AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para la etiqueta “DEUDA GRIEGA”

La verdad sobre quién tiene la deuda griega


martes 14 de febrero de 2012

La verdad sobre quién tiene la deuda griega

Lista de los cuarenta mayores propietarios de deuda griega, o por qué a menudo las cosas no son como parecen:

 Click para ampliar.
El análisis de las entidades e instituciones tenedoras de la deuda griega muestra que:1.- De los 16 máximos acreedores de Grecia, 9 son bancos griegos.

2.- Los fondos públicos helenos (entre ellos el de la seguridad social) se han usado para comprar 30.000 millones de deuda lo que les convierte en el tercer mayor propietario.

3.- El máximo acreedor de Grecia es el Banco Central Europeo y el segundo la propia UE a través de su préstamo efectuado en 2010 para evitar el hundimiento de Atenas.

4.- Sólo aparece un banco alemán entre los 16 mayores tenedores de deuda helena, las entidades   germanas se han deshecho desde enero del 2010 hasta junio del 2011 de más de la mitad de sus bonos griegos, menguando considerablemente su exposición a ese país, la misma política que están siguiendo para con España aunque a ritmos mucho menores.
5.-

En ese estado de cosas el rescate griego del 2010 ha servido para comprar tiempo de forma que las entidades financieras, principalmente alemanas y francesas puedan soportar una posible reestructuración de las deudas helenas con fuertes quitas, no menores al 60% y para evitar el contagio al resto de naciones periféricas mientras continúan con las reformas exigidas desde la UE y siguen con la socialización de las pérdidas privadas de los bancos, ya sea a través de rescates directos o de dinero a intereses reales negativos.
Aparecen bucles de deuda: el BCE presta a las entidades financieras que a su vez prestan a países que a su vez financian al BCE, todo ello utilizando garantías interconectadas.6.- Grecia va directa al desastre y la salida del euro, probablemente ordenada, es casi irreversible aunque no va a solucionar sus problemas dado que:

a) Los propios bancos helenos son propietarios de entre 36 y 50 mil millones de euros de deuda de su país a lo que hay que añadir los 18 mil del Banco central griego.
Es decir las entidades financieras helenas son tenedoras de deuda por valor de entre el 23 y el 29% del PIB de su país, si Atenas decide hacer un default y/o vuelve al dracma los bancos griegos serían barridos puesto que no podrían afrontar sus deudas en euros.

Para evitar ese escenario los políticos helenos tendrían que rescatar a todo su sistema financiero y estabilizar la nueva moneda, en caso contrario sus ciudadanos perderían la totalidad de sus ahorros, un efecto que sufrirían particularmente las clases medias puesto que las altas y medias altas han estado sacando parte de su capital al extranjero.
El coste de ese saneamiento sería devastador para una economía desmoronándose.
b) Aunque no se ofrece el porcentaje respecto del total, los ciudadanos griegos que hubiesen comprado bonos de su país antes del 2010 verían desaparecer no menos del 70% de su inversión tras las quitas y/o la vuelta al dracma.c) Los fondos públicos griegos (entre ellos los de la seguridad social) manejan 50.000 millones de deuda de su país, un 8% del total, lo que equivale al 13% del PIB heleno. En esta partida la solución es automática: los pensionistas que cotizaron euros pasarían a obtener dracmas con un 80% de valor menor.

d) Después de la reestructuración de la deuda, la salida del euro y el consiguiente corralito la economía griega vería cerrada la financiación externa por lo que necesariamente tendría que ajustar su balanza  comercial (exporta la mitad de lo que importa) y su déficit, a diferencia de otras economías, la helena arrastra una fuerte dependencia energética, con lo que el precio del combustible supondría una factura desbocada difícil de recortar.

Publicado por Dashiell en 10:53  http://www.elsentidodelavida.com

17 comentarios:

