AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivar en la categoría “GEOPOLITICA”

La nueva estrategia de EE UU. Último intento por mantener el dominio mundial De OBLIGADÍSIMA LECTURA


. La nueva estrategia de defensa de EE UU.
El último intento por mantener el dominio mundial
VS 0 | | sección: web | 14/02/2012
Alberto Cruz (CEPRID)

El declive del poder de EE UU es imparable.

Esta constatación, ya poco cuestionable, se confirma cuando se analizan decisiones de la Administración Obama como la que se ha puesto en práctica el mes de enero de 2012: una nueva concepción de la defensa que desarrolla la Estrategia de Seguridad Nacional de 2010, obsoleta en algunos de sus planteamientos por la rapidez con que se ha movido la geopolítica en estos dos últimos años (de hecho, ahora se reconoce así cuando se afirma que una de las razones que ha llevado a EE UU a adoptar esta medida es la constatación de que “no podemos predecir cómo va a evolucionar el entorno estratégico con absoluta certeza” en los años venideros).

EE UU falló en sus predicciones hace dos años y ahora se cura en salud en una sorprendente, por lo atípica, actitud casi autocrítica.

A la hora de hablar de la política exterior de EE UU, cuya base es la ESN, hay que partir de una premisa: el afán de seguir la estrategia diseñada a comienzos de la década de 1950 por Hans Morgentahu, el teórico del llamado “realismo político” en las relaciones internacionales, quien afirmaba que “la política de EE UU, en su lucha constante y perpetua por el poder mundial, tiene que desarrollarse en tres formas: la política de statu quo, la política de prestigio y la política imperialista” (1).

Asumida como tal por EE UU después de la II Guerra Mundial se ha mantenido inalterable durante seis decenios, desarrollándose con mayor o menor intensidad una u otra de estas formas tanto durante la etapa de confrontación con la URSS en la guerra fría como los dos decenios en los que EE UU ha ejercido como la única superpotencia mundial tras el desmoronamiento de la Unión Soviética.

Sin entrar en consideraciones académicas, sí cabe mencionar que estos tres ejes de la política exterior estadounidense se han venido poniendo en práctica de forma individual y/o en conjunto siempre que EE UU lo ha estimado necesario, con independencia del inquilino de la Casa Blanca, y con el objetivo explícito de afirmar sus”intereses nacionales vitales” en todo el planeta.

Sin embargo, ahora la situación mundial hace inviable esta histórica aplicación de la política exterior estadounidense. El surgimiento del eje BRICS –especialmente China- y el rechazo a EE UU que se ha hecho visible en las revueltas árabes –por matizado que sea en función de los países-, así como el despertar regional latinoamericano -con iniciativas que aún tienen que cuajar como la CELAC o la UNASUR, pero que demuestran una voluntad de alejarse de su vecino del norte-, deja como único eje sobre el que pivota la dominación mundial de EEUU la política imperialista basada en su superioridad militar.

Pero esta, a su vez, se tiene que enfrentar a un declive económico que afectará a medio plazo a la presencia militar estadounidense en todo el mundo, razón por la que ahora EE UU se vuelve un ferviente partidario de la “multilateralidad” y un defensor a ultranza de los organismos multinacionales como la ONU, así como la búsqueda de aliados que secunden su política (bien los países de la OTAN o, ahora, la Liga Árabe).

Enfrentar este declive es lo que pretende la nueva concepción de la defensa que adelantó Obama el 5 de enero y que se ha conocido con detalle en la presentación oficial de la misma el 26 de ese mismo mes. El documento que la recoge no puede tener un título más explícito: “Sustentando el liderazgo global de EEUU: prioridades de la Defensa para el siglo XXI” (2). Pero no es más que un desesperado intento, puede que el último, de mantener el dominio mundial.

Es tradición en EE UU que con cada presidente se impulse una ESN. Eso no quiere decir que se rompa con la de su predecesor puesto que, en muchas ocasiones, no ha sido más que una simple continuidad.

Es lo que hizo Obama al llegar a la presidencia. Su primera ESN se promulgó en 2010 (3) aunque se decía claramente que era una ESN “de transición” puesto que la Administración Obama se obligaba a ocuparse “de los problemas y retos contraídos con anterioridad” (es decir, las guerras de ocupación en Irak y Afganistán) antes que a afrontar “los nuevos retos” que aparecían en el horizonte de EEUU.

Esos “nuevos retos” eran Rusia, China e Indonesia (por este orden); Oriente Próximo se consideraba “seguro” –la atención preferente se centraba en Irán-, y aparecía una mención algo preocupante a Brasil –como el eje sobre el que iba a pivotar una política latinoamericana más autónoma respecto de EE UU-.

Las revueltas árabes demostraron la errónea apreciación de esa ESN respecto a Oriente Próximo, tal y como se viene a reconocer ahora.

Al haberlo considerado “seguro”, EE UU fue pillado claramente a contrapié y tuvo que ir a remolque de lo que le dictaban socios menores –como Turquía y Arabia Saudita (4)- que supieron aprovechar el desconcierto estadounidense y afianzarse como potencias regionales hasta el punto que EE UU aún no ha podido recuperar su papel en esa zona y no es probable que lo haga en los términos en los que había ejercido su poder hasta ahora.

Un ejemplo es que por la crisis económica se ve constreñido a reducir de forma significativa la asistencia económica a los nuevos gobiernos (al Egipto de la junta militar sólo le ha podido ofrecer 1.000 millones de dólares). Por el contrario, Arabia Saudita es quien ha tomado el relevo económico en la zona y comprado voluntades con ello (Túnez es el caso más evidente).

De una forma simple, se puede decir que en las relaciones internacionales la riqueza fortalece el poder de una nación y el poder es un medio para incrementar esa riqueza. EE UU no tiene en estos momentos ni una ni otro. La pregunta que se hace casi la totalidad del establishment estadounidense es ¿puede EE UU seguir siendo la mayor potencia mundial, pero sin ejercer la misma influencia que antes disfrutaba? (5).

Como ese es el caso, entonces EE UU debe diseñar una estrategia global que reconozca esta nueva realidad. Eso es, ni más ni menos, lo que se intenta con la nueva concepción de la defensa que pretende “adecuar” la ESN de 2010 a los nuevos tiempos.
El que se presente en un año electoral como es este 2012 –en noviembre habrá elecciones presidenciales- indica o bien una confianza en la relección de Obama o bien que, al igual que hizo Bush con él, va a hipotecar los primeros años de la administración republicana. Por el momento, e inmersos en una lucha interna por ver quién va ser el contrincante de Obama en las presidenciales de noviembre, los republicanos se han referido a la “nueva” ESN con una ligera protesta al considerar, lisa y llanamente, que no sólo supone una “desinversión” en la industria militar sino una “retirada [del papel] de EEUU en el mundo”.

Europa y Oriente Próximo

Para empezar, la nueva concepción de defensa que desarrolla la ESN de 2010 reconoce la crisis económica por la que atraviesa el país y establece una reducción de 487.000 millones de dólares en el presupuesto destinado a defensa hasta el 2020 y una reducción de 100.000 soldados (80.000 del Ejército de Tierra y 20.000 de la Marina).

Al mismo tiempo, se plantea una reducción de gastos en la compra de algunos aviones (a solventar con la modernización de otros como los C-130) o en la partida referente a los “contratistas” y la retirada del servicio operacional de una parte del material bélico, especialmente aviones (100 aparatos C-5A Galaxy y C-130 Hércules).

También reducirá (sin cuantificar) el número de armas nucleares estratégicas en lo que parece un guiño a Rusia, que en esta nueva concepción de la defensa aparece ya como el segundo país del que preocuparse y no como el primero, puesto que ahora se otorga a China.
Aunque es real, la reducción en el presupuesto tiene algo de trampa puesto que a raíz de la guerra contra Yugoslavia (1999), más luego las de Afganistán e Irak, el presupuesto de defensa en 2010 prácticamente era el doble que el de 1998.

Y es precisamente en la retirada de las tropas de Irak y de Afganistán donde la Administración Obama justifica la reducción: “la pregunta que tenemos que hacernos es qué tipo de estrategia militar necesitamos mucho tiempo después de que las guerras de la última década se hayan terminado”, dijo Obama el 5 de enero. Y añadió: “debemos tener unas Fuerzas Armadas ágiles, flexibles y listas para toda la gama de contingencias y amenazas” (6).

Para afrontar estas “contingencias y amenazas” se establecen tres áreas fundamentales para el desarrollo de la nueva estrategia: 1) reducción de las fuerzas convencionales de EE UU en Europa; 2) consolidación de su presencia en Oriente Próximo, y 3) reorientación hacia la zona Asia-Pacífico. Veámoslo con algo más de detenimiento.

1.- La reducción de las fuerzas estadounidenses en Europa es consecuencia de la confirmación oficial del fin de la guerra fría con Rusia. Para EE UU el peligro ya no viene de Rusia en primer lugar (como sí se hacía en la ESN de 2010), sino de China y –en menor medida- de Irán, por lo que hay que reacomodar sus tropas en zonas próximas a estos países.

La amenaza principal ya es China -Rusia está rodeada de países de la OTAN y a quien se apunta con el “escudo antimisiles”- por lo que es así como hay que interpretar el establecimiento de una base militar en Darwin (Australia), las negociaciones para reabrir la de Subic Bay en Filipinas, conversaciones en el mismo sentido con Vietnam y Tailandia y el reposicionamiento de gran parte de la flota naval tanto en aguas del Golfo Pérsico como en el Mar Meridional de China y toda la zona próxima a Japón. El pasado 5 de febrero se anunció la modificación del acuerdo vigente con Japón para el “reacomodo” de parte de los 50.000 soldados estadounidenses acantonados en la base de Futenma (Okinawa) en la isla de Guam (7).

Además, el documento menciona en varias ocasiones la importancia que adquiere la OTAN como “ancla de esperanza” de la estrategia global de EE UU en el siglo XXI. Es un hecho desde hace tiempo que el papel de la OTAN ya no está circunscrito a los límites territoriales establecidos en el Atlántico Norte. Su presencia en Afganistán o Libia son una muestra evidente de ello y, también, el acuerdo alcanzado en 2008 al margen de las estructuras de la ONU (directamente con su secretario general, el dócil y sumiso Ban Ki-moon, lo que fue criticado con dureza por Rusia) para que la OTAN asuma el papel que ahora tienen los “cascos azules”. Esta es la razón por la que EE UU se ampara cada vez más en ella para sus intervenciones militares en el extranjero buscando más un sistema de alianzas que imponiendo su clásica actitud unilateralista.

Pero reducción de tropas no es retirada. EE UU está lejos de retirarse de Europa. La reducción es obligada puesto que en Alemania está surgiendo un fuerte componente nacionalista que ve más como un inconveniente que como una ventaja para su papel como potencia regional la presencia militar estadounidense en su suelo.

Alemania no participó en la agresión a Libia, por ejemplo. No lo refleja el documento, pero la prensa estadounidense ha justificado la nueva estrategia de defensa en que es conveniente la reducción prevista “porque Alemania quiere ser ella misma” y porque “hay que hacer un gran esfuerzo de imaginación para pensar que Rusia es una amenaza para Europa occidental” (8). Lo que se va a retirar de Europa son sólo dos brigadas de combate, unos 7.000 soldados, todos de Alemania. Y es que en este país hay 54.000 efectivos militares estadounidenses, 11.000 en Italia, 9.400 en Gran Bretaña, 1.500 en España y 68 en Francia, por mencionar sólo a unos cuantos países. EE UU tiene en Europa 80.000 soldados, por lo que la reducción no llega siquiera al 10% del total.

Por lo tanto, y como dice el documento, lo que se propone Washington con esta ESN revisada es “aprovechar una oportunidad estratégica para equilibrar la inversión militar de EE UU en Europa” para que pueda centrarse en el desarrollo de “capacidades de futuro” que son adecuadas para “una época de recursos limitados”. El nuevo mantra es “defensa inteligente”. Por supuesto, “los compromisos de los Estados Unidos con el artículo 5 de la Carta Atlántica”, es decir, el acudir en ayuda de cualquier país de la OTAN si es atacado, “se mantendrán firmes”.

Obsérvese que se menciona la parte occidental de Europa, no la oriental como zona exenta de la “amenaza” rusa. El documento cita a Rusia como el país con el que EE UU seguirá enfrentándose de forma selectiva puesto que señala la “determinación de EEUU de involucrarse en los problemas de seguridad y los conflictos no resueltos en Eurasia”.

Es decir, Kazajstán, Uzbekistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán son países que a partir de ahora pasan a ser determinantes para EE UU. Con ello EE UU pretende debilitar el proyecto ruso-chino de crear la Unión Euroasiática, decidido el pasado mes de octubre tras una visita de Putin a Beijing en la que se firmó un acuerdo estratégico entre los dos países que pone fin al poder de Occidente (9). Consciente de esto, Rusia ha decidido no quedarse quieta y el 6 de febrero anunció el reforzamiento de sus bases militares en las repúblicas caucásicas de Abjasia y Osetia del Sur (10).

2.- Siguiendo este hilo argumental sobre Eurasia, la nueva estrategia estima que Al-Qaeda se ha vuelto “menos capaz”, pero no obstante, es una organización que se mantiene activa y seguirá siendo una amenaza para los intereses de EEUU y para el “futuro inmediato” dado que tendría “grupos durmientes en Asia y Medio Oriente”. En concreto, el documento menciona a Pakistán, Afganistán, Yemen, Somalia “y otros lugares”, que no especifica, en los que Al-Qaeda estaría presente.

EE UU justifica así su presencia en estas dos regiones del mundo siguiendo la estrategia de Bush de “guerra contra el terrorismo”. El eje entre las dos zonas es Afganistán. En este país la nueva ESN contempla “una mezcla de la acción directa y la asistencia a las fuerzas de seguridad”. Por lo tanto, una importante presencia de las tropas de combate de EE UU y las fuerzas especiales se mantendrán en Afganistán durante un largo tiempo –por lo que hay que relativizar la supuesta retirada de este país- y la amenaza de Al-Qaeda se espera que proporcione la coartada necesaria para que el gobierno colaboracionista de Kabul acepte el establecimiento de bases permanentes de militares de EE UU.

Dado que las revueltas árabes pillaron por sorpresa a EE UU que, hay que reiterar, en 2010 consideraba la zona “segura” para sus intereses, ahora se menciona Oriente Próximo como una zona en la que EE UU se enfrenta tanto a “oportunidades estratégicas como a desafíos”. En las oportunidades están los nuevos gobiernos surgidos tras ellas, a quienes dice apoyar por compartir “los anhelos de los pueblos”; en los desafíos aparecen los “extremistas violentos” y la posibilidad de que se hagan con armas de destrucción masiva. O sea, la misma y burda excusa de Irak o ahora el tema nuclear de Irán.

Es por ello por lo que EE UU reforzará la seguridad del Golfo Pérsico “en colaboración con los países del Consejo de Cooperación del Golfo” con una finalidad claramente expresada: “evitar que Irán tenga el arma nuclear y contrarrestar sus políticas de desestabilización”. Aquí no va a mover un solo soldado y, por el contrario, se muestra partidario de aumentar sus bases. Y todo ello se hará al mismo tiempo que mantiene su “firme” compromiso con la defensa de Israel.

Pero dado que en Oriente Próximo hay “agentes no estatales” capaces de desarrollar una “guerra irregular” –una denominación que ha empezado a tomar cuerpo dentro del Pentágono tras la derrota de Israel en la guerra contra Hizbulá en 2006- hay que fortalecer una Fuerza Conjunta capaz de actuar tanto “contra el terrorismo como en una guerra irregular aprendiendo de las lecciones aprendidas en la década pasada”. Y es muy significativo que en todo el documento sólo se mencione uno de esos “agentes no estatales”: el movimiento político-militar libanés Hizbulá, al que se califica de “organización terrorista”.

En todo momento “las fuerzas estadounidenses van a operar, cuando sea posible, con aliados y fuerzas de coalición”. Esta es una de las principales novedades de la nueva estrategia de defensa y ya se está poniendo en práctica con la Liga Árabe.

Asia-Pacífico

3.- La forma de actuación será tanto la clásica -“una campaña de armas combinada en todos los dominios, terrestre, aéreo y marítimo”- como la guerra cibernética. Aquí es donde entra el principal enemigo, China, y el secundario, Irán, a quien por lo que se deduce del documento se le otorga un poder en este campo mucho mayor del que se creía. No en vano, parece haberle hecho mucho daño a EE UU la captura por Irán del avión espía no tripulado de última generación RQ-170 el pasado diciembre cuando recopilaba información en territorio iraní.

Para EE UU hay zonas que pueden serle vetadas a corto y medio plazo. El documento habla de “desafíos” a los que se enfrenta EE UU por parte de “adversarios que utilizan la guerra asimétrica, incluyendo la guerra cibernética y electrónica, balística, misiles de crucero, avanzados sistemas de defensa antiaérea, minería y otros métodos para complicar nuestros cálculos operativos”. Y menciona a dos de esos adversarios: “estados como China e Irán seguirán persiguiendo los medios asimétricos para hacer frente a nuestras capacidades y nuestro poder”.

La mención a la minería como amenaza sólo se entiende si te tiene en cuenta que China es el principal exportador de las denominadas “tierras raras” (controla el 95% del comercio mundial) en las que se han descubierto minerales imprescindibles para la industria más sofisticada. En estos momentos, China mantiene un contencioso legal con la Organización Mundial de Comercio porque este organismo, a instancias de EE UU, la prohibido a China limitar sus exportaciones de estas materias primas en nombre del “libre comercio”.

China ha contestado a esta prohibición con una frase lapidaria, “obtener la aprobación de Occidente no es nuestra principal preocupación”, al tiempo que ha hecho una petición expresa para que se renueven las normas bajo las que se rige la OMC: “la OMC no sólo debe defender el libre comercio, sino también permitir a sus miembros a tomar las medidas necesarias para proteger el medio ambiente y los recursos naturales”, dice un comunicado oficial del Ministerio de Comercio (11).

Esto es lo que hace que EEUU establezca “la necesidad de requilibrar [su presencia] hacia la región de Asia-Pacífico”. Esta se ha convertido en la prioridad para EE UU, que siente una necesidad de la que depende su hegemonía como superpotencia, la de hacer frente al desafío que le plantea el creciente poder regional y mundial de China. Ya lo dijo Obama en su discurso del 5 de enero: “vamos a fortalecer nuestra presencia en la región de Asia-Pacífico, y las reducciones de presupuesto no serán a costa de esta región crítica”.

Por lo tanto, y dado que se reconocen dificultades financieras, si no se va a reducir aquí hay que hacerlo en otro sitio. Esta es la razón del por qué se actúa ahora con Europa como se hace, se deja fuera de juego material militar algo viejo y costoso de modernizar y se hacen guiños a Rusia con el arsenal nuclear.

El documento sobre la nueva estrategia de defensa lo deja bien claro: “los intereses de EE UU están inextricablemente ligados a la evolución del arco que se extiende desde el Pacífico Occidental al Este de Asia en el Océano Índico y el Pacífico Sur”. Y no quedan dudas cuando se lee más abajo que “a largo plazo, el surgimiento de China como potencia regional [no se le reconoce la categoría de superpotencia, aunque ya para el 2018 será la primera economía del mundo, ocho años antes de lo que había predicho Goldman Sachs el año pasado] tendrá el potencial de afectar la economía de EEUU y nuestra seguridad en una gran variedad de formas”.

Curiosamente, en paralelo a este documento EE UU anunció que para el año 2018 va a disponer de una base permanente de aviones no tripulados en la zona de Asia. Por una parte, se reduce la parte obsoleta de la fuerza aérea; por otra, se apuesta por las nuevas tecnologías y el uso de aviones no tripulados.

Está clara, por lo tanto, la intención de EE UU de mantener –e incrementar- su presencia militar tanto en el Golfo Pérsico como en el Mar Meridional de China, aunque lo hace arropado con el discurso del libre comercio y de la libertad de navegación: “EE UU continuará ejerciendo su papel global como superpotencia para proteger la libertad de acceso al patrimonio mundial en las áreas que no están dentro de la jurisdicción nacional y que constituyen el tejido conjuntivo fundamental del sistema internacional”. Es decir, el petróleo.

El caso del Golfo Pérsico es conocido y no hay que olvidar que en el Mar Meridional hay un contencioso –que está alentando EE UU- entre China y Vietnam por las islas conocidas como Spratly (Truong Sa para los vietnamitas, Nansha para los chinos), bajo cuyas aguas se estima hay ingentes cantidades de petróleo y gas. La idea que subyace de la nueva estrategia de defensa es muy similar a la aplicada durante la guerra fría con la URSS: presencia global y alguna demostración de fuerza para frenar el avance de China.

Además, se permite el lujo de recriminar a China su política militar: “el crecimiento del poder militar de China debe ir acompañado de una mayor claridad de sus intenciones estratégicas con el fin de no causar un enfrentamiento en la región”. Desde luego, las intenciones de EE UU son bastante claras puesto que quiere controlar rutas marítimas vitales y enormes cantidades de petróleo y gas sin explotar aún. Pero los chinos son duros de roer. El Ejército Popular de Liberación ha dicho que “toma nota” de la actitud de EEUU y le ha advertido que se abstenga de continuar por esa línea (12).

El contralmirante Yang Li, geoestratega de la Universidad de Defensa Nacional, ha dicho que lo que pretende EE UU es “socavar la modernización militar de China”. Que no diga un militar es normal, pero cuando ese es el sentimiento general –como se expresa de forma palmaria en un editorial del diario Global Times- y se pide al gobierno chino que “guarde algunas iniciativas estratégicas contra EE UU para contrarrestar su política de contención”, la cosa indica que se está a punto de cruzar la línea roja de lo que puede aguantar China.

Pero, por si fuese poco, se pide al gobierno “reforzar las capacidades ofensivas de largo alcance con mayor persuasión militar contra EEUU para que se percate [EEUU] de que no puede detener el ascenso de China y que le convenga más ser su amigo” (13).

Es obvio que China lleva una gran ventaja a EEUU en el ámbito económico (en diciembre el renmimbi (yuan) ha marcado un hito histórico en el cambio respecto al dólar y ya se están realizando transacciones económicas en las que se prescinde del dólar en el comercio exterior chino), pero aún no está en condiciones de alcanzar la prioridad estratégica militar a corto plazo. Sí se está preparando para ello y, en concreto, para asegurar las rutas marítimas para su comercio. Ya cuenta con bases militares en el extranjero (Sri Lanka y Scheylles), ha desarrollado su primer portaviones y el super avión J-20 –el cazabombardero más avanzado del mundo hasta ahora (14)- ya realiza vuelos de prueba a total satisfacción y tiene muy preocupados a los militares estadounidenses porque cuando sea operativo ya no tendrían la aplastante superioridad aérea que tienen ahora.

Alguna reflexión final

El impacto de la nueva estrategia de defensa en los conflictos regionales y la política mundial sólo puede ser evaluado a medio y largo plazo. Hay que ver si la afirmación sobre que la intención de EE UU de “renunciar a la doctrina de contrainsurgencia, invasiones sobre el terreno y operaciones en tierra” que recoge el documento es real o no.

Por el acontecer sirio, parece que el estilo de intervención miliar en Irak puede ser descartado al menos mientras dure la crisis económica. Por lo ocurrido en Libia, parece que EE UU ha apostado por sustituir la agresión militar clásica directa e impulsar a la misma a sus socios y subalternos de la OTAN y de la Liga Árabe.

Por lo tanto, si el expediente de Siria sirve como modelo de análisis, aunque se mantenga la presión contra Irán va a ser imposible el cambio de gobierno que alienta EE UU –y sus aliados del Consejo de Cooperación del Golfo- sólo con bombardeos. Si las guerras de Irak y Afganistán han ido muy mal, no es difícil imaginar lo que ocurrirá en un país con una larga historia de resistencia y revolución cuyo sistema de gobierno, además, cuenta con una base social importante por mucho que en Occidente se magnifiquen las expresiones de descontento.

Así pues, no es tan fácil un ataque a Irán aunque el comportamiento de EE UU se parezca cada vez más al de un animal herido y, por lo tanto, se vuelve mucho más peligroso.

Primero, porque sea Israel el brazo ejecutor o no, para EE UU sería como morir matando puesto que las consecuencias serían catastróficas no sólo en la zona, sino en todo Oriente Próximo.
Segundo, porque tanto Rusia como China están demostrando en el caso sirio que se acabó el mundo unipolar y que la antigua superpotencia y la superpotencia en ciernes tienen mucho que decir en el tablero geoestratégico. Tanto Siria como Irán son sus líneas rojas, Siria para Rusia e Irán para China.

Y Siria es la antesala de Irán para Occidente y las monarquías del Golfo. Rusia y China no van a dejar que caigan porque si así fuese estarían tirando piedras contra su propio tejado. Y tras la aprobación de la nueva estrategia de defensa de EE UU tienen muy claro que no hay que hacer ninguna concesión a un enemigo cada vez más débil.

Es tanto en Siria como en Irán donde Rusia y China han decidido escenificar claramente el fin del mundo unipolar y el surgimiento de una nueva era geoestratégica. Vienen a decir que por mucha nueva estrategia de defensa, y por mucho se les amenace, loa situación nunca será la misma antes.

El doble veto –por segunda vez- en el Consejo de Seguridad de la ONU marca un hito. Si la primera (octubre) pretendía dejar claro que ni iba a haber otra Libia, la segunda (febrero) muestra una decidida postura geopolítica sobre el futuro de Irán, el control del petróleo en la zona y el combate conjunto por el declive de Occidente a nivel mundial. A EE UU y a sus satélites sólo les queda violar, de nuevo, el derecho internacional. Con la apuesta que se hace, por necesidad, con la “multilateralidad” y la ONU es muy improbable. Hay, por lo tanto, un nuevo equilibrio en la estructura de poder internacional.

La nueva estrategia de defensa de EE UU ya ha provocado un primer efecto: reforzar el acuerdo de cooperación estratégica alcanzado en octubre por Rusia y China. Hasta ahora ambos países se habían mostrado muy comedidos y moderados respecto a Occidente. Pero la expansión de la OTAN y el escudo antimisiles han hecho enfurecer a Rusia y el giro hacia Asia y el Pacífico de EE UU ha tenido el mismo efecto en China. A poco que se mantengan en sus posiciones actuales, muchos asuntos mundiales comenzarán a cambiar. Ya lo están haciendo.

Notas:

(1) Hans Morgentahu: “In defense of the National Interest”, American Political Science Review, vol. 66, Nueva York 1952.
(2) http://www.defense.gov/news/Defense_Strategic_Guidance.pdf
(3) http://www.whitehouse.gov/sites/default/files/rss_viewer/national_security_strategy.pdf
(4) Alberto Cruz, “EEUU en declive en Oriente Próximo: potencias medias ponen en duda su supremacía (I, II y III), http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1141
(5) Benjamin Friedman, uno de los principales dirigentes del think tank Cato Institute, 27 de enero de 2012.
(6) BBC, 5 de enero de 1012.
(7) Reuters, 5 de febrero de 2012.
(8) The New York Times, 4 de febrero de 2012.
(9) Alberto Cruz, “La cooperación entre Rusia y China: el nuevo enfoque geoestratégico que pone fin al poder de Occidente”, http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1291
(10) Ria Novosti, 6 de febrero de 2012.
(11) Diario del Pueblo, 1 de febrero de 2012.
(12) Xinhua, 1 de febrero de 2012.
(13) Global Times, 5 de enero de 2012.
(14) Alberto Cruz, “China: Ejército, geopolítica y el retorno a Mao”, http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1205

Alberto Cruz es periodista, politólogo y escritor. Su último libro es La violencia política en la India. Más allá del mito de Gandhi, editado por La Caída con la colaboración del CEPRID. Los pedidos se pueden hacer a libros@lacaida.info o bien a ceprid@nodo50.org

albercruz@eresmas.com

FUENTE http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/index.php?x=4889

Europa y EE.UU ya no son el centro del mundo


Home » Artículos » Europa y EE.UU ya no son el centro del mundo

Europa y EE.UU ya no son el centro del mundo

El equilibrio político y militar mundial ha cambiado radicalmente en la última década.

Desde siempre todos los que vivimos en Europa, EE.UU o cualquiera de los países típicamente aliados hemos dado por hecho que “occidente” domina el mundo y que el resto de países no estaban a nuestra altura.

Sin embargo la realidad es muy diferente.

Hay dos factores que explican ese reparto de poder, por un lado el brutal endeudamiento público y privado que han alcanzado tanto EE.UU como los países del sur de Europa y por el otro el gran crecimiento que han tenido los llamados BRICS  (Brasil, Rusia, China e India). Como ejemplo podemos ver estas dos noticias que ilustran muy bien este cambio.

Vamos a analizar mas en profundidad estos puntos.

En primer lugar hay que entender por que se ha alcanzado la inmensa deuda de la que hablábamos antes.

Desde hace unos 15 o 20 años la tendencia en la mayoría de países occidentales ha sido bajar los impuestos y emitir deuda para compensar esta bajada, cosa que ya de por si hace crecer el déficit, pero el problema se disparó cuando explotó la burbuja tecnológica en 2001 y para compensarlo se decidió empezar a dar crédito fácil y barato a todo el mundo.

Como resultado de esta maniobra en muchos países se creó una burbuja inmobiliaria terrible y tanto gente particular como empresas y administraciones públicas se endeudaron hasta las cejas.

Aunque todos aumentaron su déficit y inflaron los precios de sus viviendas, este problema tuvo su máxima expresión en EE.UU, Italia, Grecia, España, Irlanda y Portugal.

Europa y ee.uu ya no son el centro del mundo

En segundo lugar tanto los BRICS  como los países del sureste asiático han experimentado un crecimiento económico espectacular.

Aunque aun tienen unas condiciones laborales draconianas y un respeto a los derechos humanos bastante lamentable, están haciendo un gran trabajo sacando a cientos de millones de personas de la extrema pobreza y su proyección para el futuro es alentadora.

Como muestra de esto se puede ver en el siguiente PDF un listado de las empresas que mas han crecido en los últimos meses y haciendo una simple búsqueda vemos la gran cantidad de empresas que hay de India, Vietnam, Indonesia y sobre todo China.

Para resumir en pocas palabras lo dicho, si sumamos que la gente y los estados tienen menos poder adquisitivo por el pago de la deuda y que parte de ese dinero es de países extranjeros y estos países han crecido exponencialmente, como resultado final se obtiene una pérdida importante de poder global.

Un ejemplo muy claro de esto es como hace 12 años EE.UU abanderó una intervención en Kosovo para acabar con un conflicto armado.

Hoy día en Siria se están cometiendo grandes atrocidades y no se va a intervenir. ¿Por que?.

La respuestas es que Siria es un país satélite de Rusia y este último ha instalado allí una de sus bases navales mas importantes y como hemos dicho antes el imperio americano se ha visto muy mermado por su problema económico.

El principal problema que nos encontramos ahora es que los gobiernos de la UE y EE.UU están actuando como si este cambio no se hubiera producido y siguen poniendo en peligro sus economías con grandes emisiones de deuda y en el caso de la UE nula capacidad de hacer política económica común entre todos los países.

http://realidadeconomica.es/europa-y-ee-uu-ya-no-son-el-centro-del-mundo/

 

De OBLIGADA LECTURA El ajedrez global de la crisis I y II


El ajedrez global de la crisis
Claudio Katz1

Una nueva fase recesiva de la crisis iniciada en el 2007 se vislumbra en las
economías desarrolladas. El rebote logrado con desembolsos estatales se está agotando y la
próxima recaída incluirá un alto piso de desempleo.

Sólo para retomar el nivel de ocupación vigente al comienzo del temblor se necesitarían crear en el mundo 17 millones de puestos de trabajo y las tesorerías están exhaustas por el socorro brindado a los bancos.

En el debut de la convulsión hubo dos interpretaciones económicas predominantes.

Los neoliberales subrayaron la culpabilidad de los deudores, que tomaron préstamos sin
capacidad de repago y la irresponsabilidad de los estados, que asumieron pasivos
inmanejables.

Los keynesianos remarcaron, en cambio, la falta de regulación financiera y
los excesos de especulación. También subrayaron el deterioro de la demanda solvente por
el estancamiento de los salarios y la polarización social. Ambas corrientes enfatizaron
distintos desaciertos de la política económica que condujo al colapso actual.

Pero esta atención inicial en el origen de la crisis se ha desplazado posteriormente
hacia otro problema: el impacto regional diferenciado de la convulsión y los consiguientes
cambios en el tablero geopolítico. Esta mirada realza el viraje hacia la multipolaridad, la
pérdida de hegemonía estadounidense, al ascenso de China y la gravitación de las
economías emergentes.

¿Cómo se desenvuelve la crisis económica en cada región? ¿Cuáles son las
estrategias en juego de las clases dominantes? ¿Qué tipo escenarios están despuntando a
nivel global?

FRACTURA DE LA ECONOMIA ESTADOUNIDENSE

El desplome inmobiliario desató la crisis en Estados Unidos, cuando los deudores
insolventes (subprime) no pudieron afrontar el pago de sus cuotas. Los bancos afrontaron
un gran bache de cobranza frente a 11 millones de viviendas valuadas por debajo de sus
hipotecas y un quinto de los propietarios asfixiados por créditos impagables.

Posteriormente salió a flote el mismo endeudamiento en otros terrenos. Las familias
soportan pasivos equivalentes al 112% de sus ingresos y obligaciones financieras 37%
superiores a la década pasada.

Toda la cadena de financiación está afectada por una
morosidad que induce a los bancos a retacear los préstamos y a crear un círculo vicioso de
recesión y mayor fragilidad financiera.

Los economistas ortodoxos acusan a los deudores y sus adversarios a los bancos.

Pero ambos olvidan que la bola de nieve de consumos financiados sin respaldo se arrastra
desde hace varias décadas, como consecuencia de la reorganización capitalista que impuso
la mundialización neoliberal.

Esta transformación introdujo un deterioro en las condiciones
laborales (precarización, estancamiento de los salarios, segmentación de las calificaciones),que retrajo los ingresos populares e impulsó a mantener el consumo con el auxilio crediticio.

Con grandes préstamos a las familias se sostuvo la demanda frente a un desempleo
que ya bordea los dos dígitos, una pobreza que afecta al 15% de la población, sueldos
retraídos al nivel vigente hace 15 años y una concentración escandalosa de la riqueza2.

La reestructuración neoliberal también incluyó una significativa deslocalización de
las firmas, que lucran en el exterior con menores costos salariales acentuando la pérdida de
puestos de trabajo. Las empresas estadounidenses crean fuera del país, los empleos que
destruyen internamente y por esta razón, la recesión local coexiste con el aumento de las
utilidades foráneas que obtienen las principales 500 firmas3

En las últimas décadas el enorme consumo norteamericano persistió sobre endebles
cimientos de endeudamiento, en un contexto de regresión industrial interna, aumento de la
explotación, déficit comercial y emigración de firmas. Este crítico escenario fue un
resultado de la presión competitiva que impuso el neoliberalismo.

Los desequilibrios generados por esta remodelación salieron a flote con el estallido
de la deuda hipotecaria. Pero la magnitud de los desajustes se tornó visible a partir de la
bancarrota de Lehman Brothers (2008) y la erosión de todo el sistema financiero (2009).

El socorro posterior ha creado finalmente la actual pesadilla de insolvencia fiscal y
bancaria, que hace temblar a los mercados. Las entidades permanecen en terapia intensiva y
la deuda estatal se elevó del 62 % (2007) al 100% del PBI (2011)4

El gobierno gestiona el agujero fiscal sin ninguna coherencia. Un día acepta la
presión de los republicanos para recortar el gasto y a la jornada siguiente lanza un programa
de inversión con grandes recortes fiscales. Obama está paralizado entre la presión de la
derecha que copó el Congreso y un electorado que sigue esperando el cumplimiento de sus
promesas.

REACCION EXTERNA NORTEAMERICANA

Estados Unidos ha intentado ordenar la gestión global de la crisis, mediante la
organización del G 20 y la intervención conjunta de los Bancos Centrales.

Pero desenvuelve, además, varias estrategias utilizando sus principales instrumentos económicos.

El primer recurso es el dólar que concentra el 85% de las transacciones en divisas, el
65% del comercio global y un porcentaje semejante de las reservas mundiales. Este signo
nomina la mitad de la deuda internacional y el grueso de las operaciones con petróleo o
materias primas.

El dólar ha perdido el reinado indiscutible que tenía en la posguerra, pero mantiene
su primacía ante la ausencia de reemplazo. El euro no logró la influencia requerida para
actuar como moneda global, el yen ha perdido influencia y el yuan no se ha
internacionalizado como signo convertible.

Esta carencia de sustituto le permite al dólar mantener una intervención
predominante, que podría anticipar la futura convivencia de tres monedas (dólar, euro,
yuan), el retorno a los tipos de cambio fijo o la negociación de una nueva canasta de varios
signos5.

En cualquiera de estas alternativas el dólar podría mantener la incidencia que ha
conservado desde su in-convertibilidad, en sucesivas etapas de revalorización y
desvalorización de su cotización. El margen para administrar tipos de cambios altos (que
atraigan capitales) y bajos (que fomenten las exportaciones) se ha estrechado, pero no ha
desaparecido.

La influencia norteamericana es también significativa en la reforma del sistema
financiero mundial (Basilea III). Este cambio se tramita para incrementar el patrimonio de
los bancos, mediante negociaciones sobre el monto que deberían aportar las entidades.

También se discute como regular los nuevos mecanismos de especulación (derivados, CDS,
Hedge Funds) y las operaciones financieras que las empresas desenvuelven en forma
directa.

La internacionalización de las finanzas y la interconexión de las Bolsas tornan
imperioso este ajuste normativo, que se procesa a través de una reorganización previa de las
entidades norteamericanas. Un reconocido jefe del clan bancario (Paul Volcker) está
comandando esa remodelación.

Wall Street actúa en este terreno en estrecha sociedad con la City Londinense.
Ambas comparten el manejo de las cúspides financieras y pretenden restringir todas las
regulaciones al mínimo compatible con sus negocios.

Los próceres del neoliberalismo (Greenspan y Bernanke) se encuentran a la
defensiva para comandar esta reorganización. Ya no ponderan en público la eficiencia
suprema de los mercados para auto-contener las burbujas. Pero sus oponentes keynesianos
(como William Dudley), tampoco logran apoyo para implementar un mayor control previo
de las oleadas especulativas.

En ambas variantes la dirección de los cambios se define enEstados Unidos6.

La influencia norteamericana es también decisiva dentro del FMI. A pesar de las
crecientes atribuciones obtenidas por los nuevos participantes del Fondo, Washington
marca la pauta del organismo.

En los últimos cónclaves del G 20 logró duplicar los fondos
de la entidad, otorgarle mayores facultades como auditora y asignarle crecientes potestades
de intervención nacional.

El FMI define actualmente en Europa las sanciones contra cualquier obstrucción del
apriete. Suspendió créditos a Ucrania cuando se dispusieron aumentos del salario mínimo,
impuso la reducción de los sueldos en Letonia, exigió privatizaciones en Grecia y objetó el
referéndum de Islandia contra los acreedores. Ya no actúa sólo en las economías menores,
sino que supervisa el rescate de Italia7.

Partiendo de estas acciones el establishment norteamericano evalúa estrategias de
salida de la crisis, tanteando las opciones inflacionistas.

Desde el 2008 la Reserva Federal
(FED) inyectó 2 billones de dólares, mediante políticas ultra-expansivas (conocidas como
“relajamiento cuantitativo”). Instrumentó emisiones monetarias que inundan de dólares el
planeta y facilitan la exportación de los desequilibrios estadounidenses.

Esta política apunta
a licuar la deuda pública con inflación, repitiendo un mecanismo ya utilizado por Estados
Unidos para achicar sus pasivos estatales, empapelando al resto del mundo.

Pero esta reiteración presenta mayores dificultades, no sólo por la resistencia que
oponen los economistas ortodoxos. La reducción inflacionaria de la deuda se consumó en el
pasado en contextos de alto crecimiento, que permitían achicar la proporción total de esa
carga en comparación al PBI. Nadie avizora esos escenarios de prosperidad en los próximos
años8.

EL DESCALABRO EUROPEO

Muchos analistas europeos caracterizaron inicialmente la crisis del Viejo Continente
como un simple eco del temblor norteamericano. Pero esa visión quedó desmentida por la
impresionante dimensión del tsunami europeo9.

La magnitud de ese desplome se explica por los desequilibrios específicos que
generó la formación de la Unión Europea (27 países) y la Eurozona (17 naciones).

Ambas
iniciativas buscaron amoldar la región a las reglas neoliberales de la competitividad global,
sustituyendo la antigua diversidad de economías por un bloque liderado por la locomotora alemana y la diplomacia francesa.

El comando económico germano se consolidó con la anexión del territorio oriental
(ex RDA). Las clases dominantes utilizaron el poderío tecnológico y la alta productividad
de la industria, para reforzar la disciplina salarial y transformar al país en la gran potencia
exportadora de la zona euro.

Pero la crisis actual ha demostrado el carácter inacabado de ese bloque. La moneda
común fue introducida para asegurar la colocación de los excedentes germanos, mientras se
posponía la organización del presupuesto y la fiscalidad compartida. Esa carencia ha sido
letal.

La ausencia de instituciones estatales comunes para respaldar el signo monetario
socavó la cohesión del proyecto y potenció la heterogeneidad de la comunidad. En lugar de
consolidar la estructura en gestación acrecentó la distancia que separa a las economías
pujantes de los países rezagados.

Inicialmente se esperaba acortar esas brechas mediante el desarrollo de un mercado
compartido y la instrumentación de transferencias hacia las zonas relegadas.

Pero terminó
prevaleciendo un proceso inverso, de sistemática pérdida de posiciones de los países con
mayores tasas inflación y menores índices de productividad.

Esta fractura condujo a
desequilibrios comerciales que fueron compensados con endeudamiento. Al final,
sobrevino el pase de facturas de las economías excedentarias (Alemania, Holanda, Austria)
a los países deficitarios (Grecia, Portugal, Irlanda)10

El endeudamiento público y el quebranto de los bancos acentuaron esta brecha entre
el centro y la periferia de la Eurozona.

Primero colapsaron las pequeñas economías
agobiadas por el desbalance comercial (Grecia), la inversión extranjera sesgada (Irlanda) y
la financiación foránea especulativa (Islandia, Chipre).

Luego el desplome fiscal se
expandió a Italia (tercer país la zona) y ahora amenaza a España (que afronta una enorme
morosidad hipotecaria).

Todos los bancos tienen repletas sus carteras de títulos públicos insolventes. Las
frágiles entidades de Grecia, Irlanda o Islandia ya colapsaron y hay pavor por la situación
de grandes instituciones de Francia, Alemania, Austria o Italia.

Las transacciones interbancarias
se han encogido, crece el temor por la toxicidad de los balances y hay salidas de
fondos hacia lugares más seguros11.

LA ESTRATEGIA GERMANA

Alemania no puede intentar las respuestas globales que tantea Estados Unidos.
Carece de los recursos imperiales que conserva la primera potencia y ha optado por una
estrategia deflacionaria defensiva, que ese ubica en las antípodas de la opción inflacionaria
norteamericana. Mientras que la FED ha impulsado reducciones sistemáticas de las tasas deinterés, el Banco Central Europeo (BCE) ha encarecido el costo del dinero.

Frecuentemente se explica esta diferencia por un cruce de tradiciones. La memoria
de Weimar es contrastada con el recuerdo del New Deal. Este contrapunto entre temores
europeos a la hiperinflación y recuerdos norteamericanos de la Gran Depresión ilustra la
brecha de influencia que existe entre ambos países, en la gestión internacional de la crisis12.

Alemania actúa a nivel europeo con una política de atropello para descargar sobre
los trabajadores el costo de la crisis. Esta embestida no implica un ajuste más. Supone
demoler el estado de bienestar construido desde la posguerra y barrer con conquistas
sociales nunca alcanzadas por los asalariados de otros continentes.

Las tasas de desempleo
europeo ya promedian el 20 % y bajo el impacto de la precarización laboral, la pobreza se
ha extendido a un cuarto de la población13.

El otro cimiento de la política germana es el apriete fiscal para sostener el euro. En
los últimos meses la continuidad de este signo quedó en la cornisa y se ha especulado con
su reorganización, fractura o desaparición. Pero esa moneda ha sido la llave de un dominio
exportador alemán basado en la unificación de los mercados y la eliminación de las barreras
proteccionistas.

Para preservar el euro se impuso la suscripción del reciente pacto fiscal. Se fija un
plazo para restaurar reglas de déficit y deuda pública, con sanciones automáticas para los
países que violen esos límites.

Tendrán que incorporar ese principio presupuestario como
una norma constitucional y someterse al control de cortes supra-nacionales. Estos poderes
supervisarán el gasto, imponiendo recortes en cualquier momento del año y colocando a los
pueblos entre la espada y la pared. Quienes incumplan el cronograma serán
automáticamente excluidos de la Eurozona.

Este endurecimiento es congruente con la estrategia alemana de reforzar su patrón
exportador sin emitir dinero. Busca afianzar el rol de la periferia europea como proveedora
de insumos a costos decrecientes. La poda de los salarios griegos, la pulverización de la
seguridad social irlandesa y el generalizado aumento de la edad de jubilación anticipan las
consecuencias de esta reorganización14.

Alemania impone esta estrategia deflacionaria, vetando todas las iniciativas
financieras que amenazan su competitividad.

Bloqueó la creación de los Eurobonos y la
mutualización de las deudas. Obstruyó la ampliación del fondo de rescate bancario (FEEFMEE),
impidió la compra de bonos en los mercados secundarios y reforzó las prohibiciones
de financiamiento directo del BCE a los estados.

Este rigor no implica abandonar a los bancos en quiebra. Alemania aprueba el
auxilio, pero buscando preservar su potencial industrial. No renuncia a la financiación
futura de la Eurozona con los mecanismos federales que rigen en Estados Unidos, pero
quiere garantizar su control fiscal previo.

Aceleró esta supervisión ante la vulnerabilidad de
los bancos y la imposibilidad de de repetir la paulatina absorción de acreencias, que
implementó por ejemplo Estados Unidos hace dos décadas, frente a las acreencias latinoamericanas15.

Pero el nuevo cuadro fiscal abre otra gama de conflictos en las cúpulas de la Unión
Europea (UE). Gran Bretaña rechazó el pacto franco-alemán y decidió mantenerse al
margen para proteger la autonomía de la City.

Objetó someter sus bancos a la supervisión
de Bruselas y no consiguió el poder de veto para resguardar sus negocios. A los capitalistas
ingleses les interesa participar en el mercado continental, pero preservando la
internacionalización de sus finanzas.

La alianza Merkel-Sarkozy emergió como ganadora del reciente round, pero sólo el
tiempo permitirá evaluar la consistencia de esa victoria. La crisis devora los liderazgos
políticos y cada elección consagra algún castigo al gobernante de turno. Esta sanción afecta
por igual a los socialdemócratas (Irlanda, Portugal, España) y a los conservadores (Francia,
Italia, Alemania)16.

INTERROGANTES SOBRE CHINA

El continuado crecimiento de China a tasas del 9-10% anual constituye una
importante novedad de la crisis en curso. En la última década las exportaciones del gigante
oriental se multiplicaron a un ritmo desenfrenado. China captura recursos naturales en
África, afianza los intercambios comerciales con América Latina y ya destronó a Japón
como segunda economía del mundo.

Este avance confirma la profundidad de los cambios registrados durante la etapa
neoliberal. China se integró a la mundialización utilizando la baratura de su fuerza de
trabajo, sin repetir la vieja trayectoria de debut proteccionista, gestación de una burguesía
nacional y despliegue de rivalidades internacionales. Se insertó directamente en la
acumulación global del capitalismo.

Al comienzo de la crisis muchos economistas suponían que el crecimiento chino
contrarrestaría la retracción de las economías avanzadas. En los hechos se registró tan sólo
un contrapeso parcial.

El gigante asiático ha sostenido financieramente a Estados Unidos y
a Europa en los picos de la crisis, para asegurar la continuidad de sus ventas externas,
preservando la demanda interna y motorizando la adquisición internacional de materias
primas.

Con estas acciones frenó la depresión general y acotó el alcance geográfico de la recesión, aunque sin reemplazar a las locomotoras del mundo desarrollado. ¿Mantendrá este rol?

Quiénes apuestan a esa continuidad esperan un fuerte auxilio del yuan al Viejo
Continente, mediante enormes adquisiciones de títulos públicos nominados en euros.

Pero China ya compró grandes sumas de la deuda italiana, española o portuguesa y tiene un
cuarto de sus reservas en esa moneda. El incremento de esas adquisiciones suscita
divergencias en la dirigencia oriental.

El sector más asociado con negocios globales (“elite de la costa”) acepta participar
en el nuevo rescate, a cambio de fuertes contrapartidas. Busca aminorar las sanciones por
dumping, obtener el status de “economía de mercado” e ingresar en la inversión de la
infraestructura europea.

Esta fracción también intenta posicionar a China en el futuro diseño de una moneda
mundial. Por eso reclama que una porción de cualquier auxilio quede nominado en yuanes.

Pero esa inserción monetaria también valorizaría el tipo de cambio y deterioraría el modelo
exportador.

China ha resistido numerosas presiones para revaluar el yuan y no aceptó las
exigencias, que en la década pasada Estados Unidos le impuso a Japón. Sin embargo, la
propia internacionalización del yuan podría generar ese debilitamiento de la autonomía que
mantiene la principal economía asiática17.

Los fondos de inversión chinos han participado activamente en el sostén del dólar y
los bonos del tesoro. Compraron acciones de General Motors y porciones del banco
Morgan Stanley.

Pero otra escala de estas adquisiciones (especialmente en Europa)
introduciría al país en una riesgosa política imperial. Para defender lo obtenido en el
extranjero se necesita una presencia geopolítica que la dirigencia china rehúye.

Por esta razón muchos sectores de la conducción (“elite del interior”). Cuestionan el
desmedido aumento de las inversiones foráneas y destacan la necesidad de incrementar
primero la bajísima proporción del consumo interno en el producto total.

La oleada de
internautas que objetó el reciente financiamiento del Viejo Continente refleja esta
preocupación. Conviene recordar que el ingreso per capita de los chinos es aún 10 veces
inferior al promedio de los europeos.

El dilema de sostener el modelo exportador o procesar un giro hacia el consumo
interno persiste sin resolución. Existe una fuerte presión para apuntalar el segundo curso,
pero sin resultados significativos. Este giro no se consuma, ante la magnitud de los
desequilibrios que podría desatar.

Para aumentar sustancialmente el poder adquisitivo interno habría que subir el
salario e introducir prestaciones sociales generalizadas. Estas medidas chocarían con el
costo laboral reducido que permitió el ascenso capitalista del país. Un anticipo de este
problema se observa en las corrientes de inversión, que fluyen hacia las economías asiáticas
con sueldos inferiores a China.

El curso económico a seguir está sujeto a múltiples tensiones. La burbuja
inmobiliaria es el desequilibrio más inmediato.

En las 30 principales ciudades los precios
de las viviendas subieron 50% en los últimos dos años, repitiendo el ciclo de
endeudamiento dudoso que afectó a Estados Unidos y España. Como el 25% de la
economía está vinculada a la construcción, una brusca reversión de esa valorización podría
afectar al PBI.

También existen graves problemas financieros. Aunque el estado mantiene el
control del crédito se ha gestado un enorme mercado de préstanos clandestinos, que
solventa el consumo de la clase media y la oscura administración de los gobiernos locales.
Estos desajustes explican la inflación, que durante la década pasada osciló en torno al 2%
anual y actualmente ha trepado al 6,2%.

La inestabilidad de los negocios también obedece a la magnitud de los beneficios
acumulados por los segmentos privilegiados. Los ingresos del 10% más rico de la
población son 23 veces más elevados que el 10% más pobre y la crema de los ejecutivos
percibe salarios 128 veces superiores al promedio general18.

Esta fractura social coexiste con problemas estructurales de sobre-inversión, que ya
alcanzó una tasa anual del 45% del PBI. Este ritmo de actividad exige abrir nuevos
mercados en un escenario internacional recesivo, mientras se acrecientan los peligros de un
descontrol ecológico.

Nadie sabe como impactará la recaída de la economía global sobre China. Algunos
economistas estiman que ese efecto será digerible (Stiglitz) y otros pronostican duras
consecuencias (Roubini). Pero todos coinciden en la centralidad de este dato para el devenir
inmediato de la coyuntura mundial19.

BRICS, EAGLES Y EMERGENTES

No sólo China ha podido sustraerse de la crisis global. También un grupo de
economías intermedias (denominadas emergentes, ascendentes o BRICS) ha logrado capear
el temporal. Este núcleo de países conforma el conglomerado semiperiférico actual de la
estratificación mundial.

Este sector mantuvo su crecimiento el año pasado, incrementó significativamente la
tasa de inversión y aumentó su participación en el PBI global. Si estas tendencias perduran,
la localización de la producción y el empleo sufrirá un importante desplazamiento en el
próximo período. Estos cambios son congruentes con la nueva división internacional del
trabajo que privilegia la región asiática.
Las economías ascendentes son las niñas mimadas del capitalismo. Reciben elogios
del FMI y fueron las estrellas de los últimos foros empresarios de Davos. Los nuevos
multimillonarios de China, Rusia o India se integran rápidamente al club de los poderosos.
Otro indicador de las modificaciones en curso es la distribución de las reservas
mundiales.

Estos reaseguros suman 6,5 billones dólares en las economías ascendentes y
sólo 3,2 billones de los países del Norte. El endeudamiento externo del primer grupo ha
caído y algunos integrantes de esa membrecía ya son acreedores. En el otro polo ha
irrumpido la nueva categoría de “Países Ricos Altamente Endeudados”.

Pero es muy frecuente extraer conclusiones engañosas de estas mutaciones. La
principal confusión surge de la indiscriminada clasificación de todo el grupo ascendente, en
un mismo rubro de BRIC.

Esta denominación (Brasil, Rusia, India, China) fue primero
extendida a BRICS (con Sudáfrica) y luego a BRIIC-K (con Indonesia y Corea). Otra
ampliación reciente habla de EAGLES (con México, Egipto, Taiwán y Turquía) 20.

Los creadores de estas marcas son operadores bancarios (Goldman Sachs, BBVA)
que incluyen o excluyen a los países de su lista, en función de las oportunidades de
inversión financiera. El carácter coyuntural de esta evaluación salta a la vista.

Pero su
principal inconveniente radica en equiparar bajo una misma sombrilla, a un país que avanza
hacia un status de potencia central (China), con economías intermedias de incierta
evolución.

La distancia que mantiene el gigante asiático con cualquiera de sus seguidores es
abismal en cualquier terreno de la producción, las exportaciones o las reservas. Esta brecha
es particularmente visible frente a otra economía de gran crecimiento reciente (India) o en
comparación a un vecino que precedió al avance chino y se estancó frente a esa irrupción
(Corea del Sur)21.

Al ubicar a todo el grupo en la misma canasta se olvida que muchos países del
pelotón han ascendido como proveedores de los insumos básicos demandados por China.

Más que impulsar el crecimiento global, estas economías han sido arrastradas por ese
avance. Es importante también notar la línea divisoria que separa a los protagonistas de un
desarrollo industrial de los actores que se expanden por el repunte de la renta petrolera
(Rusia) o agrícola (Brasil). Estas diferencias definen grados de consistencia muy disímiles
del crecimiento.

Las distinciones entre los emergentes presentan contornos más categóricos en el
plano geopolítico. La autonomía de las políticas imperiales que tienen Rusia o China, no se
extiende a la India, Brasil o Sudáfrica. Estos países mantienen estrechos vínculos de
asociación o dependencia con las potencias que regulan el orden mundial.

Por esta razón, el propio funcionamiento de los BRICS no ha incluido la adopción de estrategias comunes.

Es cierto que la mayor estabilidad política de todo el grupo contrasta
coyunturalmente con el generalizado desarreglo que impera en las potencias centrales. Pero
tampoco este rasgo determina patrones de acción internacional conjunta.

Las nuevas alianzas Sur-Sur en desmedro de las viejas conexiones con los centros
metropolitanos presentan un alcance limitado y no anticipan la “segunda globalización”
comandada por los emergentes que pronostican algunos analistas.

Hasta ahora el dato más
relevante ha sido la integración de los emergentes al G 20, para ampliar el sostén del
capitalismo en crisis22.

LOS PADECIMIENTOS DE LA PERIFERIA

El alivio de los países intermedios no se extiende al resto de la periferia. La crisis
golpea nuevamente con mayor virulencia a las economías más empobrecidas, reiterando
una norma de las convulsiones capitalistas.

Este impacto se verifica en cualquier terreno del empleo o los ingresos. Los emigrantes enfrentan mayores obstáculos para ingresar al Primer Mundo, las remesas se recortan y las oleadas de refugiados se multiplican.

Mientras la prensa sólo habla de economías centrales y emergentes, la inmensa
mayoría de los países se encuentra fuera del G 20, soportando el drama cotidiano de la
miseria. Allí se localizan los 2050 millones de personas sin acceso a la sanidad básica y los
884 millones carentes de servicios de agua potable.

Pero lo más novedoso del tsunami actual es la convergencia de estos sufrimientos
con una tragedia de hambre. El aumento de los precios de los alimentos que precedió a la
crisis no fue revertido por la recesión y en muchas zonas se acentúa el drama de la
desnutrición. En Somalia, por ejemplo, ya se observan todos los síntomas de una catástrofe
alimentaria.

La cifra total de hambrientos se ubica en torno a los 1020 millones de personas,
pero la amenaza se extiende a los 2.500 millones que subsisten en condiciones de pobreza.

Este flagelo aumenta al compás del encarecimiento de los cereales, que obedece a la
consolidación de un esquema neoliberal de agricultura exportadora, que destruye la
pequeña propiedad, aniquila el abastecimiento local tradicional, generaliza la desposesión
de los campesinos y multiplica la emigración rural.

Esta reorganización capitalista del agro determina la falta de comida que agobia a
una sexta parte de la humanidad, cuando la producción total alcanzaría para satisfacer esa
nutrición. El reinado de la rentabilidad y el manejo oligopólico del comercio agrícola por
parte de un puñado de transnacionales (ADM, Bunge, Cargill y Dreyfus) potencian la
tragedia del hambre.

Las expectativas de atenuar el problema por el efecto deflacionario de la
desaceleración económica global no se están cumpliendo. El ascenso de los precios
alimenticios que comenzó en 2003 persiste sin grandes modificaciones.

Muchos autores estiman que ese comportamiento alcista obedece a la formación
otra burbuja. Especular con los precios a futuro de los cereales se ha convertido en una
operación muy redituable. Permite canalizar los excedentes de liquidez que genera la
pérdida de oportunidades de inversión en los países desarrollados23.

Otros analistas consideran que el encarecimiento de los alimentos es un problema
más estructural y derivado de la creciente demanda ejercida por los nuevos consumidores
asiáticos. También destacan la presencia de costos crecientes de producción y
productividades declinantes en el sector agrícola24.

Ambos enfoques subrayan explicaciones complementarias (de corto y largo plazo)
del mismo fenómeno. Pero en cualquier caso, las maniobras financieras y las brechas
estructurales entre la oferta y la demanda presagian el agravamiento de la crisis alimentaria,
que auguran todos los expertos de la FAO.

Este padecimiento se intensificará además por las presiones del agro-negocio, que
bloquea en los cónclaves del G 20 cualquier regulación internacional de los precios. En ese
ámbito actúan los países que producen el 77% de los cereales y manejan el 80% del
comercio agrícola. El hambre de los desamparados aporta un buen negocio para varios
integrantes de esa asociación.

MUILTIPOLARIDAD Y HEGEMONÍA

La diversidad de situaciones regionales que rodea a la crisis actual ha generalizado
las predicciones de un viraje hacia la multipolaridad. Este contexto es diferenciado de la
bipolaridad de posguerra (Estados Unidos versus la URSS) y de la unipolaridad de los años
90 (supremacía norteamericana).

La declinación estadounidense es asociada al avance de
China y los emergentes. Algunos enfoques también resaltan el agotamiento del
neoliberalismo y pronostican un crecimiento desarrollista de la periferia, asentado en la
intervención estatal y el intercambio entre las economías del Sur25.

Pero estas miradas omiten las significativas continuidades que vinculan al actual
período con su precedente.

La multipolaridad podría modificar las relaciones de poder entre
las potencias, pero no altera los pilares de la mundialización neoliberal. El protagonismo de
las empresas transnacionales persiste, junto a la competencia global por lucrar con la
explotación de la fuerza de trabajo.

Esta internacionalización del capital determina, además, la continuidad del libre
comercio y los flujos financieros transfronterizos. A diferencia de lo ocurrido durante la
entre-guerra, la multipolaridad actual no anticipa el surgimiento de bloques proteccionistas,
dispuestos a batallar por la conquista de los mercados a través de la guerra.

El estancamiento del centro determina efectivamente una mayor interacción entre
las economías intermedias. Pero estos enlaces se desenvuelven en estrecha asociación con
empresas del Primer Mundo.

Esta colaboración no es un imperativo tecnológico, ni obedece
a necesidades de financiación. Las burguesías emergentes ampliaron su radio de acción
junto al capital extranjero y continúan reforzando esos vínculos.

Sus estrategias no incluyen propósitos antiimperialistas o iniciativas de “No
Alineados”. Tampoco incentivan planificaciones para-mercantiles del comercio
(Comecon) o proyectos de solidaridad (Bandung). Actúan siguiendo criterios de
rentabilidad, que tienden a recrear los viejos desniveles de la relación centro-periferiasemi-
periferia.

La mundialización ha modificado los patrones geográficos de esos lazos. Ya no se
requiere cercanía territorial entre las economías dominantes y sus abastecedores de
insumos. Las relaciones de dependencia comienzan a desbordar su radio tradicional.

Resulta imposible predecir el ordenamiento final de esta mutación, pero es evidente
que no saldrán airosos todos los jugadores. La acumulación exige equilibrar los avances de
un polo con las pérdidas del segmento opuesto.

Si una región prospera otra debe decaer,
para que el enriquecimiento de los capitalistas ganadores sea solventado por la población de
las zonas perdedoras.

La multipolaridad no altera este principio selectivo del desarrollo burgués. El
capitalismo excluye crecimientos compartidos en el largo plazo o eliminaciones progresivas
de todas las desigualdades socio-regionales. Los admiradores del nuevo escenario ignoran
esta extensión de brechas de distinto signo.

Frecuentemente visualizan a la multipolaridad como un cambio de hegemonía
política a favor de China y en desmedro de Estados Unidos. Pero nunca aclaran qué
significado le asignan al concepto de hegemonía.

Esta noción puede ser identificada con la
supremacía imperial o con formas de gestión consensuadas opuestas a la coerción bélica.

En el primer caso se sugiere que el expansionismo chino reemplazaría al dominador
estadounidense. En la segunda variante se supone que esa sustitución será pacífica y
resultante de una avasalladora primacía económica. Los desaciertos de ambas hipótesis
saltan a la vista

Desde la posguerra Estados Unidos ha ejercido una explícita dirección imperialista.
Actúa como garante militar de la reproducción de capital y brinda protección a todas las
clases dominantes, frente a la insurgencia popular y la inestabilidad del sistema.

Los dirigentes chinos no se imaginan a sí mismos cumpliendo ese rol, en ningún momento del
futuro.

