AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivar en la categoría “PARAISOS FISCALES”

No estallamos por desconocimiento de la situación De obligadísima lectura


 

 

No estallamos por desconocimiento de la situación (2)

No estallamos porque todavía no somos conscientes de lo que esta pasando, se perciben síntomas, pero intuimos, más bien queremos creer, que ya hemos tocado fondo y la cosa no va a ir a más.

Sólo con conocimiento real de la situación se puede responder a la amenaza que anda agazapada y toda una caterva de intereses muestran el disimulo de que nada grave puede ocurrir: la situación está controlada.

Entonces, como es que casi uno de cada cuatro personas, que van por la calle en edad de trabajar, están en paro.

Esto ya no es desconocimiento de la situación esta ahí a la vista de todo el mundo, así y todo la gente parece como paralizada por la picada del mosquito del sueño. De cuatro millones de parados, se decía que nunca llegaríamos a cinco y los pasamos en cohete, ahora se tiene a la vista los seis millones.

Es insoportable, es del todo necesario mirar sobre la tapia, ese muro impenetrable de la información donde se cuecen las habas. España, de facto, está intervenida, desde luego no al estilo de Grecia, Portugal o Irlanda que como ficha de dominó no tienen fuerza de provocar la caída de la siguiente ficha. España e Italia se llevan por delante el sistema euro y todo bicho financiero a millas de distancia. ¿Qué hacer? A disimular toca.

Muchos se pueden preguntar que demonios puede afectar al país que estemos o no intervenidos.

Es tanto como estar en suspensión de pagos o concurso de acreedores como lo llaman ahora, la empresa España no puede atender sus compromisos de pagos ya que sus ingresos son inferiores a sus gastos, se podrá decir de otra manera pero la realidad es así.

No hay dinero, no hay liquidez para pagar a los que se presentan a cobrar.

Lo explico en un símil; en lugar que los administradores de la empresa España presenten los libros de cuentas en el Juzgado con el fin de que se nombre a un interventor judicial que toma las riendas de la actividad mercantil, a la nación española se le presenta el comisario de presupuesto (ver post anterior) para asegurarse que la recaudación fiscal de la nación sirve, sin excusa que valga, para pagar la deuda contraída.

Atentos al matiz, esto ya no es una suspensión de pagos sino un descarado privilegio de cobro.

En una suspensión de pagos judicial se pretende salvaguardar los intereses comunes, que la propia empresa continúe con la actividad y que lo más rápido posible transforme sus activos inmovilizados en líquido con el fin de pagar a sus acreedores.

Si la empresa no dispone de la suficiente liquidez y sus activos no son susceptibles de transformarse en dinero suficiente como para pagar sus deudas, entonces la sociedad mercantil esta en quiebra, algo así, más o menos es lo que le pasa a Grecia.

Así todo, estando en quiebra no puede venir un acreedor, por muy acreedor que sea y cargar un camión con los bienes de la sociedad quebrada y largarse.

El derecho, a nivel internacional, asigna una prelación de derechos de cobro e incluso los acreedores que disponen del reconocimiento de la deuda por escritura pública deben de contener su ímpetu a favor del derecho de los trabajadores.

Al sindicato del crimen poco le importa el Estado de derecho, que el país continúe generando actividad o que el derecho de las gentes del país prevalezca en un mínimo indispensable con tal de cargar el camión y llevarse hasta los muebles si hace falta.

Esto tan sólo demuestra el miedo atroz a que las fichas del dominó caigan una tras otra una vez se han dado de bruces con la realidad de una política catastrófica de manga ancha al poder económico que por su avaricia ha llevado con todo al traste.

Los lobbys les comieron la cabeza para que las sociedades que representan no pagaran impuestos y que todo fuera sostenido por la chusma, pero resulta que esas ingeniosas mentes privilegiadas no acertaron que un día se iba a desmoronar la montaña de hipotecas engañifa que sustentan unos mentirosos bonos o cédulas hipotecarias del que solo tienen el nombre, los pisos embargados a los que nadie acude a las subastas, solares que no valen nada ya que nadie piensa en construir nada, créditos imposibles de pagar y un suma y sigue para llenar páginas y más páginas.

El cabreo va por barrios, mientras unos lo veíamos venir otros, la gran mayoría, los tenían distraídos con la propaganda mediática de que todo va bien y todavía podrá ir mejor.

Mientras la irresponsabilidad de los políticos, y su comilona hasta atiborrarse en el restaurante de la glotonería, nos han llevado a esta grave crisis que afectará, en un antes y después, a un batacazo que pasará a los anales de la historia.

Lo peor no es que nos traten como imbéciles y nos engañen como tontos del culo, lo peor, e igual tienen razón, es que todavía una buena parte de la población confía en que los mismos que nos han llevado al pozo, y nos dejan tirados, van a ser los mismos que se sacrifiquen por sacarnos de el.

Que tal te parece que si esta noche al llegar a casa te percatas que te han desvalijado y se han llevado hasta los muebles de la cocina. Molesto, te sientas en el suelo y meditas que la mejor solución es que los mangantes te devuelvan lo tuyo y se entreguen a la policía

¿Es razonable? O te puedes morir esperando.

No hace falta moraleja alguna pero sino te espabilas ahí te quedas.

El próximo post, de una serie de tres, lo dedicare a la contribución de las grandes empresas del IBEX-35, incluido los bancos, a las arcas de Hacienda.

Publicado ya me dirás si te pone contento o no, pero te anticipo cabreo asegurado. Aquí, y ahora, para rematar te dejo con el feo asunto de los paraísos fiscales.

Venga al Paraíso, la cloaca del capitalismo

No hemos llegado al gran batacazo del capitalismo por casualidad, algo ha fallado y estrepitosamente.

Centenares de preguntas quedan por resolver, empecemos por la primera:

¿Para qué necesitaba el sistema capitalista los paraísos fiscales?

Quizás, una de las respuestas la podemos encontrar en los banqueros luxemburgueses que a través de la Asociación de Bancos descaradamente se pronunciaron: “El atractivo de la plaza luxemburguesa seguirá siendo importante mientras los medios que dispone la justicia sean tan débiles”.

La justicia es competencia de los Estados, y no hubo gobierno en el mundo mundial que le echara mano.

Pero hay más

¿Quién permitió que todo este desbarajuste continuara?: la opacidad era la palabra clave.

Las Islas Caimán pertenecen a la Corona Británica.

Su gobernador, así como su ministro de Justicia, es nombrado desde Londres, El Reino Unido tenía por tanto la facultad de poner fin al laissez-faire en su colonia, pero no hicieron nada al respecto.

Así mismo, desde el punto de vista financiero, el archipiélago es una dependencia norteamericana; la mayoría de los bancos offshore de las Islas Caimán están dirigidos, de hecho, desde Wall Street. Washington podía también poner fin a los trapicheos offshore. Pero nadie movió un dedo.

Lejos quedó la cuantía total de los activos acumulados en los paraísos fiscales que ascendían al PIB de los Estados Unidos, eso era sobre el papel, la realidad ¿Quién lo sabía?.

El capital depositado en las islas anglo-normandas se aproximó al PIB de Gran Bretaña.

¿Qué cuentas puede hacer el Banco Central Europeo sobre el dinero en posesión de los bancos y así establecer su ecuación monetarista?. Es evidente que se les fue de las manos.

¿Es necesario seguir?.

Desde finales del siglo XVIII, las democracias modernas se constituyeron justamente sobre los principios de la soberanía, es decir, lo opuesto a la desregulación financiera.

El sistema bancario se puso al servicio de las multinacionales tramposas sin el menor escrúpulo: los mismos circuitos, las mismas plazas financieras offshore, los mismos bancos. La cultura de la malversación adquirió título de nobleza.

El crony capitalism quedó instalado y se desarrolló a la estela de la Globalización escupiendo gérmenes letales para la democracia.

La banalización de la corrupción fue de hecho el reverso de una sociedad mercantilista en donde el dinero tendió a convertirse en el único criterio de valor y el único horizonte del individuo.

En 2008, cuando la banca mundial echo mano a las arcas públicas el presidente Nicolas Sarkozy puso el grito en el cielo: “Es necesario refundar el capitalismo”.

La noticia dio la vuelta al mundo.

Los mandatarios y gobiernos de occidente, sin mostrar signos de aprobación explicita sintonizaron de la misma actuación teatral.

De inmediato, aconsejados por sus asesores, en urgentes apariciones públicas juraron en arameo que había que tomar medidas.

Se esforzaban en manifestar que habían actuado en estricta legalidad de sus funciones, prueba de ello consistía en la uniformidad de las decisiones tomadas en todas las cancillerías europeas y por el Gobierno de los Estados Unidos.

Días después ni una sola palabra sobre la existencia de los paraísos fiscales que estaban diseñados para la ocultación de capitales que sin control ni tasa alguna habían acumulado el suficiente dinero para estrangular la economía.

Todo tiene un principio, empezó en 1932 cuando un diputado en la tribuna de la Asamblea Nacional francesa facilitó una lista con dos mil defraudadores que habían eludido al fisco colocando su dinero en el Banco Comercial de Basilea, en Suiza. Entre los procedes había tres senadores, una docena de generales, magistrados, dos obispos, directores de periódicos y grandes patronos de la industria.

Fue un escándalo, para que el suceso no volviera a repetirse nunca más, el Gobierno Suizo resolvió el asunto con una ley de secreto bancario bajo la protección del Derecho Penal.

A los bancos suizos se les legitimaba la opacidad de las cuentas de sus clientes.

Fue la manera más eficaz de proteger el dinero del fraude y de facilitar a los bancos el arma letal de la actuación impune.

Los bancos culminaron un proceso de ocultación de capitales que en un principio fue ofrecido a los clientes basado en el cerrojo que ofrecía el secreto bancario declarado bajo protección penal.

Era evidente, que el servicio ofrecido a los clientes era reversible hacia el propio banco bajo el concepto de que la caridad bien entendida empieza por uno mismo. ¿Alguien lo puede dudar?

Durante años los señores del dinero fueron tejiendo una red de circulación de capitales que debilitó la soberanía de los países. El asunto les llevo su tiempo pero ayudados por el milagro de la tecnología alcanzaron el zenit.

Los que en un principio, en los años de la posguerra, fueron paraísos fiscales, en poco tiempo, con la llegada de los ordenadores, los satélites y el desarrollo de los mercados financieros, se transformaron en paraísos bancarios.

La liberación de los mercados transformó los paraísos fiscales en paso obligado de los capitales, cualquiera que sea su origen.

Pero centrémonos en el punto de vista del ciudadano sujeto a la renta del trabajo: No tiene escapatoria, está atrapado en una fiscalidad que lo tiene pillado, asido a una declaración que se mira con lupa.

Bajo este prisma, el ciudadano de la calle, puede pensar que las rentas del capital están sujetas a un control todavía más agobiante por la cuantía del volumen que mueven. Santa inocencia, no es así.

Pero, y este si es uno de los peros malditos de este blog, a los bancos, las multinacionales, las grandes empresas y a los grandes potentados se les pone la alfombra roja para que alegremente y sin molestias puedan evacuar sus obligaciones fiscales fuera del territorio nacional mientras el país se endeuda y se recortan prestaciones sociales.

Atención, aquí esta el intringulis. Veamos lo que da de si el escaqueo fiscal, les anticipo que es una burla, una chirigota, una parodia en definitiva una estafa consentida por la clase política.

La empresa A tiene un mercado en un determinado país con una fiscalidad al uso, tiene que pagar un determinado porcentaje de sus beneficios al Erario público. ¿Cómo puede eludir esta contribución?

Pues muy fácil, vende su producción a la empresa B, que es una filial suya, evidentemente bajo mano, instalada en uno de los cientos de paraísos fiscales repartidos por todo el mundo. La venta de la producción se realiza al coste o con perdidas, por lo tanto la empresa A no tiene beneficios y no esta obligada a pagar a Hacienda.

Así de sencillo. La empresa B, la que está en el paraíso, se lleva el beneficio al vender la producción a la empresa C, también una filial de la matriz y todos contentos. Mientras tanto, lo único que se ha movido son papeles y apuntes contables y bancarios, la producción ha permanecido donde se fabricó.

Todo es una pantomima, pero esta representación teatral proporciona a la empresa A eludir su contribución al Erario público y algo más supremo; sacar de circulación sus beneficios y colocarlos en un paraíso fuera del alcance de ninguna legislación.

Indiscutiblemente, se podría explicar de una forma más rigurosa y detallada pero en esencia es así.

Para eso sirven los paraísos fiscales.

Años atrás, a esta practica evasiva, respecto a la fiscalidad, de bancos y multinacionales se fue añadiendo toda una caterva de empresas y próceres que decantó la balanza a un solo lado.

No le quedó otro remedio, a la clase política, que impulsar la fiscalidad hacia los impuestos indirectos, aquellos que pagan lo mismo los ricos como los pobres.

El consumismo lo aguantaba todo hasta que llegó un día que el paro apareció como un sarampión. La recaudación, por parte del Estado, de los impuestos del trabajo cayó en picado y encima, durante un tiempo, se tenían que aportar fondos para cubrir el desempleo.

Al incrementarse el paro descendió el consumo, a menor consumo menos puestos de trabajo. La espiral descendiente solo tenía una doctrina: reducir el gasto público en los presupuestos nacionales.

A pesar de los inconvenientes que supuso para los políticos las protestas y manifestaciones los paraísos fiscales continuaron como si la madre de todas las crisis no fuera con ellos. Todo se soportó para no contrariar a los señores del dinero.

Para acabar volvamos a la primera pregunta:

¿Para qué necesitaba el sistema capitalista los paraísos fiscales?

La respuesta no ofrece lugar a duda:

Para dejar a la ciudadanía indefensa frente al poder económico.

No hay más debate, no hay interpretación si fue primero el huevo o la gallina, sencilla y llanamente se trata de robar la soberanía de los pueblos a favor de unos pocos en plena connivencia con los políticos quienes juran en arameo que su supremo, y único, interés esta en la defensa de la nación y sus moradores.

Una mentira que se desmontó por si sola al desmoronarse el tinglado que la sostenía.

Los cientos de paraísos llegaron a la especialización, Las Bahamas, islas Caimán y las Islas Vírgenes Británicas tenían la peculiaridad que distingue a estos paraísos fiscales de otros muchos.

Su oferta es el jamón de pata negra de los paraísos fiscales. Su legislación no requiere la auditoria de cuentas a las sociedades allí domiciliadas, no es necesaria formalidad legal alguna respecto a las cuentas anuales, ni su depósito, ni siquiera la comunicación de los beneficios obtenidos; tampoco exigen las autoridades de aquellos países la identificación de administradores y accionistas.

En definitiva, la tapadera perfecta donde esconder el botín arrebatado por las buenas o por las malas a la Hacienda Pública dejando a los ciudadanos con la carga del Estado a sus espaldas.

Sorprende la paciencia infinita que demuestra la ciudadanía ante el fenómeno de los paraísos fiscales que parasitariamente succionan, sin tregua, la sabia del Estado del bienestar.

Los recortes presupuestarios llegan hasta el cierre de quirófanos con largas listas de espera y entre tanto tenemos que escuchar que se necesitan urgentemente leyes que nos pongan en nuestro sitio por despilfarradores y de vivir por en cima de nuestras posibilidades.

Tienes que mover el culo, más tarde será tarde y a estos tarados capitalistas no les importa acabar con el capitalismo y la cohesión social. Puedes estar seguro que los señores del dinero no tienen límite ni tasa.

Próximo post y último de la serie:
¿Necesitamos los partidos políticos tal como los conocemos? (y 3)

http://ataquealpoder.wordpress.com/2012/02/02/no-estallamos-por-desconocimiento-de-la-situacion-2/

Anuncios

DE Obligadísima lectura CRISIS PLANEADA, PERO… ¿ DONDE ESTA EL DINERO…?


 
CRISIS PLANEADA, DONDE ESTA EL DINERO…
 
No hay dinero, ni los estados, ni los bancos centrales, ni las comunidades autonómicas ni los ayuntamientos y por supuesto tampoco hay dinero en los exhaustos bolsillos de los ciudadanos.
 
Pero el dinero no se ha desintegrado, no ha pasado a otra dimensión… el dinero sencillamente se ha amasado en inmensas corporaciones financieras que controlan los mercados, los gobiernos, los ejércitos  y los medios de comunicación.
 
En el siguiente vídeo hablamos de las titánicas cifras que manejan estas corporaciones y los siniestros personajes que las controlan.
 
Video: “Donde está el Dinero”.

 
Comentario del Video:
 
No hay dinero, ni los estados, ni los bancos centrales, ni las comunidades autonómicas ni los ayuntamientos y por supuesto tampoco hay dinero en los exhaustos bolsillos de los ciudadanos.
 
Pero el dinero no se ha desintegrado, no ha pasado a otra dimensión… el dinero sencillamente se ha amasado en inmensas corporaciones financieras que controlan los mercados, los gobiernos, los ejércitos y los medios de comunicación.
En el siguiente vídeo hablamos de las titánicas cifras que manejan estas corporaciones y los siniestros personajes que las controlan.
 
Os animamos a visionar este revelador video.
 
Conceptos claros:
  • Comunismo = FRAUDE
  • Socialismo = FRAUDE
  • Capitalismo= FRAUDE
  • CATOLICISMO = FRAUDE
  • Judaísmo = FRAUDE
  • ISLAM = FRAUDE
Todo inventado por ellos!!!!
 
  Esto es posible simplemente porque EL DINERO NO EXISTE. Es imposible materializar los bienes equivalentes a esas monstruosas cifras. Se pueden inventar todo el dinero que quieran porque los números son infinitos. Los recursos no lo son.
Ésta es una crisis de recursos disimulada con una fachada económica. Nuestro sistema está moribundo pero quieren que pensemos que es algo pasajero.
 
¿Por qué realmente somos pobres la mayoría?
 
Clarito se explica y clarito se entiende.
 
Menos de dos (2.000) mil personas acumulan una fortuna que no puede ser sumada en ninguna computadora que tenga a la mano un proletario, una persona común de los pueblos porque, entre otras cosas, se requiere de conocimiento matemático para saber leer esa cantidad (en dólares o euros) aunque hoy día hayamos aprendido hablar y escribir sobre millardos y hasta billones.
 
¿Cuántas personas, por ejemplo y creo yo no lo sé, en el mundo saben escribir la cantidad de un trillón o cuatrillón y qué realmente significa eso en dinero en poder de menos de dos (2.000) mil personas en este mundo de más de seis mil quinientos (6.500) millones de habitantes?
 
Prestemos atención a esto: la revista Forbes se ocupa de destacar las personas más ricas en este mundo, donde la inmensa mayoría vive en miseria crítica y padece de todos los dolores sociales de nuestro tiempo.
 
En el 2007 señalaron a las mil ciento cuarenta y ocho (1.148) personas más ricas del mundo pero en 2009 se han ocupado, exclusivamente, de setecientos noventa y tres (793).
 
De Estados Unidos, siempre Estados Unidos aparece de primero v como debe ser en este tiempo de dominio imperialista en el mundo, se incluyen trescientos cincuenta y nueve ricos (359 realmente ricos), y de los veinte (20) primeros de la lista, diez (10) son estadounidenses.
 
Estados Unidos cuenta con una población de más de doscientos sesenta y cinco (265) millones de habitantes y sólo trescientas cincuenta y nueve (359) personas disfrutan y se gozan cantidades multimillonarias de dinero constante y sonante.
 
Tremendo ejemplo, como nación, de justicia social.
 
El camarada Bill Gates (el buen filántropo Gates que dona millones de dólares al Africa para luchar contra el hambre) ocupa el primer lugar desplazando a Warren Buffet (no sé si será estadounidense o inglés, pero ni haitiano ni boliviano es jamás).
 
Ojo: en el tercer lugar está un mexicano (Carlos Slim), que como todos los grandes multimillonarios del mundo tendrían que explicarle a la humanidad (especialmente a esa inmensa mayoría que vive la pobreza extrema y el dolor agónico)
 
¿cómo hicieron su gigantesca fortuna sin explotar el trabajo ajeno, sin que la propiedad sea un robo?
 
Y también de México aparece un señor llamado Joaquín Guzmán Loera, a quien tienen por uno de los más importantes capos de la droga en el mundo.
 
El narcotráfico produce billete y, por eso y no por otra cosa, el Estado estadounidense se desvive en la lucha antinarcótica debido a que no tiene posibilidad alguna de tener la supremacía en el manejo, control y comercialización de ese negocio para garantizarse una entrada extra multimillonaria. Esa es la verdad.
 
Londres, por ejemplo, cuenta con una población cerca de seis y medio (6.5) millones de personas, de la cual sólo veintiocho (28) disfrutan y gozan de cantidades multimillonarias de euros o dólares. ¿Podrá ser Londres, capital de la conservadora y monárquica Inglaterra, un ejemplo de la justicia social para el mundo?
 
Que respondan esos veintiocho (28) magnates de la economía capitalista. De España, también monárquica y con un gobierno que se dice socialista, aparecen sólo doce (12) macacoeburros del capital con una población de más de cuarenta millones (40) millones de habitantes siendo la inmensa mayoría pobre, realmente pobre.
 
De Europa, con una población que sobrepasa los setecientos treinta (730) millones, sólo ciento noventa y seis (196) se chupan fortunas incalculables, para la mente común y corriente en este mundo, de capitales que ante el juez celestial y ante los pueblos del planeta no saben explicar cómo la hicieron sin recurrir a factores leoninos de la economía. De Asia, con una población (asombroso por lo terrorífico) de más de tres mil doscientos (3.200) millones de habitantes, sólo aparecen ciento treinta (130) personas con capitales multimillonarios. ¡Qué bárbaros!, porque acaban hasta con el poquito de queso que encuentren en las mesas de los pobres.
 
De Africa, continente en vías de ser el primero en extinguirse, sólo se incluyen a cinco (5) magnates que no están en capacidad de conocer con exactitud el capital que poseen, mientras que la aplastante mayoría de una población de ochocientos (800) millones de personas vegeta y mueren de hambre y de sed. No estoy seguro, pero creo que ninguno de Oceanía aparece en la lista de los setecientos noventa y tres (793) más ricos del mundo.
 
Por nosotros desenvolvernos (como venezolanos) en América Latina, enterémonos que sólo cinco (5) magnates de esta parte geográfica del planeta son realmente poderosos e influyentes en la economía, en la política y en la ideología de los latinoamericanos, aunque en este momento se están cayendo de un coco si creen que la mayoría de nuestros pueblos les agarra línea ciega y dogmáticamente para seguir siendo esclavos, buenos esclavos y fieles esclavos del capitalismo.
 
De esos cinco (5) magnates uno (1) es venezolano: el señorGustavo Cisneros. No olvidemos que somos una población de más de veintiséis millones de habitantes.
 
Aquí viene la gran monstruosidad de este mundo:
 
si multiplicásemos setecientas noventa y tres (793) personas –magnates de la riqueza mundial- por cincuenta (50) personas para considerarlas como familias (padres, madres, hermanos y hermanas, hijos e hijas, tíos y tías, sobrinos y sobrinas),
tendríamos que treinta y nueve mil seiscientas cincuenta (39.650) personas ocupan el escalafón económico más elevado del planeta, las que mejor viven, las que mejor comen, las que mejor se divierten, seguramente las de mejor salud, las de mayor probabilidad de estudio
 
pero, quizá, las que menos duermen en paz creyendo que de un momento a otro viene una revolución proletaria y les expropia la riqueza que ellos le expropiaron a la humanidad.
 
¿Se dan cuenta por qué la mayoría del mundo es pobre, si sólo treinta y nueve mil seiscientas cincuenta personas (39.650) personas lo tienen todo, poseen demás, en exceso la riqueza económica en un planeta que marcha aceleradamente hacia los siete mil (7.000) millones de habitantes en este tiempo?
 
Un dato y es otra gran monstruosidad del capitalismo: sumando los salarios de cinco mil (5000) millones de pobres no se reúne la cantidad de la fortuna que tienen en sus manos los setecientos noventa y tres (793) magnates de la economía mundial.
 
¡Por Dios!, ¿qué mundo aguanta eternamente eso?
 
Lo expuesto es sólo una razón de la pobreza y el dolor para la mayoría y la riqueza y el privilegio para una escasísima minoría en el mundo capitalista.
 
La lucha debe ser contra las causas de esa y mucha otras razones que mantienen con vida al capitalismo y no han hecho que aún el socialismo termine por desplazarlo.
 
¡Qué hermoso será ese mundo cuando todas las personas vivientes sean inmensamente ricas en conocimiento, satisfechas todas sus necesidades materiales y espirituales, y no haya ninguna lista de poquísimos magnates de la economía del planeta!
 
EL GRAN ENGAÑO, CONFERENCIA 48
La primera parte de esta conferencia (1 hora) analiza en profundidad el papel manipulador de la mafiosa organización religiosa del Vaticano en esta prefabricada y diseñada crisis mundial.

