AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para la etiqueta “Italia”

Anarquistas italianos amenazan de muerte al primer ministro y advierten que defenderán a los pobres


Anarquistas italianos amenazan de muerte al primer ministro y advierten que defenderán a los pobres

  • Sábado, diciembre 17, 2011

Un grupo anarquista envió cartas con balas en su interior a Mario Ponti, al ex primer ministro Silvio Berlusconi y a otras personalidades amenazando con matarlos si se implanta el plan de recortes sociales para salvar a la banca y al euro.

MARIO MONTI

En las misivas, detectadas por el correo en la noche del jueves, reclamaban fundamentalmente cambiar el plan de recortes aprobado por el gobierno bajo presiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE).

El paquetazo neoliberal impone serios recortes en los beneficios sociales y mayores cargas impositivas con el objetivo de que el Estado ahorre unos 30.000 millones de euros para pagar la deuda externa.

“Se las haremos pagar a todos. Les haremos maldecir todas estas medidas con sangre. No deberían dormir tranquilos nunca más. No nos falta plomo y ahora llega además el trinitrotolueno de los amigos árabes”, dice la carta que fue publicada prácticamente en todos los medios italianos.

“El plan de recortes (que ya ha sido aprobado este viernes en la Cámara Baja del parlamento) está tan listo como lo están sus funerales. Nos veremos en Roma. No estamos en contra de las fuerzas del orden, pero si alguno quiere hacerse el héroe debería pensar primero en su familia. Es una lucha justa y coherente contra los poderes fuertes y en defensa de la gente pobre”, agrega.

“Las medidas para golpear siempre a los más débiles no deben ser aprobadas si no incluyen modificaciones radicales que defiendan lo poco que tienen las capas más débiles. ¿Se dan cuenta de que están castigando a los trabajadores que junto con sus familias están ya en el suelo?”, pregunta el movimiento.

El lunes pasado, la ministra de Justicia, Paola Severino, y el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, recibieron sendas cartas con proyectiles enviadas por varios grupos anarquistas italianos.

Telam

Publicado por

admin, en librered.net

Susanna Camusso: “Italia corre el riesgo de vivir una explosión social”

  • Viernes, diciembre 16, 2011

Italia corre el riesgo de vivir una “explosión social” debido a las medidas neoliberales tomadas por el Gobierno, dijo el miércoles la líder de uno de los mayores sindicatos del país.

SUSANNA CAMUSSO

Susanna Camusso, líder de la federación sindical CGIL, dijo a Reuters que el Gobierno del primer ministro Mario Monti estaba “muy condicionado” por la necesidad de apoyo del partido de su predecesor, Silvio Berlusconi, y que sus medidas económicas salvaban a los ricos y exigían sacrificios excesivos a los italianos comunes.

“Vemos todos los riesgos de una explosión social”, dijo Camusso en una entrevista, advirtiendo que la ira es originada por una reforma innecesaria al sistema de pensiones, ya que significaba medidas que disminuyen el ya escaso poder adquisitivo y empeoran el mercado laboral.

El CGIL y los sindicatos más pequeños CISL y UIL, han estado realizando una serie de huelgas esta semana para protestar contra el plan de recortes sociales impulsado por Monti y la llamada “Troika” (FMI, BCE y UE).

Camusso, la primera mujer que es líder del CGIL en 105 años de historia, reconoció que Monti había hecho algunas concesiones a las demandas sindicales mediante una reducción de los recortes a las pensiones bajas y aliviando un poco los impuestos sobre la viviendas, pero aseguró que eso no es suficiente.

“Sería absolutamente excesivo decir que estamos satisfechos, las soluciones no son suficientes”, dijo Camusso, anunciando que el CGIL y sus sindicatos asociados convocarán a una manifestación nacional antes de Navidad.

Monti, un tecnócrata y ex Comisario Europeo, cuenta con el apoyo de los principales partidos de Italia.

En una situación de recesión, elevar la edad de jubilación significa “cerrar la puerta a los jóvenes desempleados”, dijo Camusso, quien añadió que Monti no había hecho nada por “los jóvenes y las mujeres que no pueden encontrar trabajo, y que cuando lo hacen es mal pagado”.

Sólo el 57 por ciento de los italianos está trabajando, el segundo porcentaje más bajo de la zona euro después de la pequeña Malta, mientras que la tasa de empleo femenino, de tan sólo un 47 por ciento, está 12 puntos por debajo del promedio de la zona euro.

