en Arizona desató protestas nacionales e indignación [Gallo / Getty]

Un segundo mecanismo es el asalto y saqueo de los presupuestos públicos. El capital transnacional utiliza su poder financiero para tomar el control de las finanzas estatales e imponer la austeridad sobre la mayoría trabajadora, lo que resulta de la desigualdad cada vez más social y las dificultades. El TCC ha utilizado su poder estructural para acelerar el desmantelamiento de lo que queda de los estados sociales de salarios y el bienestar.

Y una tercera es frenética especulación financiera mundial – de inflexión de la economía mundial en un casino gigante. El CCT ha descargado miles de millones de dólares en la especulación en el mercado de la vivienda, la alimentación, la energía y otros mercados mundiales de productos básicos, en los mercados de bonos en todo el mundo (es decir, los presupuestos públicos y las finanzas del Estado), y en todos los imaginables “derivado”, que van desde cobertura los fondos de los swaps, los mercados de futuros, obligaciones de deuda colaterales, activos piramidal, y esquemas de Ponzi. El colapso de 2008, del sistema financiero mundial no era más que la gota que colmó el vaso.

Esto no es un cíclico, sino una crisis estructural – una crisis de reestructuración, como la que tenía en la década de 1970, y antes de eso, en la década de 1930 – que tiene el potencial para convertirse en una crisis sistémica, dependiendo de cómo los agentes sociales responden a la crisis y en una serie de contingencias desconocidas. Una crisis de reestructuración significa que la única manera de salir de la crisis es reestructurar el sistema, mientras que una crisis sistémica es aquella en la que sólo un cambio en el sistema en sí va a resolver la crisis. Los tiempos de crisis son tiempos de rápido cambio social, cuando la agencia colectiva y la contingencia entran en juego más que en los tiempos de equilibrio en un sistema.

Respuestas a la crisis y de Weimar de Obama república en los Estados Unidos

En la cara de la crisis parece haber respuestas distintas de los estados y las fuerzas sociales y políticas. Destacan tres: el reformismo mundial, el resurgimiento de las luchas populares y de izquierda desde abajo, de extrema derecha y el fascismo del siglo 21. Parece ser, ante todo, una polarización política en todo el mundo entre la izquierda y la derecha, los cuales son fuerzas insurgentes.

Una insurgencia neofascista es bastante evidente en los Estados Unidos. Esta insurgencia se remonta varias décadas, a la movilización de extrema derecha, que se inició a raíz de la crisis de hegemonía producida por las luchas de masas de los años 1960 y 1970, especialmente los negros y chicanos las luchas de liberación y otros movimientos militantes por parte de la gente del Tercer Mundo, corrientes contraculturales, y luchas de la clase trabajadora militante.

Neo-fascistas fuerzas de re-organizados durante los años del gobierno de George W Bush. Pero mi historia aquí se inicia con la elección de Obama.

El proyecto de Obama desde el principio fue un esfuerzo de los grupos dominantes para volver a establecer su hegemonía en la estela de su deterioro durante los años de Bush (el que participaron también el surgimiento de un movimiento de masas derechos de los inmigrantes). La elección de Obama fue un desafío para el sistema en el plano cultural e ideológico, y ha sacudido los cimientos raciales / étnicos en los que la República de EE.UU. siempre ha descansado. Sin embargo, el proyecto de Obama nunca tuvo la intención de desafiar el orden socio-económico, por el contrario, se trataba de preservar y fortalecer ese orden reconstituyendo la hegemonía, la realización de una revolución pasiva contra el descontento de las masas y la difusión de la resistencia popular que comenzó a filtrarse en la final años de la presidencia de Bush.

El socialista italiano Antonio Gramsci desarrolló el concepto de revolución pasiva para referirse a los esfuerzos de los grupos dominantes para producir un cambio suave desde arriba con el fin de debilitar la movilización desde abajo para obtener más profunda transformación. Integral a la revolución pasiva es la cooptación del liderazgo desde abajo, y su integración en el proyecto dominante. Las fuerzas dominantes en Egipto, Túnez y otros lugares de Oriente Medio y América del Norte están tratando de llevar a cabo tal revolución pasiva. Con respecto al movimiento pro-inmigrante en los Estados Unidos – uno de los movimientos sociales más vibrantes en ese país los líderes establecimiento -moderate/mainstream latinos entraron en el gobierno de Obama y el Partido Democrático veces – un caso clásico de revolución pasiva -, mientras que la masa de los inmigrantes de base sufre la represión se intensificó estado.

La campaña de Obama aprovechó y ayudó a ampliar la movilización de masas y las aspiraciones populares de cambio no se había visto en muchos años en los Estados Unidos. El proyecto de Obama cooptados que se avecina una tormenta desde abajo, se canaliza en la campaña electoral, y luego traicionó esas aspiraciones, como el Partido Demócrata efectivamente desmovilizados de la insurgencia desde abajo con más revolución pasiva.

En este sentido, el proyecto Obama debilitó la respuesta popular y de izquierda de abajo a la crisis, que se abrió el espacio para la respuesta de la derecha a la crisis – para un proyecto del fascismo del siglo 21 – para ser insurgente.La administración de Obama aparece en esta forma como una república de Weimar. Aunque los socialdemócratas estaban en el poder durante la república de Weimar de Alemania en la década de 1920 y principios de 1930, no siguieron una respuesta de izquierdas a la crisis, sino más bien de lado a los sindicatos alineados militantes, comunistas y socialistas, y progresivamente se complacía al capital y el derecho antes de entregar el poder a los nazis en 1933.

El fascismo del siglo 21 en los Estados Unidos

Yo no uso del término fascismo a la ligera. Hay algunas características clave de un fascismo del siglo 21 me identifican aquí:

  1. La fusión del capital transnacional con el poder político reaccionario
    Esta fusión se había estado desarrollando durante los años de Bush y probablemente se habría profundizado bajo una Casa Blanca McCain-Palin. Mientras tanto, estos movimientos neofascistas como el Tea Party, así como el neo-fascista de la legislación, tales como anti-inmigrante de Arizona la ley SB 1070, han sido ampliamente financiados por capital corporativo. Tres sectores del capital transnacional, en particular, se destacan como proclives a buscar acuerdos políticos fascistas para facilitar la acumulación: el capital financiero especulativo, el complejo militar-industrial-seguridad, y el sector (especialmente petróleo) de extracción y la energía.
  2. La militarización y la masculinización extrema 
    Como la acumulación militarizada ha intensificado el presupuesto del Pentágono, el aumento de 91 por ciento en términos reales en los últimos 12 años, la cúpula militar se ha convertido cada vez más politizado y que participan en la formulación de políticas.
  3. Un chivo expiatorio que sirve para desplazar y redirigir las tensiones y contradicciones sociales 
    En este caso, los inmigrantes y los musulmanes en particular. El Southern Poverty Law Center informó recientemente de que “tres capítulos de la derecha radical – los grupos de odio, grupos extremistas nacionalistas y las organizaciones de patriotas – aumentó de 1.753 grupos en 2009 a 2.145 en 2010, un 22 por ciento de aumento, que siguió a 2008-9 un aumento de 40 por ciento. ”

    Un Departamento de Seguridad Nacional el informe 2010 de Seguridad señaló que “extremistas de derecha pueden estar ganando nuevos reclutas jugando con los temores sobre los problemas de emergencia varias. La crisis económica y la elección de los primeros afro-americanos actual presidente controladores únicos para la radicalización y el reclutamiento de derecha. ” El informe concluía: “En los últimos cinco años, diversos grupos de extrema derecha, incluyendo milicias y supremacistas blancos, han adoptado el tema de la inmigración como una llamada a la acción, punto de reunión, y una herramienta de reclutamiento.”

  4. Una base social de masas 
    En este caso, por ejemplo, una base social está siendo organizado entre los sectores de la clase obrera blanca que, históricamente, que disfrutan los privilegios de casta racial y que han experimentado el desplazamiento y la movilidad social descendente experimentando rápidos como el neo-liberalismo llega a los EE.UU. -, mientras que están perdiendo la seguridad y la estabilidad que disfrutamos en la anterior época fordista-keynesiana del capitalismo nacional.
  5. Un fanático de la ideología del milenio relacionadas con la raza / cultura que abarca la supremacía de un pasado idealizado y mítico, y una movilización racista contra los chivos expiatorios
    La ideología del fascismo del siglo 21o menudo se apoya en la irracionalidad – la promesa de brindar seguridad y restaurar la estabilidad es emotivo, no racional. El fascismo del siglo 21 es un proyecto que no lo hace – y no es necesario – distinguir entre la verdad y la mentira.
  6. Un liderazgo carismático 
    Este liderazgo ha sido hasta ahora ausente en gran medida en los Estados Unidos, a pesar de figuras como Sarah Palin y Glenn Beck aparecen como arquetipos.

El circuito mortal de acumulación-explotación-exclusión

Una nueva dimensión estructural del capitalismo global del siglo 21 es la dramática expansión de la población global superflua – que parte de los marginados y excluidos de la participación productiva en la economía capitalista y que representa aproximadamente el 1/3o de la humanidad. La necesidad de asegurar el control social de esta masa de la humanidad que vive en un planeta de ciudades miseria da un fuerte impulso a proyectos neofascistas y facilita la transición de bienestar social al control social – también conocida como “estados policiales”. Este sistema se vuelve cada vez más violenta.

Teóricamente afirmó – en las condiciones de la globalización capitalista – funciones contradictorias del Estado de acumulación y legitimación no puede tanto ser satisfechas. La crisis económica se intensifica el problema de la legitimación de los grupos dominantes para que las crisis de acumulación, como la actual, generan conflictos sociales y aparecen como una espiral de crisis políticas. En esencia, la capacidad del Estado para funcionar como un “factor de cohesión” dentro del orden social se descompone en la medida en que la globalización capitalista y la lógica de la acumulación o la mercantilización penetra todos los aspectos de la vida, de modo que la “cohesión” requiere más y más social controlar.

El desplazamiento y la exclusión se ha acelerado desde 2008. El sistema ha abandonado a amplios sectores de la humanidad, que se encuentran atrapados en un circuito mortal de acumulación-explotación-exclusión. El sistema ni siquiera intenta incorporar a esta población excedente, sino que trata de aislar y neutralizar su rebelión real o potencial, criminalizando a los pobres y los desposeídos, con tendencias hacia el genocidio en algunos casos.

A medida que el Estado abandona los esfuerzos para asegurar legitimidad entre amplios sectores de la población que han sido relegados a los excedentes – o super-explotados – mano de obra, se recurre a una serie de mecanismos de exclusión coercitiva: encarcelamiento masivo y complejos carcelario-industrial, omnipresente policía, manipulación del espacio de nuevas maneras, la legislación anti-inmigrante altamente represiva y campañas ideológicas orientadas a la seducción y la pasividad a través del consumo menor y la fantasía.

La ideología militarizada ha intensificado el presupuesto del Pentágono y los funcionarios militares están cada vez más involucrados en la formulación de políticas [Gallo / Getty]

Un fascismo, 21 no se vería como el fascismo del siglo 20. Entre otras cosas, la capacidad de los grupos dominantes de controlar y manipular el espacio y de ejercer un control sin precedentes sobre los medios de comunicación, los medios de comunicación y la producción de imágenes y mensajes simbólicos, significa que la represión puede ser más selectiva (como vemos en México o Colombia, por ejemplo), y también se organizan jurídicamente de manera que la masa “legal” el encarcelamiento toma el lugar de los campos de concentración. Por otra parte, la capacidad del poder económico para determinar los resultados electorales permite que el fascismo del siglo 21 a emerger sin una ruptura necesaria en ciclos electorales y de un orden constitucional.

Los Estados Unidos no puede ser caracterizada en este momento como fascista. Sin embargo, todas las condiciones y los procesos que están presentes y se filtre, y las fuerzas sociales y políticas detrás de este proyecto se están movilizando rápidamente. De manera más general, las imágenes en los últimos años de lo que un proyecto político implicaría abarcó la invasión israelí de Gaza y la limpieza étnica de los palestinos, a la búsqueda de chivos expiatorios y la criminalización de los trabajadores inmigrantes y el movimiento del Tea Party en los Estados Unidos, el genocidio en el Congo , los EE.UU. / las Naciones Unidas para la ocupación de Haití, la propagación de neonazis y cabezas rapadas en Europa, y la intensificación de la represión india en Cachemira ocupada.

El contrapeso al fascismo del siglo 21 debe ser una lucha coordinada de devolución por la clase obrera mundial. La única solución real a la crisis del capitalismo global es una masiva redistribución de la riqueza y el poder – a la baja hacia la mayoría pobre de la humanidad. Y la única forma de redistribución puede llegar es a través de la lucha de masas transnacional desde abajo.

William I. Robinson, profesor de estudios de sociología y global en la Universidad de California en Santa Bárbara.

Las opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Al Jazeera.

 FUENTE Al Jazeera.

#15M #DRY #ANONYMOUS De obligadísima lectura Lo que no te cuentan del capitalismo


IDEAS ANTE LA CRISIS | Ha-Joon Chang

‘Lo que no te cuentan del capitalismo’

El economista Ha-Joon Chang. | Foto: C.F.El economista Ha-Joon Chang. | Foto: C.F.
  • Ha-Joon Chang, el economista más leído en el Reino Unido
  • Arremete contra los ‘mitos’ de la globalización y del libre mercado
  • Clama por una sociedad de ‘ciudadanos económicos’

Carlos Fresneda (Corresponsal) | Cambridge

Actualizado sábado 14/01/2012

La economía ha tenido siempre un aura de misterio para el común de los mortales. Los titulares de los periódicos parecen escritos al dictado de los poderes económicos, encerrados en sus castillos kafkianos.

Todos hemos bailado durante años en una jerga ideada por los tecnócratas -primas de riesgo, activos tóxicos, “obligaciones de deuda colateralizada”- para mantener deliberadamente al margen al 99% de los ciudadanos, que sufre en sus carnes la recesión mientras los ejecutivos siguen cobrando sus primas millonarias.

Y en esto llega Ha-Joon Chang, profesor de Economía en Cambridge, hijo del ‘milagro’ coreano, dispuesto a destripar el capitalistmo desde dentro y ponerlo a la altura del ‘mileurista’, ahora que los mitos sobre la riqueza y la pobreza están cayendo por su propio peso.

Chang, experto en economía del desarrollo, se adelantó a la Gran Recesión con un libro (‘Bad Samaritans’, aquí titulado ‘¿Qué fue del buen samaritano?’) que arremetía contra la doble moral de la globalización y los esfuerzos de los países ricos por seguir teniendo la sartén por el mango.

Ahora, en plena zozobra económica, nos llega ’23 cosas que no te cuentan sobre el capitalismo’ (que publicará en febrero la Editorial Debate), intentando ahondar en las razones de esta crisis causada “por los excesos de eso que llaman libre mercado”.

1. “El libre mercado no existe”, sostiene Chang, abriendo fuego en el primer capítulo . “Todos los mercados tienen reglas y fronteras para restringir la libertad de elección (…) El “libre mercado” es una ilusión y no se puede definir objetivamente. Es más bien una definición política, por no decir la idelogía dominante durante estos 30 últimos años. Los Gobiernos han decidido intervenir, esta vez para “desregular” la economía y llevarnos a este punto en el que estamos, con desigualdades cada vez mayores y crisis cada vez más frecuentes”.

2. “Los accionistas no defienden los intereses de las compañías, sino sus propios intereses”, palabra de Chang, que pone sobre el tapete otro hecho preocupante: “En los sesenta, un inversor británico mantenía por término medio seis años sus acciones en una compañía. Hoy en día, ese tiempo se ha reducido a tres meses… Al accionista no le preocupa el futuro a largo plazo de una empresa sino los beneficios que pueda reportarle en tres meses (…) Si gestionamos una empresa pensando en las accionistas, estamos posiblemente comprometiendo su propia supervivencia. A este punto hemos llegado”.

3. “Los mercados financieros necesitan ser menos eficientes”.Otra de las controvertidas afirmaciones del economista de Cambridge… “La desregulación y las tecnologías de la información permiten a los inversores mover grandes cantidades de capital en fracciones de segundo.

Esto puede aumentar su capacidad para hacer dinero, pero tiene un efecto muy desestabilizador sobre la economía. El bache entre el mundo financiero y el mundo real es cada vez mayor: hemos creado un monstruo tan complejo que nos resulta muy difícil de entender, y mucho menos de controlar. Lo que necesitamos es simplificar”.

4. “Los ricos nos hacen cada vez más pobres”. Desde los años de Reagan y Thatcher, según Chang, funcionamos con una política de “enriquecer a los más ricos”, con la vana idea de que la prosperidad se extenderá a otras capas de la sociedad. El precio que estamos pagando es éste: la mayor brecha entre los más ricos y los más pobres desde el último siglo.

Un directivo norteamericano de una corporación llega a cobrar de 300 a 400 veces más que su empleado medio. Durante el último año, y a pesar de la crisis, los altos ejecutivos se han aumentado el sueldo un 40%.

5. “La economía mundial creció más en tiempos del capitalismo ‘regulado'”. De acuerdo con Chang, el crecimiento per cápita de la economía mundial durante los años sesenta fue casi el doble que a partir de los años ochenta. “Lo cierto es que las políticas del Banco Mundial y del FMI han dado muy pobres resultados”, sostiene el economista de Cambridge.

“Los países ricos quieren imponer sus recetas del ‘libre mercado’ a los países en desarrollo, cuando lo cierto es que ellos mismos se enriquecieron con un equilibrio de comercio y medidas protecconistas. Así es como creció Corea del Sur. La falacia del libre mercado ha convertido raramente a un país pobre en un país rico, con la excepción de Chile”.

6. “Asume lo peor de la gente y obtendrás lo peor”. Chang dispara contra la esencia egoísta del capitalismo, “la avaricia del carnicero y del panadero” a los que apelaba Adam Smith. “El capitalismo ha cambiado mucho desde entonces.

No podemos ignorar que el ser humano responde a otras motivaciones, más allá del exclusivo interés propio. La explotación infantil era moneda corriente hace poco más de un siglo, y las elites se oponían férreamente a que los Gobiernos regularan el mercado laboral y acabaran con las jornadas de 15 horas diarias.

El capitalismo se ha hecho más participativo y cooperativo: ustedes tienen el ejemplo cercano de Mondragón. Pero el sistema tiene que abrirse aún más, para dar cabida al ‘ciudadano económico’“.

Dicho lo cual, pese a haberse ganado el apelativo de “anticapitalista”, Ha-Joon Chang se desmarca de los teóricos del ‘decrecimiento’ y asegura que hoy por hoy no existe alternativa que permita garantizar el mismo nivel de progreso y desarrollo en el mundo.

“Con el permiso de Churchill, el capitalismo es el peor sistema que existe… exceptuando a todos los demás”, concluye el economista irreverente, entrevistado este fin de semana en EL MUNDO.

“Eso no quiere que el modelo con el que funcionamos ahora sea el mejor posible. Todo lo contrario: tenemos que cambiarlo desde dentro y veo claros indicios en el horizonte. Los ‘indignados’ y el movimiento ‘Occupy’ es uno de ellos… Pese a los nubarrones del 2012, hay que ser optimista a largo plazo”.

FUENTE http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/13/economia/1326470186.html

#15M #DRY De Obligadisima Lectura El lujo de tener 5 millones de parados


El lujo de tener 5 millones de parados

13 enero 2012 | Categorías: Nacional | |

 

Pedro Vaquero – ATTAC Granada

No podemos permitirnos el lujo de tener 5 millones de parados y paradas y no hacer nada por evitarlo. Porque eso es lo que está haciendo el gobierno. El pasado y el actual. Al revés: con las políticas que están poniendo en marcha el número de parados aumentará.

No puede ser de otra forma. Si se reduce el número de empresas públicas, fundaciones, entidades del sector público; si se contraen los presupuestos de las comunidades autónomas, los ayuntamientos, diputaciones; si se congela la oferta de empleo público; si se recortan los gastos públicos en 8.900 millones de euros, contrayendo prácticamente todas las partidas de los distintos ministerios… al menos se incrementará parados en el sector público. ¿O no?

Y si se congela el salario mínimo, se agravará el déficit actual de la Seguridad Social porque cada punto que no se incrementa el salario mínimo supone 50 millones que deja de recaudar el sistema público de pensiones, ya que el salario de dos millones de trabajadores viene determinado por el salario mínimo, aparte de los 134.000 que lo cobran directamente; con lo que se pondrán más dificultades al erario público para apoyar a la economía productiva a crear empleo.

Pero si además los 6.200 millones de euros que se recaudarán con la subida de impuestos va a servir para reducir la deuda (España tiene pendientes de pagar 130.000 millones de deuda pública en 2012, mientras que en 2011 tuvo que pagar 120.000), y no para impulsar políticas de relanzamiento de la economía, ya que el sector financiero sigue amartillando el dinero que le ha prestado el BCE al 1% en el propio BCE al 0’25% porque no se fía ni de su sombra, y no abre la mano del crédito ni de coña, entonces la recesión está servida.

Y en condiciones de menor creación de riqueza, de menor consumo e inversión, y el consiguiente frenazo de la economía productiva, el paro aumenta.

Jordi Sevilla lo decía en El Mundo anteayer mismo.

Pero es lo que según el diario Público (8/1/2012) llevan mucho tiempo diciéndolo expertos mundiales tales Joseph Stiglitz, Paul Krugman, Raghuram Rajan, Jordi Gali, Thomas J.Sargent, Cristopher A.Sims, Costas Lapavitsas, Kenneth Rogoff, Jacques Sapir, Richar Koo, Martin Wolf, Wolfgang Munchau, Stephen Roach, Jeffrey Sachs y Jean Olivier Blanchard; todos y cada uno de estos economistas, con distintas concepciones ideológicas o posiciones matizadas, coinciden en una cosa: sólo con políticas de austeridad no vale, habrá que buscar la fórmula mágica para mezclar políticas de recortes con políticas de estímulo. Santiago Carbó (universidad de Granada) reprocha a los economistas (y se mete él mismo en el saco) que no han hecho nada por encontrar esa fórmula.

A Merkel y la política sigue de espaldas a esta realidad, cada vez más evidente. ¿O no lo proclaman a gritos los datos económicos? Pues las cifras del paro son elocuentes por sí mismas.

Y lanzan señales de socorro para que se ponga como primer objetivo de la estrategia económica la creación de empleo, antes incluso que el pago de la deuda, o lo que es lo mismo, la reducción del déficit público.

El número de parados en las oficinas del antiguo INEM (hoy se llama algo largo que viene a decir lo mismo: Servicios Públicos de Empleo, o sea, INEM) a finales de 2011 ha sido de 4.422.359 personas en paro, de los que sólo en 2011 se han generado 322.286, un 7’86% más que en 2010, año en el que a su vez había aumentado el paro en 176.470 personas.

Es el nivel más elevado desde 1996, año en el que arrancó la serie histórica de datos estadísticos comparables. Obviamente las cifras de 2010 e incluso del disparado 2011 son inferiores a los incrementos del número de parados de 2008 (999.416) y 2009 (794.640), que fueron los años más fuertes de la actual crisis económica.

Pero el que en 2011 haya vuelto a casi duplicarse el paro respecto de 2010, y el simple hecho de que siga creciendo por casi un tercio del millón de personas (la tercera mayor subida del paro en lo que va de crisis), es un dato tan alarmante, que viene a eclipsar la comparativa con los incrementos de 2008 y 2009, pues si en estos años se incrementó tanto el paro, en los siguientes no sólo no se ha logrado contrarrestar la deriva, sino que en 2011 volvemos a las andadas.

Respecto de los datos de paro de 2011 hay que destacar otros aspectos importantes:

1º) Que en diciembre de 2011 ha vuelto a crecer por quinto mes consecutivo 1.897 personas más, mientras que en diciembre de 2010 había bajado en 10.221 personas. Vamos, que desde agosto está creciendo el paro ininterrumpidamente (51.185, 95.817, 134.182, 59.536 y 1.897 parados más).

2º) Que la reforma laboral puesta en marcha en el segundo semestre de 2011 justo ha producido el efecto contrario al deseado, pues en vez de reducir el paro lo ha incrementado, o por lo menos ha coincidido el incremento del paro incesante con los meses de aplicación de la reforma laboral. Así lo reconoce la nueva Secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo.

3º) El paro de 2011 subió algo más entre las mujeres que en los hombres, 165.736 de nuevas paradas (+8,1%), frente a 156.550 hombres (+7,6%); en total, 2.212.621 mujeres en paro y 2.209.738 hombres en paro.

4º) El paro subió en todos los sectores, y en especial en los servicios, con 240.590 desempleados más (+10,1%); construcción también incrementó el número de parados, pese a ser el sector más castigado en años precedentes, con 22.861 parados más en 2011 (+3%); el tercer colectivo en incremento de parados ha sido el de “sin empleo anterior”, que subió en 21.871 desempleados (+6,1%); el paro en agricultura aumentó en 19.132 personas (+15%); y en la industria repuntó en 17.832 desempleados (+3,6%).

5º) El número de contrato en 2011 se incrementó un 0’11% sobre 2010, hasta los 14.433.232contratos. Pero tan sólo 685.802 fueron contratos indefinidos a tiempo completo (un 11,77% menos que en 2010) y 424.361 a tiempo parcial (un descenso del 5,9%). El resto, 13’1 millones de contratos, fueron temporales o precarios.

6º) Los inmigrantes también sufrieron la lacra del paro en sus carnes, pues su índice de paro se incrementó un 3’3%, unos 20.065 parados más. En total, 625.903 inmigrantes estaban en paro al finalizar 2011.

7º) De los 322.286 parados más del 2011, 295.499 eran mayores de 25 años (+8,06%); los menores de 25 años incrementaron su número de parados un 6’2% hasta las 26.787 personas.

8º) Por CC.AA. fue Andalucía la que incrementó más su número de parados, 65.153 más; le siguió Catalunya con 51.571 más, Comunidad Valenciana 33.721 más, y Madrid con 26.781 más. Los menores incrementos los registraron La Rioja (2.975 parados más) y Navarra (3.935) parados más.

Con esta panorámica del paro en el año que se ha ido, ¿qué podemos esperarnos para 2012? Ya lo hemos dicho: más paro.

Si 2011 era el año en que el empleo iba a levantar cabeza y ha acabado siendo malo, 2012 será peor, y por tanto hay que esperar que se vuelvan a destruir unos 400.000 puestos de trabajo. España volverá a destruir empleo por quinto año consecutivo. Todo un récord.

En noviembre Ángel Laborda (Funcas) recogía la media de las distintos previsiones de los más importantes servicios de estudio y daba para 2012 una caída del empleo de 1’2%, y una tasa de paro del 22’2%.

Pero ahora las perspectivas han empeorado. Esos datos se daban cuando se esperaba que el déficit iba a estar en el 6%, más o menos, y hoy se sabe que está en el 8%, según dice el gobierno.

Así que hoy todos los estudios apuntan a una subida del paro por encima del 23% (el Instituto de la Economía Mundial sitúa el paro español en 2012 en un 23’6%), y una destrucción de puestos de trabajo entre 350.000 y 400.000 empleos. Con estas perspectivas, la duda es si llegaremos o no a los 5’5 millones de parados y paradas.

¿Qué hace mientras el gobierno? Entretenerse en prometer reformas laborales. Pero a estas alturas, ¿quién cree que una reforma laboral va a reactivar el empleo? Nadie en su sano juicio. Si se abarata más el despido habrá más despidos, no más contrataciones. Y punto.

Quizá emprenda el gobierno también una reforma de las prestaciones por . Los ultraliberales se lo piden sin pudor. No para incrementarlas, que sería lo normal, ya que hay un 1’7 millones de parados que ya no disfrutan de ninguna y la demanda está creciendo en los últimos meses. No, sino todo lo contrario, para recortarlas.

Porque, según dicen, el Estado se gasta en los parados una barbaridad de dinero público, dado el increíble aumento del paro.

En 2007 el Ministerio de Trabajo pagó en prestaciones de  14.780 millones de euros, un 1’4% del PIB, que se pagaban con las cotizaciones de empresarios y trabajadores.

Pero en 2008 las cotizaciones por no daban de sí para cubrir el gasto en este tipo de prestaciones sociales, pues los ingresos cayeron con el empleo, y las prestaciones crecieron hasta los 32.000 millones en 2010, de forma que el Estado ha tenido que poner ese año más de 15.000 millones de euros.

Sí. El paro seguirá creciendo en 2012, mientras que las prestaciones por desempleo seguirán faltando cada vez más para cubrir las necesidades de los parados y paradas.

Porque lo cierto es que si no se cambia de estrategia económica, de modelo económico, estamos condenados a sufrir esta depresión económica (se caiga o no en recesión, dure ésta todo el año 2012 o no) durante años.

Esto es una crisis económica a la japonesa, de las que no acaban nunca. Y cuando acaban, se vuelven a reproducir al poco tiempo. Es una crisis profundísima del capitalismo globalizado, y lo descabellado de la situación es que quienes dirigen el proceso de salida del túnel son los mismos que nos han metido en él.

Pero el problema del paro sólo lo conocen -porque lo viven- los parados. La angustia que genera, las dificultades para la supervivencia económica de ellos y sus familias, las secuelas psicológicas y sociales que conlleva el drama del paro para sus víctimas, eso no interesa a los economistas que sólo se fijan en las grandes cifras macroeconómicas como eso, como meras cifras, sin reparar que detrás de ellas existen personas que lo pasan mal sin tener ninguna culpa en la génesis de esta crisis.

Fuente: http://pedrovaquero.wordpress.com/

¿Quiénes son los mercados?


¿Quiénes son los mercados?

Cuando el Gobierno Zapatero afirmaba que tenía que llevar a cabo las políticas de reducción de derechos laborales (como debilitar los convenios colectivos) y sociales (como alargar la edad de jubilación, congelar las pensiones o recortar el gasto público social) como consecuencia de la presión de los mercados financieros, estaba, en realidad, intentando externalizar la responsabilidad de desarrollar unas políticas altamente impopulares.
Algo semejante ocurrirá ahora con el Gobierno Rajoy. En ambos casos, los ejecutivos nos dicen que no son ellos sino los de fuera, es decir, los mercados, los que mandan mientras que los gobiernos no tienen otra alternativa que desarrollar tales políticas.

Con la ayuda de los mayores medios de información y persuasión del país, los gobiernos intentan presentar tales políticas como determinadas por fuerzas exteriores sobre las cuales tienen poquísima capacidad de influencia.

El gran argumento, que justifica tales políticas, es que son necesarias para “dar confianza a tales agentes externos: los mercados financieros”. En otras palabras, hay que reducir el déficit y la deuda pública, y hay que reducir los salarios y debilitar a los sindicatos a fin de calmar a los mercados para que estos presten su dinero al Estado español, permitiéndole con ello poder pagar sus gastos.
El problema con este esquema político-intelectual es que cada uno de los postulados sobre los que se basa es erróneo, es decir, los datos empíricos no lo sustentan. Veámoslos.

En primer lugar, no son los mercados financieros, sino principalmente los bancos, las compañías de seguros y los fondos especulativos españoles (el eje de lo que se llamaba antes la burguesía financiera, término abandonado en el lenguaje político-mediático actual por considerarlo “anticuado”) los que poseen casi la mitad de la deuda pública española.

La mayoría de la otra mitad la poseen bancos, compañías de seguros y fondos especulativos europeos, gran número de ellos relacionados con los mismos fondos españoles. Sólo una mínima parte la poseen entidades financieras extranjeras (es decir, de fuera de la Unión Europea).

Los “mercados financieros” son, pues, básicamente nuestras instituciones financieras (españolas y europeas).

Utilizo el término “nuestras” para indicar su identificación político territorial, pues de nuestros –en el sentido de posesión por parte de la mayoría de la población– tienen poco.
Están controlados por un número pequeñísimo de personas (los gerentes, gobernadores y accionistas), menos del 0,1% de la población, que se benefician enormemente de que el Estado español tenga que pagar hasta un 7% de interés para conseguir dinero prestado de los bancos a los cuales el Estado debe pagar, dinero que procede de los recortes de gasto público en pensiones, sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios domiciliarios a las personas con dependencia, entre otros.
Las clases populares de España, que son las más afectadas por estos recortes, tienen que apretarse el cinturón para que el Estado pueda pagar a nuestra burguesía financiera, a la cual, por cierto, nuestro Estado ha ido reduciendo sus impuestos y ayudándola, prestándoles millones y millones de euros para que no colapsaran el sistema financiero como resultado de sus prácticas especulativas (y muy en particular en el sector inmobiliario) al estallar la burbuja del ladrillo que ellos crearon.

Pero, por si no fuera poco, tal burguesía financiera, tanto española como europea, ha recibido una enorme cantidad de dinero del Banco Central Europeo (BCE), que es una institución pública (sus dirigentes son nombrados por los estados de la Eurozona, incluido el Gobierno español), que está en la práctica controlado por nuestras (españolas y europeas) instituciones financieras.

El BCE imprime millones y millones de euros y los da (bueno, dar, dar, es un decir, aunque los intereses son ridículamente bajos) a los bancos, los cuales, con este dinero, especulan y compran deuda pública a unos intereses desorbitados.

El segundo supuesto erróneo es asumir que no hay otra alternativa a la dependencia que los estados tienen de la banca privada. Ello no es cierto. El Estado puede generar recursos a base de, por ejemplo, incrementar, en lugar de bajar, los impuestos a la banca, a las rentas del capital y a las rentas superiores.

Y el BCE, en lugar de dar dinero a la banca, se lo podría dar a los estados para comprar su deuda pública a los mismos intereses que se los da a la banca. Pero no lo hace, con lo cual el Estado tiene que pedir prestado a la banca.
Un círculo virtuoso para la banca y desastroso para los estados. Pero las cosas han empeorado todavía más porque cuando por fin el BCE ha comenzado a enviar dinero a los estados comprando su deuda pública, el BCE (que es el lobby de la banca) ha impuesto unas condiciones draconianas, que se resumen en un ataque frontal a las clases populares y a su Estado del bienestar.

No son, pues, los mercados financieros, sino nuestra burguesía financiera, aliada con la burguesía financiera europea, quien está controlando nuestras instituciones públicas, las mismas que nos dicen que no hay alternativas.

Y para el máximo abuso, nuestros representantes políticos en su última reunión en Bruselas, quieren ahora asegurar a los bancos (para darles, incluso, más confianza) que estos nunca, repito, nunca, perderán dinero.
Es decir, que los estados les deberán pagar siempre el dinero que supuestamente les deben. Y todo ello se presenta con el argumento de que no hay alternativas.

Pero sí que hay alternativas. Los estados pueden controlar a los bancos, en lugar de ser al revés, estableciendo, por ejemplo, bancos públicos. Y pueden cambiar al BCE poniéndolo al servicio de la población y de la economía productiva, y no al servicio de la banca. Que no lo hagan se debe, no al poder de los mercados, sino a la excesiva influencia política y mediática de nuestras burguesías financieras.

Blog del autor: http://www.vnavarro.org/?p=6719

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


El imperio se hunde


El imperio se hunde

El imperio se hunde, en realidad, se habría hundido ya si no fuera por su fuerza atómica.

Los imperios se basan en una idea fuerza que los proyecta hacia adelante, en este caso de ahora en esa idea superliberal de que el comercio está por encima de todo.

Los mercados libres consagran la norma suprema de que todo vale con tal de ganarle al otro la partida.

Dicen que los Usa sustituyeron al Reino Unido en el imperio del mundo porque dispusieron de la más barata de las fuerzas de trabajo, la esclavitud, que Inglaterra no pudo competir con una país al que no le costaba nada la mano de obra, por lo que, según Marx, que descubrió aquello de que todo no es sino puñetera economía, la altiva Albion tuvo que ceder el trono a su aventajado hijo.

El problema es que la maldita economía es una ciencia rebelde. Si tú tratas de domesticarla llevándole la contraria, te puede dar el mayor de los disgustos.

No todo es tan fácil como pensaban los franceses cuando dijeron aquello de “laissez faire, laissez passer”, si tú dejas que todo vaya a su antojo, es decir, si tú dejas hacer y dejas pasar, o sea, si tú pasas de todo, de repente te encuentras con que todo se te rebela porque si tú has predicado que la libertad de mercado es Dios, luego no puedes afirmar que a Dios hay que ponerle trabas porque esto es un puro sacrilegio de modo que se necesitan los reaños de un Rooselvet para tomar medidas antitrust y que no sólo no te ocurra nada, entonces los republicanos todavía no tenían el Tea party, sino que además resuelvas el maldito problema de la cuadratura del círculo y aquella  terrible recesión que algunos aseguran que era mayor que ésta, la resolvió el tío echando mano de un tal Keynes que, ahora, es un réprobo y por lo tanto está muy bien en el infierno.

El problema es que los nuevos economistas neoliberales no encuentran la solución a este caos por lo que, a pesar de que la crisis se produjo por un exceso de libertad económica que permitió a los economistas de los Bancos dar préstamos hipotecarios a los que nunca podrían pagarlos, nadie se atreve a sostener económicamente que la solución no sólo actual sino también futura estriba en regular una economía tan salvaje que ha comenzado a devorarse a sí misma, porque la libertad absoluta no sólo es que favorece a los más fuertes sino que no es sino libertinaje, o sea, la ley de la selva, la lucha de todos contra todos, en la que se puede ganar todo el dinero del mundo sólo especulando en los mercados bursátiles.

¿Entonces? Que el imperio se resquebraja porque la situación que lo inició se repite, otra vez, sólo que con distintos personajes. Los Usa no pueden ir contra Dios, la libertad de mercados, porque esto no lo resistirían sus propias estructuras que nacieron así y así morirán.