Video: EL GRAN ENGAÑO, CONFERENCIA 48


 
Fuentes: 
 

LOS PORQUES DEL HAMBRE

#15M #spanishrevolution

#democraciarealya

#globalrevolution

#nolesvotes

sábado 22 de octubre de 2011 Publicado por Amadeo Cano Mazo en 20:02

 Los porqués del hambre

 
Vivimos en un mundo de abundancia. Hoy se produce comida para 12.000 millones de personas, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuando en el planeta habitan 7.000. Comida, hay. Entonces, ¿por qué una de cada siete personas en el mundo pasa hambre?
 
 
La emergencia alimentaria que afecta a más de 10 millones de personas en el Cuerno de África ha vuelto a poner de actualidad la fatalidad de una catástrofe que no tiene nada de natural. Sequías, inundaciones, conflictos bélicos… contribuyen a agudizar una situación de extrema vulnerabilidad alimentaria, pero no son los únicos factores que la explican.
 
 
La situación de hambruna en el Cuerno de África no es novedad. Somalia vive una situación de inseguridad alimentaria desde hace 20 años. Y, periódicamente, los medios de comunicación remueven nuestros confortables sofás y nos recuerdan el impacto dramático del hambre en el mundo. En 1984, casi un millón de personas muertas en Etiopía; en 1992, 300.000 somalíes fallecieron a causa del hambre; en 2005, casi cinco millones de personas al borde de la muerte en Malaui, por solo citar algunos casos.
 
 
El hambre no es una fatalidad inevitable que afecta a determinados países. Las causas del hambre son políticas. ¿Quiénes controlan los recursos naturales (tierra, agua, semillas) que permiten la producción de comida? ¿A quiénes benefician las políticas agrícolas y alimentarias? Hoy, los alimentos se han convertido en una mercancía y su función principal, alimentarnos, ha quedado en un segundo plano.
 
 
Se señala a la sequía, con la consiguiente pérdida de cosechas y ganado, como uno de los principales desencadenantes de la hambruna en el Cuerno de África, pero ¿cómo se explica que países como Estados Unidos o Australia, que sufren periódicamente sequías severas, no padezcan hambrunas extremas? Evidentemente, los fenómenos meteorológicos pueden agravar los problemas alimentarios, pero no bastan para explicar las causas del hambre. En lo que respecta a la producción de alimentos, el control de los recursos naturales es clave para entender quién y para qué se produce.
 
 
En muchos países del Cuerno de África, el acceso a la tierra es un bien escaso. La compra masiva de suelo fértil por parte de inversores extranjeros (agroindustria, Gobiernos, fondos especulativos…) ha provocado la expulsión de miles de campesinos de sus tierras, disminuyendo la capacidad de estos países para autoabastecerse. Así, mientras el Programa Mundial de Alimentos intenta dar de comer a millones de refugiados en Sudán, se da la paradoja de que Gobiernos extranjeros (Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Corea…) les compran tierras para producir y exportar alimentos para sus poblaciones.
 
 
Asimismo, hay que recordar que Somalia, a pesar de las sequías recurrentes, fue un país autosuficiente en la producción de alimentos hasta finales de los años setenta. Su soberanía alimentaria fue arrebatada en décadas posteriores. A partir de los años ochenta, las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para que el país pagara su deuda con el Club de París, forzaron la aplicación de un conjunto de medidas de ajuste.
 
 
En lo que se refiere a la agricultura, estas implicaron una política de liberalización comercial y apertura de sus mercados, permitiendo la entrada masiva de productos subvencionados, como el arroz y el trigo, de multinacionales agroindustriales norteamericanas y europeas, quienes empezaron a vender sus productos por debajo de su precio de coste y haciendo la competencia desleal a los productores autóctonos.
 
 
Las devaluaciones periódicas de la moneda somalí generaron también el alza del precio de los insumos y el fomento de una política de monocultivos para la exportación forzó, paulatinamente, al abandono del campo. Historias parecidas se dieron no solo en países de África, sino también en América Latina y Asia.
 
 
La subida del precio de cereales básicos es otro de los elementos señalados como detonante de las hambrunas en el Cuerno de África. En Somalia, el precio del maíz y el sorgo rojo aumentó un 106% y un 180% respectivamente en tan solo un año. En Etiopía, el coste del trigo subió un 85% con relación al año anterior.
 
 
Y en Kenia, el maíz alcanzó un valor 55% superior al de 2010. Un alza que ha convertido a estos alimentos en inaccesibles. Pero, ¿cuáles son las razones de la escalada de los precios? Varios indicios apuntan a la especulación financiera con las materias primas alimentarias como una de las causas principales.
 
 
El precio de los alimentos se determina en las Bolsas de valores, la más importante de las cuales, a nivel mundial, es la de Chicago, mientras que en Europa los alimentos se comercializan en las Bolsas de futuros de Londres, París, Ámsterdam y Fráncfort.
 
 
Pero, hoy día, la mayor parte de la compra y venta de estas mercancías no corresponde a intercambios comerciales reales. Se calcula que, en palabras de Mike Masters, del hedge fund Masters Capital Management, un 75% de la inversión financiera en el sector agrícola es de carácter especulativo. Se compran y venden materias primas con el objetivo de especular y hacer negocio, repercutiendo finalmente en un aumento del precio de la comida en el consumidor final.
 
 
Los mismos bancos, fondos de alto riesgo, compañías de seguros, que causaron la crisis de las hipotecas subprime, son quienes hoy especulan con la comida, aprovechándose de unos mercados globales profundamente desregularizados y altamente rentables.
 
 
La crisis alimentaria a escala global y la hambruna en el Cuerno de África en particular son resultado de la globalización alimentaria al servicio de los intereses privados. La cadena de producción, distribución y consumo de alimentos está en manos de unas pocas multinacionales que anteponen sus intereses particulares a las necesidades colectivas y que a lo largo de las últimas décadas han erosionado, con el apoyo de las instituciones financieras internacionales, la capacidad de los Estados del sur para decidir sobre sus políticas agrícolas y alimentarias.
 
 
Volviendo al principio, ¿por qué hay hambre en un mundo de abundancia? La producción de alimentos se ha multiplicado por tres desde los años sesenta, mientras que la población mundial tan solo se ha duplicado desde entonces.
 
 
No nos enfrentamos a un problema de producción de comida, sino a un problema de acceso. Como señalaba el relator de la ONU para el derecho a la alimentación, Olivier de Schutter, en una entrevista a EL PAÍS: “El hambre es un problema político. Es una cuestión de justicia social y políticas de redistribución”.
 
 
Si queremos acabar con el hambre en el mundo es urgente apostar por otras políticas agrícolas y alimentarias que coloquen en su centro a las personas, a sus necesidades, a aquellos que trabajan la tierra y al ecosistema. Apostar por lo que el movimiento internacional de La Vía Campesina llama la “soberanía alimentaria”, y recuperar la capacidad de decidir sobre aquello que comemos. Tomando prestado uno de los lemas más conocidos del Movimiento 15-M, es necesaria una “democracia real, ya” en la agricultura y la alimentación.
 
 
Esther Vivas, del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales de la Universidad Pompeu Fabra, es autora de Del campo al plato. Los circuitos de producción y distribución de alimentos.
Fuente maestroviejo
 
 

 

En el top 10 de la lista de la revista forbes del 2011 tenemos el “honor” de tener a uno de nuestros ciudadanos el 7º Amancio Ortega: 31.000.000.000 de dólares (Zara, España).

La deuda soberana previsible para España al final del año 2011, será de unos 960.000 de dólares, eso quiere decir que con el 3% de la fortuna de uno de nuestros ciudadanos pagaría toda la deuda soberana de España. ¿Parece increíble verdad?

La deuda de Grecia al final del año será de unos 480.000 dólares, pues tienen un ciudadano en el puesto 219º Spiro Latsis & family con 4.8 billones de dólares., pues con solo el 10% de su fortuna Grecia pagaría toda su deuda.

Pero el cachondeo de la deuda soberana viene de E.E.U.U. , se le calcula que podría superar los 15 TRILLONES de dólares, pero lo verdaderamente gracioso es que la FED, tiene el 40% de la deuda, es decir los mismos que “hacen” los billetes son los propietarios de la deuda.

Y claro con esa deuda ningún ciudadano de E.E.U.U. podría comprar ni un trocito con todo su capital, y nos están dando a Europa lecciones de economía, veremos que pasa cuando estalle su burbuja, porque hay previsiones que tendría que hacer ajustes aun más duros que los de Grecia, así que ojo.

Pero bueno volviendo al tema principal, ¿donde esta el dinero…? pues eso en el fondo del mar, yo me pregunto y es de las pocas veces que no puedo lograr responder a una de mis preguntas, ¿Como es posible que un solo hombre o mujer pueda tener tal cantidad de dinero?

Con el 10% se imaginan lo que se podría hacer en áfrica, asía, o cualquier lugar con hambre.

Y llegando aquí, también me pregunto, ¿para que quieren mas dinero?, si no tienen nada que comprar.

Y como ya no hay nada que comprar pues pagan por una obra de arte para guardar en una caja de caudales cantidades sonrojantes.

En fin que vale mas una obra de arte que salvar a millones de niños.

Pues las cosas están así, entre los 10 primeros ricos del mundo acumulan una fortuna de 396,1 BILLONES de dólares.

Tags: 
Publicado en utopia 

http://www.paisdelautopia.com/pais_utopia/338/

PARAISOS FISCALES – Corrupcion total y pobreza artificial – VIDEO

 
Alí Babá

SI ….ESOS DE LOS QUE HOY NADIE HABLA….

El ranking de los paraísos fiscales. 60 veces el PIB de España en fraudes.

Hoy me voy a limitar a dar un ranking de los paraísos fiscales para que conozcáis un poco su volumen, porque es algo estremecedor, y eso sin pensar en las consecuencias. Sólo haciendo cuentas.

A menudo hablamos de esos lugares que se utilizan para lavar dinero o para evitar pagar impuestos y en algún artículo hemos comentado incluso los métodos de que se valen las grandes multinacionales para no pagar lo que les corresponde, pero casi nunca se mencionan cifras del dinero que esa gente escaquea en realidad ni del verdadero volumen de las operaciones que se implican en este fraude fiscal. Sin ánimo de ser exhaustivo, ni de tener perfectos los datos (proceden del Banco Mundial), os paso una lista de los principales paraísos fiscales, los bancos que hay domiciliados en ellos y las empresas que se han dado de alta en su territorio:

1. Las Islas Caimán: Tiene 350.000 habitantes y un territorio de unos 700 Km cuadrados, del que buena parte son islotes deshabitados. En las islas Caimán están instalados 584 bancos y opera un total de 2200 fondos especulativos y fondos de pensiones. En total, manejan entre 500.000 millones y 2 Billones de dólares, que es tanto como el doble del PIB de España. En las Islas Caimán hay domiciliadas y en activo unas 44.000 empresas. ¿Cómo se os queda el cuerpo?

2. Islas Bahamas: No voy a ser tan detallado. Podéis buscar población y tamaño en la Wikipedia. Hay dados de alta 350 bancos y operan 58.000 empresas.

3. Islas Bermudas: Operan en las Bermudas 37 bancos y 11.000 empresas.

4. Islas Barbados:  En las islas Barbados están domiciliados 41 bancos, 362 compañías de seguros (para seguros de vida y otros métodos de los que ya hablaremos) y 3920 empresas.

5. Aruba: esta es realmente curiosa, pues tiene 70 kilómetros cuadrados de superficie y en ella operan 17 bancos y 3000 empresas.

6. Islas Vírgenes: Me pasa como en la anterior. No tengo la cifra de los bancos y es posible que no los haya, por estar sujeto a la legislación de EEUU, pero la cifra de empresas dadas de alta allí es impresionante: 30.000 nada menos.

7. Belize: De Belize no tengo la cifra de bancos domiciliados, pero sabemos que hay dados de alta en este país caribeño 11600 empresas.

Luego, volviendo los ojos hacia casa, tenemos más. No os penséis que esto de los paraísos fiscales es cosa exótica.

8. Chipre: En Chipre hay dados de alta 34 bancos y 41.000 empresas de operativa internacional. Por eso hay tanto barco por ahí con bandera chipriota (que nos pide ayuda a los demás cuando los atacan los piratas, por cierto…) , pero ya hablaremos de eso otro día.

9. Liechtenstein: Para el que haya estado, poco que añadir respecto a este país formado pro cuatro montañas en medio de los Alpes. No obstante, hay dadas de alta allí, y operando, casi 80.000 empresas de ámbito internacional.

10.  Luxemburgo: El más elegante, selecto y rancio de los paraísos fiscales: cuenta con 320 establecimientos financieros, opera 1200 fondos entre fondos de pensiones, fondos soberanos, etc, cuenta con más de 10000 holdings y grupos de empresas y con 55 bancos propios. ¡Y dentro del Euro!, ¡con un par!

De Gibraltar hablo aparte otro día, pero son casi 12.000 las empresas dadas de alta en el peñón. Y como veis, Suiza, la famosa Suiza, ni siquiera aparece…

¿Qué os ha parecido?

¿Os dais cuenta de las cantidades de dinero que quedan fuera del sistema, del poder que generan y de las ventajas competitivas que obtienen, para hacer presión y más dinero?, ¿Os dais cuenta ahora de la verdadera magnitud del problema?

Pues sólo es una parte de lo que hay.

Vis

 

Como empezaron ?:

La empresas petroleras durante los años 60 diseñaron un esquema operativo para evadir impuestos que además servía para pagar lo mínimo a los países de donde extraían el crudo.

Para evitar las consecuencias de accidentes en el transporte marítimo habían ideado el truco del país con bandera de conveniencia (Liberia, Panamá, …). Una empresa pantalla con sede en estos países fletaba el petrolero y la empresa petrolera (Standard Oil, o cualquier otra) vendía el crudo a la empresa de transportes.

Si ocurría un desastre como el del Exxon Valdez, los responsables eran compañías fantasmas sin patrimonio y por tanto inembargables. Con ello las petroleras evitaban gastos de seguro que hubieran sido enormes. El sistema era permitido por las agencias internacionales y los estados pues de esta forma el petróleo resultaba más barato.

Pero las petroleras le sacaron otra ventaja al sistema.

Vendían el crudo a estas empresas radicadas en Liberia o Panamá a un precio muy bajo con lo que Arabia o Kuwait no podrían exigir demasiado dado el corto margen de beneficio que registraban las empresas extractoras. Ahora bien, la empresa naviera de conveniencia vendía muy caro el crudo a las refinerías situadas en los países industriales, con el resultado de que Standard Oil y las demás petroleras no obtenían beneficio alguno en su país de origen y por tanto no pagaban impuestos.

Este sistema evidentemente requería que las autoridades gubernativas hicieran la vista gorda, lo cual se conseguía a base de fuertes dosis de lobbying y también por la nula presión de una sociedad cada vez más petróleo-dependiente.

Pronto surgieron imitadores entre las multinacionales mineras que establecieron esquemas parecidos. Finalmente, tras la proliferación de los paraísos offshore, el sistema de precios de transferencia se generaría a todos los sectores operados por las multinacionales con lo que los ingresos de los estados dependen única y exclusivamente de los impuestos al consumo y de la renta de los asalariados sin asesores fiscales.ParaisosFiscales from AttacTV on Vimeo.

El 77% de las multinacionales sigue estrategias de precio de transferencia para evadir impuestos. El 68% de ellas declaraba integrar esta estrategia desde la fase de concepción de sus productos.

b) El mercado de eurodólares

Para que los modernos centros financieros offshore entraran en escena hacía falta la aparición previa de un andamiaje institucional que permitiera mantener cuentas “privadas” en dólares fuera de EEUU y fuera de las regulaciones financieras de EEUU.

A esto se le llama: cuentas numeradas bajo secreto bancario.

El mercado de eurodólares apareció durante la guerra fría. A finales de los 50 la URSS necesitaba mantener cuentas en dólares para sus operaciones comerciales con el resto del mundo pero temía tenerlas en cuentas de bancos situados dentro de EEUU sometidas a posibles represalias (como las que sufrieron las cuentas iranianas tras la caída del Sha) .

Los bancos ingleses, ávidos de las suculentas comisiones a deducir, se prestaron al negocio abriendo cuentas denominadas en dólares fuera del alcance de las regulaciones norteamericanas, en sucursales creadas especialmente para ello. Había nacido el mercado de eurodólares.

Los mismos bancos norteamericanos establecieron sucursales con cuentas secretas numeradas en Londres y en otros centros financieros para no dejar escapar el negocio.

El caso del Citibank evadiendo beneficios a Nassau ha sido estudiado por Lucy Komisar. En 1961 el Citibank se convirtió en el primer negociador de “certificados de depósitos en euro-dólares negociables”, el uso de los cuales servía para evadir impuestos norteamericanos, regulaciones sobre reservas mínimas, etc. y en 1969 abrió una sucursal en las Islas del Canal que se convertiría en una meca para los fondos de las grandes fortunas europeas.

La ventaja de estas sucursales offshore era que los depósitos en dólares acumulados quedaban al margen de las regulaciones monetarias. No requerían crear reservas legales adicionales en su casa matriz y podían prestarse a tipos de interés al margen del sistema de la RF.

Cuando las autoridades monetarias norteamericanas establecieron medidas restrictivas para corregir el déficit de su Balanza de Pagos a causa de la guerra del Vietnam, los grandes bancos norteamericanos disponían de dólares no sometidos a estas regulaciones que pudieron prestar a las muntinacionales norteamericanas que querían evitar aquellas restricciones.

c) Hacia la proliferación. EEUU hace la competencia a Suiza.Las sucursales offshore de la banca norteamericana.

El gobierno británico, necesitado de entradas de capital para mantener la paridad de la Libra no dudó en apoyar el mercado de eurodólares (en este caso euro-libras) , y animó a la creación de paraísos fiscales en algunas de las islas del Canal de la Mancha y del Mar del Norte para atraer hacia su moneda los flujos crecientes de capitales de las mafias, narcos, dictadores cleptócratas y demás culos de mal asiento.

Pero fueron finalmente las mismas autoridades norteamericanas las que promocionaron el andamiaje institucional que llevaría a la proliferación de paraísos offshore. Los déficits de la Balanza de Pagos ponían en manos extranjeras dólares que podían ser utilizados para comprar activos estratégicos norteamericanos.

Para contrarrestar estos déficits había que atraer capitales a las sucursales de los bancos americanos en el exterior sustituyendo el incentivo de subir los tipos de interés norteamericanos a cambio de otro tipo de incentivos: la privacidad, el secreto y la ocultación fiscal.

De la misma manera que el franco suizo se revalorizaba por momentos, el $ americano se reforzaría a base de inyecciones de oscuros capitales foráneos en busca de “privacidad“. Fueron el mismo departamento de Estado y el Tesoro norteamericanos los que incitaron a los bancos de EEUU a establecer sucursales con cuentas numeradas y secreto bancario en el exterior para atraer los dólares de origen inconfesable.
¡ Cóbranos impuestos si puedes ! from AttacTV on Vimeo.

Entre otras cosas conseguían que parte de los impuestos evadidos permanecieran en casa. Se trataba de poner los servicios bancarios USA a la disposición de dictadores, traficantes, criminales e incluso adversarios de la guerra fría. Chase Manhatan y demás respondieron levantando una red de centros offshore con el propósito de convertir América en otra Suiza a todos los efectos.

Dado este apoyo institucional, las grandes firmas auditoras y los bufetes financieros se lanzaron a asesorar a las corporaciones y ricos clientes sobre como crear cuentas bancarias en bancos offshore en nombre de sociedades de papel. La sociedad papel sería la propietaria de los inmuebles, terrenos o acciones que los ricos tiene en EEUU.

Las plusvalías de capital obtenidas de su venta sólo pagarían los impuestos vigentes en el paraíso fiscal, es decir, nada.

En pocos años el planeta se fue poblando de diminutos “anti-estados” donde la riqueza de de las naciones es succionada con cada vez más potentes y sofisticadas formas de bombeo.

Durante décadas ha sido su existencia la que ha generado un competición suicida entre jurisdicciones reguladoras e impositivas que ha llevado a la mayoría de gobiernos a recortar impuestos al capital y ofrecerle apetitosos recortes regulatorios.

La laxa regulación “offshore” ha creado un contagio sistémico, envenenando las regulaciones “onshore”.

La podredumbre se ha ido extendiendo desde lugares como las islas Caimán hacia lugares como Luxemburgo o Irlanda. En EEUU, un estado de la unión, Delaware, ofrece las mismas “ventajas” fiscales y regulatorias que cualquier isla tropical.

Este debería ser el último paraíso fiscal del planeta

Según un informe de Justice Network (para 2005), las fortunas privadas en paraísos fiscales sumaban la cifra de 11.5 billones de $ que generarían una renta anual de 0.86 billones de $ libre de impuestos. Si estos impuestos se contabilizaran sumarían una enorme cantidad que seguramente mejoraria la calidad de vida de los habitantes del planeta de forma sustancial.

Esto se ha traducido en una regresión fiscal creciente a medida que los gobiernos se ven constreñidos por un lado a recaudar impuestos indirectos, recayendo la carga fiscal casi exclusivamente sobre los no ricos, y por otro a postergar la inversión en infraestructuras y el gasto social redistributivo.

La evasión fiscal corrompe el buen funcionamiento de un sistema impositivo y distorsiona el funcionamiento de la economía puesto que castiga el comportamiento ético y premia la corrupción y la trampa, socabando el principio de solidaridad y la integridad del sistema democrático.

d) La proliferación. Los fondos de inversión soberanos y la crisis Argentina

A principios de los 90 de la mano de la gran banca norteamericana se crearon fondos de inversión especializados en deuda pública a corto plazo de “países emergentes” denominada en dólares (Estos “Fondos Soberanos” eran distintos de lo que actualmente se conoce como tal).

Estos fondos podían generar altísimos rendimientos si tenemos en cuenta que los bonos argentinos o brasileños, con ratings por los suelos, rendían un 45% de interés anual. Después de la insolvencia de México en 1982 pocos se arriesgaban a adquirirlos.

Los clepto-gobiernos argentino, brasileño o mexicano, promotores de reformas y normativas que facilitaban y promovían las fugas de capitales, fuga que dejaba exhausta la hacienda de dichos estados, se endeudaban alegremente a corto plazo a niveles inverosímiles.

Pues bien, fueron esos capitales fugados los que asesorados por Merrill Lynch desde sus oficinas en Buenos Aires, entraron en estos fondos de inversión soberanos (los demagogos argentinos les llamaban Yankee Funds) para lucrarse con los altos rendimientos mientras operaban con la seguridad de que sus compinches y parentela operaban desde el interior para que sus gobiernos arremetieran con todo para pagar la deuda externa.

Es decir, la oligarquía argentina estaba reciclando su propio capital dolarizado evadido de vuelta a Argentina vía los enclaves offshore. Los “Yankee Funds” era en ralidad “argentino Funds”.

El esquema se repitió con la Rusia de Yeltsin en la que los “inversores extranjeros” suelen ser rusos con una cuenta offshore operando desde Chipre, Suiza o Liechtenstein, asociado a una firma americana para camuflar la jugada.

A partir de mediados de los 90, con la dolarización de la economía argentina (imitando a Panamá y Liberia) parecía que se había descubierto el mecanismo para impedir las bancarrotas estatales y ello animó a los inversores.

El gobierno argentino emitió enormes cantidades de bonos en dólares para financiar sus déficits fiscales que se colocaron a tipos del 10% dada la disminución del riesgo país.

Los oligarcas y demás evasores de capitales argentinos, que habían adquirido sus bonos a precios de saldo hacía pocos años pudieron venderlos a 4 o 5 veces su antiguo valor, ahora que eran considerados seguros.

Era el boom de los 90, el de la euforia financiera que no veía riesgo en ninguna operación. Los Fondos de inversión proliferaron como setas y con ellos los paraísos fiscales ligados a sus operaciones. Los paraísos fiscales reciclaban los dólares de la mafia, el narcotráfico, la cleptocracia rusa, de Pinochet y congéneres, de los impuestos evadidos, … para prestarlos a los países emergentes.

Se trataba de una pirámide de deuda que al final colapsó en el 2001 dejando entre otros cadáveres el de Argentina.

…Y con el vino el “corralito”…

El Citibank colaboró eficientemente en la evasión.

Rusia que había sufrido una evasión de capitales cercana a los 25.000 millones de $ por año desde 1990 recibió un préstamo del FMI en agosto de 1997 para evitar la bancarrota.

El préstamo en cuestión desapareció en un entramado offshore a partir de un desconocido banco ubicado en las islas británicas del Canal, de donde pasó a Chipre, luego a Suiza y finalmente a EEUU. De oca a oca y tiro por que me toca.

En el 2000, la GAO (U.S. General Accounting Office) informó que el Citigroup desde 1991 a 2000 había permitido que más de 800 millones de $ de fondos rusos sospechosos circularan por 136 cuentas abiertas a compañías creadas por rusos en Delaware.

La mayoría de los depósitos fueron inmediatamente transferidos a paraísos fiscales.

Muchos de los préstamos del FMI a países africanos o latinoamericanos han sido completamente absorbidos por la evasión de capitales hacia los centros offshore.

¿Como funciona un paraíso fiscal?

