AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para la etiqueta “15m”

SIN PALABRAS pero… con mucha MIGA ACTUALIZADO el pan


pic.twitter.com/3ATAQfRz

pic.twitter.com/WooSw0aj

desarrollado por  Photobucket

 

 

Anuncios

#15M #ANONYMOUS Madrid quiere acabar con las Asambleas


Madrid quiere acabar con las Asambleas

Posted on enero 31, 2012 |

A continuación adjuntamos el comunicado de la Comisión Legal que ha sido presentado hoy ante la Delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid.

A LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN LA COMUNIDAD DE MADRID

COMUNICADO DE LA COMISIÓN LEGAL SOL ANTE LAS AMENAZAS DE LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO DE IMPONER SANCIONES ECONOMICAS A LOS PROMOTORES DE LAS ASAMBLEAS QUE NO ESTEN OFICIALMENTE COMUNICADAS.

El artículo 21 de la Constitución española de 1978 señala que “Se reconoce elderecho de reunión pacífica y sin armas.

El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”, y añade que “en los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que solo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes”. La Ley orgánica 9/1983, de 15 de julio, regula el ejercicio del derecho de reunión.

Es cierto que tras la negación de los derechos fundamentales en la Dictadura militar que sufrió este Estado durante cuarenta años, el reconocimiento constitucional de los derechos fundamentales, entre ellos el derecho de reunión, supuso sin duda alguna un importantísimo avance para asentar el sistema democrático; sin embargo, también es cierto que las leyes dictadas en su día para regular el ejercicio los derechos fundamentales son manifiestamente mejorables.

En el caso del derecho de reunión, la Ley orgánica 9/1983, de 15 de julio, obliga a l@s ciudadan@s a comunicar a las autoridades la reunión de más de veinte personas en cualquier espacio público. Esta obligación de comunicación se extiende incluso a la celebración de cualquier reunión de más de veinte personas en lugares cerrados, organizadas por entidades legalmente no constituidas(como sucede con movimientos como el 15-M) y que no sean de carácter familiar o de amistad. La Ley obliga a comunicar a las autoridades, no solo eltiempo y lugar de la concentración, sino también el “objeto de la misma”.

Muchas personas hemos entendido que estas prevenciones por parte de las autoridades no eran sino reminiscencias de un Estado autoritario que veía a la ciudadanía como objeto de control y seguimiento, más que como sujetos de derechos, como debería considerarlos un Estado que se entienda democrático.

Han pasado ya casi treinta años desde que entró en vigor la referida Ley y, mientras el Legislativo no adapte la Ley a los nuevos tiempos, entendemos que debe ser reinterpretada, tal y como lo prevé el artículo 3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil: “Las normas se interpretarán…  según la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquéllas”.

La propia Constitución señala en su artículo 10 que “Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos”, y este es el llamamiento que hacemos a la Delegación del Gobierno en Madrid.

Haciendo un poco de historia reciente:

El llamado movimiento 15-M ha supuesto, entre otros muchos aspectos, un salto cualitativo y cuantitativo importantísimo en cuanto a la concepción, el ejercicio y la reivindicación por parte de la ciudadanía tanto de los Derechos Socialesreconocidos en la Constitución (trabajo, sanidad, educación, vivienda), como de los Derechos Fundamentales (derecho a la dignidad, a la igualdad ante la Ley, a la libertad ideológica, a la libre circulación, a la libertad de expresión, a comunicar y recibir información…), destacando entre estos últimos el derecho a participar en los asuntos públicos directamente, sin intermediarios, (artículo 23), que se viene realizando con el ejercicio del derecho de reunión pacífica y sin armas (21).

Debemos recordar cómo a partir del 15 de mayo del pasado año decenas de miles de ciudadan@s se estuvieron reuniendo de forma permanente en las más importantes plazas de cientos de capitales y pueblos del Estado español, ejerciendo el derecho fundamental a participar en los asuntos públicos; en definitiva, haciendo política, conscientes de que las víctimas de un sistema socioeconómico injusto tienen el derecho de participar directamente en las soluciones.

El movimiento ciudadano se organiza y toma decisiones mediante unsistema asambleario, sin jerarquías de ningún tipo.

Estas Asambleas son ampliamente comunicadas a la ciudadanía, a través de los más variados medios de información, y las Autoridades tienen pleno conocimiento de las celebraciones de todas y cada una de ellas; de hecho, en numerosas ocasiones agentes de la autoridad se sitúan en las cercanías de estas reuniones previamente al desarrollo de las mismas -queremos entender que para garantizar el pacífico desarrollo del derecho fundamental de reunión-.

En Madrid, durante cuatro semanas se celebraron reuniones diarias en la puerta del Sol en las que participaron miles de personas; tras el levantamiento de la acampada, se continúan celebrando cientos de asambleas en pueblos y barrios de Madrid, y todos los domingos en la Puerta del Sol. Debemos destacar que en el transcurso de estas Asambleas nunca se ha producido el más mínimo problema de orden público.

Ocho meses después del 15 de mayo, las nuevas autoridades han dejado entrever una velada amenaza de imponer sanciones económicas a los promotores de las Asambleas que no estén oficialmente comunicadas, aplicando la Ley 1/1992, la llamada “Ley Corcuera”. Ante esta situación, debemos manifestar:

●    Que entendemos que si la Delegación del Gobierno hace una interpretación excesivamente restrictiva del derecho de reunión, exigiendo un requisito administrativo omitido durante meses (la comunicación por escrito de las Asambleas, explicando el objeto de las mismas, etc), se estaría contraviniendo el mandato constitucional que obliga a los poderes públicos a “promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social” (artículo 9 C.E.), y supondría un grave retroceso en la conquista de los derechos fundamentales que tanto esfuerzo ha requerido en la Historia reciente de nuestra sociedad.

●    Que estamos en presencia de un movimiento asambleario, en el que a nadie se le puede adjudicar el papel de organizador o promotor o inspirador (no existe el femenino en nuestra legislación), que serían las personas objeto de sanción, salvo a la totalidad de la ciudadanía que de una u otra forma participa en las mismas.

●    Que la amenaza por parte de la Autoridades públicas de imponer sanciones de hasta 30.000 € por participar en una Asamblea en la que se debaten los problemas que actualmente más afectan a la ciudadanía (inexistencia de mecanismos que garanticen los derechos sociales, vivienda digna y adecuada, trabajo justamente remunerada, educación y sanidad públicas, gratuitas y de calidad), ensancharía aún más la brecha existente entre la ciudadanía y la clase política.

En definitiva, queremos hacer un llamamiento a la Delegación del Gobierno para que respete, de una manera real y efectiva, el derecho de tod@s l@s ciudadan@s a su participación en la actividad política, sin inmiscuirse ilegítimamente en sus formas de organización, ni pretender imponer la censura previa de sus reuniones.

http://madrid.tomalaplaza.net/2012/01/27/comunicado-de-la-comision-legal-sol-ante-las-amenazas-de-la-delegacion-del-gobierno-presentado-ante-delagacion-de-gobierno/

2ª Parte Los GURÚS del #15M de OBLIGADA LECTURA para los activistas del movimiento


Juan Carlos Monedero 

Juan Carlos Monedero (Madrid) es Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Complutense de Madrid . Hizo sus estudios de posgrado en la Universidad de Heidelberg (Alemania), y ha sido profesor invitado en el Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Humboldt de Berlín (dirigido por el profesor Claus Offe).

Igualmente, ha sido profesor visitante en la Universidad Nacional de Quilmes (Argentina), la Universidad Nacional de Medellín (Colombia), la Universidad Iberoamericana de Puebla (México), la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) así como las Universidades Bolivariana y Central de Venezuela, donde ha impartido conferencias, seminarios y cursos regulares. Su tesis doctoral sobre el hundimiento de la República Democrática Alemana recibió la calificación de sobresaliente cum laude.

Actualmente es profesor titular de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Complutense de Madrid. Entre sus publicaciones destacamos:

  • El retorno a Europa. De la perestroika al Tratado de Maastricht, Madrid, editorial Complutense,
  • En torno a la democracia en España. Problemas pendientes del sistema político español, Madrid, Tecnos, 1999 (en colaboración con Juan Luis Paniagua).
  • Cansancio del Leviatán. Problemas políticos en la mundialización, Madrid, Trotta, 2003
  • “La Constitución destituyente de Europa: Claves para otro debate constitucional”, Madrid, Catarata, 2005.
  • Empresas de Producción Social. Instrumento para el socialismo del siglo XXI,Caracas, Centro Internacional Miranda, 2006 y 2007, y Buenos Aires, Universidad de las Madres de la Plaza de Mayo. (en colaboración con Haiman El Troudi);
  • Disfraces del Leviatán: el papel del Estado en la globalización neoliberal, Puebla, Universidad Autónoma de Puebla/Universidad Iberoamericana, 2007 y 2009; Edición en Venezuela: Caracas, Centro Internacional Miranda/Ministerio de Educación, 2008. Edición en España:  Madrid, Akal, 2009.
  • El gobierno de las palabras: política para tiempos de confusión, Madrid, Fondo de Cultura Económica, 2009. Segunda reimpresión, 2009. Segunda edición, 2011.
  • “En donde está el peligro…Crisis de representación y surgimiento de alternativas en América Latina”, en César Rodríguez Garavito, Daniel Chávez y Patrick Barret (eds.), La nueva izquierda latinoamericana, Madrid, Catarata, 2008.
  • “Hacia una filosofía política del socialismo en el Siglo XXI”, en Cuadernos del CENDES, Caracas, octubre de 2008, núm.69.
  • “El Estado como relación social: la recuperación de un concepto politológico del Estado”, en Robert JessoP, El futuro del Estado Capitalista, Catarata, Madrid, 2008.
  • Claves para un mundo en transición. Crítica y reconstrucción de la política. Caracas, Centro Internacional Miranda, 2009 (cd interactivo).
  • “La reinvención de la Venezuela revolucionaria y los fantasmas del pasado“, enRevista Comuna, núm.1, Caracas, 2009.
  • Informe sobre buenas prácticas participativas iberoamericanas. Caracas, CLAD, 2009.
  • La Transición contada a nuestros padres. Nocturno de la democracia española, Madrid, Catarata, 2011.
  • La rebelión de los indignados, Madrid, editorial Popular, 2011 (varios autores)
  • ¡Que no nos representan! El debate sobre el sistema electoral español, Madrid, Editorial Popular, 2011 (en colaboración con Pablo Iglesias).

Es director del Departamento de Gobierno, Políticas Públicas y Ciudadanía Global del Instituto Complutense de Estudios Internacionales, y ha sido responsable de Formación del Centro Internacional Miranda de Caracas (Venezuela). En este marco ha sido el responsable del Diploma de Gobierno y Poder Ciudadano de formación de cuadros técnicos y políticos, con vistas a aumentar la capacidad institucional y política de los servidores públicos en Venezuela y Ecuador.

Fue el responsable del equipo español del Banco Central Europeo para el estudio y seguimiento de la implantación del euro en España (Instituto Europeo de Florencia y Banco Central Europeo, 1998-2003).

Ha sido observador internacional en elecciones en Venezuela, México y Colombia, y ha impartido cursos sobre procesos electorales y seminarios sobre estrategias políticas en esos países.

Durante 2008 desarrolló un programa de asesoría sobre Reforma del Estado y fortalecimiento institucional en un proyecto conjunto entre el PNUD y el Ministerio de Planificación y Desarrollo de Venezuela.

En 2010, fue ponente central en la conmemoración del Día Internacional de la Democracia en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Colabora en el diario madrileño Público y lleva el blog personal “Comiendo Tierra”.

Entrevista en ATTAC TV

El gobierno de las palabras – Juan Carlos Monedero from ATTAC.TV on Vimeo.

Los funcionarios, tus aliados

Cuando la derecha dispara contra los funcionarios, y la ciudadanía, en vez de entenderlo como un ataque directo a ella y a los fundamentos del Estado social, lo lee como una suerte de venganza cumplida, como un reparto de la precariedad que alcanza también a los trabajadores y trabajadoras del Estado, se ha perdido una de las principales batallas.

Si lo que prima es que los asalariados se peleen entre sí, que los funcionarios sean vistos como privilegiados y no como servidores públicos encargados de hacer valer derechos sociales, si perdemos de vista quiénes son los responsables de la falta de igualdad social, nos van ganando.

Porque seguimos sin tener una conciencia clara de que lo público es lo de todo, no lo de nadie. Herencia eterna de la picaresca -respuesta a un Estado que te pedía mucho y no te daba nada-, de los recientes 40 años de dictadura franquista -que alejó a España del concierto democrático europeo-, y de una Transición que construyó un relato que alejó de nuestra memoria el antifascismo, es decir, la única vacuna contra la pérdida de valores cívicos, del debilitamiento de la virtud colectiva, del agotamiento de los valores republicanos.

Sin consciencia no hay sujeto

A los trabajadores del diario Público. A los que confiaron en un medio crítico. A todo los que hicieron su parte en este proyecto

El pensamiento crítico destaca por saber buscar las razones objetivas de lo mal que nos va.

Y no es un error hacerlo. Cuando Lenin escribió “La revolución proletaria y el renegado Kautsky”, en 1920, dejó claro que el Poder (con mayúsculas) va más allá del aparato del Estado y ocupa todos los rincones, nacionales e internacionales, donde se perpetúan los grupos privilegiados y se hace todo lo posible y lo imposible para que las alternativas cuajen.

Eso nos permite entender que, nieve o haga un sol de justicia, ahí están, incólumes,  los medios que defienden el statu quo nacional o internacional.

En España, contra viento y marea, no se mueven La Razón o La GacetaEl diario de Sevilla oel Heraldo de Zaragoza, y también El país o El mundo, todos con pérdidas, todos aguantando con sus financistas bien firmes. El capital siempre sabe, en última instancia, dónde poner los puntales para sostener su edificio. Para los pueblos calculan a corto plazo. Para ellos, se dan más perspectiva.

Pero ¿qué hay de la izquierda? ¿Asume cada cual su parte de responsabilidad? En primer lugar, nunca termina de saber utilizar lo público de una manera diferente a lo que marca el funcionamiento heredado del Estado. En segundo lugar, nunca sabe librarse de los cortesanos que pudren el cesto vestidos de rojo, que terminan por debilitar la mística, haciendo que los generosos se vean como pendejos.

En tercer lugar, suele confundir su frustración con el derecho a exponer cualquier argumento, convirtiendo la política en religión y haciendo más fácil la construcción de sectas que la suma de voluntades. Siempre hay alguien más a tu izquierda, incapaz de levantar ningún proyecto pero, eso sí, lleno de ira bendita y profundas razones que justifican la inacción y la resignación. Pesan los siglos de cristianismo.

Por último, pero no lo menos importante, está lo que aquí y ahora nos convoca ante el anuncio de la posible desaparición del diario Público: LA IZQUIERDA NO ES CAPAZ DE SOSTENER SUS PROPIOS REFERENTES DE IZQUIERDA, PENSANDO QUE SU FINANCIACIÓN VIENE DEL CIELO. Y si la izquierda no está dispuesta a sufragar sus medios, sus editoriales, su cine, su poesía ¿quién lo va a hacer? ¿Acaso la derecha, los banqueros, el FMI o el BCE?

Dense una vuelta por el Corte Inglés y verán los estantes llenos de libros revisionistas dictados por los turiferios de Intereconomía. No los compra mucha gente, pero da lo mismo: ahí están, normalizando el discurso. Y lo mismo ocurre con los canales de la TDT madrileña, las ONG que no quieren cambiar ni una coma del guión neoliberal, las revistas reaccionarias, los seminarios de profesores deudores de Viriato y Von Hayek…

Como dijo Tucídides: “descansad o sed libres”. Hoy, en cualquier caso, como siempre que se pierde un referente de la izquierda en los medios de comunicación, somos un poco menos libres. España sigue teniendo un tufo franquista escondido en sus ropajes de nuevo rico.

Un país que se dice de izquierdas pero deja campar a sus anchas a la derecha. Incapaz de rascarse el bolsillo para algo que no sea caritativo, incapaz de hacer suscripciones políticas, compras ideológicas, anuncios de apoyo. Una izquierda tutelada que sigue pensando que alguien se ocupa por ti de las cosas relevantes.

De ahí la grandeza potencial del 15-M. Sólo en ese impulso parece estar la dinamita que derrumbe el viejo edificio nacional-católico, indolente, servil, obsequioso con el poder y arrogante con el débil.

Porque ni los partidos de izquierda, ni los sindicatos, ni los movimientos sociales, ni los intelectuales críticos, ni los empresarios progresistas parecen interesados en sostener una mirada diferente en el castrado panorama mediático español.

Quizá sea tiempo de aprender de otras experiencias, como la del diario cooperativo mexicano La Jornada, y atrevernos a hacernos cargo de nuestras propias responsabilidades. Aunque sea pidiéndoles que nos ayuden.

Hoy somos un poco más pobres. Un buen día para una pregunta ¿y tú qué hiciste para evitarlo?

http://www.publico.es/televisionygente/415161/las-razones-de-publico

¿Quién financia a quién? La reducción del PP del salario mínimo

El Estado social se ha basado en el argumento marxista de que el trabajo no es una mercancía como cualquier otra, de manera que, más allá del número de trabajadores disponibles, el precio mínimo que debe cobrar un ser humano se fija políticamente, algo que no se hace con las patatas o las sardinas, cuyo precio depende de la oferta y la demanda.

El argumento liberal contra el Estado social se centra en la idea de que los productivos y eficientes no tienen por qué financiar a los improductivos o perezosos. En el feudalismo, los señores se apropiaban del excedente -creado por los trabajadores, principalmente campesinos- a través de la coerción: el pacto feudo-vasallático, que obligaba a pagar un porcentaje de la cosecha a cambio de una protección contra los propios señores feudales, siempre con la sanción de la iglesia que cerraba el marco de justificación con la ayuda de dios.

En el capitalismo, el excedente se lo apropian los dueños del capital -empresarios, terratenientes, rentistas- a través de un contrato supuestamente libre entre el empleador y el empleado. Y cuando las relaciones son libres, se presupone que también son consentidas. Toda la tarea de desmantelamiento de las redes de apoyo mutuo desarrolladas por el sistema capitalista durante los siglos XVIII, XIX y XX queda fuera de foco.

Es el reino de la “libertad” y, por tanto, en libertad, cada cual es responsable de su suerte. Si la sociedad es homogénea, si todos corren los mismos riesgos, todos estarán de acuerdo en colaborar de la misma manera para asegurarse frente a esos riesgos comunes (es lo que ocurre en las sociedades nórdicas).

Ahora bien, si hay grandes desigualdades, el escenario cambia. ¿Por qué un profesional liberal o, incluso, un empleado bien remunerado, va a querer subsidiar a los que tienen más riesgos que ellos? ¿Por qué pagar más impuestos cuando sus problemas de salud, de desempleo, de vejez, de ocio, de educación se ven satisfechos por otro lado?

El catecismo liberal sanciona la respuesta: los impuestos son una forma de subsidiar a los que no han sabido utilizar su libertad para encontrar su lugar en el mundo. Y fijar un salario mínimo es una forma indirecta de cercenar la libertad.

Ahora bien ¿acaso no subsidian los que cobran un salario mínimo a los que gozan de manera privilegiada de las ventajas de la vida social?

¿Es que vivirían los rico como viven si los conductores de autobús, los electricistas, los maestros, los pescadores, los aceituneros, las amas de casa, los asistentes sociales, los trabajadores de la limpieza, los enfermeros…cobraran un salario “justo”, es decir, acorde con las ventajas sociales que reportan? Bajar el salario mínimo es hacer que los pobres subsidien a los ricos.

Pero como la hegemonía la han construido los ricos, la lectura es la contraria: bajar el salario mínimo es acabar con la esclavitud y el autoritarismo de un Estado voraz  que quiere que los ricos subsidien la indolencia de los pobres. Sólo cuando los más reclamen el salario justo por su trabajo, este esquema falaz se romperá. Mientras, el reino de la impunidad sigue vigente.

El gobierno congela el salario mínimo en 641,40 euros
www.publico.es
El gobierno del Partido Popular deja clara su determinación de quién debe pagar el ajuste económico que permita al sector financiero mantener su tasa de ganancia.

La Casa Real, la impunidad y “Lo que el viento se llevó”

Lo más llamativo de los más que presuntos desfalcos tramados y ejecutados por Urdangarín con el paraguas de la Casa Real es, una vez más, la impunidad.

Qué tendrán algunos, especialmente la aristocracia de cuna, que creen que este país es su cortijo, las personas sus perrunos lacayos y dios y los obispos sus testigos. Desde que nos alcanza la memoria. Desde, cuando menos, los Reyes Católicos. Insaciables señoritos.

La derecha mallorquina lleva años quejándose del enriquecimiento del yerno presunto ladrón, dolida, como siempre, porque no les alcanzaba su cuota parte.

Llegado un punto, parece que los reyes ni siquiera reparten entre sus cortesanos. Fue una de las quejas de Javier de la Rosa con el lío de las Torres Kio y los dineros de Kuwait. Ya lo había dicho Talleyrand -recogido por Stefan Zweig en su Fouche-: “Es costumbre real el robar. Pero los Borbones exageran”.

El enfado de la derecha, sin embargo, tiene vieja data. Hay una parte, que viene del falangismo, a la que no le gustan los reyes. Otra parte, nostálgica de la CEDA, cree que el nacional-catolicismo se gestiona mejor con una estructura republicana.  Otros están simplemente dolidos por el abandono. Hay un lamento de la derecha porque los Borbones se llevan mejor con los socialistas del PSOE que con las diferentes familias del  PP. Algún día el PSOE encontrará algún hilo propio.

Mientras, sigue desmadejando con paciencia de Ariadna el tapiz trenzado por el franquismo. La alegría que Felipe González tuvo un día con Fraga –hasta lo nombró Jefe de la Oposición para perpetuarlo- es la que tiene el PP con un PSOE al que mueve con soltura de títere. Y como se lleva bien con el Monarca ¿para qué preocuparse de, pongamos por ejemplo, el Estado social?

  Que Urdangarín se lo estaba llevando en Mallorca y aledaños era vox populi. De ahí que el Rey, en vez de denunciarlo y ponerle delante de los tribunales,  lo invitara a marcharse a la metrópoli, que las penas en la distancia parecen menos.

Algo que la madre de la Infanta –que no hay más que una- afeara al licencioso de Juan Carlos, interesado solamente en su cargo, su descendencia inmediata y sus caprichos.

La Reina Sofía de Grecia viajó a Washington con el Hola y se dejó fotografiar en esos momentos de tribulación al lado de los cuestionados. Pero hay veces en que ni siquiera llenando la Gran Vía de elefantes puedes ocultar un elefante.

Qué no habrá visto el marido de  la Infanta Cristina de Borbón en las comidas de Navidad familiares para permitirse el lujo de presuntamente robar con tanto descaro y, además, saber que su esposa iba a verlo todo con entera naturalidad.

Pobre Cristina (pobre en términos morales). Cuando estudiaba ciencias políticas en la Complutense miraba con recelo esa pendiente. Pero la carga de la corona vence, parece, cualquier escrúpulo. Sigue leyendo →

Nace la CELAC, agoniza Europa

Sarkozy, Merkel, Rajoy hablan del continente. Les salen bancos, recortes, sacrificios sociales. Se les ha olvidado Europa. O nunca la entendieron. Empezaron en la política de políticos. Y cuando te socializas en esas reglas, ya no sabes encontrar el camino de salida. Te lo tiene que enseñar la gente en la calle.

José Mujica, Presidente del Uruguay, habla con Chávez y Morales en las reuniones de la CELAC. Dice con convencimiento de viejo y rabia de urgencia:

“¡O las embarazadas de nuestros pueblos comen bien o sus niños van a arrastrar ese problema toda la vida!” Dolor de gente.

Dolor antiguo que llevó a Mujica a la cárcel. Y a Dilma Roussef, y a García Linera,  y a Raúl Castro, y a Hugo Chávez. Y a tantos otros cientos de miles. Cárcel, muerte, oprobio. Pero al final ganaron. Entraron a la política desde la calle. Guerrilleros convertidos en gobierno.

Europa tiene reyes, armas nucleares, bancos internacionales primas de riesgo y promesas de jornadas laborales interminables. En Suramérica hablan de romper con un norte que les ha invadido, robado el gas y el petróleo, los minerales, los frutos y las plantas.

Un norte que les ha saqueado aerolíneas, trenes, comunicaciones, la tierra y el agua. Con ayuda de una oligarquía criolla, blanca y eterna, que veraneaba en Miami, en París y en Madrid. El nacimiento de la CELAC estaba lleno de negros que ya no son sombras. Sigue leyendo →

La historia de América se vuelve a escribir en Caracas

Toda Venezuela: Ramón Torres Galarza, embajador de Ecuador en Venezuela y Juan Monedero, profesor español (02-12-2011) Parte 1/3 Al Nega, de los chicos del maíz, porque une continentes. Nace en la Caracas bolivariana la CELAC, la Comunidad de Estados Latinoamericanos … Sigue leyendo →

HOJA DE RUTA PARA LA IZQUIERDA NÁUFRAGA

  La actitud de la izquierda tras las elecciones recuerda el cuento del loco que, abierta la veda, fue al campo a disparar a los patos sin escopeta. Tras la sorpresa de ver que uno caía abatido, el demente balbuceó … Sigue leyendo →

Un diálogo entre Rajoy y Rubalcaba

-Se terminó. Parece que ya te va a tocar. Mira que lo sé de buena fuente. Y ya sabes que, con mis fuentes, lo que yo sé… -Bromas las justas, Alfredo, que me pones nervioso. -Tranquilo, tranquilo, que era una … Sigue leyendo →

EL 15-M: una pregunta, no una respuesta*

Saben los neurobiólogos que las pasiones residen en nuestro cerebro más primitivo. Toda decisión “racional”, explica Antonio Damasio (Y el cerebro creó al hombre, Madrid, Destino, 2010) es  antes “emocional”. Nuestro cerebro primitivo no deja emanciparse al cerebro más reciente. Para … Sigue leyendo →

Mucho truco y poco trato: el Halloween del neoliberalismo

Es un lugar común entender que la mejor manera de exorcizar a la muerte es convocándola, de manera que así, frente a frente, se la priva de esa capacidad de sembrar miedo que tiene cuando se la sabe rondando pero … Sigue leyendo →

Dignidad iberoamericana contra el Banco Mundial

El Presidente Correa abandona la Cumbre Iberoamericana mientras habla la Vicepresidenta del Banco Mundial, Pamela Cox. Se pregunta Correa ¿por qué tengo que escuchar en un Cumbre de países iberoamericanos la cátedra de una institución que chantajeó a mi país? … Sigue leyendo →

Una inquietante regla de tres

Si todo el mundo va a ver qué pilla, lo extraño no es que los mercados desconfíen. Lo que realmente es un misterio es que la ciudadanía siga confiando. Vemos que al tiempo que las cajas de ahorro se hundían, … Sigue leyendo →

Se acabó la fiesta (ni bailaron todos ni hay botes suficientes)

Visto con distancia, el velo apenas cubre. Se acabó la fiesta. Nos lo recuerda Frei Betto desde Brasil. La Europa de las pasarelas, de los trenes de alta velocidad, de los subsidios a las multinacionales, del acelerador de partículas, de … Sigue leyendo →

Equo: otro afán, otro fragmento

Mientras jueces socializados en el franquismo ponen su granito de arena para que la paz en Euskadi sea un poco más difícil, el escenario electoral sigue moviéndose. Una búsqueda de personas y organizaciones que permitan seguir pensando que el voto … Sigue leyendo →

Alberto GARZÓN ESPINOSA

¿Quién soy?

Nací un 9 de octubre de 1985 en Logroño (La Rioja), aunque he vivido la mayor parte de mi vida en Sevilla y, sobre todo, en Málaga. Además de licenciarme en Economía por la Universidad de Málaga (UMA), terminé un programa de máster de 2 años de Economía Internacional y Desarrollo en la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

He sido también economista investigador de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) hasta que el 20 de noviembre de 2011 pasé a ser diputado electo en el Congreso de los Diputados por Izquierda Unida Málaga.

He estudiado y estudiaré economía porque considero que la sociedad puede y debe encontrar una mejor forma de producir, distribuir y consumir, y es en esta búsqueda en la que pretendo contribuir humildemente.

Esta tarea la realizo siempre que puedo y allí donde me dejan. Procuro combinar el tiempo dedicado al estudio y a la formación en general con el tiempo dedicado a la divulgación y actividades puramente militantes.

Por eso además de participar en Congresos, Jornadas, Conferencias, etc. procuro colaborar activamente con organizaciones sociales, escribir textos de divulgación económica y militar políticamente. Esta es la razón por la que soy miembro de la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) y de Izquierda Unida (IU). También soy miembro de la sección de Economía de la Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM), investigador del Observatorio de Multinacionales de América Latina (OMAL) y miembro del Consejo Científico de la Asociación por la Tasación de las Transacciones y por la Ayuda a los Ciudadanos (ATTAC).

Militancia previa

Mi paso por la Universidad no fue ocioso en actividades militantes. Fundé la asociación Estudiantes por una Economía Crítica de Málaga en 2004, y participé activamente en la fundación también de Estudiantes de Izquierdas (EI) -plataforma de estudiantes fundamentalmente anticapitalistas- y de Estudiantes Críticos (EC) -plataforma de estudiantes progresistas-.

Además de esta bitácora personal, Pijus Economicus, creada en octubre de 2005, coordino junto con Juan Torres López la revista digital Altereconomia.org y junto a otros compañeros críticos la revista Economía Crítica y Crítica de la Economía (ECCE).

A raíz de la actual crisis financiera he participado en cuatro publicaciones de divulgación, editadas todas ellas por ATTAC y también todas ellas disponibles gratuitamente en formato .pdf.

La primera, publicada en febrero de 2009 fue “La Crisis Financiera. Guía para entenderla y explicarla“, con Juan Torres López.

La segunda, publicada en febrero de 2010 fue “¿Están en peligro las pensiones públicas?“, con Vicenç Navarro y Juan Torres López.

La tercera, publicada en noviembre de 2010, ha sido una actualización de la primera y lleva el título de “¿Por qué se cayó todo y no se hundidó nada?“.

En octubre de 2011 ha sido publicada la última obra colectiva que hemos hecho Vicenç Navarro, Juan Torres López y yo, titulada “Hay Alternativas”.

Principios anticapitalistas

Reniego de un sistema económico como el capitalista cuyos fundamentos he estudiado y en los cuales reconozco gran parte de la responsabilidad de las penurias que sufre la humanidad hoy en día. Considero, como Marx, que el capitalismo ha sido un sistema económico positivo desde el punto de vista de la emancipación individual y la liberación de las capacidades técnicas, todo lo cual ha posibilitado a la sociedad alcanzar niveles de bienestar material sorprendentes.

Sin embargo, la propia dinámica del sistema y su sumisión ante el concepto de “crecimiento económico” ha impedido que dichos avances puedan ponerse al servicio de todos y que sean respetuosos con el medio natural en el que vivimos.

Simultáneamente, también es visible un proceso de regresión social en el que la población vive cada vez en peores condiciones (salarios, vivienda, tiempo libre, contaminación, etc.) a pesar del notable avance técnico alcanzado.

Entiendo igualmente que la presión de la competencia capitalista en la búsqueda por la ganancia económica empuja a todos los agentes económicos (empresas, hogares y Estados) hacia una carrera sin fin que nos conduce hacia el desastre medioambiental, amenaza con destruir las relaciones humanas y acaba por exterminar las propias vidas mediante las guerras y el hambre.

Las políticas socialdemócratas y la cooperación al desarrollo

Es evidente que es preferible que existan medidas paliativas frente a las consecuencias del subdesarrollo a que no existan.

Prefiero que las ONG acudan a ayudar a los refugiados a que los dejen morir mientras huyen de la guerra, de la misma forma que prefiero que los países desarrollados donen el 0′7% de su riqueza a los países pobres a que no lo hagan. Pero considero que en ninguno de los casos es la solución.

Lo mismo ocurre con las políticas socialdemócratas y, en general, con todas las medidas destinadas a mejorar el Estado del Bienestar dentro de un sistema económico capitalista. Prefiero una mejor redistribución de la renta dentro del proceso productivo aunque eso implique que los empresarios siguen apropiándose plusvalías, a una alternativa donde eso no ocurra.

Soy, en consecuencia, partidario de políticas de cambio estructural o políticas radicales. Radicales porque pretenden resolver el problema de raíz y no únicamente paliar las consecuencias del problema.

Pero renuncio absolutamente a considerar enemigos a los reformistas y a quienes, como ellos, hacen esfuerzos por mejorar la situación de las personas en este sistema económico. Serán objetivo de mis críticas, por supuesto, pero en ningún momento caeré en la absurda obsesión por considerarlos los principales enemigos del cambio real.