Pero China y los países emergentes no creen en el mismo Dios de los Usa sino en uno completamente diferente que permite no sólo regular los mercados y darle la vuelta por completo a aquel axioma liberal de la Thatcher y Reagan, que ahora puede leerse así: “la libertad no sólo no es la solución sino precisamente el problema”, sino que, además,  utilizan toda la fuerza del poder político para llevar la economía por donde ellos creen que debe de ir.

 Y el milagro acaba de producirse como podemos leer, si queremos, en ese artículo de Estefanía que he colgado ya en este blog, http://www.blogger.com/blogger.g? blogID=6895481548432517761#editor/target=post;postID=2934061252968131023  y en el que se nos trasladan datos como los siguientes:

“El paro oficial en EE UU asciende al 9,1% de su población activa (alrededor de 14 millones de personas), pero si a esta cifra se le suma la de los desanimados que ni siquiera buscan ya puesto de trabajo (unos 2,2 millones) y los que están forzados (sin desearlo) a tener un contrato a tiempo parcial (8,5 millones), la tasa de subempleo asciende a un 15,7% de la población activa, casi 25 millones de personas.

La Oficina del Censo hizo pública la semana pasada el mapa de la pobreza: 46 millones de personas, un 15,1% de la población total, están por debajo del umbral de pobreza, dos millones más que cuando llegó Obama a la Casa Blanca. Ese porcentaje aumenta mucho en el caso de las dos minorías étnicas más importantes: 27,4% de pobres entre los ciudadanos de raza negra y 26,6% entre los hispanos”.

Hacia este paraíso es, pues, al que nos llevan del ronzal esos alegres muchachos del PP, ayudados por toda esa inmensa legión de ignorantes que todavía no ha comprendido que, respecto a la prensa ultracapitalista que nos desinforma hay que adoptar la táctica de la desobediencia más radical:
si La Gaceta, El Mundo, ABC, La Razón, El Confidencial, Libertad Digital, etc. nos proponen que hagamos algo, hay que hacer precisamente todo lo contrario, porque si les obedecemos cometeremos un inmenso y tal vez irreparable suicidio colectivo.

De OBLIGADÍSIMA LECTURA Los dictadores de Occidente


Los dictadores de Occidente

Robert Fisk

Debido a que debo escribir desde la región que produce más frases hechas por metro cuadrado que cualquier otro tema, quizá debería hacer una pausa antes de lamentarme por toda la basura y estupideces que he leído sobre la crisis financiera mundial.

Pero voy a abrir fuego. Opino que los reportes sobre el colapso han caído más bajo que nunca, al grado de que ni la información de Medio Oriente se difunde con la clara obediencia que se rinde a las mismas instituciones y a los expertos de Harvard que colaboraron para crear este desastre criminal mundial.

Iniciemos con la llamada primavera árabe, que es en sí una grotesca distorsión verbal de lo que en realidad es un despertar árabe-musulmán que está sacudiendo a Medio Oriente; y los sucios paralelismos que se establecen entre estos movimientos y las protestas sociales en las capitales occidentales.

Se nos ha engañado con los reportes de los pobres y los que no tienen que han tomado una página del libro de la primavera árabe, sobre la forma en que fueron derrocados los regímenes de Egipto, Túnez y, hasta cierto punto, Libia, y de cómo esto inspiró a estadunidenses, canadienses, británicos, españoles y griegos a manifestarse masivamente. Pero todo esto es absurdo.

La verdadera comparación ha sido inventada por los periodistas occidentales, siempre ansiosos por exaltar las rebeliones contra los dictadores árabes mientras ignoran las protestas contra los gobiernos democráticos de Occidente. Siempre desesperados por sacar de contexto las manifestaciones para sugerir que simplemente se deben a una moda originada en el mundo árabe. La verdad es algo distinta.

Lo que llevó a decenas de miles de árabes a las calles, y que después se volvieron millones en las capitales de Medio Oriente, fue la demanda de dignidad y la negativa a aceptar a las dictaduras de familias locales que son, de hecho, dueñas de estos países.

Los Mubarak, los Ben Alí, los Kadafi, los reyes y emires del golfo y Jordania, y los Assad, todos ellos creían tener derecho de propiedad sobre naciones enteras. Egipto pertenecía a Mubarak Inc., Túnez a Bel Alí Inc. (y a la familia Traboulsi), Libia a Kadafi Inc. Los mártires de las dictaduras murieron para constatar que sus países pertenecían a los pueblos.

Este es el verdadero paralelismo con Occidente. Ciertamente los movimientos de protesta son contra las grandes corporaciones, en una causa perfectamente justificada, y contra los gobiernos.

Lo que han descubierto los manifestantes, de manera algo tardía, es que durante décadas han sido engañados por democracias fraudulentas, que votan abnegadamente por partidos políticos que, después de triunfar en las urnas, entregan el mandato democrático y el poder popular a bancos, comerciantes y agencias calificadoras, todas ellas respaldadas por un coto de negligentes y deshonestos expertos de las más costosas universidades estadunidenses y think-tanks, que mantienen la ficción de que existe una crisis globalizada, en vez de una treta masiva contra los electores.

Los bancos y agencias calificadoras se han vuelto los dictadores de Occidente. Igual que los Mubarak y los Ben Alí, los bancos creyeron –y siguen creyendo– que son dueños de sus países.

Las elecciones que les han dado poder, gracias a la cobardía y complicidad de los gobiernos, se vuelven tan falsas como los comicios en los que los árabes eran obligados a participar, década tras década, para ungir como gobernantes a los propietarios de sus países.

Goldman Sachs y el Banco Real de Escocia son los Mubarak y Ben Alí de Estados Unidos y Gran Bretaña, que devoraron la riqueza de los pueblos mediante tramposas recompensas y bonos para sus jefes sin escrúpulos a una dimensión infinitamente más rapaz que la pudieron imaginar los codiciosos dictadores árabes.

No fue necesario, aunque me fue útil, ver el programa Inside Job de Charles Ferguson transmitido esta semana por la BBC para demostrarme que las agencias calificadoras y los bancos estadunidenses son intercambiables, que el personal de ambas instituciones se mueve sin trámites entre las agencias, los bancos y el gobierno de Estados Unidos.

Los mismos muchachos calificadores (casi siempre varones, claro) que calificaron con triple A préstamos devaluados y sus derivados en Estados Unidos ahora atacan a zarpazos a los pueblos de Europa –mediante su venenosa influencia en los mercados– y los amenazan con disminuir o retirar las mismas calificaciones a naciones europeas, que alguna vez otorgaron a criminales, antes del colapso financiero estadunidense.

Siempre he creído que los argumentos mesurados tienden a ganar las discusiones. Pero perdónenme, ¿quiénes son estas criaturas cuyas agencias calificadoras ahora espantan más a Francia de lo que Rommel lo hizo en 1940?

¿Por qué no me lo dicen mis colegas periodistas en Wall Street?

¿Por qué la BBC, CNN y –ay, Dios– hasta Al Jazeera, tratan a estas comunidades criminales como incuestionables instituciones de poder?

¿Por qué nadie investiga, como ha comenzado a hacerlo Inside Job, estos escandalosos tratos sucios?

Todo esto me recuerda la manera igualmente cobarde en que los reporteros estadunidenses cubren Medio Oriente, la forma tenebrosa en que siempre evitan hacer críticas directas a Israel, siempre bajo el poder de un ejército de cabildos pro Likud que explican a los televidentes que la labor de paz de Estados Unidos en el conflicto israelí-palestino merece nuestra confianza; y por qué los buenos son losmoderados y los malos son los terroristas.

Al menos los árabes han empezado a ignorar estas tonterías. Pero cuando los que protestan contra Wall Street hagan lo mismo, se convertirán en anarquistasterroristas sociales en las calles de Estados Unidos que exigen que los Bernanke y Gethner enfrenten un juicio como al que se ha sometido a Hosni Mubarak.

Nosotros, en Occidente, hemos creado a nuestros propios dictadores, pero a diferencia de los árabes los volvimos intocables.

El primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, informó solemnemente a sus compatriotas esta semana que ellos no son responsables de la crisis en la que se encuentran. Ellos ya lo sabían, desde luego.

¿Por qué no les dijo de quién es la culpa? ¿No va siendo hora de que él y los otros primeros ministros europeos nos lo digan, y también de que los reporteros nos lo informen?

© The Independent Traducción: Gabriela Fonseca (Tomado de La Jornada)

¿Fin de la Historia o fin del Capitalismo?


 

16-12-2011

 

¿Fin de la Historia o fin del Capitalismo?
Cuando en 1992 Francis Fukuyama publicó su famoso libro El fin de la Historia y el último hombre, no fueron pocos los entusiasmados que cantaron victoria y lanzaron campanas al vuelo; y no fue para menos: el proyecto de construcción del socialismo soviético y de Europa Oriental se había venido abajo.
Aquel primer intento de construir lo que los clásicos llamaron “sistema cualitativamente superior”, llamado a sustituir al agonizante capitalismo, que había comenzado con la expropiación de los medios de producción en posesión de la clase dominante por parte del valeroso pueblo ruso en 8un proceso revolucionario que comenzó el 7 de noviembre de 1917, vio su dramático final a comienzos de la última década del siglo XX, solo 73 años después.

¿Pero realmente el derrumbe del modelo euro-soviético significa el fin de la historia? ¿Tienen razón los teóricos burgueses que ponderan el carácter eterno del capitalismo? Un vistazo a los últimos 20 años de una era post-soviética pone en duda tales afirmaciones.

Un mundo unipolar donde prevaleció una sola superpotencia hegemónica, por demás imperialista, que se erigió ¿triunfadora? de esa lucha de contrarios, como lo llamó Marx, fue el panorama reinante durante toda la década de 90 y el inicio del recién nacido tercer milenio.

Sin embargo, no es posible afirmar que durante este período de gloria para los capitalistas, ebrios de satisfacción, hayan desaparecido totalmente los proyectos de construir el nuevo modo de producción más justo.

Cuatro países persistieron, por necesidad o convicción (o ambas inclusive), en su empeño, a pesar de los pesares, de seguir adelante en la construcción de la nueva sociedad. No había vivido la izquierda mundial peores momentos.

Muchos dentro de sus filas sucumbieron al desánimo provocado por el aparente fracaso de un lado y la feroz campaña triunfalista del capitalismo por el otro y decidieron bajar los brazos, lo cual se muestra en el hecho de que ejemplares de las obras de los clásicos fueron lanzados a la basura.
En Miami el sector más reaccionario de la comunidad cubana preparó sus maletas para un regreso triunfante a una Cuba “post – comunista” que, según su lógica, sucumbiría sin el apoyo de sus principales y casi únicos socios comerciales y volvería a ser el paraíso de oligarcas y gángsteres que verían vía libre a su acumulación de riquezas y recuperarían las propiedades nacionalizadas y abandonadas al principio del proceso revolucionario.

Pero, como dijo Fidel: “Nada podrá detener la marcha de la Historia”. La insostenibilidad de la sociedad capitalista, las acentuadas diferencias sociales y más de 30 años de políticas neoliberales han acentuado las contradicciones inherentes del sistema y el viejo capitalismo se haya en un callejón sin salida.

Si en la década de 1950 la acción conjunta del estado y los monopolios provocaron un crecimiento económico acelerado, sobre todo en la etapa de post-guerra, y si a partir de 1973 las políticas neoliberales de privatización y no intervención estatal permitieron también un crecimiento, a un ritmo no muy acelerado, de las economías que lo aplicaron hasta principios de la década de 1990, actualmente el régimen mundial se encuentra en un callejón sin salida que hace presagiar su fin inevitable.

La deformación que padece el capitalismo en su fase monopolista, provoca que cada vez los ciclos económicos sean más cortos y las crisis se sucedan cada vez con más frecuencia y profundidad.

Una economía que depende del capital ficticio para su crecimiento, donde la obtención de riquezas no radica en la producción de bienes de consumo, premisa enunciada por Marx como única fuente posible de creación de plusvalía, sino en la mera especulación, en el acto de manipular mercados con el fin de comprar barato para luego vender caro, no puede gozar de buena salud y presenta enormes deformidades en su estructura que solo podrán ser superadas con la sustitución de un modo de producción por otro.

El neoliberalismo, esa doctrina, engendro de laboratorio surgido en la Universidad de Chicago, gracias a cerebros como el de Milton Friedman, que pondera las virtudes del libre mercado, la privatización desmedida de toda la economía y la no intervención del estado en esos asuntos, parece haberse agotado irremediablemente.

A pesar de esto se intenta salvar al capitalismo europeo con recortes sociales y políticas neoliberales, o sea, resolver una crisis neoliberal con más neoliberalismo ¿Ha probado usted apagar un fuego arrojándole gasolina?

Si el capitalismo monopolista de estado fracasó en su momento por haberse agotado las posibilidades reales de estabilidad económica y también lo hizo el neoliberalismo; o sea, si el estado dentro de la economía y fuera de esta fracasó en ambas formas ¿qué camino seguir para salvar al viejo régimen? La respuesta es sencilla: ¡Ninguno! Cuando la solución no es posible hallarla dentro del propio sistema hay que buscarla, inexorablemente, fuera de él.

Cierto es que la clase obrera mundial no ha asumido el papel protagónico que le corresponde, debido, en parte, al escepticismo existente a causa el derrumbe de la URSS y el campo socialista provocado por una incorrecta implementación del modelo político y no por la carencia de validez de la teoría marxista leninista sobre la que se sustentó. Pero no es menos cierto que al capitalismo neoliberal está totalmente agotado.

Si en el pasado esta misma clase obrera pudo ser sobornada por la gran burguesía que les vendió un puñado de acciones en las propias empresas donde laboraban, utilizando muy convenientemente en beneficio del gran capital el precepto marxista y socialista de que el obrero al participar en el proceso productivo debe sentirse propietario de los medios de producción para que redunde en estímulo y crear la falsa ilusión de la no existencia de clases sociales dentro del capitalismo moderno, actualmente, ante la situación imperante es muy difícil que el proletariado se contente con semejantes dádivas, cuando no basta con sentirse propietario para quedar inmune a la enfermedad reinante.

No es casual el movimiento hacia la izquierda que se ha venido dando, primero en América Latina con los triunfos de movimientos populares que han ascendido al poder; el primero de todos en 1998 con la victoria de Hugo Chávez en Venezuela, más tarde Evo Morales en Bolivia, Daniel Ortega en Nicaragua y Rafael Correa en Ecuador, entre otros, y actualmente en países capitalistas con sonadas protestas en varios de la UE, en Chile y hasta en el mismo corazón de los Estados Unidos, ante el empeoramiento de la situación socioeconómica de las clases bajas.

Y es que las masas populares están despertando, se han sentido engañadas y robadas por las clases dominantes y sienten que su presente es intolerable y su futuro negro.

Por sí o por no, varios han optado por romper con el viejo capitalismo y construir una sociedad mejor.

Podrá llamársele Revolución Bolivariana o Sandinista,Socialismo del Siglo XXI o Revolución Ciudadana, lo cierto es que el mundo transita, inobjetablemente, hacia una sociedad de trabajadores, donde el interés de la clase obrera sea primordial y dominante basado en una verdadera democracia en que el poder real lo posea el proletariado, pero siempre apuntando hacia el futuro de la humanidad en bien de las mayorías y, en un final, de todos los individuos.
Y esta transformación no deberá ser ajena a los postulados enunciados por los clásicos del marxismo y, por tanto, deberá realizarse de acuerdo con lo enunciado por Marx, Engels, Lenin, Fidel y el Che en cuanto a la metodología para la construcción de la nueva sociedad y formación del hombre nuevo, por supuesto, de acuerdo con las condiciones históricas, políticas, económicas y sociales de cada momento y lugar.
Pero esto no será posible sin que la clase obrera decida, de una vez y para siempre, asumir el papel histórico que le corresponde y erigirse en protagonista del cambio.
Dijo Lenin que no nos podemos sentar a mirar pasar el cadáver del capitalismo, porque de por sí solo no morirá. Las condiciones subjetivas se deben ir creando en mismo proceso revolucionario para fructificar cuando se llega a una situación revolucionaria.

Por eso, al cabo de 20 años sería conveniente preguntarle al señor Fukuyama si cuando escribió sobre el fin de la historia, en realidad se refería solo al fin de la historia del capitalismo.

*Licenciado en Economía y profesor de Economía Política de la Universidad “Máximo Gómez Báez” en Ciego de Ávila, Cuba.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Ha quedado demostrado con la crisis que los EEUU no son nuestros aliados sino nuestro peor enemigo


Russia Today: La crisis financiera mundial podría ser planeada por el grupo Bilderberg!!! / Público:El poder financiero toma los Gobiernos de la UE / Javier Solana: Si queremos que siga la UE, habrá CESIÓN de SOBERANIA, y no nos debe ASUSTAR!!…. No…que va, para nada!!!

Es gratificante ver como los medios en este final del 2011 se están haciendo eco de algo tan evidente, y que desde la RED se está informando incluso desde ANTES de que la crisis empezase…
El pasado viernes hubo redoble de tambores…Todos los conspiradores indicando que podía ser el fin del euro para dar un pasito más en su agenda…UNIÓN FISCAL…o cómo empantanar con la CRISIS DE LA DEUDA a TODA EUROPA, y de paso, UNA NUEVA CESIÓN DE SOBERANÍA…

JAVIER SOLANA-BILDERBERG-TRILATERAL

  • Javier Solana fue por primera vez al CLUB en el 85… 10 años después le nombran SECRETARIO DE LA OTAN…y de nuevo, en el 98,vuelve a ir al CLUB, y al año siguiente, 99, se le nombra Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común

Y hace bien poquito, SOLANA entró en la TRILATERAL…
http://planetagea.files.wordpress.com/2011/02/image0066.jpg?w=500
Todo sigue el patrón o estrategia habitual de la élite…

PROBLEMA-REACCIÓN-SOLUCIÓN

Y todos los actores están en sus posiciones y haciendo los deberes…deberes que ya practicaron en el corralito de Argentina…
La agencia de calificación vuelve a tener a los principales estados de la eurozona en el punto de mira. En un movimiento sin precedentes, S&P ha anunciado que podría rebajar las calificaciones crediticias de 15 países del euro, entre ellos la triple AAA de Alemania y Francia, que podría terminar con un recorte de calificaciones en los próximos tres meses. España está de nuevo en riesgo de perder su nota.
 

TIM GEITHNER-SECRETARIO TESORO EEUU-TRILATERAL

Geithner alabó el papel del Banco Central Europeo durante la crisis
Y adivinar a que institución pertenece Tim Geithner???
En sus primeros días de mandato en 2009, Barack Obama designó a once (jeje) miembros de la Comisión Trilateral para ocupar altos cargos clave de su administración, como principal consejero en política exterior eligió a Zbigniew Brzezinski, cofundador en 1973 de la Comisión Trilateral junto con Rockefeller.

Zbigniew Brzezinski
Los miembros de la Comisión Trilateral nombrados por la administración Obama fueron:

Tim Geithner, Secretario del Tesoro de EEUU + otros 10….11 en total!

Es tan evidente ya que hasta tenemos parodias sobre el tema…

Moncloa Palace: «El club Bilderberg» HUMOR

Os dejo ya con los dos artículos de los mass media del asunto…
8-12-11 Russia Today: La crisis financiera mundial podría ser planeada por el grupo Bilderberg
El consejo de directores del Banco Central Europeo se reúne este jueves para analizar las medidas anticrisis y dar su respaldo financiero a las entidades bancarias.
La reunión se celebra un día antes de la crucial conferencia de la UE, donde se abordarán también los problemas del euro y el endeudamiento.
Antes del foro, la élite financiera de Europa sostendrá una reunión privada. Los analistas internacionales tratan de avizorar qué temas se tratarán a puertas cerradas por el Club Bilderberg, considerado por muchos como los amos del mundo.
Incluso nombran los vinculos de Cospedal con el club Bilderberg!!!
Los nuevos primeros ministros de Grecia e Italia, Lucas Papademos y Mario Monti, tienen mucho en común. Ambos acaban de subir al poder, son economistas y trabajaron en organismos europeos. Pero además, tanto Monti como Papademos pertenecen al club Bilderberg, un selecto grupo de políticos, economistas, empresarios, representantes de los grupos mediáticos más influyentes e incluso de la realeza.

NO OS PERDAIS EL VIDEO…SON SOLO 3 MINUTOS!

La mayoría de países de la Unión ha situado en puestos económicos clave a directivos de la banca de inversión. Cuatro excomisarios de Durao Barroso trabajan ahora para el sector

Algunos filósofos europeos tan reputados como Jürgen Habermas ya han advertido que lo que está en peligro ante el torbellino financiero en la UE no es sólo el euro. Va muchísimo más allá: se trata de la democracia misma.
EX GOLDMAN SACH en EUROPA
Habermas lo expresó en una entrevista en Le Monde mientras dos primeros ministros elegidos en las urnas Yorgos Papandreu, en Grecia, y Silvio Berlusconi, en Italia eran sustituidos por los supuestos tecnócratas Lucas Papademos y Mario Monti, respectivamente: “La democracia en un solo país no puede siquiera defenderse contra los ultimátums de un capitalismo furioso que traspasan las fronteras nacionales”, advertía el último gran filósofo de la Escuela de Frankfurt

Seguiremos informando!

Economía

Besos y abrazos!

http://planetagea.wordpress.com/2011/12/14/russia-today-la-crisis-financiera-mundial-podria-ser-planeada-por-el-grupo-bilderberg-publicoel-poder-financiero-toma-los-gobiernos-de-la-ue-javier-solana-si-queremos-que-siga-la-ue-habra/

Porqué lo que ocurre en la Eurozona es indignante

Vicenç Navarro | Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra
nuevatribuna.es | Actualizado 30 Noviembre 2011 – .

Lo más indignante de la enorme crisis que está sufriendo la Eurozona es que todo lo que ocurre podría haberse evitado, y no se ha evitado porque el sistema financiero de tal área monetaria se diseñó para optimizar los intereses del poder financiero –y muy en especial de la banca- a costa del poder de la ciudadanía, cuyo único instrumento que podía protegerles, el Estado, fue debilitado para impedir que pudiera ayudar a la población.

Si el lector cree que estoy equivocado, le aconsejo que lea los documentos que establecieron el Banco Central Europeo (BCE), que estudie la reglamentación de tal organismo y que mire los documentos producidos por tal institución.

Cuando el BCE se estableció, la banca alemana puso una serie de condiciones para que el marco alemán fuera sustituido por el euro, condiciones que favorecieron sus intereses a costa de la población de los países miembros de la Eurozona.

La mayoría de estas condiciones fueron aceptadas.

Una de ellas era que el BCE, en contra de lo que hacen los bancos centrales, no podía ayudar a los Estados miembros de la Eurozona comprándoles su deuda pública. Esto es lo que hace cualquier banco central cuando la deuda pública de su país está sujeta a los ataques de los mercados financieros especulativos.

El banco central imprime dinero y compra deuda pública de su Estado. Y con ello se fuerza que los intereses de la deuda bajen.

El BCE tiene prohibido hacer esto. Imprime dinero y se lo transfiere a los bancos para que sean ellos los que compren deuda pública. A éstos les interesa que los intereses de tal deuda pública sean elevados.

Y mientras tanto, los Estados están totalmente desprotegidos, ya que no pueden defender su deuda pública frente a los ataques especulativos. Y así ha ido ocurriendo país tras país. No hay país que tenga su deuda pública a salvo.

Ni siquiera Alemania, como estamos viendo estos días. La manera de construir el euro es equivalente a que en EEUU se hubiera establecido el dólar sin un Estado federal y sin un banco central.

El dólar y la deuda pública de los Estados se hubieran colapsado. Y esto es lo que está ocurriendo en la Eurozona. Éste es el primer problema, que podía haberse evitado si el BCE hubiera actuado como un banco central que, en contra de lo que anuncia su nombre, no lo es.

El segundo problema es que cuando lo ha hecho, forzado por el posible colapso de la deuda pública (que habría afectado negativamente a los bancos privados que poseen la deuda pública del Estado, en dificultades), lo ha hecho en cantidades muy menores y a posteriori, no a priori.

Es decir, no se ha comunicado a los mercados que el BCE ayudaría y apoyaría la deuda pública (tal como hace el banco central estadounidense, el Federal Reserve Board), sino que ha comprado la deuda pública de los países en dificultades (ahora España e Italia) después, y no antes, de que los intereses se disparasen, conllevando un coste elevadísimo al país. Es más, lo hace sin anunciarlo, y a posteriori.

Según las declaraciones de miembros del consejo directivo del BCE, esta organización se ha comprometido a comprar deuda pública, unos 20.000 millones de euros a la semana, una cantidad menor, en comparación con la cantidad que sería necesaria. El BCE, que es el que imprime moneda, podría comprar cantidades mucho mayores.

El que no lo haga es debido a que su mayor objetivo es el objetivo de la banca: que no aumente la inflación, pues si existe mucha moneda circulando podría aumentar la inflación.

Pero la inflación no es en este momento un problema mayor en la Eurozona.

El mayor problema es el bajo crecimiento económico. Pero el BCE da prioridad al control de la inflación (que es lo que desea la banca) sobre el crecimiento económico (que es lo que necesita la población).

Pero la aplicación de tales medidas excepcionales del BCE (la compra silenciosa de la deuda pública en cantidades menores) no está resolviendo la situación.

Y mientras, el posible colapso de la deuda pública de algunos países puede crear un colapso de la banca alemana y francesa (que tienen gran parte de los bonos públicos) e indirectamente de toda la banca europea internacional.

Los bancos alemanes y franceses poseen nada menos que 265.000 millones de euros de deuda pública. De ahí que la deuda pública de tales países no puede colapsarse. Y de ahí también que sea un absurdo creerse que el gobierno alemán intente expulsar a Grecia del euro. Es lo último que desea.

Como consecuencia, el BCE se encuentra en un dilema.

Su lealtad a la banca alemana le hace pensar que algo debe hacerse para impedir que Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia no puedan pagar a los bancos lo que les deben, que ha alcanzado niveles astronómicos.

Pero por otra parte, no quiere cambiar su norma de que el BCE no puede ayudar sistemáticamente a los Estados y a su deuda pública.

La solución a este dilema ya estaba proveída en su constitución. En su artículo 23 indica que el BCE puede prestar a instituciones internacionales (léase el Fondo Monetario Internacional, otro portavoz de la banca, FMI) lo que llama “ayuda” a los Estados de países terceros. Y esto es lo que está pensando hacer.

El BCE prestará dinero al FMI para que éste “ayude” a los Estados a que paguen a los bancossiempre y cuando estos Estados acepten condiciones leoninas, que consisten en un ataque frontal al mundo del trabajo y a la protección social (todo ello, en teoría, para aumentar la competitividad), aunque en la práctica su intento es desmantelar las transferencias públicas (como las pensiones) y los servicios públicos (como la sanidad) para privatizarlos, permitiendo la entrada del capital financiero en tales sectores.

Lo que está ocurriendo en España, con la reducción del gasto social en sanidad, educación y pensiones (entre otros), es el intento de expandir el sector privado en pensiones y sanidad.

En estos dos últimos sectores, por ejemplo, las aseguradoras privadas, dependientes de la banca, está beneficiándose de los recortes realizados en estos ámbitos.

Esta es la realidad ignorada en los medios de mayor difusión del país.

http://www.nuevatribuna.es/opinion/vicenc-navarro/2011-11-29/porque-lo-que-ocurre-en-la-eurozona-es-indignante/2011112919171300553.html

Totalmente de acuerdo con el maestro Navarro. Yo lo he intentado explicar de mil maneras y él, de la forma más simple, nos desgrana la trama urdida alrededor del euro y como todo lo que nos sucede estaba previamente planeado para desmantelar los servivios públicos en beneficio de la banca y recortar derechos y libertades para  que la precariedad nos esclavize aún más de lo que estamos al tejido productivo del sistema.

Ante este ataque tan brutal y por su demostrada alevosía, solo cabe la lucha de frente y en todos los frentes contra este sistema que nos está esclavizando laboralmente y que nos intenta callar la boca con mil leyes que censuran internet. Amén de demonizar cualquier tipo de protesta ciudadana cuando ésta es totalmente legítima en una democracia.

Goldman Sachs, la FED, el FMI, el Banco Mundial y el BCE son las armas de los que se vale el neoliberalismo-sionismo que opera en la sombra por encima de las naciones para esclavizarlas y dominarlas a su antojo.

ARMAK de ODELOT

Mi versión de los hechos esra descrita en este post de hace unas semanas

Esta crisis no es casual, sino causal. Fué provocada x Goldman Sach con el  fin de minar el euroy así gobernar en Europa y saquearla

 
Por fin la cuadratura del círculo se cierra.

Todas mis sospechas por fin despejadas.

Desde un principio, dudé de la fatalidad que supuso tropezarnos con la crisis.

Es impensable e increíble que nadie imaginara lo que podía pasar con la burbuja inmobiliaria y financiera que se estaba creando.

Es teoría de economía elemental. Aquí en España, hasta el más patán lo discurría entre botellín y tapa en  cualquier taberna.

¿ Luego si era previsible lo que iba a pàsar porqué no se paró a tiempo?

Pues por lo mismo que no se rescató en su momento a Grecia ni  saca los bonos Alemania ahora. Ya lo hará en su momento cuando todo quede atado y bien atado.

Porque todo lo que estamos viviendo es un ataque orquestado en toda regla contra el euro, como moneda alternativa al dólar, ya que a partir de ahora  con sus políticas de austeridad, no podrá ser en muchas décadas, la alternativa que se presumía a éste.

Por un lado, en esta última década, se ha estado librando una lucha soterrada entre las divisas más fuertes.

Cuando apareció el euro, muchos países le vieron como una tabla de salvación donde agarrarse para poder librarse de la tiranía del dólar.

Los más atrevidos, Irak y Libia, han pagado muy cara su osadía. Y por el mismo motivo, tanto Venezuela como Irán van por el mismo camino.

Como se puede comprobar hoy en día, todos huyen del euro y ponen su dinero a buen recaudo en otras monedas mas fuertes, llamadas refugio, como el franco suizo o el dólar.

Por otro lado, la economía mundial se estaba empezando a disparar en demasía.

Los que saben y controlan el mundo, se encontraban ante dos problemas. Uno, los nuevos países emergentes a la velocidad que iban creciendo superarían rápidamente a Europa y uno de ellos, China, incluso a EEUU. Y dos. Creciendo a este ritmo se agotarían los recursos del planeta en unas décadas.

Provocando la crisis, se resolvían de un plumazo y por un tiempo, ambos asuntos.

Por un lado, al perder capacidad adquisitiva Europa, el mayor consumidor del mundo, daría lugar a un parón o frenazo en el crecimiento de los BRICS, aparte de causarles como les causará algunos efectos colaterales negativos.

Y por otro, viéndose como se ve, que por necesidad de supervivencia, nos abocamos hacia una economía sostenible en la que beneficios tan desorbitantes como se han visto antes de la crisis no podrán darse de nuevo. La burbuja creada era una magnífica forma de ganar billones que tal vez ya nunca se puedan volver a ganar.

Provocándola, sabías de antemano en que momento de la partida retirarte con todos tus beneficios y colgarles  a otros el marrón.

Esta creación artificial de dinero, sirvió, además, para endeudar hasta las cejas a los países y consumidores europeos, que ávidos de codearse con los más ricos dilapidaron el mismo en majestuosos proyectos faraónicos sin sentido.

Por lo que, resumiendo, nos encontramos, por un lado con unas agencias de calificación y ciertos fondos con base de operaciones en paraísos fiscales con una ganancia acumulada de unos 600 billones, que como anteriormente he recalcado, no se volverán a producir en muchísimo tiempo.

Esto significa que los poseedores de tal cantidad de dinero podrán dominar el mundo a su antojo ya que tendrán capacidad ilimitada para comprar voluntades y financiar todo tipo de operaciones que sean necesarias para todo el que se oponga a sus planes.

Por lo que se puede deducir de mis argumentos, toda la austeridad que se nos impone no es tanto por neoliberalizar las relaciones laborales, que sí, sino por frenar el crecimiento general de los países atacados.

No cabe duda, que dentro de las políticas neoliberales que nos imponen, las privatizaciones son una fuente más de ingresos para engordar un poco más sus llenas arcas y que los hundimientos de la bolsa propician que sectores estratégicos de los países arrastrados por la crisis, caigan en sus manos cuando en época de vacas gordas hubiera sido casi imposible.

Y por fin, el último motivo por el cual se provocó, la crisis.

La política social y exterior de la vieja e incómoda Europa. 

Europa era a principios de siglo, la que todavía tenía en su haber un algo de solidaridad tanto en su política social como en su forma de contemplar las relaciones internacionales

Todavía era la que peleaba por defender un cierto diálogo en los conflictos que hay en el mundo,

la que veía más culpable a Israel que al pueblo palestino,

la que pensaba que había que dialogar con Irán mientras no se demostrase lo contrario,

la que intentaba romper el bloqueo al pueblo cubano porque cree que no tienen que pagar justos por pecadores,

la que no veía a Chávez como un peligro de nada sino como una simple mosca cojonera,

la que quería mantener los derechos adquiridos por los trabajadores y creían en el estado de bienestar para todos,

la que más buscaba que se intentara acabar con el cambio climático,

la que creía que para tener más seguridad no había porqué recortar más derechos a los ciudadanos

y la que se opuso en una gran mayoría a la guerra de Irak.

Era, con su opinión pública a la cabeza, la única que realmente estaba frenando de alguna manera los planes belicistas de Estados Unidos.

 

Como se podía deducir, la vieja Europa sobraba.

Y qué mejor manera para librarse de ella y dejarla sin voz ni voto, que entrámpandola hasta las trancas.

Y así es como hemos llegado a la situación actual en la que nos tratan y conducen por donde ellos quieren como a un pelele desmadejado. Y ya nadie es capaz de levantar la voz cuando a EEUU, con razón o sin ella, se le ocurre expoliar un país azuzado por su jefe o sea Israel que es el país más beneficiado geopolíticamente hablando con todo lo sucedido.

¿ Quién provocó la crisis?

Es evidente hoy en día. La misma gente que la provocó y que ha resultado la gran beneficiada de la misma. Goldman Sach que ha colocado a sus hombres en la gobernanza de Europa ayudada por el banco central alemán y la FED americana que ha tapado por un lado sus artimañas y por otro le ha regalado billones de euros. Ambos dominados por la familia Rothschild.

La operación fué sencilla, de manual de usura.

Primero se cebó con créditos blandos a la presa, cuando se creyó conveniente se destapó el caso Lethman, que fué la cabeza de turco ( eso sí se avisó con antelación a ciertos directivos para que pusieran a salvo sus fortunas) y se tomó su caída como pretexto para cerrar el grifo de nuevas financiaciones y se esperó tranquilamente a que las reservas bancarias de los países atrapados se fueran extinguiendo mientras con la excusa de salvar a los bancos se entrampaba con la deuda a los países y en ese punto nos encontramos ahora, axfixiados los estados por las deudas y sin ningún tipo de liquidez, nuestras entidades bancarias.

Para acelerar el proceso, han utilizado como elemento incendiario, la prima de riesgo con la que han especulado a la baja y la espoleta para empezar la explosiones sincronizadas de rescates financieros la pusieron en Grecia donde uno de los hombres de Goldman Sachs ayudó a ocultar las cuentas griegas para que pudiera pasar el ojo fiscalizador de la UE y poder entrar en el euro.

Billones andan especulando por la bolsa y decir que no se nos dá por la situación que nos encontramos es simplemente mentir.

En peores circunstancias macroeconómicas hemos estado siempre antes del 2000 y no ha habido nunca estos problemas de financiación. Está claro, que a la mano que mece la cuna, no le conviene.

Alemania ha jugado un papel primordial en como se ha desarrollado la crisis. Su oposición a la emisión de bonos y su premeditada lentitud en resolver los problemas que han ido surgiendo con el pretexto que había que cuadrar las cuentas del estado como fuese e imponiendo recortes y austeridad que en vez de aliviar han empeorado la situación de los países con problemas.

Perjudicando así, con su actitud, a todos los demás y ganando con ello una supremacía en la UE que hoy, nadie discute y esperando caer al igual que sus socios anglosajones sobre nuestras empresas y patrimonio para llevárselo limpio como en Grecia.

Ellos no desean que se les devuelva el dinero por eso solo saben poner impedimentos, lo que quieren es quedarse con las fuentes de  de donde emanan los ingresos y con la gobernanza aunque sea de forma indirecta de los nuevos países colonizados.

Por ejemplo ¿ Qué es mejor que me pague renegociando, que puede, aunque fuese alta la deuda, Telefónica o axfixiarla aunque al final me toque condonarla la deuda y quedarme con ella? Esto es como comprarla pero a precio de saldo: Dime tú si vale o no poner en su momento una quita. Esto es lo que están haciendo con los estados.

Y hemos caído todos como pardillos. Desde el país más torpe al más listo. Quién iba a sospechar que nuestra benefactora Alemania nos iba a llevar al huerto y servir en bandeja de plata a Goldman Sachs y a sus dueños el capital judío.

Que son y serán durante mucho tiempo los amos del mundo. Dominaban el gobierno de EEUU a través de sus lobbys o grupos de presión y ahora dominan Europa a través de sus tecnócratas y sus voceros Aznar y Sarkozy. El cual estará muy harto de Netanyahu pero le obedece al igual que su amigo Obama.

Si nos fijamos bien, han conseguido que sus enemigos sean los enemigos de Europa, cuando hace años la mayor parte de Europa se inclinaba más por las tesis palestinas y las relaciones con el mundo árabe eranmas o menos excelentes.