Quiénes suponen que la sustitución coercitiva será innecesaria por el simple efecto
de la pujanza económica oriental, no explican cómo funcionaría el capitalismo global sin
garantes militares de ninguna especie.

Esta visión olvida que un sistema de competencia
por beneficios surgidos de la explotación, no puede desenvolverse sin el uso de la fuerza.

La identificación de la multipolaridad con el repliegue bélico de Estados Unidos o
sus socios europeos es una hipótesis ingenua. En cualquier “des-occidentalización” de la
economía mundial, el gendarme norteamericano continuará supervisando invasiones,
ocupaciones y matanzas.

Ciertamente la primera potencia ya no actúa con la omnipotencia
de los años 90, pero dirige la OTAN, concentra la mitad del gasto bélico mundial y
mantiene una estrecha asociación con todos los países que alineó durante la guerra fría.

Los principales integrantes de esa alianza no suelen quebrantar esta familiaridad
cuando expanden su poder económico. La invariable lealtad de las burguesías petroleras del
Golfo al liderazgo norteamericano es un ejemplo de esa actitud.

El sometimiento de Japón
es más sintomático, puesto que no ha buscado caminos de autonomía político-militar para
contrarrestar su estancamiento. La regresión económica nipona se profundiza con el
endeudamiento público más elevado del mundo desarrollado y con el fracaso de los planes
pos-terremoto de reactivación26.

El rol central de Estados Unidos se ha verificado nuevamente en la ampliación del
G 7, la cooptación de los países intermedios y el resurgimiento de FMI para preservar el
orden imperial vigente. El gendarme global utilizará también su poder para intentar la
recuperación del terreno que ha perdido.

Ya insinúa formas de presión sobre su rival chinocon maniobras navales en Corea del Sur, ejercicios en Mongolia e instalaciones bélicas enAustralia. Incluso tantea la reacción de su oponente en los litigios con Taiwán, las disputascon la India y la resolución del status de Tíbet. Pero estas tensiones no quebrantaron hastaahora el marco asociativo vigente con China desde hace varias décadas.

También el gigante asiático ha jerarquizado la solidaridad capitalista. En lugar de
propiciar la caída de los bancos occidentales socorrió a los quebrados.

En el reciente
desplome europeo reforzó incluso su convergencia con el FMI y ha condicionado los
préstamos futuros a las auditorias del Fondo. Esta integración refuerza la hostilidad de los
dirigentes chinos frente a cualquier protesta local o internacional contra el neoliberalismo27.

NEOLIBERALES Y KEYNESIANOS

El debate económico sobre la crisis continúa centrado en la oposición entre visiones
ortodoxas y heterodoxas.

Los neoliberales atribuyen la crisis a la “irresponsabilidad fiscal”
y despotrican contra los gobiernos que despilfarraron dinero en gastos improductivos.

Pero
omiten recordar que estos desembolsos sostuvieron inicialmente la expansión de las
economías industrializadas y que el descontrol posterior obedeció al rescate de los bancos.
Antes del 2007 había, por ejemplo, en Europa superávit fiscal en la mayoría de los países.

El discurso neoliberal oculta este auxilio y atribuye el descalabro actual a “los
pueblos que vivieron por encima de sus posibilidades”, como si fuera un pecado mejorar el
nivel de vida. Tampoco explica por qué razón se exime a los acaudalados de cualquier
sacrificio.

El carácter duradero de la crisis es incluso utilizado para justificar los atropellos.
Ya nadie presenta la flexibilización laboral como un pasaporte a la prosperidad. Hay que
apretarse el cinturón como una necesidad de supervivencia28.

En Estados Unidos los mismos argumentos son esgrimidos por los republicanos
para exigir mayores reducciones del gasto social, manteniendo los privilegios de los
banqueros, el gasto militar y las rebajas impositivas a los ricos.

Reclaman fijar un estricto
techo al endeudamiento supervisado por los popes del establishment y eluden mencionar
que el socorro otorgado a los financistas contradice todos los principios del libre-mercado.

Los keynesianos estiman, en cambio, que la crisis obedece a la persistencia de la
desregulación financiera y a la contracción de la demanda. Por eso Krugman propone
gravar a los acaudalados, relanzar la inversión pública y recomponer los ingresos.

En la misma sintonía, Stiglitz convoca a condonar las hipotecas y a penalizar a los bancos29.

Estos autores ilustran acertadamente como el descontrol del riesgo, los
malabarismos contables, los títulos empaquetados y las operaciones con derivados
desencadenaron el tsunami actual.

Pero omiten registrar que ese des-manejo irrumpió por la
propia competencia que impone el capitalismo en la gestión del crédito. Lo mismo ocurre
con el endeudamiento familiar y la exclusión social, que no irrumpieron sólo como
consecuencia de errores en la política económica.

Los teóricos heterodoxos olvidan que la propia acumulación genera divorcios entre
el consumo y la producción, junto a incrementos de la productividad desgajados del poder
compra. Estas contradicciones fueron exacerbadas por la rivalidad que introdujo a escala
global la mundialización neoliberal.

Los economistas keynesianos estiman que resulta igualmente factible atenuar estos
desequilibrios, a través de un reparto equitativo de la crisis. Proponen una distribución
pareja de las pérdidas financieras entre deudores y acreedores.

Pero basta observar la
reacción que tuvieron los banqueros ante una quita de las acreencias griegas, para notar
cuán dura sería esa batalla.

Ese anuncio desató una tormenta entre las calificadoras de
riesgo y precipitó el ajuste fiscal de la Unión Europea. La misma virulencia tuvo la reacción
precedente de los financistas, ante iniciativas de suprimir los paraísos bancarios, o anular
las bonificaciones de los ejecutivos.

Neutralizar esa resistencia de los banqueros requeriría la adopción de medidas más
contundentes, como la suspensión del pago de la deuda, la auditoría de los pasivos y la
nacionalización del sistema bancario.

Lo mismo ocurre con el relanzamiento del
crecimiento y la creación de empleos. El logro de estas metas exige cerrar la canilla de
pagos a los acreedores, controlar los movimientos de capital e introducir drásticos
impuestos progresivos30.

En la coyuntura actual se ha estrechado el espacio para ejecutar reformas sociales
sin acciones anti-capitalistas. Hay un clima de sálvese quien pueda, con escaso margen para
políticas de “capitalismo humanitario”. Prevalece la presión para procesar las quiebras
bancarias, depurar las empresas y desvalorizar la fuerza de trabajo.

Estas tendencias no obedecen sólo a la ideología derechista imperante o a la
influencia preeminente de los financistas. Todas las clases dominantes sostienen el ajuste
junto a los banqueros.

Esta coincidencia se refleja también en el comportamiento de los
socialdemócratas europeos. A la hora de aplicar el torniquete no se han diferenciado de sus
adversarios derechistas y aceptan la verticalidad autoritaria que imponen Merkel y Sarkozy.

Esta cúpula dispuso, por ejemplo, el desplazamiento de Papendreu ante su atrevimiento de
solicitar una consulta popular y envió un contundente mensaje de intervención neocolonial a Grecia31.

La misma tendencia se verifica en la indiferencia del gobierno estadounidense ante a
las peticiones de los liberales. Esta actitud contrasta con la permeabilidad reformista que
imperaba en los años 30 bajo el mandato de Roosvelt.

Muchos keynesianos reconocen la adversidad de estos escenarios. Pero consideran
viable generalizar a escala internacional, las soluciones intermedias que aplicó Argentina a
partir del default y los canjes de la deuda32.

Pero omiten registrar las causas específicas que permitieron esa experiencia.

Argentina pudo permanecer relativamente desconectada de la financiación internacional,
porque está inserta en el comercio mundial como gran exportadora de alimentos. Ha gozado
de altos precios internacionales y se convirtió en proveedora privilegiada de las ascendentes
economías asiáticas.

Utilizó, además, las enormes rentas de exportación para reanimar la
demanda interna, luego de una brutal devaluación que depuró capitales, abarató salarios y
facilitó la recomposición cíclica de la tasa de ganancia.

Es evidente que el grueso de las economías dependientes afectadas por la crisis no
cuenta con los recursos y las condiciones que permitieron esa recuperación. Podrían
efectivamente adoptar ciertas iniciativas de Argentina, pero sólo como punto de partida de
medidas más radicales y audaces33.

La intensidad de la crisis exige asumir un horizonte anticapitalista, alejado de la
atadura actual a distintas variantes del mismo régimen social. El pensamiento dominante
impone esta restricción, obligando a optar entre el modelo anglosajón, el esquema alemán o
la opción china34.

Ese enfoque niega las raíces intrínsecamente capitalistas de la crisis actual y oculta
las contradicciones, que el proceso de acumulación genera en forma periódica y extiende de
manera itinerante.

Un sistema basado en la rivalidad por la apropiación de beneficios
surgidos de la explotación necesariamente produce el tipo de conmociones, que se observa
en la actualidad.

Si se reconoce que el capitalismo no es el único, ni el mejor sistema posible resulta
factible concebir otra gama de alternativas para resolver la crisis. Esta apertura permite
superar la resignación, consolidar la voluntad de lucha e imaginar salidas provechosas para
la mayoría de la población.

RESISTENCIAS SOCIALES

El devenir de la crisis puede ser abruptamente transformado por las acciones
populares que cobraron impulso en los últimos meses. Los análisis que omiten esta reacción
razonan los procesos económicos en un vacío social, que a lo sumo es ocupado por
funcionarios y financistas.

El debut de la crisis provocó inicialmente un gran desconcierto, entre poblaciones
acostumbradas a identificar los desastres económicos con el Tercer Mundo. Ese estupor
estuvo también signado por el temor al desempleo.

Pero a fin del 2010 los levantamientos
del mundo árabe introdujeron una bisagra en esta conducta. Ilustraron como se pueden
conquistar grandes victorias democráticas.

Este impulso profundizó la resistencia en Grecia, que se ha transformado el
principal bastión de la respuesta popular. Hay un estado de sublevación entre los
manifestantes que ocupan plazas y cercan el Parlamento.

Estas protestas alentaron a su vez a los indignados españoles, que cuestionan el socorro a los banqueros y demandan “democracia de verdad”. Este movimiento ya conquistó legitimidad, acompañamiento y presencia nacional.

Otro tipo de reacciones sociales se verifican en Inglaterra, tanto entre los jóvenes
desempleados y hostigados por la policía, como entre los trabajadores sindicalizados.

En Italia despuntan las huelgas y en Portugal hay movilizaciones. Estas luchas comienzan a
extenderse junto al desmoronamiento de la imagen benevolente que tenía la Unión
Europea. Una victoria impuesta desde abajo permitiría actualizar el gran legado de
rebeliones que acumula el Viejo Continente

Pero el dato más llamativo del año se registró al otro costado del Atlántico, con el
surgimiento del movimiento “Ocupar Wall Street”.

Esta organización ya tiene alcance nacional, simpatía popular, solidaridad intelectual y sostén sindical.

Por primera vez en décadas ha reintroducido las manifestaciones masivas en el corazón del capitalismo.

Menor difusión internacional han logrado los movimientos de lucha que conmueven
a China.

El año pasado se registraron 180.000 protestas, en su mayoría inspiradas en
demandas contra la explotación fabril. Una nueva generación de obreros –ya emancipada
de la migración rural- recuperó confianza y obtiene conquistas en enfrentamientos directos
con los patrones35.

En todos los continentes se verifica el mismo protagonismo juvenil, en movimientos
que utilizan las redes sociales para informarse y organizarse. El primer embrión de un
empalme internacional se produjo el 15 de octubre pasado, en la marcha global que
congregó multitudes en 950 ciudades de 80 países.

Una acción coordinada de esta magnitud
no se registraba desde las movilizaciones contra la guerra en Irak (2003).

Si la convergencia regional e internacional de estas resistencias se afianza, podría
gestarse una respuesta al intento burgués de enfrentar a los trabajadores de distintas
nacionalidades.

Los dominadores de Alemania encabezan esa estrategia, divulgando la
creencia que los obreros germanos “ya hicieron su sacrificio” y no deben pagar la cuenta de
los ociosos del sur.

Este mensaje busca oponer a un asalariado contra otro, ocultando los
beneficios que obtienen los capitalistas de esa división. El mismo propósito persiguen las
campañas de la derecha contra los inmigrantes36.

Una salida progresista de la crisis exige contrarrestar esta fractura entre hermanos de
clase. Las tensiones entre asalariados alemanes y griegos, estadounidense y chinos o
españoles y marroquíes conducen a descargar todas las consecuencias del desastre actual
sobre los pueblos.

Las respuestas internacionalistas neutralizarían esa amenaza y
permitirían un reencuentro de la juventud con los sectores de la clase obrera, que no se han
recompuesto de la andanada neoliberal.

El año 2012 ofrece la oportunidad de cambiar el
escenario de la crisis a favor de los trabajadores.
21-12-11
_________________________
TITULO: EL AJEDREZ GLOBAL DE LA CRISIS
AUTOR: Claudio Katz
RESUMEN: Se vislumbra una nueva fase recesiva con impactos regionales muy diferenciados.
En Estados Unidos se expande el empobrecimiento con ajustes e inacción del gobierno.

Pero la primera potencia interviene activamente a escala global a través del dólar, la reforma bancaria y el FMI,tanteando una opción inflacionaria.

En Europa se destruyen conquistas sociales históricas bajo el comando de Alemania, que amplió
su dominio exportador pero gestó un bloque inacabado.

El pacto fiscal intenta una centralización ultraliberal,para amoldar la periferia del Viejo Continente a la competitividad germana. Los derechistas ya no prometen prosperidad, sino tan sólo supervivencia. Su reorganización regional abre grandes fisuras e introduce políticas autoritarias.

El crecimiento de China limita la recesión global, pero fractura el ciclo mundial e ilustra las
transformaciones del período neoliberal. Múltiples desequilibrios obstruyen la internacionalización del yuan y el esperado viraje hacia el mercado interno.

Es erróneo clasificar a China junto a economías semiperiféricas de incierta evolución.

Las diferencias de status geopolítico y el sustento industrial o rentista determinan enormes diferencias dentro de los BRICS.

El encarecimiento de los alimentos que agobia a la periferia empobrecida persiste en la recesión, por maniobras financieras y desequilibrios acentuados por la especialización exportadora.

Las tendencias a la multipolaridad alteran las relaciones entre las potencias al interior de la
mundialización neoliberal. Las burguesías ascendentes carecen de propósitos antiimperialistas y los cambios de hegemonía no implican atenuación del militarismo norteamericano.

Los socialdemócratas gestionan los atropellos demostrando la reducción del espacio para políticas reformistas. Los keynesianos soslayan la confrontación requerida para frenar la agresión social y generalizan en forma abusiva la experiencia argentina.

Una salida progresista exige concebir horizontes anticapitalistas. La resistencia social ha
comenzado después del estupor creado por un estallido en el Primer Mundo.

Las rebeliones árabes impulsaron esta reacción, que afronta presiones de los dominadores para oponer a los trabajadores de las distintas nacionalidades.

http://www.lahaine.org/b2-img11/katz_ajedrez.pdf

1Economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda). Su
página web es: http://www.lahaine.org/katz

2 El 1% más rico 1979 percibía el 9% de la renta nacional en 1979y actualmente obtiene el
24%. Cuando los ocupantes de Wall Street afirman que “somos el 99% de la ciudadanía”,
saben muy bien de que están hablando. Roberts Paul Craig, “Las pérdidas de puestos de
trabajo en Estados Unidos son permanentes”, Rebelión, 9-10- 20.
3 Wall Street Journal, “La recuperación de EEUU es una de las más decepcionantes”, La
Nación, 31-12-10.
4Aunque alguno bancos mejoraron últimamente su patrimonio y liquidez, el reciente
desplome de la octava firma de inversión (MF Global) es muy ilustrativo de los peligros en
ciernes. Se derrumbó por su exposición con bonos de la deuda europea, que se encuentran
asegurados en grandes proporciones por financistas norteamericanos. Montero Alberto,
“Cuando la democracia entra por la puerta”, Rebelión, 2-11-11.

5 Kennedy Paul, “Un mundo de tres monedas”, Clarín, 8-6-11, Robert Mundell, “El
futuro de las monedas de reserva luego de la crisis”, El País, 18-1-10, Michel Crittenden,
“Puede el dólar ser destronado”, online.wsj, 1.3-11. Ver también: Wallerstein Inmanuel
“Guerra de divisas, La Jornada, 6-11-10, Eichengreen Barry, “El reinado del dólar llega a
su fin”, La Nación, 2-3-11

6 Ocampo Emilio, “Brujas y burbujas”, Ámbito Financiero, 2-9-10. También La Nación,
13-9-10 y 30-8-10 y Financial Times, 20-9-10.
7 Estados Unidos también apostó muy fuerte para neutralizar la crisis de legitimidad que
afectaba al Fondo y todavía se desconoce su rol en el escándalo montado contra el ex
directivo Dominique Strauss Kahn. CADTM, “El FMI lamentable símbolo de un sistema”,
www . cadtm .org/ 18-5-11.
8 Fiori José Luis, “Muy lejos del equilibrio”, Sin Permiso, 19-12-10, Cantelmi Marcelo, “El
G 20 en las puertas”, Clarín, 23-10-10.
9 La mirada inicial en Pasquino Gianfranco, “La UE aún representa el progreso”, Clarín,
31-8-10.

10 Husson Michel, “Euro: en sortir ou pas”, Inprecor 575-576, 7-8-9-2011. Samary
Catherine, “The Eastern periphery”, http://www.attac, 31-10-11.
11 Desde la caída de la principal entidad belga (Deixa) sobrevuelan muchas hipótesis
de repetición de lo ocurrido con Lehman Brothers. Las “pruebas de resistencia” realizadas a
los bancos europeos dejaron muy intranquilos a los expertos, cuando las entidades
necesitan recapitalizarse y recaudar dinero. Esta exigencia contrae, a su vez. el crédito y
agrava la recesión.

12 Llach Juan, “Pulseadas en el palacio global”, La Nación, 30-6-10.
13 La Nación, 16-1-10.
14Husson Michel, “Una crisis sin fondo”, http://www.vientosur, 19-7-11 Louca Franciso, “La
izquierda contra la dictadura de la deuda”, http://www.sinpermiso, 17-10-11

15 No hay tiempo suficiente para transferir los títulos a los tenedores marginales, limpiar los
balances o crear mercados paralelos para los papeles incobrables. La crisis actual golpea en
una coyuntura muy turbulenta, a economías entrelazadas y localizadas en el centro del
capitalismo. Arceo Enrique, Página 12, 9-12. Toussaint Eric, “Crash do Deixa”,
http://www.CDTM, 7-10-11
16 La reorganización de la eurozona prepara la introducción de formas federativas en la UE,
que someterían las atribuciones locales a una mayor centralización estatal. Este cambio
introduce enormes fisuras y puede potenciar el secesionismo en los países con fracciones
separatistas influyentes (Bélgica, España o Italia).Estos sectores podrían reforzar sus

demandas de integración directa a la Eurozona, puenteando las estructuras estatales
existentes para desembarazarse de las regiones empobrecidas.

17 Shujie Yao, “Los límites del modelo China”, Cash-Pagina 12, 7-8-11. También Wall
Street Journal, La Nación,17-11-11)

18 La Nación, 5-6-10.
19 Roubini, Nouriel, “El boom de China tiene fecha de vencimiento”, La Nación, 24-
4-11. Stigtiz Joseph, http://www.elperiodico.com, 9-8-11

20 Bocco Arnaldo, “De los Brics a las Eagles” Página 12, 10-1-11. Abeledo Anahí, “El
desafío para los emergentes es tener crecimiento”, Clarín, 10-7-11
21 Beckett Paul, “Pese al crecimiento, aumentan las dudas sobre el milagro indio”, La
Nación, 30-3-11. Nye Jospeh, “La carrera de fondo, Clarín, 2-2-11, Ramstad Evan, “El
milagro coreano”, La Nación, 8-11-10.
22 Un cuestionable enfoque en: Kateb Alexander, “Los países BRICS dan una lección”,
Página 12, 20-9-11

23 Halevi Jospeh “Se avecina una nueva crisis”, Il Manifesto 8-6-11.
24 Krugman Paul, “Las limitaciones que nos impone un mundo finito”, La Nación, 29-12-10. Blejer Mario, “Argentina y la seguridad alimentaria” La Nación, 4-12-11.

25 Distintas visiones en De La Balze Felipe, “La crisis acelera el curso de la historia”, Clarín

26Belson K, Onishi N, “Una falta de liderazgo que agudiza la crisis”, La Nación, 17-2-11.
27-11-11 Turzi Mariano, “La nueva divisoria global: emergentes y declinantes”, 18-8-11.
Tokatlian Gabriel, “El año de la encrucijada”, La Nación, 11-1-11. Cufré David, “Con la
vieja receta”, Pagina 12, 26-6-10.

27 Hemos desarrollado los temas de este capítulo en nuestro reciente libro, Katz Claudio,
Bajo el imperio del capital, Espacio Crítico Ediciones, Bogotá 2011. Próxima edición
Luxemburg, Buenos Aires.

28 Estas visiones en: Gros Daniel, Eco “En defensa de la austeridad para Europa”, Clarín, 4-
12-11, Pagni Carlos, “La crisis del estatismo”, La Nación, 19-7-10, Schauble Wolfang y
MacFadden Daniel, Página 12, 28-8-2011.
29 Krugman Paul, Clarín, (11-7-10, 13-7-10, 22.5-10, 10-8-10, 6-11-2010, 28-8-2010, 14-8-
10). Stigliz Joseph, “Qué puede salvar el Euro”, El País, 8-12-11, “El mercado
hipotecario”, Clarín, 6-11-201, “La austeridad es camino suicida”, Página 12, 7-12-11, “Un
contagio de malas ideas”, Sin Permiso, 14-8-11. También, Skidlesky Robert, “El mundo para volver a leer a Keynes”, Página 12, 2-8-11, Mitchell. William, “Entrevista”, Página 12,

10-10-11.

30 Wolff Rick “Krugman frustrado”, Monthly Review 10-3-10. Onaran Ozlem, “An
internationalist transitional program towards an anti-capitalist Europe”, April 2011.
http://www.internationalviewpoint. Lapavitsas Costas “A Left Strategy for Europe”, April 2011,
http://www.internationalviewpoint. Albarracín Daniel, “Sobre el debate del euro. Una estrategia”,
http://www.economiacritica.net, 10-10-11

31 Esta reacción fue coronada con la instalación de un gobierno directo de los banqueros
(Papademos). La misma sustitución se impuso en Italia (Berlusconi por Monti) con
tecnócratas que postulan una ideología derechista para sortear al parlamento, impugnando a
los políticos y menospreciando a los partidos. Stathis Kuvelakis, “Golpe de Estado europeo
frente al levantamiento popular”, http://www.vientosur 11-11-11. John Brown, “El capital
financiero castiga a sus devotos partidarios”, http://www.rebelion 23-11-11.

32 Stiglitz Joseph, “Europa no aprendió la lección de Argentina” Página 12. 10-12-11.
33 Nuestra visión en: Claudio Katz, “Lecciones de Argentina para Grecia” http://www.cadtm.org,
25-10-2011.
34Es la visión de Rogoff Kenneth, “El capitalismo está lejos de encontrar su sucesor”, La
Nación, 11-12-11.

35 Li Minqi, “El ascenso de la clase obrera y el futuro de la revolución en China”,
http://www.lahaine.org/index.php?p=55046, 14-7-11. Bello Walden, “O capital e um amante
caprichoso” http://www.outroladodanoticia.com.br, 22-7-11

36 Vicens Navarro, “Habermas y la sabiduría”, http://www.sinpermiso, 13-6-10.

El ajedrez global de la crisis (Parte II): El descalabro europeo

 

Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)
 

Muchos analistas europeos caracterizaron inicialmente la crisis del Viejo Continente como un simple eco del temblor norteamericano. Pero esa visión quedó desmentida por la impresionante dimensión del tsunami europeo. (1)

La magnitud de ese desplome se explica por los desequilibrios específicos que generó la formación de la Unión Europea (27 países) y la Eurozona (17 naciones). Ambas iniciativas buscaron amoldar la región a las reglas neoliberales de la competitividad global, sustituyendo la antigua diversidad de economías por un bloque liderado por la locomotora alemana y la diplomacia francesa.
 
El comando económico germano se consolidó con la anexión del territorio oriental (ex RDA). Las clases dominantes utilizaron el poderío tecnológico y la alta productividad de la industria, para reforzar la disciplina salarial y transformar al país en la gran potencia exportadora de la zona euro.
 
Pero la crisis actual ha demostrado el carácter inacabado de ese bloque. La moneda común fue introducida para asegurar la colocación de los excedentes germanos, mientras se posponía la organización del presupuesto y la fiscalidad compartida. Esa carencia ha sido letal. La ausencia de instituciones estatales comunes para respaldar el signo monetario socavó la cohesión del proyecto y potenció la heterogeneidad de la comunidad. En lugar de consolidar la estructura en gestación acrecentó la distancia que separa a las economías pujantes de los países rezagados.
 
Inicialmente se esperaba acortar esas brechas mediante el desarrollo de un mercado compartido y la instrumentación de transferencias hacia las zonas relegadas. Pero terminó prevaleciendo un proceso inverso, de sistemática pérdida de posiciones de los países con mayores tasas inflación y menores índices de productividad. Esta fractura condujo a desequilibrios comerciales que fueron compensados con endeudamiento. Al final, sobrevino el pase de facturas de las economías excedentarias (Alemania, Holanda, Austria) a los países deficitarios (Grecia, Portugal, Irlanda). (2)
 
El endeudamiento público y el quebranto de los bancos acentuaron esta brecha entre el centro y la periferia de la Eurozona. Primero colapsaron las pequeñas economías agobiadas por el desbalance comercial (Grecia), la inversión extranjera sesgada (Irlanda) y la financiación foránea especulativa (Islandia, Chipre). Luego el desplome fiscal se expandió a Italia (tercer país la zona) y ahora amenaza a España (que afronta una enorme morosidad hipotecaria).
 
Todos los bancos tienen repletas sus carteras de títulos públicos insolventes. Las frágiles entidades de Grecia, Irlanda o Islandia ya colapsaron y hay pavor por la situación de grandes instituciones de Francia, Alemania, Austria o Italia. Las transacciones inter-bancarias se han encogido, crece el temor por la toxicidad de los balances y hay salidas de fondos hacia lugares más seguros. (3)
 
La estrategia germana
 
Alemania no puede intentar las respuestas globales que tantea Estados Unidos. Carece de los recursos imperiales que conserva la primera potencia y ha optado por una estrategia deflacionaria defensiva, que ese ubica en las antípodas de la opción inflacionaria norteamericana. Mientras que la FED ha impulsado reducciones sistemáticas de las tasas de interés, el Banco Central Europeo (BCE) ha encarecido el costo del dinero.
 
Frecuentemente se explica esta diferencia por un cruce de tradiciones. La memoria de Weimar es contrastada con el recuerdo del New Deal. Este contrapunto entre temores europeos a la hiperinflación y recuerdos norteamericanos de la Gran Depresión ilustra la brecha de influencia que existe entre ambos países, en la gestión internacional de la crisis. (4)
 
Alemania actúa a nivel europeo con una política de atropello para descargar sobre los trabajadores el costo de la crisis. Esta embestida no implica un ajuste más. Supone demoler el estado de bienestar construido desde la posguerra y barrer con conquistas sociales nunca alcanzadas por los asalariados de otros continentes. Las tasas de desempleo europeo ya promedian el 20 % y bajo el impacto de la precarización laboral, la pobreza se ha extendido a un cuarto de la población. (5)
 
El otro cimiento de la política germana es el apriete fiscal para sostener el euro. En los últimos meses la continuidad de este signo quedó en la cornisa y se ha especulado con su reorganización, fractura o desaparición. Pero esa moneda ha sido la llave de un dominio exportador alemán basado en la unificación de los mercados y la eliminación de las barreras proteccionistas.
 
Para preservar el euro se impuso la suscripción del reciente pacto fiscal. Se fija un plazo para restaurar reglas de déficit y deuda pública, con sanciones automáticas para los países que violen esos límites. Tendrán que incorporar ese principio presupuestario como una norma constitucional y someterse al control de cortes supra-nacionales. Estos poderes supervisarán el gasto, imponiendo recortes en cualquier momento del año y colocando a los pueblos entre la espada y la pared. Quienes incumplan el cronograma serán automáticamente excluidos de la Eurozona.
 
Este endurecimiento es congruente con la estrategia alemana de reforzar su patrón exportador sin emitir dinero. Busca afianzar el rol de la periferia europea como proveedora de insumos a costos decrecientes. La poda de los salarios griegos, la pulverización de la seguridad social irlandesa y el generalizado aumento de la edad de jubilación anticipan las consecuencias de esta reorganización. (6)
 
Alemania impone esta estrategia deflacionaria, vetando todas las iniciativas financieras que amenazan su competitividad. Bloqueó la creación de los Eurobonos y la mutualización de las deudas. Obstruyó la ampliación del fondo de rescate bancario (FEEF- MEE), impidió la compra de bonos en los mercados secundarios y reforzó las prohibiciones de financiamiento directo del BCE a los estados.
 
Este rigor no implica abandonar a los bancos en quiebra. Alemania aprueba el auxilio, pero buscando preservar su potencial industrial. No renuncia a la financiación futura de la Eurozona con los mecanismos federales que rigen en Estados Unidos, pero quiere garantizar su control fiscal previo. Aceleró esta supervisión ante la vulnerabilidad de los bancos y la imposibilidad de de repetir la paulatina absorción de acreencias, que implementó por ejemplo Estados Unidos hace dos décadas, frente a las acreencias latinoamericanas. (7)
 
Pero el nuevo cuadro fiscal abre otra gama de conflictos en las cúpulas de la Unión Europea (UE). Gran Bretaña rechazó el pacto franco-alemán y decidió mantenerse al margen para proteger la autonomía de la City. Objetó someter sus bancos a la supervisión de Bruselas y no consiguió el poder de veto para resguardar sus negocios. A los capitalistas ingleses les interesa participar en el mercado continental, pero preservando la internacionalización de sus finanzas.
 
La alianza Merkel-Sarkozy emergió como ganadora del reciente round, pero sólo el tiempo permitirá evaluar la consistencia de esa victoria. La crisis devora los liderazgos políticos y cada elección consagra algún castigo al gobernante de turno. Esta sanción afecta por igual a los socialdemócratas (Irlanda, Portugal, España) y a los conservadores (Francia, Italia, Alemania). (8)
 
Interrogantes sobre China
 
El continuado crecimiento de China a tasas del 9-10% anual constituye una importante novedad de la crisis en curso. En la última década las exportaciones del gigante oriental se multiplicaron a un ritmo desenfrenado. China captura recursos naturales en África, afianza los intercambios comerciales con América Latina y ya destronó a Japón como segunda economía del mundo.
 
Este avance confirma la profundidad de los cambios registrados durante la etapa neoliberal. China se integró a la mundialización utilizando la baratura de su fuerza de trabajo, sin repetir la vieja trayectoria de debut proteccionista, gestación de una burguesía nacional y despliegue de rivalidades internacionales. Se insertó directamente en la acumulación global del capitalismo.
 
Al comienzo de la crisis muchos economistas suponían que el crecimiento chino contrarrestaría la retracción de las economías avanzadas. En los hechos se registró tan sólo un contrapeso parcial. El gigante asiático ha sostenido financieramente a Estados Unidos y a Europa en los picos de la crisis, para asegurar la continuidad de sus ventas externas, preservando la demanda interna y motorizando la adquisición internacional de materias primas. Con estas acciones frenó la depresión general y acotó el alcance geográfico de la recesión, aunque sin reemplazar a las locomotoras del mundo desarrollado. ¿Mantendrá este rol?
 
Quiénes apuestan a esa continuidad esperan un fuerte auxilio del yuan al Viejo Continente, mediante enormes adquisiciones de títulos públicos nominados en euros. Pero China ya compró grandes sumas de la deuda italiana, española o portuguesa y tiene un cuarto de sus reservas en esa moneda. El incremento de esas adquisiciones suscita divergencias en la dirigencia oriental.
 
El sector más asociado con negocios globales (“elite de la costa”) acepta participar en el nuevo rescate, a cambio de fuertes contrapartidas. Busca aminorar las sanciones por dumping, obtener el status de “economía de mercado” e ingresar en la inversión de la infraestructura europea.
 
Esta fracción también intenta posicionar a China en el futuro diseño de una moneda mundial. Por eso reclama que una porción de cualquier auxilio quede nominado en yuanes. Pero esa inserción monetaria también valorizaría el tipo de cambio y deterioraría el modelo exportador. China ha resistido numerosas presiones para revaluar el yuan y no aceptó las exigencias, que en la década pasada Estados Unidos le impuso a Japón. Sin embargo, la propia internacionalización del yuan podría generar ese debilitamiento de la autonomía que mantiene la principal economía asiática. (9)
 
Los fondos de inversión chinos han participado activamente en el sostén del dólar y los bonos del tesoro. Compraron acciones de General Motors y porciones del banco Morgan Stanley. Pero otra escala de estas adquisiciones (especialmente en Europa) introduciría al país en una riesgosa política imperial. Para defender lo obtenido en el extranjero se necesita una presencia geopolítica que la dirigencia china rehúye.
 
Por esta razón muchos sectores de la conducción (“elite del interior”). Cuestionan el desmedido aumento de las inversiones foráneas y destacan la necesidad de incrementar primero la bajísima proporción del consumo interno en el producto total. La oleada de internautas que objetó el reciente financiamiento del Viejo Continente refleja esta preocupación. Conviene recordar que el ingreso per capita de los chinos es aún 10 veces inferior al promedio de los europeos.
 
El dilema de sostener el modelo exportador o procesar un giro hacia el consumo interno persiste sin resolución. Existe una fuerte presión para apuntalar el segundo curso, pero sin resultados significativos. Este giro no se consuma, ante la magnitud de los desequilibrios que podría desatar.
 
Para aumentar sustancialmente el poder adquisitivo interno habría que subir el salario e introducir prestaciones sociales generalizadas. Estas medidas chocarían con el costo laboral reducido que permitió el ascenso capitalista del país. Un anticipo de este problema se observa en las corrientes de inversión, que fluyen hacia las economías asiáticas con sueldos inferiores a China.
 
El curso económico a seguir está sujeto a múltiples tensiones. La burbuja inmobiliaria es el desequilibrio más inmediato. En las 30 principales ciudades los precios de las viviendas subieron 50% en los últimos dos años, repitiendo el ciclo de endeudamiento dudoso que afectó a Estados Unidos y España. Como el 25% de la economía está vinculada a la construcción, una brusca reversión de esa valorización podría afectar al PBI.
 
También existen graves problemas financieros. Aunque el estado mantiene el control del crédito se ha gestado un enorme mercado de préstanos clandestinos, que solventa el consumo de la clase media y la oscura administración de los gobiernos locales. Estos desajustes explican la inflación, que durante la década pasada osciló en torno al 2% anual y actualmente ha trepado al 6,2%.
 
La inestabilidad de los negocios también obedece a la magnitud de los beneficios acumulados por los segmentos privilegiados. Los ingresos del 10% más rico de la población son 23 veces más elevados que el 10% más pobre y la crema de los ejecutivos percibe salarios 128 veces superiores al promedio general. (10)
 
Esta fractura social coexiste con problemas estructurales de sobre-inversión, que ya alcanzó una tasa anual del 45% del PBI. Este ritmo de actividad exige abrir nuevos mercados en un escenario internacional recesivo, mientras se acrecientan los peligros de un descontrol ecológico.
 
Nadie sabe como impactará la recaída de la economía global sobre China. Algunos economistas estiman que ese efecto será digerible (Stiglitz) y otros pronostican duras consecuencias (Roubini). Pero todos coinciden en la centralidad de este dato para el devenir inmediato de la coyuntura mundial. (11)
 
Continua.
 
Ver también:
 
Claudio Katz es economista, investigador, profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).
 
Notas:
1) La mirada inicial en Pasquino Gianfranco, “La UE aún representa el progreso”, Clarín, 31-8-10.
 
2) Husson Michel, “Euro: en sortir ou pas”, Inprecor 575-576, 7-8-9-2011. Samary Catherine, “The Eastern periphery”, http://www.attac, 31-10-11.
 
3) Desde la caída de la principal entidad belga (Deixa) sobrevuelan muchas hipótesis de repetición de lo ocurrido con Lehman Brothers. Las “pruebas de resistencia” realizadas a los bancos europeos dejaron muy intranquilos a los expertos, cuando las entidades necesitan recapitalizarse y recaudar dinero. Esta exigencia contrae, a su vez. el crédito y agrava la recesión.
 
4) Llach Juan, “Pulseadas en el palacio global”, La Nación, 30-6-10.
 
5) La Nación, 16-1-10.
 
6) Husson Michel, “Una crisis sin fondo”, http://www.vientosur, 19-7-11 Louca Franciso, “La izquierda contra la dictadura de la deuda”, http://www.sinpermiso, 17-10-11
 
7) No hay tiempo suficiente para transferir los títulos a los tenedores marginales, limpiar los balances o crear mercados paralelos para los papeles incobrables. La crisis actual golpea en una coyuntura muy turbulenta, a economías entrelazadas y localizadas en el centro del capitalismo. Arceo Enrique, Página 12, 9-12. Toussaint Eric, “Crash do Deixa”, http://www.CDTM, 7-10-11
 
8) La reorganización de la eurozona prepara la introducción de formas federativas en la UE, que someterían las atribuciones locales a una mayor centralización estatal. Este cambio introduce enormes fisuras y puede potenciar el secesionismo en los países con fracciones separatistas influyentes (Bélgica, España o Italia). Estos sectores podrían reforzar sus demandas de integración directa a la Eurozona, puenteando las estructuras estatales existentes para desembarazarse de las regiones empobrecidas.
 
9) Shujie Yao, “Los límites del modelo China”, Cash-Pagina 12, 7-8-11. También Wall Street Journal, La Nación,17-11-11)
 
10) La Nación, 5-6-10.
 

11) Roubini, Nouriel, “El boom de China tiene fecha de vencimiento”, La Nación, 24-4-11. Stigtiz Joseph, http://www.elperiodico.com, 9-8-11

Jugando con fuego: la amenaza de Obama a China


Jugando con fuego: la amenaza de Obama a China
Obama dice que la influencia de EE.UU. a su vez, desde Oriente Medio hacia el “enorme potencial de la región de Asia-Pacífico”.
Michael Klare Última modificación: 10 de diciembre 2011
Relaciones EEUU-China sólo se puede esperar que empeore a medida que los EE.UU. amplía su influencia en Asia [GALLO / GETTY]

Cuando se trata de China, la política, es la administración de Obama saltando de la sartén directamente al fuego? En un intento por dar vuelta la página en dos guerras desastrosas en el gran Medio Oriente, es posible que acaban de lanzar una nueva guerra fría en Asia – una vez más, ver el petróleo como la clave para la supremacía global.

La nueva política fue señalada por el propio presidente Obama el 17 de noviembre en un discurso ante el Parlamento australiano en el que él presentó una audaz – y extremadamente peligrosos – visión geopolítica. En lugar de centrarse en el gran Oriente Medio, tal como ha sido el caso durante la última década, los Estados Unidos ahora se concentrará su energía en Asia y el Pacífico.

“Mi orientación es clara”, declaró en Canberra. “A medida que el plan y presupuesto para el futuro, vamos a asignar los recursos necesarios para mantener nuestra fuerte presencia militar en esta región”.

Mientras que funcionarios de la administración insisten en que esta nueva política no está dirigida específicamente a China, la implicación es clara: a partir de ahora, el foco principal de la estrategia militar de EE.UU. no se lucha contra el terrorismo, pero la contención de que la tierra económicamente en auge – a cualquier riesgo o costos.

El nuevo centro de gravedad del planeta

El nuevo énfasis en Asia y la contención de China es necesario, los altos funcionarios insisten, porque la región de Asia-Pacífico constituye ahora el “centro de gravedad” de la actividad económica mundial. Mientras que Estados Unidos estaba empantanado en Irak y Afganistán, según el argumento, China tuvo el margen de maniobra para extender su influencia en la región.

Por primera vez desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Washington ya no es el actor económico dominante allí. Si Estados Unidos quiere mantener su título como el poder supremo del mundo, es necesario, este pensamiento va, restablecer su primacía en la región y hacer retroceder la influencia china. En las próximas décadas, no es una tarea política exterior, según se dice, ser más importante que esto.

En línea con su nueva estrategia, el gobierno ha emprendido una serie de movimientos destinados a reforzar el poder de EE.UU. en Asia, y China, a fin de poner a la defensiva. Estos incluyen la decisión de desplegar una inicial de 250 infantes de marina EE.UU. – un día que se elevó a 2.500 – a una base aérea de Australia en Darwin en la costa norte de ese país, y la adopción el 18 de noviembre de “la Declaración de Manila” , una promesa de una mayor EE.UU. las relaciones militares con Filipinas.

“Un económicamente debilitado los Estados Unidos ya no puede esperar a prevalecer en las regiones de forma simultánea”.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca anunció la venta de 24 F-16 aviones de combate de Indonesia y una visita de Hillary Clinton a Birmania aislada, un viejo aliado de China – la primera que por un secretario de Estado en 56 años. Clinton también ha hablado de un aumento de las relaciones diplomáticas y militares con Singapur, Tailandia y Vietnam – todos los países alrededor de China o con vistas a las principales rutas comerciales que China se basa en la importación de materias primas y exportar productos manufacturados.

Según lo retratado por los funcionarios del gobierno, estos movimientos tienen la intención de maximizar las ventajas de Estados Unidos en el ámbito diplomático y militar en un momento en que China domina el ámbito económico regional. En un reciente artículo en la revista Foreign Policy, Clinton sugirió que un revelador económicamente debilitado los Estados Unidos ya no puede esperar a prevalecer en las regiones de forma simultánea. Se debe elegir con cuidado sus campos de batalla y desplegar sus limitados activos – la mayoría de ellos de carácter militar – para aprovechar al máximo. Dada la centralidad estratégica de Asia para poder global, esto significa concentrar los recursos allí.

“Durante los últimos diez años”, escribe, “hemos destinado grandes recursos a [Irak y Afganistán]. En los próximos diez años, tenemos que ser inteligentes y sistemático acerca de dónde invertir tiempo y energía, de modo que nos ponemos en la mejor posición para mantener nuestro liderazgo [y] proteger nuestros intereses … Una de las tareas más importantes del arte de gobernar estadounidense durante la próxima década será, pues, bloqueo en un aumento sustancial de la inversión – diplomáticos, económicos, estratégicos y de otra manera – en la región de Asia-Pacífico. ”

Esa forma de pensar, con su enfoque claramente militar, parece peligrosamente provocativa. Las medidas anunciadas implican una mayor presencia militar en las aguas de la frontera con China y mejorar las relaciones militares con los vecinos de ese país – ciertos movimientos para despertar alarma en Beijing y fortalecer la mano de los del círculo gobernante (sobre todo en la cúpula militar chino) que favorecen un mayor activista, la respuesta militarizada a las incursiones de EE.UU..

Cualquier forma que adopte, una cosa es cierta: la dirección del número dos del mundo es el poder económico no va a permitir que se parece débil e indeciso en la cara de una acumulación de EE.UU. en la periferia de su país. Esto, a su vez, significa que podemos estar sembrando las semillas de una nueva guerra fría en Asia en 2011.

El fortalecimiento militar de EE.UU. y el potencial de un poderoso contra-empuje de China ya han sido objeto de discusión en la prensa de América y Asia. Sin embargo, una dimensión fundamental de esta lucha incipiente no ha recibido ninguna atención en absoluto: el grado en que movimientos bruscos de Washington han sido dictadas por un nuevo análisis de la ecuación energética global, dejando al descubierto (como la administración de Obama lo ve) mayor vulnerabilidad de la parte china y nuevas ventajas para Washington.

La ecuación de la energía nueva

Durante décadas, los Estados Unidos ha sido muy dependiente del petróleo importado, muchos de ellos obtenidos a partir de el Oriente Medio y África, mientras que China era en gran parte autosuficiente en la producción de petróleo.En 2001, Estados Unidos consumió 19,6 millones de barriles de petróleo por día, mientras que la producción sólo nueve millones de barriles en sí. La dependencia de proveedores extranjeros para que el déficit 10,6 millones de barriles demostrado ser una fuente de enorme preocupación para los políticos de Washington. Ellos respondieron mediante la creación de cada vez más, los lazos más militarizadas con los productores de petróleo del Medio Oriente y va a la guerra de vez en cuando para garantizar la seguridad de las líneas de suministro de EE.UU..

En 2001, China, en cambio, consume sólo cinco millones de barriles por día y por lo tanto, con una producción nacional de 3,3 millones de barriles, es necesario para importar sólo 1,7 millones de barriles. Esos números fríos y duros hechos su liderazgo mucho menos preocupados por la fiabilidad de los principales proveedores en el extranjero en el país – y por lo tanto no era necesario duplicar el mismo tipo de enredos de la política exterior de Washington que había sido durante mucho tiempo involucrados pulg

Ahora, por lo que la administración Obama ha concluido, las mesas están empezando a cambiar. Como resultado de la pujante economía de China y el surgimiento de un considerable y creciente clase media (muchos de los cuales ya han comprado sus primeros coches), el consumo de petróleo del país se está disparando. Correr en alrededor de 7,8 millones de barriles por día en 2008, será, de acuerdo con proyecciones recientes por el Departamento de Energía de EE.UU., llegar a 13,6 millones de barriles en 2020, y 16,9 millones en el 2035.

Producción doméstica de petróleo, por otra parte, se espera un crecimiento de 4,0 millones de barriles diarios en 2008 a 5,3 millones en 2035. No es de extrañar, entonces, las importaciones chinas se espera que se disparan a partir de 3,8 millones de barriles por día en 2008 a un proyectado 11,6 millones en 2035 – momento en el que serán superiores a las de los Estados Unidos.

“Gracias al aumento de la producción en las zonas” petróleo difícil “de los Estados Unidos … las importaciones futuras se espera que disminuyan, incluso a medida que aumenta el consumo de energía.”

Los EE.UU., por su parte, podrán disfrutar de una situación energética.Gracias al aumento de la producción de “mano dura del petróleo” zonas de los Estados Unidos, incluyendo los mares del Ártico en Alaska, las aguas profundas del Golfo de México y de formaciones de esquisto, en Montana, Dakota del Norte y Texas, las importaciones futuras se espera que disminuyan, así como el consumo de energía aumenta.

Además, más petróleo es probable que esté disponible desde elhemisferio occidental en lugar de Oriente Medio o África. De nuevo, esto será gracias a la explotación de los todavía más “difíciles de petróleo” las áreas, incluyendo las arenas de alquitrán de Athabasca Canadá, Brasil campos de petróleo en las profundidades del Atlántico y cada vez pacificado regiones ricas en energía de antes devastada por la guerra de Colombia. De acuerdo con el Departamento de Energía, la producción combinada de los Estados Unidos, Canadá y Brasil se espera que aumente en 10,6 millones de barriles por día entre 2009 y 2035 – un salto enorme, teniendo en cuenta que la mayoría de las áreas del mundo están esperando descenso de la producción.

Cuyas vías marítimas son estos de todos modos?

Desde una perspectiva geopolítica, todo esto parece conferir una ventaja real en los Estados Unidos, aún cuando China se hace cada vez más vulnerable a los caprichos de los acontecimientos en oa lo largo, las rutas marítimas a tierras lejanas. Esto significa que Washington será capaz de contemplar una relajación gradual de los lazos militares y políticos con los estados petroleros de Oriente Medio que han dominado su política exterior durante tanto tiempo y han llevado a las costosas guerras, devastador.

De hecho, como el presidente Obama dijo en Canberra, los EE.UU. se encuentra ahora en condiciones de empezar a reorientar sus capacidades militares en otros lugares. “Después de una década en la que lucharon en dos guerras que nos costó muy caro”, declaró, “los Estados Unidos se está volviendo nuestra atención hacia el vasto potencial de la región Asia-Pacífico.”

Para China, todo esto explica el potencial deterioro estratégica. Aunque algunas de las importaciones de petróleo de China se viaje por tierra a través de oleoductos de Kazajstán y Rusia, la gran mayoría de los que todavía vendrán por los petroleros desde el Medio Oriente, África y América Latina sobre las vías marítimas controlada por la Marina de los EE.UU.. De hecho, casi todos los petroleros llevar petróleo a China, viaja a través del Mar del Sur de China, un cuerpo de agua de la administración de Obama está tratando de colocar bajo control naval efectivo.

Al asegurar el dominio naval del Mar del Sur de China y aguas adyacentes, el gobierno de Obama, evidentemente, tiene como objetivo adquirir el equivalente de energía del siglo 21 de chantaje nuclear vigésimo siglo. Nos empujan demasiado, la política implica, y vamos a traer a su economía de rodillas al bloquear el flujo de los suministros de energía vital.

Por supuesto, nada como esto nunca se dirá en público, pero es inconcebible que altos funcionarios del gobierno no están pensando sólo en este sentido y existe una amplia evidencia de que los chinos están profundamente preocupados por el riesgo – como se indica, por ejemplo, por sus esfuerzos frenéticos para construir gasoductos asombrosamente caros toda la extensión de Asia a la cuenca del Mar Caspio.

A medida que la naturaleza subyacente de la nueva plan estratégico de Obama se vuelve más clara, no puede haber duda de que el liderazgo chino, en respuesta, tomen medidas para garantizar la seguridad de las líneas vitales de energía de China. Algunos de estos movimientos, sin duda, serán económicas y diplomáticas, incluyendo, por ejemplo, los esfuerzos a los tribunales los actores regionales, como Vietnam e Indonesia, así como los principales proveedores de petróleo como Angola, Nigeria y Arabia Saudita. No nos equivoquemos, sin embargo: los demás será de carácter militar.

Una importante acumulación de la marina de guerra china – aún pequeño y atrasado en comparación con las flotas de los Estados Unidos y sus aliados principales – parece casi inevitable. Del mismo modo, estrechar lazos militares entre China y Rusia, así como con los Estados Miembros de Asia Central de la Organización de Cooperación de Shangai (Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán), se aseguró.

Además, ahora Washington podría provocando el inicio de una verdadera guerra fría al estilo de la carrera armamentista en Asia, que ningún país puede, en el largo plazo, pagar. Todo esto es probable que conduzca a una mayor tensión y un mayor riesgo de una escalada involuntaria que surjan de incidentes en el futuro la participación de EE.UU., China y los barcos aliados – como la que ocurrió en marzo de 2009, cuando una flotilla de buques de guerra chinos rodearon una contra EE.UU. antisubmarina de vigilancia de buques, el impecable y casi provocó un incidente con disparos. A medida que más buques de guerra circulan por estas aguas de manera cada vez más provocativa, el riesgo de que tal incidente se traducirá en algo mucho más explosivo sólo puede crecer.

“Una mayor confianza en … ‘sucio’ de las energías se traducirá en un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y una multitud de otros peligros ambientales.”

Ni los posibles riesgos y los costos de tal política-militar primero destinado a China, se limita a Asia. En la unidad de EE.UU. para promover una mayor autosuficiencia en la producción de energía, la administración Obama está dando su aprobación a las técnicas de producción – Arctic perforación, profundidad de perforación mar adentro y fracturamiento hidráulico – que están garantizados para dar lugar a nuevasDeepwater Horizon estilo catástrofe ambiental en su casa.

Una mayor dependencia de las arenas alquitranadas canadienses, el“más sucia” de las energías, se traducirá en un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y una multitud de otros peligros ambientales, mientras que la producción de aceite de profundidad del Atlántico frente a las costas de Brasil y otros países tiene su propio conjunto de peligros sombrío .

Todo esto asegura que el medio ambiente, militar y económicamente, nos encontraremos en una más, no menos, peligroso mundo. El deseo de alejarse de las guerras de la tierra desastrosa en el Gran Medio Oriente para tratar las cuestiones clave ahora a fuego lento en Asia es comprensible, pero la elección de una estrategia que pone tanto énfasis en el dominio militar y la provocación está destinada a provocar una respuesta en especie. Es apenas un camino prudente la cabeza hacia abajo, ni tampoco, en el largo plazo, promover los intereses de Estados Unidos en momentos en que la cooperación económica mundial es crucial. Sacrificar el medio ambiente para lograr una mayor independencia energética no tiene más sentido.

Una nueva guerra fría en Asia y una política energética hemisférica que podría poner en peligro el planeta: es una mezcla fatal que se debe reconsiderar antes de la diapositiva a la confrontación y el desastre ambiental sea irreversible. Usted no tiene que ser un adivino para saber que esta no es la definición del arte de gobernar bien, sino de la marcha de la locura.

Michael Klare es profesor de estudios sobre paz y seguridad mundial en el Hampshire College y autor, más recientemente, de las potencias emergentes, la reducción del Planeta .

Una versión de este artículo fue publicado por primera vez en Tom Dispatch .

Las opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Al Jazeera. 

 Al Jazeera.

Zapatero, fiel aliado de Washington y la OTAN


Las relaciones con Estados Unidos

Zapatero, fiel aliado de Washington y la OTAN


(Le Monde Diplomatique) *Por Roberto Montoya

“La política de defensa y de seguridad tiene que ser una política de Estado
y de consenso.

Hubiera sido muy deseable que, antes de hacer el
pronunciamiento que hizo con el presidente de los Estados Unidos, dando
su apoyo al escudo antimisiles, hubiera venido a esta Cámara a explicar por
qué y a debatirlo.

Así es como se hace una política de defensa cohesionada.

Todavía está a tiempo de hacerlo.

Nosotros no lo compartimos,
sinceramente, porque creemos que es una idea vieja, que es sólo la
repetición de la propuesta del señor Reagan de la ‘Guerra de las Galaxias’ y
que no camina en la dirección adecuada para una política de seguridad en el
mundo.”

Estas duras palabras dirigidas al entonces presidente José María Aznar,
fueron pronunciadas el 26 de Junio de 2001 por José Luis Rodríguez
Zapatero, en aquel momento líder del principal partido de la oposición, el
Partido Socialista Obrero Español (PSOE), durante el debate anual del
Estado de la Nación en el Congreso de los Diputados.

Una década después, el 4 de Octubre pasado y tras más de siete años al
frente del Gobierno, Rodríguez Zapatero estrechaba en Bruselas la mano de
Leon Panetta, ex director de la CIA y actual secretario de Defensa de
EEUU, para sellar un importante acuerdo entre ambos países…¡sobre el
escudo antimisiles!.

En presencia del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen,
Zapatero y Panetta formalizaban en ese acto el pacto por el cual España se
comprometía a convertir la base de Rota en el componente naval del
escudo de la Alianza, de esa gran red de radares de alerta temprana y
baterías de misiles capaces de abatir en vuelo misiles enemigos, de la que
participan también Polonia, Rumanía, Turquía y Holanda.

Tal como se anunció en los cuarteles generales de la OTAN, cuatro
destructores antimisiles de la Navy estadounidense dotados con el
sofisticado sistema de combate Aegis llegarán en 2013 y 2014 para hacer
de Rota su base permanente.

Panetta aclaró que los buques no se limitarán
a actuar dentro de los planes del escudo, sino también en otras operaciones
de la OTAN en el Mediterráneo y en todas aquellas actuaciones que el
Pentágono considere necesarias como apoyo a dos de los grandes mandos
regionales que tiene en el mundo, al Africom, que cubre Africa y al
Cetcom, que cubre desde Pakistán hasta el Cuerno de Africa.

Junto a los buques se instalarán en esa base de uso conjunto hispanoestadounidense
1.200 militares y 100 civiles.

Pese a que desde la época de
la ‘guerra de las galaxias’ de Ronald Reagan y el posterior escudo de
George W.Bush, hasta la actual versión muy reformada y más económica
del escudo antimisiles de Barack Obama, siempre se ha justificado su
creación en la necesidad de proteger a EEUU y sus aliados europeos
–situados en la trayectoria de los misiles– de eventuales ataques de misiles
balísticos de enemigos como Corea del Norte e Irán, Panetta dijo que era de
carácter “disuasorio”.

El jefe del Pentágono sostuvo que la elección de España fue por su
“posición estratégica, como puerta de entrada al Mediterráneo” y al norte
de Africa .

Orgulloso del acuerdo alcanzado, el presidente español saliente añadió que
en el sistema de mando y control del sistema de defensa antimisiles se
integrará también el nuevo Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de
la OTAN (CAOC) en la base de Torrejón de Ardoz, a 20 kilómetros del
centro de Madrid.1

Discurso de ayer, discurso de hoy

El mandatario español no hizo ninguna alusión a su brusco cambio de
postura ni encontró necesario explicar las razones por las cuales adoptaba
una medida de semejante trascendencia precisamente cuando acababa de
disolver las Cortes y a un mes y medio de las elecciones generales.

Sin duda se ajustó a las necesidades de Obama, ya que este debe incluir la
partida de ese despliegue en España en el presupuesto de su país antes de
finales de año.

Zapatero aclaró que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, estuvo
informado en todo momento de las negociaciones secretas que se mantuvo
con EEUU y la OTAN, dando a entender que por ello no consideraba
necesario convocar al Congreso de los Diputados para discutir el tema.

Zapatero parece obviar que semejante giro en política exterior y de
seguridad exterior excede lo acordado en el convenio bilateral de Defensa
con EEUU.

Olvida también que el referéndum de la OTAN que se votó en
1986, durante la presidencia de Felipe González, comprometió “la
reducción progresiva de la presencia militar de Estados Unidos en España”.

Para hacer más atractivo su anuncio, Zapatero añadió que la deprimida
zona gaditana de Rota se beneficiaría económicamente de esta nueva
actividad de la base, tanto por la instalación en ella de 3.400
estadounidenses más –entre militares, civiles y familiares— como por el
trabajo que supondrán para los astilleros de San Fernando las tareas de
mantenimiento y reparación de los cuatro grandes buques de guerra.

Según
Zapatero, “se crearán cerca de 1.000 puestos de trabajo directos o
indirectos”.2

Con estas explicaciones el líder de los socialistas españoles daba por
zanjado el tema. Muy lejos quedaban aquellas palabras suyas de 2001 que
citábamos al inicio de este artículo.

Muy lejos quedaba también su gesto
del 12 de Octubre de 2003, también aún como candidato presidencial,
cuando optó por no levantarse de su silla al paso de la bandera de EEUU, a
diferencia del resto de personalidades que asistían al desfile militar del
llamado ‘Día de la Hispanidad’. Zapatero reivindicó aún públicamente en
2009 haber tomado esa decisión como muestra de su rechazo a la
intervención española en la guerra de Irak.3 (2)

http://www.elpais.com/videos/espana/Zapatero/dice/levanto/bandera/EE/U
U/protestar/Aznar/elpvidnac/20090127elpepunac_3/Ves/e Abril de 2004 –

Muy atrás quedó también aquella decisión que el presidente tomó el 18 de
Marzo –sólo un día después de asumir el poder—de ordenar la retirada de
las tropas que Aznar había enviado a Irak.

La retirada de las tropas supuso el momento de más tensión en las
relaciones entre EEUU y España en medio siglo.

Para la Administración
republicana, esas actitudes del nuevo Gobierno socialista representaban un
duro revés para su cruzada planetaria contra el terror, columna vertebral de
toda la política exterior estadounidense.

La alianza con Aznar y Blair era
también para Bush vital para introducir una cuña en la Unión Europea,
donde arreciaban las voces críticas contra su exacerbado unilateraomo
había hecho su padre en 1991.

Desoyendo el clamor de millones de personas que se manifestaban en las
calles de toda España, Aznar repetía a pie juntillas todas las mentiras de
Bush y Blair sobre las fantasmagóricas armas de destrucción masiva de
Sadam Husein.

Ante las cámaras de Antena 3, Aznar decía el 13 de Febrero
de 2003: “Puede usted estar seguro, pueden estar seguras todas las personas
que nos ven, de que les estoy diciendo la verdad, el régimen iraquí tiene
armas de destrucción masiva, tiene vínculos con grupos terroristas y ha
demostrado a lo largo de la historia que es una amenaza para todos”.4

La tristemente famosa foto de la cumbre de las Azores del 16 de Marzo de
2003, donde Bush, Blair y Aznar –con Durao Barroso como anfitrión—
hicieron sonar los tambores de la guerra contra Sadam Husein que
lanzarían cuatro días después, representó el máximo símbolo del siniestro
camino en el que España se había embarcado.5

Represalias terroristas contra España

La reacción no se haría esperar. Dos meses después del inicio de aquella
guerra ilegal y unilateral, un grupo terrorista atentaba contra la Casa de
España en Casablanca, Marruecos, matando a 41 personas, entre ellas tres
españoles.

En agosto moría en Bagdad en atentado un capitán de navío
español; en Octubre un agente del espionaje español (CNI) y en Noviembre
otros siete agentes del mismo organismo. España, tal como había advertido
Al Qaeda, se había convertido en objetivo de sus ataques.

Y el 11 de Marzo de 2004, dos días antes de las elecciones generales,
tenían lugar los terribles atentados de Madrid que se cobraron casi 200
víctimas.

Con la llegada de Rodríguez Zapatero al poder parecía cortarse la servil
dependencia de los planes imperiales de EEUU. El nuevo presidente
lanzaba su propuesta de Alianza de Civilizaciones; una nueva política
exterior parecía ponerse en marcha.

Pero esa ilusión duró poco. Se tardaría todavía un año en conocerse la
complicidad del Gobierno Zapatero con los vuelos de la CIA.

Desde el
primer momento el Gobierno PSOE hizo saber a EEUU que no innovaría
en lo actuado en ese sentido por Aznar, que España seguiría permitiendo
que hicieran escala en aeropuertos españoles la flota de aviones civiles de
la CIA que había comenzado a operar poco después del 11-S en todo el
mundo, trasladando a secuestrados sospechosos de ser miembros de Al
Qaeda a prisiones propias o de países aliados, para ser torturados con total
impunidad.

Las casi 90 escalas de esos aviones en quince aeropuertos españoles que
quedaron registradas tuvieron lugar entre 2002 y 2007,6

corresponsabilizando así tanto al Gobierno de Aznar como al de Zapatero.
Varios cables de la diplomacia de EEUU revelados por Wikileaks
aportaron igualmente las pruebas de cómo la Administración socialista
obstaculizó sistemáticamente las actuaciones judiciales para extraditar y
juzgar a los militares estadounidenses que asesinaron a José Couso el 8 de
Abril de 2003 en el hotel Palestine de Bagdad.7

El PSOE trataba de enmendar su afrenta y hacía buena letra.

Renovó el
Convenio Bilateral de Defensa entre EEUU y España que en 2002
flexibilizó las autorizaciones de acciones de Inteligencia y misiones
estadounidenses desde territorio español –en clara contradicción con la
propia Ley de Defensa Nacional- ; aumentó el número de tropas y asumió
más protagonismo y responsabilidad en la guerra de Afganistán, así como
en distintas actuaciones de la OTAN y la Alianza de Civilizaciones se
esfumó. España volvía a la normalidad.

El Gobierno Zapatero continuó también la política antiterrorista de Aznar,
endurecida tras el 11-S, denunciada en su momento por organismos como
Human Right Watch por sus restricciones a los derechos de los detenidos
sospechosos de terrorismo, y miró hacia otro lado ante las torturas a los
mismos.

Ya desde la oposición el PSOE consensuó esa política con el PP,
que, junto a la Ley de Partidos de 2002, auspiciaron el cierre de periódicos
y la prohibición de organizaciones políticas de la izquierda atberzale.

