AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para la etiqueta “siria”

El fraude de la manipulación mediática de Occidente en la “revuelta árabe”: Siria


El fraude de Occidente en la “revuelta árabe”: Siria

 publicada en febrero de 2012 TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA

La manipulación mental, el terrorismo, la religión y la perversión moral; instrumentos hegemónicas de Occidente (Part.1)

                                                    
La delincuencia se refiere a actos ilegales, el crimen, la delincuencia, el crimen, cometido por un individuo o grupo en un territorio determinado.

Debe atraer la atención y desafiar al gobierno cuando se producen cambios en su frecuencia, su naturaleza y las causas, pero especialmente cuando toma la forma de “terrorista”.

En este caso, se convierte en otro acto, porque los objetivos y los medios son diferentes.

El terrorismo es designado como el uso de la violencia o la amenaza, por parte de grupos u organizaciones, para sembrar el terror entre la población para debilitar a un poder hacia arriba o desestabilizar un Estado a fin de obtener cambio político o derrocarlo.

Esta violencia consiste principalmente en ataques, asesinatos y sabotajes.

Bashar al-Assad

Hoy en día, con los levantamientos en el mundo por sus crisis multifacéticas, económicos y morales contra el terrorismo ha convertido en un arma política para desacreditar al oponente un instrumento de guerra para crear el caos en el país para dominar.

Ahora utiliza los grupos, integrados por las preferencias indígenas corruptos y adoctrinados, que uno lleva, armas, finanzas, marcos, va a despertar una revuelta en nombre de la población.

La táctica consiste en manifestaciones que pedían a los legítimos derechos, los cambios en el modo de gobierno para el contrabando posteriores a la voluntad popular para derrocar a un “poder dictatorial” con el uso de armas contra la población civil que se clasificarán en el “sistema” .

En ese momento, los medios de comunicación y humanitarias apoyo político admitió con diversos pretextos para tomar la opinión para apoyar a las pacíficas y legítimas sus acciones mientras se busca a admitir la necesidad de una intervención militar internacional.

El mundo ahora sabe que estas tácticas engañosas de los estados hegemónicos de romper cualquier resistencia a sus planes de dominación. Comportamiento adoptado por el colapso del sistema financiero especulativo, instrumento de saqueo y empobrecimiento de la gente de las grandes empresas. Estos últimos no han sido capaces de superar sus crisis recurrentes y la vida silvestre no encontró mejor, como una manera de escapar, sólo para cobrar el otro.

Esta violencia terrorista en esta forma apareció por primera vez en Argelia tras la introducción de una fiesta religiosa en la carrera política.

Este partido había andado el camino todas las reglas de la democracia mediante la financiación de acciones cuestionables e ilegales de tomar el poder – con mezquitas, plazas públicas, escuelas, intimidando a los ciudadanos, por la manipulación de las urnas en masa al tiempo que anunciaba dispose los principios democráticos, una vez en el poder por su famoso eslogan “la democracia herejía” – la sociedad civil y varias figuras políticas están obligando a los responsables de las políticas para detener el proceso electoral, cuando quedó claro que se trataba de un movimiento oportunista violenta sólo buscan el poder a raíz de una agenda externa con respecto a la interferencia de árabe y francés.

Al mismo tiempo, surgen los grupos armados contra el gobierno y sus representantes para llegar a todos los segmentos de la población.

Este período llamado “decenio negro”, cuando alcanzó su pináculo de horror hecho de sangre, fuego y destrucción – que ninguna corporación no puede justificar – la izquierda lesiones graves en la empresa mientras se produce un éxodo masivo, sobre todo de las zonas rurales, huyendo de terror a un lugar más seguro. Una situación social particularmente grave que puso en peligro los fundamentos mismos del Estado.

El resultado de esta lucha dio lugar a decenas de miles de muertos-incluyendo ejecutivos, intelectuales, médicos, periodistas, maestros, mujeres, niños, viejos, la destrucción de la infraestructura económica, social y interrupción educativa, de las estructuras sociales, una perversión de los valores, el trauma grave, en suma, todos los factores que favorecen la delincuencia, atentan contra la calidad de vida, retraso del desarrollo sostenible.

A pesar de toda la vida política, económica y social a menudo profundo, todavía hay algunos residuos, los crímenes – analiza como pistas o remanencias de estos últimos hechos de sangre – que surgen de vez en cuando para recordarnos de nuestra debida diligencia y la perseverancia.

Para este ejemplo de Argelia, queremos mostrar las consecuencias de un período de terror y las locuras que ha atravesado un país ante el terrorismo. Un país que ha sufrido, por supuesto, pero que tiene una amplia experiencia detallada diversos – en las técnicas de lucha contra el terrorismo y la subversión contra la propaganda; maneras de hacer frente y prevenir a ellos – que ayudó a reconstruir una nueva sociedad sobre otras bases, con otras reglas, otros principios.

Se entiende que los países que enfrentan el terrorismo o el crimen organizado de tal magnitud y esas son, de hecho, que los objetos o víctimas de sus conspiraciones para desestabilizar a los propósitos hegemónicos. También entendemos que en las relaciones internacionales, conflictos, revueltas, crisis, alianzas, grupos, organizaciones, etc sindicatos. nada es casual o gratuita. Obedece todos los intereses materiales más que los valores humanitarios.

Todos los analistas y observadores coinciden en que aquí es donde el verdadero Islam – que ha guiado nuestras vidas desde hace siglos, que ayudó a derrotar a las potencias colonialistas – ha dado paso a “El Islam” activista “de la toma del poder por la fuerza, que la religión se ha convertido en factor de división, la división y el desorden, mientras que la meta de la religión es enseñar a la gente a vivir en paz y s ‘ ayudarse unos a otros, independientemente de su raza, credo, país.