El arribismo político y la izquierda falsamente alternativa

No soporto, en cualquier caso y en cualquier sitio, el arribismo político. Para mí la política es la forma de transformar ideologías en hechos, y sin duda para ello es necesario previamente disponer de una mínima base teórica que sustente la supuesta ideología. En caso contrario nos encontramos con un espectáculo dramático en el que las marionetas responden a los estímulos continuos que sus dueños y jefes dictaminan desde arriba.

Tampoco considero que los grupúsculos políticos minoritarios y casi unipersonales y las tendencias contraculturales sean efectivamente alternativas al sistema. Los primeros porque, siguiendo el razonamiento visto más arriba, carecen de un programa político y estratégico realista.

Y los segundos, como los reductos hippies o la derivación perrofláutica de éstos, porque sencillamente caen en el error de considerar que operan fuera del sistema.

En realidad e inevitablemente son parte del sistema y, muchas veces, de forma mucho más arraigada de lo que parece. Aunque comparto algunos aspectos de sus respectivas filosofías y sobre todo de sus denuncias sociales, veo más bien que la adscripción a tales modas responde a una necesidad de autocomplacencia emocional más que a una respuesta en positivo ante lo denunciado.

Mis referentes teóricos

Mi principal referente teórico, quien vertebra mi pensamiento, es el marxismo.

La obra de K. Marx es para mí una fuente de inspiración prioritaria, si bien no un producto teórico completo y cerrado.

Los trabajos de los autores neomarxistas como P. Baran, P. Sweezy, J. B. Foster o F. Magdoff son también para mí una poderosa herramienta para entender el mundo moderno.

Más autores marxistas que me han influido son D. Harvey, G. Duménil, D. Lévy, A. Shaikh, X. Arrizabalo, M. Husson, F. Chesnais y C. Lapavitsas. La concepción aún más heterodoxa de autores como K. Polanyi, A. Bhaduri, S. Marglin, E. Palazuelos, M. Kalecki, M. Keynes, H. Minsky, E. Stockhammer, O. Onaran, M. Aglietta, A. M-G. Tablas, J. M. Naredo, J. Robinson, J. Torres, V. Navarro o E. Hein completan el núcleo de los autores más influyentes en mi pensamiento.

Puede decirse, por lo tanto, que mi pensamiento es deudor del pensamiento heterodoxo marxista y postkeynesiano, y con un toque de atención fundamental a la ecología política.

En el campo de los no economistas también han sido de importancia para mí pensadores como S. Zizek, E. Morin, J. Baudrillard, G. Debord, Z. Bauman, N. Chomsky, T. Eagleton, H. Hesse, A. Gramcsi y V. Lenin.

Para entender las crisis del capitalismo

Publicado el January 7, 2012 por Alberto Garzón Espinosa

Aunque la noción de crisis se ha convertido en un lugar común, pues todo el mundo quiere salir de la crisis, es dominante aún la confusión general acerca de lo que es realmente una crisis económica.

Y por más que se publican libros y libros sobre las diferentes crisis que se están dando (crisis financiera, crisis económica, crisis de la deuda, crisis ecológica, etc.) la incertidumbre se mantiene.

No es tampoco extraño, pues las distintas escuelas de pensamiento -a la que nos adscribimos cada uno de los economistas- ofrecen diferentes interpretaciones de lo que está pasando y, por consiguiente, también de lo que habría que hacer para acabar con la crisis.

Mi intención es ofrecer aquí un mínimo pero solvente marco de análisis que permita clarificar el significado último de lo que es una crisis, sin entrar a valorar cuál es mi propia interpretación, con el objetivo de ayudar al lector a situar la situación actual.

… Continuar leyendo

Análisis provisional del decreto del PP

Publicado el December 30, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

El PP ya ha avanzado las principales medidas que incorpora el decreto que presentará mañana. La valoración final no podremos hacerla hasta que leamos con detalle el contenido íntegro de las medidas, una vez podamos desglosarlas y analizarlas con rigor.

En cualquier caso, la impresión que tengo es que se trata de una estrategia política del PP de cara a las elecciones andaluzas. Estamos, de hecho, ante un programa de medidas que incluye una reforma fiscal mucho más progresiva que la que el PSOE estuvo siquiera pensando hacer cuando gobernaba. El PSOE no se atrevió, aún siendo perfectamente posible, y ahora está pagando las consecuencias en términos políticos.

El PP se ha aprovechado de ello y ha mostrado su careta socialdemócrata para golpear al PSOE al menos hasta que pasen las elecciones andaluzas (en marzo), momento en el que muy probablemente la careta deje paso a la cara más neoliberal. Podemos decir que el PP ha sabido leer muy bien la jugada.

… Continuar leyendo

24

La política monetaria no funciona

Publicado el December 28, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

El Banco Central Europeo prestó el otro día 489.000 millones de euros a la banca privada europea, a un tipo de interés del 1% y con vencimiento a tres años. Esta noticia tiene dos implicaciones, una de tipo moral y otra de tipo económico.

La moral es obvia: mientras las familias, pequeñas y medianas empresas y Estados enteros pasan apuros para pagar sus deudas y carecen de capacidad para pedir préstamos (y cuando lo consiguen es a tipos de interés altísimos) los bancos se ven beneficiados de una ayuda muy generosa.

La implicación económica es algo más compleja. El objetivo que tiene el BCE no está claro, pues no se sabe si está buscando sanear el sistema financiero o financiar por la puerta de atrás a los Estados.

En cualquiera de los casos significa que hay una transferencia de dinero público a manos privadas. Porque ese dinero que se le da a los bancos será utilizado para financiar a los Estados a tipos de interés más altos (y de la diferencia nacen sus beneficios) o para pagar deudas pendientes.

Hay que recordar que el BCE no puede financiar directamente a los Estados por una cuestión estatutaria (el banco central de Alemania forzó que fuera así) y por lo tanto tiene que utilizar intermediarios (y darles negocio) para intentar financiar países.

… Continuar leyendo

55

¿Qué son el dinero y la deuda?

Publicado el December 21, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

La pregunta ¿qué es el dinero? es probablemente la más enigmática de toda la ciencia económica, e incluso de la sociedad misma.

Todas las escuelas de pensamiento económico han intentado dar una respuesta, y nunca se ha llegado a un consenso.

Por otra parte, todos los ciudadanos perciben como algo fundamental dar respuesta a ese enigma para poder entender cómo funciona el mundo.

Y es que desde nuestra observación cotidiana sabemos que el dinero es poder, pues cuanto más tienes más controlas, y que el dinero es sobre todo lo que nos permite vivir con menos preocupaciones respecto al presente y futuro material.

Tanto es así que por internet corren como la pólvora documentales que tratan de abrirse camino entre los interrogantes más fundamentales de la economía y, con mayor o menor éxito y rigor, van moldeando el pensamiento económico de los ciudadanos. Con esta entrada mi intención es contribuir, humildemente, a aclarar algunos elementos que pueden ayudarnos a encontrar esa respuesta y, sobre todo, a comprender cómo funciona el mundo hoy.

Porque ese es el paso previo, como dijo un maestro del pensamiento, para transformarlo. La explicación es rigurosa pero no a efectos académicos sino de divulgación. Es decir, el mundo de los pequeños matices queda abandonado.

… Continuar leyendo

¿Qué significa realmente aumentar la jornada laboral?

Publicado el December 8, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

El gobierno de Portugal ha aprobado una medida, dentro del llamado plan de austeridad, consistente en hacer trabajar media hora más a los trabajadores del sector privado.

Al principio me había sorprendido porque lo habitual está siendo incrementar las horas de trabajo en el sector público, como ha hecho Esperanza Aguirre en la CCAA de Madrid o como intentó el gobierno del PSOE en Andalucía en las universidades públicas.

Cuando se hace en lo público lo que se está buscando es que los trabajadores fijos asuman esas horas añadidas y así no haya que contratar (o que se deje de renovar) a aquellos trabajadores a tiempo parcial o precarios.

El coste de pagar más horas a los fijos, si es que sucede, es mucho menor que el coste de pagar nuevas nóminas. Por eso es consistente con las medidas de austeridad, aunque sea una burrada (aumenta el desempleo y reduce el crecimiento económico). Pero en el caso de Portugal se ha hecho sobre el sector privado.

… Continuar leyendo

La verdadera crisis de Europa y la única solución posible

Publicado el December 6, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

Sería un grave error considerar que la crisis de Europa es una crisis de la deuda pública, cuando ante lo que realmente estamos es ante una crisis de la propia configuración de la Unión Europea y un modelo insostenible e incoherente de crecimiento económico.

Desgraciadamente la falta de cultura política y económica ha llevado a la errónea percepción de que la crisis económica es resultado de las políticas llevadas a cabo por un gobierno concreto en los años más recientes, algo que por cierto explica el cambio de color visto en las elecciones en todos los países.

Sin embargo lo cierto es que la crisis actual es el resultado de políticas instaladas y aplicadas hace mucho más años y consensuadas por todos los gobiernos europeos.

Esta es una crisis de la Unión Europea y del sistema capitalista, y si no resolvemos los problemas subyacentes durará como mínimo una década más, tendrá un carácter mucho más grave y acabará en un nuevo orden social muy perjudicial para la amplia mayoría de la población.

… Continuar leyendo

25

La renuncia al plan de pensión privado

Publicado el December 2, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

Publicado en Nuevatribuna

Vicenç Navarro, Juan Torres López y yo escribimos hace más de un año un libro, editado por ATTAC, titulado “¿Están en peligro las pensiones públicas?” y en el que explicábamos las razones que se encontraban detrás de la supuesta inviabilidad del sistema público de pensiones.

La principal razón residía en el deseo y necesidad que tienen los bancos de asaltar el sistema público para convertirlo en parte de su negocio.

Apuntábamos además algunas consecuencias que conllevaría retroceder hacia un sistema privado de pensiones: tendríamos un sistema más volátil (que hace que las pensiones dependan de la estabilidad financiera) y un sistema totalmente insolidario (a diferencia de actual sistema de reparto).

Por eso recomendábamos profundizar la defensa del sistema de pensiones público y revelar el carácter antisocial de los planes de pensiones privados.

… Continuar leyendo

El movimiento 15M como cortafuegos

Publicado el November 30, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

La democracia se está desmoronando, pero sin embargo da la sensación de que se mantiene una calma tensa mientras las instituciones democráticas son recortadas y abandonadas a mejor suerte.

Los gobiernos elegidos democraticamente son depuestos por sugerir consultas populares y las instituciones europeas dan paso al poder autoritario de dos únicos países, Francia y Alemania.

Las conquistas sociales están siendo arrebatadas con mayor velocidad que nunca y hay un sentimiento de “conmoción social” que se adapta perfectamente al proceso descrito por Naomi Klein en “La doctrina del shock”.

… Continuar leyendo

La necesidad de cambiar la ley electoral

Publicado el November 27, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

Publicado en NuevaTribuna

Hay que tener mucho cuidado cuando se dicen cosas tales como “se ha manifestado la voluntad del pueblo” al término de un proceso electoral. Porque puede que, como ocurre en España, eso sea absolutamente falso.

Y es que entre la voluntad del pueblo, expresada en votos, y la representación política, expresada en escaños, media el sistema electoral. Lo que significa que la veracidad de aquella afirmación dependerá de cómo opera el sistema electoral, y hay un enorme abanico de opciones posibles.

… Continuar leyendo

Lo que necesita Europa. Demandas clave de la izquierda

Publicado el November 26, 2011 por Alberto Garzón Espinosa

España está atravesando una triple crisis económica que tiene que ver con diferentes ámbitos.

En el ámbito español estamos frente a una crisis que es resultado del modelo productivo dominante en las últimas décadas. Un modelo que fomenta una distribución de la renta muy desigual y un crecimiento orientado hacia un sector tan volátil, especulativo y precario como es la construcción.

En el ámbito internacional tenemos un modelo de crecimiento sostenido débilmente por unas finanzas sobredimensionadas, y con un papel de los agentes financieros muy distorsionado respecto a su función original (que es la de intermediar y no tanto la de especular).

Y en el ámbito europeo estamos frente a una crisis que refleja el fracasado modelo de construcción económica europea, con grandes desequilibrios comerciales y con una regulación muy sesgada en favor de las grandes empresas y la banca.

… Continuar leyendo

http://www.agarzon.net/?cat=232&paged=2

<span lang='fr'>Thierry Meyssan</span>Thierry MeyssanIntelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación(Monte Ávila Editores, 2008).

JPEG - 24.3 KB
Abdelhakim Belhaj, líder histórico de Al-Qaeda en Libia, actual gobernador militar de Trípoli con la bendición del Pentágono y jefe del Ejército Sirio Libre.

os miembros del Consejo de Seguridad de la ONU no se ponen de acuerdo en cuanto a la interpretación de los sucesos que están enlutando Siria.
Según Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, Siria está viviendo una revolución, continuación de la «primavera árabe», que está siendo víctima de una sangrienta represión. Rusia y China estiman, por el contrario, que Siria está enfrentado la agresión de bandas armadas provenientes del exterior, a las que combate de una manera poco hábil que está dejando víctimas colaterales entre la misma población civil a la que quiere proteger.

La investigación que la Red Voltaire ha realizado en el terreno confirma esta última interpretación [1]. Hemos recogido testimonios directos de los ataques de esos grupos armados. Los testigos señalan que el acento de algunos agresores al hablar la lengua árabe los delata como iraquíes, jordanos o libios, e incluso pashtunes.

En los últimos meses, diferentes diarios árabes favorables a la administración al-Assad han mencionado la infiltración en Siria de entre 600 y 1,500 hombres delGrupo islámico Combatiente en Libia (GICL), rebautizado desde noviembre de 2007 con la apelación Al-Qaeda en Libia.

A fines de noviembre, la prensa libia relató el intento de la milicia de Zintan de arrestar a Abdelhakim Belhaj, compañero de armas de Osama ben Laden [2] y jefe histórico de Al-Qaeda en Libia, convertido en gobernador militar de Trípoli por obra y gracia de la OTAN [3].

El intento de arresto tuvo lugar en el aeropuerto de Trípoli, en momentos en que Belhaj salía para Turquía. Posteriormente, varios diarios turcos han mencionado la presencia de Abdelhakim Belhaj en la frontera turco-siria.

Estas denuncias encuentran la incredulidad de quienes siguen creyendo que Al-Qaeda y la OTAN son enemigos irreconciliables e incapaces de cooperar entre sí. Lo cierto es que esas denuncias confirman la tesis que vengo defendiendo desde los atentados del 11 de septiembre de 2011, de que los individuos catalogados como Al-Qaeda son mercenarios utilizados por la CIA [4].

¿Quién está diciendo la verdad?

Desde hace una semana, el diario español ABC, monárquico, ha venido publicando por entregas un reportaje del fotógrafo Daniel Iriarte. Este periodista se relaciona con el Ejército Sirio Libre (ASL, en inglés Syrian Free Army, ejército sirio libre, conducidos y bajo supervisión por los servicios de inteligencia británicos, es decir el MI6) que opera en el norte de Siria, precisamente en la frontera con Turquía. Daniel Iriarte es un defensor de la «revolución» y no hay para él términos demasiado duros cuando se trata de referirse al «régimen de al-Assad».

Según el coronel Riyad Al-Assad, jefe del Ejército Sirio Libre, este se compone de más de 20,000 hombres. Las autoridades sirias estiman que son en realidad algunos cientos [5].

Mientras tanto, en la edición del sábado 17 de diciembre de 2011, el español Daniel Iriarte refiere un encuentro que le pareció chocante. Mientras sus amigos del ASL lo llevaban a un nuevo escondite, Iriarte se encontró con unos extraños sublevados: 3 libios [6].

JPEG - 25.1 KB
Mahdi al-Harati, comandante de la Brigada de Trípoli, dimitió de sus funciones como segundo al mando del Consejo Militar de Trípoli para irse a dirigir el Ejército Sirio Libre.

El primero de ellos era Mahdi al-Hatari, un libio que vivió en Irlanda antes de enrolarse en Al-Qaeda. Al final de la guerra contra Libia, Mahdi al-Hatari se convirtió en comandante de la Brigada de Trípoli y posteriormente fue segundo al mando del Consejo Militar de Trípoli, bajo la dirección de Abdelhakim Belhaj. Mahdi al-Hatari renunció a ese puesto, unos dicen que lo hizo porque había entrado en conflicto con el Consejo Nacional de Transición y otros que quería regresar a Irlanda, donde reside su esposa [7]. En realidad, Mahdi al-Hatari se fue a Siria.

Más extraño aún, en junio de 2010, este miembro de Al-Qaeda estaba entre los militantes favorables a los palestinos que viajaban a bordo del barco turco Mavi Marmara. Agentes de numerosos servicios secretos, esencialmente del espionaje estadounidense, se habían infiltrado en la «Flotilla de la Libertad» [8]. Fue herido y retenido como prisionero en Israel durante 9 días.

Durante la batalla de Trípoli, Mahdi al-Hatari dirigió el grupo de Al-Qaeda que sitió y atacó el hotel Rixos, donde yo mismo me encontraba con mis compañeros de la Red Voltaire y la prensa internacional, y cuyos sótanos servían de refugio a varios dirigentes de la Yamahiria protegidos por la guardia de Khamis el-Kadhafi [9]. Según este último, junto a Mahdi al-Hatari se hallaban varios oficiales franceses, presentes en el terreno como consejeros de este miembro de Al-Qaeda.

El segundo libio que el fotógrafo Daniel Iriarte se encontró en el Ejército Libre Sirio es nada más y nada menos que Adem Kikli, otro lugarteniente de Abdelhakim Belhaj. Iriarte no logró identificar al tercer libio, al que los demás llamaban Fuad.

Este testimonio de Iriarte concuerda con lo que los diarios árabes antisirios han venido proclamando desde hace semanas: el Ejército Sirio Libre cuenta al menos con 600 «voluntarios» de la organización Al-Qaeda en Libia [10].
Y toda la operación se desarrolla bajo la dirección del propio Abdelhakim Belhaj, quien cuenta con la ayuda del gobierno de Erdogan.

¿Cómo se explica que un periódico tan hostil al gobierno de al-Assad como ABC haya decidido publicar el testimonio de su enviado especial, cuando este revela los sucios métodos de la OTAN y confirma la tesis gubernamental sirio sobre la desestabilización armada? Lo que sucede es que, desde hace una semana, ideólogos del choque de civilizaciones se han pronunciado contra ese dispositivo, que incorpora extremistas islamistas a la estrategia del «mundo libre».

Como invitado del blog de CNBC [11], el ex primer ministro español José María Aznar reveló, el 9 de diciembre de 2011, que Abdelhakim Belhaj se encontraba entre los sospechosos de estar implicados en los atentados perpetrados en Madrid el 11 de marzo de 2004 [12], atentados que pusieron fin a la carrera política de Aznar en España.

JPEG - 14.9 KB
El jeque Ali Salabi, guía espiritual de Al-Qaeda en Libia, mentor de Abdelhakim Belhaj y hombre fuerte de la actual Libia post-Gadaffi.

Esas declaraciones de Aznar coinciden con varias intervenciones de sus amigos del Jerusalem Center for Public Affairs, el think-tank (centro o instituto de propaganda política) que dirige el ex embajador israelí ante la ONU, Dore Gold [13].

Estos amigos de Aznar expresan públicamente sus dudas ante la actual estrategia de la CIA, que consiste en instalar islamistas en el poder en todo el norte de África.

Dicha crítica apunta en primer lugar contra la muy secreta cofradía de la Hermandad Musulmana y sobre todo contra 2 personalidades libias: el ya mencionado Abelhakim Belhaj y su amigo el jeque Ali Al-Salibi.

Este último está considerado como el nuevo hombre fuerte en Libia [14].

Tanto Belhaj como Al-Salibi tienen la reputación de ser los peones de Qatar en la actual Libia post-Kadhafi [15]. Es además precisamente el jeque Al-Salabi quien distribuyó los 2 000 millones de dólares de ayuda qatarí a Al-Qaeda en Libia [16].

Reaparece así a la luz pública la contradicción que tanto se esfuerzan algunos por esconder desde hace 11 años: los mercenarios, antiguamente pagados por Osama ben Laden, nunca han dejado de estar al servicio de la estrategia de Estados Unidos, desde la primera guerra de Afganistán e incluso en la época de los atentados del 11 de septiembre.

Sin embargo, los dirigentes occidentales siguen presentándolos como enemigos.

Es probable que las objeciones del señor Aznar y las del Jerusalem Center for Public Affairs sean descartadas por la OTAN, como antes lo fueron las del general Carter Ham, comandante en jefe del AfriCom, cuando –al principio de la guerra contra Libia– se le dio como misión garantizar en Libia la protección de los mismos yihadistas que hasta entonces habían estado matando soldados estadounidenses en Irak.

Lejos de la realidad, el Comité Antiterrorista de la ONU (el llamado «Comité de Aplicación de la Resolución 1267») y el Departamento de Estados de Estados Unidos siguen manteniendo en su lista negra a la organización de Abdelhakim Belhaj y del jeque Al-Salabi bajo su antigua denominación de Grupo Islámico Combatiente en Libia.

Todos los Estados tienen la obligación, según parece, de arrestar a estos individuos si penetran en sus territorios.

¿TENDRÁ LUGAR LA GUERRA DE SIRIA?

Los cristianos de Oriente se oponen al nuevo colonialismo occidental

por Thierry Meyssan
Los cristianos de Oriente se oponen al nuevo colonialismo occidentalDAMASCO (SIRIA) | 12 DE OCTUBRE DE 2011
El veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU impidió en el último minuto el comienzo de la guerra que Estados Unidos, Francia y Reino Unido habían planificado contra Siria para noviembre de 2011. Según Nicolas Sarkozy, quien se encargó de comunicárselo al Patriarca maronita en un tormentoso encuentro celebrado en el palacio francés del Elíseo el 5 de septiembre de 2011, el plan de los occidentales prevé la expulsión de los cristianos de Oriente. En ese contexto, se desarrolla en Europa toda una campaña de prensa tendiente a acusar a los cristianos de Oriente de complicidad con los dictadores. La madre Agnes-Marian de la Croix, hegúmena del monasterio de San Jacobo el Mutilado, en Qara (Siria), responde a esta propaganda de guerra.
Thierry Meyssan responde al diario francés Le Monde BEIRUT (LÍBANO) | 17 DE MAYO DE 2011
Los partisanos de la Alianza Atlántica (OTAN) sienten un gran malestar por el eco que ha generado un artículo publicado en el sitio de la Red Voltaire (voltairenet.org) y que ha sido divulgado y compartido por muchos otros sitios web en el mundo, artículo que analizaba el discurso y anuncio del presidente Barack Obama respecto a la muerte de Osama ben Laden. Para frenar el debate generado en la opinión pública, el diario atlantista francés Le Monde [diario que se autoproclama como siendo «la referencia»] publicó una crónica bastante sucia que desencaja con el aire educado que se quiere dar este diario. El abogado de Thierry Meyssan ha obligado al director de la redacción [de Le Monde] para que publique su respuesta (ver abajo). Despreciando una obligación estipulada por la ley [derecho a respuesta] y ante sus lectores, el diario Le Monde se ha negado de (…)
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

Naomi Klein

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Naomi Klein

Naomi Klein, octubre 2011
Nacido 08 de mayo 1970 (edad 41)
Montreal , Quebec , Canadá
Ocupación Autor, activista
Los sujetos Alter-globalización , anti-guerra
Cónyuge (s) Avi Lewis

www.naomiklein.org

Naomi Klein (nacida el 08 de mayo 1970) es un escritor canadiense y activista social conocido por su análisis político y la crítica de la globalización corporativa . [1]

Contenido

[hide]

editar ]Familia

Klein nació en Montreal , Quebec y se crió en un judío de la familia con una historia de activismo por la paz. Sus padres se habían trasladado a Montreal de los EE.UU. en 1967 como resistentes a la guerra a la guerra de Vietnam[2] Su madre, documental del cineasta Bonnie Sherr Klein , es mejor conocida por su anti-pornografía película No es una historia de amor . [3] Su padre, Michael Klein, es un médico y un miembro de Physicians for Social Responsibility . Su hermano, Seth Klein, es el director de la Columbia Británica oficina del Centro Canadiense de Políticas Alternativas .

Sus abuelos paternos fueron los comunistas quienes empezaron a volverse contra la Unión Soviética después de que el Pacto Molotov-Ribbentrop y había abandonado el comunismo en 1956. En 1942 su abuelo Phil Klein, un animador en Disney , fue despedido después de la huelga de animadores de Disney “ , [4] y se puso a trabajar en un astillero en su lugar. Padre de Klein creció rodeado por las ideas de justicia social y la igualdad racial , pero le resultó “difícil y atemorizante que el niño de los comunistas”, una llamada de pañales rojos . [5]

Marido de Klein, Avi Lewis , trabaja como periodista de televisión y realizador de documentales. Sus padres son el escritor y activista Michele Landsberg y político y diplomático Stephen Lewis , hijo de David Lewis , uno de los fundadores de la canadiense New Democratic Party , hijo a su vez de Moishe Lewis , nacido Losz, un activista de la mano de obra judía ” del Bund “que dejó de Europa Central para Canadá en 1921. [6]

Klein y su esposo viven en Toronto .

editar ] Primeros años

Klein pasó la mayor parte de su adolescencia en los centros comerciales , obsesionado con las marcas de diseñador . [7] Cuando era niño y adolescente, que le pareció “muy opresiva de tener una madre feminista muy público”, y rechazó la política, en lugar de abrazar “full-on el consumismo . ”

Se ha atribuido a su cambio en la visión del mundo a dos eventos. Una de ellas fue cuando tenía 17 años y la preparación para la Universidad de Toronto , su madre tuvo un derrame cerebral y se convirtió en una discapacidad grave. [8] Naomi, su padre y su hermano se hizo cargo de Bonnie durante el período en el hospital y en casa, haciendo sacrificios a la educación de hacerlo. [8] Ese año fuera le impidió “de ser un palo de golf”. [7] Al año siguiente, después de comenzar sus estudios en la Universidad de Toronto , el segundo evento ocurrió: en 1989 École Polytechnique masacre de estudiantes de ingeniería mujeres , que resultó ser una llamada de atención para el feminismo . [9]

Carrera de la escritura de Klein comenzó con las contribuciones de The Varsity , un periódico estudiantil, donde se desempeñó como editor en jefe. Después de su tercer año en la Universidad de Toronto, que abandonó la universidad para tomar un trabajo en el Toronto Globe and Mail , seguido por una editorial en la revista Este . En 1995, regresó a la Universidad de Toronto a terminar sus estudios [5 ] , pero dejó la universidad para una práctica de periodismo antes de adquirir los créditos finales para completar sus estudios. [10]

editar ]Principales obras

editar ]No Logo

Artículo principal: No Logo

En 2000, Klein publicó el libro No Logo , que para muchos se convirtió en un manifiesto del movimiento contra la globalización corporativa . En ella, los ataques de la marca orientada a la cultura de consumo y las operaciones de grandes corporaciones . También acusa a varias empresas como de ética explotar a los trabajadores en los países más pobres del mundo en la búsqueda de mayores beneficios. En este libro, Klein criticó Nike tan severamente que Nike publicó una respuesta punto por punto. [11] No Logo se convirtió en un bestseller internacional, vendiendo más de un millón de copias en más de 28 idiomas. [12]

editar ]Vallas y ventanas

Artículo principal: Vallas y Ventanas

En 2002 Klein publicó Vallas y Ventanas , una colección de sus artículos y discursos escritos en nombre de los movimientos anti-globalización (todas las ganancias del libro van en beneficio de las organizaciones de activistas a través de las vallas y el Fondo de Windows).

editar ]La Toma

Artículo principal: The Take (2004 película)

En 2004, Klein y su marido, Avi Lewis , lanzó un documental llamado La Toma de trabajadores de la fábrica en Argentina que se hizo cargo de una planta cerraday reanudaron la producción, que opera como un colectivo . La selección africana primera fue en el asentamiento Kennedy Road choza en la ciudad sudafricana deDurban , donde el Abahlali baseMjondolo movimiento comenzó. [13]

Por lo menos un artículo en Z Comunicaciones criticó el Tomemos, por su retrato del general y político argentino Juan Domingo Perón , que se sintieron retratados él como un social demócrata. [14]

editar ]La doctrina del shock

Tercer libro de Klein, La doctrina del shock: el auge del capitalismo del desastre, fue publicado el 4 de septiembre de 2007, convirtiéndose en una organización internacional y Nuevo éxito de ventas York Times [12] traducido a 28 idiomas. [15] El libro sostiene que las políticas de libre mercado el premio Nobel Milton Friedman y la Escuela de Economía de Chicago han levantado a la prominencia en países como Chile bajo Pinochet , la Rusia de Yeltsin y Estados Unidos (por ejemplo, la privatización de la Nueva Orleans Escuelas Públicas después del huracán Katrina ). El libro también sostiene que las iniciativas políticas (por ejemplo, la privatización de la economía iraquí bajo la Autoridad Provisional de la Coalición ) fueron trasladados de inmediato a través mientras que los ciudadanos de estos países estaban en shock por los desastres, cataclismos o invasión.

Central en la tesis del libro es la afirmación de que aquellos que desean implementar impopulares de libre mercado las políticas de forma rutinaria hacerlo mediante el aprovechamiento de ciertas características de las consecuencias de grandes catástrofes, ya sean económicos, políticos, militares o natural en la naturaleza.

La sugerencia es que cuando una sociedad experimenta un gran ‘shock’ hay un deseo generalizado de una respuesta rápida y decisiva para corregir la situación, este deseo de una acción audaz e inmediata ofrece una oportunidad para que los agentes sin escrúpulos para poner en práctica las políticas que van mucho más allá de una respuesta legítima a la catástrofe.

El libro sugiere que cuando la prisa por actuar los medios los detalles de una respuesta se van sin estudiar, que es el momento en que las políticas impopulares y no relacionada intencionalmente se precipitó en vigor. El libro parece afirmar que estos choques son, en algunos casos, como en la Guerra de las Malvinas , alentado intencionalmente o fabricados incluso.

Klein identifica la “doctrina del shock”, la elaboración de Joseph Schumpeter , como la última de las fases del capitalismo de “destrucción creativa”. [16]

La doctrina del shock fue adaptada en un cortometraje del mismo nombre, publicado en YouTube . La película fue dirigida por Jonás Cuarón , producida y co-escrita por su padre Alfonso Cuarón . El video ha sido visto más de un millón de veces. [12]

La publicación de La doctrina del shock mayor protagonismo de Klein, con la revista The New Yorker juzgarla “la figura más visible e influyente en la izquierda estadounidense-lo que Howard Zinn y Noam Chomsky hace treinta años. ”

El 24 de febrero de 2009, el libro fue galardonado con la primera edición del premio Warwick de Escritura de la Universidad de Warwick en Inglaterra. El premio lleva un premio en efectivo de 50.000 libras.

editar ]Guerra de Irak, las críticas

Klein ha escrito sobre diversos temas de actualidad, como la guerra de Irak . En en septiembre de 2004 el artículo de la revista Harper , [17] sostiene que, contrariamente a la creencia popular, el gobierno de Bush tenía un plan claro para la post-invasión de Irak, que era construir una totalmente restringida economía de libre mercado . Ella describe los planes para permitir a los extranjeros a extraer la riqueza de Irak, y los métodos utilizados para lograr esos objetivos. [18] [19]La película de 2008 War, Inc. se inspiró en parte por su artículo, Zero Bagdad el año. [20]

Agosto de Klein 2004 “Bring Najaf a Nueva York”, publicado en La Nación, sostuvo que Muqtada Al Sadr ‘s Ejército del Mahdi “representa el sentimiento abrumadoramente dominante en Irak”. [21] Ella continuó diciendo: “Sí, si es elegido Sadr tratar de convertir a Irak en una teocracia como Irán, pero por ahora sus demandas son elecciones directas y el fin de la ocupación extranjera “. [21] Marc Cooper , un columnista de la Nación primero, atacado la afirmación de que Al Sadr representa el sentimiento iraquí, general y que Las fuerzas estadounidenses habían llevado la lucha a la ciudad santa de Nayaf. [22] Cooper escribió que “Klein debe saber mejor. Todos los enemigos de la ocupación de EE.UU. que se opone no son sus amigos. O nuestro. O los del pueblo iraquí. Yo no ‘t cree que el mulá Al Sadr, en cualquier caso, es mucho más deseoso de apoyar la emisión de la secular judía feminista-socialistas “. [22]

editar ]La crítica de las políticas israelíes

En marzo de 2008, Klein fue el orador principal en la primera conferencia nacional de la Alianza de los judíos canadienses preocupados . En enero de 2009, durante la guerra de Gaza , Klein apoyó el boicot, la desinversión y las sanciones de la campaña (BDS) contra Israel , argumentando que “la mejor estrategia para acabar con la ocupación cada vez más sangrienta para Israel para convertirse en el blanco de la clase de movimiento global que poner fin al apartheid en Sudáfrica “. [23]

En el verano de 2009, con motivo de la publicación del hebreo la traducción de su libro La Doctrina del Shock, Klein, visitó Israel, la Cisjordania y Gaza , que combina la promoción de su libro y la campaña de BDS. En una entrevista para el periódico israelí Ha’aretz destacó que es importante para ella “no boicotear los israelíes, sino más bien a boicotear la normalización de Israel y el conflicto”. [24] En un discurso en Ramallah el 27 de junio, pidió perdón a los palestinos por no unirse a la campaña de BDS anterior. [25] Sus declaraciones, en particular, que “[Algunos Judios], incluso creo que conseguir una escapada con el genocidio sin tarjeta” se caracteriza por un artículo de opinión columnista del Jerusalem Post como “violentos” y “ética” y como “el más perverso de difamar a Judios, un estereotipo antiguo de Judios como intrínsecamente malos y maliciosos”. [26]

Klein también fue un portavoz de la protesta contra el centro de atención en Tel Aviv en el 2009 Toronto International Film Festival , un centro de atención que Klein dijo que era un retrato muy selectiva y engañosa de Israel. [27]

editar ]Otras actividades

Klein contribuye a la Nación , a In These Times , The Globe and Mail , esta revista , la revista Harper y The Guardian .