Los paraísos fiscales constituyen un entorno especialmente diseñado para depositar, guardar, invertir o recuperar el botín mal ganado o evadido por los CEOs, dictadores, narcos, traficantes de órganos, … Gozan de un servicio sofisticado de asesorías, bufetes fiscales, empresas auditoras, y por supuesto de sucursales de la banca “legal” especializadas en este tipo de operaciones.


Pagar impuestos es una cuestión voluntaria para las empresas y los ricos

La capacidad de evasión es total. Las ganancias obtenidas de ventas inmobiliarias o en operaciones con acciones, de herencias y legados… cualquier tipo de ganancia se pude atribuir a las filiales trusts o fundaciones ubicadas en los centros ofshore de forma que hoy día pagar impuestos es una cuestión voluntaria para las empresas y los ricos y todo el peso de la recaudación de los estados se hace vía el IVA o el IRPF de los que no saben evadir.

Para la vuelta a circulación legal gozan de la inestimable colaboración de las cámaras bancarias de compensación (Clearstream, Euroclear) que filtran la suciedad de las operaciones, y permiten depositar en cuentas listas para gastar, el dinero libre de impurezas.

Las grandes corporaciones por su lado buscan toda una serie de ventajas: evitar el control de cambios del propio país o eludir la convertibilidad de la moneda. Otras veces, lo que se pretende es centralizar la gestión financiera de las sociedades (Enron).

La libertad absoluta para los movimientos de capitales a nivel mundial, y la comunicación electrónica, permiten que las operaciones se realicen desde cualquier oficina de un banco o de una corporación. El aislamiento de Liechtenstein en los Alpes, sin aeropuerto ni estación de ferrocarril, no es obstáculo a su operativa.

Las transacciones son simples apuntes electrónicos entre las diferentes entidades. El “papel”, los títulos de valores o los documentos quedan depositados en origen y el registro “notarial” en las cámaras de compensación y liquidación como Clearstream.


¿Se podrían controlar los manejos de los paraísos fiscales?

En realidad, si existiera la voluntad política para ello, el control de los movimientos de capital es técnicamente es muy sencillo.

Actualmente el 99% de las transacciones monetarias y de valores (acciones, títulos …) son registros electrónicos que finalizada la jornada implican saldos a favor o en contra del propietario. Estos ajustes de moneda y de títulos se realizan dentro de dos o tres empresas de clearing internacional(cámaras de compensación) CLEARSTREAM en Luxemburgo y EUROCLEAR en Bélgica.

Estas empresas guardan un registro de todas y cada una de las operaciones que se efectúan y, en contra de lo que suele creerse, la gran mayoría de las transacciones en fondos criminales también pasan por estos registros, es decir, por el sistema financiero oficial.

Así pues el sistema financiero ha simplificado sus procesos de tal forma que funciona con unos mecanismos simples y poco numerosos.

Pero por otro lado, y al amparo de la desregulación iniciada por R.Reagan y M.Thatcher en los 80, una compleja maraña de estructuras jurídicas relacionada con los nuevos “productos” financieros, las sociedades fiduciarias y los paraísos offshore, han convertido el mercado financiero en un panorama opaco en el que navegar sin preocuparse por las obligaciones legales vigentes en los países de origen.

El paraíso fiscal de Londres

Si además tenemos en cuenta que el principal valedor del sistema de paraísos fiscales es la plaza financiera de Londres con imposición débil o nula para los no residentes (200.000 no residentes están exentos de impuestos: financieros de la City, futbolistas, cantantes, … ), secreto bancario, secreto profesional, procedimiento de registro simplificado, libertad total de movimiento de capitales, apoyo de una sólida estructura financiera, buena imagen de marca y una densa red de acuerdos bilaterales con otros paraísos fiscales, no cave duda de que los paraísos fiscales son consustanciales al sistema en su actual andadura.

Por lo visto hace falta que un alto cargo de Clearstream sea despedido para que nos enteremos de las operaciones del Banco Ambrosiano, del Banco Menatep y las mafias rusas, de las comisiones para ventas de fragatas o de las operaciones ilícitas de la CIA en Irán; o que alguien saque un DVD de Liechtenstein con datos sobre miles de millones de euros evadidos de Alemania, Italia, EEUU o España.
Denis Robert desenmascaró el tinglado:

Todas las transacciones financieras están registradas y esta información es centralizada y almacenada en grandes estaciones de clasificación de las finanzas. Clearstream, Euroclear y Swift con sucursales y clientes en todo el mundo, se han convertido, gracias al microchip y el progreso de la tecnología de la información, en las herramientas esenciales de la mundialización.
Son los administradores del tráfico en la aldea global, las empresas de transporte de capitalismo financiero, son sus cajas registradoras sus torres de control. Todos los bancos del planeta y las empresas multinacionales están permanentemente conectados a sus redes y las usan para moverse, comprar, vender, engañar, robar, ocultar y desaparecer. Swift graba y transmite las órdenes de transferencia de banco a banco. Estás en Italia de turista y alquilas un automóvil. Al utilizar tu tarjeta de crédito, la transacción se transmite por la red SWIFT que carga tu cuenta y abona en la cuenta de la compañía de alquiler.

Clearstream y Euroclear, por su parte, organizan el comercio transfronterizo de acciones y bonos, garantizan la solvencia de los clientes, compensan los intercambios, efectúan transferencias en efectivo para saldar operaciones y actúan como depositarios de buena parte de los títulos.”

Las responsabilidades la la Comisión Europea

La Comisión Europea mira hacia otro lado. La constitución que nos colaron con referéndum y que están colando ahora sin, abunda en más y más desregulación para los capitales mientras Luxemburgo (Clearstream) y Bélgica (Euroclear) se han convertido en las centrifugadoras del lavado del dinero sucio del mundo.

Alemania, tras el escándalo de evasión fiscal masiva, puede exigir medidas, pero que se lleguen a aprobar es imposible, porque en cuestiones fiscales, según el Tratado de Lisboa, se necesita el consentimiento de todos los 27 Estados miembros de la UE y La directiva fiscal de la UE de 2005 en vigor sobre la protección del secreto bancario es de una laxitud conmovedora. (La directiva es como “un queso suizo, lleno de agujeros”, dicen expertos fiscales.)

El 28 de febrero, según la Vanguardia, tras el estallido del caso Liechtenstein, la Comisión criticaba las medidas de España contra la evasión de capitales – libre circulación de capitales dixit- a Liechtenstein y recomendaba “evitar medidas desproporcionadas” en la investigación de la evasión fiscal.

Las reglas de la directiva fiscal del 2005 rigen por ejemplo para intereses, pero no para dividendos. Además se aplican a personas físicas, pero no a fundaciones, a una de las cuales recurrió por ejemplo Klaus Zumwinkel, presidente del directorio del grupo Deutsche Post en su recientemente descubierto fraude fiscal a gran escala. Los paraísos fiscales se adaptaron rápidamente a la suave directiva. Las fundaciones (stieftung) en Liechtenstein pasan ya de 50.000 en un país de 33.000 habitantes.

Lo poco dispuesta que está la Comisión para la tarea lo demuestra que acaba de aprobar una reforma del plan general de contabilidad de la UE para uniformizar – globalización impone – el sistema de valoración contable de los activos según el opaco modelo ultraliberal norteamericano.

El principado de Liechtenstein tiene más del doble de empresas que de ciudadanos. 35.000 personas y 80.000 firmas, muchas de las cuales reportan como domicilio un apartado postal. El derecho local permite la constitución de fundaciones con fines privados. Es decir tu vas con tu maletín lleno a un bufete y te montan tu fundación. El impuesto sobre estos capitales es irrisorio: 0,1 por ciento a capitales menores a dos millones de francos; si tal cantidad es aumentada, la tasa se rebaja a 0,075 por ciento y si el monto rebasa los 10 millones de francos, la carga fiscal casi desaparece: queda en 0,005 por ciento.

Un español encarga a LGT Group la creación de una fundación. Un despacho español hará de agente mediador. LGT de Liechtenstein colocará a sus empleados en los patronatos de las fundaciones y para que las transferencias no dejen rastro, LGT Group facilita sociedades interpuestas, Special Purpose Vehicles.

¿Cómo se lava el dinero?:

Se realizan una serie de operaciones sucesivas: colocación, apilado, integración y un centrifugado entre cada una de ellas.

1. La colocación, o prelavado, consiste en trasladar dinero líquido y divisas del lugar de adquisición hacia los establecimientos financieros de diferentes plazas, repartidos sobre una multiplicidad de cuentas.

Esta operación no requiere maletas llenas de billetes, los banco ayudan a sacar los fondos hacia los paraísos fiscales. La evasión a Liechtenstein se hace, según Eduard Güroff, fiscal antifraude aleman, mediante simples transferencias. “Un banco, por ejemplo, junta en una cuenta 10 millones de euros de varios clientes en Alemania y los manda a Liechtenstein como si fueran propios, sin nombres. Meses después, envía una nota aclarando de quién es cada parte. El banco de Liechtenstein crea entonces una fundación numerada para cada cliente. Como sólo el banco y el cliente saben de quién es la fundación, el sistema es fácil, limpio y opaco al fisco“.

2. El apilado, o mezcla, que hace imposible rebobinar el hilo hasta la fuente de los provechos ilícitos: multiplicación de transferencias de una cuenta a otra, en diversas entidades bancarias situadas en paraísos fiscales, …. y reconversión de los fondos en títulos e inversiones canalizadas hacia varios mercados financieros, utilizando las cámaras de compensación como Clearstream en Luxemburgo o EUROCLEAR en Bruselas.

3. Integración: Por fin, última etapa, y utilizando de nuevo a Clearstream o Euroclear, la integración y reaparición legal de los capitales blanqueados, reagrupados en cuentas bancarias visibles, y preparados para ser usados de forma totalmente legal.

Es decir, las empresas de compensación actúan de centrifugadora durante todo el proceso de lavado para ir eliminando en distintas fases la “suciedad” del dinero mal ganado.

Las mismas técnicas y los mismos circuitos sirven también para la gestión secreta de las fortunas de los gobernantes corruptos, el dinero de la droga, el dinero negro del deporte o del mundo del espectáculo; el fraude fiscal; la evasión (fiscal) de los beneficios de las multinacionales hacia sus filiales offshore; la financiación ilegal de los partidos políticos; el pago de comisiones ilegales sobre contratos gubernamentales; el dinero de la mafia, del negocio de trata de blancas, el del comercio de órganos, ….

Los servicios financieros de los paraísos fiscales

El paraíso fiscal que quiera atraer a este submundo ofrece una gama de turbios servicios “financieros” apropiados:

Parcelas en “parques” tecnológicos con equipo y logística perfectos, en particular en medios electrónico-informáticos de comunicación que permiten el acceso libre, en tiempo real, a todos los mercados mundiales, y correspondencia asegurada con las grandes redes bancarias, generalmente representadas en el mismo lugar. Así, el Gobierno español hubo de conceder unas 100,000 líneas de teléfono fijo a Gibraltar en 2002 para que pudiera reconvertirse en un paraíso fiscal competitivo al servicio de las inmobiliarias y mafias de la Costa del Sol.

Facilidades para atraer a una masa de abogados, economistas, financieros, brokers, contables, auditores, asesores fiscales, … sin escrúpulos para ofrecer asistencia, peritaje, arbitraje, gestión local jurídica y contable a los clientes.

Seguridad y estabilidad política; débil (o nula) represión de la criminalidad financiera, y débil (o nula) la cooperación internacional.

Secreto bancario contra toda investigación criminal, ausencia de control de cambio, derecho a constituir cualquier forma de sociedad, real o ficticia, con anonimato garantizado para los partícipes; exoneración fiscal o imposición simbólica.
Paraísos fiscales virtuales

El boom que han registrado países-paraíso como Luxemburgo, Liechtenstein, Andorra, Panamá, etc. ha llevado a una verdadera proliferación de este tipo de tinglados. Lo más avanzado en este campo son los paraísos fiscales ubicados en países virtuales como The Dominion de Melchizedek o el Reino de Enenkio, que alegan estar situados en atolones de la Micronesia, pero que gracias a sus operaciones online “trabajan” con la misma eficacia o más que la de sus congéneres materiales, en un mundo donde la virtualidad es un valor en alza.

El partenariado mafia – gobiernos – multinacionales

Todo esto no es un secreto. No se trata de algo marginal. Lo que para el capitalismo liberal de los 80 era un “desliz necesario” que lubrificaba el funcionamiento del sistema capitalista, se ha convertido en una degeneración monstruosa que determina el funcionamiento actual del sistema.

Las mafias participan plenamente en el sistema bajo la connivencia de las multinacionales en busca de contratos suculentos y el lesser faire de los gobiernos en deuda con los que financiaron su elección. Las mafias contribuyen rompiendo huelgas, encuadrando obreros e infiltrando los sindicatos, doblegando gobiernos, eliminando jueces, contables, insiders o periodistas con excesivo olfato. El dinero de la mafia es un activo muy rentable en manos de los bancos “legales” con el cual financiar a gobiernos y operaciones de las multinacionales.

Las multinacionales eludiendo impuestos, evadiendo beneficios, deshaciéndose de residuos tóxicos, robando a los accionistas de a pie con información privilegiada, obteniendo contratos a base de comisiones, …

Los gobiernos y los organismos supranacionales (Comisión Europea) en contrapartida, reducen las reglamentaciones, retardan indefinidamente las pesquisas, relajan o suprimen los controles sobre los movimientos de esos capitales, emiten normas cada vez más “flexibles” de contabilidad, hacen la vista gorda frente a paraísos fiscales instalados en sus mismas narices.

(no hace falta ir a las islas Caimán. Las islas del Canal, Luxemburgo, Gibraltar, Andorra, Lichtenstein, … constituyen “departamentos” consustanciales al funcionamiento de la actual Unión Europea.)

Ante las críticas por doquier el G7 creó en el 2000 el Grupo de Acción Financiera contra el blanqueo (GAFI) que en la práctica resultó un verdadero gafe, otorgando, tras estudios y evaluaciones diversas, la homologación de “centros financieros respetables” a verdaderas islas de la Tortuga como Islas Caimán, Jersey, … Posteriormente la OCDE se sumó al proceso de blanqueamiento de centros offshore de forma que en 2004 sólo Andorra, Liberia, Liechtenstein y las Islas Marshall eran “paraísos fiscales”. El resto al parecer eran verdaderos hijos pródigos que volvían al redil de la legalidad.

La banca española y los paraísos fiscales

El Grupo de Acción Financiera Internacional denunció en 2006 que la legislación española no establece prohibición alguna para mantener relaciones comerciales con las sociedades- pantalla. Tampoco el Gobierno español cuenta con una estimación sobre las sociedades que sirven de pantalla a las empresas españolas en paraísos fiscales. ¿Para qué?

Si el dinero (a quien importa como fue ganado) está en Barbudas, Bahamas o Caimán, los bancos van detrás. El Santander (SCH) tiene más de un centenar de sociedades “consolidadas” (sus contabilidades se agregan a la contabilidad de la matriz) radicadas en paraísos fiscales y puede vanagloriarse de haber gestionado los fondos de la familia Pinochet durante sus días más amargos a través del Coutts USA Internacional, propiedad de SCH.

Grandes empresas como Telefónica han instalado sociedades holding en las Islas Vírgenes Británicas. Santander y BBVA, cuentan con firmas de gestión de fondos de inversión en Bahamas, Jersey, Isla de Man, Islas Caimán, Islas Vírgenes o Antillas Holandesas.

La Caixa, el Banco Popular, el Sabadell-Atlántico, … todos tienen su sección de sociedades offshore, la competencia impone.

En la actualidad el BBVA controla el segundo banco de Colombia y el primero de México y ocupa los primeros puestos en otros 14 países de la región, donde es el primer grupo en seguros y planes de pensiones. Es, a decir de muchos, una de las labadoras más eficientes del narcotráfico americano.

En 2002 la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción españolas investigó oscuras transacciones ligadas a la Expo 92 de Sevilla que les conducirían al BBV Privanza y a una basta trama internacional: Colombia, Puerto Rico, Panamá, islas de Jersey , Gran Caimán, Suiza, México (Probursa), Perú (Continental), Venezuela (Provincial), los Estados Unidos (Bank of New York), e incluso derivaciones menos documentadas hacia Chile y Cuba. En total una red en 13 países. En 2007 el fallo del tribunal declaró la nulidad de las actuaciones y archivó caso dada la “inexistencia de perjudicados”.

El BBV operaba una “caja B”, abierta en 1987 en Jersey y ampliada en 1991 en Liechtenstein, con 224 millones de euros buena parte de ellos invertidos en 22 fondos de pensiones a nombre de ex consejeros del BBV, pertenecientes a la élite económica del país, entre quienes se incluía al entonces presidente, Emilio Ybarra. Los CEOs del banco buscaban libertad de acción al margen de los accionistas para concederse pensiones exorbitantes. Al final también se archivó el caso.

En mayo 2007 la revista Capital señalaba una lista de 27 sociedades del BBVA con sede en conocidos paraísos fiscales como Jersey o las Islas Caimán, o países como Luxemburgo o Suiza.

Caja España, como el resto de entidades financieras exhibe su propia empresa ‘Caja España de Inversiones Finance Limited”, con domicilio social en las oficinas de Maples And Calder, Abogados, en la Islas Caiman (Ugland House, South Church Street, P.O. Box 309).

Muchas SICAVs (Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable) españolas, se encuentran domiciliadas en Luxemburgo.

Se trata de fondos de inversión para que los ricos que no quieren pagar impuestos, no tengan que “expatriar” sus capitales. Aquí, en España (en un banco español) , en una SICAV a medida, se pueden evadir legalmente todos los impuestos.

Las Sicav son sociedades por acciones y actúan como cualquier sociedad anónima, siendo su teórico campo de actividad la inversión colectiva.

Se trata de esquemas ofrecidos por los bancos y cajas a los ricos para colocar sus capitales y evadir impuestos.

Para mantener la falacia de que se trata de una sociedad de inversión “colectiva” la creación de una Sicav requiere legalmente un mínimo de 100 partícipes y un capital mínimo de 2.400.000 €. Son los mismos bancos los que organizan el fraude proporcionando los 99 accionistas que faltan, El truco se basa en poner en contacto a diferentes clientes con los mismos intereses según el esquema: “yo te ayudo a ti a montar tu sociedad, y tú me ayudas a mí a montar la mía”. De los 2,4 millones basta con dedicar unos miles para participar como accionista de las Sicav “amigas”.

La autorización de una Sicav corresponde a la CNMV que suele hacer la vista gorda ante tales manejos. Los beneficios obtenidos por estas sociedades tributan al 1% en el impuesto de sociedades frente al 35% al que deberían hacerlo en caso de constituir, por ejemplo, otro tipo de sociedad, como un holding.


con ideas de : http://crisiscapitalista.blogspot.com/

Celestino Olalla: Paraísos fiscales, los agujeros negros de la economía

Javier González: Paraísos fiscales, escondrijos de una cuarta parte de la riqueza mundial

Los países más corruptos del mundo: EU, Gran Bretaña y SuizaTax Justice Network


Alfredo Jalife-RahmeLa opinión pública británica ha sido seriamente sacudida en sus fundamentos mentales. A la propaganda rocambolesca sobre el montaje hollywoodense de sospechosos atentados celestiales del “Jihad terrorista”, siguió el anuncio por una tv británica del lanzamiento de un documental sobre el asesinato (ficticio, desde luego) de Bush (The Washington Post, 2-09-06).

Pero nada se asemeja a la conmoción que han producido en la cúpula de la plutocracia global los hallazgos de la excelsa entidad europea Tax Justice Network (TJN), durante la conferencia anual de la venerable Royal Geographical Society (01-09-06), que ha puesto en la picota al íntimo mecanismo criminal de la globalización financiera, el cual exploramos con antelación en nuestro libro agotado El lado oscuro de la globalización (Ed. Cadmo & Europa, 2000).
EU, Gran Bretaña y Suiza encabezan la lista de los “países más corruptos del mundo” debido al “refugio que ofrecen al dinero sucio” en paraísos fiscales, como Channel Isles y Isle of Man, según las investigaciones de TJN, que dirige Joseph Christensen, quien fustigó la laxa clasificación que compila cada año “Transparencia (sic) Internacional”, donde siempre los países africanos vienen convenientemente en los primeros lugares.

Con justa razón Joseph Christensen indicó que el índice de corrupción de Transparencia (sic) Internacional “usa una definición demasiado estrecha” que se enfoca con exclusividad a los “sobornos” y omite lo esencial:
Si la “definición fuese ampliada e incluyera otras formas de transferencias criminales de dinero y transacciones ilícitas”, entonces “Estados Unidos (EU), Gran Bretaña y Suiza, así como los otros países con paraísos fiscales, encabezarían la lista”.

La “cantidad de corrupción en los países en vías de desarrollo es de 20 mil millones de dólares al año, mientras la inclusión de las corruptas transacciones transfronterizas elevan su monto a 539 mil millones” (¡27 veces más!).

No lo dice Christensen, pero se sabe que Transparencia (sic) Internacional, financiada por la gasera mafiosa texana Enron, fue diseñada para operar baños de sauna moral y opacar la corrupción global.

Luego de demostrar en forma persuasiva la malignidad de los paraísos fiscales, Christensen se centra en Gran Bretaña, que “merece estar incluida en los altos rangos de cualquier lista de países corruptos debido a la infraestructura corrupta de sus consejeros (sic) financieros (nota: sin duda, los óptimos del planeta), quienes desvian el dinero a los paraísos fiscales”.

Acusa a Gordon Brown, encargado de las finanzas británicas, de “no cumplir su promesa de perseguir a los evasores de impuestos de las grandes corporaciones que operan a gran escala, debido a su resistencia de alterar la percepción de Gran Bretaña como una nación de bajos impuestos” y quien “en lugar de perseguir a los corruptos superricos (sic), ha colocado el peso de los impuestos en los ingresos medianos y bajos“.

Según datos de Prem Sikka, profesor de Contabilidad de la Universidad de Essex, la evasión fiscal “organizada” de las trasnacionales británicas asciende a más de 250 mil millones de dólares por año.

Esta es la “economía parasitaria” que ha impuesto la desregulada globalización financiera operada por la cleptoplutocracia de la banca israelí-anglosajona.

Christensen se fue a la yugular de la mafia rusa, vinculada conspicuamente a sus similares de la banca israelí-anglosajona: “no se puede transferir la cantidad de dinero de Rusia sin usar las redes de la banca occidental (sic) que están implicadas profundamente en el proceso”.

Finalmente (re)clamó la abolición de los paraísos fiscales, una añeja demanda de Bajo la Lupa, en lugar de las “aspirinitas” del “impuesto Tobin” diseñado para mitigar la corrupción, pero no para erradicarla.

Lo vertido sobre “EU, Gran Bretaña y Suiza” se pudiera extrapolar por ejemplo a México y a todos los países donde impera el modelo consustancialmente mafioso del neoliberalismo, cuya alma mater la constituye la evasión sin la más mínima transparencia (sic) en los paraísos fiscales, donde se traslapa el dinero inmundo de la ominosa criminalidad de las trasnacionales globales, los sanguinarios cárteles del narcotrafico, la cleptocracia gubernamental, los traficantes de todo género (desde las armas hasta la narcopederastia tan de moda en el eje Puebla-Cancún) y, más que nada, el “terrorismo islámico” (v. gr. Al-Qaeda), cuyo hilo conjunto de Ariadna lleva a las entrañas del minotauro financiero anglosajón.

Los paraísos fiscales representan los posmodernos establos de Augias de las transacciones catabólicas y diabólicas de la desregulada globalización financiera dominada por el G-7 (extensivo al G-10).

La Jornada, 03/09/06

—–
Paraísos fiscales especializados

. Andorra y Mónaco están especializados en la gestión de patrimonios de personas acaudaladas. Cuentas numeradas y secreto total.

. Las Bermudas se especializan en las operaciones de las reaseguradoras, y sobre todo las de las aseguradoras llamadas cautivas, porque prestan servicio a un grupo de empresas como filiales de la casa matriz. La laxa legislación del paraíso requiere menos reservas y las primas de seguros no son objeto de imposición.

. Las Bahamas, Liberia, Malta y antiguamente Panamá, se especializan en las banderas de conveniencia para registrar los buques petroleros, de carga de residuos tóxicos, sin controles sobre la seguridad del buque y sin normas laborales para las tripulaciones.

. Islas Caimán: Especializadas en cuentas de CEOs y sociedades pantalla. Impuestos cero. Los consejeros de las compañías allí registradas no necesitan ser residentes y sus cuentas no pueden ser auditadas. Acojen a 544 bancos con unos 420.000 millones de dólares en depósitos, y tienen

registradas más de 30.000 empresas. El depósito bancario mínimo exigido ronda los 10.000 dólares americanos y, cinco veces más, si está denominado en otro tipo de divisa. Para constituir un fondo en fideicomiso que valga la pena se requieren 250.000 dólares americanos. Las Islas Caimán son la sede del 80% de los hedge funds.

Pero en general la tendencia es a fusionar o agrupar muchos de estes servicios en centros offshore multiservicio como es el caso de Singapur que se ha convertido en la Suiza asiática.
Se ha avanzado algo en los últimos años en la transparencia de las operaciones de los bancos suizos?

