AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para la etiqueta “euro”

Grecia: ¿euro o dracma? De obligada lectura xq x el mismo camino vamos


Grecia: ¿euro o dracma?

Antonis Davanellos, A l’encontre

[En un estudio publicado el 5 de enero de 2012, el Instituto Oficial de Estadística del Estado griego (Elstat) indica que, en 2010, 597.000 hogares -es decir, 2,2 millones de personas- vivían bajo del umbral de la pobreza o estaban considerados como “socialmente excluidos”.

El límite de la renta anual para considerar que una familia con dos adultos y dos hijos menores de 14 años no “cae en la pobreza” esta situado en 15.073 €. Sin embargo, el proceso de pauperización se acentúa de semana en semana, en el sentido literal del término.
Por otra parte, el Elstat subraya que la precariedad en el empleo -en el sentido de los meses en los que se obtiene algún ingreso- no ha hecho más que incrementarse desde 2010.
Ese año ya había 3,03 millones las personas al borde de engrosar las cifras de la “exclusión social”, lo que equivale al 27,7% de la población. Estas cifras son mucho más sombrías actualmente.

En el último trimestre de 2011, el Instituto de Investigación del Empleo (Ine) del sindicato mayoritario del sector privado griego (GSEE) estimaba que la tasa real de paro era del 23% de la población activa, frente del 18,4% que ofrecía el gobierno en agosto de 2011.

Semejante tasa de paro, que entre los jóvenes de 15 a 25 años supera el 40%, está traduciéndose en un factor de emigración, al igual que en Portugal y España. A pesar de ello continúa la cascada de planes de austeridad que acentúa la recesión e incrementa la deuda en relación al PIB.

El Estado griego debe reembolsar para marzo de 2012 la suma de 14,5 millardos de euros de obligaciones y no tiene posibilidades de hacerlo.

Las condiciones impuestas por las instituciones internacionales (FMI, BCE, UE) para una nuevo paso en el pretendido “plan de rescate” (de los bancos) se resumen en que el gobierno acepte las condiciones de descuento de la deuda griega que exigen los bancos, las aseguradoras y los fondos de inversión, representados todos ellos por el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) en tanto que negociador central.

En la trastienda de las negociaciones entre el gobierno griego y el IIF -que tropiezan con dificultades como deja traslucir la interrupción momentánea de las negociaciones el 13 de enero de 2012- lo que se da son las operaciones de especulación clásicas en esta circunstancias.

En efecto, los fondos de inversión de capital riesgo (hedge funds) recompran a precio bajo la deuda griega de la que se quieren desprender los bancos.
Estos hedge funds especulan actuando sobre dos escenarios. Uno, que el gobierno se encuentre incapacitado para hacer frente al pago el mes de marzo, lo que conllevaría a la activación de los CDS (Credit Default Swap)y el reembolso de la pérdida de los hedge funds por parte de los CDS. El otro, que los hedge funds esperan ser reembolsados por el gobierno griego al valor nominal de las obligaciones.
En efecto, en el caso en el que los bancos y otras instituciones acepten un descuento en torno al 60% o 70% (o más) y pasen a un acuerdo, los hedge funds pueden rechazar este descuento sobre la parte que han adquirido, lo que les aseguraría un beneficio sustancial.
Hay que saber que el acuerdo que podría darse entre el gobierno y el IIF no obliga a todos los que hayan comprado las obligaciones a aceptar una decisión tomada por una mayoría cualificada. Segun el Wall Streel Journal del 13 de enero de 2012, estos hedge funds detentan más de 70 millardos de euros de la deuda griega.
Las negociaciones no se darán sólo sobre el porcentaje de descuento sino sobre quiénes van a firmar tal acuerdo y la cantidad de deuda que poseen. La prensa podría informar mejor de todo esto, a fin de sacar a la luz los verdaderos negocios que se hacen utilizando la deuda ilegítima

Sobre esta cuestión, la izquierda griega -es decir, la izquierda radical- plantea con justeza el rechazo del pago de la deuda, una posición que se expresa con matices diversos. Pero también existe otro debate entre las fuerzas de la izquierda radical; es el debate en torno a la salida o no del euro.

El artículo de Antonis Davanellos -uno de los portavoces de DEA (Izquierda obrera internacionalista), que se sitúa en el ala izquierda de la coalición SYRIZA- nos presenta este debate. La redacción de A l’encontre comparte su punto de vista. Redacción A l’encontre]

Desde hace dos años, la experiencia griega, bajo la vigilancia suprema de la troika (Unión Europea, FMI y Banco Central Europeo) y los estrictos programas de austeridad que vienen de ella, ha llevado al colapso de las ilusiones relativas al “europeísmo” y a la “europeización”.

Hace diez años, bajo la influencia de argumentos convergentes de la derecha y, sobre todo, de la socialdemocracia, en Grecia tomo cuerpo una amplia corriente de opinión basada en la falsa esperanza de que llegando a ser miembros de la UE y de la eurozona, la economía (capitalista) griega entraría en una fase de crecimiento duradero y que, en ese proceso, al incrementarse la “tarta” a repartir, también saldrían beneficiados los asalariados y asalariadas.

Ahora mismos estas ideas están hechas añico, carbonizadas. Y por ello, el debate sobre las perspectivas adquiere una relevancia de primer orden. Miles de trabajadores y trabajadoras se interesan en él y, por ello, adquiere una amplitud e importancia política sin precedentes.

En el futuro próximo vamos a asistir a cambios importantes. Los podemos enumerar aquí. En primer lugar, la modificación de la actitud de los países más importantes de la UE. De hecho, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy ya han adoptado una orientación a favor de una Europa a dos velocidades y de un euro que se adapte a esta situación.

Países como Grecia, pero también España, Portugal e Italia, van a verse relegados del primer vagón del tren de la UE. Entre las decisiones adoptadas por la cumbre europea del 9 de diciembre de 2011, se afirma por primera vez la posibilidad de expulsar de la UE a un “Estado fallido”. Por el momento, esta perspectiva concierne fundamentalmente a Grecia.

En segundo lugar, sectores de las clases dominantes en Grecia empiezan a cambiar de posición. Evidentemente, los banqueros, algunos grupos industriales y los armadores prefieren continuar como miembros del “club” del euro y declaran que están dispuestos a seguir atacando brutalmente a la gran mayoría del país para alcanzar este objetivo; pero, por primera vez en estos últimos años, determinados sectores -y algunos de ellos, entre los mencionados- comienzan a realizar cálculos para valorar si les resulta beneficioso seguir en la zona euro.

La razón de este giro se encuentra en las características que está adquiriendo la crisis económica internacional y las decisiones que se adoptan para la gestión de la así llama crisis de la deuda soberana.

En la prensa de la clase dominante griega se están publicando artículos en el sentido de que el capitalismo griego existía y funcionaba antes de la existencia del euro y que, del mismo modo, podría seguir existiendo fuera de la eurozona.

Los analistas más perspicaces detectan ya movimientos hacia la salida del euro en fracciones de la clase dominante con el fin de disponer de una capacidad de control de la situación en caso de grandes turbulencias económicas, sociales y políticas que conducirían a un “giro nacional”, “soberanista” del capitalismo griego y a un vuelta obligada a la dracma.
Los políticos más lúcidos -por ejemplo, el ministro de Finanzas, Evangelos Vanizelos- piensan que estas decisiones no se plantean a largo plazo sino que puede que sea necesario adoptarlas en los próximos meses.

Evidentemente, la crisis ha minado el poder de los capitalistas griegos y ha reducido su capacidad para actuar con “independencia” de las grandes potencias; pero la posibilidad de adoptar este tipo de decisiones “independientes” -ciertamente, dentro de unos límites- no ha desaparecido. Sobre todo si se tiene en cuenta que los capitalistas griegos y su Estado continúan siendo una fuerza con peso en los Balcanes y en el Este de la región mediterránea.

Un papel reforzado por la alianza político-militar con el Estado de Israel que trata de asegurar su acceso a los recursos energéticos en esta región mediterránea (se está explorando yacimientos de gas y petróleo en el Mediterráneo oriental, lo que se ha convertido en un elemento de discordia entre Chipre, Grecia y Turquía) y conservar una estabilidad geopolítica en la zona tras los cambios producidos por las llamadas “revoluciones” del mundo árabe y el cambio de orientación de gobierno turco.

En ese contexto, la “izquierda europea” piensa que la mayoría de las corrientes de la izquierda anticapitalista griega son favorables a una salida de la eurozona y a una vuelta al dracma. No es del todo exacto.

El Partido Comunista Griego, la fuerza política más importante a la izquierda, ha estado tradicionalmente a favor de una salida de la eurozona y de la Unión Europea. Actualmente, el PC dice que estos objetivos sólo pueden alcanzarse a través de un régimen político que ellos califican de este modo:

“Un poder popular y una economía popular”. Su dirigente, Aleka Papariga, afirma que si la vuelta al dracma se realiza en el contexto actual de relación de fuerzas, traerá un ataque especulativo sin precedentes y una pauperización de los asalariados y campesinos, también sin precedentes.
Estoy parcialmente de acuerdo con esta posición. Digo parcialmente, porque no sé, ni de forma aproximativa, qué es lo que significa la fórmula “poder popular y economía popular” que el Partico Comunista sitúa entre el capitalismo y el socialismo.

No obstante, estoy de acuerdo en que la vuelta a la dracma bajo la batuta de los capitalistas y de su Estado tendría unos efectos devastadores sobre la población.

La vuelta a la dracma -que, de entrada, se encontraría devaluada – conduciría a una nueva devaluación, lo que implicaría una depreciación de las rentas y haberes salariales (salarios, pensiones, vivienda, etc.) y, también, de los “activos” campesinos: una devaluación de las tierras cultivables.
Por contra, los capitalistas griegos que detentan riquezas evaluadas en 600 millardos de euros -es decir, más del doble de toda la deuda griega- podrían comprar a precio de ganga las empresas públicas, los hospitales, las tierras cultivables…

Es decir, se daría una transferencia colosal de riqueza de lo público a lo privado, transferencia que se puede comparar a la que se produjo en los países del Este tras la caída del muro en 1989.

Desgraciadamente, un sector de la izquierda anticapitalista no ha comprendido esta trampa que ha puesto al descubierto el Partido Comunista. ANTARSYA, por ejemplo, ha adoptado el siguiente lema en su último congreso: “Por una salida anticapitalista del euro”.

Un eslogan sin rigor alguno. Si se plantea como perspectiva estratégica de derrocamiento del capitalismo, situar la cuestión de la moneda como punto de partida, no es la mejor opción. Desde ese punto de vista sería mejor un eslogan tradicional: “Todo el poder a los consejos obreros, campesinos y populares” o, dicho de otro modo, a las estructuras de autoorganización democrática.
Pero un eslogan semejante no haría sino evidenciar la distancia enorme que existe entre este objetivos y las tareas presentes, así como las responsabilidades actuales de la izquierda anticapitalista.

Para los camaradas (la mayoría) de ANTARSYA, la forma de resolver esta contradicción en su actividad política cotidiana se traduce en obviar el adjetivo anticapitalista (del eslogan “por una salida anticapitalista del euro”) y plantear lisa y llanamente la salida del euro para, de ese modo, poder gestionar la política monetaria y la devaluación de la moneda como medio para recuperar competitividad y, de paso, la reconstrucción productiva del país.

Esto nos traslada de nuevo a las ideas de ciertos economistas radicales “realistas”.

Por ejemplo, Costas Lapavitsas, que propone un retorno inmediato a la dracma y una devaluación sistemática como la única posibilidad de reforzar la capacidad competitiva de las empresas griegas y de sus exportaciones.
De ahí vendría la posibilidad de una reconstrucción productiva del conjunto del país. Es una “solución elegante” pero con los pies de barro.
La dracma no sería la única moneda a realizar una devaluación competitiva. También lo haría el escudo (portugués), la peseta (española), la lira (turca), etc.
¿El resultado?: la carrera por la competitividad se transformaría en una guerra económica en las que la víctimas serían las gentes asalariadas y los capitalistas acapararían los beneficios.
En cualquier caso, Lapavitsas tiene la decencia de admitir que a medio término el resultado de sus propuestas implicarían restricciones (penurias) importantes para la población en lo que respecta a la alimentación, los medicamentos, carburantes, etc.
Algo que ninguna fuerza política de izquierdas se atreve a decir pero, ¿no deberían hacerlo?

En realidad, estamos asistiendo al renacimiento de las ideas, de carácter nacionalista más o menos afirmado y reformista, de las viejas corrientes de izquierda.

A principios de los años 60, una fracción significativa de los economistas radicales (entre los que se encontraba Andreas Papandreu, fundador del Pasok) proponía una vía análoga para el desarrollo del capitalismo griego: la nacionalización de sectores “estratégicos” (energía, agua, telecomunicaciones, transporte, etc.), una política exterior independiente, un reforzamiento de la industria pesada, medidas proteccionistas para apoyar la producción griega, etc.
En teoría, se trataba de una política que sólo podría ser puesta en práctica por un gobierno de izquierda, una política que conduciría “objetivamente” al socialismo.
En la práctica, fue la orientación que aplicó ampliamente la Junta Militar entre 1967 y 1974.
Y sobre todo, la que aplicó el primer gobierno de derechasque le sucedió, liderado por Constatin Caramanlis, que algunos políticos de derechas calificaban como un “maníaco socialista”.

Este tipo de orientación está muy alejado del contexto al que hacen frente hoy en día los trabajadores y trabajadoras en Grecia. Nuestra tarea principal consiste en oponernos y hacer fracasar las políticas de austeridad.

En esta confrontación, y a través de ella, tenemos que acumular fuerzas -tanto en el movimiento sindical como en la izquierda política- para dar contenido a la perspectiva del derrocamiento del capitalismo y la batalla por el socialismo.
En este esfuerzo, es preciso excluir la posibilidad de que los asalariados, que ya han sufrido medidas muy duras de “devaluación interna” bajo el imperio del euro, se vean forzados a pagar el precio de una reconstrucción capitalista bajo la égida de un giro “nacional”, esta vez bajo el reinado de la dracma.

Esta es la orientación que tratamos de desarrollar en SYRIZA a través, entre otros, del eslogan “Ningún sacrificio por el euro; ninguna ilusión en la dracma”.

De ese modo, tratamos de plasmar una orientación de izquierda que haga frente al vulgar “europeísmo” que tiene por función legitimar las políticas de austeridad actual; y, también, el rechazo a la consigna de retorno inmediato a la dracma.

Entre otras razones porque, como hemos explicados más arriba, el giro “nacional” no es la posibilidad más probable.
Y si llega a darse -en el marco de la relación de fuerzas socio-políticas actuales- el resultado será amargo para nuestra población y desastroso para la izquierda; especialmente si se supedita a tal giro y no está preparada política e ideológicamente.

Muchos camaradas desarrollan el argumento de que el euro no es un símbolo neutro. Comparto esa opinión. El euro representa y simboliza las políticas neoliberales extremas que dominan la UE desde hace 25 años.

Pero la dracma tampoco es un símbolo neutro. La dimensión simbólica de una moneda está sujeta al hecho de quién controla la economía y quién controla el poder político. Y en la historia de las revoluciones hasta el día de hoy, la cuestión de la moneda no ha sido nunca el punto de partida del proceso.

Otros camaradas, fundamentalmente de ascendencia trotskista, apoyan la salida del euro como elemento del llamado “programa de transición”. Una manera un tanto “flexible” de interpretar los elementos constitutivos de ese programa.

Dicho de otro modo, los camaradas tratan de cambiar el mundo comenzando por el techo, al tiempo que subestiman los peligros de compromiso con las orientaciones proteccionistas, propias de un “realismo económico” y del nacionalismo, incluso si este último es moderado y se expresa bajo una variante de “izquierda”

¿Salirse del euro?


¿Salirse del euro?