De ello se desprende un lapso moral alterar, lo que provocó la crítica del Islam culpar a la religión en sí, para que “la violencia es el credo de ninguna religión”, según R.Rolland. Ahora utiliza el islam para justificar, en nombre de todos los excesos y todas las peleas de los.

Este es el período en el que Argelia ha vivido durante más de una década y por medio de la incertidumbre en, actualmente, a su vez, varios países árabes.

¿Qué información y la evidencia de que las cosas no son accidentales, sino que forma parte de los planes urdidos por los laboriosos “farmacias especiales” americano-sionista que recorren el mundo, principalmente en el mundo árabe es rico en materias primas, lo mejor para dominar y servir.

Estos planes consisten en operaciones psicológicas militares en contra de cualquier estado o presenta un obstáculo para su proyecto. Las operaciones psicológicas o “PSYOP” ocupan un lugar preponderante en esta ofensiva.

Según un documento del Departamento de EE.UU. de Défensece son “operaciones planificadas para transmitir información e indicadores seleccionados a públicos extranjeros para influir en sus emociones, motivos, razonamiento objetivo y en última instancia, el comportamiento de los gobiernos extranjeros, organizaciones, grupos y los individuos. El objetivo … es inducir o reforzar actitudes y comportamientos favorables a los objetivos extranjeros el iniciador “.

El Oeste – con sus grupos de presión militar-industrial y las estrategias financieras y la arrogancia fatal – es la causa de los trastornos que incluyen la creación de un caos, dijo que “constructiva”, mediante la creación o recuperación de las revueltas, en los países ‘útiles’ para mejor, entonces, de acuerdo a recomponer sus desiderata.

Va tan lejos como para tener su auxiliar “enemigo” de ayer, en el que los terroristas y las organizaciones islamistas, dijo pelea. «Islamistas» y los oponentes que residían, por casualidad, sobre todo en Inglaterra, Estados Unidos y Qatar como uno elige y opera para derrocar regímenes y desobedientes a sus tesis están instalando “legítimo” una vez que el trabajo. “Una vez la arrogancia algunos de magnitud, la inhumanidad de la firmeza y el engaño, la del espíritu” (Juan Dela Heather).

Estas estrategias hegemónicas, pensamientos y trazado desde hace varios años, sólo espera las excusas y las oportunidades para avanzar a la ejecución. También era necesario para tener éxito, abrir el “ideológico” en la búsqueda de la forma más segura para tomar y la gente de peso para aceptar sus puntos de vista y objetivos.

Para llegar hasta allí habíamos brutalmente a la gente, a los Estados mencionados, al influir en su comportamiento para que sean predispuestos a obedecer o para dar de alta, para cualquier acción, el momento adecuado.

Están cubiertos por estas estrategias, de hecho, todos los estados considerados progresistas, anti-colonialista y anti-sionista y anti-imperialista, y los que no se ajustan a la doxa occidental.

¿De qué otra más segura para desestabilizar a los estados árabes, que son perjudiciales para sus intereses, o sería un mal ejemplo para los reyes vasallos – que al hacerlo por los árabes a sí mismos!

Es decir, en su hacer la guerra con sus propios ciudadanos, con su propio dinero mediante la manipulación de su propia religión!

El mismo Islam, de vanguardia y protector – que derrotó a sus múltiples estrategias – que se convierte, por esta maniobra, un instrumento de agresión, la división y la violencia.

Se trata de ‘monárquica’ el eje, compuesto principalmente por las monarquías del Golfo señor especialmente Arabia Saudita y Qatar, que fue responsable de iniciar el belicismo y el fondo para desestabilizar el eje de “republicano” – refractaria los puntos de vista y objetivos de Occidente en la región, en particular el problema palestino y la propuesta de “Gran Oriente Medio”, que consistía en disolver el mundo musulmán en la fundación Euro-Atlántica – para introducir disposiciones Enders, su imagen puede califatos Unidos o ser dirigido por los aliados sobre la base de que la Hermandad Musulmana y sectas salafistas-wahabo.

Cuando la monarquía árabe, despótica y arcaica – donde no hay Constitución ni de voto – golpe de Repúblicas Árabes de un déficit democrático “Este es el hospital que se burla de amor”.

Destruyeron y desestabilizó Irak, pero fracasó en su estrategia, que hizo lo mismo en Libia mediante la instalación de sus hombres en el poder, pero dejando el país en un círculo vicioso de la violencia, que parecen tener éxito Tunisie está dentro a placer del redil; trabajo por hacer en Egipto y Yemen por la recuperación de las revueltas, que permiten la sangrienta represión de manifestantes pacíficos en Bahrein con la ayuda del ejército saudí, que tratan de ocultar las revueltas en Arabia Saudí, sin embargo, obligar a que a abdicar y para debilitar a Líbano y fracasó, pero el país más atacado en su estrategia  es Siria. Ouicette Siria (incluyendo el Líbano), el borde anterior de la resistencia del puente con el sionismo y adecuada en términos de agresión de los poderosos e indomable Irán, otro nudo gordiano.

Para ello, se desplegó un dispositivo de medios monstruosa – a engañar, falsificar, crear falsos eventos, difusión de imágenes aparejado trampa y adoctrinar – la colaboración encabezó las cadenas satánicas de las monarquías y Occidente.

La legitimidad de sus acciones, se las arreglaron para obtener la libertad bajo fianza “religiosa” de los jeques “conoce” y de poner en práctica los ulemas de la “basura” de “equilibrio”, los fanáticos falsos y frustrados – que tienen como programa que el embrutecimiento de la gente con su continua “papel de la mujer”, el “vestido”, “obediencia”, “la ablución y la oración”, “la democracia es ‘Kufr’ (herejía),” ” lícitas e ilícitas “las cosas y actitudes que son medieval occidental – encargado de codificar y guiar nuestras acciones para que sean dóciles, amorfa y estúpida para que se conviertan en delincuentes, sinvergüenzas manipulado para darle las gracias , la carne de cañón, los terroristas!

