AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivar en la categoría “RESCATES FINANCIEROS”

Esta crisis no es casual,sino causal.Fué provocada x Goldman Sach con el fin de minar el euro y así conseguir gobernar en Europa y saquearla


Esta crisis no es casual, sino causal.

Fué provocada x Goldman Sach

con el  fin de minar el euro

y así gobernar en Europa y saquearla

 
Por fin la cuadratura del círculo se cierra.

Todas mis sospechas por fin despejadas.

Desde un principio, dudé de la fatalidad que supuso tropezarnos con la crisis.

Es impensable e increíble que nadie imaginara lo que podía pasar con la burbuja inmobiliaria y financiera que se estaba creando.

Es teoría de economía elemental. Aquí en España, hasta el más patán lo discurría entre botellín y tapa en  cualquier taberna.

¿ Luego si era previsible lo que iba a pàsar porqué no se paró a tiempo?

Pues por lo mismo que no se rescató en su momento a Grecia ni  saca los bonos Alemania ahora. Ya lo hará en su momento cuando todo quede atado y bien atado.

Porque todo lo que estamos viviendo es un ataque orquestado en toda regla contra el euro, como moneda alternativa al dólar, ya que a partir de ahora  con sus políticas de austeridad, no podrá ser en muchas décadas, la alternativa que se presumía a éste.

Por un lado, en esta última década, se ha estado librando una lucha soterrada entre las divisas más fuertes.

Cuando apareció el euro, muchos países le vieron como una tabla de salvación donde agarrarse para poder librarse de la tiranía del dólar.

Los más atrevidos, Irak y Libia, han pagado muy cara su osadía. Y por el mismo motivo, tanto Venezuela como Irán van por el mismo camino.

Como se puede comprobar hoy en día, todos huyen del euro y ponen su dinero a buen recaudo en otras monedas mas fuertes, llamadas refugio, como el franco suizo o el dólar.

Por otro lado, la economía mundial se estaba empezando a disparar en demasía.

Los que saben y controlan el mundo, se encontraban ante dos problemas. Uno, los nuevos países emergentes a la velocidad que iban creciendo superarían rápidamente a Europa y uno de ellos, China, incluso a EEUU. Y dos. Creciendo a este ritmo se agotarían los recursos del planeta en unas décadas.

Provocando la crisis, se resolvían de un plumazo y por un tiempo, ambos asuntos.

Por un lado, al perder capacidad adquisitiva Europa, el mayor consumidor del mundo, daría lugar a un parón o frenazo en el crecimiento de los BRICS, aparte de causarles como les causará algunos efectos colaterales negativos.

Y por otro, viéndose como se ve, que por necesidad de supervivencia, nos abocamos hacia una economía sostenible en la que beneficios tan desorbitantes como se han visto antes de la crisis no podrán darse de nuevo. La burbuja creada era una magnífica forma de ganar billones que tal vez ya nunca se puedan volver a ganar.

Provocándola, sabías de antemano en que momento de la partida retirarte con todos tus beneficios y colgarles  a otros el marrón.

Esta creación artificial de dinero, sirvió, además, para endeudar hasta las cejas a los países y consumidores europeos, que ávidos de codearse con los más ricos dilapidaron el mismo en majestuosos proyectos faraónicos sin sentido.

Por lo que, resumiendo, nos encontramos, por un lado con unas agencias de calificación y ciertos fondos con base de operaciones en paraísos fiscales con una ganancia acumulada de unos 600 billones, que como anteriormente he recalcado, no se volverán a producir en muchísimo tiempo.

Esto significa que los poseedores de tal cantidad de dinero podrán dominar el mundo a su antojo ya que tendrán capacidad ilimitada para comprar voluntades y financiar todo tipo de operaciones que sean necesarias para todo el que se oponga a sus planes.

Por lo que se puede deducir de mis argumentos, toda la austeridad que se nos impone no es tanto por neoliberalizar las relaciones laborales, que sí, sino por frenar el crecimiento general de los países atacados.

No cabe duda, que dentro de las políticas neoliberales que nos imponen, las privatizaciones son una fuente más de ingresos para engordar un poco más sus llenas arcas y que los hundimientos de la bolsa propician que sectores estratégicos de los países arrastrados por la crisis, caigan en sus manos cuando en época de vacas gordas hubiera sido casi imposible.

Y por fin, el último motivo por el cual se provocó, la crisis.

La política social y exterior de la vieja e incómoda Europa. 

Europa era a principios de siglo, la que todavía tenía en su haber un algo de solidaridad tanto en su política social como en su forma de contemplar las relaciones internacionales

Todavía era la que peleaba por defender un cierto diálogo en los conflictos que hay en el mundo,

la que veía más culpable a Israel que al pueblo palestino,

la que pensaba que había que dialogar con Irán mientras no se demostrase lo contrario,

la que intentaba romper el bloqueo al pueblo cubano porque cree que no tienen que pagar justos por pecadores,

la que no veía a Chávez como un peligro de nada sino como una simple mosca cojonera,

la que quería mantener los derechos adquiridos por los trabajadores y creían en el estado de bienestar para todos,

la que más buscaba que se intentara acabar con el cambio climático,

la que creía que para tener más seguridad no había porqué recortar más derechos a los ciudadanos

y la que se opuso en una gran mayoría a la guerra de Irak.

Era, con su opinión pública a la cabeza, la única que realmente estaba frenando de alguna manera los planes belicistas de Estados Unidos.

 

Como se podía deducir, la vieja Europa sobraba.

Y qué mejor manera para librarse de ella y dejarla sin voz ni voto, que entrámpandola hasta las trancas.

Y así es como hemos llegado a la situación actual en la que nos tratan y conducen por donde ellos quieren como a un pelele desmadejado. Y ya nadie es capaz de levantar la voz cuando a EEUU, con razón o sin ella, se le ocurre expoliar un país azuzado por su jefe o sea Israel que es el país más beneficiado geopolíticamente hablando con todo lo sucedido.

¿ Quién provocó la crisis?

Es evidente hoy en día. La misma gente que la provocó y que ha resultado la gran beneficiada de la misma. Goldman Sach que ha colocado a sus hombres en la gobernanza de Europa ayudada por el banco central alemán y la FED americana que ha tapado por un lado sus artimañas y por otro le ha regalado billones de euros. Ambos dominados por la familia Rothschild.

La operación fué sencilla, de manual de usura.

Primero se cebó con créditos blandos a la presa, cuando se creyó conveniente se destapó el caso Lethman, que fué la cabeza de turco ( eso sí se avisó con antelación a ciertos directivos para que pusieran a salvo sus fortunas) y se tomó su caída como pretexto para cerrar el grifo de nuevas financiaciones y se esperó tranquilamente a que las reservas bancarias de los países atrapados se fueran extinguiendo mientras con la excusa de salvar a los bancos se entrampaba con la deuda a los países y en ese punto nos encontramos ahora, axfixiados los estados por las deudas y sin ningún tipo de liquidez, nuestras entidades bancarias.

Para acelerar el proceso, han utilizado como elemento incendiario, la prima de riesgo con la que han especulado a la baja y la espoleta para empezar la explosiones sincronizadas de rescates financieros la pusieron en Grecia donde uno de los hombres de Goldman Sachs ayudó a ocultar las cuentas griegas para que pudiera pasar el ojo fiscalizador de la UE y poder entrar en el euro.

Billones andan especulando por la bolsa y decir que no se nos dá por la situación que nos encontramos es simplemente mentir.

En peores circunstancias macroeconómicas hemos estado siempre antes del 2000 y no ha habido nunca estos problemas de financiación. Está claro, que a la mano que mece la cuna, no le conviene.

Alemania ha jugado un papel primordial en como se ha desarrollado la crisis. Su oposición a la emisión de bonos y su premeditada lentitud en resolver los problemas que han ido surgiendo con el pretexto que había que cuadrar las cuentas del estado como fuese e imponiendo recortes y austeridad que en vez de aliviar han empeorado la situación de los países con problemas.

Perjudicando así, con su actitud, a todos los demás y ganando con ello una supremacía en la UE que hoy, nadie discute y esperando caer al igual que sus socios anglosajones sobre nuestras empresas y patrimonio para llevárselo limpio como en Grecia.

Ellos no desean que se les devuelva el dinero por eso solo saben poner impedimentos, lo que quieren es quedarse con las fuentes de  de donde emanan los ingresos y con la gobernanza aunque sea de forma indirecta de los nuevos países colonizados.

Por ejemplo ¿ Qué es mejor que me pague renegociando, que puede, aunque fuese alta la deuda, Telefónica o axfixiarla aunque al final me toque condonarla la deuda y quedarme con ella? Esto es como comprarla pero a precio de saldo: Dime tú si vale o no poner en su momento una quita. Esto es lo que están haciendo con los estados.

Y hemos caído todos como pardillos. Desde el país más torpe al más listo. Quién iba a sospechar que nuestra benefactora Alemania nos iba a llevar al huerto y servir en bandeja de plata a Goldman Sachs y a sus dueños el capital judío.

Que son y serán durante mucho tiempo los amos del mundo. Dominaban el gobierno de EEUU a través de sus lobbys o grupos de presión y ahora dominan Europa a través de sus tecnócratas y sus voceros Aznar y Sarkozy. El cual estará muy harto de Netanyahu pero le obedece al igual que su amigo Obama.

Si nos fijamos bien, han conseguido que sus enemigos sean los enemigos de Europa, cuando hace años la mayor parte de Europa se inclinaba más por las tesis palestinas y las relaciones con el mundo árabe eranmas o menos excelentes.

No están muy descaminados, los que piensan, que detrás de muchos de los atentados con firma islamista que han sucedido en el mundo, estaba el Mossad, como en el del 11S o que se encuentren detrás de AlQaeda ya que tanto en Afganistán como en Libia les ha venido muy bien su existencia. qué raro que en Egipto ni se les oiga ¿ Porqué será?

Esto decía yo hace un año y el tiempo por desgracia me ha dado la razón.

” Señores, cada vez pienso más que esta crisis ha sido provocada, nos han cebado como en una partida de póker y nos han hecho apostar más de lo que teníamos. ( Lo mismo hicieron con la URSS, que la arruinaron por querer seguir la carrera armaméntistica con USA).

Y ahora nos toca pagar. Y para poder hacerlo, sin que nos suban más los intereses de nuestra deuda o que terminen de hundir nuestra moneda, nos toca callar y mirar para otro lado. Porque la que se avecina es buena. Los únicos que parecen tenerlo claro son los líderes sudamericanos, que lo chillan a los cuatro vientos y nadie les hace ni caso.

Señores, como no hagamos algo, nos van a llover hostias por todos lados. La mejor manera para reflotar nuestra economía y que no dependa tanto de la inversión extranjera que nos está axfisiando y maniatando son la creación de bancos públicos aunque se a costa de nacionalizar los bancos con pérdidas y que den créditos baratos a familias y empresas . El mejor banco que yo he conocido y se privatizó fué ARGENTARIA.

Resumiendo…Si nos fijamos bien, la única zona del mundo realmente perjudicada con esta crisis es Europa.


EEUU pasa de sus cadáveres y saldrá de ésta crisis fácilmente porque cuenta con el apoyo de los especuladores que dominan el mundo. Sionistas, Bidelberg, club de roma, Skull bones, etc. A ver si no, como la nación más endeudada del mundo no tiene problemas para colocar su deuda.
A los países emergentes esta crisis ni les roza, al contrario, les va a impulsar hacia arriba.

Sola y a la deriva queda Europa. Lastre moral de la política exterior americana.”

La única solución decente, lógica y más conveniente para los ciudadanos de los países con problemas de deuda como España, es declarar la deuda odiosa por haberse utilizado métodos fraudulentos para encarecerla y si salir del euro para volver a tener el gobierno de la moneda y devaluarla para que através de las exportaciones reactivar la economía. No hacerlo, puede que no sea tan arriesgado pero pagaremos un alto precio por sentir seguridad y es seguir más o menos en las mismas que estamos por una década al menos.

ARMAK de ODELOT

Ex ministra israelí reconoce que utilizan “el truco del holocausto y el antisemitismo” para dirigir Estados Unidos/ Donde dice “Goldman Sachs”, diga “Israel” | Despierta Imbécil | Scoop.it

No se puede decir más claro. Y encima se lo cuenta a otra judía, Amy Goodman.

No se puede decir más claro. Y encima se lo cuenta a otra judía, Amy Goodman.
Por si hubiera alguna duda, Goldman Sachs está dirigido por la Casa Rothschild y un poeta judío afirmó hace varios siglos: “El Dinero es el Dios de los judíos y Rothschild, su profeta“. No hace falta mucho más, ¿verdad?