Jean Ziegler:

“No ha habido ningún avance en la legislación suiza al respecto de transparencia, en los ultimos años:

Suiza sigue siendo el principal lugar de refugio y de reciclaje de los capitales en fuga de países del Tercer Mundo, de los beneficios del crimen organizado internacional y de la evasión fiscal europea.

Cuando fui elegido parlamentario, fui testigo de cómo Mobutu mataba de hambre a su pueblo y saqueaba Zaire para enviar todo ese botín a mi país.

La oligarquía financiera suiza encubre con el secreto bancario todos los crímenes del capitalismo mundial.

Frente a esta situación, la Unión Europea muestra una timidez pasmosa: acepta el mantenimiento del secreto bancario suizo y que el país rechace todas las peticiones de cooperación en materia de evasión fiscal.

El estado español, por ejemplo, pierde decenas de millones de euros en impuestos no pagados por empresas e individuos españoles que practican la evasión fiscal con destino a Suiza, con la absoluta y evidente complicidad de los bancos suizos”.

España se ha quedado sin “sus” multinacionales – un ejemplo

El Banco americano de Santander (Botin no es el dueño sino J.P. Morgan y afines) 


Durante la última década la entrada de capital estadounidense en el Banco Santander ha sido constante y creciente. Actualmente, siete grupos financieros de origen norteamericano poseen cerca del 50% de las acciones. 
Emilio Botín continúa al frente del Consejo de Administración del banco, pero ahora es más bien un testaferro de los intereses de estas grandes corporaciones.
 
En el momento actual, siete grupos financieros de origen estadounidense controlan el 45,3% de los títulos del banco: Chase Nominees Ltd. (12,51%) [1], State Street Bank (9,60) [2], EC Nominees (6,91%) [3], The Bank of New York Mellon (5,57%) [4], Capital Research and Management Company (4,87%) [5], Blackrock Investment (4,78%) [6] y Fidelity Internacional (1,06%) [7]. También hay grupos europeos con participaciones significativas, como BNP Paribas (3,18%) y Credit Suisse (2,87). El resto de los accionistas está muy disperso para tomarlos en consideración y el sindicado de acciones de la familia Botín apenas llega a un exiguo 1,7% del total de los valores del banco.

                           Ya sabes ahora lo que es privatizar 

Los paraísos fiscales: el agujero negro de la economía mundial


Los paraísos fiscales: el agujero negro de la economía mundial

En plena crisis de la deuda y bajo la amenaza constante de los recortes presupuestarios en educación, sanidad, desempleo, jubilaciones etc. por una lado, y la presión de la patronal para precarizar las relaciones laborales por otro, asistimos con indignación, asco y rabia a la inactividad de los gobiernos frente a una de las mayores lacras de la economía: la evasión de capitales hacia paraísos fiscales, precisamente por parte de esas empresas que reclaman constantes reformas del mercado laboral a su favor.
La gente tiene que saber que nos están robando descaradamente. Los paraísos fiscales constituyen un auténtico agujero negro en el cual se produce un transvase del capital de la economía productiva a las cuentas bancarias opacas de las grandes multinacionales y fortunas particulares.
Es difícil digerir las declaraciones de los políticos cuando nos reclaman austeridad para hacer frente a la deuda, mientras se evaden beneficios a espuertas a estos territorios sin declarar un euro a la hacienda pública.
Por no hablar de las declaraciones que a veces hay que soportar por parte de la patronal, como la de su vicepresidente Arturo Fernández cuando dice que “el café gratis para todos se tiene que acabar”.
Pues de esta trama del crimen fiscal organizado va hoy este post, que es una traducción de un ilustrativo librito-folleto que recogí en una conferencia de la anti-Cumbre del G20 sobre el tema. Cuando lo leí, me vino inmediatamente a la memoria aquello que siempre decía en sus artículos Fernando García Tola: “… es que dan ganas de agarrar la escopeta y liarse a tiros”. Os dejo con el texto, a leer con un buen anti-ácido a mano.
“Soy el dinero. Ayer, cuando me sacaban de los países pobres, le llamaban saqueo. Hoy le llaman negocio.”
“Hay un edificio en las Islas Caimán que acoge 18.000 empresas. O bien es el edificio más grande del mundo, o bien es la mayor estructura de evasión fiscal existente” Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos, 23/10/2008.
EL REINO DE LA OPACIDAD
“Las Islas Caimán, con 45.000 habitantes, constituyen la quinta plaza financiera del mundo”
“En la City londinense sólo son necesarios 45 minutos y 555 euros para crear una compañía. Sin presentar siquiera un documento de identidad”
En nuestro planeta hay un total de 192 estados. Podemos contar al menos 60 estados o territorios considerados como paraísos fiscales. Es decir, 3 veces más que hace 40 años. Más del 50% del dinero producto del comercio internacional transita por estos territorios, que acogen cerca de 11 billones de dólares en más de 2,4 millones de sociedades pantalla.
Los paraísos fiscales son el agujero negro de las finanzas internacionales. Situados en islas exóticas o en el corazón de los barrios de negocios de las grandes metrópolis, estos centros financieros se basan en una idea simple: articular una débil fiscalidad, secreto y opacidad.
En la práctica no cooperan ni con los inspectores de impuestos ni con los jueces extranjeros. Tampoco aplican las reglas de prudencia financiera. Son el reflejo de la globalización financiera: se apoyan en la economía real de otros países y viven de las prácticas dudosas de nuestras multinacionales y de las grandes fortunas.
LA MAGIA DE LAS MULTINACIONALES
“Jersey, con 120 km2 y un clima anglo-normando, es el primer exportador de plátanos a Europa”
“El 60% del comercio mundial comprende transacciones entre filiales el mismo grupo”
Los grandes beneficiarios de los paraísos fiscales son las empresas multinacionales que evaden sus beneficios y su capital: ellas generan más del 60% de la riqueza allí concentrada. ¿Cómo lo hacen?
Las sedes centrales de las multinacionales multiplican sus filiales en estos territorios y manipulan su contabilidad para hacer aparecer artificialmente sus beneficios en ellas, no estando así sujetos a impuestos.
Por lo tanto, la riqueza no se registra donde realmente ha sido creada. Lucrándose de este modo, las multinacionales operan una verdadera desconexión entre las actividades financieras y la economía real: se convierten ellas mismas en fuente de opacidad.
El fabuloso viaje del plátano mágico
Imaginemos una multinacional del plátano: Magic SA. De Guatemala al Reino Unido controla el conjunto del sector bananero. En su filial guatemalteca, Magic compra los plátanos por una miseria al pequeño productor, pero además también practica el fraude fiscal.
Sobre-factura la compra de las cajas por una de sus filiales en Guatemala para almacenar los plátanos a 1.000 euros la tonelada, lo que infla los costes de explotación, y luego infra-factura la venta de estos plátanos a 100 euros la tonelada a otra de sus filiales, reduciendo así su beneficio a la nada.
Resultado: la filial de producción en Guatemala es deficitaria y fiscalmente no imponible. Los plátanos serán posteriormente objeto de una serie de transacciones en el seno del grupo antes de la venta final, haciendo aparecer los beneficios reales en paraísos fiscales. En efecto, para cada servicio necesario para su actividad comercial, Magic ha establecido una filial especializada, registrada en el paraíso fiscal más ventajoso.
En Irlanda, los royalties de la marca, en las Bermudas la factura para la distribución, en Luxemburgo el servicio financiero, etc.
La mayoría de estas sociedades son ficticias (un simple buzón) y todo se lleva a cabo en la sede de Magic. Pero desgajando de este modo el valor de su contabilidad, el grupo puede localizar artificialmente sus beneficios en los paraísos fiscales.
Finalmente, la filial comercial británica comprará el plátano prácticamente al precio final de venta al consumidor y, con sus escasos beneficios, tampoco será fiscalmente imponible en Gran Bretaña.
EL PAPEL CLAVE DE LOS INTERMEDIARIOS FINANCIEROS
“La BNP posee 1/4 de sus filiales en paraísos fiscales, de las cuales 27 están en las Islas Caimán: menos que el Barclays que posee 168 en estas islas de 44.000 habitantes”
La organización de la opacidad reposa en la intervención de los intermediarios jurídicos y financieros: bancos, abogados mercantiles y consultoras financieras aseguran esta función tan poco gloriosa pero lucrativa.
Estos expertos poseen los conocimientos necesarios para ser los guías de la opacidad: presentes al mismo tiempo en nuestras economías y en los paraísos fiscales, sus servicios aconsejan y ponen en contacto a las empresas y a las grandes fortunas con los paraísos fiscales, que perfeccionan la opacidad de su reglamentación.
Este trabajo de optimización del sistema -constante, discreto y eficaz- es fundamental: permite a los defraudadores tomar la delantera a los desesperados gobiernos para escapar a sus mecanismos de control.
Cada uno con su paraíso
Deslocalizar la sede de la empresa en Irlanda o los Países Bajos por su fiscalidad… Desarrollar una compañía de seguros en Luxemburgo o las Bermudas, para asegurar la actividad propia… Invertir en EEUU pasando por las Islas Vírgenes o en India a través de las Islas Mauricio.
Confiar la fortuna a los bancos suizos ¡son los mejores! Gestionar un fondo de inversión: ¡en ningún sitio como en las Islas Caimán! Y para gestionar transacciones que necesiten de una mayor discreción, San Marino en Italia o Anguilla si se prefiere el Caribe.
CUANDO EL G20 PONE MALA CARA
“Según la ONG internacional Tax Justice Network, el estado de Delaware en los EEUU es el paraíso fiscal más nocivo del mundo. La City de Londres sería el quinto.”
El 2 de abril de 2009 en Londres, el G20 apuntaba en su agenda internacional la lucha contra los paraísos fiscales. La iniciativa habría podido ser histórica.
Sin embargo, fue tímida. Se podría haber castigado a los usuarios de los paraísos fiscales, pero el G20 prefirió elaborar una lista de estos territorios, con las dificultades político-diplomáticas que eso suponía.
De entrada se descartaron una veintena de paraísos que están bajo la influencia de las grandes potencias (los más importantes). En cuanto al intercambio de información fiscal impuesta a los territorios de la lista, los países del sur nunca se han podido beneficiar de ella. Resultado: simples compromisos de algunos paraísos fiscales con respecto a algunos estados poderosos.
En estas listas lo único que destaca es la ausencia de cooperación, y los jueces o la policía especializados en delitos fiscales se encuentran impotentes de cara a los territorios opacos. Además, los paraísos fiscales de la lista solo se han comprometido a cooperar con otros 12 estados, a menudo también opacos.
En resumen: la transparencia resultante de la gestión del G20 no es que vaya precisamente a revolucionar la economía financiera mundial. Sin embargo, hay al menos un signo positivo: el G20 puede controlar ahora que los escasos compromisos que se han tomado con respecto a algunos países se pongan en marcha, ¡menos mal!
SANTUARIOS PARA CRIMINALES Y CORRUPTOS
“En los paraísos fiscales el dinero robado a los países del sur que no proviene de las multinacionales (2/3), proviene de criminales y corruptos (1/3).”
Los dictadores Abacha de Nigeria, Mobutu del Zaire, Bongo de Gabón, el entorno del presidente angolés Dos Santos y el ex-presidente ruso Yeltsin, la CDU alemana de Helmut Kohl, la compañía petrolera ELF o el jefe de la policía de Perú Montesinos, han blanqueado en Liechtenstein, minúsculo país alpino, la fortuna sacada de mordidas, sobornos, tráfico de armas, cajas negras o desvío de fondos.
Viviendo sobre la cuarta reserva de petróleo de África, los 4 millones de habitantes de Congo-Brazzaville deberían ser riquísimos, sin embargo el 70% vive en la miseria. La esperanza de vida no alcanza los 50 años.
¿Por qué? Sencillamente porque el dinero del petróleo se evapora hacia paraísos fiscales, muy a menudo para el disfrute de la familia Sassou Nguesso que ocupa el poder.
Entre 2003 y 2005, faltaban 1.000 millones de dólares del presupuesto estatal: partieron en dirección Sphynx Bermuda, sociedad pantalla en las Islas Bermudas, a Likouala SA, en las Islas Vírgenes británicas, o a Anguilla…
En el otro extremo de la cadena no se rechazaba nada. Denis Chrystel, el hijo, gastaba en 2006 centenas de miles de euros en Dior, Louis Vuitton, todo transferido a su cuenta en Hong Kong que era alimentada por una sociedad pantalla en las Antillas…
La familia está encausada en un tribunal de Paris: difícil de explicar que sólo con sus sueldos hayan podido financiar sus 18 bienes inmobiliarios identificados en Francia por la policía, sin hablar de las 112 cuentas bancarias.
Los paraísos fiscales sólo están al servicio de las multinacionales y son un refugio ideal para los maleantes de toda especie.
Las redes del crimen organizado encuentran aquí los medios para blanquear el dinero de la droga, de las armas y de la trata de seres humanos. Los corruptos almacenan sus comisiones y sobornos.
Pero el vicio es todavía más profundo: saqueando a los países en desarrollo sus ingresos presupuestarios, los paraísos fiscales impiden cualquier política seria de establecimiento de un estado de derecho. Por esta razón, mantienen a las poblaciones vulnerables en el tormento de la corrupción, verdadera plaga de la economía y la política.
De hecho, esto produce más candidatos a depositar en su territorio sus beneficios indecentes.
EL CANCER DE LOS PAISES EN DESARROLLO
“Cada año la fuga ilícita de capitales de los países del sur (de 600 a 800 mil millones de euros) suma unas 10 veces el total de la ayuda pública al desarrollo transferida por los países industrializados”
Las potencias del G8 (menos del 15% de la población mundial) disponen de la mitad de la riqueza económica de la tierra y cada año los flujos financieros más importantes circulan del Sur hacia el Norte. Los países del Sur disponen de la mayoría de los recursos naturales del planeta, pero se encuentran endeudados con los gobiernos y las empresas del Norte.
Los paraísos fiscales son perjudiciales para los países industrializados, pero matan en los países pobres.
Las administraciones fiscales de estos países son especialmente débiles frente a los medios de las grandes multinacionales. No pueden luchar contra el fraude y la evasión fiscal, que sin embargo representa una pérdida insostenible: ¡hasta la mitad del presupuesto nacional!
Esto se traduce en hospitales y escuelas que apenas funcionan o que nunca serán construidos.
Se comprometen seriamente sus políticas públicas, obligando a los debilitados gobiernos a recurrir al círculo vicioso del endeudamiento y a la ambigua ayuda de los países ricos: en resumen, a abandonar una parte de su soberanía.
Cuando las cifras cobran sentido
  • 5: se puede erradicar 5 veces el hambre en el mundo con el dinero que se fuga de los países del sur.
  • 10: cuando 1 euro de ayuda pública al desarrollo llega del Norte, 10 euros se fugan de los países del Sur hacia paraísos fiscales.
  • 50%: Ghana estima que la evasión y el fraude fiscal le cuestan el 50% de su presupuesto nacional anual.
  • 1.000: la ONG Christian Aid ha calculado que la evasión fiscal es responsable de la muerte de aproximadamente 1.000 niños al día en los países en vías de desarrollo.
EL GRAN PRINGADO EN LAS SOCIEDADES INDUSTRIALIZADAS: EL CONTRIBUYENTE
“En Francia, el Impuesto de Sociedades es del 33%. Las PYME pagan una media del 30%. Teniendo en cuenta las deducciones y la evasión fiscal, las empresas que cotizan en el CAC40 (el IBEX francés) pagan una media del 8%.”
(Nota de un servidor: en España, el 80% de las empresas del Ibex35 están presentes en paraísos fiscales -el record lo ostenta el Banco de Santander, con 33 filiales-.
Su presencia ha aumentado a un ritmo vertiginoso: entre enero y septiembre de 2010 la inversión ha sido el doble a la de todo 2009, mientras que la recaudación por impuesto de sociedades se ha desplomado un 55% entre 2007 y 2009, pese a que los beneficios empresariales sólo han descendido un 14%.)
“El agujero de la seguridad social ha batido todos los records en 2009 en Francia, subiendo hasta los 20 mil millones de euros: precisamente el total del dinero que es desviado a los paraísos fiscales”
Las multinacionales están bien organizadas para recurrir a los paraísos fiscales y escapar a los impuestos en los países donde desarrollan su actividad.
Por otro lado, los estados no cesan de disminuir los impuestos a las grandes empresas y las grandes fortunas para evitar la fuga de capitales, lo que no impide que hagan todo lo posible para escapar de ellos.
Así pues, en este sistema mundial donde se desarrolla al mismo tiempo la evasión fiscal de las grandes empresas y las exoneraciones de las que además se benefician, las pérdidas de ingresos de los gobiernos son enormes. Ya que las políticas públicas deben ser financiadas, la carga de los impuestos es trasladada a los ciudadanos, especialmente a través del injusto impuesto del IVA.
Bearn Stearns, Northern Rock, Carlyle, Fortis… todos estos grandes bancos repentinamente en situación de quiebra en 2008 estuvieron en el corazón de la crisis financiera. Estas quiebras estaban todas íntimamente ligadas al papel de las filiales disimuladas en los paraísos fiscales.
Estas oscuras filiales tenían dos funciones para los bancos: primero proporcionar actividades de especulación totalmente delirantes y autorizadas únicamente en estos territorios opacos y segundo alojar al abrigo de miradas indiscretas los flecos mas catastróficos de su contabilidad, imposibles de asumir ante los accionistas y los poderes públicos.
La crisis, generada por los famosos “activos tóxicos”, cuya elaboración y difusión han facilitado los paraísos fiscales, ha venido a barrer de golpe las compañías más irresponsables y frágiles. Los“cazadores cazados” podría decirse: pues no, al final son el estado y los contribuyentes quienes digieren el veneno. Fin del texto.
Al contrario de lo que la gente cree, las multinacionales y la banca no controlan los gobiernos. Eso pensaba yo ingenuamente hace tiempo. La realidad es mucho más siniestra.
Sencillamente estos les pertenecen. Así de simple. No lo digo solamente por el tema de la financiación de los partidos políticos y las campañas.
Es algo más notorio: en todos los países son las mismas personas, un pequeño grupo endogámico de políticos y empresarios, las que alternan su vida profesional entre la actividad política y la actividad empresarial de alto nivel. Los gobiernos son las filiales políticas de las grandes multinacionales y la banca. Pero esto ya es tema para otro post.
Ahora bien, todavía hay una pregunta para la que no encuentro respuesta: ¿por qué nos dejamos robar y no hacemos nada al respecto?
PD: no suelo pedir que deis difusión a los post, pero en este caso creo que es interesante hacerlo. Gracias.
Leer más es un blog muy interesante y le recomiendo nosinmibici.com

Esta crisis no es casual,sino causal.Fué provocada x Goldman Sach con el fin de minar el euro y así conseguir gobernar en Europa y saquearla


Esta crisis no es casual, sino causal.

Fué provocada x Goldman Sach

con el  fin de minar el euro

y así gobernar en Europa y saquearla

 
Por fin la cuadratura del círculo se cierra.

Todas mis sospechas por fin despejadas.

Desde un principio, dudé de la fatalidad que supuso tropezarnos con la crisis.

Es impensable e increíble que nadie imaginara lo que podía pasar con la burbuja inmobiliaria y financiera que se estaba creando.

Es teoría de economía elemental. Aquí en España, hasta el más patán lo discurría entre botellín y tapa en  cualquier taberna.

¿ Luego si era previsible lo que iba a pàsar porqué no se paró a tiempo?

Pues por lo mismo que no se rescató en su momento a Grecia ni  saca los bonos Alemania ahora. Ya lo hará en su momento cuando todo quede atado y bien atado.

Porque todo lo que estamos viviendo es un ataque orquestado en toda regla contra el euro, como moneda alternativa al dólar, ya que a partir de ahora  con sus políticas de austeridad, no podrá ser en muchas décadas, la alternativa que se presumía a éste.

Por un lado, en esta última década, se ha estado librando una lucha soterrada entre las divisas más fuertes.

Cuando apareció el euro, muchos países le vieron como una tabla de salvación donde agarrarse para poder librarse de la tiranía del dólar.

Los más atrevidos, Irak y Libia, han pagado muy cara su osadía. Y por el mismo motivo, tanto Venezuela como Irán van por el mismo camino.

Como se puede comprobar hoy en día, todos huyen del euro y ponen su dinero a buen recaudo en otras monedas mas fuertes, llamadas refugio, como el franco suizo o el dólar.

Por otro lado, la economía mundial se estaba empezando a disparar en demasía.

Los que saben y controlan el mundo, se encontraban ante dos problemas. Uno, los nuevos países emergentes a la velocidad que iban creciendo superarían rápidamente a Europa y uno de ellos, China, incluso a EEUU. Y dos. Creciendo a este ritmo se agotarían los recursos del planeta en unas décadas.

Provocando la crisis, se resolvían de un plumazo y por un tiempo, ambos asuntos.

Por un lado, al perder capacidad adquisitiva Europa, el mayor consumidor del mundo, daría lugar a un parón o frenazo en el crecimiento de los BRICS, aparte de causarles como les causará algunos efectos colaterales negativos.

Y por otro, viéndose como se ve, que por necesidad de supervivencia, nos abocamos hacia una economía sostenible en la que beneficios tan desorbitantes como se han visto antes de la crisis no podrán darse de nuevo. La burbuja creada era una magnífica forma de ganar billones que tal vez ya nunca se puedan volver a ganar.

Provocándola, sabías de antemano en que momento de la partida retirarte con todos tus beneficios y colgarles  a otros el marrón.

Esta creación artificial de dinero, sirvió, además, para endeudar hasta las cejas a los países y consumidores europeos, que ávidos de codearse con los más ricos dilapidaron el mismo en majestuosos proyectos faraónicos sin sentido.

Por lo que, resumiendo, nos encontramos, por un lado con unas agencias de calificación y ciertos fondos con base de operaciones en paraísos fiscales con una ganancia acumulada de unos 600 billones, que como anteriormente he recalcado, no se volverán a producir en muchísimo tiempo.

Esto significa que los poseedores de tal cantidad de dinero podrán dominar el mundo a su antojo ya que tendrán capacidad ilimitada para comprar voluntades y financiar todo tipo de operaciones que sean necesarias para todo el que se oponga a sus planes.

Por lo que se puede deducir de mis argumentos, toda la austeridad que se nos impone no es tanto por neoliberalizar las relaciones laborales, que sí, sino por frenar el crecimiento general de los países atacados.

No cabe duda, que dentro de las políticas neoliberales que nos imponen, las privatizaciones son una fuente más de ingresos para engordar un poco más sus llenas arcas y que los hundimientos de la bolsa propician que sectores estratégicos de los países arrastrados por la crisis, caigan en sus manos cuando en época de vacas gordas hubiera sido casi imposible.

Y por fin, el último motivo por el cual se provocó, la crisis.

La política social y exterior de la vieja e incómoda Europa. 

Europa era a principios de siglo, la que todavía tenía en su haber un algo de solidaridad tanto en su política social como en su forma de contemplar las relaciones internacionales

Todavía era la que peleaba por defender un cierto diálogo en los conflictos que hay en el mundo,

la que veía más culpable a Israel que al pueblo palestino,

la que pensaba que había que dialogar con Irán mientras no se demostrase lo contrario,

la que intentaba romper el bloqueo al pueblo cubano porque cree que no tienen que pagar justos por pecadores,

la que no veía a Chávez como un peligro de nada sino como una simple mosca cojonera,

la que quería mantener los derechos adquiridos por los trabajadores y creían en el estado de bienestar para todos,

la que más buscaba que se intentara acabar con el cambio climático,

la que creía que para tener más seguridad no había porqué recortar más derechos a los ciudadanos

y la que se opuso en una gran mayoría a la guerra de Irak.

Era, con su opinión pública a la cabeza, la única que realmente estaba frenando de alguna manera los planes belicistas de Estados Unidos.

 

Como se podía deducir, la vieja Europa sobraba.

Y qué mejor manera para librarse de ella y dejarla sin voz ni voto, que entrámpandola hasta las trancas.

Y así es como hemos llegado a la situación actual en la que nos tratan y conducen por donde ellos quieren como a un pelele desmadejado. Y ya nadie es capaz de levantar la voz cuando a EEUU, con razón o sin ella, se le ocurre expoliar un país azuzado por su jefe o sea Israel que es el país más beneficiado geopolíticamente hablando con todo lo sucedido.

¿ Quién provocó la crisis?

Es evidente hoy en día. La misma gente que la provocó y que ha resultado la gran beneficiada de la misma. Goldman Sach que ha colocado a sus hombres en la gobernanza de Europa ayudada por el banco central alemán y la FED americana que ha tapado por un lado sus artimañas y por otro le ha regalado billones de euros. Ambos dominados por la familia Rothschild.

La operación fué sencilla, de manual de usura.

Primero se cebó con créditos blandos a la presa, cuando se creyó conveniente se destapó el caso Lethman, que fué la cabeza de turco ( eso sí se avisó con antelación a ciertos directivos para que pusieran a salvo sus fortunas) y se tomó su caída como pretexto para cerrar el grifo de nuevas financiaciones y se esperó tranquilamente a que las reservas bancarias de los países atrapados se fueran extinguiendo mientras con la excusa de salvar a los bancos se entrampaba con la deuda a los países y en ese punto nos encontramos ahora, axfixiados los estados por las deudas y sin ningún tipo de liquidez, nuestras entidades bancarias.