No están muy descaminados, los que piensan, que detrás de muchos de los atentados con firma islamista que han sucedido en el mundo, estaba el Mossad, como en el del 11S o que se encuentren detrás de AlQaeda ya que tanto en Afganistán como en Libia les ha venido muy bien su existencia. qué raro que en Egipto ni se les oiga ¿ Porqué será?

Esto decía yo hace un año y el tiempo por desgracia me ha dado la razón.

” Señores, cada vez pienso más que esta crisis ha sido provocada, nos han cebado como en una partida de póker y nos han hecho apostar más de lo que teníamos. ( Lo mismo hicieron con la URSS, que la arruinaron por querer seguir la carrera armaméntistica con USA).

Y ahora nos toca pagar. Y para poder hacerlo, sin que nos suban más los intereses de nuestra deuda o que terminen de hundir nuestra moneda, nos toca callar y mirar para otro lado. Porque la que se avecina es buena. Los únicos que parecen tenerlo claro son los líderes sudamericanos, que lo chillan a los cuatro vientos y nadie les hace ni caso.

Señores, como no hagamos algo, nos van a llover hostias por todos lados. La mejor manera para reflotar nuestra economía y que no dependa tanto de la inversión extranjera que nos está axfisiando y maniatando son la creación de bancos públicos aunque se a costa de nacionalizar los bancos con pérdidas y que den créditos baratos a familias y empresas . El mejor banco que yo he conocido y se privatizó fué ARGENTARIA.

Resumiendo…Si nos fijamos bien, la única zona del mundo realmente perjudicada con esta crisis es Europa.


EEUU pasa de sus cadáveres y saldrá de ésta crisis fácilmente porque cuenta con el apoyo de los especuladores que dominan el mundo. Sionistas, Bidelberg, club de roma, Skull bones, etc. A ver si no, como la nación más endeudada del mundo no tiene problemas para colocar su deuda.
A los países emergentes esta crisis ni les roza, al contrario, les va a impulsar hacia arriba.

Sola y a la deriva queda Europa. Lastre moral de la política exterior americana.”

La única solución decente, lógica y más conveniente para los ciudadanos de los países con problemas de deuda como España, es declarar la deuda odiosa por haberse utilizado métodos fraudulentos para encarecerla y si salir del euro para volver a tener el gobierno de la moneda y devaluarla para que através de las exportaciones reactivar la economía. No hacerlo, puede que no sea tan arriesgado pero pagaremos un alto precio por sentir seguridad y es seguir más o menos en las mismas que estamos por una década al menos.

ARMAK de ODELOT

“Muere lentamente… quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de su sueño”

diciembre 5, 2011 por maestroviejo

Una colaboración de Marge V

Os pido por favor que leáis este e-mail hasta el final. Hay cosas que es importante saber.
La situación político-económica en Europa es ya insostenible. Asistimos impasibles al traspaso de poderes en Italia y Grecia. Los medios de comunicación pasan de puntillas sobre el fondo del asunto, e independientemente de la antipatía que sus dirigente despertaban en amplios sectores de la población, en la práctica este cambio supone reemplazar a los “democráticamente” elegidos por otros, los llamados “technócratas”, que ni fueron elegidos por el pueblo, ni les resultan siquiera familiar.

Si el sistema democrático actual se hallaba ya de por sí en un estado deplorable, y a pesar de que se haga alarde de que todas las garantías parlamentarias han sido respetadas, esto constituye técnicamente un golpe de estado encubierto en el que los beneficiarios son los mercados y sus estrategias especulativas salvajes. Lo desgrano, para que quede claro:

¿Sabéis quienes son Lucas Papademos 
(actual dirigente Griego tras la dimisión de Papandreu) y Mariano Monti (ahora al frente del gobierno italiano)?
¿Sabéis quien es Mario Draghi (actual presidente del Banco Central Europeo)?
¿Sabéis lo que es Goldman Sachs?

 Os lo explico:

Goldman Sachs: es uno de los mayores bancos de inversión mundial y co-responsable directo, junto otras entidades como la agencia de calificación Moody’s, de la crisis actual, y uno de sus mayores benficiarios. Sólo a modo de pincelada, en 2007 ganaron 4 mil millones de dólares en operaciones que desembocaron en el desastre actual.

¿Como lo hicieron?

Animaron a los inversores a invertir en productos sub-prime que sabían que era productos basura, y al mismo tiempo se dedicaron a “apostar” en bolsa por el fracaso de los mismos.

Eso es solo la punta del iceberg, y está  muy documentado, podéis investigarlo. Mientras leéis este e-mail se están forrando a base de especulación sobre las deudas soberanas.

Papademos: Actual primer ministro griego, tras la dimisión Papandreu. No elegido por el pueblo.
– ex-gobernador del Banco de la Reserva Federal de Boston entre 1993 y 1994.
– vicepresidente del Banco Central Europeo de 2002 a 2010.
– Miembro de la Comisión Trilateral desde 1998, fundada por Rockefeller, lobby neo-liberal (se dedican a comprar políticos a cambio de sobornarles)
– ex-Gobernador del Banco de Central Grecia entre 1994 y 2002. Falseó las cuentas de déficit público del país con la ayuda activa de Goldman Sachs, lo que condujo en gran parte e la actual crisis que sufre el país.

Mariano Monti: Actual primer ministro de Italia tras la dimisión de Berlusconi. No elegido por el pueblo.
– ex director europeo de la Comisión Trilateral antes mencionada.
– ex-miembro del equipo directivo del grupo Bilderberg.
– asesor de Goldman Sachs durante el periodo en que ésta ayudó a ocultar el déficit del gobierno griego.

Mario Draghi: Actual presidente del Banco Central Europeo en sustitución de Jean-Claude Trichet.
– Ex-director ejecutivo de del Banco Munidal entre 1985 y 1990.
– Vicepresidente por Europa de Goldman Sachs entre 2002 y 2006, periodo en que se realizó el falseo antes mencionado.

Bien, qué casualidad, todos de la mano de Goldman Sachs. Los que crearon la crisis se presentan ahora como la única opción viable para salir de la misma, en lo que la prensa estadounidense está empezando a llamar “El gobierno de Goldman Sachs en Europa”.

Se tiende a querer hacernos pensar que la crisis ha sido una especie de resbalón, pero la realidad apunta a que detrás de ella hay una voluntad perfectamente orquestada de hacerse con el poder directo en nuestro continente, en una maniobra sin precedentes en la Europa del siglo XXI.

La estrategia de los grandes bancos de inversión y agencias de calificación es una variante de otras llevadas a cabo anteriormente en otros continentes, se viene desarrollando desde el inicio de la crisis y está desde mi punto de vista está siendo la siguiente:

1. Hundimos a los países mediante la especulación en bolsa/mercado. Los volvemos locos de miedo a lo que dirán los mercados, que nosotros controlamos, cada día.
2. Los obligamos a recurrir a préstamos para mantenerlos en Status Quo, o “salvarlos”. Estos préstamos están estrictamente calculados para que los países no los puedan pagar, como es el caso de Grecia que no podría haber cubierto su deuda ni aunque su gobierno vendiera el país entero, y no es ninguna metáfora, es matemática.
3. Exigimos recortes sociales y privatizaciones en detrimento de los ciudadanos, bajo la amenaza de que si los gobiernos no los llevan a cabo, los inversores se retirarán por miedo a no poder recuperar el dinero invertido en la deuda de esos países y demás inversiones.
4. Se crea un altísimo nivel de descontento social, propicio para que el pueblo, ya sonado, accepte cualquier cosa con tal de salir de la situación.
5. Colocamos a nuestros hombres donde mejor convenga.

Si os parece ciencia ficción, informaos: este tipo de estrategias están perfectamente documentadas y se han venido utilizando con distintas variantes a lo largo el siglo XX y XXI en otros países, notablemente en latinoamérica por parte de los EEUU cuando se dedicaban, y se siguen dedicando en la medida que pueden, a asfixiar económicamente mediante la deuda exterior por ejemplo a países de América Central, para crear descontento social y aprovecharlo para colocar a dirigentes afines a sus intereses.

Ahora esto está pasando en Europa, y ya no es que lo haga EEUU, sino que lo hace la industria financiera internacional. Y lo que está ocurriendo bajo la mirada impotente y/o cómplice de nuestros gobiernos es el mayor robo jamás realizado en la historia de la humanidad y a escala planetaria, son golpes de estado, y violaciones flagrantes de la soberanía de los estados y sus pueblos.

http://maestroviejo.wordpress.com/2011/12/05/muere-lentamente-quien-no-arriesga-lo-cierto-por-lo-incierto-para-ir-detras-de-su-sueno/

MUY GRAVE PASALO La City y Wall Street rehipotecan los fondos de sus clientes, sin su consentimiento, para atacar a los PIIGS

http://www.scribd.com/embeds/75614467/content?start_page=1&view_mode=list&access_key=key-u2s4plio9c1hy6dymz7

La City y Wall Street rehipotecan los fondos de sus clientes, sin su consentimiento, para atacar a los PIIGS (ENG)

newsandinsight.thomsonreuters.com/Securities/Insight/2011…
por azathoth10 hace 14 horas 42 minutos publicado hace 8 horas 48 minutos

Mf Global’s denuncia un escándalo financiero, Wall Street y la City londinense rehipotecan los fondos de sus clientes sin su consentimiento, para apostar a la baja en los bonos de paises como Italia, España, Bélgica y Portugal. Mientras en Wall Street existe “cierta” regulación sobre las rehipotecas, en la City no existe ningún tipo de regulación y se puede realizar tantas veces quieran los especuladores.

El escandalo radica en tres aspectos: se hace sin el consentimiento de los clientes, atacan a paises como España y socializan las perdidas.

  Estan rehipotecando hasta en 4 ocasiones los fondos, es decir el respaldo real de estas “inversiones” apenas supera el 25% del total, lo que estaa creando un riesgo enorme en el sistema, que da suculentos beneficios privados y las perdidas las pagarán o bien todos los ciudadanos de la UE , o almenos lo de los PIIGS.
  1. El sistema es tan perverso, que Wall Street al lado de la City londinense parece un partida de bingo de personas de la tercera edad, ya que se esta dando el caso (debido a la regularización en EEUU), que los fondos americanos acuden ayudados de sus filiales a la City londinense para poder re-re-re-rehipotecar los fondos.

    Esta claro que Cameron tiene razones de peso, para decir NO a los nuevos tratados sobre regularización financiera.

  2.   He leido el resumen de un forero llamado pepinox sobre este asunto, que no es que debería estar en portada de meneame, es que debería estar en portada de todos los medios de comunicación y preguntarnos que hacemos con la City y sus decenas de paraísos fiscales (recordemos donde no solo va destinado el dinero negro, es decir el que evade impuesto, sino el blanqueo de capitales, es decir, el dinero conseguido por actividades ilegales como secuestros, prostitución, asesinatos, narcotráfico etc) . El resumen de pepinox es este:Resumen para vagos: Wall Street en confabulación con la City londinense han rehipotecado los fondos de sus clientes, sin conocimiento de éstos, para apostar (repurchase agreements – repo) a la baja contra la deuda soberana de Italia, España, Bélgica, Irlanda y Portugal (países que cuentan con la expectativa de la futura protección del Fondo Europeo de Estabilidad, y por lo tanto se asume que no caerán en default y por tanto teóricamente son una inversión de alto rendimiento y nulo riesgo para ganar dinero, a razón de mayor ganancia cuanto más caro les saliera a esos países financiarse en el mercado internacional vía bonos soberanos).

    Pero a cosa no acaba ahí: el pastel se ha descubierto porque la firma de inversiones “MF Global” entró en unas operaciones financieras en bucle donde rehipotecaba los fondos de sus clientes, sin conocimiento de éstos, hasta 4 veces (es decir, contando sólo con respaldo “real” para el 25% de las apuestas financieras apalancadas que hacía), y parece que ahora “MF Global” ha petado o está en riesgo de petar y los clientes (fondos de inversión institucionales, fondos de pensiones, etc.) se encuentran con que su dinero se ha esfumado o es irrecuperable.

    El mecanismo parece ser la City londinense no regula un límite a las rehipotecas de los fondos de inversión, cosa que sí se hace en Wall Street, y entonces la matriz de “MF Global” en Wall Street transfería los fondos de sus clientes americanos a su filial en la City londinense para operar sin restricción alguna.

    Es decir, se ha permitido la generación de un riesgo sistémico sin precedentes (socializar pérdidas) para conseguir unos suculentos beneficios privados. De hecho, firmas de inversión como “MF Global” han alentado la generación de ese riesgo sistémico para maximizar la rentabilidad de sus “inversiones” basadas en las técnicas financieras “repurchase agreements”, “rehypothecation”, usando de modo creativo la desregulación financiera de la City londinense, y jugando en el casino con la pasta de sus clientes sin su conocimiento real.

    ¿Está la City londinense montada en un chiringuito financiero de mierda pútrida de dimensiones colosales, y por eso Cameron no ha querido que Merkel metiera sus inspektores a olisquearle el tenderete?

     por azathoth10
       Lo que está claro es que se está formando una nueva burbuja a costa de deuda soberana de los países mediterráneos más irlanda creando la sensación de que estamos al borde del abismo. Ya si que podemos pensar que son ellos los que nos arrastran al borde para ganar pingües beneficios.
  3. el problema de fondo (más allá de todo lo concerniente a la moralidad, que parece que es una regla con poco peso para estos pajarracos), es que la burbuja les explote, como explotó Lehman y la crisis financiera siga aumentando su ya gigantesca dimensión.
    #1 Efectivamente Cameron no puede jugar en contra de estas actividades que ponen en juego el 10% directo de su PIB… Pero también es cierto que alguien debería poner freno a una serie de práctica que más allá de ser seriamente reprochables e indignas están acrecentando los riesgos para la economía mundial, lo que implica nuestros ahorros, puestos de trabajo, derechos sociales y vida en general para todos aquellos que no vivimos en un país anglosajón.
    Deberían recordar que tras Lehman Brothers cayeron en desgracia, que sus países tuvieron que invertir ingentes cantidaades de dinero para salvarlos y que cuando eso fue insuficiente fueron los fondos soberanos de países como China, y dictaduras del golfo los que tuvieron que hacer las labores.
    Si dejamos a un lado todo rastro de efecto económico y moral, vayamos al lado geopolítico. Los señores anglosajones que son llamados mercados, teniendo como dueños a todos aquéllos a quiénes van en contra de su “way of life” y rastros de democracia.
    Ojito!
  4. #4   Estas acciones son crimenes contra la humanidad:
    En la wikipedia
    La definición de crimen contra la humanidad o crimen de lesa humanidad recogida en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional comprende las conductas tipificadas como asesinato, exterminio, deportación o desplazamiento forzoso, encarcelación, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos u otros definidos expresamente, desaparición forzada, secuestro o cualquier acto inhumano quecause graves sufrimientos o atente contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque.
     por rutoel
  5. #5   No se que es mas preocupante, si que EEUU y GB se alien para hundir Europa o que esto se esté realizando con dinero ficticio respaldado por dinero real de gente que no lo sabe.
     por Ihzan
  6. #6   Esto es terrorismo financiero, no se si será “legal”, pero eticamente es un crimen.
     por joseye
  7. #7   Medios como el Pais o el Mundo, que tienen a muchos periodistas en nómina podrian hacer un reportaje sobre este tema o van a esperar a que Jordi Evole lo haga?No entiendo como esto no es portada (en esos medios)
  8. #8   CAPITALISMO ES CORRUPCION!!!El tribunal de la Haya debería tener una corte especial para estos tipos. Pero, ¿dónde está nuestro Pecora?
    por ogrydc

  1. #10   Despues de una crisis financiera mundial…nada ha cambiado, siguen con las mismas técnicas financieras.
     nahor nahor
  2. #11   Señores, esto es la guerra. ¿Todavía no se han dado cuenta?
    #5 El objetivo es precisamente ese, destruir la Unión Europea. Son como manadas de lobos, separan a los más débiles del grupo para luego cazarlos y devorarlos.
     por mastermemorex mastermemorex
  3. #12   FUKING BANKSTERS!! :-(
    15  votos:   link
    hace 9 horas 14 minutos por Aluflipas Aluflipas
  4. #13   En la lucha contra los especuladores tenemos que ir a por los jubilados que tienen invertido su dinero en estos fondos de pensiones.
    Si ellos nos dicen que no tienen la culpa que ellos no sabia que se estaba haciendo estas cosas malas con su dinero, iremos a por los gestores de los fondos (empresas y personas con nombres y apellidos).
    Si ellos nos dicen que ellos lo unico que hacian era jugar a las reglas del juego y hacer su trabajo, tendremos que ir a por los reguladores (o desreguladores).Todos con nombres y apellidos, siempre.
    32  votos:   link
    hace 9 horas 12 minutos por capitan__nemo capitan__nemo
  5. #14   Joder y los jefes de estado de la UE sabiendo esto no le pegan la patada ya al Reino Unido?? venga hombre, si estuviera en mi mano ya estaban fuera.
    Ademas, que casualidad que ahora que hay venta de deuda española aumente la prima de riesgo y baje el ibex, estos se estan forrando a nuestra costa y nadie hace nada.
    189  votos: 20   link
    hace 8 horas 56 minutos por smilo smilo
  6. #15   Aquí aparece la noticia de la quiebra de MF Globalwww.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1030731#10 Íbamos a refundar el capitalismo y el capitalismo hos ha refundado :-S

    25  votos:   link
    hace 8 horas 50 minutos  por moien moien
  7. #16   Como esto sea cierto, van a rodar cabezas. Los banqueros solo tienen el poder que le confieren sus clientes y obviamente esto es una estafa en toda la regla – a pequeños y grandes inversores. Con un poco de suerte, se acaban ahorcando solos.
    28  votos:   link
    hace 8 horas 50 minutos por perico_de_los_palotes perico_de_los_palotes
  8. #17   que hijos de puta han sido siempre los cerebros de la traicionera Albión…
    7  votos: 0   link
    hace 8 horas 44 minutos por mariopg mariopg
  9. #18   Si se demuestra, al tribunal penal internacional por delito contra la humanidad.Y además, se debería calcular el precio de la deuda real de todos estos países sin dichos ataques e indemnizar/expropiar/vender órganos de sus directivos por la diferencia entre lo real y lo modificado por sus ataques respecto al precio al que se coloca la deuda. Putos terroristas financieros.
    17  votos:   link
    hace 8 horas 42 minutos  por Havrupto Havrupto
  10. #19   Esto es muy, muy fuerte. Si el caso ha salido a la luz para el “gran público” es que se sabe desde hace mucho.Esto debería ser un escandalazo mediático, como dice #7.¿Quién nos defiende de esta manada de hienas? Es increíble…

    63  votos:   link
    hace 8 horas 40 minutos por paisdetuertos paisdetuertos
  11. #20   El Deutsche Bank alemán es el mayor empleador bancario de la City, donde también tienen una alta presencia las entidades francesas, españolas e italianas. (sacado de noticia de la BBC)Estamos pagando a los bancos para que nos dejen en bancarrota.
    52  votos:   link
    hace 8 horas 38 minutos por nahor nahor
  12. #21   Sencillamente inaceptable.
    15  votos:   link
    hace 8 horas 38 minutos por zorreame zorreame
  13. #22   La gran especulación debería ser delito. Nuestros servicios secretos deberían perseguir a los grandes especuladores, secuestrarlos y traerlos al país para ser juzgados y condenados.Inglaterra vive de la especulación, deberíamos cortar toda relación económica con ellos.China vive de la avaricia de NUESTROS empresarios, deberíamos subir 1000x las tasas de todo producto chino procedente de fábricas deslocalizadas de europa, durante los próximos 20 años a la deslocalización. O mejor dicho, PROHIBIR la venta de productos de una marca deslocalizada fuera de Europa por 20 años siguientes a la deslocalización.

    45  votos:   link
    hace 8 horas 35 minutos  por Es_el Es_el
  14. 54  votos:   link
    hace 8 horas 34 minutos por msx msx
  15. #24   Creo q esto es el pan nuestro de cada día en el mundo financiero, y por eso ni es noticia ni portada en los mass media. Tampoco será juzgado ni tendrá consecuencias legales, por mucho q nos gustaría a todos.
    Así funciona el capitalismo…
    7  votos: 0   link
    hace 8 horas 32 minutos por juancarloschou juancarloschou
  16. #25   #4 es cuestión de tiempo. Serán nuestras vidas o los cuerpos de los responsables colgando de una cuerda previo juicio.
    35  votos:   link
    hace 8 horas 32 minutos por portera portera
  17. #26   #19 La guillotina, la soga y el hachazo, lo lamento, pero no tenemos más defensa, la historia es un ciclo.
    9  votos: 0   link
    hace 8 horas 32 minutos por Toliman Toliman
  18. #27   Que casualidad, de golpe todo el mundo a despotricar contra Reino Unido y ni una mención a que España con sus cesiones de soberanía a entidades no democráticas ya no es ni país.
    25  votos:   link
    hace 8 horas 30 minutos por RedStripes RedStripes
  19. #28   La guillotina creo que seria demasiado leve para estos autenticos hijos y/o hijas de puta.Me quedo sin palabras…
    6  votos: 0   link
    hace 8 horas 29 minutos  por fpove fpove
  20. #29   Me parece tan asquerosa y repugnante la ingenieria financiera que se esta dando ultimamente, que me quedo sin palabras para el comentario.
    15  votos:   link
    hace 8 horas 28 minutos por pablojrivas pablojrivas
  21. #30   #5 Ahí lo has clavado. EEUU y el Reino Unido están jugando con dinero del monopoli, pues además que rehipotecan fondos que no son suyos, imprimen el dinero que les da la gana.El BCE no imprime dinero para salvar a los países de la unión.
    47  votos:   link
    hace 8 horas 15 minutos por xiobit xiobit
  22. #31   #1 Estan rehipotecando hasta en 4 ocasiones los fondos, es decir el respaldo real de estas “inversiones” apenas supera el 25% del totalEs por eso que es muy importante lo que dicen estos dos párrafos casi al final, que voy a traducir enteros.Most have been focused on how a Eurozone default would result in huge losses in Eurozone bonds being felt across the world’s banks. However, re-hypothecation suggests an even greater fear. Considering that re-hypothecation may have increased the financial footprint of Eurozone bonds by at least four fold then a Eurozone sovereign default could be apocalyptic.

    U.S. banks direct holding of sovereign debt is hardly negligible. According to the Bank for International Settlements (BIS), U.S. banks hold $181 billion in the sovereign debt of Greece, Ireland, Italy, Portugal and Spain. If we factor in off-balance sheet transactions such as re-hypothecations and repos, then the picture becomes frightening.

    Traducción: “La mayoría se ha centrado en como una quiebra de la eurozona provocaría grandes pérdidas en los bancos de todo el mundo que tienen deuda de la eurozona. Pero las rehipotecas sugieren un miedo todavía mayor: considerando que la rehipoteca podría haber multiplicado hasta por cuatro la huella de los bonos de la eurozona, una quiebra de esa deuda soberana podría ser apocalíptica.

    La tenencia directa de deuda soberana por parte de los bancos estadounidenses es muy limitada. Según el Banco de Compensación Internacional (BIS), los bancos estadounidenses tienen 181.000 millones de dólares en deuda soberana de Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España. Si calculamos cuanto pasa eso a suponer si contamos las operaciones fuera de balance (rehipotecas y repos), el resultado es aterrador”.

    86  votos:   link
    hace 8 horas 12 minutos por pablicius pablicius
  23. #32   Los ingleses han sido unos piratas toda su puta vida y siguen sin cambiar.
    88  votos: 10   link
    hace 8 horas 8 minutos por emilius emilius
  24. #33   Meneazo, que todo el mundo se entere de una puta vez de lo que ocurre en el mundo. Es hora de empezar a poner nombres o de señalar en el dedo. Sino quieres que te señalen, no hagas nada malo. Así ha funcionado la ética y la moral toda la vida, nadie hace nada malo por el miedo a lo que le puedan hacer los demás. Ostia que parece que tengan el anillo único de poder y hayan perdido esa capacidad.
    78  votos:   link
    hace 8 horas 4 minutos por Giges Giges
  25. #34   Sé que es mucho pedir, pero sería genial una traducción completa, si alguien puede hacerlo con facilidad.Esto tiene que rular como sea. Es lo más fuerte que he leído en meses, y mira que el listón está alto…
    25  votos:   link
    hace 8 horas 3 minutos por paisdetuertos paisdetuertos
  26. #35   #34 Siento no poder hacer la traducción completa, no tengo tiempo, pero tienes razón, esto es fortísimo. Lo tiene todo: valores rehipotecados hasta el infinito, volúmenes descomunales (ver lo que sí he traducido en #31), clientes inconscientes de lo que hacían con su dinero, todas las operaciones fuera de los balances, gestores que aconsejan una cosa y apuestan por la contraria, transferencias internacionales de dinero sin que los titulares lo supieran, clausulas semiescondidas en los contratos para tener cobertura legal en los manejos, aprovechamiento torticero de los huecos legales, una propia legislación británica que lo permite… alucinante.
    10  votos: 0   link
    hace 7 horas 50 minutos por pablicius pablicius
  27. #36   A mi que sea o no legal me la trae al pairo, total se trata de que este reflejado en un papel o no y en que lugar, lo que si es amoral en todos sitios
    8  votos: 0   link
    hace 7 horas 48 minutos por Saga Saga
  28. #37   #29 ¿Ingeniería financiera? Un ingeniero construye algo. Éstos se dedican a tumbar países con el fin de hacerse ricos. Son terroristas financieros.
    28  votos:   link
    hace 7 horas 24 minutos por kernel_panic kernel_panic
  29. #38   ¿No ha sido precisamente el jugar con hipotecas lo que nos ha metido en esta crisis?
    7  votos: 0   link
    hace 7 horas 11 minutos por NueveSendas NueveSendas
  30. #39   #35 Y que coincide con el plante de Cameron en la cumbre de los 27 la semana pasada! Es que es muy, muy heavy!!Gracias anyway. ;)
    21  votos:   link
    hace 6 horas 59 minutos por paisdetuertos paisdetuertos
  31. #40   Qué escándalo.#0 Mf Global no denuncia: es denunciado.
    #20 Haces bien en contar esto, que parece que son “los ingleses”. Esto no es un partido de futbol, ni una guerra entre países.
    #34translate.google.com/translate?hl=es&sl=en&tl=es&u=http%3A
    16  votos:   link
    hace 6 horas 59 minutos por rukets rukets
  32. #41   #8 #20 LOS INGLESES SON CORRUPCIÓN
    16  votos:   link
    hace 6 horas 42 minutos  por xiobit xiobit
  33. #42   #40 Lo siento, pero en este caso sí son “los ingleses y sus leyes”. Una gran parte del artículo se dedica a explicar los engaños que les hacían a sus clientes estadounidenses para llevarse el dinero a Gran Bretaña sin que estos lo supieran. ¿Por qué? Porque las leyes británicas permiten hacer lo que las de Estados Unidos no permiten. Frente al límite que existe en Estados Unidos, el artículo dice que en UK el broker es libre para rehipotecar todo e incluso por encima del valor de los activos depositados por el cliente. Así que en consecuencia el párrafo siguiente explica que esta asimetría en las normativas hace la explotación del menos exigente régimen británico increíblemente atractivo para las firmas internacionales como MF Global o Lehman Brothers, quienes pueden usar sus filiales europeas para crear fuentes de financiación para sus operaciones en Estados Unidos sin molestarse en cumplir con los requerimientos estadounidenses. Una buena parte de lo que sigue en el artículo es una explicación con ejemplos concretos de como transfieren fondos desde USA a UK sin que los clientes estadounidenses se enteren, y como esconden clausulas en los contratos para autorizarse a hacerlo.Así que en parte todo esto SÍ viene de las normas que se autoimponen “los ingleses”.
    56  votos:   link
    hace 6 horas 37 minutos  por pablicius pablicius
  34. #43   #2 Exacto, lehman brothers también utilizaba su filial inglesa para poder esconder utilizar su deuda mediante repos. Esa puta isla financiera le puede venir bien a inglaterra pero esta arruinando al resto del mundo.
    19  votos:   link
    hace 6 horas 32 minutos por LaResistance LaResistance
  35. #44   Más de lo mismo de la Gran Isla Pirata y su puerto pirata de Londres, habría que acabar con ella y todos los puertos pirata y paraísos fiscales de la Commonwealth.
    16  votos:   link
    hace 6 horas 22 minutos por mariohs mariohs
  36. #45   Hijos de la Gran Bretaña !!!La verdad es que es uno de los mayores escándalos que recuerdo en muchos años, deben rodar cabezas.
    9  votos: 0   link
    hace 6 horas 7 minutos por Bixio7 Bixio7
  37. #46   El capitalismo está llegando a los máximos tolerables de inmoralidad, no se puede consentir que cuanto más alejado se está de la creación de riqueza real más se gane.
    O se regula pronto esto o me temo que acabemos muy mal, solo es cuestión de tiempo el que las masas entren en esas “citys” y arrasen con toda esa chusma, sería lamentable, pero también muy merecido.
    23  votos:   link
    hace 5 horas 35 minutos por John-Doe John-Doe
  38. #47   Imposible, los gnomos de Zurich no existen.Fdo.: Los de Politikon.
    9  votos: 0   link
    hace 5 horas 19 minutos por eltiofilo eltiofilo
  39. #48   Jodo, viva, hurra ! cri, cri, cri…
    6  votos: 0   link
    hace 5 horas 10 minutos  por listillo listillo
  40. #49   Esto va camino de ser una doble burbuja con tirabuzón.
    15  votos:   link
    hace 4 horas 57 minutos por jgrim jgrim
  41. #50   Pasar esto a todo el mundo, que todos se enteren de lo que han estado tramando estos hijos de puta!
    6  votos: 0   link
    hace 4 horas 46 minutos por The_Loko The_Loko
  42. #51   Alguien puede ayudar a que esto se publique en los massmedia?Yo he enviado un correo al mundo y a el pais. Esto normalmente funciona asi:- Si reciben un correo… no lo suelen leer
    – Si reciben varios correos de diversas personas lo leen
    – Si ven que la noticia esta en otro medio, se apresuran a publicarla (si la direccion esta de acuerdo en segun que noticias)Medios como E-noticies o Libertad Digital, que en mi opinion (entre otras cosas) son amarillistas, suelen publicar casi cualquier cosa y una noticia así la podrian publicar, despues El Mundo y el Pais se suelen poner celosos y tambien la publican. Bueno, Libertad Digital es megaatalantista-anglosajona-proisrael por tanto no creo que publique nada de esto.Creo ue debe salir a la luz, y no solo eso, debe estar a la orden del dia en terutlias e incluso en el parlamento
    30  votos:   link
    hace 4 horas 42 minutos por azathoth10 azathoth10
  43. #52   #2 No entiendo, ¿cómo puede petar si no hay default, y encima operan con opciones? sólo pueden disminuir las ganancias ¿no?
    18  votos:   link
    hace 4 horas 9 minutos por Swann Swann
  44. #53   #28
    Empalamiento, lapidamiento,
    inmersión, crucifixión,
    desuello, descuartizamiento,
    todas son dignas de admiración.Pero dejadme, ay, que yo prefiera
    la hoguera, la hoguera, la hoguera.
    –J. KraheY es poco…
    14  votos:   link
    hace 4 horas 6 minutos  por Torronteras Torronteras
  45. #54   No se que me dan mas asco si los banqueros o los politicos. Ahhh que son la misma cosa.
    6  votos: 0   link
    hace 4 horas 4 minutos por valigula valigula
  46. #55   Contactos a algunos medios. Enviad los correos a redacción.Publico.es www.publico.es/contacto/
    ElPais.es www.elpais.com/contacte/
    ElMundo.es www.elmundo.es/hacemosesto/correo-elmundoes.html
    20Minutos www.20minutos.es/especial/corporativo/contacto#51
    13  votos:   link
    hace 3 horas 55 minutos por kyubichan kyubichan
  47. #56   #51 No se si servirá para algo, pero yo al menos lo he retuiteado. Si sale en los massmedia lo enviaré por email a la gente que conozco
    6  votos: 0   link
    hace 3 horas 49 minutos por bhuko bhuko
  48. #57   #4 #8 Y yo lo que pienso es lo siguiente:En lugar (o además) de movilizarnos, ¿porqué no planteamos una gran demanda colectiva de tipo civil? ¿Un gran Nürenberg o macroproceso a lo Falcone? Bases hay más que de sobra y los cargos son importantes: conspiración para alterar el precio de las cosas, colusión, estafa… Las pruebas son innumerables, y la gente colaboraría para hacer reventar los dossieres con declaraciones de políticos y medios de comunicación hablando de que la vivienda nunca bajaría y cosas semejantes mientras se mantienen en conflictos de intereses…Tras la demanda civil se seguiría inmediatamente la penal.

    www.publico.es/espana/299487/la-universidad-de-nueva-york-niega-que-ga
    ¿Garzón con nosotros?

    :-S

    13  votos:   link
    hace 3 horas 42 minutos  por gustavocarra gustavocarra
  49. #58   no entiendo la operación
    10  votos: 0   link
    hace 3 horas 42 minutos por Swann Swann
  50. #59   Nos han estado timando durante siglos…
    10  votos: 0   link
    hace 3 horas 22 minutos por oraculus oraculus
  51. #60   #7 ¿Será que tienen intereses comunesesmola.wordpress.com/2010/11/18/los-duenos-de-la-informacion/ :troll:
    8  votos: 0   link
    hace 3 horas 22 minutos por ochoceros ochoceros
  52. #61   #57 Vale. Puede Ser Garzón o cualquier otro, preferiblemente que sepa diferenciar un swap de una stock-option.
    9  votos: 0   link
    hace 3 horas 13 minutos por ogrydc ogrydc
  53. #62   #61 El mercado fue un invento romano. Te permitía elegir: esta lechuga tiene mejor vista o es más sabrosa que la otra, y por tanto hay más precios y más variedad de mercancías. Adam Smith creía en eso, pero era una metáfora muy primitiva, y además exigía visibilidad: en el mercado romano todo estaba a la vista y todo era comprendido por todos, de modo que la asignación de precios tendía a ser la correcta.El problema es cuando cunde el engaño. En Holanda, cuando se liberalizó el mercado eléctrico, se ocuparon de repartir folletos comparativos bien completos y claritos entre toda la población. Aquí estamos mandando comerciales.Ese es el problema :-)

    6  votos: 0   link
    hace 3 horas 1 minuto por gustavocarra gustavocarra
  54. #63   Yo siempre lo había dicho: “Inglaterra y Estados Unidos deberían desaparecer bajo el mar con todos sus habitantes”.
    Cada día veo noticias que me reafirman en esa idea, Estado Unidos con sus guerras “preventivas” y los de la city destruyendo el mundo a nivel económico.
    13  votos:   link
    hace 2 horas 37 minutos por canelo canelo
  55. #64   MF Global y el gran escándalo de las rehipotecas de Wall StreetPor Christopher Elias (UK)Nota de investigación de “Business Law”: esta versión del artículo ha sido modificada del original para dejar claro que el colateral pignorado puede proceder de repos simples y no solo de rehipoteca. Algunas cifras financieras reveladas por los bancos han sido ajustadas
    en consecuencia. 
    (Business Law Currents) (NT: currents.westlawbusiness.com/). Un vacío legal en la regulación del corretaje internacional significa que es probable que pocos, por no decir ninguno, de los clientes de MF Global vayan a recuperar su dinero. Aunque el drama aún se está esarrollando en todos sus detalles, parece ser que MF Global y algunas de sus contrapartes en Wall Street han estado burlando activa y agresivamente la regulación del mercado de valores de EEUU a costa (casi literalmente) de sus clientes.Las revelaciones sobre la quiebra de MF Global acerca del dinero de sus clientes desaparecido sugieren que los fondos no fueron extraviados inadvertidamente o engullidos en los estertores de MF, sino que fueron apropiados como parte de una manipulación masiva de las reglas de corretaje por parte de Wall Street que permitió la adquisición y venta al por mayor de fondos de clientes a través de rehipoteca. Un vacío legal parece haber permitido a MF Global y muchos otros usar los fondos de sus propios clientes para financiar una enorme apuesta de 6.200 milones de euros sobre repos de la Eurozona.Si alguien pensaba que en el mundo de las finanzas no puedes tener tu pastel y comértelo, MG Global muestra como uno puede tener su pastel, comérselo, comerse el pastel de otro y luego hacer que sus clientes paguen la cuenta. Mala suerte para muchos que ven como su pasta ha desaparecido.DÓNDE ESTÁ EL DINERO

    Las estimaciones actuales sobre el volumen de los fondos desaparecidos de los clientes de MF Global han alcanzado ya los 1.200 millones de USD al revelarse que el uso de dinero de clientes parece ser algo ampliamente extendido. Hasta ahora la suposición era que los fondos desaparecidos habían sido apropiados indebidamente por MG Global buscando desesperadamente evitar la quiebra.