Vicenç Navarro
Catedrático de Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra
Ilustración de Mikel Jaso
Estamos viendo durante estos años de crisis el intento más intenso y masivo por parte de las autoridades de la eurozona –Banco Central Europeo (BCE), Consejo Europeo y Comisión Europea– así como del Fondo Monetario Internacional (FMI) de debilitar, en cada país de la zona euro, el mundo del trabajo, la protección social y el Estado del bienestar.
La evidencia de ello es contundente.
Recortes de derechos laborales y sociales y de gasto público social están ocurriendo a lo largo de los países de la eurozona, dándose con especial intensidad en los países de la periferia de la eurozona, conocidos como los PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España).
No pasa día sin que noticias sobre recortes y reducción de derechos golpeen las páginas de los rotativos de mayor difusión.
La generalización de tales medidas en la mayoría de países de la eurozona se presenta como un indicador de su inevitabilidad, es decir, de la necesidad de que se lleven a cabo para salir de la crisis.
La evidencia que se ha ido acumulando muestra, sin embargo, que tales medidas no sólo no están contribuyendo a la salida de la crisis y de la recesión, sino que la están empeorando.
Los datos reflejan claramente que tales políticas están reduciendo todavía más la demanda necesaria para estimular la economía.
Y puesto que la demanda generada en el sector privado está estancada (resultado en España del enorme agujero creado en la economía por el estallido de la burbuja inmobiliaria), el único sector que podría estimular la economía es el sector y el gasto público.
De ahí que la reducción de tal gasto público sea un gran error, pues imposibilita la salida de la crisis. De nuevo, la evidencia de ello es abrumadora.
Sólo los economistas y políticos neoliberales, que dominan los medios de mayor difusión, continúan repitiendo el dogma neoliberal que está ya profundamente desacreditado empíricamente.
¿Por qué entonces se están imponiendo tales políticas? Es más que dudoso que las autoridades de la eurozona y del Fondo Monetario Internacional no conozcan la abrumadora evidencia que muestra el fracaso de tales políticas.
El hecho de que, a pesar de ser conscientes del daño de tales políticas al bienestar de la mayoría de la ciudadanía y a la propia economía, continúen imponiéndolas se debe a que están utilizando esta situación de enorme crisis (acentuándola incluso) a fin de forzar con mayor contundencia lo que los grupos dominantes en estas instituciones (el capital financiero, es decir, la banca y las grandes empresas transnacionales) siempre han deseado: debilitar al mundo del trabajo y al Estado del bienestar.
Más y más información se está haciendo pública mostrando el tipo de presiones que tales organizaciones (y, muy en especial, el BCE y el binomio Merkel-Sarkozy) han estado realizando para que los gobiernos reciban “ayudas” (lo pongo entre comillas porque un porcentaje de tales transferencias está encaminado a que los estados receptores puedan pagar sus deudas públicas a los bancos alemanes y franceses, entre otros).
El Banco Central Europeo supedita estas ayudas –en forma de compra de deuda pública– a que hagan reformas que claramente debiliten el mundo del trabajo (tales como eliminar la indexación de los salarios o la descentralización de los convenios colectivos) y reduzcan sus estados del bienestar (tales como la privatización de las pensiones o de los servicios sanitarios), todas ellas medidas que tienen muy poco que ver con la génesis de la crisis o con la salida de ella.
El argumento que utilizan para justificar la imposición de tales políticas es que aumentarán la competitividad de la economía de los países PIIGS y con ello aumentarán las exportaciones, que debieran ser el motor del crecimiento económico y la salida de la crisis.
De nuevo, la evidencia existente (que es también bastante abrumadora) cuestiona que los países PIIGS puedan salir de la crisis a base de tales políticas, pues el mayor problema que tienen estos países no es ni su inexistente elevado gasto público, incluido el social (que es de los más bajos de la UE), ni la falta de competitividad (las exportaciones han continuado creciendo en España durante la crisis), sino su escasísima demanda.
Pero el hecho de que la evidencia muestre que este argumento es erróneo o falso no les frena para que continúen imponiendo tales políticas, admitiendo, como hacen los economistas Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart, muy influyentes en el FMI, que el impacto de tales políticas supuestamente positivas no se verá por mucho tiempo, de diez a quince años a partir de ahora.
Esta situación es insostenible e intolerable. Condena a varias generaciones a un futuro miserable. De ahí que debiera considerarse lo hasta ahora impensable: la salida de España del euro.
No hay duda de que sería un paso difícil, pero no necesariamente peor que lo que se predice para los próximos diez y quince años.
Alternativas, en contra de lo que dicen Rogoff y Reinhart, existen.
Salvando las diferencias (que las hay) entre Argentina y España, el hecho es que Argentina en 2001, tras romper la paridad con el dólar y las políticas impuestas por el FMI, bajo el Gobierno Kirchner, recuperó su propio control del valor de la moneda y de su Banco Central, permitiéndole en tres años que su PIB fuera ya el que existía antes de la crisis, siendo a partir de entonces el país de América Latina que ha tenido mayor crecimiento económico.
Letonia, en cambio, siguió las políticas que está imponiendo el FMI y hoy su PIB es un 20% inferior al que tenía al iniciarse la crisis.
Es importante que para el bien de las clases populares se inicie un debate en España sobre los excesivos costes de pertenecer al euro, y de los que la población parece ser ya consciente.
Según una reciente encuesta, el 70% de la población española tiene mayores reservas hacia el euro. ¿Cuándo se iniciará tal debate en España?

Debemos romper con Europa y salir de forma inmediata del euro

Es una entrevista de hace 20 días en Diari de Tarragona.

Pero la publicamos porque por fin se empiezan a escuchar voces acreditadas hablando del “tabú”, y sin ambages.

Dejando claro, eso sí, que el profesor Oliveres siempre habla claro, es una de las valiosas excepciones. Y por esto fue galardonado ayer como personalidad ética del año en la tercera edición del premio Proteus de Ética y recibió también ayer el 28 Premio internacional Alfonso Comín por su cruzada contra las injusticias.

———————————————- ————

Dos días después de las elecciones, ¿es el momento de presentar nuevas medidas de contención del gasto público?
No lo es ahora ni lo fue antes. El Govern está maltratando el Estado del Bienestar en temas básicos, introduciendo conceptos como el copago. Además están cargando la presión a las clases más desfavorecidas, en lugar de hacer cosas básicas como subir el impuesto de sucesiones. Es un verdadero desastre. En todo caso deben rebajar gastos inútiles como el circuito de Montmeló y cosas por el estilo.

¿Qué supone la aplicación de un tiquet moderador para no abusar de la compra de medicamentos? 
Es una forma de pago para la gente que va muy a menudo al médico, a veces por cuestiones que no merecen una visita, y piden más medicamentos de los que son estrictamente necesarios. No estoy diciendo que la sanidad pública no deba sufrir ajustes, pero creo que están dando los primeros pasos para privatizar el sistema sanitario catalán, cuando antes teníamos uno de los mejores modelos.

 

¿Qué propone?
Que aumenten la fiscalidad, que inspeccionen mejor la renta de sociedades. Lo que sea, pero ahora están actuando como la derecha pura y dura.

El Govern advirtió que tiene previsto prorrogar los presupuestos de 2011 hasta mediados de febrero. ¿Qué puede suponer?
Es una solución que se ha adoptado en muchas ocasiones, cuando no se ha llegado previamente a un acuerdo. Aunque voy a decirle una cosa que puede parecer cínica: si siguen con este trato social, cada vez más a la baja, es mejor que sigan con el presupuesto del año pasado.

A nivel Estatal tampoco conocemos las cuentas. ¿No podrían haber esperado? 
Supongo que estarán muy enterados de los planes de Rajoy porque, si no, es un momento muy inoportuno.

El anuncio de las medidas se produce después de que el Partido Popular asegurara el lunes que no habrá pacto fiscal. ¿Están presionando para justificarse?
No. Yo estoy a favor del concierto económico. ¿Pero a qué se refieren: al déficit fiscal? Son 18.000 millones de euros, repartidos por los 7 millones de catalanes. Esto significa que no son ni 3.000 euros per capita. El déficit fiscal es un mito. La Generalitat tiene capacidad para hacer inspecciones tributarias más severas, también más inspecciones laborales, para eliminar la economía sumergida y  establecer unos impuestos propios. Y no lo hacen.

¿Culpar al sistema de financiación es una excusa?
Claro que sí.

Y después, ¿qué vendrá?
Es un tema que no depende en exclusiva de la Generalitat, ya que también está el Estado y la Unión Europea. Debemos romper con Europa, que no puede mantenerse, y salir de forma inmediata del euro. Es un sistema perverso que está empobreciendo las clases más necesitadas.

¿Qué espera de la política económica del nuevo Gobierno?
Más desastres.

Hay que salir del Euro ya

http://www.diaridetarragona.com/economia/062316/debemos/salir/europa/romper/forma/inmediata/euro

Hay que salir del Euro ya Salida del euro

Ya llegó. Cuando los catedráticos, economistas y políticos de peso empiezan a decir lo que llevo diciendo durante años, es que estamos por el buen camino. ¡Hay que salir de euro ya!

Adjunto tres artículos relacionados con este tema que han salido en la prensa en estos días.

Daniel Estulin

Hay que salir del Euro ya FirmaDanielEstulinblog21

Hay que salir del Euro ya separadornegro4

Gustavo Bueno: «No entiendo que nadie haya planteado todavía que España abandone la UE»
El sociólogo Rodríguez Buznego advierte de que las decisiones «no van en la línea de la arquitectura comunitaria» seguida hasta ahora.

Publicado en LNE.es Asturias

Hay que salir del Euro ya 2011 12 07 IMG 2011 12 07 12 10 16 bueno

OVIEDO, E. M. Gustavo Bueno está al margen de todas las argumentaciones clásicas sobre Europa. El filósofo hace añicos el discurso mayoritario y reflexiona acerca de la posibilidad de que España abandone la Unión, una hipótesis que no figura en la agenda de ninguna organización política o económica de relevancia. «Lo que me extraña es que no he visto a nadie que se plantee la idea de que nos vayamos», expone. «Todas estas cuestiones sobre lo que hacen Merkel y Sarzoky se producen porque existe el axioma de que tenemos que pertenecer a esta organización. No comprendo por qué ningún ministerio o sección ha propuesto que salgamos del euro y de todo lo demás», prosigue. «Es muy mala señal», remata.

 

Bueno considera que «la gente vive como una gallina pegada a la raya de tiza, sin levantar los ojos, como si ser comunitarios fuera un dogma de fe». Además, advierte de que las pretensiones con las que se llega a la cumbre de dentro de dos días «generarán para nosotros una dependencia de Francia y Alemania de, al menos, cincuenta años». «Creo que el señor Rajoy aspira como mucho a ocupar la cuarta posición en el contexto europeo, lo que me parece un objetivo no demasiado ambicioso», sostiene.

«Siempre supe que, en ciencia, se deben plantear hipótesis. Así que no entiendo por qué los economistas u otros expertos no hacen estudios sobre alternativas a seguir como estamos», argumenta. «¿Por qué no se comenta esa opción? Sólo hay fijación y obstinación en lo mismo», recalca.

Hay que salir del Euro ya Separador Daniel Estulin 2

España debe salirse del euro o sufrirá una crisis mayor que la Gran Depresión, según AIG – Cotizalia – Eduardo Segovia.

Por fin parece que todo el mundo -incluido el Gobierno- ha aceptado que España se enfrenta a una crisis grave. Pero dicha gravedad puede ser mucho mayor todavía, hasta rozar lo catastrófico, si hacemos caso a algunas opiniones que llegan del exterior. Y no se trata sólo delFinancial Times y su supuesta inquina hacia España, sino de la gran banca de inversión. En un informe absolutamente demoledor al que ha tenido acceso El Confidencial, Banque AIG (filial de la norteamericana AIG, la mayor aseguradora del mundo) concluye que, o bien nuestro país abandona la moneda única para poder devaluar, o bien tendrá que afrontar una crisis “mucho peor que la Gran Depresión de los años 30″.

Esta entidad no es la primera que plantea un escenario catastrofista. Ya en agosto Morgan Stanley incluía entre sus hipótesis para la crisis española una repetición de la crisis del Sistema Monetario Europeo de 1993-94, con consecuencias nefastas para nuestro sistema financiero, aunque no lo consideraba su escenario más probable. La semana pasada era Chevreux (filial deCrédit Agricole) el que volvía a la carga anunciando que la morosidad de las cajas llegará al 6,5%el próximo año y que varias de ellas tendrán que ser rescatadas. Pero nadie hasta ahora había llegado tan lejos como la aseguradora norteamericana al pronosticar casi el apocalipsis para nuestro país.

El informe de Banque AIG, que firma su estratega jefe, Bernard Connolly, no es un análisis de mercado al uso, sino que incluye consideraciones de orden comunicacional, político y hasta filosófico. Su título es ‘Solbes, Almunia y la danza de los siete velos’, en referencia a la actitud de las autoridades española de usar una “serie desesperada de tácticas dilatorias, enmascarando más que revelando” la realidad de la crisis (a diferencia de la danza bíblica, en la que el desnudo progresivo de Salomé tenía como objetivo incrementar la excitación de Herodes para lograr la cabeza de Juan el Bautista).

“Pero la verdad desnuda en este caso es de todo menos agradable: es que España no se recuperará en ningún momento en el futuro predecible y, en vez de eso, está condenada a la depresión, la deflación y suspensiones de pagos generalizadas si permanece en la Unión Monetaria”, sentencia este analista. Ahí está la madre del cordero, porque Connolly es un conocido opositor a la moneda única europea y autor del libro sobre este asunto ‘El corazón podrido de Europa: la guerra sucia por el dinero europeo’. A su juicio, por tanto, la pertenencia de España al euro no ha sido en absoluto beneficiosa para nuestra economía en la época de expansión y ahora es el gran impedimento para salir de la crisis.

Deflación, depresión y desempleo

Su demoledora conclusión se infiere de un análisis de las posibles opciones que tienen las autoridades españolas para salir de la crisis.

Así, considera que, una vez que ha estallado la burbuja crediticia y que la demanda interna se ha hundido, la única solución para que ésta se recupere es reemplazar la inundación de crédito de los últimos años con otras fórmulas que adelanten a la actualidad el gasto futuro.

Pero eso es casi imposible. La solución más fácil, bajar los tipos de interés, no está en manos españolas precisamente por nuestra pertenencia al euro, sino en las de Jean-Claude Trichet.

En segundo lugar están las medidas de política fiscal -incrementar el gasto público o bajar los impuestos-, que siguen siendo competencia nacional dentro de los límites que también impone Bruselas.

Pero ahí el Gobierno también tiene las manos atadas por la “demoledora situación presupuestaria, que ahora por fin está siendo revelada”.

En tercer lugar, tenemos una devaluación de la divisa -que debería ser enorme en términos reales- para recuperar competitividad, algo también imposible dentro de la Unión Monetaria; y una devaluación del euro, que sería un sustitutivo para España es totalmente impensable -aunque la divisa europea ha caído con fuerza frente al dólar en los últimos meses-. Finalmente, Connolly también considera imposible un rescate fiscal de los países con problemas presupuestarios por aquellos que tienen superávit dentro del euro.

Así las cosas, “parece inevitable que, mientras España permanezca en la Unión Monetaria, la única salida aplicable será la de forzar una enorme deflación nacional por la vía de una prolongada depresión y una subida masiva del desempleo”. “Es decir, España afrontará unas condiciones económicas mucho peores que las de la Gran Depresión de los años 30.

Y las perspectivas de depresión y deflación se asocian casi inevitablemente a unas suspensiones de pagos generalizadas”, concluye.

Algo que agravará todavía más la situación del sistema financiero -esta situación provocará una retirada de fondos de las entidades-, lo que alimentará un círculo vicioso.

El Gobierno dejará caer la economía

Connolly se pregunta si nuestro Gobierno está dispuesto a llevar a la economía española a la quiebra generalizada. Y su respuesta es que sí, por las tendencias intervencionistas y estatistas del Ejecutivo de Zapatero y, sobre todo, porque salirnos del euro no es una opción viable por una cuestión cultural: los españoles asociamos a Europa con la democracia y la modernidad, por lo que cuestionar algo de Europa, “aunque sea la catastrófica Unión Monetaria” es casi franquista, opina.