David dijo…
Es interesante, pero estás tratando la UE y el BCE como si fueran entes independientes a los paises. Si tenemos en cuenta la participación pocentual en los fondos de rescate de Alemania y Francia, la ecuación de que Alemania sigue siendo la mayor perjudicada de un default griego sigue cuadrando. Y entre los 16 tenedores de deuda solo habrá un banco alemán, pero es que el grueso de la deuda se la adjudican la UE y el BCE, con gran diferencia respecto al resto. Por lo que en este caso el orden es absolutamente irrelevante.
14 de febrero de 2012 11:50
David dijo…
Y evidentemente un default griego implica todas sus consecuencias, con lo cual los bancos griegos también restructurarían deuda, la moneda se devaluaría y la economía sería más competitiva, eso si, pasando una fase inicial de corralito financiero y un ajuste muy duro. Pero con perspectiva de crecimiento rápido a medio plazo.
14 de febrero de 2012 11:53
David dijo…
y po cierto, me gustabas más con comentarios abiertos sin pasar por censor.
14 de febrero de 2012 11:56
Dashiell dijo…
Es interesante, pero estás tratando la UE y el BCE como si fueran entes independientes a los paises. Si tenemos en cuenta la participación pocentual en los fondos de rescate de Alemania y Francia, la ecuación de que Alemania sigue siendo la mayor perjudicada de un default griego sigue cuadrando. La mayor perjudicada de un default griego es Grecia, aunque dado el coste de oportunidad probablemente sea la mejor opción para ellos.
Casi, la única.
En cuánto a Alemania, el problema ya no es Grecia en si mismo, e, incluso, a pesar de su participación en el Banco Central, el BCE ha comprado muchos de los bonos griegos con un importante descuento en el mercado secundario.
El problema de Grecia para Alemania viene dado por si esa caída puede arrastrar a Portugal y la de Portugal a España, ahí si habría enormes problemas.
En cualquier caso todo apunta a que se ha cruzado el punto de no retorno y Grecia no tiene futuro en el euro, ya lo han descontado hasta los mercados.
El coste para la UE y para la propia Grecia de seguir con el rescate a largo plazo es demasiado alto, Grecia va a durar en el euro lo que tarde en crearse un cortafuegos.
La clave de todo esto a nivel europeo es España.

14 de febrero de 2012 14:31
Dashiell dijo…
Y evidentemente un default griego implica todas sus consecuencias, con lo cual los bancos griegos también restructurarían deuda, la moneda se devaluaría y la economía sería más competitiva, eso si, pasando una fase inicial de corralito financiero y un ajuste muy duro. Pero con perspectiva de crecimiento rápido a medio plazo. Así es, estás en lo cierto, aunque soy mucho menos optimista respecto al crecimiento rápido de Grecia una vez salgan de la UE.
Van a tener que igualar su balanza comercial y hay que decir que es absolutamente desastrosa, si salen del euro se van a ver cosas en ese país que no se habían visto en Europa occidental desde la postguerra. No es para nada descartable que el resto de Europa tenga que enviar ayuda humantaria no de alimentación pero si para apuntalar su sistema sanitario.

14 de febrero de 2012 14:34
David dijo…
De acuerdo a partes. Obviamente el primer perjudicado es la misma Grecia, eso lo daba por sabido, pero Alemania no s eva de rositas en ese asunto, siendo encima la que ha llevado con sus políticas de ajuste la deuda griega a las nubes, cuando era mucho más sencillo (y menos dramático) una restructuración de deuda desde el principio. Con las políticas de austeridad Grecia ha ido cayendo más y más en el abismo, sólo hay que ver la tendencia de su PIB conforme se iban recortando gastos.
Todo por no aceptar las pérdidas de los bancos germanos de inicio.Cuando hablas de que España es la clave olvidas Italia, que según gran cantidad de indicadores es la que puede precipitar el desparrame europeo. Independientemente de eso el caso griego (y el irlandés) tienen unas características muy específicas que por el momento dudo que se puedan aplicar a España, Italia e incluso Portugal.

Y hombre, yo seré optimista, pero tu eres pelín trágico. Seremos alter-ego de Zapatero y Rajoy. Eso si, un servidor no consideraría a Grecia jamás Europa Occidental. 😉

14 de febrero de 2012 15:15
Alberto dijo…
Otro detalle: el único banco alemán entre los primeros accrredores, FMS, es uno de los “bancos malos” alemanes (ex Hypo).
15 de febrero de 2012 00:07
Anónimo dijo…
Dado que la posibilidad de que Grecia haga default y abandone el euro es cada vez mas real, tambien hay que ir viendo las consecuencias sociales para el resto de la UE, y para el mundo.Asi de entrada, si la UE deja caer a Grecia, basicamente significará que la UE ha fracasado definitivamente como proyecto, puesto que ha sido incapaz de salvar incluso a uno de sus miembros mas pequeños.

De segundas, todo el mundo va a ver a Alemania y a Merkel como unos grandes bastardos, puesto que han decidido sacrificar a un pais amigo para salvarse ellos (Bravo por Alemania, por conseguir destruir Grecia dos veces!)

En definitiva, a ojos de los ciudadanos quedaria claro que de “Union” nada, que esto de la UE ha sido una ilusión, y que cada pais sigue estando solo. Creo que va a hacer de España un pais euroesceptico, y si algo asi pasa con un pais tan proeuropeo como España, no quiero ni pensar lo que va a suceder con paises que siempre han sido euroescepticos.