Klein, una vez dio una conferencia como miembro Miliband en la London School of Economics , como un periodista galardonado, el escritor en el movimiento anti-globalización. [28]

Klein el puesto 11 en una encuesta en Internet de las grandes intelectuales mundiales de 2005 , una lista de los más importantes del mundo de los 100 intelectuales públicos elaborado por el prospecto junto con la revista Foreign Policy la revista. [29]

Klein participó en una protesta condenando la actuación policial durante la cumbre del G20 en Toronto, ON. Habló con una manifestación que buscan la liberación de los manifestantes frente a la sede policial el 28 de junio de 2010. [30]

En mayo de 2011, Klein recibió un título honorario de la Universidad Santo Tomás .

El 6 de octubre de 2011, Klein visitó Ocupar Wall Street y dio un discurso declarando el movimiento de protesta “Lo más importante en el mundo”. [31]

El 10 de noviembre de 2011, Klein participó en una mesa redonda sobre el futuro de Wall Street Ocupar con cuatro panelistas, entre ellos Michael Moore y William Greider , en la que destacó el carácter crucial de la evolución del movimiento. [32]

editar ]Lista de obras

editar ]Libros y capítulos contribuido

editar ]Filmografía

James Petras

James Petras es profesor Bartle (Emérito) de Sociología en la Universidad de Binghamton, Nueva York.


Es autor de más de 62 libros publicados en 29 idiomas, y más de 600 artículos en revistas especializadas, incluyendo la American Sociological Review, British Journal of Sociology, Social Research, y la Revista de Estudios Campesinos. Ha publicado más de 2000 artículos en revistas no profesionales, tales como el New York Times, The Guardian, de la Nación, Christian Science Monitor, Foreign Policy, New Left Review, Partisan Review, TempsModerne, Le Monde Diplomatique, y su comentario es una práctica muy difundida en la internet.

Sus editores han incluido Random House, John Wiley, Westview, Routledge, Macmillan, Verso, Zed Books Libros y Plutón.

Él es el ganador de la Carrera de Premio por Servicios Distinguidos de la Sección de Sociología marxista de la American Sociological Association, el premio Robert Kenny para el mejor libro de 2002, y la mejor tesis de la Asociación Western Political Science en 1968.

Sus títulos más recientes incluyen la globalización Desenmascarando:

El imperialismo del siglo XXI (2001), co-autor la dinámica del cambio social en América Latina (2000), sistema en crisis (2003), co-autor Movimientos Sociales y Poder del Estado ( Las multinacionales de 2003), co-autor del Imperio con imperialismo (2005), co-autor) en la prueba (2006).

Él tiene una larga historia de compromiso con la justicia social, de trabajo, en particular con el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil durante 11 años. En 1973-1976 fue miembro del Tribunal Bertrand Russell sobre la represión en América Latina.

Él escribe una columna mensual para el periódico mexicano La Jornada, y con anterioridad, para el diario español El Mundo. Recibió su BA de la Universidad de Boston y un doctorado de la Universidad de California en Berkeley.

Artículos en español

James Petras :: 11/1/2012El imperialismo y el “antiimperialismo de los tontos”James Petras – La HaineLos progresistas denuncian “crímenes contra la humanidad”. Sectores de la Izquierda se unen al coro y piden que “armen a la gente para que estos se liberen a sí mismos”
James Petras :: 4/1/2012Obama convierte oficialmente a EEUU en un estado policialJames Petras – La HaineEl gobierno puede encarcelar a cualquier sospechoso de terrorismo, incluso suspendiendo la posibilidad de un juicio civil, indefinitivamente!
James Petras :: 31/12/20112012, el año del Juicio FinalJames Petras – La HaineEn 2012 la crisis será verdaderamente global. Como respuesta surgirán movimientos de masas cuyas protestas y rebeliones, esperemos, se transformarán en revoluciones sociales
James Petras :: 28/12/2011El antiimperialismo de los tontosJames Petras – La HaineMuchos izquierdistas creen que el de Siria (como el de Libia antes) es un levantamiento democrático, pero las armas que están involucradas vienen del imperio
James Petras :: 14/12/2011Humala, tomando partido por las grandes empresas, militarizó PerúJames Petras – La haineOtra vez podemos ver cómo los progresistas se equivocaron. Porque a Humala lo presentaron como un hombre progresista, de centro izquierda, amigo de los pobres. Pura espuma
James Petras :: 7/12/2011La Celac es un paso bien intencionado pero tiene muchas limitacionesJames Petras – La HaineNo condena las bases militares norteamericanas en Colombia, Panamá, Honduras; pone al derechista represor Piñera como primer presidente de la Organización…
Medio Oriente :: 2/12/2011Libia y Siria son la revancha de occidente contra los gobernantes antiimperialistasJames Petras – La HaineLa consecuencia de la caída de Bashar al Asad en Siria no será la democracia; será un régimen controlado por los terroristas armados por el mundo occidental
James Petras :: 26/11/2011La Doctrina Obama: haciendo de la necesidad virtudJames Petras – La HaineLa “Doctrina Obama” fracasa por qué no reconoce que el declive del imperio no es un problema táctico: nos hallamos ante el colapso sistémico del edificio imperial
James Petras :: 23/11/2011El fracaso seguro de la derecha abre paso a la lucha extra parlamentaria en EspañaJames Petras – La HaineAhora algunos diputados del ala izquierda del PSOE tal vez van a llamar a una rectificación, pero nada cambia con Felipe González como el poder detrás del trono
James Petras :: 17/11/2011Las presiones de los banqueros para formar un gobierno a dedo, son golpes de EstadoJames Petras – La HaineAhora los banqueros toman el poder directamente. En vez de usar a los políticos corruptos como Papandreu, como Berlusconi, imponen su candidato, que lo llaman tecnócrata
James Petras :: 16/11/2011Oposición social en la era de internet: “Militantes” de computadora e intelectuales públicosJames Petras – La HaineLos que hablan de nueva era de información “revolucionaria” pasan por alto que EEUU, Francia y Turquía incitaron a la oposición social cipaya en Libia y Siria
James Petras :: 9/11/2011Las FARC siguen luchando con sus diez mil combatientesJames Petras – La HaineCada vez que matan a algún comandante declaran el fin de las FARC, pero hay otras personas preparadas para continuar esta lucha contra la oligarquía, las bases de EEUU
James Petras :: 5/11/2011¿Por qué gana la presidenta Fernández y pierde Obama?James Petras – La HaineLa oposición a Obama, especialmente “Ocupar Wall Street” tiene un largo camino por delante para llegar al éxito de los movimientos argentinos que derrocaron presidentes
James Petras :: 4/11/2011Papandreu retiró su cacareado referéndum-trampaJames Petras – La HainePensó que podría renegociar algunas condiciones a partir de la amenaza del referéndum o bien, si no conseguía las concesiones, poner el peso de la decisión sobre el pueblo
James Petras :: 2/11/2011Los colaboradores son un eje central de la nueva política norteamericanaJames Petras – La HaineVan a montar colaboradores locales, traidores, oportunistas, como los llamados “rebeldes” en Libia; cualquier persona que se preste a las políticas de EEUU
El Imperialismo y El “antiimperialismo de los tontos”
Obama convierte oficialmente en un EEUU sin Estado policial
2012, El Año del Juicio Final
El antiimperialismo de los tontos
Humala, Tomando partido Por las Grandes Empresas, militarizó Perú
La Celac es bien intencionado Un paso Pero TIENE Muchas limitaciones
Nuevo Libro de James Petras en castellano: “Imperialismo y barbarie”
Libia y Siria hijo la revancha de Occidente contra los Gobernantes antiimperialistas
Nuevo Libro de James Petras: “Un Mundo Que Ganar Más Allá del neoliberalismo”.
La Doctrina Obama: Haciendo de la necesidad Virtud
El Fracaso Seguro de la Derecha abre paso al estilo de lucha libre adicional Parlamentaria en España
Las presiones de los Banqueros párr Formar un Gobierno sin dedo, el hijo de golpes de Estado
Oposición sociales en la era de internet: “militantes” de Computadora e INTELECTUALES Públicos
Las FARC Siguen Luchando Con SUS DIEZ MIL Combatientes
¿Por Qué gana la Presidenta Fernández y Pierde Obama?
Papandreu retiro Su cacareado referéndum-trampa
Los Colaboradores hijo sin eje central de la nueva Política norteamericana
Imperialismo y democracia: ¿Casa Blanca o Plaza de la Libertad?

:: Más artículos en español


Información sobre los artículos de James Petras en otros sitios de Internet conocidos

Amazon.com

Ashgate Publishing

Counterpounch

Dissident Voice

Global Research

Hartford Web Publishing

Information Clearing House

Monthly Review

Viajero del Tercer Mundo

ZNet


Artículos en español

La Haine

Rebelión

#15M Llega el movimiento “Yo no pago” REALIZARÁ SU PRIMERA ACCIÓN EL 15 DE ENERO


3 de 4  anterior siguiente

EL MOVIMIENTO CIUDADANO REALIZARÁ SU PRIMERA ACCIÓN

EL 15 DE ENERO

Viajar por la patilla: llega el movimiento “Yo no pago”

Movimiento 15M

Viajar por la patilla: llega el movimiento “Yo no pago”
Protestas de los usuarios ante la campaña de Metro de Madrid.
@Guillermo Moratinos  04/01/2012  (06:00h)
¿Están dispuestos a soportar subidas de impuestos en plena crisis económica?
¿Creen conveniente que seamos los ciudadanos los que paguemos con nuestro dinero la mala gestión política y los rescates bancarios?
¿Se indignan cuando ven que no llegan a fin de mes mientras los responsables de la crisis se van de rositas? Un nuevo movimiento ciudadano ha llegado de Grecia a España como forma de “insurrección económica” ante los recortes que se avecinan:“Yo no pago”.
Con las últimas medidas de ajuste anunciadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y las subidas de precios del transporte, la gasolina, los peajes, los parquímetros o el gas, muchos hogares al borde de la asfixia económica van a acabar ahogándose.

Esto se complica en ciudades grandes donde el transporte público es fundamental y es la única forma de poder ir a trabajar o a buscar empleo. Lo que pasa es que si los sueldos no suben y el precio del transporte se incrementa, nos podemos encontrar en una situación muy complicada.

Ante todo esto, muchos ciudadanos, hartos, están comenzando a movilizarse a través de “Yo no pago”. El movimiento surgió en Grecia (Den Plirono en heleno) hace unos meses y aboga por no pagar el transporte público, los peajes o el parquímetro.
Un miembro del movimiento explica a El Confidencial que surge porque “consideran que con los recortes sociales y las subidas de precios e impuestos no hay un cambio en la actitud de la Administración. También vale para decir que “yo no pago” la crisis porque no la he creado, ya que ha sido causada por los lobbys financieros con la condescendencia política de los gobiernos europeos”.
Es más caro el metro de otras ciudades, pero aquí el salario mínimo es menos de la mitad que allí
Este miembro anónimo señala que “ante leyes injustas hay que tener cierto grado de desobediencia civil”. Desde “Yo no pago” ponen como ejemplo lasubida del billete sencillo del metro de Madrid de un 50 por ciento y las que se avecinan en las próximas semanas.
Además, critican duramente la campaña publicitaria del metropolitano que alude a que es el mejor metro y el más barato del mundo.
“Es más caro el metro de otras ciudades, pero aquí el salario mínimo, que se ha congelado, es menos de la mitad que en esos países.
Hasta en Grecia es mayor”, asegura. Buena prueba de ello es que muchos usuarios han criticado la campaña en Internet e, incluso, a llegar a realizar pintadas en los carteles aludiendo a los salarios de cada capital.
El 15 de enero, primera acción
El miembro del movimiento da a conocer en El Confidencial que la primera acción conjunta que tienen prevista se desarrollará el 15 de enero a las 17.00 horas en las paradas de metro de Sol, en Madrid; de Plaza Catalunya, en Barcelona; de Primero de mayo, en Sevilla; y de Abando, en Bilbao. Consistirá en que todo el que esté de acuerdo se cuele en el suburbano, sin llegar a actos violentos.
Esta primera maniobra surge después de que en sólo poco más de 20 días hayan conseguido más de 5.000 seguidores en su página de Facebook, donde se encuentra toda la información relativa a “Yo no pago” y en Twitter. Aunque no saben si el acogimiento de esta rebelión ciudadana tendrá tanta acogida como en Grecia –“el 40 por ciento de los usuarios no paga el autobús, el 56 por ciento está a favor del movimiento, e, incluso, los trabajadores de estos servicios son bastante permisivos”-, creen que tendrá “un grado de aceptación alto”.



“Hay cinco millones de parados que tienen que acudir al transporte público para buscar trabajo. No hay coherencia en este aspecto desde la Administración porque éstos tienen que tener facilidades”, explica.

Además, este miembro de “Yo no pago” explica que hay varios problemas añadidos: “por una parte el precio de los billetes y, por otra, que la gente que no tiene dinero está asistiendo al espectáculo de cómo unos y otros se lo llevan caliente. También porque se está apoyando a los bancos y no a los ciudadanos. Si a ti te va mal en tu negocio, nadie te va a rescatar”.

Si seguimos en esta dinámica nos aproximaremos a la situación de Grecia
De todas formas, a parte de las acciones colectivas, lo que se pide es que cada uno dentro de sus principios ejerza de forma individual esta rebelión. Un buen ejemplo en este sentido es que muchos grupos a nivel local se están organizando para poder facilitar de forma gratuita libros de texto –de gente que los dona o que los copia-. “Es una buena iniciativa y la hemos compartido”, aseguran desde el movimiento.
¿Miedo a las represalias de la Administración?
Ante las posibles multas o represalias por parte de la Administración que pueden derivarse de estas acciones, “Yo no pago” ha elaborado una serie de recomendaciones.
“Hemos enlazado la página de Facebook a portales como Memetro,ElComentarioTV o Parquímetros fuera donde dan pistas para esquivar las multas y para saber cuál es la autoridad de la seguridad privada”, explica este ciudadano.
Asegura que “si te encuentras en el andén del metro, no te pueden multar. Sólo es posible si estás en el tren. Si recibes una sanción de la zona azul debe ser por parte de una autoridad y no de un trabajador de la empresa privada que se encarga de los parquímetros”.
También explican cómo recurrir una multa ante la Administración, que si ha sido puesta por un trabajador de la empresa privada, tiene que ser respondida positivamente. “No es nada descabellado, es acudir a las leyes que ellos han marcado”, alude.
¿Qué deben hacer los políticos para detener “Yo no pago”?
Desde el movimiento señalan que “si seguimos en esta dinámica nos aproximaremos a la situación de Grecia. Poco a poco habrá más descontento social y empobrecimiento de los ciudadanos”.
Por ello, consideran que “las condiciones para parar este movimiento van en línea con las reivindicaciones del 15M: democracia más directa –ya que creen que el hecho de que los ciudadanos estemos pagando la crisis es una consecuencia derivada de esto-, que la banca deje de atacar a ciudadanos y gobiernos, que se apoye a las personas en situaciones económicas graves, que el transporte sea gratuito, autopistas sin peajes o que se combata el fraude fiscal”.
Explican sobre este último punto que mientras las SICAV tributan al uno por ciento, un trabajador paga más de un 20 por ciento de IRPF”.
“Si preguntamos a los votantes del PP, a que la mayoría le parecerá mal esta subida de impuestos anunciada, más aún después de decir en campaña que no los subirían”, comentan.

“Muchos de los jóvenes indignados han pasado del ciudadanismo al anticapitalismo”


Carlos Taibo explica las claves del 15-M en las XIII Jornadas Libertarias de CGT-Valencia
“Muchos de los jóvenes indignados han pasado del ciudadanismo al anticapitalismo”
En la mayoría de los jóvenes indignados se ha producido una deriva radical (en el sentido etimológico de la palabra): “Han pasado de la reivindicación ciudadanista, que rechaza sólo elementos concretos del sistema y pide reformas limitadas, a la contestación anticapitalista”.
Quien realiza esta afirmación es un intelectual comprometido con el 15-M y las luchas sociales, Carlos Taibo, que ha participado en las XIII Jornadas Libertarias de la CGT-Valencia con una conferencia titulada “Las alternativas, las nuevas luchas y los sueños de siempre”.

Taibo ha resaltado que muchos de los jóvenes del 15-M, cuanto nació el movimiento, se enfrentaban únicamente contra “la epidermis del sistema”.

Denunciaban elementos como la corrupción o la precariedad que, “aún siendo cuestiones graves, apunta Taibo, no constituyen el problema principal”.

Pero tras siete meses de reivindicaciones en las calles y plazas, impugnan el núcleo del sistema, su esencia, el mismo capitalismo.

El profesor de ciencias políticas de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) acredita una vasta trayectoria intelectual. Además de sus trabajos sobre la Europa Central y Oriental, la globalización y los movimientos alternativos o el decrecimiento, Taibo acaba de publicar “El 15-M en 60 preguntas”, editado por Catarata.

En su origen, el 15-M lo formaban dos corrientes (“dos grandes almas”, señala Carlos Taibo). En primer lugar –por ejemplo, en el caso de Madrid- los activistas de los movimientos sociales alternativos, integrados por gente de los centros sociales okupados, el ecologismo y feminismo radicales, el pacifismo y el sindicalismo alternativo.

Esta corriente, que se define por un perfil generalmente libertario, apuesta por la democracia de base, la autogestión, y la construcción de espacios de autonomía, sin liderazgos externos.

Los jóvenes indignados completan el grueso del 15-M. Piden a los gobernantes que les escuchen y, en muchos casos, son personas que se movilizan por primera vez, con discursos más moderados en los que se subraya, aunque no sólo, la desproporción entre su preparación y las oportunidades que el sistema les ofrece.

“La relación entre estos dos cuerpos del 15-M ha sido fluida –explica el profesor de Ciencia Política de la UAM- aunque no exenta de problemas”. Aunque, en el devenir del movimiento, muchos indignados han adoptado un perfil más radical, se ha producido una influencia enriquecedora en los dos sentidos, según Carlos Taibo.

Y pone un ejemplo que sirve para la generación de militantes de mayor edad: “Hemos aprendido de los jóvenes indignados algo muy importante y que no es muy común. Expresarse con dulzura y simpatía. Los mayores arrastramos tantas derrotas a cuestas que muchas veces no sabemos, y ellos sí lo hacen; han vivificados los movimientos sociales”.

En todo caso, el 15-M y sus propuestas han estado en la agenda de los medios de comunicación del sistema y los partidos políticos. ¿Por qué ha preocupado tanto a la gente de orden?, se pregunta Carlos Taibo.

“Porque surge del magma de los movimientos sociales pero suscita las simpatías de gran parte de la población”.

Entre el 60 y el 75% de los ciudadanos simpatizaban con el 15-M antes del verano y, aunque ahora la cifra ha menguado, aún supera el 50%.

Según algunos estudios, 8,5 millones de personas han participado en iniciativas promovidas por el 15-M, un movimiento que consideran necesario incluso muchos de los votantes del PP.

Esta aceptación general no implica, en absoluto, que los medios de comunicación oficiales difundan una imagen positiva del 15-M. “Etarras especializados en guerrilla urbana”, los denigraba César Vidal, uno de los máximos representantes de la caverna mediática.

Los medios de comunicación teóricamente progresistas (“El País” o “Público) utilizan, según Taibo, estrategias más sutiles, que pasan por considerar “protestas lógicas” las reivindicaciones del movimiento de los indignados, pero en la mayoría de los casos asociadas a elementos lúdicos, festivos y exentos de cualquier perspectiva anticapitalista.

Para criminalizar el 15-M se le ha asociado a la violencia. “Pero lo cierto es que la única violencia es la que ha padecido el movimiento de parte de la policía”, asegura el autor de “El 15-M en 60 preguntas”.

“A los medios oficiales les preocupa mucho una piedra sobre un escaparate de El Corte Inglés, pero no la de carácter estructural que de modo cotidiano padecen trabajadores, mujeres, inmigrantes, el medio ambiente y los países pobres”.

Sin embargo, Carlos Taibo afirma que la represión que ha sufrido el 15-M “ha acabado beneficiándole y dándole alas, por ejemplo, tras el desalojo de la inicial ocupación de la Puerta del Sol”; “Es éste un cambio notable, ya que históricamente la represión ha provocado miedo y retirada”, apunta el intelectual.

El movimiento ha insuflado aire fresco a una izquierda abotargada y que necesita cargar las pilas con urgencia, ante los efectos devastadores de la crisis. Pero también presenta carencias.

Entre otras, la falta de implantación en el mundo del trabajo. “Los trabajadores asalariados pueden ver con simpatía al 15-M, pero sin comprometerse; prefieren continuar con su militancia tradicional y luchar, más que por la autogestión de las fábricas, por la conservar su puesto de trabajo”, afirma Taibo.

¿Y la posibilidad de una huelga general?

“Estoy a favor, pero no sólo centrada en la producción, también ha de afectar al consumo”, sentencia el profesor.

Actualmente figura en la agenda del 15-M el debate de si convocar o no una huelga general y, en caso de hacerlo, si debe organizarla el movimiento sólo o de la mano de los sindicatos alternativos.

Como todo movimiento que implica oportunidades, el 15-M también encierra riesgos. Uno de ellos, explica Carlos Taibo, es “ceñirse al discurso cortoplacista que marcan los políticos y los medios de comunicación”.

Para escapar a esta cárcel discursiva, Taibo apunta las tres reivindicaciones esenciales, que han de subrayarse en todo caso, y que los medios silencian habitualmente: los derechos de las generaciones venideras y del medio ambiente (propuesta vinculada al decrecimiento); la denuncia de la desigualdad de género y los derechos de los habitantes de los países del Sur.

Sea como fuere, el 15-M ha conseguido que las asambleas populares hayan vuelto a las plazas y los barrios para hablar de política, tras décadas de vacío. Que multitudes de ciudadanos se manifestaran en las ciudades cuestionándose la representatividad del sistema político y la legitimidad de los mercados.

Y otros logros, a lo mejor no tan evidentes, que señala Carlos Taibo: “La identidad. El 15-M ha forjado muy rápidamente identidades y esto no es fácil; uno puede presentarse por su nombre y afirmar que procede de la asamblea del 15-M de un determinado barrio o pueblo, y así darse a conocer”.

Las protestas de los profesores de secundaria madrileños tampoco podrían explicarse sin el nuevo escenario sociopolítico configurado por el movimiento. Y el sentido de la audacia que ha despertado en mucha gente, por ejemplo, cuando 80 integrantes de la asamblea del 15-M en Carabanchel, rodearon a dos policías nacionales para evitar que detuvieran a un inmigrante sin papeles. “Esto hubiera resultado imposible el 14 de mayo”, afirma Carlos Taibo. “Se ha ampliado el horizonte de lo que se puede pensar y lo que se puede hacer”.

Oportunidades, carencias, riesgos, un importante legado –a pesar de la juventud del movimiento- y todo un futuro por delante definen al 15-M.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Propuesta de una nueva manifestación mundial el 15 de enero de 2012 ” Nuestra salud no está en venta: es un derecho, no un negocio”


 

Propuesta de una nueva manifestación mundial el 15 de enero de 2012

Se ha lanzado la propuesta de realizar una nueva manifestación global, el domingo 15 de enero de 2012, bajo el lema “¡Ocupa las calles, ocupa los corazones, ocupa el mundo!”, con las siguientes reivindicaciones: “por más educación y seguridad social, por una participación social de todos los seres humanos, por un trato consciente de la responsabilidad y por la soberanía de los ciudadanos y ciudadanas del mundo en la toma de decisiones”.

En la última coordinadora, la asamblea 15M de Dos Hermanas lanzó la propuesta (pendiente de ser valorada por el resto de asambleas), de salir ese día a la calle en defensa de la sanidad pública, compartiendo la iniciativa lanzada a través de las redes sociales, bajo el lema “Nuestra salud no está en venta: es un derecho, no un negocio“.

El grupo promotor de esta acción ha difundido un enlace con contactos de asociaciones de todo el estado implicadas en la defensa de la sanidad pública, con el objetivo de construir la manifestación de forma colectiva.

http://sevilla.tomalaplaza.net/2011/12/20/propuesta-de-una-nueva-manifestacion-mundial-el-15-de-enero-de-2012/

 

Yo #soy15m y más por el ARGONAUTA


Yo #soy15m

Haciendo eco del manifiesto de llamamiento para el 19J

Yo #soy15m

Como parte del #15m me declaro una persona pacífica y condeno radicalmente todo tipo de violencia: la de los violentos infiltrados en nuestras manifestaciones, y la del Estado, que ha causado más dolor y heridos. Además, condeno la manipulación mediática que enfatiza la información sesgada, parcial o errónea con el propósito de demonizar a los ciudadanos.
Si me manifiesto en la calle es porque:
  1. Mi participación como ciudadano se ha reducido a votar a listas cerradas cada cuatro años para ver cómo los representantes de los ciudadanos no respetan lo prometido en su programa.
  2. Se hacen leyes a favor de grupos de interés en vez de hacerlas a favor del conjunto de la sociedad.
  3. Se invierten recursos públicos para ayudar a minorías poderosas, y no a quienes están pasando situaciones desesperadas ocasionadas por la especulación financiera.
  4. Los grandes partidos están más preocupados por mantener su poder que por ofrecer soluciones para superar esta crisis histórica.
  5. Está a punto de firmarse un “Pacto del Euro” que consiste fundamentalmente en medidas para reducir la inversión pública en servicios esenciales.
  6. Desde diferentes órganos del estado se ha insultado a los ciudadanos, e incluso se ha justificado el recurso a la violencia contra manifestantes pacíficos.
Como parte del #15m, acepto y respeto la diversidad ideológica del movimiento. Cuando participo en una manifestación no reclamo un régimen o una ideología en concreto, ni un modelo social no democrático, ni la eliminación de los partidos o los parlamentos. Lo que reclamo es una democracia mejor y más humana que, entre otras medidas, necesita urgentemente:
  1. Cambios en la Ley Electoral para permitir una mejor y más directa representación de los ciudadanos en los parlamentos y una mayor participación ciudadana en las decisiones importantes.
  2. Aprobación de una Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para obligar a la publicación en formatos adecuados y reutilizables de todos los gastos, decisiones y reuniones con grupos de presión por parte de funcionarios y cargos públicos.
  3. Tolerancia cero a la corrupción de candidatos y cargos públicos, y controles ciudadanos para la exigencia de responsabilidad política.
  4. Separación clara, real y efectiva de los poderes del estado.
  5. Control fiscal efectivo de grandes fortunas y operaciones financieras; eliminación de privilegios fiscales a cargos electos.
  6. Políticas encaminadas a solucionar de forma efectiva los problemas hipotecarios y de vivienda.
  7. Servicios públicos de calidad, fundamentalmente salud, justicia y educación.
  8. Eliminación de las leyes que permiten el control administrativo de Internet. La red ha demostrado ser esencial para la libertad de expresión y para responder al peligro de manipulación mediática.
Por todas estas razones volveré a salir pacíficamente a la calle el 19 de junio, #19j.
Si estás de acuerdo, aprópiate del texto y divúlgalo (enlace al documento original)
Publicado por el argonauta en 8:44:00 
Etiquetas: 

Manifestacion contra el pacto del Euro 19J

Publicado por el argonauta en 7:17:00 
Etiquetas: 

jueves 6 de enero de 2011

BLACKOUT FOR HUNGRIA

Publicado por el argonauta en 9:59:00 AM0 comentarios

martes 30 de noviembre de 2010

Manifiesto por una Red Neutral

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto manifestamos:

1.- Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
2.- Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
3.- Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
4.- Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
5.- Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
6.- Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
7.- Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
8.- Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
9.- Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
10.- Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
11.- Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.
La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate:los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad.
Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.
Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos.
La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir.
La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país.
De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.http://redsincensura.es/
Publicado por el argonauta en 5:44:00 PM1 comentarios
Etiquetas: 

lunes 27 de septiembre de 2010

“Nace Red Sin Censura (RSC)”

El grupo de Facebook, Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”, con el ideal de defender la libertad de uso de la red de redes, nació al día siguiente al anuncio por parte del Gobierno de España de lo que se suponía que iba a ser la Ley que permitiría “levantar España“: la Ley de Economía Sostenible (LES) y su controvertida Disposición final 2ª (LEY SINDE).
El Congreso ya ha demostrado su voluntad de aprobarla a pesar del rechazo ciudadano; así pues, hoy nace Red Sin Censura (RSC) como respuesta ciudadana al desafío del Gobierno, de la actual clase política en general y de los “lobbies” de la industria cultural.

RSC es la evolución natural al fenómeno social que se creó en las redes sociales a partir del 3 de Diciembre de 2009.

El grupo de Manifiestoen Facebook, que a día de hoy cuenta con 232.601 miembros, sale del medio que lo vio nacer para acercarse a los millones de ciudadanos que nunca han usado esas redes sociales, de forma que puedan participar en la defensa de los derechos de TODOS, tanto fuera como dentro de Internet.

Es por ello que RSC quiere ser el punto de acceso a todas las iniciativas, presentes y futuras, que compartan la defensa de lasLibertades, de los Derechos Fundamentales y de la Neutralidad de la Red; un lugar donde coordinar acciones y reunir propuestas para que puedan ser debatidas junto con el resto de los ciudadanos de una forma más cómoda y organizada, con el objetivo de evitar que se apruebe la LES en su etapa parlamentaria, y en el caso de no conseguirlo, impedir después cada uno de los recortes de derechos que ésta posibilitaría.

No va a ser una mera copia de lo que se ha ido publicando desde hace 10 meses en el grupo Manifiesto. Esperamos contar con la participación de todos los blogs, páginas web y usuarios individuales, dentro y fuera de la red, comprometidos con las Libertades, para fortalecer una respuesta conjunta ante este grave recorte de nuestros derechos.

Ya no es una declaración de intenciones, la merma en las libertades fundamentales de la ciudadanía es cada día mayor en todos los ámbitos. Estamos a las puertas de un nuevo recorte que nos afecta a todos y cada uno de nosotros.

Puedes publicar aqui desde tu blog, puedes compartir información, puedes difundir esta defensa común, puedes compartir tus ideas e inquietudes, puedes formar grupos de trabajo dentro y fuera. RSC organizará estos recursos, pero el protagonista eres . No dejes que recorten tus alas.

RSC será una comunidad proactiva formada por todos los usuarios e iniciativas que empleará todas las herramientas a su alcance dentro de la legalidad vigente. Para ello se usarán TODOS los métodos que laEra Digital ha puesto en nuestras manos,

Sabemos que no va a ser fácil, pero es la labor de cada uno y de todos impedir que los derechos que hemos adquirido no retrocedan ni un milímetro, y consolidar nuestras Libertades en el presente, para uso y disfrute de las generaciones venideras. Se han conseguido ya algunos éxitos, como la firma de la Declaración 12/2010 a favor de la transparencia en las negociaciones de ACTA, pero no es suficiente.

Participa generando propuestas, compartiendo inquietudes, aportando ideas y difundiendo iniciativas. 

¡Luchemos por nuestras Libertades, Derechos Fundamentales y por la Neutralidad de la Red, porque nadie más lo hará por nosotros!

Red Sin Censura

Publicado por el argonauta en 12:16:00 AM0 comentarios
Etiquetas: 

sábado 21 de agosto de 2010

Participación ciudadana en la consulta pública de Bruselas sobre la neutralidad de la Red.