Para acelerar el proceso, han utilizado como elemento incendiario, la prima de riesgo con la que han especulado a la baja y la espoleta para empezar la explosiones sincronizadas de rescates financieros la pusieron en Grecia donde uno de los hombres de Goldman Sachs ayudó a ocultar las cuentas griegas para que pudiera pasar el ojo fiscalizador de la UE y poder entrar en el euro.

Billones andan especulando por la bolsa y decir que no se nos dá por la situación que nos encontramos es simplemente mentir.

En peores circunstancias macroeconómicas hemos estado siempre antes del 2000 y no ha habido nunca estos problemas de financiación. Está claro, que a la mano que mece la cuna, no le conviene.

Alemania ha jugado un papel primordial en como se ha desarrollado la crisis. Su oposición a la emisión de bonos y su premeditada lentitud en resolver los problemas que han ido surgiendo con el pretexto que había que cuadrar las cuentas del estado como fuese e imponiendo recortes y austeridad que en vez de aliviar han empeorado la situación de los países con problemas.

Perjudicando así, con su actitud, a todos los demás y ganando con ello una supremacía en la UE que hoy, nadie discute y esperando caer al igual que sus socios anglosajones sobre nuestras empresas y patrimonio para llevárselo limpio como en Grecia.

Ellos no desean que se les devuelva el dinero por eso solo saben poner impedimentos, lo que quieren es quedarse con las fuentes de  de donde emanan los ingresos y con la gobernanza aunque sea de forma indirecta de los nuevos países colonizados.

Por ejemplo ¿ Qué es mejor que me pague renegociando, que puede, aunque fuese alta la deuda, Telefónica o axfixiarla aunque al final me toque condonarla la deuda y quedarme con ella? Esto es como comprarla pero a precio de saldo: Dime tú si vale o no poner en su momento una quita. Esto es lo que están haciendo con los estados.

Y hemos caído todos como pardillos. Desde el país más torpe al más listo. Quién iba a sospechar que nuestra benefactora Alemania nos iba a llevar al huerto y servir en bandeja de plata a Goldman Sachs y a sus dueños el capital judío.

Que son y serán durante mucho tiempo los amos del mundo. Dominaban el gobierno de EEUU a través de sus lobbys o grupos de presión y ahora dominan Europa a través de sus tecnócratas y sus voceros Aznar y Sarkozy. El cual estará muy harto de Netanyahu pero le obedece al igual que su amigo Obama.

Si nos fijamos bien, han conseguido que sus enemigos sean los enemigos de Europa, cuando hace años la mayor parte de Europa se inclinaba más por las tesis palestinas y las relaciones con el mundo árabe eranmas o menos excelentes.

No están muy descaminados, los que piensan, que detrás de muchos de los atentados con firma islamista que han sucedido en el mundo, estaba el Mossad, como en el del 11S o que se encuentren detrás de AlQaeda ya que tanto en Afganistán como en Libia les ha venido muy bien su existencia. qué raro que en Egipto ni se les oiga ¿ Porqué será?

Esto decía yo hace un año y el tiempo por desgracia me ha dado la razón.

” Señores, cada vez pienso más que esta crisis ha sido provocada, nos han cebado como en una partida de póker y nos han hecho apostar más de lo que teníamos. ( Lo mismo hicieron con la URSS, que la arruinaron por querer seguir la carrera armaméntistica con USA).

Y ahora nos toca pagar. Y para poder hacerlo, sin que nos suban más los intereses de nuestra deuda o que terminen de hundir nuestra moneda, nos toca callar y mirar para otro lado. Porque la que se avecina es buena. Los únicos que parecen tenerlo claro son los líderes sudamericanos, que lo chillan a los cuatro vientos y nadie les hace ni caso.

Señores, como no hagamos algo, nos van a llover hostias por todos lados. La mejor manera para reflotar nuestra economía y que no dependa tanto de la inversión extranjera que nos está axfisiando y maniatando son la creación de bancos públicos aunque se a costa de nacionalizar los bancos con pérdidas y que den créditos baratos a familias y empresas . El mejor banco que yo he conocido y se privatizó fué ARGENTARIA.

Resumiendo…Si nos fijamos bien, la única zona del mundo realmente perjudicada con esta crisis es Europa.


EEUU pasa de sus cadáveres y saldrá de ésta crisis fácilmente porque cuenta con el apoyo de los especuladores que dominan el mundo. Sionistas, Bidelberg, club de roma, Skull bones, etc. A ver si no, como la nación más endeudada del mundo no tiene problemas para colocar su deuda.
A los países emergentes esta crisis ni les roza, al contrario, les va a impulsar hacia arriba.

Sola y a la deriva queda Europa. Lastre moral de la política exterior americana.”

La única solución decente, lógica y más conveniente para los ciudadanos de los países con problemas de deuda como España, es declarar la deuda odiosa por haberse utilizado métodos fraudulentos para encarecerla y si salir del euro para volver a tener el gobierno de la moneda y devaluarla para que através de las exportaciones reactivar la economía. No hacerlo, puede que no sea tan arriesgado pero pagaremos un alto precio por sentir seguridad y es seguir más o menos en las mismas que estamos por una década al menos.

ARMAK de ODELOT

Ex ministra israelí reconoce que utilizan “el truco del holocausto y el antisemitismo” para dirigir Estados Unidos/ Donde dice “Goldman Sachs”, diga “Israel” | Despierta Imbécil | Scoop.it

No se puede decir más claro. Y encima se lo cuenta a otra judía, Amy Goodman.

No se puede decir más claro. Y encima se lo cuenta a otra judía, Amy Goodman.
Por si hubiera alguna duda, Goldman Sachs está dirigido por la Casa Rothschild y un poeta judío afirmó hace varios siglos: “El Dinero es el Dios de los judíos y Rothschild, su profeta“. No hace falta mucho más, ¿verdad?

‘Es un truco que siempre usamos’ (Subtitulado)

Subido por  el 20/10/2011
Licencia de YouTube estándar

Rafapal Periodismo para Mentes Galacticas – November 22

La dictadura de Goldman Sachs / Goldman Sachs dictatorship

[ESP/ENG]

¿Sabéis quiénes son Lucas Papademos (actual dirigente Griego tras la dimisión de Papandreu) y Mario Monti (ahora al frente del gobierno italiano)?

¿Sabéis quién es Mario Draghi (actual presidente del Banco Central Europeo)?

¿Sabéis lo que es Goldman Sachs?

 

Goldman Sachs: es uno de los mayores bancos de inversión mundial y co-responsable directo, junto otras entidades como la agencia de calificación Moody’s, de la crisis actual, y uno de sus mayores benficiarios. Sólo a modo de pincelada, en 2007 ganaron 4 mil millones de dólares en operaciones que desembocaron en el desastre actual.

Papademos: Actual primer ministro griego, tras la dimisión Papandreu. No elegido por el pueblo:

– Ex-gobernador del Banco de la Reserva Federal de Boston entre 1993 y 1994.

– Vicepresidente del Banco Central Europeo de 2002 a 2010.

– Miembro de la Comisión Trilateral desde 1998, fundada por Rockefeller, lobby neo-liberal (se dedican a comprar políticos a cambio de sobornarles)

– Ex-Gobernador del Banco de Central Grecia entre 1994 y 2002. Falseó las cuentas de déficit público del país con la ayuda activa de Goldman Sachs, lo que condujo en gran parte e la actual crisis que sufre el país.

Mario Monti: Actual primer ministro de Italia tras la dimisión de Berlusconi. No elegido por el pueblo:

– Ex director europeo de la Comisión Trilateral antes mencionada.

– Ex-miembro del equipo directivo del grupo Bilderberg.

– Asesor de Goldman Sachs durante el periodo en que ésta ayudó a ocultar el déficit del gobierno griego.

Mario Draghi: Actual presidente del Banco Central Europeo en sustitución de Jean-Claude Trichet.

– Ex-director ejecutivo de del Banco Munidal entre 1985 y 1990.

– Vicepresidente por Europa de Goldman Sachs entre 2002 y 2006, periodo en que se realizó el falseo antes mencionado.

Hay que ver la cantidad de gente que trabajaba para Goldman Sachs….

Bien, qué casualidad, todos de la mano de Goldman Sachs. Los que crearon la crisis se presentan ahora como la única opción viable para salir de la misma, en lo que la prensa estadounidense está empezando a llamar “El gobierno de Goldman Sachs en Europa”.

¿Como lo hicieron?

Animaron a los inversores a invertir en productos sub-prime que sabían que era productos basura, y al mismo tiempo se dedicaron a “apostar” en bolsa por el fracaso de los mismos. Eso es solo la punta del iceberg, y está muy documentado, podéis investigarlo. Mientras leéis este texto se están forrando a base de especulación sobre las deudas soberanas.

Se tiende a querer hacernos pensar que la crisis ha sido una especie de resbalón, pero la realidad apunta a que detrás de ella hay una voluntad perfectamente orquestada de hacerse con el poder directo en nuestro continente, en una maniobra sin precedentes en la Europa del siglo XXI. La estrategia de los grandes bancos de inversión y agencias de calificación es una variante de otras llevadas a cabo anteriormente en otros continentes, se viene desarrollando desde el inicio de la crisis y ésta desde mi punto de vista está siendo la siguiente:

1. Hundimos a los países mediante la especulación en bolsa/mercado. Los volvemos locos de miedo a lo que dirán los mercados, que nosotros controlamos, cada día.

2. Los obligamos a recurrir a préstamos para mantenerlos en status quo, o “salvarlos”. Estos préstamos están estrictamente calculados para que los países no los puedan pagar, como es el caso de Grecia que no podría haber cubierto su deuda ni aunque su gobierno vendiera el país entero, y no es ninguna metáfora, es matemática.

3. Exigimos recortes sociales y privatizaciones en detrimento de los ciudadanos, bajo la amenaza de que si los gobiernos no los llevan a cabo, los inversores se retirarán por miedo a no poder recuperar el dinero invertido en la deuda de esos países y demás inversiones.

4. Se crea un altísimo nivel de descontento social, propicio para que el pueblo, ya sonado, acepte cualquier cosa con tal de salir de la situación.

5. Colocamos a nuestros hombres donde mejor convenga.

Si os parece ciencia ficción, informaos: este tipo de estrategias están perfectamente documentadas y se han venido utilizando con distintas variantes a lo largo el siglo XX y XXI en otros países, notablemente en Latinoamérica por parte de los EEUU cuando se dedicaban, y se siguen dedicando en la medida que pueden, a asfixiar económicamente mediante la deuda exterior por ejemplo a países de América Central, para crear descontento social y aprovecharlo para colocar a dirigentes afines a sus intereses.

Ahora esto está pasando en Europa, y ya no es que lo haga EEUU, sino que lo hace la industria financiera internacional. Y lo que está ocurriendo bajo la mirada impotente y/o cómplice de nuestros gobiernos es el mayor robo jamás realizado en la historia de la humanidad y a escala planetaria, son golpes de estado, y violaciones flagrantes de la soberanía de los estados y sus pueblos.

[ENG]

Do you know who are Lucas Papademos (current Greek leader after the resignation of Papandreou) and Mario Monti (now in charge of the Italian government)?

Do you know who is Mario Draghi (current president of the European Central Bank)?

Do you know what is Goldman Sachs?

Goldman Sachs is one of the largest global investment banks and co-direct responsible, with other entities such as rating agency Moody’s, of the current crisis, and one of its greatest Beneficaries. Just as a stroke in 2007 won 4 billion dollars in transactions that led to the current disaster.

Papademos: Current Greek Prime Minister Papandreou following his resignation. Not elected by the people:

– Ex-governor of the Federal Reserve Bank of  Boston between 1993 and 1994.

– European Central Bank Vice President from 2002 to 2010.

– Member of the Trilateral Commission since 1998, founded by Rockefeller, neo-liberal lobby (buy politicians engage in exchange of  bribes)

– Former Governor of Central Bank of Greece between 1994 and 2002. Falsified accounts deficit of the country with the active assistance of Goldman Sachs, which led to a large extent and the current crisis in the country.

Mario Monti, Italy’s current prime minister following the resignation of Berlusconi. Not elected by the people:

– Former European director of the Trilateral Commission mentioned above.

– Former member of the Bilderberg group’s management team.

– Goldman Sachs adviser during the period in which it helped to hide the Greek government deficit.

Mario Draghi: Current European Central Bank president to replace Jean-Claude Trichet.

– Former CEO Munidal Bank between 1985 and 1990.

– Vice President for Europe at Goldman Sachs from 2002 to 2006, during which took place falsify above.

How many people who worked for Goldman Sachs….

Well, what a coincidence, all from the hand of Goldman Sachs. Those who created the crisis are now presented as the only viable option to get out of it, in what the American press is beginning to call “The government of Goldman Sachs in Europe.”

How did they do?

Encouraged investors to invest in sub-prime products they knew to waste products, while devoted to “gamble” in exchange for the failure of the same. That’s just the tip of the iceberg, and is well documented, you can investigate. As you read this text they are cheating a lot of money based on sovereign debt.

It tends to want us to think that the crisis has been a sort of slip, but the realitysuggests that behind it is a perfectly orchestrated to obtain direct power in our continent, in a move unprecedented in the century Europe XXI. The strategy of the biginvestment banks and rating agencies is a variant of other previously conducted on other continents, has been developing since the beginning of the crisis, and this from my point of view is being as follows:

1. We sank countries by speculating on the stock exchange / market. We drive them crazy with the unstables markets, the same markets we control every day.

2. We force them to borrow to keep in status quo, or “save”. These loans are strictlycalculated to enable countries not to pay, as is the case of Greece that could not have covered their debt even if the government sold the entire country, and it is no metaphor, it is mathematics.

3. We demand social cuts and privatization at the expense of citizens under the threat that if governments do not take place, investors will withdraw for fear of not being able to recover the money invested in the debt of these countries and other investments.

4. It creates a high level of social discontent, suitable for the people,  that accept anything to get out of the situation.

5. We place our mens where best fits.

If you think in science fiction, inquire: such strategies are well documented and have been used in different variations throughout the twenty and twenty-first century and in other countries, notably in Latin America by the United States, when engaged  to suffocating foreign debt economically by Central American countries, creating unrest and use it to put leaders sympathetic to their interests.

Now this is happening in Europe, and is no longer to do with the U.S., but it does the international financial industry. And what is happening under the  impotent eyes and / or with complicity of our governments is the biggest robbery ever in the history of humanity and global scale are huge violations of the sovereignty of states and their peoples.

http://acampadabcninternacional.wordpress.com/2011/12/27/la-dictadura-de-goldman-sachs-goldman-sachs-dictatorship-acampadabcn-15m-ows-occupylsx-italianrevolution-greekrevolution-puntosol-laurentgrana/

 

Crisis y paraisos fiscales


Crisis y paraisos fiscales

Subido por el 18/10/2011

Porque siempre pagamos los del siempre, los paraisos fiscales, el expolio, es un video didáctico en que se explica el efecto que tiene, en la crisis, que grandes empresas y grandes fortunas evadan pagar sus impuestos depositando sus fondos o invirtiendo en paraisos fiscales y su consecuencia en el déficit público y en la destrucción del estado de bienestar social.

Entra en www.noalosparaisosfiscales.org y firma

El paraíso empresarial de las economías sumergidas


El paraíso empresarial de las economías sumergidas
Impresiones mías/Rebelión
Análisis superficial de las vías por las que los empresarios privados roban dinero público.
Nota aclaratoria : Aquellos empresarios y funcionarios que sean honrados no podrán sino estar de acuerdo con la siguiente exposición, por lo que entenderé que si alguien se siente molesto durante su lectura será, más que nada, por verse retratado en ella.]

En épocas de crisis económicas florecen y prosperan gran cantidad de estafadores y ladrones en el caldo de cultivo de la relajación tributaria y fiscal que lasAdministraciones Públicas heredan de épocas más boyantes.

A continuación algunas de las vías por las que en España un empresario puede hacerse de oro con cargo a las cuentas públicas.

VÍA LABORAL

Cuando oímos la expresión “economía sumergida” la máquina de estereotipos del imaginario colectivo entra en funcionamiento y nos muestra, casi invariablemente en primer lugar, a un trabajador sujeto a una relación laboral precaria que, a su vez, no está sujeta a ninguna ley escrita o lo está de forma distinta a como se da en la realidad.

Esos trabajadores en precario son personas a quienes la sociedad tan solo ofrece otra triste alternativa: la de la marginación y la exclusión social, único futuro que la sociedad actual es capaz de garantizar a sus miembros menos afortunados.

Además de las relaciones laborales no reguladas por ningún contrato y por lo tanto no sujetas a ningún tipo de gravamen fiscal o social, también están las contrataciones fraudulentas que reflejan, por ejemplo, una jornada laboral reducida de 25 horas, cuando la realidad supera, y con creces, las 40 horas semanales. O bien que tan solo reflejan un salario mínimo cuando la retribución total es superior.

En ambos casos el resultado es el mismo: el beneficiado único es el empresario, que obtiene la mano de obra que necesita a un precio sensiblemente inferior al que legalmente le corresponde; y los perjudicados son: de un lado el propio trabajador, ya que las contraprestaciones que puede esperar de la Administración Pública en materia de desempleo o jubilación disminuyen en medida proporcional a como lo hagan sus cotizaciones a la Seguridad Social; y de otro lado, la propia Administración Pública que ve disminuir en la misma medida los recursos económicos que ha de usar para darle cuerpo al concepto de justicia social.

Se calcula que en España, el conjunto de estas prácticas abusivas pero legalizadas por una ineficaz maquinaria legislativo-judicial, supera el 20% del Producto Interior Bruto (PIB)[1].

VÍA CORRUPCIÓN

Pero el concepto de ‘economía sumergida’ no está compuesto únicamente por estas deleznables y delictivas prácticas de los empresarios, hay otras formas en las que los éstos se benefician tan amplia como impunemente, de los recursos públicos que le son ajenos.

En este caso concreto no son ellos los únicos actores y beneficiarios, me estoy refiriendo a la corrupción del funcionariado[2].

Evidentemente no todos los funcionarios son corruptos, de entrada porque no todos ellos tienen a su alcance un recurso con el que poder corromperse, pero dentro de los que lo tienen, existe una minoría que no tiene el menor reparo en aceptar pequeños (o grandes) sobornos a cambio de, por ejemplo, dar carpetazo a una inspección fiscal de la que no cabría esperar sino la imposición de una multa al empresario, que muchas veces éste consigue evitar comprando su inocencia al precio que al funcionario le parezca razonable.

En este sentido la justicia debería estar más vigilante de las relaciones ilícitas que mantienen ciertos funcionarios ya con ciertos contribuyentes de historial irregular o potencialmente irregular, ya con los representantes o asesores de estos.

Si lo hicieran descubrirían que existe un flujo unidireccional de gratificaciones.

Busquen ustedes, busquen, aunque solo sea con ánimo preventivo, el resto de los contribuyentes se lo agradeceremos, porque si ni siquiera buscan ustedes, será la confirmación de cuál es la última parada de las gratificaciones que fluyen hacia los funcionarios.

VÍA SUBVENCIÓN

Otro camino para la obtención ilegal de dinero público por parte del empresario ladrón es el de la subvención. En este caso, los empresarios tienen más fácil y más barato delinquir y robar dinero a los demás contribuyente.

El sistema es el siguiente: convocada una subvención de dinero público para aprovechamiento privado, muchos empresarios no tienen ningún reparo moral en falsificar cuantas facturas sean necesarias con tal de cumplir las condiciones que exige la Administración para la concesión de dicha subvención.

Un acuerdo entre el empresario solicitante de la subvención y su proveedor, tendrá como resultado una factura oficial con su correspondiente pago oficial y una factura en “B” por el importe de la demasía necesaria para obtener de la Administración la máxima cantidad de subvención posible, y que el proveedor se compromete a devolver al empresario que se dispone a realizar la estafa de la falsa inversión.

En otras ocasiones, ordenadores u otros útiles de trabajo desaparecen de los balances contables y vuelven a aparecer en ellos tras la obtención de la correspondiente subvención ‘para la compra de ordenadores’ u otros útiles de trabajo.

Esto ocurre cuando la inversión subvencionada con dinero público ya la realizó el empresario con anterioridad (a veces años) a la convocatoria de la subvención y por lo tanto sin posibilidad alguna de cumplir con las condiciones establecidas para tal subvención.

Para ello es necesario ‘actualizar’ la fecha de los documentos, que a veces lleva a cabo el propio empresario para evitar el ‘gasto superfluo’ de la comisión que le exigirá el tercero que lo podía hacer en su lugar.

El colmo, y no es ficción , es cuando este trabajo lo realiza para el empresario un empleado al que tiene de forma ilegal y por lo tanto muy beneficiosa para la empresa y muy perjudicial para el conjunto de la sociedad y para el propio empleado.

Como no podía ser de otra manera, en el campo de las subvenciones también se dan casos de soborno que el funcionario acepta a cambio de conceder subvenciones al mejor postor, lo que tan solo le cuesta el esfuerzo de no comprobar exhaustivamente todos los documentos presentados, tal y como tienen por obligación.

VÍA FACTURACIÓN FALSA

Otro amplio campo donde la delincuencia empresarial siembra el pánico entre los ciudadanos es la gestión, la pésima gestión, de la recaudación de impuestos por parte de las Administraciones Públicas.

La exasperante laxitud, primero de la Justicia y después de la Administración Pública, en la articulación de las normas reguladoras y después en el control de su cumplimiento, tienen como resultado que una gran mayoría de empresarios roben de nuevo dinero público esta vez mediante el impago de impuestos o mediante la declaración de desgravaciones inexistentes o no soportadas por argumento ni documento alguno.

Son, por una parte, las facturas falsas y por otra las facturas en ‘B’.

Las primeras buscan disminuir la cantidad de IVA a pagar por la empresa que las declara a Hacienda y las segundas tienen por objetivo eximir al pagador del pago del IVA, ya se trate de un usuario/cliente final o de una empresa.

En ambos casos es el emisor de la factura quien incumple, no solo con la Justicia, sino con toda la sociedad, al incumplir su función de recaudador de impuestos.

Es aquí donde la ciega Justicia se muestra especialmente ciega, permitiendo que estas prácticas continúen siendo tan frecuentes y tan dañinas para el conjunto de la sociedad y tan baratas para los empresarios.

VÍA ‘LEGAL’

A todas estas prácticas delictivas de las que los empresarios se benefician con cargo a las cuentas públicas, hay que añadir los vericuetos legales que les permiten asegurarse otros beneficios que, en una sociedad verdaderamente avanzada, no podrían darse nunca antes de haber alcanzado la máxima expresión de los beneficios sociales para las personas físicas, que son la base indiscutible de todo dinero público.

Se trata de la legislación fiscal que regula la actividad empresarial y que está plagada de vías de escape para que los empresarios pasen ante Hacienda como los empleados peor retribuidos del espectro laboral[3].

La letra pequeña de todo tipo de impuestos que las empresas deberían pagar, les permiten distraer cantidades importantísimas del erario público[4].

RESPONSABILIDAD

Ninguna de estas prácticas legales o ilegales serían posibles sin el concurso de dos factores de riesgo que en España se dan, por desgracia, de forma conjunta.

De un lado, contamos en el Estado español con una especie endémica de sinvergüenzas y ladrones conocido muchas veces con el nombre de “empresarios”; y de otro contamos con un aparato legislativo-judicial absolutamente incapaz de pararles los pies a aquellos.

Tal vez la Administración Pública se muestre voluntariosa, pero sin duda que es incapaz, y quien sabe si no será voluntariosamente incapaz.

CAMINO AL PARAÍSO (de los ladrones)

Por todo ello resulta tan indignante oír a los políticos conservadores hablar de propuestas económicas que se materializarían en una reducción, para los empresarios, de los costes de contratación o de la tributación por beneficios[5].

Entre los empresarios que tienen como forma de vida y fuente de financiación no hacer frente al pago de los costes sociales o tributarios de su actividad, y los que con un gobierno del PP se beneficiarían de las insultantes políticas derechistas que aún gravarán más las cuentas públicas, el estado español se convertirá en un auténtico paraíso para el empresario falto de escrúpulos y sobrado de ambición y gusto por el dinero ajeno.

OTRAS VÍAS

Con todo, el concepto de economía sumergida no debe restringirse a los puntos señalados, no conviene olvidar otros que traspasan los límites cuantitativos, cualitativos y hasta geográficos señalados, como son el tráfico de armas, el tráfico de drogas o simplemente el blanqueo de capitales que los empresarios han conseguido distraer de la escasa vigilancia de la Justicia. 

Entre estos últimos ladrones, verdaderas amenazas de la justicia social, cabe destacar como los de más «éxito» a las denominadas grandes empresas agrupadas en el índice bursátil IBEX35, y de las cuáles el 80% tienen cuentas en paraísos fiscales[6], donde mantienen el dinero robado al erario público lejos de sus verdaderos beneficiarios, que somos los ciudadanos.