Por todos estos antecedentes, por la práctica demostrada en estos últimos
siete años, Zapatero no puede sorprender ahora con su decisión sobre Rota.
El transformismo del actual Gobierno y del PSOE comenzó hace mucho. .

Cuando Zapatero dice ahora que el escudo antimisiles “no es contra nadie”
y presenta la cesión de Rota a EEUU y la OTAN poniendo el acento en el .
“beneficio económico” para la región, oculta que esa decisión compromete
a España mucho más en las aventuras bélicas que puedan lanzarse desde
allí hacia amplias zonas del Mediterráneo, Africa, Asia y Oriente Medio,
sin que tenga la más mínima capacidad de control sobre ellas.

Tampoco, una vez más, Zapatero se aplica para sí mismo las advertencias
que en su día le hacía a Aznar.

Fue pocos días después de los atentados de
Casablanca de Mayo de 2003 cuando le dijo en el Congreso al entonces
presidente conservador:

“A España no le conviene seguir la estrategia de
Bush en su lucha contra el terrorismo internacional. Y la mejor muestra de
ello es que no sólo se ha conseguido que Batasuna esté en una lista (de
organizaciones terroristas de la UE y del Departamento de Estado), sino
que, lamentablemente, también se ha logrado que España esté en la lista del
terrorismo internacional”.8

1 http://www.youtube.com/watch?v=efKl9VhHxBM
2 Idem.
3
http://www.elpais.com/videos/espana/Zapatero/dice/levanto/bandera/EE/UU/protestar/Aznar/elpvidnac/2
0090127elpepunac_3/Ves/e Abril de 2004 –
4 http://www.youtube.com/watch?v=5xyx_98vdw8&feature=related
6 http://www.vientosur.info/articulosabiertos/vientosur86-03-eldesordengloballosvuelosdelaCIAyelgobiernozapatero-
RobertoMontoya.pdf
7 http://www.rtve.es/noticias/20110127/cronologia-del-caso-couso/398147.shtml
8 http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/specials/newsid_3050000/3050793.stm
——————————————
* Periodista y escritor, autor de “El Imperio Global” y de “La impunidad imperial”, miembro de la
redacción de VIENTO SUR-.

Planes inmediatos del Imperialismo americano en el mundo con el silencio cómplice de Europa


EJE MILITARISTA ACENTÚA PRESIÓN SOBRE PAÍSES DÉBILES Y TENSIONA FUERTEMENTE CONTRA RUSIA Y CHINA

Por: ENRIQUE MUÑOZ GAMARRA (*)

www.enriquemunozgamarra.org

Últimamente la propensión a la guerra en el mundo es muy fuerte.

El centro de esa vorágine es el militarismo estadounidense. Los hechos, al respecto, son muy claros: se multiplican tanto los ejercicios navales como prácticas de tiro y combate de fuerzas terrestres y vuelos aéreos.

Hay cuenta intermitente de nuevos aparatos militares y de nuevas armas: aviones sin piloto, misiles de mayor efectividad, escudo antimisiles (Europa, Japón, Israel, Corea del Sur, EEUU).

Emergen nuevos tratados militares secretos.

Hay maquinaciones e intrigas por fabricar nuevos conflictos. Los centros de espionaje de pronto se vuelven muy importantes.

Prácticamente ni un país esta libre de una implicancia militarista y todos empiezan a revisar sus estructuras militares, particularmente, sus sistemas de defensa aéreo y consecuente el mundo ingresa a una abierta carrera armamentística.

Y, de acuerdo a esto, las principales potencias imperialistas están en máxima alerta.

Por lo que, es posible afirmar, que un conflicto más y, el mundo estaría envuelto ya en una Tercera Guerra Mundial. Realmente es preocupante el asunto.

Veamos esto:

1.- EJE MILITARISTA Y LA CUESTION DE LA GUERRA.

En principio es necesario advertir que Estados Unidos sigue siendo la primera potencia militar.

Es el mayor fabricante de armas. Aún sigue a la delantera en tecnologías de guerra (que cuida con desesperación para que estos no se filtren a otros países, esto fue muy claro en lo del helicóptero MH-60 Black Hawk (Stealth) siniestrado cuando hacia su Show en el supuesto aniquilamiento de Bin Laden, el 02 de mayo de 2011 en abbottabad (Pakistán).

También es el que desarrolla la mayor guerra de comunicación y espionaje y tiene bajo su control (elementos de escucha y visión aérea satelital) sobre importantes regiones del planeta, particularmente, sobre Rusia, China, Europa, la península coreana etc. etc.

Cuenta con el mejor ejercito. Una fuerza aérea incomparable.

Una fuerza naval de lo mejor (buen numero de portaaviones, pero se desespera cuando China lanza su primer y único portaaviones y se ríe cuando los franceses o ingleses tienen portaaviones pero sin aviones a bordo, a falta de presupuesto, igual cuando Hillary Clinton descarga una carcajada y balbucea, “Guau, llegamos, vimos y murió”, cuando se enteró que el cuerpo sin vida del líder libio, Muammar al-Gadafi, había sido depositado en un frigorífico industrial de un centro de abastos).

Sin olvidar que tiene la mayor industria de aviones asesinos sin piloto (robotización de la guerra). Además, el que tiene el mayor presupuesto militar del mundo (más del 50 %).

Una infinidad de bases militares (ya no solo mil) que rodean el mundo. Esto sin olvidar a su maquinaria paramilitar y su reacción religiosa desplegada en los cinco continentes.

Es una inmejorable posición que incluso rebasa el armamentismo de Hitler cuando inició la Segunda Guerra Mundial en 1939.

Entonces lo anterior ¿Qué configuración nos puede mostrar? Ni más ni menos a un militarismo absolutamente agresivo. Es innegable esa situación. Ahora mismo Estados Unidos está implicado directamente en Afganistán, Irak, Palestina y Libia.

Allí el genocidio es una cuestión de todos los días. Ahora mismo los asesinos fascistas de Bengasi, que algunos llaman revolucionarios, están masacrando a poblaciones rendidas en Sirte y Bani Walit, en Libia.

Pero además está en las siguientes regiones:

Primero, Asia. En principio, su objetivo es este continente. Allí, su puntería está dirigida contra Rusia y China, sus máximos rivales.

Prácticamente todo este continente esta en peligro latente de conflictos: Asia central (aquí están expandidas sus escuadrones paramilitares que en cualquier momento pueden ser activadas), sur de Asia (sus servicios secretos trabajan intensamente por enfrentar a Pakistán con India y a este país con China), Sudeste Asiático (apunta fundamentalmente contra la Republica Popular Democrática de Corea y, por supuesto, contra China), en la región del Caucaso arma hasta los dientes a Georgia contra Rusia.

Pero en lo fundamental la actual ofensiva estratégica militarista estadounidense apunta a Asia Central. Es una región absolutamente importante en el logro de sus execrables objetivos.

En efecto, después de Oriente Medio, es Asia Central. La preocupación estadounidense, después de Siria que no se sabe como ocuparla, es su pretensión de alargar la guerra a Asia Central.

Allí y en la parte del Sudeste Asiático y el Mar Meridional de China se armará pronto el más grande teatro de operaciones militares que sellará el destino final del sistema imperialista. Estas son, en la actualidad, las regiones de mayor conflicto mundial.

Segundo, Europa. Allí, el escudo antimisiles que Estados Unidos pretende instalar contra Rusia y China, es muy claro. Polonia, Bulgaria, Rumania, Holanda y España están implicadas en esta situación.

Turquía, históricamente ha sido puntal (igual que Israel) en el almacenamiento de armamento nuclear contra la URSS que, incluso, en el conflicto de misiles ocurrida en 1961 en el Caribe fue una exigencia de Nikita Kruchev el retiro de las bases nucleares de Turquía.

En la actualidad, pesa sobre Europa el conflicto en los Balcanes, particularmente, en Serbia y Kosovo.

Todo orquestado por los militaristas americanos que quieren involucrar, de una u otra forma, a Europa en conflictos mayores con Rusia y China.

El asunto de los Balcanes, caso Kosovo y Serbia, es un legado de los procesos de genocidio y balcanización llevados adelante contra Yugoslavia en 1999.

Tercero, África.

Aquí Estados Unidos se tensiona fuertemente por la presencia de China en esta región.

Después de la ocupación de Libia, al parecer Estados Unidos piensa instalar ahí su comando AFRICOM. Sus tentáculos también se mueven con gran fuerza en Yemen, Somalia, etc.

Pero, en lo esencial, Estados unidos pretende desestabilizar y ocupar (sea como sea, incluso, balcanizando, como lo hizo en Sudan) a Zimbabwe y las regiones donde hay petróleo (Golfo de guinea, etc.) y resistencia anti-estadounidense.

Una nota reciente sobre la implicancia del militarismo estadounidense en África  refiere así “Un parte de la agencia oficial china Xinhua en francés se refiere con una claridad poco habitual  en la prensa china a la estrategia militar norteamericana  de conquistar el continente africano…. que explica las operaciones militares en el Golfo de Guinea…” (1).

Cuarto, América. Hay una serie de acuerdos militares en esta región: Plan Colombia, Mérida, los Andes, etc. Jamás olvidemos que América Latina es su “patio trasero”, una región que le sirve de seguridad para su propia subsistencia.

Aquí la guerra de baja intensidad es muy fuerte. Las fuerzas paramilitares (pandillas juveniles, barras bravas, reacción religiosa, etc.) que implementa el Pentágono esperan su momento para actuar. Estados Unidos desde hace años está en Colombia contra las insurgencias.

Las desesperanzas, de hambre y miseria, que penden sobre los pueblos latinoamericanos son reales. No olvidemos que América Latina es una región agro-minero exportadora que sirve a los intereses imperialistas. Incluso esto continúa con la penetración de China.

Pero en general se observan los siguientes hechos:                                                                                                  

En Siria la situación sigue complicándose. En primer lugar las amenazas de ocupación continúan. Turquía, Arabia Saudita, incluso, auxiliados por Hariri desde el Líbano, siguen asolando este país. Aquí las provocaciones son abiertas.

Las operaciones de las bandas criminales paramilitares de Al Qaeda financiadas desde el Pentágono estadounidense son muy intensas. La Unión Europea tambien actúa como cómplice en estas provocaciones emitiendo sanciones comerciales (bloqueo económico) contra este país.

El 04 de octubre Rusia y China vetaron en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución presentada por Alemania, Francia, Gran Bretaña y Portugal en contra de Siria.

Fue en una reunión tan acalorada que la representante estadounidense, S. Rice, abandono la sala porque sus imposiciones no habían dado resultado. Hace poco hubo retiro del cuerpo diplomático tanto de Washington como de Damasco.

Las amenazas de Estados unidos son muy fuertes.

En tanto Siria ha reaccionando advirtiendo que sus bancos podrían empezar a utilizar el rublo y el yuan en sus transacciones comerciales. Las notas al respecto son las siguientes: “Si nos aplican estas sanciones, Siria dejará de operar el euro e incluirá el rublo ruso en sus transacciones, en los próximos días.

El rublo y el yuan chino serán parte del boletín diario de los cursos cambiarios de las divisas”, dijo el jefe del Banco central sirio, Adib Míale, en una entrevista al canal de TV Russia Today en árabe (2).

Entonces la situación en Siria esta cada vez muy tensa y complicada.

Hace poco se ha formado en Turquía el Consejo Nacional Transitorio en contra del gobierno que preside legítimamente el mandatario Basher al-Assad. Por otra parte la Liga Árabe, en realidad instrumento anti-árabe, se ha reunido el 16 de octubre de 2011 para discutir la expulsión de Siria de esa organización (3).

La manipulación informativa y los ataques de sus paramilitares fascistas prosiguen con tremenda saña.

En Pakistán las fuerzas estadounidenses son rechazadas. Allí hubo anteriormente expulsión de 100 asesores militares (comando especial) ocurrida a principios de julio de 2011 que entrenaban a las fuerzas antisubversivas y  contrainteligencia.

Luego, a finales de junio de 2011 Islamabad ordenó que EEUU desocupe la base aérea de Shamsi de Baluchistan utilizada por las fuerzas estadounidenses en sus ataques de drones, en realidad una base de drones (4).

En aquellos días el ministro de defensa pakistaní, Ahmeed Muk Htar, hizo las siguientes declaraciones al canal local, Express TV: “Si todo se pone difícil, retiraremos nuestras fuerzas, es decir, que no habrá más soldados de Islamabad para combatir a las guerrillas de mayoría pastun en las áreas tribales” (5).

Entonces la respuesta estadounidense fue el congelamiento del envió de dinero supuestamente para ayuda militar, que en el fondo habían servido en sus intromisiones en la vida interna de este país (6).

En la actualidad, tras los sucesos de la supuesta muerte de Bin Laden, el 02 de mayo de 2011, las relaciones Estados Unidos Pakistán van camino al rompimiento. S

u relación con China es muy importante a tal punto se oyen rumores esparcidos por lo medios occidentales en el sentido que “China estaría interesada en el establecimiento de bases militares en el área tribal de Pakistán cerca de la región autónoma china de Xinjuang, para contrarrestar las actividades extremistas” a la que las autoridades pakistaníes han dicho que “Esto sólo puede ser calificado como basura” (7).

Hay algunos analistas que sostienen que India y Afganistán habrían firmado un pacto de amistad contra Pakistán (8). Las intimidaciones estadounidenses sobre Pakistán fueron respondidos por China en el sentido que cualquier ataque a Pakistán sería un ataque a China.

El asunto afgano. En Afganistán hay un proceso similar a lo ocurrido en 1996, es decir, traspaso del poder a las fuerzas paramilitares llamadas talibanes.

Hay un silenciamiento Terminal contra las verdaderas resistencias. El asunto es por qué Estados Unidos y su eje militarista no dialogan tambien con la verdadera resistencia afganas proscritas de todo este trance. Hay apología tremenda a favor de los talibanes.

No olvidemos que esto viene desde los años de la guerra contra la ex URSS en los años setenta y ochenta del siglo pasado, que en esa ocasión fueron llamados como Muyahidines luego transformados en Talibanes y Al Qaeda y, ahora ultimo, como Haqqanis.

Afganistán ha sido el “cementerio de las grandes potencias mundiales”, es decir, las confrontaciones del pueblo afgano han sido muy fuertes. Ahmad Wall Karzai, se dice una de las figuras más importantes de la familia Karzai, jefe paramilitar de narcotráfico en Kandahar (sur de Afganistán) y agente importante de la CIA, fue muerto en julio de 2011.

Sin olvidar que Estados Unidos, ante los fracasos de sus bandas paramilitares y su ejercito, acentúa el uso de los drones en esta guerra.

La ocupación de Libia. En principio la resistencia continúa. En realidad es un nuevo frente de guerra en la que esta involucrado Estados Unidos en Libia.

El alevoso asesinato del líder libio Muammar al-Gadafi ha suscitado un amplio movimiento de repulsa mundial contra los militaristas estadounidenses que la ONU se vio obligado a anular la resolución 1973 sobre zona de exclusión aérea que abrió las puertas al genocidio y la ocupación sobre este país 9).

El Primer ministro Vladimir Putin hizo declaraciones fuertes sobre este hecho “Mataron a casi toda la familia de Gadafi y su cuerpo lo mostraron por todos los canales de televisión mundiales, cuando son imágenes que no se pueden ver sin que causen repugnancia.

No hay nada parecido en la moral de ninguna de las religiones mundiales, ni en la religión cristiana, ni en la judía, ni en la musulmana” (10).

Pero aún así la criminal organización trasatlántica (OTAN), implicada en esta guerra y que debe ser llevada a un Tribunal tipo Nuremberg para su juzgamiento, ha manifestado que no tiene constancia de victimas civiles como consecuencia de sus operaciones en Libia (11).

Y, las notas recientes acerca de la resistencia de Libia están escritas así: “El pueblo libio se organiza para resistir a la dictadura fascista de la OTAN. El pueblo argelino se levantara si las ratas del CNT visitan el país. La resistencia atacó puerto petrolero y sigue liquidando mercenarios con francotiradores.

La resistencia busca mediante acciones audaces recuperar la confianza de la población Libia. Destacada dirigente politica argelina rechaza extradición de la familia Gadafi.  Ataque patriota en Ras Lanuf. Gadafi se ha sacrificado deliberadamente para salvar al ejército de la Yamahiriya. Los imperialistas franceses siguiendo órdenes del Pentágono son los asesinos de Gadafi. (12).

Japón y sus confrontaciones con Rusia y China:

Hay indicios del renacimiento militarista en Japón. Esto tiene mucha incidencia en la actual geopolítica mundial. Se dice que este país ha establecido una base militar en Djibouti en el Golfo de Adén.

Como se sabe allí hay flotas navales de casi todos los países imperialistas, al parecer, confrontándose muy duramente por el control de dicho paso estratégico (se sabe que por allí navegan por lo menos 20,000 barcos al año), incluso existen navíos de guerra de Irán (13).

Japón contra Rusia. Japón, instigada por Estados Unidos (“Tratado de Seguridad” EEUU-Japón), ha reanudado sus reclamaciones contra Rusia por las islas Kuriles, conformada por las siguientes islas: Habomai, Shikotan, Kunashiri y Eorafu. Es historia que Japón, tras la Segunda Guerra Mundial había renunciado a todo derecho, titulo o reclamación sobre las islas Kuriles y el sur de la isla Sakhalin, esto refrendada en 1951 por medio del Tratado de San Francisco.

Japón contra China. El asunto corre por las islas Diaoyu en chino y Senkako en japonés situada en el Mar Meridional de China muy cerca de Taiwán y en la actualidad bajo administración japonesa (se dice que allí habría un buen depósito de petróleo).

Por otra parte China ha denunciado las provocaciones de las fuerzas de autodefensa de Japón contra su territorio con vuelos de reconocimiento y espionaje sobre el Mar de la China Oriental (norte del Mar Meridional de China).

Y, aún más, complican la situación de conflicto actual la intromisión en los asuntos internos de china por parte de Japón que ha pedido a china que el asunto del Mar Meridional de China se solucione por medio de diálogos multinacionales cuando China públicamente desarrolla una solución a los conflictos levantados en torno al Mar Meridional de China por la vía bilateral como ya esta en marcha con Vietnam (Acuerdo firmado el 15 de octubre de 2011) y Tailandia.

Finalmente, en agosto de 2011 el portavoz del Ministerio de Defensa de China, Yang Yujun, expresó la preocupación china sobre el plan del gobierno japonés de movimiento de tropas de vigilancia en el sur de la Prefectura de Okinawa y con oscuras intensiones” (14).

Rusia y sus movimientos:

Rusia y Siria. Ante todo existen algunas notas que han circulado en los primeros meses de 2010, esto es en las prensas occidentales, que dieron cuenta que los supuestos Scud que Siria habría entregado al movimiento insurgente Hezbollah (“Partido de Dios” creado en 1979), en esas fechas, tendrían procedencia rusa, aunque otros dicen que es de procedencia china (15). El asunto es que Siria tiene una fuerte defensa antiaérea.

No olvidemos que el presidente ruso Medvedev hizo una visita histórica a Siria en los primeros meses de 2010, según se dice, el primer presidente ruso que llega a este país después de la Segunda Guerra Mundial.

Lo importante de esta visita, según algunos medios, habría sido los acuerdos posibles a que habrían llegado, sobre todo, en la cuestión armamentística consistente en la venta por parte de Rusia de aviones MIG-29, sistemas de defensa antiaéreo de corto y mediano alcance Strelets, Pantsir-S1 y Buk-M2, incluso Siria habría mostrado interés en los misiles antiaéreos de largo alcance S-300 (16).

Hemos dicho en notas anteriores que Siria es un país muy importante. Una frontera de facto entre occidente y oriente que, incluso, tras la caída de la ex URSS en 1991, ni el sionismo israelita ni Bill Clinton ni W. Bush, se habían atrevido a romperla. Pues si cae Siria, el transito naval en el Mar Mediterráneo estaría prácticamente restringida para las embarcaciones rusas y chinas.

Entonces el Mar Mediterráneo habría pasado a control total de las fuerzas de la OTAN. Prácticamente las actividades de la flota rusa en el Mar Negro habrían quedado varadas en ese mar. Y, para ocupar Irán sólo faltaría avanzar sobre el Estrecho de Ormuz, esto es, en el Golfo Pérsico.

Esa es la ambición suprema del Pentágono. De hecho el petróleo y la ubicación geográfica de Oriente Medio han sido muy importantes. Y, más aún, en esta coyuntura tan especial como la que hoy vivimos.

Rusia y Ucrania. Rusia ha venido fortaleciendo sus posiciones en las regiones próximas a sus fronteras.

En esto son aleccionadores sus acuerdos con Ucrania sobre la permanencia de la flota naval rusa en Sebastopol hasta 2042 en la península de Crimea, a cambio del 30% de descuento en el precio del gas ruso. Incluso se dice que Rusia habría entrado en conversaciones con el nuevo gobierno de Ucrania para instalar nuevas bases navales en Nikolayev y Odessa en respuesta a los que desarrolla la OTAN y los EEUU en toda esta región (Mar Negro) (17).

Y, más aun, inquieta enormemente a los círculos estadounidenses los acuerdos de fusión entre la empresa rusa Gazprom y Naftogaz de Ucrania que aumentaría el poderío monopólico del primero de los nombrados en materia de gas (18).

Sin embargo es de notar que en estos últimos meses Ucrania esta en la perspectiva de ingresar a la Unión Europea. Esto aprovecha la Unión Europea para inmiscuirse en sus asuntos internos.

En esto se inscribe sus pedidos que para cualquier avance en ese trámite Ucrania debe liberar lo antes posible a la ex primera ministra Julia Timoshenko, condenada a siete años de cárcel por abuso de poder.

Y en medio de esta tensa situación hay ingreso inesperado de un crucero estadounidense al puerto ucraniano de Sebastopol el 21 de octubre de 2011. Se trata del barco de guerra “USS Philippine Sea” cargado de 26 misiles de crucero Tomahawk capaces de impactar blancos submarinos y terrestres a distancias superiores  a 2000 kilómetros (19).

El asunto al parecer es enfrentar a Ucrania con Rusia.

Rusia desarrolla un mercado importante alrededor de sus fronteras, sobre todo, en el Asia Central. A sus acuerdos con Bielorrusia y Kazajstán ahora se une con los países del CEI. Las notas son las siguientes: “Los ocho países del CEI que rubricaron el 18 de octubre (2011) en San Petersburgo de ahora en adelante efectuaran sus transacciones comerciales sin pagar ningún tipo de arancel” (20).

Esto es muy importante porque permite la formación de acuerdos con países próximos a su frontera sobre todo en la región de Asia Central.

Se afianza acuerdo estratégico militar China-Rusia. Ocurrió en el último conclave de la OCS. Esto ocasiona una enorme repulsa de parte de los Estados Unidos. Este país siempre ha temido este acercamiento y ha tratado en todo momento de crearles fisuras.

China en el Caribe. A mediados de septiembre de 2011 se desarrolló el III Foro de Cooperación China-Caribe en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago. Este Foro funciona desde hace seis años. China en esta región tiene relaciones importantes con Cuba, Jamaica, Guyana, Surinam, Dominica y Trinidad Tobago.

Hay una fuerte carrera armamentista:

Estados Unidos esta en un proceso muy intenso de producción de nuevas armas. En principio su industria militar es muy potente. Cuida de manera especial sus tecnologías militares. Su presupuesto militar desde el auto atentado del 11 de septiembre de 2001 se ha incrementado fuertemente.

De entre los muchos proyectos militares que tiene podemos señalar su desesperación por concretar el avión más veloz que, según algunas prensas, supera 20 veces la velocidad del sonido.

Las informaciones corren de esta manera:

“El Pentágono lleva ocho años desarrollando el modelo hipersónico Falcón HTV-2 para asegurarse la posibilidad de un ‘ataque rápido global’, es decir, destruir con armas nucleares o convencionales cualquier objeto a lo largo del mundo en menos de una hora.

El aparato necesita apenas 12 minutos para cubrir la distancia entre Nueva York y Los Ángeles” (21). Sin embargo, sobre esto mismo, hay por el momento tropiezos, porque los prototipos de prueba se han extraviado en el océano pacifico, es decir, han salido pero no han vuelto mas. Además, sin olvidar, que hay una intensa producción de los aviones predator, aviones sin piloto. Pero, en lo general, es bueno tener en cuenta que Estados Unidos está en un proceso muy importante de desarrollo de armas y estrategias de guerra.

Rusia prosigue modernizando sus aparatos defensivos y de ataque. Desarrolla un nuevo misil. Tambien ejecuta importantes ejercicios de aviación estratégica como la llevada adelante desde el 19 de octubre de 2011 y por espacio de cuatro días en el lejano oriente ruso (22).

Aquí también habría que incluir sobre una información que circula entre los medios y que refieren a que la CIA tendría en su poder alguna información que daría cuenta de una supuesta ayuda militar de Rusia a las milicias talibanes de Afganistán” (23).

China: Las prensas occidentales están alarmadas por los avances de China en su sistema defensivo. La inversión en su complejo militar-industrial le esta permitiendo a China un fuerte desarrollo en su potencial militar.

Según Washington Post, china estaría desarrollando un misil balístico móvil de ojivas separables para destruir blancos independientes, además, de acuerdo a esta misma prensa, China tendría Búnkeres subterráneos con corredores de 4,800 kilómetros de longitud donde estaría almacenando misiles y ojivas nucleares (24).

Pero las últimas notas que vienen de China son sorprendentes y que refieren a la construcción de su caza de quinta generación. También su primer portaviones que ya navega en los mares del mundo.

En general en China hay toda una efervescencia de adelantos tecnológicos nada despreciable por la que Estados Unidos se tensiona fuertemente. Y, en septiembre de 2011, la OTAN invitó a China a su sede a participar en su reunión del 14 de ese mismo mes y año para debatir los esfuerzos internacionales en la lucha contra la piratería  en el Océano Indico.

India desarrolla una importante modernización de su sistema defensivo. Hay notas que hablan de ciertos acuerdos de India con Estados Unidos. Incluso se rumorea que la OTAN estaría negociando un programa de cooperación con Nueva Delhi para desarrollar un escudo antimisiles (25).

Las ofensivas ideológicas tambien son muy fuertes:

Las reacciones religiosas manipuladas desde el Pentágono tambien son muy fuertes. Particularmente, la ofensiva religiosa anti-Islam es muy dura. Afectan no sólo a los países del Oriente Medio sino tambien a Rusia y China.

Hemos sostenido en anteriores artículos el rol que le asigna el Pentágono a la reacción religiosa, los movimientos de pandillas y las barras bravas como parte de sus guerras de baja intensidad. Esto es muy importante.

Viene desde los años ochenta cuando se inicio una ofensiva ideológica observada, en ese momento, como neoliberalismo y globalización. Fue una verdadera política de hostigamiento ideológico. Una ofensiva ideológica y filosófica de estupidización de la humanidad.

Por las particularidades de las confrontaciones de ese momento, y que hasta hoy se prologan, el asunto devino como una ofensiva anti-Islam y concretada como movimientos paramilitares y bajo denominación de Muyahidines, Talibanes, Al Qaeda y Haqqanis.

Sin pasar por alto, que en la actualidad hay una intensa actividad en la mayoría de los países occidentales por establecer la reacción religiosa anti-católica. Se dice, por la agudización de las refriegas de clase y la particular coyuntura que se esta viviendo, el desenlace de esta reacción sería muy sangrienta.

Los lavados de cerebro (trabajos ideológicos) se efectúan sin descanso, casa por casa, bajo mecanismos de hostigamiento ideológico que enardecen la fe de los hombres. Aquí también debe haber una cuantiosa inversión de millones de dólares destinadas a las llamadas iglesias de destinto orden que han emergido masivamente ahora último en estas regiones.

Pero en el caso de China a fines de julio de 2011 se desataron graves disturbios en la ciudad de Kashgar, región autónoma Uigur de Xinjiang. Las notas al respecto dicen lo siguiente:

“El gobierno de China responsabilizó a extremistas formados en los campos de entrenamiento islamistas en el extranjero de perpetrar el ataque contra civiles que causó la víspera una treintena de muertos y heridos…

Según las primeras pesquisas, antes de viajar a Xinjiang los cabecillas del grupo extremista recibieron instrucción en el manejo de materiales explosivos en Pakistan en los campos  del “Movimiento Islámico del Turkestan del Este”. Una organización separatista de Uigur.” (26).

2.- ESTADOS UNIDOS QUIERE A EUROPA CON UN PAPEL IGUAL QUE EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

La implicancia de España y Holanda en el escudo antimisiles aclara las verdaderas intensiones de Estados Unidos respecto a Europa de involucrarla contra Rusia y convertirla en una Europa igual como en la Segunda Guerra Mundial.

Recordemos que Europa fue el centro principal de las dos más grandes confrontaciones armadas suscitadas en el siglo pasado. Y, fue esta región la que sufrió toda la devastación a consecuencia de estas dos grandes confrontaciones, particularmente, en la Segunda Guerra Mundial.

Tras esta gran confrontación Francia, Alemania, Inglaterra y la URSS quedaron en escombros.

No olvidemos que Estados Unidos ingresó en forma tardía a la guerra. Lo hizo sólo cuando vio el avance demoledor del glorioso ejército rojo hacia Berlín. Y, entonces, no tuvo otra alternativa que arrojar bombas sobre Nagasaki e Hiroshima para exigir mejores condiciones en los acuerdos finales de la guerra.

Europa occidental, tras la guerra, fue sometida por los estadounidenses. El plan Marshal fue un gran instrumento. Pero, en lo esencial, Estados unidos utiliza el instrumento atómico para presionar a sus socios europeos. El armamento nuclear también fue un instrumento de chantaje contra la URSS.

Así, mostrando su ferocidad había trasladado este armamento en 1954 a Inglaterra (base militar RAF Lakenhearth próximo a 100 kilómetros de Londres) y en 1955 a Alemania occidental. Esto fue agudo hasta el 22 de agosto de 1949 en que la URSS logró su arma nuclear (Detonó con éxito la bomba RDS-1 con una potencia de 22 kilotones)

Pero lo tiempos cambian y en la década de los setenta del siglo pasado Alemania, Inglaterra, Francia y Japón habían crecido fuertemente en sus economías que exigieron a los Estados Unidos oro por sus tenencias de dólares tal como había sido el acuerdo de Bretton Woods.

Estados Unidos (Richard Nixon) no tuvo más remedio que romper esos acuerdos y establecer sobre la base de sus armas la hegemonía del dólar (a los países árabes, sobre todo a Arabia Saudita, prometieron protección militar a cambio del uso del dólar como moneda única en las transacciones del petróleo).

En la actualidad, en medio de la gran crisis que azota el conjunto del sistema imperialista, los Estados Unidos nuevamente utilizan sus armas para mantener su hegemonía sobre el mundo. Esta vez han ido hasta Europa a convencer a algunos países para instalar su armamento pesado (armas nucleares) contra Rusia y China con el sofisma del escudo antimisiles.

Primero, Turquía actúa a favor de la OTAN y en contra de Rusia. En esto es muy importante el acuerdo reciente sobre despliegue de un radar de este país en su territorio. Cierto, se trata del radar transportable del modelo AN TPY-2 con objetivos orientados hacia el Sur de Europa y Asia Meridional incluido el Mar Negro.

Y, lo más curioso es que cuando, asimismo se declara anti-sionista, el radar que patrocina, nada más y nada menos, cubre también a Israel de posibles ataques nucleares. Y, esto es, cuando menos, parte del sistema global antimisiles que contra Oriente, particularmente, contra Rusia y china, implementa el Pentágono en territorio europeo (27).

Segundo, Polonia y Estados Unidos actúan contra Rusia.

Este jueves 15 de septiembre de 2011 se habría ratificado los acuerdos de defensa antimisiles firmados entre Estados unidos y Polonia en 2008 y su protocolo de enmienda también firmado en 2010 que refieren a los sistemas SM-3 en suelo polaco a fin de que entre en funcionamiento en 2018.

La nota a este respecto es la siguiente: “El sistema se encuentra en la base militar de Redzikowo, agregó el comunicado, calificó de una contribución importante de nuestras dos naciones a una capacidad de defensa de misiles de la OTAN” (28).

Tercero, Rumania y Estados Unidos se confabulan. A instancias de Estados Unidos el 13 de septiembre de 2011 se firmó un acuerdo para la instalación de escudo antimisiles en Rumania.

El acuerdo fue firmado entre este país y Estados Unidos en Washington. Por la parte estadounidense rubricó su firma, Hillary Clinton, Secretaria de Estado de este país y, por Rumania, su Ministro de Relaciones Exteriores, Teodor Baconschi. Se trata de una versión del SM-3 del sistema de misiles AEGIS a instalarse en la base aérea de Deveselu (29).

Cuarto, España. Finalmente este país ha entregado de manera oficial la base aéreo-naval de Rota al ejército estadounidense para acoger permanentemente a cuatro de sus destructores con sistema Aegis y como parte de sus acuerdos de cooperación en la instalación del sistema antimisiles.

El acuerdo fue firmado el 06 de octubre de 2011.

Esta base es muy importante que desde antes ha estado siendo utilizado por las fuerzas militaristas de Estados Unidos como lugar de transito y apoyo logístico de sus flotas en el Mediterráneo, el indico, Oriente Medio y ahora último en el caso de la agresión a Libia.

Esto es totalmente contraproducente con sus pedidos de ayuda a China y Rusia en el asunto de la quiebra económica de este país.

Quinto, Holanda. Las notas al respecto son las siguientes: “El ministerio de defensa de Holanda aprobó un programa de 250 millones de euros para modernizar el sistema defensivo de radares y el sistema marítimo de fragatas y contribuir así al escudo antimisiles de la OTAN.

El acuerdo constituye la ampliación del programa Defensa Activa Multinivel (DAM) ante Misiles Balísticos de Teatro para abatir supuestamente cohetes enemigos orientados al espacio europeo” (30).

Tambien Estados Unidos ha estado presionando a Noruega para que apoye su programa de antimisiles en Europa. El 05 de enero de 2011 Estados Unidos ejerció fuerte presión sobre el gobierno noruego (31).

Todo esto, no significa otra cosa, sino, implicar a Europa en sus macabras intensiones.

Pretender que Europa sea nuevamente el centro de la gran confrontación, es decir, el centro de la devastación mundial. Trasladar toda responsabilidad sobre Europa. Pues, debemos saber que el escudo antimisiles no es un simple arma defensivo, como algunos puedan suponer, es un arma cien por ciento ofensivo.

Y, eso lo entienden muy bien Rusia y China. Entonces lógicamente estos países no van a quedarse con los brazos cruzados esperando la instalación de este tipo de armamento alrededor de sus fronteras, de hecho van a responder y, lo van hacer, por lo menos ya Rusia hizo sus debidas advertencias de instalar ojivas con dirección a estos lugares en respuesta a estas provocaciones.

Y, en esto es lamentable la actuación de los gobiernos arriba citados que se prestan a este juego olvidando las enseñanzas de la historia y contraviniendo las aspiraciones de sus pueblos.

3.- EL CONFLICTO ESTRATEGICO CHINO-ESTADOUNIDENSE ES CADA VEZ MUY FUERTE.

Lo central de la cuestión:

De las contradicciones interimperialistas la principal es la que presentan los Estados Unidos y China. Esto deviene a raíz de la situación actual del sistema imperialista. La supremacía mundial esta inscrita en estas dos potencias. Ambas potencias necesitan el control del mundo.

El primero, Estados Unidos, necesita mantener sus dominios e incluso avanzar sobre otras regiones, en particular, sobre Asia Central, pero antes, consolidando el medio Oriente, como lo esta haciendo ahora.

En cambio China, una potencia emergente, necesita espacios para desarrollarse y en esa medida empieza a confrontar. Si bien es cierto que por el momento, en lo militar, aún se mantiene a la defensiva, en lo económico su avance es arrollador.

Pero, en lo general, el asunto es como sigue:

Ante todo la economía es muy importante:

En principio el asunto de la economía, en este caso, referente al yuan esta cada vez muy caldeada. Estados Unidos ha entrado en una verdadera ofensiva comercial contra China. Ahora pretende obligar a este país reevalué su moneda a partir de una ley estadounidense.

Ojo. ¡Una ley estadounidense para elevar la cotización del yuan chino! Ya el senado estadounidense aprobó el respectivo proyecto de resolución como un previo paso a su posterior aprobación.

Pero China esta apurando sus negociaciones de comercio en casi todas las regiones del planeta sobre la base de su moneda, esto, particularmente, es muy importante con los países miembros del ASEAN (32).

También con Europa son muy importantes, sobre todo, en los pedidos que le han hecho algunos gobiernos europeos (Francia, Italia, etc.) para que China ayude en la salvación de la crisis que los azota últimamente.

Y, en esto, es trascendental la visita del presidente chino, Hu Jintao, a Europa entre el 30 de octubre al 02 de noviembre del presente año (2011).

China exige a Estados Unidos respete sus intereses. Las notas al respecto son las siguientes: “La clave para mantener una relación estable entre China y EEUU es el respeto mutuo por los intereses esenciales del otro, dijo, un alto legislador chino de visita en Estados Unidos” (33).

Y en lo militar:

China aumenta presupuesto de defensa. China anunció que en 2011 destinará a la defensa la mayor partida del presupuesto nacional, 91,500 millones de dólares (un 12% más frente al año anterior) (34). China tiene dos millones de efectivos militares y con eso su ejército (EPL, Ejercito Popular de Liberación) se convierte en el más numerosa del planeta.

Entonces esto muestra una fuerte fricción entre Estados Unidos y China. Algunos dicen que China es incapaz de enfrentar a Estados Unidos, que no esta preparada. Bueno, en principio es que estamos en una nueva confrontación estratégica.

El asunto es que las confrontaciones se efectúan en medio de ofensivas y defensivas. Esas son las reglas de la guerra. Y, están allí. Sin olvidar que China ya hizo sus advertencias al respecto. En esto es muy importante la cumbre de la OCS en Astana (Kazajstán).

Las provocaciones de Japón contra China. En notas arriba hemos hablado algo sobre esto.

El asunto es que Japón últimamente ha estado incrementado sus tensiones con china.

Las notas al respecto corren así:

“En los últimos años, las Fuerzas Aéreas de Autodefensa de Japón han aumentado sus patrullajes dirigidos a China en el Mar Oriental de China, pues de acuerdo con las estadísticas, las incursiones aéreas de los aviones japoneses que realizan misiones de reconocimiento sobre las costas de China tuvieron un incremento interanual del 44 por ciento en el periodo comprendido entre enero y septiembre de este año (2011)” Dijo el miércoles 26 de octubre de 2011 el vocero del Ministerio de Defensa Nacional de China, Yang Yujun (35).

Actualmente china estaría en capacidad de supervisar no solo la cuenca del Indico si no también del Pacifico, lo que demuestra su gran capacidad de maniobra militar.

Las notas indican lo siguiente: “La fuerza naval del EPL trata ahora de garantizar la seguridad de la marina mercante china desde Oriente Medio hasta la ultima cadena de islas del pacifico. Esta cadena va desde Japón hasta Papuasia occidental, pasando por la isla de Guam, más allá de las Filipinas, zona que se halla bajo la dominación directa de los Estados Unidos” (36).

Y, en lo particular, el conflicto corre así:

Como hemos sostenido en anteriores notas, el conflicto chino-estadounidense se procesa desde tres ángulos: Primero, Taiwán. Segundo, Mar Meridional de China. Y, tercero, el asunto de la península coreana.

Antes que nada Estados Unidos ha dicho que mantendrá su presencia en Asia. Así fue señalado por el almirante Mike Mullen en visita a Pekín el domingo 10 de julio de 2011. Luego puntualmente refrendada por la Secretaria de Estado, Hillary Clinton. También por el propio Presidente estadounidense, Barack Obama cuando habla sobre la región Asia-Pacifico.

Primero, el asunto de Taiwán. Sobre Taiwán la nota fresca que viene desde China es la siguiente:

“Este tipo de transacciones (Se refiere a la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán) comerciales entre Estados Unidos y Taiwán han sido desde hace tiempo una fuente de tensión y desencuentros entre ambos lados del estrecho de Taiwán y entre Pekín y Washington.

China rompió sus relaciones militares en enero del año pasado como protesta a un acuerdo de venta de armamento a Taiwán por valor de 6.400 millones de dólares, en el que se incluían misiles Patriot, helicópteros Black Hawk y equipamiento para la flota de F-16 de la isla. China rechazó la propuesta de visita  a Pekín del Secretario de Defensa, Robert Gates, en junio de 2010.” (37).

Segundo, el asunto del Mar Meridional de China. La implicancia de los Estados Unidos en el caso del Mar Meridional de china es muy peligrosa.

En realidad se trata de las siguientes islas: islas Xisha próximos a China y Vietnam, las islas Dongsha próximo a China, islas Zhongsha próximos a Filipinas y las islas Nansha (islas Spratly) próximos Brunei y Malasia.

Son un conglomerado de islas. Según China son islas suyas que datan desde los años 25-220 (islas Nansha), 618-907 (islas Xisha).

Si bien es cierto que no hay una firme delimitación, sin embargo hay una declaración firmada en 2002 entre los miembros de grupo ASEAN y China, denominada “Declaración sobre conducta de las partes en el Mar Meridional de China” en el que se acordó resolver las disputas de derechos territoriales y marítimos a través de consultas y negociaciones bilaterales entre los estados soberanos involucrados directamente. (38).

Y, de acuerdo a China, el asunto aquí sería la implementación de esa Declaración.

Estados unidos insita a Filipinas, Brunei y Malasia, solucionen sus asuntos fronterizos de inmediato. Aquí el asunto es de orden geoestratégico. Esto para Estados Unidos es de primer nivel.

Pero también no olvidemos este conflicto se vio engrandecido sobre la base de un informe que en 1968 la ONU habría especificado que en estas aguas marítimas se habría encontrado reservas muy importantes de petróleo. Estudios posteriores habrían ratificado que esas reservas serían de un volumen similar a los que hay en Medio Oriente. Entonces esto estaría ampliando la voracidad de las burguesías.

El asunto es que Estados Unidos nada tiene que hacer en esta región pero sostiene temerariamente que el Mar Meridional de China es parte de aguas internacionales. China se ha pronunciado sobre esto advirtiendo que los que observan esta situación son solo los países de la región y nadie más (39).

En este caso China ha puntualizado los acuerdos bilaterales como medios para dar solución a este conflicto. Esos acuerdos fueron firmados con Vietnam, Laos.

Sin embargo Estados Unidos a través de filipinas han sostenido que el conflicto debe solucionarse por medio de acuerdos multinacionales como tratando de internacionalizar el conflicto. Japón tiene esa misma posición.

Tercero, el asunto de la península coreana. En anteriores notas hemos sostenido que el asunto de la península coreana no es cualquier contencioso.

Es un asunto que involucra necesaria y obligatoriamente a Rusia y China. Cualquier provocación sobre esta región involucra necesariamente a estas dos superpotencias.

Y, no olvidemos, que la Republica Popular Democrática de Corea (RPDC) es una potencia nuclear de mucho respeto. Estados Unidos tiene que pensarlo dos veces antes de atacar a este país baluarte del socialismo en el mundo.

Sobre esto es aleccionador las notas que están escritas en un cartel colgado en un edificio residencial en Pyongyang que a la letra dice lo siguiente: “Si los imperialistas nos atacan, los borraremos de la faz de la tierra” (40).

4.- HAY TANTOS CONFLICTOS EN EL MUNDO, QUE UNO MÁS, Y YA ESTARÍAMOS INCURSOS EN UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL Y LOS ESPECTROS DEL FASCISMO EN ESTADOS UNIDOS FINALMENTE SE HABRÍAN HECHO UNA REALIDAD PALPITANTE.

Ante todo, el mundo ya es multipolar. Tras, la quiebra de la economía estadounidense y el ascenso chino, el mundo unipolar prácticamente, es un recuerdo del pasado. Esto, de una u otra forma, impulsa las confrontaciones.

¿Cuántos conflictos armados hay en el mundo?

En principio el mundo es un hervidero de conflictos. Puntal de esto es el militarismo estadounidense.

Este país está implicado en decenas de conflictos. Son conflictos abiertos y de baja intensidad.

Los abiertos son Afganistán, Irak, Palestina, Libia, Yemen, Colombia, etc.

Y, las de baja intensidad camino a convertirse en abiertas guerras, están en África, Asia y América Latina.

Hasta aquí Estados Unidos ha venido doblegando a los países débiles. Sus intromisiones y provocaciones realmente han sido muy fuertes.

Por otra pare si bien es cierto que Rusia y China junto a la Organización de Cooperación de Shangai (OCS) aún se mantienen a la defensiva, sin embargo, no podemos pasar por desapercibido el hecho que estos dos países empiezan a tensionarse muy fuertemente.

Ayuda en esto la gran crisis económica capitalista y el ascenso del mundo a un mundo multipolar, que empuja muy fuertemente a un enfrentamiento militar entre estos dos ejes.

Y, de acuerdo a esto, una ocupación más que las fuerzas militaristas estadounidense tramen en cualquier lugar estaría prácticamente conduciéndose al planeta a una Tercera Guerra Mundial y consecuentemente este país (Estados Unidos) habría completado en desarrollar sus elementos nazis.

Y, tras la cual, no habrá posibilidades de poder negar está situación. Sus apologistas no podrán rebatir bajo ningún concepto esta situación. Y los pueblos deberán asumir sus estrategias a partir de esta misma situación.

NOTAS:

1.-  “Reporte de la agencia china xinhua habla claramente de estrategia militar norteamericana de conquistar África” Noticia publicad el 28 de octubre de 2011, en: Agencia de noticias  de la resistencia Libia AL MUKAWAMA.

2.- “Los bancos de Siria podrían comenzar a utilizar el rublo en sus transacciones comerciales, según el jefe del banco central sirio”. Noticia publicada el 10 de octubre de 201, en: RIA NOVOSTI.

3.- “Liga Árabe se reúne de emergencia para discutir la expulsión de Siria”. Noticia publicada el 16 de octubre de 2011, en Cubadebate.

4.- “Libre riesgo y por encima de la ley: EEUU globaliza la guerra de los drones”. Autor: Rick Rozoff. Artículo publicado el 11 de Julio de 2011, en: www.rebelion.org

5.- “Los talibanes asestan un golpe devastador a la OTAN”. Autor: Pepe Escobar. Artículo publicado el 14 de julio de 2011, en: Cubadebate. Asia Times Online.

6.- “EEUU presiona a Pakistán con congelación de ayuda militar”. Noticia publicada el 11 de julio de 2011, en: spanish.china.org.cn.

7.- Pakistán rechaza informes sobre bases militares de China en su territorio” Nota publicada el 28 de octubre de 2011, en Pueblo en Línea.

8.- “India y Afganistán firman pacto de amistad contra Pakistán”. Autor: Armando Pérez. Artículo publicado el 10 de octubre de 2011, en: RIA NOVOSTI.

9.- “Naciones Unidas anula resolución 1973 sobre Libia”. Nota publicada el 28 de octubre de 2011, en: spanish.china.org.cn

10.- “Vladimir Putin: difusión de imágenes de asesinato de Muammar Gadafi es inmoral y repugnante”. Nota publicada el 28 de octubre de 2011, enwww.contrainjerencia.com

11.- “La OTAN no tiene constancia de victimas civiles como consecuencia de sus operaciones en Libia”. Noticia publicada el 25 de octubre de 2011, en: RIA NOVOSTI.

12.- Agencia de noticias de la Resistencia Libia. Al Mukawama. 31 de octubre de 2011.

13.- “Cuando los imperios se unen: El ejercito japonés se une a EEUU en el cuerno de África” (en inglés). Autor: Rick Rozoff. Artículo publicado el 26 de abril de 2010, en: Global Research.

14.- “Actualización de armas no va alterar la política” Autor: Ma Li Yao. Nota publicada el 01 de septiembre de 2011, en: China Daily.

15.- “Arsenal de Hezbolá preocupa a EEUU e Israel”. Autor: Mona Alami. Noticia aparecida el 14 de mayo de 2010, en: IAR NOTICIAS. Fuente: IPS.

16.- “¿Será factible la aproximación entre Rusia y Siria? Autor: Andrei Murtazin. Noticia aparecida el 10 de mayo de 2010, en: RIA NOVOSTI. De igual modo recomiendo la lectura de este otro artículo: “Rusia vende aviones de guerra a Siria: oficial”. Noticia aparecida el 16 de mayo de 2010, en Global Research. Fuente: AFP, 14 de mayo de 2010.

17.- “Rusia planea abrir bases navales en Ucrania en respuesta a la expansión hacia el Este de la OTAN” (en inglés). Autor: Vladimir Radyuhin. Noticia publicada el 15 de mayo de 2010, en: Global Research.

18.- “Presidente ruso y ucraniano discutirán el 17 de mayo la fusión de Gazprom y Naftogaz”. Noticia aparecida el 14 de mayo de 2010, en: RIA NOVOSTI.

19.- “Crucero estadounidense realiza una visita inesperada al puerto ucraniano de Sebastopol”. Noticia publicada  el 21 de octubre de 2011, en RIA NOVOSTI

20.- “La CEI crea su zona de libre comercio”. Autor: María Selivanova. Articulo publicado el 21 de octubre de 2011, en RIA NOVOSTI.

21.- “Fracasa en el Pacifico la prueba del avión hipersónico estadounidense Falcón HTV-2”. Nota publicada el 22 de octubre de 2011, en “Directorio de Noticias”.

22.- “Aviación estratégica rusa realiza ejercicios en lejano Oriente ruso”. Nota publicada el 19 de octubre de 2011, en RIA NOVOSTI.

23.- “¿Qué trama EEUU en Oriente Medio? Autor: German Gorraiz López. Articulo publicado el 23 de octubre de 2011, en www.kaosenlared.net

24.- “China incrementa su arsenal nuclear según informe del Pentágono”. Nota publicada el 26 de agosto de 2011, en: RIA NOVOSTI.

25.- “OTAN espera fortalecer Dialogo con China afirma secretario general de la OTAN” nota publicado el 17 de septiembre de 2011, en: Spanish.News.cn

26.- “China acusa a islamistas del ataque que se saldó con 6 muertos en Xinjiang”. Noticia aparecida el: 01 de agosto de 2011, en: RIA NOVOSTI.

27.- “Leonid Ivashov: están cercando a Rusia y China”. Autor: Víktor Sabenkov. Artículo publicado el 08 de septiembre de 2011, en: josafatscomin.blogspot.com

28.- “Estados Unidos amenaza a Rusia: EEUU de desplegar misiles balísticas en Polonia en 20018”. Noticia aparecida el 15 de septiembre de 2011, en: Global Research.

29.- “Tratado START en situación de riesgo: EEUU y la OTAN amenazan a Rusia”. Noticia publicada el 14 de septiembre de 2011, en Global Research. La voz de Rusia.

30.- “Holanda reforzará Escudo Antimisiles”. Nota publicada el 30 de septiembre de 2011 en: Diario Granma. Año 15/numero 273.

31.- “EEUU presiona a Noruega por Escudo Antimisiles según Wikileaks”. Nota publicada el 05 de enero de 2011, en Prensa latina.

32.- “Acuerdo para establecer el comercio en yuanes entre China y ASEAN está en marcha”. Noticia publicada el 22 de octubre de 2011, en Spanish.News.cn

33.- “respeto por los intereses esenciales clave para lazos sino-estadounidense legislador chino”. Noticia aparecida el 13 de julio de 2011, en: Spanish.News.cn

34.- “China mantendrá inalterable el carácter defensivo de su doctrina militar”. Noticia aparecida el 31 de marzo de 2011, en: RIA NOVOSTI.

35.- “Misiones de reconocimiento de Japón atentan contra intereses de China, afirma Ministerio de Defensa”. Noticia publicada el 26 de octubre de 2011, en: Xinhua.

36.- “China. ¿Nace una nueva superpotencia? Autor: Danielle Sabai. Artículo publicado el 24 de marzo de 2011, en: www.vientosur.info

37.- “La venta de armas de EEUU a Taiwán podría complicar de nuevo la situación”. Noticia publicada el 19 de septiembre de 2011, en: spanish.china.org.cn

38.- “Canales de comunicación sobre asuntos del Mar meridional de China son fluidos”. Noticia publicada el 06 de junio de 2011, en: spanish.news.cn

39.- “Los ejercicios navales de Vietnam suben la tensión con China”. Noticia publicada el 14 de junio de 2011, en: spanish.china.org.cn

40.- “Corea del Norte: el enemigo esta al acecho”. Autor: Marc Bennetts. Articulo publicado el 26 de octubre de 2011, en RIA NOVOSTI.

(*) ENRIQUE MUÑOZ GAMARRA

Sociólogo, investigador y analista político peruano. Especialista en asuntos internacionales. Hoy trabaja en forma independiente. Su Página Web es:www.enriquemunozgamarra.org

Washington está conquistando África utilizando a Francia


Washington está conquistando África utilizando a Francia
Los derechos humanos, el terrorismo y al National Endowment for Democracy
by Mahdi Darius Nazemroaya and Julien Teil
Global Research, October 6, 2011

¿Orden desde el caos?

Una repetición del desorden y del caos generados dentro de Afganistán está en proceso de elaboración

para el continente africano. Estados Unidos, con la ayuda de Gran Bretaña, Pakistán y Arabia Saudí,

creó a los brutales talibán y posteriormente emprendieron una guerra contra sus aliados talibán.

De forma similar, Estados Unidos y sus aliados están creando por toda África una nueva serie de futuros

enemigos contra los que luchar, pero después de haber trabajado al principio con ellos o de haberlos

utilizado para sembrar el caos en África.

Literalmente, Washington ha estado ayudando a financiar insurgencias y proyectos de cambio de régimen

en África. También se han utilizado los “derechos humanos” y la “democratización” como una cortina

de humo para el colonialismo y la guerra.

Las denominadas organizaciones humanitarias y de derechos humanos son ahora socios en este proyecto

imperialista contra África.

Francia e Israel: ¿está Washington externalizando su trabajo sucio en África?

África es simplemente un frente internacional para un sistema de imperio en expansión.

Los mecanismos de un verdadero sistema global de imperio están funcionando a este respecto.

Washington está actuando a través del OTAN y sus aliados en África.

Cada uno de los aliados y satélites de Washington tiene un papel específico que desempeñar en el sistema

global de imperio.

Tel Aviv ha desempeñado un papel muy activo en el continente africano.

Israel fue un defensor a ultranza fundamental de Sudáfrica bajo el sistema racista de apartheid.

Tel Aviv también ayudó a pasar armas de contrabando a Sudán y África oriental para balcanizar la enorme

nación africana y desestabilizar la región.

Por ejemplo, los israelíes fueron muy activos en Kenia y Uganda.

Siempre ha habido presencia israelí ahí donde ha habido en África diamantes de sangre y conflictos.

Israel también está trabajando ahora con Washington para establecer la hegemonía total sobre

el continente africano.

A través de sus relaciones comerciales y operaciones de inteligencia está activamente implicado en

establecer los contactos y acuerdos que Washington necesita para su expansión en África y

desbaratar el aumento de la influencia china.

Israel y los think tanks israelíes también ha desempeñado un papel fundamental en diseñar la

geoestrategia estadounidense en África.

Por otra parte, como antiguo amo colonial y potencia en decadencia, Francia ha sido tradicionalmente un

rival y competidor de Washington en el continente africano.

Con el aumento de la influencia de potencias no tradicionales en África, como la República Popular China,

tanto Washington como París empezaron a buscar medios de cooperar.

Al más amplio nivel global esto también es evidente.

Tanto Estados Unidos como varios de las principales potencias de la Unión Europea consideraron a China y

a otras potencias emergentes globales una amenaza lo suficientemente grande como para poner fin a

sus rivalidades y trabajar juntos.

Así, emergió un consenso que llevaba a la integración y que fue impulsado en gran medida por la

presidencia de Nicolas Sarkozy en 2007.

El presidente Sarkozy tampoco perdió el tiempo en presionar por la reintegración de la estructura

del comando militar francés con la OTAN, que subordinó al ejército francés al Pentágono.

En 1966 el presidente Charles de Gaulle sacó a las fuerzas francesas de la OTAN y sacó a Francia

de la estructura de comando militar de la OTAN como un medio de mantener la independencia

francesa.

Nicolas Sarkozy revisó todo esto.

En 2009 Sarkozy ordenó que Francia se uniera a la estructura de comando militar de la OTAN. En 2010 también firmó un acuerdo para empezar a unir los ejércitos británico y francés.

En el continente africano París tiene un lugar especial dentro del sistema de imperio global

estadounidense como gendarme del norte de África, África occidental, África central y de todos los

países que fueron sus antiguas colonias.

En otras palabras, el papel especial de Francia se debe a la historia y la posición actual, aunque

decadente, de Francia en África, especialmente mediante la “Françafrique”. La Unión del

Mediterráneo que lanzó oficialmente Sarkozy es un ejemplo de estos intereses franceses en el norte

de África.

El National Endowment for Democracy [Fundación Nacional para la Democracia] (NED) también ha

estado trabajando por medio de la Federación Internacional de Derechos Humanos de Francia

(Fédération internationale des ligues des droits de l’Homme, FIDH).

La FIDH está mucho más establecida en África. El NED ha externalizado esencialmente su trabajo para

manipular y controlar a los gobiernos, movimientos, sociedades y Estados africanos para la FIDH.

Fue la FIDH y su afiliada Liga Libia por los Derechos Humanos (LLHR, por su siglas en inglés) las que

ayudaron a organizar las bases para la guerra de la OTAN contra Libia vía ONU por medio de

afirmaciones falsas y no corroboradas.

El NED y la FIDH

Tras la elección en 2007 de Nicolas Sarkozy como dirigente de la República Francesa,

la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) empezó a forjar una verdadera

asociación con el National Endowment for Democracy (NED).

Ambas asociaciones también están asociadas alel World Movement for Democracy [Movimiento Mundial

por la Democracia]. Carl Gershman, presidente del NED, incluso fue a Francia en diciembre de 2009

para reunirse con la FIDH con el objetivo de profundizar la colaboración entre ambas organizaciones y

discutir sobre África [1].

También se reunió con individuos que se considera que pertenecen al lobby judío en Francia.

La mayoría de las asociaciones entre la FIDH y el NED se basan en África y el mundo árabe situado en la

intersección. Estas asociaciones operan en una zona que cubre países como Costa de Marfil,

Níger y la República Democrática del Congo.

Para la FIDH el norte de África, que incluye Libia y Argelia,ha sido una zona específica sobre la que

centrarse y en la que Washington, París y la OTAN claramente tienen ambiciones fundamentales.

La FIDH, que está directamente implicada en el hecho de que se emprendiera la guerra contra Libia,

también ha recibido financiación directa, en forma de subvenciones, del National Endowment for

Democracy para sus programas en África.

La última cantidad concedida a la FIDH para su trabajo en África fue una subvención del NED de

140.186 dólares [2].

El NED también fue uno de los primeros firmantes, junto con la Liga Libia por los Derechos Humanos

(LLHR, por su siglas en inglés) y U.N. Watch, de una petición de intervención internacional contra Libia [3].

AFRICOM y el camino post 11 de septiembre hacia la conquista de África

En 2002 el Pentágono inició su primera operación importante con el objetivo de controlar África

militarmente. Fue en forma de la Iniciativa Pan-Sahel, lanzada por el Comando Europeo de

Estados Unidos (EUCOM) y el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM).

Según este proyecto, el ejército estadounidense adiestrarían a tropas de Mali, Chad, Mauritania y Niger.

Sin embargo, los planes para establecer la Iniciativa Pan-Sahel datan de 2001, cuando se lanzó en

realidad la iniciativa para África tras los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 (9/11).

Washington estaba planeando claramente una acción militar en África, que ya incluía al menos tres

países (Libia, Somalia y Sudán) identificados como objetivos por el Pentágono y la Casa Blanca,

según el general Wesley Clark.

Jacques Chirac, entonces presidente de Francia, trató de ofrecer resistencia a la ofensiva

estadounidense en África intensificando el papel de Alemania en África como un medio de apoyar

a Francia.

En 2007 la Cumbre Franco-Africana incluso abrió por primera vez sus puertas a la participación alemana

[4].

Sin embargo, Angela Merkel tenía una idea diferente sobre la dirección y postura que la asociación

franco-alemana debería tener en relación a Washington.

El impulso para la creación del AFRICOM había empezado en 2001.

En diciembre de 2006 se autorizó oficialmente la creación del AFRICOM y la decisión de crearlo se

anunció unos pocos meses después, en febrero de 2007.

AFRICOM se establecería realmente en 2007.

Es importante señalar que esto también recibió el aliento israelí. Por ejemplo, el Instituto de Estudios

Políticos y Estratégicos Avanzados (IASPS, en sus siglas en inglés) fue una de las organizaciones

israelíes que apoyaron la creación del AFRICOM.

Sobre la base de la Iniciativa Pan-Sahel el Pentágono lanzó en 2005 la Iniciativa Antiterrorista

Trans-Sáhara (TSCTI, por sus siglas en inglés) bajo el mando del CENTCOM.

A Mali, Chad, Mauritania y Níger se les han unido ahora Argelia, Marruecos, Mauritania, Marruecos,

Senegal, Nigeria y Túnez en el círculo de colaboración militar con el Pentágono.

Más tarde, el 1 de octubre de 2008, fecha en la que se activó el AFRICOM, se transfirió la

Iniciativa Antiterrorista Trans-Sáhara al comando de AFRICOM.

El Sahel y el Sáhara: Estados Unidos adopta claramente los viejos proyectos coloniales

de Francia en África

Luchar contra le terrorismo y llevar a cabo “misiones humanitarias no son sino fachadas o cortinas

de humo.

Aunque los objetivos declarados del Pentágono son luchar contra el terrorismo en África, los objetivos

reales de Washington son reestructurar África y establecer un orden neocolonial.

A este respecto, en realidad Washington ha adoptado los viejos proyectos coloniales de Francia en

África.

Esto incluye la vieja iniciativa estadounidense, británica, italiana y francesa de dividir Libia después de

1943 y la iniciativa unilateral francesa de volver a trazar el norte de África.

Dentro de este esquema, Estados Unidos y sus seguidores planean crear guerras étnicas y fomentar

el odio étnico entre los bereberes, lo árabes y otros pueblos del norte de África .

El mapa utilizado por Washington para luchar contra el terrorismo según la Iniciativa Antiterrorista

Trans-Sáhara es muy elocuente. Según Washington, el ámbito o área de actuación de los terroristas,

dentro de las fronteras de Argelia, Libia, Níger, Chad, Mali y Mauritania es muy similar a los límites

o fronteras de una entidad colonial que Francia trataba de crear en África en 1957.

París había planeado impulsar esta entidad africana en el centro del Sáhara como un departamento

francés (provincia) vinculado directamente a Francia, junto con Argelia, situada en la costa.

Esta entidad colonial francesa en el Sáhara se denominaba Organización Común de las Regiones

Saharianas, OCRS. Comprendía los límites interiores de los países del Sahel y Sáhara de Mali, Níger,

Chad y Argelia.

El objetivo francés era reunir y vincular todas las áreas ricas en recursos dentro de esta entidad central

única bajo control francés. Los recursos de esta zona incluyen petróleo,gas y uranio.

Sin embargo, los movimientos de resistencia en África, y especialmente la lucha argelina por su

independencia, atestaron un duro golpe a París.