Desde diversos colectivos internautas se están haciendo llamamientos para participar en la consulta pública que la Comisión Europea (CE) puso en marcha sobre la neutralidad en la Red, para determinar si los operadores pueden estar autorizados a realizar prácticas en la gestión del tráfico en Internet que privilegien a ciertos servicios o aplicaciones sobre otros. Para facilitar la participación la Asociación de Internautas publica la traducción del cuestionario en español. Por cortesía de Alex Casteleiro del Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

13-08-2010 – Consulta Publica NET NEUTRALITY –traducido a español-. Por cortesía de Alex Casteleiro del Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Pregunta 1: ¿Existe actualmente un problema de la neutralidad de la red y la apertura de internet en Europa? Si es así, ilustrar con ejemplos concretos. ¿Dónde están los cuellos de botella, en su caso? Es el problema tal que no puede ser resuelto por el grado de competencia existentes en instalaciones fijas como mercados de telefonía móvil de acceso?

Pregunta 2: ¿Cómo podrían surgir problemas en el futuro? ¿Podrían estos surgir en otras partes del cadena de valor de Internet? ¿Cuáles podrían ser estas causas?

Pregunta 3: ¿Es el marco normativo capaz de lidiar con las cuestiones señaladas, incluso en relación con la supervisión, evaluación y posterior ejecución?

Pregunta 4: ¿Hasta qué punto es necesaria la gestión del tráfico desde el punto de punto de vista de las operadoras? ¿Cómo se llevó a cabo en la práctica? ¿Qué tecnologías se utilizan para llevar a cabo dicha gestión del tráfico?

Pregunta 5: ¿En qué medida se refiere a neutralidad de la red se ve atenuada con el suministro de información transparente a los usuarios finales, que distingue entre servicios gestionados en el por un lado y los servicios que ofrece el acceso a la Internet pública por el sistema «mejores esfuerzos», sobre la otras?

Pregunta 6: ¿Deberían los principios que rigen la gestión del tráfico ser igual para fijos y redes de telefonía móvil?

Pregunta 7: ¿Qué otras formas de establecimiento de prioridades se están produciendo? Los proveedores de aplicaciones y contenido ¿tratan de establecer prioridades en sus servicios? Si es así, ¿cómo – y cómo este orden de prioridades afectará a otros jugadores en la cadena de valor?

Pregunta 8: En el caso de los servicios administrados, debería ser accesible la misma calidad de servicio condiciones y los parámetros de estar a disposición de todo el contenido o la aplicación o proveedores de servicios en línea que están en la misma situación? Los acuerdos en exclusiva entre operadores de redes y contenido / aplicaciones / proveedores de servicios online podrian crear problemas para el logro de ese objetivo?

Pregunta 9: Si el objetivo mencionado en la pregunta 8 se mantiene, se necesitarian medidas adicionales para lograrlo? Si es así, deben esas medidas tengan un carácter voluntario (como, por ejemplo, un código de conducta del sector) o de tipo reglamentario?

Pregunta 10: ¿Son adecuados los acuerdos comerciales que actualmente rigen la provisión de acceso a Internet, a fin de asegurar que Internet permanece abierta y que la inversión en infraestructura se mantenga? Si no, ¿cómo tendrían que cambiar?

Pregunta 11: ¿En qué ejemplos sería necesaria la intervención de las autoridades nacionales de reglamentación al configurar la calidad mínima del servicio que exige a una empresa o empresas que presten servicios de comunicaciones públicas?

Pregunta 12: ¿Cómo se deberían determinar los requisitos de calidad del servicio, y cómo podrían ser objeto de seguimiento?

Pregunta 13: En caso de que las ANR se vieran en la necesidad de intervenir para imponer unas exigencias requisitos minimos de calidad del servicio, ¿qué forma deberían tomar, y en qué medida debe ser la cooperación entre las ANR para llegar a un enfoque común?

Pregunta 14: ¿En qué deberia de consistir la transparencia para los consumidores? Las normas que se aplican actualmente deberian seguir mejorando?

Pregunta 15: Además de los problemas de gestión del tráfico que se discutieron anteriormente, ¿existen otros preocupaciones que afectan a la libertad de expresión, pluralismo de los medios y la diversidad cultural en el Internet? En caso afirmativo, qué medidas adicionales serían necesarias para salvaguardar esos valores?

Otras cuestiones: Se invita a plantear otras cuestiones relacionadas con neutralidad en la red que puedan querer abordar en esta consulta.

Las respuestas a esta consulta pública deberán llegar a la Comisión Europea antes del 30 de septiembre 2010 al correo electrónico: infso-netneutrality@ec.europa.eu

Por favor, den el nombre de una persona de contacto en su organización para cualquier cuestión sobre su contribución. Tenga en cuenta que no necesitamos una copia impresa, además de la versión electrónica.

– Dirección de contacto: Unidad de Política de Desarrollo (B1), BU33 7 / 40 DG Sociedad de la Información y Medios de Comunicación Comisión Europea B-1049 Bruselas Bélgica Tel. +32 2 297 1622

– Correo electrónico: INFSO-NETNEUTRALITY@ec.europa.eu

Grupo en Facebook en defensa de la Neutralidad en la Red

La e-democracia y los nuevos derechos fuente:http://www.internautas.org/html/6254.html

Publicado por el argonauta en 7:16:00 PM0 comentarios

miércoles 14 de julio de 2010

Chile Cámara de Diputados Aprueba el Proyecto de Ley de Neutralidad en la Red!

Publicado Por Pepe Huerta ⋅ el 13 de Julio de 2010 ⋅

Hoy 13 de Julio de 2010, se convierte en el día en el que la gran discusión sobre la Neutralidad en la Red en Chile, llega a su fin.

La Cámara de Diputados ha votado el Proyecto de ley de Neutralidad en la Red, presentado en 2007 y que hoy finalmente da sus últimos pasos para convertirse en una ley de la República.

En el debate público participaron con posturas favorables el Diputado Felipe Harboe, el Diputado José Miguel Ortiz, la Diputada Marcela Sabat y el Diputado Gonzalo Arenas, este último en su calidad de Diputado patrocinante del proyecto.

Además, hubo una intervención del Diputado Giovanni Calderon, quien en un tibio discurso declaró que el proyecto se encuentra “obsoleto”, lo cual indica que no se encontraba realmente al tanto de todo el tramite y discusión que se han dado en los últimos tres años.

Varias horas más tarde, tras la discusión de otros proyectos, se realizó la votación pertinente para aprobar o rechazar el proyecto de ley de Neutralidad en la Red, logrando su aprobación por 99 Votos a Favor , 0 en Contra y 1 abstención.

Importante fue la intervención del Diputado Gonzalo Arenas, al resolver el problema de la inclusión del concepto de “Arbitrario” en la ley, lo cual podría implicar que los ISP se cuelguen de dicho concepto para escudar sus intervenciones, bloqueos y entorpecimientos, sin embargo, la intervención de Arenas, deja sentado en la historia de la creación de esta ley que este concepto será definido por la SUBTEL y no por los ISP, lo cual salva el único punto discutible de la redacción final de este proyecto.

Ahora, el proyecto se va al Tribunal Constitucional, luego, promulgar y publicar. Si el Tribunal Constitucional no tiene nada que decir al respecto, significa que ya Chile es el primer país del mundo en consagrar el principio de Neutralidad en la Red dentro de su legislación! fuente:

fuente y blog recomendado El ARGONAUTA  por @elargonautajpl

La única estrategia posible del #15M


Las semillas, en los barrios. En los jardines de Sol se queman

Miércoles, 25 mayo 2011

Si bien es cierto que las revoluciones las hacen los pueblos o no son tales, tambien es verdad que no es posible hacer una revolución —si entendemos por ello un giro político radical que dé un vuelco a las relaciones de poder en una sociedad determinada— si no existe una parte consciente de ese pueblo que disponga de una organización y de una estrategia transformadora clara.

“Sin organización no viven las ideas” decía nuestro filósofo de cabecera Antonio Gramsci.

La historia de las revoluciones que en el mundo han sido así nos lo enseña. Y la historia de las rebeliones y amotinamientos populares fracasados, también nos lo demuestra.

Hace tiempo decíamos aquí que denominar “revoluciones árabes” a los levantamientos populares contra las tiranías en Túnez o Egipto nos parecía erróneo porque no se correspondía con lo que estaba pasando en realidad.

De hecho, ni en Túnez ni en Egipto han cambiado sustancialmente las relaciones de poder y, en el caso de Egipto, la Junta Militar que gobierna no hace más que implantar nuevas leyes contra los trabajadores y sus derechos (precisamente el detonante de las protestas).

Más erróneo aún nos parecía denominar “revolución” a una rebelión reaccionaria como la de Libia, cuyos rebeldes (con dirigentes entrenados y financiados por los servicios secretos de EEUU) están sirviendo de criminal coartada a los bombardeos de la OTAN al servicio de intereses económicos imperiales.

Bomba de relojería

El 40% de desempleo juvenil en España es una bomba de relojería. En 2010 destacados dirigentes del establishment económico y financiero mundial ya advertían de que en nuestro país existía el caldo de cultivo apropiado para una revuelta social.

Tras una movilización obrera cuyos principales sindicatos convocantes no pudieron, quisieron o supieron mantener, algo se empezó a mover en el subsuelo, por donde pasan también las redes de Internet.

La llamada Ley Sinde —impuesta por una Embajada extranjera con la complicidad necesaria del partido del gobierno— y las sucesivas medidas de recorte de derechos sociales a los trabajadores tras la Huelga General, dictadas por los grandes empresarios y banqueros al gobierno de Zapatero en contra no sólo de la opinión, sino también de los intereses de la inmensa mayoría de la sociedad española, fueron los principales argumentos de una rebelión larvada desde hacía ya tiempo.

Todo ello en un país como España, en el que llevamos décadas sufriendo una cruenta lucha de clases con un solo contendiente debido a que toda política gubernamental desde 1982 (inicio del régimen PSOE-PP) se ha centrado en debilitar a un movimiento obrero que hoy aparece cautivo o desarmado.

En estas circunstancias, todo esto vino a desembocar en la convocatoria de unas elecciones autonómicas y municipales en mayo de 2011.

Una campaña que los partidos de turno que defienden el sistema preveían como un simple trámite para el traspaso del poder de uno a otro, que todo cambiara para que todo siguiera igual, acabó convirtiéndose en una movilización social que ha puesto a prueba y ha agitado los cimientos del propio sistema bipartidista y las mentes adormecidas de la mayoría.

¿#spanishrevolution?

Con Madrid a la cabeza, grandes movilizaciones cívicas han puesto en cuestión el modelo político en todo el país. Lo han puesto en cuestión pero no han conseguido removerlo, sólo agitarlo. Por una parte (y por mucho que algunos hablaran de #spanishrevolution), las reivindicaciones planteadas, si bien justas, se caracterizaban por una carencia de partida: una valoración parcial del origen de los problemas causantes de las propias movilizaciones por parte de sus convocantes.

Al margen de los buenos deseos, que nadie pone en duda, la realidad que ha trascendido a la opinión pública ha sido una crítica genérica e indiscriminada a la política y a los políticos que, como han escrito algunos analistas de izquierdas estos días, recuerda mensajes populistas (cuando no de ultraderecha) y olvida el factor principal: la lucha de clases.

Quienes hablan de “clase política” olvidan (o no saben) que el origen de las clases sociales está en la economía, en quiénes controlan —y quiénes no— los medios de producción. Y que es la economía la que define la política y no viceversa.

La base de la corrupción del régimen político autodenominado “democracia española”, y de su propio proceso de degeneración e insostenibilidad más allá de la parodia mediática actual en que se ha convertido, es que el poder económico, ya sin caretas, ejerce su dictadura a través los partidos que tienen responsabilidades gubernamentales, PSOE y PP, convirtiendo a éstos en el brazo ejecutor o puño de hierro de la dictadura de “los mercados” sobre la política.

Las fotos de Botín y cía. reunidos en el Palacio de la Moncloa para dictar sus políticas al presidente del Gobierno y a la ministra de Economía es suficientemente ilustrativa y no vamos a abundar en ello.

Ha quedado claro además, y en ello coinciden la inmensa mayoría de los analistas independientes del poder, que en el origen de esta crisis está la aplicación de políticas económicas de derecha extrema o neoliberales que no han hecho otra cosa que empobrecer a amplias capas de los trabajadores y de los pequeños empresarios para aumentar la concentración del capital; es decir, el poder real en cada vez menos manos. Como decía el profesor José Luis Sampedro, no le demos más vueltas: “el debate sigue estando entre ricos y pobres. Nada más”… y nada menos.

Todo esto parece que se está olvidando por parte aquéllos que ejercen el papel de “portavoces” de facto del movimiento de indignados en España. Un movimiento que dice no tener portavoces, pero que en relidad sí los tiene: son aquéllos que hablan en los medios de comunicación y controlan las webs y redes sociales en última instancia. Y ésta es quizá la causa de que el propio movimiento esté derivando a algo que es difícil calificar, a no se sabe muy bien qué.

La fecha clave del día de las votaciones, el 22 de mayo, hemos visto síntomas de que algo fallaba de forma estrepitosa. Mientras los medios de derecha y extrema derecha (la gran mayoría en España) propalaban la falsedad de que el movimiento #nolesvotes pedía la abstención; algo que, sin duda beneficiaba sobre todo al PP (cuyos votantes nunca se abstienen), nadie en las acampadas, empezando por la de Sol, puso el acento en llamar a la movilización de los indignados para que fueran a votar.

La febril batería de diversas actividades y asambleas propuestas para ese día y el anterior de reflexión (incluyendo la plantación de hortalizas en la Puerta del Sol) no incluía un solo llamamiento al voto responsable de los ciudadanos para frenar el poder municipal y autonómico de PP-PSOE y de CiU en Cataluña, el #nolesvotes originario que aglutinó a cientos de miles de ciudadanos en torno a este movimiento plural.

El supuesto “apartidismo” ha devenido así en simple apoliticismo, confundiendo no inclinar la balanza a favor de la/s fuerzas políticas defensoras del movimiento con no tomar partido. En torno al día 22 de mayo, los que tenían en sus manos los teclados de la Puerta del Sol “aclararon” que “ellos” no pedían el voto para nadie ni no votar a nadie ni votar en blanco ni votar nulo ni abstenerse. O sea, nada.

Este “ecosistema autosuficiente”, con plantaciones incluídas, ha sido muy propicio para que en él surjan y arraiguen espiritualistas, conspiranoicos, izquierdistas (en el sentido leninista del término, como enfermedad infantil de la izquierda), místicos trasnochados y toda una panoplia de gentes que literalmente se representan a sí mismos y no hacen otra cosa que desprestigiar y hacer desaparecer todo atisbo de seriedad al movimiento ante la mayoría de lo que podría ser su base social.

A pesar de todo lo anterior, la respuesta del pueblo de Madrid en las urnas no se puede calificar como descorazonadora. PSOE y PP ha perdido decenas de miles de votos tanto en la capital como en la Asamblea autonómica y el mapa bipartidista se ha debilitado en favor de opciones diferentes a éstos tanto a la derecha como en la izquierda.

A escala nacional el voto bipartidista también ha retrocedido. Si en estas condiciones tan precarias ha sido así, no podemos evitar pensar qué hubiera ocurrido si los que pudieron dar un pequeño empujón y no lo hicieron, hubieran hecho o dicho algo con relación a las urnas… La historia sólo la escriben los valientes y los audaces.

El énfasis que desde el principio se ha puesto por parte de los que manejan la megafonía y los teclados de que aquí no hay banderas (especialmente si son tricolores) no se corresponde con el cobijo que se ha dado desde un principio a sectas política y científicamente irracionales que no sirven para otra cosa que desprestigiar y disolver el movimiento.

Si la gente consciente y realmente organizada y transformadora, lo que se ha dado en llamar la izquierda real y que sí representa a cientos de miles, no es capaz de reconducir esta situación, mucho me temo que la deriva actual continuará y el viaje a ninguna parte emprendido finalizará cuando los medios de comunicación dejen de soplar las velas.

‘Un hombre, una mujer, un voto’

Consideramos imprescindible que las acampadas se disuelvan cuanto antes, que se haga desaparecer todo rastro de elementos irracionales infiltrados en el movimiento y que la estructura organizativa piramidal desde el vértice que impera hasta ahora sea invertida.

Debería desaparecer también toda esa panoplia de comisiones espiritualistas e irracionales, así como todos esostalleres donde nada se fabrica; todo eso sólo sirve para perder el tiempo y como excelentesmaniobras de distracción al servicio, por acción u omisión, de los adversarios del movimiento.

Deberían ser, a partir de ahora, las asambleas y estructuras organizativas que se creen en los barrios las que tendrían que redefinirlo todo de abajo arriba y no de arriba abajo, como hasta ahora. Y son estas asambleas territoriales, mediante consultas verdaderamente democráticas, las que deberían establecer una serie de propuestas de cambio ligadas a la realidad política y económica del país y no al margen de ella.

Esa caricatura de soviet supremo que algunos han montado en la Puerta del Sol —y que nadie ha elegido— debe ser disuelto y dar paso a asambleas locales que generen una verdadera estructura participativa y democrática desde abajo.

A partir de ahí, que nadie dude que podrían surgir verdaderos líderes populares —que ahora no hay, por cierto—, como así ocurrió durante los años de lucha contra el franquismo en las fábricas, en los campos y en los barrios.

La dura batalla por imponer un sistema electoral basado en el principio “un hombre, una mujer, un voto”, que sustituya al actual fraudulento, y recuperar el impulso de las reivindicaciones laborales y sociales frente a los recortes habidos —y por haber— y contra quienes los dictan y los imponen (banqueros y grandes empresarios y sus partidos, respectivamente) deben ser, según nuestra modesta opinión, los dos principales argumentos de un amplio y plural pero unitario movimiento cívico y popular que no debería morir antes de nacer, porque es necesario.

Texto: Paco Arnau escrito el 25 MAYO 2011/ Ciudad futura

 

 

ANALISIS El #15M es la punta del iceberg de la indignación RECOMENDADO


 

El 15M es la punta del iceberg de la indignación
Nuevo Claridad

¿Qué movimiento es el de los “indignados e indignadas” que ha provocado la simpatía de la mayor parte de la población? El pasado 15 de mayo, estalló un movimiento de protesta en la calle exigiendo democracia real ya. Su amplitud sorprendió a todo el mundo pero quizás su característica más destacada, en ese primer momento, fue la rapidez con la que se extendió por todo el Estado.

El ejemplo incluso fue seguido en numerosas ciudades de otros países y continentes, aunque fuese protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes españoles. El método de lucha elegido, las acampadas urbanas en plazas públicas, es uno de los signos que revela la influencia y el impacto político internacional que han tenido las revoluciones árabes, especialmente las de Túnez y Egipto.

El descontento sale a la luz

La movilización del 15 M puede decirse que fue semiespontánea. En primer lugar porque la respuesta fue muy superior a la esperada, incluso por los propios convocantes; en segundo lugar, por su continuidad, no prevista, a través de las acampadas, y porque no la convocaba ninguna fuerza política o sindical de las mayoritarias y tradicionales. No tan espontánea en cuanto a su preparación, que llevó semanas, por no decir meses, a los colectivos que la convocaron (Democracia Real Ya, Jóvenes sin Futuro…). Incluso tuvo el precedente movilizaciones previas de distintos colectivos (vecinales, juveniles, laborales…), pero ninguna de ellas consiguió aglutinar el descontento reinante de la forma que lo hicieron las manifestaciones del 15 M.

El estallido del 15 M no puede entenderse sin tener en cuenta algunos acontecimientos previos. El 29 de septiembre de 2010 los sindicatos convocaron una huelga general contra la reforma laboral que había impuesto el Gobierno Zapatero ese verano. Aunque con retraso, con muchas carencias y con un convencimiento un tanto infantil por parte de los dirigentes de que la simple convocatoria de la huelga haría retroceder al Gobierno, dio cauce al malestar reinante entre los trabajadores ante la política de ataques constantes a sus derechos. Pero la huelga, que fue sólo un éxito relativo gracias al respaldo casi total de la clase trabajadora industrial y tuvo un seguimiento mucho menor en el resto de los sectores productivos, no tuvo continuidad. Los dirigentes se negaron a seguir esa vía, la de la lucha, y volvieron a la política de acuerdos regresivos.

En esa situación, con un Gobierno del PSOE llevando a cabo una dura política de recortes del gasto social y de ataques a los trabajadores, unos dirigentes sindicales que taponaban la vía de la lucha, y una Izquierda Unida que era incapaz de ofrecer una alternativa que presionara a los sindicatos mayoritarios en esa dirección (algunos compañeros planteamos infructuosamente formar un frente electoral en las elecciones municipales entre IU, los sindicatos y otras fuerzas de la izquierda que podría haber levantado una alternativa fuerte a la izquierda del PSOE), no había cauce de expresión y de lucha a través de las organizaciones tradicionales.

Por esa razón, el estallido del 15 M se dio al margen de los partidos, y tiene el mérito de haber roto el ambiente dominante, casi asfixiante, de atonía política general que dominaba la situación durante los últimos años como producto del desencanto que ha provocado la política del PSOE. El aislamiento de los dirigentes respecto a las masas, los jóvenes y los trabajadores, era (y es) tan extremo que no servían de cauce para expresar el malestar y la indignación acumulados en la sociedad. Ese es uno de los mayores méritos del 15 M, haber dado expresión a la transformación molecular de la conciencia, que bajo la superficie se estaba produciendo en la sociedad. El 15 M es sólo la punta del iceberg de la indignación existente entre los trabajadores, entre la inmensa mayoría de la sociedad.

El 15 M ha puesto el dedo en la llaga. Ha puesto en cuestión la realidad y a las organizaciones. Ha demostrado que la realidad no es como la pintan en los telediarios o en los reality shows, y que hay mucha gente dispuesta a movilizarse para cambiarla, como también lo ha puesto de manifiesto la movilización de los profesores de la educación pública en Madrid y el respaldo social que ha encontrado. El 15 M ha puesto en evidencia a los partidos, a los medios de comunicación y a muchas instituciones desde la banca y el parlamento, hasta la judicatura y las fuerzas represivas.

Sus protagonistas

Pero a diferencia de lo ocurrido en Túnez o Egipto, en el movimiento no ha participado la mayoría de la sociedad, ni siquiera la mayoría de la clase trabajadora. Ha sido, y es, un movimiento protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes entre 19 y 30 años, en su mayoría estudiantes, o jóvenes que habiendo terminado sus estudios están en el paro o en condiciones de precariedad y temporalidad total. Esto no es sólo una percepción visual de quienes estamos participando en el movimiento sino que está respaldada por el único estudio que se ha publicado hasta la fecha sobre la composición del 15 M (Fundación Alternativas. Público. 17.VII.11).

A pesar de las limitaciones del movimiento es de destacar que llegase a tener, sobre todo en las primeras semanas, hasta un 80% de simpatía social. Que un grito contra los banqueros y la dictadura de los mercados financieros, contra los políticos que están a su servicio, contra la corrupción y contra la manipulación de los medios de comunicación, tenga tal respaldo social, revela el enorme potencial de cambio que encierra la sociedad española.

Según el mismo estudio citado, entre los participantes en este movimiento un 64% se situaría más en una posición “reformista” (mejorar la calidad de la democracia) y un 36% en una posición más rupturista. Y en cuanto a su posición ideológica la sitúa en un 2,84 frente a un 4,56 de la media española, en una escala de 0 extrema izquierda y 10 extrema derecha.

Es un movimiento muy heterogéneo en el que conviven muchas tendencias ideológicas desde el reformismo más ingenuo al anarquismo y sectarismo más estéril pasando por muchos, muchos “indignados”, que buscan sinceramente una salida a la crisis económica y a la crisis política de la izquierda. Se definen como “apartidistas” expresando con ello, más que una opción, un rechazo visceral a al burocratismo y a la falta de democracia interna que ha dominado en las organizaciones de la izquierda, resultado de las prácticas socialdemócratas y estalinistas de las décadas pasadas.

¿Un movimiento apolítico?

Algunos, de forma totalmente contradictoria, se definen “apolíticos” cuando lo que este movimiento representa es precisamente la entrada de miles de personas en la vida política, aunque no en la política burguesa, sino en la búsqueda de una alternativa con la que se sientan representados e identificados. La heterogeneidad del movimiento queda bien reflejada en el amplio espectro de voto que comparten sus integrantes (abstención, voto blanco, nulo, IU, UPyD, voto a pequeñas formaciones extraparlamentarias, ecologistas o nacionalistas…) o en la anécdota de que hasta la tercera mujer más rica de España, Rosalía Mera, manifestó su simpatía por el 15 M.

Sus esbozos programáticos son reformistas, a veces confusos (no podía ser de otra forma en un movimiento nuevo) y no se diferencian mucho de los que tiene IU aunque en algunos aspectos sean más frescos y rotundos.

Sus métodos asamblearios, basados en la asamblea casi permanente y el debate interminable buscando tomar decisiones por consenso (unanimidad), son lentos y escapan un poco de la capacidad de la mayoría de los trabajadores con responsabilidades laborales, familiares… Pero también son una escuela en la que muchos adquieren una primera y vital experiencia política.

Por todas estas características y circunstancias (programa, métodos de lucha, composición…) para nosotros es un movimiento interclasista pero con un componente claramente mayoritario de izquierdas. Con esto no queremos quitarle un ápice de su valor en la situación actual, pero debemos saber exactamente qué tenemos entre manos. No es el movimiento obrero, pero pone de manifiesto el inmenso potencial que tendría una movilización encabezada por la clase trabajadora, que sí podría poner en jaque al sistema.

Los acontecimientos del 15 M han sembrado una semilla que está germinando en miles de jóvenes y trabajadores: “no nos vamos a dejar manipular, los dirigentes deben estar a nuestro servicio y no a la inversa”. El desprestigio de la “clase política” es atroz y el 15 M ha puesto sus vergüenzas al descubierto ante cientos de miles de personas.

Han salido a la calle y exigido una democracia real, no una a la medida de los banqueros. Y han denunciado a los políticos que sirven a esos banqueros. La Puerta del Sol, el «15 de Mayo» o el “15 de Octubre”, están refrescando la memoria a quienes han olvidado que para ganar en las instituciones antes hay que ganar en la calle.

El potencial de lucha que existe

Debido al grado de dependencia y/o integración de las direcciones de las organizaciones tradicionales de la clase obrera respecto al sistema, y la extrema debilidad de las organizaciones de base, es lógico que el primer impulso rompedor tuviese que venir de fuera. Pero una cosa es saber lo que no se quiere y otra muy distinta tener un programa acabado y una organización dispuesta y preparada para luchar por la transformación de la sociedad.

El 15 M ha demostrado su potencial de contagio y su capacidad de extensión con la manifestación mundial del 15O. Exceptuando las movilizaciones históricas del 1º de Mayo, es la primera manifestación mundial (en casi 1.000 ciudades de más de 70 países) y ha demostrado en la práctica la posibilidad de llevar a cabo acciones, luchas y movilizaciones más allá de las fronteras nacionales en contra de políticas que se aplican por encima de esas fronteras. Si unos cuantos jóvenes han podido organizar manifestaciones el mismo día por todo el mundo, ¿no podrían los sindicatos organizar una huelga general en toda Europa contra las políticas de ajuste y los regalos a la banca privada? No lo hacen no porque no se pueda, sino porque ni siquiera se lo plantean. Por eso estalló el 15 M, por el vacío.

La forma natural en que el 15 M ha puesto en práctica su acción internacional pone de manifiesto la maduración de las condiciones para la transformación de la sociedad capitalista. No es sólo el desarrollo de los medios de comunicación, que indudablemente facilita la tarea, sino que hay un impulso motriz que lleva a buscar la confluencia en la lucha con millones de personas en todo el mundo a quienes el sistema condena a vivir en similares condiciones. El desarrollo internacional del mercado capitalista (ya previsto por Marx hace más de 160 años), es decir, la llamada “globalización”, crea las condiciones para que la lucha por una sociedad equitativa y sin privilegios pueda realmente abordarse desde una perspectiva global, internacional. De hecho, el 15 M expresa también la necesidad de organizarse internacionalmente, igual que la burguesía lo hace a través de multitud de organizaciones políticas y económicas para defender sus intereses. En este sentido el 15 M pone en evidencia otra carencia de los partidos de la izquierda, que han olvidado la necesidad de la acción y de la organización internacional de los trabajadores de todo el mundo para defender sus intereses, precisamente cuando las condiciones históricas son más favorables para conseguirlo.

La polarización entre las clases sociales

El 15 M es, también, un síntoma muy claro de polarización entre las clases sociales. Los grupos ultraizquierdistas, anuncian una escalada de la lucha de clases cada vez que gana la derecha. Nosotros explicamos hace tiempo que los procesos socio-políticos ni son automáticos ni tan simples. Pero esta vez, todo anuncia que la llegada de la derecha al gobierno se va a producir en unas condiciones en las que ya ha comenzado un proceso de politización y de polarización entre las clases que se va a agudizar por la profundización de la crisis económica. Con retraso, pero se produce un reflejo del ciclo económico en el ciclo político.

Por un lado, la evidencia de que hay disposición a luchar y la postura cada vez más bravucona de la patronal y de la derecha (que tras las elecciones generales del próximo 20 N tendrá en sus manos la mayor parte de los resortes del Estado –Gobierno estatal, la mayoría de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos–), y por otro, el contexto de profundización y prolongación de una crisis nefasta para los trabajadores, será una presión brutal sobre las organizaciones tradicionales que experimentarán cambios decisivos en el próximo periodo.

La derrota del PSOE en las próximas elecciones y las dificultades crecientes para que los dirigentes sindicales justifiquen una política de Pacto Social, abren una nueva etapa política. Los sindicatos ya están notando sus efectos y en ciertos sectores, sobre todo el público, ya se están viendo obligados a entrar en la vía de la lucha. Habrá derrotas, y algunas serán duras, pero la burguesía tiene cada vez menos margen de maniobra debido a la profundidad de la crisis. Con 5 millones de parados, con una presión brutal para recortar salarios y derechos laborales y sociales, los trabajadores y sus familias se van a ver empujados hacia la lucha y, aunque haya fracasos, la situación les va a demostrar la necesidad de participar en la construcción de una alternativa política.

El primer paso

Hoy han sido los jóvenes los que han dado el primer paso. El 15 M es eso, el primer paso. Los jóvenes tienen menos vínculos con las organizaciones tradicionales y tienden a buscar algo nuevo cuando lo que hay no les gusta, incluso les repugna. Es muy interesante la enorme preocupación que han demostrado por el funcionamiento democrático de la organización de la lucha. Se puede decir que han torcido la rama hacia el otro extremo de la experiencia socialdemócrata y estalinista. Hay un claro rechazo a la burocratización, que es muy positivo, aunque inicialmente vaya acompañado del prejuicio de un rechazo a la organización.

Sin embargo, cientos de miles de trabajadores no van a abandonar sus organizaciones y se van a ir al 15 M. No es tan simple. Son muchos los militantes de IU, y también bastantes los activistas sindicales, que participan en el 15 M. Pero no lo hacen con un ánimo transfuguista sino buscando plataformas más amplias de actuación política, sin renunciar en absoluto a su militancia. Que el 15 M se transforme en un partido no es fácil, irían contra una de sus señas de identidad –ser apartidistas–, pero eso no es incompatible con que muchos de sus integrantes colaboren y participen en algunas organizaciones tradicionales, como las Asociaciones de Vecinos (AAVV), contribuyendo a su regeneración y su transformación desde abajo.

El 15 M está intentando echar raíces en los barrios y en los pueblos, y eso mismo les pone en contacto con lo más sano de la base de esas organizaciones, no con sus superestructuras o los sectores más institucionalizados. De hecho, las AAVV tienen en común con el 15 M que reúnen a vecinos que luchan por mejorar las condiciones de vida locales más allá de las siglas políticas. Muchos integrantes del 15 M están dándose cuenta de que la lucha no empieza con ellos, y que tienen la oportunidad de aprender de veteranos y desinteresados militantes vecinales, y éstos, a su vez, ven (o deberían ver) lo mucho que movimientos como el 15 M pueden enseñar y aportar. Y lo mismo podría decirse de los sindicatos y muchos trabajadores experimentados en la lucha laboral.

Desgraciadamente, el afán de protagonismo de multitud de pequeños grupos políticos y de ciertos intelectuales en búsqueda de audiencia que se han sumado al 15 M podría poner en peligro lo que ha sido la mayor virtud de este movimiento: la expresión del ambiente de las masas, y convertirse en un campo de batalla de grupos de toda índole.