Camusso reconoce que el plan de recortes seguramente será aprobado por el Parlamento dentro de unos días. Sin embargo, dijo que eran necesarias más protestas para canalizar la indignación pública y enviar un mensaje al Gobierno antes de las conversaciones sobre la reforma del mercado laboral.

Reuters

Publicado por

Anuncios

El plan de ajuste anunciado por Roma dispara los impuestos y limita pagos en efectivo a 1000 EUROS. La austeridad pública brilla por su ausencia.


Y DISPARA LOS IMPUESTOS

Italia prohíbe pagos en efectivo de más de 1.000 euros

El plan de ajuste anunciado por Roma dispara los impuestos y limita los pagos en efectivo. La austeridad pública brilla por su ausencia.

LIBRE MERCADO 2011-12-05

El Consejo de Ministros del Gobierno italiano aprobó el domingo el primer ajuste presupuestario del Ejecutivo de tecnócratas por un monto de 30.000 millones de euros.

Sin embargo, la supuesta austeridad pública brilla por su ausencia. En realidad, el proyecto elaborado por el nuevo presidente de Italia, Mario Monti, se centra en subir los impuestos a los italianos y en endurecer la lucha contra la evasión fiscal.

Así, por un lado, de los 30.000 millones anunciados, apenas entre 12.000 y 13.000 millones se derivan de la reducción de gastos públicos, mientras que los restantes 18.000 millones de euros provendrán del aumento de impuestos (60% del total).

Por otro, se aplicará un impuesto único del 1,5% para tratar de repatriar el capital que los italianos conservan en el extranjero y, sobre todo, el Gobierno tecnócrata de Italia prohíbe las transacciones en efectivo superiores a 1.000 euros (sólo será posible por vía electrónica) para fiscalizar así los movimientos de dinero en su territorio.

Éstas y otras medidas fueron defendidas recientemente por importantes empresarios del país -hasta ahora el límite máximo estaba fijado en 5.000 euros-.

Según el citado plan, 20.000 millones de euros se destinarán a reducir el déficit y los otros 10.000 millones a impulsar el crecimiento económico, según el comunicado oficial. Así pues, Roma centra casi toda su atención en aumentar los ingresos públicos, una estrategia de ajuste presupuestario muy similar a la aplicada por Grecia.

Por el lado de ingresos, se establece un impuesto al patrimonio; otros impuestos sobre ciertos bienes de lujo, como automóviles de gran cilindrada, embarcaciones y aviones;
 también contempla un aumento del IVA en dos puntos porcentuales a partir del septiembre de 2012 “solo en el caso que sea necesario; y la implantación de un impuesto “experimental” sobre la primera vivienda; eleva y extiende las tasas sobre todo tipo de productos financieros (desde cuentas corrientes hasta fondos); y el decreto, denominado Salva- Italia, apoyará además la propuesta de crear un impuesto sobre las transacciones financieras en sede europea.

Por el lado del gasto, el plan apenas se reduce a introducir ciertas modificaciones en el sistema público de pensiones: la jubilación en el sector privado lo obtendrán las mujeres a partir de los 62 años y los hombres a 66 años en 2012, con una penalización del 3% por año para los que se jubilen antes, mientras que la equiparación total de edades será de 66 años en 2018; aumenta el número mínimo de años cotizados para poder percibir la pensión anticipada, hasta los 42 años para los hombres y hasta los 41 para los mujeres; por último, el plan contempla la congelación de las pensiones (no se adecuarán a la inflación) por encima de los 960 euros.

En cuanto a las medidas para potenciar el crecimiento, Roma prevé poner en marcha una serie de reformas estructurales, con el objetivo de lograr el equilibrio fiscal para 2013.

Entre otras actuaciones, más allá de una reforma laboral, el Gobierno reforzará el fondo de garantía para asegurar entre 20.000 y 25.000 millones de euros de crédito a las pymes, así como la liberalización algunos obstáculos para la apertura de nuevos negocios comerciales, incluidas las farmacias, y evitar cualquier límite de horario y de día de apertura.

¿Qué pasa en Italia? Semejanzas con España por Vicenç Navarro


¿Qué pasa en Italia? Semejanzas con España

 

Sistema Digital

Lo que está ocurriendo en Italia era, lamentablemente, predecible. Es de libro de texto. Veamos. Hace sólo un año, el Estado italiano tenía que pagar unos intereses del 4% en sus bonos públicos (a 10 años). Hoy estos intereses casi se han doblado, situándose en el 7,7%.