Ellos tratan de dividir a creer que el Islam es una víctima del chiísmo, ya que es el wahabismo / Arabia salafista, un movimiento arcaico, que contamina al hombre.

Se atreven a hacer las mismas cosas legales e ilegales de acuerdo a los objetivos que se esperan de el país de destino, o para autorizar a los asesinatos.

En suma, una solución flexible al Islam de acuerdo a los intereses. Incluso los más sabios fueron engañados por su propaganda en todo el mundo y estos demonios disfrazados de musulmanes. Ningún país árabe musulmán, además de los funcionarios, se preparó para hacer frente a la guerra psicológica.Incluso las organizaciones no gubernamentales y otras instituciones llamadas “internacionales” se convirtieron en los dispositivos al servicio de la dominación lobbies.

La Liguearabe, secuestrado por el Rey de Arabia Saudita y el Emir de Qatar, ha dejado para convertirse en un aliado perverso tamaño, sus instrumentos contra los árabes mismos.

Cuando se piensa que la idea de su creación, viene con la ayuda británica durante la conferencia en Alejandría en septiembre de 1944 nos quedamos perplejos!

Aquí están, estos pueblos árabes, con una proporción significativa de su juventud embrutecida, robótica, ignorante, sin ley predisposición para ejecutar cualquier acción penal.

Los bandidos y mercenarios que uno capos musulmanes el título“Thouar” (revolucionaria) – para destruir su propio país y matar a sus “hermanos” – que llevan renegados sin principios que encontró la oportunidad para avanzar en sus proyectos vengadores de adquisición sean cuales sean los medios, métodos y alianzas. “Alá Akbar” es el credo de los dos penales-sangrienta-ladrones de que sus víctimas.

FORO ABIERTO PARA AMAR DJERRAD

La manipulación mental, el terrorismo, la religión y la perversión moral; instrumentos hegemónicas de Occidente (Part.2)

Los delincuentes destruyeron a nivel psicológico, ni controlar sus pensamientos o el comportamiento, sin sentimientos y sin moral que estar convencidos de que hacer algo honesto al no ir ni siquiera se dan cuenta de que el Islam, creen Al respecto, prohíbe hacer daño a la vida y la propiedad de otros. “Algunos traidores tienen una capacidad asombrosa para convencerse de la santidad de sus intenciones” (Charles Hamel).

Villanos psicópatas que han adquirido un potencial para la violencia, el odio, la frustración, la locura y la inhumanidad a la que seguirá siendo durante mucho tiempo, una bala para su país.

¿Qué puede permanecer con honor y dignidad de quien utiliza el extranjero para destruir su país y matar a sus propios hermanos. Incluso el extraño desprecio. “Los traidores son odiosas, incluso para aquellos que se aprovechan de la traición” (Cita griego).

La posición de Argelia frente a-vis los acontecimientos en Siria no es apreciado por los islamistas sirios que quemaron la bandera de Argelia el presidente argelino, al tratar de “traidor”, “olvidando” que ellos mismos están tratando de tomar el poder por la fuerza por matar a sus hermanos y la destrucción de su país con la ayuda de la OTAN, el titiritero Grand.

Bashar al-Assad

Lo que está sucediendo en Siria es una copia fiel de lo que sucedió en Argelia en los primeros actos de terrorismo, en sus objetivos, medios, métodos, tácticas, las diversiones, los engaños, alianzas y apoyo. A pesar de las importantes reformas llevadas a cabo, incluyendo una nueva constitución democrática y la apertura al diálogo, a pesar del informe en calidad de observadores objetivos de este último Ligueque ha negado e ignorado – que confirma la existencia de grupos armados matando a civiles, soldados y destrucción de la infraestructura – a los terroristas y sus patrocinadores en sus fechorías Occidente sigue rechazando cualquier punto de la crisis a las autoridades antes de que la única solución para combatir a proteger a su país sin importar lo que las tácticas de presión.

Los latidos Syriese, con razón, contra las hordas de asesinos, bajo la supervisión de la OTAN, la CIA, el MI5, el Mossad y títeres árabes.

El engaño que se debe atribuir a las masacres del ejército de civiles por parte de los terroristas para justificar la intervención no ha logrado en dos ocasiones, el Consejo de Seguridad por el veto de China y Rusia.

Según P. Dortiguier rusos y chinos “se sienten directamente amenazados por el ataque que se llevó a cabo contra Siria … Esto ya es un mundo de lucha libre ya que una disminución en cada uno de los dos bandos en esta pregunta determina la evolución de la la situación geopolítica mundial “. Dortiguier también señala que Occidente se ha hecho en la“trampa siria” que impide que cualquier ataque contra Irán y que “… el reverso de esta cruzada a Teherán vía Damasco, que se inició en 2011 en la euforia y la decepción de los jóvenes musulmanes descarriados por falsos predicadores que tienen dos manos, una para orar, y el otro para hacer frente a los EE.UU., ya ha comenzado y se llevará a término por el veto de la ampliación Estados Independientes “. P

or lo tanto, la misma operación, logró en Libia, que Occidente está tratando de repetir en Siria, pero con amplio tema geopolítico. Los sirios parecen tratar metódicamente y de forma inteligente con el apoyo político de estas dos potencias e Irán en particular.

Estos países árabes defender mejor que hacerlo a los árabes por sí mismos! La mayoría de los países árabes en particular, de que Siria, la cuna de una gran civilización que los árabes querían destruir, fue salvado por Rusia y China.

He aquí, la Unión Internacional de Estudiosos Musulmanes, el siniestro qu’actionne qataro-egipcio al-Qaradawi, que es el partido al alinearse con el proyecto occidental contra el “régimen sirio” y el apodo del observatorio de Siria Derechos Humanos (OSDH), que no existe en Wikipedia, creada y con sede en Londres para la ocasión, liderado por un misterioso e invisible sueco Rami Abdel Rahman jordano.