Francia tuvo que abandonar su proyecto y finalmente disolver la OCRS en 1962 debido a la

independencia argelina y a la postura anticolonial en África.

Debido a la presión por la independencia en África Francia fue finalmente alejada de la zona interior

del Sáhara que deseaba controlar.

Claramente, Washington tenía en mente esta zona rica en energía y recursos cuando trazó las zonas

de África que tenían que ser limpiadas de supuestas células y bandas terroristas El Instituto Francés de

Relaciones Exteriores (IFRI) incluso lo discutió abiertamente en marzo de 2011 [5].

También es en este contexto donde la fusión de los intereses franco-germanos y anglo-estadounidenses

está permitiendo a Francia convertirse en una parte integrante de sistema estadounidense de imperio

global con intereses compartidos.

  

El cambio de régimen en Libia y el NED: una trama de terrorismo y derechos humanos

Desde 2001 Estados Unidos se ha presentado a sí mismo falsamente como un campeón en

contra del terrorismo.

Washington justificó la necesidad de la Iniciativa Antiterrorista Trans-Sáhara (TSCTI), que abrió las

puertas al AFRICOM en África, con la lucha con organizaciones como el Grupo Salafista para la

Predicación y el Combate (GSPC) en Argelia o el Grupo de Combate Islámico Libio (LIFG) en Libia.

Sin embargo, Washington está cooperando con estos mismos grupos en Libia, y utilizándolos, junto

con el Frente Nacional de Salvación de Libia y los Hermanos Musulmanes, como soldados de tierra

y representantes en Libia y África.

Además, muchos de los libios clave que son miembros del National Endowment for Democracy (NED)

son miembros de estos grupos y también han participado en las conferencias y planes a largo plazo

a favor de un cambio de régimen en Libia.

Uno de las reuniones clave para establecer lo que llegaría a ser el actual Consejo de Transición en Libia

tuvo lugar en 1994 cuando el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) organizó una

conferencia con Ashur Shamis y Aly (Ali) Abuzakuuk. El título de esta conferencia de 1994

La Libia post-Gadafi: la posibilidad y la promesa”.

 

En 2005 se celebró en Londres otra conferencia con Shamis Ashur que elaboró la idea de cambio de

régimen en Libia [6].

Ashur Shamis es uno de los miembros fundadores de Frente Nacional para la Salvación de Libia,

que se fundó en 1981.

Estaba buscado por Interpol y por la policía libia [7]. Ahsur también aparece en la lista del Foro

Libio de Desarrollo Humano y Político como alguien que ha sido director en el National Endowment

for Democracy (NED). También es editor de la página web Akhbar, registrada como Akhbar Cultural

Limited y esta vinculada al NED. También participó en conferencias clave para el cambio de régimen

en Libia, incluyendo la celebrada en Chatham House, Londres, en 2011, en la que se discutieron los

planes de la OTAN para la invasión de Tripoli [8].

Al igual que Ashur, Aly Abuzaakouk también es miembro del Frente Nacional para la Salvación de Libia

y está relacionado con el National Endowment for Democracy.

Fue uno de los participantes y asistentes clave en la mesa redonda organizada por el NED

para los Premios de la Democracia en 2011 [9].

Como Ashur, también está buscado por Interpol y trabaja como director del Foro de Desarrollo

Humano y Político Libio [10].

También está Noman Benotman, ex dirigente y fundador del Grupo de Combate Islámico Libio (LIFG) y

un terrorista buscado. Dejó convenientemente el Grupo de Combate Islámico Libio debido a los ataques

del 11 de septiembre de 2011. Benotman no sólo es un director del National Endowment for Democracy

(NED) en el Foro Libio de Desarrollo Humano y Político sino que también está vinculado con la red de

noticias Al Jazeera.

 

Estos tres hombres no solo vivieron en Gran Bretaña sin problemas mientras estaban buscados por la

Interpol y buscados debidos a sus vínculos con el terrorismo o, en el caso de Benotman, por crímenes

relacionados con la droga y falsificaciones, sino que también recibieron subvenciones de Estados

Unidos.

Recibieron subvenciones que formalizaron sus organizaciones NED, las cuales han sido esenciales para

la agenda del cambio de régimen contra Libia. Esta agenda se hizo con la ayuda del MI6 y la CIA.

Los documentos legales sobre estos hombres que han sido archivados por las organizaciones NED legal

han sido alterados deliberada e ilegalmente. La identidad de uno de los individuos clave se ha

ocultado de la lista de directores del NED.

Así, se han rellenado ilegalmente documentos legales para ocultar la identidad de determinado

individuo bajo el alias de “Beata Wozniak”.

Ni siquiera la fecha de nacimiento de Wozniak es válida, ya que consta como el 1 de enero del

1(01/01/0001).

Aparece en la lista como directora y secretaria de Akbar, Transparency Libya Limited y varias

compañías británicas.

La “larga guerra” entra en África: ha abierto las puertas hacia África

Avivar el terrorismo en África forma parte de una estrategia deliberada utilizada por

Estados Unidos y sus aliados, incluyendo la OTAN, para abrir las puertas hacia el continente

africano por medio de expandir la denominada “Guerra global contra el terrorismo”.

Esto servirá al objetivo estadounidense de expandir su presencia en el continente africano y también

justificará la creación del AFRICOM del Pentágono, pensado para controlar África por medio de la

creación de una versión Africana de la OTAN como un medio de ocupar África para Washington.

A este respecto, Estados Unidos y sus aliados ya han reservado presupuestos para luchar contra

las mismas organizaciones terroristas con las que colaboraron, a las que fomentaron, educaron,

armaron e hicieron proliferar por todo el mapa de África, desde Somalia, Sudán, Libia y Mali hasta

Mauritania, Niger, Argelia y Nigeria.

Los terroristas no solo luchan por Washington sobre el terreno, sino que también interactúan con

Washington a través de las denominadas organizaciones de derechos humanos que promueve

la democracia. Sobre el terreno, esto individuos y organizaciones desestabilizan, al tiempo que

Washington les concede foro para trabajar activamente a favor del cambio de régimen y la

intervención militar en nombre de los derechos humanos y la democracia.

Libia es un caso claro de ello.

Texto original em inglés :

America’s Conquest of Africa: The Role of France and Israel, Introduction by Cynthia McKinney

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos

Notas:

[1] National Endowment for Democracy, “NED Strengths Democracy Ties with France”,

16 de marzo de 2010:

http://www.ned.org/for-reporters/ned-strengthens-democracy-ties-with-france

[2] National Endowment for Democracy, “Africa Regional”, agosto de 2011:

http://www.ned.org/where-we-work/africa/africa-regional

[3] United Nations Watch et al., “Urgent Appeal to Stop Atrocities in Libya: Sent by 70 NGOs to

the US, EU, and UN”, 21 de febrero de 2011:

http://www.unwatch.org/site/apps/nlnet/content2.aspx?c=bdKKISNqEmG&b=1330815&ct=9135143

Véase también (incluye en el anexo la traducción al castellano del manifiesto),

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=136926

[4] Ministerio de Asuntos Europeos y Africanos (Francia), “XXIVème sommet

Afrique-France,” febrero de 2007:

http://www.diplomatie.gouv.fr/fr/pays-zones-geo_833/afrique_1063/sommets-afrique-france_326/xxiveme-sommet-afrique-france_15947/24eme-conference-cannes-15-16.02.07_46313.html

[5] Etienne de Durand, “Francs-tireurs et Centurions.

Les ambiguïtés de l’héritage contre-insurrectionnel français”, Institut français des relations

internationals, marzo de 2011: www.ifri.org/downloads/fs29dedurand.pdf

[6] The National Conference of the Libyan Opposition, “The National Accord: The National

Conference of the Libyan Opposition, London, 26th June 2005”, 2005:

 http://www.libya-nclo.com/English.aspx

[7] Orden de búsqueda de Interpol de Ashour Al-Shamis:

http://www.interpol.int/Wanted-Persons/%28wanted_id%29/2001-50173

[8] Foreign and Commonwealth Office (U.K.), “Chatam House event: the future

of Libya”, junio de 2011:

http://www.fco.gov.uk/en/global-issues/mena/libya/future-of-libya-chatham-house/

[9] National Democracy for Democracy, “2011 Democracy Award

Biographies”, junio de 2011:

http://www.ned.org/events/democracy-award/2011-democracy-award/2011-democracy-award-biographies

[10] Orden de búsqueda de Interpol de Ali Ramadan Abu Za Kouk:

http://www.interpol.int/Wanted-Persons/%28wanted_id%29/1985-1748

N de la t.: los autores enviaron por correo electrónico varias modificaciones ligeras del texto.

Mahdi Darius Nazemroaya es sociólogo e investigador asociado del Centre for Research on

Globalization (CRG), con sede en Montréal. Está especializado en Oriente Próximo y Asia

Central. Permaneción en Libia durante más de dos meses. También es corresponsal especial

de Flashpoints, un programa con sede en Berkeley, California.

Nazemroaya ha estado publicando estos artículos sobre Libia en colaboración con los debates

emitidos con Cynthia McKinney en Freedom Now, un programa de radio de KPFK, Los Angeles,

California.

Julien Teil es un videógrafo e director de documentales francés.

También estuvo recientemente en Libia durante aproximadamente un mes.

Mahdi Darius Nazemroaya is a frequent contributor to Global Research.

Global Research Articles by Mahdi Darius Nazemroaya

Global Research Articles by Julien Teil

El bestial asesinato del presidente Gadafi y la lucha mundial contra el capitalismo


El bestial asesinato del presidente Gadafi y la lucha mundial contra el capitalismo
Dos temas: la muerte brutal del heroico presidente Muamar al-Gadafi y la batalla mundial contra el capitalismo, la guerra, el imperialismo, el cambio climático, la globalización, la pobreza y más.
Carlos Rivero Collado | Para Kaos en la Red | 21-10-2011
www.kaosenlared.net/noticia/bestial-asesinato-presidente-gadafi-lucha-mundial-contra-capitalismo
En este vídeo se ve que el presidente Gadafi está vivo y que los asesinos mercenarios del Imperio y la OTAN lo están matando a golpes.1-. La muerte de un héroe

Concluido mi artículo de esta semana, que comienza a partir del próximo acápite, se produce la noticia de la muerte del presidente Muamar Mohamed Abu Minyar al-Gadafi, a la que le voy a dedicar un breve comentario ya que todo esto está aún un poco confuso.

La captura del presidente Gadafi se produjo después de un bombardeo de aviones de Estados Unidos y Francia en las afueras de Sirte. Para proseguir, sin dudas, su heroica lucha, Gadafi se trasladaba de un lugar a otro en un convoy de quince camiones ligeros, algunos con ametralladoras en la parte trasera.

El terrible ataque aéreo fue perpetrado en coordinación con los mercenarios de la OTAN porque éstos llegaron a la caravana de vehículos destruidos o dañados unos minutos después. En uno de ellos se hallaba Gadafi, según se cree, herido en la espalda y una pierna.

En los vídeos que hemos visto, Gadafi aparece vivo en manos de sus captores. Éstos comienzan, entonces, a dar gritos, a disparar sus armas al aire y a golpear al herido. Ciertamente, Gadafi aparece vivo al comienzo del vídeo, entonces éste se enrarece y casi no se puede ver mientras los asesinos gritan y descargan sus golpes, o tiros, sobre el prisionero.

Después aparece Gadafi visiblemente muerto, cubierto de sangre de pies a cabeza y con su uniforme militar y sus medallas destrozados, que es arrastrado por sus asesinos (NOTAescribí esto antes de ver, por supuesto, los vídeos que fueron puestos después de la publicación del artículo. Si los hubiera visto, este texto habría sido un poco distinto.

De todas formas ahí se ve bien a las claras como tiene la cabeza cubierta de sangre por los golpes que le dieron. Parece que lo mataron después de la golpiza con ese tiro que aparece en el pecho. Así actúan las hienas mercenarias del Imperio y sus secuaces.

Así ha actuado siempre el gobierno de Estados Unidos en los países que ha invadido y hasta en su propio pais, aunque los 3,000 asesinados por Bush y su camarilla el 11 de Septiembre no tuvieron una muerte tan lenta)

Nada más que una horda de animales salvajes al servicio incondicional del Imperio y sus lacayos podía haber hecho eso. Un Gadafi vivo y juzgado en La Haya por los delitos que se le achacan, reales o falsos, hubiera sido una victoria para el Imperio, sus cómplices y sus mercenarios, miembros muchos de ellos de Al Qaeda, la organización terrorista que el Imperio utilizó para perpetrar la masacre del 11 de Septiembre del 2001. Si las bestias actuaran sólo como los demás animales no serían bestias.

El haber peleado hasta el final y esa muerte salvaje, innecesaria, lo convierten en un gran mártir de la lucha mundial contra el imperialismo.

El presidente Gadafi pudo huir de su país hacia Argelia junto a su familia o pudo escapar a otros países, como Venezuela y Nicaragua, que le abrieron los brazos y le ofrecieron asilo. Si es cierto que tenía una fortuna fuera del país, podía haberla disfrutado el resto de su vida; pero decidió quedarse en su patria, de heroica historia milenaria, a pelear junto a su pueblo.

Regresó a su poblado natal, a su terruño, a pelear junto a su humilde pueblo, al lado de sus antiguos vecinos, en las mismas calles en las que había aprendido a caminar, en las que había ido a su primera escuela junto a sus amigos y compañeros de la niñez.

Más allá de los graves errores que pudiera haber cometido en sus 42 años en el poder, ha muerto peleando contra el imperialismo uno de los gobernantes de más coraje e integridad que ha dado el mundo moderno.

2-. The black mouse of The White House

Al hacer el informe oficial sobre la muerte del presidente Gadafi, Barack Obama se convirtió en el culpable principal de este magnicidio, y lo es porque el mártir nunca renunció a su cargo de Presidente de Libia.

Así lo vimos ayer por televisión, ante la Casa Blanca, en toda su inmensa, visible y palpablecobardía personal, anunciando, oficialmente, la muerte del héroe.

Quien jamás en su repuñetera vida –expresión cubana, o tal vez española, de exquisita alcurnia– ha estado ni a mil kilómetros de una guerra, ni siquiera de una riña personal, tiene la desvergüenza de hacer el resumen de una larga batalla en la que un héroe y miles de sus heroicos camaradas dieron la vida para defender a su patria de la agresión extranjera.

Escondido en su arcaica mansión de blancos colores, a más de seis mil kilómetros de Libia, protegido por las fuerzas terrestres, navales y aéreas del Imperio más poderoso y asesino de la historia, este cobarde se llena una vez más de infamia al hacerse responsable directo de esta barbarie.

Ni siquiera dedicó unas palabras para lamentar la muerte de miles de niños.

El viernes que viene, cuando se disipen un poco las sombras que aún cubren la batalla final del presidente Gadafi, escribiré algo más sobre todo esto.

Veamos ahora el artículo que tenía preparado para esta semana. Iba a incluir la crónica “Muere Mozart, genio de la paz” pero tendré que dejarla para otra ocasión, por respeto al tiempo y la paciencia del lector.

3-. La cuna de un gran movimiento mundial

Después de seis días es poco lo que se pueda decir que ya no se haya dicho sobre lo que sucedió en cientos de ciudades del mundo este sábado, 15 de Octubre. Sólo voy a hacer un breve análisis sobre este gran movimiento humano que trasciende las fronteras de los países y continentes.

Estas protestas que hoy abarcan los cuatro confines del mundo comenzaron con las masivas demostraciones de los pueblos de España el 15 de Mayo de este año, que fueron influenciadas por la grave crisis económica de Grecia del año pasado, provocada por la avaricia capitalista y los crímenes financieros; y, además, por los levantamientos populares en Egipto y Túnez, que produjeron la caída de gobiernos sometidos al imperialismo.

Cientos de miles de seres humanos –tal vez más de un millón– protestaron en decenas de ciudades de España. Esta formidable movida, la mayor del mundo, es un palpable rechazo al neo-liberalismo, la inútil monarquía borbónica y el seudo-socialismo del actual gobierno, cómplice de la masacre de Libia.

El grave dilema que hoy confronta España es que ya se vaticina el triunfo del Partido Popular en las elecciones generales de este 20 de noviembre, lo que le traerá al país el regreso de dirigentes como Aznar, el peor gobernante que han tenido las naciones que la fuerza y la geografía han unido en una sola nación.

Si desde mayo de este año, el movimiento de los Indignados se hubiera organizado como partido político, tal vez el resultado de las elecciones del mes que viene sería distinto.

El triunfo de los “populares” provocará que el movimiento Democracia Real Ya –DRY— aumente su fuerza a un nivel imprevisible y nadie debe descartar que la grave crisis económica de España y la presencia en el poder de un partido del que muchos afirman que fue cómplice directo de los auto-atentados terroristas del 11 de Marzo del 2004, pueda provocar el gran cambio que los pueblos de España esperan desde hace dos siglos.

4-. El fenómeno común

El fenómeno que tienen en común todas estas marchas es el convencimiento de todos los pueblos del mundo de que el sistema capitalista es indiferente a las necesidades del pueblo. Eso se ha visto con mayor claridad aquí en Estados Unidos donde el 1% de la población controla toda la vida financiera y económica del país.

Esa minúscula fracción fue la que creó las condiciones para que se produjera, hace tres años, la más grave crisis económica desde 1929, la cual tuvo graves repercusiones en la economía mundial. A pesar de los falsos anuncios de los voceros del capitalismo que dijeron el año pasado que ya la crisis había pasado, la realidad es todo lo opuesto: la crisis es hoy más aguda que en el 2,008.

5-. La peor tragedia de todos los tiempos

Esta protesta no es, como señala la prensa, “para que se elimine la influencia de los poderes financieros y económicos en el proceso político”.

Por supuesto que en las democracias capitalistas lo que dirige el proceso político es el dinero y hay que protestar contra eso, pero este movimiento de los pueblos del mundo va mucho más allá que esa grave falla de la seudo-democracia. La avaricia de las corporaciones es sólo una faceta de la lucha.

Al enfrentarnos a los males del capitalismo, debemos tener en cuenta que su mal supremoes el Efecto Invernadero, o sea que nuestra principal protesta debe ser contra el excesivocalentamiento global, provocado por la actividad humana, o sea por el uso desmedido de los combustibles fósiles, la tala indiscriminada de bosques, los grandes incendios forestales provocados por el aumento del calor, las guerras, las prácticas nocivas en la caza y la pesca y otros crímenes.

Decir capitalismo es decir cambio climático. La lucha contra uno está estrechamente unida a la lucha contra el otro porque sin el uno el otro no amenazaría la vida en nuestro planeta en un futuro relativamente cercano.

Se elimina al capitalismo o desaparece la vida animal y vegetal sobre la superficie terrestre en unos tres siglos. Tan sencillo como eso. En blanco y negro, sin metáforas. Esta es una trágica realidad a la que hay que entrarle con la manga al codo, como el carnicero a la res, como decía Martí.

Si tenemos en cuenta que formas primitivas de la especie que después sería la del ser humano comenzaron a separarse del simio hace unos tres millones y medio de años, tres siglos viene a ser menos de la milésima parte del 1% de ese tiempo. Aun si consideramos esto desde el origen del homo sapiens, digamos hace unos 60,000 años, tres siglos viene a ser la mitad del uno por ciento de ese tiempo histórico.

O sea que si no se resuelve esta gravísima cuestión ecológica y se buscan otras formas de energía, lo que le queda a esta civilización son unos pocos meses en la medida histórica.

Si lo analizamos desde que surgió este planeta hace unos 4,500 millones de años, lo que le queda a esta civilización de vida son unos pocos segundos geológicos.

Es por ello que la lucha contra el calentamiento global debe estar en la cumbre de todo este movimiento mundial y de la mejor forma en que se puede detener ese cambio climático es sustituyendo al sistema capitalista por otro que, por lo menos, se esfuerce en resolver la más grave crisis de todos los tiempos.

Los fracasos de las grandes conferencias ecologistas de Kioto, Copenhague y otras demuestran que los gobiernos capitalistas y medio capitalistas no van a hacer nada para detener la catástrofe y que hay que cambiar, más que a esos gobiernos, el sistema político-económico que los sostiene.

Soy de los que creen que la gran catástrofe ecológica es inevitable aun en el caso que las grandes potencias industriales fabriquen decenas de millones de automóviles que usen energía eléctrica, lo que en todo caso demoraría mucho tiempo y tendría que enfrentar la guerra de los poderosos y brutales intereses petroleros que dominan al Complejo Militar-Industrial-Terrorista.

¿Cómo se le puede decir a los países árabes y musulmanes que dejen de producir petróleo? ¿Van a comer arena?

¿Cómo se le puede decir a Venezuela que elimine su producción de petróleo? ¿Va a hundir en la miseria a veintinueve millones de seres humanos?

¿Cómo se le puede decir a Cuba que no busque petróleo después de más de medio siglo de criminal bloqueo económico del Imperio que le ha costado a nuestro pueblo casi 200,000 millones de dólares?

El exceso de energía que nos llega del sol y debe regresar al espacio sideral seguirá quedándose en la atmósfera terrestre y proseguirá el aumento del calor, y sus terribles efectos, como estamos viendo ahora con las inmensas inundaciones de Colombia y el inaudito tornado que, antier, destruyó cuadras enteras a unas pocas millas al noroeste de Miami.

6-. La prensa vendida y bandida

Los principales periódicos de Estados Unidos silenciaron la protesta mundial. Ni una simple nota apareció en la edición dominical de The New York Times, lo que sitúa a ese diario como un mercenario tan sometido al capital y al Imperio que es capaz de silenciar la noticia principal del día anterior, violando las normas básicas del periodismo.

El periódico que ha tenido como lema por más de un siglo y medio “All the news that fit to print” –Todas las noticias que se puedan imprimir– silenció la más importante.

Algo parecido puede decirse de los grandes diarios de las principales ciudades y de los noticieros radiales y televisivos de alcance nacional. Hasta ese grado de sometimiento al capital llegan estas corporaciones mediáticas para las que no existe el público que les da vida. Jamás en la historia del periodismo se ha visto tan insolente desvergüenza.

7-. Breve resumen de las protestas

(Basado en la información de Kaosenlared, el pasado domingo)

En Buenos Aires, miles de personas marcharon por la Calle Corrientes y otras avenidas de la gran ciudad, llegando, después, a la Acampada de Jujuy adonde una representación de decenas de miles de familias jujeñas reclaman justicia desde el mes pasado.

En México, más de 5,000 personas marcharon por el centro histórico de la capital, próximo al Zócalo. En otras muchas ciudades del país se produjeron encendidas protestas, sobre todo en Guadalajara, Puebla y Querétaro. En Ciudad Juárez, la urbe más violenta del mundo, víctima directa del altísimo consumo de drogas de Estados Unidos, decenas de personas desafiaron el terror combinado de las mafias, el ejército y la policía y marcharon por varias horas.

La policía disolvió una nutrida manifestación en Rabat, Marruecos.

En Santiago de Chile miles de personas marcharon por La Alameda y otras zonas de la ciudad. La protesta llegó a Valparaíso y otras ciudades.

Miles de heroicos judíos anti-sionistas recorrieron las calles de Tel Aviv, Jerusalén y Haifa, uniéndose a la protesta mundial.

En Lisboa, miles de manifestantes caminaron desde la Plaza Marqués de Pombal hasta el Parlamento de la República.

En Roma, hubo varios heridos entre los protestantes que avanzaban por el centro de la ciudad. La policía repele la nutrida manifestación usando gases lacrimógenos.

En Atenas, capital de uno de los países que ha sufrido con mayor rigor la crisis económica mundial del capitalismo –y que hoy paraliza al país con su heroica huelga– , el pueblo se manifestó frente al Parlamento.

En Australia, se fortalece el movimiento “Occupy Sydney”. Cientos de protestantes acamparon frente al Banco de la Reserva.

En Londres, miles de indignados protestaron ante la Catedral de San Pablo, situada en el centro financiero. La policía evitó que los manifestantes llegasena la Bolsa de Valores.

Cientos de irlandeses protestaron en Dublín, frente al Banco Central Irlandés.

En París hubo una ruidosa manifestación de cientos de personas frente al histórico Hotel de Ville.

En Lisboa, decenas de manifestantes protestaron frente a las oficinas del Partido Seudo-Socialista. Una joven tenía una pancarta que decía: “Fuera de aquí el hambre, la miseria y el Fondo Monetario Internacional”. Algunos coreaban: “España, Grecia, Irlanda y Portugal, nuestra lucha es internacional”.

En Varsovia cientos de jóvenes se manifestaron por las calles.

En Colonia, Berlín y Munich miles de personas protestaron contra el Deutsche Bank y el gobierno de Angela Merkel, cómplice de las masacres del Oriente Medio y Libia, y de los excesos de las corporaciones financieras.

En Amsterdam, cientos de manifestantes marcharon frente a la Plaza de la Bolsa “contra el poder de los bancos, la codicia y el fracaso de la política” (o sea de la política dominada por el poder del dinero, una de las características más típicas del capitalismo).

En Zurich y Ginebra cientos de ciudadanos suizos protestaron frente a los bancos y las oficinas de Naciones Unidas.

En SingapurManila, Yakarta y Hong Kong miles de personas se manifestaron contra los poderes capitalistas y la crisis económica mundial.

En Seúl, alrededor de unos 50 manifestantes se reunieron en el centro y el distrito financiero de la capital de Corea del Sur.

Y así, en muchas otras ciudades del mundo, los pueblos protestaron contra las injusticias del capitalismo, la amenaza del calentamiento global y los crímenes del imperialismo.

En Estados Unidos, decenas de miles de personas marcharon en más de cien ciudades del país, de Boston a Los Angeles y de Miami a Seattle. La mayor protesta fue, por supuesto, en Nueva York, cuna de Occupy Wall Street. Hubo cientos de arrestos.

Antier, miércoles 19, decenas de miles de personas marcharon por las calles de Los Angeles, después que las distintas organizaciones que defienden a los inmigrantes ilegales se unieran a la protesta. Se cree que haya más de 12.000,000 de inmigrantes “ilegales, en este país.

Por supuesto que los ilegales en la Florida son los descendientes de quienes se la robaron a España en 1818, así como los ilegales en California, Texas y otros Estados del oeste y el suroeste del país son los descendientes de quienes le robaron ese inmenso territorio a México, de 1836 a 1848, asesinando a más de cincuenta mil mejicanos y provocando la muerte de siete mil estadounidenses.

Ésa es una realidad histórica incuestionable de la que volveremos a hablar otro viernes cualquiera 

El gran desafío al gobierno de Humala


El gran desafío al gobierno de Humala PDF Imprimir E-mail
La nueva América
Viernes, 01 de Julio de 2011

Hugo Blanco – Rebelion.- Cuando llegó al gobierno, Alan García encontró 80 conflictos y deja un campo minado con 227 conflictos no resueltos. Pero el gran desafió es algo más grande que esto para el nuevo presidente electo, Ollanta Humala: La agudización de la crisis mundial que vive la humanidad en la que está en juego su propia supervivencia. Ataque mundial a la naturaleza

El desarrollo del capitalismo devino en la existencia de grandes empresas multinacionales, cada día mayores, cada vez más concentradas y más insaciablemente ávidas de crecimiento.

Son ellas quienes gobiernan el mundo a través de sus servidores que pueden llamarse Obama o Alan García.

Su avidez se traduce en un feroz ataque a la naturaleza que lleva a la desaparición de especies animales y vegetales, y, por supuesto, al relativamente pronto exterminio de nuestra especie.

Esto saben muy bien los grandes empresarios, pero ¿Qué pueden hacer? Si alguno de ellos por razones éticas renuncia a implantar una instalación contaminante, vendrá otro que lo haga.

El gran capital tiene un solo principio moral que desplaza a todos los demás: Ganar la mayor cantidad de dinero posible en el menor tiempo posible. El exterminio de la especie es un subproducto, una “pérdida colateral”.

La agresión a la naturaleza se da en muchas formas. La más peligrosa es el calentamiento global por la emisión de gases de efecto invernadero. Ese calentamiento produce la disolución de hielos y nieves perpetuas, la desaparición de arroyos, el adelgazamiento de ríos, el aumento del nivel del mar. Además provoca huracanes, intensas lluvias, sequías, veranos más calientes, inviernos más fríos.

Los medios de comunicación en manos de los calentadores de la atmósfera los llaman “desastres naturales”. Por supuesto esos “desastres naturales” no conocen fronteras: El agua de un diluvio engulló pueblos en el Cusco, pudrió grandes extensiones de sementeras, un río de barro pasó durante semanas por una población.

La cuarta parte de Pakistán fue inundada. El huracán Katrina asoló Nueva Orleans y en estos momentos hay una fuerte inundación en Dakota del Norte, ambos en Estados Unidos.

Desafortunadamente es difícil que el calentamiento global sea confrontado por fuertes protestas sociales.

Los que sí son confrontados por las poblaciones afectadas son los concretos ataques locales:

En el Perú el principal ataque viene de la minería a cielo abierto que roba el agua de la agricultura y la ganadería que nos alimentan y la envenena. Ejemplos de la resistencia: Tambogrande, Ayabaca, Huancabamba, Cocachacra y el último caso contra la mina Santa Ana en la zona aymara. También protestan las poblaciones urbanas afectadas por el robo del agua, como Moquegua y Tacna.

No sólo las minas roban el agua, la población de Canchis, Cusco, lucha contra la amenaza del robo de su agua para la hidroeléctrica de Salkapukara. Carabaya, Puno, realizó un paro contra la amenaza de desalojo de miles de agricultores de Puno, Cusco y Madre de Dios para construir la represa de Inambari que daría electricidad a Brasil.

Otro robo del agua es el realizado por la agroindustria. La irrigación de Majes en Arequipa robó el agua del Colca en el mismo departamento y ahora pretende robarla a Espinar, Cusco. La pequeña agricultura necesita del agua para alimentarnos a los consumidores peruanos. La agroindustria la roba para exportar a los Estados Unidos. Por otra parte mata el suelo cultivable con la monoproducción y el uso intensivo de agroquímicos. Además super-explota a los trabajadores agrícolas.

La selva amazónica, pulmón del mundo, es depredada por la extracción de hidrocarburos que envenena los ríos, el saqueo de la madera, la crianza de ganado y el cultivo de biocombustibles.

¿Qué hará Humala?

Se comprometió a cumplir con el mandato del convenio 169 de la OIT (que es ley peruana aprobada por el congreso) de respetar el derecho a consulta que tienen los pueblos indígenas sobre cualquier proyecto que afecte a sus territorios. Afortunadamente el parlamentario electo, Javier Diez Canseco, opina que este tema debe ser prioritario en el nuevo congreso.

Sin embargo, Humala, por otra parte, también prometió impulsar la minería en manos privadas y la agroindustria.

Dijo que iba a concertar con las empresas el monto de un impuesto a las sobreganancias. Precisamente esa es su esperanza para cumplir muchas de sus promesas: Pensión vitalicia para las personas de 65 años. Construir colegios. Dotar de un hospital a cada capital de región o provincia principal, etc.

No se puede servir a dos amos, nunca dijo que era de izquierda, nunca dijo que estaba contra el neoliberalismo, se comprometió a continuar con el sistema, a respetar tratados como el TLC con EEUU que hunde al campesinado peruano.

Se justifica nuestro temor de que optará por la defensa del sistema contra los defensores del medio ambiente .

Nuestra posición

Nosotros optamos por la supervivencia de la especie humana.

¿Y el desarrollo?

Estamos en contra de este “desarrollo” que lleva a la extinción de la vida, estamos en contra de la economía extractivista practicada inclusive por los gobiernos progresistas de Ecuador y Bolivia.

Estamos por un desarrollo que garantice la supervivencia de la humanidad

Nuestra principal preocupación es que la gente beba agua limpia y se alimente debidamente. Para eso contamos con una cultura agrícola de 10,000 años que nos ha heredado una gran variedad de productos alimenticios vegetales y técnicas de cultivo adaptadas a nuestra geografía.

Debemos defender esa biodiversidad e impulsar esa tecnología contra los ataques de la “modernidad”, que no es otra cosa que el “adelanto” de la agricultura, no en beneficio del consumidor sino de la ganancia de las grandes empresas agroindustriales, ganaderas y avícolas.

Los transgénicos y los agroquímicos no son más que ejemplos de los varios ataques a la salud de dichas empresas Estamos por la soberanía alimentaria defendida por la organización de los campesinos del mundo (Vía Campesina), que plantea que cada país debe alimentarse fundamentalmente de lo que produce.

“¡Necesitamos energía!”. En la sierra tenemos bastante sol y viento para producir la energía solar y eólica que no roban el agua y no contaminan.

“¡Necesitamos exportar!”. Es cierto, estamos en contra de la globalización en beneficio del gran capital, pero en favor de la interrelación de los pueblos. Tenemos para brindar al mundo, además de los productos alimenticios andinos apreciados en los países del norte, la rica biodiversidad amazónica (mostrada en los libros escritos por Antonio Brack antes de venderse a los depredadores) valiosa fundamentalmente para la medicina.

Sabemos que esto se logrará sólo cuando el pueblo se gobierne a sí mismo. Sabemos que sólo los peruanos no vamos a lograr esa transformación.

Afortunadamente los pueblos del mundo están despertando en defensa de la naturaleza y en búsqueda de una democracia real, contra este sistema mal llamado “democrático” que consiste en el gobierno del mundo por las empresas multinacionales que subordinan gobiernos y medios de comunicación

Vemos los movimientos en el norte de África, en las plazas de España, en fuertes luchas en América Latina contra la minería. Acabamos de ver el triunfo de las manifestaciones en todo Chile que frustraron la construcción de hidroeléctricas en la Patagonia. Vemos el triunfo del pueblo italiano en el referendo en defensa del agua y contra la energía nuclear.

En el Perú, Cocachacra hace esfuerzos por la interconexión de las luchas aisladas contra la minería.

¿Por qué Puno, el departamento que más votó por Humala, no detuvo su lucha ante el triunfo electoral y no esperó un poco a que entrara él y resolviera su problema? Porque votó por Humala pero sabe que no es su gobierno y dice que le dará 30 días de tregua.

En Lima, luego de la masacre en Juliaca, 20 personas se apostaron delante del Palacio de Gobierno con carteles en los que se leía VIDA SÍ MINA NO. Son el germen de un movimiento por la vida que sabemos que ha de crecer y será capaz de “matar a la muerte”.

Hugo Blanco Galdos es director de “Lucha Indígena”

Fuente: http://www.luchaindigena.com

“Juegos” nucleares para el dominio de Euroasia


“Juegos” nucleares para el dominio de Euroasia

Destacado: Si realmente ha llegado el turno de Siria, Irán y Asia Central, la peor crisis aún está por llegar

Artículos de Opinión | Joan Carrero Saralegui* | 18-06-2011 |  

En uno de los cables de Wikileaks, el embajador de Estados Unidos en Kirguizistán se refería a una reunión con varios hombres de negocios británicos y canadienses a la que asistió junto al príncipe británico Andrew, representante especial de comercio del Reino Unido en Medio Oriente y Asia Central.

El príncipe afirmó con energía: hay que impedir la expansión económica y política de Rusia y China en Asia Central, Occidente debe ganar el Gran Juego.

Al usar estas categorías, el príncipe está siguiendo al gran ideólogo-creador de la Comisión Trilateral, Zbigniew Brzezinski, inspirador también de presidentes como Jimmy Carter, Bill Clinton o Barack Obama.

Desde hace años, en sus escritos no tiene ningún reparo en formular con toda claridad el objetivo del Gran Juego: dominar el Continente Euroasiático, al que el Continente Africano, con sus recursos, está a su vez subordinado. Quien lo domine controlará el mundo.

Se permite tal franqueza en libros y publicaciones especializadas porque sabe bien que esta perturbadora realidad no tendrá impacto “negativo” en la gran masa en tanto que los grandes medios, que las grandes corporaciones controlan, no le dediquen espacios relevantes.

Tras leer decenas de miles de cables secretos, Julian Assange enuncia así la principal de las conclusiones a las que llegó: han conseguido la muerte, a escala mundial, de la sociedad civil. Estas poderosas élites están tan seguras de ello que ya nada los detiene.

Ha llegado la hora de su jaque mate en África y el Gran Medio Oriente.

Acaba el periodo que iniciaron a finales de 1990 con los ataques a Ruanda e Irak, enclaves privilegiados para el dominio del África Central y del Gran Medio Oriente. Todo lo teorizado por ellos desde hace años se está ya ejecutando: tras Irak, Congo, Sudán, Libia, etc. tienen su mirada puesta en Siria, Irán, Asia Central, etc.

De momento la pieza mayor es Irán. La conquista de Siria es un paso previo para aislarlo, acosarlo y hacerlo caer.

Muy buenos conocedores del complejo financiero-militar-industrial estadounidense alertan de que ya están muy avanzados los preparativos de un ataque a Irán, que incluye armamento dotado de cabezas nucleares.

Durante la Guerra Fría entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, la conciencia de que la destrucción mutua estaba asegurada en el caso de que estallase una guerra, fue un freno efectivo.

Ahora los Estados Unidos están convencidos de poseer una tecnología militar tan sofisticada que les permite, por ejemplo, atravesar con armamento nuclear los búnkeres iraníes y controlar las consecuencias de tal ataque.

El problema es que el ataque a Irán será considerablemente diferente a los anteriores: nos llevará seguramente a las puertas de la Tercera Guerra Mundial.

La humanidad está al borde del abismo, pero nuestra sociedad está tan manipulada que es incapaz de comprender la conexión que existe entre los acontecimientos.

Cree que las “lejanas” guerras no nos afectan directamente.

Pero la crisis económica está íntimamente relacionada con ellas. Wall Street es el foco en el que se originó la crisis (gracias a que el “carismático” Bill Clinton desregularizó en el año 2000 los controles estrictos ya existentes sobre las políticas de supervisión de créditos e hipotecas de alto riesgo) y es también el financiador de la economía de guerra que exige al Departamento de Defensa inversiones cada vez más mil-millonarias.

Producen mareo las cifras de lo que ha costado, por ejemplo, la Guerra de Irak o las del rescate de los bancos, así como el impresionante listado de todos los proyectos sociales que se podrían haber realizado con tales cifras.

Pero aunque los gastos de las guerras o los rescates bancarios los paga la sociedad, los beneficios del petróleo y de la especulación sólo enriquecen, y de modo exorbitante, a unos pocos.

A pesar de todo, en línea con el Movimiento del 15 M, estoy convencido de que aún es posible revertir esta situación. En todo caso estamos éticamente obligados a oponernos a ella. Pero eso ya será objeto de otro artículo.

*president de Fundació S´Olivar

FUENTE: TERCERA INFORMACIÓN

Obama sin Laden o la penúltima resurrección del terror


Obama sin Laden o la penúltima resurrección del terror
¡Qué bien le viene al ya viejo y decaído imperio la noticia! ¡Con que alegría suben las bolsas del mundo!
Opinión – 06/05/2011 8:01 – Autor: Hashim Cabrera – Fuente: Webislam
Hashim Cabrera (Foto: Bruno Rascao)
Hashim Cabrera (Foto: Bruno Rascao)

Siempre que un determinado poder necesita usar de la mentira y del engaño de manera ostensible nos está mostrando, aún sin quererlo, sus debilidades más inconfesables, reconociendo su incapacidad para asumir la realidad de los aconteceres, la dinámica de la naturaleza y de la historia.

Quizás por eso, cuando me enteré de que Obama había anunciado triunfalmente la muerte de Bin Laden, sentí que estaba asistiendo a uno de esos escasos momentos que nos revelan claramente los entresijos de la eterna conspiración de las élites.

La mejor de las mentiras es aquella que, como dijo Gobineau, mezcla lo falso y lo verdadero en un todo indiferenciable. Esa ha sido siempre la estrategia de la propaganda imperial.

Ese fue también el procedimiento usado en la narración del 11-s, del 11-m, del 7-j, de todas esas cifras malignas que han ido satanizando la vida cotidiana del mundo, a lo largo de este incipiente milenio, aún muy corto pero intenso, que, como toda era que comienza, nace repleto de interrogantes.

Esa es también la doctrina que relega a la categoría de “seguidores de la Teoría de la Conspiración” a todos aquellos que no aceptan el guión de la oficina oval.

Cuando ya nadie se acordaba de Bin Laden, cuando ya el pretexto del ‘terror islamista’ estaba siendo diluido por la intensa marea de la globalización y las revueltas populares, aparece el ínclito Barack Obama regalando a su pueblo, en esta aldea que quiere ser global aún siendo diversa, el trofeo que puede devolverle por un instante la dignidad y la autoestima perdidas durante décadas de terror y de arrogancia imperialistas.

Un trofeo nefasto, manchado de sangre, un caramelo envenenado que resulta al parecer el más adecuado para un pueblo que es mantenido en la más profunda alienación, en una alienante american way of life dehot dogs y cow boys.

He sentido una enorme tristeza porque, ¡ay, ingenuo de mí!, durante un tiempo pensé que la nueva estrategia pasaba ahora necesariamente por la democracia y los derechos humanos, por la misión civilizatoria —aunque fuese de manera forzada, por exigencias del guión— tras el duro y sangriento periodo neocon que dejó tras de sí un rastro infinito de guerras y cadáveres, de sospechas, torturas y odios irreconciliables.

Y además, sabiendo como muchos ya saben, que Al Qaeda y Bin Laden fueron un producto de su laboratorio, un fruto del orientalismo norteamericano tardío, hijos naturales al fin y al cabo de la Central de Inteligencia, esta nueva estrategia resulta aún más repulsiva y triste.

¡Qué bien le viene al ya viejo y decaído imperio la noticia! ¡Con que alegría suben las bolsas del mundo! ¡Cómo recibe Obama su baño de multitudes y es alabado por este su asesinato legal, avalado por el redivivo sentimiento nacional de su propio pueblo, un pueblo primario que sólo así, mediante un sacrificio humano, sangriento y calculado, puede recobrar su maltrecha autoestima!

Cuando ya nadie hablaba de Bin Laden era necesario resucitarlo, aunque sólo fuese para declarar su muerte a manos de una justicia global que prefiere estar por encima de las leyes y ser aplicada como la aplican aquellos a quienes se supone estar combatiendo.

¿Qué diferencia hay, ahora, entre esas ejecuciones sumarias filmadas en videos de mala calidad, esas decapitaciones truculentas en nombre de las luchas antiimperialistas, y este otro asesinato selectivo que llevaba siendo planeado más de diez años? ¿Dónde queda, una vez más, la línea entre la barbarie y la civilización?

El evento tiene un gran valor geoestratégico. El momento ha sido, con toda seguridad, meticulosamente determinado, al segundo, pero la localización del blanco de todas las búsquedas se ha logrado mediante la tortura, según reconoce la propia Administración.

Los detalles de la macabra operación se irán filtrando poco a poco en medio de una expectación ya suficientemente asegurada por las medias verdades y por un cúmulo de interrogantes trabajosamente diseñado.

¿Por qué lo han arrojado al mar? ¿Por qué no muestran el cadáver? Poco a poco irán desgranando las pruebas de su hazaña, aunque una vez más sean pruebas muy bien elaboradas.

Las más burdas —las falsas fotografías que han sido reconocidas ya como tales por todos los grandes medios— han servido para crear expectación y despejar futuras sospechas sobre las ‘imágenes reales’.

Las preguntas que se formulan en los medios nos indican que la estrategia de información/desinformación, una vez producido el evento mediático, se va ajustando ahora sobre la marcha, según las necesidades del guión:

¿Es mejor narrar el asesinato como la muerte de un cobarde que se escondió detrás de una mujer o resulta más conveniente decir que se ha matado a un hombre valiente aunque profundamente malvado? ¿Por qué no lo detuvieron, si estaba desarmado?

Más que una venganza, la muerte de Osama Bin Laden es el acto por el cual el imperio se deshace de la prueba que lo incrimina como responsable de la creación del arteramente denominado “terrorismo islamista”, pues ¿podría soportar elstablishment norteamericano, republicano y demócrata a un tiempo, el testimonio de un Bin Laden en un juicio público, abierto a la inquisición de los medios, aunque estos sean sus monstruosos apéndices propagandísticos?

¿Qué haría el mundo cuando el terrorista mas buscado y odiado de la historia contase ante las cámaras la verdadera trama que ha nutrido y nutre todo el terror contemporáneo?

La escenificación no ha podido ser más convincente: Una esposa y un hijo del terrorista muertos, otra esposa herida en una pierna, doce niños de corta edad maniatados, uno de ellos era una hija de doce años, que es quien ha narrado los detalles del asesinato legal. Imágenes de charcos de sangre y odio empapando la escena de un crimen perfecto, avalado por los defensores de los derechos humanos.

¿Quién puede decir ahora que Osama bin Laden ha muerto, precisamente ahora, cuando el mundo, que ya se había olvidado de él, asiste a su resurrección mediática, una resurrección más que calculada que tiene unos objetivos tan claros y precisos?

Vivimos en un mundo que ha perdido el norte, el oriente del corazón y de la sensatez, el horizonte de la medida de cualquier cosa.

El ser humano de la globalización ya no sabe quién es, qué es la vida, qué sentido tiene su existencia y quizás por ello, ahora las masas norteamericanas celebran sin saberlo su propia derrota, la de una alienación insalvable que quiere hacerse extensiva a todo el planeta mediante la globalización neoliberal, mediante el control de las redes sociales, de esa preciosa información que circula tan caudalosamente por la red.

Pareciera que, con su fiesta en la Zona Cero, los norteamericanos no están sino conmemorando su esclavización definitiva, su rendición final.

Todos los medios de comunicación/propaganda se hacen eco del evento, los diarios digitales e impresos, las grandes cadenas televisivas –¡vivan las caenas!— los discursos de los políticos de cualquier color, todos celebran la buena noticia, el triunfo de la democracia y de los derechos humanos, aunque sea a tiros y aplicando la tortura, como también celebran cada día, secretamente o de forma ostensible, los ‘daños colaterales’ que las campañas militares en curso inflingen por doquier a todos los pueblos de la tierra.

Desaparecen de la escena mediática los otros sucesos inconfesables, las matanzas de civiles en Libia, el sostenimiento de las dictaduras estratégicas, de las viejas monarquías del petróleo, mientras se desplaza el nuevo punto focal hacia Siria, ya casi en Irán, verdadero objetivo geoestratégico para cerrar el juego de la dominación global.

Desaparecen también, como por ensalmo, las noticias sobre una crisis económica que no hace sino ahondar en la desigualdad y en la postración de los más débiles, se sustraen las informaciones paralelas que, a través de la red, nos muestran un sistema y una forma de vida sanguinarios e inmisericordes, a unas élites bañadas en el lujo y en el desinterés por el destino del ser humano y del planeta, confiadas en sus refugios contra el cambio climático y unos eventos cósmicos que se anuncian como inminentes.

Desaparecen de la escena mediática la depredación medioambiental, la destrucción de la diversidad biológica y cutural, las implorantes miradas de los niños hambrientos.

Contemplamos un panorama desolador, si, es verdad, pero estoy convencido de que una barbarie semejante nos está señalando con claridad un límite, una línea de no retorno, una demarcación que muestra el delirio final de quienes creen saber qué está sucediendo en el mundo.

Algunos, esperpénticos, como Alan García, presidente de Perú, que ha llegado a decir que el primer milagro del papa Juan Pablo II, tras su beatificación, ha sido “llevarse del mundo a la encarnación del mal, a la encarnación demoníaca del crimen y del odio dándonos la buena noticia de que quien volaba torres y edificios ya no está con nosotros”, no necesitan comentarios, sobre todo si tenemos en cuenta que la gran machada de Obama está mucho más cerca del terrorismo, del odio y de la venganza que de una justicia verdadera.

Pido a Dios que acabe ya con esta farsa, que cese al fin esta agonía, esta letanía interminable de injusticia, mentira y despropósito.

Human Rights? Libya? IT’S THE ECONOMY, STUPID! Parte I y II. El Marco General


Human Rights? Libya? It’s the economy, stupid!

Enviado por Anónima el Lun, 11/04/2011 – 20:26.

HUMAN RIGHTS?  LIBYA?  IT’S THE ECONOMY, STUPID!

Parte I. Antecedentes

Considerar que la política  es independiente de la economía y viceversa es parte del sueño del neoliberalismo imperante que da por muertas las ideologías, decreta el “Fin de la Historia” y simula creer en la autorregulación del sistema.

Habría que aplicarle el tenoriesco verso de“los muertos que vos matáis gozan de buena salud” y acercarnos a la explosión de las contradicciones a que estamos asistiendo con un análisis ideológico que sea capaz de superar el denso manto propagandístico con que los medios desinformativos tapan los acontecimientos.

La guerra imperialista, tanto como la destrucción de las fuerzas productivas, es parte de la receta que aplica la economía capitalista ante las crisis, aunque para la guerra imperialista o para su permanente propaganda de falsificación informativa no sea la crisis una condición previa.

Con la actual  agresión OTAN sobre Libia y según sus autores se trata de “proteger a la población civil”, “evitar las masacres del ejército mercenario de Gadafi sobre el pueblo libio desarmado” y toda otra serie de “causas morales”  aderezadas, eso sí, con el uranio empobrecido ( U 238 ) de sus bombas y misiles con una vida media de “solo” 4.500 millones de años emitiendo radioactividad.

Lo malo es que la letra de esta canción imperialista –independientemente del carácter político del gobierno del coronel Gadafi- es sobradamente conocida por lo repetida.  Valgan como ejemplos la “democratización” de Afganistán, las “armas de destrucción masiva” de Irak  o la guerra de destrucción de la antigua Yugoeslavia del 92, paradigmática esta última en todos los sentidos para mostrarnos cuál es el carácter real de estas humanitarias intervenciones.

La realidad es que una Yugoeslavia fuerte, heredera de un sistema autogestionario  y de derechos de las fuerzas del trabajo como el implantado por Tito que era considerado como “muy izquierdista” y “molesto” por su influencia, más aún desde  la Conferencia de Bandung del 55 y la formación del Movimiento de Países No Alineados, muchos de ellos excolonias europeas recién llegadas a una independencia más formal que real, era un problema para el control imperial de Centroeuropa.

Desde 1979, con Tito moribundo,  la CIA apoyaba fuertemente los movimientos croatas, musulmanes y albaneses que buscaban la disgregación yugoeslava, fomentando un malestar nacionalista que se incrementaría con la desaparición en 1989 de la autogestión y de gran parte de los derechos de las clases trabajadoras por imperativo del FMI. Ya en el 92, Alemania arma a croatas y musulmanes  para una guerra civil, que los EE.UU y los europeos alimentarían durante más de 3 años, en busca del control de los estratégicos Balcanes y de las rutas del petróleo a la UE.

Dije que esta guerra era paradigmática en todos los sentidos y así es. Puede mostrarnos perfeccionada la más sofisticada de las armas desde su uso por Goebbels: los medios de desinformación para la creación de estados de opinión y cortinas de humo, que ya los gringos habían experimentado con éxito en la guerra yanqui-española por el dominio del resto las colonias hispanas en América, Asia y Oceanía.

Era fundamental para los intereses del tándem gringo-europeo demostrar las atrocidades criminales de los serbios para lo que, independientemente de lo que fuese la realidad o los crímenes realmente cometidos, se hizo un elaborado montaje contando con “ayudas” de organizaciones a las que se suponía humanitarias y libres de sospecha como fue el caso de “Médicos del Mundo” como demostró ampliamente el periodista belga Michel Collon.

Médicos del Mundo publicó ese verano del 92 un fotoreportaje –y  llenó de propaganda los muros de Paris- en que mostraba supuestos “campos de exterminio” serbios rodeados de alambres de espino y con torres de vigilancia al más puro estilo nazi.

En realidad se trucó un reportaje de la británica ITN colocándole unas falsas alambradas y superponiendo la imagen de una torre de vigilancia del campo nazi de Auschwitz, como reconocieron posteriormente el que fuera  máximo dirigente nacionalista musulmán en Sarajevo,  Alija Izetbegovic, y el presidente de Médicos del Mundo Bernard Kouchner.

Más claro aún: Jacques Merino, periodista de“France 2” donde fue redactor jefe, en su libro Toutes les vérités ne sont pas bonnes à dire sobre la propaganda en la guerra yugoeslava (Ed. Albin Mitchel. Paris 1993) reproduce una entrevista con el presidente de la agencia gringa “Ruder&Finn Public Relations” contratada por el gobierno croata de Tudjman desde agosto del 91 a junio del 92 que, orgullosamente, reconocía que había montado la campaña de los “campos de exterminio”, embaucando y embarcando en ella a tres de las mayores organizaciones judías de USA (la B’nai B’rith –extendida hoy por toda Latinoamérica- elAmerican Jewish Committee y el American Jewish Congress) para asimilar serbios con nazis: “Conseguimos que para la opinión pública coincidieran. Era un asunto muy complejo porque nadie entendía lo que sucedía en Yugoeslavia  pero de un solo golpe pudimos presentar un asunto simple, con sus buenos y sus malos” y, cuando el periodista le increpa que lo hicieron mintiendo, con todo cinismo contesta: “Si, pero somos profesionales y no se nos paga para hacer moral”.

Podemos entender como la opinión pública elevaba de las 2.000 víctimas de violación que contabilizaba la Cruz Roja  –víctimas de todas las etnias, aunque más abundantes eran las musulmanas y todas igual de brutales- a las 50.000 que publicaban falsamente las agencias de prensa occidental. Cabe preguntarse como entre los 5 serbios condenados por el Tribunal Penal Internacional y los 3 que lo fueron por la Corte de Bosnia y Herzegovina como autores de violaciones comprobadas pudieran realizar tantas monstruosidades.

La guerra en los Balcanes no acabó con la partición de Yugoeslavia ni con los centenares de miles de muertos ni los millones de desplazados.

Seguía Serbia viva y quedaba además el problema de Kosovo que, aunque región origen de la Serbia medieval, la población en 1990 era mayoritariamente albanesa y deseaba su constitución como estado independiente.

Ya en plena guerra de Bosnia, se  había celebrado un Referéndum por la Independencia entre la población albanokosovar, al estilo de los actuales que se celebran en Catalunya que, aunque sin efectos legales, retratan la voluntad popular.

El apoyo albanokosovar a la independencia fue masivo y se eligió de presidente de la futura república a I. Rugova. La respuesta del gobierno serbio de S. Miklosevic  fue suprimir la autonomía kosovar, ante lo que  el Ejército de Liberación de Kosovo ELK comienza sus actividades guerrilleras  a las que Milosevic contesta con represiones desplazando a los albanokosovares de los puestos de la administración y obligando a muchos albanos al exilio.

En el 97, a raíz de las revueltas en Albania, más de un millón de armas albanesas terminaron en Kosovo y para el 98 el ELK estaba asentado en casi un tercio del territorio con lo que los enfrentamientos entre el Ejército serbio y el ELK tomó características de una verdadera guerra civil que a finales del año estaba empantanada por lo que la ONU plantea un alto el fuego para resolver la crisis mientras la OTAN, de inmediato, amenaza a Serbia con bombardeos como los que ya sufrió en la guerra de Bosnia.

Más o menos forzadamente se acepta el alto del fuego con solo pequeñas escaramuzas entre las partes en conflicto.

En una de estas escaramuzas, el 15 de enero de 1999, la policía serbia toma la aldea de Racak, bastión del ELK, con un saldo de 15 muertos entre los guerrilleros del ELK según la crónica en “Le Figaro” (20-1-99) del periodista francés Renaud Girard presente en el combate que indica también la presencia como observadores a miembros de la“Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa” (OSCE) y que, como comprobó la Comisión de Juristas dirigida por la finlandesa Madame Ranta estudiando la grabación del hecho que había realizado Associated Press TV, se trataba de un enfrentamiento bélico entre combatientes.

Por la tarde la policía serbia con el arsenal requisado abandona el pueblo que es retomado por el ELK. A la mañana siguiente acude a la zona el responsable de la OSCE, el gringo William Walker, todo un personaje representativo del estilo del imperio: Ex-Subsecretario de Estado para Asuntos de Centroamérica en la etapa del Iran-Contra; ex-Embajador en San Salvador entre 1988 y 1992 cuando los asesinatos por el ejército salvadoreño de los 6 jesuitas y de su cocinera y su hija, donde jugó un importante papel “asesor” de los Escuadrones de la Muerte y protegió a los responsables militares. Clinton intentó nombrarlo en 1993 como embajador en  Panamá pero se opusieron rotundamente las autoridades eclesiásticas por  considerarlo responsable de aquellos asesinatos.

Con Walter en escena “aparecen” unos 40 cadáveres alineados en una zanja, y a pesar de las dudas que exponen los periodistas franceses y alemanes, el gringo Walker, indignado, declara textualmente que “Es la más horrenda masacre que haya podido contemplar” y eso, desde luego, es mucho decir para un embajador USA en El Salvador que, en esos años de su embajada, contempló y justificó la muerte de 75.000 civiles y 9.000 desaparecidos según estableció en la ONU la “Comisión de la Verdad” en 1992, con episodios múltiples de asesinatos masivos como los 1.500 campesinos en El Sumpul y El Mozote o los 500 de Usulutan por nombrar solo algunos de los más conocidos. Casi simultáneamente y en medio del debate sobre el “impeachment” de Clinton por los affaires de Monica Lewinsky y Paula Jones el portavoz del Departamento de Estado, James Rubin, se preguntaba en la CNN como era posible aguantar la “cobardía de la NATO” y exigiendo el inmediato bombardeo de Serbia para proteger a los kosovares de una masacre.

No hubo que esperar mucho ni los militares de la OTAN –que presidía el español Javier Solana- solicitaron la aprobación de la ONU. Por su cuenta y riesgo, al alba del 24 de marzo y no sé si “con tiempo duro de levante” al estilo Trillo, comenzó la operación “Allied Force” que extendería hasta el 10 de junio sus “bombardeos  humanitarios” como los definió para la posteridad el entonces presidente checo Vaclav Havel en una entrevista con “Le Monde” (29/4/99).

Los aviones españoles F-18 estacionados en la base italiana de Aviano fueron los primeros en bombardear Belgrado. Por la OTAN participaron en la “humanitaria represión” unos 1.000 aviones en unas 38.000 operaciones de bombardeo, entre  ellos los 8 F-18 y los 4 KC-130H  españoles que totalizaron unas 300 salidas.

Contaron con el apoyo de portaviones, submarinos y barcos de guerra, para lanzar cientos de miles de bombas y misiles sobre Serbia y Kosovo sobre un total de 333 objetivos que incluían puertos y aeropuertos, sedes de los partidos de izquierda, fábricas, centrales eléctricas, telecomunicaciones, la RTV serbia, puentes, vías de comunicación, convoyes ferroviarios…y hasta la Embajada China.

Entre los proyectiles, tal vez para recalcar el carácter humanitario de la guerra imperial y según las cifras oficiales OTAN, se emplearon 1.392 bombas de racimo conteniendo para su dispersión indiscriminada 289.536 bombas individuales.

Para el general yanqui Joseph W. Ralston, vicejefe del Estado Mayor Conjunto OTAN, “a pesar de la cantidad e intensidad de las bombas empleadas, las víctimas civiles serbias han sido increíblemente pocas, estimadas en menos de 1.500  muertos”(“AerospacePower and the Use of Force” AFA Forum 24/9/99). El imperialismo inauguró así un nuevo y temible concepto: la Guerra Humanitaria, certificando además de hecho la muerte civil de la ONU, supeditada al interés de los E.UU de Norteamérica y usando a la OTAN como su punta de lanza.

¿Sentimiento humanitario? ¿Defensa de los albanokosovares masacrados? La explicación más correcta nos la ofrece John Norris, actual Director Ejecutivo de “Sustainable Security and Peacebuilding Initiative” del “Center for American Progress”, que fue jefe del personal del “International Crisis Group” durante la crisis de Kosovo en su libro “Collision Course: NATO, Russia and Kosovo”, prologado por el responsable de la diplomacia yanqui durante la guerra como Secretario Adjunto de Estado de Clinton, Strobe Talbott. Nos aclara Norris que “fue la resistencia de Yugoeslavia a sumarse a las tendencias más generales de la reforma política y económica –y no la difícil situación de los albaneses kosovares- lo que mejor explica la guerra de la OTAN”.

Creo que podemos tener herramientas suficientes para entender esta nueva etapa imperial y poder asomarnos conscientemente a la realidad de los actuales “bombardeos humanitarios” sobre Libia, cuyos motivos serán el objetivo de un siguiente artículo.

Francisco Javier González

Canarias a 11 de abril de 2011

Human Rights? Libya? IT’S THE ECONOMY, STUPID! Parte II. El Marco General
Esta parte II trata de analizar cual es el marco general en que nació y creció el “socialismo árabe” y en el que hay que encuadrar el actual ataque del imperio contra Libia
Francisco Javier González | Hoy a las 18:51 | 55 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/human-rights-libya-its-the-economy-stupid-parte-ii-marco-general

Compartir:       

Libia ya conoce el humanitarismo del imperio que inició ItaliaTal parece que aquellos tiempos en que el presidente gringo Franklin D. Roosevelt decía del cleptócrata dictador nicaragüense Anastasio Somoza que “puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta” están llegando a su fin.
El “Tacho” Somoza, que se jactaba de decir que Nicaragua era suya, su hacienda particular -no como el hispano Fraga que solo llegó a poseer las calles franquistas- también aclaraba, poniendo su hipotética barba a remojar, que “Pienso gobernar 40 años, pero si los Estados Unidos me dicen que me vaya, lo haría inmediatamente solo con que me garanticen mi seguridad personal”.
Hoy esta cuestión de la relación del imperio con sus hijos de puta ha cambiado y, como decía Seño Nené León, un viejo pescador del Pris tacorontero, va “mejorando pa’pior”. Ahora el imperio los echa cuando necesita recambiarlos pero, a veces, les sale un protestón y entonces se impone el aplastarlo.

Un muestrario de esa relación puesto al día lo tenemos en el arco Maghreb (Marruecos, Mauritania, Sahara Occ., Argelia, Túnez y Libia)/ Màshrek (Egipto, Sudan, Siria, Líbano, Israel, Palestina, Irak y Jordania) / Al-Jalish (Arabia Saudí, Yemen, Kuwait, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin) que podemos ampliar al Asia Central con Irán, Afganistán y Pakistán.

Es el “arco del petróleo”, con prácticamente el 80% de las reservas mundiales y el 40% de la exportación, arco en el que, salvo los citados del Asia Central, predomina la cultura y el pensamiento árabe, incluso sobre la artificial creación de Israel o las poblaciones imazighen del Maghreb que se prolongan hasta Siwa en la frontera egipcia con el Gran Desierto Líbico en la Cirenaica.

En este “arco del petróleo” predominan globalmente –incluyendo los asiáticos- las variantes del Islam como religión, con las islas que significan los cristianos (maronitas, coptos, católicos y ortodoxos) en Líbano, Siria, Irak, Israel y Egipto y los judíos en Israel y el Maghreb más occidental.

Todos ellos son estados recientes, antiguas colonias europeas fundamentalmente de Francia y Gran Bretaña, menos de Italia y en una mínima parte de España, potencias colonizadoras que se preocuparon de establecer diferenciaciones que impidieran una estructura unificada en base a sus especificidades unitarias (lengua, religión y cultura).

