AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para la etiqueta “anarcocapitalismo”

El contrato social se ha roto por varias partes


Anarcocapitalismo: el contrato social se ha roto por varias partes

avatarRemo  29 de noviembre de 2011 | 15:00


Os recomiendo que veáis primero el vídeo que acompaña al post, vídeo que describe someramentecómo funciona el Estado y la organización social bajo una lectura anarcocapitalista.

Tal y como señalan en el vídeo, el famoso contrato social, ese que rige nuestra estructura social, ha sido impuesto para todos y no ha sido una opción voluntaria, aunque dicho contrato social sea una base para establecer la igualdad y libertad de los ciudadanos, sin pasar por alyo la contribución obligatoria en los impuestos.

Sin entrar en los debates filosóficos y políticos del contrato social, sí podemos afirmar que la crisis está poniendo de manifiesto un gran número de mezquindades que hace que cada uno de los ciudadanos, se replantee seriamente la factura de la crisis y el devenir político/económico; aquí ya no hablamos de dogmas de fe, hablamos de realidades que nos pasan factura cada día, tanto en la esfera económica pública como en las esferas privadas.

Muchos nos cuestionamos qué contrato social tenemos cuando la recaudación de los impuestos se destina a salvar bancos en lugar del propio servicio público o cuando la justicia es atropellada por la política en el caso de los indultos a banqueros.

En las crisis, los pilares sobre los que se sustenta la sociedad se tambalean fuertemente y cuanto más larga y dura sea una situación económica, más daño se provoca en la base.

En este sentido, nos encontramos con que la economía es la que realmente dirige toda la organización política y social y a partir de este punto, cualquier opción que se plantee puede parecer válida para cambiar el funcionamiento del día a día.

El problema es que no tenemos ideas brillantes ni planes nuevos, dado que todos nos empecinamos en poner en marcha recetas del pasado para solucionar problemas del presente y organizar el futuro. Y aquí, quién tiene que imponerse es la originalidad y la puesta en marcha de nuevas recetas ¿cuáles? No lo sé, pero estoy convencido que las teorías pasadas dejaron de funcionar hace mucho tiempo.

Vídeo | Youtube
En ElBlogSalmón.com Capitalismo, Liberalismo y Anarcocapitalismo: diferencias y parecidosCFK y lo mejor del G20: “Esto es un anarcocapitalismo financiero total donde nadie controla a nadie”

¿Qué es el anarcocapitalismo? Manual básico para despistados


¿Qué es el anarcocapitalismo? Manual básico para despistados

POR 

REDACCIÓN
 
 – 4 SEPTIEMBRE, 2011

 

Las ideologías influyen sobre nuesta visión de la realidad. Incluso generan palabras y conceptos que usamos muchas veces sin entender su significado. Bajo el nombre de anarcocapitalismo fluye un pensamiento que estuvo presente incluso en los inicios del movimiento 15M. Desmenucemos, pues, esta escuela político-económica extremista,  letal y cada vez más triunfante.

 


 

Libres por encima de todo y de tí

 

El anarcocapitalismo cree en un mundo donde los impuestos estarían prohibidos y el mercado laboral dependería de la libre contratación y despido que decidieran en completa libertad los propios empresarios. Ciudadela del capital donde la sanidad se privatizaría completamente, junto a la educación y el sistema de pensiones. Un mundo ferozmente competitivo donde sin subvenciones ni aranceles, se liberalizaría por completo el suelo, se cerrarían los Bancos Centrales y se volvería al patrón oro.

Así piensan los liberales radicales o anarcocapitalistas. Sus grandes figuras provienen de la academia anglosajona, o de de sectas cultivadas en EEUU: Ayn Rand, Ludwig Von Mises, F. A. Hayek, Lysander Spooner y, sobre todo, Murray Rothbard y David Friedman, quienes han  llevado las creencias liberales a su máxima expresión.

 

 

Ayn Rando, gurú del empresario como héroe mesiánico

 

 

El liberalismo, ideología de moda entre muchos jóvenes, ha llegado a España  de otra, porque el triunfo del capital financiero ha creado centros de reflexión globales que estan proporcionando a los anarcocaps espacios donde crecer y desarrollarse.