Salimos de los sudafricanos NavanethemPillay, señora “derechos humanos” de la ONU, para preparar los cargos de “crímenes contra la humanidad”.

Incluso Google ha sido llamado a cambiar las calles de Syrie.

La Franceprend a solicitar la apertura de un “corredor humanitario” para el fracaso de su estrategia y el maltrato de las unidades especiales de seguridad.

De hecho, para salvar lo que queda de sus terroristas – que a pesar de trampas por parte de los edificios, calles, puentes, casas y volaron las tuberías, trenes descarrilados, lanzar proyectiles de mortero en los barrios residenciales, asesinando a la gente – la erradicación de algunos y no para ayudar al pueblo de Homs “en estado de sitio”, “golpean” a las víctimas de “francotiradores” que “todo brote que se mueve”, según su propaganda.

Esta propaganda que oculta que son dignatarios, personalidades y representantes de la sociedad civil que han “exigido” la intervención militar para poner fin a sus torturas infligidas por los terroristas.

Esta propaganda que sale una vez más, la coartada de Al Qaeda, cuando su participación directa en el terrorismo se hacía evidente. ‘Hoja de’ The West completa de la “democracia”, “libertad”, la “dignidad”, “derechos” de los países y pueblos donde se encuentra de interés.

Que estos musulmanes árabes son estúpidos, arcaica, oscurantista esto no es su preocupación ya que sus rentas se conservan.

Es instructivo recordar, siempre, ciertas declaraciones en este caso las del manipulador franco-israelí sionista en la Universidad de Tel Aviv “si logramos bajar Gadafi será un mensaje a Assad”, y que, por el insulto, en una reunión del CRIF “es tan judío como yo participamos en esta aventura política, que me ayudó a definir los frentes militantes, me ayudó a desarrollar por mi país y por otro país, estrategia y táctica. “

Al atacar a Siria Ala monarquías del Golfo han puesto su trono de juego y saben que si no va a afectar a su dinastía.

Manejo incluyendo ‘mental es fundamental en el arte de la guerra para derrotar al enemigo. Consiste, según Steven Hassan, (La lucha contra el control mental de una secta) en un control de la conducta, la información, la facultad de la reflexión, la emoción de las personas creando en ellos una falta de confianza, los sentimientos de culpa y de inferioridad, miedo, shock traumático, y algunos sueños que los hacen vulnerables.

Algunos autores lo describen como “una corrupción de la razón humana, el debilitamiento del intelecto, una desintegración de la vida moral y espiritual de una nación por la voluntad de otro.”

Varias técnicas y métodos de manipulación se utilizan. Se trata de reflejos condicionados en el método de la PDH (dolor-drogas-hipnosis), que se utiliza en Corea, pasando por lo que se denomina la lista de “START”, que significa dinero, ideología, sexo y el Ego.

También existe el método basado en la inserción de un mensaje subversivo en imágenes (mensajes subliminales), el método por el miedo y la violencia, el método de uso de drogas y otras formas extremas.

Lo que interesa a los manipuladores consiste en lograr sus objetivos egoístas. No tienen escrúpulos ni remordimientos. Esto es lo que Occidente, encabezado por el estadounidense-sionista, con sus aliados árabes, sus medios de comunicación “mainstream”, sus organizaciones satélites, incluidos los derechos humanos, sus guerras preventivas, su interferencia, su ” protección de los civiles “con falsos pretextos: la democracia, los derechos humanos, la libertad y muchos otros.

Estos grupos de presión, con sus estrategas, a partir de cinco tipos de técnicas para el control integral del individuo y la sociedad: las técnicas de la planificación, la psicológica, la propaganda, la desinformación, de acciones específicas.

Los medios más eficaces se utilizan sobre todo los medios audiovisuales y la red que afecta directamente a la unidad familiar. Uno puede ver la “estrategia de los amos del mundo” por Sylvain Timsit define 10 puntos para el acondicionamiento y manejo de las masas.

Cada Estado está obligado a tomar precauciones para proteger a sus ciudadanos mediante la adopción de los medios adecuados para contrarrestar o hacer frente a la manipulación y la subversión. Mediante el estudio de las estrategias e incluyendo el manipulador, es fácil de desarrollar estrategias de “manejo de los contras.”

Calidad de la información y diversificada y el uso racional de las capacidades son fundamentales. “Bien informados los hombres son los ciudadanos, se convierten en sujetos mal informados” (Alfred Sauvy). El objetivo es romper esta propaganda con la verdad y la realidad de las cosas al mismo tiempo despertar el pensamiento crítico.

Nuestros jóvenes, nuestros hijos deben ser protegidos – porque son ellos los que se ven afectados – y las consecuencias de estas manipulaciones resultantes.

Muchos, por desgracia, se han convertido en “marionetas” dejándose engañar por algún controlador o cantos de sirena por la falta de protección adecuada, probablemente debido a nuestra ignorancia de estas cosas, sino también a nuestra falta de cuidado y el fatalismo.

Cuando admitido por primera vez y admitir que es que la manipulación es también y sobre todo por la religión cuando se convierte en un medio para hacerse con el poder o la dominación, tendremos que hacer a mitad de camino.

Tenemos que convencerlos de que lo sagrado no es necesariamente “inviolable” de un campo por parte de todos. Muchos fanáticos falsos y manipuladores que utilizan para engañar, defraudar, la diversión para acceder a los privilegios, dominar, para tomar el poder o permanecer. También hay que convencer a declarar que creer no es suficiente para el seguro para el bienestar forma prescrita. Muchas pantallas de la apariencia y la hipocresía.

La verdad es que no requiere de otros valores. Bienestar es adquirida por la verdadera fe, virtud, principios, buenas obras, compromiso, sacrificio y sinceridad que a menudo se carece. Dios no ayuda a los hipócritas, los extremistas oscurantistas, los ladrones ignorantes, perezosos, inmorales, traidores, delincuentes, cualquiera que sea su fe.