A pesar de todo, y por difícil que resulte al sentido común, la Justicia y las Administraciones Públicas se muestran mucho menos condescendientes con las personas físicas que con las personas jurídicas, que tanto y tanto roban de las cuentas públicas.

En este sentido, alguien tiene que decirle al portavoz del Partido Popular español, Esteban González Pons que el estado español, como cualquier otro estado, necesita uno, dos o tres millones de empresarios, pero no de empresarios al uso tradicional, sino empresarios que cumplan con sus obligaciones tributarias y que formalicen con sus empleados contratos de trabajo dignos y fieles a la realidad, de tal manera que su aparición en el mercado laboral no solo se advierta en el aumento de contrataciones precarias y en el aumento masivo del fraude fiscal a que tan acostumbrados nos tiene esa clase social.

En este sentido cabe calificar a González Pons de ridículo timorato, ya que si después de retractarse y ‘ya no prometer’ crear 3,5 millones de empleos[7], se conforma con ‘aspirar a crear’, podía aspirar a crear los 5 millones de puestos que hacen falta en España, y no solo los 3,5 que ahora dice que no prometió.

Lo dicho, de un ridículo espantoso e insuperable.

Los ciudadanos, por nuestra parte, aspiramos a ocupar los puestos políticos con personas radicalmente distintas a usted, es decir, preparadas, capaces y dispuestas a trabajar para los ciudadanos y no contra ellos.

Pero más allá de los millones de empresarios (honrados) y de los millones de empleos que pueda necesitar un país, lo que por encima de todo necesita es una justicia mejor. Una justicia que rompa el círculo viciosísimo de la economía sumergida

Una justicia que pare los pies a los estafadores en más ocasiones[8],

una justicia que tenga muy en cuenta las advertencias de los expertos[9], 

una justicia, en fin, que esté más del lado de las personas físicas que del lado de las personas jurídicas.

Durante esta larga pre-campaña electoral que nos espera hasta el apocalíptico 20 de noviembre, los candidatos de los partidos mayoritarios (PSOE y PP), quienes se supone que debían apagar el incendio de la crisis económica, se enzarzan en una estúpida pelea para determinar quién tiene más larga la manguera, mientras el bosque de la economía española arde sin remisión.

Puede que solo sean impresiones mías , pero creo que si la situación actual es fruto de la relajación que las Administraciones Públicas demuestran en épocas más boyantes, no parece que una mayor relajación y laxitud fiscal en favor de los empresarios, como apuntan las arengas retrógradas de la derecha o las amenazas incumplidas del PSOE a los ricos [10], vaya a ser el camino más adecuado para sacar a un país de la crisis, todo lo más que se puede esperar de medidas así es que únicamente salgan de la crisis los empresarios que la estén sufriendo, lo que siempre será con cargo a las cuentas públicas y, por ende, a cargo de la justicia social que se vuelve inestable y amenaza con diluirse por completo en el horizonte del corto plazo.



[1] http://www.nuevatribuna.es/opinion/autor/2011-09-03/trabajo-irregular-economia-sumerguida/2011090313135000799.html
[2] http://www.eldia.es/2011-07-30/SUCESOS/22-tribunal-caso-Hacienda-pide-reproche-social-condenados.htm
[3] http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article27372
[4] http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article28569
[5] http://www.publico.es/dinero/395019/el-pp-quiere-reformar-irpf-y-sociedades
[6] http://www.elpais.com/articulo/economia/empresas/Ibex/presente/paraisos/fiscales/elpepueco/20110211elpepieco_11/Tes
[7] http://www.eladelantado.com/noticia/nacional/132307/pons_ya_no_promete
[8] http://www.elpais.com/articulo/economia/juez/procede/delito/fiscal/Diaz/Ferran/compra/Aerolineas/Argentinas/elpepueco/20110908elpepueco_6/Tes
[9] http://www.gestha.es/index.php?seccion=actualidad&num=189
[10] http://politica.elpais.com/politica/2011/09/05/actualidad/1315209790_561076.html

Fuente: http://impresionesmias.com/2011/09/10/el-paraiso-empresarial-de-las-economias-sumergidas/

PARAÍSOS FISCALES EN LA GLOBALIZACIÓN por Alberto Garzón Espinosa.


HAOL, Núm. 26 (Otoño, 2011), 141-153 ISSN 1696-2060
© Historia Actual Online 2011 141

PARAÍSOS FISCALES EN LA GLOBALIZACIÓN
FINANCIERA.
Alberto Garzón Espinosa.

Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. E-mail: agarzon@agarzon.net
Recibido: 20 Mayo 2011 / Revisado: 3 Junio 2011 / Aceptado: 22 Junio 2011 /
 Publicación Online: 15 Octubre 2011
http://www.historia-actual.org/
Resumen: Los paraísos fiscales son espacios
financieros caracterizados ante todo por su baja
o nula tributación. 
En este artículo
examinaremos con detalle el uso de los mismos
por parte de los agentes económicos,
centrándonos especialmente en los bancos y los
fondos de inversión colectiva. No obstante,
como elementos clave de un nuevo contexto
financiero los paraísos fiscales han tenido un
papel fundamental en la gestación y expansión
de todas las crisis financieras recientes, razón
por la cual también estudiaremos las
consecuencias que la existencia misma de los
paraísos fiscales tiene sobre la economía y el
sistema financiero.
Palabras clave: Paraísos fiscales, globalización
financiera, neoliberalismo
______________________
INTRODUCCIÓN.
Soy en día, y especialmente desde la
reciente crisis financiera prácticamente
todo el mundo ha oído hablar de los
paraísos fiscales. Su nombre suele estar asociado
a la corrupción o a la evasión fiscal, y
normalmente son entendidos como instrumentos
utilizados para bien ocultar ingresos procedentes
de actividades ilegales o bien ocultar ingresos
que siendo legales deberían haber sido
declarados ante el Estado. Sin embargo, su
extensión y trascendencia va mucho más allá de
esta simple descripción. No en vano, y como
veremos más adelante, los paraísos fiscales
también agravan las crisis financieras y
contribuyen a su gestación, son un canal que
agudiza las desigualdades y la pobreza, permiten
y protegen la delincuencia financiera y socavan
las democracias al condicionar el
comportamiento de los países en materia fiscal y
de política económica.
El presente documento está estructurado como
sigue. En el epígrafe segundo
contextualizaremos el fenómeno de los paraísos
fiscales para entenderlos como un elemento más
en el marco de una nueva configuración
económica y financiera que se hace dominante
desde los años ochenta. En el epígrafe tercero
analizaremos la problemática de la definición de
los paraísos fiscales y sus características. En el
epígrafe cuarto estudiaremos en detalle los
sujetos económicos que utilizan los paraísos
fiscales, con especial atención a los bancos y los
fondos de inversión colectiva pero sin dejar de
lado a las empresas transnacionales y a las
grandes fortunas. En el mismo epígrafe
mostraremos también ejemplos del uso de los
paraísos fiscales. En el epígrafe quinto veremos
cuáles son las consecuencias que sobre la
economía real tiene la existencia de los paraísos
fiscales. Y finalmente en el último epígrafe, el
sexto, estableceremos las conclusiones.