‘Es un truco que siempre usamos’ (Subtitulado)

Subido por  el 20/10/2011
Licencia de YouTube estándar

Rafapal Periodismo para Mentes Galacticas - November 22

La dictadura de Goldman Sachs / Goldman Sachs dictatorship

[ESP/ENG]

¿Sabéis quiénes son Lucas Papademos (actual dirigente Griego tras la dimisión de Papandreu) y Mario Monti (ahora al frente del gobierno italiano)?

¿Sabéis quién es Mario Draghi (actual presidente del Banco Central Europeo)?

¿Sabéis lo que es Goldman Sachs?

 

Goldman Sachs: es uno de los mayores bancos de inversión mundial y co-responsable directo, junto otras entidades como la agencia de calificación Moody’s, de la crisis actual, y uno de sus mayores benficiarios. Sólo a modo de pincelada, en 2007 ganaron 4 mil millones de dólares en operaciones que desembocaron en el desastre actual.

Papademos: Actual primer ministro griego, tras la dimisión Papandreu. No elegido por el pueblo:

- Ex-gobernador del Banco de la Reserva Federal de Boston entre 1993 y 1994.

- Vicepresidente del Banco Central Europeo de 2002 a 2010.

- Miembro de la Comisión Trilateral desde 1998, fundada por Rockefeller, lobby neo-liberal (se dedican a comprar políticos a cambio de sobornarles)

- Ex-Gobernador del Banco de Central Grecia entre 1994 y 2002. Falseó las cuentas de déficit público del país con la ayuda activa de Goldman Sachs, lo que condujo en gran parte e la actual crisis que sufre el país.

Mario Monti: Actual primer ministro de Italia tras la dimisión de Berlusconi. No elegido por el pueblo:

- Ex director europeo de la Comisión Trilateral antes mencionada.

- Ex-miembro del equipo directivo del grupo Bilderberg.

- Asesor de Goldman Sachs durante el periodo en que ésta ayudó a ocultar el déficit del gobierno griego.

Mario Draghi: Actual presidente del Banco Central Europeo en sustitución de Jean-Claude Trichet.

- Ex-director ejecutivo de del Banco Munidal entre 1985 y 1990.

- Vicepresidente por Europa de Goldman Sachs entre 2002 y 2006, periodo en que se realizó el falseo antes mencionado.

Hay que ver la cantidad de gente que trabajaba para Goldman Sachs….

Bien, qué casualidad, todos de la mano de Goldman Sachs. Los que crearon la crisis se presentan ahora como la única opción viable para salir de la misma, en lo que la prensa estadounidense está empezando a llamar “El gobierno de Goldman Sachs en Europa”.

¿Como lo hicieron?

Animaron a los inversores a invertir en productos sub-prime que sabían que era productos basura, y al mismo tiempo se dedicaron a “apostar” en bolsa por el fracaso de los mismos. Eso es solo la punta del iceberg, y está muy documentado, podéis investigarlo. Mientras leéis este texto se están forrando a base de especulación sobre las deudas soberanas.

Se tiende a querer hacernos pensar que la crisis ha sido una especie de resbalón, pero la realidad apunta a que detrás de ella hay una voluntad perfectamente orquestada de hacerse con el poder directo en nuestro continente, en una maniobra sin precedentes en la Europa del siglo XXI. La estrategia de los grandes bancos de inversión y agencias de calificación es una variante de otras llevadas a cabo anteriormente en otros continentes, se viene desarrollando desde el inicio de la crisis y ésta desde mi punto de vista está siendo la siguiente:

1. Hundimos a los países mediante la especulación en bolsa/mercado. Los volvemos locos de miedo a lo que dirán los mercados, que nosotros controlamos, cada día.

2. Los obligamos a recurrir a préstamos para mantenerlos en status quo, o “salvarlos”. Estos préstamos están estrictamente calculados para que los países no los puedan pagar, como es el caso de Grecia que no podría haber cubierto su deuda ni aunque su gobierno vendiera el país entero, y no es ninguna metáfora, es matemática.

3. Exigimos recortes sociales y privatizaciones en detrimento de los ciudadanos, bajo la amenaza de que si los gobiernos no los llevan a cabo, los inversores se retirarán por miedo a no poder recuperar el dinero invertido en la deuda de esos países y demás inversiones.

4. Se crea un altísimo nivel de descontento social, propicio para que el pueblo, ya sonado, acepte cualquier cosa con tal de salir de la situación.

5. Colocamos a nuestros hombres donde mejor convenga.

Si os parece ciencia ficción, informaos: este tipo de estrategias están perfectamente documentadas y se han venido utilizando con distintas variantes a lo largo el siglo XX y XXI en otros países, notablemente en Latinoamérica por parte de los EEUU cuando se dedicaban, y se siguen dedicando en la medida que pueden, a asfixiar económicamente mediante la deuda exterior por ejemplo a países de América Central, para crear descontento social y aprovecharlo para colocar a dirigentes afines a sus intereses.

Ahora esto está pasando en Europa, y ya no es que lo haga EEUU, sino que lo hace la industria financiera internacional. Y lo que está ocurriendo bajo la mirada impotente y/o cómplice de nuestros gobiernos es el mayor robo jamás realizado en la historia de la humanidad y a escala planetaria, son golpes de estado, y violaciones flagrantes de la soberanía de los estados y sus pueblos.

[ENG]

Do you know who are Lucas Papademos (current Greek leader after the resignation of Papandreou) and Mario Monti (now in charge of the Italian government)?

Do you know who is Mario Draghi (current president of the European Central Bank)?

Do you know what is Goldman Sachs?

Goldman Sachs is one of the largest global investment banks and co-direct responsible, with other entities such as rating agency Moody’s, of the current crisis, and one of its greatest Beneficaries. Just as a stroke in 2007 won 4 billion dollars in transactions that led to the current disaster.

Papademos: Current Greek Prime Minister Papandreou following his resignation. Not elected by the people:

- Ex-governor of the Federal Reserve Bank of  Boston between 1993 and 1994.

- European Central Bank Vice President from 2002 to 2010.

- Member of the Trilateral Commission since 1998, founded by Rockefeller, neo-liberal lobby (buy politicians engage in exchange of  bribes)

- Former Governor of Central Bank of Greece between 1994 and 2002. Falsified accounts deficit of the country with the active assistance of Goldman Sachs, which led to a large extent and the current crisis in the country.

Mario Monti, Italy’s current prime minister following the resignation of Berlusconi. Not elected by the people:

- Former European director of the Trilateral Commission mentioned above.

- Former member of the Bilderberg group’s management team.

- Goldman Sachs adviser during the period in which it helped to hide the Greek government deficit.

Mario Draghi: Current European Central Bank president to replace Jean-Claude Trichet.

- Former CEO Munidal Bank between 1985 and 1990.

- Vice President for Europe at Goldman Sachs from 2002 to 2006, during which took place falsify above.

How many people who worked for Goldman Sachs….

Well, what a coincidence, all from the hand of Goldman Sachs. Those who created the crisis are now presented as the only viable option to get out of it, in what the American press is beginning to call “The government of Goldman Sachs in Europe.”

How did they do?

Encouraged investors to invest in sub-prime products they knew to waste products, while devoted to “gamble” in exchange for the failure of the same. That’s just the tip of the iceberg, and is well documented, you can investigate. As you read this text they are cheating a lot of money based on sovereign debt.

It tends to want us to think that the crisis has been a sort of slip, but the realitysuggests that behind it is a perfectly orchestrated to obtain direct power in our continent, in a move unprecedented in the century Europe XXI. The strategy of the biginvestment banks and rating agencies is a variant of other previously conducted on other continents, has been developing since the beginning of the crisis, and this from my point of view is being as follows:

1. We sank countries by speculating on the stock exchange / market. We drive them crazy with the unstables markets, the same markets we control every day.

2. We force them to borrow to keep in status quo, or “save”. These loans are strictlycalculated to enable countries not to pay, as is the case of Greece that could not have covered their debt even if the government sold the entire country, and it is no metaphor, it is mathematics.

3. We demand social cuts and privatization at the expense of citizens under the threat that if governments do not take place, investors will withdraw for fear of not being able to recover the money invested in the debt of these countries and other investments.

4. It creates a high level of social discontent, suitable for the people,  that accept anything to get out of the situation.

5. We place our mens where best fits.

If you think in science fiction, inquire: such strategies are well documented and have been used in different variations throughout the twenty and twenty-first century and in other countries, notably in Latin America by the United States, when engaged  to suffocating foreign debt economically by Central American countries, creating unrest and use it to put leaders sympathetic to their interests.

Now this is happening in Europe, and is no longer to do with the U.S., but it does the international financial industry. And what is happening under the  impotent eyes and / or with complicity of our governments is the biggest robbery ever in the history of humanity and global scale are huge violations of the sovereignty of states and their peoples.

http://acampadabcninternacional.wordpress.com/2011/12/27/la-dictadura-de-goldman-sachs-goldman-sachs-dictatorship-acampadabcn-15m-ows-occupylsx-italianrevolution-greekrevolution-puntosol-laurentgrana/

 

El mejor post sobre la estafa del rescate a Grecia


¿RESCATE…? ¿PERO QUIÉN DIJO ¡SÁLVAME!?

11 julio, 2011 por minervista

“La Unión Europea es una asociación económica y política única, formada por 27 países europeos. 

Ha generado paz, estabilidad y prosperidad durante medio siglo, ha contribuido a elevar el nivel de vida de los europeos, ha creado una moneda única y ahora está construyendo progresivamente un mercado único en el que personas, bienes, servicios y capital circulan entre Estados miembros con la misma libertad que si lo hicieran dentro de un mismo país”

Página web de la Unión Europea. www.europa.eu

 “No luches contra el médico. A veces el médico te da medicinas que no te gustan, pero aunque no te guste el medicamento, el médico está para intentar ayudarte”

Dominique Strauss-Kahn, (en aquel entonces) presidente del FMI  27 de Abril de 2010 (Posteriormente acusado de violación. En este momento se encuentra en proceso de elevación a los altares. Nota: No se descarta la canonización)

 “Están Ustedes completamente locos y la prueba es lo que está pasando en Grecia. […] Debemos tener sentido de la responsabilidad y no pedir lo imposible.  

Tengo la impresión de que los gobiernos queremos ganar dinero a costa de Grecia. ¡De eso se trata! Si a nosotros nos prestan el dinero al 1,5 o al 3% y se lo prestamos a Grecia al 3, al 5 o al 6 % estamos ganando dinero a costa de Grecia, y eso es intolerable. […] 

Existe una posibilidad de ayudar a los presupuestos de Grecia, simple: Tomar una iniciativa, la Unión Europea, para el desarme en la región[…] 

¡Si en el fondo somos unos hipócritas! Este último mes Francia ha vendido 6 fragatas a Grecia por 2.500 millones de euros, helicópteros por más de 400 millones… y Alemania le ha vendido 6 submarinos por valor de 1.000 millones… 

¡Pero si somos unos hipócritas! ¡Les damos dinero para que nos compren armas! 

Creo que aplicar esos recortes es más eficaz que recortar los sueldos de aquellos que ganan 1.000 euros…”

Daniel Cohn Bendit, Eurodiputado del Partido Verde Europeo

5 de mayo de 2010

“Exigimos a todos los altos mandos de la policía y en especial a sus subordinados que por una vez respeten la voluntad del pueblo y la soberanía popular que recoge la Constitución. Les advertimos que no se atrevan a cumplir las órdenes ilegales de un gobierno depuesto que ha ultrajado la Constitución griega y que ha entregado las llaves del país al FMI, al Banco Central Europeo y al sistema bancario y financiero internacional. 

Que en ningún caso se les ocurra intentar impedir que el pueblo proteja su Constitución, como se recoge en su artículo final, y evite la venta del país. De lo contrario, todo funcionario de la policía deberá asumir personalmente la responsabilidad de sus actos, exactamente igual que sus superiores políticos, que han entregado el país a poderes fácticos extranjeros recurriendo a contratos de préstamo, memorandos y paquetes de recortes sociales. Supone esta una última oportunidad importante para la policía y sus miembros, y esperamos que obren de acuerdo con su conciencia y se pongan del lado del pueblo”

La Asamblea Popular de la Plaza Síntagma, Atenas,

23 de Junio de 2011 

“Bueno… Vamos a llevarnos bien, porque si no van a haber hondonadas de ostias aquí… ¿eh?…” 

Manuel Manquiña “Pazos”, en “Airbag“, 1997

Si me permite, le voy a dar un consejo: Si usted pretende entender lo que está pasando en Grecia, ni se le ocurra leer este post. Y no es que mi intención no sea precisamente esa. Que va, que va… El problema es que mi intención es precisamente esa: explicar qué ha pasado en Grecia. Y le va a pasar a usted como a mí, que no va a entender absolutamente nada. Como dice un amigo mío: lo incomprensible, es lo que tiene, que es imposible de entender…

Para intentarlo, lo mejor es empezar por el principio… Pero no por el principio del principio, ya que en aquel entonces no sabíamos que era el principio, ya que unos señores sin principios ocultaron que el principio del fin se acercaba ¿Está claro, no?