Los musulmanes y, en particular los árabes – que actualmente están experimentando los hechos trastornos de la delincuencia y la destrucción – debe deshacerse lo más pronto posible de su actual sistema de gobierno basado en el nepotismo, el autoritarismo y la injusticia o para mejorar un poco.

Tienen que preguntarse por qué su destino, su situación – a menudo miserable o perverso, hecho del subdesarrollo, la ignorancia, la persecución y la infidelidad – poniendo en duda su moralidad, su comportamiento y la visión Mundial de la relación, al menos, con la verdadera fe.Con el verdadero Islam, y no que se nos impone, por edades, bajo pena de herejía o la excomunión, la dialéctica y morbosa inmoral – que pervierte la conciencia – de los impostores y los monarcas corruptos y sus malvados secuaces.

“La religión sin conciencia no es más que un culto supersticioso”, según E. Kant. Ellos deben, a nuestro juicio, se organizan de manera diferente que en la actualidad en otros criterios, otros objetivos, otros principios con otras normas de cambiar todo lo que es injusto en su gobierno , sin dejar ningún fallo podría ser utilizado como argumento para los propagandistas.

La justicia es un pilar del equilibrio y la fe que permite a sus raíces en el hombre. Un proverbio turco dice en esencia que “la justicia es la mitad de la religión.” La voluntad política, la participación de todas las fuerzas y sobre todo la sinceridad son los requisitos para movimientos exitosos. De lo contrario, puede ser el de la imitación, juguetear, no el activismo futuro, que no garantiza el progreso, la independencia y la soberanía de un país.

En otro nivel, la Liga “árabe” en su forma actual – que es más un truco de un escudo, incapaz de asumir los retos de este a oeste geopolítica – debe ser disuelto para otras formas de agrupación .

Es más barato y más seguro para reunirse en las bases de hormigón-económico, cultural y de defensa en el respeto mutuo y el derecho – como en una “identidad” cons-productivos quiméricos basados en el eje de Rusia China, Irán y otros estados de los “BRIC”, que ya representan la mitad de la humanidad, para derrotar la propuesta de “Nuevo Orden Mundial” que el americano-sionistas querían establecer como paradigma inmaterial.

Hay una verdad eterna. El mundo sólo se puede construir en una propiedad que es crucial. Se trata de una ley de la naturaleza que Dios nos manda a alejarnos del mal.

Y lleva a desviar el mal. Si el mundo es malo en esto es debido a la mala fe y el egoísmo del hombre de querer lograr el bienestar mediante el uso de mal contra otros. El malestar es el efecto de la voluntad humana pobres, una maldición que el hombre es el único responsable. “Todo está en la moral que viejo proverbio: ¿Quién quiere el mal, el mal que le sucede” (Jean-Baptiste Say)

Concluir nuestras observaciones con dos citas del Corán “… Todas las cosas que le sucede a usted es de Dios y todo lo malo que te sucede viene de ti mismo …” “… Cualquier desgracia que le sucede a usted es porque de lo que sus manos tienen adquiridos …. “.

Cambio en nuestras vidas o nuestras vidas debe ser lo primero de nosotros mismos, el Corán dice: “… En verdad, Alá no cambiará la condición de un pueblo, siempre y cuando [los individuos que lo componen] no cambie lo que en sí mismos … “.

http://allainjules.com/2012/02/22/chronique-n2-de-lescroquerie-de-loccident-sur-les-revoltes-arabes-la-syrie/

  1. Entrevista con Ilyasah Shabazz, la hija de Malcolm X

    Con motivo del 47o aniversario de la muerte de Malcolm X (21 de febrero de 1965), le sugerimos leer o releer la entrevista había concedido en 2005 a Oumma.com, Ilyasah Shabazz, la tercera hija de Malcolm X que ahora está luchando para perpetuar la memoria de su padre.

    http://oumma.com/6554/interview-dilyasah-shabazz-fille-de-malcolm-x

    • Una semana con el ejército “de al CIA

    • Mamhoud
      qi hay un video que circula en una mujer mayor yutoub Qi tiene la intención de Sarkozy de resumen de todo si usted puede encontrar el título de “una mujer le dijo la verdad acerca de Sarkosy” vale la pena ser visto es lástima que no sé la feria

  2. Bouazizi de Adnan, a los opresores saben que sus días están contados
    Middle East Monitor

    Después de más de sesenta días de huelga de hambre, el detenido palestino Adnan Khadr permanece atado a una cama en un hospital israelí de Safed.

    El Sr. Adnan no es un ciudadano israelí, y no se presentaron cargos penales contra él. Él es palestino, y que fue secuestrado de su casa en la ocupada Cisjordania, y llevado por la fuerza a Israel.

    El derecho internacional humanitario prohíbe “los traslados forzosos individuales o en masa, así como las deportaciones de personas protegidas del territorio ocupado al territorio de la potencia ocupante y que de cualquier otro país, ocupado o no (…) lo que razón que sea.

    “Debemos admitir que la única razón que esta situación ha persistido por tanto tiempo es que los israelíes saben que en este caso como en muchos otros en los que tratan con desprecio del derecho internacional, pueden actuar con impunidad.

    http://www.michelcollon.info/De-Bouazizi-a-Adnan-les.html

Siria. Punto de no retorno


Siria.
Punto de no retorno
VS 0 | | sección: web | 06/02/2012
Charles-André Udry

El pasado 1 de febrero Robert Fisk terminaba así su artículo en el periódico The Independent: “Pero hay una cuestión que no está planteada.
Suponed que el régimen (de Bachar el-Assad) sobreviva. ¿sobre qué Siria ejercería su poder?”.
Dicho de otra forma: la revuelta ha alcanzado un punto de no retorno.
El registro, bajo todas las formas, por las fuerzas policiales y militares, de decenas de miles de manifestantes y de opositores –cada semana, cada día- en las diferentes ciudades y aldeas del país haría mañana muertos y encarcelados, torturados, suplementarios,  si el combate se detuviera. Y si el régimen de la camarilla de Assad permaneciera.
El terrible precio humano de este combate popular es conforme a la naturaleza odiosa e implacable del régimen, con el que ninguna negociación es posible y aceptable por los combatientes antidictatoriales.