1. GLOBALIZACIÓN FINANCIERA Y
NEOLIBERALISMO
No puede entenderse el papel que juegan los
paraísos fiscales en la economía contemporánea
sin atender en primer lugar a las
transformaciones que en la economía mundial
han tenido lugar en las últimas décadas. Dichas
transformaciones no sólo han modificado la
forma en la que se relacionan los sujetos
económicos sino que también han dado lugar al
nacimiento de nuevas formas de negocio y de
nuevos productos financieros cuya existencia es
pareja a la de los paraísos fiscales. Por esa razón
comenzaremos el presente documento
contextualizando el fenómeno que vamos a
H
Paraísos fiscales en la globalización financiera Alberto Garzón Espinosa
142 © Historia Actual Online 2011
estudiar, y lo haremos estableciendo como punto
de inicio la crisis estructural que asoló al mundo
desarrollado a lo largo de los años setenta.
En efecto, dicha crisis tiene su reflejo en el
estancamiento de la producción, de la inversión
y de la productividad, el aumento de la
inflación, el incremento del desempleo y una
agudización de los desequilibrios
internacionales, entre otros (Arrizabalo, 1997:
75). Hay muchos factores que desencadenaron la
crisis estructural de los años setenta, pero baste
señalar sólo unos cuantos (Palazuelos, 1998): la
desaparición del sistema monetario
internacional, dando paso a un nuevo escenario
internacional sin normas; el reciclaje de los
petrodólares, que proporcionó una ingente
liquidez a los grandes bancos de los países
desarrollados; la desorganización de los
mercados de materias primas, estimulando los
mercados de futuros y nuevas formas financieras
especulativas; la posición privilegiada de las
corporaciones transnacionales, presionando cada
vez más por la liberalización de los movimientos
financieros; y los déficits presupuestarios,
resultado de la crisis y causa de la creciente
emisión de deuda pública.
En todo caso, con esta crisis se rompía un
modelo de crecimiento que desde los años de
posguerra había proporcionado un crecimiento
económico elevado y sostenido en el tiempo, y
cuya consecuencia principal residía en el
deterioro de la rentabilidad empresarial. En
efecto, la crisis había deteriorado las
oportunidades de ganancia de las empresas y se
hacía necesario restaurar esos espacios para que
la economía siguiese funcionado correctamente.
Y esa recomposición tenía que realizarse por
medio de reformas legislativas en materia
económica.
Esas medidas, que de forma amplia vinieron a
denominarse ‘políticas de ajuste’ y cuyo
objetivo central era la recomposición del espacio
de ganancia perdido, fueron legitimadas a partir
de las bases teóricas del neoliberalismo, una
ideología nacida sobre los escritos de F. Hayek y
M. Friedman (Tablas, 2007b: 205). El
neoliberalismo se convirtió en dominante en las
décadas posteriores, especialmente tras el
ascenso al poder de gobiernos que, como el de
Thatcher en Reino Unido y Reagan en Estados
Unidos, se inspiraron en tales principios para su
política económica.
La conceptualización del neoliberalismo no es
sencilla, pero aquí seguimos la definición según
la cual el mismo, amén de ser una ideología,
“representa una revuelta contra el rumbo del
capitalismo en el siglo XX y muy especialmente
contra el que adopta en su segunda mitad, bajo
el modelo de desarrollo fordista” (Tablas,
2007b: 202). Se trata, además, de un proyecto
“proyecto político para restaurar las condiciones
para la acumulación capitalista y el poder de las
élites económicas”, sin que ello signifique
necesariamente perseguir la reducción del peso
y el papel del Estado (Harvey, 2009: 19).
Si bien la recuperación de la tasa de ganancia
era el objetivo básico, los mecanismos por los
cuales los gobiernos neoliberales trataron de
alcanzar sus objetivos fueron, por un lado, el de
la “ampliación de espacios de acumulación y
ganancia a costa del sector público” y de la
“ruptura de los marcos regulatorios nacionales”
y, por otro lado, el “ensanchamiento de los
márgenes de ganancia en todos los sectores
(recortes sociales, desregulación…)”
(Arrizabalo, 1997:85). De forma más precisa,
sin embargo, puede caracterizarse al
neoliberalismo de la siguiente forma (Kotz,
2008b):
1. La desregulación del comercio y de las
finanzas, tanto en su nivel nacional como
internacional.
2. La privatización de muchos servicios
ofrecidos por el Estado hasta entonces.
3. El cese de la regulación activa del Estado en
el plano macroeconómico.
4. Una fuerte reducción del gasto social estatal.
5. La reducción de impuestos a negocios y
riqueza individual.
6. El ataque de las grandes empresas y Estados a
los sindicatos.
7. El desplazamiento desde el dominio de los
empleos fijos hacia los empleos temporales.
8. La competencia desenfrenada y despiadada
reemplazó el comportamiento “co-respective”
practicado hasta entonces.
9. La introducción de principios de mercado
dentro de las grandes empresas, en particular en
lo referente a la contratación de directivos.
HAOL, Núm. 26 (Otoño, 2011), 141-153 ISSN 1696-2060
© Historia Actual Online 2011 143
El propio desarrollo post-crisis en conjunción
con la aplicación de las políticas de naturaleza
neoliberal provocaron cambios de notable
importancia en la configuración económica
mundial. Además, y como apunta Torres (2010:
26) se introdujeron “nuevos valores sociales y
condiciones de socialización que fomentaran el
individualismo, la fragmentación social y la
banalización de las relaciones sociales como
fuentes de la sumisión y la desmovilización
política”. Asimismo, se aceleró la globalización
financiera y se transformaron tanto las
relaciones entre agentes económicos como
entre el sector productivo y el sector
financiero.
En este nuevo marco se produjo la expansión
de los paraísos fiscales y la generalización de
su uso, debido a que institucionalmente y de
facto quedaron legalizados.
2. LOS PARAISOS FISCALES.
Lo primero que debe tenerse en cuenta es que
no existe una definición precisa de lo que se
entiende por paraíso fiscal. El fenómeno es de
una complejidad tal que las instituciones
internacionales que lo han estudiado (Fondo
Monetario Internacional, Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económico, etc.)
no han llegado a ningún consenso acerca de lo
que son realmente los paraísos fiscales. Una
muestra de ello es la inmensa cantidad de
formas que existen para hacer referencia a
ellos: jurisdicción o enclave offshore,
jurisdicción o enclave de baja tributación,
enclave extraterritorial, oasis fiscal, tax havens
(refugios de impuestos), centros
extraterritoriales, etc.
No obstante, y para el propósito que aquí
tenemos, hemos optado por quedarnos con la
siguiente definición:
“[Son paraísos fiscales] todos los centros
financieros que desarrollan una actividad
desregulada, descontrolada y ajena a las
regulaciones comunes a los demás países con
los que se relacionan, por estar destinados de
modo especial a las empresas o a los
particulares no residentes, actividad
incentivada por la escasa o nula tributación”.
(Vigueras, 2000)
Se trata pues de territorios cuyas regulaciones,
fundamentalmente fiscales y financieras, son
establecidas con el fin de atraer dinero
procedente del exterior que no tendrá como
destino la actividad productiva del país
receptor. Hablamos entonces de paraísos
fiscales sólo para extranjeros, ya que para los
residentes las regulaciones suelen ser mucho
más estrictas. Es la razón por la que se habla
también de sistemas duales: un sistema de
juego muy flexible y laxo para los extranjeros
que convive con un sistema fuertemente
regulado y supervisado para los residentes.
2.1. La lista de los paraísos fiscales.
Los organismos internacionales establecen una
serie de características que serían comunes a
todos los paraísos fiscales, y a partir de ellas
elaboran sus listas. Y, como hemos dicho,
todos los organismos difieren al considerar si
algunos territorios son o no verdaderos
paraísos fiscales precisamente por diferencias
en el criterio de asignación. Además, tales
criterios pueden cambiar a lo largo del tiempo
tal y como perfectamente refleja la cambiante
lista de paraísos fiscales ofrecida por la OCDE.
Tabla 1: Número de paraísos fiscales según distintas organizaciones internacionales
Organismo Número de Paraísos fiscales reconocidos
Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), año 2000. 62*
Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), año 2009. 42*
Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), año 2011. 8*
Fondo Monetario Internacional (FMI) 42
Senado de Estados Unidos 35
Tax Justice Networrk (TJN) 72
* Se suman los territorios considerados por la OCDE como paraísos fiscales, otros centros financieros y
jurisdicciones no cooperativas.
Fuentes: TJN (2007), TJN (2010), Vigueras (2000), Vigueras (2010)
Paraísos fiscales en la globalización financiera Alberto Garzón Espinosa
144 © Historia Actual Online 2011
La OCDE inició un ambicioso programa de
reconocimiento y estudios de paraísos fiscales
entre los años 1998 y 2000, resultado del cual
se señalaron un total de 41 paraísos fiscales y
21 territorios con potencial dañino en el ámbito
fiscal. Tras la reciente crisis financiera el G-20
se reunió en Londres en 2009 y elaboró una
serie de listas en las que ubicó a los diferentes
territorios susceptibles de ser paraísos fiscales.
El criterio seguido, sin embargo, fue muy
ambiguo y poco riguroso puesto que se basaba
en la aplicación o incluso únicamente
compromiso de que los territorios suscribieran
un mínimo de 12 convenios bilaterales para el
intercambio de información fiscal a petición. Y
esos convenios serían válidos aunque ambas
partes fuesen “paraísos fiscales”.
Así, tras la cumbre del G-20 de Londres
quedaron 38 territorios en la lista gris
(jurisdicciones comprometidas con los
estándares de la OCDE) y 4 territorios en la
lista negra (jurisdicciones que no se habían
comprometido en nada). Debido a que salir de
tales listas implicaba “limpiar” el nombre del
territorio y que además no había que asumir un
coste demasiado excesivo, ya que la firma final
del convenio bilateral ni siquiera era necesaria,
para 2011 la OCDE ya no reconocía ningún
territorio en la lista negra y sólo a 8 en la lista
gris (OCDE, 2011)
2.2. Características de los paraísos fiscales.
Dicho esto, y teniendo siempre presente que
pueden diferir mucho entre un paraíso fiscal y
otro, vamos a ver algunas de las características
más importantes.
La primera de todas es su fiscalidad nula o
reducida, que es utilizada para atraer el dinero.
Hay que tener en cuenta que el dinero se
mueve por el sistema financiero global
buscando revalorizarse, es decir, aumentar de
valor. Para las empresas, bancos y otros
agentes que mueven ese dinero los impuestos
son entendidos como un coste que reduce sus
beneficios y, por lo tanto, su rentabilidad. La
lógica de estos agentes será, en consecuencia,
la de reducir sus cargas impositivas utilizando
todo tipo de mecanismos y uno de ellos, el que
aquí nos ocupa, es el uso de los paraísos
fiscales. Por ese motivo los territorios
considerados como paraísos fiscales reducen la
presión fiscal hasta incluso hacerla
desaparecer, bien en general o bien la que
afecta a sectores o entidades específicas, en un
intento de atraer de ese modo capital
internacional. No obstante, esto mismo no sólo
ocurre en los llamados paraísos fiscales sino
también en los países desarrollados y países en
desarrollo, los cuales están sometidos a una
intensa competición fiscal.
Los paraísos fiscales son usados para dos tipos
de actividades generales vinculadas a los
impuestos: la elusión fiscal y la evasión fiscal.
La elusión fiscal es la práctica según la cual las
empresas diversifican los territorios donde
pagan impuestos buscando que para el
conjunto de la empresa la carga fiscal sea
menor que si pagara en un único territorio. La
elusión fiscal es una práctica legal. Por otra
parte, la evasión fiscal es una práctica ilegal
que consiste en no registrar ganancias que
deberían ser gravadas con algún tipo de
impuesto.
Una segunda característica es la laxa normativa
financiera. Es posible hacer prácticamente todo
en el ámbito financiero de un paraíso fiscal:
desde crear nuevas instituciones financieras
(bancos o entidades para los bancos) en unos
instantes y sin apenas requerimientos hasta
constituir empresas enteras o holdings
(conglomerados de empresas), pasando por el
secreto bancario (la discreción y reserva
profesional que tienen los bancos y sus
empleados para no revelar el verdadero
propietario de las cuentas o activos materiales).
Una tercera característica es la ya mencionada
naturaleza de enclave, esto es, de territorio con
un sistema regulatorio dual: diferente para
residentes y para extranjeros. A las entidades
que se establecen en los paraísos fiscales,
especialmente si son entidades financieras, no
se les aplica prácticamente ninguna regulación
(cosa que sí ocurriría en caso de estar
establecidas en el país de origen1). Por esta
misma razón se suele dar una relación
desproporcionada entre el nivel de actividad
financiera y la economía real del territorio en
cuestión. Un ejemplo significativo es el de la
isla de Sark, que en el año 2005 tenía 575
habitantes, 15.000 empresas y un único
residente era director de 2.400 empresas
(Vigueras, 2000).
Una cuarta característica es su condición de
territorios con autogobierno suficiente para
determinar su propia regulación en materia
fiscal y económica, sin que ello signifique que
tengan que tener la condición de países. A
veces se entiende también que algunos
HAOL, Núm. 26 (Otoño, 2011), 141-153 ISSN 1696-2060
© Historia Actual Online 2011 145
territorios dentro de los propios Estados
también pueden ser paraísos fiscales debido
precisamente a esta capacidad. Por otra parte, y
debido a que los paraísos fiscales también
compiten entre ellos, muchos de ellos se han
especializado en algún tipo de servicio
(especulación con títulos, registro de buques,
etc.). En todo caso, y merece la pena reseñarlo,
toda la actividad económica en los paraísos
fiscales es muy poco transparente. No existen
datos precisos del movimiento real de dinero
por dichos territorios, y de forma oficial sólo
podemos contar con datos parciales y con
estimaciones.
Cantidades estimadas que son gestionadas en paraísos fiscales o pérdidas provocadas por su
falta de tributación en los países de origen:
Organización Cantidad
Tax Justice Network (TJN), 2005 11’5 billones de dólares sólo por los HWNI. 250 mil millones de pérdidas de ingresos.
Tax Justice Network (TJN) 9’2 billones de euros en paraísos fiscales
Global Financial Integrity (GFI),
2010 1,06 billones de dólares en pérdidas de ingresos por flujos financieros ilícitos
Global Financial Integrity (GFI),
2010 106 mil millones de pérdidas anuales en los países en desarrollo por prácticas de evasión fiscal
Global Financial Integrity (GFI),
2010 10 billones de dólares en cuentas corrientes en paraísos fiscales
Oxfam, 2009 64-124 mil millones de dólares anuales de pérdidas de ingresos en países en desarrollo
CEPAL 35 mil millones de dólares en pérdidas de ingresos por elusión fiscal
Christian Aid 160 mil millones de dólares de pérdidas en países en desarrollos
Fuente: Escario (2011), Vigueras (2009), DPRN (2010), TJN (2011).
2.3. ¿Quiénes y cómo utilizan los paraísos
fiscales?
El uso de los paraísos fiscales corre
fundamentalmente por parte de tres tipos de
agentes diferentes: bancos, empresas
transnacionales e individuos de grandes
patrimonios. Si bien todos estos agentes se
aprovechan de los paraísos fiscales en
beneficio propio, sus fines concretos y sus
mecanismos difieren de unos a otros. Hay que
hacer notar que cuando hablamos de bancos
nos estamos refiriendo a las entidades
financieras en general y no sólo la banca
comercial, y asimismo advertimos que a pesar
de que también son empresas transnacionales
los analizamos por separado por su papel
específico en la gestión de los fondos de
inversión colectiva.
Empresas financieras
Agentes financieros y Paraísos Fiscales
Hogares
Empresas transnacionales
Bancos de Inversión
Entidades vinculadas
H. Renta Alta
Resto Hogares
Fondos de
inversión
colectiva
Paraísos Fiscales
Bancos comerciales
Paraísos fiscales en la globalización financiera Alberto Garzón Espinosa
146 © Historia Actual Online 2011
2.4. Los bancos y la gestión de fondos de
inversión colectiva.
Los bancos tienen un papel clave en las
economías de nuestro tiempo.
Tradicionalmente, y desde la existencia del
capitalismo, los bancos han tenido un rol
crucial como intermediarios financieros. El
dinero que se depositaba en ellos (por ejemplo
por los trabajadores) era prestado a empresas
que lo necesitaban para llevar a cabo su
actividad (por ejemplo para comprar
maquinaria y pagar salarios). Los bancos
ganaban porque prestaban más caro que lo que
pagaban a los depósitos.
Sin embargo, hoy esa función ha perdido
importancia, y los bancos destinan ese dinero
no tanto a prestarlo a las empresas sino a
invertir en los mercados financieros. Ese
dinero se invierte en acciones, bonos,
obligaciones, etc. para poder revalorizarlo, y la
forma habitual de hacerlo es constituyendo
fondos de inversión colectiva. Estos fondos no
son más que “entidades” creadas por los
bancos que recogen dinero de muchas fuentes
(personas individuales, ahorro empresarial o
incluso de otros fondos) y sumados se
invierten en cualquier producto financiero
(acciones, por ejemplo). Al cabo de un tiempo,
cuando se han revalorizado, se devuelve a los
propietarios últimos el nominal (el dinero
invertido) más los intereses, quedándose el
banco con una importante comisión.
Dentro de los fondos de inversión podemos
distinguir tres formas generales. En primer
lugar están los inversores institucionales, que a
su vez están conformados por los fondos de
pensiones, los fondos de inversión y las
compañías de seguro. En segundo lugar están
los fondos alternativos, conformados por los
fondos soberanos, los fondos de cobertura o
hedge funds, los fondos de capital riesgo y
otros fondos especiales. Y en tercer y último
lugar tenemos los fondos de riqueza privada,
que gestionan grandes fortunas. Las anteriores
son las formas en abstracto que toman los
fondos de inversión colectiva, pero luego cada
país clasifica y regula cada tipo aquí expuesto
de forma distinta.
Un tipo de fondo muy agresivo y nada
regulado son los llamados fondos de cobertura
o hedge funds, que se constituyen en su
mayoría en paraísos fiscales. Son gestionados
por profesionales y tienen barreras de entrada
muy altas para los inversores, alcanzando en
muchos casos el millón de dólares, aunque en
todo caso depende de la regulación concreta
del territorio en el que se constituye2.
El primer hedge fund reconocido como tal se
constituyó en 1949 en EEUU, pero su
expansión más importante ha tenido lugar
desde la segunda mitad de los años noventa.
Los hedge funds se distinguen del resto de
fondos de inversión colectiva precisamente en
su agresividad y exposición al riesgo. Por un
lado no tienen limitaciones regulatorias de
ningún tipo, y por otro lado suelen revelar
posiciones muy elevadas de apalancamiento
(operaciones realizadas con fondos ajenos, por
Fondos de inversión
colectiva
Inversores
Institucionales
Fondos
Alternativos
Fondos de
Riqueza Privada
Fondos de Pensiones, Fondos de
Inversión, Compañías de Seguros.
Fondos Soberanos, Fondos de
Cobertura (Hedge Funds), Fondos
de Capital Riesgo…
Fondos High Net Worth
Individual (HNWI)
Tipología fondos de inversión colectiva
HAOL, Núm. 26 (Otoño, 2011), 141-153 ISSN 1696-2060
© Historia Actual Online 2011 147
ejemplo préstamos). Esto significa que
cualquier fondo de inversión puede realizar
operaciones no con su dinero sino con tanto
dinero prestado como quiera. En caso de
beneficio, la rentabilidad es mucho más alta,
pero en caso de pérdida el problema es
gravísimo y muy contagioso (los impagos se
suceden unos a otros). Los hedge funds además
son gestionados por profesionales que en gran
parte vuelcan sus ganancias como inversión en
el mismo hedge funds, comprometiéndose de
forma más intensa con el futuro del fondo.
Como consecuencia de todas estas
características los hedge funds suelen arrojar
altos niveles de rentabilidad.
El caso más conocido de un hedge funds es el
del Long-Term Capital Management (LTCM),
gestionado por un equipo de profesionales que
incluía a dos premios nobel de economía, y
entre sus inversores incluso había bancos
centrales (Vilariño, 2009). Las rentabilidades
netas fueron del 42’8% en 1995, del 40’8% en
1996 y del 17’1% en 1997, y el
apalancamiento era de 30 a 1. En 1998 las
arriesgadas y complejas operaciones del hedge
fund se encontraron con la moratoria de la
deuda rusa, y las pérdidas fueron muy severas.
Finalmente la acción del Banco la Reserva
Federal de Nueva York, que presionó a un
conjunto de grandes inversores para salvar al
banco, evitó males mayores. No obstante, los
hedge funds han estado presentes en todas las
crisis financieras desde los años ochenta.
Pero otros casos son también espectaculares y
reflejan igualmente el signo de los tiempos. El
primero que merece la pena apuntar es el de
George Soros, quien utilizó su hedge fund para
especular contra la libra esterlina. Primero
George Soros pidió prestado 15.000 millones
de libras esterlinas, y las cambió sigilosamente
a dólares. El objetivo de Soros era apostar a
corto con las libras, es decir, apostar a que
perderían valor. Cuando tenía todo preparado y
quiso atacar se las arregló para que fuera muy
sonado: convocó a los medios y anunció que
estaba convencido de que la libra caería.
Entonces vendió masivamente sus libras
prestadas y envió así la señal al mercado de
que la libra caía de verdad (en efecto, la venta
masiva, sumada al miedo del resto de
tenedores de libras, hizo que cayera). El
gobierno británico respondió con todas sus
armas de política monetaria, pero tras gastar
más de 50.000 millones de dólares tuvo que
rendirse: los especuladores le habían vencido.
Con la libra por los suelos Soros compró
15.000 millones de libras (que ahora valían
muchos menos dólares) y las devolvió (era un
préstamo). Las ganancias fueron
descomunales, y la enseñanza más: un
especulador, uno solo, podía hundir a un país
entero.
El territorio de ubicación de los hedge funds
suele ser distinto del territorio de gestión. En
efecto, el 60% de los Hedge Funds en 2010
estaban localizados en paraísos fiscales (de
hecho el 37% del total de hedge funds están en
las Islas Caimán y el 27% en Delaware, es
decir, Estados Unidos). La constitución en un
paraíso fiscal también incrementa la
rentabilidad porque disminuye los costes de las
operaciones (intereses, registros, etc.). En
cuanto a la gestión el 80% está en territorio
estadounidense (concretamente el 41% está en
Nueva York), y la gran mayoría del resto está
en Londres. Los gestores de estos fondos son,
insistimos, los bancos, y además también son
ellos quienes ofrecen servicios especializados a
los hedge funds.
Por otra parte, por la importancia que tienen
los bancos en nuestra economía (basta ver los
recientes y millonarios rescates financieros
como consecuencia de la crisis), suelen estar
sometidos a supervisión estatal. Se les
imponen normas financieras que intentan
mitigar su exposición al riesgo y su actividad
perjudicial, algo que se consigue examinando
los balances contables de los bancos. Sin
embargo, los paraísos fiscales funcionan en
este caso como válvulas de escape. Los bancos
pueden crear sucursales, filiales o incluso otras
entidades independientes en los paraísos
fiscales para evitar estas regulaciones. Así,
aunque en realidad el riesgo está asumido en
última instancia por el banco matriz (el que
está en el país que sí tiene regulación) puede
disponer de un enorme entramado de otras
empresas de su propiedad que están operando
desde los paraísos fiscales y que están
asumiendo riesgos imperceptibles para los
reguladores.
Cuando ocurre un evento como una quiebra en
el paraíso fiscal o una crisis financiera
generalizada los bancos tienen que asumir
todas las pérdidas de sus entidades,
trasladándose de forma inmediata a los países.
Eso es exactamente lo que pasó a muchos
bancos en la reciente crisis de las hipotecas
subprime, ya que los fondos de inversión
colectiva que gestionaban tuvieron importantes
Paraísos fiscales en la globalización financiera Alberto Garzón Espinosa
148 © Historia Actual Online 2011
pérdidas derivadas de los activos que ahora ya
no valían casi nada. Los bancos tuvieron que
asumir las pérdidas y muchos entraron
directamente en quiebra.
Precisamente es importante hacer notar que los
paraísos fiscales jugaron un papel crucial en la
gestación de la crisis financiera, ya que
posibilitaron la expansión y diseminación de
activos tóxicos por todo el sistema financiero.
Los bancos creaban fondos de inversión en los
paraísos fiscales para realizar allí la
titulización, es decir, para crear nuevos títulos
financieros compuestos por la suma de otros
productos financieros derivados de las
hipotecas subprime. De esa forma los fondos
de inversión servían para atraer inversores y
proporcionar capital al banco matriz, con todas
las ganancias en término de ahorro impositivo
que ello conllevaba.
2. 5. Las empresas transnacionales.
Las empresas multinacionales o
transnacionales (ETN) son agentes que
también utilizan los paraísos fiscales para sus
actividades. Sabido es que las ETN fragmentan
sus actividades buscando maximizar sus
beneficios. Así, pueden tener sus oficinas
administrativas en España, sus fábricas en
Rumanía, sus servicios de teleasistencia en
Argentina y su sede en algún paraíso fiscal. Se
trata de minimizar costes en cada campo, allí
donde la mano de obra es más barata, los
costes medioambientales y los impuestos más
bajos, o los requisitos legales sean menores.
El uso de los holdings o conglomerados
empresariales es muy habitual. Se trata de
entidades creadas para ser propietarias de un
grupo de empresas independientes entre sí, y al
estar registrado el holding en un paraíso fiscal
tendrá que pagar menos impuestos y, en
muchos casos, los dividendos e intereses
cobrados estarán exentos.
Desde los paraísos fiscales las empresas o
filiales de las ETN también pueden obtener
financiación (dinero para llevar a cabo sus
actividades) vía préstamos o emisión de títulos
de forma mucho más barata. La empresa
estadounidense Enron, conocida por su
escándalo contable, utilizó casi 900 sociedades
en paraísos fiscales. Enron utilizó unos fondos
de inversión denominados Special Purpose
Vehicles (SPV), a los que denominó Raptor,
para realizar transacciones consigo misma y
retirar aparentemente riesgos de su balance.
Con esta fórmula, Enron podía anotar ingresos
por venta de gas a Raptor, recomprando el gas
posteriormente, y sin anotar los gastos
consecuentes. Si además Raptor compraba el
gas con el dinero obtenido de un préstamo
concedido por un banco, podía proporcionar
fondos líquidos a Enron sin necesidad de que
éste tuviera que acudir directamente a un
banco. En realidad lo que estaba sucediendo es
que aunque Enron estaba, de hecho, recibiendo
un préstamo, éste no se estaba registrando
como tal en el balance y, por lo tanto, las
cuentas aparecían desvirtuadas.
Otro mecanismo utilizado es la transferencia
de precios. Las ETN pueden manipular los
precios de las mercancías de tal forma que a
través de diversas combinaciones acaben
pagando muy pocos impuestos. Una ETN en
un país normal puede exportar a una filial en
un paraíso fiscal unos productos a un bajo
precio (bajo beneficio, lo que supone un bajo
impuesto) para que luego la filial pueda
venderlo mucho más caro (alto beneficio, sin
impuesto por estar en paraíso fiscal); todo ello,
por supuesto, sin que la mercancía se haya
movido realmente de sitio.
En otros casos las ETN registran una gran
cantidad de empresas en paraísos fiscales para
poder llevar a cabo actividades marítimas. Es
el tema de las banderas de conveniencia: cada
buque está registrado en un paraíso fiscal como
una empresa en sí misma, con el objetivo de
reducir riesgos. Pero además, entran en juego
otros actores como el armador y el propietario
de la carga, todos ellos siempre ocultos tras un
entramado complejísimo de entidades
registradas en paraísos fiscales. El caso del
Prestige es sin duda representativo. El Prestige
navegaba bajo pabellón de Las Bahamas, y era
propiedad de una sociedad registrada en
Liberia, que a su vez era propiedad de una
familia griega. El armador o gestor del buque
era una sociedad griega que había contratado
una tripulación de trabajadores filipinos y
rumanos y a un capitán griego. Y la carga era
propiedad de una sociedad de Suiza que era a
su vez propiedad de un holding (entramado de
empresas) ruso que estaba registrado en
Liechenstein.
HAOL, Núm. 26 (Otoño, 2011), 141-153 ISSN 1696-2060
© Historia Actual Online 2011 149
2.6. Las personas de grandes patrimonios.
Las personas de grandes patrimonios (High net
worth individual) son aquellas que tienen
activos líquidos (no propiedades, sino valores
que se pueden transformar en dinero contante y
sonante con facilidad) por valor superior al
millón de dólares. Debido a la reducción de
impuestos generalizada en el mundo desde los
años setenta y, entre otras cosas, también a la
existencia de los paraísos fiscales estas
personas han incrementado sus fortunas de
forma espectacular en los últimos decenios.
Operan fundamentalmente en paraísos fiscales
y a través de gestores que muchas veces son
bancos (normalmente es la Banca Privada, es
decir, una sección empresarial de los grandes
bancos que está especializada en la gestión de
las grandes fortunas). Estas grandes sumas de
dinero de estos individuos se canalizan a través
de diversas formas (todo tipo de fondos) para
revalorizarse, utilizando los paraísos fiscales
de forma preferente.
Los paraísos fiscales, no en vano, sirven
especialmente para la protección de todo tipo
activos. A través de mecanismos como los
fideicomisos (personas que detentan la
propiedad de algo sólo virtualmente) las
grandes fortunas pueden esquivar las
regulaciones fiscales de sus propios países e
incluso las leyes sobre herencia y sucesiones.
La Banca Privada asesora a estas grandes
fortunas creando unos complejos entramados
de empresas y entidades que ocultan la
propiedad de las mismas, evitando así las
posibles inspecciones fiscales.
Hay muchos mecanismos a través de los cuales
todo ello se puede conseguir pero algunos son
tan sencillos como abrir cuentas anónimas o
numeradas en paraísos fiscales y gastar el
dinero de las mismas mediante tarjetas de
crédito. Hoy en día existe libertad plena de
movimientos financieros y es posible pagar
con una tarjeta cualquiera en cualquier
establecimiento (o sacar dinero de un cajero) y
con cargo a una cuenta en un paraíso fiscal.
Hay también otras formas que se usan para
evadir impuestos o hacer fraude fiscal. Son
habituales en deportistas de élites que ubican
su residencia en algún paraíso fiscal, pero
también por otros profesionales (médicos,
consultores, etc.). A veces, algunos de estos
profesionales crean empresas en paraísos
fiscales para que sean éstas las propietarias de
sus activos (coches, casas, etc.) y las que sean
contratadas para efectuar servicios (atención
médica, por ejemplo), de forma que evitan así
la tributación.
El blanqueo de dinero también se realiza
utilizando los paraísos fiscales. En una primera
fase, llamada de prelavado, el dinero sucio
(procedente de la corrupción o de cualquier
otro tipo de delito) se fragmenta en muchas
partes pequeñas y se va introduciendo en
cuentas corrientes de los bancos. En una
segunda fase, llamada de lavado, ese dinero se
dispersa en los mercados financieros para que
en una tercera fase, de reciclado, se utilice
después en la compra de viviendas, la creación
de empresas o en inversiones productivas.
3. LA ECONOMÍA REAL.
Pudiera parecer que la problemática de los
paraísos fiscales es un fenómeno apartado de la
existencia real de las personas, más allá de
alguna que otra anécdota cada cierto tiempo.
La mayoría de la ciudadanía ignora la
funcionalidad de los paraísos fiscales y las
consecuencias que se derivan de su simple
existencia, lo que contrasta con la importancia
vital que tienen sobre el nivel y calidad de vida
de las sociedades modernas.
3.1. Crisis financiera.
Como ya hemos adelantado, los paraísos
fiscales han jugado un papel clave en la
gestación y gravedad de la crisis financiera
reciente. Su existencia ha servido para
distribuir los llamados “activos tóxicos” por
todo el sistema financiero, haciendo que el
contagio de las pérdidas fuera mucho más
severo y rápido de lo normal. Pero también
sirvió para que los bancos pudieran esquivar
las regulaciones bancarias propias de los países
“normales”, ya que utilizaron sus fondos de
inversión en los paraísos fiscales para poder
titulizar sus hipotecas subprime y poder
obtener así financiación para continuar
suscribiendo nuevas hipotecas. De esa forma
estaban asumiendo un riesgo que no aparecía
reflejado en los balances contables y que por lo
tanto no era perceptible por los reguladores.
El caso más paradigmático es el del banco de
inversión Bear Stearns, cuyos dos hedge funds
ubicados en paraísos fiscales fueron los
primeros en declararse en quiebra. Dicha
quiebra obligó al banco matriz a tener que
Paraísos fiscales en la globalización financiera Alberto Garzón Espinosa
150 © Historia Actual Online 2011
asumir las pérdidas y eso le condujo a su
propia quiebra. Finalmente el banco tuvo que
ser comprado por la competencia a precio de
saldo. Uno tras otro la mayoría de los bancos
que tuvieron que ser rescatados fueron
revelando que tenían importantes cantidades de
dinero invertidas en paraísos fiscales
(Vigueras, 2009), lo que llevó a las autoridades
a replantearse la regulación de los paraísos
fiscales. No obstante, a pesar de las
declaraciones y como hemos podido ver en el
segundo epígrafe no ha habido grandes
avances en la regulación o prohibición de
transacciones con los paraísos fiscales.
3.2. Competición fiscal.
En un entorno de globalización financiera y
libre circulación de capitales los paraísos
fiscales empujan a la baja la presión fiscal de
todos los países desarrollados. Debido a que
los capitales se mueven por el sistema
financiero intentando maximizar rentabilidades
los Estados temen gravar las rentas
provenientes del capital por si eso puede
provocar una fuga inmediata, de esos mismos
capitales, hacia terceros países donde tales
rentas no están gravadas. Como consecuencia,
los sistemas impositivos de los países se
distorsionan y acaban por hacer recaer la
presión fiscal sobre los agentes que no pueden
eludir el pago de impuestos, es decir,
normalmente las rentas salariales de las clases
medias y bajas. El Estado del Bienestar y las
políticas de redistribución, cuya fuente de
financiación es fundamentalmente el sistema
impositivo estatal, acaba por ser financiado
entonces por las clases sociales que deberían
ser, en el diseño original, las que menos
tendrían que contribuir a su sostenibilidad.
Lógicamente esa situación no es perdurable en
el tiempo y los diferentes elementos del Estado
del Bienestar comienzan a ser deteriorados.
En los países en desarrollo esta lógica opera
también, pero aquí son dominantes otros
fenómenos. En la búsqueda por atraer capitales
extranjeros los países en desarrollo compiten
actualmente entre sí rebajando la presión fiscal
que se ejerce sobre determinados sectores o
actividades económicas, o incluso sobre
entidades concretas. No siempre se trata de
reducir el tipo impositivo al que gravan las
actividades o empresas, sino que a veces
consiste en algún sistema de incentivos que
combina diferentes formas de atracción de
capitales. En general se acometen medidas que
incluyen la liberalización, las privatizaciones,
la desregulación laboral y la ya mencionada
estructura de impuestos. El resultado es que el
Estado ingresa mucho menos en concepto de
impuestos y de esa forma no puede disponer de
herramientas para consolidar servicios públicos
eficientes, agudizándose por lo tanto la
desigualdad nacional.
Muchos movimientos sociales y
organizaciones no gubernamentales buscan
continuamente implantar algún tipo de
impuesto a las transacciones financieras o
mejorar la ayuda oficial al desarrollo para
mejorar el nivel de vida de los países en
desarrollo. Sin embargo, una estrategia más
directa y eficiente es acabar con los paraísos
fiscales y coordinar las políticas fiscales a
nivel global para así permitir que los países en
desarrollo dispongan de ingresos propios.
3.3. Fondos de capital riesgo.
Como ya explicamos, todos los fondos de
inversión colectiva invierten buscando
revalorizar el capital invertido al inicio. Los
distintos fondos de inversión se diferencian en
los mercados en los que invierten, de modo
que mientras algunos se especializan en la
inversión de derivados otros se especializan en
la inversión en el mercado de acciones. La
estrategia de los fondos de capital riesgo
(prívate equity) es esta última.
Los fondos de capital riesgo, que como los
hedge funds se ubican en paraísos fiscales y se
gestionan desde territorios distintos, compran
empresas que o bien no cotizan en bolsa o bien
si cotizan son retiradas de la misma. Una vez
en su propiedad las empresas son
reestructuradas a través de ajustes de personal,
externalizaciones, disminución de prestaciones
sociales, deterioro de las condiciones laborales,
etc. con el fin de hacer a la empresa más
rentable y atractiva para futuros compradores.
Una vez realizado el proceso, que suele
demorarse unos cuantos años, el fondo de
capital riesgo vende la empresa a terceros a un
precio más alto y obtiene de esa forma el
beneficio económico.
A veces se trata de una modernización de la
empresa, pero en otros muchos casos se trata
de simples estrategias de marketing (Wahl,
2007). En cualquier caso debe hacerse notar
que el alto coste de tales procesos recae sobre
HAOL, Núm. 26 (Otoño, 2011), 141-153 ISSN 1696-2060
© Historia Actual Online 2011 151
los trabajadores e incluso sobre la inversión
productiva y la economía real en su conjunto.
3.4. Financiarización y bajo crecimiento
económico.
El nuevo contexto financiero que emerge tras
los años ochenta y noventa y los cambios que
ha producido en la forma en la que se
interrelacionan los diferentes agentes
económicos ha llevado a los autores a hablar
de financiarización de la economía mundial.
En efecto, algunos autores como Stockhammer
(2008) han reconocido que la noción de
financiarización cubre un amplio rango de
fenómenos, tales como la desregulación
financiera y la proliferación de nuevos
instrumentos financieros, el cambio en la
naturaleza de los sistemas financieros, la
emergencia de los inversores institucionales, la
liberalización de los flujos de capital
internacionales y el incremento de la
inestabilidad en los mercados de tipo de
cambio, el incremento de la importancia de la
financiación basada en los mercados en
relación a la basada en los bancos, el
incremento de la actividad no crediticia de los
bancos comerciales o el creciente poder de los
accionistas en relación a los directivos y
trabajadores, entre otros.
Como consecuencia de este nuevo escenario
financiero internacional, en el que debemos
situar la existencia de los paraísos fiscales,
gran parte de la inversión que antes se
destinaba a la economía productiva ahora se
destina a la inversión financiera, no creadora
de empleos ni de riqueza. Por eso algunos
autores hablan de “punción financiera” y de
ralentización del crecimiento económico
producido por las finanzas. Debido a que a las
empresas y bancos les resulta más rentable
invertir en los mercados financieros que en la
economía real los niveles de inversión se
reducen y de esa forma también el crecimiento
económico.
3.5. Desigualdad, democracia y corrupción.
La ya citada competencia fiscal producida por
el nuevo contexto financiero y muy
especialmente por la existencia de los paraísos
fiscales se suma al hecho objetivo de que
quienes más se benefician de la actividad
financiera, y por tanto más beneficios
económicos obtienen, son precisamente las
capas sociales más adineradas y que cuentan
con los recursos suficientes para participar en
el juego financiero. Todo ello contribuye a que
la desigualdad de ingresos se esté disparando y
a que los mecanismos de redistribución del
Estado pierdan eficacia.
Asimismo, el enorme poder que tienen los
bancos y los fondos de inversión colectiva
lleva a que incluso puedan determinar las
políticas económicas de los diferentes
gobiernos. Como ha ocurrido recientemente en
el caso de la crisis de deuda pública,
finalmente son los agentes económicos que
operan en el mercado los que deciden las
políticas económicas que deben llevar a cabo
los gobiernos y los que imponen las políticas
antisociales que ahora se extienden por toda
Europa a pesar de que la inmensa mayoría de
la población las rechaza.
Simultáneamente los paraísos fiscales son
usados como instrumentos para esconder y
hacer más rentable la corrupción política,
degenerando así el sistema político. Todo ello
no hace sino deteriorar lenta pero muy
profundamente el sistema democrático de los
países desarrollados y en desarrollo.
CONCLUSIONES.
Los paraísos fiscales no son un fenómeno
reciente, pero como tantos otros instrumentos
financieros han vivido una expansión desde los
años ochenta y noventa. Esos años de
expansión han sido posibles debido a las
políticas económicas aplicadas por gobiernos
de inspiración neoliberal, todo lo cual ha
llevado a la economía mundial a una nueva
configuración económica y financiera.
Esa nueva configuración económica ha
liberado casi por completo al capital de las
trabas a las que estuvo sometido desde el final
de la II Guerra Mundial hasta el ascenso del
neoliberalismo, lo que ha agudizado la lógica
financiera de competencia desenfrenada.
No podemos olvidar que bajo este sistema
económico el motor de la actividad económica
es la ganancia. Cualquier entidad, ya sea un
banco, empresa transnacional o fondo de
inversión invierte únicamente con el objetivo
de revalorizar lo invertido, es decir, de obtener
tras la operación una cantidad mayor de dinero
que la que tenía antes de la misma. Y eso es
independiente del sector en el que se realiza
esa operación, porque el dinero “se moverá”
Paraísos fiscales en la globalización financiera Alberto Garzón Espinosa
152 © Historia Actual Online 2011
hacia aquellos espacios y sectores que ofrezcan
mayores rentabilidades. Por eso se dice que el
criterio que utiliza este sistema es el de la
rentabilidad y no algún criterio social. Además,
hay que tener presente que todos esos bancos,
empresas y fondos compiten entre sí, de modo
que intentan siempre obtener mayores
rentabilidades que sus adversarios.
La desregulación generalizada que llevó a cabo
el neoliberalismo lo que hizo fue ampliar los
espacios de negocio de todos los agentes
económicos, sumiendo a todos ellos a una
competencia mucho más intensa. Y la
competencia se realiza siempre en la frontera
de la legalidad, razón por la cual siempre se
promueve desplazar esa frontera un poco más
para poder seguir haciendo negocio. Otras
veces, tal y como hemos visto en este
documento, también se sobrepasa dicha
frontera en un intento por vencer al adversario.
Y eso es precisamente lo que ocurre con los
paraísos fiscales. En cuanto una entidad
financiera los utiliza y obtiene así mejores
rentabilidades el resto tiene que hacer lo
mismo si quiere evitar ser eliminado del
mercado por el competidor. No hablamos pues
de entidades malvadas o maliciosas sino
sencillamente de la lógica del capital y sus
regulaciones.
El perjuicio que los paraísos fiscales producen
a la sociedad ha quedado en evidencia a lo
largo de estas páginas, de lo que se puede
deducir la imperiosa necesidad de tomar
medidas para evitar que los paraísos fiscales
sigan existiendo. Esto, sin embargo, contrasta
con la actual configuración institucional
dominante. Hay que recordar que la Unión
Europea en su Tratado de Lisboa prohíbe
explícitamente el establecimiento de
restricciones a las transacciones financieras
con terceros países. Y que como
detalladamente puede verse en Vigueras
(2009) las cumbres del G-20 y otras reuniones
de los organismos internacionales no han
tenido un efecto real y palpable en la existencia
de los paraísos fiscales ya que, en última
instancia, el contexto financiero sigue siendo el
mismo.
Bibliografía.
Arrizabalo, X. (1997): Crisis y ajuste en la
economía mundial. Implicaciones y significado
de las políticas del FMI y el BM. Síntesis,
Madrid.
DPRN (2009): “Supporting developing
countries’ ability to raise tax revenues”.
[Disponible en http://www.dprn.nl]
Escario, J. L. (2011): Paraísos Fiscales. Los
agujeros negros de la economía globalizada.
Catarata, Madrid.
Harvey, D. (2009): A brief history of
neoliberalism. Oxford, New Yor
Kotz, D. (2008): “Neoliberalism and
Financialization”. [Working Paper disponible
en http://people.umass.edu/dmkotz/]
Krugman, P. (2009): El retorno de la
economía de la depresión. Crítica, Madrid.
OECD (2011): “The global forum on
transparency and exchange of information fox
tax purposes”. [Disponible en
http://www.oecd.org/dataoecd/32/45/43757434
.pdf]
Palazuelos, E. (1998): La globalización
financiera. La internacionalización del capital
financiero a finales del siglo XX. Síntesis,
Madrid.
Tablas, A. M-G. (2007): Economía política
mundial. I: Las fuerzas estructurantes. Ariel,
Madrid.
_________ (2007b): Economía política
mundial. II: Pugna e incertidumbre en la
economía mundial. Ariel, Madrid.
Torres, J. y Garzón, A. (2010): ¿Por qué se
cayó todo y no se ha hundido nada?. Sequitur,
Madrid.
Stockhammer, E. (2008): “Some Stylized Facts
on the Finance-dominated Accumulation
Regime”. Competition & Change, vol. 12. Nº
2, pp. 184-202.
Vigueras, J. H. (2000): Los paraísos fiscales.
Akal, Madrid.
Vigueras, J. H. (2009): Al rescate de los
paraísos fiscales. Icaria, Barcelona.
Whal, P. (2008): “Superestrellas en el nuevo
traje del emperador. Fondos de Cobertura y
Fondos de Capital Riesgo: ¿qué está en
juego?”. [Disponible en
http://www.attacmallorca.es/web/uploads/supe
restrellas-en-el-nuevo-traje-del-emperador.pdf
Notas.
1 Cuando hablamos de países de origen nos estamos
refiriendo a países con tributación normal, esto es,
países que no son paraísos fiscales y desde los que
se desplazan los agentes (bancos, empresas, etc.)
para reducir costes.
2 Estas barreras de entrada son muy altas
precisamente a causa del también alto riesgo que
conllevan las operaciones financieras que realizan
los hedge funds. Los reguladores buscan proteger a
los pequeños inversores y consideran que la mejor
HAOL, Núm. 26 (Otoño, 2011), 141-153 ISSN 1696-2060
© Historia Actual Online 2011 153
forma es elevando las barreras, mientras que desde
la órbita más liberal (p.e. Shadab, 2007) se
considera que hay que rebajar esas barreras para
hacer partícipe a la mayor población posible del
beneficio de los hedge funds.