Así que empecemos por el principio. Por el principio del desenlace: El 4 de octubre de 2009, Yorgos Andreas Papandreou, candidato del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) gana las elecciones generales y se convierte en Primer Ministro de Grecia. Aunque no era el primer Papandreou que era Primer Ministro: Su padre, Andreas Papandreou, fue Primer Ministro en dos ocasiones, de 1981 a 1989, y de 1993 a 1996. A su vez, su abuelo, Georgios Papandreou, lo fue en varias ocasiones, tras la II Guerra Mundial. Curioso… Abuelo, padre e hijo primeros ministros… Casualmente Papandreou (padre) fue sucesor de Georgios Rallis, que a su vez era hijo de Ioannis Rallis y nieto de Georgios Theotokis, que también fueron primeros ministros.

La cuestión es que Papandreou (nieto), sustituía al frente del gobierno a Kostas Karamanlis, de Nueva Democracia y sobrino de Konstantinos Karamanlis que, curiosamente, fueeee… Bingo! Primer Ministro de Grecia durante 14 años.

En España estas cosas no pasan: abuelo, hijo y nieto Primeros Ministros?! Cuándo?!, Cómo?! Pero si no ha dado tiempo… Eso sí, con el paso de los años, en España, algún día tendremos trío de recambio generacional, pero no en el gobierno. Que va… en la Jefatura del Estado, que aquí somos más así. Pero aquí no será un páramo de masculinidad como en las jefaturas griegas. Aquí será abuelo, padre y nieta. Es lo que tienen los Borbones, que siempre fueron más modernos que los Papandreus

El tema es que Kostas Karamanlis, en esa cosa tan solemne que llaman “traspaso de poderes” le dijo a Yorgos Papandreou:

-     Mira Yorgos, te dejo el mueble-bar lleno, aquí tienes la clave del wi-fi y cuídame las plantas, que mi sobrino algún día ganará las elecciones y será Primer Ministro, ya sabes, para no perder la costumbre… Ah! Por cierto… que te dejo un déficit público del 3,7% del PIB… 

Pero resulta que a Yorgos algo no le cuadraba, y se puso a abrir cajones y se encontró con el pastel: el déficit público realmente era del 12,7% del PIB, aunque luego la UE lo situó en el 15,4%. Y ustedes dirán… ¿y como se hace para ocultar tanta mierda debajo de la alfombra?, ¿como podía saber en 2010 la UE, por sus propios medios, que el déficit público real de Grecia era del 15,4 % y con anterioridad daba por bueno que se cifrara muy por debajo?

Y ahora sí, volvemos al principio del principio. Como dicen en “Amanece, que no es poco”:

- Se acuerdan ustedes de lo que estaban haciendo el 1 de enero de 2000? Ea!… pues a hacer flash-back.

Y aquí entra en juego Goldman Sachs, uno de los grupos de inversión más grandes del mundo. ¿Y que hizo Goldman Sachs?: operaciones de “cirugía estética” financiera (en mi pueblo lo llaman trapicheos) que permitieron a Grecia, a partir del 2000 ocultar a la Unión Europea su verdadero nivel de deuda, que no estaba por encima del 3% que esa cosa que llaman “criterios de convergencia” pone como límite, si no muy por encima. El 21 de febrero de 2010, Goldman Sachs emitió un comunicado en el que venía a decir que ni ellos ni el gobierno de Grecia habían cometido ninguna ilegalidad y que los productos financieros que utilizaron “están en conformidad con las reglas y procedimientos admitidos por Eurostat” (agencia europea que auditoriza, entre otras cosas, la deuda pública de los países miembros). Y no mentían… al decir “en conformidad con las reglas y procedimientos” querían decir que los contratos de derivados que crearon quedaban fuera de los datos que Grecia estaba obligado a entregar a Eurostat para su control. Si no te entrego lo que no me pides, no te estoy engañando. Si en lo que no me pides falseo la realidad de lo que me pides… eso es harina de otro costal. Pero bueno, eso no lo decía el comunicado, eso son apreciaciones mías. En dicho comunicado tampoco hacían referencia a los casi 800 millones de euros que ganaron a costa de la deuda griega en 2002.

Las políticas de control de la UE quedaron en entredicho y el Eurostat hizo el más completo ridículo.

Por cierto, hablamos de Goldman Sachs como una cosa abstracta y, por supuesto, está conformada por personas. Y Goldman Sachs tenía un plantillón en aquel entonces… Pero vamos a hablar de uno de sus “empleados” en concreto. Hablemos del italiano Mario Draghi.

Mario fue Vice-Presidente para Europa de Goldman Sachs. Hasta aquí todo normal: El problema es que este señor ya no está en Goldman Sachs. ¿Dónde está? Pues simple y llanamente esperando a ocupar el 1 de noviembre de 2011 su cargo de Presidente del Banco Central Europeo, cargo para el cual ha sido elegido por el Consejo Europeo hasta el próximo 31 de octubre de 2019.

Por cierto, entre Goldman Sachs y el BCE no ha estado en el paro este señor, precisamente. Mientras tanto se ha dedicado a ejercer de Gobernador del Banco de Italia.

¡Oiga, oiga, oiga! Sin señalar!, eh?, que aquí nadie ha dicho que este señor haya hecho con las cuentas italianas lo mismo que hizo su empresa con las griegas… Que eso lo ha pensado usted solito…

Por cierto, en esto los norteamericanos no pierden comba. Henry Paulson, quien fuese Presidente Ejecutivo de Goldman Sachs, fue nombrado por Jorge W. Bush como Secretario del Tesoro de EEUU el 10 de Julio de 2006. Lo de este personaje es cosa fina… si han visto Inside Job sabrán a que me refiero.

Ole, ole y ole… Hasta ahora nuestros gobiernos se habían dedicado a destinar dinero público para sanear las salvajadas que las grandes empresas financieras le hicieron a la economía global. Ahora, nuestros dirigentes han dado un nuevo paso (por no llamarlo salto mortal sin red): Los ex-directivos de estas empresas son elegidos para gestionar la economía pública. Esto es como poner al zorro a guardar los pavos. Digo los pavos porque las gallinas ya se las han comido. (Presuntamente, que quede claro que el señor Draghi dijo que no tenía conocimiento de estas operaciones, faltaría más)

Y si a alguien le preocupa esto, si no quiere que se le corte la leche del café, mejor que no pique el siguiente enlace:

http://www2.goldmansachs.com/worldwide/spain/index.html

Traduzco la información que la propia web de Goldman Sachs da sobre España:

Goldman Sachs es el banco de inversión líder en España, sirviendo a una cartera de clientes que incluye a muchas de las corporaciones líderes y compañías familiares, así como al gobierno español.

Pero bueno, antes de pensar en qué le va a pasar a nuestro país, nos tomamos una tila,  respiramos hondo, contamos hasta diez y seguimos con el caso griego.

Y saltamos hacia adelante en el tiempo, de nuevo al 2009. Es decir, aún no se había destapado el affaire de Goldman Sachs con Grecia. Papandreou, que había ganado las elecciones con un programa socialdemócrata para salir de la crisis, se encontraba acorralado, aunque aún no era plenamente consciente de hasta que punto. Para rizar el rizo, en diciembre de 2009, las agencias de calificación Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s rebajan la nota de la deuda griega, poniéndola al borde del abismo. ¿Qué quienes son las agencias de calificación? Sería muy largo de explicar (pero ya lo haremos), pero en resumen son las mismas que en febrero de 2007 asignaron la nota más alta (AAA) a los tres mayores bancos de Islandia. Por cierto, esos mismos bancos colapsaron en la primavera de 2008. El desempleo se triplicó en Islandia en tan sólo 6 meses… Cosas que pasan…

En enero de 2010, el gobierno Papandreou tiene que rectificar el cálculo del déficit de 2009, que estaba estimado en un 3,7% pero que según reconocían se había disparado hasta el 12,7%.

El 15 de febrero de 2010 se destapa el pastel de Goldman Sachs. La Unión Europea abre un expediente a Grecia por falsear estadísticas. De Goldman Sachs, el artífice de todo, no sabe, no contesta… ¡¿Pero estáis locos?! ¡¿Cómo van a penalizar a Goldman Sachs?!, ¿No habéis leído más arriba que cuenta entre sus clientes, por ejemplo, con el gobierno de España? ¡¿Reconocer que una compañía que tiene como clientes a algunos gobiernos europeos está dirigida por una panda de chorizos?!, eso seria como decir que los propios gobiernos están dirigidos por una panda de chorizos…!!! ¿Pero que habéis fumao? Además, si ya estaban barruntando que un ex–directivo de esa firma sería el próximo presidente del Banco Central Europeo… Ayyyy! Almas de cántaro…

A todo esto, el Centro Nacional de Inteligencia griego desvela que las gestoras norteamericanas Moore Capital, Fidelity International y Paulson & Co y la inglesa Brevan Howard, están especulando con los bonos griegos. Estos bancos de inversión vendieron en diciembre de 2009 “de forma masiva bonos (estatales) y los volvían a comprar a precios reducidos al final de la jornada”. ¿Y todo esto para cargarse a Grecia? No. Veamos: se trata de gestoras de EEUU (cuya moneda es el Dólar) y de Inglaterra (que aunque miembro de la UE, opera en Libras). Todo esto para cargarse el Euro. (Con todos mis respetos y todas las cautelas: ¿Cuándo narices se va a analizar seriamente el papel del Reino Unido en la Unión Europea?). ¿Soy sólo yo, o es mosqueante el tema?

Tras una Huelga General, que consigue paralizar el país y en la que se viven los primeros enfrentamientos serios con la policía, el gobierno presenta un plan de recortes que busca reducir el gasto público en unos 4.800 millones de euros. A saber: Se recortan en un 30% las pagas extras de los funcionarios, que verían sus nominas mensuales reducidas, además, en un 10 %. Además una subida de los diferentes tramos del IVA de entre un 0,5 y un 2%, y de los impuestos de alcohol, tabaco y gasolina.

Y el 2 de mayo (aniversario de los fusilamientos del 2 de idem), se anuncia el esperado plan de “rescate” (muy importante el entrecomillado) de Grecia. Ni más ni menos que 110.000 millones de euros, de los cuales 30.000 saldrán del FMI y 80.000 de los gobiernos de la Eurozona. Saldrán digo, pero que nadie piense que son un “regalo”. Salen para volver a entrar y, aunque a un interés más bajo que el de mercado, reportando beneficios a los prestatarios. El plan tiene una duración trianual, lo que no quiere decir que le entreguen esos fondos a Grecia para administrarlos libremente esos tres años, ni siquiera que sea una entrega cada año. No, ni mucho menos. Las entregas serán a plazos y cada una de ellas con la aprobación previa de un grupo de expertos del FMI y del BCE. De esta manera, a las condiciones impuestas para aprobar el montante total de la ayuda habrá que añadir cada una de las condiciones y apretadas de tuerca correspondientes a cada tramo de ayuda liberado. Quien haya seguido el proceso a base de titulares tendrá la sensación de que Grecia debe estar esquilmando “a plazos” las arcas de la UE y del FMI, pero nada más lejos de la realidad.

Esto viene a ser como esa historia que se cuenta de Queipo de Llano, el general fascista que ocupó Sevilla al inicio de la Guerra Civil. Dicen de “el carnicero de Sevilla” que con una cantidad muy reducida de soldados, montados en camiones militares que no paraban de dar vueltas por la capital hispalense, consiguió dar la sensación de tener más tropas de las que realmente tenía, y así consiguió ocupar la ciudad. Con el plan de “rescate” a Grecia viene a pasar lo mismo. A cada tramo del préstamo se le dará tanto bombo y platillo, se le rodeará de tanto halo de “esfuerzo adicional” que parecerá que una vez desembolsados los 110.000 millones de euros, la UE y el FMI no paran de arrimar ascuas a la sardina de Grecia. Y nada más lejos de la realidad.