El 4 de febrero de 2012, Khaled al-Arabi, miembro de la Organización Árabe de los Derechos Humanos, declaraba: “El ejército sirio bombardea con cohetes y morteros. Está cometiendo un baño de sangre de un horror jamás visto hasta ahora en la ciudad de Homs…”. Radio France Internationale (FRI), en la misma fecha, afirmaba: En Homs, son cerca de 300 las personas  muertas sólo la jornada de ayer, viernes 3 de febrero de 2012, afirma el Consejo Nacional Sirio (CNS).

Incluso si es difícil saber con precisión lo que ocurre en ese país cerrado a la prensa y sometido a un estricto control, las imágenes difundidas por las televisiones árabes y los testimonios recogidos evocan una violencia creciente y ciega. Los testimonios describen un bombardeo despiadado, una ciudad transformada en zona de guerra. Nadie, ni ningún barrio se ha librado de una “verdadera lluvia de bombas”. Y es un verdadero baño de sangre lo que se describe.
El bombardeo de la ciudad ha comenzado ayer, viernes 3 de febrero hacia las 17 horas, hora local, y ha proseguido hasta el alba. Los testigos declaran que los primeros bombardeos se han concentrado sobre todo en el barrio de al-Khalidiya, donde numerosas casas se han hundido sobre sus ocupantes y donde se cuentan la mayoría de las víctimas. A lo largo de toda la noche, los balances no han dejado de crecer. Según los opositores del Consejo Nacional Sirio, es “una de las masacres más horribles desde el comienzo (el pasado marzo) del levantamiento en Siria”. La oposición estima que se trata de represalias tras nuevas deserciones registradas en el seno de las fuerzas armadas”.

Dos elementos destacan entre las diversas fuentes que se pueden recoger. En primer lugar, la revuelta contra el régimen dictatorial se ha ampliado desde noviembre de 2011. Alcanza las zonas urbanas más importantes. Por tanto, ha tomado forma y fortalecido un movimiento de la periferia hacia el centro durante estos últimos once meses. En el plano social, las capas que participan en la movilización contra la dictadura –el término revolución debe ser entendido en este sentido- se han ampliado también.

Solo la existencia de tal “frente social” permite comprender el mantenimiento y el refuerzo de una organización que asegura: los días sucesivos de movilización; las consignas que dan su sentido a cada “viernes” de lucha contra el poder del clan Assad; la amplitud de los funerales, a menudo colocados bajo la protección de soldados que han desertado; los cuidados –ciertamente administrados en condiciones dramáticas- aportados a los centenares de heridos que no pueden ser cuidados en los hospitales, pues la llamadas fuerzas de seguridad vienen a secuestrarles para torturarles y matarles; la puesta en pie de redes de comunicación y de transporte en un contexto de guerra.
Es sobre esta base social sobre la se basan las actividades de los comités Locales de Coordinación. La población en revuelta recibe una ayuda de la diáspora siria que dispone de recursos materiales. Pero el hecho de que no dependa de una fuerza “extranjera” ha reafirmado el sentimiento de que debe contar con sus propias fuerzas. Lo que dinamiza –a pesar de los suplicios y los dolores encajados- las múltiples ayudas mutuas y las formas de autoorganización.

Luego, las masacres, las torturas de niños, las violaciones de mujeres, el número de familias ofendidas, martirizadas, han conducido, inevitablemente a la aparición de formas de autodefensa. Las deserciones se multiplican: las que provienen del ejército del régimen que rechazan ser el brazo asesino de Assad; las de jóvenes que rechazan el reclutamiento forzoso. Estos soldados de la revuelta –conocidos bajo el nombre de miembros del Ejército Sirio Libre- disponen de un armamento ligero.

En este sentido, no hay una verdadera militarización del combate antidictatorial, aunque enfrentamientos directos, relativamente limitados, se hayan producido y podrían ampliarse como consecuencia de la masacre cometida en Homs.
Estas deserciones ilustran fallas en el régimen. Más exactamente, frente a la extensión y la duración de la revuelta, un régimen así no puede evitar los procesos de autonomización relativa de sus diversos centros de poder; esto tanto más en la medida en que ya tiene más de 40 años. Episodios de luchas análogas en la historia demuestran que –a medida que perdura la movilización, se refuerza y ya no puede retroceder- los procesos de tomas de decisión se hacen más difíciles.
Traducen las dudas de los sectores que no están en el círculo restringido de las pocas “familias” que monopolizan el poder y todos los privilegios corruptores que derivan de ello. Una dinámica errática se instala pues en la gestión misma de las operaciones represivas y políticas.
Y las incertidumbres sobre su futuro económica inquietan a las capas de negociantes, de comerciantes, de importadores y exportadores, así como los medios ligados al turismo. Las sanciones aumentan la dependencia de Irán; lo que no es considerado como una solución atractiva por diversas fracciones de la media burguesía.

Ciertamente, la Guardia Republicana y la IV División de Maher el-Assad (el hermano de Bachar) son instrumentos de terror en manos del régimen. Pero un signo, según diversos reportajes, no engaña. ¿Por qué el poder debe dedicar tantos recursos para comenzar a vigilar, a amenazar con sus esbirros, a los medios cristianos y alauitas que constituían (y siguen constituyendo) su base “oficializada”?