15 de febrero de 2012 00:45
guialrojo dijo…
interes libre al zero por cien y banca unica y nacional.
no me extiendo en la esplicación pero es que si un mes no pagas tu deuda continuara un mes mas. sin penalización ni cosas por el estilo
15 de febrero de 2012 00:48
Dashiell dijo…
De acuerdo a partes. Obviamente el primer perjudicado es la misma Grecia, eso lo daba por sabido, pero Alemania no s eva de rositas en ese asunto, siendo encima la que ha llevado con sus políticas de ajuste la deuda griega a las nubes, cuando era mucho más sencillo (y menos dramático) una restructuración de deuda desde el principio.Muy de acuerdo, es lo que debería haberse hecho hace 2 años.

Y hombre, yo seré optimista, pero tu eres pelín trágico. Seremos alter-ego de Zapatero y Rajoy. Eso si, un servidor no consideraría a Grecia jamás Europa Occidental. 😉

Respecto a Grecia, sí, muy pesimista, cuando estallen el país va a caer mucho más que Islandia.

15 de febrero de 2012 01:36
Jose Angel Martin Gomez dijo…
a mi me suena al atado y bien atado, que dijo por estas tierras no hace tanto!
15 de febrero de 2012 01:37
Eduardo Garzón dijo…
Yo no creo que la Unión Europea vaya a permitir que Grecia abandone el euro, porque eso supondría un durísimo golpe para el proyecto europeo neoliberal que no se pueden permitir. Seguirán tensando la cuerda hasta que no se pueda más, ganando tiempo para socializar las pérdidas y para desmoronar todo lo que se pueda el Estado griego. Cuando Grecia esté a punto del default los gobernantes europeos reaccionarán con más energía para evitarlo. La quita negociada del 70% dice mucho de todo esto.Claro, eso no quiere decir que sea lo mejor para el pueblo griego. Pero es que los gobernantes actuales no están pensando en el bienestar de los griegos.

15 de febrero de 2012 02:40
como una roca dijo…
Los políticos griegos(elegidos democráticamente por el pueblo)han estafado y engañado.Eso tiene un precio.Si se hubiese llevado acabo un restructuración de la deuda y se les hubiese perdonado el tener,por ejemplo,45 jardineros para cuidar un parterre de un hospital,el jubilarse antes que nadie,pensiones que pasan de generación en generación…bueno ya sabemos todo esto¿cómo me sentiría yo que con mis impuestos y sacrificio ellos se estuvieran dando la vida padre y despues se dijera ¡tranquilos aquí no pasa nada, borrón y cuenta nueva!Entonces sí que iba a irse la UE a tomar por culo.
15 de febrero de 2012 02:46
Anónimo dijo…
Excelente noticia!! Thx x la informacion facilitada, y seguir asi ya que es una pagina estupenda y gracias a ella estamos al dia.pd:Salu2 desde Ofertas ADSL Vodafone.

15 de febrero de 2012 03:16
laprisionmental dijo…
¿Qué es un banco alemán? ¿Uno que tiene el nombre en alemán? ¿Uno que tiene el nombre de una ciudad alemana en su nombre? ¿Y un banco griego?El análisis de nacionalidades no tiene mucho sentido, pues el capital no tiene nacionalidad. Algo más interesante sería analizar quiénes son los propietarios de cada banco, fondo, etc., independientemente de su nacionalidad (salvo que sean estatales).

15 de febrero de 2012 03:42
Viditocho dijo…
Échale un ojo a este otro post:“La opción de la quiebra es un suicidio, pero varias capitales europeas llevan semanas enseñando esa puerta a Atenas. Quienes comparan la situacion griega con la de Argentina hace 11 años olvidan aspectos importantes, como que Argentina se benefició en los años posteriores de un alza brutal en los precios de las materias primas. Y olvidan también que, aunque dañado, Argentina sostuvo un cierto tejido industrial que se puso a exportar masivamente con una moneda devaluada. Grecia no tiene más que turismo. Y a un país sufriendo disturbios no suelen ir muchos turistas. Así que Grecia, por su bien, tiene que aguantar en la Eurozona. Pero por sus propios medios no puede. […] Lo importante y urgente es poner a Grecia de pie, aligerar su deuda y ayudarla a que su economía crezca. Por su bien, por solidaridad europea -porque la UE es mucho más que su Banco Central y sus dictámenes ciegos- pero también por el bien de los demás miembros del club. De esta crisis, Europa saldrá junta o no saldrá”

Atenas de rodillas, Bruselas ciega, sorda y muda | Por la sombrita → http://porlasombrita.wordpress.com/2012/02/14/atenas-de-rodillas-bruselas-ciega-sorda-y-muda/

@Dashiel “La mayor perjudicada de un default griego es Grecia, aunque dado el coste de oportunidad probablemente sea la mejor opción para ellos.
Casi, la única.”