Las sardinas del “espeto” ya estaban ensartadas en la caña, y por cada sardina que Grecia se comía, el “camarero” apuntaba un espeto más en la cuenta, aunque espeto sólo había uno, y encima se acercaba y le decía a Grecia:

- Mire usted, que este espeto le va a salir más caro que el anterior. Pero no se preocupe, váyase usted a su casa tranquilo (andando, eso sí, que por algún lado tendrá usted que “ajustar” para pagarme esto, y la gasolina está por las nubes…) y ya me lo pagará usted… cuando yo le diga.

Además del esfuerzo inicial, por cada plazo que se libraba del préstamo, se pedían esfuerzos adicionales.

En mayo de 2010 se libera el primer tramo. 20.000 millones de €, de los cuales 14.500 saldrían de los países de la Eurozona y 5.500 del FMI. En septiembre del mismo año se liberan 9.000 millones de €, repartiéndose los prestatarios (que no dadores) la “ayuda” entregada en similar proporción, tónica que seguiría en enero de 2011 con otros 9.000 millones y en marzo de este año con otros 15.000. Hasta este punto se había entregado casi la mitad de las “ayudas”, y cada entrega venía precedida de una exigencia de mayores esfuerzos al gobierno griego para mostrar su predisposición a llegar hasta el infinito y más allá. Que si congélame unas pensiones por aquí, que si hazme unas privatizaciones por allá, que si hazme unos recortes de aquella manera… Con el paso del tiempo se empieza a hablar de reajustar la deuda griega (es decir, revisar intereses y plazos), de la necesidad de un segundo plan de rescate (más dinero para Grecia con su consecuente taladro al cinturón de los ciudadanos para apretarlo un poco más) e incluso de una posible salida de Grecia de la Eurozona (y esto, para algunos, ya son palabras mayores…)

El 6 de mayo de este año (es decir, hace dos meses), Jean-Claude Juncker, Presidente del Eurogrupo, utilizando sus conocimientos de la economía griega y la sapiencia obtenida en sus años de experiencia en el frente de las finanzas mundiales, como Gobernador en el Banco Mundial primero y en el Fondo Monetario Internacional después, dijo:

“Hemos descartado la reestructuración de la deuda griega, y no hemos discutido acerca de una salida de Grecia de la Eurozona. Pensamos que eso sería una opción estúpida” 

El 17 de mayo, 11 días más tarde, Juncker, después de consultar el Diccionario de Antónimos y Sinónimos, admite que se debe realizar una “reestructuración suave” de la deuda griega… ¿Y como la van a reestructurar?¿Usando “hilillos de plastilina”?.

Alguien muy fino dijo que el hombre es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios. En mi pueblo le llaman a esto “callaito estás más guapo”.

El 6 de junio, un mes después de la ya conocida como “Profecía de Juncker” se habla más que abiertamente de un segundo plan de “rescate”, con una cuantía parecida a la del primero. Todo esto antes de liberar el quinto tramo del primer rescate, que se alarga sine die y que se hace indispensable ya que han pasado más de cuatro meses desde la anterior entrega. Pero claro, los mercados quieren carnaza… Si Grecia quiere el dinero que necesita para no declararse en bancarrota en unas semanas (5º plazo del primer rescate) o para no hacerlo en unos meses (2º plan de rescate), hacen falta más recortes… Para que nos enteremos, en el idioma de nuestros gobernantes los recortes son eso que ellos llaman “ajustes”, “esfuerzos” o “medidas”.

Y claro, para tranquilidad y júbilo de los de arriba, llegaron:

La medida más significativa es la reducción del empleo público en 150.000 trabajadores. Reducir los gastos en unos 14.000 millones y aumentar la recaudación en otros 14.000.  Privatizaciones por valor de 50.000 millones de euros. Reducción de pensiones. Reducción de salarios. Aumento del IVA de bares y restaurantes de un 13 a un 23 %… Reducción de las pagas extra en el funcionariado. Los griegos cobran 14 pagas al año. Dos son extraordinarias. Y algunos dicen:

-         14 pagas!, ¿Cómo no van a estar en crisis? Eso es insostenible!

¿Alguien se ha preguntado de cuanto son esas 14 pagas? Para entenderlo rápidamente. Esto es como el lleve 3 y pague 2 de las grandes superficies. Te subo el precio de cada unidad, pagas por dos lo mismo que antes por tres. Tú te vas tan contento creyendo que te estoy regalando algo y yo vendo más. Pues lo mismitico…

Y entre las diferentes medidas hay una que llama la atención especialmente: Por primera vez en 30 años se reduce el gasto militar: 1200 millones. Y aquí habría que hacer un inciso. Se recortan los gastos militares… muy bien, pero ¿cual es la situación del gasto militar de Grecia?. Pues, simplemente el 4% del PIB griego (datos 2009). Parece mucho, ¿no?. Pues sí…, lo es. Y cuando comparamos con el resto de países en “situación de riesgo” los datos son más clarificantes aún. En 2009 España destinaba el 1,3% de su PIB a gastos militares, Irlanda un 0,6%, Portugal el 2 % e Italia el 1,7%. Por poner otras referencias diremos que EEUU, el “guardián de la libertad mundial” destina un 4,7% de su PIB a gastos militares. Mira tú por donde hay algo en lo que Grecia se parece más a EEUU que a sus compañeros de penurias europeos… Bueno… en esto y en tener una deuda escandalosa, pero claro, a ver quien se le pone flamenco a EEUU…

Y alguien dirá: ¿Y por qué no fueron los gastos militares lo primero que se recortó?. Pues yo tampoco lo entiendo… Cuando te enteras que las mayores adquisiciones de material bélico por parte de Grecia se realizan a empresas francesas y alemanas te puedes hacer una idea del porqué, aunque sigas sin poder entenderlo. ¡Hipócritas! Los llamó Cohn-Bendit… desde luego hay otros adjetivos que empiezan por h que me parecen más apropiados…

Y alguien también dirá: ¿Y cómo “justifica” Grecia un gasto militar tan elevado? Pues por los conflictos que históricamente ha tenido con su vecino, Turquía, que le “obligan” a estar preparado ante un eventual choque bélico. Y alguien dirá: ¿Pero ambos no son miembros de la OTAN?, pues sí ¿Y Turquía no está en negociaciones para entrar en la UE?, pues también… ¿Y no se supone que los países que son miembros de la OTAN y/o de la UE son “aliados” entre sí?… Pues aunque la lógica diga que sí, la realidad dice lo contrario…

Pero si el gobierno griego ha dejado la reducción del gasto militar para última hora, que nadie piense que ahora lo va a poner en primera fila. El recorte en esta parcela será de 1.200 millones de euros… En sanidad sería de 1.739 millones, y en gastos sociales de 4.483 millones. Es decir que cuando por primera vez se recorta gasto militar en Grecia no se hace ni en la quinta parte de lo que se hace en sanidad y gastos sociales donde ya, y mucho, se había recortado. “Que vergüenza de políticos griegos”, dirán algunos… Si, pero no olvidemos que estas reformas han recibido el beneplácito de la UE… ¿Qué miembro de la clase política europea le ha dicho a Grecia que recorte antes en gasto militar que en social? Ninguno… Y alguien dirá: “Daniel Cohn-Bendit” Si, pero miren, nos guste o no, Cohn-Bendit no es “la clase política europea”. Cohn-Bendit es una anécdota.

Pero eso no es todo… Privatizaciones por doquier. 50.000 millones de euros hasta 2015. Entre ellas las apuestas del estado y los aeropuertos. Genial… las apuestas del estado, que podrán generar más o menos beneficios… pero que siempre generan beneficios. Y los Aeropuertos… en un país en el que el turismo tiene un peso enorme. ¿Pero en manos de qué gestores está Grecia? ¿En qué cabeza cabe que en un país en el que el turismo fuese una de las bases de su economía, como es el caso de España, alguien propusiese privatizar los aeropuertos?… Perdón…, me acaban de informar: ya lo han hecho… Bueno, pero las apuestas no ha dicho nadie de privatizarlas, ¿no?… Ah! Que también… Pues vaya… ¿Y que vamos a privatizar cuando vengan a “rescatarnos”?

O sea, que para que a Grecia le otorguen un segundo plan de ayuda que oscile entre 60.000 y 100.000 millones de euros, le piden privatizaciones por valor de 50.000 millones de euros. Aaaaaaah… Vale. El otro día escuché un dicho popular cojonudo:

“Eres más tonto que Abundio, que vendió el coche pa’ comprar gasolina”. Pero el problema no es que el pobre Abundio sea tonto, el problema es que le han puesto una pistola en la cabeza…

50.000 millones…! 50.000 millones…? Se me acaba de ocurrir una cosa… ¿No dicen que la visita del Papa le va a costar 50 millones al “erario público” (erario público es una metáfora que utilizan los políticos para referirse a tu bolsillo y al mio). Pues los griegos podrían organizar ¡1.000 visitas papales! Lo tendrían allí todos los días. Le podrían sacar provecho y montar, qué se yo… ¡un parque temático!, no sé, se podría llamar… “Terra Mística”, con atracciones como el Dragon Strauss-Kahn, espectáculos como la multiplicación de las deudas y los déficits, y para terminar, dos pares de hostias, un par te las da un monaguillo y otras te las daría la poli en la plaza Syntagma. Y si lo grabas le puedes vender las imágenes a Telemadrid, que seguro que le dan salida…

Metopas del Partenon. British Museum. Londres.

Y ya puestos, que privaticen el Partenón… Y que haya que ir a ver arqueología griega, no sé, ¿Qué te digo yo…? Al British Museum, a Londres. Y para que al Pergamom Museum de Berlín  le pegue más el nombre, pues que desmonten el Altar de Pérgamo de Grecia piedra a piedra y se lo lleven allí.  Aaaaah… que se llama Pergamom Museum porque dentro está el altar de Pérgamo griego… Que cosas… Por cierto, entre la población alemana se está extendiendo una opinión contraria a “ayudar” a Grecia. Vaya…, alguien debería recordarle a los alemanes que levantaron cabeza por, entre otras cosas, las ayudas y condonaciones de deuda que recibieron tras la II Guerra Mundial.

Altar de Pergamo. Pergamon Museum. Berlin.

Y gracias a estas medidas los mandatarios europeos respiraron aliviados, las bolsas subieron y los griegos bajaron a la calle una vez más… y allí siguen…

Y quién paga los platos rotos? De nuevo, el pueblo… Y estas medidas dicen que son para reducir la deuda griega hasta 2015… ¿Y después qué? Si las cosas no se arreglan se apretará más el cinturón. ¿Y si las cosas se han arreglado? ¿Se nacionalizará lo privatizado?. ¿Volverán los salarios de los griegos a recuperar sus niveles anteriores?¿Se recuperarán los servicios y ayudas sociales eliminadas?. Me temo que no.

Pero esto en el caso de que estas “ayudas” sean y sirvan para resolver la deuda griega. Desde luego, la experiencia del primer “rescate” no ha sido nada alentadora, ya que en un año desde que empezó el plan trienal y antes de haberse librado la mitad de las “ayudas” ya se estaba hablando de que era necesario un segundo “rescate”… ¿Eran insuficientes las medidas o no fueron efectivas? ¿Han servido para resolver el problema de la deuda griega? ¿Han servido para reactivar la economía griega? Está claro que no.

¿Y que dicen los economistas? Por ejemplo, Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía y Profesor de la Universidad de Columbia:

“¿Se trata un rescate a Grecia o a los bancos alemanes? Es exactamente la pregunta a la que me enfrenté cuando estaba en el Banco Mundial y fuimos “al rescate” de México, Corea, Tailandia o Indonesia. No, no estábamos salvando a esos países, sino a los bancos occidentales. Y puesto que no quisimos llamarle “el rescate de los bancos occidentales”, decidimos que se trataba de un rescate a esos países. Y es lo que está pasando ahora: estamos rescatando a los bancos alemanes, por lo que debería llamarse así.”