En todas ellas había sin embargo un sentido de pertenencia a una unidad superior, una umma o comunidad de individuos. A ese sentido de unidad contribuyo mucho la expansión de las “cofradías” sufíes con sus diferentes tariqas, además de la salafía que propugnaba un regreso a las primitivas fuentes del Islamcontenidas en el Corán y la Sunnahsegún la interpretación de las 3 primeras generaciones tras Mahoma (la palabra árabe salafdesigna a los primeros antecesores) y la wahhabía, más restrictiva aún en su interpretación, que a lo largo del XVIII predicó Ibn’Abd al Wahhab apoyado por Ibn Sa’ud, origen de la actual dinastía gobernante en Arabia Saudí, donde alcanza por ello su mayor difusión.

Ese sentido de la umma significaba un apoyo moral para un campesinado desestructurado, con su sistema social roto y sus mejores tierras arrebatadas por el colonialismo. Esta es una de las razones claves para que el árabe, la lengua del Corán, se impusiera por su trasfondo religioso sobre las lenguas autóctonas, como la tamazigh o el copto.

Así, en la Argelia colonial, región berberófona por excelencia, en el período entreguerras, en las madrasas se impuso el lema de “El Islam es mi religión, el árabe mi lengua y Argelia mi patria”, expresión casi idéntica a la que encontramos en la Ley 24 de 1369 de la Héjira (1991 d.c.) de Libia, que prohíbe el uso de otras lenguas que no sea el árabe en los documentos y publicaciones oficiales y espacios públicos y que incluso, en su Art. 3, prohíbe el uso de nombres personales “no-árabes y no-musulmanes”.

Es esta Ley 24-1369 la que invoca el Comité Popular General Libio cuando, ante las protestas del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Amnistía Internacional del pasado 19 de enero por las detenciones un mes antes de los activistas imazighen libios, los hermanos Mazigh y Madghis Bozkar, y los imazighen marroquíes Al-Mahfouz Asmhari y Hassan Ramou que permanecían en prisión, explicita que “All the Lybian are of a common racial origin, all profess Islam and speak Arabic”.

La influencia sufí, salafista y wahhabista con su visión de un Islam anquilosado, con meta única en el tawhid o “unión con Dios”, fatalista y sin carácter político, y con una idea de gobierno herencia de la autoridad califal central, impedía cualquier desarrollo político.

Por eso los esfuerzos de los primeros reformadoresdel Islam moderno que se desarrollan en Egipto tienen como objetivo compaginar Islam con desarrollo en todas sus facetas, sobre todo de la interpretación de la doctrina y sus consecuencias jurídicas para poder oponerse con éxito al empuje colonial europeo.

La plasmación política de las tesis reformadoras la ejecuta Arabí Pasha que en 1881 se rebela contra el dominio absoluto que franceses y británicos ejercían sobre Egipto incrementado a partir de la construcción del Canal de Suez. La rebelión es sofocada tras el bombardeo en 1882 de Alejandría por la flota inglesa y Egipto se convierte en un protectorado británico, protectorado que durará hasta el Tratado Anglo-Egipcio de 1936, pero no termina con él la injerencia inglesa en la política egipcia.

El imperio se encuentra con que en todo el mundo musulmán van asentándose los sentimientos anticoloniales que producen, por un lado movimientos como el de los “Hermanos Musulmanes” mientras que, por otro, la influencia de las ideas de izquierda, socialistas y comunistas conduce a nuevos planteamientos políticos con los que el mundo colonialista y neocolonialista tendrá que acabar para imponer sus tesis neoliberales.

Un adelantado de esos nuevos planteamientos que bautiza con el nombre de “socialismo árabe” es Michel’ Aflaq, cofundador con Salah al-Bitar del “Partido Baas” en la Siria de los años 30,. El Baas –“Partido del Renacimiento Árabe” que añade a ese nombre el de “Socialista” en 1954- se extiende por las colonias franco-británicas del Màshrek aunque su influencia ideológica abarca a todo el mundo árabe.

En 1947, delegados de Jordania, Líbano, Irak, Palestina y Siria fijan en Bagdad la ideología baasista como “panarabista, antiimperialista y socialista”, ideas que van a tener su reflejo en la fundación en Egipto del “Movimiento de los Oficiales Libres” tras la derrota egipcia ante Israel en 1948.

La rebelión del Movimiento de los Oficiales Libres en 1952 acaba con la monarquía. El rey Faruk I abdica y llega al poder Gamal Abdel Nasser que implanta en Egipto un modelo de socialismo, diferente del europeo y adaptado a un mundo a descolonizar. Nasser, con Tito, Ho Chi Min y Nehru serán los artífices principales de la expansión de ese socialismo que, por su decidido empeño descolonizador, podríamos llamar “de liberación nacional” que se plasma en la “Conferencia de Bandung” en 1955.

El socialismo panarabista y al tiempo nacionalista nasseriano se va a exportar, en plena Guerra Fría, al conjunto del Maghreb, del Màshrek y de Al Jalish a raíz de la nacionalización del Canal de Suez por el sentimiento que produjo la derrota de los ejércitos franco-británicos desembarcados en Egipto y del israelí que ocupo la península del Sinaí.

Así, en Túnez, Habib Burguiba destituye al bey profrancés y proclama la República Tunecina de carácter socialista en 1957; en Marruecos, los planteamientos de Mehdi Ben Barka y Mohamed Basri conducen a la izquierda en 1959 a separarse del “Partido de la Independencia” (Istiqlal) y fundar la “Unión Nacional de Fuerzas Populares” que se convertirá en la actual “Unión Socialista de Fuerzas Populares”.

En Argelia, en 1952 Ahmed Ben Bella logra huir de una prisión francesa y, con la ayuda de Nasser, reconstruye en El Cairo la “Organización Especial” (O.S.) que había fundado conHocine Aït Ahmed desde 1947 para llevar a cabo la lucha armada contra la colonización francesa.

Es uno de los 9 integrantes del Comité Revolucionario de Unión y Acción (CRUA) que prepara el levantamiento armado del 1º de Noviembre de 1954 y dirige al FLN en cuya ala izquierda se integra junto a MohamedBudiaf, y Hoari Boumédiàn frente a la derecha de Ferhat Abbas

En Siria, con independencia reconocida por la o nU tras la 2ª Guerra Mundial y evacuada por las tropas francesas en 1946, tras sucesivas revueltas y golpes de estado, eligió en 1955 al nasserista Chukri el-Kuatli como Presidente de la República, derribado en 1963 por un golpe de estado protagonizado por el Baas cuyas diversas facciones se han mantenido en el poder hasta la fecha.

En Irak, mandato británico desde 1917 tras la 1ª Guerra Mundial, los ingleses imponen el sistema monárquico, con una Monarquía Hachemita, con el emir Faisal Ibn Hussein –tío del rey Abdalla de Jordania y expulsado de Siria por los franceses-nombrado en 1921 como rey con el nombre de Faisal I, plegado totalmente a los intereses británicos,hasta el punto que el tratado angloiraquí, que ponía fin al mandato británico en 1930, concedía el control y explotación del petróleo iraquí a la “Irak Petroleum Company”, control que conservó con Faisal II que renovó los acuerdos en 1954.

Irak entra en el “Pacto de Bagdad” con Irán, Turquía y Gran Bretaña –más tarde entraría también Pakistán- para alinearse con USA en el Bloque Capitalista en la Guerra Fría, donde permanecerá hasta la Revolución de 1958 que proclama la República.

En la revolución, con una carácter nacionalista y de izquierda,intervienen dos bloques, el formado por los nasseristas y comunistas con apoyo de musulmanes chiitas y kurdos y el del Baas con el apoyo de los musulmanes sunís y cristianos maronitas.

Por último, en Libia, territorio intermedio entre el Maghreb y el Màshrek y bajalato otomano desde 1830, con Turquía enfrascada en la Guerra de los Balcanes y con el resto del norte africano repartido entre Francia y Gran Bretaña, fue invadida por los italianos en 1912 para incorporarse así al imperialismo europeo.

Con la llegada, diez años más tarde, del fascismo a Italia, el gobierno de Mussolini incremento la emigración desde el empobrecido y explotado sur italiano y de Siciliaa la nueva colonia con la promesa de tierras para cultivar, para lo que hubo que desplazar a la población libia a las zonas improductivas y desérticas.

Mussolini unió las dos colonias iniciales de Cirenaica y Tripolitania que con el Fezzan formaron la “Libia Italiana” con unos 120.000 colonos al inicio de la 2ª Guerra. Contra la colonización se enfrentaron los libios, en una sangrienta guerra de guerrillas con Omar al-Mukhtar, “El León del Desierto”, como máximo exponente popular de esa lucha y con la poderosa tariqa sufí de los sanusí como soporte principal.

La tariqa sanusí estaba liderada por Idris al-Senussi, nieto del fundador de la cofradía y emir de la Cirenaica, que tras ser derrotado el Eje y los italianos desposeídos de sus colonias africanas, declara la independencia de Cirenaica en 1949 ,y que un año más tarde es proclamado como primer y último rey del Reino Federal de Libia (Cirenaica, Tripolitania y Fezzan).

La política pro-occidental de Idris y la venta a las potencias europeas hacen aumentar el malestar popular hasta que en septiembre de 1969 oficiales del ejército libio pronasseristas encabezados por Muammar al-Gaddafi destronan a Idris y proclaman la República que ya desde 1970 nacionaliza algunas empresas petroleras, impulsa la agricultura, proclama la igualdad de mujer en contra de la posición tradicional islámica y suprime las bases extranjeras del territorio libio.

En 1975 publica el conocido “Libro Verde” y en cumplimiento de sus teorías en 1977 proclama la “Yamahiriya”, modalidad de estado socialista de control popular que puede traducirse por “gobierno –estado- de las masas”, pero esto ya es parte de lo que hoy estamos viviendo y será el objeto de la tercera parte de este artículo.

Llegó el momento de recambiar las piezas gastadas, y tras la experiencia de Irak, la inteligencia gringa comenzó por la pieza más débil del puzle: Túnez, en que Zine Ben Alí, a cuyo cargo estuvo la represión contra los sindicatos en 1978 y la sangrienta represión de las manifestaciones antirégimende 1984, y que sucedió a Burguiba en un golpe palaciego, había ya abandonado sus posiciones de apoyo a la OLP y cualquier postura antiimperialista, prohibido los partidos y privatizado a favor de su familia las empresas y servicios públicos. Enfermo también de la cleptomanía de los sátrapas, cayó empujado por la revuelta popular alimentada por la pobreza generalizada y aun el imperio no ha decidido la pieza de recambio.

El nasserismo socialista egipcio vio su fin con Anuar el-Sadat que, en función de un acercamiento a USA y a Israel acabó con cualquier aspiración socialista o arabista, introdujo en Egipto la política económica liberal y fue, con Jimmy Carter y Menahem Beguin el actor principal de los “Acuerdos de Camp David”, políticas en las que incidiría, tras su asesinato, su vicepresidente Hosni Mubarak en los siguientes 30 años hasta que las manifestaciones del pasado febrero, perfectamente organizadas,lo sustituyen en el poder por una Junta Militar en una maniobra de cambiar la cabeza para que nada cambie.

Fue fácil para la CIA incitar al recambio si tenemos en cuenta que frente a la fortuna personal que había acumulado el sátrapa Mubarak de más de 70.000 millones de $ la mitad del pueblo egipcio malvivía con menos de 60$ al mes.

Ahora les queda el diablo con cuernos y rabo, último vestigio del “eje del mal” y enemigo público número uno, el proclamado por el imperio como el asesino cruel de su pueblo –por cierto el de mayor PIB y de Índice de Desarrollo Humano de todo nuestro continente.-: El-Gaddafi y su Yamahiriya, pero esto, como en “Las Mil y Una Noches” será el objetivo de la próxima entrega, aunque en el ínterin los gringos hayan asesinado a uno de sus hijos y sus nietos, como ya había hecho con otra hija adoptiva en los bombardeos de Trípoli y Benghasi de abril de 1986.

1º de mayo de 2011. Día especial para la lucha de los trabajadores en una Canarias que sigue dormida.

Francisco Javier González

ESPECIAL.- EL TABLERO GEOPOLÍTICO DE ORIENTE MEDIO


Los conflictos de Oriente Próximo y su repercusión internacional

En el polvorín de Oriente Próximo concurren muchos conflictos de naturaleza diferente entre sí
Geopolítica – 24/04/2010 9:46 – Autor: Paloma Fernández Fidalgo – Fuente: Webislam 
Oriente Medio.
Oriente Medio.

Hace poco se dijo una cosa muy interesante respecto a Oriente Próximo:

Se dijo que probablemente resultará irónico que la que una vez fue la región más poderosa de la tierra esté desde hace años sumida en el caos político, económico, religioso y tecnológico.

Porque en el polvorín de Oriente Próximo concurren muchos conflictos de naturaleza diferente entre sí: conflictos territoriales en Israel, Pakistán e India; amenaza de armamento nuclear en Irán; terrorismo islamista; retos para la gobernabilidad y el respeto de a los Derechos Humanos en Irak y Afganistán; una controvertida posición de la mujer en los países en que se aplica la ley sharia de forma extrema y a menudo distorsionada; una mala distribución de la riqueza; y unas relaciones con Occidente repetidamente conflictivas.

Con este escenario, Oriente se presenta, en un orden internacional globalizado, como un polvorín que puede afectar a todo el contexto mundial.

Vamos a desarrollar un análisis de algunos de estos conflictos, precedido de algunas notas conceptuales que sirvan para aclarar términos usados habitualmente de forma confusa y caracterizar la región de la que estamos hablando. Manejamos para elaborar el texto, de forma fundamental, el Diccionario de Historia y Política del Mundo Contemporáneo editado por Tecnos.

1. ORIENTE: Es un área que contrasta con Occidente: es un área que sintetiza tres culturas, la griega, la romana y la judía, a la que se asimilaron los pueblos germánicos. Fue con el Tratado de Carlowitz de 1699 cuando los austriacos derrotaron al Imperio Otomano y se configuraron dos esferas que evolucionaron de forma diferente: Occidente fue ajeno al Renacimiento, Reforma, Ilustración y posterior configuración del Estado de Derecho, y Occidente se volcó en la colonización y alteró la dinámica de la región; así, los movimientos de emancipación y el impulso nacionalista y los movimientos de emancipación nacional crearon en gran medida el panorama actual, agravios contra Occidente incluidos.

2. ISLAM: Es la tercera religión monoteísta más importante por orden cronológico (la primera es el judaísmo y la segunda el cristianismo) y la segunda más importante por número de practicantes (la primera es el cristianismo). Se basa en la doctrina del profeta Muhámmad.

3. PAÍS MUSULMÁN: El musulmán es el que profesa el Islam como religión, y los países que la tienen como religión oficial son los países musulmanes.

4. PAÍS ÁRABE: Es el que tiene como lengua oficial el árabe. Casi todos están incorporados a la Liga Árabe. Así que son países árabes: Arabia Saudí, Argelia, Bahreim, Egipto, Emiratos Árabes, Iraq, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Sahara Occidental, Mauritania, Omán, Palestina, Qatar, Siria, Sudán, Tunicia, Yemen, Somalia, Yibuti, Islas Comores.

5. MAGREB: Área geopolítica de África del Norte, correspondiente a la parte occidental del mundo árabe, comprendida entre el Mediterráneo, el desierto líbico, Sáhara y el océano Atlántico. Magreb es una palabra árabe que significa “la península del poniente” (como oposición a Machrek, Oriente árabe). Comprende Marruecos, Argelia y Túnez, a los cuales se añaden a las extremidades orientales y occidentales Libia y Mauritania. En estos cinco Estados reagrupados desde el 1989 en el seno de la Unión del Magreb árabe (UMA) también se integran el Sáhara Occidental.

6. CUENCA MEDITERRÁNEA: Área geopolítica compuesta por países norteafricanos, europeos y de Oriente Medio que baña el mar Mediterráneo. En el seno de la UE se suscribió la Unión para el Mediterráneo con el Proceso de Barcelona con buena parte de ellos.

7. ORIENTE MEDIO: Es el área geopolítica compuesta del continente asiático que abraca desde el mar Rojo (península arábiga) hasta los países ribereños del Golfo Pérsico (Irak, Irán y Afganistán), aunque sus límites no están claramente definidos,. En Estados Unidos este término incluye también los países del Mediterráneo oriental que sin embargo en Europa se consideran comprendidos en Oriente Próximo.

8. ORIENTE PRÓXIMO: Es el nombre que recibe el conjunto de los países costeros del Mediterráneo oriental: Egipto, Israel, Líbano, Siria y Turquía. En ocasiones también se incluyen en esta denominación Jordania y los países que borden el Golfo Pérsico. Su importancia se debe a su situación estratégica entre el Mar Rojo y el Mediterráneo, comunicados por el Canal de Suez, así como por la gran producción petrolífera de la región.

Algunas características de Oriente Próximo

a) Es un conjunto heterogéneo en términos políticos y culturales.

b) Es un sector estratégico por las grandes cantidades de hidrocarburos de su subsuelo –muchos países occidentales son los importadores más importantes-.

c) Políticamente, conviven monarquías absolutas en buena parte del Golfo Pérsico –si bien los emires han iniciado tímidas reformas para introducir ciertas prácticas democráticas-, además de la monarquía constitucional jordana, con Repúblicas, a veces islámicas –como en Irán-, en su mayoría presidencialistas –multipartidistas y a veces con formaciones religiosas-. La OCDE cuestiona tanto la limpieza de sus elecciones como la transparencia de la instituciones.

d) Económicamente, cabe destacar en primer lugar que esta región se encuentra en la primera fase de la Transición Demográfica –mientras que Occidente ya está en la tercera-, pero ya se aprecia que abandona algunas de las características que le son propias y las guerras han provocado a veces un descenso de ciertos cortes de edad que desciende la media –en Irán, el setenta por cierto de los habitantes ronda los treinta años-. El sector agrario tiene un peso significativo en todos estos países, con una industria en expansión en especial en Turqía y en Israel. Los recursos energéticos podrían implicar una importante fuente de ingresos, pero su gestión no es buena –por ejemplo, en Irán se ingresó en el último año la misma cantidad que la suma de lo ingresado en los ocho años anteriores- y porque muchos emires acumulan buena parte de los beneficios. En la etapa de crisis que atravesamos, los países de Oriente Próximo han demostrado una notable solidez, hasta el punto de que compraron con sus fondos soberanos activos de empresas inglesas y estadounidenses. Hasta que comenzaron a tener unas pérdidas sustantivas y volvieron la vista a su tejido empresarial. No obstante, muchos de ellos se ven como potencias emergentes, por su base económica y la repercusión política.

e) Socialmente: Hay muchas etnias entremezcladas independientemente de las fronteras nacionales (árabes, kurdos, persas, beréberes, bengalíes e hindúes) que a veces coexisten de modo poco pacífico. Ocurre lo mismo con las religiones (musulmana, que tiene un claro enfrentamiento entre sunníes y chiíes; cristianos ortodoxos y maronistas; hinduístas y judíos en Israel). En otro ámbito, se registran unos niveles de alfabetización cada vez mayores, una sociedad de la información cada vez más potente que favorece el contacto con Occidente y una sociedad civil cada vez más potente, favorecida por la joven edad media de muchos países.

Vistos los aspectos básicos, vamos a concentrarnos en algunos de sus conflictos. Para su mejor comprensión presentamos una clasificación, pero hay que entenderlos íntimamente conectados, únicamente se diferencian por la característica predominante en cada uno.

Naturaleza de los conflictos en Oriente Próximo

1. Naturaleza territorial

a) Israel–Palestina

Este conflicto hunde sus raíces en la partición británica de Palestina, que no reconocieron los árabes pero sí Israel, que se fundó como estado por Ben Guiron hace ahora sesenta años:

– En 2000 el conflicto tomó un nuevo tono tras años caracterizado por la fuerza militar israelí, la intifada palestina o la sublevación de toda la población contra Israel y las conferencias internacionales mediadoras, como Washington y Oslo.

– Con la segunda Intifada, los miembros de Hamás comenzaron a tener cada vez un apoyo mayor en los territorios palestinos de Gaza y Cisjordania- donde hay unos tres millones de personas-.

– En 2005, Israel se retiró de Gaza tras la ocupación que había durado treinta y ocho años.

– En 2006, Hamas obtuvo una aplastante victoria en las elecciones parlamentarias: Abbas, del partido Fattah –fundado por Arafat- le mandó formar gobierno.

– En 2007, Hamas expulsó las fuerzas de Fatah de Gaza.

– La Conferencia de Annapolis que se celebró en 2007 sirvió para negociar la creación de un estado palestino.

– Con la mediación de Egipto, Israel y Hamas acordaron un alto al fuego en 2008, que se rompió con el lanzamiento de cohetes al sur de Israel desde Gaza y las posterior invasión israelí del territorio, que significó la muerte de 200 palestinos. Se dijo que la intervención tenía carácter electoral por parte de Israel, sobre todo para el Partido Likud, de Netanyahu y el Kadima de Livivni, entonces ministra de defensa, que midieron sus fuerzas en las selecciones, porque la mayoría de la población israelí apoya la fuerte de estos ataques.

b) Pakistan

– Se fundó en 1947 como Pakistan Este y Pakistan Oeste, el segundo convertido en Bangaldesh en los años setenta.

– Pervez Musharraf alcanzó el poder en 1999, acusado de corrupción y de militancia islamista.

– En 2008 lo ha sustituido como primer ministro el viudo de Benzai Bhutto, antigua candidata exiliada durante casi una década y asesinada en una expresión de las trifulcas étnico religiosas que vive el país.

– Se disputa con India la región montañosa de Cachemira.

– Últimamente se atisbó un acercamiento, roto tras los atentados de Bombay porque algunos terroristas procedían de Pakistan, un nuevo grupo.

c) Líbano

– Es un país marcado por las diferencias entre chiíes y sunníes. Vivió una guerra civil derivada de la Guerra de los Seis Días, porque aunque no intervino directamente cobijó palestinos y ocupo militarmente Siria en 2005.

– Ya en 2006, en el curso de la guerra entre fuerzas israelíes y Hezbola –una organización política militar libanesa de creencia chiíta-.

– En mayo de 2008 de nuevo estalló la violencia: Hezbola presionó al débil gobierno de coalición apoyado por Estados Unidos y Francia para obtener más poder institucional, La zona Sur está controlada por una fuerza de la ONU que debe evitar que Hezbola lance ataques con misiles contra Israel, que Israel no invada Líbanos, facilitar la negociación por el disputado territorio de las Granjas de Sheba, desarmar los grupos del Líbano, pero en los últimos meses han exhibido una importante actividad militar. España ha tomado el mando de esta misión.

d) Otros conflictos territoriales

Israel y Siria se disputan los Altos del Golan, hay disputan intento irakí por asimilar Kuwait y los límites de la región del Kurdistan aún son inciertos.

2. Problemas derivados del terrorismo islamista

– El integrismo islamista propugna el retorno a una lectura belicosa del Corán: es la doctrina neosalafista, que defiende la islamización de las sociedades musulmanas y aplicación de la ley sharia o ley coránica.

– La guerra contra la ocupación soviética en Afganistan tuvo una impronta considerable en la expansión del ideario integrista islámico y la creación de grupos armados, en especial la organización Al Qaeda. Venían a sumarse a los ya existentes: Hamas –comenzó con la Intifada-, el frente Popular de Liberación Palestina –organización marxista panárabe-, Al Yihad –quiere un gran estados islámico y se especializó en altos funcionarios-, Hezbola y los Hermanos Muslmanes –quieren islamizar el Estado egipcio-.

– Al Qaeda la creó Bin Laden y ha forjado un entramado con ramificaciones en los cinco continentes: se sostiene sobre todo por sunníes, demanda la retirada de tropas de Estados Unidos de Arabia Saudí y el establecimiento de un Estado Palestino, y sus mensajes predican una guerra santa (Yihad) contra cristianos, judíos y otros grupos considerados infieles.

– El 11 S Al Qaeda atentó contra las Torres Gemelas de Nueva York y esto provocó la llamada “guerra contra el terror” del gobierno estadounidense, que quería luchar contra la organización terrorista. Se involucraron dos países, Irak y Afganistan.

3. Posibilidad de democracia fallida en Irak y Afganistan

Afganistán

Estados Unidos y más tarde la OTAN intervinieron por la sospecha de que Osama Bin Laden se encontrara en las montañas y para acabar con el régimen taliban, un movimiento integrista islámico que a partir de 1996 llegó a controlar la mayoría del país – su seña de identidad era ser estudiosos religiosos y fanáticos islamistas-.

– Las fuerzas internacionales alejaron a los talibanes e instauraron un gobierno elegido democráticamente que ha presidido Karzai desde 2004, con una constitución aprobada ese mismo año.

– Se mantiene inestable: los talibanes controlan muchas regiones, gracias al tráfico de opio, y asesinan tropas de la OTAN.

Irak

– Ha dicho Ignacio Ruipérez, ex embajador español en este país, que e suna zona que ha vivido todos los horrores.

– En 2003 Estados Unidos inició allí una guerra con pocos apoyos internacionales, entre los que no estaba el de la ONU.

– Se detuvo al entonces presidente, Hussein, se destituyó su gobierno y se los juzgó por crímenes contra la población de Irak, Kuwait y el Kurdistan.

– Pasados unos meses, se colocaron las piezas de lo que ha resultado una guerra civil con conflictos entrelazados de ices y sunníes, insurrectos y tropas de ocupación, grupos terroristas y población civil, árabes y kurdos…

– El país quedó sin Estado, y el poder se repartió entre innumerables instancias, de las tribus a la capital, entre grupos locales y fuerzas de ocupación.

– En 2005 se aprobó una constitución tras la primeras elecciones democráticas, en las que se consagró un acuerdo entre chiíes del Consejo Supremo Islámico Iraquí y al Alianza Kurda.

– En enero pasado se celebraron elecciones de las que salió vencedor el primer ministro Nuri Al Maliki, de la Alianza Kurda, en la mayoría de las provincias. Se reflejó una sociedad participativa.

– El gobierno de Estados Unidos anunció que sus tropas saldrán definitivamente de Irak en 2011. Queda la duda de si las tropas iraquíes ya estarán en condiciones de mantener el orden.

4. Desarrollo de armamento nuclear

– Son muchos los países de esta área que son sospechosos de estar acumulando armamento.

– Pakistan e India han llevado a cabo este año varias pruebas nucleares.

– India además ha mantenido contactos con Israel en materia de tecnología nuclear y de misiles desde hace dios décadas.

– Israel ha cedido a la comunidad internacional que detenga lo que llama la “galopada iraní a una bomba nuclear”: el régimen de sanciones de la ONU y la diplomacia internacional no impidieron que los iraníes controlen tecnología de enriquecimientos de uranio, pese a ser un país firmante del Tratado de No Proliferación Nuclear. Se manejan varias teorías respecto al empeño iraní por este enriquecimiento: la necesidad de protegerse, el deseo de autoridad frente a Estados Unidos y el deseo de dominio en Oriente Próximo. En Irán las elecciones han sido muy movidas. Las elecciones en Irán han sido muy movidas: se cumplen treinta años de la Revolución Islámica –pero Ángeles Espinosa cree que la guerra contra Irak de los años ochenta conformó la República Islámica tal como la conocemos hoy, más que esa revolución que desalojó al Sah Reza Pahlevi e instaló a los ayatolá, que rigen con puritanas normas-. Los jóvenes de menos de treinta años con bastante más de la mitad de a población, y revelan en su prácticas intereses de mayor grado de occidentalización; las mujeres son especialmente activas, con el movimiento feminista y sindicatos que piden la abolición de la ley sharia que las infravalora, en la Campaña por el Millón de Firmas, y además el Ahmadinyead nombró a tres ministras; Ahmadineyad es nacionalista y tiene una retórica anti occidental.

5. Relaciones conflictivas con Occidente

– Las relaciones con Occidente se sustentan en las diferencias entre ambas culturas, y que en el contexto de la globalización han suscitado teorías como la de Beck –respecto a la homogeneización de ambas culturas- y la de Hungtington –las diferencias son cada vez más evidentes y por eso ocurrirá un choque-.

– El nuevo gobierno de Estados Unidos creó un grupo específico para Oriente Próximo, y el presidente Obama, en una gira específica, reseño la necesidad de crear un proyecto de Estado Palestina para recobrar los términos del armisticio anterior a la Guerra de 1967, dividir Jerusalén y enviar fuerzas pacificadoras, quizá de la OTAN, para controlar las actividades de Hamas.

– En cuanto a la Unión Europea, entre cuatro áreas interesadas aquí: la energética (por la importancia delos hidrocarburos allí, si bien está prefiriendo Europa del Este), la política de vecindad (en 1999 formó con Turquía un acuerdo para que el país pueda integrarse en la comunidad), la de cooperación y la PESC (en cuyo marco se suscribió hace diez años el Acuerdo de la Unión Mediterránea, que incluye muchos de estos países, se ha revisado últimamente y pasa por fomentar la cooperación económico –política con Europa.

– Son conclusiones extraídas en los foros internacionales para solucionar la situación de Oriente Próximo: la inutilidad del uso de las armas, que ningún conflicto puede tratarse asiladamente la importancia del conflicto palestino israelí y por parte de la Liga Árabe se reclama desde 2002 una cooperación más estrecha en el consejo de Seguridad para impulsar procesos de pacificación.

Concluyamos recordando el llamamiento que Bellow ha hecho para un revolución cultural que equilibre religión e ideología y priorice los derechos de los ciudadanos. Que no se cumpla aquello que decía Kipling de que Oriente es Oriente, Occidente es Occidente y ambos nunca se encontrarán.

El puzzle de Oriente Medio

Son muchos los actores y los interes en juego en esta región del globo, pero también los riegos y peligros para sus poblaciones
Geopolítica – 22/01/2011 7:23 – Autor: Germán Gorraiz López – Fuente: Webislam
Oriente Medio
Oriente Medio

Obama se verá obligado a participar personalmente en el proceso de negociación palestino-israelí con el objetivo de establecer las bases para la creación del futuro Estado Palestino (previo reconocimiento del Estado de Israel por parte palestina) y que podría concluir con la firma en el 2012 de un Tratado de Paz entre el nuevo Primer Ministro del Gobierno de Unidad israelí y el nuevo Presidente de la Autoridad Palestina (que sería el representante del nuevo Gobierno de Unidad que surgiría tras la inevitable aproximación de Hamas y Al Fatah).

Dicho acuerdo contaría con las bendiciones políticas de Egipto, Rusia, Siria e Irán y como colaboradores económicos necesarios en la reconstrucción de Gaza a Arabia Saudí, EEUU, UE, Japón, y Emiratos Árabes (con un costo aproximado de 3.000 millones de) y debería ser global y vinculante para todos los países del área geopolítica de Oriente Próximo y lograr la instauración de un nuevo “status quo” en la zona (“Pax obamaniana”), una vez resuelto el contencioso nuclear de EEUU con Irán y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Irán ha adquirido una dimensión de potencia regional gracias a la política errática de Estados Unidos en Iraq, (fruto de la miopía política de la Administración Busch obsesionada con el Eje del Mal ) al elimirar a sus rivales ideológicos, los radicales talibanes suníes y a Sadam Husein con el subisiguiente vacío de poder en la zona. y ha reafirmado su derecho inalienable a la nuclearización.

Tras las presiones diplomáticas del sexteto de mediadores internacionales (Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia, Alemania y China), “podría alcanzarse un acuerdo en el 2011 para que Teherán enriquezca su uranio hasta el 20% en Rusia antes de que el Estado francés lo transforme en combustible para el reactor iraní, siempre bajo control de la OIEA”, acuerdo que permitiría un mejor control del stock de uranio enriquecido de Irán,( fuente de inquietud entre los occidentales e Israel, que temen que Teherán lo pueda emplear para fabricar armas atómicas , acusaciones que Irán ha desmentido siempre categóricamente ) y lograría la resolución del contencioso nuclear de EEUU con Irán y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Con ello, Irán conseguiría que se reconozca su lugar en el concierto regional recuperando el papel de “gendarme del Golfo “ que los estadounidenses confiaron alSha de Persia e incrementando la cooperación con EEUU relativa a la seguridad en Iraq y Afganistán, pero Estados Unidos verá disputada en adelante su hegemonía en áreas puntuales como el espacio, el ciberespacio o la información, por lo que se verá obligado a contar con dos actores fundamentales en el nuevo status quo que surgirá tras la actual crisis económica global: Rusia y China y asistiríamos a la entronización de la “Geopolítica interpares” basada en la troika EEUU-Rusia-China.

La posible resolución del contencioso nuclear con Irán, plantea el problema de la pertinencia de las opciones estratégicas del grupo de los Estados árabes situados en la órbita estadounidense. Así, Egipto habría renunciado a la opción nuclear y entregado el control del espacio estratégico de Oriente Próximo a la aviación israelí a cambio de una ayuda anual de mil millones de dólares .

En desequilibrio frente a la opinión pública, se ha autorizado a Egipto y Jordania para que a finales de año emprendan la producción nuclear para uso civil bajo control estadounidense, con lo que han acumulado un retraso tecnológico de cincuenta años con respecto a su vecino israelí que se vería compensado con el incremento de la ayuda económica de EEUU hasta alcanzar los 2.000 millones de anuales.

Sin embargo, un nuevo e inquietante elemento aparece en el horizonte que podría desequilibrar el frágil equilibrio geopolítico de la zona y sería el Riesgo de un “Golpe de mano” del oficialismo ruso contra Putin antes de las Presidenciales del 2012.

Caso de ser finiquitado políticamente Putin, asistiríamos a la reaparición de la Troika para evitar la acumulación de un poder autocrático y al regreso de la Doctrina Brézhnev (también llamada doctrina de la soberanía limitada), doctrina que instauró que Rusia tiene derecho a intervenir ( incluso militarmente) en asuntos internos de los países de su área de influencia y en los escenarios árabes y africanos, su acción se orientará a la ayuda de los grupos islamistas y su apoyo a los regímenes nacionalistas en su lucha contra la presencia occidental en el continente africano, basada en el pathos anticolonial, en los proyectos de cooperación económica y en la creciente cooperación militar.

Por otra parte, la carestía de productos agrícolas básicos para la alimentación (trigo, maíz, arroz, sorgo y mijo) y el incremento bestial de dichos productos en los mercados mundiales que tuvo su punta de iceberg en el 2.007 , irá presumiblemente “in crescendo” a lo largo de la próxima década hasta desembocar en una crisis alimentaria mundial que afectaría especialmente a Egipto en forma de desorbitante carestía y escasez de alimentos básicos , que en el caso egipcio vendría agravado por su desarrollo económico suicida al favorecer crecimientos desmesurados de macrourbes y megacomplejos turísticos y la consiguiente reducción de superficie dedicada al cultivo agrícola.

Ello podría provocar violentos estallidos sociales y un posible golpe de estado (rememorando a Nasser (1956) y posterior estrechamiento de relaciones ruso-egipcias que convertirían a Egipto en el portaaviones continental de Rusia y aunado con la extensión de su área de influencia al resto de países árabes que circundan a Israel (Siria, Líbano, Palestina y Jordania) , gestaría la semilla de un nuevo movimiento panislamista que podría terminar por reeditar en la próxima década la Guerra de los Seis Días.

Caso de consumarse el enfrentamiento bélico y una nueva victoria militar israelí, asistiríamos a la anexión de la Franja de Gaza,, del Sur del Líbano y del Sinaí, quedando Israel parapetado en un escudo protector completado con la culminación del Muro de Cisjordania (que incluiría aproximadamente el 10 del territorio de Cisjordania, incluida Jerusalén Este) y el control de los Altos del Golán , contando Israel con EEUU y su fuerza nuclear disuasoria como únicos aliados y quedando el pueblo palestino condenado a la Diáspora y al ostracismo político internacional.

Lo que significaría realmente un cambio democrático en Oriente Medio

Opinión – 30/08/2004 0:00 – Autor: James Petras – Fuente: Rebelión
James Petras
James Petras

Introducción

Estados Unidos e Israel propugnan una política de“cambio de régimen” en Oriente Medio, basándose para ello en la intervención militar, tanto abierta como encubierta, según el ejemplo de la invasión estadounidense de Irak y los asesinatos israelíes de líderes palestinos.

Los ideólogos aseguran que los actuales líderes de Oriente Medio son corruptos, incompetentes y despóticos y que las “reformas democráticas” y la “economía de libre mercado” solamente pueden realizarse mediante una “transición a la democracia” impuesta desde el exterior.

Los sectores críticos con esta política aseguran que una auténtica democracia incrementaría el antiimperialismo, acrecentaría el apoyo a los palestinos, profundizaría el aislamiento de EE UU e Israel, limitaría la inversión estadounidense y redistribuiría la riqueza de los países árabes.

Aseguran también que el historial reciente de EE UU e Israel (Irak y Palestina) muestra que el “cambio de régimen”no conduce la democracia y la prosperidad, sino a regímenes corruptos, gobiernos títere y pobreza masiva.

Asimismo, afirman que la “ideología democrática” no tiene nada que ver con la democracia, sino de lo que se trata es de imponer un mayor control económico y político de EE UU e Israel, conseguir el reconocimiento de este último país por parte de regímenes clientelistas árabes, y dirigir el control estadounidense del petróleo y el acceso de Israel a una energía barata y al agua.

La opinión pública árabe

La democracia implica que la opinión pública mayoritaria pueda hallar su vía de expresión por medio de representantes políticos libremente elegidos. Sin embargo, en todos los aspectos políticos importantes, la opinión pública árabe es abrumadoramente más crítica de las políticas y prácticas estadounidenses que los mismos gobernantes autoritarios actuales que estadounidenses y sionistas israelíes critican y pretenden reemplazar.

Una reciente encuesta elaborada en junio de 2004 por el respetado profesional John Zogby, basada en una muestra de 3.300 ciudadanos de Egipto, Jordania, Líbano, Marruecos, Arabia Saudí, y los Emiratos Árabes Unidos demostró que la opinión favorable respecto a EE UU varía entre un 20% en Líbano y un 2% en Egipto.

Entre los países más estrechamente aliados a EE UU y necesitados de reformas democráticas, la amplia mayoría de la población es hostil al gobierno de EE UU: en Marruecos, el 89% de la población se opone a las políticas estadounidenses; en Arabia Saudí el 96%; en Jordania el 85%; el Líbano el 80%; en Egipto el 98% y en los Emiratos Árabes Unidos el 86%.

Además, la tendencia histórica va hacia una creciente hostilidad en relación con EE UU. En Marruecos, las opiniones pro estadounidenses disminuyeron del 38% al 11% entre 2002 y 2004; en Arabia Saudí del 20% al 4%; en Jordania del 34% al 15%; en Líbano del 26% al 20%; y en Egipto del 15% al 2%. La única excepción a esta tendencia general se registra en los Emiratos Árabes Unidos, en los que ha habido un ligero incremento favorable de 11% al 14%.

Teniendo en cuenta el represivo clima político impuesto por los regímenes favorables a EE UU en los países citados, el extraordinario nivel de oposición a EE UU no tiene precedente. Hace falta valor para manifestar públicamente una oposición a la política estatal oficial en países como Arabia Saudí, Marruecos, Egipto y Jordania, países en los que la oposición ha sido encarcelada, torturada o incluso eliminada.

La citada oposición no se basa en la “envidia” de la prosperidad de EE UU o en el“odio ciego a todo lo que representa EE UU”, como tampoco es producto de la “hostilidad arabe-musulmana hacia la modernidad”, tal como determinados políticos de los dos partidos principales de EE UU aseguran, opiniones que son coreadas por los medios de comunicación de masas, la academia, los “expertos“, los periodistas y los líderes de las principales organizaciones sionistas.

La oposición árabe se dirige en primer lugar hacia la política de EE UU: la invasión, ocupación, destrucción y colonización de Afganistán e Irak, y el apoyo incondicional al régimen fascista judío de Ariel Sharon y a sus políticas genocidas contra los palestinos.

La oposición popular árabe se dirige contra las amenazas de EE UU de lanzar nuevas guerras y ataques militares contra Irán, Siria y Arabia Saudí. La oposición se fundamenta en las políticas estadounidenses de apropiación y privatización de las compañías petrolíferas públicas y su transferencia a las corporaciones transnacionales.

Se trata de una oposición racional y democrática contra el imperialismo estadounidense y no contra todo lo que representa EE UU.

Tal como el encuestador citado, John Zogby, destaca, las políticas de EE UU contra Irak, “elterrorismo“, los árabes y Palestina consiguen unos niveles de aprobación extremadamente bajos, a la vez que las actitudes de la población árabe hacia la ciencia y la tecnología de EE UU, su libertad y democracia, su pueblo, su cine y televisión y sus productos educativos consigue unos resultados algo mejores (Aljazeera.net, 23.7.2004).

No obstante, las opiniones favorables en los países árabes hacia estos aspectos culturales de EE UU y su pueblo están disminuyendo.

Dado que perciben que los votantes estadounidenses eligen legisladores y candidatos presidenciales que apoyan incondicionalmente políticas como la limpieza étnica de Israel y la invasión de Irak, la opinión pública árabe ve cada vez a la opinión pública estadounidense como responsable de los crímenes del imperio.

Las guerras de conquista y pillaje han provocado una oposición generalizada a lo largo de la historia. Las amenazas militares y la tipificación racista de naciones y pueblos vecinos generaliza la hostilidad en cada época. La abrumadora oposición árabe a las políticas de EE UU, a sus líderes e instituciones, tiene justificación histórica, es moralmente legítima y se basa en principios democráticos de soberanía nacional y autodeterminación.

La exigencia estadounidense e israelí de “reformas democráticas” y de“construcción de naciones” otorgaría personalidad política a millones de árabes que actualmente están excluidos de cualquier participación política, y permitiría que partidos políticos masivos, nacionalistas y populistas emergiesen de la ilegalidad y consiguiesen nuevos adherentes.

Las reformas democráticas permitirían que más del 90% de la opinión pública árabe pudiese debatir en público y escribir y leer en los medios de comunicación de masas, libre del control las actuales monarquías o repúblicas despóticas pro estadounidenses. Surgirían nuevos regímenes, democráticos y representativos, que responderían mejor a las actuales mayorías.

Asimismo, los resultados de una reforma auténticamente democrática consistirían en un apoyo oficial mayor a los palestinos, una oposición mayor a la intervención militar de EE UU, un mayor control público sobre el petróleo y los mercados nacionales, una mayor independencia en materia de política exterior y la transferencia de miles de millones de petrodólares, que actualmente están invertidos en EE UU en bonos y acciones, hacia los servicios públicos (sanidad y educación), la industria y la creación de empleo.

Washington, los neoconservadores (tanto gentiles como judíos) e Israel saben muy bien que una auténtica reforma democrática y un cambio de régimen desde abajo serían perjudiciales para sus objetivos globales y regionales de creación de imperio.

La última cosa del mundo que EE UU e Israel desean es que el 90% del pueblo árabe disponga de representantes libremente elegidos que reflejen su nacionalismo y sus preocupaciones en materia de bienestar social.

Cuando Washington e Israel reclaman “reformas democráticas” y “cambio de régimen”, lo que realmente desean es la imposición por la fuerza y la cooptación de regímenes que sirvan a sus intereses, contra el 90% de la opinión pública árabe.

El significado real de un término como “cambio de régimen” podemos hallarlo en Irak y Afganistán, países en los que EE UU han impuesto gobernantes títere protegidos por las fuerzas militares de EE UU o de países subordinados. Una vez instalados, los gobiernos títere organizan “elecciones” con el fin de darle una pátina de “legitimidad” al dominio colonial.

Para Israel, una imposición de regímenes títere creados por EE UU significaría el reconocimiento del país por los países árabes, el acceso al petróleo, mayor inversión y oportunidades comerciales, ventas de armamentos y consolidación del poder regional.

La propuesta estadounidense de democratización no tiene nada que ver con ningún principio democrático, y sí tiene que ver en cambio con gobiernos todavía más violentos y dictatoriales que los existentes actualmente entre los regímenes clientelistas pro estadounidenses.

El “cambio de régimen” en la dirección que proponen EE UU e Israel comportaría nuevas guerras similares a la de Irak, invasiones y saqueos de bienes. Exigiría una mayor destrucción de los limitados espacios públicos existentes, con el fin de silenciar a esas mayorías superiores al 90% que actualmente se oponen a la agresión estadounidense.

No existe en absoluto ningún tipo de base social masiva en ninguno de los aspirantes democráticos del mundo árabe de apoyo a un régimen impuesto por EE UU, precisamente debido al carácter profundamente antidemocrático y antinacional de dicho cambio.

En Oriente Medio y el Magreb menos del 10% de la población apoya las actuales políticas estadounidenses, por lo que el apoyo de nuevas intervenciones en sus propios países sería todavía menor.

La única “base” política de EE UU para su“democratización de Oriente Medio” es su gran socio regional: Israel. Los principales defensores de una asociación EE UU-Israel para imponer cambios de régimen en Oriente Medio son los ideólogos sionistas existentes en el seno del gobierno EE UU y de los medios de comunicación.

Por el momento, la resistencia democrática en Irak ha bloqueado los grandiosos planes de EE UU de conquista regional que se esconden en la retórica de “democratización” y “cambio de régimen”.

No obstante, cabe esperar que Washington e Israel lancen nuevos ataques contra Irán, Sudán y Arabia Saudí con el fin de establecer nuevos enclaves imperiales, aún cuando tal acción vaya contra la opinión de más del 90% del pueblo árabe.

Traducido por J.A. Julián

El lobby pro-Israel y la política de Estados Unidos en Medio Oriente

Geopolítica – 10/07/2007 10:28 – Autor: James Petras – Fuente: Red Voltaire
Dick Cheney, pronunciando un discurso a los miembros de la «American Israel Public Affairs Committee» (AIPAC), el lobby júdio prosionista en los EEUU (Foto de David Bohrer)
Dick Cheney, pronunciando un discurso a los miembros de la «American Israel Public Affairs Committee» (AIPAC), el lobby júdio prosionista en los EEUU (Foto de David Bohrer)

Nunca, en la historia reciente, la política de Estados Unidos en Oriente Medio ha sido sometida a tal bombardeo de presiones en conflicto por parte de antiguos aliados, clientes y adversarios.

Los puntos en disputa abarcan cuestiones básicas de guerra y paz, de las cuales las más importantes son las diferentes respuestas al conflicto palestino-israelí, la ocupación de Irak y la invasión y ocupación autorizada de Somalia a cargo de Etiopía y Estados Unidos.

Entre los principales aspirantes a la influencia en la política de Estados Unidos en Oriente Medio se encuentran, en un lado, el ‘partido de la guerra’, liderado por el bloque de poder sionista y sus seguidores en el Congreso y sus aliados entre los militaristas civiles de la Casa Blanca guiados por el vicepresidente Cheney, el Secretario de Estado Rice, el Consejero de Seguridad Nacional para Oriente Medio Elliot Abrams, junto a un ejército de escribas instalados en los puestos más destacados de la cobertura periodística.

En el otro lado se sitúa una pequeña minoría de congresistas, exfuncionarios vinculados a Big Oil 2 , un movimiento pacifista dividido, los estados árabes del Golfo, Arabia Saudí y un número de países europeos por una serie de cuestiones específicas.

Hasta la fecha, la Zionist Power Configuration (ZPC) ha hecho que sus partidarios en el Congreso y en la Casa Blanca cierren filas y ha apisonado la oposición interna para asegurar el respaldo incondicional de Estados Unidos a las posiciones de Israel en Oriente Medio.

Uno de los ejemplos recientes de la influencia política y mediática de ZPC se ilustra en su rechazo u omisión de un importante documento sobre derechos humanos y civiles en Israel publicado por el Comité de las Naciones Unidas con relación a la Eliminación de Discriminación Racial (publicado el 9 de marzo del 2007).

El estudio, realizado por unos 24 expertos, hacía 19 recomendaciones para que Israel pusiera término a la discriminación racial en 25 áreas contra ciudadanos árabes de Israel. Israel rechazó el informe, la ZPC automáticamente siguió el ejemplo, así como Washington.

Sin embargo, hay signos (seguramente débiles) de que el poder visible e invisible de la ZPC está siendo sometido a un escrutinio crítico público e incluso ‘llevado a juicio’ por los clientes de Estados Unidos.

El Consejo de Cooperación del Golfo [Council of Gulf Cooperation], compuesto por Kuwait, Qatar, Omán, Arabia Saudí, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos, es el mayor proveedor de petróleo del mundo (por encima del 40%); se trata de regímenes conservadores y pro-estadounidenses que albergan bases militares americanas y están vinculados a las casas financieras y del petróleo estadounidenses más importantes y se encuentran entre los más destacados compradores de material militar del complejo militar-industrial estadounidense.

En un encuentro celebrado a finales de marzo del 2007 instaron a los Estados Unidos a enfrentarse a Irán solo por la vía diplomática y no por la militar o imponiendo sanciones económicas. Israel optó por una posición diametralmente opuesta, presionando por el endurecimiento de las sanciones y por la confrontación militar.

Automáticamente, la ZPC se hizo eco de la línea del Partido Israelí (Daily Alert 26-30, 2007). El Congreso y Bush ignoraron a Big Oil, al complejo militar-industrial, a sus clientes árabes y siguieron la línea sionista: intensificaron las sanciones, incrementaron las operaciones de comandos, aumentaron la actividad naval en torno a las costas de Irán y ofrecieron el envío de aviones de combate a Irán después de la captura de los marineros británicos implicados en operaciones de espionaje (Blair, por una vez, rechazó la provocación de guerra).

Una vez más la ZPC ganó el pulso a Big Oil y al complejo industrial-militar a la hora de dictar a los Estados Unidos la política en Oriente Medio.

De igual importancia es el hecho de que los principales ‘aliados’ árabes de Estados Unidos en Oriente Medio han divulgado una serie de propuestas y opciones políticas que se oponen directamente a la agenda ZPC-israelí.

La propuesta de Arabia, aprobada por la Liga Árabe, ofreciendo el reconocimiento de Israel y la normalización de relaciones a cambio de acatar las resoluciones de la ONU sobre la devolución del territorio ocupado en 1967 es un ejemplo.

Estas iniciativas árabes han generado una respuesta positiva por parte de muchos gobiernos de la Unión Europea y de Turquía, sumándose a las fuerzas convocadas contra la dirección israelí-ZPC en la política estadounidense en Oriente Medio. Las deserciones de la causa del lobby israelí se han notado especialmente entre los conservadores, incluyendo a Robert Novack (“US War in Iraq – The Sharon War”, Haaretz, 4 abril, 2007).
Nuevas direcciones en la política estadounidense: ¿moderar la agenda árabe?

La principal preocupación de los regímenes moderados árabes del Golfo Pérsico es asegurar la estabilidad política, evitar los perturbadores conflictos regionales e internos y consolidar un clima financiero favorable a los dinámicos proyectos de desarrollo emprendidos.

La invasión, ocupación y prolongada guerra imperial estadounidense en Irak ha sido una fuente de inestabilidad y de conflictos internos en la región. Los repetidos asaltos y ocupaciones violentas de territorio palestino, la invasión del Líbano y las amenazas a Irán y, lo más importante, su brazo político —la capacidad de la ZPC de asegurarse el respaldo de Estados Unidos—, han creado un ambiente de permanente ‘alta tensión’.

La creciente incompatibilidad entre los objetivos de los estados árabes, orientados a un clima de negocios conservador, y las políticas desestabilizadoras ‘radicalmente militaristas’ de Washington y Tel Aviv han forzado una brecha creciente entre sus tradicionales aliados y clientes.

Con un amplio superávit, enorme liquidez en dólares y euros, el Este Árabe se centra en construir imperios económicos tanto en la región como en el resto del globo. Para ello necesitan, sobre todo, una ‘base de operaciones’ segura, unos cuarteles y base operativa que sustenten las redes globales financieras, comerciales y sus propiedades.

El reciente encuentro de estados árabes en Riyadh, convocado por lo saudíes, sirvió de plataforma para esbozar un programa de estabilidad en Oriente Medio y el cese de las actividades violentas y desestabilizadoras.

Tanto en sus propuestas formales como en sus pronunciamientos informales, los líderes conservadores pusieron sobre la mesa una agenda para re-dirigir la política estadounidense en Oriente Medio lejos de la línea israelí-ZPC de confrontación militar, hacia la negociación diplomática, la reconciliación de élite y el fortalecimiento de la estabilidad económica regional.

Dentro de este marco regional conservador y la alta prioridad concedida a la estabilidad económica, la ‘nueva situación’ sobre el terreno (es decir, la posición crítica hacia Estados Unidos y la oferta de paz a Israel) se convierten en indicadores clave a la hora de definir la política en Oriente Medio.

‘“Nueva situación” y nuevas realidades en Oriente Medio

Los viejos clichés cabildeados [lobbed] por los críticos liberales sobre los Estados del Golfo y Arabia Saudí son tremendamente engañosos y podrían inducir a una malinterpretación de la nueva dinámica económica y política de la región.

Las imágenes sionistas y liberales de reaccionarios jeques hundidos en un consumo de artículos de lujo conspicuo en sus atrasadas y estancadas economías; jeques que viven exclusivamente de unas ‘rentas’ que no dejan de acumularse porque manan a borbotones de los pozos de petróleo, que dependen de la protección militar de Estados Unidos… esta visión hace tiempo que ha sido superada.

Todos los estados del Golfo y Arabia Saudí están profundamente comprometidos en proyectos de diversificación económica a largo plazo y a gran escala, creando nuevos negocios, mercados financieros, comerciales y de propiedades basados en capital local y, en algunos casos, en grandes bancos extranjeros de inversión.

Se han consumado importantes operaciones industriales conjuntas en energía, refinerías y plantas químicas entre Arabia Saudí y China e India. Los multi-billonarios ‘príncipes’ son importantes inversores y co-propietarios de redes globales de empresas financieras, hoteles, puertos y otras infraestructuras a gran escala y sectores de la construcción.

La riqueza energética del gas y el petróleo es el punto de partida de las nuevas élites dominantes, las cuales se reinventan a sí mismas como jugadores regionales, si no globales.

A pesar de mantener todavía muchas de las ‘formas externas de la religión tradicional’ (oposición a la usura), vastos ejércitos de financieros locales han creado de hecho instrumentos financieros que de facto revierten pagos que equivalen a interés.

Dado el crecimiento de los intereses económicos globales y regionales de estas élites conservadoras, pueden perderlo todo si continúan siguiendo las políticas destructivas, coloniales e imperialistas de Estados Unidos e Israel en la región.

La diversificación económica y el dinamismo del desarrollo interno ha creado una nueva burguesía en el Golfo vinculada al capital europeo y asiático (estatal y privado), cada vez más independiente en materia política de los Estados Unidos y menos dependiente del poder militar ‘externo’.

Esta nueva realidad económica proporciona pistas acerca de la nueva ‘situación política’ sobre el terreno, incluyendo las discretas —aunque francas— críticas de Arabia Saudí a la ocupación estadounidense de Irak y las exigencias de la retirada de tropas.

Los Estados del Golfo que respaldaron los “Acuerdos de La Meca”, impulsados por Arabia Saudí, que condujeron a la unidad de gobierno entre la OLP y Hamas, fueron abiertamente contra política (de la Casa Blanca-israelí-sionista) de aislar a Hamas, como lo fue el rechazo abierto de Arabia Saudí y los Emiratos a los preparativos de guerra estadounidenses e israelíes contra Irán.

Han rechazado la política de Washington y del Israel-sionista [Israeli-Zionist] de negarse a un encuentro con Irán, manteniendo por separado encuentros y discusiones a alto nivel. La oferta de la Liga Árabe a Israel —creada y autorizada por Arabia Saudí— de paz y reconocimiento a cambio de la retirada de los territorios de Palestina ocupados en 1967 ha dejado al escubierto los pretextos de Israel para la colonización y anexión progresivas de territorio palestino y la subordinación de Estados Unidos a la Zionist Power Configuration.

La nueva realidad económica y política en Oriente Medio enfrenta a una élite estadounidense de la política exterior cada vez más militarizada, fuertemente influenciada por la ZPC, con una élite árabe cada vez más involucrada en la esfera mercantil [marketized].

Las industrias militares israelíes, centrales en su economía, la influencia política de los partidos de los colonos, los fundamentalistas religiosos y las instituciones de seguridad, así como la dependencia del Estado de Israel de las multimillonarias dádivas del tesoro norteamericano y de los ricos judíos militaristas de derechas, significa que Israel es estructuralmente incapaz de llegar a ningún acuerdo basado en la premisa ‘paz por territorios’.

El reasentamiento de medio millón de fanáticos colonos armados en el Israel de antes de 1967, la pacífica reconversión de las industrias militares israelíes y el mantenimiento del apoyo exterior de los plutócratas sionistas sin la retórica de las ‘amenazas militares existenciales’ está más allá de los límites de la clase política israelí tal y como se constituye en la actualidad.

La profunda integración y subordinación de la ZPC a la estructura de poder israelí tiene como resultado que las exigencias del complejo militar-colono-industrial de Israel sean transmitidas al Congreso y Ejecutivo norteamericano y finalmente convertidas en política.

En la medida en que así son las cosas, la ZPC es responsable de la falta de flexibilidad de la política norteamericana en Oriente Medio, expresadas en su fijación por la guerra permanente y su ceguera ante el abismo entre los Estados Árabes, enfilados hacia el mercado, y el militarismo estadounidense-israelí.

La ZPC es responsable del apoyo inamovible e incondicional a un régimen colonial anacrónico en una época de crecimiento de relaciones de mercado globales.

La parálisis de la política norteamericana es el resultado del poder de un grupo de presión [lobby] empresarial moderno, del siglo XXI, extraordinariamente rico (el 24% de los 400 más ricos de Forbes 3 son judíos) que actúa en nombre de una serie de demandas territoriales de los fundamentalistas judíos que se remontan a un periodo histórico de hace al menos 2500 años. La noción de desarrollo ‘combinado y desigual’ se aplica ciertamente a los financiadores externos de Israel más importantes.

La rigidez de los parámetros estructurales de la política israelí se transmite por medio de la ZPC a la base de la contradictoria realidad en las relaciones entre Estados Unidos e Israel: la política, estructuralmente rígida, de un pequeño Estado ‘aislado, militarizado, controlado por colonos’ que bloquea transacciones económicas en una economía imperial globalizada, forzándola a embarcarse en aventuras militares desastrosas.

El poder sionista y la mayoría demócrata del Congreso

Contrariamente a las declaraciones de muchos críticos de la guerra, especialmente aquellos que se atreven incluso a atacar al lobby sionista neoconservador que defiende la guerra, la invasión estadounidense de Irak no ha sido un ‘desastre’, una ‘debacle’ o una ‘derrota’.

El corolario de este argumento —que ‘el desastre de Irak’ ha provocado una ‘huida en masa’ de los Zioncons 4 de la administración Bush— es algo que no está nada claro.

El objetivo fundamental de la ZPC era derrocar a Saddam Hussein, la destrucción del Estado de Irak (especialmente su aparato militar y de inteligencia) y la infraestructura social para, de esta forma, eliminar un valedor incondicional del nacionalismo secular árabe en Oriente Medio y un desafiador fuerte de las tentativas de Israel de afirmar su hegemonía en la región.

La guerra, orquestada por los Zioncons, supuso un éxito en todos y cada uno de los objetivos estratégicos israelíes: la resistencia palestina perdió un poderoso valedor político y financiero.

La oposición a Israel en Oriente Medio se redujo considerablemente a los Estados y movimientos musulmanes clericales. Se creó el marco para una nueva secuencia de guerras con los adversarios de Israel, incluyendo a Hezbolá, Siria y, más importante, Irán.

Como consecuencia de la destrucción estadounidense del Estado de Irak, Israel ha tenido manos libres para invadir y devastar Palestina, especialmente Gaza, completar el gueto con un muro para el aislamiento de las ciudades y pueblos palestinos de sus mercados y actividades diarias, y extender sus asentamientos coloniales.

Los Zioncons americanos en la Admnistración fueron capaces de sabotear cualesquiera negociaciones de paz, sirviéndose como excusa de su guión de la ‘guerra contra el terror’.

La partida de algunos de los Zioncons de la Administración tras la ocupación militar de Irak se debió a que habían servido exitosamente a los intereses estratégicos de Israel con una dedicación masiva de las fuentes militares y económicas de Estados Unidos.

Pero en el momento en que esa guerra-para-Israel se iba convirtiendo en una larga, costosa e impopular guerra-para-Estados Unidos y algunos críticos bien conectados, investigadores y cargos militares comenzaban a señalar con el dedo públicamente a los funcionarios sionistas del Gobierno como los promotores clave de la ‘desastrosa’ guerra, los Zioncons ‘dimitieron’.

Esto cortocircuitó cualquier intento de llevar a cabo comprometedoras investigaciones en el interfaz entre los Zioncons estadounidenses arquitectos de la guerra y el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí y su mando militar.

A pesar del éxito de la operación ‘guerra a Irak’, los Zioncons sufrieron algunas bajas colaterales. Irving ‘Scooter’ Libby, Jefe de la oficina de planificación militar del vicepresidente Cheney, fue procesado por cargos de perjurio [peripheral perjury charges], lo cual sorteaba la implicación directa de la red Zioncon en el periodo previo a la guerra y su continuación. Dos líderes del AIPAC 5 (uno importante y el otro secundario) fueron acusados de espiar para Israel. Los dos espías acusados de ninguna manera debilitaron material o políticamente la fuerte implantación del AIPAC en el Congreso o en la Casa Blanca. Continuaron recibiendo el apoyo incondicional de los líderes congresistas de ambos partidos, así como del vicepresidente y del secretario de Estado, los cuales pronuciaron sendos discursos en la convención anual de la AIPAC en el 2006 y en el 2007.

El hecho de que la ZPC considere la guerra en Irak como un ‘trato hecho’ para mejorar la posición de Israel en Oriente Medio y que haya desplazado sus esfuerzos para llevar adelante el siguiente objetivo estratégico de Israel —la destrucción de Irán—, ha causado una fisura visible entre ellos y los funcionarios clave de la Casa Blanca, todavía empantanados en el tema de perder la guerra en Irak.

El vicepresidente Cheney, en su discurso en la convención anual del AIPAC en el 2007, desafió abiertamente a los líderes del AIPAC, que parecían estar retirando su apoyo a la guerra de la Administración en Irak y estar presionando por sanciones ecónomicas más agresivas y la opción de una eventual guerra con Irán como estrategia. Los Zioncons buscan sacar el máximo partido de su apoyo a su nueva y falsa guerra ‘existencial’ con Irán entre los liberales judíos que se han vuelto contra la guerra de Irak, cargándoles así las bolsas de los soldados muertos a Cheney y a Bush.

En la convención del AIPAC, Cheney, no precisamente un neófito en estas intrigas de puñalada trapera, ofreció recrudecer la escalada de amenazas contra Irán si los sionistas mantenían su apoyo a la guerra de Bush, Cheney y Rice en Irak.

Mientras que el primer ministro israelí Olmert reiteraba formalmente la importancia de que Estados Unidos continúe ocupando Irak para la seguridad de Israel, en la práctica todos los ministros que asisten a los congresos sionistas más importantes han subrayado con insistencia a sus acólitos la amenaza iraní y la necesidad de eliminar el régimen iraní, sus estaciones nucleares y estructuras estatales.

A pesar de que Estados Unidos se desangra en la guerra de Irak, a pesar de que más de tres cuartas partes de la población norteamericana está harta de la participación en guerras en Oriente Medio, esto no ha evitado o, lo más importante, debilitado, el esfuerzo de la ZPC para encarrilar a Estados Unidos hacia más guerras, con el apoyo entusiasta de la mayoría de los líderes del Partido Demócrata.