Su filosofía, según el catedrático de economía política de la Universidad Rey Juan Carlos y principal gurú de la secta, Jesús Huerta de Soto, “se sustenta en la defensa del individuo contra el Estado. y parte de la conciencia, expresada claramente por la Escuela austriaca, de que es imposible organizar una sociedad desde arriba en base a mandatos coactivos; siempre que se quiere imponer algo se acaba fracasando”.

 

 

Jesús Huerta del Soto, teórico español del anarcocapitalismo

 

Esta defensa frente a la injerencia estatal tiene múltiples expresiones, ya que como asegura Albert Esplugas, otro promotor anarocop, “el liberalismo es simplemente la sistematización de dichos populares como “vive y deja vivir”.

Esplugas es uno de los fundadores del instituto Juan de Mariana, institución de corte empresarial que promueve el pensamiento anarcocap en España. Escribió su blog (www.albertesplugas.com) desde Londres, ciudad de las finanzas,  los motines y la revolución burguesa, hasta que el catalán lo cerró el 30 de junio del 2010. Sus ideas las define sin recato alguno en su difunto blog:

 

 

 

Para este consecuente fanático, la vieja alianza entre el liberalismo y el conservadurismo fue necesaria para defenderse de la amenaza comunista durante la guerra fría. Pero ellos no son conservadores old fashion. Su decálogo personal lo demuestra:

 

 

A veces algunos de sus postulados coinciden con un programa progresista especialmente en algunas de sus críticas a la maquinaria imperial de EEUU, o el estado policial-militar que tiene su sede en Washington. Incluso sus versiones más puras asumen postulados pro-inmigración pero en general es por coherencia con el libre flujo de capitales y mano de obra que favorece a los propietarios de los medios de producción. Su obsesión antisocialista los hace aliados naturales del capitalismo de estado norteamericano que critican con mordacidad.

 

En la actual crisis sistémica, los anarcocapitalistas se han pronunciado en contra de los planes de rescate iniciados por los Bancos Centrales, pero no porqué quieran hacerlos públicos y destruir su sistema de usura sino para volver al siglo XIX cuando los bancos privados emitían incluso las monedas nacionales, tal y como piensa De la Huerta: “Si se eliminasen los bancos centrales, se privatizase el dinero introduciendo el oro como patrón puro y se estableciese un código-coeficiente de caja del 100% para depósitos a la vista”.

 

Hecha la introducción, sistematicemos su pensamiento

 


Definición del anarcocapitalismo

 

El anarcocapitalismo  es una filosofía política libertariana y anarquista, además de individualista. Su credo promueve la eliminación del Estado y la soberanía del individuo por medio de un sistema de propiedad privada y mercado libre. Algunas de sus definiciones son:

 

Liberario. Que defiende la libertad absoluta y, por lo tanto, la supresión de todo gobierno y de toda ley.

Libertariano. Palabra inglesa que proviene del inglés libertarianism, traducido al español como libertarianismo o liberalismo libertario y también por anarcocapitalistas (libertarian party). Su expresión más conocida hoy en día es el Tea Party.

 

 

Extravagante marcha del Tea Party norteamericano

 

 

En lo económico, el anarcocapitalismo respalda el capitalismo de libre mercado en el sentido de cero interferencia estatal, como la forma justa y efectiva de organizar todos los servicios

En lo jurídico, promueve el contrato voluntario bajo el sistema de la ley policéntrica considerado el mecanismo universal para resolver los conflictos mediante jurisdicciones de justicia y protección competitivas entre sí.

 

Diccionario anarcocapitalista

 

El anarcocapitalismo utiliza usualmente los siguientes términos.