 Más claro…

Costas Lapavitsas, economista griego y profesor de la Universidad de Londres y defensor de la salida de Grecia del Euro argumenta, en el genial “Deudocracia” de Aris Chatzistefanou y Katerina Kitidi, que: “Las medidas adoptadas hasta ahora son medidas de estabilización para prevenir que Grecia proceda a la cesación de los pagos debidos. Esas no son medidas para reducir la deuda. Es más que evidente que la deuda seguirá  aumentando rápidamente a pesar de las medidas y, de hecho, como consecuencia de ellas. Las medidas se dirigen claramente a proteger a los prestamistas, a proteger a los bancos”

La operación es tan sencilla como macabra. Grecia le debe una gran cantidad de dinero a los bancos y entidades financieras internacionales. Grecia, como miembro de la eurozona, no dispone de una herramienta que seria vital para la reactivación de su economía, la devaluación de su moneda. Grecia podía devaluar el dracma, pero por si mismos no tienen la capacidad de devaluar el euro. Las agencias de calificación califican la deuda griega como “bono basura” y las entidades financieras, basándose en esto niegan los créditos y las refinanciaciones de deuda a Grecia o exigen unos intereses abusivos. Como los bancos no prestan dinero, lo deben hacer el FMI y los países de la Eurozona. Grecia recibe estos “rescates”, con los cuales paga su deuda con las entidades financieras. Resultado, la deuda griega pasa de estar en manos de entidades privadas a estar en manos de los estados. Es decir, en nuestras manos. Como decía una de las pancartas vistas en las calles estos días: “Vuestro Botín, Nuestra crisis”.

Pero a mi la deuda solo me genera dudas. Es gracioso, para estar en el euro hay que tener un déficit público inferior al 60 % de tu PIB. Vale, de los 27 miembros de la Unión Europea 17 tienen el euro como moneda oficial. De estos 17 países sólo 6 cumplen este requisito: Luxemburgo, Eslovenia, Eslovaquia (a mi con Eslovenia y Eslovaquia me pasa como con sofá y sillón, que me tengo que parar un segundo para saber cual es cual), Finlandia, Estonia y… España! (con un aprobado raspado, no nos emocionemos). Y alguien dirá, ¿y Francia?, ¿Y Alemania? Pues en el banquillo de los “cateados” (no comment)(o ni comen ni dejan comer)… Entre los 10 que no forman parte del euro sólo dos no cumplirían el requisito del déficit. Por cierto, uno de ellos es el Reino Unido…

Otra cosa graciosa del tema es la deuda y las agencias de calificación.

Curiosamente, de todas las deudas europeas, sólo la griega, y por poco, está por encima de la de EEUU. Ya quisiera para sí Obama deudas como las de los países que sus bancos  y agencias de calificación llaman cerdos, si… cerdos: PIGS: Portugal, Italy, Ireland, Greece, Spain. Pero, curiosamente, todos estos paises “porcinos” tienen su deuda peor calificada que la norteamericana. A EEUU se le ha ido la deuda por encima del 139 % de su PIB y eso es, como dicen en mi tierra “una pechá de millones”. Tantos como 12.691.191.000.000 millones de euros. ¿Y eso cuanto es? A mi me pasa como a los viejos, que para grandes cantidades, me sigo entendiendo mejor en pesetas: 2.111.636.505.720.000 pesetas.

Ahora sí. Madre mía, lo de EEUU no es un PIB, es un pibón…

En estos momentos, Obama está negociando ampliar ese límite del 139 % del PIB. ¿Y que le piden para ello, incluso desde las filas demócratas: re-cor-tes… Estos como Grecia, lo tienen fácil para empezar recortando gasto militar. A ver por donde empiezan.

Ahora, la Merkel dice que quiere que el sector privado entre al segundo rescate de Grecia. Lo que les está viniendo a decir a los bancos es: “Chicos, reinvertir una parte de lo que vais a cobrar con lo que le hemos dado ya a Grecia y ya os lo devolverán más adelante… Es que si no vamos a dar un cantazo…”

Una de las proclamas más coreadas estos días es el: “¡Manos arriba! ¡Esto es un rescate!”. No llegamos a comprender del todo esta crisis. No sabemos de que va, ya que nosotros no la creamos. Pero una cosa si tenemos clara: Que es un “rescate” y las consecuencias que acarrea… Con este ¡Manos arriba! le estamos dejando claro a los políticos que no estamos dispuestos a que nos “rescaten”. Y se van a cuidar mucho de “mentar la bicha”. ¿De donde creéis si no que salen algunas de las propuestas de Rubalcaba esgrimidas este fin de semana?.

Ahora le toca a Grecia, el próximo turno parece ser que será el de Portugal, aunque últimamente las alarmas han saltado en Italia. Quizás algún día le tocará a España, por que como dice David Harvey:

“No existe una cosa tal como un capitalismo sin crisis. Así que, en algún lugar, tiene que haber una crisis”

Gran verdad. Que no nos pille desprevenidos… Ya sabemos de que va el tema…

Sin embargo hay una crisis más importante aún. Una crisis que nosotros vamos a gestionar y a la que nosotros vamos a darle solución: la crisis del sistema capitalista en su conjunto, de sus instituciones y de sus políticos…

Olvidemos el “Vuestro Botín, Nuestra Crisis” y pasemos a “Vuestras Crisis, Vuestro Fin. Vuestro Fin, Nuestra Esperanza”

Buenas Noches, Buena Suerte… y Esperanza, Mucha Esperanza

Depredadores globales: Cómo funciona el gran robo financiero con las crisis


Depredadores globales: Cómo funciona el gran robo financiero con las crisis
Lo que en el sistema capitalista es una vulgar forma de robar (compulsivamente) con la especulación financiera, se convierte luego en una “causa moral” para salvar al verdugo con el trabajo y el sufrimiento del sometido.
Manuel Freytas | IAR Noticias | 17-7-2011
www.kaosenlared.net/noticia/depredadores-globales-como-funciona-gran-robo-financiero-crisis

 

Cuando las empresas y los bancos capitalistas diseñan y ejecutan  “planes de negocios”, son  “pragmáticos”.Cuando explican públicamente estos planes, son  “morales”.  La rentabilidad privada (pragmática) que rige los “planes de negocios” capitalistas, por imperio de la conversión “moral”, se vuelve  de esta manera “causa social”.  No estamos haciendo negocios privados, sino desarrollando una causa empresarial al servicio de todos.

En Wall Street, el mismo escenario donde hace tres años se derrumbaba el coloso financiero Lehman Brothers y estallaba la crisis del robo con la “burbuja financiera”, Barack Obama,  el presidente de turno USA, hizo un llamamiento moral y exigió a las corporaciones de Wall Street que dejen atrás un periodo de  “abusos, excesos, imprudencia y crisis”  y anunció nuevas medidas regulatorias para evitar que se repitan este tipo de colapsos.

También señaló que “se necesitan reglas fuertes para prevenir que de nuevo se produzcan estos riesgos sistemáticos”, por lo que pidió “a la industria financiera que  se sume a este esfuerzo constructivo para actualizar el marco regulador”.

Entiéndase bien: El macro-robo financiero con los bonos sin respaldo nuncan se llaman de esa manera, según Obama,  sino  “abusos, excesos, imprudencia y crisis”.

En el mundo real de “Alí Babá y los 40 ladrones”, pedirle a los banqueros sionistas de Wall Street que se sumen a un “esfuerzo constructivo” para regularse y controlarse a si mismos, es como pedirles que renuncien a su identidad y a su naturaleza histórica:  La búsqueda de rentabilidad y la concentración de riqueza en pocas manos.

El Estado imperial no es una organización filantrópica al servicio de “causas morales”,  sino una    herramienta normativa y reguladora del sistema capitalista  que lo utiliza y controla para generar rentabilidad tanto en los tiempos de “burbujas” como de “crisis”.

Obama, fiel reflejo del Estado imperial que lo tiene como su gerente eventual, parte de un presupuesto alienado (y alienador) básico: Las crisis del capitalismo no se producen a causa del robo (explotación del hombre por el hombre) y de la concentración de riqueza (el producto del robo) en pocas manos, sino a causa de los  “errores y excesos”.

Para volver a la realidad, conviene hacer una conversión operativa: Donde dice “errores y excesos”, escribir  “robos y emergentes”. Y agregar: La naturaleza existencial del sistema capitalista es la apropiación del trabajo social y colectivo mediante el engaño y el doble discurso. Sin ese requisito previo, no podría existir como sistema.

En la realidad, fuera de los marcos del discurso, toda la estructura operativa del sistema capitalista (económica, científica, militar, política, cultural, mediática) se resume en un axioma:  Comprar barato y vender caro.

Primero, vendo caro con la “burbuja”:

Los bancos que financiaron originalmente loscréditos hipotecarios baratos  en EEUU (la base del “boom inmobiliario”), para deshacerse del riesgo a largo plazo vendieron los bonos de esa deuda (hipotecas subprime), a poderosos bancos y fondos de inversión de Wall Street (entre los que se encuentran los grupos controladores de la Reserva Federal), que los  colocaron a altísimos intereses en los mercados de capitales globalizados a nivel planetario.

O sea que, el negocio original en EEUU, el “boom inmobiliario” estadounidense derivó (a través del capital especulativo y sin fronteras)  en una  “burbuja financiera”  descomunal que derramaba altísimos niveles de ganancias entre los tenedores de esos bonos, los llamados “inversores”, en los mercados de Europa, Asia y América Latina.

Hay expertos que sostienen que un equivalente billonario a más de un PBI de EEUU y Europa juntos circulaba en papeles sin respaldo de la “burbuja financiera” que se generó en Wall Street a fines de la década del noventa desparramando ganancia especulativa a escala planetaria.

Las “súper-fortunas” personales, los “súper-activos empresariales” se nutrieron de este macro-robo monumental del capitalismo financiero especulador que inventó una economía paralela:  La economía de papel.

Según  The Wall Street Journal,  los fondos subprime del “boom inmobiliario” de EEUU  fueron atractivos para inversionistas  mientras las agencias calificadoras de riesgo mantuvieron una alta valoración, lo que sucedió mientras la Fed mantuvo bajas las tasas de interés.

Cuando los grandes bancos y fondos de inversión comenzaron a colocar los bonos de la deuda inmobiliaria en EEUU en los mercados globales, S&P, Moody’s Investors Service y Fitch Ratings (las tres principales calificadoras de Wall Street)    otorgaron calificaciones excelentes  a esos valores que, según el  Journal, se construyeron a partir de préstamos “cuestionables”.

De esta manera -sigue el  Journal- enviaron una señal de que  estos valores eran casi tan seguros como los bonos del Tesoro de EEUU.

Pero cuando las tasas de interés subieron,  la calificación bajó drásticamente  -dice el Journal- y millones de familias no podían pagar más la hipoteca contraída y los  inversionistas  (que compraron los bonos en los mercados globales)  retiraron con pánico su dinero  de dichas inversiones.

De este modo -explica  The Wall Street Journal-  estalló la “burbuja hipotecaria”, arrastrando a Wall Street y a los mercados bursátiles del mundo entero.

En resumen, y como resultante del proceso, los tenedores de los bonos subprime “desvalorizados” comenzaron a venderlos en masa generando uncolapso generalizado  (de todos los índices y acciones) de los mercados financieros en EEUU, Europa, Asia y América Latina.

Y llegó el “lunes negro” de septiembre de 2008  donde la quiebra del giganteLehman Brothers  marcó el principio de un salto cualitativo:  La crisis hipotecaria devino finalmente en crisis financiera  caracterizada por una iliquidez pronunciada y creciente del sistema financiero.

Allí se destapó la mentira y la  falta de respaldo de centenares de billones de dólares  transferidos por asentamientos financieros y papeles que, cuando los tenedores quisieron convertirlos en dinero contante y sonante se encontraron con la sorpresa de que el efectivo no estaba donde debería estar: Los bancos.

Los gigantes bancarios e hipotecarios comenzaron a derrumbarse arrastrando en primer término a todo el sistema financiero imperial de EEUU y de Europa.

Segundo, compro barato con la “crisis”:

Las  “crisis financieras globales”  (o colapsos de los mercados bursátiles) activadas por los monopolios súper-concentrados de Wall Street, les sirve a esos mismos monopolios para  comprar acciones y bonos devaluados en los mercados globales  apoderándose de esa manera de los activos y porciones del mercado de las empresas y grupos financieros  perdedores.

Esto, a su vez, genera  más concentración monopólica  de los grupos financieros que controlan el Imperio sionista desde la Reserva Federal,  el Tesoro de EEUU y los bancos centrales de Europa,  mientras las leyes de rentabilidad y concentración capitalista siguen funcionando desde un nuevo estadio de desarrollo.

Con el colapso generalizado de las bolsas mundiales con Wall Street a la cabeza, en septiembre de 2008, la ola de la “burbuja financiera” del capitalismo especulador sin fronteras, la reproducción del dinero por el dinero el mismo, se desmoronó sobre las mismas lacras que inventó:  El reinado del “apalancamiento financiero”  (el endeudamiento sin respaldo) y la “economía de papel” fundada sobre el cadáver de la economía real.

Por falta de  “efectivo”  en ventanilla (para respaldar los papeles devaluados), finalmente la “economía de papel”  hizo crash, chocó contra la realidad, y comenzó a hundirse a la hora señalada ante la impotencia manifiesta de sus creadores y sostenedores: Los Estados centrales del sistema capitalista.