La reconstrucción de la izquierda

El 15 M, que es expresión de una situación, a su vez se convierte en efecto. Sin duda está teniendo una influencia determinante en una revitalización de la politización de la sociedad y en el paso a la actividad política (o la recuperación) de viejos militantes. Si el 15 M no se convierte en partido, tendrían otra opción política que sería que se planteen su integración en IU (la cual se define como un movimiento político y social abierto) como movimiento, como colectivo, como corriente o como alguna de sus partes integrantes (DRY, JSF, Acampadas…), y contribuir a su refundación política aportando su impulso para garantizar la más escrupulosa democracia interna.

Las posibilidades de que, con su participación, IU diese el paso de representar los intereses de los trabajadores y trabajadoras, jóvenes, parados… de una forma muchísimo más nítida serían cualitativamente superiores. La idea chocará a muchos compañeros del 15 M. Por desgracia está demasiado extendida la idea de que “el pueblo funciona mejor sin partidos”. El problema no son los partidos en “general” o en abstracto, sino que el problema es que los partidos políticos, incluida IU, son el producto de un momento histórico concreto, y después, cuando el movimiento retrocede, los partidos se mantienen, pero la sangre deja de circular debidamente por sus arterias y se esclerotiza, como el caparazón de un cangrejo, se convierte en una coraza que impide crecer lo que hay dentro, y asfixia los intentos de renovación. En una confirmación del pensamiento dialéctico, lo mismo que ayer fue necesario, esa estructura organizativa, parlamentarios, liberados… se convierte en su contrario, siendo la principal traba para que las organizaciones de clase sigan vinculadas a quienes dicen representar.

El 15-M, representa un intento de romper esas cáscaras viejas, aún con todas sus contradicciones y su falta de nitidez en el carácter de clase, representa lo nuevo frente a lo viejo. El movimiento del 15-M ha puesto en evidencia a todas las organizaciones pero para ser capaz de articular una nueva formación hace falta una fuerza y unos recursos (sobre todo cuadros) de los que el 15 M, al menos de momento, carece. La conclusión de esta experiencia no debe ser en ningún caso la de prescindir del esqueleto óseo del movimiento, sea exoesqueleto o endoesqueleto. Un movimiento sin estructura es un cuerpo amorfo incapaz de sostenerse y sobrevivir. Se trata de crear un movimiento articulado y democrático, donde cada voto, cada opinión tenga el mismo valor y las mismas oportunidades. Y en este sentido, pase lo que pase con el 15 M, ha dejado un poso indeleble en la sociedad.

Pero si queremos cambiar la sociedad hace falta una organización, eso es un partido, de los trabajadores, de los oprimidos, que sea nuestro, y que defienda las ideas y alternativas que decidamos democráticamente. No es fácil, pero, en última instancia, es la tarea.

El 15 M es sólo el principio de un proceso en el que distintas capas de la clase trabajadora irán entrando en la vida política. Pero decir “sólo es el principio” es mucho, sobre todo para quienes llevamos muchos años esperando un despertar político que vuelva a poner a nuestra clase ante la tarea titánica de construir el socialismo. Ese proceso va a ser irregular y difícil, pero será un proceso vivo en el que tendremos el honor de participar.

Fuente: http://www.nuevoclaridad.es/revista/index.php/revista/estado-espanol/422-el-15m-es-la-punta-del-iceberg-de-la-indignacion

 

Nuevo Claridad

¿Qué movimiento es el de los “indignados e indignadas” que ha provocado la simpatía de la mayor parte de la población?

El pasado 15 de mayo, estalló un movimiento de protesta en la calle exigiendo democracia real ya. Su amplitud sorprendió a todo el mundo pero quizás su característica más destacada, en ese primer momento, fue la rapidez con la que se extendió por todo el Estado.

El ejemplo incluso fue seguido en numerosas ciudades de otros países y continentes, aunque fuese protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes españoles. El método de lucha elegido, las acampadas urbanas en plazas públicas, es uno de los signos que revela la influencia y el impacto político internacional que han tenido las revoluciones árabes, especialmente las de Túnez y Egipto.

El descontento sale a la luz

La movilización del 15 M puede decirse que fue semiespontánea. En primer lugar porque la respuesta fue muy superior a la esperada, incluso por los propios convocantes; en segundo lugar, por su continuidad, no prevista, a través de las acampadas, y porque no la convocaba ninguna fuerza política o sindical de las mayoritarias y tradicionales.

No tan espontánea en cuanto a su preparación, que llevó semanas, por no decir meses, a los colectivos que la convocaron (Democracia Real Ya, Jóvenes sin Futuro…).

Incluso tuvo el precedente movilizaciones previas de distintos colectivos (vecinales, juveniles, laborales…), pero ninguna de ellas consiguió aglutinar el descontento reinante de la forma que lo hicieron las manifestaciones del 15 M.

El estallido del 15 M no puede entenderse sin tener en cuenta algunos acontecimientos previos. El 29 de septiembre de 2010 los sindicatos convocaron una huelga general contra la reforma laboral que había impuesto el Gobierno Zapatero ese verano.

Aunque con retraso, con muchas carencias y con un convencimiento un tanto infantil por parte de los dirigentes de que la simple convocatoria de la huelga haría retroceder al Gobierno, dio cauce al malestar reinante entre los trabajadores ante la política de ataques constantes a sus derechos.

Pero la huelga, que fue sólo un éxito relativo gracias al respaldo casi total de la clase trabajadora industrial y tuvo un seguimiento mucho menor en el resto de los sectores productivos, no tuvo continuidad. Los dirigentes se negaron a seguir esa vía, la de la lucha, y volvieron a la política de acuerdos regresivos.

En esa situación, con un Gobierno del PSOE llevando a cabo una dura política de recortes del gasto social y de ataques a los trabajadores, unos dirigentes sindicales que taponaban la vía de la lucha, y una Izquierda Unida que era incapaz de ofrecer una alternativa que presionara a los sindicatos mayoritarios en esa dirección (algunos compañeros planteamos infructuosamente formar un frente electoral en las elecciones municipales entre IU, los sindicatos y otras fuerzas de la izquierda que podría haber levantado una alternativa fuerte a la izquierda del PSOE), no había cauce de expresión y de lucha a través de las organizaciones tradicionales.

Por esa razón, el estallido del 15 M se dio al margen de los partidos, y tiene el mérito de haber roto el ambiente dominante, casi asfixiante, de atonía política general que dominaba la situación durante los últimos años como producto del desencanto que ha provocado la política del PSOE.

El aislamiento de los dirigentes respecto a las masas, los jóvenes y los trabajadores, era (y es) tan extremo que no servían de cauce para expresar el malestar y la indignación acumulados en la sociedad.

Ese es uno de los mayores méritos del 15 M, haber dado expresión a la transformación molecular de la conciencia, que bajo la superficie se estaba produciendo en la sociedad. El 15 M es sólo la punta del iceberg de la indignación existente entre los trabajadores, entre la inmensa mayoría de la sociedad.

El 15 M ha puesto el dedo en la llaga. Ha puesto en cuestión la realidad y a las organizaciones. Ha demostrado que la realidad no es como la pintan en los telediarios o en los reality shows, y que hay mucha gente dispuesta a movilizarse para cambiarla, como también lo ha puesto de manifiesto la movilización de los profesores de la educación pública en Madrid y el respaldo social que ha encontrado. El 15 M ha puesto en evidencia a los partidos, a los medios de comunicación y a muchas instituciones desde la banca y el parlamento, hasta la judicatura y las fuerzas represivas.

Sus protagonistas

Pero a diferencia de lo ocurrido en Túnez o Egipto, en el movimiento no ha participado la mayoría de la sociedad, ni siquiera la mayoría de la clase trabajadora. Ha sido, y es, un movimiento protagonizado, fundamentalmente, por jóvenes entre 19 y 30 años, en su mayoría estudiantes, o jóvenes que habiendo terminado sus estudios están en el paro o en condiciones de precariedad y temporalidad total.

Esto no es sólo una percepción visual de quienes estamos participando en el movimiento sino que está respaldada por el único estudio que se ha publicado hasta la fecha sobre la composición del 15 M (Fundación Alternativas. Público. 17.VII.11).

A pesar de las limitaciones del movimiento es de destacar que llegase a tener, sobre todo en las primeras semanas, hasta un 80% de simpatía social. Que un grito contra los banqueros y la dictadura de los mercados financieros, contra los políticos que están a su servicio, contra la corrupción y contra la manipulación de los medios de comunicación, tenga tal respaldo social, revela el enorme potencial de cambio que encierra la sociedad española.

Según el mismo estudio citado, entre los participantes en este movimiento un 64% se situaría más en una posición “reformista” (mejorar la calidad de la democracia) y un 36% en una posición más rupturista. Y en cuanto a su posición ideológica la sitúa en un 2,84 frente a un 4,56 de la media española, en una escala de 0 extrema izquierda y 10 extrema derecha.

Es un movimiento muy heterogéneo en el que conviven muchas tendencias ideológicas desde el reformismo más ingenuo al anarquismo y sectarismo más estéril pasando por muchos, muchos “indignados”, que buscan sinceramente una salida a la crisis económica y a la crisis política de la izquierda. Se definen como “apartidistas” expresando con ello, más que una opción, un rechazo visceral a al burocratismo y a la falta de democracia interna que ha dominado en las organizaciones de la izquierda, resultado de las prácticas socialdemócratas y estalinistas de las décadas pasadas.

¿Un movimiento apolítico?

Algunos, de forma totalmente contradictoria, se definen “apolíticos” cuando lo que este movimiento representa es precisamente la entrada de miles de personas en la vida política, aunque no en la política burguesa, sino en la búsqueda de una alternativa con la que se sientan representados e identificados.

La heterogeneidad del movimiento queda bien reflejada en el amplio espectro de voto que comparten sus integrantes (abstención, voto blanco, nulo, IU, UPyD, voto a pequeñas formaciones extraparlamentarias, ecologistas o nacionalistas…) o en la anécdota de que hasta la tercera mujer más rica de España, Rosalía Mera, manifestó su simpatía por el 15 M.

Sus esbozos programáticos son reformistas, a veces confusos (no podía ser de otra forma en un movimiento nuevo) y no se diferencian mucho de los que tiene IU aunque en algunos aspectos sean más frescos y rotundos.

Sus métodos asamblearios, basados en la asamblea casi permanente y el debate interminable buscando tomar decisiones por consenso (unanimidad), son lentos y escapan un poco de la capacidad de la mayoría de los trabajadores con responsabilidades laborales, familiares… Pero también son una escuela en la que muchos adquieren una primera y vital experiencia política.

Por todas estas características y circunstancias (programa, métodos de lucha, composición…) para nosotros es un movimiento interclasista pero con un componente claramente mayoritario de izquierdas.

Con esto no queremos quitarle un ápice de su valor en la situación actual, pero debemos saber exactamente qué tenemos entre manos. No es el movimiento obrero, pero pone de manifiesto el inmenso potencial que tendría una movilización encabezada por la clase trabajadora, que sí podría poner en jaque al sistema.

Los acontecimientos del 15 M han sembrado una semilla que está germinando en miles de jóvenes y trabajadores: “no nos vamos a dejar manipular, los dirigentes deben estar a nuestro servicio y no a la inversa”. El desprestigio de la “clase política” es atroz y el 15 M ha puesto sus vergüenzas al descubierto ante cientos de miles de personas.

Han salido a la calle y exigido una democracia real, no una a la medida de los banqueros. Y han denunciado a los políticos que sirven a esos banqueros. La Puerta del Sol, el «15 de Mayo» o el “15 de Octubre”, están refrescando la memoria a quienes han olvidado que para ganar en las instituciones antes hay que ganar en la calle.

El potencial de lucha que existe

Debido al grado de dependencia y/o integración de las direcciones de las organizaciones tradicionales de la clase obrera respecto al sistema, y la extrema debilidad de las organizaciones de base, es lógico que el primer impulso rompedor tuviese que venir de fuera.

Pero una cosa es saber lo que no se quiere y otra muy distinta tener un programa acabado y una organización dispuesta y preparada para luchar por la transformación de la sociedad.

El 15 M ha demostrado su potencial de contagio y su capacidad de extensión con la manifestación mundial del 15O. Exceptuando las movilizaciones históricas del 1º de Mayo, es la primera manifestación mundial (en casi 1.000 ciudades de más de 70 países) y ha demostrado en la práctica la posibilidad de llevar a cabo acciones, luchas y movilizaciones más allá de las fronteras nacionales en contra de políticas que se aplican por encima de esas fronteras.

Si unos cuantos jóvenes han podido organizar manifestaciones el mismo día por todo el mundo, ¿no podrían los sindicatos organizar una huelga general en toda Europa contra las políticas de ajuste y los regalos a la banca privada? No lo hacen no porque no se pueda, sino porque ni siquiera se lo plantean. Por eso estalló el 15 M, por el vacío.

La forma natural en que el 15 M ha puesto en práctica su acción internacional pone de manifiesto la maduración de las condiciones para la transformación de la sociedad capitalista.

No es sólo el desarrollo de los medios de comunicación, que indudablemente facilita la tarea, sino que hay un impulso motriz que lleva a buscar la confluencia en la lucha con millones de personas en todo el mundo a quienes el sistema condena a vivir en similares condiciones.

El desarrollo internacional del mercado capitalista (ya previsto por Marx hace más de 160 años), es decir, la llamada “globalización”, crea las condiciones para que la lucha por una sociedad equitativa y sin privilegios pueda realmente abordarse desde una perspectiva global, internacional.

De hecho, el 15 M expresa también la necesidad de organizarse internacionalmente, igual que la burguesía lo hace a través de multitud de organizaciones políticas y económicas para defender sus intereses.

En este sentido el 15 M pone en evidencia otra carencia de los partidos de la izquierda, que han olvidado la necesidad de la acción y de la organización internacional de los trabajadores de todo el mundo para defender sus intereses, precisamente cuando las condiciones históricas son más favorables para conseguirlo.

La polarización entre las clases sociales

El 15 M es, también, un síntoma muy claro de polarización entre las clases sociales. Los grupos ultraizquierdistas, anuncian una escalada de la lucha de clases cada vez que gana la derecha. Nosotros explicamos hace tiempo que los procesos socio-políticos ni son automáticos ni tan simples.

Pero esta vez, todo anuncia que la llegada de la derecha al gobierno se va a producir en unas condiciones en las que ya ha comenzado un proceso de politización y de polarización entre las clases que se va a agudizar por la profundización de la crisis económica. Con retraso, pero se produce un reflejo del ciclo económico en el ciclo político.

Por un lado, la evidencia de que hay disposición a luchar y la postura cada vez más bravucona de la patronal y de la derecha (que tras las elecciones generales del próximo 20 N tendrá en sus manos la mayor parte de los resortes del Estado –Gobierno estatal, la mayoría de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos–), y por otro, el contexto de profundización y prolongación de una crisis nefasta para los trabajadores, será una presión brutal sobre las organizaciones tradicionales que experimentarán cambios decisivos en el próximo periodo.

La derrota del PSOE en las próximas elecciones y las dificultades crecientes para que los dirigentes sindicales justifiquen una política de Pacto Social, abren una nueva etapa política. Los sindicatos ya están notando sus efectos y en ciertos sectores, sobre todo el público, ya se están viendo obligados a entrar en la vía de la lucha.

Habrá derrotas, y algunas serán duras, pero la burguesía tiene cada vez menos margen de maniobra debido a la profundidad de la crisis. Con 5 millones de parados, con una presión brutal para recortar salarios y derechos laborales y sociales, los trabajadores y sus familias se van a ver empujados hacia la lucha y, aunque haya fracasos, la situación les va a demostrar la necesidad de participar en la construcción de una alternativa política.

El primer paso

Hoy han sido los jóvenes los que han dado el primer paso. El 15 M es eso, el primer paso. Los jóvenes tienen menos vínculos con las organizaciones tradicionales y tienden a buscar algo nuevo cuando lo que hay no les gusta, incluso les repugna.

Es muy interesante la enorme preocupación que han demostrado por el funcionamiento democrático de la organización de la lucha.

Se puede decir que han torcido la rama hacia el otro extremo de la experiencia socialdemócrata y estalinista. Hay un claro rechazo a la burocratización, que es muy positivo, aunque inicialmente vaya acompañado del prejuicio de un rechazo a la organización.

Sin embargo, cientos de miles de trabajadores no van a abandonar sus organizaciones y se van a ir al 15 M. No es tan simple. Son muchos los militantes de IU, y también bastantes los activistas sindicales, que participan en el 15 M. Pero no lo hacen con un ánimo transfuguista sino buscando plataformas más amplias de actuación política, sin renunciar en absoluto a su militancia.

Que el 15 M se transforme en un partido no es fácil, irían contra una de sus señas de identidad –ser apartidistas–, pero eso no es incompatible con que muchos de sus integrantes colaboren y participen en algunas organizaciones tradicionales, como las Asociaciones de Vecinos (AAVV), contribuyendo a su regeneración y su transformación desde abajo.

El 15 M está intentando echar raíces en los barrios y en los pueblos, y eso mismo les pone en contacto con lo más sano de la base de esas organizaciones, no con sus superestructuras o los sectores más institucionalizados.

De hecho, las AAVV tienen en común con el 15 M que reúnen a vecinos que luchan por mejorar las condiciones de vida locales más allá de las siglas políticas.

Muchos integrantes del 15 M están dándose cuenta de que la lucha no empieza con ellos, y que tienen la oportunidad de aprender de veteranos y desinteresados militantes vecinales, y éstos, a su vez, ven (o deberían ver) lo mucho que movimientos como el 15 M pueden enseñar y aportar.

Y lo mismo podría decirse de los sindicatos y muchos trabajadores experimentados en la lucha laboral.

Desgraciadamente, el afán de protagonismo de multitud de pequeños grupos políticos y de ciertos intelectuales en búsqueda de audiencia que se han sumado al 15 M podría poner en peligro lo que ha sido la mayor virtud de este movimiento: la expresión del ambiente de las masas, y convertirse en un campo de batalla de grupos de toda índole.

La reconstrucción de la izquierda

El 15 M, que es expresión de una situación, a su vez se convierte en efecto. Sin duda está teniendo una influencia determinante en una revitalización de la politización de la sociedad y en el paso a la actividad política (o la recuperación) de viejos militantes.

Si el 15 M no se convierte en partido, tendrían otra opción política que sería que se planteen su integración en IU (la cual se define como un movimiento político y social abierto) como movimiento, como colectivo, como corriente o como alguna de sus partes integrantes (DRY, JSF, Acampadas…), y contribuir a su refundación política aportando su impulso para garantizar la más escrupulosa democracia interna.

Las posibilidades de que, con su participación, IU diese el paso de representar los intereses de los trabajadores y trabajadoras, jóvenes, parados… de una forma muchísimo más nítida serían cualitativamente superiores. La idea chocará a muchos compañeros del 15 M.

Por desgracia está demasiado extendida la idea de que “el pueblo funciona mejor sin partidos”.

El problema no son los partidos en “general” o en abstracto, sino que el problema es que los partidos políticos, incluida IU, son el producto de un momento histórico concreto, y después, cuando el movimiento retrocede, los partidos se mantienen, pero la sangre deja de circular debidamente por sus arterias y se esclerotiza, como el caparazón de un cangrejo, se convierte en una coraza que impide crecer lo que hay dentro, y asfixia los intentos de renovación.

En una confirmación del pensamiento dialéctico, lo mismo que ayer fue necesario, esa estructura organizativa, parlamentarios, liberados… se convierte en su contrario, siendo la principal traba para que las organizaciones de clase sigan vinculadas a quienes dicen representar.

El 15-M, representa un intento de romper esas cáscaras viejas, aún con todas sus contradicciones y su falta de nitidez en el carácter de clase, representa lo nuevo frente a lo viejo.

El movimiento del 15-M ha puesto en evidencia a todas las organizaciones pero para ser capaz de articular una nueva formación hace falta una fuerza y unos recursos (sobre todo cuadros) de los que el 15 M, al menos de momento, carece.

La conclusión de esta experiencia no debe ser en ningún caso la de prescindir del esqueleto óseo del movimiento, sea exoesqueleto o endoesqueleto. Un movimiento sin estructura es un cuerpo amorfo incapaz de sostenerse y sobrevivir.

Se trata de crear un movimiento articulado y democrático, donde cada voto, cada opinión tenga el mismo valor y las mismas oportunidades. Y en este sentido, pase lo que pase con el 15 M, ha dejado un poso indeleble en la sociedad.

Pero si queremos cambiar la sociedad hace falta una organización, eso es un partido, de los trabajadores, de los oprimidos, que sea nuestro, y que defienda las ideas y alternativas que decidamos democráticamente. No es fácil, pero, en última instancia, es la tarea.

El 15 M es sólo el principio de un proceso en el que distintas capas de la clase trabajadora irán entrando en la vida política. Pero decir “sólo es el principio” es mucho, sobre todo para quienes llevamos muchos años esperando un despertar político que vuelva a poner a nuestra clase ante la tarea titánica de construir el socialismo.

Ese proceso va a ser irregular y difícil, pero será un proceso vivo en el que tendremos el honor de participar.

Fuente: http://www.nuevoclaridad.es/revista/index.php/revista/estado-espanol/422-el-15m-es-la-punta-del-iceberg-de-la-indignacion

¿Dónde se ha metido el 15-M?


¿Dónde se ha metido el 15-M?

 

Isaac Rosa

Isaac Rosa (Sevilla, 1974) ha publicado las novelas ‘La malamemoria’ (1999), posteriormente reelaborada en ‘¡Otra maldita novela sobre la guerra civil!’ (2007), ‘El vano ayer’ (2004, Premio Rómulo Gallegos, y llevada al cine con el título de “La vida en rojo”), ‘El país del miedo’ (2008, Premio Fundación J.M. Lara a la mejor novela del año) y ‘La mano invisible’ (2011)

 

Ha sido una de las preguntas más repetidas en los días previos y posteriores a las elecciones: ¿dónde está el 15-M? En algunos casos se formulaba con una sonrisilla relamida, como saboreando una derrota que algunos llevan meses vaticinando, y que se confirmaría con su inacción en el 20-N.

Para otros, la pregunta llevaba un deje de decepción, como quien espera la llegada de un superhéroe que en el último segundo frustre los planes del villano.

Que unos y otros se pregunten por el paradero del 15-M ya da la medida de lo que ha alcanzado: se ha convertido en un sujeto político a tener en cuenta, que unos ven como amenaza y otros como esperanza. Entre los primeros, hubo quien llevaba semanas advirtiendo de que se preparaba “otro ‘pásalo’ contra el PP, como en 2004”.

Unos y otros no han entendido el cambio de estrategia de las asambleas del 15-M. Frente a quienes los quieren en la calle y en las portadas permanentemente (garantía para que terminase por desinflarse y se achicharrase bajo los focos), el núcleo del 15-M, que por supuesto es más reducido que los millones que en un momento puntual se suman, ha decidido un repliegue y una reorientación: ambos movimientos buscan la construcción de una base social que en los primeros momentos era amplia pero volátil, y que ahora es más reducida pero más sólida, y sobre todo más activa.

En las últimas semanas el 15-M no ha parado. No ha recibido tanta atención mediática (tampoco la ha buscado), pero no ha cesado la lucha contra desahucios (con cada vez más contundencia policial), la ocupación de edificios y las acciones locales, de barrio incluso.

Además, desde el momento en que las asambleas han repolitizado a muchos ciudadanos, el 15-M ha dado fuerza y agilidad a movilizaciones en curso (como la educativa en Madrid).

Y al mismo tiempo siguen activos grupos que ya existían antes del 15-M y confluyeron en éste: hoy hay una marcha desde los barrios y pueblos de Madrid hasta las Cortes, para recordar al nuevo Gobierno que, como se dijo al dejar Sol, volvimos a nuestros barrios, pero sabemos el camino de vuelta.

http://blogs.publico.es/trabajarcansa/2011/11/27/%c2%bfdonde-se-ha-metido-el-15-m/

España:El #15-M como pregunta por Juan Carlos Monedero De obligada lectura


España:El 15-M como pregunta

06/11/2011 | Categoría: Contexto,La crisis del Capitalismo,Movimientos sociales,Questionando | Escrito por: 

JUAN CARLOS MONEDERO| 

Saben los neurobiólogos que las pasiones residen en nuestro cerebro más primitivo. Toda decisión “racional” es antes “emocional”.

Para contrarrestar una emoción negativa es menester tener “una emoción positiva muy fuerte”.

No es una apuesta por la irracionalidad.

Lo es por una “razón emocionada” para salir de las trampas de un mundo que dice que la protesta es terrorista, la risa subversiva, los parados perezosos, los estudiantes revoltosos y las mujeres reivindicativas, aligeradas.

Disfrazarse de payasos para manifestarse contra los recortes sociales lleva a que las cargas de los antidisturbios validen no solamente el capital financiero, sino también la imagen de verdugos de Fofó y Miliki.

Emocionalidad bien inteligente.

La izquierda sólo ha entusiasmado cuando se atrevió a brindar un mundo diferente, siempre poco concretado. “Libertad, igualdad y fraternidad” en la revolución francesa, “tierra y libertad” en la revolución mexicana, “pan, paz y trabajo” en la revolución rusa o “patria, socialismo o muerte” de los procesos cubano y venezolano.

¿Puede acaso hoy tumbarse la jaula de hierro del consumismo sin emocionar a quien va a serrar los barrotes?

El 15-M ha sido capaz de lograr lo imposible para ninguna internacional anterior: convocar la primera manifestación global contra el modelo capitalista. Un G-90.

Tantos como países salieron a la calle a recuperar la democracia en donde nació: en las plazas. Un momento destituyente. Una pregunta, no una respuesta.

Frente al shock de la crisis, la reacción popular ante la dictadura de los mercados está teniendo derroteros diferentes a los tradicionales.

La emoción del 15-M se parece a esa generosidad que nace de los desastres (el terremoto de México, Fukushima o los deslaves tras las lluvias). Entonces se suspenden los egoísmos. Se trata de luchar por lo básico.

Ahí nace el optimismo. ¿Son acaso mejores los libros de autoayuda o la guía de las vanguardias?

La alegría del 15-M desborda los diques de los partidos, de los sindicatos, de las instituciones. Los hace más útiles cuando rompe las constricciones del sindicalismo para defender la educación pública. Los desafía cuando es la misma ciudadanía la que vota y la que comparte la visión del 15-M.

Cuando un rayo cae en la noche, el campo se ilumina y hace visible lo que estaba oculto. No bastaría entornar los ojos. Hay demasiados velos. Es una cuestión de sensibilidad. La emoción hace que el dolor se convierta en saber, el saber en querer, el querer en poder y el poder en hacer.

Un joven que se prende fuego porque le han quitado el medio de supervivencia, unos estudiantes que acampan en mitad de la ciudad, pobres que se enfrentan a ricos en el corazón de su caja de caudales, un desahucio al que se le ven las lágrimas, un presidente que miró a los ojos y luego engañó. Sólo la sensibilidad puede convocar a la razón ausente.

Sólo la emoción puede romper la clausura del pensamiento lograda por la sobreinformación, el afán consumista, el miedo al futuro, la negación del pasado y la zozobra ante la incertidumbre y el castigo. Si el sistema sólo entiende de objetos –una hipoteca no satisfecha, una plaza universitaria costosa, un viejo o un enfermo que incrementa el déficit, un interino que encarece la deuda, una protesta que enfada a los bancos– la sensibilidad devuelve a su lugar a las personas.

¿Gobernar mañana? El 15-M tendría que firmar, como el Lenin de 1917, onerosos tratados de paz.

Perdería territorio, pagaría reparaciones, lastraría su vuelo. Todavía no se dirime en esas lides.

No es la respuesta a la esclerosis del capitalismo neoliberal y de la democracia representativa: es el diagnóstico de su enfermedad.

¿Para qué enfermarse con ellos? No es un partido ni debe ahora mismo serlo.

Un partido es un medio para un fin.

El 15-M es un fin en sí mismo: una gran conversación que a fuerza de saber lo que no quiere, va a terminar sabiendo lo que quiere.

Sin líderes, sin programa, sin estructura, el riesgo de desaparición en el reflujo está ahí. Pero la crisis del sistema y la imposibilidad de encontrar soluciones desde dentro va a seguir alimentando la búsqueda.

Estructura no significa verticalismo. Es tiempo de una implicación social más horizontal. Hay que reinventar la gobernanza y hacerla democracia. Decisiones políticas nacidas de la discusión, ejecutadas por la organización y supervisadas por una discusión regresada abajo.
Frente a la libertad reclamada por el 68, ahora se reclama la igualdad. La naturaleza rota, el futuro incierto, la violencia cotidiana no soportan las diferencias. De ahí la fuerza de la camaradería en el 15-M. Por eso también la relevancia de las redes sociales, por su horizontalidad, por su relación entre iguales que se reconocen y tratan como tales.

En el 15-M confluyen veteranos castigados por el sistema y también clases medias enfadadas que, por vez primera, se han sentido tratadas como proletarios. En el maltrato se reconocen y se reinventan. Ahí se entiende parte de su amabilidad. La lucha contra el autoritarismo generó un tipo de partido. La Guerra Fría, otro.

Del 15-M saldrán maneras diferentes de organizarse políticamente. Lo relevante será ver en qué medida se genera un viaje de ida y vuelta constante al movimiento que marque con su sello las formas de hacer política.

Frente a un capitalismo rígido y cada vez menos tolerante –nada líquido, con perdón de Bauman–, el 15-M articula inteligente su oposición.

El sistema sabe defenderse cuando se le niega o se le combate, pero no sabe qué hacer cuando se ve desbordado.

Es la estrategia del movimiento desde hace apenas cinco meses. Pone patas arriba las teorías de esos intelectuales ignorados por los pueblos insurgentes que afirman: “Si la realidad no se parece a la teoría, peor para la realidad”.

Una realidad tozuda e irreverente, que, con perdón de los intelectuales consagrados y con el favor de los poetas, al igual que el rayo, no cesa.

*Profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid. Ilustración de Dani Sanchís

fuente: 

Se extiende la rebelión mundial contra el neoliberalismo #15M #15O #GLOBALREVOLUTIOM #GLOBALCHANGE


Se extiende la rebelión mundial

contra el neoliberalismo

30/10/2011
Hugo Blanco

untitled61 Se extiende la rebelión mundial contra el neoliberalismoLa inició Mohamed Bouazizi, el vendedor ambulante de Túnez, quien se volcó encima un líquido inflamable y se prendió fuego, como protesta porque la policía le quitó su mercancía. Las llamas de ese fuego están incendiando el mundo capitalista.

Primero provocaron la insurrección del pueblo tunecino que derribó al gobierno. Se contagió Egipto donde también bajaron al gobierno, luego el movimiento se extendió a otros países árabes donde todavía se combate. La OTAN interviene en Libia para tener bajo su control al gobierno entrante, pretende hacerlo también en Siria.

La rebelión saltó a la Puerta del Sol en Madrid con el nombre de 15M (se inició el 15 de mayo), se extendió a muchas ciudades, pasó a la sufrida Grecia y a otros países europeos y hace poco a Nueva York, donde se denominó Ocupa Wall Street, símbolo mundial de las finanzas, de donde se desparramó por otras ciudades de Estados Unidos.

Un salto adelante se dio con la movilización mundial del 15 de octubre, día en que se realizaron manifestaciones multitudinarias en 951 ciudades de 82 países contra el sistema capitalista. La expresión genial de los norteamericanos es: “Somos el 99% que lucha contra el 1% que gobierna el mundo en su beneficio egoísta.”

 Neoliberalismo

El neoliberalismo ha globalizado la desocupación y lo sigue haciendo, no sólo con el reemplazo de mano de obra por la tecnificación, sino por el aumento de la edad de la jubilación, lo que por una parte perjudica a los ancianos y por otra a los jóvenes, pues disminuye los puestos vacantes.

En los países ricos del llamado “primer mundo”, ante la crisis provocada por las empresas financieras y bancos, la actitud de los gobiernos fue premiarlos obsequiándoles grandes cantidades de dinero proveniente de las arcas públicas.

Ahora, ante las nuevas dificultades económicas, en lugar de aumentar el impuesto a los millonarios, cargan el peso sobre las mayorías de la población, disminuyendo el presupuesto para salud, educación y otros servicios públicos como ayuda a los discapacitados, a los ancianos, a las madres solteras. Para ahorrar dinero despiden a numerosos servidores públicos.

Personas que hipotecaron sus viviendas calculando que podrían pagar dicha hipoteca, al verse despedidos o elevados los precios, pierden su vivienda y además tienen que pagar el dinero recibido.

En los países llamados “en desarrollo”, la situación de hambre y miseria es peor. El Perú se ha desindustrializado, eso mismo sucede en otros países, las cosas suben y el salario no, lo que significa disminución del salario relativo.

Además por la tercerización o sistema de “services” en que quien contrata a los trabajadores no es la fábrica, sino otra empresa, no se puede pedir aumento de salarios al dueño de la fábrica.