“Nuestra sospecha es que, en cualquier caso, las autoridades españolas están preparadas para ver a los agentes económicos entrar en quiebra y quizá para algo mucho peor”, sentencia.

Respecto la comunicación, este analista es igual de demoledor: “Se puede sostener con bastante base que se han dicho más tonterías sobre la economía española en los últimos tiempos que sobre cualquier otra”, afirma después de repasar las fases por las que ha pasado nuestro ejecutivo desde que esperaba que la economía siguiera creciendo el 4% eternamente -pese a que la productividad no ha crecido nada en la última década- hasta que la semana pasada Solbes admitió la posibilidad de recesión. Y no sólo por parte del Gobierno español, sino que mete en el mismo saco al comisario europeo Joaquín Almunia, para concluir que “el valor añadido intelectual en este debate es negativo”.

Frente a este escenario y estas críticas, habrá quien argumente que no es AIG precisamente nadie para dar consejos por su delicadísima situación: se ha desplomado en bolsa, pueden bajarle el rating, tendrá que vender activos y, al final, puede convertirse en el próximo Lehman Brothers.

Pero, por esa regla de tres, habría que quitarle validez a todos los análisis de entidades muy afectadas por la crisis financiera, como Citigroup o UBS, y, en general, a los de toda la banca de inversión internacional.

Hay que salir del Euro ya separadornegro4

Artículo Anguita en el Economista.

Anguita: España debe salir del euro y nacionalizar sectores estratégicos

Europa Press16/11/2011 – 13:48

El que fuera coordinador general de Izquierda Unida entre 1989 y 2000, Julio Anguita, ha propuesto como una de las medidas para salir de la crisis la salida de España del euro, así como la nacionalización de los “sectores estratégicos”.

En un artículo en la revista Números rojos, Anguita propone un nuevo modelo económico y social porque la crisis no es “efecto colateral” del sistema actual, sino “consecuencia de su propia razón de ser”.

Se muestra convencido, además, de que ese cambio es “técnicamente posible” y sólo necesita para su aplicación “el consenso y la participación democrática de la ciudadanía”.

El exdirigente de IU propone así mismo un decálogo de medidas en el que incluye un salario mínimo interprofesional de mil euros al mes, ninguna pensión por debajo de esa cifra, banca pública y dejar sin efecto los desahucios de quienes demuestren que no pueden pagar su hipoteca.

Publicado por Daniel Estulin a las 12:45

Reino Unido: tocado y hundido Lectura RECOMENDADA


Café Steiner

En Café Steiner se recogen las mejores ideas y análisis sobre la actualidad internacional que se producen en los centros de pensamiento, instituciones, revistas y foros en Internet más influyentes.

El buzón de Café Steiner (cafe.steiner@gmail.com) está abierto:

esperamos los mejores argumentos, datos y análisis.

Reino Unido: tocado y hundido

Por: José Ignacio Torreblanca | 07 de diciembre de 2011

La crisis del euro ya tiene una primera víctima: el Reino Unido.

El tren europeo se pone en marcha al silbato de Merkel y Sarkozy, que ha diseñado un Tratado a su medida, tan a su medida que para todos los demás es una camisa de fuerza:

unos la aceptarán porque no tienen más remedio, pero otros, como los británicos, no tienen más remedio que rechazarla ya que su diseño y objetivos son intrínsecamente incompatibles con el código genético de los conservadores británicos.

El objetivo histórico del Reino Unido, evitar una hegemonía en el continente pero, a la vez, mantener la independencia y margen de actuación del Reino Unido, se ha ido al traste: dos décadas después de la reunificación de Alemania, ya hay una hegemonía en Europa (la alemana), y la influencia del Reino Unido se acerca progresivamente a cero.

Los conservadores británicos ya hacía un tiempo que habían perdido los papeles (europeos), aunque habían conseguido disimularlo.

Antes de la llegada al poder de los conservadores, ya extrañó la absurda decisión de los conservadores británicos de abandonar el grupo parlamentario popular europeo y sumarse al grupo de euroescépticos capitaneados por el ODS del peculiar Vaclav Klaus, que tantos dolores de cabeza nos ofreció durante la presidencia checa de la UE y con motivo de la ratificación del Tratado de Lisboa, y al que se sumaban otras “joyas” del euroescepticismo europeo como el Partido polaco de la Ley y la Justicia de los inefables hermanos Kazcysnki y otros partidos menores en Lituania y otros países.

Las consecuencias de esa folclórica decisión no fueron muy evidentes entonces, pero lo serán hoy miércoles cuando en vísperas de una reunión crucial del Consejo Europeo, los líderes populares europeos (Merkel, Sarkozy, Rajoy etcétera), se reúnan a cenar en Marsella para hablar del futuro de Europa y, mientras, David Cameron cene solo en Downing Street.

Ahora, los designios de quiénes entonces nos avisaron de lo que se venía encima brillan con toda su intensidad. En una tribuna publicada en este periódico en abril de 2010, mis colegas Mark Leonard y Daniel Korski alertaban de que el cambio generacional en el Partido Conservador había convertido en irrelevante el término “euroescéptico” por la sencilla razón de que todos lo eran, y no de forma moderada, sino bastante radical: en una encuesta interna, nada menos que un 63% de los militantes del Partido Conservador eran partidarios de retirarse de Europa, léase bien, no de renegociar los Tratados o de repatriar poderes, sino directa y llanamente de retirarse.

Por eso, Leonard y Korski nos ofrecían algo así como una guía del naturalista de campo euroescéptico que nos permitiera distinguir entre euroescépticos de distintos pelajes.

Como en los buenos documentales del National Geographic, nos proponían estar atentos a los sonidos emitidos por: “euroescépticos corrientes”, “euro-obsesivos”, “realistas modernizados”, “neoconservadores”, “capitanes de Cameron” y “Little Englanders”.

Pero como señalaba el diputado británico, Denis McShane, este lunes en una seminario organizado por la Fundación FRIDE (abro este post con un pequeño vídeo, en inglés, de su intervención), todas estas tendencias, que habían coexistido hasta ahora bajo la llamada política de “las tres erres”: “referéndum, repatriación, renegociación”, ahora se han colapsado ante un acontecimiento tan inesperado como la crisis de la deuda y la puesta en marcha de un nuevo proceso de negociación de Tratados.

Así que, mientras los conservadores británicos barajaban sus opciones para mantener a Europa a raya con una agresiva táctica basada en las tres erres: (R) repatriar todos los poderes posibles; (R) renegociar los Tratados existentes en caso de que hubiera una nueva negociación de tratados y forzar un (R) referéndum para ratificar cualquier nuevo Tratado, resulta que es Europa la que se pone en marcha sin los británicos.

El desconsuelo de Cameron es enorme: cuando yo me iba a retirar de Europa, va y es Europa la que se retira de mí. Sorry guys.

http://blogs.elpais.com/cafe-steiner/

Seis días para salvar al euro: el mercado teme la ruptura


Lleno de Energía, > 

Seis días para salvar al euro: el mercado teme la ruptura

Daniel Lacalle  03/12/2011 06:00h

Una semana estupenda en las bolsas, animadas por el acuerdo de liquidez entre el FMI y el BCE, pero también una semana que introduce más preguntas que respuestas. Por ejemplo, Estados Unidos supone un 17% del FMI. Si hay que rescatar a Italia, ¿podría aportar $107.000 millones, mientras su propio presupuesto tiene que recortarse en $1 billón? Y eso si acotamos el problema a Italia.

El problema de las noticias sobre posibles inyecciones de liquidez es que no solucionan nada porque las necesidades de refinanciación de todos los países de la OCDE superan con creces a la demanda de bonos por parte de los inversores. No es que el dinero se vaya a otros mercados, es que el endeudamiento medio de los inversores se está reduciendo mientras las necesidades de refinanciación de los países aumentan.

En el fondo de la cuestión está el problema de que el peso de los activos de la banca en Europa es excesivo (un 320% del PIB) y que Europa no crece si no se endeuda, como muestra el grafico inferior. Excluida la acumulación de deuda en el sistema, el milagro europeo ha sido casi inexistente. Ahora, tras meses y meses de engañarnos con tonterías del estilo de “el problema es Grecia” y “la deuda sobre PIB es menor que Japón”, no queda tiempo. Europa y el Euro no llegan a Junio si explota Italia y España con ella, con más de €500.000 millones que refinanciar.

¿Por qué se teme la ruptura del Euro?

Según el Wall Street Journal, el 54% de los directores financieros de Europa esperan una ruptura del Euro y tienen planes de contingencia para sacar sus depósitos. Yo no estoy convencido de que sea así, pero el temor esta ahí.

Tres razones fundamentales:

– Las necesidades de refinanciación de los países europeos (€1.2 billones en 2012) añadidas a la contracción de PIB inevitable, puede llevar a Europa a tener unos gastos financieros que superen el 30% de sus ingresos totales. Y la solución que propugnan algunos de aumentar el gasto para apoyar el PIB se desmonta fácilmente viendo el grafico superior. El umbral del modelo de saturación de deuda, es decir, cuando una unidad adicional de deuda genera PIB cero o negativo, se sobrepasó hace muchos, muchos años.

– Un par de países no pueden rescatar a todos los demás. El problema de los países periféricos no era correcto. El problema de deuda incluía, como ya hemos dicho aquí, a Francia y otros países centroeuropeos. Francia, según un informe de Egan-Jones, superará el 108.6% de deuda sobre PIB en Junio de 2012 mientras tiene que buscar un modo de rescatar a sus principales bancos, cuyos activos suponen un 240% del PIB del país.

– El único efecto positivo de mantenerse en el Euro es poder financiarse a tipos atractivos y contar con una moneda fuerte en un entorno comercial y financiero protector. Si se pierden esos beneficios, el impacto social y político de mantenerse en el euro es demasiado alto comparado con la posibilidad de salirse, devaluar la moneda local y re-financiar la deuda. Es decir, el coste financiero de mantener la moneda única no compensa la ruina económica y social de cargar a los ciudadanos con el coste.

– Imprimir moneda no funcionaría porque el Euro no se utiliza ni en el 15% de las transacciones mundiales. Los que piden que Europa imprima piensan que es una gran idea. Bajaría la deuda en euros devaluados, se crearía un poco de inflación, y se incentivaría la competitividad. ¿No? No. Generaría hiperinflación porque esos euros no se utilizan globalmente. No funciona ni en Estados Unidos, y eso que el 75% de las transacciones mundiales se hacen en dólares, o en Reino Unido, que cuenta con la City como motor. Igual que el modelo de saturación de deuda, el de devaluación no funciona. Solo genera una masiva transferencia de dinero del bolsillo del ahorrador al del deudor. 

¿Por qué es difícil que se rompa el Euro?

– El problema que se generaría a la banca, y el enorme, brutal peso que la misma tiene en la economía europea, un 320% del PIB comparado con un 89% en EEUU, es precisamente lo que hace que sea difícil la ruptura.

– La otra razón es que Alemania sufriría una gravísima recesión, con su moneda apreciándose brutalmente y perdiendo exportaciones, ya que vende un 65% de sus bienes y servicios a la UE. Pero me preocupa que las empresas alemanas que he visto recientemente me digan “hemos tenido que luchar contra una recesión y una moneda fuerte muchas veces” y “el coste para Alemania de rescatar a los países europeos supondría una perdida de PIB anual de 2% sin ninguna contrapartida”.

– La unidad fiscal es lo único que puede salvar al Euro, y ahora las opciones para rechazarla son muy limitadas, pero ¿es aceptable? ¿Cuánto tiempo llevaría instrumentalizarla? ¿Creemos en una Unión Europea que jamás ha sabido reducir su presupuesto? ¿Quién va a ser el garante de su ejecución? ¿Quién y como impone las multas y penalizaciones? ¿Se acatarían? Porque las medidas de moderación presupuestaria ya están en el reglamento de la UE, pero se las ha saltado hasta el apuntador. Y la pregunta del millón. ¿Realmente pensamos que Europa va a atraer capital si todo ello se impone y la presión fiscal se dispara mientras el PIB se contrae?.

La única solución es que los bancos europeos, todos, reduzcan sus balances, endeudados hasta 30 veces sus activos, y que emitan capital de manera masiva. La entelequia de que el mercado está cerrado es falsa. Es cuestión de precio.

Los Hedge Funds Apuestan Por La Ruptura a Medio Plazo y el Bazooka a Corto.

En este entorno, el mercado apuesta por la continuación de la política del avestruz, lo que yo llamo “esconder y extender”. En seis días, un nuevo chute de liquidez al sistema con el BCE bajando tipos, y probablemente un aumento del balance de $1 billón. Y lo mejor, la propuesta de Redemption Fund, que “empaquetaría” la deuda de los países por encima del 60% del PIB hasta 2013 debajo de la alfombra y extendida 20 años. Y piensan que así van a poder refinanciarse a coste inferior. Esconder y Extender.

Más madera. Y en Junio de 2012 ese dinero… ¡se fue! porque el chute de €1billon ni siquiera cubre un 80% de las necesidades de refinanciación de la UE de 2012. Es decir, no se repaga deuda. Y el problema ya no será solo Italia y España, sino Francia.

Es por eso que gran parte de los Hedge Funds apuestan a corto plazo por una cartera neutral, largo España e Italia y corto Finlandia, Francia y Alemania.

Los Hedge Funds están aumentando sus posiciones cortas cada vez que sube la bolsa, sobre todo en valores como SAP, Basf, o Deutsche Bank preparando un escenario que hunde la competitividad de Alemania, endeuda más al sistema y aumenta el riesgo de recesión. Y con ese nuevo vial de crack al adicto, la apuesta a corto plazo, si se cumple el pronóstico, beneficiaría relativamente a España e Italia. En Junio, ya veremos. Los políticos siguen creyendo que la tarta de crédito está a su disposición cuando quieran, como quieran y al coste que quieran. Wishful thinking, como decía el grupo China Crisis. Si no reaccionan con rapidez, la solución, que hoy es compleja, será simplemente inexistente.

http://www.cotizalia.com/opinion/lleno-energia/2011/12/03/seis-dias-para-salvar-al-euro-el-mercado-teme-la-ruptura-6366/

La alternativa del diablo


 

ANÁLISIS

La alternativa del diablo

JUAN IGNACIO CRESPO 02/12/2011 ELPAIS.COM

Los últimos acontecimientos van situando a la zona euro y, sobre todo, a Alemania y al Banco Central Europeo (BCE) ante una disyuntiva feroz: inflación moderada o desastre.

El acuerdo entre bancos centrales hecho público anteayer lo ha puesto de relieve una vez más, ya que las operaciones de permuta financiera (swaps) anunciadas buscan proporcionar financiación en dólares a los bancos europeos, que cada vez tienen más difícil el acceso a esa moneda.

Como en todas las operaciones masivas y espectaculares siempre habrá quien se pregunte cómo de mal estarán las cosas para que sea necesario algo así. ¡Qué importa!

Los bancos centrales hicieron esta vez lo correcto: que ninguna entidad solvente caiga en un momento tan delicado en que, probablemente, no se puede dejar caer ni a las insolventes, por la amenaza de un efecto dominó bancario. Si alguien tiene dudas, que recuerde Lehman Brothers.

Por lo que parece, y como ayuda adicional, la próxima semana el BCE aprobará los préstamos a tres años a los bancos: a este paso, y en el límite, tendrá en el activo de su balance a la mitad de la banca europea.

Con la operación de anteayer los mercados se han tranquilizado por unos días. Pero esa operación ha recordado la extremada debilidad del sistema bancario europeo y, por ende, del mundial.

Diciéndolo de manera muy concentrada: la maquinaria del sistema financiero está funcionando a cámara cada vez más lenta, y esa es ahora la mayor amenaza para la economía mundial.

La causa última e impalpable es la falta de confianza entre los bancos, algo que en su primer brote virulento sirvió para dar el banderazo de salida de la crisis en agosto de 2007.

Pero este brote actual es especialmente pernicioso: parte de las garantías de calidad que pueden aportar los bancos para obtener financiación ya han sido utilizadas y, además, se está reduciendo la velocidad de circulación de las garantías todas (a casi la mitad, entre 2007 y 2010, según un estudio en el FMI).