Si se calcula, como lo hace Mark Weisbrot, codirector del Center for Economic and Policy Research en su artículo publicado en The Guardian, (09.11.11), el coste para el Estado de la refinanciación de la deuda pública que se ofrecerá el próximo año será una cantidad enorme, equivalente a un 1% del PIB.
El Estado italiano tendrá que gastar una cantidad elevadísima para pagar los intereses de su deuda.

A ello se añade que el Estado italiano ha sido forzado a reducir su déficit público a fin de alcanzar un máximo del 3% del PIB en 2013. El coste de estas políticas (pagar los intereses más la reducción del déficit) pone al Estado italiano en una situación dificilísima. Ello explica que los mercados financieros teman (con razón) que el Estado italiano no va a poder pagar la deuda.

Y para complicarlo más, el gobierno italiano está sometido a una gran presión para que implemente medidas de gran austeridad de gasto público. El Banco Central Europeo (BCE) está exigiendo un gobierno fuerte que imponga recortes en el Estado del bienestar italiano.

Y por si no fuera poco, el Banco Central Europeo y los otros componentes de lo que se llama la Troika (la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional) están condicionando la ayuda a Italia (que se traduce en la compra por parte del BCE de la deuda pública en los mercados secundarios) a que siga unas políticas encaminadas a reducir los salarios.

Se asume que los salarios han subido demasiado en los últimos años, dificultando con ello la competitividad de la economía italiana. El BCE y su apéndice, el Banco de España, han estado diciendo lo mismo para justificar la reducción de salarios en España.

Los datos, sin embargo, no confirman tal supuesto. Según los datos de la Agencia de Estadísticas de la UE, el Eurostat, los costes laborales en Italia no han subido en comparación con los costes laborales alemanes (Alemania es siempre presentada por el BCE como el modelo a seguir).

Los costes laborales italianos eran un 80% de los alemanes en 1997 y continuaron siéndolo en 2007, cuando la crisis empezó. Como bien afirma John Weeks en su artículo “Breaking news: the Working Class caused the Italian Crisis” (Social Europe Journal, 10.11.2011), el estereotipo de que los trabajadores del sur de Europa son unos vagos y cobran demasiado (esto se ha afirmado para Grecia, Portugal, España e Italia), está siendo ampliamente promovido en los círculos financieros y empresariales de la Eurozona.

En realidad, los trabajadores italianos trabajan más horas (38 horas a la semana) que los alemanes (35,7 horas). Pero los datos nunca han frenado la reproducción de la ideología neoliberal, que continúa promoviendo la necesidad de que los gobiernos deban tomar decisiones duras e impopulares, a fin de salvar la economía. A más dureza y a más impopularidad, mayor será su eficacia en la resolución de la deuda pública y de la recesión.

 

LAS CAUSAS REALES DE LA CRISIS DE LA DEUDA

Cualquier persona con capacidad analítica puede ver que las causas del lento crecimiento económico, no están en la (falsa) exuberancia de los salarios sino en las políticas del establishment financiero y político de la UE, aliadas al establishment italiano. Veamos los datos de nuevo.

Una causa es la carencia, por parte del Estado italiano, de los instrumentos que le permitirían defenderse frente a la especulación de los mercados financieros. El Estado italiano no puede imprimir dinero y comprar su propia deuda pública, forzando una reducción de los intereses de su deuda.

El único que ahora lo puede hacer es el BCE, que lo hace a regañadientes y a última hora, con muchas quejas por parte de la banca alemana. El BCE debería explícitamente señalar que no permitirá que los intereses de la deuda pública pasen por encima de una cantidad fijada. Esto no lo hace y de hecho sus reglas internas no se lo permiten.

Debido a la presión de los Estados, el BCE ha comprado 252.000 millones de euros de bonos de los Estados de la zona euro en el último año y medio, una cifra muy menor en comparación con una cantidad equivalente a 2.000.000 millones de dólares desde 2008 que ha comprado en EEUU el Federal Reserve Board (el Banco Central estadounidense).

Otra causa son las propias políticas de austeridad impuestas por el BCE que reducen la demanda doméstica, creando la ralentización económica, la Gran Recesión y, de continuar, la Gran Depresión. Esto es lo que pasó en Grecia y está pasando en otros países.