Otra carga que sufrimos principalmente los países pobres, además del calentamiento global que afecta al mundo, es el fuerte ataque a la naturaleza mediante la economía extractivista que proporciona millones a las grandes empresas multinacionales.

La Madre Tierra es asolada en forma inmisericorde por la extracción de hidrocarburos, la minería a cielo abierto, las carreteras y vías rápidas, la agroindustria, las represas, etc. Todo esto se hace en nombre del “desarrollo” y el “progreso”.

Lo único que desarrolla son los grandes caudales de las empresas multinacionales y los sobornos que como premio reciben los gobernantes. El campesinado, indígena y no indígena, sufre el despojo del agua y de la tierra, hundiéndose en mayor miseria. Por eso ofrenda su vida como lo hizo en Bagua, en Islay, en Juliaca.

Estos males, en los países árabes, tienen el agregado de estar regidos por dictadores que impunemente, sin permitir crítica alguna, cometen todos los atropellos imaginables. Fue ante esto que estallaron esos países.

El gobierno del mundo y de los países está cada vez menos en los estados, cada día más débiles. Paulatinamente se hace más fuerte el gobierno de las multinacionales.

Las guerras son impulsadas por la industria bélica.

Cada día hay más privatizaciones, no sólo en los países pobres, sino también en los países ricos.

La privatización de la educación encendió la lucha de los estudiantes chilenos y colombianos. Los combatientes en las guerras, en su mayoría son empleados por compañías privadas. Las cárceles también están en manos de compañías privadas. En el Perú pertenece al pasado la atención estatal del correo, la electricidad, el impuesto en las carreteras, el ferrocarril, etc.

El levantamiento

Es contra todo eso que se levantan los pueblos, se inició con la “primavera árabe” y  se extendió al llamado “primer mundo” con l@s indignad@s y con “Ocupa Wall Street”.

También la rebelión se presenta en el resto del mundo, como lo constatamos con las luchas en nuestro país, especialmente en defensa del agua y de la vida.

Aunque todavía no está suficientemente organizada la rebelión para demostrar su eficacia contra el sistema imperante, ha avanzado mucho.

Uno de los aspectos que debemos destacar es el renacimiento de la solidaridad colectivista que caracteriza a las comunidades indígenas del mundo, como el ayllu aymara y quechua, contra el egoísmo individualista en que nos educa el sistema capitalista.

La organización de l@s indignad@s en España y la de Estados Unidos, nos muestra que en las plazas ocupadas, no hay dirigentes pero sí buena organización, existen encargados de la alimentación, de la basura, de la biblioteca, del cuidado de la salud, de la atención a los niños, de traducción a los sordomudos, etc.

Además, como se ve en otro artículo de esta misma edición, en Grecia crece la solidaridad: Los médicos en huelga atienden gratuitamente, los empleados del sistema eléctrico reconectan gratuitamente lo que había sido desconectado por falta de pago.

Leemos: “Las asambleas populares barriales en lugar de diseñar en papel la “otra sociedad”, ya se ponen a organizar la solidaridad cotidiana para quienes están en huelga, para quienes más están sufriendo por la crisis económica, para los vecinos, para los más débiles.”

En Madrid la población de un barrio expulsó a la policía que pretendía capturar a un indocumentado, a los gritos de “¡Ningún ser humano es ilegal!”.

También en España se impide los desalojos de su vivienda a personas que no pudieron pagar la hipoteca porque quedaron sin trabajo. En Granada hay un movimiento llamado “Granada Stop Desahucios”.

En una pancarta se leía: “Tú me interesas mucho”. Se ve que el egoísmo es artificialmente implantado y que la naturaleza humana es solidaria.

Críticas

Hay quienes critican la falta de liderazgo. Nosotros vemos como un mérito, no como una deficiencia, el que se haya llegado a una organización profundamente democrática en que TODOS mandan, en que se ha superado el concepto jerarquizante impuesto por la sociedad de clases: que unos nacieron para mandar y otros para obedecer.

También se critica la ausencia de un  programa acabado.

Comprendemos que como no hay una élite sabia que lo elabore, y que tiene que ser hecho por consenso, necesariamente es lento el avance, pero lo principal está dicho, la lucha es del 99% que es aplastada por el 1% de la población mundial.

Como dijo Vandana Shiva, la activista india, y fue repetido por los intelectuales que firmaron un documento de apoyo al movimiento en Madrid: “El G8 debe ser sustituido por la humanidad completa, el G7,000’000,000”.

El resto del programa avanza en forma lenta pero sólida, como vemos en las acciones mencionadas.

Conclusión

Marx dijo que como la clase obrera se enfrentaba directamente contra la burguesía, era la llamada a ser la vanguardia de la lucha de la sociedad contra el capitalismo. Consideramos que tenía completa razón.

Él tambíén nos enseñó que ver la realidad valía más que leer cien libros.

Siguiendo esta recomendación, abrimos los ojos y vemos en todo el mundo el ataque directo y feroz del capitalismo a toda la humanidad, repitamos lo manifestado arriba:

Por el creciente calentamiento global que lleva al extermino de la humanidad, por el fuerte ataque a la naturaleza en muchas otras formas: Minería a cielo abierto, hidroeléctricas, industria alimentaria, extracción de hidrocarburos, construcción de vías de comunicación, energía atómica, agujereo de la capa de ozono, contaminación industrial del agua, etc.

Por otra parte: Recorte del presupuesto de salud, educación y otros beneficios sociales pagados con el dinero dado por la sociedad, para convertirlos en negocio privado cuyo único interés es el lucro y no la atención de las necesidades del consumidor, alza de precios, envenenamiento de toda la población con transgénicos y químicos elaborados por la industria alimentaria, desalojos de las viviendas, corte del servicio eléctrico, etc.

Siendo así, estando toda la humanidad directamente agredida por el capital en múltiples formas, corresponde a ella constituirse en su propia vanguardia.

Estamos dando los primeros pasos en ese sentido, a través de nuestras luchas colectivas en defensa del agua y de la vida, de la “primavera árabe”, de l@s indignad@s, de “Ocupa Wall Street”, etc.

Estos movimientos nos muestran que todavía es posible salvar de la extinción a nuestra especie.

La globalización de la disidencia,

de la “Primavera árabe”

a la ocupación en Wall Street

28/10/2011
Soplan vientos de cambio en todo el mundo. Qué provocará ese cambio y cuando sucederá es algo imposible de predecir.

indignados global1 150x150 La globalización de la disidencia, de la “Primavera árabe” a la ocupación en Wall Street Amy Goodman *

El pasado 18 de enero, en Egipto, una valiente joven dio un paso peligroso. Asmaa Mahfouz, de 25 años de edad, integraba el Movimiento 6 de abril junto a otros miles de jóvenes que participaban en debates en Internet acerca del futuro de su país.

El movimiento se creó en 2008 para expresar la solidaridad de los jóvenes con los trabajadores de la ciudad industrial egipcia de Mahalla. Más adelante, en diciembre de 2010, el joven tunecino Mohamed Bouazizi se inmoló para protestar contra el sentimiento de desesperanza de su generación.

Su muerte provocó el levantamiento en Túnez que derrocó al dictador que estuvo en el poder durante años, Zine el-Abidine Ben Ali.

Protestas similares se extendieron a Egipto, donde al menos cuatro hombres intentaron inmolarse. Uno de ellos, Ahmed Hashem el-Sayed, de Alejandría, falleció. Asmaa Mahfouz, indignada ante lo sucedido, publicó un video en Internet en el que miraba directamente a la cámara.

Tenía la cabeza cubierta, pero mostraba su rostro. Se identificó con nombre y apellido y convocó a la gente a que se sumara a una congregación en la Plaza Tahrir el 25 de enero.

En el video declaró: “Filmo este video para darles un simple mensaje: Vamos a marchar hacia la Plaza Tahrir el 25 de enero. Si aún nos queda honor y queremos vivir con dignidad en esta tierra, tenemos que marchar el 25 de enero. Iremos allí a exigir nuestros derechos humanos fundamentales.

Ni siquiera hablamos de derechos políticos. Simplemente queremos que se respeten nuestros derechos humanos y nada más. Todo este gobierno es corrupto.

El presidente es corrupto, las fuerzas de seguridad son corruptas. Estas personas que se inmolaron no tenían miedo de morir sino que temían a las fuerzas de seguridad. ¿No es increíble?”

Nueve meses más tarde, Asmaa Mahfouz se encontraba dando un discurso en el campamento de ‘Ocupemos Wall Street’ en Nueva York.

El lunes por la noche, parada en las escalinatas frente a la multitud, no ocultaba su gran sonrisa mientras miraba el mar de rostros. Cuando terminó de hablar le pregunté de dónde sacaba la fuerza.

Me respondió en inglés, con su humildad característica: “Cuando vi que un millón de personas se acercó a la Plaza Tahrir no podía creerlo. Y ahora creo que no tengo miedo, no soy más valiente que otros.

Vi a mis compañeros egipcios enfrentarse a la policía cuando trataron de echarnos; ellos murieron por todos nosotros. Así que ellos son los verdaderos valientes y fuertes.

Vi gente morir delante de mí porque querían protegerme y proteger a los demás.

Ellos fueron los más valientes”.

Le pregunté cómo se sentía de estar en Estados Unidos, un país que había apoyado durante tanto tiempo al régimen de Mubarak en Egipto. Respondió: “Si bien le dieron dinero, poder y apoyo al régimen de Mubarak, nuestro pueblo, el pueblo egipcio, pudo vencer todo eso, pudo contra el poder estadounidense.

El poder lo tiene el pueblo y no las balas ni las bombas ni el dinero estadounidense, nada de eso. El poder es de la gente.

Por eso estoy aquí, para solidarizarme y apoyar a los manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street, para decirles ‘el poder es de la gente’, y ‘sigan así que finalmente vencerán’”.

La revolución egipcia ha tenido consecuencias para Asmaa. En el pasado mes de agosto fue arrestada por las Fuerzas Armadas egipcias. Mientras mi colega Sharif Abdel Kouddous informaba desde El Cairo, Asmaa publicó dos polémicos mensajes en tweeter que provocaron su arresto por parte del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el gobierno militar que ha estado al frente de Egipto desde el derrocamiento de Mubarak.

Su arresto provocó reacciones a nivel mundial. Grupos tan disímiles como la Hermandad Musulmana y Amnistía Internacional lo condenaron. Fue puesta en libertad pero, como Sharif advirtió en el momento, Asmaa fue tan solo una de los 12.000 civiles arrestados desde que comenzó la revolución egipcia.

El mismo tipo de arrestos están sucediendo ahora en Estados Unidos, en muchas de las protestas que tienen lugar en todo el país. Mientras Asmaa se preparaba para regresar a Egipto, cientos de policías antidisturbios arremetían contra el campamento de Occupy Oakland, donde dispararon balas de goma y lanzaron gases lacrimógenos.

La Universidad de Nuevo México está amenazando con desalojar el campamento que se montó en su predio y que fue denominado “(Un)occupy Albuquerque” (Desocupar Albuquerque) para enfatizar que se trata de territorio indígena ocupado.

Asmaa Mahfouz es actualmente candidata al Parlamento egipcio y quizá algún día, afirma, lance su candidatura a la presidencia.

Cuando le pregunté que le diría al Presidente Barack Obama, quien pronunció su discurso dirigido al mundo musulmán desde El Cairo, respondió: “Usted le prometió a la gente que sería el cambio y que ‘sí, podemos’. Entonces estamos aquí, y desde la ocupación en Wall Street le decimos lo mismo: ‘sí, podemos’. Podemos lograr la libertad; podemos obtener nuestra libertad incluso de usted”.


Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.
Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org
* Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 550 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 350 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

15-O, primera protesta global

16/10/2011
Por Roberto Montoya
(Miradas al Sur)

La revuelta trasnacional ya está aquí. El 15-O  se escuchó su grito de América a Asia y Oceanía, de Europa a África y Oriente Medio: ¡Basta ya!

SOL2 15 O, primera protesta global

La revolución ética, la protesta de los indignados, la demanda de una democracia real, tomó cuerpo y se hizo sentir en todo el mundo.

A la convocatoria se sumaron un total de 951 ciudades de 82 países distintos. En algunos casos fueron sólo unas centenas de personas, en la mayoría, miles, decenas de miles y hasta centenares de miles en algunos países europeos, como en España e Italia.

A causa de los distintos husos horarios, las primeras movilizaciones empezaron en Tokio, Sidney, Hong Kong.

Cuando la Argentina se desperezaba el sábado, ya había decenas de miles de personas en las calles de Berlín, de Lisboa, Amsterdam, de Roma –donde un grupo minoritario protagonizó algunos incidentes violentos al intentar incendiar el Ministerio de Defensa– y numerosas otras capitales y ciudades europeas. En la city londinense, Julian Assange, cara visible de Wikileaks, habría aparecido con una máscara de Anonymus, el conocido grupo de hackers.

En numerosos sitios de Europa, como en Estados Unidos, muchos de los manifestantes estaban acampados en plazas desde la noche anterior.

En vísperas del 15-O los indignados de Occupy Wall Street lograron evitar que la policía los desalojara del neoyorquino Zuccotti Park –rebautizado Plaza de la Libertad– después de que más de 300.000 personas firmaran peticiones para detener el desalojo.

Ayer fueron decenas de miles los que salieron a la calle en Nueva York, Washington y muchas otras ciudades de Estados Unidos.

En España, uno de los platos fuertes de la jornada, con concentraciones en 60 de sus ciudades y cientos de miles de personas protestando, seis marchas partieron por la mañana desde pueblos de la periferia y barrios de Madrid, para converger por la tarde en la mítica plaza de Cibeles, en pleno centro, e iniciar luego la manifestación que terminó, como no podía ser de otra manera, en la mítica Puerta del Sol, donde se originó todo este movimiento hace ayer exactamente cinco meses, el 15 de mayo, el 15-M.

¿Qué gritaban, qué coreaban, qué banderas enarbolaban personas de tantas nacionalidades, razas y edades diferentes en esta protesta global?

“¡Especuladores a la cárcel!”,

“¡No somos mercancía en manos de políticos y banqueros!”,

“¡No estamos llamando a la puerta, la estamos tirando!”,

“Precarios del mundo, no tenemos nada que perder, excepto las cadenas!”,

“Yo no voté a los mercados ni al FMI”,

“Estoy buscando mis derechos, ¿alguien los ha visto?”

Los lemas, estribillos y pancartas que se vieron ayer en las cientos de manifestaciones que tuvieron lugar en todo el mundo, eran tan variadas como las personas que las portaban o gritaban, pero todas tenían algo en común:

reflejaban el hartazgo de millones de personas frente a las injusticias de un sistema neoliberal donde los mercados financieros, el FMI, el Banco Central Europeo, el Banco Mundial, la gran banca, las grandes multinacionales, grandes especuladores y agencias de calificación de riesgo, condicionan a su antojo la vida de los ciudadanos de a pie.

Con la complicidad, claro, de tantos de los gobiernos y dirigentes políticos de turno, que se arrodillan ante ellos.

“Los poderes establecidos actúan en beneficio de unos pocos, desoyendo la voluntad de la gran mayoría, sin importarles los costos humanos o ecológicos que tengamos que pagar. Hay que poner fin a esta intolerable situación.”

Ése es uno de los pasajes del manifiesto que gracias a la fluidez de las redes sociales elaboraron conjuntamente para la jornada de ayer las distintas partes de esta gran red contestataria y potencialmente anticapitalista.

Una de las patas donde se trabajó en ese documento –traducido a 18 idiomas y accesible en http://15october.net– fue en Bruselas. Durante una semana convergieron en la capital de Bélgica y sede de la Unión Europea y de la Otan, cientos de indignados, que a pesar de sufrir la represión policial, llegaron tras marchar desde Madrid, Barcelona y Toulouse, en recorridos de hasta 1.200 kilómetros.

Es uno de los fenómenos de este movimiento.

Sin medios, sin apoyos institucionales –todo lo contrario, hostigados por los poderes públicos– miles de jóvenes y no tan jóvenes vienen logrando movilizarse, traspasar las fronteras virtual y físicamente, para reunirse, para intercambiar experiencias, lanzar iniciativas comunes, de una forma que hasta ahora no han logrado ni siquiera las poderosas confederaciones sindicales, con tantos recursos a su alcance… pero tan domesticadas, tan burocratizadas.

La propia izquierda parlamentaria tradicional europea se ha visto desbordada y, de hecho, cuestionada por toda esta corriente alternativa, sin llegar a comprender cómo un movimiento asambleario como éste es capaz de limar y superar las rencillas internas para consensuar documentos y actividades colectivas, algo que ellos son incapaces de hacer.

Tras el recelo inicial, muchos partidos han intentado capitalizar políticamente toda esta protesta, pero tanto el 15-M español como los distintos movimientos similares, son conscientes de que uno de sus capitales principales y diferenciadores es precisamente su independencia.

Supone por una parte una limitación –al menos por ahora– al no poder pesar de una manera más decisiva en el escenario político, sobre todo en situaciones preelectorales como la que se vive en España, pero por otro lado le permite solidificarse y extenderse.

A pesar de que el 15-M español, como otros movimientos similares en otros países, no ha nacido de la nada, sino que es la conjunción de luchas llevadas a cabo durante años por miles de activistas en frentes muy variados, a las que sólo en los últimos meses se han sumado muchísimas más personas, no deja de ser un fenómeno nuevo, que necesita su tiempo para madurar.

Desde que estalló en 2008 en Estados Unidos la actual crisis del sistema financiero capitalista, propagándose por todas las economías europeas enlazadas –con menores repercusiones en América latina y otras zonas del mundo– los gobiernos de esos países desarrollados han justificado los durísimos recortes a los derechos sociales y laborales que han impuesto, en la necesidad de “calmar a los mercados”.

Los mercados financieros, los grandes inversores internacionales, los grandes especuladores, se han convertido así cada vez más en los dueños de la situación. Entes que el ciudadano no ha elegido, han pasado de hecho a condicionar la política económica, laboral y social de gobiernos supuestamente soberanos.

La protesta del 15-O rechaza frontalmente esa lógica, que sólo ha traído desempleo y pobreza.

Es un cuestionamiento al sistema económico, al sistema político, a los grandes sindicatos; se trata de otra forma de hacer política, de otra forma de participación ciudadana, de un rechazo del poder monopólico de los medios de comunicación, de otra Justicia, el germen de algo nuevo.

De ahí que el fenómeno de los indignados se haya convertido para tantas personas en una esperanza de que sí es posible cambiar las cosas, de que otro mundo es posible.

Las marchas del 15-O, por el ‘cambio global’:

más de 800 ciudades, 70 países y una fecha

14/10/2011

15o Las marchas del 15 O, por el cambio global: más de 800 ciudades, 70 países y una fecha– Cientos de puntos llenan el mapa de convocatorias para el próximo sábado a lo largo de los cinco continentes.
– “Igual que la acción de los mercados, la resistencia tiene que ser global”, explica P. Padilla

Flashmob para promocionar #15O Sol 13/10/11:   http://youtu.be/Ag6sTLmWKo8

Eduardo Muriel. En Público

Indignad@s de más de 800 ciudades y 70 países aspiran a ‘tomar’ calles y plazas este sábado, 15 de octubre, para pedir una democracia real.

En España, desde las menos pobladas, como Badajoz  o Salamanca, hasta las más grandes, comoMadrid o Barcelona, decenas de ciudades han confirmado ya su participación en la convocatoria global del 15 de octubre.

La protesta de Madrid, que volverá a juntar las marchas de las ciudades de los alrededores, igual que el pasado julio, será, previsiblemente, la más multitudinaria. Los organizadores han colgado un horario con puntos de encuentro de las diferentes columnas, que han sido convocadas a su vez por las asambleas de cada localidad. Una vez juntas, recorrerán el trayecto desde Cibeles hasta Sol.

Noche de actividades en Sol

Tras el final de la manifestación en Madrid, está previsto que se desarrollen actividades durante toda la noche en la Puerta del Sol.

Entre ellas habrá una performance en la que los manifestantes se dejarán caer al suelo como si estuvieran muertos “por la avaricia de los banqueros, que han llenado los bolsillos de unos pocos a costa de todos“, explica Pablo Padilla, miembro de Juventud Sin Futuro, uno de los colectivos convocantes.

Una vez en el suelo, ‘la orquesta solfónica’, nombre por el que se conoce la orquesta sinfónica de Sol, comenzará a tocar la 9ª de Beethoven mientras se hace un grito mudo.

A las 22:00 horas está prevista la celebración de una asamblea y, aunque desde la organización no se va a promover la acampada en Sol, no se descarta que haya gente que, a título individual, se decida por plantar una tienda en el kilómetro cero de la capital.

Un punto de inflexión

El 15 de octubre es la primera convocatoria a nivel mundial que logra un apoyo tan contundente. “Yo sólo recuerdo las protestas contra la guerra de Irak“, comenta Padilla.

No debemos engañarnos, una movilización de un día no hace que las cosas cambien, pero sirve para tomar conciencia de que el cambio tiene que ser global. Los escenarios locales tienen sus características concretas pero los mercados son capaces de imponer sus políticas a nivel global, por eso la resistencia tiene que articularse también a nivel global“, explica.

Por eso, el 15-O tiene como objetivo “demostrar en España que el movimiento 15M sigue vivo y que en el mundo hay un cambio de conciencia“. Sin embargo, Padilla reconoce que queda mucho por hacer y que lo importante “no es solo el 15-O, si no también el 16-O, el 17-O… el verdadero trabajo viene después“.

En los cinco continentes

Tras prender en los países árabes del norte de África y extenderse a España con el movimiento 15-M, la llama ha crecido ya en los cinco continentes. En EEUU, el movimiento ha adoptado un nuevo lema, propuesto para el seguimiento en Twitter de las manifestaciones, aún más contundente que los anteriores: “We are the 99%” (Somos el 99%). La élite a la que apuntan, ese 1%, tendrá que escucharlos el próximo sábado.

“Los poderes trabajan para el beneficio de solo unos pocos, ignorando el deseo de la gran mayoría y el precio que, tanto los seres humanos como el medio ambiente, tenemos que pagar”, explican en la web que los indignados han creado  para coordinar esta acción no-violenta a nivel global. “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros, no nos representan“, denuncian.

Es la hora de que nosotros nos unamos. Es la hora de que ellos escuchen“, concluyen en un mensaje dirigido a activistas de todo el mundo.

Ni siquiera China se libra de la protesta indignada, con Hong Kong y Taipei como las primeras ciudades confirmadas. En EEUU y Europa las convocatorias se cuentan por cientos y, en Latinoamérica, Brasil será la que vea mayor número de movilizaciones.

Los países protagonistas de la primavera árabe, como Egipto, Túnez o Maruecos, también tendrán sus manifestaciones. Israel tampoco se libra: las localidades de Tel Aviv, Jerusalén y Haifa tendrán su ración de indignación.

Centenares de personas

‘toman la bolsa’ en España en apoyo

a la acampada frente a Wall Street

17/09/2011
Además de Madrid, han mostrado su apoyo a ‘Occupy Wall Street’, las asambleas de Valencia, Bilbao, Barcelona, Santander y Las Palmas.

Las protestas se han sucedido en ciudades de todo el mundo contra lo que denominan “golpe de Estado” de los mercados financieros.

Tomalabolsa 300x136 Centenares de personas toman la bolsa en España en apoyo a la acampada frente a Wall Street
Kaos. Que la crisis la paguen los ricos
 | Agencias

Más de un centenar de personas, convocadas por los indignados del  15-M, se concentran desde este mediodía en las inmediaciones de la Bolsa de Madrid  para protestar por lo que denominan “golpe de Estado” de los mercados financieros, sumándose así a la iniciativa Occupy Wall Street.

Con su presencia, los asistentes responden a la convocatoria del Grupo de Trabajo de Economía de Sol, uno de los grupos creados por los ‘indignados’ del movimiento 15-M, que llamaron a los ciudadanos a concentrarse este sábado frente a la sede de la Bolsa de Madrid tras conocer la iniciativa norteamericana de acampar junto a  Wall Street.

Los ‘indignados’ de Nueva York acampan este sábado  frente a la Bolsa de esta ciudad  para demandar una economía al servicio de las personas, la regulación de los mercados financieros, la limitación de su influencia sobre la vida política, la creación de una banca pública y un reparto equitativo y justo de la riqueza.

Estas personas han enfocado esta jornada, bautizada como ‘Toma la Bolsa’, no como una acampada, sino, tal y como una de las integrantes del grupo de Economía del 15-M, como “un foro social de aprendizaje y de reivindicación” con  ponencias  de profesores y expertos críticos con el actual sistema financiero.

Dispositivo policial

Este foro ha comenzado a desarrollarse cerca de la Bolsa, y no en las escaleras y en la plaza por la que se accede al edificio, tal y como pretendían los ‘indignados’, ya que  la Policía no se lo ha permitido, aunque sí les ha dejado colocarse en uno de sus laterales junto al Paseo del Prado.

Ya allí, han coreado consignas como “FMI, déjanos vivir”, “Dictadura de los mercados” y otras que repiten habitualmente como “Vuestra crisis no la pagamos” o “Que no, que nos representan“.

Más tarde, uno de los miembros del 15-M de Sol, megáfono en mano, ha pedido a los asistentes que  escribieran en unas bolsas de papel  que les han entregado lo que pensaban sobre los mercados financieros y algunos han decidido ponérselas en la cabeza.

Y lo que piensan se resume en premisas como éstas:  “La Bolsa o la vida”, “Cuidado con la cartera, estás en la Bolsa“, “Bancos sí; públicos y para sentarse”, “Somos personas, no índices bursátiles” o “Nadie les ha votado. Dejen de acosar y manipular nuestra democracia”.

Hemos tomado la bolsa“, ha gritado por un megáfono uno de los ‘indignados’ para abrir la jornada, precedida por una gran pizarra que decía: “17-S. Toma la Bolsa. No al golpe de Estado de los Mercados Financieros“.

Detrás, otros hacían rodar una gran moneda de un euro, denunciando así también la “especulación” bursátil.

Durante esta jornada reivindicativa se expondrán ponencias sobre “el funcionamiento de la Bolsa y los derivados financieros. El hambre y la especulación“, sobre la economía real y la especulativa, los paraísos fiscales, los oligopolios y la crisis energética.

Además de estas charlas, también se planearon distintas acciones simbólicas para poner de manifiesto el “sometimiento de la población a la dictadura de los mercados financieros  con la connivencia de los representantes políticos”.

En todo el mundo

También se han previsto conexiones en directo con el resto de ciudades que hoy participaran en esta jornada. A la iniciativa de Nueva York se han sumado  ciudades  como San Francisco, Los Ángeles, Seattle, Toronto, Atenas, Berlín, Frankfurt, Stuttgart, Lisboa, Milán, Tel-Aviv y Viena.

Y en España, además de los ‘indignados’ de Madrid, han mostrado su apoyo a “Occupy Wall Street”, las asambleas de Valencia, Bilbao, Barcelona, Santander y Las Palmas.

Tres años de crisis, tres meses de indignación

04/09/2011

Josep Maria Antentas yEsther Vivas / Público (ed. Catalunya)

presente de lucha1 300x167 Tres años de crisis, tres meses de indignación

Nos acercamos al tercer aniversario de la quiebra de Lehman Brothers y del estallido formal de la crisis, “una racionalización irracional de un sistema irracional” como nos recuerda el geógrafo David Harvey.

En el momento del crack del sistema financiero, los dueños del mundo vivieron un breve momento de pánico alarmados por la magnitud de una crisis que no habían previsto, por su falta de instrumentos teóricos para comprenderla y por el temor a una fuerte reacción social.

Llegaron entonces las vacías proclamas de “refundación del capitalismo” y los falsos mea culpa que se fueron evaporando, una vez apuntalado el sistema financiero y en ausencia de una explosión social.

Se entró así en una nueva fase en la que, con la crisis y el déficit como pretexto, las políticas aplicadas en el conjunto de la Unión Europea han buscado recortar los derechos sociales, infligir una derrota histórica a los trabajadores y reforzar los mecanismos de dominación de clase.

Para los poderes económicos las regulaciones sociales que aún existen en el viejo continente son un freno para la competitividad internacional de la economía europea y un molesto peso en la espalda del que se quieren deshacer.

Las medidas del gobierno Zapatero desde mayo de 2010 y los recortes del gobierno de Mas, en Cataluña, el “gobierno de los mejores” (con las tijeras), se inscriben plenamente en esta dinámica general.

Llegaremos al tercer aniversario de la crisis con una sensación ambivalente.

Por un lado, tenemos la cruel constatación de la magnitud de la tragedia y los graves efectos sociales de un descalabro económico que, lejos de haber quedado atrás, amenaza con agravarse con la aceleración de las turbulencias financieras internacionales, en un contexto donde las clases dominantes manifiestan una virulenta determinación por hacernos pagar a todos el coste de su crisis.

Por otro lado, sin embargo, llegamos a este punto con la alentadora evidencia de que, finalmente, la revuelta social contra un estado de cosas intolerable ha comenzado.

Efectivamente, si el movimiento del 15M ha transmitido algún mensaje, éste es el de la esperanza, ante el desánimo y el pesimismo, en la capacidad colectiva de cambiar las cosas y de poder ser sujetos activos, y no meros objetos pasivos de las necesidades del capital y su lógica del beneficio y la competencia. La indignación es, precisamente, como señalaba Daniel Bensaïd, “lo contrario del hábito y la resignación”.

La esperanza que el movimiento ha traído a aquellos que quieren “cambiar el mundo de base” es directamente proporcional a la inquietud que ha generado en los grupos dominantes de la sociedad, abruptamente interpelados por un nuevo actor que desafía su monopolio sobre los asuntos colectivos y la vida pública y cuestiona las definiciones oficiales de la crisis, que presentan una visión unilateral e interesada.

El 15M y la política dominante representan dos lógicas diferentes, irreconciliables. Por un lado, la aspiración a la justicia social y a una democracia real en el sentido más amplio del término, es decir, a la capacidad de decidir sobre el propio destino.

Por otro lado, los dictados de los intereses empresariales y el imperio del beneficio privado.

Ambas marcan dos hojas de ruta antagónicas para nuestra sociedad. Nuestro futuro será muy diferente en función de qué prevalezca.

En sus tres meses de existencia, el movimiento ha significado un fuerte proceso de politización de la sociedad, de reinterés por los asuntos colectivos y de reocupación social de un espacio público usurpado cotidianamente por los intereses privados.

Ha significado un aprendizaje colectivo del ejercicio de la democracia y la autoorganización.

Nos ha enseñado a comenzar a “aprender a desaprender” para deshacernos de las ideas hegemónicas sobre la realidad y ha contribuido a difundir un “sentido común alternativo”.

La marea de indignación movilizada no ha alcanzado todavía suficiente fuerza para detener las políticas en marcha, si bien ha logrado algunas victorias concretas, aunque defensivas, importantes como la parálisis de muchos desahucios y el debilitamiento de la aplicación de las ordenanzas del civismo.

Todo ello, no es un mal balance para un movimiento que, guste o no, está apenas empezando a demostrar lo que es capaz.

INDIGRAFIAS. Los Indignados vistos por los Indignados


INDIGRAFIAS.

Los Indignados vistos por los Indignados

(Siguenos en Facebook. facebook.com/​pages/​Ruido-Photo/​142069922505944)

Este proyecto ha sido realizado con las fotografà as de 79 personas.

Fotógrafos profesionales, aficionados, manifestantes o simples testigos, que han querido aportar su visión del movimiento que conocemos como 15M.

Un movimiento que desde el pasado 15 de Mayo se ha tomado las calles de España, ha acampado en sus plazas, ha montado asambleas en sus barrios y se replica en decenas de paà ses del mundo.

Se escuchan consignas tan diversas como sus integrantes, “No nos representan”, “Democracia real Ya”, “No es crisis, es estafa” o “No hay pan para tanto chorizo”, dibujando un movimiento que se planta ante los excesos del poder económico, el paro, la corrupción o la hipocresà a de los políticos.

El 15M ha encontrado en su diversidad su fuerza. Sin là deres unitarios, sin Mesà as. Sólo gente que observa, escucha, habla y, algunas veces, toma fotos.

Una asamblea de imágenes, una mirada construida por la diversidad de miradas.

Estos son los indignados vistos por los indignados.

Esto es Indigrafà as.

http://vimeo.com/25428198

Este video ha sido realizado gracias a todos los participantes, a la Acampada de Barcelona, Madrid, Quito, San Salvador y tantas otras, Photographic Social Visión, Piel de Foto, Óscar P Gironés y todos los amigos que siempre nos acompañan en nuestros proyectos.