Tras cuatro años de crisis del crédito, los bancos y los Estados están entrelazados en un abrazo mortal: los primeros tienen en su balance la deuda de los Estados y estos se encuentran en una situación de tal debilidad presupuestaria que les impide recapitalizar a los bancos adecuadamente (una ironía más de la crisis: aunque quisiera nacionalizarlos quizá no podrían…).

De ahí que, aunque haya que acordar medidas de largo plazo (como la integración fiscal y la constitución de un Tesoro único europeo o, al menos, de una Agencia Europea de la Deuda), y aunque los Gobiernos tengan que hacer lo que tienen que hacer (reducción del déficit y reformas) las medidas urgentes en Europa solo pueden venir del único bombero que queda operativo en la plaza: el BCE.

Con permiso de Alemania que tendrá que optar entre recuperar en euros depreciados los préstamos que, a veces, tan alocadamente concedió; o no recuperarlos en absoluto; entre que su mercado cuasi cautivo, Europa, se mantenga solvente o caiga en la bancarrota.

También para el BCE se abre una alternativa del diablo: elegir entre tener alojada en su balance la mitad de la banca europea; o la mitad del mercado de deuda pública, o ambas cosas a la vez. Si optara por lo primero, no estabilizaría lo segundo y conseguiría lo tercero.

Mejor, pues, que elija lo segundo (si compra deuda italiana y española al 5% los bancos mejorarán automáticamente). Y pronto. O un día cercano se desayunará (nos desayunaremos) con el inicio de un efecto dominó de quiebra de Estados y bancos que arrasará con todo. En menos de lo que tarda en decirse Banco Central Europeo.

Juan Ignacio Crespo es analista financiero.

Dejar el euro ES LA ÚNICA SALIDA AL GOLPISMO FINANCIERO


Dejar el euro

Castillete 21 de Noviembre

Artículos de Opinión | José Haro* | 24-11-2011 |

Cuando estas líneas vean la luz, se habrán celebrado unas elecciones cuyo resultado ahora desconozco. Parece que el bipartito (PP-PSOE) seguirá gozando de amplia mayoría, si bien todo apunta a que la izquierda tendrá más presencia en el Parlamento.

Esa mayoría bipartidista, independientemente del cuál de las dos fuerzas la gestione, es lo que garantiza que en los dos próximos años el gasto público español tendrá un recorte de, al menos, 40.000 millones de euros (sería aún mayor si no conseguimos acabar el año 2011 con un déficit del 6%).

Esa es la cruda realidad a la que nos enfrentamos, derivada, por un lado, del rigor con que la UE nos exige un déficit del 3% a finales de 2013; y, por otro, de la muy escasísima voluntad del PP (y también del PSOE) por acometer una reforma fiscal que provea un caudal de ingresos a las arcas del Estado provenientes de las rentas altas y del combate efectivo al fraude fiscal.

Así que sanidad, educación, servicios sociales e inversión pública se verán seriamente mermadas, el paro desbordará los 5 millones y una oleada de sufrimiento añadido sacudirá a una sociedad cada vez más dual y empobrecida.

Una parte de la izquierda, por ejemplo los sindicatos, han pedido una flexibilización en los plazos para cumplir con el déficit, así como la emisión de eurobonos para atajar los problemas de las deudas soberanas de los países periféricos.

Todo ello en el contexto de reivindicar más Europa armonizando las políticas fiscales y presupuestarias para impulsar el crecimiento y el empleo.

El problema es que no es ésta la dirección que aborda la dirigencia europea, la cual persiste en imponer a los países periféricos las políticas de austeridad que conducen al abismo directamente.

Cuando estas políticas no pueden ser ejecutadas por los gobernantes electos, se recurre al envío de tecnócratas y banqueros(como ha ocurrido en Italia y Grecia), a los que nadie ha elegido, con la misión de llevar hasta el límite los duros recortes a pesar de las evidencias de su naturaleza contraproducente.

Y es que la Europa del euro no entiende sino del ajuste permanente, aunque ello conduzca a la recesión y al hundimiento de las cuentas públicas. Economistas tan dispares como Paul Krugman o Richard Koo sitúan el origen de la crisis de la deuda pública europea en que los tipos de interés de ésta no se definen por su magnitud, sino por la moneda en la que se obtienen los préstamos; es decir, si los inversores españoles o el Banco de España compraran nuestros bonos, sus intereses descenderían.

En lugar de ello, inversores españoles compran títulos alemanes y, además, sobre nuestra deuda especulan los mercados a fin de obtener intereses más elevados.

Y ello se debe a que compartimos el euro y, además, el Banco Central Europeo no actúa como prestamista de última instancia y no compra masivamente la deuda pública.

Por consiguiente, entiendo como una quimera absoluta pedir a la burocracia neoliberal de Bruselas y Berlín, así como a los llamados mercados, que reconduzcan la política europea hacia la creación de empleo y el crecimiento, modificando el papel del BCE. Nunca van a aceptar esto porque va en contra de su ideología y de sus intereses.

Ahora mismo, el capital financiero se está lucrando especulando contra la deuda soberana de muchos países. Y esta depredación coincide con los intereses de una Alemania que se está financiando casi gratis porque es refugio de unos capitales que huyen de las periferias debilitadas.

El euro se ha convertido en un dogal al modo en que lo fueron los durísimos planes de ajuste del FMI sobre las economías latinoamericanas en los 80.

Cuando estas economías rompieron con el FMI (y el caso argentino es paradigmático al respecto), comenzaron a crecer, a crear empleo y a poder pagar sus deudas.

Una dictadura conjunta mercados-Merkel asola estos días Europa, y su instrumento es el euro. Privemos a la dictadura de su arma. Dejemos el euro.

*José Haro para Tercera Información

La ” gran solución” a la crisis del Euro. Pedir dinero a China


[Acuerdo de la Europa del capital] Cifras billonarias para socorrer a la banca europea
Un billón de euros del fondo de rescate, 100.000 millones más para tapar agujeros, el BCE regalándóles dinero casi sin intereses… todo para que el capital más parasitario y especulativo salve y pueda continuar con sus negocios, a costa de nuevos ajustes y recortes de derechos sociales.
Kaos. Laboral y Economía | Prensa |
www.kaosenlared.net/noticia/acuerdo-europa-capital-cifras-multibillonarias-para-socorrer-banca-eur

La eurozona se dota de un fondo de un billón contra la especulación

Los bancos no cobrarán el 50% de los bonos de deuda que tienen en Grecia

In extremis y al filo de las 3:30 de la mañana, la eurozona logró el acuerdo que tanto perseguía. Los bancos europeos renunciarán a un 50% de lo invertido en bonos de deuda pública griega a cambio de dar carpetazo a la crisis de deuda y asegurarse el cobro del resto.

El resultado, logrado tras varias horas de negociación con los responsables de los grandes bancos europeos, se complementó con un plan de recapitalización y el refuerzo del fondo de rescate, cuya capacidad quedará multiplicada hasta alcanzar el billón de euros.

“Se ha alcanzado un acuerdo global en la cumbre del euro de hoy”, dijo Herman Van Rompuy, el presidente del Consejo, tras ocho horas de discusiones. El acuerdo, cuyos detalles deberán ser pactados por los ministros de Economía del euro “en noviembre”, según las conclusiones, permitirá al fondo de rescate garantizar parte de las emisiones de deuda de países en el punto de mira de la especulación, como España e Italia.

Además, la eurozona ampliará las posibilidades del fondo recurriendo a inversores privados y públicos extranjeros, como el FMI y países emergentes.

La primera petición formal tendrá lugar mañana, cuando el gerente del fondo de rescate, Klaus Regling, aterrice en Pekín esperando encontrar unas autoridades chinas dispuestas a reforzar la estabilidad del euro como alternativa al dólar.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, hablará hoy con el primer ministro chino, Hu Jianto, para ir preparando el terreno.

La eurozona ampliará las posibilidades del fondo recurriendo a inversores privados y públicos extranjeros

Así se logrará que el “cortafuegos” tenga una capacidad de “un billón de euros como mínimo”, según aseguró el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En la actualidad, el fondo dispone de una dotación de 440.000 millones, pero el llamado “dinero fresco” que aportan los Estados no se ampliará por exigencias de Alemania, sino que se requerirá a la ingeniería contable para apalancar el fondo a través de garantías y avales.

En cuanto a la deuda de Grecia, los líderes del euro arrancaron un compromiso a los grandes bancos europeos (sobre todo franceses y alemanes) para que acepten dejar de recuperar un 50% de lo invertido.

El objetivo es lograr el objetivo de reducir la deuda de Grecia al 120% del PIB en 2020 (la española ronda en la actualidad el 60% y la media de la eurozona el 80%). Se acabará así con la peligrosa tendencia de la economía, que según las previsiones que maneja Bruselas podría alcanzar el 183% en 2013.

Los fondos públicos compensarán esa participación del sector privado, ya que la zona euro contribuirá con “una financiación de 100.000 millones de euros hasta 2014” que garantice que Grecia devuelve lo que todavía debe y sus bancos son recapitalizados.

BCEPor su parte, el BCE continuará con sus operaciones extraordinarias de apoyo a la economía europea, con inyecciones de liquidez a la banca y compras de deuda pública. La intención, solemnizada por el próximo presidente de la institución, Mario Draghi, fue muy destacada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que defendía la vigencia de un papel activo de la institución.


La Unión Europea y la banca acuerdan elevar al 50% la quita de Grecia

La decisión implica elevar a la mitad la condonación de la deuda del país heleno. La nueva quita de Grecia supera el 21% pactado el pasado julio con el sector privado

Tras casi ocho horas de reunión, los jefes de Estado y de Gobierno de los países del euro y la banca llegaron hoy a un acuerdo para elevar hasta el 50 por ciento la condonación de la deuda griega, anunciaron fuentes comunitarias.

La nueva quita de Grecia supera el 21 por ciento pactado el pasado 21 de julio con el sector privado, en el marco del segundo programa de asistencia financiera al país.

El acuerdo se produjo en el último momento y pocas horas después de que el director ejecutivo del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), Charles Dallara, que representó al sector privado en las negociaciones, anunciase que no se había logrado ningún pacto sobre Grecia ni sobre un aumento de su quita.

No obstante, tras una reunión en los márgenes de la cumbre de hoy entre los acreedores privados de Grecia y la canciller alemana, Angela Merkel; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; y el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se ha logrado finalmente el esperado acuerdo.

En Bruselas se barajaba de manera extraoficial elevar la quita griega a entre el 50 y el 60%

La banca que ya aceptó en julio pérdidas del 21 por ciento sobre los bonos soberanos helenos ante las dificultades de Grecia para hacer frente a su deuda, llegó al encuentro de hoy con una “nueva oferta significativa”, según el IIF, que aún así resultó insuficiente para los líderes europeos.

En Bruselas se barajaba de manera extraoficial elevar la quita griega a entre el 50 y el 60 por ciento como única medida para hacer la deuda helena sostenible, pero se insistía en que para que esta condonación tuviese el efecto deseado debía ser voluntaria.

Finalmente la quita ascenderá al 50 por ciento y será voluntaria, con lo que se cierra el acuerdo en el último de los tres pilares esenciales del plan europeo anticrisis, tras las decisiones para recapitalizar la banca hasta el nueve por cuento del ratio de capital básico por 106.000 millones y de ampliar el fondo de rescate hasta el billón de euros.

En rueda de prensa, el presidente francés Nicolás Sarkozy ha insistido en que  la quita del 50% de la deuda griega es “voluntaria” y que no supone un impago (default). Las pérdidas para los inversores están valoradas en 100.000 millones, ha señalado.


La banca española necesita 26.161 millones de capital

Los líderes europeos imponen al sistema financiero un ratio mínimo de solvencia del 9%. Una vez que les permitan contabilizar las obligaciones convertibles, las cinco entidades españolas precisarán unos 18.000 millones

La Unión Europea ha llegado a un acuerdo para la recapitalización de la banca europea y, de primeras, no deja bien situada a España. Las cinco mayores entidades españolas (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Popular) tienen unas necesidades de solvencia para cumplir los nuevos requisitos de 26.161 millones de euros, el segundo mayor volumen del continente tras Grecia, que precisa 30.000 millones.

Mucho mejor colocados han quedado los bancos alemanes, que al final son los que ponen las normas, con una falta de 5.184 millones. Los italianos requieren 14.771 millones y los franceses, otros 8.844 millones. En total, los 70 bancos sistémicos europeos precisan un total de 106.447 millones, según cálculos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

No obstante, la cifra de la banca española se reducirá entre 8.000 y 9.000 millones una vez que pueda contar como capital de primera calidad lo aportado por las obligaciones convertibles en acciones. Las autoridades europeas han aceptado que cuenten todas aquellas que venzan antes de final de octubre del próximo año; es decir, que entrarán los 7.000 millones del Santander y parte de los 1.190 millones del Popular, como mínimo.

La devaluación de la deuda supone un coste de 6.290 millones para España

Dentro de las necesidades españolas, se incluye la pérdida que provoca contabilizar la deuda española a precio de mercado, que supone un coste para estas cinco entidades de 6.290 millones. La vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, ya había advertido de que supondría un recorte del 2%.

Aunque la EBA no precisó ayer cuánto necesita cada entidad, los analistas estaban calculando en los últimos días que Santander necesitaría (una vez descontadas las convertibles) en torno a 9.000 millones; BBVA, unos 3.500 millones; La Caixa, unos 4.000 millones; Popular, unos 2.000 millones, y Bankia, unos 1.000 millones, informa Virginia Zafra.

El acuerdo al que llegaron ayer los líderes de la Unión Europea contempla que los bancos tendrán que lograr, “antes del 30 de junio de 2012”, un “ratio de capital de máxima calidad del 9%” y contabilizar su deuda teniendo en cuenta “la valoración del mercado”.

De todas formas, la cifra definitiva no está clara, porque faltan por cerrar (se espera que en un Ecofin en los próximos días) detalles importantes, como qué tipo de deuda se valora a precio de mercado.

Fuentes financieras aseguran que países como Alemania han solicitado que no sólo sea la deuda del Estado sino también la de las comunidades autónomas, las corporaciones locales y las empresas públicas. Y, para más inri, quieren que se exija un capital extra para los créditos concedidos a las administraciones públicas españolas, lo que supondría para los cinco grandes un aumento de mil millones en los requerimientos.

Las entidades que no cumplan no podrán pagar dividendos ni bonus

Una consecuencia muy importante de las nuevas exigencias de capital es que los bancos que no lleguen al 9% tendrán que someterse a “restricciones en la distribución de dividendos y bonus” hasta lograr ese tope.

La reivindicación, planteada hace dos semanas por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, pretende acabar con los casos de bancos con problemas de solvencia que reparten dividendos antes o mientras están están siendo rescatados con dinero público.

Los fondos que necesiten los bancos que no lleguen al 9% deberán proceder “primero de fuentes privadas”, como reestructuración, ampliación de capital, emisión de nuevas convertibles o venta de activos. Además, pueden reducir sus activos ponderados por riesgo para que con el mismo capital tengan un mayor ratio de solvencia.

En todo caso, el Consejo Europeo insistió ayer en su comunicado de la cumbre que exigirá a las entidades que no reduzcan la concesión de créditos por el hecho de que tengan que aumentar el capital, así que esta última fórmula de reducir el tamaño tendrá vigilancia por parte de los supervisores nacionales.

Si no logran captar el capital por medios privados, las entidades podrán recurrir a los gobiernos y al fondo de rescate del euro como último recurso. La mayoría de las entidades españolas podrían alcanzar las necesidades con la generación interna de capital (con beneficios sobre todo) sin tener que acudir al mercado.

Fuentes de la Moncloa aseguraron anoche que España está en un lugar tan destacado en esta lista porque tiene a dos de las entidades más grandes de la zona del euro (Santander es el más grande) y eso supone, para bien y para mal, que todas las cifras que resultan son más elevadas.

En una nota, el Gobierno explicó que las entidades españolas sujetas a esta revalorización de la deuda pública cuentan con obligaciones convertibles por importe de 9.000 millones de euros que podrán usar para reducir esa factura inicial superior a 26.000 millones.