 

Anarquismo: filosofía que se opone a toda forma de inicio de coacción (incluye la oposición al Estado)

Contrato: un acuerdo voluntario obligante entre personas

Coacción: fuerza física o amenaza de fuerza física contra personas o propiedades

Capitalismo: sistema económico en el cual los medios de producción son de propiedad privada, y en donde las inversiones, la producción, la distribución, los ingresos y los precios son establecidos por medio del funcionamiento del libre mercado en vez del gobierno

Mercado libre: un mercado en el cual todas las decisiones referentes a la transferencia de dinero, bienes (incluyendo bienes de capital) y servicios, son voluntarias

Fraude: inducir a alguien a compartir algo de valor por medios deshonestos

Estado: una organización que tasa y traba a través de la coacción agresiva, sistematizada e institucionalizada

Voluntario: cualquier acción, no influenciada por la coacción o el fraude, realizada por alguna institución humana

Ancap: contracción de ‘anarcocapitalista’, de la que que se derivan sustantivos como ‘ancapia’ la hipotética sociedad anarcocapitalista

 

 

La propiedad y el anarcocapitalismo

 

Los anarcocapitalistas definen la propiedad de uno mismo como el derecho natural de cada persona a la propiedad sobre su propio cuerpo, mientras que mediante el principio de apropiación original establecen que cada quien es propietario legítimo de todos aquellos recursos sin propietario previo, sobre los cuales haya realizado alguna forma de trabajo. Así lo define Hans-Hermann Hoppe, uno de sus teóricos.

 

 

Hans-Herman Hoppe, filósofo anarcocap

 

Cada quien es el legítimo dueño de su propio cuerpo físico, así como de todos los lugares y bienes naturales que ocupe y que ponga en uso por medio de su cuerpo, con la única condición que nadie más haya ocupado los mismos lugares o usado los mismo bienes previamente.

 

La apropiación original

 

Los anarcocapitalistas apoyan la “honesta” propiedad privada de los medios de producción y la libertad de gestionarlos, sin interferencia coercitiva del Estado o de colectivos no estatales.

Esta es la raíz de los derechos de propiedad en el anarcocapitalismo. Los anarcocapitalistas defienden el derecho de cada persona a los frutos de su trabajo independientemente de su necesidad o la de otros. Después de ser creada mediante el trabajo, la propiedad sólo puede cambiar de manos  cuando ésta es intercambiada voluntariamente o cuando es regalada o donada. Las transferencias forzadas, para las cuales una de las partes utiliza o amenaza con utilizar alguna forma de violencia, son consideradas ilegítimas.

La apropiación original le permite a un individuo reivindicar como suya cualquier propiedad “virgen”, incluso la tierra, y poseerla con el mismo “derecho absoluto” con el que posee su propio cuerpo, al mejorarla o usarla.

 

 

Rothbard, “enemigo del estado”

 

De acuerdo a Murray Rothbard, teórico y continuador de la escuela austriaca, la propiedad sólo puede surgir legítimamente a través del trabajo, por lo que la apropiación original de la tierra no es legítima simplemente por proclamarse o por construir una cerca alrededor que la delimite, sino que sólo trabajándola (mezclando el trabajo con la tierra) se puede legitimar la propiedad sobre la tierra.

Los anarcocapitalistas de tradición rothbardiana consideran el derecho de propiedad como un derecho natural derivado de la propiedad de uno mismo. El individuo puede apropiarse originalmente de todo lo que desee a través de mezclar su trabajo con la tierra o los productos fabricados, y continúa siendo su propiedad hasta que él decida lo contrario.

 

Propiedad común sólo a veces

 

Aunque los anarcocapitalistas son conocidos por defender el derecho a la propiedad privada, las propiedades colectivas no estatales también pueden existir en una sociedad anarcocapitalista. Así tal como una persona viene a poseer algo sin propietario por la mezcla de su trabajo con ella o de usarla regularmente, muchas personas pueden llegar a ser propietarios de una cosa en común mediante la mezcla de su trabajo en conjunto, por lo cual ninguna persona puede apropiarse de ella como propia. Esto puede aplicarse a las carreteras, parques, ríos y partes de los océanos. Otros no aceptan ni esta concesión a los comunes.

 

Medio ambiente

 

Los gobiernos centrales generalmente tienden a abogar por acciones o censura de los contaminadores con el fin de beneficiar al “pueblo” o a la “mayoría”. Sin embargo la economía cartelizada y contaminante de la corporaciones recibe subvenciones gubernamentales (capitalismo de Estado o corporativo), tal es el caso de la altamente contaminante industria pesada que obtiene subvenciones jurídicas y económicas de parte de los políticos bajo el argumento de la creación de empleo o de los estímulos a la inversión privada.