Tomar como rehenes a las minorías confesionales forma parte de la política del régimen. No deja de blandir la amenaza de un amplio arreglo de cuentas –en el que los “sunitas” serían los “futuros dueños”- en caso de caída del régimen. Y el clan Assad hará todo lo posible –y ya lo ha hecho- para que se produzcan enfrentamientos confesionales, comunitarios.
Es importante pues para las diversas fuerzas comprometidas en este titánico combate antidictatorial lanzar un mensaje: a pesar de los sufrimientos y las humillaciones soportadas, los actos de venganza indiscriminados están excluidos de todas las opciones de las fuerzas que luchan por el derrocamiento del tirano. Es una de las dimensiones de una orientación que tenga por objetivo ampliar el frente social y político, neutralizar ciertos sectores y debilitar la base, frágil ya, del régimen.

El cinismo de la llamada comunidad internacional no tiene límites. Los medios no dejan de disertar sobre los proyectos de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. ¡Son bloqueados por Rusia (de hecho, el poder del kgbista Putin) y China (del “partido comunista” de China a quien se han presentado peticiones de ayuda para las economías occidentales)! Son numerosos los gobernantes que derraman lágrimas de cocodrilo sobre el “pobre pueblo sirio” y denuncian al “cruel déspota” Bachar al-Assad, tras haberle recibido con gran pompa o haber apreciado su papel en la región, al menos como un mal menor.

El lugar de la Siria de Assad en el “arreglo regional” plantea un problema diferente del de la Libia de Gadafi. Una gran parte de la puesta en escena diplomática oculta la dificultad para los diversos “actores” regionales e internacionales –en el contexto actual de crisis socioeconómica y de disturbios mundializados propios de un sistema de hegemonía política con fallas visibles- de definir las “vías de un cambio” que no conduzca a una pérdida de control y a procesos centrífugos en una región tan estratégica.

Estados Unidos parecen decididos. De hecho, la irresolución de las resoluciones escritas y reescritas –que deben ser presentadas en el Consejo de Seguridad- no les molesta demasiado. Ganar tiempo y poder dar conferencias de prensa “humanitarias” conviene perfectamente a la administración Obama.

La caída de Mubarak y la presente situación en Egipto han modificado el puzzle construido por los Estados Unidos e Israel, desde al menos 1979. Las relaciones entre el Líbano de Hezbolá e Israel no son de una tranquilidad a toda prueba, lo que hace de la Siria de Assad una frontera más “segura” que la de un nuevo régimen sirio del que es difícil decir quien le “dirigirá” o tendrá la posibilidad de dirigirle.
Las tensiones con Irán son un factor más, a fin de conservar, por el momento, un gángster que se conoce –Assad- o, mejor, piezas importantes, revisadas, de su máquina politico-securitaria. Lo que necesita tiempo para la maniobra. Pues debe ser efectuada de forma conjunta con diversos gobiernos que son recién llegados a esta arena regional. Qatar puede ciertamente financiar a los Hermanos Musulmanes en Túnez y en Egipto; añadir hoy a la lista los de Siria es una tarea políticamente delicada, incluso con apoyos externos.
El despido, el 4 de febrero, del embajador de Siria en Túnez refleja –igual que la ocupación en El Cairo de la embajada siria, sin embargo relocalizada en “lugar seguro”, pero no protegida (!)- que la “revolución árabe” es un intérprete suplementario de los guiones que están escribiéndose en este año 2012.

Esto tanto más cuanto que Turquía querría también su parte del pastel y es capaz de obtenerlo. El poder ruso quiere estar seguro de conservar sus posiciones (instalaciones portuarias, entre otras), pero no puede jugar una carta ofensiva. Así pues, no puede más que bloquear una decisión del Consejo de Seguridad… que los occidentales no están tan apresurados a tomar –a pesar de que no sea más que un sencillo pedazo de papel- más allá de las sanciones económicas.

El juego complejo de injerencias –que ha hecho una gran parte de la historia de esta región- se efectúa pues, hoy, en un marco en que el dibujo del puzzle pasado está siendo parcialmente borrado, mientras que los contornos del nuevo dibujo no están aún definidos.

De ahí la importancia de dar apoyo político a la lucha de ese pueblo en revuelta que cuenta con sus propias fuerzas y con la solidaridad; y también de oponerse a todas las intervenciones militares extranjeras.

4/02/2012

http://alencontre.org/laune/syrie-le-point-de-non-retour.html

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

La primavera árabe a un año vista Qué pasó y qué va a pasar


19/12/2011La primavera árabe a un año vistax Andoni Baserrigorri    ::    Más articulos de esta autora/or: Más artículosLos países del ALBA no han dudado ni medio instante en apoyar a Siria como no dudaron en apoyar a Libia. Al contrario de las izquierdas glamurosas europeas

Cuando hace un año, un joven tunecino se daba fuego a lo bonzo, desesperado por la situación de desempleo y falta de futuro, no podía imaginar que tras su acción se iba a celebrar uno de los mayores actos de hipocresia que ha dado el incipiente siglo XXI.

Pensar que el imperialismo y sus gobiernos títeres se vieron sorprendidos por la desesperación del joven y las redes sociales es ciertamente de personas muy crédulas. O que nos intentan hacer creer en ruedas de molinos.

Los procesos que se han dado en el norte de África y otros países árabes, están previstos por el imperialismo desde hace muchos meses y años y las potencias occidentales ya preparaban la agresión, con la intención de imponer gobiernos neocoloniales y de esa manera volver a robar las riquezas naturales que precisa el capitalismo para subsistir.

Solo así se entiende que desde hace varios años, los europeos y los yanquees, cuando negociaban con Libia y compraban su petróleo, en “el buen rollito” que se generaba en la compra-venta incluían una petición a Libia que traía veneno: desprenderse de sus baterías antiaéreas. El mensaje era que ahora que la “normalidad” reinaba en las relaciones Libio-Occidentales de nada necesitaba el país árabe de ese armamento.

Y no solo eso, hicieron desistir y renunciar a Libia de su programa nuclear. Lograron en definitiva, una Libia indefensa, ante la agresión que tenían en mente desde 2003.