Con un ojo en la campaña de las contribuciones financieras, todos y cada uno de los candidatos demócratas y republicanos han prometido apoyar sin condiciones los intereses de Israel, incluidas las promesas específicas a ZPC-AIPAC.

El lobby pro-Israel y Bush: poderes de guerra y capitulación de los demócratas

Los demócratas han ido limitando sus restricciones a la forma como Bush lleva la ocupación de Irak; el factor clave para esto ha sido el lobby judío. De acuerdo con la Associated Press (13 marzo del 2007): “Los demócratas conservadores, así como los delegados que se encargan del posible impacto en Israel, han manifestado la necesidad de un cambio de estrategia…”.

Como señaló el Congressional Quaterly: “Los halcones y legisladores pro-Israel presionan para golpear una disposición pensada para la agenda de gastos de la guerra que haría que el presidente buscara la aprobación del Congreso antes de embarcarse en ninguna aventura militar en Irán”.

La propuesta respecto a Irán provenía de un deseo de algunos destacados políticos demócratas de asegurarse de que Bush no lanzara un ataque sin contar con la aprobación del Congreso, una medida aprobada por la gran mayoría de los militantes de base del partido demócrata.

Pero durante la semana del 5 al 10 de marzo, la élite sionista tanto del Congreso como del lobby se dieron de golpes en la cabeza en una serie de sesiones a puerta cerrada y literalmente forzaron a los ‘destacados políticos demócratas’ a retractarse y recapitular. Haciéndose eco de la línea de Olmert, uno de los muchos portavoces sionistas en el Congreso habló abiertamente contra las limitaciones constitucionales y legislativas del presidente Bush, por sus ‘efectos’ en Israel.

La representante Shelley Berkeley dijo en una entrevista: “En Israel, el miedo a Irán está muy extendido… [Irán] ha expresado en numerosas ocasiones una hostilidad total al Estado judío”. El presidente del Comité Demócrata, Rahm Emmanuel, que trabaja de cerca con AIPAC, ‘predijo’ lo siguiente: “Quizás esto haría desaparecer la mejor herramienta de negociación que los Estados Unidos tienen cuando se trata de Irán” (Associated Press, 13 de marzo del 2007).

Logró excluir la enmienda en la Asignación Suplementaria al Presupuesto de Guerra [Supplemental War Budget Allocation], aunque Nancy Pelosi, portavoz de la Casa, y el representante John Murta, presidente del Comité de Gastos de Defensa [Defense Appropriation Committee], fueran favorables a esta.

El vicepresidente Cheney, con una sonrisita, señaló la hipocresía de los sionistas liberales y los congresistas liberal-demócratas pro-Israel, quienes se oponían a Bush en la cuestión de Irak y presionaban por una política de guerra hacia Irán. “Simplemente, no es coeherente para nadie (¡incluyendo los liberales pro-Israel! JP) exigir acciones agresivas contra la amenaza del régimen iraní al mismo tiempo que se concede sobre una retirada de Irak que envalentonaría a nuestros peores enemigos dramáticamente y dejaría peligrosamente debilitado al mejor amigo de Israel, los Estados Unidos” (AP 13/03/2007).

Una vez más, se dio prioridad a los intereses de Israel por encima de las prioridades de voto del electorado demócrata. Una vez más el poder del congresista Rahm Emmanuel y sus colegas ‘conservadores’ y pro-sionistas del Congreso dominó la ‘conciencia’ de otros destacados demócratas.

Una vez más el AIPAC liberó a Bush de toda restricción constitucional y del Congreso permitiéndole lanzar un ataque contra Irán. Una vez más los dictados de la belicosa política de Israel fueron transimitidos con eficacia y ejecutados en el Congreso de los Estados Unidos. Los demócratas abandonaron la disposición constitucional sobre la autoridad en materia de guerra.

Israel, una vez más, demostró que es el árbitro supremo de la política militar de Estados Unidos en Oriente Medio a través de sus representantes en el Congreso. (No sorprende que Buchanan y otros se refieran al Congreso como ‘territorio ocupado por Israel’).

Bush consiguió el respaldo del AIPAC para sus poderes de guerra; Israel retuvo a un presidente que es su disciplinado cómplice en sus propósitos militares en Oriente Medio.

Las guerras de Israel-AIPAC-USA en Oriente Medio

El papel de Israel en la mobilización del lobby sionista a favor de los amplios poderes de guerra de Bush se hizo evidente en el contundente discurso israelí del ministro de asuntos exteriores, Tzipi Livni , en el congreso anual del AIPAC en Washington en marzo del 2007. De acuerdo con el diario israelí Haaretz (12/03/2007) Livni: “Advirtió a Estados Unidos que no mostrara debilidad en Irak”.

Continuó enfatizando la importancia de ejercer la violencia y el poder… “en una región donde las impresiones son importantes, los países no deben mostrar debilidad y rendirse a los extremistas”. Esta es otra forma de plantear el bulo familiar de Israel de que ‘los árabes solo entienden la fuerza’, una bien conocida y duradera justificación racista y colonial que ha servido para extender y perpetuar la represión del subyugado pueblo árabe.

Livni instruyó, entre ovación y ovación, a los miles de lealistas del AIPAC y a los cientos de sus seguidores del Congreso de Estados Unidos de la amenaza iraní y los incitó a intensificar la escalada de ataques a Teherán: “Irán siempre estuvo en la vanguardia de las amenazas extremistas a Israel, al Gran Oriente Medio y al mundo en general por sus ambiciones nucleares. Enfrentarse al extremismo es enfrentarse a Irán” —dijo, presionando por el endurecimiento de las sanciones de Naciones Unidas con relación al programa nuclear (Haaretz, 12/03/2007).

Las palabras de Livni conmovieron el especial lenguaje de agitación propagandística que inflama el fanatismo de los líderes del AIPAC, sus seguidores y los congresistas. “Irán”, señaló, “es un régimen que niega el Holocausto al mismo tiempo que amenaza al mundo con otro. A aquellos Estados que conocen esta amenaza pero que todavía titubean debido a mezquinos intereses económicos y políticos, déjenme decirles esto: ¡la Historia recordará!”.

El discurso de Livni sirvió a diversos propósitos. Por un lado, estableció la ‘línea’ a los lealistas pro-Israel en los Estados Unidos para que continúen apoyando la política de Bush y Cheney con relación a la guerra en Irak, independientemente de los sentimientos de la mayoría de los votantes judeo-americanos. Por otro lado, fortaleció la mano del lobby y sus seguidores en el Congreso forzando a los liberales de la Casa, judíos y gentiles, a levantar sus restricciones (exigidas por el votante americano) a los poderes de guerra de Bush.

Por último, diseñó la agenda de altas prioridades y campañas a seguir por sus seguidores sionistas con relación a Irán. Finalmente, rellenó la brecha abierta entre Cheney-Bush y el lobby sobre el orden de prioridad entre una ‘nueva’ guerra contra Irán y la ‘antigua’ e impopular guerra en Irak, ensamblándolas.

La intervención directa del Ministro de Asuntos Exteriores israelí en los asuntos internos de Estados Unidos, su apoyo flagrante a la guerra de Cheney y Bush y el ataque a los sentimientos anti-guerra de la opinión pública norteamericana, recuerda las peores intrusiones diplomáticas de los Estados Unidos en las repúblicas bananeras de Centroamérica.

Ni uno solo de los miembros del Congreso se atrevió a señalar esto, mucho menos oponerse a la interferencia israelí en la política estadounidense, por miedo a una respuesta contundente de la enfervorizada masa de ‘Adelantados de Israel’ [‘Israel Firsters’].

Ni uno solo de los comentadores ‘izquierdistas’ o ‘progresistas’ señalaron que la tentativa de Livni de universalizar la hostilidad de Israel hacia Irán no era sino una treta demagógica. Un gran número de sondeos de opinión realizados en Europa mostraron que una amplia mayoría considera a Israel el país del mundo más amenazador y negativo, por delante de Irán, Corea del Norte y Siria. El hecho de que Irán sea un participante bienvenido en el Congreso Mundial de Países Islámicos, que representa a más de 500 millones de personas, es ligeramente omitido en los excesos retóricos de Livni.

Estos lapsus no causan preocupación en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, puesto que el problema no es propagar falsedades deliberadas y verificables, sino el poder de las mentiras para provocar a la acción a sus agentes norteamericanos y para desalentar cualquier posible crítica.

Al pontificar sobre el ‘Holocausto’ y su corolario, ‘la Historia recordará’, le fue garantizada a Israel la observancia fanática de la ZPC de sus belicosas políticas y el silencio y capitulación de los ineficientes y escépticos judíos liberales que se oponen a la guerra. La ‘Alternativa AIPAC’ [‘AIPAC Alternative’] —de base judía—, especialmente la ‘Voz Judía por la Paz’ [‘Jewish Voice for Peace’], pasa tanto tiempo negando el poder del lobby pro-Israel como criticando la política estadounidense (Nation 23/04/2007, sobre la Alternativa AIPAC).

En una irónica y perversa vuelta de tuerca del eslogan contra la guerra (‘guerra por petróleo NO’ [‘No War for Oil’]), Livni exigió ‘Paz por petróleo NO’ [‘No Peace for Oil’]. La advertencia de Livni a aquellos Estados “que conocen esta amenaza pero que todavía titubean debido a mezquinos intereses económicos o políticos”, es una clara referencia a Estados Unidos.

Más específicamente, está dirigida a aquellos políticos que podrían considerar la negociación pacífica con Irán o aceptar el plan de paz saudí para salvaguardar los intereses petroleros norteamericanos, antes que sacrificar esos intereses al servicio de la supremacía política y militar de Israel en Oriente Medio.

Está claro que Livni está dirigiendo a sus ‘Adelantados de Israel’ en Estados Unidos a acabar con los Mitigadores de la Sed de Petróleo [Oil Appeasers], a intimidar a todo político que manifieste cierta preocupación sobre los intereses comerciales estadounidenses por encima de las belicosas exigencias del sionismo israelí.

Mientras que la percepción de Livni de los peligros para Israel emana del enfoque de paz y diplomacia de ‘mezquinos [sic] intereses económicos o políticos’ (cf. la mezquina inquietud de Israel por la ocupación de territorios en Palestina y Líbano), lo que pasa por un movimiento pacifista en Estados Unidos se une al coro, culpando a la industria petrolera de las guerras norteamericanas en Oriente Medio.

Hay una interesante coincidencia entre los halcones israelíes y las palomas estadounidenses en la denuncia de Big Oil, lo que no sería una coincidencia si se tiene en cuenta que lo que pasa por un movimiento pacifista está desmesuradamente influenciado por los sionistas de izquierda más prominentes, los cuales combinan las críticas a la ‘guerra de Bush’ con la exclusión de cualquier mención a Israel o las críticas al belicoso y cizañero lobby sionista.

Antes, durante y después del congreso AIPAC en Washington varios miles de fanáticos cargaron contra las oficinas de miembros del Congreso y senadores. Más de la mitad de los miembros del Congreso y prácticamente todos los senadores fueron intimidados en más de 500 encuentros y reuniones a favor de la agenda militar israelí contra Irán.

A finales de marzo la liga árabe, dirigida por Arabia Saudí, propuso un plan de paz integral para poner fin al conflicto palestino-israelí.

La propuesta ofrecía el reconocimiento árabe, relaciones comerciales y diplomáticas, el fin del estado de beligerancia y de las sanciones económicas, a cambio de que Israel cumpliera las resoluciones de Naciones Unidas y se retirara de todos los territorios palestinos ocupados durante y después de la guerra de 1967. El Primer Ministro israelí rechazó rotundamente la propuesta saudí argumentando que era únicamente una ‘base de negociación’.

La ZPC inmediatamente se hizo eco de la línea del partido israelí, cuestionando la forma y sustancia de la propuesta y atacando a los regímenes árabes. El 29 de marzo del 2007, el órgano de los presidentes de las organizaciones judías americanas más importantes publicó cuatro panfletos propagandísticos atacando la propuesta de paz y respaldó el rechazo de Israel.

El lobby garantizó que el Congreso y Ejecutivo de Estados Unidos o bien apoyaran la posición israelí o rechazaran apoyar el plan saudí. Una vez más, los 150 miembros a tiempo completo del lobby fueron más listos que las multinacionales del petróleo norteamericanas pro-árabes.

El líder de la mayoría en la Casa como mensajero de Israel

La visita a Siria de Nance Pelosi, líder de la mayoría demócrata, generó una respuesta hostil de parte de la Casa Blanca y elogios de liberales y progresistas. Bush manifestó su desaprobación a Pelosi por inmiscuirse en su política exterior y su posición de ‘no negociación’ con Siria.

Los liberales aclamaron la visita de Pelosi como una nueva posibilidad para la ‘diplomacia’ frente a las amenazas y el ruido de sables. Ninguno de los dos percibió que la principal y esencial tarea de Pelosi era servir como mensajero —con poderes especiales— del Estado de Israel.

Durante su visita a Israel, anterior a la de Siria, el régimen de Israel dio instrucciones a Pelosi para que presionara a Siria para que retire su apoyo a Hamas, Hezbolá e Irán. El primer ministro israelí le dijo a su mensajero —Pelosi— que re-transmitiera a los sirios que romper lazos y aislarse de sus únicos aliados eran las condiciones de Israel para la apertura de negociaciones.

Esto sucedió a pesar de que hasta la visita de Pelosi a Siria, AIPAC y la máquina política sionista en su totalidad habían insultado a todo miembro del Congreso que se atreviera a mencionar la posibilidad de visitar Siria.

Sin embargo, cuando Israel filtró que Pelosi estaba transmitiendo mensajes israelíes a Siria, el lobby no puso objeciones.

La línea del partido de Tel Aviv había cambiado y la quinta columna israelí automáticamente modificó su línea, y ninguno de sus ‘funcionarios’ protestó. Cuando Estalin cambió bruscamente la línea del partido, había más comunistas disidentes en el extranjero que hoy desertores sionistas en circunstancias similares.

Las casi cómicas volteretas y contorsiones ideológicas que dan los ‘Adelantados de Israel’ (IF [‘Israel Firsters’]) para seguir el zigzagueo de sus domadores israelíes se hace evidente en su forma de tratar a los Estados árabes del Golfo. Durante mucho tiempo, el IF ha hecho todo lo posible por desacreditarlos, refiriéndose a ellos como Estados absolutistas, decrépitos, y ridiculizó la caracterización del Departamento de Estado, que los definió como ‘árabes moderados’.

Más recientemente, cuando Olmert se refirió a esos mismos Estados como ‘moderados’, principalmente porque están implicados en negocios encubiertos con Israel por medio de terceros, y criticó a Irán, el lobby revisó su línea y habló en su favor. Pero cuando los saudíes lograron que Hamas y la OLP formaran gobierno, Israel tachó el papel de Arabia Saudí como de respaldo al terrorismo de Hamas, y la propaganda sionista siguió el ejemplo, acusando a los saudíes de financiar a Hamas.

El servilismo ciego del lobby de Israel a un ‘poder extranjero’ solo sería un asunto del Departamento de Justicia si no tuviera un impacto tan profundo en la política estadounidense en Oriente Medio, donde las modificaciones israelís de su política se reflejan en la política norteamericana.
El primer lobby de Israel bloquea una importante venta de armas

Con un déficit comercial que sobrepasa los 500 mil millones de dólares, uno de los pocos sectores de exportación competitivos estadounidenses es el de la industria armamentística, número uno mundial en venta de armas —seguido de Israel. Los planes de la administración Bush en venta de armas a Arabia Saudí y a otros aliados del Golfo Pérsico han sido bloqueados por Israel, por medio del lobby sionista (NY Times, 5/04/2007).

Funcionarios de la administración han concertado y cancelado dos veces reuniones informativas para miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado debido a la influencia de AIPAC sobre el comité y la posibilidad de que los acuerdos de venta fueran rechazados.

Como consecuencia, la administración espera que Israel llame a sus perros de ataque del lobby a cambio de un incremento de la ayuda militar y de las donaciones a Israel en un 20% —aumentando el total de la ayuda militar de 2.400 millones de dólares a tres mil millones anuales. El Secretario de Defensa, Gates, incapaz de acabar con la influencia del lobby en el Congreso, tuvo que volar a Israel y suplicar que se consintiera la venta, a cambio de tecnología militar avanzada.

Las ayudas a Israel en materia de investigación militar avanzada, diseño y tecnología han mejorado la posición de Israel en el competitivo mercado mundial de alta tecnología y por tanto aumentado las ganancias… a costa de Estados Unidos, según se desprende de las recientes ventas a India, de alrededor de 1.500 millones de dólares.

En suma, el lobby de Israel es más listo que el complejo industrial-militar de Estados Unidos en lo que se refiere a influencia en el Congreso, capacidad de bloqueo de tratos lucrativos y mejora de las ventas de Israel en el mercado mundial.
Los candidatos del Partido Demócrata doblan la cerviz ante el Lobby

Los aspirantes a la presidencia más importantes del Partido Demócrata han hecho una labor extraordinaria por asegurar la aprobación del lobby: todos respaldan la ‘opción militar’ contra Irán; todos apoyan el paquete de ayuda a Israel de 2.400 millones de dólares, a pesar de que la renta per cápita en Israel asciende a 25.000 dólares y a pesar del boom de su industria de alta tecnología. La senadora por New York, Hillary Clinton, al hablar ante el Consejo Demócrata Nacional Judío [National Jewish Democratic Council], apeló a la intervención militar contra Irán (Jerusalem Post, 26/04/2007). El periódico israelí, Haaretz, aprovechándose de la actitud aduladora de todos los candidatos, fomentó la creación de un panel de ‘expertos’ israelíes para evaluar a los candidatos a la presidencia de Estados Unidos sobre la base de su servilismo a los intereses de Israel.

Esto, a su vez, hizo que el senador Obama enviara al panel israelí sus más recientes, burdos y belicosos pronunciamientos con relación a Irán (ver Robert Kagan, ‘Obama the Interventionist’, Washington Post, 29/04/2007). Sin embargo, es Hillary Clinton la líder del pelotón en la carrera por asegurar la campaña de financiación judía. La alta estima del lobby por Clinton no se debe únicamente a su total y completa identificación con Israel —según fue manifiesto en la Convención AIPAC de marzo del 2007—, sino por el notorio historial de la familia. El otrora director de la CIA, George Tenet, en su último libro, En el centro de la tormenta [At the Center of the Storm] 6 , dedica un capítulo entero a la propuesta del entonces presidente —Bill Clinton— de liberar al superespía americano-israelí, Jonathan Pollard, de la prisión federal.

Espoleado por el presidente de Israel, el ultraderechista Benyamin Netanhayu, su asesor en Seguridad Nacional, el Zionlib 7 Sandy Berger, el enviado en Oriente Medio, el Zioncon Dennis Ross, y por un importante sector del lobby, Clinton propuso la puesta en libertad del espía Pollard. De acuerdo con su libro, Tenet le dijo a Clinton que dimitiría, ya que perdería todo su capital moral teniendo en cuenta toda la inteligencia acumulada que demostraría que se recompensaba a un traidor. Más aun, todo el servicio de inteligencia y el aparato militar se indignó ante el hecho de que Clinton siguiera las políticas trazadas por los servicios de espionaje israelíes y los miembros de su lobby por encima de los intereses de la seguridad nacional americana.

Clinton, posteriormente, sentó un precedente al conceder el indulto a un criminal, el estafador mil-millonario [billionaire] March Rich, hoy ciudadano israelí y amigo íntimo de los líderes del lobby y de Israel. Hillary Clinton ha demostrado que tanto ella como Bill no solo hablan, sino que actúan, en primer lugar, por los intereses israelíes incluso cuando ello implica ir en contra de todo el servicio de seguridad nacional y su sistema legal. Esta sórdida historia, realmente, es una prueba clara de que los Clinton son cien por cien seguidores bona fide del bando israelí, algo de lo que ningún otro candidato puede jactarse.

A principios de mayo, la adminstración bush elaboró un plan para relanzar gradualmente, en un periodo de ocho meses, las perspectivas de paz entre Israel y Palestina. La propuesta solamente pedía a los israelíes que permitieran pasar entre Gaza y Cisjordania a los camiones y autobuses —normales pero urgentes— de los palestinos, a cambio de que estos controlaran los lanzamientos de cohetes caseros en la frontera.

Como era predecible, los israelíes se opusieron a la más mínima alteración de la guetización opresiva de los palestinos (Daily Alert, 2/5/2007).

Los líderes israelíes rechazaron una agenda que les obligaba a posponer las cosas: los militares israelíes se opusieron a cualquier relajamiento de la pinza en Gaza “por razones de seguridad” (Daily Alert, 8/5/2007). Argumentaron que Hamas podría extender su influencia en Cisjordania por medio de la persuasión.

Después de que los militares israelíes rechazaran la iniciativa de Bush, la ZPC se puso manos a la obra. Los demócratas, incluidos todos los candidatos a la presidencia y líderes del Congreso, se negaron a respaldar el anémico esfuerzo de Bush por abrir el gueto de Gaza. Los medios de comunicación siguieron el ejemplo. El looby pro-Israel enterró la propuesta, en su totalidad, antes incluso de que llegara a debate público.

El Lobby contra la acusación federal: el juicio de los espías de AIPAC

El 4 de agosto del 2005 dos líderes del AIPAC y un analista del Pentágono, Larry Franklin, fueron llevados ante un gran jurado federal acusados de espiar para Israel.

En la lista de la acusación se enumeran cuantiosas acciones de espionaje que datan de 1999, año en el que los dos líderes de AIPAC sirvieron de conductos de diversa información clasificada que fluía entre Washington y Tel Aviv. Franklin ha confesado y cooperado con el FBI en la grabación de su encuentro con Rosen y Weissman sobre la entrega, a agentes de la Embajada de Israel, de un documento de alta seguridad de la Casa Blanca relacionado con la política estadounidense con respecto a Irán.

Enfrentado a una ingente cantidad de pruebas, el AIPAC ‘despidió’ a Rosen y Weiss, dejó de pagar a los abogados e, inicialmente, negó cualquier responsabilidad por la pareja. Posteriormente, sin embargo, el AIPAC y otras muchas organizaciones satélite decidieron convertir el juicio por espionaje en una campaña por la ‘libertad de expresión’.

En consecuencia, los miembros del lobby —liberales y conservadores— lograron azuzar a celebridades del periodismo de ‘izquierdas’, locutores de televisión progresistas y académicos en defensa de Rosen y Weissman.

La periodista Dorothy Rabinowitz, galardonada con el premio Pulitzer, argumentó en defensa de los dos funcionarios del AIPAC que pasar documentos oficiales de alta seguridad a agentes de la Embajada de Israel es “algo que pasa todos los días en Washington y que está claramente protegido por la Primera Enmienda 8 ” (Wall Street Journal, 2/04/2007).

Estando cercana la fecha del juicio, las organizaciones pro-israelíes más importantes, mil-millonarios productores de Hollywood y gran parte de la prensa judía de Estados Unidos —si no toda— se han embarcado en la defensa de Rosen y Weissman (El “affaire Dreyfus” americano).

Si exceptuamos a un puñado de bloggers en Internet, ni un solo partido político, movimiento social o político se ha atrevido a criticar la entrega de documentos clasificados a Israel o a enarcar las cejas en muestra de estupor ante la ecuación ‘libertad de expresión’ igual a espiar para una potencia extranjera.

Debido a la omnipresente presión del lobby, el juez federal T. S. Ellis ha resuelto diversas alteraciones en el procedimiento que debilitan el caso de la acusación. Una vez más, la ZPC parece haber vencido a las instituciones norteamericanas en una prueba de fuerza, en este caso a los abogados federales de la acusación y al FBI.

AIPAC e Israel: un informante estratégico en la Casa Blanca

El juicio por espionaje de los dos altos funcionarios del AIPAC que admitieron pasar documentos estratégicos a diplomáticos israelíes (y que han sido defendidos por una hueste progresista de sionistas americanos de izquierdas valedores de la ‘libertad de expresión’), ha revelado la profundidad de su implantación en las altas jerarquías de la Casa Blanca.

En sesiones preliminares del juicio, el abogado defensor, Abby Lowell, en un intento de exonerar a los sospechosos de espionaje, anunció que los acusados recibieron información ‘explosiva’ e incluso más *imprevisible [volatile] del entonces Consejero para la Seguridad Nacional, Condeleeza Rice (Jewish Telegraph Agency, 10/4/2007). Poca duda cabe de que la transmisión de Rice de información confidencial en materia de seguridad al AIPAC fue también puesta en manos de la Embajada de Israel y de sus agentes secretos del Mossad que operan en Washington.

La red de espías del lobby se extiende más allá de lo confesado por el espía del Pentágono, Laurence Franklin, que entregó documentos confidenciales a los funcionarios acusados del AIPAC. Según la Jewish Telegraph Agency, que citaba a la abogada Abby Lowell: “Rice no fue solo el interlocutor de Rosen, sino que había filtrado información idéntica a —y a menudo más delicada que— los ejemplos citados en la acusación”.

Lowell añadió que la información provista por Rice era más *inestable [volatile] que la información descrita en la acusación. Lowell aseguró que “junto a Rice, otros tres exfuncionarios y funcionarios responsables en política para Oriente Medio” suministraban información a los israelíes del AIPAC acusados de espionaje.

La Configuración del Poder Sionista (ZPC): represión cultural al servicio de Israel

La costumbre de lanzar a la chusma contra los musulmanes está bastante extendida entre los fanáticos sionistas dentro del gobierno norteamericano y fuera del mismo entre las principales organizaciones pro-Israel sin (aparente) tacha.

El Congreso de Presidentes de las Organizaciones Judías más Destacadas (CPMJO [Conference of Presidents of the Major Jewish Organizations]) respaldó a Michael Chertoff, el co-pensador de doble ciudadanía norteamericano-israelí y director del Departamento de Seguridad Patria [Department of Homeland Security], en sus esfuerzos por restringir las visitas de musulmanes a los Estados Unidos, incluyendo a ciudadanos británicos de lo que el New York Times (2/05/2007) llama diplomáticamente “origen paquistaní”.

En un artículo de primera página del boletín de noticias The Daily Alert (9/5/2007) se publicó un escrito xenofóbo de Josh Meyer y Erika Hayasaki titulado: “Seis ‘islamistas radicales’ extranjeros acusados de planear un atentado contra la base militar de Fort Dix”.

Cuando los fanáticos pro-Israel situados en puestos políticos clave se enzarzan en descaradas cazas de brujas racistas contra musulmanes, y destacadas y respetables organizaciones sionistas publican con una retórica xenófoba e incendiaria, ningún miembro del Congreso, ningún funcionario del Departamento de Justicia solicita una investigación o vista pública.

El poder de ZPC sobrepasa con creces la presión política [political lobbying] de AIPAC. Se extiende a todos los ámbitos de la vida intelectual y cultural de Estados Unidos.

Los desenfrenados y virulentos ataques personales de los medios de comunicación nacionales contra el expresidente Jimmy Carter por escribir un crítico libro en el que describe con pruebas documentales el sistema israelí de apartheid, constituyen un ejemplo de la extensa red de la propaganda sionista.

Muchos están situados en las instituciones y medios de comunicación más importantes y comparten una serie de duras creencias sobre la doctrina de la infalibilidad de Israel. El mismo tratamiento malicioso fue repartido entre el Profesor de Harvard Mersheimer y el Profesor Walt, de la Universidad de Chicago, por escribir un artículo el que se criticaba al lobby sionista norteamericano.

Aparte de la oleada de páginas ideológicas en las que se condena el ensayo y se calumnia a los autores con las usuales banalidades (‘antisemitas’), varios judíos ricos y ‘filántropos’ forzaron a la corporación Harvard a desvincularse del ensayo en su página de Internet Kennedy School.

Idéntico alcance octópodo del sionismo se manifestó en la clausura de un encuentro en el que se discutía Israel, en el que participó el Profesor de la Universidad de Nueva York, Tony Judt, crítico moderado del Estado de Israel y su Lobby.

Más pernicioso y en algunos aspectos más ilustrativo del rol cultural descaradamente represivo de la Zionist Power Configuration es su poder para impedir la representación de una obra basada en los escritos del trabajador en derechos humanos [ human rights worker ], el americano Rachel Corrie, asesinado en la franja de Gaza en abril del 2003, aplastado por un bulldozer. En Nueva York, Miami y Toronto, las representaciones públicas de “Me llamo Rachel Corrie” [ My Name is Rachel Corrie ] fueron canceladas a la fuerza por amenazas de boicot económico lanzadas por los ‘filántropos’ y ‘mecenas’ locales judíos.

La seriedad de estos actos de obvia censura política y cultural revela la profunda y abierta hostilidad de la ZPC a los mejores ejemplos de solidaridad humanitaria en Estados Unidos, y se integra en la peor clase de violencia israelí.

Ni uno solo de los críticos de izquierdas o progresistas se atrevió a plantear la complicidad del sionismo americano en este atroz ‘crimen de odio’ cometido por un poder extranjero contra un americano que trabajaba por los derechos humanos.

Ningún otro grupo puede respaldar tan exitosamente a los asesinos despiadados de un ciudadano americano con impunidad y anonimato y continuar poseyendo las credenciales de ‘patrones de las artes y la cultura’.

Hasta el día de hoy, 40 años después, la misma muchedumbre defiende o disculpa el deliberado ataque de Israel contra el buque de vigilancia naval norteamericano, el USS Liberty, desarmado y en aguas internacionales, que costó la vida a unos 150 marineros estadounidenses.

Esta panda de ‘Adelantados de Israel’ es enaltecida en sus comunidades aquí, en Estados Unidos, bienvenida en las altas esferas y segura en la prosperidad material de su entorno.

A muchos candidatos altamente cualificados y con excelentes currículos se les niega el acceso a puestos académicos y profesionales o se les amenaza con la pérdida de sus titularidades o con la expulsión, únicamente por criticar a Israel.

Los casos del nombramiento del Profesor Juan Cole en Yale y del Profesor Norman Finkelstein en la Universidad De Paul son los casos más notorios.

El mundialmente famoso académico palestino-americano Edward Said, fue perseguido y calumniado hasta su muerte (reciente) por los perros de ataque del lobby.

Lo que está claro, en la teoría y en la práctica, es que la ZPC incluye a cientos de organizaciones locales y decenas de miles de individuos que se encargan, a nivel local, de la defensa de la política de Israel, su imagen e intereses, pisoteando la libertad constitucional y académica de otros americanos.

Por cada obra prohibida, por cada productor castigado y teatro boicoteado, otros miles de trabajadores e instituciones culturales son intimidados. Interiorizan los códigos de represión impuestos por los sionistas y se auto-censuran.

Se someten a los dictados de la ZPC con relación a lo que se puede y no se puede representar, lo que es ofensivo y lo que no lo es a la ‘sensibilidad judía’ —ese exquisito eufemismo del poder sionista.

Las manifestaciones del autoritarismo cultural sionista se fundamenta a nivel local y está estrechamente ligado a las campañas nacionales de monopolio de la totalidad de la discusión sobre la política estadounidense en Oriente Medio, enfocada especialmente en excluir cualquier tipo de crítica a Israel y al poderoso papel jugado por el lobby sionista.

Este monopolio es muy evidente en cualquier estudio sistemático de las páginas de opinión y editoriales de los medios periodísticos de gran tirada y de los paneles de ‘expertos’ de los programas de radio y televisión.

El papel represivo a nivel cultural e ideológico de la hidra pro-Israel encuentra su expresión quintaesenciada en la gran mayoría de los críticos ‘progresistas’.

Diversos ideólogos ‘marxistas’ y defensores de la ‘paz’ ignoran, completa y deliberadamente, la influencia de la ZPC en el Congreso, en el Ejecutivo y en la vida cultural.

En vez de ello se dedican a criticar insistentemente a Bush, a Cheney, a los republicanos y a los demócratas, sin mencionar entre sus promotores a los cientos de miles de sionistas fanáticos y a los miles de donantes políticos de primer orden.

No es ninguna sorpresa que la Zionist power configuration tenga más poder que cualquier otro grupo de presión [lobby] en Washington: son el único grupo de poder que no tiene oposición, ningún grupo organizado dispuesto a nombrarlos, mucho menos a desafiar y luchar contra la pinza con que estrangulan al Congreso.

Peor aun, algunos de los críticos más influyentes de la guerra en Irak proporcionan una pantalla ideológica al negar el papel dominante de la ZPC y al desviar la atención hacia otros supuestos responsables de la guerra (Big Oil) o hacia actores políticos secundarios, que cumplen las iniciativas del Lobby.

Rearmando a los clientes: Washington y la máquina de guerra de ZPC en movimiento

Los reveses políticos y militares de la política estadounidense-israelí en Oriente Medio durante el periodo 2006-2007 no han mostrado signos de producir una inclinación hacia la diplomacia seria o las negociaciones. Por el contrario, las lecciones aprendidas por Washington y Tel Aviv son las de intensificar la escalada militar de los grupos clientelares y provocar destructivas guerras civiles y étnicas.

En respuesta al fracasado ataque israelí —respaldado por Estados Unidos— al Líbano con el objetivo de destruir a Hezbolá, Washington ha sido implicado en un rearme a gran escala de las milicias drusas, suníes y de la derecha cristiana en Beirut y por todo el norte y centro del Líbano (Guardian, 11/04/2007).

El objetivo es provocar un conflicto armado con Hezbolá que le obligue a mover a sus luchadores de la resistencia [resistance fighters] hacia el norte y debilitar su defensa en la frontera del sur del Líbano.

Una ‘guerra civil’ provocada por Estados Unidos e Israel dividirá —se supone— al ejército libanés y debilitará cualquier papel auxiliar que pudiera jugar en la defensa de los ataques israelíes en la frontera o invasiones. Dado que la violencia está muy extendida, resultado de un conflicto, la aviación israelí, que envía vuelos de reconocimiento diarios, tendría las manos libres para bombardear y destruir cualquier reconstrucción y las defensas de Hezbolá.

El equipamiento estadounidense, con el respaldo de Israel, de una fuerza militar palestina dirigida por el viejo colaborador de la CIA, Mohammed Dahlen, trabajando con el ‘presidente’ Abbas, avanza a gran velocidad, con el entrenamiento de cientos de oficiales en Jordania, pre-seleccionados por funcionarios norteamericanos e israelíes por su lealtad política.

Una fuerza de doce mil mercenarios palestinos, muy bien equipados y pagados por Estados Unidos, está siendo preparada para echar a Hamas del poder, destruir su policía y defensas, dar caza a sus líderes e intimidar a su electorado.

El lobby sionista logró insertar una cláusula extraordinaria en la ayuda militar de Bush a la facción de Abbas en el gobierno palestino.

El lobby consiguió que Israel y Estados Unidos se encarguen de la criba política de todos los reclutas palestinos antes de permitir su viaje a Jordania para el entrenamiento financiado por Estados Unidos.

En defensa del derecho del Estado judío a supervisar la ayuda militar estadounidense, el Lobby argumentó que la cláusula era necesaria debido a los ‘miedos’ israelíes, esto es, los ‘intereses’ en retener Palestina como colonia vigilada por una policía de mercenarios palestinos inspeccionada por Israel ( Adam Entous, Reuters News Service, citado en el Daily Alert, 29/3/2007 ).

Una Palestina destruida por una ‘contienda civil’ provocada por Estados Unidos e Israel no se encontrará en posición de negociar ningún acuerdo de paz que haga retroceder a Israel a las fronteras anteriores al conflicto de 1967. La idea es establecer un Estado policial pro-americano dirigido por palestinos dentro de los límites territoriales dictados por Israel.

La tercera área de militarización incluye el norte de Irak, donde Estados Unidos e Israel han financiado la formación de un ejército kurdo. Apoyan políticamente a los separatistas kurdos, los cuales, a efectos prácticos, operan como un Estado independiente.

Según el artículo de Laura Rozen: “Kurdistán: canales encubiertos” [ “Kurdistan: Covert Back Channels” ], publicado en Mother Jones (12/4/2007), tanto Estados Unidos como Israel apoyan el clientelaje de unos serviciales kurdos en la trama para desmembrar Irak, empobrecer Bagdad y hacer de Irbil su capital.

En junio del 2004, el alto funcionario Paul Bremer ‘transfirió’ 1.400 millones de dólares americanos del petróleo iraquí a los fondos de alimentación para los kurdos.

El entrenamiento antiterrorista de las fuerzas de seguridad kurdas es utilizado por los escuadrones de la muerte kurdos dirigidos por Estados Unidos en el norte de Irak y otros lugares. Seymour Hersh señaló en el New Yorker (junio/2004) que los comandos kurdos entrenados por Israel se infiltran en Irán y Siria.

Según Rozen, el alto mando del Mossad, Eliezer Geizi Tsafrir en Irbil, la ‘capital’ del Kurdistán Iraquí, estableció un servicio de inteligencia kurdo para el señor de la guerra Mustafa Barzani; este, conocido como el líder mercenario ‘alquile-un-kurdo’, sirvió a la CIA, al antiguo Shah de Irán y a todo aquel dispuesto a pagarle.

Los kurdos proporcionan el grueso de lo que el general David Petraeus ha denominado ‘tropas iraquíes de confianza’, las que colaboran con las fuerzas de ocupación coloniales de Estados Unidos.

Estas tropas han conseguido infiltrarse en diversos grupos de la resistencia iraquí y fomentan el conflicto étnico-religioso.

Son responsables de los masivos desalojos forzados de árabes iraquíes, turcos y asirios cristianos de Kirkuk y otras ciudades y localidades multi-étnicas del norte, repoblándolas con kurdos.

Los líderes kurdos del norte de Irak han provisto de bases y armas a grupos pro-estadounidenses que operan en Irán, Siria y Turquía, aunque respecto a este último caso no hay aprobación formal de Estados Unidos.

Los kurdos sirven de guías y comandos a las fuerzas especiales norteamericanas en misiones de asesinato en Irán. Los kurdos del norte de Irak han recibido instrucciones de incitar movimientos regionales ‘separatistas’ en Irán.

Con un fuerte respaldo de Estados Unidos, los kurdos han tomado el control de los ricos pozos petrolíferos de Kirkuk y lugares adyacentes, han firmado contratos con empresas del petróleo estadounidenses y europeas, privatizando de facto las empresas públicas iraquíes.

Los kurdos juegan un papel vital en la estrategia norteamericano-israelí de desmembramiento de Irak en una multiplicidad de entidades mini-clientes divididas en identidades étnico-religiosas de carácter sectario sin ninguna influencia en la región e incapaces de acabar derrotando a las fuerzas estadounidenses, establecidas por todo el país en bases militares pensadas para un largo espacio de tiempo.

En el cuerno de África, Estados Unidos ha armado y dirigido al régimen etíope, su cliente, para restaurar en el poder al ‘Régimen de Transición’, otrora totalmente desacreditado, en Mogadiscio, matando a más de mil civiles somalíes y forzando el desplazamiento de más de 300.000 civiles en el periodo de abril-mayo del 2007.

Las fuerzas mercenarias etíopes destruyeron bienes por valor de 1.500 millones de dólares, con el asesoramiento de oficiales de las fuerzas especiales norteamericanas y asesores israelíes en contra-insurgencia.

Una vez más, la política estadounidense está enfocada tanto en la destrucción de un país islámico como en la derrota de un adversario político potencial: los Consejos Islámicos [Islamic Court Councils].

Ciertamente, la política de confiar en un odiado dictador etíope para invadir y ocupar Somalia no tiene posibilidad de crear un régimen cliente viable.

La tendencia de Washington a recurrir rápidamente a la escalada militar es el efecto de las recientes derrotas y es una preparación para los bombardeos a gran escala y los ataques terrestres de tropas mercenarias contra Irán. Es en este punto donde el papel de la ZPC es clave, en la política y en la propaganda.

Mientras se continúe debatiendo si la última oleada de la escalada militar estadounidense es el ‘grito agonizante’ de un imperio desesperado, un cálculo irracional y erróneo de civiles militaristas que persiguen una victoria militar para levantar el flaqueante ánimo de los apoyos en casa o una continuación de las políticas imperiales tradicionales en la región, de lo que no cabe duda es de que el principal soporte en casa de la estrategia de intensificación de la escalada es la ZPC.

Ninguna otra fuerza político-económica organizada apoya sistemáticamente todos los esfuerzos militares norteamericanos en todas las zonas de conflicto. Ningún otro grupo respalda la acción militar estadounidense en países donde casi no hay o no hay nada de petróleo.

Ningún otro grupo ignora absolutamente la ‘excesiva dispersión’ del ejército norteamericano, la sobreextensión de las fuerzas militares estadounidenses en Oriente Medio y el Cuerno de África a costa de proporcionar defensa militar de otras regiones imperiales estratégicas.

Únicamente la ZPC, de todos los teóricamente posibles ‘grupos interesados’ ha puesto a todos los países —islámicos o seculares— críticos de Israel en la lista de los objetivos militares norteamericanos.

Únicamente la ZPC ha orquestado una legislación capaz de bloquear unas inversiones lucrativas en los mercados árabes a instituciones financieras norteamericanas, fondos de pensión y empresas de gas y petróleo.

Ninguna compañía petrolífera se ha visto favorecida o beneficiada por una legislación restrictiva respecto a Irán escrita por AIPAC, patrocinada por el congresista sionista Tom Lantos y aprobada por un Congreso dominado por por los ‘lobbies’ sionistas —la sopa de letras de las organizaciones— cuya principal razón para existir es promover el poder del Estado de Israel.

Todas las grandes compañías en Europa y Asia se oponen a la postura estadounidense de confrontación contra Irán. Como señala el Financial Times: “Las empresas petrolíferas más grandes de Europa tienen planes de inversión en Irán de miles de millones, pero las sanciones de Estados Unidos significan la renuencia a seguir adelante” (Financial Times, 10/5/2007).

Los supuestos lobbies judíos ‘alternativos’, que dicen hablar en nombre de los judíos críticos de Israel, mantienen que el AIPAC es únicamente ‘uno de los muchos factores’ que influyen en las decisiones políticas de Estados Unidos, en un ‘complejo mosaico de circunstancias cambiantes’.

Sirviéndose del argumento de las ‘complejidades’ y metiendo en el mismo saco a la ZPC y a ‘numerosos grupos’, restan importancia o borran el papel esencial de las fuerzas pro-Israel y se unen a sus hermanos de la línea correcta, tachando de ‘antisemitas’ a aquellos escritores que colocan a la ZPC en el centro de sus análisis de la política estadounidense en los países árabes y musulmanes.

Los liberales sionistas tienen un impacto desastroso en el movimiento pacifista, desviando su atención lejos de los factores primordiales de la política militar estadounidense y dando así a la ZPC un terreno indiscutible y abierto para continuar su dominio de la política norteamericana en Oriente Medio.

El lobby liberal judío ignora voluntariamente los intereses geopolíticos de Israel, la confianza depositada por Israel en las medidas militares antes que en la diplomacia, su carrera hacia la limpieza étnica y la influencia de la ZPC en la política estadounidense, dictando los métodos y las estrategias a seguir por Estados Unidos. Deliberadamente, continuamente, ignoran la oposición de las grandes compañías de petróleo a las sanciones contra Irán.

Conclusión 

Desde el 11-S hasta hoy, la configuración de poder pro-israelí ha ampliado su definición de las ‘áreas de interés para Israel’, y por tanto las cuestiones en las que deberá intervenir, estrechando así los parámetros de discusión y decisión política en los Estados Unidos.

Al definir los límites de acción del presidente y del Congreso en cuestiones relacionadas con Israel, la ZPC influye hoy en las políticas norteamericanas en todo Oriente Medio. Actualmente, las cuestiones de guerra y paz, los acuerdos de comercio e inversión de compañías petrolíferas norteamericanas, europeas y asiáticas, los bancos en Oriente Medio, las ventas de armas multi-billonarias a Arabia Saudí, todos están sujetos al escrutinio y veto de la ZPC.

La nueva ‘amplia definición’ de lo que afecta a Israel incluye el respaldo del Lobby a la trituración de las restricciones constitucionales de los poderes de guerra de Bush. Según los ideólogos sionistas, desatar el autoritarismo presidencial al servicio del extremismo israelí no es un vicio.

El concepto que posee el lobby de ‘lo relacionado con Israel’ —su luz y guía en la intervención en la política estadounidense— ha ido dilatándose, paralelamente a la extensión de los intereses israelíes.

Durante los años a 40 y 50, el objetivo fundamental del Lobby fue asegurar el apoyo diplomático de Estados Unidos para la limpieza étnica en Palestina. El centro de las áreas de ‘interés para Israel’ se extendió a las guerras de Israel con Egipto y Siria en los 60 y 70; con Líbano e Irak durante los 80 y 90; con Irak e Irán en la presente década.

La extensión de la intervención del Lobby en la política estadounidense en Oriente Medio es un espejo de las crecientes aspiraciones regionales de Israel.

Pero tanto para Israel como para los transmisores del Lobby, Israel no está únicamente ‘interesado’ en la expansión regional, sino en la ayuda económica y militar y en las ventas —es decir, quién determina qué bienes militares pueden vender los Estados Unidos a los países árabes así como la alta tecnología militar que debería proporcionar al segundo vendedor de armas del mundo, Israel (también competidor de Estados Unidos en exportación de armas).

‘Lo relacionado con Israel’ implica al Lobby a la hora de intervenir y determinar el voto estadounidense en las Naciones Unidas, qué presiones ejercerá en la Unión Europea y en el Consejo de Seguridad, cómo la Casa Blanca debería reaccionar a las propuestas de paz de sus clientes en los Estados del Golfo.

Como señala correctamente Jeff Blankfort: todos los presidentes norteamericanos desde Richard Nixon han intentado presionar a Israel para que se retire de los territorios ocupados en 1967.

Con la excepción de Jimmy Carter, que forzó la retirada del Sinaí, Israel ha logrado presionar al Lobby para movilizar al Congreso y poner fin a esos esfuerzos presidenciales.

Hoy los ‘Adelantados de Israel’ no tienen que movilizar al Congreso Demócrata: están programados para trabajar automáticamente por Israel, como sucede con el presidente de los Estados Unidos. Como dijera el otrora Primer Ministro Ariel Sharon: “Le decimos [a Bush] lo que tiene que hacer y lo hace”.

El marcador de la ZPC bajo la presidencia de Bush y la mayoría demócrata en el Congreso es de 10 para el lobby de Israel y 0 (cero) para el pueblo americano. Los 10 puntos dan cuenta de lo siguiente:

– No a las limitaciones en la agenda militar del presidente contra Irán.

– No al fin de las sanciones contra Palestina.

– No a la venta de armas a Arabia Saudí sin la aprobación de Israel

– No a la retirada de Irak.

– No al acuerdo de ‘paz por territorios’ para poner fin a la colonización israelí de Palestina.

– No al fin de la escalada de tropas en Irak.

– No al fin del poder del Lobby en la agenda política para Oriente Medio.

– No al fin del espionaje israelí en los Estados Unidos (a esto se lo llama incluso ‘libertad de expresión’).

– No al fin de la censura de la cultura y de los trabajos intelectuales críticos con Israel y no al fin del acoso continuo a los musulmanes.

– Continuar siendo el juez y jurado indiscutido en esos concursos de belleza de los candidatos presidenciales estadounidenses.

– No al fin del silencio y encubrimiento del movimiento pacifista del poder del Lobby en la política para y en Oriente Medio.

Último libro de James Petras: The Power of Israel in the United States (Clarity Press: Atlanta, 2006). Su próximo libro: Rulers and Ruled (Bankers, Zionists and Militants (Clarity Press, Atlanta).

Notas y explicaciones:

Se mantiene en la traducción el término lobby, que significa “grupo de presión”, puesto que hoy la expresión parece formar parte del léxico común en materia de política internacional; se traducirán otras expresiones, dejando el original entre corchetes. El estilo de Petras es como periodístico, muy ‘compacto’ y nada literario (abundan, p. ej., los coloquialismos), por lo que la traducción no puede ser extrictamente literal. Las siglas se dejan como en el original (una vez traducidas la primera vez). [Nota del traductor]

2 Big Oil es un término usado para describir el poder individual y colectivo de los manufactureros más importantes de petróleo y gasolina, así como su influencia en la política, particularmente en Estados Unidos. Las compañías que suelen ser incluidas en Big Oil son: ExxonMobil, Chevron Corporation, BP, Royal Dutch Shell y ConocoPhillips. [Nota del traductor]

3 ‘The Forbes 400’ es una lista anual, publicada por la revista Forbes, de los 400 americanos más ricos. En el 2006, su riqueza alcanzaba la bestial cifra de 1,25 trillones (1 trillón = 1.000.000.000.000) de dólares, y todos los miembros de eran billonarios (poseedores de al menos mil millones). [Nota del traductor]

4 Zioncon: conservador-sionista. [Nota del traductor]

5 American Israel Public Affairs Committee (AIPAC): grupo americano de presión en el Congreso USA, en favor del mantenimiento de relaciones estrechas USA-Israel. [Nota del traductor]

6 Cf. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=50937 [Nota del traductor]

7 Zionlib: liberal-sionista. [Nota del traductor]

8 La “Primera Enmienda” a la Constitución de los USA es parte de la Declaración de Derechos [Bill of rights]. Básicamente protege la libertad de expresión y reunión. [Nota del traductor]
James Petras
James Petras es profesor emérito de sociología en la universidad de Binghamton (New York). Intelectual emblemático de la izquierda estadounidense, es autor de numerosas obras. James Petras es miembro de la conferencia «antiimperialista» Axis for Peace que organiza la Red Voltaire.
Los artículos de esta autora o autor
Enviar un mensaje

Traducido para Laberinto por José Luis Bellón, profesor de la Universidad de Ostrava. Laberintohttp://laberinto.uma.es


La privatización del planeta: ¿Un mundo demasiado grande para caer?


La privatización del planeta:

¿Un mundo demasiado grande para caer?

Mientras el grueso de la población se mantenga pasiva, apática, entregada al consumismo o al odio contra los vulnerables, los poderosos del mundo podrán seguir haciendo lo que les plazca, y a los que sobrevivan a eso no les quedará sino contemplar el catastrófico resultado.
Noam Chomsky | Sin permiso | 25-4-2011 a las 18:28 | 359 lecturas | 1 comentario
www.kaosenlared.net/noticia/privatizacion-planeta-mundo-demasiado-grande-para-caer

El levantamiento democrático en el mundo árabe ha sido un espectacular ejercicio de coraje, dedicación y compromiso de las fuerzas populares que ha venido fortuitamente a coincidir con una notable rebelión de decenas de millares de personas a favor del pueblo trabajador y de la democracia en Madison, Wisconsin, y otras ciudades norteamericanas.

Hay que decir, empero, que si las trayectorias de las revueltas en El Cairo y en Madison llegaron a intersectar, estaban aproadas en sentido opuesto: mientras en El Cairo se encaminaban a la conquista de derechos elementales negados por la dictadura, en Madison apuntaban a la defensa de derechos que habían sido conquistados con largas y duras luchas y que ahora están sometidos a un desapoderado asalto.

Uno y otro caso son un microcosmos de tendencias presentes en la sociedad global que siguen una variedad de cursos. La cosa no ofrece duda: tendrán consecuencias de largo alcance.

Tanto lo que ahora mismo está aconteciendo en el decadente corazón industrial del país más rico y poderoso de la historia humana, como lo que está pasando en lo que el presidente Dwight Eisenhower llamó “el área estratégicamente más importante del mundo” (“una estupenda fuente de poder estratégico” y “probablemente el mayor premio económico del mundo en el campo de la inversión extranjera”, en palabras del Departamento de Estado de los años 40, un premio que los EEUU trataron de reservarse en exclusiva, para sí propios y para sus aliados, en el incipiente Nuevo Orden Mundial de la época).

A despecho de todos los cambios habidos desde entonces, se puede razonabilísimamente suponer que los actuales decisores políticos mantienen básicamente su adhesión al juicio del influyente asesor del presidente Franklin Delano Roosevelt, A.A. Berle, según el cual ese control de las incomparables reservas energéticas del Oriente Próximo traería consigo “un control substancial del mundo”.

Y análogamente y por contraste, que la pérdida de ese control amenazaría el proyecto de dominación global claramente articulado durante la II Guerra Mundial y persistentemente mantenido aun frente a los decisivos cambios experimentados por el mundo desde entonces.

Desde que rompió la Guerra en 1939, Washington anticipó que ésta terminaría con los EEUU en una posición de supremacía.

Funcionarios de alto nivel del Departamento de Estado y especialistas en política exterior se reunieron repetidamente durante la Guerra a fin de diseñar planes para el mundo de postguerra.

Perfilaron una “Gran Área” que los EEUU tenían que dominar, y que incluía el Hemisferio Occidental, el Extremo Oriente y el antiguo Imperio Británico, con sus recursos energéticos del Oriente Próximo.

Cuando Rusia comenzó a demoler los ejércitos nazis luego de la batalla de Stalingrado, los objetivos de la Gran Área comenzaron a extenderse hasta abarcar la mayor zona posible de Eurasia, y al menos su núcleo económico en Europa Occidental.

Dentro de la Gran Área, los EEUU mantendrían un “poder indiscutible”, con “supremacía militar y económica”, al tiempo que se asegurarían de “limitar el ejercicio de la soberanía” de los estados capaces de interferir en los propósitos globales estadounidenses.

Los circunstanciados planes del tiempo de guerra no tardaron en ponerse por obra.

Siempre se reconoció que Europa podría optar por un curso independiente.

La OTAN se concibió en parte para contrarrestar la amenaza de esa independencia. No bien se disolvió en 1989 el pretexto oficial que había dado lugar a la OTAN, la OTAN se expandió hacia el este, en flagrante violación de las promesas verbales hechas al dirigente soviético Mijail Gorbachov.

Desde entonces, se ha convertido en una fuerza de intervención manejada por los EEUU.

El amplísimo radio de acción que se arroga lo expresó bien el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, al informar en una conferencia de la organización que “las tropas de la OTAN tienen que vigilar los oleoductos que transportan petróleo y gas en dirección a Occidente”, y más en general, proteger las rutas navales utilizadas por los cargueros y otras “infraestructuras cruciales” del sistema energético.

Las doctrinas de la Gran Área dan manifiesta licencia para la intervención militar arbitraria.

Eso quedó patentemente sentado bajo la administración Clinton, que proclamó el derecho de los EEUU a servirse de la fuerza militar para garantizar el “acceso irrestricto a mercados clave, suministros energéticos y recursos estratégicos”, y urgió a mantener “desplegadas hacia Europa y Asia enormes fuerzas militares, “a fin de modelar las opiniones de la gente sobre nosotros” y de “modelar los acontecimientos que afecten a las probabilidades de nuestra seguridad”.

Idénticos principios rigieron la invasión de Irak. A medida que se ha ido haciendo evidente la incapacidad de los EEUU para imponer su voluntad en Irak, los objetivos reales de la invasión no pueden seguir camuflándose tras una retórica encandilante.

En noviembre de 2007, la Casa Blanca emitió una Declaración de Principios exigiendo que las fuerzas estadounidenses se mantuvieran indefinidamente en Irak y ligando la suerte de ese país al privilegio de inversores norteamericanos.

Dos meses después, el presidente Bush informaba al Congreso de que vetaría la legislación que pudiera poner límites al permanente estacionamiento de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Irak o “al control, por parte de los EEUU, de los recursos petrolíferos de Irak”: unas exigencias que los EEUU tuvieron que abandonar, a la vista de la resistencia iraquí.

En Túnez y Egipto, los recientes levantamientos populares han ganado imponentes batallas, pero, como informaba el Carnegie Endowment, aunque los nombres han cambiado, los regímenes permanecen: “Un cambio en las elites dominantes y en el sistema de dominación es todavía una meta lejana”.

El informe analiza los obstáculos internos atravesados en el camino de la democracia, pero ignora los exteriores, que, como siempre, son significativos.

Los EEUU y sus aliados occidentales están resueltos a hacer todo lo que puedan para prevenir una auténtica democracia en el mundo árabe.

Para entender por qué, basta echar una ojeada a las encuestas de opinión realizadas en el mundo árabe por las agencias norteamericanas de sondeos.

Aunque se ha hecho poca publicidad de sus resultados, no por eso dejan de ser conocidos por los planificadores estadounidenses.

Revelan que mayorías abrumadoras de árabes ven a los EEUU y a Israel como las mayores amenazas a que se enfrentan: así ven a los EEUU el 90% de los egipcios, y en el conjunto de la región, un 75% de los encuestados.

Algunos árabes ven como amenaza a Irán: un 10%. La oposición a la política de los EEUU es tan fuerte, que una mayoría cree que la seguridad mejoraría si Irán dispusiera de armamento nuclear (eso cree, por ejemplo, el 80& de los egipcios). Otros cuadros de opinión arrojan resultados semejantes.

Si la opinión pública pudiera influir en las decisiones, los EEUU no sólo no podrían controlar la región, sino que serían expulsados de ella junto con todos sus aliados, lo que socavaría los principios fundamentales de la dominación global.

La mano invisible del poder

El apoyo a la democracia es la provincia de los ideólogos y los propagandistas del sistema. En el mundo real, el asco que por la democracia siente la elite es la norma.

Son abrumadoras las pruebas de que la democracia sólo es apoyada mientras pueda contribuir a objetivos sociales y económicos, una conclusión a la que reluctantemente llegan los académicos más serios.

El desprecio de la elite por la democracia se reveló espectacularmente en la reacción a las filtraciones de WikiLeaks.

Las que mayor atención recibieron, con comentarios rayanos en la euforia, fueron los cables en los que se informaba del apoyo de los árabes a la posición de los EEUU frente a Irán. La referencia, claro, era a los dictadores árabes.

Las actitudes de la opinión pública ni siquiera recibían mención.

El principio rector fue claramente sentado por el especialista del  Carnegie Endowmentpara Oriente Próximo, Marwan Muasher, un ex alto funcionario del estado jordano: “Nada va mal, todo está bajo control”. En suma: si los dictadores nos apoyan, ¿qué tendría que preocuparnos?.

La doctrina Muasher es racional y venerable. Para reducirnos a un solo caso hoy particularmente pertinente, en un debate interno habido en 1958 el presidente Eisenhower manifestó su preocupación por la “campaña de odio” contra nosotros librada en el mundo árabe, no por los gobiernos, sino por las poblaciones.

El Consejo Nacional de Seguridad (NSC, por sus siglas en inglés) explicó que en el mundo árabe se tenía la percepción de que los EEUU apoyaban a los dictadores árabes y bloqueaban la democracia y el desarrollo para asegurarse el control de los recursos de la región.

Por lo demás, esa percepción es básicamente correcta, concluía el NSC, y eso es lo que tenemos que hacer, secundar la doctrina Muasher. Estudios realizados por el Pentágono luego del 11 de septiembre confirmaron que lo mismo vale para hoy.

Es normal que los vencedores arrojen la historia al basurero, mientras las víctimas se la toman muy en serio. Unas breves observaciones sobre este importante asunto acaso resulten aquí de utilidad.

No es la primera vez que Egipto y los EEUU se enfrentan a problemas similares y se mueven en direcciones opuestas. Ya ocurrió también a comienzos del siglo XIX.

Los historiadores económicos suelen sostener que Egipto estaba bien situado para emprender un rápido crecimiento económico al mismo tiempo que los EEUU.

Ambos países disponían de una rica agricultura, incluido el algodón, combustible de la primera revolución industrial: pero, a diferencia de Egipto, los EEUU tenían que desarrollar la producción de algodón y una fuerza de trabajo mediante la conquista, el exterminio y la esclavitud, con consecuencias que resultan evidentes todavía hoy en las reservas para supervivientes y en las cárceles que han proliferado rápidamente desde los tiempos de Reagan para albergar a la población que la desindustrialización neoliberal hizo sobrera.

Una diferencia fundamental fue que los EEUU lograron su independencia, lo que les dio libertad para ignorar las prescripciones de la teoría económica, impartidas en la época por Adam Smith en unos términos parecidos a los que ahora se predican para las sociedades en vías de desarrollo.

Smith urgió a las colonias emancipadas a producir materias primas para la exportación e importar, en cambio, superiores manufacturas británicas, y desde luego, a no tratar de monopolizar bienes cruciales, singularmente el algodón.

Cualquier otra senda, advirtió Smith, “lejos de acelerar, retrasaría el ulterior incremento del valor de su producción anual, y lejos de promover, obstruiría el progreso de su país hacia una riqueza y una grandeza reales”.

Lograda su independencia, las colonias fueron libres para ignorar este consejo y emprender, en cambio, el curso seguido por Inglaterra, el curso, esto es, de un estado independiente capaz de promover públicamente su propio desarrollo con elevadas tarifas arancelarias pensadas para proteger a su industria de las exportaciones británicas –por lo pronto, los textiles; luego, el acero y otros productos— y para poner por obra muchos otros mecanismos aceleradores del desarrollo industrial.

La República independiente buscó hacerse también con el monopolio del algodón, a fin de “poner a todas las demás naciones a nuestros pies”, señaladamente al enemigo británico, como no se privaron de declarar los presidentes jacksonianos al conquistar Texas y la mitad de México.

En el posible camino análogo de Egipto se atravesó, empero, la potencia británica. Lord Palmerston declaró que “ninguna idea de equidad puede ser obstáculo en el discurrir de intereses tan grandes y supremos” como los británicos en su afán de preservar su hegemonía económica y política.

Lo declaró expresando, de pasada, su “odio” hacia el “bárbaro ignorante” de Muhammed Ali, que se había avilantado a proponer un curso independiente, y desplegando la flota y el poder financiero británicos para poner fin a la lucha de Egipto por la independencia y el desarrollo económico.

Luego de la II Guerra Mundial, cuando los EEUU desplazaron a Gran Bretaña de la hegemonía global, Washington adoptó la misma posición, dejando claro que los EEUU no proporcionarían la menor ayuda a Egipto, a menos que acatara las normas usaderas para los débiles, normas, dicho sea de paso, que los EEUU siguieron violando, imponiendo elevados aranceles al algodón egipcio y causando una debilitadora escasez de dólares.

La interpretación habitual de los principios del mercado.

Difícilmente sorprenderá, pues, que la “campaña de odio” contra los EEUU que preocupaba a Eisenhower se base en la percepción de que los EEUU apoyan a dictadores y bloquean la democracia y el desarrollo, como hacen también sus aliados.

Ha de añadirse en defensa de Adam Smith que sí se percató claramente de lo que ocurriría si Gran Bretaña seguí las reglas de la teoría económica al uso, que ahora llamamos “neoliberalismo”.

Alertó de que si las industriales, los comerciantes y los inversores británicos se abrían al mundo, podrían sacar beneficios, pero Inglaterra sufriría.

Pero sintió que se dejarían guiar por un sesgo nacional, como si por una mano invisible a Inglaterra no le estuvieran reservados los desquites de la racionalidad económica.

El paso es difícil de olvidar. Es la única vez en que aparece la célebre frase de la “mano invisible” en toda la  Riqueza de las naciones.

El otro fundador de la economía clásica, David Ricardo, sacó parecidas conclusiones, en la esperanza de que el sesgo nacional llevaría a los hombres de propiedad a “contentarse con las baja tasas de beneficio en su propio país, antes que a buscar un empleo más ventajoso de su riqueza en las naciones extranjeras”; sentimientos., éstos, que, añadía, “lamentaría ver debilitados”.

Predicciones aparte, los instintos de los economistas clásicos rebosaban de buen sentido.