Querer salir de la recesión a base de políticas de austeridad es profundamente erróneo, y expresa, además de la intensidad del dogma neoliberal, un desconocimiento de cómo las recesiones y depresiones se han resuelto históricamente.

El argumento de que la austeridad dará confianza a los mercados es falsa y fácilmente demostrable cuando se analizan los datos. El desastre de Grecia es el último de una larga lista de desastres causados por el dogma liberal.

Otra causa es que la burguesía italiana y muy en especial la financiera (bien representada por el nuevo director del BCE) han reducido enormemente los recursos disponibles al Estado italiano a través de políticas fiscales regresivas, incluyendo el fraude y la corrupción. Como en España, en Italia “los ricos no pagan impuestos”, y ello ocurre con la participación activa de la banca con sus paraísos fiscales y con la complicidad del Estado. Esta situación ha forzado el elevado endeudamiento del Estado, endeudamiento que ha beneficiado principalmente a los bancos italianos, alemanes y franceses, que se beneficiaban de los elevados intereses de la deuda pública italiana.

El Estado italiano rebajaba los impuestos de las rentas superiores, creando, con ello, un agujero en sus cuentas que tenía que rellenarse pidiendo dinero prestado (a unos intereses elevadísimos) a los mismos ricos a los que había regalado el dinero (a través de la bajada de impuestos). Era y es un círculo beneficioso para la burguesía italiana.

Y no hay que olvidar que la gran debilidad de las izquierdas italianas, cuyas formaciones hegemónicas se han debilitado enormemente con la incorporación en su ideario de las recetas neoliberales creando una enorme distancia entre sus bases electorales y las direcciones de los partidos, responsables de su limitada capacidad de movilización frente a un gobierno de derechas claramente corrupto.

Éstas son las causas del desastre de la deuda pública italiana y no las explicaciones que aparecen con mayor frecuencia en los mayores medios de información y persuasión. Verá el lector que hay muchas semejanzas entre lo que ocurre en Italia y lo que estamos experimentando en España.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

El FMI idea nuevo truco para sacar del precipicio a España e Italia ¿ Rescate bajo cuerda?


El FMI idea nuevo truco para sacar del precipicio a España e Italia

 

avatarMarco Antonio Moreno  23 de noviembre de 2011 | 02:00

El FMI ha ideado una nueva estrategia para sacar del precipicio a Italia y España ofreciéndoles una linea de liquidez inmediata que ayude a romper la cadena de contagio que se cierne sobre Europa. El plan ha sido ideado por Christine Lagardé y consiste en una linea de crédito precautorio y flexibleque permitiría a los países socios acceder a recursos de liquidez por un valor equivalente a diez veces el valor de su cuota de dos años.

Según expresa el comunicado del FMI, los fondos serán ofrecidos a los países que sufran shoks exógenos.

Como hemos señalado en los últimos artículos, la pandemia que se cierne sobre las economías europeas es un augurio de fatalidad y los sostenidos derrumbes de las bolsas (como muestra la gráfica) son la demostración de un desplome en pleno desarrollo.

Las masivas ventas que realizan los nerviosos inversionistas dan cuenta de la falta de liquidez que hay en el mercado, resultado de las políticas constrictivas del BCE y de la confusión de los líderes europeos.

La gráfica para el Ibex 35 da cuenta de la contundente y silenciosa caída que ha tenido la bolsa española en los últimos dos años, que acumula un descenso del 31,74%.

Para contener este desplome, el Fondo Monetario Internacional aligeró el tranco y aprobó ayer una nueva línea de crédito destinada a “mejorar la flexibilidad y el alcance de sus operaciones de préstamo”.

El objetivo es aportar liquidez y provisiones de emergencia a los miembros con problemas, como en estos momentos lo son España e Italia. La medida, diseñada para abordar situaciones de creciente iliquidez, podría beneficiar a España con un préstamo inmediato de 46.500 millones de euros.

La batalla por la supervivencia del euro depende de los caminos para encontrar una forma de desbloquear al Banco Central Europeo y reducir su dependencia de Alemania. Aunque los países hoy en problemas como Italia o España promulgaran y ratificaran las reformas necesarias, no pueden pedir dinero al BCE a tasas razonables.