Entonces los ganadores de la “crisis”, los consorcios más diversificados que quedaron en pie (los súper-pulpos que integran el sistema de la Reserva Federal de EEUU), acudieron al Estado para apoderarse del cadáver de sus rivales que no pudieron pasar la selección darwiniana del “más fuerte”.

Utilizando al Estado USA como herramienta (en calidad de prestador y de garante con fondos públicos provenientes de los impuestos aportados por toda la sociedad estadounidense) los grandes bancos y fondos de inversión que integran el sistema privado de la Reserva Federal han reciclado  una”burbuja financiera”  (negocios financieros con la crisis)  montada alrededor de los billonarios fondos estatales utilizados para la compra de activos o de auxilio financiero  a las instituciones y bancos quebrados por la crisis financiera recesiva  que tiene como epicentro a EEUU y Europa.

La caída del sistema del  “apalancamiento financiero”  (crecimiento de los negocios productivos y comerciales  mediante el endeudamiento financiero sin respaldo) dejó una montaña de papeles inútiles llamados  “activos tóxicos”  en la cartera de los bancos y empresas que finalmente fueron engullidos (mediante compras o fusiones) por los grandes consorcios beneficiarios de los “rescates estatales”, entre ellos Morgan Stanley, Goldman Sach, Bank Of América, entre otros.

Son los que, aprovechando la misma crisis que generaron, utilizan al Estado imperial para  comprar barato.

Tercero, reciclo una nueva “burbuja”:

Este negocio de  “comprar barato”  durante la crisis (con el Estado como financiador y garante) a su vez  generó y retroalimentó otra burbuja ganancial con la especulación financiera.

Los gigantescos paquetes de estímulo lanzados por los gobiernos han ido a parar a los mercados financieros creando una “burbuja” especulativa que hace subir las bolsas desde hace más de cuatro meses, mientras el resto de la economía, principalmente en EEUU y Europa, permanece con sus variables en rojo.

Mediante los planes de “rescate financiero” emprendidos por el Estado USA (con Bush y luego con Obama), los súper bancos y fondos de inversión nucleados en el sistema privado de la Reserva Federal reciclaron una nueva “burbuja financiera”, no ya con dinero especulativo proveniente del sector privado, sino con  fondos  públicos puestos compulsivamente al servicio de un nuevo  ciclo de rentabilidad capitalista,  y al margen de una ascendente crisis de la economía real que marcha por vía paralela.

El costo de este monumental negocio capitalista con la “crisis capitalista” (que fue exportado desde EEUU y Europa a los países de la periferia de Asia, África y América Latina) es  financiado con el dinero de los impuestos pagados por el conjunto de la sociedad.

Se trata, en suma, de una  “socialización de las pérdidas”  para subsidiar un “nuevo ciclo de ganancias privadas” con el Estado como herramienta de ejecución, mediante el cual los megaconsorcios más fuertes (los ganadores de la crisis) se degluten a los más débiles generando un nuevo proceso de reestructuración y concentración del sistema capitalista.

Cuarto, las pérdidas van a un solo lado:

Como se puede apreciar, en una correcta lectura de sus procesos históricos, y mediante el axioma funcional de  “comprar barato y vender caro”,  las corporaciones del sistema capitalista sionista hacen negocios (generan rentabilidad) tanto con las burbujas como con las crisis.

Pero, en este mundo del sistema capitalista ganador  ¿Quién absorbe las pérdidas?

Tal como lo hizo históricamente, hoy  el sistema capitalista (Estado y empresas privadas) descarga el costo del colapso recesivo económico (la crisis) sobre el sector asalariado (fuerza laboral masiva) y la masa más desprotegida y mayoritaria de la sociedad (población pobre con limitados recursos de supervivencia), por medio de los despidos laborales y la reducción del gasto social (“ajustes”), que  incrementan los niveles sociales de precariedad económica y de exclusión masiva del mercado del consumo.

Solo en el proceso  de  “sobreexplotación capitalista”  (que retrocede las conquistas sociales y sindicales a estadios inferiores) se explica el mantenimiento  de la rentabilidad empresarial (ganancias capitalistas) mientras la economía mundial se desploma por efectos de la crisis recesiva global.

La llamada “crisis” tiene claramente dos lecturas paralelas: Por un lado, los pulpos financieros de Wall Street y las bolsas mundiales,  reciclan una nueva “burbuja” ganancial,  no ya con dinero especulativo proveniente del sector privado, sino con fondos públicos (de los impuestos pagados por toda la sociedad), puestos compulsivamente al servicio de un nuevo  ciclo de rentabilidad capitalista con la crisis.

Mientras el  proceso inflacionario-recesivo  desatado desde las economías centrales (EEUU y Europa) ya genera hambre, pobreza y devaluación acentuada del poder adquisitivo de las mayorías a escala planetaria, un selecto grupo de mega-empresas y multimillonariosmultiplican a escala sideral sus activos empresariales y sus fortunas personales.

De manera tal que, cuando estallan las  crisis de “sobreproducción”  (por recesión y achicamiento de demanda) el sistema aplica su clásica fórmula  para preservar la rentabilidad vendiendo y produciendo menos:Achicamiento de costos.

En esa receta de  “achicar costos”  sobresalen claramente, en primera línea, los  laborales  (de las empresas) y los  sociales  (del Estado) para compensar la falta de ventas y de recaudación fiscal.

En consecuencia (y como ya está probado históricamente): Las empresas mantienen sus rentabilidades,  sube la recesión,  sube la desocupación, cae el consumo,  y se expande la pobreza y la exclusión social.

De esta manera,  el sistema capitalista (por medio de los Estados y las empresas)    descarga el peso de la crisis sobre el sector más débil de la sociedad: Los pobres y los sectores más desprotegidos (que siguen sumando población sobrante) y los asalariados (la fuerza laboral masiva) que sirven como variable de ajuste para la  preservación de la rentabilidad capitalista durante la crisis recesiva

Simultáneamente, la economía real del Imperio y de las potencias centralescolapsa en todas sus variables, y los sectores más  desprotegidos ya sufren los  “ajustes”  mientras una crisis social, todavía de efectos imprevisibles, asoma de la mano de los despidos masivos en Europa y EEUU.

Está claro entonces que lo que es  “crisis”  para unos (los despedidos y los sectores más desprotegidos de la sociedad), resulta  “burbuja ganancial”para otros (el capitalismo financiero que desató la crisis con la “economía de papel”).

Volvamos al principio:  Comprar barato y vender caro, las pérdidas solo corren por cuenta de los que pagan las crisis con pobreza y exclusión masiva de la “sociedad de consumo” capitalista.

En realidad el cuento de “Alí Babá y los 40 ladrones” solo fue un invento del Hollywood para trastocar el verdadero título de la película:  “El Sionismo Judío y los ladrones globales”.


(*)  Manuel Freytas  es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en  Google  y en  IAR Noticias

Pánico a que Europa acabe siendo el mayor fraude piramidal de la historia


Pánico a que Europa acabe siendo el mayor fraude piramidal de la historia

@S. McCoy  16/05/2011

Hay sido la comidilla de todos los corrillos especializados en el análisis de la realidad europea en la última semana. Irwin Stelzer, del Hudson Institute, en su columna de los lunes en el WSJ definía abiertamente el esquema de ayudas de la UE y el FMI a naciones como Grecia, Irlanda o Portugal como un fraude piramidal de libro, un nuevo caso Ponzi que necesariamente ha de acabar mal.

A aquellos que invirtieron en fondos de Madoff, en sellos de Forum y Afinsa o incluso en pagarés de Nueva Rumasa no hace falta que nadie les explique lo que quiere decir esto.

Para el común de los mortales, valga una sucinta definición: se trata de aquellas prácticas financieras por mor de las cuáles se promete a los inversores una determinada rentabilidad sin que el destino real de sus fondos la pueda justificar en ningún caso, de modo tal que son los nuevos aportantes de liquidez los que, con su dinero, permiten a los promotores de la idea cumplir con el retorno prometido, alimentando de este modo la “credibilidad” y bondad de su actividad y atrayendo nuevos recursos de incautos.

Una estructura que funciona bien mientras fluye el efectivo pero que deviene insostenible cuando éste se seca. ¿Conocen una cosa que responde al nombre de Seguridad Social? Pues no se aleja mucho en su formulación actual de reparto a esta realidad. Sobre ella volveremos al final de este post.

Pues bien, sabemos que las ayudas acordadas con los tres países anteriormente mencionados cumplen con una doble condición: establecimiento de medidas estructurales que les permitan corregir los desequilibrios que les condujeron a su precaria situación, por una parte, y devolución del principal más intereses, fijados a un nivel sustancialmente inferior al exigido por el mercado, por otra.

Teóricamente así uno mejora y al otro no le cuesta. Miel sobre hojuelas.

Sin embargo, más allá de la finalidad “bancaria” de parte de ella, y que bien concebida en Estados Unidos se has probado como rentable,dos son las paradojas que rodean esta financiación.

  1. por una parte, la nueva deuda va a ser utilizada para… hacer frente a vencimientos inminentes de deuda, esto es: para cumplir con el rendimiento prometido con anterioridad a otros tenedores de sus bonos. ¿Les suena?
  2. no solo eso, con fuertes tensiones internas de tesorería que amenazan la cohesión social, una parte mayor o menor de la misma irá destinada a hacer frente a los pagos corrientes de las respectivas administraciones internas. ¿Les pitan ya los oídos?

Dicho uso sería incluso justificable, en términos de solución de un “mero” tensionamiento de liquidez, si la capacidad interna de generación de recursos financieros de los distintos estados permitiera hacer frente con garantías al problema de solvencia futura que subyace a su situación. Pero no es así. Y es ahí donde entramos en el meollo de la cuestión, esto es:

  1. la imposibilidad matemática de que con medidas draconianas de actividad puedan las naciones afectadas lograr los superávits primarios que necesitan para cuadrar sus cuentas;
  2. y la incapacidad temporal, debido a sus largos periodos de maduración, de que las reformas estructurales rindan los frutos que de ellas se esperan en el plazo necesario.

De ahí que el discurso haya pasado de la utopía a la cercanía y la palabra restructuración, eufemismo para no aplicar los indecorosos “quita y espera”, esté más que nunca encima de la mesa como un planteamiento que afecte a tipos, plazos o ambos a la vez. Ponzi redivivo.

Caben dos últimas consideraciones.

  1. Volviendo al caso de la Seguridad Social, es evidente que los fraudes piramidales lo son por naturaleza, dando igual el ánimo fraudulento o el carácter público del defraudador. El efecto, en cualquier caso, viene a ser el mismo, siendo esto lo que realmente importa, el quebranto patrimonial de más o menos afectados. Otra cosa es que, mientras la rueda siga girando no nos importe, en la infantil creencia de que no nos tocará. Pero lo que es insostenible por naturaleza, siempre termina por caer (paréntesis: de ahí que esa sea una reforma, la del estado del bienestar, que no admita demora).
  2. El caso europeo, mona vestida de seda, es exactamente igual pero con plazos más perentorios que impone la cruda experiencia de los datos recurrentes. Un esquema llamado a terminar regular que se podía haber solucionado de otra manera, desde la más simple estructura de avales con una permanencia en el tiempo vinculada a determinados hitos estadísticos (libertad de gobierno interior, mismo objetivo, sin  desembolso dinerario) a una definitiva armonización fiscal con plasmación financiera en los deseados eurobonos.

Ahora que el mal está hecho es cuando algunos se dan cuenta que dotar con 440.000 millones de euros a 2013, para incluir el riesgo España, un programa tan descabellado como éste tiene poco sentido. ¿Rectificarán? Por favor, antes muerta que sencilla, ay que sencilla, ay que sencilla… Buena semana a todos.

Más en http://twitter.com/albertoartero y en la cuenta de Alberto Artero en Facebook.

Acerca de …

@S. McCoy .-Experto financiero que escribe Valor Añadido. Es un incisivo analista que despertó el interés de nuestros lectores con sus brillantes y didácticos artículos sobre empresas, sectores y tendencias del mercado.


AUDITAR LA DEUDA Y REPUDIAR LA ILEGÍTIMA


Economía

AUDITAR LA DEUDA Y REPUDIAR LA ILEGÍTIMA

AUDITAR LA DEUDA Y REPUDIAR LA ILEGÍTIMA

Cuando se habla del gran problema de deuda que se ha creado en Europa me parece que se hace de manera harto tendenciosa.