¿A que te refieres con lo del coste de oportunidad, que es imposible pagar esa deuda en euros? ¿Hasta que punto puede ser viable una Grecia fuera del Euro? ¿Si tampoco la podrá pagar en dracmas, que sentido tiene hacerlo?
¿Cual seria entonces la solución?

15 de febrero de 2012 04:45
Dashiell dijo…
¿A que te refieres con lo del coste de oportunidad, que es imposible pagar esa deuda en euros? ¿Hasta que punto puede ser viable una Grecia fuera del Euro? ¿Si tampoco la podrá pagar en dracmas, que sentido tiene hacerlo?
¿Cual seria entonces la solución?
El coste de oportunidad es alto porque la alternativa a salir del euro es continuar con una sociedad incendiada y en conflicto permanente.
Grecia no puede hacer las reformas que debe hacer porque generan descontento y el descontento daña la cohesión del país y la economía a través de bloqueos y huelgas.

Para quedarse en el euro Grecia necesita que los ciudadanos acepten sacrificios enormes y para ello los políticos deberían ser los primeros en dar ejemplo.

Cómo todo eso es muy difícil de explicar y de ser aceptado, (a menos que se dé un giro enorme en la ciudadanía) la opción que queda es default parcial y salida ordenada del euro.
Las dos alternativas son malas, volver al dracma será un desastre de niveles históricos pero es preferible eso que continuar en la situación actual y sin respaldo de la ciudadanía.
No hay solución para Grecia si por solución se entiende un ajuste sin gran sufrimiento. La economía del país la sostiene la demanda interna y esta a su vez el déficit del sector público, que no puede mantenerse en los niveles actuales.
El reducir el déficit va a convertir a Grecia en un país mucho más pobre, es decir, devolverlo a su realidad.

15 de febrero de 2012 06:44
Anuncios

Las claves de la crisis griega


Las claves de la crisis griega

EL PAÍS – Madrid – 16/06/2011

La grave situación económica y política de Grecia ha vuelto a disparar las alarmas en la eurozona, que está atravesando una fase convulsa por la crisis de la deuda pública.

Tras el rescate financiero del año pasado, al que también tuvieron que recurrir Irlanda y Portugal, Atenas se encuentra otra vez en una complicada situación financiera que amenaza con desembocar en el primer impago de un país del euro en la historia de la moneda única.

Las ayudas que recibió Grecia desde la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional no han sido suficientes y se plantea la necesidad de otro rescate para evitar la quiebra del país.

  • ¿Cuales son los orígenes de esta crisis?

El Gobierno griego se endeudó fuertemente y el gasto público se disparó en la última década, sobre todo por la organización de los Juegos Olímpicos de 2004. Además, al haber un 35-40% de economía sumergida, los ingresos fiscales se vieron muy reducidos. Durante los últimos años, el Gobierno maquilló sus deudas, presentando a la Unión Europea unos informes que no reflejaban la gravedad de la situación.

La cruda realidad llegaría a finales de 2009, cuando tras un cambio de Gobierno y la llegada al poder del socialista Yorgos Papandreu, el nuevo Ejecutivo ponía al descubierto la dramática realidad económica de su país con un déficit público superior a lo anunciado sobre el 13% del PIB.

¿Cómo afecta la crisis griega a la Eurozona?

El impacto más inmediato lo soportan las 15 economías de la zona euro. Son los contribuyentes de estos países los que de manera efectiva van a compartir la carga económica del rescate de Grecia. También existe el temor de que la situación de Grecia genere problemas en los mercados internacionales, lo que provocaría un efecto dominó que pondría en serio peligro a los miembros más débiles de la eurozona, los llamados PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España). Los temores también se han visto exacerbados por las agencias de calificación. Estas entidades privadas evalúan en qué países, empresas o productos financieros es más seguro invertir.

Si quiebra Grecia, ¿quién paga?

La banca europea dispone del 81% de la deuda pública griega, en especial son las entidades francesas y alemanas las que tienen una mayor exposición. Concretamente, la de la banca francesa es la mayor, con 46.000 millones de euros.

Del total, 10.610 millones de euros corresponden a deuda pública. El resto se reparte entre deuda bancaria y privada. Le sigue la alemana con 28.314 millones de euros, de los que 24.095 corresponden a deuda pública. También el Banco Central Europeo, que ha venido aceptando en el último año deuda griega como garantía o aval para prestar dinero, está expuesto a un eventual impago por parte de Atenas.