Las “amenazas” iraní y china

El levantamiento por la democracia en el mundo árabe se compara a veces con el registrado en la Europa del este en 1989, pero con razones harto dudosas.

En 1989, el levantamiento democrático fue tolerado por los rusos, y apoyado por las potencias occidentales conforme la doctrina asadera: se acomodaba patentemente a los objetivos económicos y estratégicos, lo que hizo de él un logro nobilísimo, honrado por doquiera, a diferencia de las luchas que paralelamente se desarrollaban en América Central por la “defensa de los derechos fundamentales del pueblo”, en palabras del Arzobispo de El Salvador, uno de los centenares de miles de víctimas de las fuerzas militares armadas y entrenadas en Washington.

No había Nunkun Gorbachov en Occidente durante esos horrendos años, y sigue sin haberlo.

Y las potencias occidentales siguen siendo hostiles a la democracia en el mundo árabe por muy buenas razones.

Las doctrinas de la Gran Área siguen aplicándose a las crisis y a las confrontaciones de nuestros días.

En los círculos occidentales de toma de decisiones políticas, lo mismo que entre los comentaristas políticos, se considera que, por lo mismo que la amenaza iraní representaría el mayor peligro para el orden mundial, la política exterior de los EEUU debería centrarse primordialmente allí, dejando a la política exterior europea el papel de las educadas negociaciones diplomáticas.

Ahora bien; ¿en qué consiste exactamente la amenaza iraní? El Pentágono y los servicios de inteligencia estadounidenses nos proporcionan una autorizada respuesta.

En sus informes del año pasado sobre la seguridad global, dejaron claro que la amenaza no es de naturaleza militar.

El gasto militar iraní es “relativamente bajo en comparación con el resto de la región”, concluían.

Su doctrina militar es estrictamente “defensiva, concebida para frenar una posible invasión y forzar a una solución diplomática de las hostilidades”.

Irán sólo tiene “una capacidad limitada de proyectar su fuerza más allá de sus fronteras”. Respecto de la opción nuclear, “el programa nuclear de Irán, y su disposición a mantener abierta la posibilidad de desarrollar armamento nuclear, es una parte central de su estrategia de disuasión”. Hasta aquí las citas.

El brutal régimen clerical iraní, la cosa no ofrece duda, representa una amenaza para su propio pueblo, pero difícilmente puede decirse que sobrepasa en esta materia a los aliados de los EEUU. Mas la amenaza radica en otra parte, y es, en efecto, ominosa.

Un elemento de ella es la capacidad potencial iraní para la disuasión, un ilegítimo ejercicio de soberanía que podría interferir en la libertad de acción de los EEUU en la región.

Resulta manifiestamente obvio porqué Irán busca construir una capacidad disuasoria: para explicarlo, basta echar un vistazo a la distribución de bases militares y fuerzas nucleares en la región.

Hace siete años, el historiador militar israelí Martin van Creveld escribió que “el mundo ha sido testigo de cómo los EEUU han atacado a Irak, según ha terminado por verse, sin la menor razón para ello.

Si los iraníes no trataran de construir armamento nuclear, estarían locos de remate”, sobre todo hallándose, como se hallan, bajo constante amenaza de ataque en violación de la Carta de NNUU. Que terminen construyéndolo o no, es una cuestión sin responder, pero quizá sí.

Ello es que la amenaza iraní va más allá de la capacidad disuasoria.

También busca expandir su influencia en los países vecinos, subrayan el Pentágono y los servicios estadounidenses de inteligencia, y así, “desestabilizar” la región, como se dice en la jerga técnica del discurso de la política exterior: la invasión y ocupación militar norteamericanas de los vecinos de Irán es “estabilización”; los esfuerzos de Irán por extender hacia ellos su influencia, algo de todo punto ilegítimo.

Esos usos lingüísticos se han hecho rutinarios.

Así, el prominente experto en política exterior James Chace usaba propiamente el término “estabilidad” en su sentido técnico, cuando explicaba que, para lograr “estabilidad” en Chile, era necesario “desestabilizar” el país derrocando al gobierno electo de Salvador Allende e instalando la dictadura del general Augusto Pinochet.

Hay otras preocupaciones suscitadas por Irán dignas de ser exploradas, pero tal vez baste lo dicho para ilustrar los principios rectores y el estatus de que gozan en la cultura imperial.

Como subrayaron en su día los planificadores de Franklin Delano Roosevelt en el alba del sistema mundial contemporáneo, los EEUU no pueden tolerar “ningún ejercicio de la soberanía” que interfiera en sus propósitos globales.

Los EEUU y Europa van a la una en punto a castigar a Irán por su amenaza a la estabilidad, pero resulta útil recordar lo aislados que están.

Los países no alineados han apoyado vigorosamente el derecho de Irán a enriquecer el uranio. En la región, la opinión pública árabe es todavía más favorable al desarrollo de armas nucleares por Irán.

La mayor potencia regional, Turquía, votó contra las últimas sanciones propiciadas por EEUU en el Consejo de Seguridad, y lo hizo junto a Brasil, el país más admirado en el Sur.

Su desobediencia fue drásticamente censurada, y no por vez primera: Turquía fue ya agriamente condena en 2003, cuando su gobierno secundó la voluntad del 95% de su población y se negó a participar en la invasión de Irak, demostrando así su débil noción de “democracia” el estilo occidental.

Luego de su fechoría en el Consejo de Seguridad el año pasado, Turquía fue amonestada por el jefe de la diplomacia de Obama en los asuntos europeos, Philip Gordon: tenía que “demostrar su compromiso como socio de Occidente”.

Un académico que trabaja para el Consejo de Relaciones Exteriores se preguntaba: “¿Cómo mantener a los turcos en el sendero que les toca?”. Pues obedeciendo órdenes, como buenos demócratas.

El Brasil de Lula fue amonestado en un editorial del  New York Times: sus esfuerzos conjuntos con Turquía para abrir una solución el problema del uranio enriquecido fuera del marco establecido por la potencia estadounidense era una “tacha en el legado del dirigente brasileño”. En una palabra: haced lo que os decimos, a ver si no.

Una interesante luz lateral, finalmente apagada, la ofrece el hecho de que la negociación Irán-Turquía-Brasil gozó de la previa aprobación de Obama, presumiblemente en la idea de que fracasaría, suministrando, así, una nueva arma contra Irán.

Cuando culminó con éxito, la aprobación trocó en censura, y Washington se aprestó a imponer a trancas y barrancas una resolución del Consejo de Seguridad que al final resultó tan débil, que hasta China la suscribió: ahora se la castiga por atenerse a la letra de esa resolución, en vez de secundar las directrices unilaterales de Washington.

Aunque los EEUU pueden tolerar la desobediencia turca, aun si con desaliento, China resulta harto más difícil de ignorar.

La prensa alerta de que “los inversores y los comerciantes chinos están llenando ahora un vacío en Irán, en la medida en que las empresas de muchas otras naciones, señaladamente europeas, se van: preocupa especialmente la expansión de su papel dominante en las industrias energéticas iraníes. Washington está reaccionando con un punto de desesperación.

El Departamento de Estado advirtió a China de que si desea ser aceptada en la comunidad internacional –un término técnico para referirse a los EEUU a quienquiera que esté de acuerdo con ellos—, no puede “mantenerse al margen y evadirse de las responsabilidades internacionales, [que] están bien claras”, y es a saber: secunda las órdenes de los EEUU. Es muy poco probable que eso causara la menor impresión en China.

Hay mucha preocupación también con la creciente amenaza militar china.

Un estudio reciente del Pentágono alertaba de que el presupuesto militar chino se acerca a “un quinto del gasto del Pentágono en operaciones bélicas en Irak y Afganistán”, a su vez una fracción del presupuesto militar estadounidense, huelga decirlo.

La expansión de las fuerzas militares chinas podría “cegar la capacidad de los barcos de guerra norteamericanos para operar en aguas internacionales fuera de sus costas”, añadía elNew York Times.

Fuera de las costas de China, claro está; nadie ha propuesto todavía que los EEUU eliminen las fuerzas militares que cierran el Caribe a los barcos de guerra chinos.

La incapacidad china para entender las reglas de la civilidad internacional queda ulteriormente ilustrada con sus objeciones a los planes para que el portaviones nuclear George Washington se sume a los ejercicios navales desarrollados a unas pocas millas de la costa china, supuestamente con capacidad para bombardear Beijing.

En cambio, Occidente comprende cabalmente que esas operaciones estadounidenses se emprende, todas, para defender la estabilidad y su propia seguridad.

El periódico liberal de izquierda  New Republic  expresa su preocupación por que “China envía diez barcos de guerra a aguas internacionales, justo ante la isla japonesa de Okinawa”.

Es una provocación, a diferencia del hecho, que ni se molesta en mencionar, de que Washington haya convertido la isla en una gran base militar, desafiando las vehementes protestas de la población de Okinawa: eso no es una provocación, conforme al usadero principio de que nosotros somos los propietarios del mundo.

Dejando de lado la arraigadísima doctrina imperial, hay buenas razones para que los vecinos de China se preocupen por el creciente poder militar y comercial de ésta.

Y aunque la opinión pública árabe apoya un posible programa iraní de armas nucleares, nosotros, desde luego, no deberíamos hacerlo. La bibliografía especializada en política internacional está llena de propuestas para evitar esa amenaza.

Una muy obvia rara vez merece discusión: trabajar a favor del establecimiento de una Zona Libre de Armas Nucleares (ZLAN) ne la región.

La propuesta, una vez más, nació en la conferencia del Tratado de No Proliferación (TNP) celebrada en el cuartel general de las Naciones Unidas el pasado mes de mayo. Egipto, en su calidad de presidente de las 118 naciones que componen el Movimiento de No Alineados, hizo un llamamiento para comenzar negociaciones para una ZLAN en Oriente Próximo, como había sido acordado, también por Occidente –incluidos los EEUU—, en la conferencia del TNP de 1995.

El apoyo internacional a esta propuesta es tan abrumador, que Obama no tuvo otro remedio que sumarse formalmente a ella. Buena idea, dijo Washingtn en la conferencia; pero no ahora.

Los EEUU dejaron claro, además, que Israel debería quedar al margen de eso: no son admisibles propuestas que pretendan poner el programa nuclear israelí bajo los auspicios de la Agencia Internacional de Energía Atómica o que exijan información sobre “las instalaciones y las actividades nucleares de Israel”.

Baste eso para hacerse una idea del método con que se aborda el problema de la amenaza nuclear iraní.

La privatización del planeta

Aunque la doctrina de la Gran Área sigue vigente, la capacidad para ponerla por obra ha disminuido visiblemente.

La cima del poder estadounidense se dio luego de la II Guerra Mundial, cuando disponía literalmente de la mitad de la riqueza del mundo.

Pero es, como es natural, fue declinando, a medida que otras economías industriales fueron recuperándose de la devastación bélica y la descolonización echó tortuosamente andar.

A comienzos de los 70, la participación de los EEUU en la riqueza mundial había disminuido hasta el 25%, y el mundo industrial se había hecho tripolar: Norteamérica, Europa y el Este asiático (entonces con base en Japón).

Hubo también en los 70 un cambio drástico en la economía estadounidense, que derivó hacia la financiarización y la exportación de la producción.

Varios factores convergieron para crear un círculo vicioso de radical concentración de la riqueza, primordialmente en la fracción del 1% de la población en la cúspide: básicamente, altos ejecutivos, gestores de fondos e inversión libre y gentes por el estilo.

Eso trajo consigo la concentración del poder político, lo que a su vez trajo consigo políticas públicas favorables al incremento de la concentración económica; políticas fiscales, normas de gobernanza empresarial, desregulación, etc., etc.

Entretanto, los costes de las campañas electorales se dispararon, empujando a los partidos políticos hacia los bolsillos del capital concentrado, crecientemente financiero: los Republicanos, a conciencia; los Demócratas –que ahora son lo que antes solíamos llamar Republicanos moderados—, a la zaga.

Las elecciones se han convertido en una farsa grotesca manejada por la industria de las relaciones públicas. Tras su victoria de 2008, Obama ganó un premio concedido por esta industria a la mejor campaña de marketing del año.

Los ejecutivos del sector estaban eufóricos.

Explicaban en la prensa del mundo de los negocios que desde la época de Regan habían venido haciendo publicidad de los candidatos como si de una mercancía cualquiera se tratara, pero que la campaña de 2008 fue su gran logro y que esa campaña cambiaría el estilo publicitario de las direcciones de las grandes empresas.

Se espera que las elecciones de 2012 costarán 2 mil millones de dólares, básicamente aportados por la gran empresa privada.

No puede, pues, sorprender a nadie que Obama esté eligiendo a dirigentes del mundo de los negocios para ocupar altos cargos.

La opinión pública está enojada y frustrada, pero en tanto rijan los principios de Muasher, eso carece de importancia.

Mientras la riqueza y el poder han ido concentrándose en una estrecha franja, los ingresos reales del grueso de la población se han estancado y la gente está cada vez más cargada de horas de trabajo, de deudas y de inflación de activos regularmente destruidos por la crisis financiera que empezó a amagar desde que el aparato regulatorio comenzó a ser desmantelado a partir de los años 80.

Nada de eso resulta problemático para los muy ricos, que se benefician de una póliza pública de seguros llamada “demasiado grande para caer”.

Los bancos y las empresas de inversión pueden hacer transacciones arriesgadas, con grandes rendimientos, que cuando el sistema inevitablemente se desploma siempre pueden acudir al papá estado para que el contribuyente los rescate, eso sí, bien asiditos a sus ejemplares de los libros de Friedrich Hayek y Milton Friedman.

Tal ha sido el proceso más común desde los años de Reagan, siendo cada nueva crisis más extrema que la anterior (para el grueso de la población, claro está).

Ahora mismo, el desempleo real se halla a niveles de la Gran Depresión para buena parte de la población, mientras que Gdman Sachs, uno de los principales arquitectos de la presente crisis,  es más rico que nunca.

Acaba de anunciar, impertérrito, la cifra de 17,5 mil millones de dólares en concepto de remuneraciones para sus ejecutivos en el pasado año, y el presidente de su consejo de administración, Lloyd Blankfein, sólo en concepto de bonos, recibirá 12,6 millones de dólares, mientras su salario base se triplicará.

No se adelanta nada centrándose en este tipo de hechos.

Consiguientemente, la propaganda tiene que buscar otros culpables: estos últimos meses, a los trabajadores del sector público, a sus salariazos, a sus exorbitantes pensiones de jubilación, y así por el estilo.

Todo en la mejor tradición del imaginario reaganitas, con mamás negras llevadas en limousinas por sus chóferes a cobrar los cheques en las dependencias públicas de bienestar social, y otros modelos por el estilo que no merece la pena siquiera mencionar.

Todos tenemos que apretarnos el cinturón; bueno, casi todos.

Los maestros y profesores constituyen un blanco particularmente adecuado, como parte del deliberado empeño en destruir el sistema público de educación, desde las guarderías de infancia hasta las universidades, por la vía de la privatización: una vez más, una política buena para los ricos, pero desastrosa para la población, así como para la salud a largo plazo de la economía.

Pero eso es otra de las externalidades que hay que dejar de lado, mientras prevalezcan los principios del mercado.

Otro blanco estupendo: los inmigrantes.

Eso ha sido así a lo largo de la historia de los EEUU, más aún en tiempos de crisis económica, pero ahora exacerbado por un sentido de que nuestro país nos está siendo arrebatado: la población blanca pronto será una minoría.

Se puede entender el miedo de individuos que se sienten agraviados, pero la crueldad de las políticas migratorias resulta estupefaciente.

¿Qué inmigrantes se convierten en blanco de esos ataques? En el este de Massachusetts, que es donde yo vivo, muchos son mayas que lograron escapar al genocidio perpetrado en los altos guatemaltecos por los asesinos preferidos de Reagan.

Otros son mexicanos, víctimas del acuerdo NAFTA de libre comercio propiciado por Clinton, uno de esos raros acuerdos entre gobiernos que consiguen perjudicar a los pueblos de todos los países participantes (tres, en este caso: EEUU, México y Canadá).

Cuando el NAFTA fue aprobado en el Congreso contra las objeciones populares en 1994 fue cuando Clinton inició también la militarización de la fontera entre México y los EEUU, antes razonablemente abierta. Sabiendo que los campesinos mexicanos no podrían competir con el agronegocio públicamente subsidiado en los EEUU    y que las empresas mexicanas no sobrevivirían a la competencia de las trasnacionales estadounidenses.

Transnacionales a las que debe considerarse como “nacionales”, conforme al falso remoquete de los acuerdos de libre comercio: un privilegio, dicho sea de paso, sólo acordado a las personas jurídicas que son las empresas, no a las personas de carne y hueso.

Como cabía esperar, esas medidas trajeron consigo una correntada de refugiados caídos en la desesperación, y a la consiguiente histeria anti-inmigratoria entre las víctimas internas de esas mismas políticas del estado y de las grandes empresas privadas.

Algo muy parecido está ocurriendo en Europa, en donde el racismo es probablemente más virulento que en los EEUU.

Uno no puede menos de observar con estupor cuando Italia se queja del flujo de inmigrantes procedentes de Libia, aquel escenario del primer genocidio posterior a la I Guerra Mundial –acontecido en el ahora liberado este del país— a manos del gobierno fascista de Italia.

O cuando Francia, todavía hoy la principal protectora de las brutales dictaduras que gobiernan sus antiguas colonias, se las arregla para pasar por alto las odiosas atrocidades sometidas por ella en África, mientras el presidente francés Nicolas Sarkozy alerta, sombrío, sobre la “ola de inmigrantes” y Marine Le Pen le objeta que no hace nada por prevenirla.

No necesitaré mencionar a Bélgica, que se llevaría la palma en lo que Adam Smith llamó “la salvaje injusticia de los europeos”.

El ascenso de los partidos neofascistas en buena parte de Europa resultaría ya un fenómeno suficientemente aterrador, aun sin necesidad de recordar lo que ocurrió en el continente en un pasado reciente. Imaginad la reacción, si los judíos fueran expulsados de Francia, condenados a la miseria y la opresión, y comparad con la falta de reacción cuando eso mismo ocurre con los gitanos, la población más brutalizada de Europa, asimismo víctima del Holocausto .

En Hungría, el partido neofascista Jobbik logró un 17% de los votos en las elecciones nacionales, algo que acaso no resulte tan sorprendente, si se recuerda que tres cuartas partes de la población cree estar peor ahora que bajo la dominación comunista.

Podríamos sntirse tal vez aliviados por el hecho de que en Austria el ultraderechista Jörg Haider lograra sólo el 10% del sufragio en 2008, si no fuera porque el nuevo Partido de la Libertad, que está todavía más a su derecha, logró rebasar el 17%. Resulta escalofriante recordar que en 1928 los nazis consiguierion menos del 3% del sufragio en Alemania.

En Inglaterra, el Partido Nacional Británico y la Liga de Defensa Inglesa, en la derecha ultrarracista, son fuerza importantes. (Lo que está pasando en Holanda lo sabréis mejor vosotros que yo.)

En Alemania, [ex socialdemócrata] Thilo Sarrazin se lamenta de que los inmigrantes estén destruyendo el país y consigue un superventas con su lamento, mientras que la Cancillera Angela Merkel, aun condenando el libro, declara que el multicultutralismo ha “fracasado estrepitosamente”: los turcos importados para hacer los trabajos sucios en Alemania han fracasado en punto a volverse rubios de ojos azules, auténticos arios.

Quienes conserven un sentido para la ironía recordarán que benjamin Franklin, una las principales figuras de la Ilustración, alertó de que las recientemente emancipadas colonias norteamericanas deberían andarse con cuidado a la hora admitir la inmigración de alemanes, porque eran demasiado morenos; y lo mismo los suecos.

Hasta bien entrado el siglo XX, los mitos ridículos sobre la pureza anglosajona eran comunes en los EEUU, incluso entre presidentes y otras figuras de viso.

El racismo en la cultura literaria ha sido una obscenidad insalubre; pero peor ha sido en la práctica, huelga decirlo.

Esmucho más fácil erradicar la poliomielitis que esta horrible plaga que una y otra vez reaparece, y con mayor virulencia, en tiempos de malestar económico.

No quiero terminar sin mencionar otra externalidad que se pasa por alto en los sistemas de mercado: el destino de la especie.

Al riesgo sistémico en el sistema financiero puede ponerle remedio el sufrido contribuyente, pero nadie vendrá a rescatar el medio ambiente que está siendo devastado. Que deba se devastado, es poco menos que un imperativo institucional.

Los dirigentes empresariales que están desarrollando campañas publicitarias para convencer a la población de que el calentamiento global antropogénico es un bulo izquierdista entienden perfectamente la gravedad de la amenaza, pero tienen que maximizar sus beneficios y sus cuotas de mercado a corto plazo. Si no lo hacen ellos, lo harán otros.

Ese círculo vicioso podría terminar siendo letal. Para percatarse de lo perentorio del peligro, basta con echar un vistazo al nuevo Congreso de los EEUU, entronizado por la financiación y la publicidad empresariales. Casi todos son negacionistas climáticos.

Ya han empezado a cortar fondos destinados a medidas capaces de mitigar la catástrofe medioambiental.

Y lo que es peor: alguno de ellos se lo creen de verdad; por ejemplo, el nuevo jefe del subcomité de medioambiente, que va por ahí explicando que el calentamiento global no puede ser un problema porque Dios prometió a Noé que no habría otro diluvio universal.

Si tales cosas estuvieran pasando en algún paisito remoto, hasta podríamos sonreírnos. Pero están pasando en el país más rico y poderoso del mundo.

Y antes de que nos entre la risa boba, tenemos que recordar que la presente crisis económica se remonta en no pequeña medida a la fe fanática en dogmas como el de la hipótesis de la eficiencia de los mercados, y en general, en lo que el premio Nóbel Joseph Stiglitz llamó hace ya 15 años la “religión” de la omnisciencia de los mercados: una religión que impidió que los bancos centrales y los economistas profesionales se percataran de la existencia de una enorme burbuja inmobiliaria sin la menor base en los fundamentos de la vida económica y que, al estallar, resultó devastadora para el conjunto de la economía.

Todo eso, y mucho más, puede seguir su curso mientras rija la doctrina Muashar.

Mientras el grueso de la población se mantenga pasiva, apática, entregada al consumismo o al odio contra los vulnerables, los poderosos del mundo podrán seguir haciendo lo que les plazca, y a los que sobrevivan a eso no les quedará sino contemplar el catastrófico resultado.

Noam Chomsky  es profesor emérito del Departamento de Lingüística y Filosofía del MIT. Universalmente reconocido como renovador de la lingüística contemporánea, es el autor vivo más citado, el intelectual público más destacado de nuestro tiempo y una figura política emblemática de la resistencia antiimperialista mundial.

El texto aquí traducido procede de una conferencia dictada en Amsterdam el pasado mes de marzo.

Traducción para  www.sinpermiso.info: Amaranta Süss

¿Revolución islámica?


¿Revolución islámica?

Carla Fibla

Las revueltas del mundo árabe tienen un inaudito y marcado carácter laico.

Los partidos y movimientos islamistas han acompañado la voluntad popular de tomar la calle para reivindicar una vida digna, pero no han estado vinculados de forma directa al origen de la protesta.

Han aportado su capacidad de organización, de movilización, sin dirigirlo ni imponer sus reivindicaciones o manipulado la revolución.

Es lo que ha ocurrido en Egipto, donde los Hermanos Musulmanes (HM), partido tolerado pero ilegal en los más de treinta años del régimen de Hosni Mubarak, tomó el espacio frente a la mezquita de la Plaza Tahrir, igual que el centro perteneció a los blogueros y miembros del Movimiento 6 de abril, o cada extremo fue ocupado por ciudadanos de Alejandría, de Port Said…

Uno de los aspectos que sin duda hicieron triunfar las revoluciones de Egipto y Túnez fue la capacidad inédita en la región de utilizar el consenso para tomar decisiones, el reto de crear de la nada un sistema en el que cada persona tuviera derecho a exponer en voz alta su opinión.

La evolución, de cara a las próximas elecciones tanto en Túnez como Egipto, ha hecho que los partidos islámicos se concentren en sus posibles electores.

Ya no existe una lucha común: terminar con el régimen; y ahora es el momento de decidir quién liderará la transición, los primeros pasos de un cambio en el que todas las partes se han vuelto lógicamente celosas.

Mientras los islamistas tunecinos de En Nahda (Renacimiento) hacen cada día más visible su presencia en la calle, organizando sermones y rezos “espontáneos” en medio de la calzada, e “invitando” a las mujeres que no llevan velo a ponérselo; los HM egipcios insisten en que no presentarán candidato a las elecciones presidenciales mientras trabajan su revolución interna motivada por las nuevas generaciones que quieren tomar el relevo del movimiento social con mayor capacidad de movilización social del país. Isa al Arián responde esta semana en Al Hayat a preguntas que marcarán el futuro de los HM.

Se remonta a las enseñanzas del fundador, Hassan al Banna, para recuperar la esencia del movimiento: “Los HM no piden el poder para ellos mismos, si encuentran en la Umma a quienes estén preparados para llevar esta carga y para gobernar con un programa islámico coránico porque éstos son sus soldados, sus acólitos y sus partidarios.

De no encontrar a personas de estas características, tendrán que gobernar desde su programa y trabajarán para arrebatar el poder a cualquier gobierno que no ejecute las órdenes de Dios (…) será necesario un periodo en el que se difundan y dominen los principios de los HM, durante el cual el pueblo aprenda a anteponer los intereses públicos a los intereses privados”.

En Túnez, los islamistas que dirige Rachid Ganuchi (En Nahda) tampoco presentarán candidato a las elecciones presidenciales.

El politólogo Sami Naïr explicaba el pasado 12 de febrero en El País cómo ha variado la situación en el interior del país: “(…) el régimen caído encontraba en la represión de este partido [En Nahda] una buena excusa a ojos de los occidentales para legitimar su dictadura.

Pero en Túnez nadie se lo creía”. Para Naïr “ha llegado la prueba de la verdad: zanjar democráticamente el tema de la gestión política del islamismo”.

Tanto los islamistas egipcios como los tunecinos son conscientes de que no estuvieron en el origen ni en el centro de las protestas. Se han visto obligados a ser uno más en la esfera de movimientos contra el régimen.

Entienden que ahora tienen que respetar otras tendencias políticas, incluidas las seculares, y ser inteligentes ante los avances que, sobre todo en el caso de Túnez, han logrado las mujeres respecto a su estatus personal.

Aunque como apunta Naïr hay un aspecto que sin duda explotarán: “Conscientes de que las otras fuerzas políticas no confían en ellos, están sin embargo convencidos de que el régimen democrático no podrá responder rápidamente a las expectativas sociales de la población. El tiempo juega por tanto a su favor”.

En Jordania las exigencias de cambio comenzaron a principios de febrero, pero la actitud preventiva del rey Abdullah II con la creación de un Diálogo de Unidad Nacional está logrando evitar un enfrentamiento permanente con el régimen.

Los HM, a través de su brazo político, el Frente de Acción Islámica (FAI), no participan en esa plataforma conciliadora lanzada por el monarca pero están jugando un papel interesante. La prensa habla de “una nueva crisis entre el gobierno y los HM” en la que Bassam al Baddarin explica en Al Quds al Arabique el gobierno “esquiva las verdaderas reformas” por la supuesta amenaza islamista. “Los islamistas no pueden suponer un obstáculo ante una verdadera reforma (…) se consideran a sí mismos víctimas de la ausencia de una voluntad de reforma (…).

La tendencia de algunos mandatarios de la corriente islamista a comportarse y pensar en un escenario y no en una nación se debe a las sucesivas desilusiones sufridas por los islamistas desde el año 2007, cuando se cometió un gran fraude en las elecciones municipales y parlamentarias en la era del gobierno de Maaruf Bajit [el primer ministro designado a finales de enero de 2011 por el rey hachemita para resolver la crisis actual], especialmente dirigido contra los islamistas moderados”.

De hecho, esta semana la sede del FAI ha sido atacada en la capital jordanaelevando aún más la tensión entre el Gobierno y la formación que dirige el sheij Hamza Mansur.

“Los expertos creen que las presiones sobre la corriente moderada de los HM pueden llevar hacia el extremismo a muchas organizaciones del movimiento o provocar la aparición de grupos fundamentalistas extremistas que rivalicen con los HM y también con las autoridades y que anatematicen a ambas partes”, traslada en Al Quds al Arabi, Bassam al Baddarin de una entrevista realizada a Mansur.

       No son pocos los que están mirando hacia Turquía como modelo político en el que la fuerza islamista esté representada con la proporción adecuada a la realidad de cada sociedad.

“El establecimiento de la legitimidad democrática representa una de las garantías de control del equilibrio en Turquía, donde se ha pasado de la dominación de un régimen unipartidista a un sistema multipartidista a través de una transición difícil que se prolongó durante los años sesenta”, señala Hiu Bob en Al Hayat.

Reconoce las deficiencias democráticas que aún existen en Turquía, pero apunta como positiva la delimitación del papel del Ejército, un aspecto fundamental en las actuales revueltas árabes y reconoce que solo países como Egipto e Irán, “con una larga y arraigada tradición de estado moderno heredada del imperio otomano” podría seguir los mismos pasos con cierta garantía de éxito.

“¿Las revoluciones que están teniendo lugar en algunos países árabes son islamistas o anti-islamistas?” , se pregunta Said Harib.

La respuesta está en proceso de maduración, pero los hechos empiezan a dar algunas pistas porque el islam político no ha jugado un papel predominante en los países donde ha triunfado la revolución ni en los que están en proceso de cambio, además de que han provocado que tendencias ideológicas contrarias o enfrentadas aúnen fuerzas con un objetivo común (liberales, conservadores, nacionalistas, islamistas, de izquierdas).

La capacidad de resistencia, organización e implantación social parecen ser las principales ventajas de las formaciones islamistas que con el paso de las semanas van aprendiendo a aprovechar el momento actual.

Los resultados que obtengan sólo tendrán un efecto práctico directo cuando se conozca los resultados de las primeras elecciones libres y democráticas en los países que han hecho caer sus dictaduras.

Pasos significativos

Esta semana se han dado pequeños pasos muy significativos en los países donde la revolución ha triunfado.

En Egipto, el fiscal general del Estado anunciaba la detención del ex presidente Hosni Mubarak y de sus hijos, Gamal y Alaa.

El primero, que se encontraba ingresado en el principal hospital de Sharm es Sheij después de haber sufrido una crisis cardiaca durante un interrogatorio, siguió respondiendo a las preguntas de la justicia egipcia en cuanto su estado pasó a estable, y sus hijos fueron trasladados desde la península del Sinaí hasta la cárcel de El Cairo en la que les recibieron unas dos mil personas que les arrojaban sus zapatillas mientras les insultaban.

Acusados de corrupción, malversación de fondos, y de ser presuntos responsables de la violencia que se autorizó durante las protestas de enero y febrero, en las que perecieron 800 personas, permanecerán retenidos durante el plazo de 15 días que está previsto que dure la investigación.

La novedad, inédita en la región, de exigir responsabilidades políticas por actos que hasta hace unos meses se realizaban con absoluta impunidad ha llegado en el momento de mayor cuestionamiento del papel del Ejército tras el uso desproporcionado de la violencia para dispersar una manifestación en la Plaza Tahrir hace unos días. “Al Ejército le falta transparencia en los abusos cometidos (…)

Se trata de una etapa clave y tenemos la suerte de superar sus difíciles obstáculos a bordo del barco del Ejército.

Si perdemos la confianza en su liderazgo no nos quedará otra que tirarnos al fondo del mar, y entonces se hundirá el país y morirá la revolución y con ella los sueños de libertad y dignidad”, ha escrito Mohamed Said Mahfuz en el periódico Al Dustur al Asli esta semana.

Y en Túnez, la Alta Instancia para la Realización de los Objetivos de la Revolución aprobó que las listas de los partidos que se presenten para formar parte de la Asamblea Constituyente respete la paridad de hombre y mujeres que además deberán alternarse en la lista para que las mujeres tengan una mayor oportunidad de ser elegidas.

El país que inició la ola de cambio en la región ya cuenta con 90 partidos legalizados que participarán por primera vez en más de medio siglo en unas elecciones democráticas (el próximo 24 de julio).

Ilias Harfush ha explicado esta semana en el rotativo Al Hayat los que en su opinión son los primeros síntomas del “marchitarse de la primavera árabe”. Reflexiona sobre la importancia de que las movilizaciones mantengan elmodus operandi pacífico para alcanzar el éxito.

Por eso, situaciones como las de Libia y Siria, “más parecido a una guerra civil que a una revolución popular”, está obligando a asumir otra realidad. “Sociedades, que supuestamente son patrias, se dividen en tribus, clanes, sectas y corrientes enfrentadas.

En un Ejército que supuestamente está unido, las prioridades se dividen según las pertenencias sectarias y partidistas de sus mandos”.

La situación se complica cada día en Siria, donde las muestras de rechazo hacia el partido Baaz (en el poder desde hace casi medio siglo) y al presidente Bachar al Assad se han extendido por toda el país cuya delimitación geográfica con otras cinco naciones puede retumbar en toda la región.

Son muchos los analistas árabes que, como el libanés Satea Nureddin en las páginas de Al Safir, consideran que “el régimen está repitiendo al pie de la letra los errores de sus colegas árabes en política, en seguridad y en los medios de comunicación”, igual que la calle “está repitiendo las experiencias de las calles tunecina y egipcia de una manera muy avanzada y sorprendente, algo que ayuda al desarrollo de un discurso que protege la unión nacional y conserva la pluralidad religiosa, cultural y social como preludio para buscar una salida tranquila a la crisis y, más adelante, una alternativa política que disfrute de una legitimidad y de una credibilidad superiores a las actuales”.

A Bachar al Assad ni siquiera le está saliendo bien el intento de “comprar” en estos momentos de crisis a la perseguida e infravalorada comunidad kurda del país.

Esta semana ha prometido que se corregirá el censo de 1962 en el que se negó la nacionalidad a unos 150.000 kurdos en al Hasaka, una medida que apenas ha tenido trascendencia en una zona del país que también se ha sumado a las protestas.

Muy interesante y arriesgado el análisis que escribió el 12 de abril Brian J. Davis, embajador de Canadá en Siria de 2003 a 2006, en el que describe la personalidad de Al Assad: “Un líder cauto y conservador (…) no el tipo de persona que asumirá riesgos para ser creativo”.

Apunta el miedo a que Siria se convierta en otro Irak si se sigue potenciando la cuestión sectaria, y confirma que es Al Assad el que concentra el poder para cambiar la situación, algo que “no hará nunca bajo presión”.

En Yemen sorprende tanto el apoyo que el presidente Ali Abdullah Saleh sigue teniendo en el interior del país después de casi tres meses de revueltas, un respaldo que le ha permitido enfrentarse incluso a Arabia Saudí al rechazar la oferta de traspasar el poder a su vicepresidente, como la de las tribus que a pesar de estar armadas y de haber protagonizado una historia de enfrentamientos durante las últimas décadas, hoy encauzan la revolución de forma pacífica.

Parecen estar protegiendo la continuidad de la revolución mediante la no-violencia. “La tribu ha formado parte del sistema durante décadas y ahora se rebela contra él porque ha desenmascarado su tapadera de declarar la guerra inter-tribal”, explica Muna Safuat en Al Dustur al Asli .

Bahréin sigue sufriendo una represión que amenaza con instaurar un sectarismo desconocido en el archipiélago. Mientras los informes de organizaciones de derechos humanos locales y extranjeras (Human Rights Watch) confirman que los heridos están desapareciendo de los hospitales, que los médicos no pueden ejercer con libertad desde el exterior de las protestas, la comunidad internacional, árabes y occidentales se han reunido en Doha (Qatar)- para hablar de Libia.

El ex jefe de la diplomacia de Muamar el Gaddafi, Musa Kusa, ha acudido para entablar un diálogo con el Consejo Nacional de Transición de Bengasi que los rebeldes rechazan, y la OTAN ha planteado de forma abierta la discusión sobre la implicación militar en el conflicto para lograr el objetivo humanitario de ayudar a la población. La población del este “liberado”. ¿Y la del oeste?

Preguntas acuciantes

Empiezan a surgir preguntas acuciantes en las revueltas árabes que que necesitan respuestas inmediatas. ¿

Por qué la comunidad internacional ayuda al pueblo libio y no a los gazíes estableciendo una zona de exclusión aérea (la Liga Árabe ha pedido esta semana a la OTAN que ayuden a los palestinos de la Franja de Gaza después de que una veintena de palestinos hayan muerto en el enésimo repunte de la violencia en la zona)?

¿Por qué aún no se puede hablar de falta de democracia y libertad en Arabia Saudí?

¿Dónde está Jaled?

 Ésta última pregunta es el título de una página de Facebook creada para cuestionar a las autoridades saudíes después de que el pasado 11 de marzo Jaled Mohamed al Johani participara en una concentración y explicase de forma abierta a los medios de comunicación la falta de dignidad y justicia del país.

Los reporteros grabaron la valentía con la que Jaled, un maestro, padre de cuatro niños, explicaba la represión y condiciones de vida de la población rodeado de policías y agentes secretos que le observaban desconfiados.

Al finalizar su desafío, mientras se subía a su coche, pidió a los periodistas que pregunten por él, que vayan a visitarle a la cárcel.

Nadie volvió a verle. Su familia ha denunciado su desaparición.

Se despide diciendo: “Gracias a Dios, he expresado mi opinión”.

Vientos de cambio en el mundo árabe y más allá


Vientos de cambio en el mundo árabe y más allá
Hace 51 años, el 3 de febrero de 1960, el entonces primer ministro de Gran Bretaña, Harold Macmillan, un conservador, pronunció un discurso frente al Parlamento sudafricano, gobernado por el partido que había levantado el apartheid como base de su gobierno.
Fue entonces que pronunció lo que ha venido a llamarse el discurso de los vientos de cambio.
Vale la pena recordar sus palabras. Vientos de cambio soplan por todo el continente, y nos guste o no, el crecimiento de una conciencia nacional es un hecho político. Debemos aceptarla como un hecho político, y nuestras políticas nacionales deben tomarla en cuenta.

El primer ministro de Sudáfrica, Hendrik Verwoerd, no apreció esas palabras y rechazó sus premisas y su consejo. El año 1960 vino a ser conocido como el año de África, porque 16 colonias se transformaron en estados independientes.

De hecho, el discurso de Macmillan reconocía la cuestión de que en esos estados de la mitad sur del continente había grupos significativos de colonos blancos (y con mucha frecuencia grandes recursos minerales), que se oponían a la idea misma de que hubiera un sufragio universal puesto que los africanos negros constituirían la abrumadora mayoría de votantes.

Macmillan no era ni de lejos un radical. Explicó sus razonamientos en términos de ganarse a la población de Asia y África para el bando occidental en la guerra fría.

Su discurso fue significativo en tanto fue un signo de que los dirigentes de Gran Bretaña (y por consiguiente los de Estados Unidos) consideraban que la causa de la dominación blanca en las elecciones era un asunto perdido que podría arrastrar a todo Occidente.

Los vientos siguieron soplando, y en un país tras otro ganó la mayoría africana, hasta que en 1994 Sudáfrica misma sucumbió al sufragio universal y eligió a Nelson Mandela como presidente. En el proceso, sin embargo, los intereses económicos de Gran Bretaña y Estados Unidos se conservaron más o menos.

Hay dos lecciones que pueden extraerse de esto.

Una es que los vientos de cambio son muy fuertes y probablemente es imposible resistirlos.

La segunda es que una vez que los vientos barren los símbolos de la tiranía, no hay certeza de lo que habrá de seguir.

Una vez que caen los símbolos, todo mundo los denuncia en retrospectiva.

Pero todo el mundo busca también que se preserven sus propios intereses en las nuevas estructuras que emerjan.

La segunda revuelta árabe que comenzó en Túnez y Egipto ahora abarca a más y más países, y no hay duda de que más símbolos de la tiranía caerán o concederán modificaciones importantes a sus estructuras estatales internas.

¿Pero quién retendrá el poder? En Túnez y Egipto ya vemos una situación en que los nuevos primeros ministros eran figuras clave en el régimen previo.

Y el ejército en ambos países parece decirle a los manifestantes que dejen de protestar. En ambos países, hay exiliados que han regresado a casa a asumir puestos, y buscan continuar y expandir lazos con los mismos países de Europa occidental y Norteamérica que apoyaban a los regímenes previos. Es cierto que las fuerzas populares contratacaron, y por lo menos pudieron forzar la renuncia del primer ministro.

En plena Revolución Francesa, Danton aconsejaba: audacia, más audacia, la audacia siempre. Un buen consejo tal vez, pero Danton fue guillotinado no mucho tiempo después. Y quienes lo guillotinaron fueron a su vez guillotinados.

Después de gobernar Napoleón, vino la restauración, y luego 1848, y luego la Comuna de París. Para 1989, en el bicentenario, virtualmente todo mundo estaba en favor de la Revolución Francesa, pero uno podría preguntarse con toda razón si la trinidad de la Revolución Francesa –libertad, igualdad, fraternidad– se ha cumplido en los hechos.

Hay algunas cuestiones que son diferentes ahora. Los vientos de cambio son ahora en verdad mundiales. Por el momento su epicentro es el mundo árabe, y los vientos siguen soplando con ferocidad ahí.

Sin duda, la geopolítica de la región no volverá a ser la misma nunca. Los lugares clave en los cuales fijar la vista son Arabia Saudita y Palestina.

Si la monarquía saudita es sometida a serios desafíos –y es probable que eso ocurra– ningún régimen del mundo árabe se sentirá seguro.

Y si los vientos de cambio conducen a que las dos principales fuerzas políticas en Palestina se den la mano, tal vez aun Israel tenga la necesidad de adaptar sus nuevas realidades, le guste o no, para tomar en cuenta la conciencia nacional palestina –parafraseando a Harold Macmillan.

Sobra decir que Estados Unidos y Europa occidental están haciendo todo lo que está a su alcance para canalizar, limitar o dirigir los vientos de cambio.

Pero su poderío no era el que solían tener.

Y los vientos de cambio soplan en sus mismos territorios. Ése es el modo de los vientos. Su dirección e impulso no son constantes y por tanto no son predecibles. Esta vez los vientos son muy fuertes. Puede ya no ser fácil canalizarlos, limitarlos o dirigirlos.

Traducción: Ramón Vera Herrera

© Immanuel Wallerstein

BRICS. EL NUEVO PODER ECONOMICO MUNDIAL


Las fantasías sobre la influencia de BRICS se hacen realidad

Tema de actualidad: Cumbre del Grupo BRICS en China

Fiodor Lukiánov

Fiodor Lukiánov

© RIA Novosti.

12:00 14/04/2011
Fiodor Lukiánov*, para RIA Novosti

El 14 de abril en la ciudad de Sanya, en la isla china de Hainan, tuvo lugar la tercera cumbre de los grandes países emergentes, denominados hasta hace poco
BRIC (Brasil, Rusia, India, China).

A diferencia de las reuniones anteriores, en  Rusia y Brasil, ésta se llamará BRICS, por contar con un miembro más, Sudáfrica. Sin embargo, esta
innovación no cambia la actitud hacia el grupo en el mundo que no deja de preguntarse qué pueden tener en común los países tan distanciados geográficamente y tan diferentes cultural y
políticamente.

El grupo BRICS no tiene análogos en la historia de la política mundial rica en ejemplos de nacimiento y desarrollo de diferentes institutos
internacionales.

El equipo de economistas de Goldman Sachs, encabezado por Jim O’Neill, inventó en 2003 la sigla BRIC para atraer la atención a los mercados emergentes,
augurando que ese grupo iría representando una proporción cada vez mayor del crecimiento mundial.

En realidad, la sigla empezó a vivir su propia vida creciendo y desarrollándose, es decir cumplió con las expectativas de su inventor.

A raíz de la crisis financiera que mostró la diferencia existente en el desarrollo económico entre los miembros de los BRIC, los escépticos no dudaron que
este grupo no formal estaba a punto de colapsar.

Además, en el Occidente se preguntaron por qué Rusia, un país que vive de sus materias primas y con perspectivas muy vagas, figuraba entre los “líderes del
futuro”.

Es verdad que Rusia es diferente. Pero no sólo por tener tasas de crecimiento muy inferiores a las de China y de India. En el curso de los últimos 20 años,
Brasil, India, China y Sudáfrica iban subiendo poco a poco, cada uno experimentando sus propios fracasos y éxitos.

Rusia, entre tanto, hace 20 años se enfrentó con un decaimiento sin precedentes, luego empezó a restablecerse pero por ahora no es firme en su crecimiento. Al
mismo tiempo, incluso tras el colapso de la URSS, Rusia jamás ha bajado hasta el nivel del “tercer mundo”.

Más bien, los problemas que tenía eran muy diferentes de los que van combatiendo  los demás miembros de los BRICS, aunque ahora superen a Rusia por las
tasas de su crecimiento económico.

Los que pongan en tela de juicio el lugar de Rusia entre los líderes del futuro verán el grupo como lo vieron al principio del milenio los banqueros
estadounidenses, desde el punto de vista de las perspectivas económicas.

Pero hoy BRICS está centrado más en los aspectos políticos, lo que refleja la necesidad objetiva de un mundo más diversificado y menos  orientado hacia
occidente.

Precisamente en ello hizo hincapié uno de estos días el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, diciendo que, en primer lugar, el BRICS es una
unión geopolítica.

Llama atención el hecho de que todos los viejos miembros de los BRICS coincidieron en su postura hacia la resolución sobre Libia absteniéndose a la hora de
votar en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sólo Sudáfrica apoyó la coalición occidental.

Existen causas objetivas del creciente interés hacia el BRICS.

La primera es la existente sensación de que el sistema de institutos mundiales no corresponde a los procesos reales de siglo XXI, y las reformas que se
proponen no van más allá de las palabras.

Es cierto que estos cinco países son muy diferentes y a menudo sus posturas no coinciden. Pero son unánimes en lo principal: cada uno de los cinco está
descontento con su posición presente, por sus propias razones.

El mundo multipolar exige formatos diferentes de los que existieron en el mundo bipolar de la época de la Guerra Fría. Pero en esencia, éstos no han
cambiado.

Por eso en las declaraciones del BRICS se puede encontrar dudas acerca de la legitimidad del sistema existente.  Sin embargo, sería utópico esperar, por
ejemplo, que cambie la composición del Consejo de Seguridad de la ONU que refleja la situación del año 1945: los miembros permanentes (dos de ellos, Rusia y China,  del grupo BRIC) no
querrán compartir sus privilegios con nadie.

La segunda causa es que ya es hora de buscar enfoques realmente nuevos para la resolución de problemas globales. Cada uno de los cinco países miembros cree
que ahora el mundo en este sentido está representado por el Occidente sólo, lo que no corresponde a la distribución de fuerzas económica e incluso política de hoy e impide la búsqueda de
resoluciones nuevas que puedan ser encontradas sólo de aumentar el número de los participantes de la discusión.

En fin, todos los miembros de BRICS entienden que actuando en el marco de las estructuras existentes no lograrán aumentar su propio peso e influencia en el
escenario mundial.

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica están buscando maneras de afianzar sus posiciones a la hora de  formarse un mundo nuevo con nueva distribución de
fuerzas, poderes y privilegios.

El hecho de que juntos representen todas las partes importantes del mundo, será un considerable argumento a favor de ellos.

BRICS son no sólo estados emergentes que se desarrollan a ritmos acelerados, son “polos” principales del mundo multipolar. Por eso sería erróneo considerar el
grupo juzgando sólo por los índices económicos.

Para Rusia, que desde 1991 no ha logrado  adquirir una identidad en la política exterior, la idea de la formación de BRICS fue muy oportuna.

Representó el formato más apropiado para corregir la dirección de la política exterior, para recordar al mundo que el país tiene peso a nivel global, aunque
reducido después de la desintegración de la URSS, y para mostrar que está junto con los países líderes en las tasas y la calidad del crecimiento económico.

Y todo ello, sin entrar en conflicto ninguno, porque los miembros del grupo descartan que su organización sea formada como contrapeso a cualquier otra fuerza.
A pesar de ello, en EEUU creen que el BRICS es una estructura destinada a debilitar el papel de Washington.

Los países del BRICS nunca lo han puesto sobre la mesa de discusiones. Tanto más que tienen relaciones de interdependencia estrecha con Estados Unidos: la
económica (para China, India, Brasil) o la política (para Rusia).

Sin embargo, digan lo que digan los representantes del grupo, es cierto que es un sistema internacional cerrado cuya influencia puede crecer sólo a costa de
cierta reducción de la influencia del Occidente.

Las nuevas potencias económicas necesitan cada vez menos de Occidente

Saira Syed

BBC

Este jueves China es anfitriona de la tercera cumbre del llamado grupo de los BRICS (correspondiente a las iniciales de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), justo cuando ella y otras
economías emergentes están impulsando el crecimiento global.

Cumbre BRIC en Hainan

Las principales economías emrgentes se han convertido en el motor del crecimiento mundial

En meses recientes su poder económico ha ido en paralelo con el crecimiento de su influencia política. Las cuatro naciones forman parte del G20, el grupo de las 20 mayores economías del
mundo.

Los BRICS se recuperaron rápidamente de la crisis financiera global de 2008, demostrando que no eran tan vulnerables a una caída en Estados Unidos y Europa.

En vista de los problemas económicos que sigue enfrentando el mundo desarrollado, estas naciones están dirigiéndose en busca de negocios a sus contrapartes del BRICS y a otras economías
emergentes más pequeñas.

Brasil

Tradicionalmente Brasil ha exportado materias primas y minerales a EE.UU. y Europa, pero la demanda china está cambiando la ecuación para la agricultura brasileña.

En particular, la industria de la soya ha mostrado un rápido crecimiento para satisfacer la demanda de la población china.

El año pasado China desplazó a EE.UU. como el principal socio comercial de Brasil, con US$56.000 millones en intercambio bilateral.

“China ha sido muy pragmática en vincularse con Africa y América Latina para asegurar fuentes de recursos y al mismo tiempo crear mercados para sus propias
exportaciones.”

Taimur Baig, economista Deutsche Bank

Mas allá de las materias primas, Brasil ha encontrado un mercado en China para algunos de sus productos manufacturados.

Esta semana la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, firmó un acuerdo para que Embraer, el tercer mayor fabricante de aviones del mundo, venda a aerolíneas chinas, aprovechándose de la
rápida expansión del mercado aéreo del gigante asiático.

Rusia

Aunque China puede ser el mayor consumidor del mundo, Rusia es el mayor productor mundial de muchas materias primas. Sin embargo, el destino de esas exportaciones ha cambiado
dramáticamente en los últimos 10 años.

El comercio con Asia se ha incrementado a expensas de los negocios con EE.UU. y los antiguos países de la Unión Soviética, al punto que China es ahora el mayor socio comercial de Rusia,
por delante de Alemania.

“Ambos necesitan el uno del otro para alimentar el crecimiento económico. China establece el precio de muchos de los recursos naturales mundiales a través de la demanda y Rusia lo hace a
través del suministro”, dijo Roland Nash, analista de Verno Investments Research de Moscú.

India

trabajadora textil china

Los chinos desarrollan industrias de alto valor tecnológico, mantiendiendo su supremacia en otras como textiles

India es líder global como proveedor de servicios, al punto que practicamente inventó la industria deloutsourcing.

A diferencia de Rusia o Brasil, que han edificado sus economías sobre la base de la exportación de materias primas, India se ha centrado en el desarrollo de su gente.

Pero no ha podido convertirse un productor industrial en masa como los otros países BRICS, y como resultado todavía importa muchos productos manufacturados desde China.

Esto significa que aunque China es el mayor socio comercial de India, los indios acumulan un importante déficit comercial con los chinos.

China

China se ha reinventado a sí misma y ahora es una productora masiva de productos de alta tecnología, incluyendo semiconductores y paneles solares.

Todavía sigue siendo un inmenso productor en industrias de bajo costo y alto valor, como ropas y textiles.

“Las manufacturas de bajo costo están intensamente vinculadas al componente de la mano de obra, si este empieza a subir, entonces muchas firmas buscarán alternativas más baratas, como
Vietnam”, dijo Damian Tobin, de la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de la Universidad de Londres.

El año pasado China ganó contratos para construir trenes de alta velocidad en varias partes del mundo, después de convertirse en líder global de la industria. Ahora es sede del tren más
rápido del mundo.

Esta semana Brasil dijo que permitiría que compañías chinas compitan en un proyecto de tren de alta velocidad.

Sin voz única

dilma rousseuff y hu hintao

Pese los gestos cordiales, China y Brasil tienen importantes diferencias

Los cuatro países BRICS están unidos en su avidez por materias primas para alimentar su rápido desarrollo. China ha marcado el camino buscando recursos por todo el planeta, pero ha sido
seguida por Brasil, Rusia e India.

“China ha sido muy pragmática en vincularse con Africa y América Latina, para asegurar fuentes de recursos y al mismo tiempo en crear mercados para sus propias exportaciones” dijo Taimur
Baig, economista jefe del Deutsche Bank en Singapur.

Pero no significa que estén de acuerdo en todo. Brasil e India han expresado su preocupación por el influjo de productos baratos chinos en sus mercados, desatando un debate sobre el valor
del yuan, la moneda china.

Muchos analistas concuerdan en que darles un acrónimo a estos países no significa que actuarán al unísono en la escena global, porque aunque reduzcan su dependencia de las economías
desarrolladas todavía necesitan trabajar con ellas.

Dagong, China y la guerra de las agencias crediticias

Marcelo Justo

BBC Mundo

Yuanes y dólares: la otra cara de la guerra de las agencias

Las agencias de crédito, titiriteros invisibles de las finanzas mundiales, tienen una nueva sombra: Dagong.

La agencia calificadora de riesgo china busca disputarle a las estadounidenses Moody, Standard and Poor (S&P)y Fitch su hegemonía a la hora de dictaminar qué gobiernos y empresas son dignos de crédito.

En su último informe Dagong no dudó en bajarle la calificación a Estados Unidos, mejorar la de varios países latinoamericanos y endurecerse con los países periféricos de la eurozona.

Mientras que para Moody o Standard and Poor EE.UU. tiene una calificación de deuda de máxima garantía y riesgo mínimo que le facilita financiarse en los mercados a bajas tasas de interés, Dagong redujo la calificación de AA a A debido a la expansión monetaria decidida por la Reserva Federal estadounidense.

El director de la agencia Guan Jianzhong señaló a BBC Mundo que la capacidad de generar crecimiento económico es central en su calificación.

“Para nosotros lo fundamental es la capacidad de generar riqueza de un país en un momento dado. Esto es diferente a la evaluación de las agencias occidentales que se basa en la capacidad de un país de financiar su deuda”, señaló a BBC Mundo Guan Jianzhong.

Los gobiernos – la llamada deuda soberana – son los principales clientes del mercado de capitales, absorviendo un 62% de los préstamos, por valor de unos US$8 billones.

Y las agencias son clave. De su calificación dependerá el interés que paguen los gobiernos.

La guerra de las agencias

La creciente presencia en el escenario crediticio internacional de Dagong se da en el marco de una fuerte tensión entre la eurozona y las tres agencias crediticias estadounidenses.

En las últimas semanas esta tensión ha explotado con las intervenciones de las agencias poco antes que países de la eurozona salieran a los mercados de capital a pedir financiamiento.

Países que Dagong califica más alto que agencias occidentales

Pais Dagong Moody´s S&P Ficht
China AA+ A1 A+ AA-
Arabia Saudita AA Aa3 AA- AA-
Rusia A Baa1 BBB+ BBB
Brasil A- Baa3 BBB+ BBB-
India BBB Baa3 BBB- BBB-
Venezuela BB+ B+
Argentina B B3 B- B-

Este marzo, el primer ministro de Luxemburgo y jefe de ministros de economía de la eurozona, Jean ClaudeJuncker, criticó la rebaja de la calificación crediticia que Moody aplicó a la deuda soberana de España horas antes de que el Banco de España diera a conocer sus necesidades de financiamiento.

En un sentido similar se pronunció el ministro de Finanzas de Grecia, George Papaconstantinou, quien acusó a las agencias crediticias de “falta de transparencia” por reducir la calificación de deuda griega a B1 (inversión altamente especulativa, es decir, sin garantía de pago).

Nadie olvida que las agencias crediticias otorgaron la calificación de triple A – una especie de garantía de riesgo 0 de cesación de pagos – a cientos de miles de millones de dólares de títulos de hipotecas subprime que terminaron siendo los activos tóxicos (deudas incobrables) que dispararon el estallido financiero de 2008.

Agregándose a la ola de críticas, el director de Dagong señaló a BBC Mundo que las agencias tienen una agenda ideológica.

“Las agencias estadounidenses están muy politizadas y siguen una visión muy ideológica que no se ajusta a criterios científicos”, señaló Guan Jianzhong.

Por su parte, Jean-Claude Juncker, se mostró a favor de la creación de una agencia de medición de riesgos europea.

Disparen sobre Dagong

A pesar de que Dagong es una compañía privada, los críticos la acusan de ser un instrumento político del gobierno chino.

Guan Jianzhong: el criterio central de Dagong es el crecimiento económico

“La percepción generalizada en el mercado es que hay un riesgo de que la agencia china esté actuando políticamente más que suministrando un análisis político”, indicó a Bloomberg Ian Lyngen un estrategia de Bonos de CRT Capital Group LLC.

Este criterio político podría percibirse en la decisión de otorgar a China la máxima calificación crediticia, a diferencia de las agencias estadounidenses.

Por otro lado Dagong no dudó este mes en bajar la nota crediticia a Portugal, país al que China prometió apoyo económico a fines del año pasado.

En todo caso, el criterio usado por Dagong se ajusta mejor a los países en desarrollo – convertidos hoy en un motor económico global – que a los desarrollados, agobiados por su gigantesca deuda y déficit fiscal.

Según Dagong, América Latina seguirá creciendo gracias a la demanda y la inversión, liderados por Brasil que se beneficiará por la organización de los juegos olímpicos en 2012 y el mundial de fútbol en 2014.

Esto no quiere decir que la región esté exenta de problemas, como señaló a BBC Mundo el director de Dagong.

“La presencia de dinero caliente, la misma dinámica del crecimiento y el impacto de los precios de los productos primarios son amenazas a este crecimiento”, señaló.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/03/110328_china_agencias_credito_economia_mj.shtml

Mantega critica la “injusta distribución” del coste del ajuste en Europa

22:53h | Agencia EFE

Washington.- El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, dijo hoy que el intento de evitar una reestructuración de la deuda en Europa ha llevado a una “injusta distribución” de los costes del ajuste.

Mantega critica la "injusta distribución" del coste del ajuste en Europa

Los programas del FMI y la UE para países de ese continente han involucrado un “draconiano ajuste fiscal”, señaló el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega. EFE/Archivo

Washington.- El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, dijo hoy que el intento de evitar una reestructuración de la deuda en Europa ha llevado a una “injusta distribución” de los costes del ajuste.

Los programas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea para países europeos han involucrado un “draconiano ajuste fiscal”, señaló Mantega ante el Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC), el principal órgano ejecutivo del organismo.

Subrayó que esos programas han fracasado “a menudo” a la hora de reducir el endeudamiento público y las vulnerabilidades en el terreno económico y financiero.

“Resta por ver si los actuales esfuerzos para evitar el contagio en los países periféricos de la zona euro tendrán éxito”, señaló Mantega, quien añadió que “mientras tanto, los ciudadanos están obligados a soportar la carga de la crisis”.

Mantega indicó como “igualmente preocupante” que las economías avanzadas intenten “salir de la crisis a través de la exportación de sus difíciles situaciones económicas”.

“Las políticas monetarias ultraexpansivas de los países avanzados son el principal disparador de los males económicos de hoy”, agregó el ministro brasileño.

Por ello, subrayó como “legítimas” las medidas de “defensa propia” adoptadas por los países receptores de flujos, entre las que incluyó los controles de capital, ante “las presiones inflacionarias de las materias primas y la apreciación de las monedas”.

Mantega citó a Brasil y Colombia como ejemplos de países que están “sufriendo el impacto adverso de la apreciación de sus monedas en su competitividad externa”.

“Estos países ya están soportando más de lo que les corresponde en el llamado proceso de reequilibrio global. No pueden aceptar mayores apreciaciones de sus divisas”, aseguró.

Por ello, enfatizó que los gobiernos “deben tener flexibilidad y discreción para adoptar las medidas que consideren apropiadas” y rechazó las directrices del FMI que “intentan constreñir las respuestas ante estos flujos de capital volátiles”.

Mantega concluyó diciendo que “Brasil continuará haciendo lo que considere que es necesario y adecuado a sus circunstancias para enfrentar los desafíos que surgen de grandes y volátiles flujos de capital”.

Préstamo millonario de Brasil al FMI

Redacción

BBC Mundo

Brasil anunció este miércoles que prestará US$10.000 millones al Fondo Monetario Internacional.

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

Lula espera poder influenciar en una posible reforma del FMI.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que espera que mediante este préstamo, su país logre influir en una posible reforma del organismo.

“Eso nos da la autoridad moral para seguir presionando para que se hagan cambios que son necesarios en el FMI”, expresó Lula a la agencia de noticias Reuters.

“Brasil no puede ser dejado fuera”, agregó el mandatario.

El préstamo del país sudamericano al FMI se hará mediante la compra de bonos emitidos por el organismo.

Según Valeria Perasso, corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur, en una entrevista colectiva en Brasilia, el titular de Hacienda, Segundo Mantega, celebró que su país haya alcanzado la solidez necesaria para pasar de solicitar préstamos del FMI a convertirse ahora en su acreedor.

Mantega señaló que de esta manera Brasil recuperó la modalidad de los Derechos Especiales en Retirada, que ya estaba contemplada por el organismo de crédito internacional, y la utilizará para “ayudar a otros países en crisis”.

Los intereses que pagará el FMI por los préstamos brasileños aún deberán ser decididos por la dirección del organismo, aunque Brasil ya anticipó que no espera que el rendimiento sea muy alto.

Aportes BRIC

Con la medida, Brasil se une a otras grandes economías emergentes que también contribuirán al FMI.

China ha prometido US$40.000 millones para la entidad y Rusia acordó entregar US$10.000 millones.

Eso nos da la autoridad moral para seguir presionando por cambios que son necesarios en el FMI

Luiz Inácio Lula da Silva

Además, Lula se reunirá la próxima semana con sus homólogos de Rusia, India y China -las llamadas naciones BRIC- para debatir sobre cómo incrementar su influencia en organizaciones multilaterales como el FMI y Naciones Unidas.

Con las naciones BRIC representando actualmente cerca del 22% de la economía mundial, el presidente brasileño opinó que es el momento de que las instituciones multilaterales reflejen ese dato.

“La buena noticia es que los (países) ricos entraron en crisis y que los emergentes están haciendo una gran contribución para salvar la economía y consecuentemente salvar a los países ricos”, declaró el presidente brasileño a Reuters.

Liderazgo brasileño

La decisión de prestar al FMI fue bien recibida por el director gerente del organismo, Dominique Strauss-Kahn, quien dijo que la medida muestra el liderazgo de Brasil entre los países emergentes.

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI

Strauss-Kahn dijo que el préstamo de Brasil contribuirá a reforzar los recursos del FMI.

Strauss-Kahn consideró que los fondos que prestará la nación sudamericana contribuirán a reforzar los recursos del FMI para ayudar a los países miembros a superar la crisis económica global.