Así, es sospechoso que casi siempre que se subrayan su naturaleza indeseable y sus graves consecuencias se haga mención a la pública pero no a la privada.

Cuando la primera aumenta los bancos centrales y los políticos neoliberales claman enseguida al cielo para imponer disciplina presupuestaria y severas medidas de austeridad pero cuando la privada ha sido la que se disparaba nadie parecía que se sintiera en la necesidad de advertir sobre su peligrosidad ni de imponer cautelas para que no creciera, cuando en realidad es mucho más dañina puesto que generalmente está menos vinculada a la inversión y porque, por el contrario, suele responder a una gran pérdida de poder adquisitivo de consumidores y pequeños y medianos empresarios y no a la satisfacción de necesidades colectivas.

Por otro lado, cuando se habla en general de deuda no se suelen contemplar con rigor sus causas.

Lo normal es recurrir a frases manidas pero que a fuerza de repetirse calan en la opinión de la gente como si fuesen verdades indiscutibles: la deuda privada es consecuencia de que vivimos por encima de nuestras posibilidades y la pública el resultado de que los gobernantes son unos manirrotos cuando utilizan el dinero de los demás.

Por eso cuando ésta última ha crecido enseguida se obliga a reducir el gasto público y se difunde por todas las esquinas la idea de que es debida a un despilfarro maligno de los gobiernos que debe evitarse cuanto antes mejor.

Otra constante del planteamiento convencional del problema de la deuda es que a la hora de hacerle frente no se suele poner sobre la mesa la necesidad de aumentar los ingresos sino que casi siempre queda en primer plano la reducción del gasto para disminuirla o ir eliminándola.

Y esto último es más sorprendente si cabe porque la experiencia demuestra que cuando se aplican políticas de austeridad para hacer frente a situaciones problemáticas derivados de un incremento inadecuado de la deuda, como la actual, se termina por reducir la capacidad de generación de ingresos y, por tanto, aumentando la deuda misma y dando lugar incluso a problemas mayores de los que ésta hubiera provocado. No solo porque con menos gasto la economía tiene menos capacidad de generar actividad y empleo, es decir, de rentas, sino también porque al deteriorarse la economía el coste de financiar la deuda suele elevarse.

Pero lo que sin duda me parece más sospechoso es que al hacer referencia a la deuda prácticamente nunca se mencione lo que es en realidad: un negocio de la Banca.

Efectivamente, se nos quiere presentar siempre a la deuda (y sobre todo a la pública porque además eso permite combatir al Estado y a la política) como una especie de patología perversa que hay que erradicar pero nunca se pone de relieve y en primer plano que es gracias a la deuda que los bancos obtienen un beneficio privilegiado, no solo por su cuantía sino también, y quizá sobre todo, por el poder inmenso que les da sobre el resto de la sociedad.

Cada vez que se concede un crédito los bancos obtienen beneficio y más poder y en consecuencia, y lo mismo que un productor de sillas trata siempre de vender el mayor número posible de ellas, los bancos procuran que el volumen de deuda sea el más elevado posible en la economía porque en él le va su ganancia, su extraordinaria influencia política y el inmenso poder que obtienen al crearla.

Esto último se calla para no tener que poner de evidencia ante la gente el propósito final que tiene el endeudamiento generalizado y para no tener que desvelar la naturaleza parasitaria del negocio bancario.

Este, por el contrario, mueve todos los hilos que tiene a su disposición en los medios de comunicación, en la política o en la academia para convencerla de que lo único que explica que haya tanta deuda es la voracidad de los políticos.

Esto es lo que está ocurriendo hoy día en Europa. Nuestros gobernantes ha logrado hacer creer a la población que la explosión de la deuda es culpa de los gobiernos y que, por tanto, éstos deben asumir su financiación haciéndola descansar sobre las espaldas de la población en general.

Y de ahí deducen que la deuda se debe combatir, por lo tanto, mediante políticas de austeridad, recortando gastos sociales en educación, sanidad, políticas familiares o en pensiones públicas y, en general, reduciendo la presencia del sector público en la vida económica.

Lo que, casualmente, trae como consecuencia que se abra de par en par un nuevo y floreciente yacimiento de negocio privado para sustituir la oferta que antes realizaba el sector público, aunque ahora para ofrecerla a precio más elevado y por tanto al alcance de una menor parte de la sociedad.

La ocultación de las verdaderas causas que han originado la deuda y su utilización para combatir las políticas de bienestar que para financiarse necesitan la contribución de los sectores de renta más elevada pero que están cada vez menos dispuestos a darla, ha alcanzando hoy día el paroxismo y, en algunos casos, como los recientes de Grecia, Irlanda o Portugal además de otros en el este de Europa, tintes verdaderamente dramáticos.

El caso de Grecia es paradigmático. Los poderes europeos e internacionales le imponen severos programas de ajuste que reducen y deterioran drásticamente los ingresos y las condiciones de vida de la población de menor ingreso para hacer frente a la deuda acumulada pero lo hacen sin tener en cuenta su origen: la venalidad criminal de la los coroneles dictadores que hicieron subir cuando gobernaron, la corrupción con que se organizaron los juegos olímpicos (inicialmente presupuestados en 1.500 millones de dólares pero que terminaron costando posiblemente unos 20.000 millones debido a las ganancias extraordinarias y corruptas de las grandes empresas), los créditos multimillonarios vinculados a la compra de armamento a Francia y Alemania o las políticas que los bancos europeos impusieron en la última década para facilitar la constante inyección de crédito a la banca, a las empresas y a las familias griegas precisamente porque ese es, como he señalado más arriba, el negocio de la banca: multiplicar sin freno la deuda prestando dinero.

Y en particular, los grandes poderes europeos no están teniendo en cuenta que fueron las políticas impuestas en los últimos años para incrementar el beneficio del capital en detrimento de los salarios y de las rentas del sector público, las que han provocado una pérdida continuada de ingresos que ha obligado a recurrir constantemente al endeudamiento.

Esa y no otra ha sido la razón por la que los bancos y las grandes empresas han defendido las políticas neoliberales de los últimos años: los bancos porque al disminuir con ellas el poder adquisitivo aumentaba la demanda de créditos, y las grandes empresas porque con menos salario y con menos empleo no solo obtenían más beneficio sino también más poder de negociación frente a trabajadores constantemente amenazados por el paro y agobiados por la carga de la deuda.

Los gobernantes y los responsables europeos de las políticas de austeridad que están imponiendo a los pueblos para combatir la deuda, según dicen ellos para justificarlas, no se están haciendo una pregunta fundamental que habría que hacerse siempre que se aborda un problema de deuda: ¿quién se ha lucrado con ella? y si se han lucrado unos, ¿por qué tiene que pagarla luego otros?

La deuda de esta última naturaleza, la que se hubiera obligado a contraer a unos para que sean otros los que se beneficien de ella es una deuda inmoral, ilegítima u odiosa y, por tanto, que puede ser rechazada por aquellos a quien se impone cargar injustamente con su financiación, en este caso, los pueblos europeos.

Por eso una demanda de justicia elemental que debemos exigir con toda nuestra fuerza es que se audite la deuda europea de un modo independiente y veraz para determinar su origen y sus verdaderos beneficiarios.

Tanto la privada que se generó gracias a las políticas neoliberales fiscales y monetarias de los últimos años, como la pública que más recientemente se ha producido para hacer frente a la crisis o como consecuencia de la especulación criminal que se ha desarrollado, durante mucho tiempo ante la pasividad de nuestros gobernantes, contra las emisiones de deuda de varios estados.

Y, por supuesto, esa demanda debe ir acompañada de la exigencia del derecho correlativo a repudiar la deuda que solo ha beneficiado a la banca, a las grandes empresas y a los especuladores internacionales.

La experiencia ya acumulada nos permite saber que se puede ejercer ese derecho de forma ordenada y sin que eso provoque daños mayores que los que se pueden evitar, como dirían para oponerse al repudio de la deuda quienes durante todo este tiempo anterior han trabajado para los grandes beneficiarios de la deuda.

Todo lo contrario, solo así se lo podrá aliento y sostenibilidad a la actividad económica que de verdad satisface las necesidades sociales.

Juan Torres

Leído en http://www.fundacionsistema.com/

El capitalismo toca fondo-Potencias en rojo : De la “crisis financiera” a la “crisis de los Estados”


El capitalismo toca fondo-Potencias en rojo : De la “crisis financiera” a la “crisis de los Estados”
Sábado, 09 de Abril de 2011 17:10

Un nuevo actor emerge en la economía mundial:

La “crisis fiscal” (producto de los déficit siderales que aquejan a los Estados de las economías centrales) que sucede a la “crisis financiera” en la debacle de la economía capitalista globalizada.

Manuel Freytas

IAR noticias

Y hay una paradoja:  La “crisis estatal” no nace como producto del endeudamiento privado sin respaldo (la economía de papel de los grandes conglomerados bancarios imperiales) sino comoemergente de los programas estatales de salvataje financiero que han endeudado (sin respaldo fiscal) a los Estados centrales, con EEUU y la Unión Europea en primer término.

Los billonarios fondos públicos utilizados para salvar a los megaconsorcios bancarios e industriales terminaron generando una deuda impagable y un rojo crónico en las cuentas fiscales de las naciones capitalistas centrales (principalmente EEUU, la UE, Japón y China).

Este proceso de sobreendeudamiento (agregado a la caída de la recaudación por la desaceleración económica) no solo amenaza la estabilidad económica y la “gobernabilidad” del sistema, sino que también (y como ya sucedió con los bancos y empresas privadas) puede hacer colapsar  en cadena a los propios Estados capitalistas, tanto centrales, como subdesarrollados o emergentes.

En general, la sombra de una insolvencia de pago generalizada (producida por los déficit y la baja de recaudación fiscal) hace temer a los analistas del sistema  un rebrote de la crisis financiera, no ya a nivel de los bancos y entidades privadas, sino a nivel de los propios Estados capitalistas centrales.

De esta manera, la crisis fiscal (producto del déficit comercial y recaudatorio del Estado) se sumó al panorama de agravamiento del desempleo (principalmente en EEUU y Europa), la no reactivación del consumo (producida por la desaparición del crédito para la producción), y los interrogantes que persisten en caso de que los bancos centrales decidan levantar los estímulos (planes de rescate) a bancos y empresas.

De acuerdo con The Financial Times, el gigantesco déficit fiscal en Europa y EEUU, en algún momento, podría hacer subir las tasas de interés generando un proceso recesivo que, a su vez, se retroalimentaría con más déficit fiscal dentro de un círculo vicioso.

De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la deuda pública de los 30 países más desarrollados económicamente alcanzó en 2010 el 100% de su PBI (producto bruto interno). O sea que esos países desarrollados (con EEUU y la UE a la cabeza) deberían destinar una producción anual completa sólo para cubrir su déficit. Algo pesadillesco.

Según estimaciones de analistas privados, EEUU, la UE, China y Japón (las cuatro primeras economías mundiales) utilizaron más de US$ 20 billones de fondos públicos, más de un tercio del PIB mundial, para salvar de la quiebra al sistema financiero y a los bancos privados, lo que derivó en los gigantescos déficit que aquejan a los Estados capitalistas centrales.

Luego de sufrir un derrumbe histórico en 2008 y 2009, las proyecciones oficiales de gobiernos, instituciones y analistas, señalaron para 2010 pasado, pronósticos de crecimiento raquíticos. En promedio, en sus últimos informes el FMI estima que el crecimiento en las potencias centrales (EEUU, UE, China, Japón)  se ha situado en torno del  1,5%. al 3,%.

Estas estimaciones de “crecimiento débil” (en general compartidas por gobiernos y especialistas) son las que alimentan el escepticismo sobre la recuperación inmediata de la economía mundial y sitúan al déficit y al endeudamiento público como las estrellas protagónicas del proceso en que ya está inmerso el sistema.

El rojo europeo

En general, los desfasajes y la complicación de la “recuperación” de la economía de la UE (la segunda potencia económica mundial en bloque tras EEUU), transitan por los mismos parámetros que en EEUU: Desempleo, falta de crédito, depresión del consumo y alto déficit (endeudamiento del Estado) producido por los “rescates”.

El desempleo de la Eurozona, integrada por 16 países, afectaba el 9,9% de la población activa, según datos oficiales.

Después de descender una décima en febrero se situó en 9,9%, mientras que en el conjunto de la Unión Europea alcanza el 9,5%, informó El País de Madrid. Sin embargo, en España la tendencia es la contraria: subió una décima y quedó en 20,5%.