    Tristemente, la verdad parece ser que MG Global se aprovechó de una asimetría en las reglas de préstamo de corretaje que permite a las compañías usar legalmente dinero de sus clientes para comprar activos en su propio nombre, un vacío legal que puede significar que los   » ver todo el comentario

    33  votos:   link
    hace 2 horas  por python python
  56. #65   (Nota: el […] va al final del comentario, no falta nada en medio)
    12  votos: 0   link
    hace 1 hora 55 minutos por python python
  57. #66   Lo jodido es que también esta petando por aquí, jodiendo sobre todo a jubilados inocentes con sus ahorros a plazo fijo.
    www.noticiasdegipuzkoa.com/2011/12/05/sociedad/euskadi/un-engano-banca
    “Adicae ha iniciado recientemente una campaña de denuncia contra esta práctica, que ha llevado consigo la comercialización de un producto “no solicitado por los clientes”, vendido “irregularmente” sin atender el “perfil inversor” del consumidor y sin suministrar “la información previa imprescidible”.
    bloqueo El engaño es el siguiente. Igual que en el caso de José Barragán, los ciudadanos creen haber firmado una inversión a un plazo fijo a cinco o diez años. Pero al querer disponer de ese dinero antes de ese periodo, se encuentran con una desagradable sorpresa. Solo pueden rescatar sus ahorros acudiendo a un “mercado secundario”, en el que estos productos se venden muy por debajo de su valor inicial. No en vano, actualmente tienen la calificación de “bono basura”.”
    6  votos: 0   link
    hace 1 hora 38 minutos por Perturbados Perturbados
  58. #67   Envié una noticia sobre MF GLobal hace ya tiempo, no parece que los problemas de deuda se vayan a solucionar únicamente con reuniones, y dando dinero a los bancos.
    8  votos: 0   link
    hace 1 hora 16 minutos por Remenad0r Remenad0r
  59. #68   […]
    REHIPOTECAPara poner en antecedentes, una hipoteca es cuando un prestatario pignora un colateral para garantizar una deuda. El prestatario retiene la propiedad sobre el colateral pero es “hipotéticamente” controlada por el acreedor, que tiene derecho a tomar posesión si el deudor deja de pagar.En EEUU este derecho legal toma la forma de un derecho de retención y en Reino Unido generalmente la forma de una carga legal. Un ejemplo simple de hipoteca es la hipoteca inmobiliaria, en la cual un deudor es el propietario legal de la casa, pero el banco mantiene el derecho a tomar posesión de la propiedad en caso de incumplimiento del pago de la dauda.En banca de inversión, los activos depositados ante un corredor serán hipotecados de tal manera que un corredor puede vender valores si un inversionista no puede mantener los pagos del crédito o si el precio de los valores cae y el inversor no responde a una “margin call” (una solicitud de más capital).La rehipoteca ocurre cuando un banco o corredor reutiliza las garantías recibidas por los clientes, tales como los fondos de cobertura, para respaldar las propias transacciones del
    corredor y sus empréstitos. La práctica de la rehipoteca se mide en billones de dólares y es
    perfectamente legal. Se justifica por los corredores sobre la base de que es una forma barata de financiar sus operaciones, para disgusto de los fondos de cobertura.LAS REGLAS DE EEUUEn virtud del artículo 15c3-3 del reglamento del mercado de valores de la Reserva Federal un
    “prime broker” puede volver a hipotecar los activos hasta un valor del 140% de la responsabilidad del cliente frente al “prime broker”. Por ejemplo, supongamos que un cliente ha depositado 500 USD en valores y tiene un déficit de deuda de 200 USD, lo que resulta en un patrimonio neto de 300 USD. El corredor/agente puede volver a hipotecar estos activos hasta por un valor de 280 USD (140% de 200USD).

    Sin embargo, en el Reino Unido, no hay absolutamente ningún límite legal sobre la cantidad que puede ser rehipotecada. De hecho, los corredores son libres de volver a hipotecar todos los activos depositados por los clientes y más aún. En su lugar, corresponde a los clientes negociar un límite o prohibición sobre la rehipoteca. En el ejemplo anterior un corredor del Reino Unido podría rehipotecar, y frecuentemente lo haría, el 100% de los valores tomados como garantía (500 USD).

    Esta asimetría de reglas hace que resulte increíblemente atractivo aprovecharse del régimen más laxo del Reino Unido a las firmas de corretaje internacionales como MF Global o Lehman Brothers, que pueden utilizar filiales europeas para crear fondos comunes de financiación para sus operaciones en EEUU, sin la molestia de tener que cumplir con las restricciones de EEUU.

    De hecho, en 2007, la rehipoteca había crecido tanto que representaba la mitad de la actividad del sistema bancario en la sombra. Antes del hundimiento de Lehman Brothers, el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculaba que los bancos de EEUU estaban recibiendo 4 billones de dólares en financiación por rehipoteca, teniendo gran parte su origen en Reino Unido. Con activos rehipotecados varias veces (mecanismo conocido como “churn”), la garantía original utilizadas puede haber sido tan poco como 1 billón de USD, un cuarto de la huella financiera creada a través de la rehipoteca.

    […]

    19  votos:   link
    hace 1 hora 15 minutos  por python python
  60. 8  votos: 0   link
    hace 1 hora 15 minutos  por Remenad0r Remenad0r
  61. #70   […]
    CUIDADO CON LOS BRITANICOS: BURLANDO LAS REGLAS DE EEUUDispuestos a entrar en acción, los “prime brokers” de EEUU han estado haciendo un uso juicioso de sus filiales europeas. Debido a que la rehipoteca es tan rentable para los “prime brokers”, muchos acuerdos de corretaje primario disponen que los activos de un cliente de EEUU sean transferidos a la filial del “prime broker” en el Reino Unido para eludir las normas de EEUU sobre rehipoteca.En virtud de sutiles disposiciones contractuales de corretaje, los inversores de EEUU pueden encontrarse con que sus activos desaparezcan de los EEUU y aparezcan en el Reino Unido a pesar del contacto con una organización ostensiblemente estadounidense.Es potencialmente tan simple como hacer que MF Global UK Limited, una filial inglesa, participe en un acuerdo de corretaje primario con un cliente, y un “prime broker” con sede en EEUU puede inmediatamente aprovechar las reglas sin restricciones del Reino Unido sobre la rehipoteca.LAS LECCIONES DE LEHMANDe hecho, esto es exactamente lo que Lehman Brothers hizo a través de Lehman Brothers International (Europe) (LBIE), una filial inglesa a la que fueron transferidos la mayoría de los activos de fondos de cobertura de EEUU. Una vez transferidos a la empresa del Reino Unido, los activos se rehipotecaron muchas veces, lo que significa que cuando el carrusel de la deuda se detuvo y Lehman Brothers quebró, muchos fondos de los EEUU encontraron que sus bienes simplemente habían desaparecido.Un “prime broker” no necesita ni siquiera exigir que un inversionista (p.ej. un fondo de cobertura) firme todos los contratos con una filial en Europa para aprovechar el vacío legal. De hecho, en el caso de Lehman muchos fondos firmaron un acuerdo de corretaje primario con Lehman Brothers Inc. (una empresa de EEUU), pero acuerdos de préstamo de margen y de valores con LBIE en el Reino Unido (normalmente bajo un acuerdo global maestro de préstamo de valores).

    Estos acuerdos permiten a Lehman la transferencia de activos de clientes entre las diversas filiales sin el consentimiento expreso del fondo, a pesar del hecho de que el acuerdo principal había estado bajo la ley de EEUU. Como resultado de estos acuerdos periféricos, todos o la mayoría de los activos de sus clientes se encontraron de camino hacia LBIE.

    LAS DISPOSICIONES DE REHIPOTECA DE MF

    http://www.meneame.net/story/city-wall-street-rehipotecan-fondos-clientes-sin-consentimiento

    Similares disposicione de rehipoteca pueden verse en los acuerdos de MF Global   » ver todo el comentario

    19  votos:   link
    hace 36 minutos  por python python
  62. #71   #64 #68 #70 Gracias por la traducción

La verdad sobre Grecia. (Por donde vino el ajuste)

Escrito por: homakana2001 el 14 Nov 2011 – URL Permanente

Esto que sigue lo publicó una forista en Diario Registrado, un diario on line argentino, (http://www.diarioregistrado.com/) que lo hizo bajo el nick de “tanita”. Considero que es muy esclarecedor sobre el tema de la tragedia del ajuste griego.

Por favor, transmitamos estas cosas, la gente tiene que saber. Goldman Sachs, que hundió a Grecia con un fraude, pone ahora sus hombres como: a) Presidente BCE (Draghi, Bildelberg Gorup, ex Goldman Sachs); Papademos (Bildelberg Gorup, ex Goldman Sachs); Monti (que se hará “cargo” del “gobierno técnico” de Italia: Bildelberg Gorup, ex Goldman Sachs). Esto tiene que decirse, hay que CONTARLO. Para que APRENDAMOS todos.

Nota del escritor e investigador americano Greg Palast, colaborador de la BBC, Observer y The Guardian, experto en fraude comercial y escándalos financieros. “Haraganes come-cebada y escupe-aceitunas, o cómo Goldman Sachs ha saqueado Grecia”

“He aquí lo que nos cuentan: La economía griega explotó porque una banda de griegos escupidores de aceitunas, tragadores de cebada y culos haraganes se rehúsa a trabajar todo el día, se jubilan anticipadamente y gozan de costosísimos servicios sociales financiados con deuda.

Ahora que la cuenta ha llegado, los griegos tienen que pagarla con las tasas más altas y recortes al Estado de bienestar, y entonces ellos salen a rebelarse corriendo por las calles, rompiendo vidrieras y quemando bancos.

Yo esta historia no la trago, porque tengo en la mano un documento que está etiquetado como “reservado”. Grecia es la escena de un crimen.

Los griegos son víctimas de fraude, de estafa, los han taimado. Y (tapen los oídos de los niños): el aire humeante del delito está en manos de un banco cuyo nombre es Goldman Sachs.

En el 2002 Goldman Sachs compró bajo secreto 2,3 mil millones de euros de la deuda pública griega, convirtiéndolos todos en yen y dólares, y revendiéndolos inmediatamente a Grecia. Un negocio con el cual Goldman ganó mucho dinero. ¿Fueron estúpidos? Como un zorro.

La operación era un fraude basado en tasas falsas y valor de cambio fijado por la banca.

Goldman había suscripto un acuerdo con el gobierno griego de la época para esconder el enorme desequilibrio fiscal: la falsa “pérdida” de Goldman Sachs era la falsa ganancia del Estado griego. Y el gobierno liberal de centro-derecha de Atenas (antes de que fuera elegido Papandreus) reembolsó las pérdidas a la banca con tasas usureras.

Pero con esta increíble tramoya habría camuflado su déficit haciéndolo permanecer bajo el techo del 3% del PBI establecido por la UE. Pintoresco! Fraudulento, pero pintoresco.

Pero las trampas cuestan caras en estos tiempos. Además del pago de intereses asesinos, Goldman pidió a Grecia también una “comisión” de más de un cuarto de millón de dólares. Por los servicios prestados.

Cuando asumió en el 2009 el nuevo gobierno socialista de Gheorghios Papandreus, abrió los libros contables y salieron volando los murciélagos. Los inversores se volvieron locos y pidieron intereses monstruosos para prestar el dinero necesario para cubrir ese agujero.

Quienes tenían bonos del tesoro griego entraron en pánico y corrieron a asegurarse contra la bancarrota del Estado griego.

Entonces subieron fuertemente también las pólizas de seguro de los bonos, (en la jerga “Credit Default Swap, CDS). Y adivinen quién hizo un montón de dinero vendiendo estos CDS? Goldman Sachs. Goldman y los demás bancos sabían perfectamente que estaban vendiendo carne podrida a sus clientes, mierda pintada de oro.

Esta es su especialidad.

En 2007, mientras los bancos vendían CDS y mutuos subprime, Goldman mantenía una “posición corta” apostando al hecho que sus productos financieros habrían terminado en el inodoro. Con este fraude, Goldman ganó otros 500 millones de dólares.

Al final de este juego, en vez de meter en la cárcel al administrador delegado de Goldman, Lloyd Blankfein, haciéndolo desfilar en una jaula por las calles de Atenas, la víctima de la estafa es la acusada: el pueblo griego”.

Fin de la nota de Palast.

Y agrego yo: como una burla adicional, les plantan de Primer Ministro un hombre de la Goldman: Papademos. Este es el Orden Mundial real. Este es el clímax del Sistema. Ahora Italia, con Monti. Y una vez que gane Rajoy, España. Clap Clap. tanita.

Definen empíricamente la red capitalista que domina al mundo


Definen empíricamente la red capitalista que domina al mundo

Un análisis de la ETH de Zurich establece que 1.318 corporaciones controlan la economía global, gracias a sus fuertes interrelaciones

Mientras van aumentando las protestas de la población mundial contra el excesivo poder financiero, la ciencia confirma que los más oscuros temores de los ciudadanos tienen una base empírica.

Un análisis que combinó matemáticas y datos, realizado por científicos de la ETH de Zurich, ha revelado que existe un conjunto de 1.318 corporaciones –casi todas instituciones financieras- que dominan la economía global, gracias a sus fuertes interrelaciones.

Esta organización de las corporaciones supone un grave riesgo para la red económica general, cuya inestabilidad fomenta.

La solución, según los expertos: controlar los vínculos entre los más poderosos a través de normas de regulación internacionales.

Por Yaiza Martínez.

Mapa de las 1.318 corporaciones transnacionales que forman el núcleo de la economía. Las organizaciones superconectadas aparecen en rojo, las muy conectadas en amarillo. El tamaño de los puntos representa los ingresos. Fuente: PLoS One.

Mapa de las 1.318 corporaciones transnacionales que forman el núcleo de la economía. Las organizaciones superconectadas aparecen en rojo, las muy conectadas en amarillo. El tamaño de los puntos representa los ingresos. Fuente: PLoS One.
Mientras van aumentando las protestas de la población mundial contra el excesivo poder financiero, la ciencia confirma que los más oscuros temores de los ciudadanos tienen una base empírica.

Según publica la revista Newscientist, un análisis realizado por especialistas de la Escuela Politécnica Federal de Zürich (ETH), en Suiza, sobre 43.000 corporaciones transnacionales (CTs) ha revelado que un relativamente pequeño grupo de organizaciones, principalmente bancos, cuentan con un poder desproporcionado sobre la economía global.

Los resultados de dicho análisis podrían ayudar a identificar fórmulas para construir un capitalismo global más estable, afirman los autores del estudio.

Análisis basado en la realidad

La investigación, llevada a cabo por los teóricos de sistemas complejos de la ETH, Stefania VitaliJames B. Glattfelder y Stefano Battiston, es la primera que va más allá de la ideología para identificar empíricamente la red mundial del poder económico.

Combinando matemáticas ya utilizadas para modelar sistemas naturales con datos integrales de las corporaciones, los científicos elaboraron un mapa de los dominios de las corporaciones transnacionales de todo el mundo.

Según James Glattfelder, uno de los autores del estudio: “La realidad es tan compleja que debíamos movernos más allá de los dogmas y de las teorías conspirativas del mercado libre, para generar un análisis basado en la realidad”.

Estudios previos habían constatado que unas pocas CTs manipulaban una gran parte de la economía mundial, pero éstos habían incluido sólo a un número limitado de corporaciones y habían omitido posesiones indirectas (de acciones o participaciones en otras organizaciones), por lo que no pudieron establecer cómo afectaba la red de corporaciones a la economía global, por ejemplo, a su grado de estabilidad.

James B. Glattfelder. Fuente: ETH.

James B. Glattfelder. Fuente: ETH.
Lo que ha hecho el equipo de investigadores de Zurich es utilizar laOrbis 2007, una base de datos sobre 37 millones de organizaciones e inversores de todo el mundo y extraer de ella las 43.060 corporaciones transnacionales y sus posesiones vinculadas.

A partir de esta información, los científicos elaboraron un modelo sobre el control de estas corporaciones sobre otras, a través de las redes de compra de acciones. De esta forma, se generó un mapa de la estructura del poder económico en el mundo.

Una súper entidad altamente cohesionada

El resultado, que será publicado en la revista PloS One, reveló que existe un núcleo de 1.318 corporaciones que interbloquean las posesiones generales. Cada una de estas organizaciones tiene lazos con otras dos o más corporaciones, aunque de media están conectadas con un total de 20.

Además, aunque estas 1.318 organizaciones reúnen el 20% de los ingresos operacionales globales, en realidad poseen colectivamente, a través de sus participaciones, la mayoría de las acciones y fábricas del mundo – la economía “real”-, con las que acumulan más de un 60% de los ingresos globales.

Profundizando más en la red de posesiones mundial, los investigadores constataron además que existe una “súper entidad”, formada por sólo 147 corporaciones muy cohesionadas entre sí. Las posesiones de cada una de ellas son sostenidas por el resto de los miembros de esta súper entidad, que controla el 40% de la riqueza total de la red.

Glattfelder señala que “en efecto, menos del 1% de las corporaciones del mundo pueden controlar el 40% de toda la red económica”. La mayoría de estas corporaciones son instituciones financieras. Entre las 20 primeras están Barclays BankJpMorgan Chase & Co, y el Grupo Goldman Sachs.

Es necesario limitar el poder económico

Un aspecto esencial del mapa del monopolio económico del mundo es que muestra que este tipo de redes nucleares son inestables: “Si una de las empresas que la componen tiene problemas, éstos se propagan”, explica Glattfelder. El colapso financiero de 2008 ha demostrado esta inestabilidad, según publica al respecto Dailymail.

Pero la identificación de la arquitectura del poder económico global podría ayudar a hacer que dicha arquitectura sea más estable: definir los aspectos vulnerables del sistema ayudaría a los economistas a sugerir medidas para prevenir futuros colapsos que se extiendan a toda la red.

En este sentido, Glattfelder afirma que son necesarias normas globales contra los monopolios que permitan limitar las interconexiones excesivas entre las corporaciones transnacionales. Este tipo de normas actualmente sólo existen a nivel nacional.

Otros expertos sugieren que una posible solución sería gravar con impuestos el exceso de interconexiones entre las CTs, con el fin de reducir los riesgos derivados de sus interrelaciones.

Según los científicos de Zurich, la gran pregunta ahora es si el poder político puede ejercer semejante autoridad sobre las corporaciones. De cualquier manera, los cambios para resistir a la estructura de la red económica global son de interés común.

Jueves 20 Octubre 2011
Yaiza Martínez

INTERESANTE – MANIFIESTO DEL TREN DE CLAVES #ANONYMOUS


MANIFIESTO DEL TREN DE CLAVES

http://www.cluetrain.com

95 TESIS

  1. Los mercados son conversaciones.
  2. Los mercados consisten de seres humanos, no de sectores demográficos.
  3. Las conversaciones entre seres humanos suenan humanas. Se conducen en una voz humana.
  4. Ya sea transmitiendo información, opiniones, perspectivas, argumentos en contra o notas humorosas, la voz humana es abierta, natural, sincera.
  5. La gente se reconoce como tal por el sonido de esta voz.
  6. La Internet hace posible tener conversaciones entre seres humanos que simplemente eran imposibles en la era de los medios masivos de comunicación.
  7. Los hiper-enlaces socavan a las jerarquías.
  8. En los mercados interconectados como entre empleados intraconectados, la gente utiliza nuevas y poderosas formas de comunicación.
  9. Las conversaciones en red hacen posible el surgimiento de nuevas y poderosas formas de organización social y de intercambio de conocimientos.
  10. Como resultado los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado interconectado hace que las personas cambien de una manera fundamental.
  11. Las personas que participan en estos mercados interconectados han descubierto que pueden obtener mucha mejor información y soporte entre si mismos que de los vendedores. Ya basta de la retórica corporativa acerca de añadir valor a productos de consumo general.
  12. No hay secretos. El mercado en red sabe más que las empresas acerca de sus propios productos. Y ya sea que las noticias sean buenas o malas, se las comunican a todo el mundo.
  13. Lo que ocurre en los mercados, también sucede entre los empleados. Una construcción metafísica llamada “Compañía” es lo único que queda entre los dos.
  14. Las corporaciones no hablan en la misma voz que estas conversaciones interconectadas. Para su “audiencia objetivo”, las compañías suenan huecas, opacas, literalmente inhumanas.
  15. En sólo unos pocos años, la actual “voz” homogenizada del mundo de los negocios — el sonido de misiones corporativas y folletos oficiales — parecerá tan rebuscada y artificial como el lenguaje de la corte francesa en el siglo 18.
  16. Hoy en día, las compañías que hablan el lenguaje del charlatán, ya no logran captar la atención de nadie.
  17. Las compañías que asumen que los mercados en linea son iguales a los mercados que ven sus anuncios por televisión, se engañan a si mismas.
  18. Las compañías que no se dan cuenta que sus mercados ahora están interconectados persona-a-persona, y por consecuencia volviéndose más inteligentes y profúndamente unidos en conversación, están perdiendo su mejor oportunidad.
  19. Las empresas ahora pueden comunicarse con sus mercados directamente. Esta podría ser su última oportunidad si la desperdician.
  20. Las compañías deben darse cuenta que sus clientes se ríen frecuentemente. De ellas.
  21. Las empresas necesitan “alivianarse” y tomarse menos seriamente. Necesitan tener sentido del humor.
  22. Tener sentido de humor no significa poner chistes en el Web corporativo. Requiere tener valores, un poco de humildad, honestidad y un punto de vista sincero.
  23. Las compañías que intentan “posicionarse”, necesitan adoptar una posición. Idealmente relacionada con algo que realmente le importe a su mercado.
  24. Las declaraciones exageradas — “Estamos en posición de convertirnos en el principal proveedor de XYZ” — no constituyen una posición.
  25. Las compañías necesitan bajar de su pedestal y hablarle a la gente con quien esperan establecer relaciones.
  26. Las relaciones públicas no se relacionan con el público. Las compañías tienen un temor profundo de sus mercados.
  27. Al usar un lenguaje que resulta distante, poco atractivo, arrogante, levantan muros que las distancian de sus mercados.
  28. La mayoría de los planes de mercadeo se basan en el temor de que el mercado pueda enterarse de lo que realmente sucede dentro de la compañía.
  29. Ya lo dijo Elvis Presley: “No podemos seguir juntos si sospechamos mutuamente.”
  30. La lealtad a la marca es la versión corporativa de una relación estable, pero el rompimiento es inevitable — y se aproxima rápidamente. Gracias a que están interconectados, los mercados inteligentes pueden renegociar sus relaciones con velocidad increible.
  31. Los mercados interconectados pueden cambiar de proveedores instantáneamente. Los “empleados de conocimiento” interconectados pueden cambiar de empleador durante la comida. Las propias iniciativas de reducción de tamaño en las empresas nos enseñaron a preguntar: “¿Lealtad? ¿Qué es eso?”
  32. Los mercados inteligentes encontrarán proveedores que hablen su mismo lenguaje.
  33. Aprender a hablar con una voz humana no es un truco de magia. No puede ser aprendido en alguna conferencia.
  34. Para hablar en una voz humana, las empresas deben compartir las preocupaciones de sus comunidades.
  35. Pero primero, deben pertenecer a una comunidad.
  36. Las empresas deben preguntarse a sí mismas hasta dónde llega su cultura corporativa.
  37. Si su cultura acaba antes que comience su comunidad, entonces no tendrán mercado.
  38. Las comunidades humanas se basan en el diálogo — conversaciones humanas acerca de inquietudes humanas.
  39. La comunidad del diálogo es el mercado.
  40. Las compañías que no pertenecen a una comunidad de diálogo, morirán.
  41. Las compañías han hecho una religión de su seguridad, pero esto no sirve de nada. La mayoría se protegen menos en contra de sus competidores que de su propio mercado y fuerza de trabajo.
  42. Tal como en los mercados interconectados, las personas también se comunican entre sí directamente dentro de la compañía — y no solamente hablan acerca de las reglas y regulaciones, la linea oficial, rentabilidad.
  43. Estas conversaciones se llevan a cabo a través de los intranets corporativos. Pero sólo cuando las condiciones son favorables.
  44. Las compañías instalan sus intranets desde arriba para distribuir sus políticas de recursos humanos y otra información corporativa que sus trabajadores están tratando de ignorar.
  45. Los intranets tienden a centrarse en el aburrimiento. Los mejores se construyen desde abajo por individuos participativos que cooperan para construir algo mucho más valioso: una conversación corporativa interconectada.
  46. Un intranet saludable organiza a los empleados en varios sentidos de la palabra. Su efecto es más radical que la agenda de cualquier sindicato.
  47. Aunque esto asusta mucho a las empresas, también dependen en gran medida de estos intranets abiertos para generar y compartir conocimientos críticos. Necesitan resistirse a la tentación de “mejorar” o controlar estas conversaciones.
  48. Cuando los intranets corporativos no se limitan por el temor y normativas, el tipo de conversación que promueven resulta notablemente parecido a una conversación de los mercados conectados en red.
  49. Los organigramas funcionaron en la vieja economía en que los planes podían entenderse completamente desde el tope de las empinadas pirámides administrativas y se podían pasar detalladas órdenes de trabajo desde arriba.
  50. Hoy en día, el organigrama está hiperenlazado, no jerarquizado. El respeto al conocimiento práctico resulta más importante que la autoridad abstracta.
  51. Los estilos administrativos de “control de mando”, surgen de, y refuerzan la burocracia, las luchas de poder y una cultura general de paranoia.
  52. La paranoia mata la conversación. Esa es su meta. Pero la falta de una conversación abierta mata a las empresas.
  53. Existen dos conversaciones llevándose a cabo. Una dentro de la empresa. Otra con el mercado.
  54. En general, ninguna de estas conversaciones va muy bien. Casi invariablemente, la causa del fracaso puede encontrarse en las ideas obsoletas de “control de mando”.
  55. Como política, estas ideas son venenosas. Como herramientas, están descompuestas. Las prácticas de “control de mando” chocan con la hostilidad de los “empleados de conocimiento” intraconectados y generan desconfianza en los mercados interconectados.
  56. Estas dos conversaciones quieren encontrarse. Hablan el mismo idioma. Reconocen sus voces mutuamente.
  57. Las empresas inteligentes harán lo que sea necesario para lograr que lo inevitable suceda cuanto antes.
  58. Si el coeficiente intelectual se midiera como la disposición de “abrir paso” o quitarse de en medio, resultaría que muy pocas compañías se han vuelto sabias.
  59. Aunque en este momento es un poco subliminal, hay millones de personas en linea que perciben a las empresas como algo un poco más que curiosas ficciones legales tratando activamente de evitar que estas conversaciones se intersecten.
  60. Esta es una actitud suicida. Los mercados quieren conversar con las empresas.
  61. Desafortunadamente, la parte de la empresa con la cual se quieren comunicar los mercados se esconde tras una cortina de humo, de un lenguaje que suena falso — y las más de las veces lo es.
  62. Los mercados no quieren conversar con charlatanes y vendedores ambulantes. Quieren participar en las conversaciones tras la pared de protección corporativa (firewall).
  63. Ponerse en un nivel más personal: Nosotros somos esos mercados. Queremos charlar contigo.
  64. Queremos tener acceso a tu información corporativa, a tus planes y estrategias, a tus mejores ideas y a tu conocimiento genuino. No nos vamos a conformar con tus folletos a cuatro colores, o con tu Web sobrecargado de chucherías visuales pero con muy poca sustancia.
  65. Tambien somos los empleados que hacemos funcionar sus empresas. Queremos conversar directamente con los clientes con voz propia, no con frases trilladas escritas en un guión.
  66. Como mercados, como empleados, estamos hastiados de obtener nuestra información por control remoto. ¿Por qué necesitamos reportes anuales impersonales y estudios de mercado de tercera mano para presentarnos unos a otros?
  67. Como mercados y como trabajadores, nos preguntamos ¿por qué no escuchas? Pareciera que hablas un idioma distinto.
  68. El lenguaje inflado y pomposo que utilizas — en la prensa, en tus conferencias — ¿qué tiene que ver con nosotros?
  69. Quizás impresiones a tus inversionistas. Tal vez impresiones a la bolsa de valores. No nos impresionas a nosotros.
  70. Si no causas gran impresión en nosotros, tus inversionistas van a salir perdiendo. ¿Que no entienden esto? si lo entendieran, no te permitirían hablar en la forma que lo haces.
  71. Tus ideas anticuadas acerca de “el mercado” nos hacen voltear la vista al cielo. No nos reconocemos en tus proyecciones — tal vez porque sabemos que ya estamos en otro lugar.
  72. Este nuevo mercado nos parece mucho mejor. De hecho, nosotros lo estamos creando.
  73. Estás invitado, pero es nuestro mundo. Quitate los zapatos y déjalos junto a la puerta. Si quieres comerciar con nosotros, ¡baja de tu camello!
  74. Somos inmunes a la publicidad. Olvídalo.
  75. Si quieres que te dirijamos la palabra, dinos algo. Que sea algo interesante para variar.
  76. Tambien tenemos algunas ideas para tí: nuevas herramientas que necesitamos, algún mejor servicio. Cosas por las cuales estamos dispuestos a pagar. ¿Tienes un minuto?
  77. ¿Estas tan ocupado “haciendo negocios” que no puedes contestar nuestro correo electrónico? Por Dios, vaya, volveremos mas tarde. Tal vés.
  78. ¿Quieres que pongamos nuestro dinero? Nosotros queremos que pongas atención.
  79. Queremos que descartes tu viaje, que salgas de tu introversión neurótica, ven a la fiesta.
  80. No te preocupes, aún puedes hacer dinero. Eso sí, mientras no sea lo único en tu mente.
  81. ¿Te has dado cuenta que, por sí mismo, el dinero es unidimensional y aburrido? ¿De qué más podemos platicar?
  82. Tu producto falló. ¿Por qué? Nos gustaría preguntarle a la persona que lo hizo. Tu estrategia corporativa no tiene sentido. Nos gustaría platicar con tu Director General. ¿Cómo que no está?
  83. Queremos que trates a 50 millones de nosotros tan seriamente como tratas a un reportero del diario financiero.
  84. Conocemos algunas personas en tu empresa. Son buena onda en linea. ¿Tienes más de esos escondidos por ahí? ¿Pueden salir a jugar?
  85. Cuando tenemos dudas, nos apoyamos en el resto de nosotros para aclararlas. Si no tuvieras control tan estricto sobre “tu gente” tal vez nos apoyaríamos en ellos también.
  86. Cuando no estamos ocupados siendo tu “mercado objetivo”, muchos de nosotros somos tu gente. Preferimos hablar con amigos en linea que estar viendo el reloj. Eso ayudaría a difundir tu nombre mejor que tu Web del millón de dólares. Pero tu dices que hablar con el mercado le corresponde al departamento de mercadotecnia.
  87. Nos gustaría que entendieras lo que está pasando aquí. Eso estaría muy bien. Pero sería un error pensar que vamos a esperar con los brazos cruzados.
  88. Nos preocupan cosas más importantes que si vás a cambiar a tiempo para hacer negocio con nosotros. El negocio es sólo una parte de nuestras vidas. Parece ser todo en la tuya. Piénsalo bien: ¿quién necesita a quién?
  89. Tenemos poder real y lo sabemos. Si no alcanzas a ver la luz, alguien más vendrá y nos dará mayor atención, será más interesante y divertido para jugar.
  90. Aún en el peor de los casos, nuestra nueva conversación es más interesante que la mayoría de las ferias comerciales, más entretenida que un programa de televisión y ciertamente más apegada a la vida real que cualquier Web corporativo que hayamos visitado.
  91. Nuestra lealtad es para con nosotros mismos — nuestros amigos, nuestros nuevos aliados y conocidos, hasta nuestros compañeros de batalla. Las empresas que no juegan un papel en este mundo, tampoco tienen futuro.
  92. Las compañías gastan millones de dólares en el problema Y2K. ¿Cómo es que no pueden escuchar el tic-tac de esta bomba de tiempo? En riesgo está algo más importante.
  93. Estamos tanto adentro de empresas como fuera de ellas. Los límites que separan nuestras conversaciones semejan el muro de Berlin hoy, pero son sólo un estorbo. Sabemos que caerán. Trabajaremos de ambos lados para hacerlos caer.
  94. Para las corporaciones tradicionales, las conversaciones interconectadas parecen un mar de confusión. Pero nos estamos organizando más rápido que ellas. Tenemos mejores herramientas, más ideas nuevas, y ninguna regla que nos detenga.
  95. Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando.

Lee las firmas de apoyo a este manifiesto registradas aqui.

Copyright 1999 Levine, Locke, Searls & Weinberger
ringleaders@cluetrain.com
Todos los Derechos Reservados.

Traducción: Pirulee y Pere Albert
Obtén la versión ASCII.

Sin embargo, se otorgan los permisos necesarios mundiales para su uso no-comercial con la condición de que esta página permanezca intacta incluyendo esta nota. Reprodúcela, cópiala, envíala, publícala, ponla en tu Web.

¡Este mensaje quiere MOVERSE!

————

Si te ha parecido tan interesante como a mí,

¡Difúndelo!

http://saliendodelarmario.wordpress.com/2011/12/05/manifiesto-del-tren-de-claves-de-mercados/

De obligadísima LECTURA Error del sistema (Un breve análisis de la crisis del sistema capitalista)


Error del sistema (Un breve análisis de la crisis del sistema capitalista)

  1. Pasado (un poco de historia del dinero)

1.1. Sobre el patrón oro

Debe quedarnos claro que el dinero a pasado de estar respaldado por el oro o ser el oro mismo durante miles de años a ser dinero respaldado absolutamente por nada en menos de un siglo.

Fue necesaria una evolución en la cual los Estados emitían billetes y monedas, que daban derecho a su portador a intercambiarlos por oro o plata de las reservas del país. La evolución del respaldo del papel moneda es el siguiente:

  • En los siglos XVIII y XIX, muchos países tenían un patrón de dos metales, basado en oro y plata.
  • Entre 1870 y la Primera Guerra Mundial se adoptó principalmente el Patrón oro, de forma que cualquier ciudadano podría transformar el papel moneda en una cantidad de oro equivalente.
  • En el periodo entre guerras mundiales se trató de volver al Patrón Oro, si bien la situación económica y la crisis o crack del 29 terminó con la convertibilidad de los billetes en oro para particulares.
  • Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los aliados establecieron un nuevo sistema financiero en los acuerdos de Bretton Woods, en los cuales se establecía que todas las divisas serían convertibles en dólares estadounidenses y sólo el dólar estadounidense sería convertible en lingotes de oro a razón de 35 dólares por onza para los gobiernos extranjeros.
  • En 1971, las políticas fiscales expansivas de los EE.UU., motivadas fundamentalmente por el gasto bélico de Vietnam, provocaron la abundancia de dólares, planteándose dudas acerca de su convertibilidad en oro. Esto hizo que los bancos centrales europeos intentasen convertir sus reservas de dólares en oro, creando una situación insostenible para los EE.UU. Ante ello, en diciembre de 1971, el presidente de EE.UU., Richard Nixon, suspendió unilateralmente la convertibilidad del dólar en oro para el público y devaluó el dólar un 10%. En 1973, el dólar se vuelve a devaluar otro 10 %, hasta que, finalmente, se termina con la convertibilidad del dólar en oro también para los gobiernos y bancos centrales extranjeros.
  • Desde 1973 hasta nuestros días, el dinero que hoy usamos tiene un valor que está en la creencia subjetiva de que será aceptado por los demás habitantes de un país, o zona económica, como forma de intercambio. Las autoridades monetarias y Bancos Centrales no pretenden defender ningún nivel particular de tipo de cambio, pero intervienen en los mercados de divisas para suavizar las fluctuaciones especulativas de corto plazo, con el objetivo de mantener a corto plazo la estabilidad de precios, y evitar situaciones como la hiperinflación, que hacen que el valor de ese dinero se destruya, al desaparecer la confianza en el mismo, o como la deflación.

Actualmente nuestro dinero es dinero fiduciario y no tiene valor por si mismo si no porque nosotros tenemos fe en que lo tiene.

El tipo de dinero llamado fiduciario es aquél basado literalmente en la “fe” de sus usuarios, el cual manejamos actualmente en el mundo, incluyendo el dólar estadounidense, el euro y todas las otras monedas de reserva.1 Esta tendencia comenzó con el Nixon Shock de 1971 (aunque es original del siglo XI en China, y responsable de la expansión de las dinastías Yuan y Ming2 ), que terminó con el respaldo en metales preciosos del dólar norteamericano, iniciándose también con ello la fluctuación de las divisas, que basan su valor en relación al valor de las demás, y con ello el altamente voluble y lucrativo mercado de divisas, que mueve alrededor de 3 billones de dólares americanos al día.

Las monedas y billetes fiduciarios que no basan su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble o valores, ni en su valor intrínseco, sino simplemente en su declaración como dinero por el Estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira. Sin esta declaración, la moneda no tendría ningún valor: el dinero fiduciario sería entonces tan poco valioso como los pedazos de papel en los que está impreso.

Un billete actual es una clara representación de dinero fiduciario, por cuanto objetivamente considerado carece de valor. Su valoración viene dada por la autoridad monetaria que lo emitió, que goza de confianza entre los sujetos que la aceptan.

Actualmente, todas las monedas nacionales son monedas fiduciarias, incluyendo al dólar norteamericano, el euro y todas las otras monedas de reserva. Esta tendencia comenzó con el Nixon Shock de 1971, que terminó con el respaldo en metales preciosos del dólar norteamericano.

1.2. Sobre las reservas fraccionarias

Definición: “La Banca de reserva fraccional, en contraste con la banca de reserva 100%, se caracteriza por ser un sistema en el cual los bancos mantienen solo una fracción de sus depósitos en reserva -ya sea como dinero liquido u otros documentos de alta liquidez- teniendo al mismo tiempo la obligación de retornar esos depósitos en demanda”

Esto quiere decir que todo el sistema se mantiene en pie porque no todo el mundo va a buscar el dinero al mismo tiempo. Al porcentaje que debe dejarse en reserva se le llama “Coeficiente de caja.

El coeficiente de caja (c) es igual al porcentaje entre los activos del sistema bancario o reservas (ACSB) y los depósitos entregados por los ahorradores al banco (D).

c = ACSB / D

Esto quiere decir que un coeficiente de un 2% (habitual en la zona Euro hoy en día) significa que por cada 100 € que depositamos en ahorros en una entidad, ésta mantiene 2 € como reservas legales (ACSB) y tiene la capacidad de invertir o conceder créditos por valor de 98 €.