 

CAMPAÑA de BOICOT a la BANCA y contra la USURA Les vamos a dar @dondemaslesduele hasta que nos escuchen


         CAMPAÑA

de BOICOT a la BANCA 

CONTRA LOS BUITRES Y LA USURA

#nolescompres #noconmidinero #BOICOTalaUSURA

             OPINA Y VOTA

Según vayáis añadiendo productos o propuestas iremos modificando o añadiendo más encuestas

Gracias de antemano por la colaboración

     ¿Hartos de ver y padecer como la vida sube, los sueldos se estancan o no crecen al mismo nivel, como los gobiernos son chantajeados por la patronal con convenios abusivos para crear empleo?¿Hartos de ver que aunque seamos más hay una minoría que chantajea y hace leyes en su beneficio, y siempre somos los ciudadanos de a pie los perjudicados, estafados, esclavizados…?

Vista en 15ovlc

Que salimos a la calle, nos quejamos. Que lo podemos decir más alto pero no más claro, que no somos mercancía en manos de políticos y banqueros.
Que no somos muñecos en manos del capitalista.

Vista en 15ovlc

Y esto ya gritado por muchas voces el Sábado 15 de Octubre, día de la historia que será conocido, por lo menos entre los ciudadanos de a pie de todo el mundo, como el día mundial de la dignidad humana, el día de la global revolution.

Hasta
ahora
oyeron
nuestra
voces,
pero
no las

escucharon.
La banca sigue haciendo de las suyas.
En el aire la dación en pago, faltan banqueros en la cárcel y la devolución de lo robado, falta que contribuyan como es debido a esta crisis provocada por ellos.

Y a río revuelto ganancias de pescadores, y todos se suben al carro del chantaje, o la estafa mejor organizada. Reducir el estado de bienestar y encima pretender hacernos creer que es por nuestro bien. Privatizar, introducir el copago, “repago”, y como no hay empleo fomentar este de la única manera que atrae a los buitres: recortando derechos de los trabajadores.

Lo que se reduce y resume en definitiva, en el recorte de nuestros derechos por todos los lados. A eso le sumamos el pésimo estado de los bolsillos de los ciudadanos, que han tenido que recurrir para seguir pagando o viviendo a la usura más descarada, a los buitres que acechan como citibank. Minicréditos que asfixia al que cae en sus redes, con intereses abusivos, comisiones, etc.

¿Y qué hacemos, nos seguimos quejando? Por supuesto, pero creo que además de eso es mejor pasar a la acción, decir: ¡basta! De la única manera que escuchan, y es tocando sus bolsillos.

Es decirles que con nosotros todo y sin nosotros nada.

Cooperación sí, abuso y chantaje no.

Está en nuestra mano hacer crecer más a estos buitres, hacerlos más ricos mientras nos vuelven más pobres, o iniciar el reparto justo. El que quiera crecer que lo haga repartiendo.

Boicot a la banca, a las empresas, multinacionales, y en definitiva a todo aquel que se enriquezca esclavizando a sus trabajadores, tenga precios, servicios o comisiones abusivas, sin repartir.

Tú compras, tú usas, tú decides.

Potenciar con nuestra compra, uso de servicios, etc.. a todo aquel que no explote, que cuide a sus trabajadores: buena relación salario, horarios, condiciones…

Potenciar a todo aquel que más beneficios reparta, que tenga buenas condiciones laborales para sus empleados, rebajando precios de productos, servicios, sin rebajar la calidad, es decir: menos “pa la saca” potenciando esto ganamos todos y boicot al que no lo cumpla.

No acudir a la usura de buitres como Citibank, etc..

Y a la banca, o hacen ellos algo, o les obligan a hacerlo, pero como es debido, o prescindamos de ella en la medida de nuestras posibilidades.

No somos hormigas, pero ya que nos pisan como si lo fuéramos, deberíamos ser y actuar, ya que somos más, como hormigas y no como borregos.

Las hormigas trabajan en equipo, se apoyan unas a otras en un trabajo en equipo de lo más laborioso y coordinado, por el bien de la comunidad.

Seamos y actuemos como comunidad, porque solos somos un grano de arena en el desierto, pero juntos formamos ese desierto, o una playa paradisiaca que me gusta más. Aunque en realidad juntos formamos más que eso, juntos podemos formar el mundo que queremos, más justo, repartido y como no, ecológico.

Comenta esta entrada, aporta ideas o nombra a quien hacer boicot. Cuando lo noten en los bolsillos es cuando nos escucharán realmente.

Cuando hablas con la codicia, la avaricia, sólo hay una forma de que te escuche, y es cortándole el grifo de donde beben.

Lo dicho, apoyemos con nuestras compras, utilización de sus servicios, etc… al que contribuya al reparto justo.
Boicoteemos al que estafe, esclavice…

¿Hacemos la lista?

LA LISTA DE NOMINADOS SON: la lista está en proceso… ayuda en comentarios

fuente elpoetadistraido

#NoLesCompres, el día que el pueblo tomó consciencia de su poder

de WEB DE PROMOCIÓN ALTERNATIVA

#NoLesCompres, el día que el pueblo tomó consciencia de su poder

Hay un gran movimiento con #nolesvotes, es interesante ver cómo la crisis política ha despertado al ciudadano medio y, aunque la idea todavía se propague casi exclusivamente a través de Internet, ha llegado bastante lejos y no me cabe duda de que, si no cunde el desánimo ante unas expectativas incumplidas para las autonómicas, puede llegar a tener un impacto notable en las generales.

Se dice que un pueblo tiene los gobernantes que se merece,

tan cierto es como que el pueblo los elige, cosa no del todo cierta, puesto que la elección viene ya limitada y condicionada por el sistema.
Lo que es innegable es que el poder democrático actual se manifiesta en el voto, que se realiza cada cuatro años, y la forma de influir en el sistema, al margen de manifestaciones y otras demostraciones de descontento, la forma de realmente hacer algo es con el voto, la herramienta más útil que tienen los ciudadanos para realmente poder influir en el sistema.

Sin embargo hay un voto más sutil, que puede tal vez pasar desapercibido con mayor facilidad.

Se trata del voto que se realiza con cualquier compra, no con papeletas, sino con billetes, un voto en el que no todos somos iguales, puesto que no todos poseemos el mismo poder adquisitivo, pero un voto que a efectos prácticos puede tener mucha más fuerza y que determina en más ámbitos y en mayor profundidad el devenir del mundo.
Y sobre esto quería llamar la atención en este mensaje, sobre cómo votamos con cada compra y cómo eso influye en las vidas de todos.
Tal vez no nos parezca bien las ideas que propone César Alierta, o nos resulte graciosa la pronunciación deEmilio Botín, podemos pensar que el sueldo que tiene un futbolista no se corresponde con el bien que hace por la sociedad,
pero lo cierto es que esto es así porque lo pagamos todos, es la gente la que decide ser consumidores de lo que nos ofrecen y les da su dinero, ellos simplemente lo reciben y, seamos sinceros, ¿quién no lo haría?
El que está fallando aquí, quien no está comportándose con la responsabilidad que exige su situación, es precisamente el más interesado en que la situación se arregle, el más débil, el consumidor, todos nosotros y lo más probable es que eso te incluya, amigo lector.

Por esto, los consumidores deben tomar consciencia de su responsabilidad y actuar en consecuencia. Con las compras fomentan o dificultan muchas cosas, aunque podemos centrarnos en tres principales:

  • Servicios y productos, que preferimos frente a sus competidores o frente a otras alternativas que compitan de manera más indirecta. Si en España hay una alta concentración de bares por habitante es porque hay clientela, si no, tendrían que cerrar.
  • Si estuvieran tan organizados como otros colectivos a la hora de hacer presión sobre los políticos podríamos asistir a una especie de ley seca, por la que sólo se pudieran consumir bebidas alcohólicas en los bares.
  • Actitudes de empresas, al preferirlas sobre su competencia. Si el telemárketing se hace es porque funciona, de lo contrario sería una pérdida de dinero absurda que el empresario cortaría antes o después, dependiendo de lo despierto que sea.
  • Uno de los casos tal vez más relevantes sean las multinacionales que tienen fábricas en las que trabajan niños, lo que suele ser escandaloso en el momento de conocerse, pero no por ello parece cesar.
  • Regiones geográficas, desde las más pequeñas a las más grandes. China crece por sus exportaciones, y los agricultores españoles se ven perjudicados por la oferta más barata procedente de otras regiones.
  • Con esto se está apoyando que en China continúe la explotación, y se le está dando un mensaje claro al agricultor para que monte un bar.
También es necesario, por supuesto, que los consumidores estén informados y puedan estarlo, que la información tenga libre acceso, etc.
Es ahí donde la función de Internet no debe ser subestimada ni olvidada y se debe defender la libertad de expresión y el acceso a la información, algo por lo que Anonymous lucha y ha de seguir luchando, porque todavía quedan muchas trabas para esto y parece que cada vez se quieren poner más, aunque algunos crean que son un grupo de chavales que quieren descargar multimedia de Internet.
No vivimos en una época en que la gente se dé al consumismo más desatado, por lo que puede parecer que la idea es completamente estéril.
Pero es justo lo contrario, por el bajo consumo actual el impacto de la idea es mayor. Es el momento de tomar consciencia del poder que tiene el pueblo y de ejercerlo, a diario y con responsabilidad.
Si crees que hay empresas que no están comportándose como deberían, no uses sus productos o servicios, mantén una actitud crítica a la hora de emplear el dinero y fomenta que otros hagan lo mismo.
Es el momento de #nolescompres.

Nota: A modo de curiosidad, esto es lo que estaba pensando cuando he encontrado que no soy el primero en pensarlo, #nolescompres ya existe desde hace un tiempo, breve, pero relevante y fructífero, lo que ha hecho que me decida a escribir esta entrada.

Publicado por Ksjetd en 13:40  

 

Les vamos a dar donde más les duele. 
Primero un banco, 
luego una multinacional y así sucesivamente hasta que nos oigan.
Hasta hace unos días nuestra única arma era la palabra, 
pero esta bajada de pantalones de los gobiernos plegándose 
a la voluntad de aquellos que nos han llevado a esta situación 
es el colmo que rebosa el vaso de la paciencia.
El pueblo está harto de pagar la factura de los bancos y las consecuencias de su derroche.
Lo único que está dejando claro los manuscritos wikilealkianos 
es que estamos gobernados por una banda de sinverguenzas sin escrúpulos, 
maestros de la hipocresía y magos en el escamoteo y el escape,
que no tienen ningún tipo de escrúpulos para utilizar al pueblo y a los gobiernos en su propio beneficio.
Venderían a su familia y a su patria por un buen negocio. 
Aquí vale ya de todo y aquí ya no pasa nada, de nada.
Da igual que salgan evidencias de escándalos de corrupción o de apaños de cualquier tipo,
pasan olímpicamente de la opinión pública.
Da igual todo lo que prometieron para ganar unas putas elecciones 
porque se lo pasan por donde todos sabemos.
Da igual que los pillen en contradicciones, 
la “res pública” por lo que se vé, está por encima del bien y del mal 
y aquí nadie paga las consecuencias de sus actuaciones.
Parece que nadie se percata 
de que el estado y los políticos están al servicio de los ciudadanos y no al contrario.
Pero se acabó. 
Si el sistema no nos quiere oir por las buenas, nos oirá por las malas. 
Dándole donde más les duele.En su puta economía de mercado.
Pongámonos de acuerdo, y boicotemos primero un banco, luego una multinacional y así sucesivamente, 
hasta que nos tomen en consideración y gobiernen pensando también en la gente y no solo en ellos.
No hay derecho, que habiendo riqueza de sobra en este mundo para todos, 
por culpa de la avaricia de unos pocos, 
estemos una gran mayoría viviendo en condiciones precarias.
Yo crecí con la ilusión imaginaria, que nos metieron en la cabeza esta pandilla de farsantes, 
de que con las nuevas tecnologías habría más tiempo libre para los trabajadores a igualdad de salario.
Pero ya nos podrían llover todo tipo de bienes del cielo, que estos hijos de Satán, 
se las ingeniarían para terminar acaparando todo y vendernos unas migajas de lo suyo a precio de oro.
Insisto, este orden de cosas, esta idioticracia de democracia, 
está podrida hasta los tuétanos por unos elementos subversivos 
que no dejan de especular 
con nuestra hacienda particular y nuestra riqueza nacional a costa de lo que sea.
En vuestra manos está la decisión de coger el toro por los cuernos. 
Ellos solo ven consumidores mansos.
Seamos consumidores pero rebeldes. 
Decid no a equis productos, hasta llevar a la quiebra a quién sea y como sea.
Ya veremos si nos toman o no en cuenta 
cuando esas empresas empiecen a presionar a los gobiernos 
para no verse arruinadas.
Podrán obligarnos a muchas cosas, pero no a consumir aquello que no deseemos.
                     Escrito por Armak de Odelot  

           OPINA Y VOTA

Según vayáis añadiendo productos o propuestas iremos modificando o añadiendo más encuestas

Gracias de antemano por la colaboración

Análisis estadístico del movimiento 15M: ¿Cuántos y quiénes se han manifestado?


Análisis estadístico del movimiento 15M: ¿Cuántos y quiénes se han manifestado?

http://www.wikio.es
La publicación del avance del último barómetro del CIS permite realizar un análisis estadístico serio sobre la evolución de las manifestaciones durante el último año, marcadas por el 15M.

Empiezo por el resumen de las conclusiones a las que he llegado:

  • Fuera de toda incertidumbre estadística (99,91%), la cantidad de manifestantes en 2011 ha aumentado.
  • Como mínimo ~2,2 millones de manifestantes (± 62.000) se pueden atribuir al 15M, si bien pueden haber llegado hasta un máximo de ~7,4 millones. El margen es tan grande porque en esa horquilla entran los que han participado en alguna manifestación, que puede ser del 15M o no.
  • La participación por clases sociales, en orden de mayor a menor involucración, ha sido: las nuevas clases medias (+7.9%), las clases altas (+7%), los obreros no cualificados (+4.9%) y obreros cualificados (+3.2%).
  • Todos esos grupos sociales han participado con muy alta seguridad estadística. Las viejas clases medias son las únicas que, aunque parecen haberse involucrado (+2.5%), están en el límite del error estadístico.
Y ahora el análisis para quien le interese algo más de detalles.

¿Cuántos?

Una de las preguntas en las encuestas es “Ha participado en alguna manifestación…” y de entre las respuestas posibles, una de ellas es “Sí, en el último año”.
Pues bien, revisando el archivo de datos históricos, he visto que lamentablemente no todos los meses entraba esta pregunta, por lo que no puedo analizar cada una de las convocatorias ocurridas en 2011.
Pero sí que se repitió justo antes del comienzo del 15M (en abril de 2011) y en otras dos ocasiones en 2009 y 2008. Este es el porcentaje marginal (con respecto a toda la población) que ha salido a manifestarse en “el último año” a lo largo de los últimos años:
Los intervalos de confianza son de 2sigmas (95%) que según las fichas de las encuestas se corresponden a un ±2%.
Se puede ver claramente un crecimiento desde abril de 2011, que indica que desde mayo hasta octubre, el porcentaje de manifestantes creció de 11.1% a 15.8%.
Hacemos ahora la hipótesis de que ese crecimiento se debe a las manifestaciones del llamado movimiento 15M. Aunque esto no puede ser más que una hipótesis, parece más que razonable para cualquiera que haya seguido la actualidad de nuestro país.
Por lo tanto, tenemos que en el período que va desde mayo hasta octubre se manifestaron 15.8%-11.1%=4.7% de españoles que NO lo habían hecho antes de abril. Como cada porcentaje tenía una desviación estándar del 1%, esta diferencia tiene una incertidumbre de 1.41% (=sqrt(var(x1)+var(x2)) ).
Eso representa una “seguridad” estadística (medida como la chi2cdf) de un 99.914%, es decir: que estamos muy seguros de que en estos meses algo ha pasado que ha cambiado el número típico de gente que salía a manifestarse. Vale, esto parecía obvio pero no está de más verificarlo con encuestas 😉
En número de manifestantes, ese 4.7% representa aproximadamente 2.209.000 ± 62.000 (95%) personas.
Ese es el mínimo de manifestantes que se pueden asociar al 15M. Ahora bien, existen entre 5 y 6 millones de personas que todos los años acudían a manifestaciones, así que no podemos distinguir cuantos de ellos participaron también en las del 15M.
Por lo tanto la horquilla de posibles manifestantes queda entre el mínimo de 2.2 millones hasta el total de 7.4 millones que afirman haber ido a alguna durante el último año.
¿Quiénes?

Esto es lo más interesante: ¿qué clases sociales se han visto más involucradas en las manifestaciones?
Si comparamos el porcentaje de manifestantes en abril y en octubre de 2011, desagregados por clases sociales, podemos ver lo siguiente:

Lo primero que llama la atención es que sube en todos los grupos. Es decir, no parece que el 15M haya pasado desapercibido para nadie.
Lo segundo interesante es que, a mayor estatus social, más porcentaje de manifestantes. Una razón obvia que explica esta aparente paradoja es que, quien sufre peores horarios de trabajo tiene menos opciones (o simplemente ganas) de salir a la calle a manifestarse.
Una explicación alternativa, tal vez complementaria, sea la falta de información, debido al carácter distribuido (por Internet) de las convocatorias.
Sin embargo, no hay que dejarse engañar por esas aparentes subidas de la gráfica: ¡cada una tiene su incertidumbre estadística! Así que voy a predicar con el ejemplo (que luego me quejo de los demás) y, teniendo en cuenta la sigma de un 1% para cada uno de los porcentajes anteriores (dato sacado de las fichas del CIS), podemos calcular los incrementos de manifestantes en este año. Igual que antes, la sigma en este caso es de 1.41%:
Aquí podemos ver claramente que los que más se han manifestado son las clases altas y las más bajas, quedando las medias-bajas (obreros cualificados y viejas clases medias) un poco más al margen.
Espero que con este análisis se le pueda poner por fin una “cara”, y un valor cuantitativo fiable, al enorme espectro social que ha estado detrás de los movimientos 15M en España. Sentíos libres de difundir esta información tanto como queráis

El bestial asesinato del presidente Gadafi y la lucha mundial contra el capitalismo


El bestial asesinato del presidente Gadafi y la lucha mundial contra el capitalismo
Dos temas: la muerte brutal del heroico presidente Muamar al-Gadafi y la batalla mundial contra el capitalismo, la guerra, el imperialismo, el cambio climático, la globalización, la pobreza y más.
Carlos Rivero Collado | Para Kaos en la Red | 21-10-2011
www.kaosenlared.net/noticia/bestial-asesinato-presidente-gadafi-lucha-mundial-contra-capitalismo
En este vídeo se ve que el presidente Gadafi está vivo y que los asesinos mercenarios del Imperio y la OTAN lo están matando a golpes.1-. La muerte de un héroe

Concluido mi artículo de esta semana, que comienza a partir del próximo acápite, se produce la noticia de la muerte del presidente Muamar Mohamed Abu Minyar al-Gadafi, a la que le voy a dedicar un breve comentario ya que todo esto está aún un poco confuso.

La captura del presidente Gadafi se produjo después de un bombardeo de aviones de Estados Unidos y Francia en las afueras de Sirte. Para proseguir, sin dudas, su heroica lucha, Gadafi se trasladaba de un lugar a otro en un convoy de quince camiones ligeros, algunos con ametralladoras en la parte trasera.

El terrible ataque aéreo fue perpetrado en coordinación con los mercenarios de la OTAN porque éstos llegaron a la caravana de vehículos destruidos o dañados unos minutos después. En uno de ellos se hallaba Gadafi, según se cree, herido en la espalda y una pierna.

En los vídeos que hemos visto, Gadafi aparece vivo en manos de sus captores. Éstos comienzan, entonces, a dar gritos, a disparar sus armas al aire y a golpear al herido. Ciertamente, Gadafi aparece vivo al comienzo del vídeo, entonces éste se enrarece y casi no se puede ver mientras los asesinos gritan y descargan sus golpes, o tiros, sobre el prisionero.

Después aparece Gadafi visiblemente muerto, cubierto de sangre de pies a cabeza y con su uniforme militar y sus medallas destrozados, que es arrastrado por sus asesinos (NOTAescribí esto antes de ver, por supuesto, los vídeos que fueron puestos después de la publicación del artículo. Si los hubiera visto, este texto habría sido un poco distinto.

De todas formas ahí se ve bien a las claras como tiene la cabeza cubierta de sangre por los golpes que le dieron. Parece que lo mataron después de la golpiza con ese tiro que aparece en el pecho. Así actúan las hienas mercenarias del Imperio y sus secuaces.

Así ha actuado siempre el gobierno de Estados Unidos en los países que ha invadido y hasta en su propio pais, aunque los 3,000 asesinados por Bush y su camarilla el 11 de Septiembre no tuvieron una muerte tan lenta)

Nada más que una horda de animales salvajes al servicio incondicional del Imperio y sus lacayos podía haber hecho eso. Un Gadafi vivo y juzgado en La Haya por los delitos que se le achacan, reales o falsos, hubiera sido una victoria para el Imperio, sus cómplices y sus mercenarios, miembros muchos de ellos de Al Qaeda, la organización terrorista que el Imperio utilizó para perpetrar la masacre del 11 de Septiembre del 2001. Si las bestias actuaran sólo como los demás animales no serían bestias.

El haber peleado hasta el final y esa muerte salvaje, innecesaria, lo convierten en un gran mártir de la lucha mundial contra el imperialismo.

El presidente Gadafi pudo huir de su país hacia Argelia junto a su familia o pudo escapar a otros países, como Venezuela y Nicaragua, que le abrieron los brazos y le ofrecieron asilo. Si es cierto que tenía una fortuna fuera del país, podía haberla disfrutado el resto de su vida; pero decidió quedarse en su patria, de heroica historia milenaria, a pelear junto a su pueblo.

Regresó a su poblado natal, a su terruño, a pelear junto a su humilde pueblo, al lado de sus antiguos vecinos, en las mismas calles en las que había aprendido a caminar, en las que había ido a su primera escuela junto a sus amigos y compañeros de la niñez.

Más allá de los graves errores que pudiera haber cometido en sus 42 años en el poder, ha muerto peleando contra el imperialismo uno de los gobernantes de más coraje e integridad que ha dado el mundo moderno.

2-. The black mouse of The White House

Al hacer el informe oficial sobre la muerte del presidente Gadafi, Barack Obama se convirtió en el culpable principal de este magnicidio, y lo es porque el mártir nunca renunció a su cargo de Presidente de Libia.

Así lo vimos ayer por televisión, ante la Casa Blanca, en toda su inmensa, visible y palpablecobardía personal, anunciando, oficialmente, la muerte del héroe.

Quien jamás en su repuñetera vida –expresión cubana, o tal vez española, de exquisita alcurnia– ha estado ni a mil kilómetros de una guerra, ni siquiera de una riña personal, tiene la desvergüenza de hacer el resumen de una larga batalla en la que un héroe y miles de sus heroicos camaradas dieron la vida para defender a su patria de la agresión extranjera.

Escondido en su arcaica mansión de blancos colores, a más de seis mil kilómetros de Libia, protegido por las fuerzas terrestres, navales y aéreas del Imperio más poderoso y asesino de la historia, este cobarde se llena una vez más de infamia al hacerse responsable directo de esta barbarie.

Ni siquiera dedicó unas palabras para lamentar la muerte de miles de niños.

El viernes que viene, cuando se disipen un poco las sombras que aún cubren la batalla final del presidente Gadafi, escribiré algo más sobre todo esto.

Veamos ahora el artículo que tenía preparado para esta semana. Iba a incluir la crónica “Muere Mozart, genio de la paz” pero tendré que dejarla para otra ocasión, por respeto al tiempo y la paciencia del lector.

3-. La cuna de un gran movimiento mundial

Después de seis días es poco lo que se pueda decir que ya no se haya dicho sobre lo que sucedió en cientos de ciudades del mundo este sábado, 15 de Octubre. Sólo voy a hacer un breve análisis sobre este gran movimiento humano que trasciende las fronteras de los países y continentes.

Estas protestas que hoy abarcan los cuatro confines del mundo comenzaron con las masivas demostraciones de los pueblos de España el 15 de Mayo de este año, que fueron influenciadas por la grave crisis económica de Grecia del año pasado, provocada por la avaricia capitalista y los crímenes financieros; y, además, por los levantamientos populares en Egipto y Túnez, que produjeron la caída de gobiernos sometidos al imperialismo.

Cientos de miles de seres humanos –tal vez más de un millón– protestaron en decenas de ciudades de España. Esta formidable movida, la mayor del mundo, es un palpable rechazo al neo-liberalismo, la inútil monarquía borbónica y el seudo-socialismo del actual gobierno, cómplice de la masacre de Libia.

El grave dilema que hoy confronta España es que ya se vaticina el triunfo del Partido Popular en las elecciones generales de este 20 de noviembre, lo que le traerá al país el regreso de dirigentes como Aznar, el peor gobernante que han tenido las naciones que la fuerza y la geografía han unido en una sola nación.

Si desde mayo de este año, el movimiento de los Indignados se hubiera organizado como partido político, tal vez el resultado de las elecciones del mes que viene sería distinto.

El triunfo de los “populares” provocará que el movimiento Democracia Real Ya –DRY— aumente su fuerza a un nivel imprevisible y nadie debe descartar que la grave crisis económica de España y la presencia en el poder de un partido del que muchos afirman que fue cómplice directo de los auto-atentados terroristas del 11 de Marzo del 2004, pueda provocar el gran cambio que los pueblos de España esperan desde hace dos siglos.

4-. El fenómeno común

El fenómeno que tienen en común todas estas marchas es el convencimiento de todos los pueblos del mundo de que el sistema capitalista es indiferente a las necesidades del pueblo. Eso se ha visto con mayor claridad aquí en Estados Unidos donde el 1% de la población controla toda la vida financiera y económica del país.

Esa minúscula fracción fue la que creó las condiciones para que se produjera, hace tres años, la más grave crisis económica desde 1929, la cual tuvo graves repercusiones en la economía mundial. A pesar de los falsos anuncios de los voceros del capitalismo que dijeron el año pasado que ya la crisis había pasado, la realidad es todo lo opuesto: la crisis es hoy más aguda que en el 2,008.

5-. La peor tragedia de todos los tiempos

Esta protesta no es, como señala la prensa, “para que se elimine la influencia de los poderes financieros y económicos en el proceso político”.

Por supuesto que en las democracias capitalistas lo que dirige el proceso político es el dinero y hay que protestar contra eso, pero este movimiento de los pueblos del mundo va mucho más allá que esa grave falla de la seudo-democracia. La avaricia de las corporaciones es sólo una faceta de la lucha.

Al enfrentarnos a los males del capitalismo, debemos tener en cuenta que su mal supremoes el Efecto Invernadero, o sea que nuestra principal protesta debe ser contra el excesivocalentamiento global, provocado por la actividad humana, o sea por el uso desmedido de los combustibles fósiles, la tala indiscriminada de bosques, los grandes incendios forestales provocados por el aumento del calor, las guerras, las prácticas nocivas en la caza y la pesca y otros crímenes.

Decir capitalismo es decir cambio climático. La lucha contra uno está estrechamente unida a la lucha contra el otro porque sin el uno el otro no amenazaría la vida en nuestro planeta en un futuro relativamente cercano.

Se elimina al capitalismo o desaparece la vida animal y vegetal sobre la superficie terrestre en unos tres siglos. Tan sencillo como eso. En blanco y negro, sin metáforas. Esta es una trágica realidad a la que hay que entrarle con la manga al codo, como el carnicero a la res, como decía Martí.

Si tenemos en cuenta que formas primitivas de la especie que después sería la del ser humano comenzaron a separarse del simio hace unos tres millones y medio de años, tres siglos viene a ser menos de la milésima parte del 1% de ese tiempo. Aun si consideramos esto desde el origen del homo sapiens, digamos hace unos 60,000 años, tres siglos viene a ser la mitad del uno por ciento de ese tiempo histórico.

O sea que si no se resuelve esta gravísima cuestión ecológica y se buscan otras formas de energía, lo que le queda a esta civilización son unos pocos meses en la medida histórica.

Si lo analizamos desde que surgió este planeta hace unos 4,500 millones de años, lo que le queda a esta civilización de vida son unos pocos segundos geológicos.

Es por ello que la lucha contra el calentamiento global debe estar en la cumbre de todo este movimiento mundial y de la mejor forma en que se puede detener ese cambio climático es sustituyendo al sistema capitalista por otro que, por lo menos, se esfuerce en resolver la más grave crisis de todos los tiempos.

Los fracasos de las grandes conferencias ecologistas de Kioto, Copenhague y otras demuestran que los gobiernos capitalistas y medio capitalistas no van a hacer nada para detener la catástrofe y que hay que cambiar, más que a esos gobiernos, el sistema político-económico que los sostiene.

Soy de los que creen que la gran catástrofe ecológica es inevitable aun en el caso que las grandes potencias industriales fabriquen decenas de millones de automóviles que usen energía eléctrica, lo que en todo caso demoraría mucho tiempo y tendría que enfrentar la guerra de los poderosos y brutales intereses petroleros que dominan al Complejo Militar-Industrial-Terrorista.

¿Cómo se le puede decir a los países árabes y musulmanes que dejen de producir petróleo? ¿Van a comer arena?

¿Cómo se le puede decir a Venezuela que elimine su producción de petróleo? ¿Va a hundir en la miseria a veintinueve millones de seres humanos?

¿Cómo se le puede decir a Cuba que no busque petróleo después de más de medio siglo de criminal bloqueo económico del Imperio que le ha costado a nuestro pueblo casi 200,000 millones de dólares?

El exceso de energía que nos llega del sol y debe regresar al espacio sideral seguirá quedándose en la atmósfera terrestre y proseguirá el aumento del calor, y sus terribles efectos, como estamos viendo ahora con las inmensas inundaciones de Colombia y el inaudito tornado que, antier, destruyó cuadras enteras a unas pocas millas al noroeste de Miami.

6-. La prensa vendida y bandida

Los principales periódicos de Estados Unidos silenciaron la protesta mundial. Ni una simple nota apareció en la edición dominical de The New York Times, lo que sitúa a ese diario como un mercenario tan sometido al capital y al Imperio que es capaz de silenciar la noticia principal del día anterior, violando las normas básicas del periodismo.

El periódico que ha tenido como lema por más de un siglo y medio “All the news that fit to print” –Todas las noticias que se puedan imprimir– silenció la más importante.

Algo parecido puede decirse de los grandes diarios de las principales ciudades y de los noticieros radiales y televisivos de alcance nacional. Hasta ese grado de sometimiento al capital llegan estas corporaciones mediáticas para las que no existe el público que les da vida. Jamás en la historia del periodismo se ha visto tan insolente desvergüenza.

7-. Breve resumen de las protestas

(Basado en la información de Kaosenlared, el pasado domingo)

En Buenos Aires, miles de personas marcharon por la Calle Corrientes y otras avenidas de la gran ciudad, llegando, después, a la Acampada de Jujuy adonde una representación de decenas de miles de familias jujeñas reclaman justicia desde el mes pasado.

En México, más de 5,000 personas marcharon por el centro histórico de la capital, próximo al Zócalo. En otras muchas ciudades del país se produjeron encendidas protestas, sobre todo en Guadalajara, Puebla y Querétaro. En Ciudad Juárez, la urbe más violenta del mundo, víctima directa del altísimo consumo de drogas de Estados Unidos, decenas de personas desafiaron el terror combinado de las mafias, el ejército y la policía y marcharon por varias horas.

La policía disolvió una nutrida manifestación en Rabat, Marruecos.

En Santiago de Chile miles de personas marcharon por La Alameda y otras zonas de la ciudad. La protesta llegó a Valparaíso y otras ciudades.

Miles de heroicos judíos anti-sionistas recorrieron las calles de Tel Aviv, Jerusalén y Haifa, uniéndose a la protesta mundial.

En Lisboa, miles de manifestantes caminaron desde la Plaza Marqués de Pombal hasta el Parlamento de la República.

En Roma, hubo varios heridos entre los protestantes que avanzaban por el centro de la ciudad. La policía repele la nutrida manifestación usando gases lacrimógenos.

En Atenas, capital de uno de los países que ha sufrido con mayor rigor la crisis económica mundial del capitalismo –y que hoy paraliza al país con su heroica huelga– , el pueblo se manifestó frente al Parlamento.

En Australia, se fortalece el movimiento “Occupy Sydney”. Cientos de protestantes acamparon frente al Banco de la Reserva.

En Londres, miles de indignados protestaron ante la Catedral de San Pablo, situada en el centro financiero. La policía evitó que los manifestantes llegasena la Bolsa de Valores.

Cientos de irlandeses protestaron en Dublín, frente al Banco Central Irlandés.

En París hubo una ruidosa manifestación de cientos de personas frente al histórico Hotel de Ville.

En Lisboa, decenas de manifestantes protestaron frente a las oficinas del Partido Seudo-Socialista. Una joven tenía una pancarta que decía: “Fuera de aquí el hambre, la miseria y el Fondo Monetario Internacional”. Algunos coreaban: “España, Grecia, Irlanda y Portugal, nuestra lucha es internacional”.