Por su parte, el presidente de Portugal, Aníbal Cavasco Silva, estudia la posibilidad de solicitar una ayuda de corto plazo de “emergencia” al Fondo Monetario Internacional (FMI) sin intervención de la Unión Europea para poder hacer frente a los pagos de deuda soberana más urgentes.

Vale recordar que, en este escenario, los gobiernos centrales de la UE salieron hace ya dos años, al rescate de sus bancos con masivas inyecciones de fondos públicos (provenientes de los impuestos pagados por toda la población europea)  quedispararon los déficits públicos y las deudas.

Ahora, presionados por los rumores de falta de respaldo, los especuladores financieros en alta escala temen que algunos Estados de la UE no puedan hacer frente a sus compromisos de pago.

La incertidumbre que los analistas y las propias autoridades oficiales siembran sobre la “recuperación económica”, los bajos niveles de crecimiento que exhiben algunas economías, la no reactivación del empleo y del consumo (los pilares básicos de la economía real), impulsan la caída del euro y tornan cada vez más difícil la colocación de deuda en los mercados financieros.

Cuando está a punto de cumplirse un año desde que Grecia pidió un rescate que sonaba a ciencia ficción (110.000 millones de euros), los efectos en la economía helena apenas muestran signos de recuperación.

Y si hace apenas dos años la mayoría de la zona del euro vendía su deuda acuñada con el certificado AAA’ de máxima calidad (es la calificación más alta que otorgan las agencias de rating), esta semana tres países miembros han comenzado a flirtear con el oprobio de denominarse “bono basura”.

Esta misma semana, las temidas y enjuiciadas agencias de rating rebajaban a un paso de la basura la deuda griega, atendiendo a la posibilidad de que las nuevas reglas del Mecanismo de Estabilidad Financiera el fondo de rescate de los países del euro, que regirán desde 2013, obligarán al país a imponer una quita en el pago de su deuda.

En opinión de Theodora Zemek, responsable global de renta fija de Axa Investment Managers, “el problema del riesgo soberano no ha hecho más que empezar. Los países con un elevado endeudamiento tendrán que pagar una rentabilidad cada vez más alta para emitir nuevos bonos”.

“Pero sin medidas para estimular la economía, tales como fondos de desarrollo y otros medios para incrementar la liquidez, la reducción del déficit podría desacelerar el crecimiento”, señaló refiriéndose al déficit europeo Joseph Stiglitz, profesor de la Universidad de Columbia y ganador del Premio Nobel de economía en 2001.

“Un crecimiento más lento a su vez podría generar menos ingresos impositivos y terminaría incrementando el déficit”, añadió el Nobel de Economía durante una conferencia de prensa en Atenas.

El rojo estadounidense

Mientras tanto, la mayor economía del mundo tiene 13 millones 483 mil desempleados, de los cuales más de seis millones tienen un semestre o más sin trabajar.

El crecimiento del PIB y de las ganancias corporativas es aparentemente vigoroso, pero se produce sin reponer la mayoría de los puestos de trabajo que se perdieron en 2009. La tasa de desempleo no baja de 9.6%, una cifra atroz para un país que normalmente está en torno a cinco por ciento.

Por su parte, el Estado norteamericano baja “costo social” por medio de la reducción del gasto público (salud, vivienda, educación, etc) para compensar la merma de la recaudación durante la crisis.

De esta manera, el sistema capitalista USA (Estado y empresas privadas) descarga el costo del colapso recesivo económico (la crisis) sobre el sector asalariado (fuerza laboral masiva) y la masa más desprotegida y mayoritaria de la sociedad(población pobre con limitados recursos de supervivencia).

A su vez el capitalismo industrial o comercial estadounidense, con el argumento de la “catástrofe económica”  reduce “costo laboral” despidiendo empleados, reduciendo salarios y suprimiendo beneficios sociales, mientras “sobreexplota” la fuerza que queda ocupada. Achican otros gastos (e inversiones) de la producción para ganar lo mismo produciendo y vendiendo menos, lo que agudiza la recesión y genera más baja del consumo y despidos laborales.

El gran dilema

Según expertos y  organismos del sistema (como Krugman, Stiglitz, FMI, BCE, G-7, etc): Si los bancos centrales y la Reserva Federal levantan los subsidios estatales, no solamente se puede desplomar el crecimiento récord de los mercados bursátiles (bolsas), sino que también se puede revertir el “crecimiento débil” que los gobiernos esgrimen para fundamentar que la economía global está “saliendo de la recesión”.

Si los bancos terminan con los “rescates estatales” (la piedra basal de la nueva “burbuja”) se corre el riesgo (casi seguro) de una recaída de la crisis financiera con un impacto negativo en el proceso de recuperación de la economía real.

Si, por el contrario, continúan con el drenaje de fondos públicos para salvar al capitalismo privado, se corre el riesgo (casi seguro) del estallido de una crisis global de endeudamiento de los Estados (tanto centrales como emergentes y subdesarrollados) que puede convertir a los bonos públicos en sucedáneos de las hipotecas subprime y de los bonos “tóxicos” (que encendieron la mecha de la crisis financiera).

Ambas alternativas (sostener o levantar los “estímulos” estatales): Potencian la posibilidad de un rebrote de la crisis financiera (por endeudamiento estatal sin respaldo), una recaída de la crisis recesiva, (por impacto desacelerador en el consumo y en la producción) y una profundización de la crisis social (por impacto de una mayor desocupación y baja del consumo).

Así como la crisis financiera-recesiva (con epicentro USA-UE) hundió a las empresas y bancos capitalistas privados, un  potencial colapso con el endeudamiento público (insolvencia de pago) puede hundir a los Estados capitalistas en una quiebra generalizada a nivel planetario.

En resumen, los expertos (del sistema) que escribieron sobre las causas estructurales de la crisis financiera se han dado cuenta que les falta un capítulo: El impacto de la “crisis financiera” en las finanzas del Estado.

O sea, el costo (económico y social) que demandará a los Estados capitalistas (empezando por EEUU y las economías centrales) el salvataje (con dinero público de todos los contribuyentes) de los grandes conglomerados bancarios y empresariales que hicieron estallar la “burbuja” del colapso financiero a escala global.

manuelfreytas@iarnoticias.com

Unos pocos se hacen ricos …


Unos pocos se hacen ricos …

avatar Fran Carreira 13 de abril de 2011 | 09:00

El sistema de créditos está diseñado para que las entidades prestatarias pierdan lo menos posible en caso de impago, sin embargo lo cual, no se resignan a bajarse del gana-gana al que se creen con derecho sobre todas las cosas (y todas las personas). El objetivo único de estas entidades es hacerse ricas indefinidamente. 

Cuando una entidad presta una cantidad, ya sea a una persona o a un estado, la entidad debería estudiar y evaluar el riesgo (de impago) que tiene la operación, y en función de éste establecer una serie de condiciones: garantías, intereses, seguros… de tal forma que en caso de que sobrevenga el impago de la deuda, el prestatario (me tienta llamarlos prestamistas) tendrá garantizado el cobro de una parte de la deuda.

A pesar de que disponen de herramientas para evaluar los riesgos, y conceden los préstamos asumiéndolos, y cobrando por ello, cuando llega el momento del impago, las garantías que han pedido no les parecen suficientes, sobre todo cuando, como en la situación actual, los impagos aumentan a un ritmo que no habían imaginado.

Hace unos meses una sentencia judicial obligaba a una entidad finaciera a aceptar una vivienda como dación en pago que saldase una deuda hipotecaria, como ya comentamos en estas páginas, lo que abrió un debate que llegó al parlamento, donde los partidos mayoritarios acordaron que no era procedente que esa práctica se generalizase pues podría dañar a nuestro sistema finaciero.

Por otro lado vemos como la deuda de los países con problemas paga intereses cada vez más elevados cuanto más alto es el riesgo de que el país no pague, bueno, de hecho eso es como funciona el sistema, seas un pais, una empresa o una persona, cuanto más riesgo, más intereses te cobrarán.

Islandia ha votado en referéndum que no tiene intención de pagar como país las deudas que contrajeron entidades privadas con el respaldo de un gobierno que, como la mayoría de los gobiernos, se cree con derecho a disponer del dinero público como si fuera suyo.

Mientras discutimos sobre la conveniencia o no de que el estado responda en situaciones de este tipo, no nos damos cuenta de que los estados nos están usando de avales, pues es con nuestro dinero con el que piensan pagar los rescates a las entidades, a otros países, y que esos pagos se hacen a base de endeudarnos más en una peligrosa espiral sin fin.

De tal forma que, a pesar de que estamos en un escenario previsto (se supone) por el que ya hemos estado pagando intereses, seguros y demás. Los que contrajeron ese riesgo, no quieren asumir las consecuencias, no responden con sus bienes presentes ni futuros, ellos se han hecho ricos con sus porcentajes legalmente obtenidos por cada operación (a pesar de la cuestionable fiabilidad de las operaciones) y ahora piden a los gobiernos y a los ciudadanos que no les dejen caer.

Si yo presto un dinero a un amigo y se lo voy cobrando con intereses y mi amigo se muere, yo no cobro; es uno de los riesgos que asumí al prestarle el dinero. Que no me devuelva el dinero no debería perjudicarme, desde que se lo presté ya no lo tengo, sólo recupero lo que me va devolviendo, los intereses se pueden entender como una forma de agradecerme el préstamo.

La diferencia es que cuando una entidad te presta, si no le pagas, le causas un enorme perjuicio, porque, al contrario que yo, que di por perdido ese dinero en cuanto se lo presté a mi amigo, la entidad no sólo no dio por perdido ese dinero, sino que de alguna manera las entidades contabilizan como ingresada toda la deuda más los intereses que me cobrarán por ella.

De tal forma que si me prestó 100, está contando ya con los 150 que le debo, y es posible que ya haya prestado los 150 que le pagaré (si se los pago) por 200; cuando yo deje de pagar y el que le debe 200 también, se pondrá nervioso porque seguramente a su vez haya pedido prestados 400 o 500 poniendo como garantía los 350 que le íbamos a pagar.

Hace ya unos cuantos años que el dinero no existe, solo existe la deuda, llevamos mucho tiempo en bancarrota, no hay dinero en el mundo ni siquera para pagar los intereses que se deben. La solución no está en seguir imprimiendo dinero, generando deuda, sólo hay una solución. Resetear el sistema, condonar globalmente las deudas y empezar de cero.

Yo tengo claro que quienes deberían responder no son los ciudadanos, si los estados nos han estado usando de avales, (sin pedirnos permiso tampoco) y han subido el importe de los fondos de garantía por nuestro bien (¿quién no tiene más de 20.000 euros en depósitos hoy en día?).. Si las entidades tienen que quebrar, que quiebren o que busquen el dinero en las Cayman.

En El Blog Salmón | No con mi dinero
Imagen | Fran Carreira

Es un chantaje, no un rescate


abr 11

Es un chantaje, no un rescate

« | »

Toda manipulación empieza siempre por las palabras y esta vez en el verbo está la trampa. Rescatar: Liberar de un peligro, daño, trabajo, molestia u opresión (diccionario de la RAE).

Si tan bueno es ese “rescate” de la Unión Europea, ¿por qué todos los países rescatados se han resistido hasta el último momento a aceptar esa liberación que ofrecían sus altruistas socios comunitarios?

Rescatar es lanzar un salvavidas a un náufrago.

Otra cosa es vender el salvavidas al náufrago a cambio de un riñón y un ojo de la cara.

No es un rescate, es un chantaje: financiación un poco más barata a cambio de un ajuste de caballo (y sigue tragando agua).

O un secuestro con rehenes: los portugueses, los irlandeses y los griegos, que tendrán que pagar durante años por el desastre de una crisis financiera que se ha agravado por el poco margen de maniobra que permite el euro.

En parte, su barco se ha hundido porque no podían devaluar; porque no podían soltar lastre, como antes.

Los rescatados son otros: los grandes bancos europeos, que prestaron a estos países y temían por sus inversiones.

El auténtico salvavidas es para ellos.

Los portugueses votan dentro de mes y medio pero dará igual quién gane las elecciones. Serán otros poderes, fuera de Portugal, quienes tomen las grandes decisiones.

La Unión Europea está en crisis, pero no sólo por esos lobos que atacan a la deuda soberana y que tan útiles resultan para asustar a los pobres pastorcillos.

¿Es lógico que exista una moneda única, un mercado único y un único Banco Central Europeo, pero que no exista un poder político que garantice la solidaridad entre todos esos países encadenados entre sí por el euro?

¿Es posible una Unión Europea con ciudadanos de primera y de segunda?, ¿con países soberanos y países sin soberanía?

Navegación de entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 183 seguidores