¿Quiénes son los verdaderos antisistema?


¿Quiénes son los verdaderos antisistema?

25 Mayo 2011 | Categorías: NacionalSin categoría
Siempre me ha sorprendido y en ocasiones indignado la banalidad con la que algunos políticos y medios de comunicación utilizan la expresión antisistema.
Con ella suelen descalificar, deslegitimar y criminalizar las acciones protagonizadas por movimientos sociales. A
l hacerlo, pretenden que el concepto antisistema se identifique con el de contrario a la sociedad, y expresan una concepción muy curiosa de lo que entienden como tal.

Joan Coscubiela,Nueva Tribuna.

No deja de sorprenderme que se califique de antisistema a quienes con sus acciones nos recuerdan que el derecho a la propiedad privada también tiene límites y está condicionado en su ejercicio por la exigencia de que cumpla con su función social (artículo 33 de la CE). I, en cambio, no consideran antisistema a aquellos que de manera habitual especulan con la propiedad privada del suelo o la vivienda hasta el punto de hacer inviable el derecho a una vivienda digna, reconocido por la misma Constitución en su artículo 47. Este fenómeno no es nuevo y viene de lejos.

Pero últimamente se ha intensificado con la crisis económica y parece haber alcanzado su cenit en la actual campaña electoral. ¿Nos hemos parado a pensar quienes son los antisistema en relación con la crisis económica?

¿Son los movimientos sociales que con sus acciones denuncian a los responsables de la crisis y exigen cambios estructurales en el funcionamiento de la economía y la sociedad?

¿O los antisistema son los reprobables personajes que tan bien describe y presenta el documenta “Inside Job”? Personajes e instituciones que con su comportamiento están erosionando las bases éticas mínima de cualquier espacio de convivencia que quiera hacer honor al nombre de sociedad.

¿Como podríamos calificar a los que, para obtener más beneficios y eludir sus responsabilidades fiscales, utilizan el secreto bancario y los paraísos fiscales?

Y cuál sería el nombre más adecuado para nombrar a los que , para mantener este status quo, se niegan a poner fin a los paraísos fiscales, a pesar de saber que son las autopistas por las que circula el dinero de la economía criminal –tráfico de armas, de personas, de órganos humanos para trasplantes-.

Son viejas preguntas que la crisis económica ha puesto aún más de actualidad y a las cuales como sociedad estamos obligados a responder más pronto que tarde.

Pero estos antisistema no reconocidos como tales no se limitan al terreno de la economía. En los últimos tiempos asistimos a manifestaciones o comportamientos que erosionan las mínimas reglas de convivencia y del Estado de Derecho.

Por ejemplo, cuando desde importantes responsabilidades políticas se hacen afirmaciones tan poco edificantes como que “la corrupción es inherente a las instituciones”.

O cuando se pide que se actúe contra determinados colectivos de personas por el simple hecho de ser inmigrantes y se proponen actuaciones que vulneran sus derechos fundamentales.

Uno de estos comportamientos antisistema lo estamos viviendo en relación a la sentencia del Tribunal Constitucional en el caso Bildu. Las acusaciones hechas por dirigentes del PP –creo que no se puede caer en el farisaísmo de no ponerle nombre a estos comportamientos– contra los miembros del Tribunal Constitucional sobrepasa los límites aceptables desde una perspectiva democrática.

Evidentemente es legítimo discrepar y criticar públicamente las sentencias de los Tribunales. Pero no lo es descalificar, poner en duda la integridad ética de los miembros del Tribunal Constitucional y erosionar su legitimidad. Y mucho menos hacerlo como un medio más de la batalla política en la que el fin parece justificar todos los medios.

La sociedad no puede pasar por alto ni acostumbrarse a estos comportamientos. Ni al de algunos profesionales y medios de comunicación que ignoran cuáles son sus responsabilidades y sus compromisos en relación a la sociedad y a las libertades de expresión, información y comunicación de las que son unos actores privilegiados.

Por cierto, esta no es la primera vez que ello sucede con el Tribunal Constitucional. Y para no hacer como los hooligans del fútbol, que solo ven los excesos en el comportamiento de los otros, haríamos bien en repasar algunas de las declaraciones realizadas en Cataluña con motivo de la sentencia sobre el Estatuto de Autonomía.

Últimamente y de manera frecuente se está entrando en terrenos peligrosos desde la perspectiva democrática. Las razones no son ni únicas ni simples. Pero mientras encontramos las respuestas para no meternos más en el barro, si que nos podríamos poner de acuerdo sobre quiénes son los “verdaderos antisistema”, sobre cuáles son los comportamientos que ponen en peligro la convivencia y han de ser reprobados socialmente.

Poner fin a los paraísos fiscales


Poner fin a los paraísos fiscales

9 Junio 2011 | Categorías: Paraísos Fiscales |

Xavier Caño– Pueblo y Sociedad Noticias.

Riesgo de desaceleración económica. Lo dice el G20, grupo de 19 países emergentes y ricos más la Unión Europea. El Banco Central Europeo (BCE), además, está muy preocupado por el aumento de la inflación, cinco décimas en la región del euro. El G20 alarma un poco y el BCE amenaza con subir los tipos de interés.

El Banco Central de España, para más inri, al conocer que los precios de octubre habían aumentado un poco, propuso moderación salarial. Más?

Según la propia OCDE, en siete años, desde 1999 a 2006, los costes laborales aumentaron en España un ridículo 3,7%. En este mismo período, los beneficios empresariales crecieron un 73%. ¿Hay que decir más?

La desmesurada preocupación por la inflación y la desaceleración económica quizá camufle problemas más serios que gangrenan de verdad la economía global. Por supuesto que la inflación desbocada es un peligro real para los ciudadanos de a pie, para pequeñas y medianas empresas. Y una recesión económica notable conlleva sufrimiento para la mayoría de ciudadanos, pero subir a los altares la inflación y el crecimiento económico apesta.

Habría que recordar, por ejemplo, que Brasil creció durante todos y cada uno de los años del siglo XX, pero también aumentaron los pobres y la desigualdad: una minoría riquísima y una mayoría paupérrima. Y no es el único caso. Quizás haya otras razones, además de la inflación, que la economía no funcione nada bien y la riqueza del mundo esté tan mal repartida.

¿Por qué no se preocupan un poco, solo un poco, los Bancos Centrales, G8, G20, FMI, Banco Mundial, OCDE, OMC y compañía de meterle mano a los desgraciados ‘paraísos fiscales’, por ejemplo, designados por el eufemismo centros offshore ‘? Uno de los mayores chanchullos del mundo, por cierto.

Dirigidos por grandes bancos internacionales y no menos grandes poderes financieros, siempre en beneficio de las corporaciones transnacionales y los mega-ricos. Paraísos con cuentas secretas y empresas tapadera, que han hecho de la ocultación y el engaño norma y dogma.

Las grandes corporaciones y los ricos eligen los paraísos fiscales para burlar el sistema fiscal: no pagan impuestos o, de hacerlo, son ridículos. No pagar impuestos es robar a la inmensa mayoría de ciudadanos, que sí los pagan.

Los impuestos evadidos impiden proporcionar los beneficios sociales, económicos y culturales a que todo ciudadano tiene derecho, si hemos de hacer caso de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de las constituciones de los países democráticos.

En los paraísos fiscales se blanquea el dinero procedente del tráfico mundial de drogas y otros gravísimos delitos, más de 600.000 millones de dólares al año. Además de otros casi 600.000 millones, procedentes del fraude y la corrupción.

Cifras que concuerdan con los cálculos del Fondo Monetario Internacional-que no es precisamente una organización de izquierdas-, que asegura que cada año se blanquea un billón y medio de dólares de dinero ilícito, corrompido y criminal. Casi un 5% del producto mundial.

Pero además de los paraísos fiscales, las grandes bolsas, los grandes bancos y los poderosos fondos de inversión del mundo no le hacen ascos al dinero negro del narcotráfico, del tráfico de blancas, de la venta ilegal de armas, de la descarada evasión de impuestos, de la corrupción de altos funcionarios y gobernantes … Buscan ese dinero y trabajan con él sin que los tiemble ni un gramo de conciencia.

De acuerdo a controlar la inflación y vigilar el crecimiento económico, pero toda esta basura de los paraísos fiscales y lo que en ellos se perpetra, no tiene nada que ver con la marcha renqueante de la economía, con la pobreza, con la desigualdad, con la fluctuación de la inflación? No repercute en la vida concreta de una enormidad de ciudadanos?

No me lo creo ni aunque lo expliquen una docena de premios Nobel de economía juntos. Ya sería hora de que Bancos Centrales, G8, G20, FMI, BM, OCDE, OMC y toda la retahíla de autoridades y asociaciones económicas, monetarias y similares se tomaran en serio acabar con los paraísos fiscales y la caterva de injusticias que inducen, permiten o encubren.

Carta a la Agencia Tributaria por Ignacio ESCOLAR


jun 03

Carta a la Agencia Tributaria

« |

Estimados inspectores. Les escribo en mi inocencia para alertarles de un error en el programa PADRE (y muy señor mío) de la declaración de la Renta de este año.

Acabo de descubrir, con gran sorpresa, que en el IRPF existe desde hace años un apartado para que los ciudadanos con posibles puedan declarar las participaciones en “Instituciones de Inversión Colectiva en paraísos fiscales”.

Es decir, los fondos escondidos en SICAVs y similares en las Islas Caimán, o en las Bahamas. Seré yo, que tengo el día tonto, pero no acabo de pillar la broma.

¿Acaso Hacienda pretende que aquellos españoles de bien, que se emocionan ante el himno y la bandera mientras evaden sus impuestos en Andorra, se arrepientan justo ahora y confiesen sus pecados en esta casilla? ¿O es que eludir al fisco también desgrava?

Sea cual sea su respuesta, que ya imagino sus buenas intenciones, creo que debo advertirles de que los paraísos fiscales ya no existen; que se han extinguido.

“La era del secreto bancario ha terminado”, sentenció el comunicado oficial de la cumbre del G-20 de Londres, en 2009, en una de esas ocasiones en las que los líderes mundiales refundaron el capitalismo tal y como lo habíamos conocido.

El último informe de la OCDE, hace unos meses, cumplió con la nueva orden y acabó con los paraísos fiscales por la vía rápida: sacándolos de la lista negra a cambio de un poco de maquillaje.

Ya que les lanzo estas líneas, aprovecho para pedir dos discos dedicados.

El primero: “Un impuesto para los más ricos”, de José Blanco (fue la canción del verano hace dos años).

El segundo: “Que la crisis no la paguen los de siempre”, de José Luis Rodríguez Zapatero.

Como ven, me gustan los clásicos.

Un método para luchar contra los Paraísos Fiscales


Un método para luchar contra los Paraísos Fiscales

Hace algún tiempo ya lo demostré en otro artículo, pero no está de más repetirlo. Las economías desarrolladas no luchan contra los Paraísos Fiscales porque no les da la gana, o porque actúan con el doble rasero del que da con una mano lo que con otra quita.

Como podéis ver en el artículo que enlazo, unos cuantos países tiene su propio paraíso fiscal montado en territorios que administran y controlan, y luego, además, manejan la cara dura de promover tratados contra estos agujeros financieros que ellos mismos excavan en los lugares que controlan.

El remedio, si quisieran, sería fácil. ¿No es la Hacienda Pública la que decide, mediante la legislación fiscal, que gastos son deducibles y cuales no?, ¿no son ellos los que dicen hasta qué´cantidad se pueden desgravar dietas, hijos, pisos y desplazamientos? ¿No es Hacienda la que a través de los >Presupuestos Generales del Estado modifica todos lso años esa normativa?

Sí, claro.

¿Y qué costaría entonces decidir que las facturas emitidas en un Paraíso Fiscal son válidas pero no desgravables? ¿qué costaría decir que si tiene usted una empresa en Gibraltar, por ejemplo, puede vender en España lo que quiera, pero esa factura no podrá meterla nunca a gastos su cliente?, ¿qué costraía decir que si tiene usted una empresa en las Islas Vírgenes sus facturas no son fiscalmente deducibles aaunque sigan siendo mercantilmente válidas?

Con esto, por lo pronto, se elimina completamente el salvaje método de la ballena y desaparece uno de los principales inventivos de los Paraísos Fiscales: generar la plusvalía en el lugar donde no se paga.

La consideración de facturas no desgravables para las emitidas en territorios que no cumplan unos mínimos sería rápida, sencilla, eficaz y no contravendría ningún tratado, pues eso territorios cuentan, precisamente, con eso regímenes fiscales por estar fuera d elso Tratados y los acuerdos monetarios, bancarios y de comercio.

¿Por qué no se hace? Porque No quieren. No culpemos, pro tanto, al que se lleva el dinero. Como bien dicen los judíos, no es culpa del ratón, sino del agujero en la pared. Un agujero que no se tapa porque a unos cuantos, a los que están ahí para taparlo, no les da la gana.

Una película  para la lucha contra los Paraísos Fiscales

Una canción  para la lucha contra los Paraísos Fiscales

Una libro  para la lucha contra los Paraísos Fiscales

Paraísos fiscales y cachondeo colonial. Un mapamundi del fraude.

Tiene depósitos bancarios de 42.000 millones de Euros…

A todos los países desarrollados se les llena la boca diciendo que van a luchar contra el fraudefiscal, crear listas de paraísos fiscales y perseguir las prácticas defraudadoras que tanto perjudican a sus economías creando competenciadesleal, disparidad de costes, y bla, bla, bla…

Luego, miras el mapa, y lo cierto es que te despelotas de la risa, porque esos territorios supuestamente chulescos, insolidarios y parásitos de la buena voluntad de los demás son en realidad, en muchos casos, colonias y territorios administrados pro los mismos países que se quejan y que supuestamente deberían crear esa legislación de lucha contra los paraísos fiscales y elblanqueo de dinero.

Vienen en todos los mapas, pero no me privo d e poneros aquí unos cuantos.

Paraísos fiscales bajo administración británica:

-Anguila

-Islas Caimán.

-Islas Cocos.

– Las Islas Vírgenes Británicas

-Bermudas.

-Gibraltar

-Alderney

-Islas Pitcairn.

-Isla Ascensión.

-La Isla de Man,

-Jersey

-Guernsey

-Montserrat.

¿Comprendéis ahora pro qué están tan interesados en decir que son entes autónomos con su propia legislación? Para no verse obligados a tapar ese agujero. Sigo.

Paraísos fiscales bajo administración holandesa:

-Aruba

-Antillas Holandesas

Paraísos fiscales bajo administración de Nueva Zelanda:

– Islas Cook

– Nieue

Paraísos fiscales bajo administración de Australia:

-Isla de Norfolk.

-Isla de Navidad.

Paráisos fiscales bajo administración de Estados Unidos:

-Islas Vírgenes.

-Guam.

Además, y segun la wikipedia, Estados Unidos cuenta con legislaciones en algunos estados, como Delaware, Wyoming o Nevada que de facto permiten una exención de impuestos para sociedades limitadas (LLC) en manos de extranjeros no residentes, siempre y cuando no mantengan un establecimiento físico en el país.

Hay muchos, muchos más países desarrollados y aparentemente ofendidos que tienen sus propios paraísos fiscales. Noruega, Francia, Italia… No sigo para no aburrir. Con esto basta para el recorrido que pretendía por los agujeros donde esconden el dinero los mismos que dicen perderlo.

Paraíso fiscal

Un paraíso fiscal es un territorioEstado que se caracteriza por aplicar un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes, que se domicilien a efectos legales en el mismo. Típicamente estas ventajas consisten en una exención total o una reducción muy significativa en el pago de los principales impuestos.

Contenido

[ocultar]

[editar]Definición

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico,1 cuatro factores clave son utilizados para determinar si una jurisdicción es un paraíso fiscal:

  1. Si la jurisdicción no impone impuestos o éstos son sólo nominales. La OCDE reconoce que cada jurisdicción tiene derecho a determinar si imponer impuestos directos. Si no hay impuestos directos pero sí indirectos, se utilizan los otros tres factores para determinar si una jurisdicción es un paraíso fiscal.
  2. Si hay falta de transparencia.
  3. Si las leyes o las prácticas administrativas no permiten el intercambio de información para propósitos fiscales con otros países en relación a contribuyentes que se benefician de los bajos impuestos.
  4. Si se permite a los no residentes beneficiarse de rebajas impositivas, aun cuando no desarrollen efectivamente una actividad en el país.

Una característica de un paraíso fiscal es que en el mismo suelen convivir dos regímenes fiscales diferenciados y legalmente separados. Por un lado, el que afecta a los residentes y empresas locales, los cuales están sujetos al pago de impuestos como en cualquier otro país y, por el otro, el de los no residentes, que gozan de ventajas fiscales y suelen tener prohibida cualquier actividad económica o de inversión dentro de su territorio. Para facilitar la separación de estas dos economías paralelas, usualmente se cuenta con legislación e instituciones especialmente reservadas a los no residentes, como los bancos offshore o las sociedades IBC (International Business Companies).

Otro rasgo identificatorio de un paraíso fiscal suele ser la existencia de estrictas leyes de secreto bancario y de protección de datos personales. Es habitual que los datos de accionistas y directores de empresas no figuren en registros públicos, sino que se encuentren bajo la custodia de su representante legal, el llamado agente residente (registered agent). Estas características han provocado que estos países, a menudo muy pequeños en extensión y población, hayan conseguido acumular un cuarto de la riqueza privada de todo el mundo, según elFMI.2 Históricamente se los ha acusado de servir de cobijo a evasores de impuestos, terroristas y narcotraficantes que esconden sus identidades tras sociedades offshore, cuentas numeradas, directores fiduciarios, fundaciones, trusts o acciones al portador.

La presión de diversos organismos internacionales, especialmente la OCDE y el GAFI, ha conseguido que, en los últimos años, muchos paraísos fiscales, hayan accedido a hacer ciertas concesiones en materia de intercambio de información, especialmente en lo relativo a la colaboración en el esclarecimiento de delitos graves. También el sector bancario aplica ahora estrictas políticas de identificación de sus clientes, conocidas como “due diligence”. No obstante, en muchos casos la opacidad de estos territorios todavía es importante, así como lo son sus ventajas fiscales. Esto es aprovechado por sectores muy diferentes de la economía, desde ahorradores privados, pasando por inversores, empresas de importación y exportación, hasta grandes multinacionales, bancos y aseguradoras.

Por otro lado, muchos países (particularmente los miembros del OCDE) han promulgado leyes que pretenden dificultar a sus ciudadanos eludir el pago de impuestos mediante sociedades en paraísos fiscales. En estos casos, estas sociedades se consideran como una corporación extranjera controlada o CEC, aplicándose a su dueño un régimen de transparencia fiscal, es decir, considerando los ingresos de dicha compañía como generados directamente por su propietario. En cuanto a sus relaciones internacionales, pocos países cuentan conacuerdos bilaterales en materia de doble imposición internacional o, si existen, se excluyen de ellos expresamente a las sociedades no residentes.

[editar]Paraísos fiscales según la OCDE

Los paraísos fiscales enumerados en la lista publicada por la OCDE el 20 de enero de 2010 son:3

[editar]Otros paraísos fiscales o territorios que aplican políticas similares

[editar]Territorios que figuraban en listas anteriores de la OCDE 4

[editar]Paraísos fiscales según Argentina

Además de los paraísos fiscales que figuran en la lista de la OCDE, Argentina ha catalogado a otros países o territorios como de “baja o nula tributación”:5

[editar]Otros territorios con centros financieros offshore6

¹ U.S. International Banking Facilities (IBFs). ² Japanese Offshore Market (JOM). ³ Bangkok International Banking Facilities (BIBFs).

  • Estados Unidos cuenta con legislaciones en algunos estados, como Delaware, Wyoming o Nevada que de facto permiten una exención de impuestos para sociedades limitadas (LLC) en manos de extranjeros no residentes, siempre y cuando no mantengan un establecimiento físico en el país.
  • Reino Unido es un paraíso fiscal para personas con domicilio en el extranjero, incluso aunque sean residentes en el país (residencia ydomicilio son conceptos legales separados en el Reino Unido), pues no pagan impuestos sobre los ingresos extranjeros que no se remitan al Reino Unido. Parecidas situaciones se encuentran en otros pocos países, incluyendo Irlanda.
  • Suiza es un paraíso fiscal para los extranjeros que se hacen residentes tras negociar la cantidad de sus ingresos sujeta a impuestos con el cantón en el que pretenden vivir. Típicamente se asume que los ingresos imponibles son cinco veces la renta de alojamiento pagada.
  • Hong KongMacao tienen tasas de impuestos muy bajas y en ciertos casos incluso nulas, por ello podrían ser considerados paraísos fiscales.
  • Uruguay es considerado el paraíso fiscal por otros países sudamericanos, ya que tiene una política de exoneración fiscal y secreto bancario para atraer inversiones. Sin embargo, el gobierno introdujo una reforma tributaria con Impuesto a la Renta de las personas físicas, eliminó las SAFI (Sociedades Financieras de Inversión que daban cobertura legal a empresas off-shore) y se comprometió a cumplir con las estándares tributarios de la OCDE.7

[editar]Cantidades

Aunque incompletas, y con las limitaciones discutidas más abajo, las estadísticas disponibles indican, no obstante, que el sector bancario extraterritorial (offshore) es una actividad más que considerable. Los cálculos del FMI basados en datos del BPI sugieren que los activos extraterritoriales incluidos en los Estados financieros de las instituciones bancarias alcanzaban los 4,6 billones de dólares a fines de junio de 1999, lo que suponía aproximadamente la mitad del total de activos extraterritoriales. De ellos, 0,9 billones estaban en territorios del Caribe, 1 billón en Asia y la mayoría de los restantes 2,7 billones en centros financieros internacionales como LondresEstados UnidosJapón. En el caso de los Estados Unidos estaban amparados en las franquicias bancarias internacionales (International Banking Facilities (IBFs)) y, en el de Japón, en el Mercado “Offshore” Japonés (Japanese Offshore Market (JOM)).8

[editar]Véase también

[editar]Referencias

[editar]Enlaces externos

Navegador de artículos