En Varsovia cientos de jóvenes se manifestaron por las calles.

En Colonia, Berlín y Munich miles de personas protestaron contra el Deutsche Bank y el gobierno de Angela Merkel, cómplice de las masacres del Oriente Medio y Libia, y de los excesos de las corporaciones financieras.

En Amsterdam, cientos de manifestantes marcharon frente a la Plaza de la Bolsa “contra el poder de los bancos, la codicia y el fracaso de la política” (o sea de la política dominada por el poder del dinero, una de las características más típicas del capitalismo).

En Zurich y Ginebra cientos de ciudadanos suizos protestaron frente a los bancos y las oficinas de Naciones Unidas.

En SingapurManila, Yakarta y Hong Kong miles de personas se manifestaron contra los poderes capitalistas y la crisis económica mundial.

En Seúl, alrededor de unos 50 manifestantes se reunieron en el centro y el distrito financiero de la capital de Corea del Sur.

Y así, en muchas otras ciudades del mundo, los pueblos protestaron contra las injusticias del capitalismo, la amenaza del calentamiento global y los crímenes del imperialismo.

En Estados Unidos, decenas de miles de personas marcharon en más de cien ciudades del país, de Boston a Los Angeles y de Miami a Seattle. La mayor protesta fue, por supuesto, en Nueva York, cuna de Occupy Wall Street. Hubo cientos de arrestos.

Antier, miércoles 19, decenas de miles de personas marcharon por las calles de Los Angeles, después que las distintas organizaciones que defienden a los inmigrantes ilegales se unieran a la protesta. Se cree que haya más de 12.000,000 de inmigrantes “ilegales, en este país.

Por supuesto que los ilegales en la Florida son los descendientes de quienes se la robaron a España en 1818, así como los ilegales en California, Texas y otros Estados del oeste y el suroeste del país son los descendientes de quienes le robaron ese inmenso territorio a México, de 1836 a 1848, asesinando a más de cincuenta mil mejicanos y provocando la muerte de siete mil estadounidenses.

Ésa es una realidad histórica incuestionable de la que volveremos a hablar otro viernes cualquiera 

La paradoja con los indignados


La paradoja con los indignados

Coutrot señala que el movimiento de los indignados es a la vez poderoso y peligroso para las elites, porque reposa sobre la ideología oficial de las elites. Y afirma que lo novedoso es la crítica radical a la representación política.

Entrevistas | Thomas Coutrot | 21-10-2011 |

Desde París

Hace diez años, Bin Laden y su socio carnal, el ex presidente norteamericano George W. Bush, globalizaron el terrorismo de masa y la represión a escala mundial.

El Plan Cóndor aplicado al universo.

Exactamente una década después, el movimiento de los indignados globalizó la protesta social y el hartazgo ante un modelo de depredación social, de abuso y de consumo cuyo control está reservado a una elite violenta e impune.

Las protestas que sacaron a la calle a decenas de miles de personas en el mundo vienen a darle cuerpo a una corriente moral y política cuyos precursores llevan años proponiendo modelos alternativos al sistema de destrucción neoliberal.

Si Sthéphane Hessel y su libro Indígnense logró aunar a un planeta indignado, hay autores cuyos ensayos ya contenían muchas de las consignas que ahora se escuchan en las calles del mundo.

El economista francés Thomas Coutrot es uno de ellos.

En 2005 publicó un libro que está en el corazón de la crítica formulada por los indignados: Democracia contra capitalismo. En 2010 salió otra obra que representa muy bien la esencia de lo que los indignados reclaman en París, Londres, Nueva York, San Pablo, Tel Aviv o Berlín:

Terrenos para un mundo posible: volver a darle raíces a la democracia. Economista y estadístico, vicepresidente de la ong Attac desde 2009, miembro de la Red de alerta sobre las desigualdades, Thomas Coutrot rescata un hecho central en la emergencia de esta revuelta globalizada: ante el agotamiento del modelo capitalista y neoliberal y el descrédito de los dirigentes políticos, los pueblos salen a la calle y encarnan así una suerte de retorno a la raíz de la democracia.

Para Coutrot, la sublevación del mundo occidental no hubiese sido posible sin las revoluciones árabes que las precedieron.

–Para usted, el movimiento de los indignados significa un retorno a las fuentes de la democracia. Pero hasta ahora los responsables políticos del planeta hacen oídos sordos a los reclamos de este movimiento mundial.

–El retorno a las fuentes de la democracia significa la intervención del pueblo.

Es entonces casi normal que los dirigentes políticos se hagan los sordos porque no están de acuerdo con ello. Consideran que son los representantes del pueblo y que, por consiguiente, les corresponde a ellos gestionar los asuntos del pueblo.

De hecho, los dirigentes políticos no quieren ver que en el movimiento actual hay una crítica fundamental contra el sistema tal y como funciona hoy.

Será necesario mucho tiempo y mucho trabajo para que la clase política acepte ver que su papel ha sido puesto en tela de juicio. Por eso, lo esencial de todo esto no está tanto en la crítica al sistema financiero. Esto no es nuevo.

Lo novedoso está precisamente en la crítica radical de la representación política, ese grito mundial que dice “¡ustedes no nos representan!”.

La gente está diciendo: no es porque votamos por ustedes que van a hacer lo que les da la gana entre dos elecciones en contra de nuestra opinión.

Esa es la innovación fundamental. El reclamo de un retorno a las fuentes de la democracia, a la democracia real, es histórico.

–Muchos analistas critican a los indignados porque carecen de líderes visibles. Ese no es su análisis.

–No, desde luego. Hay que ver esto desde una perspectiva histórica.

Estamos recién al comienzo de una crisis muy profunda, una crisis a la vez del sistema capitalista y, más fundamentalmente, del modo de civilización y del llamado capitalismo parlamentario.

Este capitalismo parlamentario está en una fase terminal y el movimiento de los indignados, que tiene resonancia mundial, es uno de los primeros signos que la sociedad está emitiendo.

Las sociedades humanas están trabajando, creando alternativas para un modelo democrático que está agotado.

No se trata entonces de un movimiento coyuntural que se vaya a apagar así nomás, o que se calmará con la próxima reactivación económica. Hay que verlo en una perspectiva más amplia, es decir, cara a los próximos diez años.

–Esto equivale a decir que la reprobación actual va más allá del confort y de un hipotético crecimiento recuperado o de la recuperación de la actividad económica.

–Sí, desde luego. Vemos muy bien que lo que está en tela de juicio es mucho más fundamental que la dominación de la finanza y que la misma dominación de la clase política.

Lo que está en tela de juicio es un modo de desarrollo basado en el enriquecimiento permanente y el crecimiento constante, independientemente de toda finalidad humana.

Por eso creo que este movimiento, que explota en plena crisis del modelo democrático, está llamado a madurar en los próximos años.

–Lo que vemos hoy es, de hecho, la explosión de todo un conjunto de ideas e iniciativas que ya estaban postuladas desde hace tiempo, tanto en el tercer mundo como en los países emergentes, en las comunidades indígenas.

Esos discursos penetraron las democracias occidentales.

–Sí, es cierto. En el seno del movimiento alter mundialista ya se veía la emergencia de estos componentes así como la crítica radical del modelo de desarrollo, no sólo capitalista sino también occidental.

Este modelo se caracteriza por estar basado únicamente en el bienestar material, independientemente de los valores y de la solidaridad.

Hoy, ese movimiento ha logrado desarrollar sus críticas en el mismo corazón de Europa.

–¿Acaso el sistema capitalista no llegó ya al final de su propia barbarie social?

–No creo que haya llegado al final, pienso que aún tenemos para un rato y que todavía veremos desarrollos terribles. La crisis económica y social no se acabó.

Aún no llegamos al final de la barbarie social. Me temo que lo que viene será muy feo con, por ejemplo, el desencadenamiento de los nacionalismos y el desgarramiento entre las naciones.

Ya vemos hoy el ascenso de las tensiones dentro de la misma Europa, entre Estados Unidos y Europa, entre la China y Estados Unidos. Las rivalidades se afilan.

Las elites intentarán prolongar su dominación, buscarán legitimarla recurriendo como siempre a un enemigo exterior, al nacionalismo.

Sin embargo, la emergencia de un movimiento mundial como el de los indignados es un signo de que lo peor no es una garantía.

La acción de la sociedad civil puede ser un muro de contención.

Estamos en una carrera mundial entre soluciones autoritarias, que implican la xenofobia y el repliegue sobre sí mismo, y, del otro lado, la afirmación de una sociedad civil internacional en torno a los valores de la democracia.

Lo curioso es que estos valores son los valores oficiales de las elites.

De allí el hecho de que el movimiento de los indignados sea a la vez poderoso y peligroso para las elites, porque reposa sobre la ideología oficial de las elites. Pero esas elites se han vuelto incapaces de preservar esos valores.

–Es una paradoja: se hace una suerte de Revolución en nombre de los valores de la elite dominante.

–Sí, esa es la gran paradoja de esta crisis y de este movimiento, que defiende los valores supremos de la sociedad. Las elites que se proclaman democráticas están renunciando a la democracia para preservar su dominación.

–Muchos indignados reconocen la influencia determinante que tuvieron las revoluciones árabes en la posterior revuelta occidental.

–Las revoluciones árabes fueron una chispa fundamental porque demostraron que, incluso las situaciones más bloqueadas, que incluso los regímenes menos democráticos en donde las elites lo tenían todo controlado, podían desembocar en una situación revolucionaria increíble e inesperada. Las revueltas árabes aportaron un aliento de esperanza, un impulso, una dinámica.

El mundo se dio cuenta de que las elites dominaban porque nosotros permitíamos que dominen.

Hacen lo que quieren porque nosotros las dejamos hacer y, además, a menudo votamos para que lo hagan. Las revoluciones árabes fueron un mensaje de esperanza y un llamado a la sublevación de los pueblos. Hoy, la gente ha renunciado a resignarse.

–Otra paradoja radica en el hecho de que Francia, el país de la Revolución por antonomasia, el país de donde es oriundo el autor del libro a través del cual se plasmó el movimiento –Indígnense, de Stéphane Hessel– sea en la actualidad el más pasivo, el menos movilizado.

–Se trata de una auténtica paradoja. Hay varias razones para explicar esto.

Tal vez la primera sea el fracaso del movimiento social contra la reforma del sistema de jubilaciones impulsado por el presidente Nicolas Sarkozy.

Fue un movimiento muy profundo y mayoritario en la sociedad, que no logró que el gobierno retrocediera con su reforma.

Eso ha pesado mucho en la disponibilidad mental de los ciudadanos para emprender otra acción colectiva. También tenemos la campaña electoral en curso, que polariza mucho los debates y lleva a que mucha gente se diga: vamos a sacarnos de encima a Sarkozy y después ya veremos.

El último elemento es el hecho de que Francia no conoce por el momento una ola de austeridad tan brutal como Grecia, España o Portugal. Las políticas de austeridad en Francia están muy por debajo de las aplicadas en otros países, incluso Gran Bretaña o los Estados Unidos.

Estos factores explican por qué, por el momento, la población no se siente tan agredida como en otros países.

–Sorprendió el surgimiento de un movimiento social en la cuna del liberalismo: Estados Unidos.

–La crisis social es la consecuencia del ultraliberalismo más dogmático, pero fueron los ultraliberales quienes cristalizaron un movimiento de masa como el Tea Party.

Ahora bien, el despertar del movimiento de los indignados en los Estados Unidos muestra que la sociedad civil democrática empieza a organizarse, a actuar, a plasmarse en un movimiento de masa y popular.

© 2000-2011 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

*Thomas Coutrot, economista francés y miembro de la Red de alerta sobre las desigualdades

La rebeldía de los mansos. (Dedicado a Rafael Narbona por remover conciencias)


La rebeldía de los mansos.

(Dedicado a Rafael Narbona

por remover conciencias)

Me dejas que te hable pero nunca me escuchas. Tal vez sea porque siempre me ves con los brazos caídos

“Yo pisaré las calles nuevamente de lo que fue Santiago ensangrentada… “.

 A Sí cantaba Pablo Milanés al referirse al Chile dominado por Pinochet.

Y sí, este genial cantautor volvió a caminar por aquel asfalto tan lleno de sangre y tan vacío de pisadas desaparecidas. Pero el criminal murió en su cama.

Como lo hacen casi todos.

Mientras nosotros, los humanos del “mundo libre”, creemos los sistemas totalitarios circunscritos a los libros de historia o a la pantalla del televisor sintiéndonos a salvo en el espacio y en el tiempo. Un error.

Las dictaduras se ajustan maquiavelicamente al momento, al lugar y a la conciencia social de los ciudadanos. Ningún estadista utilizará las armas para gobernar despóticamente si las urnas le confieren potestad para hacerlo.

No es necesario que los “pacos” circulen para imponer su orden, basta con plasmarlo en una Carta aparentemente democrática y con establecer los mecanismos para que nada sustancial cambie.

Hay un pequeño espacio para la protesta, autorizada y controlada, es cierto, pero son acciones calculadas que en definitiva legitiman al poder al hacernos creer que de él emana una supuesta libertad que no es tal.

Rafael Narbona, profesor y escritor, rebelde y realista, dice así: “La resistencia tiene a veces el color de la sangre, pero no hay otra alternativa para los que anhelan ardientemente la libertad y la dignidad”.

La pregunta es si pensamos que aún no han abusado lo suficiente de nosotros y nos sentimos capaces de humillarnos todavía más, o si la cobardía y el miedo a perder las ambiciones que en nosotros alimentan pero que jamás satisfarán, nos anulan hasta el punto de convertirnos en cortesanos harapientos y lamebotas a cambio de tres monedas y condenando a que nuestros hijos lo hagan mañana por dos.

Y sólo falta que nos sacudamos el yugo de la mansedumbre impuesto por su domesticación

Llegan las elecciones y la historia se repetirá. En esta versión moderna del Pacto de El Pardo, los Cánovas y Sagasta de turno seguirán alternándose en el poder.

Esta vez toca que el Pueblo aúpe a los conservadores, perdón: a los más conservadores todavía. Y parece no importar que su gestión alimente a quienes nos han convertido en pordioseros.

Resulta estremecedor que los ciudadanos víctima de estas hidras al amparo de los gobiernos, entreguen los cuchillos a sus verdugos y agachen la cabeza para facilitar su degüello.

Esperanza Aguirre llamó camorrista y pendenciero al movimiento 15M.

Tal vez sea el momento de reinventar esa rebeldía de pancarta y empezar a dar razones a la Presidenta para que se le hiele su falsa sonrisa y comience a tragar saliva ante el temor de que se derrumbe su amado sistema.

No, no hay camorra ni pendencia Señora Condesa consorte, es la búsqueda de una justicia e igualdad reales.

Y sólo falta que nos sacudamos el yugo de la mansedumbre impuesto por su domesticación para ocupar bancos, gasolineras, Ayuntamientos, Parlamentos de Comunidad o el Congreso.

Sin violencia, por supuesto, que de ponerla ya se encargan ustedes.

Tal vez así nuestra indignación deje de hacerles tanta gracia y las dictaduras no mueran de viejas, tampoco las encubiertas.

O eso, o a seguir diciendo que llueve mientras nos orinan encima.

fuente http://es.globedia.com/rebeldia-mansos-rafael-narbona-remover-conciencias

Los métodos buenrrollistas del #15M tan solo nos han traído un golpe de estado financiero, una reforma electoral que nos ahoga todavía más, una reforma laboral que perpetua la precariedad y el desmantelamiento por piezas de la sanidad y educación públicas. ACCION


El 15 M y el optimismo de la voluntad
El balance es incomprensiblemente optimista aunque los hechos demuestren lo contrario.
Nega (LCDM) | Para Kaos en la Red | Hoy a las 13:27 | 205 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/15-m-optimismo-de-la-voluntad

Me gustaría compartir el optimismo que derrochan algunos analistas respecto al 15-M, me gustaría de veras pero no puedo. Tengo la terrible sensación de que el citado movimiento se ha estancado (en el mejor de los casos) o ha llegado a un punto de no retorno (en el más dramático de los panoramas).  Transcurridos ya seis meses desde que se tomaron las plazas, es hora de hacer balance y ese balance no se vislumbra especialmente halagüeño.

Una de las principales reivindicaciones del movimiento (sino la principal) versaba en torno a una mayor participación ciudadana en política, en la exigencia de una democracia horizontal en la que los ciudadanos tuvieran voz más allá del voto cada cuatro años, un «queremos que se cuente con nosotros».

El baño de realidad se traduce en la reforma express   de la Constitución, un golpe de estado financiero ejecutado por el partido único (PPSOE) que subordina el gasto social a la deuda, maniobra perpetrada completamente a espaldas de la ciudadanía que impotente, mira como su principal reivindicación no sólo es ignorada sino invertida hasta el insulto.

¿Queríais café? Tomad dos plazas, que diga dos tazas.

Otro paradigma de las movilizaciones fue (y el pretérito no es inocente) la tan cacareada reforma electoral, esa misma que con su [des]proporcionalidad beneficia  al bipartidismo y ahoga a los partidos minoritarios, especialmente a aquellos a la izquierda del espectro político.

Nuestras plegarias (porque son plegarias y no exigencias) fueron escuchadas y sí, hubo reforma de la ley electoral… pero para ahogar más si cabe a los partidos minoritarios.

Reforma que se materializa en el patético escenario que nos dibuja a Izquierda Anticapitalista, Equo o PACMA, dando volteretas circenses en busca de los avales necesarios para poder presentarse a los próximos comicios. Gran victoria, igual es que no matizamos bien en qué dirección queríamos una reforma de la ley electoral…

Por último y no por ello la menos importante, las movilizaciones gritaron hasta desgañitarse en contra de una precariedad laboral insoportable y cruel, y mucho me temo que esta reivindicación también fue escuchada por nuestras autoridades: perpetuación del contrato temporal de forma indefinida y por ende, permanencia por los siglos de los siglos de la precariedad laboral.

Algún cabrón deslenguado podría apuntar que casi mejor que no reivindiquemos nada porque siempre conseguimos lo contrario a lo que pedimos, que mejor no darles ideas.

Y todo ello sin contar con la privatización de las aulas madrileñas, los recortes en sanidad catalanes o la colocación en Rota del escudo antimisiles de la OTAN, valorado en la nada desdeñable cifra de 100.000 millones de euros, es un número inabarcable.

Y mientras esto sucede, mientras nos cubren de mierda cada vez que pedimos por favor que no nos meen, en Torrelavega (Cantabria) se reprime a viejitos represaliados por llevar la bandera republicana el 15-O (bandera por la que lucharon muchos de los que todavía se encuentran enterrados en las cunetas) o en las páginas de esta web (sí, de Kaos, no de El País) se llama descerebrados a los jóvenes italianos que atacaban a los bancos y se enfrentaban con los carabinieri ya que claro, habían ensuciado nuestra protesta global multicolor y buenrrollista.

Sois unos miserables y unos malnacidos, sí, los del artículo citado.

Comentaba (con toda la razón del mundo) Íñigo Errejón en La Tuerka, que jamás un país ha salido de una crisis estructural mediante la receta neoliberal de recortes y más recortes en lo público, que nadie podía poner el ejemplo de un solo país que hubiera salido a flote recortando en lo público y en lo social, el argumento es históricamente irrebatible.

De hecho basta recordar el New Deal de Roosvelt de impulso y potenciación de lo público tras el crack del 29.

El planteamiento lo podemos extrapolar a la lucha y cerciorarnos de si algún país de verdad (caeros ya del burro de Islandia, ese país con cuatro gatos que carece de ejército armado) ha transformado su sociedad, ha avanzado en lo social y en lo político, repartiendo flores, haciendo sentadas pacíficas o sonoras batucadas. La inevitabilidad histórica de la respuesta es obvia.

Incluso Ghandi, siempre en la boca de los pacifistas fundamentalistas que reprimen banderas republicanas, callaba y no condenaba las acciones armadas de los distintos grupos armados indios de corte independentista que atentaban contra las tropas e intereses británicos, quizá porque Gandhi recordaba la palabras de Martí cuando afirmó «Aquellos que no tienen el valor de sacrificarse deben al menos tener el pudor de callarse ante los que se sacrifican».

Si la tragedia se materializa para el combativo pueblo griego, cabe preguntarse qué prepara el neoliberalismo para nosotros, siempre tan dóciles y cívicos y dispuestos a condenar a nuestros semejantes y pedir las cosas por favor, casi mejor no ponerse a imaginar.

Pero aunque soy pesimista también (o a consecuencia de) soy cabezón hasta extremos insospechados y por ello seguiré acudiendo a todas las convocatorias y manifestaciones, quizá con la esperanza de que los fundamentalista de las flores y los globos se percaten de que los métodos buenrrollistas nos han traído un golpe de estado financiero, una reforma electoral que nos ahoga todavía más, una reforma laboral que perpetua la precariedad y el desmantelamiento por piezas de la sanidad y educación públicas.

Y eso son los hechos objetivos, aunque duelan.

Quizá se planteen que hay que cambiar de método, que la gente en la calle no se puede convertir en un fin sino en un medio (como sucedió con las acampadas), que hay que ir más allá, que los derechos no se mendigan se conquistan, que nunca se pidió permiso para cambiar la Historia.

La indignación y el espacio público


La indignación y el espacio público

Viviane Vaz, en Jerusalén,17 de octubre 2011 a las 16:34 pm

El miedo causado por la desigualdad económica cambiado el espacio público en las ciudades, hoy escenario de protestas, dice el politólogo francés Max Rousseau. Texto y foto: Viviane Vaz

Miles de personas en más de 950 ciudades llevó a la capital de casi 90 países el sábado para protestar contra el poder 15 financiera y pedir por la justicia social.

En Nueva York, la marcha tuvo como lema frases como “tomar Wall Street, tomar todo el día” y “nosotros el pueblo, y ellos nos venden.” En la Puerta del Sol en Madrid, los españoles se reunieron más de medio millón de personas “indignado”.

Lea también:


El movimiento se mantendrá en la plaza de Nueva York 
El domingo en la plaza de Wall Street

En los últimos meses las plazas públicas y calles principales de todo el mundo como la plaza Tahrir (Egipto), la Puerta del Sol (España), el bulevar Rothschild (Israel) han sido ocupadas por un fenómeno de población que el politólogo francés Max Rousseau, con postdoctoral en Planificación Urbana en la Escuela Nacional de Obras Públicas del Estado (Vaulx-en-Velin), califica como “el movimiento de bienes raíces.”

Dijo que tanto la velocidad y las paradas en las calles son formas extendidas de protesta que crean obstáculos a la “fluidez” que caracterizó a la ciudad neoliberal.

Detenido, se reunieron, acamparon millones de dólares para “inmovilizar” la movilización contra la injusticia y la desigualdad a nivel mundial. Echa un vistazo a la entrevista a continuación:

CartaCapital: Túnez, Egipto, Siria, España, Israel, Chile, Uruguay, Inglaterra, Estados Unidos, Italia, todos estos países estaban y se enfrentan a manifestaciones en las calles, algunos pacíficamente, algunas veces violentamente.

¿Cómo analiza la ocupación de plazas y avenidas?
Max Rousseau: La situación obviamente no es la misma entre los países. En la actualidad hay más de un movimiento para desestabilizar la economía mundial, social y política.

Sin embargo, el perfil de los manifestantes, sus motivaciones y su repertorio de acción, están lejos de ser similar: en Inglaterra, los disturbios son el resultado de los británicos clase baja y se caracterizan por un fuerte deseo de consumo.

En Chile, los estudiantes cuestionar la mercantilización de las universidades. En el Medio Oriente, los movimientos revolucionarios se basan en las profundas desigualdades sociales.

En España, el movimiento de “indignación” es también un problema político real, particularmente en términos de redistribución de la riqueza.

Esto plantea la cuestión de ganadores y perdedores del modelo económico seguido desde el final de la dictadura y muestra que el orden de la hipermovilidad, una característica del neoliberalismo está lejos de ser beneficioso para todos.

Hemos encontrado un fenómeno similar en Israel, donde también surgió un “movimiento de bienes raíces.”

CC: ¿Hay algo que une a todos estos movimientos?

MR: El hilo común en todos estos movimientos es la demanda de una mayor justicia social.En los últimos treinta años, el crecimiento del comercio mundial ha ido acompañada de la implementación de políticas neoliberales en la mayoría de los países. Parece que hay una alternativa a la política actual con la ley del mercado.

Ahora bien, esto plantea una desigualdad social y generacional muy visible en todos los países. Los jóvenes de entornos desfavorecidos, incluso la clase media están cada vez más adoptada por la desesperación.

En todos los movimientos mencionados, existe la función primordial de un elemento clásico en los movimientos sociales desde el siglo 18: el descontento de los jóvenes que no pueden ocupar el lugar que cree que ganar en el mercado laboral.

Este es un factor estructural de inestabilidad social.

El capitalismo en vigor hace tres años entró en una nueva crisis.

Pero en lugar de dirigir un debate sobre la equidad y la sostenibilidad del sistema, las políticas de rescate implementados en los países más afectados incluyen la profundización de su lógica, como es el caso de las políticas de austeridad y de privatización que se aplican en Europa. No es de extrañar que la desesperación conduce a una oposición latente más activo.

CC: En España y en Israel, los jóvenes acampados en la plaza principal de Madrid (Puerta del Sol) en el bulevar principal (Rothschild) de Tel Aviv para pedir “justicia social” del gobierno de manera pacífica.

Algunos políticos llaman al movimiento de anarquía política.

Por otro lado, debemos recordar que los ciudadanos de la antigua Atenas se reunieron en la plaza para tomar decisiones y que se llama democracia.

Hemos perdido la relación entre la democracia y el espacio público?
MR:

El espacio público se refiere a dos conceptos distintos.

En primer lugar, las áreas públicas de la filosofía, es decir, la capacidad de los ciudadanos para discutir y criticar al Estado, crucial para el advenimiento de la democracia.

De acuerdo con Habermas, el espacio público a las ciudades occidentales del siglo 18, cuando la clase media urbana comenzó a reunir a académicos y desestabilizar a los estados autoritarios, con argumentos basados ​​en la razón.

El segundo concepto se refiere al espacio público es el plazo de los planificadores: simplemente los espacios que todos pueden utilizar.

Obviamente, la conexión entre estos dos significados del espacio público es crucial. A discutir las razones políticas, tenemos que encontrar lugares abiertos a todos.

En este sentido, el espacio público “geográfica” es esencial para el buen funcionamiento de la democracia. Los antiguos griegos tenían, de hecho, por supuesto.

El ágora, un lugar de encuentro y deliberación de los ciudadanos, era una central de fácil acceso. También fue en casa, no sólo en política sino también en un mercado. El ágora era el centro de la ciudad.

Una democracia no puede ocurrir en tiempo real en los espacios públicos urbanos. Sin embargo, es fácil ver cómo estos espacios se encuentran en el proceso de cierre de los últimos treinta años, como resultado de los dos principales lógicas: la lógica del miedo, por un lado, y la lógica de aumentar los beneficios en una sociedad post-industrial, por el otro .

Arquitectos y urbanistas han interiorizado el miedo que ahora caracteriza a las relaciones sociales urbanas en los países desarrollados: el miedo de los pobres, el miedo de los extranjeros, miedo a un “enemigo interno”, sucesor del miedo a los enemigos externos.

Este temor se debe a las desigualdades creadas por la transformación económica reciente y, por tanto, el advenimiento de un nuevo proletariado urbano.

Las cámaras de vigilancia instaladas en las principales ciudades de todo el mundo, mientras que la movilidad significa más “disuasión”.

Estrategias más cínico se aplican para garantizar la “contención” de los acontecimientos: en los suburbios de París, el alcalde hace unos años circuló centros de desodorante para las personas sin hogar.

Y el mercado de la vivienda puesto en marcha recientemente por ultrasonido desagradable y perceptible sólo por los jóvenes, para mantenerlos alejados de ciertos barrios.

La segunda razón para la transformación de los espacios públicos es el aumento de los beneficios en las ciudades post-industriales. Dado que las fábricas se trasladó a otras ciudades, tales como Asia, la principal fuente de crecimiento urbano basado en las nuevas actividades ya no tiene la producción y diseño, productos y servicios de consumo.

En el plan urbanístico, las consecuencias macroeconómicas de este desarrollo son considerables: una ciudad “dinámica” no necesita una gran fuerza de trabajo ubicado en las cercanías de las plantas, pero especialmente para los trabajadores flexibles y los consumidores que tienen un alto poder adquisitivo.

Estos seres urbanos “deseado” también son muy móviles y se mueven mucho, el trabajo o el ocio.

Para satisfacer estas nuevas demandas – el miedo y la “laxitud” – es que el espacio público es cada vez más concebido como un lugar de encuentro y más como un simple flujo.

Esto plantea dos problemas principales en un punto de vista democrático.

Por un lado, muy específicamente, las posibilidades de encuentro y deliberación no parece disminuir y, por ahora compensado por el espacio público virtual – en Internet, basada en más inmediatez.

Por otro lado, la transformación de los espacios públicos urbanos en los lugares de la fluidez está lejos de responder a una demanda de toda la población, pero bien integrados en los grupos sociales que tienen los medios para hacerse oír.

.

CC: Nosotros sabemos que no los sistemas democráticos también utilizan el espacio público. Por lo que debemos pedir al individuo y la comunidad tienen el poder sobre el espacio público o es el gobierno el que tiene poder sobre el individuo y la comunidad?
MR:

La existencia de espacios públicos urbanos abiertos a todos es una condición crucial para el desarrollo de la filosofía del espacio público, lo que garantiza una democracia en funcionamiento. Sin embargo, el potencial subversivo de la libre utilización del espacio público a menudo se convierte en peligrosa para los gobiernos.

Por lo tanto, no es sorprendente que una gran preocupación para los regímenes dictatoriales siempre ha sido para controlar y supervisar el uso del espacio público para evitar una serie de reuniones a priori que podría conducir a un desafío al orden establecido.

También en las democracias occidentales, el poder concede gran importancia a la vigilancia del uso del espacio público.

Por ejemplo, en Francia, para ser tolerado, los eventos debe ser declarado a la ciudad. Por otra parte, están reguladas y limitadas en el tiempo.

Finalmente, los manifestantes se debe seguir una ruta urbana específica. Cuando la manifestación llegó al final de su viaje, es común que la policía dispersar a los manifestantes con “última tentación” para dejar en el público.

En términos más generales, la cuestión de la utilización del espacio público en las ciudades es un problema constante en la historia de las relaciones entre gobernantes y gobernados. Como tal, es un indicador importante para evaluar el grado de democracia efectiva en el país.

CC: Estamos en un momento revolucionario de la historia? ¿Cómo crees que debería ser el final de la Revolución “el movimiento de bienes inmuebles”?

MR: En la década de 1990, tras el colapso de la URSS, explicó que los teóricos de la democracia liberal americana fue el “fin de la historia.” Liberalismo político y liberalismo económico se han reforzado mutuamente y sería la culminación de una progresión lenta de la humanidad. Este punto de vista no está actualizado.

De hecho, una de las características históricas del capitalismo es, ante todo, su tendencia a la inestabilidad crónica.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, los gobiernos occidentales superó la Gran Depresión de la década de 1930, la creación de un conjunto de herramientas para regular eficazmente al capitalismo. Estos instrumentos fueron desmantelados desde el año 1970.

Desarrollado por la globalización, el capitalismo nunca ha sido tan inestable como ahora, y las sucesivas crisis económicas se producen en otros lugares a un ritmo rápido en todo el mundo desde la década de 1990.

Pero estos ataques no resuelven el problema, y ​​siempre como resultado el empobrecimiento de las clases trabajadoras y medias, mientras que el personal parece que salen más ricos, y el sistema se consolide.

Aunque es demasiado pronto para decir que estamos en un momento revolucionario en la historia, los movimientos sociales conocidos recientemente por muchos países tienen en común el hecho de haber nacido con un fuerte sentido de la injusticia.

La maximización de los flujos son sólo una de las principales condiciones para el desarrollo del capitalismo en la era de la globalización, la ocupación continua y pacífica del espacio público como el movimiento se realiza en España es una manera eficaz para desafiar a la lógica económica neoliberal, permaneciendo dentro de un marco democráticos.

Además, la depresión nace de los movimientos sociales de alto riesgo y emergentes de todo el mundo demuestran claramente que poner fin al ciclo comenzó en la década de 1970.

La pregunta ahora es qué va a pasar.

El capitalismo seguirá para superar las viejas reglas, o será más regulado?

El desarrollo futuro de nuevos movimientos sociales, su capacidad para organizar, último, para establecer las conexiones internacionales entre ellos, determinan en gran medida la respuesta a esta pregunta.

Viviane Vaz en Jerusalén

Navegador de artículos