“Una vez más Brasil ha reafirmado su papel importante como una de las economías emergentes líderes” en el mundo, agregó el director gerente del organismo en un comunicado.

El anuncio del préstamo brasileño se produjo horas después de que se dieran a conocer cifras que revelan que el Producto Interno Bruto (PIB) brasileño se contrajo un 0,8% en el primer trimestre del año con respecto al cuarto trimestre de 2008, lo que confirma que el país entró en recesión técnica, ya que registró dos trimestres consecutivos de caída del PIB.

Pero, a pesar de esos datos negativos, algunos analistas coinciden que la economía brasileña está en proceso de recuperación.

Los BRIC quieren mayor poder

Cumbre del G-20

Los países del BRIC -Brasil, Rusia, India y China- son un componente importante dentro del G-20.

Los llamados países del BRIC -Brasil, Rusia, India y China- llegan a la cumbre del G-20 demandando mayor influencia en el sistema económico mundial, pero ¿qué tanto podrán influir en las decisiones que se tomen?.

El sólo hecho de que las discusiones para buscar una solución a la crisis se estén ventilando en un foro como el G-20 y no sólo en el marco del G-7 -que incluye a los siete países más industrializados- es interpretado como una señal del papel crucial que tienen las naciones emergentes en este momento.

“Ya no se puede ignorar su voz”, dijo a BBC Mundo Federico Steinberg, economista en jefe del Real Instituto Elcano de Madrid.

“Estamos en un mundo en el cual si China, India, Brasil y Rusia no participan activamente, cualquier decision que se tome no será legítima desde el punto de vista internacional”, agrega.

Razones económicas

Brasil, es uno de los países que más énfasis ha puesto al BRIC

El presidente de Brasil, Lula da Silva

Brasil, es uno de los países que más énfasis ha puesto al BRIC

Pero no se trata sólo de otorgar legitimidad a las decisiones, destaca Alfredo coutinho, economista jefe para América Latina de la calificadora de riesgo Moody´s, en Pensylvania.

Coutinho destaca que a pesar de que los países del BRIC han sido golpeados por la crisis, existe la posibilidad de que no entren en recesión, como el resto del mundo.

“China aún continúa creciendo a tasas del 6%, Brasil informa de crecimientos por encima del 1% y esto a más de un año de que la economía estadounidense entró en recesión”, resalta el analista.

Esto, además de que esas economías no presentan desequilibrios, lleva a Coutinho a plantear que “serán estos países emergentes fuertes los que liderarán la recuperación económica mundial”.

Sin embargo, otros economistas han advertido que si la demanda en los países ricos continúa cayendo, China, Brasil y otros países corren el riesgo de sufrir una recesión.

Y aunque las cifras macroeconómicas hablan bien del comportamiento económico de los países del BRIC, en China, veinte millones de personas han perdido sus empleos en los últimos meses, mientras que el Banco Mundial pronostica que la economía rusa se contraerá en un 4,5%.

Lo que es innegable es que “hoy en día estas economías tienen un peso muy importante en la economía y el comercio mundial y sin ellos no hay solución a la crisis, además de que pueden contribuir a sacar de la crisis a los países desarrollados”, dice Federico Steinberg.

Los reclamos

Las naciones del BRIC demandan, en primer lugar, que se evite el proteccionismo en los países desarrollados. ¿Qué tanto serán escuchados?, aún es una pregunta abierta.

El presidente chino, Hu Jintao

China propone dejar el patrón dólar.

De hecho, analistas económicos advierten que muchas de las naciones que componen el G-20 podrían adoptar o están adoptando medidas que podrían considerarse proteccionistas, a pesar de expresar su compromiso con el libre comercio. Un ejemplo, es la cláusula de “compre estadounidense” en el paquete de estímulo fiscal que lanzó recientemente el gobierno de Barack Obama.

Por otra parte, los países del BRIC reclaman una mayor cuota de poder en las decisiones de organismos financieros multilaterales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. En específico piden una reforma del sistema de cuotas y votación.

De hecho, a inicios de marzo de este año, organismos financieros como el Comité de Basilea para la Supervisión Bancaria y el Foro de Estabilidad Financiera expandieron su membresía para incluir a estas naciones.

En un comunicado conjunto emitido días antes de la Cumbre del G-20, los BRIC saludaron la decisión, pero destacaron que se necesita hacer mucho más para garantizar representatividad en los organismos multilaterales.

Pero estos países emergentes también se han pronunciado a favor de que el FMI adopte políticas más flexibles a la hora de prestar dinero. En otras palabras, menos condicionalidades, un punto en el que parece poco probable que obtengan el apoyo de los países ricos.

Los BRIC también se han unido a las voces que reclaman una mayor supervisión de los “hedge funds” y el sistema financiero en general.

En los días previos a la cumbre, China se pronunció además a favor de una nueva moneda mundial que sustituya al dólar. Y unos días después, el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev indicó que la cumbre del G-20 debería tratar el tema.

Estados Unidos, por supuesto, rechazó de plano la idea, y aunque cada vez hay más voces que se pronuncian a favor de esta medida, no parece que estará dentro de las prioridades del G-20.

La lista de reclamos de los BRIC no es completamente nueva, pero lo cierto es que la crisis le ha dado un papel prominente a estas naciones y más que en ninguna otra ocasión la cumbre del G-20 muestra que en este momento es difícil ignorar su voz.

“El BRIC superará al G7 en dos décadas”

Redacción

BBC Mundo

Limpiavidrios chino en Pekín

El crecimiento acelerado podría convertir a los países del BRIC en potencias económicas y políticas.

El bloque integrado por Brasil, Rusia, India y China, conocido por sus siglas BRIC, va a rebasar en dos décadas a las economías más ricas del planeta, señala el analista británico que inventó el concepto del nuevo bloque en 2001.

De acuerdo con las proyecciones revisadas del economista Jim O’Neill, director del área de investigación económica de Goldman Sachs, la economía de China va a superar a la de Estados Unidos en el año 2027, poniendo al BRIC por encima del G7.

“Se llegará a eso 10 años antes de lo que se pensaba cuando empezamos a analizar el tema”, escribió O’Neill en un comentario reciente en el sitio de internet del banco de inversiones.

El cambio en las proyecciones del economista británico podría ocurrir incluso más pronto, principalmente, debido al crecimiento de China, que durante los últimos dos años ha sido muy superior a lo esperado por O’Neill cuando trazó los primeros escenarios.

Este grupo apunta a una transferencia de poder y de dinero de los viejos países desarrollados hacia las nuevas naciones emergentes

Riordan Roett, director del programa de las Américas de la Universidad de Hopkins

En la nueva proyección, China e India crecerán en una media de 5,2% y 6,3%, respectivamente, entre 2011 y 2050.

En 2027, el supuesto año del viraje, la economía de China se colocaría en el primer lugar de las economías del planeta, por encima de Estados Unidos.

“Sólo Brasil va a necesitar crecer con más fuerza”, destacó, al referirse a la proyección de un crecimiento medio de 4,3% entre 2011 y 2050.

La expectativa para Rusia es más modesta: 2,8% en el mismo lapso.

En el escenario se prevé que el G7, por otro lado, tendrá un crecimiento medio de sólo 1,6% entre 2011 y 2050.

El nivel del vida

Con todo, los trillones de dólares extra en las economías de los países emergentes no van a significar que esos países alcancen los patrones de vida considerados de Primer Mundo.

O’Neill fue quien creó el concepto del nuevo bloque “BRIC” en 2001.

A pesar de que juntos, por el volumen combinado del PIB, tienen el potencial de superar al G7, el único país que podría llegar cerca de los niveles de riqueza de los países desarrollados es Rusia, advirtió el analista.

Las proyecciones trazadas por O’Neill en sus estudio de 2001 continúan recibiendo críticas de varios lados. Muchos cuestionan el caracter artificial de un concepto que aglutina a países tan distintos en el campo político y social y hasta en el mismo modelo económico. Otros cuestionan la exclusión de hecho de otras naciones emergentes como Sudáfrica, México y Turquía.

Hay quienes destacan que los países del BRIC sólo se están beneficiando del verdadero fenómeno de este siglo: la emergencia de China como potencia económica.

La economía china tiene el mismo tamaño de los otros tres países del BRIC, y la brecha tiende a aumentar.

Nuevo poder

El hecho es que el concepto ganó fuerza y el BRIC está por convertirse en una cúpula de jefes de Estado con posibilidad de transformar la estructura de poder mundial.

Manmohan Singh, Dmitry Medvedev, Hu Jintao y Luiz Inácio Lula da Silva, durante el encuentro del G8 em Japón, en 2008 (Cortesia/Presidencia da Rusia)

¿Futuras potencias mundiales?

Esa es la opinión de Riordan Roett, director del programa de las Américas de la Universidad de Hopkins, en Washington, quien habló con la BBC.

“Lo que estamos viendo es el ascenso de un grupo de actores que, en conjunto, tendrán un papel protagónico en diversos momentos, como lo hicieron en Londres, en la reunión del G20”, comentó Roett.

“Este grupo apunta a una transferencia de poder y de dinero de los viejos países desarrollados hacia las nuevas naciones emergentes”.

Según Roett, los viejos acuerdos intenacionales establecidos por las grandes potencias, como el de Bretton Woods, que dio origen al FMI y al Banco Mundial, en 1944, “están muertos”.

SI TUMBAN A KADAFFI… ¡SE LES CAE EL TABLERO!


SÁBADO 16 DE ABRIL DE 2011

SI TUMBAN A KADAFFI… ¡SE LES CAE EL TABLERO!

http://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com/2011/04/si-tumban-kadaffi-se-les-cae-el-tablero.html

SI TUMBAN A KADAFFI… ¡SE LES CAE EL TABLERO!

Popayán, 16 de abril de 2011

La revolución democrática mundial – que se expresa con particularidades nacionales y étnicas en el mundo árabe – está revelando no sólo la crisis sistémica que vive el mundo capitalista sino la extremada debilidad y fragilidad del régimen político que las potencias occidentales han organizado a nivel orbital para legitimar sus acciones intervencionistas (ONU, OTAN, y demás alianzas).

Esas luchas por democracia política que los pueblos y trabajadores árabes desarrollan en la actualidad también han puesto en evidencia la crisis de los movimientos anti-capitalistas y anti-imperialistas.

El pensamiento revolucionario de los demócratas “socialistas” y/o nacionalistas, no pasó la prueba de las nuevas realidades del siglo XXI. Han caducado las teorías que sustentaron los movimientos nacionalistas anti-imperialistas del siglo XX.

Hoy los pueblos y trabajadores de Túnez, Egipto, Libia, Bahréin, Yemen, Marruecos, Jordania, Siria, Irán, Irak y otros que preparaban sus propias revueltas, enfrentan casi solos – huérfanos de orientación y solidaridad internacional – a los gobiernos dictatoriales y sápatras criminales en el poder y, están a expensas de las intrincadas y clandestinas intervenciones armadas y “pacíficas” de las potencias económicas de todo el mundo (occidental y oriental, del norte y del sur), que no quieren perder el control sobre el petróleo pero que también temen la expansión del espíritu revolucionario en sus propios países.

En Túnez y Egipto, las oligarquías capitalistas usan al ejército y a las cúpulas de los partidos burgueses y pequeño-burgueses para frenar la revolución y para derrotarla a plenitud.

La trampa montada en Libia ha querido ser utilizada en los demás países para confundir a la población rebelde que exige democracia. Sin embargo, el ímpetu de lucha contra las dictaduras y gobiernos autocráticos no ha decaído.

Los estrategas imperiales sabían de antemano que el derrocamiento en cadena de los déspotas subordinados a sus intereses era muy mal ejemplo para otras regiones del mundo.

Eran conscientes que el triunfo político de los pueblos árabes alimentaría el espíritu revolucionario de los trabajadores y pueblos de Europa, Norteamérica, China, India y otros países en donde se han acumulado problemas sociales, económicos y políticos que reflejan la crisis estructural del sistema capitalista.

Además, cada avance democrático de los pueblos árabes – así fuese parcial e incipiente –, serviría para profundizar la revolución, generaría condiciones para un nuevo tipo de nacionalismo pan-árabe, y pondría en peligro la “estabilidad regional”, que es la definición que le dan al control político imperial de esa región del mundo, que está centrado en sostener a la aliada y subordinada hegemonía saudí (Arabia Saudita).

Con la intervención en Libia, aprobada por todas las potencias económicas del mundo – incluyendo los países del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) que miraron para otro lado, y la autorización de la Liga Árabe –, aspiraban a que esa intervención generara entre las masas árabes la sensación de que la “transición democrática” podría hacerse desde la ONU, con moderación y control supervisado por las potencias occidentales.

Pero no fue así. Tal cálculo no se cumplió. Los pueblos y los trabajadores de los demás países árabes perciben la caída de Kadaffi en Libia como parte de sus luchas, y aunque rechazan la intervención extranjera, saben que un triunfo contra las autocracias va a abrir – como lo está haciendo –, una gran brecha para avanzar en la conquista de libertades políticas, el derecho de reunión y de asociación y la libertad de prensa, que son armas de gran importancia para construir nuevas realidades sociales y políticas en cada país y en la región.

Hoy las potencias imperialistas no saben qué hacer. Anuncian todos los días la caída de Kadaffi pero saben que si lo tumban no podrán detener el desplome de sus dictadores de bolsillo en los demás países.

Además, al igual que en la misma Libia, no tienen la seguridad absoluta de que las nuevas realidades políticas les garanticen el mantenimiento de “su estabilidad” y control, dado que no tienen la fuerza política interna que les genere la suficiente confianza. Están aprendiendo de Irak y Afganistán.

Mientras tanto, los heroicos pueblos y trabajadores del mundo árabe – a pesar de las masacres y conspiraciones internacionales –, siguen mostrando una energía y beligerancia admirables.

La hegemonía saudí está en graves problemas. Es posible que – en el corto plazo – las revoluciones sean derrotadas, pero los pueblos dieron ya los principales pasos: se liberaron del miedo, removieron de sus mentes las divisiones étnicas y religiosas, desmitificaron los ejércitos y líderes “nacionalistas”, y re-descubrieron su fuerza transformadora. ¡Esa es la mayor conquista!

Lo que sucede en el Norte de África y Medio Oriente ha puesto sobre el tapete la necesidad de profundizar el debate sobre la “crisis de pensamiento revolucionario”.

El proletariado – golpeado en su esencia revolucionaria desde hace 87 años –, cuando la línea “chovinista gran rusa” se impuso en el proceso socialista de la URSS, no se había podido reponer de esa derrota histórica.

Los intereses nacionales terminaron por ahogar los sueños libertarios de los trabajadores y las teorías radicales de transformación social se fueron diluyendo en un anti-imperialismo estrecho. Hoy se empieza a desbrozar de nuevo la senda internacionalista.

Sólo si clarificamos el camino podremos alimentar y unificar las luchas democráticas de los pueblos latinoamericanos, árabes y de otras regiones del mundo, para transformarlas en revoluciones sociales.

Sólo así los pueblos y trabajadores del mundo entero podrán aprovechar la actual parálisis inercial de los imperios y diversos bloques de potencias económicas que, ante la decadencia estadounidense y la debilidad estructural que sufre todo el sistema-mundo capitalista, lo único que hacen es sobreaguar su propia crisis.

La revolución despeja el camino. No tengamos miedo de enfrentar nuestras deficiencias teóricas y vacilaciones políticas. La fase pre-revolucionaria que estamos viviendo nos obliga a ajustar el pensamiento y a mirar hacia el futuro. ¡Hagámoslo!

PUBLICADO POR FERNANDO DORADO EN 12:55

La Verdad oculta detrás de Libya


La Verdad oculta detrás de Libya
Sería demasiado simple pensar en el supuesto enojo del Imperio contra Gheddafi. Más aún una intención “humanitaria” En la situación de Africa, tal vez, encontremos la respuesta.
Orlando Sabini | Para Kaos en la Red | Hoy a las 0:26 | 57 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/verdad-oculta-detras-de-libya

Compartir: 

La Estrategia del ImperioTodas las intervenciones americanas en los distintos países se hicieron al amparo de llevar “democracia”, razones “humanitarias”, “libertad” y ayuda en el desarrollo de pueblos “oprimidos” por gobiernos dictatoriales.

No se trata de opinar sino de analizar hechos concretos para comprender la ejecución de ese paradigma imperio-capitalista que es la creación de un Nuevo Orden Mundial bajo el deseo de las corporaciones y el brazo ejecutor de los EE.UU.

Es indudable que a través del tiempo se fue construyendo un mundo donde los intereses se entrecruzaron y se fueron condividiendo entre poderosos grupos económicos que necesitaban dealianzas y apoyo de los gobiernos. Ya no alcanzaba un sinnúmero de Tratados Bilaterales.

La creación de Organismos Internacionales era el espaldarazo institucional para llevar adelante estos planes que necesitaba un consenso cada vez mayor para derribar ideologías, culturas y sistemas sociales opuestos.

Todo apunta a un Gobierno, a una Moneda, a un Centro de Producción y a un Sistema social. Esto que todavía no hemos incorporado cabalmente se viene llevando a cabo en forma ininterrumpida desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y tiene como antecedente la propia conquista del territorio de los EE.UU. con mentalidad capitalista e imperialista sobre los pueblos autóctonos.

Si hacemos un repaso sobre los últimos 20 años, que son la consolidación del proyecto en su última etapa, veremos que:

Se crean “aliados” que luego es necesario “renovar”, tenemos ejemplos en personajes puesto y sacado por EE.UU., Saddam Hussein Osama Bin Laden, Noriega, Mubarak, Ben Ali, entre otros. Tenemos ejemplos de apoyo circunstancial en países como Colombia, últimamente Chile, pero también en los distintos emiratos árabes como Yemen, Baharein, Qatar.

Por otra parte los países que presentan situaciones conflictivas y radicales el recurso es la invasión. Ultimamente se trata de darle un viso de mayoría internacional a través de una minoría integrada a un Organismo Internacional.

Esto ha pasado en todos los casos y últimamente delegamos el liderazgo de las operaciones en la OTAN que está representada por una treintena de países de los casi doscientos que integran la o nU y de 5 que integran el Consejo de Seguridad con 10 invitados ocasionales.

Estos organismos no tienen ningún valor democrático el peso de los países que integran el Imperio tienen un poderoso looby y métodos sofisticados de presión que ejercen incluso sobre quienes disienten a través del veto. Pero sacan a EE.UU. del centro de las críticas.

Asi se plantean intervenciones que se votan a tarvés de declaraciones muy “precisas” donde siempre se deja la puerta abierta con “todas las medidas necesarias”.

Para el consenso popular y evitar una presión extrema sobre gobiernos aliados se inventan argumentos que al pasar del tiempo caen en el ridículo pero ya la situación de hecho está ubicada donde el Imperio quería.

Es una redundancia hablar del atentado 11/9, a las Torres, al Pentágono para usar de argumento la creación de una guerra al “terrorismo” que nunca termina porque siempre se renueva.

Al Qaeda fue creado por EE.UU para derrotar a la Unión Soviética en Afghanistan, para crearles un Vietnam igual al que pesaba demasiado sobre las espaldas de EE.UU.

Afghanistán no tiene petróleo pero es un punto relevante en una estrategia a mediano plazo. Se completa con Irak y en este caso el petróleo juega su rol pero no menos importante como pieza que junto al país talibán pone el cerco a Irán.

Esto es así.

Lo confirma la situación de Pakistán, que estando bajo una durísima dictadura (en este caso no había razones de “democracia”, “libertad”, etc.) lo “compraron” y asi se cercaba poniendo presión al régimen iraní. Estrategia que hoy tiene más validez que nunca.

Pero que hay detrás de Libya?. El norte de Africa sufrió una renovación, una solidificación de los gobiernos y conceptos democráticos occidentales. Pero Libya? Era un hueso duro de roer. Si cae el régimen libio habrá un cambio de posiciones en Africa. Gheddafi es quien más apoyó la Unión Africana.

El tema libio es complejo. Es difícil una cirujía a fondo sin tocar nervios ligados a Europa. Italia debe poner sus bases y es el seguro derrotado. Si gana Gheddafi no tendrá petróleo ni gas. Si pierde Gheddafi serán Francia en Inglaterra quienes dominarán los contratos de las empresas petroleras.

Hay que recordar que tanto Francia como Alemania quedaron fuera del “reparto” de Irak; en los contratos petroleros y en las inversiones que demanda la “reconstrucción”.

No sabemos que hay detrás de Libya, pero si analizamos la situación africana veremos que asoman indicios de una situación que claramente pone al margen a Europa y EE.UU.

La consolidación en Libya de un gobierno pro-Imperio permite establecer una amplia región “aliada”. Volcaría definitivamente a Chad, Niger y república Centro Africana hacia una posición aliada.

La creación del Sud Sudán la zona rica en petróleo que hasta ahora administraba el régimen de Bashir, debilita a éste y crea un fuerte compromiso con Kenia la salida al mar del nuevo estado.

Basta observar la hegemonía económica que ejerce China en gran parte del continente negro para darse cuenta que las posibilidades, para Europa y EE.UU, son cada vez más difíciles para tener un dominio estratégico sobre producciones indispensables para las nuevas tecnologías.

Para ser sintético trasladaré noticias aparecidas en la prensa de los últimos tiempos:

“La Unión Europea (UE) pretende prevenir el ascenso de China como fuerza política y económica en África”

Las exportaciones de África a China crecieron más de 40 por ciento entre 2001 y 2006, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). Las importaciones de ese país desde África, 35 por ciento. En el mismo periodo, el crecimiento del comercio mundial ascendió a apenas 14 por ciento.”

“..el gobierno chino anunció un préstamo de 5.000 millones de dólares a República Democrática del Congo en diciembre de 2007, pocos días antes de una importante cumbre UE-África en Portugal”.


“Esos hechos llevaron a líderes de la UE a promover el fortalecimiento del predominio europeo en el continente africano, al que consideran dentro de su esfera tradicional de influencia”.

“Las inversiones ‘incondicionales’ de China en las naciones africanas gobernadas por regímenes opresivos contribuyen a perpetuar las violaciones a los derechos humanos y a empeorar la gobernanza”

“PetroChina, subsidiaria de la estatal China National Petroleum Corporation, posee una gran participación en el consorcio nacional petrolero de Sudán y mantiene grandes operaciones en el ámbito local”.

“El gigante asiático compró más de la mitad de las exportaciones petroleras de Sudán en 2006”.

“El acuerdo fue objeto de acaloradas críticas porque el gobierno de Sudán es acusado de utilizar esos beneficios para comprar armas.”

“China volvió a ser noticia por este asunto en abril de este año, cuando estibadores sudafricanos se negaron a descargar armamento de un buque de ese país destinado al régimen represivo del presidente Robert Mugabe, de Zimbabwe.

El gobierno de Mugabe es acusado de graves violaciones a los derechos humanos a fin de sofocar a la oposición”.

“De alguna manera, los europeos se quedan afuera de África porque muchos gobiernos del continente firman acuerdos con China. Lo que debe ser primordial son los intereses africanos y esos gobiernos no los tienen en cuenta”.

“  …al mismo tiempo, China ofrecerá préstamos preferenciales de 3.  000 millones de dólares y créditos de exportación de 2.000   millones de dólares en los próximos tres años y establecerá un   fondo especial de 5.000 millones de dólares para estimular la   inversión China en Africa”.

“ Wen apuntó que China eximirá deudas de los países más pobres   para aliviar su carga.”

“China preparará para Africa 15.000   profesionales en los próximos tres años y aumentará el número de   becarios africanos”

“China cuenta con 50 grandes proyectos en Libia valorados en 18.800 millones de yuanes. Yao señaló que la evacuación de trabajadores chinos de Libia ha planteado serias dificultades para el funcionamiento de estos proyectos e informó de que China está evaluando las pérdidas sufridas por sus compañías en ese país del norte de África.”

“El comercio entre China y África fue valorado en casi 115.000 millones de dólares el año pasado, y sigue creciendo a un ritmo del 43.5 %, …”

“Pero la concentración de la inversión china se ha producido en ocho países africanos principalmente, que son Kenia, Tanzania, Suráfrica, Nigeria, Argelia, Zambia y, polémicamente, Sudán y Zimbabue”, según el diario británico, Daily Telegraph.

“China ha invertido fuertemente en puertos en Kenia y es parte de un proyecto de 22.000 millones de dólares, anunciado por el gobierno de Kenia en abril de 2008, que incluye una línea de ferrocarril y una autopista que enlazará el puerto situado en Lamu con la vecina Etiopía, el Sur de Sudán y Ruanda. China también ha invertido en proyectos de energía eólica e hidráulica.”

“El desembarco de China ha empezado a cambiar la cara del continente”.

” Objetivo: las materias primas locales que permiten a la potencia económica oriental continuar con su imparable crecimiento.”

.”.El Coliseo que albergará los Juegos Panárabes en el 2011 en Mozambique y el aeropuerto internacional, que ejecuta también una empresa china, con un crédito blando del banco de exportaciones e importaciones de China”

“Este proyecto será hecho con la mayor perfección para dar gloria a China”,

“Desde Argelia a Mozambique, de Sudán a Zambia, o de Mauritania a Congo, la huella de China es cada día más visible”.

“Petróleo, madera, cobre, hierro, níquel, aluminio, carbón”.

“A cambio, miles de obreros chinos trabajan a destajo en la construcción de carreteras, puentes, presas, centrales eléctricas, estadios, edificios públicos.

préstamo de 10.000 millones de dólares para poner en pie un sistema financiero robusto en el continente africano”.

“China ha desplazado a Estados Unidos como mercado principal de diversos minerales”

“China con la Unión Europea (425.000 millones de dólares), y con Estados Unidos (334.000 millones)”.

“A las seis de la mañana, la carretera desde Lusaka a la provincia minera de Copperbelt, en el norte de Zambia, está repleta de camiones. Aquí están las minas de cobre y cobalto, las mayores fuentes de riqueza y artífices del crecimiento económico del país, que en los últimos años ha superado el 5%. La producción de cobre (líder de África y séptimo del mundo) ha estado sometida a los vaivenes de los precios en los mercados internacionales. El año pasado alcanzó las 667.000 toneladas”.

“China es el mayor cliente de Zambia y primer consumidor mundial de cobre, que emplea en la construcción, electrónica, informática, automóvil y otros bienes de consumo”.

“Zedong instalaron 1.860 kilómetros de vía, perforaron montañas y cruzaron ríos. El tren recorre el trayecto desde la ciudad zambiana de Kapiri Mposhi hasta el puerto de Dar-es-Salaam, capital de Tanzania. Esta obra mastodóntica permitió una salida hacia el océano Índico para el cobre zambiano”.

“China aprovechó la retirada de muchas empresas occidentales y llegó a Sudán con inversiones millonarias. Según el Gobierno de Jartum, ha desembolsado más de 6.000 millones de dólares en 50 proyectos, que incluyen oleoductos, refinerías….”

“Sudán ha aumentado la producción de petróleo, por encima de los 500.000 barriles diarios. A cambio, el 43% del crudo que se extrae de los pozos sudaneses navega rumbo a China en los petroleros que zarpan de las terminales de Port Sudán y Port Bashir, en el mar Rojo”.

“Con Sudán, la cooperación no es sólo económica. China ha suministrado aviones de combate, helicópteros de transporte de tropas y otro material militar al régimen de Bashir, y desde su puesto en el Consejo de Seguridad ha maniobrado para evitar sanciones de la o­nU a Sudán”.

. “China vino sin imponer condiciones. Los occidentales se meten en todo, en nuestras tradiciones y nuestras constumbres”, dice el doctor Abdelrahman Ibrahim Elkhalifa, que intervino en el proceso de paz que puso fin a la guerra Norte-Sur”

Como se puede ver detrás de Libya y la reorganización del norte de Africa y la occidentalización de los países árabes puede haber algo más…será China y su sistema social? La abstención en el Consejo de Seguridad tendrá que ver?

En su visita a Chile Obama alertó a Brasil para que no se crea el “capataz” o “hermano mayor” de Latinoamérica (Alianza Igualitaria) porque actitudes díscolas como las alianzas con Irán y China el disenso en las normas monetarias son una grave afrenta al Imperio. Que nos espera en América Latina? Nada bueno y antes de lo que creemos.

Creo que es bueno aprender estas cosas y rebelarse contra este sistema que cada vez nos impone la negación de la libertad y nos disfraza el concepto de Humanidad negando laigualdad de los seres, la hermandad de la raza.

 

El imperialismo estadounidense empuja a una nueva geoestrategia mundial.


Militarismo estadounidense empuja a nueva geoestrategia mundial

  • Jueves, Marzo 10, 2011, 11:00

IrakEn principio para un mayor entendimiento de este tema es necesario tener un concepto más o menos acertado de lo que es el militarismo estadounidense. Cierto, EEUU a pesar de la quiebra de su economía sigue siendo una nación muy poderosa. Como sabemos ese poderío esta expresado en la fuerza de sus armas y en la primacía de su ejército.

Por eso decíamos en algunos artículos anteriores que hablar de la situación internacional implicaba necesariamente hablar de los EEUU. Este país es el más armado del mundo. Tiene la mitad del presupuesto militar del planeta. Una poderosa flota naval. Un moderno ejército. Más de 1000 bases militares que rodean el mundo. Una poderosa fuerza aérea. Un movimiento paramilitar (mercenarios) formidable que lo secunda en todo momento y en cada conflicto que esta comprometido.

Poderes ocultos de control y dominio (una superestructura rapaz y fascista muy poderosa) que manejan a los movimientos de reacción religiosa (sectas religiosas por doquier), pandillaje y barras bravas, en vastas regiones del planeta y que desarrollan duras guerras de baja intensidad (una de las lecciones más importantes extraídas en el caso de la guerra de baja intensidad desatada en los países arabes y musulmanes y en el norte de África es justamente el rol que están cumpliendo las bandas paramilitares como fuerza de choque contra las masas que realmente quieren la transformación en esta región). Y, una poderosa red de transnacionales de la información que le sirven de caja de resonancia.

EEUU es el mayor fabricante de armas. Esto es así, pues, mientras todos los sectores productivos en EEUU están en quiebra, el sector armamentístico está en una gran prosperidad.

Las empresas dedicadas a la fabricación de armas están en una época de apogeo. Por lo menos hay dos empresas estadounidenses que ocupan los primeros lugares en materia de fabricación de armamentos, ellos son: Boeing y Lockheed Martin. Sin olvidar, por supuesto, a Northrop Grumman. Además, a Raytheon el mayor fabricante de misiles (con sede en Walthan, Massachussets).

Ahora bien, si observamos con mayor detenimiento la ofensiva militarista estadounidense desde sus inicios, encontraremos que esta tuvo un paso previo y que no fue otra sino el control de Europa del Este, esto es tras la caída de la URSS en 1991, para luego tratar de imponerse en Oriente Medio, Asia Central, Sudeste Asiático, Caucaso, etc., zonas geoestratégicas de inmenso valor para sus ambiciones de dominio mundial.

En concreto hay tres hechos que anteceden a esta ofensiva: primero, la guerra de desgaste de Irán-Irak urdida por los EEUU y desatada entre el 16 de septiembre de 1980 y el 22 de septiembre de 1988. Segundo, la caída de la ex URSS en 1991. Y, tercero, el desmembramiento de Yugoslavia (balcanización) que concluyó con los bombardeos criminales de la OTAN contra Belgrado del 24 de Marzo al 10 de junio de 1999.

Fases de la ofensiva militarista estadounidense

Esta dividida en dos fases: Entre el inicio y el final de la primera se puede ubicar la aparición de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS) (2001) y el comienzo de la Gran Depresión Económica Mundial (2008). En concreto esta fase se inicia con el auto atentado a las “Torres gemelas” el 11 de septiembre de 2001, que ese mismo año (2001) dio lugar a la invasión de Afganistán y en 2003 a la invasión de Irak. Son dos grandes guerras que conmueven esta fase.

La segunda, viene desde el año 2009 hasta la actualidad. Es realmente muy sangrienta, con monstruosos genocidios, sobre todo, en un primer momento (2009 y 2010), con el uso indiscriminado de los asesinos predator en Pakistán y Afganistán y el anuncio de la intensificación de las confrontaciones en Asia central, el Caucaso y Oriente Medio.

Así es, desde el cambio en el comando del ejército invasor EEUU-UE-OTAN en Afganistán (David Petraeus por Stanley McCrystal) los ataques aéreos se han incrementado, se dice en un 172 % con 700 misiones de vuelo en el mes de septiembre de 2010 (1). De la misma forma los ataques de los aviones asesinos Predator se han triplicado con relación a 2009 que fue de 45. El año 2010 solamente en el mes de septiembre hubo 22 ataques.

Pero, en lo fundamental, la agresión imperialista en esta segunda fase esta orientada a Asia Central, Sur de Asia y Sudeste Asiático. En Asia central su intromisión es muy importante: Azerbaiyán, Uzbekistán, Kirguizistán, etc. En el Sur de Asia impulsa grandes disensiones y recelos (divide para reinar) entre India, China y Pakistán, sobre todo, a este último país (2).

Las notas afirman que sólo en el valle Swat (Pakistán) hubo desplazamiento de 3 millones de personas. Aquí EEUU aprovecha al máximo antiguas contradicciones entre Nueva Delhi y Pekín e incluso agudiza las contradicciones entre Nueva Delhi e Islamabad. Todo está orientado al control del Océano Indico. En el Sudeste Asiático, es por recuperar sus antiguos protectorados que hoy se orientan hacia China. Indudablemente aquí el control del Océano pacifico es muy importante.

Sin embargo es bueno enfatizar que en la presente coyuntura el enardecimiento militar estadounidense esta localizada sobre todo en Oriente Medio, el norte de África y el Sudeste Asiático. En concreto el control de Irán, Líbano, Siria, Libia y la península coreana es clave para la vigencia de los EEUU como potencia hegemónica. Irán y Libia por el petróleo. Líbano y Siria por lo geoestratégico. Y, la península coreana también por lo geoestratégico.

En el norte de África la campaña agresiva estadounidense es muy fuerte. Desde inicios de 2011 estuvieron inscritos en una campaña de baja intensidad. En primer lugar en Sudan (país petrolífero con importante suministro a China) hay una especie de balcanización aprovechando el sentimiento regionalista del sur.

No olvidemos que este país al igual que Libia (aquí empezaba a incrementarse sus intercambios comerciales con China), Zimbabwe y Somalia (aquí EEUU después de maniatar su mini-estado permite la piratería y el saqueo voraz de sus riquezas marítimas, además de ser vertedero de desechos tóxicos) ha estado en la lista de los llamados “Países Canallas” confeccionado por los EEUU. Desde hace un tiempo Muammar Al Gaddafi, Omar al-Bashir y Robert Mugabi sufren un proceso de demonización muy fuerte (3).

Pero, en esencia, EEUU está en un verdadero atolladero militar. Desde la guerra de Corea (1950) no encuentra éxitos sino sólo derrotas. Así fue en Vietnam (finalizada en 1975), Afganistán (2001), Irak (2003) y Georgia (agosto de 2008). Lo de los Balcanes (1999) fue una cobarde agresión en las que se usó armamento prohibido, entre ello, bombas de grafito y los mortíferos misiles de crucero Tomahawks.

Entonces esto ha conducido a adoptar en su estrategia el uso del armamento nuclear. El Pentágono lo hizo saber así. Entonces la interrogante planteada frente a semejante decisión es la siguiente: ¿EEUU esta preparado para una guerra de ese tipo? En principio considero, es mi apreciación personal, que EEUU no esta preparado para una guerra nuclear por que de hecho una guerra de tales dimensiones afectaría en primer lugar a sus propias ciudades. En concreto EEUU teme a los países que tienen armas nucleares y es incapaz de enfrentarla en esos términos. Al parecer su denominado escudo antimisiles no tienen un efecto real defensivo. Aparte que es, según las prensas, muy costoso. Realmente es un mito la invulnerabilidad de Norteamérica.

Pero eso no quiere decir que no la puede usar contra los países débiles. Lo puede hacer. Indudablemente. Irán esta en ese peligro. Entonces el objetivo central de EEUU después de su incapacidad por dar curso el arma nuclear es tensar la región de Oriente Medio, Sudeste Asiático (península coreana), Asia Central, Sur de Asia, y el Caucaso (Georgia) con armamento nuclear no estratégico (bombas revientabunkeres) y artefactos nucleares mininukes considerado por el ejercito estadounidense como armas convencionales.

En efecto hay armas nucleares que en la nomenclatura de los fabricantes de armas se llaman armas nucleares no estratégicas. Son armas que no están ventilados en los acuerdos START entre EEUU y Rusia. Por lo tanto son armas de gran proliferación. A este rubro pertenecen las bombas revientabunkeres o también llamados armas B61.

EEUU tiene estacionadas armas nucleares en cinco países europeos. Estos son: Alemania, Bélgica, Italia, Países Bajos (Holanda) y Turquía. Se dice que en total habría 900 armas nucleares. Esto es una flagrante violación de acuerdos internacionales sobre “No Proliferación de Armas Nucleares” que dice “Cada Estado poseedor de armas nucleares se compromete a no traspasar a nadie ni llevar fuera de sus fronteras”.

Nuevos acuerdos de despliegue de armas nucleares en Europa. En efecto en mayo de 2010 EEUU aseguró el despliegue de misiles anti-balísticos en ésta región. Los acuerdos incluían el despliegue de misiles Patriot e interceptores SM-3 (anti-satélites y anti-balísticos) en Morag, Polonia y sólo a 35 Km. de Rusia y con radar antimisiles en Republica Checa. También estos mismos interceptores SM-3 en Rumania con estación de radares antimisiles en Bulgaria.

EEUU también piensa llevar (o tal vez ya estén allí) armamento nuclear a los países del Golfo Pérsico. Esto sería un complemento de los últimos acuerdos de venta de armas efectuados en esta región. En concreto piensa estacionar allí (Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos) misiles anti-balísticos. Prueba por demás suficiente que esta región es absolutamente geoestratégica para este país y que explicaría, en última instancia, la campaña de baja intensidad desatada en esta región.

Acuerdos militares. EEUU ha desarrollado una red muy importante de acuerdos y compromisos militares. Es la base de su dominio sobre el mundo. La existencia misma de la OTAN y otros conglomerados demuestran esta situación. Lo esencial en todo esto es que todos estos acuerdos están firmados sobre la base de la imposición. EEUU es una gran potencia que ejerce un férreo control sobre sus socios.

Hay una fuerte carrera armamentística impulsada por los EEUU que empuja a una nueva geoestrategia mundial

Sobre el potencial militar de los EEUU hemos hablado con alguna profundidad en los parágrafos anteriores. Ahora nos toca observar a los países emergentes (Rusia y China) y Europa. Aquí hago un énfasis especial sobre Irán y la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

Rusia

Dmitri Medvedev Dmitri Medvedev

Rusia tiene una fuerza armada muy importante. Se dice el segundo después de EEUU. Pero en lo que refiere a armamento nuclear, de hecho, está equiparada con los EEUU. Las notas indican que en la URSS, e incluso cuando aquí ya se había restablecido el capitalismo, se habrían logrado los más grandes inventos de la modernidad a excepción del Internet. Por supuesto sin olvidar sus retrasos tras los sucesos de 1991.

Sin embargo, por ejemplo, en lo que refiere a los instrumentos aéreos sus aparatos SU-27 estuvieron hasta el último al nivel de los F-22. Cierto, EEUU ha tenido un despegue muy fuerte en la producción de aviones de combate, en este caso, de los cazas F-35. Pero Rusia también había seguido modernizando sus aparatos aéreos, la sorpresa fue en enero de 2011 cuando los jerarcas rusos mostraron a la prensa internacional el primer vuelo de los novísimos cazas PAK-FA que la industria militar rusa había desarrollado sobre la base de los S-27.y, valga la redundancia, este es un caza del mismo nivel de los F-35 de EEUU (4).

En cuanto a misiles, Rusia lleva la delantera a los EEUU con la producción de los mortíferos S-300 ahora potenciados, según las prensas, en sus versiones S-400 y S-500.

Rusia y Francia tienen acuerdos comerciales en la venta de buques de desembarco anfibio tipo Mistral. Pero el asunto no queda aquí, esto va más allá, pues, los acuerdos alcanzan incluso a la fabricación de portahelicópteros Mistral en los astilleros Baltiyski en San Petersburgo, es decir, en Rusia (5).

EEUU manipula a Japón para enfrentarlo con Rusia con el pretexto de la devolución de las 4 islas kuriles del sur: Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai. Sobre esto, Rusia al parecer estaría en contra de revisiones y modificaciones de los acuerdos de la Segunda Guerra Mundial y, en razón de ello, habría llevado armamentos modernos a estas islas para garantizar y fortalecer la defensa de su soberanía en esta región. Por otra parte nos llegan noticias que Rusia estaría desplegando los misiles S-400 en el Lejano Oriente (6). Hay también algunos desacuerdos entre China y Japón, también atizados por los EEUU, por el asunto de las islas Senkaku hoy bajo jurisdicción de Japón al que China reclama su devolución.

A pesar de que se habla de acuerdos que habrían llegado India con EEUU, hay importantes acuerdos de India con Rusia. Sobre esto es bueno recordar que India es una potencia económica de primer orden y EEUU no puede jactarse de tener en sus manos a este país. Aquí son muy importantes los acuerdos firmados entre India y Rusia sobre Cazas de quinta generación. La noticia dice lo siguiente: “Rusia y la India firmaron definitivamente el contrato para el desarrollo del caza de quinta generación FGFA para la Fuerza Aérea India en la base del flamante caza ruso T-50 que actualmente desarrolla con exito el ciclo de evuelos de prueba” (7).

Rusia y Gran Bretaña han tenido últimamente fuertes roces en su diplomacia. Hubo en ambos lados expulsión de diplomáticos. En primer lugar Gran Bretaña expulso un diplomático ruso en diciembre de 2010. Seis días después hizo lo mismo Rusia. Al parecer todo habría girado en torno al espinoso tema del espionaje. En esto también debe recordarse cuando el año pasado (2010) EEUU expulso a 11, se dice, espías rusos (8).

Por otra parte Rusia confirma que venderá a Siria misiles de crucero antibuque Yajont (9). En realidad estos son contratos efectuados aún en 2007. Sobre esto lógicamente EEUU e Israel han dado un grito al cielo.

China

Hu Jintao Hu Jintao

China, tras su ascenso económico, también ha logrado importantes avances tecnológicos para el sector defensa. Las notas afirman que habría logrado desarrollar armas antisatelites y un importante avance en lo que refiere a instrumentos de investigación espacial, se puede decir, hoy estaría casi del mismo nivel de los EEUU.

Una nota que ha impactado muy fuertemente hace poco en los medios estadounidenses es lo que refiere al caza J-20 que China habría logrado desarrollar y que serían del mismo nivel de los F-22 Raptor y, lo más importante, con tecnología propia (10).

El ejercito chino (Ejercito Popular de Liberación. EPL) estaría compuesto por más de dos millones de efectivos. Es el ejército más numeroso del mundo. En posesión de armas, sobre todo en aparatos aéreos, China es la tercera potencia militar después de EEUU y Rusia (11). Además las notas afirman que tiene una importante flota naval, sobre todo, submarinos.

Por otra parte es necesario tomar nota que China con el ascenso de sus industrias y el gran desarrollo de su economía inclusive produce muchos repuestos para la Boeing y otras empresas de EEUU.

Entonces esto mismo empuja a China ha cuestionar la hegemonía estadounidense. En primer lugar asume un rol muy importante sobre el pacifico. Los socios de EEUU como son Japón y Corea del Sur cada vez estrechan sus relaciones comerciales con China. Esto, indudablemente, es una profunda preocupación para el Pentágono.

Europa a un paso de levantar embargo de armas a China. Se sabe que tras lo sucesos de la plaza Tiananmen ocurridos en Pekín en 1989 la UE impuso el embargo en el suministro de armas a este país. Pero ya en Noviembre de 2006 Francia (Jacques Chirac) se pronunció por la anulación de esa medida. En los últimos años la diplomacia europea ha sido muy condescendiente con China a tal punto que ahora solo Gran Bretaña es la que quiere mantener esta medida (12).

China, en las provocaciones estadounidenses en el mar amarillo el año pasado (2010) rechazó la visita del secretario de defensa de los EEUU a Pekín. Entonces fue una respuesta inusual en las relaciones internacionales promovidos por EEUU.

Los medios armamentísticos en Europa

Europa tras los hechos lamentables de la crisis mundial que también puso en aprietos el euro tiene importantes retrocesos en lo que refiere a medios de defensa. Por supuesto sin olvidar que es una región absolutamente militarizada y centro de importantes bases militares estadounidense equipadas con armamento nuclear. Sus elites se orientan de una forma muy importante a la fabricación de armas. No olvidemos que allí están ubicados, después de EEUU, las mayores fábricas de armas. El Bae Systems es uno de los más grandes fabricantes de armas asentadas en Inglaterra. De los 25 mayores fabricantes de armas y municiones del planeta, 19 son compañías de EEUU, el resto son británica y en general europeas.

Francia e Inglaterra llegan a acuerdos de cooperación militar. Esto es trascendental en las relaciones europeas. El 02 de noviembre de 2010 estos países llegaron a acuerdos en materia de cooperación militar. Exactamente se trata de acuerdos para compartir instalaciones de ensayo nuclear y uso de portaaviones. Y, ambos países representan el 50% de la capacidad operativa militar de Europa. Por eso es muy importante este acuerdo. En esto es bueno recordar la posición asumida por el presidente Charles de Gaulle que en 1966 retiro a Francia de la OTAN justamente en desacuerdo a la ingerencia estadounidense en contra de Europa a través de esta organización.

Por otra parte Holanda hace poco ha retirado sus tropas de Afganistán. Esto contraviene los acuerdos de la OTAN y es una muestra de la existencia de contrariedades al interior de esta organización. Además, no olvidemos que Francia e Inglaterra son los únicos países de Europa que cuentan con armamento nuclear propio.

El caso iraní

Mahmud Ahmadineyad Mahmud Ahmadineyad

Aquí quisiera puntualizar como debe ser sobre Irán porque es una potencia regional muy importante que ha tenido un gran desarrollo armamentístico justamente por estar duramente presionado por las amenazas de invasión de EEUU. El asunto es: ¿Por qué Irán es el objetivo inmediato y el próximo país que debe ser intervenido por los EEUU? En principio, Irán es el quinto mayor exportador de crudo en el mundo (petróleo). Controla al milímetro el Estrecho de Ormuz, uno de los pasos más estratégicos del petróleo, por donde circulan más del 40% del consumo mundial.

Además, es uno de los artífices de la introducción del euro como moneda válida en las transacciones internacionales de este valioso líquido, incluso, tiene aperturado un nuevo mercado del petróleo en la isla Kish donde las transacciones se realizan en euros no en dólares. Estas son cuestiones de vida o muerte para los EEUU que inducen a una pronta invasión de este país. En ese sentido sus esfuerzos por cumplir ese objetivo han sido enormes, incluso, se podría decir, casi desesperados. Y, según sus propios expertos, la ocupación de este país, serían, algo así, como una tabla de salvación de sus graves aprietos, o tal vez, como una tregua que podría dejarle respirar por lo menos algunos años.

Las proyecciones en materia de control del gas natural en el mundo son frustrantes para los EEUU. En efecto, se dice que Rusia e Irán en los próximos años pasarán a controlar casi la mitad de todo el suministro de gas natural en el mundo y con ello tendrán una influencia decisiva sobre Europa en materia de consumo de gas. En esto se ubica Alemania y Francia (principales socios de Rusia), el primero casi completamente y el segundo también en ese mismo término y por encima de sus fuentes de energía atómica.

El asunto de la planta nuclear de Bushehr. Se sabe que el 21 de agosto de 2010 Rusia había entregado esta planta nuclear a Irán listo para su funcionamiento (13). Luego vino el sabotaje con el virus informático de nombre Stuxnet. Ahora Rusia ha dicho claramente que pronto concluirá el proyecto (14).

Provocación militarista estadounidense contra Rusia y China por el asunto iraní. Así es. Si en el caso Afganistán hay confluencia de los poderes imperialistas para sojuzgar al pueblo afgano aquí en Irán los puntos de vista de estas tres naciones (EEUU, Rusia y China) están absolutamente divergidas. EEUU ejerce una presión muy fuerte contra Rusia y China a fin de que detengan sus contactos con Irán. China y Rusia no aceptan tal situación. Ciertamente el mercado energético iraní es muy valioso para los intereses de estas tres naciones. La repartija imperialista está en marcha.

Entonces los preparativos de invasión hace mucho tiempo están listos. Prácticamente Irán está del todo cercada. Hay fuerzas militares terrestres alrededor suyo, fuerzas navales que circundan su frontera marítima, fuerzas aéreas estacionadas también a su alrededor, pero Irán controla al milímetro el estrecho de Ormus y tiene una fuerza armada capaz de resistir al coloso estadounidense y ocasionarle graves desajustes a su colapsada economía.

Y, finalmente, Irán se ha mantenido en alerta permanente. Las notas que nos llegan sostienen una gran capacidad de defensa militar de este país. Se habla incluso de exportación de sistemas de defensa antiaéreo (15). Y, por último, Irán dio una sorpresa al mundo cuando el 15 de enero de 2011 mostró sus nuevos logros en materia nuclear (componentes deuterizados para uso en la investigación médica) y al que no asistieron EEUU, Rusia y China a pesar de estar invitados. (16).

La gran fuerza disuasiva nuclear de la República Popular Democrática de Corea (RPDC)

Kim Jong Il Kim Jong Il

He afirmado en mis anteriores artículos sobre todo en “EEUU arma escándalo en península coreana para contener su desplazamiento en el sudeste asiático” publicado el 31 de mayo de 2010 (ver: www.enriquemunozgamarra.org) que el asunto de la península coreana no era cualquier contencioso.

Entonces hacía un énfasis especial afirmando que era un asunto que involucraba necesaria y obligatoriamente a Rusia y China. Que era lo concreto aunque estos países no lo admitieran públicamente. Era vital para la existencia de ambas superpotencias. Y, esto, aún existiendo insalvables contradicciones entre las administraciones, ruso-chinas, con la dirección revolucionaria de la RPDC.

En efecto, ahora podemos decir con mayor razón, que la península coreana es la región más militarizada del planeta incluso de mayor proporción que el del golfo pérsico y otras regiones convulsas. La geopolítica mundial ha conducido a esta situación.

Por otra parte hay excelentes relaciones diplomáticas entre la RPDC y China. Por lo menos esto esta reflejado en el Veto que hizo valer China el 19 de diciembre de 2010 en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para evitar una condena de la ONU contra la RPDC a raíz de su respuesta legitima a las últimas provocaciones de Corea del Sur y los EEUU sobre la isla militarizada Yeonpyeong (base militar estadounidense) (17).

Pero para mala suerte de los EEUU, ahora la RPDC es una potencia nuclear. Esto es vox populi en el mundo entero. Claro, el 25 de mayo de 2009 fue histórico para la RPDC, porque en esa fecha éste país concluyó sus ensayos nucleares. Entonces hubo una grita desesperada de auxilio y socorro que se escucho en todo el mundo en contra de este logro, por cierto, militar defensivo-disuasivo de este país. Por lo tanto, los tiempos en que los EEUU ingresaban a cualquier lugar del planeta sin obstáculos sencillamente se terminaron. Y, esto es así, aún con toda la fuerza militar que maneja. En concreto cualquier provocación militarista de EEUU sobre este país terminaría, según algunos cálculos, en un conflicto nuclear que alcanzaría también a las ciudades estadounidenses.

Nueva geoestrategia mundial y nuevos bloques

Creo no exagerar en lo más mínimo si afirmo que el mundo está en estos momentos en un periodo de acelerados cambios. No es necesario ser todavía un sabio o un enviado de Dios para percibir esto. Está a la vista de la humanidad entera. Incluso las prensas occidentales con todas sus manipulaciones no pueden ocultar esta situación.

Realmente los cambios son extraordinarios. Resumiéndolas, entre los más importantes, podemos señalar los siguientes: el ingreso de la gran depresión económica mundial a su segunda fase, la bancarrota económica de algunos países europeos, el inicio de la pérdida del status de moneda de reserva internacional del dólar estadounidense y el avance aceleradísimo del centro de gravitación mundial de Washington hacia Pekín.

bolsaAhora bien, si nos ubicamos correctamente en este contexto y profundizamos nuestra abstracción, fácilmente podremos observar el advenimiento de una nueva geoestrategia mundial que, de hecho, conducirá a una redefinición en la composición de los conglomerados existentes. Ya en mi anterior artículo hice alguna referencia sobre esto. Dije entonces que el impulso de las inversiones chinas en Europa, no significaba otra cosa, sino, el ascenso del mundo a un periodo de mayor conflicto entre los grupos de poder de éste país y los EEUU. Incluso recalcaba que era una estrategia que emergía del interior de las estructuras económicas que envolvían el mundo donde las transnacionales imperialistas interactuaban en vivo y en directo, claro está, por su vigencia y la supremacía. Una estrategia histórica que en el futuro llevaría a confrontaciones mayores y directas entre estos dos grupos de poder mundial.

En efecto, las fricciones interburguesas siempre han estado latentes. Cada burguesía aspiraba siempre a su propia estructura. Esa es una ley del sistema de producción capitalista. Pero aquí no queda el asunto. El sistema imperialista con la aparición de los monopolios ha dado lugar a la superposición de unas burguesías sobre otras y consecuentemente a una división entre las propias burguesías. Desde finales del siglo XIX se hicieron importantes las burguesías financieras estadounidenses. Entonces el resto de burguesías se vieron sometidas al poder central de esta burguesía. Ahora, tras los desbarajustes económicos iniciados en 2008 con la quiebra de la economía estadounidense y luego agudizada con la caída del dólar, han dado la oportunidad histórica a una desarticulación muy importante en los grilletes que maniataban a estas burguesías.

Y, a consecuencia de esto, estas estructuras han empezado a modificarse profundamente. Es que se trata, en lo fundamental, de la quiebra de una gran potencia imperialista cuya hegemonía ha perdurado por más de un siglo. Entonces, esto, por vía normal, conduce a una nueva geoestrategia mundial con nuevos acuerdos y nuevas alianzas que, por lo demás, se clarificarán aún más próximamente. Por lo tanto, de acuerdo a esto y a medida que los militaristas estadounidenses apuren, en los próximos meses, sus pretensiones de guerra, será obligatorio hablar de los conglomerados existentes en términos de ejes y alianzas. Es necesario ir tomando nota de esto.

Sobre esta base, se entiende en una nueva situación mundial, EEUU empieza a modificar su estrategia militar. Ahora su prioridad numero uno ya no es Rusia, sino, China. Las noticias dicen lo siguiente: “…las dimensiones del programa militar de China representan una amenaza potencial a la seguridad en Asia y que Washington está dispuesto a prestar ayuda a sus aliados para contrarrestar cualquier actividad que amenace afectar las actuales relaciones económicas internacionales” (18).

Pero, en esencia, las razones para una nueva geoestrategia mundial en términos de ejes y alianzas son los siguientes: primero, el ahondamiento de la gran crisis (inicio de su segunda fase que es absolutamente letal para la economía occidental, sobre todo, por el inicio de la pérdida del status de moneda de reserva internacional del dólar americano). Segundo, sus fracasos en Irak y Afganistán. Tercero, también sus fracasos en las últimas cumbres internacionales (G-20). Cuarto, por la ascensión de los llamados países BRIC (ahora BRICS por el ingreso de Sudáfrica en diciembre de 2010). Quinto, la desesperación de su quiebra económica y las presunciones de que China lo superará económicamente en la presente década (2010-2020). Sexto, el conocimiento de su supremacía en cuanto se refiere a ejército y armas. Y, séptimo, por sus fracasos en sus últimas provocaciones en el Golfo Pérsico (Irán) y el sudeste asiático (península coreana) en donde inclusive fue respondido militarmente por la RPDC (bombardeo de la isla Yeongpyeong-base militar estadounidense).

Y, con esto, emergen dos nuevos conceptos. El primero, el concepto de eje que es observada en términos de imposición y desarrollada sobre la base de una gran potencia que en este caso estaría representado por los EEUU. En concreto el término eje se refiere a una potencia extremadamente fuerte en lo que concierne a armas y ejercito que domina e impone condiciones. Y, segundo, el concepto de alianzas. Por el contrario las alianzas o aliados son observados en términos de independencia y autonomía, es decir, avanzan con acuerdos de igualdad. Aquí no hay un eje o una potencia que domine e imponga condiciones a otros. Obviamente Rusia y China representan esas características. En esencia son países con un propio desarrollo.

Entonces, los dos grandes bloques son consecuencia de esta geoestrategia mundial. Son bloques que irán definiéndose próximamente a medida que el militarismo estadounidense se tensione aún más. En concreto el sistema eje debe tomar cuerpo en los EEUU e Inglaterra. Y, el sistema aliado, en China y Rusia. Veamos esto:

Eje EEUU-Inglaterra

Aquí EEUU aparece en la palestra internacional como una potencia absolutamente beligerante que impone condiciones a sus socios. El comportamiento de este país es similar a la Alemania Nazi que asociado a la Italia fascista de aquellos años (1930-1945) impuso la gran guerra. Su brazo armado, en este caso, es la OTAN, una organización belicosa muy importante de este conglomerado. Momentáneamente EEUU tiene controlado a un conjunto de países a través de su enardecimiento militar. En esta orbita se encuentran actualmente Japón, Australia y Canadá. Pero a medida que la gran crisis se profundice estos países tenderán a orientarse en función de sus propios intereses y se verán obligados a optar por nuevas alianzas. Entonces este eje sobrevivirá sobre la base de los EEUU y Gran Bretaña.

Según algunos estudiosos EEUU tendría 1.4 millones de tropa en servicio activo. 833,000 serían reservistas, y, 1.6 millones de estadounidenses trabajarían en abastecimientos militares (desde armas hasta utensilios simples) (19). Estas cifras serían, a mi entender, demasiadas modestas teniendo en cuenta que también maneja a sus fuerzas paramilitares esparcidas en todas la regiones del planeta. Las últimas notas sobre esto afirman que sólo en Afganistán habrían 19.000 “empleados contratistas”, en realidad mercenarios, que, entre otras, “acompañan los convoyes de suministro de la OTAN en Kandahar” (20).

Aliados: China-Rusia

Esto parte de la condición de desarrollo independiente de ambas naciones. Sus burguesías tienen una clara orientación propia. La base es el grupo BRICS. Allí confluyen Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Su brazo armado es la Organización del Conglomerado de Shangai (OCS) compuesta por los siguientes países: China, Rusia, Tayikistán, Kirguizistán, Uzbekistán y Kazajstán (miembros plenos), además, Irán, Pakistán, India y Mongolia (Países observadores), también por Bielorrusia y Sri Lanka (Socios Dialogantes) y como país invitado está Afganistán.

La fuerza económica cada vez mayor de este frente conduce a una confluencia de algunos países que en otras ocasiones estuvieron del lado de los EEUU. Estos son principalmente algunos países europeos con fuertes inversiones energéticas (petróleo y gas), además, de Japón que en la actualidad tiende a orientar sus negocios hacia China.

Y, para terminar, quisiera volver a la presente coyuntura señalando que es bueno no perder de vista dos situaciones: primero, el asunto de wikileaks (guerra informativa) que empezó a batirse con fuerza en los medios occidentales desde finales de noviembre de 2010 y se diluyó a finales de diciembre de ese mismo año (2010) y, segundo, la campaña de baja intensidad en el norte de África y los países árabes y musulmanes desatada desde el 17 de diciembre también en ese mismo año hasta la actualidad, entre otras, para ocupar Libia, fundamentalmente, por el petróleo y de pasada traerse abajo a algunos de los sátrapas que no sintonizaban con los nuevos vientos de guerra impuestos por la administración estadounidense.

Enrique Muñoz Gamarra, sociólogo, investigador y analista político peruano. Especialista en asuntos internacionales. www.enriquemunozgamarra.org

Notas:

1.- Noticia aparecida el 14 de octubre de 2010, en: Global Research.

2.- “Desplazamiento de la ‘Guerra contra el terrorismo en Pakistán”. Autor: Jergal Ar. Artículo publicado el 13 de octubre de 2010 en Global Research.

3.- “La balcanización de Sudan: el rediseño de Oriente Medio y Africa del Norte”. Autor: Mahdi Darius Nazemroaya. Artículo publicado el 16 de enero de 2011, en Global Research.

4.- “El caza ruso PAK-AF una amenaza para la supremacía aérea de EEUU”. Noticia publicada el 13 de enero de 2011, en: http://www.voltairenet.org

5.- “Mistral será fabricante de los buques anfibio de desembarco para la armada de Rusia”. Autor: Iliá Kramnik. Artículo publicado el 05 de enero de 2011, en: RIA NOVOSTI.

6.- “Rusia desplegará sistema de defensa con misiles S-400 en Lejano Oriente”. Noticia aparecida el 19 de febrero de 2011, en: spanish.news.cn

7.- “El caza de quinta generación es un hito en la cooperación militar entre India y Rusia”. Autor: Iliá Krámnik, artículo publicado el 08 de enero de 2011, en: RIA NOVOSTI.

8.- “Rusia y Gran Bretaña expulsan diplomáticos, y quedan tan tranquilos”. Autor: Andrei Fediáshin. Artículo publicado el 09 de enero de 2011, en: RIA NOVOSTI.

9.- “Rusia confirma que venderá a Siria misiles de crucero antibuqueYajont”. Noticia publicada el26 de febrero de 11, en: RIA NOVOSTI.

10.- “El caza chino J.20 nuevo rival del F-22 Raptor”. Noticia publicada el 13 de enero de 2011, en: http://www.voltairenet.org

11.- “China critica el informe de EEUU sobre su poder militar. Noticia aparecida el 19 de agosto de 2010, en: IAR NOTICIAS. Fuente: EFE.

12.- “La UE podría levantar el embargo de armas a China”. Noticia publicada el 30 de diciembre de 2010, en: RIA NOVOSTI.

13.- “Moscú advierte a los políticos de EEUU en el tema de ataques aéreos contra Irán”. Noticia aparecida el 18 de agosto de 2010, en: Global Research. Tambien leer: “Arranque de la planta nuclear de Bushehr demuestra que Rusia cumple con sus compromisos”. Artículo publicado el 19 de agosto de 2010, en: RIA NOVOSTI.

14.- “Rusia concluirá el proyecto de central nuclear iraní en el tiempo más cercano”. Noticia publicada el 08 de marzo de 2011, en: RIA NOVOSTI.

15.- “Irán listo a exportar sistemas de defensa aérea”. Nota aparecida el 03 de enero de 2011, en: http://www.voltairenet.org

16.- “Irá da a conocer nuevo logro nuclear”. Nota publicada el 16 de enero de 2011, en: Spanish.News.cn

17.- “Corea del Sur insiste y da rienda suelta a nuevas maniobras militares”. Autor: GARA. Noticia publicada el 24 de noviembre de 2010, en: http://www.rebelion.org

18.- Autor: Iliá Kramnik. Artículo publicado el 15 de febrero de 2011, en: RIA NOVOSTI.

19.- “Estados Unidos más grande…” (en ingles). Autor:Robert Reich. Artículo publicado el 16 de agosto de 2010, en: Global Research.

20.- “EEUU mantiene unos 19000 contratistas dedicados a la seguridad en Afganistán”. Noticia publicada el 09 de marzo de 2011, en: Cubadebate.

Navegador de artículos