Además tenemos que tener en cuenta que cada préstamo se suele convertir en un depósito por lo que tenemos lo siguiente:

Antes de ver un pequeño ejemplo, debemos definir otro coeficiente: el coeficiente de efectivo en manos del público (e). Este coeficiente es igual a:

e = EMP / D

Siendo EMP la cantidad de dinero moneda que poseen las personas en su poder y D el total de los depósitos bancarios entregados por los ahorradores en los bancos. En la economía europea e está cercano al 10%.

Veamos un ejemplo de como se multiplica el dinero por efecto del sistema bancario. En este ejemplo e = 20% y c = 10% (para simplificar).

Un futbolista recibe 96 € de un spot realizado en París, así que trae el dinero a España, como e = 20%, se queda 16 € para sus gastos e ingresa 80 € en el banco (16/80 = 20%).

EMP D ACSB C
1.- 16 80

El banco inmediatamente ubica todo lo que puede en créditos, como c = 10, tiene que mantener 8 € en caja (ACSB) y presta el resto a un periodista deportivo (por ejemplo). Éste, a su vez, siguiendo el mismo procedimiento, se queda € 13,3 y deposita en el banco € 66,6. Se repite el ciclo de reserva y Créditos.

EMP

D

ACSB

C

1.- 16 80 8 72
2.- 12 60 6 54
3.- 9 45 4,5 40,5
4.- 6,75 33,75 3,38 30,38

Se puede observar que el dinero (EMP + D) se ha incrementado después de 4 movimientos, desde los 96 € iniciales hasta (16+80+12+60+…) = 262,5 €. Si continuáramos, el máximo teórico llegaría a los 384 € ( 96*(e+1)/(e+c) ). Si el público no se quedara con dinero metálico en mano (e=0%); o sea, todo estuviera en depósitos (D); el máximo teórico alcanzaría los 960€ (96/c).

Este efecto se conoce como multiplicador del dinero, y es la razón del control que realiza el Banco Central sobre el coeficiente de caja, que es un parámetro fundamental para determinar la cantidad de dinero, la inflación y el endeudamiento.

Es evidente que esto produce inflación además de representar siempre un peligro importante de colapso desde su propia creación. Por no hablar de que moralmente es una práctica dudosa.

Ha sido una práctica habitual desde los propios inicios de la actividad bancaria. Había sido gravemente penada pero durante la expansión de las colonias en America durante la conquista las necesidades monetarias pasaron a fomentarla como una práctica legal.

1.3. Sobre la creación del dinero como deuda

Todo lo explicado anteriormente provoca que los bancos puedan prestar dinero que no poseen en base a los depósitos y a un decreciente coeficiente de caja. A la práctica simplemente fabrican el dinero de la nada para satisfacer las nuevas deudas contraídas. Oficialmente, por cada 1 € depositado realmente en el banco, existen otro 9 € más, inexistentes que pueden ser prestados.
Es necesario saber que los gobiernos no pueden fabricar papel moneda, lo fabrican los bancos centrales y se lo cambian por bonos del estado a los gobiernos bajo un interés. Se debería reflexionar sobre lo antidemocrático que es que entidades que no dependen del gobierno tengan más poder efectivo que este. En teoría son entidades públicas pero a la práctica no es así en casi ningún país del mundo. La prueba está en que no compran deuda cuando es necesario favoreciendo la especulación y las crisis financieras.

Así que cuando vayáis a un banco no os penséis que el dinero que os dan de un crédito proviene de los depósitos, ese dinero proviene de la perversión del sistema monetario en si mismo. Y no os están haciendo un favor, más bien se lo están haciendo ellos manteniendo esta rueda insostenible de crecimiento exponencial. Lo cual nos lleva al siguiente punto…

1.4. La paradoja del interés impagable y el crecimiento perpetuo.

Veamos que es la paradoja del interés impagable con un video

El problema es que al adquirir una deuda los bancos centrales generan el dinero correspondiente a esa deuda pero no los intereses que se han de pagar adicionalmente para satisfacer esa deuda por lo que a la práctica todo el dinero existente en el mundo no es suficiente para satisfacer las deudas de todo el mundo. Y eso los bancos lo saben muy bien. Es por ello que ha de existir un crecimiento perpetuo y exponencial de la economía, tal como podemos ver en el esquema del techo de deuda.

Todo esto solo puede tener una consecuencia final: el colapso.
Antes pasaremos por inflación, pobreza, guerras, crisis y demás pero debemos ser conscientes que esto es completamente nuevo, no podemos aprender de la historia para intentar sobrellevar esto. No va a haber ninguna recuperación, ni “brotes verdes” ni nada de eso, esto solo puede hacer que empeorar. Un crecimiento perpetuo y exponencial es un esquema Ponzi y no se dan en la naturaleza, a no ser claro, que se trate de un cáncer.

2. Presente (situación actual)

2.1. Deuda actual por países

(Falta Luxemburgo, ya que su deuda per capita es de mas de tres millones de dólares)

.

2.2. Deuda privada y deuda pública (Causas de la deuda)

Realmente la deuda pública no es tan alta en España, es menor en % del PIB que Alemania o Francia, el problema es que nos han tomado el pelo y nos hacen pagar el festín de los bancos, su deuda, incluso por mandato constitucional.

Debemos comprender que la burbuja inmobiliaria era predecible, llevamos conociendo las burbujas especulativas desde hace siglos, se provocó deliberadamente para crear un crecimiento ficticio a base de endeudamiento que favorecería enormemente a los bancos y sumiría al país en el desastre que esta a punto de llegar como consecuencia de asumir una deuda impagable.
En el nuevo artículo 135.3 dice claramente que HAY QUE DAR PRIORIDAD ABSOLUTA AL PAGO DE LAS DEUDAS A LOS BANCOS, frente a cualquier otro gasto estatal, ya sea gasto prioritario (por ejemplo, los comedores escolares), gasto urgente (las jeringuillas en los hospitales) o gasto aplazable (los sueldos de los propios políticos).

.

2.3. Retorno de la deuda (obligaciones)

Como ya hemos visto la deuda que contraen los estados con los bancos centrales por medio de la venta de bonos ha de ser pagada por un interés (en relación casi directa con la famosa prima de riesgo) por lo tanto debe conseguir cada año más dinero que el anterior para pagar la deuda y los intereses. Esto provoca una deuda de crecimiento exponencial. Una vez más un esquema Ponzi. Por ejemplo podemos ver en este artículo de febrero de este año:

(…) Después de la subasta de casi 3.500 millones en deuda a largo plazo, el Tesoro tiene cubierto el primer gran vencimiento de bonos y obligaciones del año que asciende a 15.518 millones y que ocurrirá en abril. Además, tendrá que afrontar la devolución de 7.200 millones en letras, un importe que espera obtener ese mismo mes con nuevas emisiones. (…)

Nos damos cuenta de que los estados están continuamente en la cuerda floja. El propio Luis de Guindos, ex secretario de Estado con el Gobierno de Aznar y uno de los “ministrables” para la cartera de Economía del Ejecutivo de Rajoy advierte sobre este peligro:

(…)Luis de Guindos, director del Instituto de Empresa y del Centro del Sector Financiero de Pricewaterhouse Coopers, apunta que el principal riesgo para la economía española es el elevado volumen de vencimientos que tiene que afrontar el próximo año, que cifró en cerca de 300.000 millones de euros. El ex secretario de Estado de Economía señaló que esta cifra supone el doble que este año que del total, 120.000 millones corresponden a entidades bancarias y unos 110.000 millones al Tesoro Público.(…)

2.4. Soluciones incorrectas (recortes)


Los recortes no solo son nefastos por lo que representa la pérdida de derechos y el hecho de pagar con el dinero de todos la deuda de entidades privadas como son los bancos. También son una medida nefasta para controlar el déficit. Al reducir el gasto público se reduce el gasto de la población, al reducirse el gasto de la población se reduce el PIB y al reducirse el PIB aumenta el déficit lo cual provoca un mayor recorte del gasto público. De esta forma caemos en una espiral decreciente que solo puede tener un final: el colapso.

Por si fuera poco la relación entre reducción del gasto público no es directa, existe un factor multiplicador (llamado multiplicador de Haavelmo):

En cuanto al gasto público, su reducción genera una reducción del PIB en igual cuantía y de forma directa. Además existe un efecto denominado multiplicador por el cual la reducción final de PIB es mayor que la del gasto (o el aumento).

Las razones del efecto multiplicador son sencillas, si el estado gasta en pagar a un constructor eso es más gasto público pero a su vez se convierte en renta de un individuo del sector privado que lo vuelve a gastar, generando nuevo PIB sea vía consumo o vía ahorro (inversión), pero minorado por los impuestos.

Algunas de las estimaciones actuales cifran en factor multiplicador entre un dos y un tres.

.

2.1. Solución correcta: Islandia

De momento es el único país que ha tomado la decisión correcta, encerrar a los causantes de la crisis: políticos y banqueros y no pagar una deuda que no era suya.

(…)Consiguió acabar con un gobierno. Encerró los responsables de la crisis financiera a la cárcel. Empezó a redactar una nueva Constitución hecha por ellos y para ellos. Y hoy, gracias a la movilización, será el país más próspero de un occidente sometido a una tenaz crisis de la deuda. Es la ciudadanía islandesa, cuya revuelta en 2008 fue silenciada en Europa por temor a que muchos tomaran nota. Pero lo lograron.(…)

Es lógico que si a alguien le encarcelan por conducir bajo los efectos del alcohol a causa de su irresponsabilidad cuando alguien lleva a un país a la ruina se le encarcele de la misma manera.

Los resultados de la revolución islandesa han sido enormemente positivos para el bienestar de la población como se podía esperar.

(…)este país del norte atlántico, cerrará el 2011 con un crecimiento del 2,1% y que en 2012, este crecimiento será del 1,5%, una cifra que supera el triple que la de los países de la zona euro. La tendencia al crecimiento aumentará incluso en 2013, cuando está previsto que alcance el 2,7%.

Los analistas aseveran que la economía islandesa sigue mostrando síntomas de desequilibrio. Y que la incertidumbre sigue presente en los mercados. Sin embargo, ha vuelto a generar empleo y la deuda pública ha ido disminuyendo de forma palpable.

Este pequeño país del periférico ártico rechazó rescatar a los bancos. Los dejó caer y aplicó la justicia sobre quienes habían provocado ciertos descalabros y desmanes financieros.(…)

Otro país que logro esquivar la crisis durante un tiempo prolongado fue Bélgica, al no tener gobierno esquivo los recortes y no se le pudo robar la soberanía como ha ido pasando con el resto de países miembros sometidos a la tiranía de la UE.

(…)La anarquía belga tiene más ventajas: que el Banco Central Europeo (BCE) no tiene a quién enviar una de esas cartas que han recibido Zapatero o Berlusconi. Ayer Il Corriere de la Sera desveló el contenido de la misiva italiana. La carta confirma lo que ya sospechábamos: que la reforma constitucional exprés no fue una idea genial de Zapatero y Rajoy, sino un disco dedicado que pidió Jean Claude Trichet, el presidente del BCE, a cambio de comprar deuda española.(…)

3. Futuro

3.1. Probable fin del euro (riesgo y consecuencias

Muchísimos medios se hacen eco de la posibilidad real de que el euro como proyecto este llegando a su fin como podemos ver aquí:

(…) Ya sabíamos que las embajadas y las grandes empresas están preparadas para una eventual ruptura del euro. Ahora son varios bancos centrales los que hacen planes para un mundo sin la moneda europea tal como la conocemos. (…) El imparcial

(…)El adiós a la divisa comunitaria ha pasado de ser una posibilidad remota a una variable que preocupa en exceso (…) ABC

(…)La casa de apuestas británicas William Hill ofrecía este miércoles una cuota de 3 a 1 por la desaparición del euro antes del final de 2012.(…) El país
(…)Nadie se atreve a pensarlo, pero todos se preparan para ello. La división de la eurozona en dos zonas –norte y sur-, o la exclusión de algunos de sus miembros son algunos de los posibles escenarios que analizan los expertos (…) Le Monde, de París.

En caso de salir del euro y volver a la peseta el país podría devaluar la moneda para reducir el déficit. Pero como consecuencias negativas tendríamos la siguiente lista:

1º) El que piense que al volver a la peseta se volverá a los precios de antes, está muy equivocado. En caso de volver, se redondearán los precios que hay ahora en el mercado y siempre al alza, como pasó con el cambio al euro.

2º) El volver a la peseta supondría un coste por el simple hecho de imprimir los billetes y pagar los costes de la administración necesaria para que se llevase a cabo. El Estado español no está como para gastar mucho.

3º) España es un país que tiene más importaciones que exportaciones, por lo que la compra de productos exteriores, por ejemplo el petróleo, se encarecería. Por aquí no creo que saliera muy rentable la cosa, incluso aunque esta diferencia se equilibrara al ganar competitividad.

4º) La deuda del Estado aumentaría debido al tipo de cambio, ya que frente al euro o el dólar, la peseta tendría muy poco valor.

5º) Al salir del euro perderíamos la opción de rescate o dicho de otro modo, la refinanciación de nuestra deuda por parte del Banco Central Europeo. Esto ocasionaría varias cosas:
a) La prima de riesgo y el interés de nuestra deuda subiría como la espuma.
b) En caso de quiebra el Estado reduciría o dejaría de pagar nóminas, pensiones etc…
c) Los países dejarían de prestarnos dinero ya que no confiarían en nosotros.

6º) Al devaluar la peseta, las hipotecas aumentarían de valor. Esto es debido a que el Banco de España subiría los tipos de interés para poder controlar la inflación que tendríamos, en el caso de que se calcularan al tipo de interés nacional. Otro posible caso es el que las hipotecas siguieran ligadas al euribor, que para mi parecer sería lo más probable, las hipotecas subirían igualmente debido a la devaluación de la moneda y al tipo de cambio.

7º) La deuda que tienen las empresas españolas con el exterior también aumentaría por la misma razón: la devaluación y la diferencia del tipo de cambio (este ejemplo es parecido al del punto 4º). Con esta problemática muchas empresas irían a la quiebra y las que no, harían “reajustes” en su plantilla, ya me entendéis…

8º) Debido a los “reajustes” de plantilla del Estado y las empresas, el paro aumentaría y los sueldos bajarían.

9º) Las relaciones diplomáticas se distanciarían por todo lo anterior.

Probablemente veríamos el corralito español y la deuda creciente seria impagable de hecho ya lo es aún estando en el euro. Pero debemos entender que se trata de una deuda que concuerda con la definición de deuda odiosa y por lo tanto no deberíamos pagar.

2.2. Deuda creciente

Debido a que la deuda se paga con el cobro de un interés que depende de la confianza de los mercados en el país se puede ver fácilmente que caemos en una nueva espiral descendiente. Los intereses cada vez son más altos ya que la confianza disminuye, por lo tanto la deuda a pagar es cada vez más alta, al ser esta más alta mayor es la desconfianza, porque es más evidente que tarde o temprano no se va a poder pagar. Por lo tanto aumentan los intereses, la llamada prima de riesgo, o la rentabilidad a 2 o 5 años.

Por otro lado uno de los indicadores que nos da evidencias inequívocas de que una país va camino de la bancarrota es la inversión de las curvas de rentabilidad de los bonos a 2 y a 5 años, es decir: cuando se debe pagar más interés por un bono a 2 años que por un bono a 5 años. Cuando esto pasa es evidente que los inversionistas no creen que sea muy seguro invertir en ese país. En Italia ya ha pasado y en España nos estamos acercando peligrosamente.

(…)El riesgo de rescate se acelera para Italia y España, las dos grandes economías periféricas. Otro indicador apunta en este sentido: la curva de tipos se ha invertido en el caso de Italia y amenaza con hacerlo en el de España. Este vuelco, donde los títulos a corto plazo ofrecen un interés mayor que los de largo, suele indicar una recesión. Pero también podría alertar de la inminencia de un rescate exterior.(…) Invertia

2.3. Paro creciente

El paro ha venido para quedarse, no se trata de ningún ciclo económico que vaya a revertirse, pensar eso seria tan lógico como pensar que podemos volver cualquier día a las condiciones geopolíticas de la edad media. Ha sido agravado enormemente por la burbuja inmobiliaria provocada por la ambición, la codicia y la irresponsabilidad de políticos y banqueros pero no es la única causa del paro.

Realmente la principal razón del paro es la estructural, es obvio que cada vez se necesita menos gente para producir lo mismo y este factor de relevo tecnológico se puede cuantificar y en un modelo productivo como el nuestro suele estar en torno a un 2%. Lo que significa que la economía debe crecer al menos un 2% anual o se genera paro. Esto es imposible, el crecimiento perpetuo es un, ya conocido, esquema Ponzi que no se puede dar en la naturaleza. Por lo tanto debemos buscar otras soluciones.

Reduciendo el enorme margen de beneficios de multinacionales, cuyos directivos tienen sueldos de miles de millones de euros anuales, podrían perfectamente reducirse las jornadas laborales cobrando lo mismo y se emplearía más gente. Es ilógico que trabajemos las mismas horas que durante la revolución industrial. Por otro lado se podría rebajar la edad de jubilación para hacer otro tanto. El estado debería dejar caer los bancos como Islandia y dedicarse ha aumentar el gasto público para hacer otro tanto. La reducción del paro ayudaría a reflotar la economía pues se favorecería el consumo y aumentaría el PIB.

Extrañamente lo que vemos es justo lo contrario, y vemos como en muy poco tiempo estas medidas solo tienen consecuencias nefastas tanto para la economía como para el bienestar de la población.

Ahora bien estos resultados siempre se enmascaran como en el caso de Lituania donde se presenta la reducción del paro con los recortes como un éxito. Y allí el paro se ha reducido porque se ha reducido la población enormemente. Todo el que ha podido ha emigrado huyendo de los salvajes recortes sociales.

.

2.4. Una mirada a Grecia

Si hay un país hacia donde debemos mirar para conocer que futuro sociopolítico le espera a España este es sin duda Grecia. La deuda de España pronto será impagable y los recortes en España pronto serán parecidos a los griegos. La evolución de la lucha social debería seguir caminos parecidos. Salvando las diferencias, ya que Grecia es un país con una tradición de lucha social muy arraigada y España es un país que dejó morir a su dictador en la cama y aún tenemos una monarquía impuesta por este. Aún así es predecible que acabemos en la misma situación ya que el hambre no entiende de memoria histórica.

Es predecible pues que sigamos el mismo camino, las manifestaciones se demuestran ineficaces cuando el estado hace oídos sordos y la población necesariamente aumentará la contundencia de las acciones día a día. Tarde o temprano habrá disturbios, batallas campales, impago de impuestos, boicots de todo tipo. La única manera de evitarlo pasaría por mantener el bienestar social, cosa que es perfectamente posible, pero el estado se ha mostrado como el esclavo fiel de los mercados que es. En estas circunstancias por muy servil que sea el pueblo la paciencia se agotará.

Podríamos resumir las fases de una revuelta social con la siguiente lista:

Fase 1- Percepción

Fase 2- Quejas

Fase 3- Desobediencia

Fase 4- Boicot al estado

Fase 5- Ataque a las instituciones

Fase 6- Lucha continua en todas partes

Fase 7- Eliminación del gobierno títere y sustitución de este por algo decente.

Actualmente en España aún estamos en la Fase 2, Grecia en la Fase 6 y en Islandia pasaron directamente de la Fase 2 a la Fase 7.

(…)Los medios de comunicación mayoritarios simplemente no pueden aceptar la noción de lo que está ocurriendo en Grecia es una revuelta social proactiva contra el mismo sistema capitalista y las instituciones del estado que lo refuerzan. Es hora de reconocer que el movimiento anarquista griego ha tomado con éxito la iniciativa después del asesinato de uno de sus miembros, presentando a la opinión pública los problemas de la sociedad griega de una manera atractiva a un público mayoritariamente joven. (…)

2.5. ¿Que podemos hacer?

Una vez el estado ha dejado ver su verdadera cara y se descubre como el siervo que es de la banca mundial y vemos que esta es el verdadero enemigo al que hemos de plantar cara veamos pues algunos ejemplos de lo que debemos hacer para impedir este golpe de estado mundial de la banca sobre la población.

Creación de monedas alternativas: Es realmente difícil ya que una gran parte de su éxito se basa en la honestidad y la transparencia, también requieren de una estructura considerable. Pero son una gran idea, y debemos ser conscientes que cualquier trozo de papel vale lo mismo que lo que valen los que fabrican los bancos centrales. Es decir tienen el valor que nosotros les demos.

(…)Ante situaciones adversas, los más destacados agudizan el ingenio y contraponen iniciativas novedosas para hacer frente a los problemas. Así lo han contemplado desde algunas pequeñas poblaciones inglesas, que han emitido su propia moneda para hacer frente a la inflación acumulada de la libra y, de paso, regenerar y potenciar su pequeña economía.(…)


Impago de todo tipo de deudas bancarias: 
Es poco conocido el hecho de que por ejemplo una tarjeta de crédito no tiene responsabilidad subsidiaria y de que en caso de necesidad podemos adquirir créditos y no pagarlos si no podemos. La parte embargable de un sueldo es relativamente poca. Y si no eres solvente eres inmune a todo el código civil. Para más información se recomienda investigar el caso de Enric Duran.

Sacar el dinero del banco y cambiarlo por algo que no sean euros: No solo es para castigar a los bancos, los ahorros ahora mas que nunca no están seguros en los bancos, su índice de apalancamiento es 1/35, no tienen ni una 35ª parte de lo que deberían devolver en caso de que todo el mundo saque los depósitos a la vez.

Impago de impuestos: Muy lesivo para reducir el poder del estado, se puede por ejemplo decir a tu empresa que solo te quite un 2% para el IRPF y el resto lo veras cuando llegue la declaración y tengan que embargarlo, esto produce un retraso increíble del cobro.


Lucha en las calles: 
Por supuesto no se debe subestimar el poder de las acciones contundentes en las calles, muchos presidentes han tenido que salir en helicóptero como consecuencia de haber despertado la rabia del pueblo.

(…) En América Latina, tanto en Argentina como en Bolivia sus Presidentes democráticamente electos fueron removidos por marchas populares como consecuencia de las graves crisis económicas.(…)

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Dinero#Historia_del_dinero

http://es.wikipedia.org/wiki/Banca_de_reserva_fraccional

http://es.wikipedia.org/wiki/Coeficiente_de_caja

http://www.chrismartenson.com/crashcourse/espanol

http://infokrisis.blogia.com/2010/012103-el-proceso-de-creacion-del-dinero-moneda-sin-respaldo.-la-gran-estafa.php

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_external_debt

http://www.ecosbolsa.com/Educacion/cfdsglobal/268046-vencimientos-de-bonos-y-deuda-espanola.html

http://enpositivo.com/2011/12/la-revolucion-islandesa-consigue-triplicar-el-crecimiento-del-pais/

http://www.escolar.net/MT/archives/2011/09/ventajas-de-no-tener-gobierno.html

http://www.invertia.com/noticias/articulo-final.asp?idNoticia=2607248

http://www.sencillaeconomia.com/2011/11/que-pasaria-si-volvieramos-la-peseta.html

http://www.nakedcapitalism.com/2011/12/no-people-no-problem-the-baltic-tigers%E2%80%99-false-prophets-of-austerity.html

FUENTE http://accionmasreaccion.wordpress.com/2011/12/10/error-del-sistema-un-breve-analisis-de-la-crisis-del-sistema-capitalista/

 

El paraíso de la usura legal


El paraíso de la usura legal
03 de diciembre 2011 | 15:08

“Una gran masa de ciudadanos trabajando obediente al servicio de una pequeña cúpula de privilegiados.
La tan publicitada globalización no es más que la estrategia general para conducir al mundo hacia ese propósito: una nueva y oscura Edad Media de proporciones planetarias y esta vez sin la posibilidad de un nuevo Renacimiento, ya que los nuevos siervos no reconocen su condición de esclavos”.
Duras pero reveladoras palabras de Paul Koch escritas en su libro La historia oculta de la humanidad. Al fin de cuentas es lo que somos: esclavos.
¿Por qué aún no vemos los barrotes de nuestra celda?
Aunque ya lo expliqué en un artículo anterior, se me ocurren un par de posibilidades.
Primero, que no haya tenido el efecto necesario para despertar las suficientes conciencias en cuanto a la falacia del dinero y la estafa mundial y segundo, que la información aún esté muy restringida culturalmente hablando, es decir, que no sea lo suficientemente clara y sencilla de entender y aceptar.
Pues bien, el australiano Larry Hannigan publicó en 1971 un interesante artículo en idioma inglés titulado The earth plus 5%.
En él relata la historia del dinero desde su creación, pasando por la banca y llegando hasta nuestros días. “Este relato es una fábula”, dice Hannigan. “Si las personas que lean el presente artículo encuentran que es muy parecida a nuestra situación actual o van más allá y opinan que es exactamente igual, pues es solo su opinión”, sentencia.
Para entender cómo comenzar a construir nuestra revolución y crear una humanidad de personas simples y libres, es necesario comprender la problemática del dinero pero de una manera sencilla, casi didáctica.
Aunque la historia es larga, no me pareció justo segmentarla en dos por respeto y en honor a la naturaleza del impactante contenido.
Como decía en el artículo anterior, tenemos la oportunidad única en la historia de la humanidad de unirnos como una sola nación y una sola voz, pero cuidado: no de la manera en que el nuevo orden mundial pregona, menos al estilo egoísta y materialista de las sociedades secretas, en particular de la masonería con su lema de igualdad, fraternidad y libertad.
Por el contrario, muy por el contrario, aplicando una formula simple: amar a los demás como a ti mismo, hacer a los demás todo aquello que quisiéramos para nosotros mismos y amar a Dios sobre todas las cosas… palabras no mías sino de Jesús de Nazaret. A continuación, la fábula Quiero la tierra más el 5%.
Fabián vive en un mundo poblado por tribus, cada una de las cuales cuenta con un gobierno simple elegido por democracia directa: a mano alzada por el resto de sus vecinos. Es un lugar primitivo, ya que todavía se utiliza el trueque sencillo como relación comercial.
Cada persona está especializada en un oficio o vive del pastoreo o la agricultura y lo que sobra lo intercambia el día del mercado con lo que otras personas producen.
El único problema de éste sistema es que no se tiene muy claro el valor de las cosas. ¿Cuánto vale una vaca? ¿Dos sacos de trigo o tal vez tres?
Tampoco es rara la ocasión en que una persona no encuentra a nadie a quien le interese su producto sobrante o tal vez es ella misma quien no encuentra ninguno ajeno que le convenga. Si esto ocurre, debe volver a casa con un producto que tal vez se deteriore hasta el siguiente día del mercado. Fabián es orfebre y como tal, trabaja metales preciosos.
Cierto día aprovecha una de esas jornadas especiales en las que se reúne toda su comunidad para proponer a sus vecinos la solución que se le ha ocurrido para resolver los problemas comerciales. Su sistema es el dinero.
Él podría transformar el oro en pequeñas piezas iguales: un número limitado de monedas con un valor concreto, cuyo uso facilitaría el intercambio de productos y mejoraría la vida de todos.
Por supuesto, surgieron dudas. Uno de los vecinos preguntó qué ocurriría si alguien descubriera una mina de oro y confeccionara monedas por su cuenta, aumentando su propia riqueza de manera ilegal. Fabián le responde que para evitar situaciones de este tipo, el gobierno diseñará un sello que estampará en cada una de las monedas y que guardará bajo siete llaves en su caja fuerte bajo su propia responsabilidad y con la ayuda de algunos guerreros del gobierno. Una a una va contestando a todas las interrogantes y al final convence a todos para poner en marcha su plan.
Entonces se presenta otro obstáculo: ¿cuántas monedas debe tener cada miembro de la comunidad? Uno de los vecinos, un albañil, exige ser quien más reciba porque para eso construye las casas donde viven. Luego el agricultor dice que él tiene más derechos porque cultiva las plantas y el grano que alimenta a todos.
El pastor interviene para pedir aún más que los otros porque sus animales no sólo producen comida sino también piel y lana que permiten confeccionar vestidos y telas.
Mientras que el guerrero, -a gritos- pide más que todos ya que si él no les defiende, serán atacados y podrían morir a manos de guerreros de la tribu vecina. Con tono moderado, Fabián interrumpe la discusión y propone que cada cual pida el número de monedas que desee, que él las fabricará todas, puesto que calculó que existe suficiente oro para ello.
El único límite a la hora de pedir prestado será la necesidad de devolver anualmente la cantidad de monedas solicitada. A cambio del servicio que ofrece a la comunidad fabricando el dinero y prestándolo, Fabián solo pide un salario del 5%: por cada 100 monedas que entregue a alguien, esa persona tendrá que devolverle al año siguiente 105.
Esas cinco monedas por cada cien serán su modesto pago, su INTERÉS. A todas las personas les parece un salario justo y, en consecuencia, recibe luz verde. Sin embargo, esas mismas cinco monedas arruinaron al mundo, porque no podrían ser devueltas jamás. Veremos por qué.
    
El siguiente paso de Fabián fue pedir al gobierno que diseñara su sello y que interviniera y acaparara todo el oro de la comunidad, junto con el resto de metales preciosos que pudieran usarse para piezas de menor valor.
Esto con el fin de controlar la cantidad inicial que sería fragmentada en monedas. Para ello trabajó día y noche hasta que acuñó todas las monedas solicitadas por los vecinos.
Cuando terminó, el gobierno comprobó que había cumplido lo prometido y comenzó el préstamo de monedas.
Al principio todo funcionó impecablemente. La gente compraba y vendía como si fuera un juego, al tiempo que disfrutaban de la sencillez de un sistema que por primera vez permitió regular el precio de las cosas, entendiendo como tal la cantidad de trabajo que se necesitaba para la producción de un artículo concreto: a más trabajo, mayor precio y por ende, más monedas había que entregar a cambio.
Por ejemplo, el único pastelero de la tribu vendía su deliciosa repostería a un precio elevado porque nadie más tenía sus conocimientos sobre dulces ni el horno necesario para prepararlos ni su paciencia infinita para decorarlos con tanta gracia. Pero resulta que cierto día, otro hombre comenzó a hacer pasteles también y los ofreció por menos monedas para conseguir su propia clientela.
El primer pastelero se vio obligado a rebajar su precio para no perder el negocio. Fue así como se produjo un fenómeno desconocido hasta ese entonces: LA LIBRE COMPETENCIA.
A partir de ese momento, ambos pasteleros, y los que llegaron más tarde, tuvieron que esforzarse para dar la mejor calidad al precio más bajo. Lo mismo ocurrió con el resto de profesionales: todos ellos trabajaron como nunca en beneficio de los demás.
Sin impuestos, sin licencias ni aranceles de ningún tipo, la calidad de vida de la comunidad mejoró de forma espectacular y hasta se generó un movimiento ciudadano que se planteaba la idea de erigir una estatua en honor de Fabián por su maravilloso invento. Y así pasó un año.
El orfebre visitó a todos los vecinos de la comunidad para cobrarles su parte: las 5 monedas por cada 100. Algunos de ellos habían prosperado de forma extraordinaria y tenían de sobra respecto a las recibidas originalmente.
La comunidad pagó con gusto y después volvieron a pedir prestada una nueva cantidad para utilizar durante el ejercicio siguiente, convencidas de que conseguirían nuevas ganancias.
Pero el hecho de que algunas personas tuvieran más monedas significaba como es lógico, que otras tenían menos, ya que la cantidad de piezas en circulación era limitada.
Así que Fabián se encontró con gente que, por falta de esfuerzo, de ingenio o de fortuna, había perdido dinero en aquellos 12 meses.
Gente que, por primera vez, descubría el significado de esa horrible palabra asociada al interés: DEUDA.
La comunidad estaba compuesta por gente sencilla y honesta que no rehuía su responsabilidad, por lo que aquellos que no tenían para pagar se deshicieron en excusas y se comprometieron a abonárselo a Fabián un año más tarde.
De paso también siguieron pidiendo prestado para vivir. Él lo aceptó, previa firma de un documento que establece la hipoteca sobre algunos de sus bienes: una casa, tal vez un terreno, algo de ganado, en fin… “Si no me pagas el año que viene, tendré que quedarme con todo lo hipotecado para compensar”, decía, ante la avergonzada y ansiosa mirada del deudor.
Transcurrió otro año, en el que la inocencia original se había perdido porque todos eran ya conscientes de que necesitaban ganar lo suficiente como para devolver el 5% del dinero adelantado y vivir con sus cuentas saneadas, sin comprender que el dinero que se les exigiría al final del ejercicio o año fiscal, en realidad no existía físicamente ni existiría nunca: alguien tendría que perderlo para generarlo.
Pues aunque en un momento dado todo el mundo reembolsara todas las monedas en curso a Fabián, aún seguirían faltando las cinco monedas extra por cada cien (el interés) que jamás fueron prestadas porque jamás fueron fabricadas.
Una vez puesto en marcha el sistema, siempre habría alguien endeudado. Al final del segundo ejercicio, Fabián pudo ejecutar algunas de las hipotecas de los que no habían logrado equilibrar la relación entre el debe y el haber. Y todos los vecinos entendían que lo hiciera: era justo que cobrara por su trabajo, después de todo.
A medida que fueron pasando los años, Fabián vio cómo aumentaba su patrimonio gradualmente y se frotó las manos satisfecho: “¡Pronto podré dedicarme a vivir de las rentas!”, pensaba.
El caso es que las personas que ganaron más dinero con el sistema de Fabián pensaron que su caja fuerte (en la que tenía el oro no utilizado para fabricar monedas y que estaba protegida por los guerreros facilitados por el gobierno) podría ser el lugar más seguro para guardar sus ganancias y al mismo tiempo, evitar que se las robaran.
Pidieron entonces al orfebre que los dejara meter allí ese dinero a cambio de una pequeña cuota, variable según el tiempo y la cantidad a proteger. Fabián les extendía un recibo que certificaba la operación, pidiendo que no lo perdieran porque, si no, no les devolvería el dinero, pues tampoco podía recordar los datos de todo el mundo.
Fue así como nació LA BANCA.
Con el tiempo, todos los miembros de la tribu [sociedad] llegaron a conocer los recibos.
Confiaban tanto en ellos que a alguien se le ocurrió comprar y pagar con uno, ya que era equivalente a su oro guardado en la caja fuerte. No pasó mucho tiempo sin que todo el mundo empezara a hacer lo mismo: usar los recibos como si fueran monedas, ya que resultaban más cómodos de llevar y guardar.
Así apareció el papel moneda. Fabián decidió ir un paso más allá: no volvería a fabricar más monedas físicas, sino que usaría las que tenía guardadas la próxima vez que alguien le pidiera efectivo, aunque fueran de algún depositario.
Al fin y al cabo, nadie diferenciaba una moneda de otra. Y empezó a prestar dinero “inexistente”, ya que las piezas entregadas en realidad no eran nuevas. Sin embargo, siguió cobrando igual, con lo que sus beneficios [el famoso 5%] crecieron aún más sin arriesgar nada a cambio, excepto la posibilidad de que alguien le descubriera, lo que era prácticamente imposible porque a estas alturas todo el mundo confiaba en él.
Era un respetado miembro de la comunidad, eje fundamental del sistema económico y el único que comprendía sus complejas cuentas.
                              