Además, explicó que estas peticiones son “excepcionales y extraordinarias y que por tanto no tendrán ninguna implicación para las cuentas de las entidades ni afectarán a la oferta de crédito futura a las administraciones públicas”. Con esta afirmación, el Gobierno da por hecho que habrá que aplicar provisiones adicionales para cubrir los créditos concedidos a entes públicos.

La Autoridad Bancaria Europea no emitió su comunicado hasta la medianoche, lo que generó muchas dudas entre las propias entidades españolas, a las que habían informado de que las obligaciones convertibles sumarían como capital de primera calidad y que a última hora vieron cómo no se sumaba y quedaban de nuevo como las entidades en peor situación de Europa, sólo por detrás de Grecia.


Acuerdo para elevar a un billón el fondo de rescate

El volumen disponible se multiplicará mediante la garantía de las emisiones de deuda y con un nuevo instrumento financiero

Los líderes de la eurozona llegaron a un principio de acuerdo para la elevación del fondo de rescate. Según fuentes comunitarias, la envergadura definitiva del fondo se elevará hasta el billón de euros, que se utilizarán para avalar parcialmente emisiones de deuda de estados y bancos en apuros, además de ofrecer líneas de crédito a países acorralados por los mercados, recapitalizar directamente entidades en apuros o comprarles deuda.

Fuentes cercanas a la negociación confiaban en que esta cifra pueda inyectar confianza de manera inmediata en los mercados. Del actual fondo, dotado con 440.000 millones, ya se han comprometido 116.400 millones para los rescates de Irlanda, Portugal y Grecia. Entre 50.000 y 74.000 millones podrían reservarse para recapitalizar bancos, mientras que lo restante, hasta 275.000 millones, se multiplicaría (o apalancaría) por cuatro mediante la garantía del 20% o 25% de las emisiones de deuda de países como España o Italia. Alemania dijo ayer que no dará más dinero para el fondo.

Con todo, el tamaño final depende de las aportaciones a un nuevo instrumento extra de inversores extranjeros, a los que la eurozona tiene previsto cortejar con visitas en las próximas semanas. La primera tendrá lugar mañana, cuando el gerente del fondo de rescate, Klaus Regling, aterrice en Pekín esperando encontrar unas autoridades chinas dispuestas a reforzar la estabilidad del euro como alternativa al dólar.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, hablará hoy con el primer ministro chino, Hu Jianto, para ir preparando el terreno.

Al cierre de esta edición, la eurozona forcejeaba con los bancos para que aceptasen una quita de la deuda griega de alrededor del 50%, más de lo que estaban dispuestos a ofrecer las entidades y de lo que al BCE le parecía razonable.

Según fuentes comunitarias, los líderes se han fijado como objetivo reducir a un 120% del PIB la deuda helena en 2020 y acabar con la peligrosa tendencia de la economía, que según las previsiones que maneja Bruselas podría alcanzar el 183% en 2013, es decir, cien puntos más que la media de la eurozona. La factura representaría para los bancos un montante total de 100.000 millones, según los cálculos de Reuters.

Por otra parte, la UE aplaudió las medidas tomadas por España, entre ellas la reducción del déficit, el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros, la reforma laboral y la inclusión de un límite al déficit en la Constitución. Sin embargo, el borrador de conclusiones incluía un llamamiento a “seguir con las reformas”, aunque “no exigiendo nuevas medidas”, según confirmaron fuentes comunitarias.

Fuentes del Gobierno español aseguraron que la mención a España fue “muy positiva” y que sintonizaba “con todo lo que la vicepresidenta (Elena) Salgado y el presidente han venido defendiendo en todo momento”.

Es decir, que España está cumpliendo, pero quedan importantes decisiones por tomar.

España se desligó así definitivamente de Italia. Su primer ministro, Silvio Berlusconi, llegó a la cumbre con una carta de 15 páginas esperando cumplir con las exigencias que tan sólo tres días antes le habían hecho Merkel, Sarkozy y los líderes de las instituciones comunitarias.

¿ Porqué tanto miedo a salir del euro¿ Es la mejor o la única solución?


¿ Porqué tanto miedo a salir del euro ?                                                   ¿ Es la mejor o la única solución?

Eurozona es un gran timo, dinero para Grecia, Irlanda, Portugal, España… y que marche otra ronda de euros para todos.

En el último par de años BCE se ha coronado como el más grande generador de liquidez global!!!

El problema es la especulación distorsiva, es la que ha llevado al euro a una cotización ridícula.

Que ha destrozado a la economía real, y enriquecido sin proporción, a los bancos y sector financiero en general. 

Cada vez es más claro que el euro debiera tener un cruce con el dólar de 0,50/0,60 U$D.

Los esfuerzos de China por no sobrevalorar la cotización del yuan, hacen que se pueda beneficiar del mercado de EEUU, crece a tasas altas y
sostenidas hace veinte años.

La participación de los países de eurozona en el mercado internacional de comercio, representaba casi el 30% del comercio total global en el
2000, a una década de la existencia del euro, la participación de eurozona es del 19% en 2010. Ese es el origen del endeudamiento, y la desocupación…

Basta de cuentos euro centristas, este timo nos está llevando a la tumba inexorablemente… España con su economía destrozada y casi 25% de paro es
el mejor ejemplo.

Gran error del Mercado Común Europeo, haber modificado la concepción original que EEUU tuvo fundacionalmente para la Comunidad, las mejoras
económicas y sociales producidas por la gran ayuda recibida durante cuarenta años por EE.UU. , hicieron creer a Europa que estaba preparada, para administrar su propio destino divorciada de la
tutela de el mercado Norteamericano, que podía crear y administrar una moneda propia, separándose definitivamente de la órbita dólar.

La realidad ha demostrado que todo esto es un gran disparate, la moneda propia termino siendo un engendro, para beneficio absoluto del
sector financiero
, sector que todavía no ha terminado el proceso euro, el mismo finalizara con la gran ola privatizadora que hará propietarios a los bancos de la mayoría del sector de
servicios europeos, la unificación monetaria de países con realidades completamente distintas, hoy se ve que fue sueño de una noche de verano tropical, imposible de concretar, a menos que la
unión sea una unión fiscal, y para eso habría que convencer a los países superavitarios que compensen los déficits de los países que no lo son, idea que es imposible en este momento, sobre todo
en Alemania, donde la opinión pública está muy mayoritariamente a favor de abandonar el euro, y el 52% de los alemanes piensa que en 10 años no existirá mas.

Europa se ha cerrado sobre sí, creyendo que es el centro del mundo, la realidad es que no lo es, y está perdiendo importancia global a
pasos agigantados.

Se ha convertido en un gran continente parasito en el cual, hasta los habitantes de países de bajísima productividad se sienten con derecho a
estándares de vida de lujo, sin el esfuerzo que les corresponde.

Desde que se lanzó en 2001, el euro se ha valorizado más del 60%. Sin otra razón que la especulación financiera. La UE era aprox. 30% del comercio internacional en 2001; ahora es
19%. La eurozona disminuyó en 2010 su tasa de crecimiento potencial de largo plazo (5 a 10 años) a 1%. Europa ha entrado en un sendero de estancamiento prolongado.

Pero Alemania (RFA) es la segunda exportadora mundial de bienes industriales de capital de alta tecnología; en los últimos años dirige sus
exportaciones sobre todo a los mercados asiáticos, no a la demanda intraeuropea.

Este esquema euro comercial no le sirve para crecer. El ciudadano común ahora, percibe que Europa es un lastre, su mercado más pujante son la
compañías multinacionales estadounidenses, localizadas en los países emergentes.

El blogsalmón dice 

Grecia no cumplirá las
previsiones de déficit previsto para el 2011
. El plan de ajuste impuesto por el BCE/FMI se va al garete dado que el PIB de Grecia se contrae en torno al 5% y las previsiones de déficit para el cierre del ejercicio al 7,6% sobre el PIB se
sitúan en torno al 8,1%-8,2%. Ahora mismo, el gobierno griego apuesta por tirar la toalla y las
conversaciones con BCE/FMI se encuentran en suspenso. Mientras tanto, sus CDS y prima de riesgo vuelven a niveles inasumibles
para la economía griega.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el lunes que no creía que ningún país vaya a
abandonar la zona euro y que cualquier salida podría causar un peligroso, “efecto dominó”, y añadió que “desde un punto de vista técnico y legal no hay ninguna posibilidad”

Yo pienso que a la única que la conviene que todo siga como está es a Alemania que se está
haciendo con todo el pastel de la Eurozona y poco a poco está traspàsando la deuda odiosa que tiene sus bancos con todos PIIGS a sus socios comunitarios a cambio de más ayudas.

 Cristina Lagarde, arranca su dirección del FMI con una entrevista de las que mueve los cimientos de Europa. Va dando ánimos y asegura
que ” estamos a las puertas de otra recesión global en Europa y que la crisis de deuda de la zona euro es mucho más compleja de las previsiones
iniciales.”

Ante este panorama tan desolador y sin
ninguna esperanza a la vista porque seguir isistiendo en mantenernos dentro de la Eurozona cuando no solo no nos dá soluciones sino que nos quita autonomía para poder hacerlos por nosotros
mismos.

GurusBlog dicen esto con repecto al
tema:

¿Y si realmente la salida del
euro es la única opción para solucionar la crisis en España?



are

España salida Euro

Debo reconocer que hasta el día de hoy he sido un ferviente defensor de la pertenencia de España al club del Euro, me encanta el concepto de Unión Europea, y soy un
europeo orgulloso, pero uno también empieza a reflexionar si realmente la pertenencia a la zona euro, con la imposibilidad de poder diseñar políticas monetarias específicas para España, ni sin
poder contar con la posibilidad de poder realizar devaluaciones competitivas de divisas permitirán a España salir de la actual crisis económica y nos condenarán a una larga agonía económica.

 Pertenecer al club Euro es un orgullo, y comporta ciertas ventajas, pero pertenecer al club Euro a costa de un 20% de la población en situación de desempleo
es una drama y un precio demasiado cara para cualquier sociedad.

Dándole vueltas al tema la pertenencia al euro y la creencia que salir de la zona euro sería un absoluto
desastre 
y una ignominia que me empieza a resultar bastante parecida a los que supuso en la Gran Depresión de los años 30 abandonar el patrón oro para
poder reactivar una económica que en muchos países estaba simplemente muerta.

Repasando cómo se salvo la Gran Depresión de los años 30:

En 1932 la situación económica en los EEUU era tan grave que en ese año, cuandoFranklin Delano Roosevelt, ganó las elecciones a la presidencia, la primera medida que si vio obligado a
tomar, en su primer día de presidencia, fue la de cerrar todos los bancos del país y aplicar un férreo corralito.

En los 3 años anteriores los créditos de los bancos comerciales habían caído de
50.000 a 30.000 millones de dólares, una cuarta parte de los bancos del país habían quebrado, el precio de la vivienda había caído un 30%, la mitad de las hipotecas estaban impagadas, las
fundiciones de acero funcionaban al 12% de su capacidad y las fabricas de coches al 10%, la producción industrial había caído a la mitad y los precios habían retrocedido un 30%. En resumen la
situación económica era un auténtico desastre del que parecía imposible salir.

Al poco tiempo, se envió al congreso la Emergency Banking Act, que entre otras medidas autorizaba a la FED el derecho a emitir moneda adicional no respaldada por oro.

Los
EEUU estaban abandonando el patrón oro.

Para acabarlo de rematar la Agricultural Adjustment Act, daba al presidente el poder para poder devaluar el dólar frente al oro hasta en un 50% y poder
emitir 3.000 millones de dólares en billetes sin estar respaldados por oro.

Cómo ya os podéis imaginar la mayoría de economistas del momentos y expertos financieros se rasgaron las vestiduras
ante semejantes medidas y vaticinaron el apocalípsis… en aquellos tiempo el patrón oro era una de las leyes más sagradas en política monetaria, romperla se pensaba que era retroceder a la Edad
Media.

Sin embargo a los días siguientes, mientras el precio del dólar se desplomaba respecto al oro, la Bolsa subía un 15%, durante los 3 meses siguientes los precios al por mayor se dispararon un
45%, acabando con la deflación que hacía 3 años asolaba el país, con la subida de los precios el coste real del crédito cayó en picado, los pedidos de maquinaria pesada aumentaron un 100%, la
venta de automóviles se dobló y la producción industrial aumento un 45%.

Se había roto con un mito, una camisa de fuerza que ataba la política monetaria y probablemente en el momento de tomar la decisión de salir del patrón oro muchos vieron el prestigio de los EEUU
debilitado, pero sin embargo la medida fue una de las más cruciales para poder sacar a los EEUU de una depresión económica que parecía no tener fondo.

En una situación similar nos encontramos en España, obviamente no estamos en una crisis de momento tan severa como en la Gran Depresión, pero nuestro problema básico, es que nuestra económica
ha dejado de ser competitiva y estamos encadenados a una moneda fuerte.

Si queremos salir de esta con relativa rapidez tenemos 3 opciones,

a) bajar sueldos,

b) incrementar productividad

c)devaluar la moneda en un 30%-40%.

La opción c) probablemente la más dolorosa a corto plazo pero la más eficaz a medio-largo plazo, sólo es posible si estamos fuera del euro.

Pero quizás lo más importante, es la única de las tres medidas que se puede aplicar con cierta rapidez y probablemente una vez realizada la devaluación y con una nueva posición competitiva en
el mundo, sería bastante sencillo atraer de nuevo la inversión extranjera.

Además el compromiso de abandonar el euro se podría hacer fijando tambien un compromiso de vuelta a la moneda europea una vez estabilizada la situación y con nuevo tipo de cambio más acorde a
la capacidad económica de España.

http://www.gurusblog.com/archives/espana-salida-euro/19/12/2010/

Esto nos dicen desde elblogsalmon

¿Puede salirse un país del Euro?


17
COMENTARIOS

euros

Con la crisis financiera internacional que todavía estamos viviendo se está hablando mucho de las diferentes velocidades de la zona Euro. Y es que pertenecer al Euro tiene ciertas ventajas,
pero también inconvenientes ya que los Estados han perdido su capacidad monetaria de responder ante una situación adversa. ¿Podría salirse un país del Euro para afrontar la
crisis con nuevas herramientas?

La respuesta clásica es “no”. Si un país se sale del Euro lo más normal es que acabe como Islandia. Habría una espantada de fondos, gente haciendo cola en los bancos y el sistema
financiero hundido
. Sin embargo Paul Krugman plantea en su blog que hay una vía para salirse del euro.

Esa vía es, precisamente, la que propone Krugman para salirse del Euro. Estar una situación en la que el sistema financiero ya se haya hundido. Es decir, un país no puede
salirse del euro porque se hundiría el sistema financiero. Pero si ya se ha hundido se puede sali
r.

Eso sería parecido a lo que pasó en Argentina con el corralito. Una vez que los inversores huyeron despavoridos del país, ¿qué más da quitar la paridad con el dólar? Ya no hay nada más que
destrozar y puede traer efectos beneficiosos.

Por tanto, si Grecia llega a suspender pagos y todos los inversores internacionales huyen, quizá se salga del Euro y decida devaluar su “nuevo dracma” para ganar competitividad
internacional
. Un escenario algo imaginativo, es cierto, pero posible.