Por mandato legal, el BCE no puede comprar directamente los bonos de deuda de los países y solo puede hacerlo mediante la compra en el mercado secundario, a un costo mucho mayor. La infiltración del FMI en esta operación permitiría burlar esa regla.

Sin embargo, no está claro si el FMI tiene acceso inmediato a los recursos que serían necesarios para rescatar a un país con grandes dificultades como Italia. La deuda de Italia es de 1,9 billones de euros y los recursos disponibles del fondo no llegan a los 475.000 millones de euros.

Para crear un muro de contención eficaz frente a la crisis se requieren recursos por un monto mínimo de 3 billones de euros. Los recursos que se inyectarían a Italia y España permitirían calmar la situación durante dos meses. Esto indica que al margen del apoyo del FMI, el BCE y la UE deberán generar mecanismos para consolidar la estabilidad financiera.

Al margen de esas medidas adicionales, el FMI deberá moverse con gran rapidez para controlar, por un lado, la presión que se ejerce sobre los rendimientos de deuda soberana (que ayer significó para España colocar bonos a su mayor costo en 18 años) y por otro inyectar liquidez para frenar las ventas masivas que han hundido a las bolsas europeas y han propagado el miedo hacia las bolsas asiáticas y Wall Street.

En El Blog Salmón | Con las políticas de la UE varios países europeos parecerán del tercer mundo
Imagen | Cinco Días

¿Por qué Italia y Berlusconi están en el ojo del huracán?


 

¿Por qué Italia y Berlusconi están en el ojo del huracán?

 

avatarMarco Antonio Moreno  6 de noviembre de 2011 | 11:00

Deuda Publica EU17

 

Ya en La Italia de Berlusconi se tambalea y la UE no tiene propuestas, advertíamos de la trampa en que han caído los países europeos con los planes de austeridad.

Como recordó Cristina Fernándezen la G20, han pasado más de tres años desde el estallido de la crisis y el tratamiento que se ha empleado para reanimar al paciente no ha tenido ninguna efectividad.

Esto es porque no ha habido ninguna política a favor del empleo y el crecimiento, y todos los esfuerzos se han concentrado en rescatar a la banca.

El gran problema es que la crisis sigue avanzando a un paso más firme que las decisiones de los líderes europeos.

Por eso, si fuera posible aceptar que la crisis de Grecia era producto de la borrachera y flojera del pueblo heleno; que la de Irlanda era por la incapacidad de los irlandeses para administrar su sistema bancario; y que la de España ha sido por tener todo tipo de demonios en bancos y cajas,

¿qué se podría decir de Italia?,

un país que ha tenido un comportamiento financiero ejemplar en los últimos años.

Mientras Alemania ha aumentado su relación deuda/PIB en más de 25%, Estados Unidos en 33% y Japón en 73%, Italia se ha mantenido casi sin cambios desde la formación del euro.

Su endeudamiento viene de mucho más atrás.

 

¿Por qué está Italia en el ojo del huracán?

 

Italia se encuentra en el ojo del huracán dado que su deuda pública como porcentaje del PIB llegó a 127% el año 2010, siendo la tercera a nivel mundial después de Japón y Grecia.

Y esta semana, la crisis de Italia pasó a encabezar el problema de la deuda europea, tal como advertimos en febrero, cuando señalamos que el verdadero problema del euro no estaba en Grecia, sino en Italia.

Durante décadas, los ayuntamientos recurrieron al financiamiento fácil de la banca para una de las principales economías europeas y con el euro el proceso se aceleró.

Ahora, ese nivel de deuda apunta a que en Italia se puede estar decidiendo el futuro del euro, y las presiones que se están realizando para la renuncia del primer ministro Silvio Berlusconi, son mucho más significativas para la moneda única que las que vive el presidente griego, Yorgos Papandreu.

PIB Italia

¿Qué llevó a Italia a convertirse en un desastre colosal en el último tiempo?

La respuesta está en esta gráfica del PIB de Italia desde 1980 a la fecha, que en un promedio a diez años ha ido en descenso y su promedio anual de la última década ha sino menor al 1%.

Lejos de crecer, la economía italiana en las últimas tres décadas ha vivido un permanente declive, una imparable tendencia a la baja que la moneda única no ayudó a revertir.

De ahí las necesidades de cubrir, vía deuda, lo que no podía hacer con la producción real.