La contaminación del aire el agua y la tierra, por ejemplo, son vistas como el resultado de la colectivización estatal de la propiedad, los bienes naturales cuando son públicos no son mantenidos o renovados por nadie y nadie se responsabiliza por ellos; le llaman la tragedia de los comunes.Los anarcocapitalistas tienden a coincidir con los ecologistas de mercado en relacionar las tendencias destructivas del medio ambiente con el Estado y sus disposiciones casi socialistas.

 

Armas

 

Armados para la libertad total…

 

 

El anarcocapitalismo se opone a toda coacción, así pues defiende la libre posesión de armas sin límite alguno. Aunque los legítimos propietarios de cada feudo deciden si se puede entrar con armas o no en su territorio.

 

Ley y orden

 

En la teoría anarcocapitalista la ley y el orden puede ser proveída por un mercado competitivo de instituciones privadas que ofrecen seguridad, justicia así como otros servicios de defensa. Su lema es “la asignación privada de la fuerza, sin un control central”. Un mercado donde existen proveedores de la seguridad que compiten por clientes, quienes voluntariamente desean recibir los servicios en vez de ser individuos gravados sin su consentimiento a los que se les asigna un proveedor monopólico de la fuerza, es decir el estado.

Entre los anarquistas de mercado libre, se presupone  que esta competencia entre agentes privados tiende a producir servicios legales y policiales más baratos y de mejor calidad, incluyendo “un buen, imparcial y eficiente arbitraje de reclamaciones de derechos en conflicto”.

El anarquismo de mercado desarrollado por Murray N. Rothbard teoriza una sociedad donde los proveedores de justicia compiten por clientes ( policéntrica agencia privada de defensa) y donde la ley está basada en el derecho natural o el derecho negativo.

 

Friedman, otro de los teóricos del nuevo orden anarcocap

 

David D. Friedman propone un anarquismo de mercado donde en adición a la seguridad proveída por el mercado, la ley en sí misma sea producida por el mercado.

 

Variedades de anarcocapitalismo

 

La adopción del “capitalismo de libre mercado” -propiedad privada y mercado libre en ausencia del derecho estatal-  fue desarrollado por el economista e historiador estadounidense Murray Rothbard (1926-1995) quien fue el primero en teorizar el anarcocapitalismo como un “código legal que sería de aceptación general y al cual las cortes de plegarían”.

Este código reconocería la soberanía individual y la no agresión como derechos inalienables, concepción del anarcocapitalismo que  se basa en argumentos iusnaturalistas

Otros pensadores, como David Friedman creen que la adopción del anarcocapitalismo produciría mejores resultados que cualquier otra alternativa de orden social y económico. En esta versión propuesto por David D. Friedman, “los sistemas de leyes crearán buscando ganancias en el libre mercado lo cual conduciría a una sociedad libertaria generalizada”.

Por su parte, Hans-Hermann Hoppe defiende el “anarquismo de propiedad privada”. Sus postulados se encuentran más cercanos a la visión de ley natural de Rothbard. No todos aquellos partidarios de un anarquismo capitalista se llaman a sí mismos anarcocapitalistas, por ejemplo Wendy McElroy prefiere usar el término anarcoindividualismo.

Los anarcocapitalistas tienen variadas visiones de cómo hacer para eliminar al Estado. Rothbard abogaba por uso de cualquier táctica no inmoral disponible para conseguir libertad. Los seguidores del teórico Samuel Konkin proponen eliminar al Estado practicando la resistencia fiscal y el uso de estrategias de mercado negro o ilegal, denominadas contraeconomía. Reventando el sistema hasta que las funciones de seguridad estatal puedan ser reemplazadas por competidores de mercado libre.

 

Son la vanguardia y van ganando. Por encima de todos nosotros.

 

Conclusión y fuentes

 

Para entender la ideología anarcocapitalista que hoy es la vanguardia de la (contra)revolución mundial, sirve este extenso informe:

 

http://ratasanarkas.blogspot.com/2011/09/anarcocapitalismo.html?spref=fb

 

En la introducción sobre las ramificaciones españolas del anarcocapitalismo nos hemos basado en este texto de Esteban Hernández:

 

http://anarquista101.com/?p=2550

Navegador de artículos