Vía | Paul Krugman (en inglés)

En El Blog Salmón | Las consecuencias de la salida del euro para EspañaPaul Krugman dice que el Euro fue un error

El dilema del Euro por http://aldeaspotemkin.blogspot.com

Para España y otros países en problemas que están siendo sometidos a una gran presión, la salida del euro sería un suicidio, pero existe esta posibilidad de salir, que nos echen o que el euro se derrumbe.
Últimamente veo a bastante gente exponer que una salida del euro y la creación de una nueva moneda devaluada (pesetas por ejemplo), supondría a la hora de pagar la deuda pública, tener que devolver una cantidad mucho mayor, es decir, si 1 euro son 160 pesetas y debemos 16.000, al devaluar la nueva moneda recién creada un 25%, 1 euro equivaldría entonces a 200 pesetas y lo que pagaremos de deuda subirá a 20.000. Bien, pues esto NO ES ASI, la explicación es la siguiente:
La deuda del Estado no es porque un inversor preste dinero a España, sino porque España emite deuda (en bonos, obligaciones o pagarés) en moneda nacional, no en euros. De ésta forma el estado pagará la cantidad que determine más una interés fijado.
Así que lo que ocurre realmente, es que si un inversor nos compra 100 euros en deuda, se convierte en 100 pesetas, si devaluamos la moneda un 50% el estado pagará al inversor 100 pesetas (más el interés fijado), pero su valor ahora serían de 50 euros, el inversor saldría perdiendo.
De ahí que cuando un país esté en problemas y ante la especulación sobre una posible devaluación, los inversores huyan con su dinero del país y dejen de invertir en él. Esto es lo que se llama “pérdida de confianza”.
Para recuperar ésta confianza, España estaría obligado a proceder a una dura devaluación de su moneda, lo suficientemente amplia para atraer de nuevo a los inversores, ya que si hacemos una devaluación insuficiente, los inversores no entrarán en el país porque pensarán que habrá más devaluaciones de la divisa.
Cuánto mayor sea la probabilidad de que se vaya a producir una devaluación, mayor será el riesgo para los inversores de recuperar el 100% de lo invertido, por lo que mayor será el tipo de interés que aceptarán pagar los estados para que la deuda que emitan los países se compre.
El encarecimiento de la deuda de un país no se producirá tras su salida de la zona euro, para ello sólo hace falta especular con esa posibilidad, como está ocurriendo con los llamados PIIGS (Portugal, Italy, Ireland, Greece, Spain)
A continuación citaré algunos problemas que tendrá cualquier país que quiera dejar la zona euro:
-1. Según un estudio del equipo jurídico del BCE sobre el mecanismo para abandonar el euro basándose en los tratados firmados hasta ahora, la unión monetaria es irrevocable e irreversible.
Sin embargo, el país que quiera puede salirse de la UE, una vez hayan pasado 2 años desde que realizó su solicitud de salida, y esto implicaría, dejar el euro, como también dejar el mercado único, lo que supone un problema.
-2. La inexistencia de una moneda física supondría poner a imprimir una nueva moneda, ponerla en circulación y fijar unos tipos de cambio flexibles con las demás divisas.
Además, la nueva moneda deberá venir acompañada de estrictos controles de capital para evitar la fuga de capitales hacia el euro, esto es lo que ha ocurrido en Islandia por el hundimiento de su economía que, a pesar de no estar en la UE, nos sirve como ejemplo para este apartado.
-3. La devaluación de la moneda suele venir acompañada de la inflación, que será difícil controlar si no se tiene un control estricto sobre la emisión de la moneda, en Argentina este hecho supuso en 1989 una inflación del 3000%.
Esta devaluación también traerá consigo un gran aumento de los tipos de interés, ya que, junto con la pérdida de credibilidad de la economía del país, los inversores incurren en un riesgo extra por el tipo de cambio flexible.
Además grandes empresas que tengan inversiones en el exterior verán reducidos sus beneficios al estar expuestos a estos riesgos del tipo de cambio.
-4. El país tendrá una mayor competitividad en los mercados internacionales al devaluar su divisa y hacer sus productos más baratos, pero esto será algo temporal, ya que los demás países también reaccionarán e impondrán más restricciones comerciales y tarifas a importaciones que dejará a todos más pobres.
Esta es quizás la razón más fuerte para que los países ricos estén ayudando a los países con problemas a no salirse del euro, el proteger sus sectores exportadores, no sólo a sus bancos.
-5. Otro problema extra de dejar el euro es la entrada directa en el mercado de divisas, algunos especuladores se frotan las manos ante esta posibilidad, añoran tiempos pasados dónde sus ataques coordinados a la divisa de un país provocaban un pánico que llegaba a tirar la economía del país, por lo que sacaban grandes beneficios (como ya explique en el post sobre hedge funds).
En los últimos días hemos podido ver declaraciones de George Soros, el especulador más famoso del mundo, sobre la salida del euro de algunos países.
Como podemos concluir por estas razones, la salida del euro no ayudaría en absoluto a salir de la situación económica actual a los países en problemas de la UE.
La solución sería apoyar una Unión Europea real y fuerte, una desintegración de la Unión europea como entidad económica liberaría, a corto plazo, unas fuerzas desestabilizadoras y, a largo plazo, dejará un mundo más pobre.
En los últimos días ante los ataques de las agencias de rating Americanas  a los países europeos en una situación complicada, hemos podido ver las primeras reacciones de algunas autoridades de la UE defendiendo su solvencia para pagar su deuda, aunque un poco tarde visto el drama que están sufriendo hoy estos países, sobre todo Grecia.
El gobierno de Estados Unidos debería ser más estricto en la regulación de las actuaciones de estas agencias de rating (Moody’s, standar & Poor y Fitch), que están tirando por la borda el valor de la deuda soberana de los PIIGS al nivel del bono basura.
Estas agencias de rating fueron las mismas que pusieron unacalificación de AAA (la más alta) a las acciones de los paquetes de hipotecas de alto riesgo (CDO), conocidas en todo el mundo como hipotecas Subprime,causantes de la crisis financiera global que los grandes bancos de inversión expandieron conscientemente sabiendo la que se avecinaba, como se puede constatar de las investigaciones que se están llevando a cabo a Goldman Such (rescatado por el gobierno de Obama en 2008).
Esperemos que las autoridades europeas y el FMI cambien el rumbo.
Las medidas que quieren imponer a estos países en problemas son absurdas, problemas en parte creados por la diferente situación económica (precios, sueldos y gastos financieros) de los países cuando entraron en el euro, curiosamente, los PIIGS son los que tienen el sueldo más bajo de la UE17(países con euro) bajo una política monetaria común que beneficiaba a los más poderosos y descolgaba a los demás, por lo que en vez de ir hacia la convergencia, al contrario, estos países han aumentado sus diferencias.
La austeridad que quieren imponer a estos países, como la bajada de sueldos y disminución del gasto público, ya fueron medidas exigidas a otros países por elFMI en crisis anteriores en los años 90, como la crisis Argentina o la de los países del sudeste asiático, con un resultado de fracaso absoluto, como se puede comprobar.
Necesitamos unas medidas eficaces contra la especulación, que deben ir acompañadas de una cooperación en política fiscal en la UE y regulaciones a la banca para evitar que vuelvan a producirse los excesos de los últimos años.
Además de las medidas conjuntas de la UE, los estados miembros deben, cada uno, aumentar la transparencia de sus cuentas y luchar contra la corrupción, los datos que han aflorado con la situación de emergencia de Grecia ponen de manifiesto la importancia de combatir este lastre.
Los partidos políticos deben empezar a pensar en el largo plazo y comprometerse todos a implantar un modelo de desarrollo económico que no cambie según quien gane las elecciones cada 4 años, las medidas cortoplacistas y populistas buscando el voto fácil son un obstáculo para el crecimiento del país.
Como anécdota  contaré que hay una página sobre predicción financiera, intrade,  dónde se puede votar qué ocurrirá en un futuro, en cuanto al tema que trato en este post, de si algún país saldrá del euro, las votaciones son:
-Antes del 31 de diciembre de 2012: 25%
-Antes del 31 de diciembre de 2013: 54%
-Antes del 31 de diciembre de 2014: 50%
Fuentes:
– Eurostat
-Dirección general del tesoro y política financiera, documento deuda del estado en circulación
-“El retorno de la economía de depresión y la crisis actual” de Paul Krugman
-“Futuros imperfectos” de Daniel Altman

Esto nos decía la Junta de Andalucía cuando íbamos a entrar en el euro

VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL
EURO

Ventajas:
  1. Queda eliminada la incertidumbre ligada a la variabilidad de los tipos de cambio pues éstos desaparecen entre los países de la eurozona. Desapareció el riesgo del tipo de cambio en las
    inversiones y transacciones, de forma que éstas aumentarán en la eurozona: habrá mas inversiones y transacciones entre España y Alemania, por ejemplo.
  2. Se eliminan los costes y seguros de cambio entre países de la eurozona, que supone
    1. Mayor transparencia de precios y menor inflación.
    2. Mayor competencia entre empresas de la eurozona.
    3. Fusión de mercados financieros y mayor fortaleza del euro.
    4. Disminución de los tipos de interés, consecuencia de lo anterior.
  3. Mayor estabilidad de la moneda que facilita el crecimiento económico y menor inflación.
bandera de la UE

Inconvenientes:

  1. Los gobiernos ya no pueden manejar el tipo de cambio para aumentar la competitividad de la economía.
  2. Por tanto, para recuperar competitividad tendremos:
    1. Mayor desempleo.
    2. Moderación salarial, y deberían bajar otros costes (el suelo, alquileres…)
    3. Necesitamos fondos extra para las regiones atrasadas.
  3. El aumento de competencia y libertad acentúa los desequilibrios regionales.
  4. Las empresas que no se adapten a una mayor competencia, irán desapareciendo.

Como se puede comprobar los incovenientes que ya se suponían se han multiplicado con la crisis por lo que se presupone que al salirnos del euro lo contrario a ésto serán susventajas.

Mi opnión al respecto es clara. Voto por salirnos del euro por

1.- Tener autonomía en política monetaria. Poder devaluar la moneda y aumentar exportaciones con lo que volverían los puestos de trabajo y bajaría el paro.

2.- Poderemos emitir moneda con lo cual podremos inyectar liquidez a los bncos y hacer que circule de muevo el crédito que falta hace. Si algúna entidad se hunde nacionalizarla y a través de
ella conceder préstamos a bajo interés a particulares y PYMES.

3.- Ya de paso y como nos íbamos a ver en cierta desventaja en algunos aspectos con terceros países. Para no perder nuestro patrimonio. Nacionalizar todo nuestro sector estratégico: Energía y
Comunicaciones y preservarlas con la acción de oro antes de que caigan, que ya lo están haciendo, en manos extranjeras.

4.- Aunque nuestro poder adquisitivo cara al exterior decaiga en un casi 30% valdría la pena por el resurgimiento del comercio interior que hoy en día casi ni existe.

EL ESTRANGULAMIENTO DEL €URO


EL ESTRANGULAMIENTO DEL €URO

Después de años con el Euro como moneda propia de toda la Eurozona se empiezan a vivir las mismas situaciones que con el proceso de dolarización de Argentina y Ecuador.
Ambos procesos tienen algo en común: un país de mayor poder económico y político acostumbrado a su moneda de elevado valor utiliza la unificación monetaria, con otros países de menor poder económico, para extender su supremacía económica.
Vamos a sintetizar y simplificar toda la información necesaria para entender dichas afirmaciones:
  • Cuando un país como Alemania o EEUU llega a un nivel de desarrollo superior al del resto de países se traduce en una apreciación de su moneda porque ofrece mayor confianza al mercado. Esto le facilita a EEUU y Alemania las adquisiciones de empresas extranjeras con otra moneda, abarata importaciones, encarece exportaciones y presiona al sistema productivo.
    Contra mayor es el valor relativo de una moneda mas saneado estará su tejido productivo puesto que las empresas débiles tienden a desaparecer porque es más barato importar que comprarles a ellas.
  • El mayor problema de tener una moneda cara como era el MARCO ALEMÁN es que los productos alemanes son muy caros para países con monedas mas baratas y, por tanto, frena su venta >>>
    HE AQUÍ EL PRINCIPAL MOTIVO DE LA UNIFICACION MONETARIA. AL TENER LA MISMA MONEDA ALEMANIA GOZA DE UN MERCADO, PARA VENDER SUS PRODUCTOS, MUCHO MAYOR Y CON ESTABILIDAD DE CAMBIO POR TENER LA MISMA MONEDA.
    Y A LA VEZ QUE LOS PRODUCTOS ALEMENES RESULTEN ADSEQUIBLES A PAISES QUE ANTES NO ERAN GRANDES COMPRADORES POR TENER MONEDAS MÁS BARATAS QUE LES IMPOSIBILITABA COMPRAR PRODUCTOS DE ORIGEN ALEMÁN (valga como ejemplo el número de coches alemanes que España compraba cuando tenía la peseta o ahora).
  • UNA ECONOMÍA CON MONEDA CARA TIENE UN TEJIDO PRODUCTIVO MUCHO MÁS EFICIENTE QUE UNA ECONOMÍA DE MONEDA BARATA. Es por ello que las empresas de países del arco mediterráneo estaban, en cierta medida, protegidas por un valor de su moneda relativamente bajo, y están sufriendo una revalorización de su moneda a un ritmo excesivamente acelerado.
  • ESPAÑA, PORTUGAL, GRECIA, ITALIA, IRLANDA Y BÉLGICA van a seguir sufriendo un proceso de deslocalizacion de la producción hacia países de moneda barata (india, china, pakistan, brasil, etc) porque al no corresponder el valor de la moneda con la realidad; es más barato importar que producir.
    Este proceso lo sufrió brutalmente la economía argentina después de la dolarización.
  • A todo esto se suma que Alemania, con el beneplácito de Francia, ha seguido una política de subida y bajada de tipos que sólo les ha beneficiado a ellos.
    Cuando España estaba en pleno crecimiento de la burbuja inmobiliaria, crecimiento de PIB de 4% y alta tasa de inflación; Alemania no dudo en bajar los tipos de interés al máximo para incentivar el crecimiento de su economía.
    ALGO MUY UTIL PARA AUMENTAR LA BRECHA DE LA TASA DE INFLACIÓN ENTRE ALEMANIA Y SUS COMPETIDORES EUROPEOS.
En conclusión:
  • ALEMANIA y FRANCIA se han apoderado del control del Euro y lo utilizan para controlar a sus socios europeos.
  • Las subidas y bajadas de los tipos de interés obedecen únicamente a las necesidades de las economías alemanas y francesas.
  • Alemania utiliza el precio del dinero para controlar el diferencial de inflación con sus competidores europeos.
  • El eje Franco-Alemán utiliza los problemas de deuda soberana para propiciar, cuando les interesa, una frenada de la valorización del euro respecto al dólar. Frenan la revalorización del euro a costa de los problemas de sus socios sin que ellos se vean afectados.
  • Las economías con moneda excesivamente cara, como es el Euro, facilitan la especulación y castiga a la economía real.
  • No es culpa de Italia, España, Bélgica, Irlanda, Grecia y Portugal, sino de Alemania y Francia por negarse a darle al Euro un valor mas representativo de toda la zona Euro y no sólo de sus economías nacionales.
  • Apriori el único gran beneficio para países como el nuestro es la posibilidad de financiarse a menor interés y aumentar su inversiones en el extranjero. Por ello las economías con monedas caras tienden a endeudarse en exceso, como ya ha sucedido en EEUU y está empezando a suceder en Europa.
  • Alemania es desleal cuando obliga a Grecia a someterse a varios rescates que se saben destinados al fracaso puesto que la única salida factible para el país heleno es una quita temporal del pago de la deuda como se hizo con países sudamericanos y con la misma Alemania después de la guerra.
  • Los bancos Alemanes y Franceses junto a los americanos son los primeros causantes de la crisis de deuda soberana, ya que pretenden mejorar su situación financiera a través de dicha especulación.
  • El Euro, tal y como es ahora, no es factible. O se deprecia para que su valor sea más acorde con toda la zona euro o el Euro esta destinado al fracaso; ya sea por la salida del Euro de economías europeas que no pueden soportar el excesivo valor o por un colapso financiero por acumulación de ineficiencias que les obligaria a dejar salir a socios del euro o devaluar la moneda para acercarse a un valor más cercano a la media.

Por qué Grecia arrastrará al euro


Por qué Grecia arrastrará al euro

14 junio 2011 The Irish Times Dublín

Ahora que Standard & Poor’s otorga a la economía griega la menor calificación crediticia del mundo, el editor de economía del diario Irish Times expone que si el largo historial de desorden político y económico del país heleno sirve de guía, los otros 16 países de la eurozona también están en peligro.

Grecia se encuentra al borde del fracaso estatal. Su sociedad carece de cohesión y se encuentra profundamente dividida. Su economía está en estado de shock. Si tomamos la historia del país como guía para el futuro, se avecinan graves problemas.