El sistema financiero fue el comodín para tapar los agujeros, pero el agujero creció y creció hasta tragarse a todo el país. Por eso que ahora los planes de austeridad resultan una trampa para los países europeos, dado que lejos de ayudar a la recuperación, hunden aún más la economía y crean más desempleo mientras las deudas siguen creciendo.

Hay una lógica en la creación de desempleo, y es la de acelerar el proceso de deflación en la eurozona. En la actual guerra de divisas, todos los países devalúan sus monedas para hacerlas más competitivas, como lo hacen Japón y Estados Unidos.

Es la ventaja de tener una moneda soberana para manipularla y hacer más competitivas las exportaciones e impulsar la producción interna. Esta es una herramienta que no tienen los países de la zona euro.

De ahí la necesidad de hacer estos ajustes por la vía de los salarios. Y para ello, el primer paso es la existencia de un alto desempleo.

Cerca del punto de no retorno

Pero los mercados, además, han castigado fuertemente a Italia por la vía del rendimiento de los bonos de deuda soberana.

Como muestra esta gráfica, el rendimiento de los bonos italianos a diez años alcanzó el 6,4%, lo que indica 455 puntos por encima de los bonos de Alemania, es decir, un costo de financiamiento cuatro veces mayor al alemán, hecho que, por si solo, tiende a asfixiar la economía de cualquier país.

El punto de no retorno es como el círculo de acreción y está en torno al 7% de interés. Se conoce como punto de no retorno dado que en estas cercanías sucumbieron en su momento Grecia, Irlanda y Portugal, al ubicarse en el punto en que la deuda no se puede devolver.

CDS Italia

Es decir que mientras la economía se mantiene estancada, los costos de la financiación se elevan a las nubes. Este diferencial, lejos de ayudar a achicar la deuda italiana la presiona al alza, haciendo que la relación deuda/PIB aumente año a año.

A este ritmo, se calcula que para el año 2017 estará sobre el 150% del PIB.

Pero la economía italiana se mantiene tan anémica, que aunque este costo financiero disminuyera al 4%, la relación deuda/PIB llegaría al 123% el año 2018.

Esta es la forma en que los mercados estrangulan la economía ante la mirada fría e impasible del BCE y el FMI.

Lo que paga Italia para financiarse es mucho mayor a lo que pagan otros países más endeudados como son Japón y Estados Unidos. Esto demuestra la forma y profundidad en que la crisis ha avanzado en Europa ante la mirana atónita de Angela Merkel y Nicolas Sarkozy.

En otras palabras,Italia sufre las consecuencias de la falta de liderazgo europeo. Es una situación dramática para Italia y de ahí las presiones para la renuncia del Primer Ministro Silvio Berlusconi.

Otra razón aún más aterradora del naufragio de Italia, es que los inversores pueden estar comenzando a sacar cuentas bajo el supuesto de que el euro no va a sobrevivir.

Esto indica que las apuestas contra Italia no tienen nada que ver con las cuentas de Italia, sino con el temor asociado a un colapso del euro.

El colapso del euro obligaría a reintroducir monedas distintas en las cuales se restablecería la antigua distinción entre un Deutsche Mark fuerte y monedas de la periferia débiles. Parte de los diferenciales en el costo de la financiación responden a este concepto.

¿Qué hará Mario Draghi?

Por eso que es importante lo que pueda hacer Mario Draghi a la cabeza del BCE para contener la furia del mercado y restituir la confianza en el euro.

Cuando nació la moneda única su principal característica fue que todos los países accedieron a tener los mismos costos financieros. Es decir que Grecia, Portugal e Italia, pagaban el mismo interés por sus deudas que Alemania o Francia.

Sin embargo, apenas estalló la crisis en Estados Unidos, las diferencias intestinas de los países europeos tendieron a crear más fuerzas centrífugas que fuerzas de unidad.

Las debilidades manifiestas de Jean-Claude Trichet, su miopía para reconocer a tiempo la crisis y sus torpezas para subir la tasa de interés en momentos inoportunos, fueron los que hundieron al euro y excacerbaron la desconfianza.

Habrá que ver si Mario Draghi es capaz de poner la pistola sobre la mesa, para restituir la confianza en la moneda única, antes que toda Europa se haga pedazos.

En El Blog Salmón | ¿Pondrá “súper Mario” la pistola sobre la mesa para salvar al euro?Italia está intervenida de facto por el BCE y el FMI

Navegador de artículos