Extractos de la película El concursante. Tal vez una de las pocas películas con real sentido y que explica de manera trágica para el protagonista, la estafa del crédito creado por los banqueros mundiales.
Cierta ocasión, uno de los vecinos solicitó un préstamo enorme. Le había ido muy bien en su negocio y quería comprar un gran barco para comerciar con sus productos en otros lugares, pero el proyecto era costoso y debía pagar a varios proveedores.
Sabiendo Fabián el uso que se hacía de sus recibos como papel moneda, le sugirió al solicitante que abriera un depósito formal a su nombre y que, en lugar de las monedas, recibiera varios recibos por el valor correspondiente en oro.
El activo empresario aceptó y se fue a pagar a cada proveedor con su recibo. El orfebre estaba eufórico: ya no necesitaba ni siquiera facilitar las monedas de oro para luego guardar el sobrante, le bastaba con firmar un papel que atestiguara la existencia del préstamo. De hecho, poco después los vecinos empezaron a guardar también sus recibos en su caja fuerte…
El siguiente paso lo dio el mismo empresario del barco. Tenía que abonar una cantidad a un último proveedor, pero estaba demasiado ocupado cargando la nave para partir aprovechando la marea, así que envió una corta nota a Fabián pidiéndole que transfiriera parte del dinero que tenía en su cuenta a la cuenta del proveedor, a fin de saldar la deuda.
El orfebre encontró el procedimiento un poco irregular, pero en seguida vislumbró sus posibilidades. Borrar una cifra de una cuenta y anotarla en otra le llevaba apenas unos minutos y podía cobrar otro pequeño extra por el servicio.  Cuandoesta nueva variante de pago llegó a oídos de los demás vecinos, seguida se puso de moda.
Estas notas cortas se llamaron CHEQUES.
Como el comercio marchaba muy bien en líneas generales, la petición de dinero era cada vez mayor. Fabián acabó prestando varias veces la misma cantidad de oro [en forma de papel moneda o de cheques] a distintas personas gracias a su técnica de limitarse a anotar y borrar las cifras de una cuenta a otra.
Mas él dormía tranquilo: todo funcionaría bien mientras disfrutara de la confianza de la sociedad y a los dueños reales de las monedas en la caja fuerte no se les ocurriera ir a todos juntos a retirar su dinero. Nadie en la comunidad pensaba que los estuviera estafando, habida cuenta que gracias a él la sociedad había mejorado mucho. La fama de Fabián creció tanto que otras comunidades solicitaron a sus respectivos orfebres que pusieran en práctica la misma estrategia para prosperar.
Estos orfebres se presentaron en su casa y de inmediato Fabián les ofreció explicarles su plan para que pudieran hacer lo mismo en sus respectivas tribus, porque se había dado cuenta de que necesitaba asociados.
Todo estaba funcionando bien, pero el sistema crecía a una velocidad que amenazaba con írsele de las manos y si algún día tenía problemas, por ejemplo, falta de liquidez, le vendría bien contar con aliados que le pudieran echar una mano. Fabián propuso al resto de orfebres, y estos aceptaron, elaborar un pacto para repartirse las zonas de influenciasin hacerse competencia directa, ayudarse en el desarrollo de la estrategia, transferir fondos reales en caso de urgencia, reconocer los recibos de los demás cuando llegaran a su tribu y reunirse periódicamente para evaluar los resultados obtenidos. Después, cada cual puso en marcha su propia actividad.
La expansión del sistema catapultó aún más el prestigio de Fabián y sus socios, que fueron alabados por su esfuerzo a favor del entendimiento de distintas tribus, pero también les generó el primer quebradero de cabeza serio al aparecer los falsificadores: personas que habían descubierto por su cuenta lo sencillo que resultaba engañar a la gente común y corriente si conseguían fabricar unas copias lo bastante buenas del papel moneda o los cheques para comerciar de forma ilegal.
Semejante amenaza llevó a los orfebres a solicitar una reunión con los gobiernos de sus respectivas tribus, a los que presentaron el problema y una posible solución con dos puntos básicos.
El primero consistía en que fuera el gobierno de cada comunidad el que se responsabilizara de imprimir billetes de diverso valor para sustituir los recibos de valor fijo emitidos por los orfebres.
Los nuevos billetes serían confeccionados con un papel muy difícil de falsificar y el gobierno les daría el visto bueno incluyendo su firma y su garantía en cada uno.
Y, por supuesto, se encargaría de perseguir a quien osara falsificarlos. Eso sí, Fabián y los suyos seguirían controlando los flujos monetarios y decidiendo cuántos billetes se emitían.
El segundo punto obligaba a controlar las minas y nuevas explotaciones de oro y otros metales preciosos utilizados en la fabricación de monedas para evitar que alguien elaborara su propio dinero imitando los sellos oficiales.
Cualquier persona que encontrara pepitas [de oro o cualquier otra piedra preciosa y/o mineral] debería ser obligada a entregarlas al gobierno a cambio de billetes controlados. Los gobiernos aceptaron la propuesta y actuaron en consecuencia.
Y el intercambio de dinero se animó de nuevo, pues todos querían probar los nuevos billetes, que además permitirían nuevas combinaciones para la compra y la venta.
Con el tiempo se demostró, sin embargo, que el noventa por ciento de los negocios seguían haciéndose a través de cheques o transferencias.
HACIA LA CONQUISTA DEL MUNDO
L
a ambición de Fabián y sus socios carecía ya de límite alguno y se juramentaron para controlar por completo el mundo en el que vivían. Un mundo que nadie imaginaba ya sin la existencia del dinero. Planearon una pequeña revolución para incrementar el volumen de sus fondos.
Hasta el momento, la gente les pagaba por guardar sus monedas de oro y sus billetes en la caja fuerte, ahora empezaron a ofrecer una pequeña gratificación del tres por ciento a aquellas personas que depositaran su dinero en sus cuentas.
Los vecinos respondieron con entusiasmo, pues era la primera vez que cobraban por sus cuotas, seguramente porque ya eran muy ricos. Y es que la mayoría de las personas pensaron que la ganancia de Fabián y los otros se había reducido al dos por ciento: la diferencia del cinco inicial menos el tres por ciento que ahora pagaban a los depositarios.
¡Error! La realidad es que el volumen del dinero entregado en la caja fuerte creció y, con él, la posibilidad de prestar aún más. Los orfebres prestaban doscientas, quinientas… hasta novecientas monedas por cada cien reales [monedas] que poseían en caja.
La prudencia les forzaba a no exceder esta proporción de nueva a uno porque las estadísticas mostraban que una persona de cada diez acababa exigiendo que le devolvieran su oro metálico.
Ahora, atención al cálculo: sobre las novecientas prestadas, o apuntadas en la cuenta como si hubieran sido entregadas en forma de monedas reales, Fabián y sus socios seguían exigiendo el cinco por ciento de interés, es decir, 45.
Cuando el préstamo y los intereses [las 945] eran reembolsados se limitaban a borrar la cifra de novecientas de sus anotaciones como débitos y se guardaban como beneficio personal el resto. Podemos comprender que no los preocupara pagar un tres por ciento de interés por las cien monedas depositadas realmente y que nunca habían llegado a abandonar la caja: en pocas palabras, los vecinos pensaban que los orfebres tenían un dos por ciento de interés o ganancias por cada cien monedas cuando lo cierto es que se estaban embolsando un 42 por ciento sin arriesgar siquiera el oro que tenían en su caja fuerte.
El éxito del plan creó una nueva casta de ricos y poderosos en la sombra, pero también propició la aparición de personas de pensamiento independiente que descubrieron por su cuenta la falla del cinco por ciento original y se presentaron ante Fabián y sus socios para plantearla.
Eran recibidos con amabilidad y cortesía, y despedidos luego con grandes sonrisas y una palmadita en la espalda tras insistirles en la complejidad del sistema financiero y la dificultad para entenderlo a no ser que uno fuera un profesional muy preparado y con conocimientos de orfebrería.
Algunos no quedaron convencidos por la actitud conciliadora e hicieron públicos sus temores entre sus familiares y amigos y más tarde entre grupos más grandes de ciudadanos.
Sin embargo, no obtuvieron el apoyo deseado. Nadie compartía su perplejidad por las cinco monedas de más, teniendo en cuenta la indiscutible mejora en la calidad de vida de la población. Al fin, los allegados empleaban una de esas frases trágicas que han servido siempre para encadenar las posibilidades del ser humano: “vas a saber tú más que los expertos…”
    
El sistema funcionó durante años sin grandes problemas, pero al llevar dentro de sí el germen de la injusticia, empezaron a multiplicarse los insatisfechos que veían cómo cada día había que trabajar más y más para conseguir los mismos productos, mientras un grupo de gentes adineradas vivía sin agobios.
Y es que para pagar el interés sobre las cada vez más elevadas sumas de dinero que se pedían prestadas [y en ocasiones también por pura codicia], fabricantes y comerciantes subían los precios. Los asalariados se quejaban de ganar poco y los patronos se negaban a subir sus sueldos mucho más para no acabar arruinados.
Algunos servicios que hasta entonces eran de uso común adquirieron precios prohibitivos, como la atención de los médicos o la instrucción en las escuelas. Y apareció una nueva clase de personas:
 LOS INDIGENTES, ciudadanos que vivían de la caridad pública al margen del sistema porque habían perdido todo su dinero [y todos sus bienes, tras hipotecarse y fallar una vez más en la ardua tarea de conseguir las “cinco monedas extras”] y por distintos motivos no hallaban un trabajo nuevo o ni siquiera ya estaban en condiciones de trabajar.
Para entonces, las tribus habían olvidado el gran secreto acerca de la RIQUEZA REAL: que ésta no se encuentra en los billetes, ni en los cheques, ni siquiera en el oro que todos deseaban acumular pensando que era la cumbre de su éxito personal y profesional, sino en los bienes tangibles [las tierras de cultivo, los minerales, el ganado…] de los que se habían desprendido por querer llevar una vida más moderna y a la moda y, por encima de cualquier otra cosa, en el talento personal y la capacidad de trabajo propia de cada ser humano.
Los ciudadanos estaban ya convencidos de que debían sus ingresos al patrón que les pagaba, fuera éste el gobierno, un empresario o una industria cualquiera, cuando en realidad solo se los debían a sí mismos, al valor de su propio esfuerzo.
Olvidaron que el dinero no es otra cosa que el medio a través del cual cobraban por ese esfuerzo, aunque ellos lo hubieran entronizado como su nuevo y falso dios.
                              
Llegó un día en el que todo, incluso los productos de primera necesidad, parecía valer ya demasiado. Pero nadie cuestionó el sistema seriamente, ni siquiera cuando los antiguos disidentes desenterraron sus argumentos y fueron silenciados y censurados por sus propios amigos y familias, quienes les exigían ganar más dinero en lugar de perder el tiempo elucubrando teorías conspirativas.
Alguno hubo que sí obtuvo cierto éxito con sus advertencias entre los miembros de su tribu, si bien su labor no duró mucho tiempo al ser víctima de un desgraciado accidente…
Aparecieron entonces las primeras PROTESTAS PÚBLICAS en forma de manifestaciones que nunca se dirigieron hacia los orfebres [los auténticos amos del juego] sino hacia los patronos y el gobierno, por su incapacidad para gestionar una crisis cuyo origen tampoco ellos entendían.
Acorralados por las circunstancias, los gobiernos inventaron programas de bienestar ciudadano, incluyendo la creación de empresas públicas para que los ciudadanos pudieran tener acceso de nuevo a un precio asequible a servicios como la medicina o las escuelas, aunque carecían del mismo nivel y los recursos que los profesionales del sistema privado.
También emitieron por vez primera una ley que obliga a todas las personas de la comunidad a contribuir con una pequeña parte de su dinero al bienestar general: el primer IMPUESTO, con carácter de derrama específica para tapar un agujero puntual. Muchos ciudadanos protestaron por tener que pagar esta cantidad de dinero obligatoria: forzar a los trabajadores a los que les costaba tanto esfuerzo mantenerse en el sistema a pagar parte de lo suyo para ayudar a otros que lo habían logrado parecía un grave contrasentido e incluso se interpretó como un robo legal.
No obstante, el gobierno contaba con guerreros [es decir, policías y soldados] que obligaban a cumplir esta recaudación y metían en la cárcel a todo aquel que se negara. Además, gracias al dinero extra comenzaron a actuar los programas de bienestar, que aliviaron la situación… durante un tiempo.
P
ronto fueron necesarios más recursos y más funcionarios para administrar la creciente máquina en construcción de un Estado en el que cada vez más actividades requerían ser controladas para evitar disfunciones.
Eso significaba más préstamos, pero los gobiernos, que ya estaban endeudados también como institución, no querían incrementar el nivel de su débito y, angustiados, acudieron una vez más al infalible oráculo de Fabián y sus socios.
Estos escucharon sus quejas con la tranquilidad del que contempla cómo un largo y meditado plan quema una etapa tras otra de acuerdo con lo previsto, y respondieron a los gobiernos desplegando ante ellos un brillante futuro si eran capaces de crear e imponer impuestos regulares para mantener diversos servicios.
No se trataba ya de exigir una derrama o contribución excepcional para resolver un asunto concreto sino de introducir un sistema de tasación graduado, obligatorio y perenne para garantizar un flujo perpetuo de dinero a los gobiernos. Los gobiernos tendrían que ampliar su control sobre los ciudadanos, de forma que cada uno de ellos pasara a formar parte de una estadística elaborada en la que se describieran con detalle sus bienes, recursos y ganancias [su potencialidad económica], además de sus datos personales, para controlar el cobro y castigar a los rebeldes. Los que más tuvieran deberían aportar más de acuerdo con esta clasificación.
El sistema debía ser muy bien explicado y promocionado a la sociedad para evitar una negativa generalizada, aunque lo más probable era que los gobiernos se aseguraran en seguida el apoyo de la mayoría [los que disponían de menores ingresos], que verían en la nueva regulación un reparto más justo y equitativo de la riqueza. Si aun así encontraban demasiada oposición, siempre podían echar mano de los guerreros para imponerlo por la fuerza.
Parecía la única salida razonable y, además, consecuente con el principio de que todos los miembros de la comunidad eran iguales ante la ley y debían contribuir al bienestar general en la medida de sus posibilidades [por supuesto y para evitar su propia y en extremo abultada contribución los orfebres, que eran los miembros más ricos de la sociedad, ya habían distribuido previamente sus propios y lujosos bienes a través de una telaraña de empresas y fundaciones de manera que, técnicamente, no les pertenecían, aunque eran los únicos que disfrutaban de ellos].
Los gobiernos se retiraron agradeciendo la perspicaz solución a Fabián y sus socios, aunque este, antes de irse, les recordó la importante suma de dinero que debían como instituciones y les anunció una nueva medida de gracia tomada por los orfebres: ante la delicada situación que atravesaban los gobiernos, de momento no les cobrarían más que los intereses, dejando el capital de la deuda para más adelante.
Decididamente, pensaron los regidores, el primero de los orfebres era un gran hombre, un mecenas de la humanidad, e institucionalizaron los impuestos, que en el proceso de acción-reacción del sistema se multiplicaron más allá de lo imaginable.
Se introdujeron impuestos sobre las nóminas de los trabajadores; sobre las infraestructuras de transporte; sobre la compra o construcción de una casa y, luego, por vivir en ella; sobre la adquisición de un vehículo, sobre su posesión, sobre el combustible utilizado, también por el hecho de conducirlo, sobre su acceso a determinadas zonas de las ciudades, sobre su estacionamiento y hasta por desprenderse de él para venderlo a otra persona; impuestos que alcanzaban incluso a los productos básicos para la subsistencia, como el agua o el pan.
Impuesto y más impuestos sobre todo aquello que se pudiera vender o comprar, sin importar su tamaño, origen o precio.
Todo el mundo pagaba impuestos continuamente porque cada vez que compraba cualquier cosa imaginable, una parte del precio se destinaba a la recaudación impuesta por los gobiernos y, al final de la cadena, al interés. Y cada año, Fabián y sus socios repetían el ritual acudiendo puntuales al cobro de los préstamos, aunque en el caso de los gobiernos seguían contentándose con cobrar los intereses por aquello de ayudar a la gobernabilidad general.
Pese a lo cual, cada vez era preciso dedicar más dinero de los impuestos al pago de una deuda que nunca desapareció ya que periódicamente los gobiernos solicitaban extras, por ejemplo para pagar la construcción de infraestructuras necesarias, para hacer frente a una hambruna inesperada por malas cosechas, para hacer la guerra a otros gobiernos o por la simple corrupción de algunos de sus miembros.
La insatisfacción creciente generó un movimiento ciudadano que creó un grupo de personas dispuestas a llegar al poder y cambiar las cosas. Lo llamaron PARTIDO POLÍTICO y pidieron el apoyo de los ciudadanos para sustituir al gobierno vigente y arreglar la situación.
Otras personas siguieron el ejemplo y fundaron nuevos partidos con propuestas distintas y el mismo objetivo, solicitando también el favor social. Hubo que convocar elecciones y, en efecto, los gobiernos tradicionales desaparecieron y fueron relevados por nuevos y carismáticos líderes…
Pero las cosas mejoraron muy poco porque Fabián y sus socios seguían siendo los mismos: nadie había planteado sustituirlos y lo cierto es que solo aceptaban el relevo de personas muy próximas y formadas directamente por ellos para mantener el sistema tal cual.
Además, habían infiltrado a algunos de sus más fieles siervos en todos los partidos políticos para tomar y hacerse con el control pero desde adentro. Estaban ya demasiado cerca de su objetivo de control completo de la sociedad para dejarse apartar a estas alturas.
A través de sus instituciones legales poseían, directamente o a través de intermediarios, una parte importantísima de la riqueza real existente. Sin embargo, trabajaban ya contra reloj: empezaba a haber demasiada gente perjudicada por el sistema y era preciso silenciar sus quejas de que algún disidente tuviera mayor fortuna que sus predecesores y encontrara la forma de desmontar públicamente el gran tinglado.
Para acallar a sus críticos utilizaban las presiones financieras [todo el mundo necesitaba dinero para comer] y, en ocasiones puntuales, habían llegado a emplear métodos más brutales, pero necesitaban algo más.
Fue así como Fabián y sus amigos fundaron y/o compraron los principales medios de comunicación [de todas las ideologías: de izquierda, centro y derecha, para hacer llegar a todo el mundo su visión dirigida y controlada de la realidad] y luego seleccionaron con mucho cuidado a sus responsables y luego seleccionaron con mucho cuidado a sus responsables para que fueran capaces de orientar a la opinión pública en la dirección deseada o bien para entretenerla con cuestiones sin importancia mientras ocultaban las informaciones decisivas.
La mayoría de los profesionales que trabajaban en el sector no eran conscientes de hasta qué punto ellos mismos eran manipulados por sus propios jefes.
Los que se dieron cuenta callaron por temor a perder su trabajo en un sector en el que primaba una extraña y anómala precariedad laboral en comparación con otras profesiones. Lo cierto es que ayudaron a que la sociedad entera girara alrededor de Fabián y sus socios, que cada día controlaban más empresas en general y más ciudadanos en particular, incluyendo entre estos últimos a políticos, jueces, científicos… e incluso a poderosos jefes de bandas criminales, pues sabían que las personas son muy frágiles cuando se pone la suficiente cantidad de billetes sobre la mesa [¿oro?; ¿quiñen se acordaba a estas alturas de las monedas de oro?] o mediante becas, grupos de estudio, fundaciones, organizaciones sociales y otros proyectos en apariencia benéfica.
Todos trabajaban, queriéndolo o no, para mantener el sistema y para mantener la versión de que el sistema funcionaba a la perfección. Y si había disfunciones o errores, desde luego no se les podía achacar a los orfebres, que eran los que más duro trabajaban en beneficio de la sociedad entera, y por ello merecían todo tipo de honores, privilegios y galardones.
L
a última fase era la toma definitiva del poder. Fabián y sus socios poseían numerosas oficinas de préstamos, algunas de las cuales competían entre sí de puertas para afuera, aunque en realidad y desde que firmaran su alianza secreta, todos la habían mantenido fielmente. Existía, además, un severo protocolo para hundir de inmediato a quien la traicionara o para quitar de en medio a cualquier advenedizo que pudiera introducirse en la organización.
El poder acumulado era tan inmenso que había llegado el momento de evitar tentaciones, y para ello diseñaron una nueva institución monetaria a la que llamaron centro de reserva o BANCO CENTRAL del continente, cuya función externa sería garantizar la estabilidad definitiva del sistema regulando el suministro del dinero a través del control gubernamental.
De esta forma, los gobiernos dejarían de relacionarse técnicamente con los orfebres: se entenderían con este aséptico centro a la hora de pedir sus préstamos, ofreciendo como garantía los impuestos de años sucesivos o los bienes que le quedaran al Estado.
Los ciudadanos pensaron que el centro de reserva era una institución gubernamental [y a partir de entonces ya no quedó duda alguna a la hora de relacionar el manejo del dinero con sus gobiernos], aunque en su anónima junta directiva solo se sentaban… orfebres.
Con su constitución se garantizaba en todo caso que el gobierno comería ya para siempre de manos de Fabián y los demás porque era imposible detener ya el volumen de sus préstamos e intereses sin colapsar la sociedad entera.
Solo quedaba por resolver un pequeño detalle: el diez por ciento del suministro total del dinero aun circulaba en forma de billetes y monedas, que los ciudadanos utilizaban para pequeñas compras. Había que suprimirlo para transformar definitivamente todo el dinero en un simple juego de anotaciones creadas y borradas por los orfebres.
El creativo Fabián y sus eternos socios diseñaron y presentaron otra innovación: una pequeña tarjeta plástica con los datos de la persona, su fotografía y un número de identificación que podía conectarse con una computadora central donde se registraban las cuentas de todos los usuarios.
La tarjeta de crédito era la solución final para abandonar la moneda en efectivo [y de paso, aumentar el control sobre los ciudadanos], ya que los comerciantes aceptarían el pago de sus productos con ella al eliminar la molestia de almacenar y custodiar dinero físico.
La tarjeta fue recibida con gran éxito por una sociedad adicta a las novedades. Después de esto, los orfebres celebraron una reunión extraordinaria que llegó a las siguientes conclusiones:
a)      Las empresas que controlaban [en casi todos los sectores] eran cada vez más grandes, pues crecían engullendo a otras y expulsando a las más débiles del mercado. Pronto existiría un monopolio de facto que llevaría a todo el mundo a trabajar para ellos de una u otra forma.
b)      El gobierno estaba en manos, fuese cual fuese el partido político que llegara al poder, pues todos les habían solicitado préstamos para organizarse y pagar sus campañas y mítines. Además, todas las formaciones políticas estaban infiltradas por agentes de los orfebres.
c)      La opinión pública nunca los criticaría gracias a la abnegada labor de los medios de comunicación que poseían y que se encargaban de repetir una y otra vez los mensajes favorables a sus planes, silenciando los contrarios.
d)     Era cuestión de tiempo que todos los ciudadanos usaran sus tarjetas de plástico y abandonaran el dinero físico para siempre y, con él, la esperanza de al menos ralentizar el proceso.
Uno de los orfebres advirtió que las tarjetas podían perderse, estropearse o falsificarse pero Fabián, siempre a la vanguardia, anunció su última idea: ya estaba redactando una nueva ley que aprobaría en el futuro el gobierno y que obligaría a que todas y cada una de las personas grabaran un número personal e intransferible sobre su propia piel o quizá insertado en alguna pequeña maravilla científica, un chip por ejemplo, que pudiera implantarse en el interior del cuerpo y ser leído desde afuera con la máquina adecuada.
Este método permitiría prescindir de las tarjetas y tener a cada ciudadano bajo estricto control.
                              
Contentos, los orfebres se pusieron en pie para brindar por su éxito. Un éxito que sería completo una vez consiguieran extender al resto del mundo el sistema que habían impuesto a buena parte de él. Si otras culturas no querían compartirlo, simplemente arreglarían las cosas para destruirlas forzando diversos conflictos bélicos de diversa intensidad. Ahora estaban convencidos de que el triunfo final sería suyo.
¡Y todo gracias a cinco monedas que nunca existieron!
******* FIN *******
¿Son posibles los cambios? ¡Por supuesto que sí! Quiero que entiendan una cosa: no estamos perdidos ni condenados… la humanidadNO ESTÁ PERDIDA.
Solo si reunimos la suficiente voluntad, no la voluntad política ni religiosa, simplemente la voluntad de querer, podremos remover la ilusión de las pesadas montañas que los criminales de cuello y corbata, los banqueros internacionales y su legión de lacayos conformados por la clase política de todos los sectores ha forjado en nuestra mente y corazones.
¡Vamos! Envíenme sus ideas, sus proyectos y compartámoslo con la gente del mundo. Hagamos nuestras propias redes, hagamos nuestra revolución silenciosa. Hagamos desaparecer a toda esta ralea de tiranos, criminales y sicópatas de nuestras vidas.
Aprendamos de Islandia. Su población dijoNO MÁS al pago de la deuda externa contraída con los usureros de los bancos ingleses y holandeses. Fue exactamente después de esta importante decisión que el pequeño país soportó la peor catástrofe de su historia cuando el volcán Eyjafjallajökull entró en erupción el pasado 14 de abril de 2010.
Probablemente fue el arma meteorológica HAARP, usada para disuadir a los países a favor de rendir sus economías en manos de los banqueros criminales del mundo como ocurrió con Japón y el terremoto.
¿Por qué no se han enterado en sus respectivos noticieros de esta importante información, sin precedentes del pueblo islandés?
Estoy seguro que la respuesta la saben. ¿Qué estamos esperando para seguir su ejemplo?

                              Articulo completo en:http://actualidad.rt.com/mas/blogs/iluminando_conciencias/blog_33089.html?rc=1

Cuando la economía juega al bacarrá


 

Miércoles, 26 de octubre de 2011
El casino se desploma

Cuando la economía juega al bacarrá

    La llamada “economía global” ha evidenciado ser no solo un formidable bluff sino también un gigantesco Casino de apuestas donde la economía productiva de los países, es decir, lo que los ciudadanos comunes denominamos ”economía real”, cuenta muy poco a la hora de evaluar cuál es su auténtico  estado de salud.

La cuestión fundamental en el macrojuego de intereses de los grandes consorcios financieros internacionales es la cantidad de fichas que  tienen los apostadores y cuáles son las posibilidades de sus apuestas.

Eso es lo determinante en la red macabra de los envites cotidianos de las finanzas internacionales. De ahí los sobresaltos que cada día nos vemos obligados a sufrir cuando leemos los gruesos y negros titulares de prensa que nos anuncian una catástrofe para dentro de dos días.

Esta mañana, sin ir más lejos,  me han hecho añurgar con el desayuno. Los croupiers del Gran Casino – es decir, las agencias que pronostican el comportamiento que van a tener  los apostadores – auguran que el  98% de ellos piensan  que Grecia tirará finalmente la toalla y se declarará en quiebra.

Ni que decir tiene que la noticia ha enloquecido a los multimillonarios jugadores, que velozmente están procediendo a cambiar el sentido de sus apuestas y, de paso, mirar de nuevo de reojo y con desconfianza al resto de lo que ellos denominan países pigs (P-ortugal, I-rlanda, G-recia, S-pain).

 

 

Según manifiesta la influyente Agencia Bloomber, la única alternativa a la quiebra griega sería que Atenas saliera del euro y volviera a su antigua moneda, el dracma. Eso es, claro, lo que dicen los apostadores, a los que solo les preocupa la suerte inmediata que van a correr sus apuestas.

Pero a  los dueños del Casino les preocupa no solo que sus clientes estén satisfechos y puedan ganar  partidas.

Son conscientes de que la expulsión o retirada de un socio  comporta serios riesgos.

Abandonar el euro tiene un alto y peligroso coste, no solo para quien lo abandona (¡que al fin y al cabo…!), sino también para los propietarios de tan selecto Club.

 

Veamos: Si Grecia para evitar perjudicar la credibilidad de los administradores del Casino, se viera empujada a salir del Euro sufriría unos costes de entre 9.500 y 11.500 euros por habitante,  solo  el primer año después de su expulsión o retirada “voluntaria”.

Estas cantidades equivalen al 40 ó  50 por ciento de su producto Interior Bruto (PIB). En los años siguientes, el costo por ciudadano ascendería a los 3.000 ó 4.000 mil euros.

Cierto es que eso a los apostadores les importa un comino. Al fin y al cabo, van a ser los de siempre quienes pagarán. Pero los Administradores del Casino, sin embargo, tienen que pensar necesariamente  a más largo plazo.

La situación social griega no es la española.

Allí hay algunos vigorosos  sindicatos que no están institucionalizados como en España, y  no se conforman con las migajitas que caen de la mesa de los poderosos, sino que aspiran a cortar sus patas y terminar con  las suculentas comilonas de los opulentos.

Activos sindicatos que se han atrevido  a movilizar  a millones de personas en el curso del último año.

Quienes gobiernan piensan que no está la situación para aventuras, que decisiones equivocadas podrían provocar que las orejas del lobo que lo quiere cambiar todo volvieran a asomar sobre las tapias europeas.

Y no es cuestión de permitir que, de nuevo, el fantasma del comunismo vuelva a pasearse por Europa.

 

Pero es que la cosa no acaba ahí.

Si los países “pigs”, que vienen a ser algo así como los  “nadie”, los “mindundi” o los “perroflautas” del colosal festín de la especulación financiera internacional,  se vieran empujados a abandonar el euro:

¿cuántos países tendrían capacidad  para consumir las mercancías  que exportan los Administradores del Casino, como Alemania, Holanda y Francia en las ventajosas condiciones en la que lo hacen?

¿Queda, por ventura, todavía algún ingenuo que siga creyendo que nuestra entrada en la sacrosanta Comunidad Económica Europea se produjo solo porque geográficamente nos encontrábamos ubicados en el continente?

¿O que las llamadas “ayudas comunitarias” se nos concedían graciosamente a cambio de nada?

¿O que el desmantelamiento de la industria española no tenía ninguna finalidad?

 

Los analistas expertos al servicio de los dueños del Casino, que calculan minuciosa y fríamente los costos que generan determinados movimientos en la economía mundial, no solo pronostican que nadie que quiebra o decide irse del Casino lo va a hacer  de gratis, sino que los que se quedan también tendrían que pagar un alto costo.

Así de intrincada y escabrosa está la llamada economía global resultante del enloquecido desarrollo del sistema capitalista.

Ya lo había dicho aquel respetable señor de barbas plateadas en el siglo XIX.

Lo que pasa es que algunos quisieron olvidarlo.

 

http://canarias-semanal.com/not/444/cuando_la_economia_juega_al_bacarra

ACTUA. ¡ Estamos en guerra! ¡ Nos quieren esclavizar!


postheadericon Estamos en guerra

postdateiconLunes, 05 de Diciembre de 2011 09:43 | postauthoriconEscrito por V. Rabioso | PDF | Imprimir | E-mail
Artículos – Anticapitalismo

CapitalismoEl regimen capitalista y sus secuaces, nos ataca, nos reprime, nos impone y nos domina como en cualquier otra guerra de ocupación o algo así.

La policia y demas fuerzas de represión, brazo armado del capitalismo con sus pistolas, sus porras, sus esposas, con su fuerza bruta y su violencia, nos reprime y nos obliga ha hacer lo que dicta el capital.

Como cualquier otra tropa de ocupación, como los yankis en Afganistan, como los marroquis en el Sahara.

Nos esclavizan y obligan a trabajar para ellos; trabajamos durante toda nuestra vida, pero por mucho que trabajemos, en mas del 90% de los casos, no tenemos nada, nada es nuestro,

¡Que absurdo!.

La casa, el coche…todo es del banco, todo es del capital.

Vivimos para trabajar, porque los sueldos de la clase obrera casi no da para cubrir las necesidades basicas de supervivencia: un plato de comida, un techo para refugiarnos.

Y si llegamos a cubrir estas necesidades basicas, que vuelvo a repetir, muchas veces ni llega, es porque le interesa a ellos que no enfermemos, o al menos, que no enfermemos “demasiado”, para poder seguir trabajando para ellos, a cambio de nada, a cambio de poder vivir.

Entregamos nuestros esfuerzo fisico y mental, entregamos nuestro tiempo que podiamos estar con nuestras familias, hijes, amiguos, entregamos nuestra propia vida a cambio de unas migajas para poder comer y no morirnos, a cambio de que nuestra familias no pases hambre.

En la edad media, leps esclavos trabajaban para sus dueños sin cobrar, a cambio de un plato de comida y un lugar para dormir.

Hoy, cientos de años despues, la cosa sigue igual. Somos sus esclav@s.

Ellos se quedan con nuestro esfuerzo, con nuestro trabajo, y siguen enriqueciendose a costa nuestra. Como ya hacia Franco con los “vencidos” de la guerra.

¿No es esto, el capitalismo, el trabajar para otros, el trabajo asalariado, otra forma de violencia?

Nos sentimos tristes, nos sentimos deprimidos, nos sentimos encadenados a un trabajo que odiamos, por injusto, por trabajar para enriquecer al enemigo.

¿No es otra forma de violencia contra la clase obrera tener que pagar por todo, casi hasta para respirar, pese a cobrar salarios de mierda?

Su guerra contra el obrero, como cualquier otra guerra, necesita de una propaganda agresiva para que no nos sublevemos, para que tiremos la toalla.

Esta publicidad agresiva de la dictadura del capital la lleva a cabo perfectamente los medios de comunicación, el periodismo del $i$tema.

Nos cuentan que el sistema capitali$ta es el mejor que hay, que debemos estar orgullosos de vivir en el, y muchos, se lo creen.

Pese a estar viviendo las experiencias de ser esclavs que he contado antes,

pese a estar trabajando toda la vida y no tener nada,

pese a vivir en un barrio donde las personas viven amontonadas en bloques de viviendas defectuosos,

pese a haber sufrido mas de una vez la violencia fisica de los cuerpos represivos del estado,

pese a que el gobierno a regado con drogas esas zonas para atontar y mantener sumisos a los jovenes y no tan jovenes, para tenerlos domesticados y tener una imagen deprimente en nuestras calles.

Pese a todo, muchos sucumben a su propaganda de guerra donde aquel que se rebele contra el injusto he inhumano sistema capitalista, es un anti-sistema, violento, vandalo, delincuente y terrorista…

Nos bombardean con productos de grandes multinacionales, diciendonos algo así como: “tienes poco dinero, lo sé, pero si ese poco dinero que tienes no me lo vuelves a dar a mi, eres un don nadie, asi que no comas, pero viste y ten en tu casa los productos de las primeras marcas del capital”

Y claro, eso es una llamada a la delincuencia, porque ese machaqueo de anuncios van tambien destinado para precisamente esas personas que el sistema a conbertido en don nadies y no tienen acceso a ellos, y no les queda otro remedio que recurrir a medios “ilegales” para el sistema, y cuando sucede, cuando la llamada a la delincuencia cunde efecto, nos apalean, nos encierran en sus calabozos.

¿No es esto otra forma de violencia?

Las desigualdades sociales, las riquezas de unos pocos y la miseria de la mayoria, los privilegios de esos pocos hace que crezca la delincuencia. ¿No es esto otra forma de violencia?

Padres y madres de familia, se quedan en el paro, sin ningun ingresos, ¿como pagaran el techo y la comida de sus hijos? ¿No es esto otra manera de violencia?

Hace poco Amnisita Internacional denuncio a España, y dijo, alto y claro que en el estado español, la policia y demas cuerpos de represión, torturan a la gente. Se puede decir mas alto pero no mas claro. ¿No es esto violencia?

Hoy como ayer, nos siguen matando, en nuestro puesto de trabajo o en sus carceles, hoy como ayer nos siguen encerrando y torturando.

Hoy como ayer, las iglesias, sigue campando a sus anchas, y particularmente la catolica, sigue recibiendo privilegios y subvenciones

pese a ser multimillonaria,

pese a estar difundiendo mensajes machistas y homofobos que atentan contra la dignidiad de las personas,

pese a ser, a lo largo de la historia, la principal complice de los regimenes mas fascistas, inhumanos y sanguinarios de la historia,

pese a que, a diferencia del capitalismo que ejerce una esclavitud fisica con el trabajo, ella ejerce una esclavitud mental, atentando contra los mas elementales libertades individuales de las personas, prohibiendo incluso la masturbación o las relaciones sexuales, practicamente en su totalidad,

y manteniendo un imperio mundial del terror donde cada vez que “le das una patada a una piedra” salen un monton de casos de abusos a menores.

¿No decian que defendian el mensaje de humildad, auteridad, pobreza y rebelación contra el poder que defendia Jesus? ¿No es la iglesia catolica y el resto de religiones otra manera de violencia?

La guerra del capital contra las clases mas desfaborecidas y obreras es a nivel mundial, no solo aquí: a diario, los ejercitos capitalistas invaden paises con sus tanques, pistolas, misiles, helicopteros…

Hacen masacres inhumanas donde les apetece sin rendirle cuentas a nadie. Matan, torturan, encarcelan, les roban sus materias primas a la fuerza…

¿No es esto violencia?

Si un ejercito capitalista invade un pais y mata a miles de personas convirtiendo ese pais en un infierno, segun los medios(los de la propaganda del regimen capitalista que nombre antes), dicen que han ido a defender la libertad y la democracia.

Pero si alguien de ese pais se defiende ante este inhumano ataque y se atreve a disparar o lo que sea contra sus verdugos, “es un ataque terrorista.

Curioso.

Pueden matar y torturar a miles de personas los capitalistas que es por la libertad y democracia, pero si alguien se defiende, es un terrorista…y seguimos creyendo en la tv…

Miles de personas mueren a diario de hambre mientras el regimen capitalista bota toneladas de comida a la basura para no tener que bajar los precios,

pueblos enteros sin acceso a lo mas elemental como por ejemplo el agua potable mientras sus dirigentes politicos tienen grifos de oro en sus mansiones,

niños que mueren en el tercer mundo (que no es otro mundo sino este mismo, y eso es un termino inventado para sentirnos mas alejados de ellos y menos culpables) por enfermedades perfectamente curables por el capitalismo pero que esté prefiere dejar que se mueran,

niños obligados a trabajar de esclavos para empresas multinacionales capitalistas en oriente,

niñas obligadas a vender su infancia, a prostituirse, para el turista capitalista que reboza dinero,

venta de armas a paises en conflictos belicos por parte de los regimenes capitalista,

como por ejemplo españa, gente viviendo en cuevas, en barrancos, debajo de puentes en casetas de cartón, en barrios que mas se asemejan a alcantarillas que a lugar de viviendas de seres humanos…

mientras que los capitalistas (banqueros, politicos, empresarios, jueces…) viven en sus grandes casas, y lo digo en plural porque normalmente tienen mas de 1 casa lujosa, o en sus palacios…

¿No es esto violencia por parte del capitalismo contra la clase obrera mundial?

¿No es esto guerra?

¿por qué los seguimos justificado y legitimando su violencia y su guerra contra nosotros mismos?

¿Por qué les seguimos votando?

¿Por qué, pese a correr el riesgo de que nos acusen de violentos, vandalos, delincuentes, agitadores sociales, terroristas…no nos defendemos? ¿Por que no luchamos para dejar de ser esclavos?

¿Por qué permitimos que nuestro enemigo nos siga pisando y seguimos manteniendo esta actitud sumisa?…

¿O acaso no te habras tragado la propaganda de la dictadura del capital en la que dice que no se puede hacer nada, que las cosas son así o que te limites a ir a votar entre “capitalismo A” y “capitalismo B”?

¿Te has creido su propia propaganda?

Estamos en guerra, y tenemos el derecho a la legitima defensa contra la esclavitud, los ataques y la violencia del capitalismo.

Organizemonos y defendamonos.