Hace más de un año, cuando la troika de instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) que ahora supervisa el rescate de Irlanda llegó por primera vez a Atenas, aún había esperanzas de poder reconducir al país peor gobernado de la Europa desarrollada.

Entonces ocupaba el poder un nuevo Gobierno y sus figuras más destacadas parecían ir en serio con las reformas radicales. Muchos griegos, en especial los jóvenes y las personas más formadas que reconocían el funcionamiento deficiente de su país, apoyaron este cambio. Se hablaba mucho sobre la oportunidad que brindaba la crisis.

Crisis: amenazas y riesgos

Pero ya no se escucha hablar de ello. Las únicas cosas que representa ahora la crisis son amenazas y riesgos. Esto, en muchos sentidos, no es sorprendente. La disfunción crónica del Estado griego viene de lejos. Desde su independencia hace casi dos siglos, Grecia ha vivido una guerra civil, varios levantamientos, el desplazamiento masivo de personas, dictaduras y terrorismo.

No hay mejor reflejo de los defectos de su Estado que la cuestión que ha captado la atención mundial hacia el país en los últimos 18 meses: el caos presupuestario. Según un estudio realizado por los economistas Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, el Estado griego ha estado en una situación de impago prácticamente cada dos años desde que se fundó en la década de 1820. Ahora que lucha contra la segunda mayor deuda pública del mundo, parece abocado al mismo destino.

 

Historia de una deuda

La incapacidad del Estado griego para mantener su solvencia se explica en parte por su historia. Al haber vivido siglos como provincia sometida al Imperio Otomano, en Grecia no tuvieron lugar los cambios bruscos que se produjeron en la política y la sociedad de Europa Occidental. Consecuencia de ello es una sociedad civil muy débil y una escasa tradición de instituciones independientes. Los que ejercen el poder político en Grecia lo hacen con un grado de absolutismo insólito en la Europa democrática.

El desencadenante en Grecia de la crisis de la deuda soberana en Europa es el ejemplo más claro. En los países en los que se respetan los límites en el ejercicio del poder, los estadísticos realizan los cálculos de forma independiente. En Grecia, en la última década, el Gobierno obligó a la agencia de estadística nacional a publicar cifras falsas y ordenó a personas de confianza que se aseguraran de que así se hacía.

Tras un cambio de Gobierno, se reveló la magnitud del engaño a finales de 2009. Poco a poco, en los primeros meses de 2010, el mercado de bonos empezó a darse cuenta de que el Estado griego estaba sin blanca. Desde entonces, el mundo ha estado viviendo las consecuencias de la crisis de la deuda soberana en la eurozona.

Carencia de solidaridad social

El tamaño de la economía sumergida de Grecia no sólo es reflejo de la debilidad de su Estado para hacer cumplir la ley de manera imparcial, sino también de la carencia de solidaridad social. Un estudio realizado por el economista alemán Friedrich Schneider reveló que la economía sumergida de Grecia en 2010 era un cuarto del tamaño de la economía oficial. De los 21 países desarrollados incluidos en el estudio, Grecia ocupaba el primer puesto.

La total venalidad en la vida pública es otro motivo por el que el Estado griego se encuentra en quiebra. Según Transparencia Internacional, era el país más corrupto en la Europa desarrollada en 2009 y ocupa el puesto 57 en el Índice de Percepción de la Corrupción de esta organización (Irlanda se encuentra en el puesto 16).

La corrupción es un hábito muy difícil de extinguir una vez que se afianza. Entre otras cosas, divide a la sociedad. Y no es que no existan tensiones y cicatrices en la sociedad griega. Aún en 1974, el país se encontraba bajo la dictadura militar y sufrió todas las injusticias relacionadas con estos regímenes, como detenciones arbitrarias, torturas y ejecuciones sumarias.

El mayor gasto en defensa de la UE

Esto se añade a la guerra civil de la segunda mitad de la década de los cuarenta, en la que fallecieron 50.000 personas. Actualmente, Grecia sigue siendo la sociedad más militarizada de Europa, pues registra sistemáticamente el mayor gasto en defensa del continente. La violencia callejera es habitual y no ha desaparecido un turbio mundo de células terroristas, aunque en los últimos años no han estado muy activas. Si la economía sigue deteriorándose, existe el riesgo de que algunos de los radicales y desesperados encuentren respuestas en el extremismo violento.

Hay muchas posibilidades de que las cosas empeoren. Las presiones sociales y la corrupción desenfrenada por sí solas, si bien no producen debilidad económica (véase el ejemplo de China e India) sin duda no ayudan. Lamentablemente, en el caso de Grecia, aunque ambos problemas desaparecieran mañana, hay pocos motivos para creer que se detendría su putrefacción económica.

 

Un país que no funciona

Las exportaciones de Grecia son tan minúsculas que es la economía más cerrada entre los 27 países que forman la UE. Una economía pequeña de algo más de 10 millones de personas nunca podrá enriquecerse sin exportar.Ninguna economía puede enriquecerse sin innovación. Entre los mejores indicadores de la capacidad innovadora de un país se encuentra la cantidad invertida en investigación y desarrollo. En Grecia, las empresas y el Estado invierten anualmente un 0,5 por ciento del PIB en investigación, es decir, menos de un tercio de la media en la UE. Entre los 15 miembros más antiguos de la UE, siempre ha registrado el menor gasto en investigación.

Hay pocos motivos para mostrarse optimistas con respecto a Grecia. Su economía, su política y su sociedad no funcionan. Esto no sólo es nefasto para los griegos, sino que también lo es para las personas de los otros 16 países de la eurozona. Si el país estalla, se llevará también por delante a la moneda única.

Desde Atenas

Reestructuración o amenaza de suicidio

 

El debate causa furor en la plaza de la Constitución, donde desde hace semanas millares de “indignados” de Atenas se reúnen por la noche para manifestar su ira ante la situación económica y social del país. Entre ellos se encuentra Yannis Varoufakis, profesor de economía en la Universidad de Atenas, que, según informa en To Vima Pantelis Kapsis, uno de los editorialistas más influyentes del país, ha enviado una carta al primer ministro Yorgos Papandreu. El profesor invita a Papandreu a que baje a la plaza para

“anunciar a los manifestantes que ha llegado la hora de levantar la cabeza y enfrentarse a la realidad: no recibiremos ni un céntimo más de Europa si no aplicamos las medidas que impone”.

Pero, en opinión de Kapsis, aunque el primer ministro lograra convencer a sus conciudadanos de la pertinencia de las medidas de austeridad y las privatizaciones masivas requeridas,

“de todos modos, el país quebrará, porque será imposible obtener un nuevo préstamo y pagar nuestra deuda”.

“El profesor Varoufakis no está loco”, prosigue el editorialista. “Sabe también que Europa no desea la quiebra griega, de ahí la necesidad de reabrir el debate sobre los eurobonos [títulos de deuda europeos]. Pero sabemos que algunos quieren apartar a Grecia del euro. La reestructuración tan sólo es un alivio momentáneo. Es como amenazar con suicidarnos… queda por saber si sucederá”.

Chossudovsky: ¿El arresto de Strauss-Kahn, una trampa montada por miembros poderosos del FMI?


Chossudovsky: ¿El arresto de Strauss-Kahn, una trampa montada por miembros poderosos del FMI?

PostDateIcon 23 de mayo de 2011
Visited 205 times, 53 so far today | Imprime este Artículo Imprime este Artículo
DSK y su “amigo” Timothy Geithner.

MICHEL CHOSSUDOVSKY / Global Research – El arresto del director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn tiene todas las apariencias de una trampa ordenada por miembros poderosos de la entidad financiera, en colaboración con el francés Nicolas Sarkozy, cuya presidencia ha servido a los intereses de los EE.UU. a expensas de los de Francia y la Unión Europea. Si bien no hay pruebas por el momento de un complot, las  circunstancias inusuales de su arresto y su encarcelamiento requieren un examen cuidadoso.

Inmediatamente después de la detención de Strauss Kahn, presiones fueron ejercidas por Washington para acelerar su reemplazo como Director Gerente del FMI, de preferencia por un no-europeo, un americano o un candidato elegido a dedo de una “economía de mercado emergente” o de un país en desarrollo.

Desde la fundación de las instituciones de Bretton Woods en 1945, el Banco Mundial ha sido dirigido por un estadounidense, mientras que el FMI ha estado bajo el mando de un Europeo (occidental).

Strauss-Kahn es un miembro de los grupos de élite que se reúnen a puerta cerrada. Pertenece a la Bildeberg. Clasificado como una de las personas más influyentes del mundo, es un académico y político en lugar de un banquero. A diferencia de sus predecesores en el FMI, no tiene afiliación directa a una institución bancaria o financiera.

Pero al mismo tiempo es el chivo expiatorio. Su “metedura de pata” fue para hacer frente al consenso de Washington-Wall Street e impulsar reformas en el FMI que cuestionaban el papel primordial de los Estados Unidos dentro de la organización.

La desaparición de Strauss-Kahn sirve potencialmente para fortalecer la hegemonía de los EE.UU. y su control sobre el FMI a costa de lo que el ex secretario de Defensa Donald Rumsfeld, llamó la “Vieja Europa”.

EL BLOQUEO DE STRAUSS-KAHN, EL CANDIDATO PRESIDENCIAL

En los últimos años, un gran cambio se ha producido en el panorama político de Europa. Gobiernos pro-estadounidenses han sido elegidos en Francia y Alemania. La socialdemocracia se ha debilitado.

Las relaciones franco-estadounidenses se han redefinido, con Washington jugando un papel importante en la preparación de una nueva generación de políticos europeos.

La presidencia de Nicolas Sarkozy ha, en muchos aspectos de la política exterior, convertido a Francia en “régimen cliente” de facto de EE.UU., en términos de apoyo a los intereses corporativos de EE.UU. en la UE,  y estrechamente alineado con EE.UU..

Hay dos cuestiones relacionadas entre sí que se superponen en la hipótesis de un embuste contra DSK.

La primera se refiere a un cambio de régimen en el FMI, el segundo a Strauss-Kahn como candidato en las próximas elecciones presidenciales de Francia.

Ambos procesos están vinculados en el choque entre la competencia de EE.UU. y los intereses económicos europeos, incluido el control sobre el sistema del euro.

Strauss-Khan como uno de las favoritos del Partido Socialista, habría ganado las elecciones presidenciales y a la desaparición de “Nuestro hombre en París” Nicolas Sarkozy. Tal como lo documenta Thierry Meyssan, la CIA desempeñó un papel central en la desestabilización encubierta del partido gaullista y el apoyo a la elección de Nicolas Sarkozy (Véase Operación Sarkozy: Cómo la CIA puso uno de sus agentes en la presidencia de la República francesa, Réseau Voltaire, septiembre 4, 2008)

Una presidencia de Strauss-Kahn, y un gobierno “socialista” habría sido un grave revés para Washington, contribuyendo a un cambio importante en las relaciones franco-estadounidenses.

Habría contribuido a debilitar el papel de Washington en el tablero político europeo, dando lugar a un cambio en el equilibrio de poder entre Estados Unidos y la “Vieja Europa” (es decir, la alianza franco-alemana).

Hubiera tenido repercusiones en la estructura interna de la Alianza Atlántica y el papel hegemónico de los EE.UU. en la OTAN.

El sistema de la zona monetaria  del euro, así como la capacidad de Wall Street para ejercer una influencia decisiva en la arquitectura monetaria europea también están en juego.

¿EL EMBUSTE?

Cincuenta y siete por ciento de la población de Francia, según un sondeo de 17 de mayo, creo que Strauss-Kahn, fue víctima de una  tramap. Fue detenido por un  presunto asalto sexual y violación sobre la base de escasas pruebas. Fue detenido sobre la base de una denuncia presentada por el hotel Sofitel, donde se hospedaba, en nombre de la presunta víctima, una camarera anónima.

La mujer de 32 años de edad dijo a las autoridades que ella entró en su habitación la tarde del sábado y que Strauss-Kahn la atacó, según el portavoz de la Policía de Nueva York, Paul J. Browne  el. Ella dijo que le habían dicho de limpiar la espaciosa suite de 3.000 dólares por noche y pensó que estaba vacía.

De acuerdo a la declaración de la mujer a la policía, Strauss-Kahn, salió del baño desnudo, la persiguió por un pasillo y la llevo al dormitorio donde comenzó a asaltarla sexualmente. Ella dijo que la arrastró al cuarto de baño, donde la obligó a practicarle sexo oral y trató de quitarla la ropa interior. La mujer pudo liberarse, se escapó de la habitación y dijo al personal del hotel lo que había pasado, dijeron las autoridades.

DESAFIANDO EL CONSENSO DE WASHINGTON

Lo que está en juego inmediatamente después de la desaparición de Strauss-Kahn es el “cambio de régimen” en el FMI.

El gobierno de Obama ha pedido su reemplazo por una persona más dócil. El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ex presidente ejecutivo de la Reserva Federal, está presionando para la sustitución de Dominique Strauss-Kahn, “lo que sugiere que no puede seguir desempeñando sus funciones”, como Director Gerente del FMI.

“Geithner, pidió un mayor reconocimiento oficial por la junta del FMI que John Lipsky, el segundo al mando, seguirá sirviendo como director gerente temporal durante un período transitorio. ”

¿Qué hay detrás del escenario de la trampa? ¿Qué poderosos intereses están implicados? Geithner mantenía una estrecha relación personal con Strauss-Kahn.

En el Senado de los EE.UU. (18 de mayo), el senador Mark Kirk, de Illinois, pidió la renuncia de DSK a la vez que instó al segundo del FMI, John Lipsky, de “asumir la plena responsabilidad del FMI”, como director general interino. El proceso de “sustitución permanente debe” comenzar de inmediato “, dijo. John Lipsky, es un influyente banquero de Wall Street, un ex vicepresidente de JPMorgan Investment Bank.

El FMI es, en teoría, una organización intergubernamental, que históricamente ha sido controlada por Wall Street y el Tesoro de los EE.UU. Su ” amarga medicina económica” llamada Programa de Ajuste (SAP), impuesta a un sinnúmero de países en desarrollo, responde fundamentalmente a los intereses de los bancos acreedores y las corporaciones multinacionales.

El FMI no es el principal artífice de las reformas económicas devastadoras que han servido para empobrecer a millones de personas, mientras se crea un “entorno favorable” para los inversores extranjeros en las economías de salarios bajos del Tercer Mundo.

Los bancos acreedores tienen la última palabra. El FMI es una entidad burocrática. Su función es aplicar y hacer cumplir las políticas económicas en favor de los intereses económicos dominantes.

Las reformas propuestas por Strauss-Kahn a la vez que proporcionan un “rostro humano” al FMI no constituyen un cambio de dirección. Ellas fueron formuladas en el ámbito del neoliberalismo. Modificaron pero no socavaron el papel central de la  “medicina económica” del FMI. El impacto social devastador de “tratamiento de choque” del FMI ha prevalecido en gran parte  bajo la dirección de Strauss-Kahn.

Dominique Strauss-Kahn llegó a la cabeza del FMI en noviembre de 2007, menos de un año antes de la crisis financiera en Wall Street de septiembre-octubre de 2008. El programa de ajuste estructural (PAE) no se modificó. Bajo DSK, el “tratamiento de choque” del FMI que históricamente se había limitado a los países en desarrollo se impuso a Grecia, Irlanda y Portugal.

Bajo el mando de DSK como Director General, el FMI exigió que los países en desarrollo eliminen las subvenciones de alimentos y combustible a la vez que subían los precios de las materias primas en las bolsas de Nueva York y Chicago.

Las alzas en los precios de los alimentos y del combustible, que precedió el desplome de Wall Street de septiembre-octubre 2008 fueron en gran parte el resultado de la manipulación de los precios de los cereales y se vieron impulsadas artificialmente por las grandes operaciones especulativas. En lugar de domesticar a los especuladores para que detienen el aumento de los precios de los alimentos y el combustible, el papel del FMI es de garantizar que los gobiernos de los países en desarrollo endeudados no interfieren de forma alguna en el “mercado libre” para impedir que estos precios suben.