¿Qué está haciendo Atenas para solucionar el problema?

Grecia ha aprobado varios planes de austeridad desde 2010. La primera de ellas, presentada en febrero de ese mismo año, tenía por objetivo situar el déficit por debajo del 3% en 2012. Entre las medidas previstas en este Plan de Estabilidad, se preveía la subida del IVA, de entre el 0,5% y el 2% según los productos.

El alcohol y el tabaco, por ejemplo, subieron un 20%, mientras que a la propiedad inmobiliaria se aplicaron tipos impositivos mayores. Subieron los impuestos para las rentas superiores a 100.000 euros al 45%.

El aumento de la presión fiscal iría acompañado de un plan de lucha contra el fraude, que en Grecia es una práctica generalizada por su economía sumergida. Un año después, Grecia tiene que hacer frente a nuevas medidas de austeridad si pretende contar con el siguiente tramo de ayuda del rescate acordado en mayo de 2010 (18.000 millones de euros) que Atenas debería recibir en julio.

Pero que Grecia reciba esta ayuda económica dependerá de que el Parlamento apruebe el plan de rescate, algo que tiene que suceder antes del 29 de junio, condición exigida por la UE y el FMI, los dos prestamistas). Un segundo plan de ajuste que se está debatiendo para el periodo 2012-2015 prevé ahorrar al Estado 28.000 millones de euros y recortar 150.000 de los alrededor de 700.000 empleos públicos, entre otras medidas.

¿Cómo ha reaccionado el país ante los planes de austeridad?

El pueblo griego se ha movilizado en contra a través de manifestaciones masivas, algunas de ellas violentas. En concreto, en mayo de 2010 murieron tres personas durante una marcha multitudinaria cuando un grupo de desconocidos arrojó un cóctel molotov contra una sucursal del banco Marfin Egnatia en el centro de Atenas, que permanecía abierta pese a la convocatoria de huelga. Los principales sindicatos del país han tildado las medidas del Gobierno de “antipopulares y brutales”. Los llamamientos a la huelga general se suceden y ya se han convocado tres en lo que va de año.

¿Qué coste político está teniendo la crisis sobre el gobierno griego?

Desde la concesión del rescate de 110.000 millones de euros a Grecia, en mayo de 2010, el primer ministro, el socialista Yorgos Papandreu, ha remodelado dos veces su Gobierno: la primera en otoño pasado y la última, más importante, hoy mismo, con la sustitución de Yorgos Papaconstantinu por Evánguelos Venizelos al frente del Ministerio de Finanzas.

Las draconianas medidas de ajuste que contemplan los programas de austeridad -uno aprobado en mayo de 2010 y otro pendiente de debate en el Parlamento- han causado una grave crisis en el seno del gubernamental Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), parte del cual se ha rebelado contra Papandreu.

Los cambios se interpretan como una victoria de la línea dura del partido. La oposición solicita la convocatoria de elecciones anticipadas y ha rechazado los llamamientos al consenso y la unidad por parte del Gobierno.

¿Qué efectos está teniendo la crisis griega sobre España?

La incertidumbre que se cierne sobre Grecia y la hipótesis del segundo rescate financiero ha extendido la presión a la deuda del resto de países periféricos, entre ellos España.

La prima de riesgo española (la diferencia que hay que pagar entre un bono español a 10 años y uno alemán, el más seguro) ha llegado a alcanzar los 280 puntos básicos, casi el nivel máximo que tocó el 30 de noviembre de 2010, cuando se estaba negociando el rescate de Irlanda.

Si sube la prima de riesgo, un país tiene que pagar más intereses para sus bonos en las subastas públicas que realizan periódicamente para financiar su deuda y esto afecta directamente a las arcas del Estado.

¿En qué nivel está la solvencia financiera de Grecia?

Standard & Poor’s ha rebajado la nota de solvencia de Grecia hasta CCC, dejándola ligeramente por encima de la calificación de impago efectivo (selective default).

Según la agencia de calificación de riesgos, el recorte se debe a la cada vez más alta probabilidad de que el Estado griego no cumpla con sus compromisos de pago en tiempo y forma. La calificación de Grecia pasa a ser la peor de todos los países del mundo examinados por Standard & Poor’s.

La deuda griega tiene peor calificación que la de países como Zambia, Líbano, Camerún, Ghana, Pakistán, Granada, Ecuador o Jamaica, algunos de los países que tienen una calificación de su deuda más baja entre aquellos considerados bonos basura.

Navegador de artículos