¡Viva la lucha obrera! ¡guerra contra el capital!

http://vomitorabioso.blogspot.com/2010/10/estamos-en-guerra.html
 
PORTAL LIBERTARIO OACA
 

CONTRATTACANDO LAS MENTIRAS SOBRE LA CRISIS DE LA DEUDA Y DEL EURO

9 Diciembre 2011 | Categorías: ATTAC MadridNacionalOpinión
CONTRATTACANDO LAS MENTIRAS SOBRE LA CRISIS DE LA DEUDA Y DEL EURO JUEVES, 15 DE DICIEMBRE DE 2011. 19:00 HORAS CIRCULO DE BELLAS ARTES. SALA Ramón Gómez de la Serna C/ ALCALÁ, 42. (METRO BANCO DE ESPAÑA)

JUEVES, 15 DE DICIEMBRE DE 2011. 19:00 HORAS
CIRCULO DE BELLAS ARTES. SALA Ramón Gómez de la Serna
C/ ALCALÁ, 42. (METRO BANCO DE ESPAÑA)
Los medios de comunicación se llenaron durante los primeros días de diciembre de titulares y crónicas cargadas de optimismo.

El País del día 1 titulaba a 4 columnas: “Los seis grandes bancos centrales intervienen para frenar la recaída”.

Y explica en el texto: “metieron un manguerazo de dinero en el sistema financiero para evitar que alguna entidad se quede seca”. 

 Consecuencia: euforia en las bolsas, y descenso de las primas de riesgo.

NO TE DEJES ENGAÑAR.

 

Más dinero para los bancos. Pero, ¿A nosotros, a la ciudadanía, qué?

El Mundo del día 2, titulaba en su página 33: “Las ayudas a la banca alcanzan ya los 1,6 billones”. 

Esto sólo en la Unión Europea. Préstamos a un ridículo interés del 1%.

Ahora, más madera, más dólares para la pobrecita banca. ¿Y a nosotros, a la ciudadanía, qué? En el texto encabezado por este titular se puede leer:

“La cifra contrasta con la disminución de la inversión en la economía real, que ha sufrido una reducción de aportaciones públicas por valor de 11.700 millones de euros en 2010 debido a las restricciones en los presupuestos nacionales de los Estados miembros”.

Cierto que la prima de riesgo ha bajo unas centésimas, y qué los intereses de la última emisión de deuda del Estado Español también son menores. Es la reacción inmediata de “los mercados” a esta inyección de liquidez.

Igual que en aportaciones anteriores de dinero público. Unas aportaciones por las que tienen que pagar, repito, un 1%, y que han dedicado a comprar deuda con un interés que, en el caso español, ha llegado al 7%.

Conclusión: “los mercados” y sus portavoces, políticos y medios de comunicación, nos engañan. La mejoría provocada por esta medicina es momentánea.

Pasados los primeros días, la enfermedad se manifiesta con más gravedad. Y los enfermos somos nosotros, la ciudadanía que no especula.

Quieren engañarnos: el euro seguirá en peligro, y nuestros impuestos serán empleados, prioritariamente, para pagar la deuda y sus altos intereses. No te dejes.

Sobre estos engaños reflexionarán en público los miembros de Attac Soledad Sánchez, Lourdes Lucía, Eduardo Jiménez y Carlos Cuesta. Tras sus intervenciones se abrirá un debate, que moderará la periodista y escritora Rosa María Artal, miembro del Comité de Apoyo de Attac.

Infórmate y actúa. Haz lo posible por acudir.

CONTRATTACANDO LAS MENTIRAS SOBRE LA CRISIS DE LA DEUDA Y DEL EURO

JUEVES, 15 DE DICIEMBRE DE 2011. 19:00 HORAS

CIRCULO DE BELLAS ARTES. SALA Ramón Gómez de la Serna

C/ ALCALÁ, 42. (METRO BANCO DE ESPAÑA)

ATTAC

El contrato social se ha roto por varias partes


Anarcocapitalismo: el contrato social se ha roto por varias partes

avatarRemo  29 de noviembre de 2011 | 15:00


Os recomiendo que veáis primero el vídeo que acompaña al post, vídeo que describe someramentecómo funciona el Estado y la organización social bajo una lectura anarcocapitalista.

Tal y como señalan en el vídeo, el famoso contrato social, ese que rige nuestra estructura social, ha sido impuesto para todos y no ha sido una opción voluntaria, aunque dicho contrato social sea una base para establecer la igualdad y libertad de los ciudadanos, sin pasar por alyo la contribución obligatoria en los impuestos.

Sin entrar en los debates filosóficos y políticos del contrato social, sí podemos afirmar que la crisis está poniendo de manifiesto un gran número de mezquindades que hace que cada uno de los ciudadanos, se replantee seriamente la factura de la crisis y el devenir político/económico; aquí ya no hablamos de dogmas de fe, hablamos de realidades que nos pasan factura cada día, tanto en la esfera económica pública como en las esferas privadas.

Muchos nos cuestionamos qué contrato social tenemos cuando la recaudación de los impuestos se destina a salvar bancos en lugar del propio servicio público o cuando la justicia es atropellada por la política en el caso de los indultos a banqueros.

En las crisis, los pilares sobre los que se sustenta la sociedad se tambalean fuertemente y cuanto más larga y dura sea una situación económica, más daño se provoca en la base.

En este sentido, nos encontramos con que la economía es la que realmente dirige toda la organización política y social y a partir de este punto, cualquier opción que se plantee puede parecer válida para cambiar el funcionamiento del día a día.

El problema es que no tenemos ideas brillantes ni planes nuevos, dado que todos nos empecinamos en poner en marcha recetas del pasado para solucionar problemas del presente y organizar el futuro. Y aquí, quién tiene que imponerse es la originalidad y la puesta en marcha de nuevas recetas ¿cuáles? No lo sé, pero estoy convencido que las teorías pasadas dejaron de funcionar hace mucho tiempo.

Vídeo | Youtube
En ElBlogSalmón.com Capitalismo, Liberalismo y Anarcocapitalismo: diferencias y parecidosCFK y lo mejor del G20: “Esto es un anarcocapitalismo financiero total donde nadie controla a nadie”

Los “ilustres” gurús del capitalismo


Los “ilustres” gurús del capitalismo

Como cabe esperar de toda ideología económica, el capitalismo tiene sus teóricos quienes propalan las doctrinas fundamentales y las supuestas bonanzas del sistema. Estos teóricos suelen preparar sus recetas durante un cierto tiempo para aparecer estridentemente en épocas de emergencia o bonanza del capitalismo, pero luego desaparecen misteriosamente en los períodos de crisis, quiebras o recesión.

¿Quiénes son?

La gran mayoría de estos gurús son los intelectuales orgánicos del capitalismo. Ellos son formados, sostenidos y publicitados por las más importantes universidades públicas y privadas, o por las más destacadas fundaciones donde ejercen hegemonía la burguesía, la banca y las empresas transnacionales; aunque también los hay que surgen de las canteras de especuladores financieros, o de solícitos conversos del marxismo.

Estos predicadores del capitalismo abarcan diferentes épocas, categorías y nacionalidades. Podemos encontrar diferentes representantes desde el período clásico-liberal, pasando por la etapa keynesiana, hasta el actual período neoclásico y neoliberal. Estos comprenden desde renombrados teóricos centroeuropeos, angloamericanos y asiáticos, hasta simples replicadores locales en los países periféricos y dependientes.

De acuerdo con Eric Mulot [1], el término “liberal” designa a los pensadores clásicos partidarios de la división del trabajo, fundada en la propiedad privada, tales como Adam Smith, Jeremy Bentham, Jamer y John Stuart Mill, Condorcet, etc. Se habla de los “neoclásicos” para designar a los marginalistas y a una parte de sus herederos, como Theodore Schultz, Gary Becker y Robert Lucas.

En cuanto al término “neoliberalismo”, designa la corriente de pensamiento que define a una sociedad libre como una economía capitalista cuyo fundamento político principal es el respeto de la libertad individual, concebida como la libertad de elección de un individuo ejercida en un mercado competitivo, en el sentido neoclásico del término.

Entre los principales exponentes están, en Europa Occidental: Ludwing Von Mises, Wilhem Roepke y Frderik Von Hayek. En Estados Unidos: los economistas Milton Friedman, Paul Samuelson y Jefri Sachs. Y otros de origen asiático como el politólogo Francis Fukuyama, o el ingeniero y asesor de empresas Kenichi Ohmae.

Los neoliberales, como los neoclásicos, afirman prolongar y actualizar el pensamiento de los liberales, no obstante, así como hay semejanzas existen importantes discontinuidades y hasta rupturas entre estas corrientes del pensamiento capitalista. Las principales diferencias se encuentran en las distintas concepciones de la libertad, las relaciones entre la libertad económica y la libertad política, el rol del Estado como instancia política, entre otros aspectos.

Eric Mulot concluye en que: “Si el término ‘neoliberal’ es utilizado para defender la idea de una continuidad entre corriente liberal y neoliberal, es totalmente inapropiado. Si, por el contrario, busca destacar la ruptura entre las dos corrientes, que pasa por una concepción diferente de la libertad, entonces parece apropiado.

Si es esta segunda concepción la que se elige –dice Mulot-, se vuelve difícil diferenciar entre teoría neoliberal y neoclásica, dado que la última le otorga la misma primacía a la opción individual y al cálculo racional. Ellas solo aparecen como las dos facetas de una misma fábula, de una ‘parábola’: la de Robinson Crusoe”.

Por otra parte, divergiendo de las corrientes del pensamiento económico antes mencionadas, encentramos al economista británico John Meynard Keynes. Algunas fuentes [2] indican que la teoría económica “keynesiana” es básicamente una teoría macroeconómica.

En una refutación del liberalismo o teoría clásica, se centró en el análisis de las causas y consecuencias de las variaciones de la demanda agregada y sus relaciones con el nivel de empleo y de ingresos, así como en el papel del Estado como le único ente que puede regular esta situación.

En tanto que el llamado “post keynesianismo” surge a partir de 1970 como un nuevo paradigma económico cuya figuras principales serían Michael Kalecki y Piero Straffa. Estos economistas critican la “adulteración” de las tesis de Keynes que exponen los keynesianos, como también plantean que las hipótesis neoclásicas son inaceptables.

Las argucias del discurso capitalista

Los primeros ideólogos del capitalismo como los liberales, y posteriormente los keynesianos, no es que eran más “progresistas” o más “éticos” que los ideólogos neoclásicos y neoliberales posteriores, sino que sus tesis se correspondían fundamentalmente con el nivel alcanzado en su momento por los procesos de expansión y acumulación del capital, con el grado de desarrollo de las contradicciones y la lucha de clases, y con el papel del Estado y sus políticas dentro de estos procesos.

Actualmente, explica Joan Ginebra [3], el discurso de estos gurús capitalistas se fundamenta en los propósitos neoliberales de siempre: a) una tendencia liberalizadora en la legislación laboral; b) privatizadora respecto de la acción económica del estado y c) fuertemente recortadora de los beneficios sociales adquiridos por el estamento más necesitado.

De acuerdo con este mismo autor: “Para defender sus posición en los tres frentes señalados, el capitalismo ha elaborado unos argumentos –mezcla sutil de verdades y falacias- que son repetidos incansablemente por todos sus lacayos en las universidades, en los medios de comunicación escrita o audiovisual, o en los foros políticos”. Una lista de las más comunes de estas aseveraciones puede leerse en este libro de J. Ginebra:

  • Hay que acabar con el Estado como empresario, porque no es eficaz.
  • El socialismo es… el estado emprendedor.
  • El estado empresario es corrupto.
  • El Seguro Social es corrupto y acaba en la quiebra.
  • Hay que apostar por la libertad. El desempleo es culpa de las rigideces sindicales y laborales.
  • Hay que luchar contra la inflación, que es el cáncer del desarrollo y el castigo de los pobres.
  • El proteccionismo prolonga la pervivencia de empresas ineficientes.

Como puede observarse fácilmente, los deficiencias antes mencionadas pueden y suelen presentarse en cualquier tipo de régimen económico y en muchos gobiernos ineficientes, sean estos capitalistas o de otra clase. Pero realmente el objeto de estos sofismas neoliberales es el Estado de bienestar social, sus instituciones y sus políticas asistenciales.

Lo que se pretende con ese discurso es que gobierne exclusivamente el sacrosanto Mercado; un mercado desregulado por los estados pero manipulado por los monopolios y oligopolios. O en el peor de los casos, que el llamado Estado de bienestar sea desmontado para sustituirlo por un Estado mínimo y descentralizado, cuya función principal es la de garantizar la plena libertad de los agentes económicos capitalistas.

Las contradicciones del capitalismo y el pensamiento burgués

Pero sospechosamente estos apóstoles de la economía capitalista y el pensamiento burgués no pregonan igualmente las limitaciones y contradicciones fundamentales del sistema. Estas contradicciones, que determinan las insustentabilidades y las más severas crisis del capitalismo, son celosamente ocultadas a la vista del común de la gente.

En contraste, ellas son ampliamente analizadas y explicadas por otros investigadores críticos y más serios. Sintetizando o reelaborando las ideas expuestas por algunos de estos investigadores [4], esas contradicciones serían las siguientes:

  • La contradicción fundamental entre el carácter social de la producción y la forma privada, capitalista, de apropiación de los medios y los bienes producidos; Esta contradicción constituye la base de la división social del trabajo, de la desigualdades de clases, de la anarquía de la producción, y de la crisis sistémica del capitalismo.
  • La contradicción inevitable de la meta de la producción capitalista –la obtención de ganancias en proporciones sin cesar crecientes- con los medios empleados para alcanzarla, es decir, con el ensanchamiento de la producción y el consumo; Esta contradicción constituye la base de las crisis económicas de superproducción.
  • La contradicción entre las características “progresivas” del capitalismo -manifestadas en la racionalidad del sistema de producción, en su capacidad de adaptarse a nuevas modalidades de crecimiento económico y desarrollo tecnológico-, y por otro lado las características entrópicas inevitables de su desarrollo al tener que expulsar constantemente degradación al entorno humano y natural; Esta contradicción ya ha puesto al planeta al borde de una crisis ecológica.
  • La más reciente contradicción entre la economía especulativa de los mercados mundiales de dinero y de activos financieros -conocida como la “financierización” del capitalismo-, y la economía productiva de creación de empresas y de producción de bienes y servicios; Esta contradicción ha hecho saltar por los aires el empleo y la estabilidad macroeconómica, y ha creado la grave crisis financiera y económica que estamos viviendo.
  • La contradicción entre las ideas fuerza iniciales –filosóficas, religiosas y políticas- que crearon el “espíritu del capitalismo”, y las leyes objetivas y necesarias de su inhumano desarrollo material; Esta contradicción crea a su vez una situación de doble moral, con la contradicción entre las normas morales tradicionales declaradas y la conducta práctica que son especialmente frecuentes en el modo de vida capitalista.
  • La misma contradicción se da entre la tendencia a reforzar las funciones represivas del Estado frente a quienes amenazan sus privilegios, y la reivindicación de libertad individual necesarias para el desarrollo del mercado; Esta contradicción es el origen de casi todas las crisis de gobernabilidad, así como pone en entredicho la cobertura ideológica del “neoliberalismo” respecto al dilema entre Estado e individuo, o entre libertad económica y libertad política.

Estas crisis del capitalismo son consustanciales al sistema. Pero, como destaca el economista Raúl Valdés Vivó [5], el grado de amplitud y antagonismo que han alcanzado actualmente estas contradicciones son de tal magnitud que ellas han determinado que esta nueva crisis del capitalismo sea una crisis integral del sistema:

“Abarca la crisis financiera, la real cíclica, la energética, la alimentaria, la ecológica, la de su agresiva política exterior, la ideológica, la moral, la de gobernabilidad, la de consumismo desenfrenado, y la crisis de su Economía Política”.

Las limitaciones del sistema y la teoría económica capitalistas

Al ritmo de este desarrollo contradictorio del capitalismo han venido formándose y extendiéndose las diferentes corrientes del pensamiento económico que expresan los intereses de las distintas clases.

Desde los escritos de los primeros teóricos como los mercantilistas y fisiócratas, pasando por los economistas clásicos liberales y sus críticos marxistas, los keynesianos, hasta llegar a las diferentes corrientes continuadoras o “neos” posteriores, todas han tenido como preocupación esencial las fuentes y características del proceso de acumulación del capital , o de la riqueza de las naciones, según lo llamaban los clásicos.

Este problema central de la Economía política fue abordado por uno y otros con diferentes grados de aciertos, errores o (in)consecuencias. Pero sólo serían Carlos Marx (1818-1883) y Federico Engels (1820-1895) quienes científicamente desvelarían este problema esencial del desarrollo capitalista.

Así, si bien la teoría del valor trabajo formuladas por los clásicos sirvió a Marx de base para su teoría de la plusvalía, nadie como ellos había puesto de relieve que, bajo el capitalismo, no es el trabajo mismo, sino la fuerza de trabajo, lo que constituye una mercancía.

Determinaron que la plusvalía es el valor que el trabajo del obrero asalariado crea después de cubrir el valor de su fuerza de trabajo, y que el capitalista se apropia gratuitamente.

Por consiguiente, la plusvalía es el fruto del trabajo no retribuido del obrero. Siendo así que la obtención de plusvalía, la obtención de lucro, es la ley económica fundamental del capitalismo.

Así mismo, entre muchos otros logros intelectuales, se debe a Marx el descubrimiento de las leyes de la acumulación del capital. Entendiéndose por tal acumulación a la incorporación al capital de una parte de la plusvalía o a la conversión de una parte de la plusvalía en capital. Por tanto, la fuente de la acumulación de capital.

Marx también estudió las condiciones en las que se da el desarrollo del capitalismo, la concentración y la centralización del capital. La ley de la concentración y centralización del capital trae consigo la acumulación de gigantescas riquezas en manos de unos cuantos individuos o empresas.

Igualmente analiza las condiciones de la reproducción capitalista simple y ampliada y las profundas contradicciones que la realización capitalista lleva consigo y que conducen inevitablemente a las crisis económicas.

De acuerdo con algunos investigadores marxistas contemporáneos [6], la importancia del estudio de los antes mencionados procesos radica en que ellos establecen los límites en la extensión del capitalismo como modo de producción, así como también de la Economía política burguesa como ideología.

Según señala el profesor de economía Carlo Benetti: “Estos límites se hacen visibles al considerar como objeto de estudio la “frontera” (variable geográfica e históricamente) del modo de producción capitalista” (Benetti, C., ob. cit., p. 7).

El punto es que, según el discurso de los predicadores del capitalismo, supuestamente todos los países tendrían las mismas posibilidades para desarrollar sus economías de manera “firme y sostenida” con solo integrarse sin restricciones al capitalismo globalizado.

A tal fin sugieren observar los modelos de reproducción y acumulación que experimentaron las economías capitalistas de las naciones occidentales.

Pero, como acertadamente observa Samir Amin (Ob. cit., p. 11), resulta que las nuevas economías y sus procesos de industrialización jamás podrán reproducir la misma evolución económica y social que se dio en el Occidente desarrollado, dado que, aparte de no ser un camino deseable ni sustentable, la forma y condiciones en que se conformaron gradualmente las economías centrales son imposibles de reproducir actualmente y fuera de ese contexto.

Obviamente las formas brutales de reproducción y expansión capitalista, el colonialismo y el imperialismo no son opciones válidas ni posibles para alcanzar el desarrollo por parte de las economías atrasadas.

Por otro lado –señala también S. Amin-, la posición y las posibilidades de un país en la jerarquía global viene definida no por sus deseos, sino por su capacidad para competir en el mercado mundial en una lucha desigual contra los centros que dominan los cinco monopolios:

1) El monopolio tecnológico;

2) El control de los mercados financieros mundiales;

3) El acceso monopolista de los recursos naturales del planeta;

4) El monopolio de los medios de comunicación, y

5) El monopolio de las armas de destrucción masiva.

De acuerdo con este mismo autor:

Estos cinco monopolios, tomados en conjunto, definen el marco en el que opera la ley del valor mundializada. La ley del valor es la expresión abreviada de todas estas condiciones y no la expresión de una racionalidad económica “pura”, objetiva.

El condicionamiento de todos estos procesos anula el impacto de la industrialización en las periferias, devalúa su trabajo productivo y sobrevalora el supuesto valor agregado derivado de las actividades de los nuevos monopolios de los que se beneficia el centro.

El resultado final es una nueva jerarquía, más desigual que ninguna de las anteriores, en la distribución de los ingresos a escala mundial, que subordina las industrias de las periferias a la categoría de subcontratadas. Este es el nuevo fundamento de la polarización, presagio de sus formas futuras”. (Amin. S., ob. cit., p. 19)

Los nuevos pero inciertos paradigmas del capitalismo

Veamos a continuación cuáles son las características de los nuevos paradigmas que nos presentan estos gurús del capitalismo. Importa detenernos en esto para que nos demos cuenta de cómo esta gente disfraza e intenta vendernos de manera fraudulenta su bicicleta vieja.

Tal es el caso, por ejemplo, de la supuesta nueva reconfiguración económica y moral que se presenta en El escenario global [7] por parte de los países emergentes reunidos en el BRICS (Brasil, Rusia, China y Suráfrica). Pero, a decir de Mauro Marini, esto no es otra cosa que:

“…un reescalonamiento, una jerarquización de un conjunto de países capitalistas en forma piramidal y, por consiguiente, el surgimiento de centros medianos de acumulación –que son también potencias capitalistas medianas-, lo que nos ha llevado a hablar de la emergencia de un subimperialismo”. Definido este subimperialismo “como la forma que asume la economía dependiente al llegar a la etapa de los monopolios y el capital financiero”. 

Según este mismo autor: “El subimperialismo implica dos componentes básicos: por un lado, una composición orgánica media en la escala mundial de los aparatos productivos nacionales y, por otro lado, el ejercicio de una política expansionista relativamente autónoma, que no sólo se acompaña de una mayor integración al sistema productivo imperialista sino que se mantiene en el marco de la hegemonía ejercida por el imperialismo a escala internacional”. (Mauro Marini, R., ob. cit.)

Otro ejemplo es cuando nos presentan “la revolución capitalista de China” y sus “zonas especiales de desarrollo” como un nuevo paradigma económico, pero al fin y al cabo resulta que no es otra cosa que la sustitución del socialismo por el capitalismo mediante la recreación de unos modernizados “enclaves” coloniales.

Como en el pasado, estos nuevos “enclaves” son zonas económicas que están situadas a lo largo de la costa oriental de China donde se realiza la reproducción del capital nacional e internacional, gracias a una industrialización acelerada, la maquila y la superexplotación de los trabajadores.

Cabe recordar que los “enclaves” coloniales eran aquellas ciudades o regiones determinadas donde se realizaban las actividades de importación-extracción de materias primas, bienes y servicios entre las colonias y las metrópolis. Aisladas del resto del país y su economía, estos “enclaves” se encontraban ubicados preferiblemente en las zonas provistas de puertos marítimos o fluviales.

También es el caso cuando nos regalan la idea de la exitosa industrialización llevada a cabo por los “tigres asiáticos”, o por el nuevo “tigre celta”, este último miembro de los llamados despectivamente PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España), como un nuevo paradigma económico del capitalismo contemporáneo.

Pero después vemos que todos ellos terminan siendo unos tigres de papel víctimas de la quiebra fraudulenta, producto de la nueva economía de humo y la especulación financiera, que trae como consecuencias inmediatas el desempleo, la pérdida de poder adquisitivo, la rebaja y postergación de las pensiones, la degradación de los programas de salud y educación pública, etc. Una información más completa sobre el caso concreto de Irlanda puede obtenerse a través de los documentos que le referimos al final de este artículo [8].

Así entonces, es la cruda y terca realidad la que desmiente a estos operadores mentales de la burguesía, a sus tesis y peregrinas ideas, como aquellas que pregonan los supuestos de un capitalismo “ético”, “racional”, “popular”, “desarrollista”, “organizado”, y “sustentable”. Pero luego, frente a las “inconformidades” o los evidentes fracasos de sus consejas y predicas, ¿qué pasa con estos gurús del capitalismo?

Resulta que esta gente nunca juega limpio, por ejemplo: Si algún miembro de la jerarquía o pirámide capitalista toma efectivamente ventajas en algún aspecto del intercambio con las economías desarrolladas, entonces estos cancerberos del capitalismo le aconsejarán que “corrija” los términos de ese intercambio, bien sea modificando el valor de cambio de la moneda, el monto de los aranceles, o la tasa de los intereses.

Si todavía alguno de los países emergentes o subdesarrollados confronta dificultades, se rezaga o no sigue las consejas de estos teóricos y operadores capitalistas, entonces entrará en funcionamiento el chantaje y la imposición de los organismos internacionales.

Ahora bien, si fracasa el experimento ideado por estos teóricos y asesores de los organismos internacionales capitalistas, entonces seguramente buscarán escusas como aquella de que: “lo que sucedió fue que no se siguió la hoja de ruta previamente fijada”, o “no se aplicaron las recetas con suficiente fuerza y fidelidad” (¡!).

Y si finalmente se presentan crisis severas o quiebras de las economías “asistidas” por estos técnicos neoliberales, entonces los veremos acudir desvergonzadamente a las mismas opciones estatistas y proteccionistas que antes criticaban; o simplemente se hacen los locos y desaparecen del escenario público, conformándose con seguir rumiando sus “verdades” en el seno de las academias e instituciones de donde en mala hora salieron. Francamente estos gurús del capitalismo son patéticos.

Referencias:

[1] Mulot, Eric: “Liberalismo y ‘neoliberalismo’: ¿Continuidad o ruptura?, en Insustentabilidades del capitalismo, Actuel Marx Intervenciones N° 7, Primer Semestre 2009, María Emilia Tijoux Merino/Lom Ediciones, Santiago, Chile, pp. 23-55.

[2] Varios autores: “Keynesianismo y Post Keynesianismo, Universidad del Zulia, Venezuela, Fuente: http://es.scribd.com/doc/34234438/Keynesianismo-

[3] Ginebra, Joan: La Trampa Global, Panorama Editorial, S. A. México, D. F. 1999, pp. 51-53.

[4] Por ejemplo, Pla López, Rafael: La naturaleza del capitalismo, Fuente: www.nodo50.org/cubasigloXXI/congreso/pla_10abr03.pdf ; Torres López, Juan: La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla, Editado por ATTAC España, 2009; Fuente: www.attac.es ; István Mészáros: La crisis estructural del   capita l , Ministerio del Poder Poder Popular para la Comunicación y la Información; Caracas, Fuente: www.minci.gob.ve/publicaciones@minci.gob.ve

[5] Valdés Vivó, Raúl en la presentación de su título: “Crisis sin salida del capitalismo”, ante el XI Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y problemas del Desarrollo, 08 de marzo de 2009, la Habana; Fuente: http://www.sierramaestra.cu/index.php

[6] Por ejemplo Amin, Samir: El capitalismo en la era de la globalización, Ediciones Paidós Ibérica, S. A., Barcelona, 1999; Mauro Marini, Ruy: La acumulación capitalista mundial y el subimperialismoen Cuadernos Políticos n. 12, Ediciones Era, México, abril-junio de 1977. Fuente: http://www.marini-escritos.unam.mx/006_acumulacion_es.htm ; Benetti, Carlo: La acumulación en los países capitalistas subdesarrollados, Fondo de Cultura Económica, México, 1976.

[7] Kenichi Ohmae: El próximo escenario global, Grupo Editorial Norma, Bogotá, 2008.

[8] Ver por ejemplo: Vicenç Navarro ¿Qué pasa en Irlanda y en los otros PIGS, incluida España?, Sistema Digital / Rebelión, Fecha de publicación: 27-11-2010;Eric Toussaint Crisis irlandesa, el fracaso absoluto del neoliberalismo, CADTM / Rebelión, Traducido para Rebelión por Caty R., Fecha de publicación: 05-01-2011;Juan Torres López Irlanda como ejemploRebelión , Fecha de publicación: 19-11-2010.

El capitalismo neoliberal y los derechos humanos (entre ellos la democracia participativa) son incompatibles


El capitalismo contemporáneo y los derechos humanos (entre ellos la democracia participativa) son incompatibles

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

El 9 y 10 de noviembre se celebra en Guatemala un Seminario Regional de la Red de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos para debatir el tema “Empresas y Derechos Humanos” al que fui invitado para comentar los “Principios rectores” aprobados recientemente por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas referidos a las empresas y la vigencia de los derechos humanos.