Estas subidas de los precios de los alimentos, que son el resultado de la manipulación directa han servido para empobrecer a la gente en todo el mundo. El aumento de los precios de los alimentos constituye una nueva fase del proceso de empobrecimiento global.

DSK fue cómplice en este proceso de manipulación del mercado. La eliminación de los subsidios a los alimentos y el combustible en Túnez y Egipto había sido exigido por el FMI. Los precios de los alimentos y del combustible se dispararon, empobreciendo a la gente y provocando el movimiento de protesta social de enero del 2011:

La prudencia fiscal sigue siendo una prioridad absoluta para las autoridades de Túnez, que también creen la necesidad de mantener una política de apoyo fiscal en 2010 en el entorno internacional actual. Los esfuerzos realizados en la última década para reducir el ratio de deuda pública de manera significativa, no debe ponerse en peligro por una política fiscal demasiado laxa. Las autoridades se han comprometido para controlar los gastos corrientes, incluidas las subvenciones. (IMF Tunisia: 2010 Article IV Consultation – Staff Report; Public Information Notice on the Executive Board Discussion; and Statement by the Executive Director for Tunisia).
“[El FMI] alentó a las autoridades [egipcias] para que presionan aún más con las reformas de subsidios a alimentos y combustible, y acogió con satisfacción su intención de mejorar la eficiencia y la focalización de los programas de subsidios alimentarios. [Se refiere a la eliminación selectiva de las subvenciones a los alimentos].

“Se debería considerar la posibilidad de introducir mecanismos de ajuste automático de los precios internos de los combustibles para reducir al mínimo las distorsiones [es decir, un aumento espectacular de los precios del combustible, sin interferencia del Estado], mientras que el fortalecimiento de programas sociales para proteger a grupos vulnerables. (IMF Executive Board Concludes 2008 Article IV Consultation with the Arab Republic of Egypt Public Information Notice, PIN  No. 09/04, 15 de enero, 2009)
Bajo el mando de DSK, el FMI impuso medidas radicales de austeridad en Egipto en 2008, mientras que apoyo “los esfuerzos para ampliar el programa de privatización” de Hosni Mubarak. (Ibid)

LA CONEXIÓN WISNER – SARKOZY

La libertad bajo fianza le fue denegada a  Strauss-Kahn por la jueza Melissa Jackson, nombrada y protegida por Michael Bloomberg, quien además de su papel como alcalde es una figura poderosa en Wall Street.

El fiscal de distrito de Manhattan Cyrus Vance Jr. acusó (con escasas pruebas) a Strauss-Kahn, “con siete delitos, entre ellos intento de violación, abuso sexual, tocando la fuerza y ​​la prisión ilegal”.

¿Quién es Jr. Cyrus Vance?

Él es el hijo del difunto Cyrus Vance quien se desempeñó como Secretario de Estado en la administración Carter.

Pero hay mucho más que lo que parece. El padrastro de Nicolas Sarkozy, Frank G. Wisner II, es un prominente funcionario de la CIA que se casó con su madre Christine de Ganay, en 1977 y se desempeñó como Secretario Ejecutivo Adjunto de Estado bajo el mando de Cyrus Vance Senior, el padre del fiscal de distrito Cyrus Vance Junior.

¿Tiene importancia?

Las familias Vance y Wisner tenían estrechos vínculos personales. A su vez, Nicolas Sarkozy, tenía estrechos vínculos familiares con su padrastro Frank Wisner (y sus medios hermanos y hermanas en los EE.UU.; uno de los miembros de la familia Wisner ha participado en la campaña electoral de Sarkozy).

También vale la pena señalar que Frank G. Wisner II era el hijo de uno de los espías más famosos de Estados Unidos, el fallecido Frank Wisner Gardiner (1909 – 1965), el cerebro detrás del golpe patrocinado por la CIA que derrocó al gobierno de Mohammed Mossadegh en Irán en 1953. Wisner Jr. es también patrono de la Fundación de los Hermanos Rockefeller.

Si bien estos vínculos personales diversas no prueban que Strauss-Kahn, fue objeto de una trampa, la cuestión de los vínculos de Sarkozy con la CIA a través de su padrastro, por no hablar de los lazos de Frank G. Wisner II a la familia Cyrus Vance, valen sin duda la pena investigar. Frank G. Wisner también jugó un papel clave como enviado especial de inteligencia de Obama a Egipto a la altura del movimiento de protesta de enero de 2011.

¿La CIA habrá jugado un papel?

¿Fue Strauss-Kahn víctima de una trampa de las personas en su entorno político inmediato.  entre ellos el presidente Obama y el secretario del Tesoro Tim Geithner?

¿Tendra un juicio justo?

¿ Se considerará inocente hasta que se demuestre su culpabilidad? Los medios de EE.UU. han emitido ya su veredicto. ¿Se manipularán los procedimientos judiciales?

¿Se puede esperar que Strauss-Kahn tendrá derecho a un juicio justo, es decir, el mismo trato que se otorgado a miles de personas detenidas por supuestos cargos de agresión sexual en la ciudad de Nueva York?

¿Cuántas supuestas  agresiones sexuales similares o comparables  se producen sobre una base mensual en Nueva York? ¿Cuál es el patrón subyacente? ¿Cuántas de estas son denunciadas a la policía? ¿Cuántas son  objeto de seguimiento  de la policía una vez que una queja se ha presentada?

¿Cuál es el porcentaje de quejas presentadas a la policía que son objeto de detención policial? ¿Cuántas de estas detenciones dan lugar a un procedimiento judicial? ¿Cuáles son los retrasos en los procedimientos judiciales?

¿Cuántas de estas detenciones se producen sin llevar a  un procedimiento judicial?

¿Cuántos de los casos sometidos a un procedimiento judicial son despedidos por el presidente?

¿En cuántos de los casos se  niega la libertad bajo fianza de plano por el juez que preside? ¿Cuál es la base para denegar la libertad bajo fianza?

¿Cuántos están en libertad bajo fianza? ¿Cuál es el importe medio de la fianza?

¿Cuántos están en prisión sin fianza basado en evidencia incompleta y escasa?

¿Cuántos de los a quienes se les deniega la libertad bajo fianza son enviados a una prisión de máxima seguridad infame en Rikers Island, bajo las órdenes de Michael Bloomberg?

INMUNIDAD DIPLOMÁTICA

Informes de prensa afirman que la inmunidad diplomática plena no se aplica a los funcionarios de las Naciones Unidas y las instituciones de Bretton Woods, es decir, que los EE.UU. no ha ratificado el protocolo “Convención de la ONU sobre los privilegios e inmunidades de los organismos internacionales” que la mayoría de los países han ratificado.

Este convenio da a los jefes de las agencias de la ONU una amplia inmunidad en los países donde tienen su sede. Pero el gobierno de EE.UU. nunca llegó a ser parte de ese tratado. Los empleados de los organismos internacionales son cubiertos por una ley de EE.UU. que sólo da una inmunidad limitada.

La pregunta relevante es: ¿cómo esta disposición inmunidad limitada ha sido aplicada en la práctica? ¿Cuántas personas con inmunidad limitada (funcionarios de la ONU, funcionarios de las instituciones de Bretton Woods) han sido arrestadas y enviadas a una prisión de alta seguridad?

¿Strauss-Kahn habra recibid el mismo trato que los detenidos en virtud de las disposiciones de la “inmunidad limitada”?

¿La detención de Strauss-Kahn se ajustara al patrón? ¿O será tratado Strauss-Kahn de una manera que no se corresponde con la norma por la de la policía y en los procedimientos judiciales aplicados en los numerosos casos de personas detenidas por supuestos cargos de asalto sexual?

Sin una trampa instrumentada por personas muy poderosas, el jefe del FMI hubiera sido tratado de una manera totalmente diferente. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y Timothy Geithner habrían llegado a su rescate. El asunto habría sido silenciado con el fin de proteger la reputación de una figura pública de gran alcance. Pero eso no sucedió.

España será la próxima en caer por su deuda exterior, según ‘Financial Times’


España será la próxima en caer por su deuda exterior, según ‘Financial Times’
El agujero bancario será superior a lo previsto y estará en el origen del rescate.
Kaos. Laboral y Economía | agencias | 12-4-2011 a las 23:15 | 234 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/espana-sera-proxima-caer-deuda-exterior-segun-financial-times
La combinación de un elevado endeudamiento exterior, junto a la fragilidad del sector financiero y el riesgo de nuevas caídas del valor de los activos incrementan la probabilidad de que se produzca una fuerte restricción de fondos que acabe convirtiendo a España en el siguiente país de la eurozona forzado a buscar el rescate por parte de sus socios y del Fondo Monetario Internacional (FMI), según advierte Wolgang Munchau, uno de los columnistas de referencia del diario ‘Financial Times’.En su opinión, a pesar de las declaraciones de las últimas semanas respecto a la imposibilidad de que España se vea abocado a solicitar ayuda, Munchau sugiere que la tendencia consistente con la estabilidad de precios apuntada por la política monetaria del BCE, que podría situar los tipos en el 2% en 2012 y en el 3% en 2013, “tendrá consecuencias negativas para España”, ya que aparte de su impacto directo sobre el crecimiento, afectará al mercado inmobiliario del país.

“España tenía una burbuja inmobiliaria extrema antes de la crisis    y, a diferencia de otros países como EEUU e Irlanda, los precios sólo han bajado moderadamente”, recuerda el autor que prevé que los precios de la vivienda en España aún deben bajar un 40% adicional desde los niveles actuales.

“Todavía no he escuchado ningún razonamiento inteligente de por qué los precios de la vivienda en España deben ser más altos hoy que hace diez años y por qué deberían seguir subiendo”, afirma Munchau, quien señala que el mercado español cuenta con alrededor de un millón de viviendas vacías, lo que supone un sobreabastecimiento durante años, que unido a la recesión, un elevado desempleo, un débil sector financiero, mayores precios del petróleo y tipos de interés al alza, puede implicar más descensos de precios de la vivienda en el futuro.

Así, el columnista apunta que las nuevas caídas de precios de la vivienda y el incremento de las cuotas de las hipotecas por el alza de los tipos probablemente incrementarán la tasa de morosidad y los desahucios, lo que afectará al balance de las entidades, especialmente de las cajas de ahorros.

LOS PRONÓSTICOS DEL GOBIERNO SON “POCO CONVINCENTES”

A este respecto, el Gobierno español estima “de manera poco convincente” que la recapitalización del sector será inferior a 20.000 millones de euros, mientras que otras estimaciones hablan de una cifra entre 50.000 y 100.000 millones de euros, apunta Munchau, quien añade que las entidades españolas cuentan con una exposición de unos 100.000 millones a Portugal, además del riesgo inmobiliario por importe de unos 439.000 millones en sus balances a finales de 2010.

“La buena noticia es que incluso en el peor de los escenarios España sería solvente”, afirma el columnista de ‘FT’, quien, sin embargo, recuerda que, si bien la deuda pública alcanza sólo el 62% del PIB, el endeudamiento privado representa un 170% del mismo, mientras el déficit por cuenta corriente alcanzó el 10% en 2008 y se mantiene en cifras “insostenibles” a pesar de la disminución registrada desde entonces.

De hecho, la posición inversora neta de España en 2010 era de -926.000 millones de euros, prácticamente el 90% del PIB español, según los datos del Banco de España.

“Si mi corazonada es correcta, el sector financiero español necesitará más capital de lo previsto”, afirma Munchau, quien concluye que “la combinación de un elevado endeudamiento exterior, junto a la fragilidad del sector financiero y el riesgo de nuevas caídas del valor de los activos incrementan la probabilidad de que se produzca una fuerte restricción de fondos que acabe convirtiendo a España en el siguiente país de la eurozona forzado a buscar el rescate por parte de sus socios y del FMI”.


La UE hace de España el último bastión para defender al euro

La propaganda es un arma fundamental. Levanta la moral de la tropa y disuade al enemigo. La UE desencadenó la semana pasada -apenas desvelado el rescate de Portugal- una ofensiva propagandística para convencer a los mercados de que, en Madrid, los especuladores no pasarán.

Si pasan por encima de una economía del tamaño y la relevancia sistémica de la española, saltarán por los aires el euro y la aún desigual recuperación mundial.

El tiempo dirá si la campaña resulta convincente. Ya está claro que mantienen su desconfianza en España, entre otros, el gurú Nouriel Roubini y el columnista del rotativo británico Financial Times Wolfgang Münchau. Al menos, sí fue muy nutrida la nómina de primeros espadas que entonaron la semana pasada que España va bien, que no es Portugal, y que no harán falta más intervenciones.

Los incondicionalesJean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo; Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE); Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI; su número dos, John Lipsky; Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas de Alemania; Olli Rhen, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios; y, como no podía ser menos, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, fueron algunos de los más destacados miembros del coro que dieron por garantizada la solvencia del Estado español tras sus reformas y ajustes.

Igual de curiosa fue ayer la conversión del presidente del PP, Mariano Rajoy, que aseguró nunca haber creído que España necesitara ser rescatada. O las manifestaciones de Rodrigo Rato, presidente ejecutivo de Bankia, quien ayer dio por cerrado el capítulo de rescates financieros y descartó taxativamente que nuestro país vaya a tener problemas en este sentido, aunque dejó claro que ahora se trata de recuperar el potencial de crecimiento de la economía española.

Hay mucho en juego. Tras las rendiciones de Grecia, Irlanda y Portugal, España es la última trinchera para defender el euro. Igual que Stalingrado cambió el curso de la II Guerra Mundial, la batalla del Ebro terminó de inclinar la balanza en la Guerra Civil, y Waterloo supuso el ocaso de Napoleón, la batalla de España será decisiva para el futuro de Eurolandia si los mercados se deciden a desencadenarla.

Los riesgosLa ofensiva sólo se desencadenará si entre los inversores y los especuladores hay suficiente masa crítica de beneficiados pese a los costes y los riesgos. El primer riesgo es que hacer descarrilar el euro abortaría la aún frágil recuperación de la economía internacional. Y el segundo es atreverse a enfrentarse a Francia y Alemania, que se han conjurado para defender a España; no por altruismo, sino para evitar que un impago español tumbe a sus muy expuestos bancos.

Los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal han sido poco más que escaramuzas. En la mente de todos ha estado siempre España. Al menos desde que en enero de 2010, en pleno Foro Económico Mundial de Davos y en vísperas de que participara en el mismo del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, Nouriel Roubini alertara de que el problema de calado para la zona euro sería la bancarrota de España, y no la inevitabilidad de rescatar a Grecia que los europeos aún se empeñaban en negar.

Cuando el presidente francés Nicolas Sarkozy arrancó a la canciller Angela Merkel, en primavera de 2010, el rescate de Grecia por valor de 110.000 millones de euros y la creación de un fondo de rescate para casos futuros, también se pensaba en España.

El fondo de la UE y el FMI contaba, teóricamente, con 750.000 millones de euros. Por esos entonces se calculó que el rescate de España precisaría de unos 600.000 millones, redondeo resultante de multiplicar por seis el rescate griego. El resto sería por si había que rescatar a alguien más y, de hecho, se han ofrecido 67.500 millones a Irlanda, y 80.000 a Portugal. La suma del rescate teórico de España y los recientes de Irlanda y Portugal suman, curiosamente, casi 750.000 millones.

Sólo la mitadLuego se supo que en realidad el fondo sólo tenía la mitad de su capacidad teórica. Y que, por tanto, no podría rescatar a España, un país demasiado grande para dejarlo caer pero también para poder rescatarlo. Y Sarkozy logró que en diciembre Merkel se comprometiera públicamente a hacer cuanto fuera necesario para salvaguardar la estabilidad del euro. Compromiso carente de cifras y detalles porque sobre la letra pequeña no hubo acuerdo.

Ambos acudieron a Davos en enero de 2011 a convencer a los grandes jefes de las multinacionales de su determinación de no dejar caer a España. Allí se dio por zanjada la crisis del euro, aunque se advirtió que podía reproducirse algún episodio de volatilidad en los mercados. Se referían a Portugal, cuyo rescate, junto al de Irlanda, se descontó hace meses.

 

Navegador de artículos