Dichos “Principios rectores” se basan en la hipótesis de que las empresas, en particular las grandes empresas transnacionales, pueden asumir voluntariamente la responsabilidad social de proteger y respetar los derechos humanos y remediar sus eventuales violaciones.
El tratamiento que las grandes potencias están dando a la crisis griega e italiana –que implica el virtual retorno a la esclavitud por deudas de pueblos enteros – es la demostración cabal en los hechos de que el capitalismo contemporáneo (en crisis profunda) y la vigencia efectiva de los derechos humanos son incompatibles.
Estos ejemplos extremos no excluyen otros, en países centrales y periféricos, donde la contracción del gasto social (previsión, salud, educación y otros servicios públicos) y la crisis de representación política van al unísono.
Este antagonismo insuperable capitalismo-derechos humanos se ha reflejado en el seno de las Naciones Unidas cada vez que se ha tratado –sin éxito – el tema del control social de las empresas transnacionales y recientemente en los “Principios rectores”, ejercicio de gatopardismo de pura factura ultraliberal.
Imposibilitado de asistir personalmente, envié al Seminario de Guatemala la siguiente ponencia.
COMENTARIOS AL MARCO DE TRABAJO Y PRINCIPIOS RECTORES DE LAS NACIONES UNIDAS DE ‘PROTEGER, RESPETAR Y REMEDIAR’
I. INTRODUCCIÓN
La responsabilidad social de las empresas es un tema recurrente y se hace necesario comenzar por una cuestión semántica.
La expresión responsabilidad tiene distintas acepciones.
1) Una de ellas es la de « encargado de… ». Por ejemplo : la dirección de una empresa está encargada (es responsable) de que se respeten los derechos laborales en el ámbito de la empresa.
2) La segunda acepción tiene el sentido de que cada persona (física o jurídica, esta última a través de los dirigentes que toman las decisiones) es responsable de sus actos, por los cuales debe rendir cuentas. Por ejemplo, quien viola los derechos laborales debe rendir cuentas ante las instituciones públicas pertinentes (de la administración del Estado y los tribunales de justicia)..
3) Y la tercera acepción tiene el sentido de que quien es responsable de un daño, por ejemplo un empresario que no respeta las normas de higiene y seguridad en el trabajo, además de incurrir en una falta que lo hace pasible de una sanción administrativa, es responsable por los daños que sufran los trabajadores y debe indemnizarlos.
A veces se extrapola la primera acepción en el sentido de atribuirle a las empresas, sobre todo a las grandes empresas, una responsabilidad general de « estar encargadas » de hacer respetar los derechos humanos. Habría en este caso una delegación en las empresas de las responsabilidades inherentes a las instituciones del Estado de hacer respetar los derechos humanos en general. O sería una responsabilidad propia del Estado compartida con las empresas.
Esta concepción puede llevar a que se propicie conferir un estatuto privilegiado a las empresas dentro de la sociedad, fundado en su poder e influencia , lo que es contrario a los principios fundamentales de una sociedad democrática, entre ellos la igualdad de todos ante la ley y a otras consecuencias negativas que examinaremos en este trabajo.
Las grandes empresas, que calculan todo en términos económicos y de beneficio máximo, no podían dejar de ver en esta “demanda” de que se ocupen y respeten los derechos humanos algo aprovechable para su propio “marketing”, lo que las incitó a hacer una “inversión ética”, poniendo en el mercado productos con un ingrediente “ecológico” o “social”, por ejemplo en forma de etiquetado (label) o de un “satisfecit” otorgado por una ONG.
Una de las consecuencias es que las empresas ponen en práctica el autocontrol o el control privado de su responsabilidad social. Es decir que las empresas pueden no rendir cuenta a las instituciones de derecho público (Poder judicial, administración) sino a sí mismas o a organizaciones o instituciones que contratan las mismas empresas a esos fines.
Aparte de esta motivación puramente económica de “oferta diferenciada”, la introducción del tema de los derechos humanos en la actividad de las grandes sociedades transnacionales obedece también a otras razones:
a) Evitar el deterioro de la imagen de la empresa (o recomponer la imagen ya deteriorada) ante la opinión pública, particularmente sensibilizada por los temas ambientales, por la denuncia de la explotación del trabajo infantil, por la inseguridad alimentaria, etc., y alejar así el riesgo de perder una parte del mercado consumidor;
b) Eliminar competidores aceptando ciertas reglas que suelen implicar costos difíciles de afrontar para las empresas económicamente más débiles ;
c) La negociación de “labels” y códigos voluntarios con instituciones y asociaciones permite a las grandes empresas ejercer una influencia moderadora sobre éstas y a veces ponerlas en situación de subordinación (algunas de estas instituciones o asociaciones pasan de la posición de observadores exteriores a la de “verificadores” y aun de “asesores” de las sociedades transnacionales) . Estas “asesorías”, que se ocupan de los efectos más chocantes para la opinión pública de las actividades de las sociedades transnacionales, no se ocupan de las causas y permiten a las empresas corregir sus estrategias de imagen (greenwash) e inclusive introducir algunas pequeñas reformas, en general temporarias, a un mínimo costo.
Cuando a fines del decenio de 1980 se abandonó el proyecto de un código internacional de conducta para las sociedades transnacionales, después de más de diez años de trabajos de la Comisión de Sociedades Transnacionales de las Naciones Unidas, dichas empresas se sintieron enteramente libres para actuar con la exclusiva finalidad de obtener beneficios máximos y con total desprecio por los derechos humanos y ambientales.
Pero la depredación incontrolada de los recursos naturales y algunas grandes catástrofes ecológicas así como las graves violaciones a los derechos sociales y laborales imputables a las empresas, sobre todo a las sociedades transnacionales, comenzaron a inquietar a una parte de la opinión pública, lo que dio lugar a campañas para exigir a aquéllas productos ecológica y socialmente correctos. Es decir, el respeto del medio ambiente y de las normas laborales.
II. OBSERVACIONES AL INFORME FINAL DEL SEÑOR RUGGIE DE 2011 CONTENIENDO LOS PRINCIPIOS RECTORES (“PROTEGER, RESPETAR Y REMEDIAR”) APROBADO POR CONSENSO POR EL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS.
A. LOS ANTECEDENTES
Para hacer frente eficazmente a las actividades de las sociedades transnacionales transgresoras de los derechos humanos hace ya bastante tiempo que se planteó la necesidad de crear un entramado institucional y normativo específico, complementario de la normativa general vigente.
Con ese objetivo el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de las Naciones Unidas creó en 1974 la Comisión de Sociedades Transnacionales, que estaba compuesta por 48 Estados y que se dio como tareas prioritarias, entre otras, investigar las actividades de las sociedades transnacionales y elaborar un Código de Conducta para las mismas . Dicho Código se discutió durante diez años pero nunca vio la luz, a causa de la oposición de las grandes potencias y del poder económico transnacional.
El ECOSOC creó también en 1974 el Centro de Sociedades Transnacionales, organismo autónomo dentro de la Secretaría de la ONU, que funcionó como secretaría de la Comisión de Sociedades Transnacionales.
Pero en 1993-94 ambos organismos fueron prácticamente desmantelados y cambiaron sus objetivos.
El Secretario General de la ONU, decidió transformar el Centro de Sociedades Transnacionales en una División de Sociedades Transnacionales y de Inversiones Internacionales en el seno de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD). Por su parte, el ECOSOC resolvió transformar la Comisión de Sociedades Transnacionales en una Comisión del Consejo de Comercio y Desarrollo de la UNCTAD, teniendo en cuenta el « cambio de orientación » de la Comisión (consistente dicho cambio en haber abandonado los intentos de establecer un control social sobre las sociedades transnacionales y ocuparse, en cambio, de la « contribución de las transnacionales al crecimiento y al desarrollo »).
En 1998 se planteó nuevamente en el seno de las Naciones Unidas la cuestión de establecer normas internacionales destinadas regular las actividades de la sociedades transnacionales cuando la Subcomisión de Promoción y Protección de los Derechos Humanos adoptó una resolución para estudiar la actividad y los métodos de trabajo de las empresas trasnacionales en relación con el disfrute de los derechos económicos, sociales y culturales y del derecho al desarrollo.
En uno de los párrafos de dicha resolución se señalaba que uno de los obstáculos que se oponen al ejercicio de esos derechos consiste en concentración del poder económico y político en manos de las grandes empresas transnacionales.
En la misma resolución, la Subcomisión decidió la creación y estableció el mandato de un Grupo de Trabajo para que realizara ese estudio.
El primer esbozo de Proyecto era una especie de código voluntario para las STN, que éstas podían adoptar o dejar de lado, lo que se suele llamar “soft law” (derecho blando) o “no derecho”. Era un intento de cambiar algo para que todo siguiera igual.
La Asociación Americana de Juristas, por mi intermedio, y el Centre Europe Tiers Monde (CETIM) con sede en Ginebra , después de cuatro años de debates, de la organización de un seminario interdisciplinario y de una reunión de dos días con los miembros del Grupo de Trabajo, logramos que se mejorara el Proyecto, pero muchas cuestiones esenciales no se incorporaron al mismo como, por ejemplo:
1) La responsabilidad civil y penal de los dirigentes de las empresas;
2) La responsabilidad solidaria de las sociedades transnacionales con sus proveedores y subcontratistas;
3) La primacía del servicio público sobre el interés particular;
4) La prohibición de patentar formas de vida, etc.
Con el CETIM nos empeñamos hasta último momento en tratar de mejorar el Proyecto, proponiendo reformas de fondo al mismo a fin de que adquiriera cierta consistencia jurídica y alguna eficacia . Sin resultado.
En sus sesiones de agosto 2003, la Subcomisión adoptó una resolución aprobando el proyecto y lo remitió, conforme al procedimiento correspondiente, a la Comisión de Derechos Humanos.
Pese a que el Proyecto aprobado por la Subcomisión estaba lejos de ser perfecto en materia de control y encuadramiento jurídico de las sociedades transnacionales, éstas reaccionaron vivamente contra el mismo con un documento de unas 40 páginas, firmado por la Cámara Internacional de Comercio (ICC en inglés) y la Organización Internacional de Empleadores (IOE), instituciones que agrupan a las grandes empresas de todo el mundo.
En dicho documento afirmaban que el proyecto de la Subcomisión socavaba los derechos humanos, los derechos y los legítimos intereses de las empresas privadas, que las obligaciones en materia de derecho humanos corresponden a los Estados y no a los actores privados y exhortaban a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a rechazar el proyecto aprobado por la Subcomisión .
Finalmente en 2005 la Comisión de Derechos Humanos, ignorando por completo el Proyecto de normas adoptado en 2003 por la Subcomisión, aprobó la Resolución 2005/69 por la que invitaba al Secretario General de la ONU a designar un Relator especial, para el cual sugirió un mandato inspirado en el Global Compact .
Al aprobar dicha resolución, los Estados Miembros de la Comisión de Derechos Humanos cedieron a las presiones de las empresas transnacionales, claramente formuladas en su documento.
Y para que nadie pensara que el Proyecto de la Subcomisión podía invocarse como una norma internacional vigente, la Comisión de Derechos Humanos se ocupó de precisar en el último párrafo de su resolución 2004/116 que dicho Proyecto “…al ser un proyecto de propuesta, carece de autoridad legal y que la Subcomisión no debería ejercer ninguna función de vigilancia a este respecto”.
En julio de 2005 el Secretario General Kofi Annan nombró representante especial para estudiar el tema de las sociedades transnacionales al señor John Ruggie, su asesor principal en el Global Compact, organismo al que nos referiremos más adelante.
En 2006 John Ruggie escribió su primer informe para la Comisión de Derechos Humanos (E/CN.4/2006/97), pero el mismo no se trató porque la Comisión se disolvió sin celebrar, como correspondía, su última sesión.
En el mismo desarrollaba argumentos intentando demostrar que las sociedades transnacionales no están obligadas por el derecho internacional y que lo más apropiado es concertar a las empresas, a las Naciones Unidas (Global Compact mediante) y a la “sociedad civil” para establecer declaraciones de buenas intenciones en forma de soft law, códigos de conducta, etc, cuya aplicación será controlada por las mismas empresas y por representantes de la “sociedad civil” .
En su informe de abril de 2008 (A/HRC/8/5), aunque no había propuestas concretas (el autor decía que se trataba de un marco conceptual) Ruggie hizo un sorprendente giro de 180 grados con relación a sus informes anteriores, quizás influído por los efectos devastadores de la crisis financiera mundial.
Subraya y diferencia tres aspectos: el deber del Estado de proteger los derechos humanos, la responsabilidad empresarial de respetarlos y la necesidad de mejorar el acceso a los remedios o recursos frente a las violaciones. Supera la confusión creada sobre el papel de las empresas como encargadas –junto con los Estados- de hacer respetar los derechos humanos.
En mayo de 2008 Ruggie presentó un informe adicional (A/HRC/8/5/Add.2) titulado “Empresas y derechos humanos: encuesta sobre el alcance y los tipos de presuntos abusos de los derechos humanos cometidos por empresas”, en el que se reconoce el efecto negativo de la actividad de las empresas sobre el goce de los derechos humanos, laborales y no laborales.
Pero Ruggie no sacó de su informe de 2008 las conclusiones que se imponían: el 28 de enero de 2009 se publicó en el sitio informativo de la Oficina de Naciones Unidas de Ginebra (UNOG) una nota del mismo Ruggie anunciando que había obtenido los servicios voluntarios de quince estudios jurídicos internacionales –cuya lista proporcionaba- especializados en el asesoramiento de grandes empresas para que examinasen la legislación empresarial de 40 países y sus efectos en la promoción de una cultura de los derechos humanos entre sus clientes.
Es impensable que tales asesores realizarían un estudio objetivo e imparcial que pudiera contrariar los intereses de sus acaudalados clientes, enemigos declarados de cualquier legislación nacional o normas internacionales reguladoras o restrictivas de sus actividades.
En su informe de 2009 Ruggie mantuvo invariable la línea de fondo impuesta por la sociedades transnacionales : ninguna propuesta de normas obligatorias para las empresas.
En el Informe de 2010 cabe destacar que bajo la apariencia de una consulta amplia y general a diversos sectores sociales los verdaderos interlocutores del señor Ruggie han sido las grandes empresas, las asociaciones de empresarios como la Cámara Internacional de Comercio y la Organización Internacional de Empleadores y los abogados asesores de esas mismas grandes empresas.
Por el contrario, los demás participantes en las numerosas reuniones organizadas por el señor Relator han sido meros figurantes cuyas opiniones no ha sido tenidas para nada en cuenta.
En el Informe de 2010 el eje del enfoque jurídico puede resumirse en que las empresas no tienen deberes u obligaciones sino sólo responsabilidades.
La consecuencia es que en los informes del señor Relator no hay ninguna propuesta de normas obligatorias para las empresas, de conformidad con lo que exigieron la Cámara Internacional de Comercio y la Organización Internacional de Empleadores en el documento que publicaron en marzo de 2004 contra el Proyecto de Normas aprobado por la Subcomisión de Derechos Humanos en 2003.
B. LOS “PRINCIPIOS RECTORES” DE 2011.
El Informe final del señor Ruggie al Consejo de Derechos Humanos incluye un Proyecto de Principios rectores sobre negocios y derechos humanos.
En el párrafo 2 de la Introducción al Informe, refiriéndose al Proyecto de Normas aprobado por la Subcomisión de derechos humanos en 2003, Ruggie dice que el mismo buscaba imponer a las compañías el mismo tipo de deberes en materia de derechos humanos que los Estados aceptaron al ratificar los tratados internacionales : promover, asegurar la realización, respetar, asegurar el respeto y la protección de los derechos humanos.
El relator repite una crítica que ya formuló en informes anteriores al Proyecto de Normas, crítica que nosotros compartimos y que señalamos oportunamente al Grupo de Trabajo que elaboró el Proyecto.
En efecto, en el Proyecto de Normas de la Subcomisión, después de decir que… “si bien los Estados y los gobiernos tienen la responsabilidad principal de garantizar, respetar y proteger los derechos humanos… agrega que : “…las STN y otras empresas tienen también la responsabilidad de promover y asegurar…)
Nosotros señalamos el error al Grupo de Trabajo de la Subcomisión y propusimos suprimir la frase “tienen también la responsabilidad de promover y asegurar”… a fin de que ese párrafo dijera: “deben respetar y contribuir a hacer respetar, proteger y promover los derechos humanos”…( ).
No cabe duda que el Estado tiene una responsabilidad (responsability) indelegable por la vigencia de los derechos humanos en el ámbito de su jurisdicción y debe impedir que los mismos sean violados, ya sea por el mismo Estado y/o sus propios funcionarios como por los particulares. Y si no cumple con dicha obligación incurre en una responsabilidad internacional.
En efecto, la expresión responsabilidad tiene dos significados, tangentes pero diferentes, que se expresan en inglés con dos palabras distintas: responsible, responsability y accountable, accountability. Ya nos hemos referido a esto al comienzo de esta ponencia.
Uno de ellos es la de « encargado de… ». Por ejemplo los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. También se puede decir que la dirección de una empresa está encargada (es responsable, responsible) de que se respeten los derechos laborales en el ámbito de la empresa.
El otro significado consiste en que cada persona (física o jurídica, esta última a través de los dirigentes que toman las decisiones) es responsable de sus actos, por los cuales debe rendir cuentas (accountable). Por ejemplo, quien viola los derechos laborales debe rendir cuentas ante las instituciones públicas pertinentes (de la administración del Estado y los tribunales de justicia). Y reparar los daños causados (liability).
A veces se extrapola el primer significado en el sentido de atribuirle a las empresas, sobre todo a las grandes empresas, una responsabilidad general de «estar encargadas» de hacer respetar los derechos humanos. Habría en este caso una delegación en las empresas de la responsabilidad inherente al Estado de hacer respetar los derechos humanos en general. O sería una responsabilidad propia del Estado compartida con las empresas.
El señor Ruggie utiliza este error del Proyecto de Normas de la Subcomisión para crear la confusión entre las obligaciones inherentes al Estado de promover, garantizar y asegurar el respeto de los derechos humanos y la obligación –y la consiguiente responsabilidad directa en caso violación- de las empresas (como de todas las personas privadas morales y físicas) de respetar los derechos humanos consagrados en normas internacionales.
En efecto, en el párrafo 60 de su informe de 2006 escribía:… «Si las Normas sencillamente reproducen principios jurídicos internacionales establecidos no pueden entonces obligar directamente a las empresas porque con la posible excepción de ciertos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, no existen principios jurídicos internacionales generalmente aceptados que lo hagan »…
De modo que, según el relator, los derechos humanos constituirían una categoría especial de derechos que sólo pueden ser violados por los Estados y sus funcionarios y no por las personas privadas, salvo ciertos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad ( ).
Según el mencionado Informe de 2006, los delitos cometidos por éstos últimos pueden constituir violaciones de los derechos humanos sólo cuando el Estado aparece como copartícipe por acción o por omisión. Es decir que hay violación a los derechos humanos sólo cuando surge, de una manera u otra, la responsabilidad del Estado.
De manera que la misma acción cometida por un Estado, que engendra su responsabilidad a título de violación de los derechos humanos, cometida por un particular según el señor Ruggie también engendraría su responsabilidad pero a título de crimen o delito según el respectivo derecho nacional y no a título de violación de los derechos humanos.
No cabe duda alguna que las sociedades transnacionales, como todas las personas privadas, tienen la obligación de respetar la ley y si no lo hacen deben sufrir sanciones civiles y penales, también a escala internacional, lo que surge claramente de un examen un poco atento de los instrumentos internacionales vigentes.
El reconocimiento de las obligaciones de las personas privadas en materia de derechos humanos y de su responsabilidad en el caso de incurrir en violaciones a los mismos quedó consagrado en el artículo 29 de la Declaración Universal de Derechos Humanos ( ) y se fue afianzando en la doctrina, en numerosos convenios internacionales, especialmente en materia de protección del medio ambiente ( ) y en la jurisprudencia. Nos referimos más extensamente a esta cuestión en nuestras Observaciones al Informe de Ruggie de 2006 .
Con este enfoque el señor Ruggie cumple diligentemente con lo exigido por las sociedades transnacionales: nada de normas internacionales de cumplimiento obligatorio para las grandes empresas, como él mismo lo dice en los parágrafos 11 y 14 de la Introducción a su Informe final:
11…The Guiding Principles addressing how Governments should help companies avoid getting drawn into the kinds of human rights abuses that all too often occur …
Es decir que los Principios rectores no son ni aspiran a ser normas obligatorias sino solo indicaciones de cómo los Gobiernos deben ayudar (no controlar y sancionar) a las compañías para que eviten ser arrastradas a cometer las clases de abusos contra los derechos humanos que ocurren demasiado a menudo. En este párrafo se excluye la voluntad deliberada de las compañías de cometer violaciones y se las hace aparecer como inducidas a cometerlas por un factor exterior y ajeno a su voluntad y no como actores principales cuya motivación fundamental es obtener el máximo de beneficios.
14. The Guiding Principles’ normative contribution lies not in the creation of new international law obligations…
Está claro: la contribución normativa de los principios rectores no radica en la creación de nuevas obligaciones en el derecho internacional.
Los Principios rectores del señor Ruggie son pues, meras orientaciones. Carecen de obligatoriedad tanto para los Estados como para las empresas. Cumpliendo así con la exigencia, reiteradamente manifestada, de las grandes empresas transnacionales.
C. ACERCA DEL “GLOBAL COMPACT” O PACTO MUNDIAL
El señor Ruggie ha sido el principal arquitecto (asesor principal de Koffi Annan) del Global Compact y su labor como Relator Especial ha seguido las orientaciones ideológicas ultraliberales y las prácticas de dicho organismo.
En 1978 la organización no gubernamental « Declaración de Berna », publicó un folleto titulado L’infiltration des firmes multinationales dans les organisations des Nations Unies , donde se explicaba de manera muy documentada las actividades desplegadas por grandes sociedades transnacionales (Brown Bovery, Nestlé, Sulzer, Ciba Geigy, Hoffmann La Roche, Sandoz, Massey Ferguson, etc.) para influir en las decisiones de diversos organismos del sistema de las Naciones Unidas.
Desde la creación del Global Compact ya no se trata de «infiltración », sino de la apertura de par en par de las puertas de la ONU a las sociedades transnacionales.
El proyecto de crear el Gobal Compact fue anunciado en 1998 por el entonces Secretario General de la ONU, Koffi Annan, en un informe destinado a la Asamblea General titulado “La capacidad empresarial y la privatización como medios de promover el crecimiento económico y el desarrollo sostenible”(A/52/428).
El Secretario General decía en ese informe que… « la desregulación…se ha convertido en la consigna para las reformas de los gobiernos en todos los países, tanto desarrollados como en desarrollo » (párr. 50 del Informe) y propugnaba la venta de las empresas públicas confiando… « la propiedad y la gestión a inversionistas que tengan la experiencia y la capacidad necesarias para mejorar el rendimiento, aunque ello suponga algunas veces vender los activos a compradores extranjeros » (párr. 29).
Era la legitimación de la política practicada a escala mundial de malvender las empresas públicas rentables (a veces mediante procedimientos francamente corruptos) para privatizar las ganancias y socializar las pérdidas.
En mayo del 2000 se reunió en Budapest el Congreso Mundial de la Cámara Internacional de Comercio (ICC). En un discurso grabado Kofi Annan se dirigió al Congreso afirmando que la ONU y la ICC eran “buenos y estrechos asociados”. Pero el Presidente de la ICC, Adnan Kassar, fijó los límites estableciendo lo que él llamó una importante condición: no debe haber propuestas para dotar al “Global Compact” con normas obligatorias (prescriptive rules). “Nosotros resistiremos cualquier tendencia en ese sentido”, añadió .
El Global Compact, se lanzó oficialmente el 25 de julio del 2000 con la participación de 44 grandes sociedades transnacionales y algunos otros “representantes de la sociedad civil”.
Entre las sociedades participantes en el lanzamiento del Global Compact, se encontraban, entre otras, British Petroleum, Nike, Shell, Rio Tinto y Novartis, con densos “curricula” en materia de violación de los derechos humanos y laborales o de daños al medio ambiente; la Lyonnaise des Eaux (Grupo Suez), cuyas actividades en materia de corrupción de funcionarios públicos con el fin de obtener el monopolio del agua potable son bien conocidas en diversas partes del mundo, etc.
Esta alianza entre la ONU y grandes sociedades transnacionales creó una peligrosa confusión entre una institución política pública internacional como la ONU, que según la Carta representa a “los pueblos de las Naciones Unidas…” y un grupo de entidades representativas de los intereses privados de una elite económica internacional.
El 27 de abril de 2006 el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, desde la Bolsa de Valores de Nueva York invitó al mundo de las finanzas a adherir a los Principios para la Inversión Responsable. Esta nueva propuesta fue desarrollada por el Global Compact y la Iniciativa de Finanzas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) con el propósito de proveer un marco para integrar aspectos sociales y ambientales a las inversiones.
“Hoy es cada vez más claro que los objetivos de las Naciones Unidas –paz, seguridad, desarrollo– van de la mano con la prosperidad y el crecimiento de los mercados. Si las sociedades fallan, los mercados fallan”, dijo Kofi Annan en Wall Street. Explicó las características de los Principios: “Ofrecen una guía para conseguir mejores retornos en inversiones a largo plazo y mercados más sustentables”.
También elogió al Pacto Mundial (Global Compact), un acuerdo que “se ha convertido en la iniciativa de responsabilidad corporativa más amplia del mundo”. “En señal de que el paso que damos hoy es realmente significativo, los líderes de algunas de las más grandes e influyentes instituciones de inversión en el mundo se han unido a nosotros”, manifestó el Secretario General (Fuente: Noticias de la ONU).
Todavía los pueblos del mundo están sufriendo los efectos de la crisis provocada por la “inversión responsable” del capital financiero.
Ban Ki-moon, persistiendo en la misma orientación que su predecesor Koffi Annan, declaró el 29 de enero de 2009 en el Foro Económico Mundial de Davos: “El interés propio bien entendido es la esencia de la responsabilidad empresarial y la clave para un mundo mejor” .
El actual Secretario General de la ONU sigue las huellas del ultraliberal Milton Friedman quien dijo : “La responsabilidad social de las empresas consiste en incrementar sus beneficios” (“The social responsibility of business is to increase its profits”).
Hemos dicho en diversas oportunidades que el Global Compact es un mero instrumento de las grandes sociedades transnacionales.
Esta apreciación la confirmó de alguna manera la Dependencia Común de Inspección(DCI) de las Naciones Unidas en su informe sobre el papel y el funcionamiento del Global Compact:United Nations corporate partnerships: The role and functioning of the Global Compact (JIU/REP/2010/9) publicado en 2010 .
CONCLUSIÓN
En el decenio del 80 ganaron las sociedades transnacionales cuando se enterró el Proyecto de Código de Conducta para las mismas. En 2011 vuelven a ganar con el Informe final del señor Ruggie y sus “Principios rectores” , que sepulta el nuevo intento de elaborar normas de cumplimiento obligatorio para las sociedades transnacionales, iniciado por la Subcomisión de Derechos Humanos en 1998.

ES HORA QUE LAS REPÚBLICAS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE RECOJAN EL DESAFÍO DE ESTABLECER A NIVEL NACIONAL Y REGIONAL NORMAS DE CUMPLIMIENTO OBLIGATORIO PARA LAS GRANDES EMPRESAS NACIONALES Y TRASNACIONALES EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS Y AMBIENTALES CUYA VIOLACIÓN ACARREE SANCIONES ECONÓMICAS Y PENALES PARA LAS EMPRESAS Y SUS DIRIGENTES RESPONSABLES.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

0

PUBLICADO POR ARGENPRESS EN 16:29:00 

Estados Unidos cae en la depravación


Estados Unidos cae en la depravación

Prof. John Cosí (GLOBAL RESEARCH)
Traducción del inglés por Umberto Mazzei (especial para ARGENPRESS.info)

La ética protestante, definió una vez el carácter americano. Sociólogos la proclamaron como responsable del éxito del capitalismo en el norte de Europa y América, pero la ética protestante y el capitalismo son incompatibles, y el capitalismo en última instancia, causó la el abandono de la ética protestante.

Hay un nuevo espíritu que la élite gobernante malentiende. El espíritu de la “gran oportunidad”, el “gran premio”, la “próxima gran idea”. El antiguo camino lento y pausado hacia el éxito es ahora anatema. Junto con la próxima gran idea comercial viene un nuevo modelo del sueño americano. Todo lo que importa es el dinero. Teniendo en cuenta esa actitud, algunos en Estados Unidos expresan preocupación moral.
La riqueza se ha vuelto la propia recompensa, que vale más aún que nuestra propia destrucción. Y si no ha aún sucedido, sucederá seguramente pronto.
Sospecho que la mayoría de la gente le gusta creer que las sociedades, no importa cuan bajos sus orígenes, se mejoran con el tiempo. Lamentablemente la historia desmiente esta idea, hay a menudo sociedades que empeoran con el tiempo. Los Estados Unidos de América no son una excepción.
Su origen no fue muy benigno y ahora desciende a una región de depravación rara vez igualada, aún por las peores naciones de la historia.
A pesar de que es imposible encontrar números sólidos para probar que la moral en los Estados Unidos ha disminuido, la evidencia anecdótica está en todas partes a la vista. Casi todo el mundo puede citar situaciones en las que se sacrificó el bienestar de la gente para beneficiar instituciones públicas o privadas, pero parece imposible citar un solo ejemplo de una institución pública o privada, sacrificada por el bien de la gente.
Si la moralidad tiene que ver con el trato entre las personas, es legítimo preguntarse si la moral juega un papel en lo que sucede en Estados Unidos? La respuesta parece ser: “En ninguna parte!” Que ha sucedido en los Estados Unidos para explicar la actual epidemia de acusaciones sobre que la moral en los Estados Unidos se ha derrumbado? Bueno, la cultura ha cambiado drásticamente en el último medio siglo, eso es lo que pasa.
Érase una vez en América, una definición del carácter norteamericano en términos de lo que se llamó la ética protestante. El sociólogo Max Weber, atribuyó a esa el éxito del capitalismo. Por desgracia Max se equivocó, totalmente. El capitalismo y la ética protestante son incompatibles entre sí. Ninguno puede ser responsable del otro.
La ética protestante (o puritana) se basa en la idea de que el trabajo duro yla frugalidad son dos importantes consecuencias de ser de los elegidos de la cristiandad. Si una persona es muy trabajador y frugal, ella/ él se le considera como uno de los elegidos.
Esos atributos benéficos, se creía, hicieron a los norteamericanos un pueblo más industrioso que los de otros lugares (los protestantes de Europa del Norte se consideraron en un cercano segundo lugar, mientras que los pueblos católicos del sur de Europa se les vio como negligentes.)
Algunos afirman que ahora estamos siendo testigos de la decadencia y caída de la ética protestante en las sociedades occidentales.
Como la ética protestante tiene una raíz religiosa, esa caída se atribuye a un aumento de la laicidad. Pero el argumento tiene más peso en Europa que en Estados Unidos, donde el fundamentalismo protestante aún tiene un gran número de seguidores.
Así que debe haber alguna otra explicación para el descenso. Sin embargo, la creciente secularización hace afirmar que el laicismo destruye los valores religiosos, junto con los valores morales que enseña la religión. Hay otra explicación.
En la América colonial del siglo 17, la economía era agraria.
El trabajo duro y la frugalidad se ajustaban perfectamente a ese tipo de economía.
Pero los Estados Unidos ya no son agrarios.
La economía estadounidense de hoy se define como capitalismo industrial.
Las economías agrarias rara vez producen más de lo que puede consumir, pero las economías industriales lo hacen todos los días.
Así que para mantener un funcionamiento una economía industrial, el consumo no sólo debe ser continuo, sino que debe aumentar continuamente.
Dudo que haya un lector que no haya escuchado que el 70% del resultado económico de los Estados Unidos proviene del consumo.
Pero el 70% de uno es 0,7, de dos, 1.4, de tres, 2.1, etc. Asi que cuando la economía crece a partir de una unidad de PIB hasta dos unidades, el consumo debe crecer de 0,7 unidades a 1,4 unidades.
Sin embargo, un continuo incremento del consumo no es compatible con la frugalidad. Una economía industrial exige que la gente gaste, gaste y gaste y gaste, mientras que la frugalidad requiere que la gente a ahorre y ahorre. La economía estadounidense destruyó la ética protestante y la referencia religiosa en que fue fundada. El consumo conspicuo sustituye el trabajo duro y al ahorro.
En su Riqueza de las Naciones, Adam Smith afirmó que el capitalismo beneficia a todo el mundo, mientras la gente actúa en el propio interés. Ahora se nos viene a decir que “Mas ahorro y menos deudas puede sonar como un buen plan para salir de la recesión.
Pero que si todos hacemos eso, sólo se empeoramos las cosas … que la economía necesita que los consumidores gasten liberalmente”.
La gran recesión le ha girado a Adam Smith sobre su cabeza, pero ningún economista lo quiere admitir.
Un ambiente en que todo el mundo quiere ahorrar, no puede ser propicio para el crecimiento. La producción necesita vender y para eso se necesitan clientes.”
El ahorro es (presumiblemente) bueno para las personas, pero es malo para una economía que requiere un continuo crecimiento del gasto.
Si un economista me hubiese dicho eso en mi cara, yo le habría dicho que eso dice claramente que hay algo fundamentalmente equivocado en la naturaleza de la economía; que eso significa que la economía no existe para satisfacer las necesidades de las personas, sino que existe para satisfacer las necesidades de la economía.
Aunque no lo parezca, es un tipo de economía que esclaviza a la gente que supuestamente sirven.
En efecto, el capitalismo industrial ha perpetuado la esclavitud; ha re-esclavizado a los que fueron una vez emancipados.
Cuando el consumo reemplazo la parsimonia en la mente de los norteamericanos, el resto de la moral se hundió en la depravación.
La necesidad de vender requiere “marketing”, que no es sino la guarida de mentirosos. Después de todo, toda esa actividad se basa en el libro de Edward L. Bernays en 1928, “Propaganda”. La cultura estadounidense se ha visto inundada por un tsunami de mentiras.
La comercialización es la actividad predominante de la cultura. No se puede aislar a sí mismo de ella. Es llevada a cabo por todas las empresas, todos los políticos y todos los medios de comunicación.
Nadie puede tener seguridad de que que cualquier persona le está diciendo la verdad.
Ningún código moral puede sobrevivir en una cultura de la deshonestidad, y ninguno lo ha hecho!
Después de haber subvertido la ética protestante, la economía destruyó cualquier ética que Estados Unidos haya alguna vez promovido.
El país se convirtió en una sociedad sin un ethos, una no- sociedad sin algún propósito humano.
Los estadounidenses se han convertido en corderos sacrificables en aras de las máquinas.
A continuación, hay un nuevo espíritu surgido del caos, que la élite gobernante entiende mal.
Con frecuencia se afirma que Washington ha perdido el contacto con los estadounidenses que gobierna, que ya no entiende a su gente y cómo funciona su cultura común.
Washington y la élite de la nación no se da cuenta, pero la cultura norteamericana ya no diferencia lo bueno de lo malo o el trabajo o duro y la frugalidad de la pereza y el despilfarro.
Los estadounidenses de hoy buscan la “gran oportunidad”, el “premio mayor”, la “próxima gran idea.”
El sueño americano se ha reducido ahora a “pegarla en grande!”
El camino lento y pausado hacia el éxito es un anatema.
Basta ver [películas como] “American Idol, The X Factor y America’s Got Talent Estados Unidos y mirar las hordas mongólicas que llegan para las audiciones.
Estas personas, en su mayor parte, no han trabajado duro para nada.
Cuente el número de personas que apuesta a la lotería con regularidad.
Tales apuestas no requieren trabajo en absoluto.
Toda esta gente quiere hacer es pegarla a lo grande.
Y que son nuestros hombres de negocios más exaltados? Los empresarios!
Los empresarios son, en su mayor parte, una luz que parpadea una vez, aunque haya notables excepciones.
El problema con la iniciativa empresarial, es la alta estima en que se tiene.
Sin embargo, el único valor que se le atribuye es la cantidad de dinero que hayan hecho.
Rara vez se oye algo sobre la forma nefasta en que lo han hecho.
Bill Gates y Mark Zuckerberg, por ejemplo, difícilmente representan gente con un carácter moral puro, pero en una economía sin escrúpulos morales, a nadie le importa, todo lo que cuenta es el dinero que hayan hecho.
Teniendo en cuenta esa actitud, ¿por qué alguien en esta sociedad, debería expresar sus preocupaciones morales?
Pocos en Estados Unidos lo hacen.
Así que, mientras la elite estadounidense todavía habla de la necesidad de producir una fuerza de trabajo adecuada a las necesidades de la industria, la gente no quiere nada de eso.
La élite lamenta a menudo el fracaso del sistema educativo americano y tratan de arreglarlo sin éxito desde hace varias décadas.
Pero si piensa que muchos de los empresarios más exitosos abandonaron la universidad, ¿cómo se va a convencer a los jóvenes de que una educación universitaria es un esfuerzo que vale la pena?
Como Bill Gates, Steve Jobs, y Mark Zuckerberg han demostrado, aprender a escribir software no requiere un título universitario.
Tampoco ganar la lotería o un obtener un lugar en American Idol.
Ser escogido por la NFL [Nacional Football Association] puede requerir una temporada en la universidad, pero no requiere un grado. Todo lo que lo empresarial requiere es una nueva idea comercial.
Entretenimiento y deportes, loterías y juegos, productos de consumo que la gente no ha necesitado por millones de años, son ahora la sustancia de la cultura americana.
Pero no son sustancia, son la pelusa, no pueden formar la base de una sociedad estable, próspera y humana. Se trata de una cultura regida por sólo un atributo. Riqueza, mal habida o no!
La capacidad humana para el autoengaño no tiene límites. Los americanos se han engañado al creer en la riqueza total, la suma total de la riqueza, en lugar del modo cómo se le distribuye, crea el derecho.
No importa cómo se consigue o lo que se hace con ella.
La riqueza agregada es su propia recompensa, aún cuando implique la destrucción de nosotros mismos. Algo que si no se ya ha hecho, seguramente, se hará pronto.
La historia describe muchas naciones que se han depravado.
Ninguna que se haya reformado a si misma.
No se puede contar con que vendrá algún hermoso niño que deshaga la catástrofe del toque de Midas.
El dinero, después de todo, no es de las cosas que los seres humanos necesitan para sobrevivir, y si el dinero no se usa para producir y distribuir las cosas que si son necesarias, la supervivencia humana es imposible, no importa cuánta riqueza agregada se acumule.
John Kozy es profesor jubilado de filosofía y lógica y escribe sobre temas sociales, políticos y económicos.
Sirvió en el ejército de EE.UU. durante la Guerra de Corea, pasó 20 años como profesor universitario y otros 20 años trabajando como escritor.
Escribió un libro de texto sobre lógica formal, escribe en revistas académicas, algunas revistas comerciales y editorialespara periódicos. Sus artículos en línea se pueden encontrar en
America’s Descent to Depravity

By Prof. John Kozy


Global Research, October 20, 2011

The Protestant ethic once defined the American character. It was held to be responsible for the success of Capitalism in Northern Europe and America by sociologists, but the Protestant ethic and Capitalism are incompatible, and Capitalism ultimately caused the Protestant ethic to be abandoned.

A new ethos emerged that the governing elite completely misunderstands. It is the ethos of the “big break,” the “jackpot,” the “next big idea.” The slow and deliberate road to success is now anathema. Coming up with the next big commercial idea is the new model of the American dream. All that matters is the money. Given that attitude, few in America express moral concerns. Wealth is its own reward; it’s even worth destroying ourselves for. And if we haven’t done it yet, we surely soon will.

I suspect that most people would like to believe that societies, no matter how base their origins, become better over time. Unfortunately history belies this notion; societies have often grown worse over time. The United States of America is no exception. It was not benign at its origin and has now descended to a region of depravity seldom matched by even the worst nations of history.
Although it is impossible to find hard numbers to prove that morality in America has declined, anecdotal evidence is everywhere to be seen. Almost everyone can cite situations in which the welfare of people was sacrificed for the sake of public or private institutions, but it seems impossible to cite a single instance of a public or private institution’s having been sacrificed for the sake of people. If morality has to do with how people are dealt with, one can legitimately ask where morality plays a role in what happens in America? The answer seems to be, “Nowhere!” So what has happened in America to account for the current epidemic of claims that morality in America has collapsed? Well the culture has changed drastically in the last half century, that’s what.
Once upon a time in America, the American character was defined in terms of what was called the Protestant Ethic. The sociologist, Max Weber, attributed Capitalism’s success to it. Unfortunately Max was lax; he got it wrong, completely wrong. Capitalism and the Protestant ethic are inconsistent with each other. Neither can have been responsible for the other.
The Protestant (or Puritan) ethic is based upon the notion that hard work and frugality are two important consequences of being one of Christianity’s elect. If a person is hard working and frugal, s/he is considered to be one of the elect. Those beneficent attributes, it was believed, made Americans a more industrious people than people elsewhere (although Europe’s Protestant societies were considered a close second while Southern Europe’s Catholic peoples were considered slothful.) Some now claim that we are witnessing the decline and fall of the Protestant ethic in Western societies. Since the Protestant ethic has a religious root, the decline is often attributed to a rise in secularism. But that case is considerably easier to make in Europe than in America where Protestant fundamentalism still has a huge following. So there must be some other explanation for the decline. Nevertheless, the increase in secularism has led many to claim that secularism has destroyed religious values along with the moral values religion teaches. There’s another explanation.
In 17th Century Colonial America, the economy was agrarian. Hard work and frugality fit that economy perfectly. But America is no longer agrarian. The American economy today is defined as industrial capitalism. Agrarian economies rarely produce more than can be consumed, but industrial economies do every day. So in order to keep an industrial economy functioning, consumption must not only be continuous, it must continually increase.
I doubt that there is a reader who has not heard that 70% of the American economy results from consumption. But 70% of one is 0.7, of two, 1.4, of three, 2.1, etc. As the economy grows from one unit of GNP to two units, consumption must grow from 0.7 units to 1.4 units. But continually increasing consumption is not compatible with frugality. An industrial economy requires people to spend and spend and spend while frugality requires people to save and save and save. The American economy destroyed the Protestant ethic and the religious views upon which it was founded. Conspicuous consumption replaced hard work and thrift.
In his Wealth of Nations, Adam Smith claims that Capitalism benefits everyone since acting in one’s own self-interest benefits others. Now we are being told that, “Saving more and cutting debt might sound like a good plan to deal with the recession. But if everyone does that, it’ll only make matters worse. . . . what the economy needs most is for consumers to be spending more freely.” The great recession has stood Adam Smith on his head, but no economist will admit it. “[A]n environment where everyone wants to save cannot be conducive to growth. Production needs to be sold and for that you need customers.”
Saving is (presumable) good for individuals but bad for the economy which requires continuously increasing spending. If an economist had told that to me to my face, I would have told him that that clearly means that there is something fundamentally wrong with the nature of the economy, that it means that the economy does not exist to provide for the needs of people but that people exist only to fulfill the needs of the economy. Although it may not look like it, such an economy enslaves the people it claims to serve. So in effect, industrial capitalism has perpetuated slavery; it has re-enslaved those who were once emancipated.
When consumption replaced thrift in the American psyche, the rest of morality sank into depravity with it. The need to sell requires marketing which is nothing but a liars lair. After all, the entire enterprise is founded on Edward L. Bernays 1928 book, Propaganda. The American culture has been inundated by a tsunami of lies. Marketing has become the culture’s predominant activity. No one can isolate her/himself from it. It’s carried on by businesses, politicians, and the media. No one can be certain s/he’s being told the truth by anyone. No moral code can survive in a culture of dishonesty, and none has!
Having subverted the Protestant ethic, the economy destroyed every ethic America has ever promoted. It became a society without an ethos, a nociety with no humane purpose. Americans have become lambs sacrificable for the sake of machines. Then a new ethos emerged from the chaos, one that the governing elite completely misunderstands.
It is often claimed that Washington has lost touch with the Americans it governs, that it no longer understands its people or how its common culture operates. Washington and the nation’s elite don’t realize it but the culture no longer values right over wrong or hard work and frugality over sloth and profligacy. Americans today are looking for the “big break,” the “jackpot,” the “next big idea.” The American Dream has now been reduced to “hitting it big!” The slow and deliberate road to success is anathema. Watch American Idol, The X Factor, and America’s Got Talent and survey the Mongolian hoards that show up for auditions. These people, for the most part, have not worked hard at anything. Count the number of people who wager on the Lotto regularly. Such wagering requires no work at all. All these people want to do is hit it big. And who are our most extolled businessmen? Entrepreneurs! Entrepreneurs are, for the most part, one time flashes in the pan although there are notable exceptions. The trouble with entrepreneurship, however, is the high regard in which it is held. But the only value attached to it is the amounts of money entrepreneurs have made. We rarely hear anything about the nefarious ways in which they have made it. Bill Gates and Mark Zuckerberg, for instance, hardly present images of people with sterling moral characters, but in an economy without moral scruples, no one cares; all that matters is the money. Given that attitude, why should anyone in this society express moral concerns? Few in America do. So while the American elite still talk about the need to produce a workforce suitable to the needs of industry, the people want none of it.
The elite often bemoan the American educational system’s failure and have been trying to fix it unsuccessfully for several decades. But if one remembers that many of America’s present, most successful entrepreneurs are college dropouts, how can the young be convinced that a college education is a worthwhile endeavor? As Bill Gates, Steve Jobs, and Mark Zuckerberg have shown, learning to write software does not require a college degree. Neither does winning the Lotto or a place on American Idol. Being drafted by the NFL may require a stint in college, but it doesn’t require a degree. All entrepreneurship requires is a new marketable idea.
Entertainment and sports, lotteries and game shows, consumer products that people have had no need for for billions of years are now the stuff of American culture. But they’re not stuff, they’re fluff; they cannot form the basis of a stable, prosperous, humane society. It is a culture governed by merely one attribute—wealth, ill gotten or not!
The human capacity for self-delusion is limitless. Americans have deluded themselves into believing that aggregate wealth, the sum total of wealth rather than how it is distributed, makes right. It matters not how it is gotten or what is done with it. Aggregate wealth is its own reward; it is even worth destroying ourselves for. And if we haven’t yet, we surely soon will.
History describes many nations that have become depraved. None that has has ever reformed itself. No beautiful boy can be counted on to come forth to undo the catastrophe of the Midas touch. Money, after all, is not one of the things human beings need to survive, and if money isn’t used to produce and distribute the things needed, human survival is impossible no matter how much aggregate wealth is accumulated.

John Kozy is a retired professor of philosophy and logic who writes on social, political, and economic issues. After serving in the U.S. Army during the Korean War, he spent 20 years as a university professor and another 20 years working as a writer. He has published a textbook in formal logic commercially, in academic journals and a small number of commercial magazines, and has written a number of guest editorials for newspapers. His on-line pieces can be found on http://www.jkozy.com/ and he can be emailed from that site’s homepage.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

PUBLICADO POR ARGENPRESS EN 12:35:00 

Navegador de artículos