Armar a una oposición pro-occidental a la cual sobornaron con muchísimo dinero y una promesa de ser ellos quienes gestionasen la Libia post-Gadaffi y demonizar a este fue sencillamente el resto. Ya estaba preparado el campo de operaciones para una agresión imperialista del siglo XXI, pero con las mismas intenciones de las del siglo XIX. Robar riquezas.

Esta guerra que ha ocasionado miles de muertos y calamidades y que ha destrozado el país que mejores condiciones de vida tenía de todo el Magreb no fue fruto de una “espontanea rebelión” como nos han hecho creer.

Esta guerra estaba incluida en un ambicioso plan bélico, que los países capitalistas occidentales han elaborado para conseguir la totalidad de las fuentes naturales de riqueza de los pueblos árabes y contribuir al aislamiento de sus grandes objetivos: Rusia y China.

El problema es que una parte de la izquierda europea, “intelectuales” de medio pelo y algún medio de izquierdas, no solo han creído esa versión. Es que además con su actitud han contribuido a crear confusión entre la izquierda, y han logrado que la solidaridad imprescindible hacia el pueblo libio, no haya sido lo importante que debía haber sido.

Y siguen erre que erre, pensando que tras los acontecimientos de Libia, había una romántica revolución popular.

Quizás su empecinamiento se deba a posturas sectarias en las que históricamente se han visto cómodos (ciertos grupos troskystas) o a su pertenencia a una imaginaria Izquierda glamurosa-intelectualoide de personas y colectivos, empapados de cierto pacifismo memo o acomplejada de una pasado en el cual apoyaron países o revoluciones de los cuales renegaron muy pronto, y es que algunos…siempre a caballo ganador y para donde sopla el viento.

Y se repite la historia en Siria. El mismo guion y los mismos actores. Un gobierno progresista, anti imperialista que es demonizado por los mass medias occidentales. Un gobierno que no es integrista. Un grupo de opositores terroristas que tratan de imponer la Sharia con el permiso de Occidente.

Y una izquierda presuntamente glamurosa e intelectualoide, que tacha de “dictador” al presidente legítimo de Siria y apoya a la derecha islamista. Digo bien.

La oposición en Siria es una amalgama de integristas islámicos a la derecha de Atila, que persiguen imponer un gobierno medieval ultra religioso. Y a esos apoyan estos “izquierdistas” de salón y estas sectas que se disfrazan tras siglas robadas.

Se puede pensar de todo, pero lo que no se puede o no se debe al menos es engañar al personal. Nadie en sus cabales puede creerse que estas revoluciones han sido espontaneas y menos sabiendo y conociendo datos que trascendieron y de los cuales algunos se han comentado en este trabajo.

Si el imperialismo llevaba años convenciendo a Gadaffi en el sentido de que retirase sus antiaéreos, era porque estaba preparando una agresión y si de repente han aparecido estos románticos movimientos de liberación en Libia es porque no eran tan espontáneos y si fruto de una conspiración de Occidente.

Por eso Rusia ha enviado a Siria defensa antiaérea. Y quizás esta reacción rusa sea la que salve a Siria de una agresión imperialista. Y por eso esta en contacto con Irán, porque saben que Irán es otra pieza codiciada por Occidente.

Y por eso los países del ALBA no han dudado ni medio instante en apoyar a Siria como no dudaron en apoyar a Libia. Al contrario de las izquierdas glamurosas europeas, esas izquierdas que se autodefinen como “pacifistas y democráticas” (Yo les pregunto que sentido le dan a la palabra pacifismo y democracia, aunque me temo que le den el sentido burgués) países como Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia o Nicaragua, lo tienen claro y repudian estas revoluciones naranjas programadas desde Washington y con el apoyo entusiasta de estas izquierdas de salón.

Y es curioso como de Yemen por ejemplo o de Bahréin se habla menos. No digamos de tiranías medievales como las del golfo o la misma Arabia Saudí. El imperialismo esta jugando fuerte en medio oriente ante la pasividad de la izquierda mundial, cuando no el apoyo mas o menos explicito de otra parte de la misma izquierda que parece tener vendettas con países que de alguna manera u otra eran aliados de la URSS. Les puede su odio y sectarismo.

Y quizás la siguiente zona del mundo en dirigir sus misiles sean los países del ALBA. Las televisiones del capitalismo nos hablaran de terribles dictadores en Caracas, La Paz y La Habana. Armaran a la gusanera y fabricarán rebeliones que justifiquen sus agresiones y matanzas. Y yo pregunto….¿Que papel va a jugar en ese escenario las izquierdas guays del Paraguay?

Dice un refrán que para engañar, el diablo mienta las sagradas escrituras. Para engañar algunas izquierdas nos hablan de anti capitalismo.

http://www.lahaine.org/index.php?p=58284

La Guerra contra Siria,

que pasó y que va a pasar

Artículos de Opinión | David Urra | 20-12-2011

I.- La Guerra Silenciosa. Para nadie era un secreto -fue revelado recientemente por altos personeros del los actuales y precedentes gobiernos de EE.UU – que este país había planificado la actual ofensiva en el Medio Oriente e instruido al aparato de “generación de conflictos” que preparara el Plan de Guerra psicológico-informativa para lograr los objetivos planteados.

El Departamento de Estado, los Órganos de Seguridad Nacional agrupados y bajo un mando único y el Departamento de Defensa, se dieron a la tarea de organizar todos los pormenores necesarios que permitirían cumplir con la estrategia ya aprobada en el Club Bilderberg.

En este caso se debió comenzar con la estratificación de la sociedad, lo que implicaba separar por grupos de interés el espectro social sirio: militares; jóvenes; oposición intelectual interna y externa; líderes de opinión; académicos; etc.

La tarea consiste en crear auditorios objetivos y los canales de comunicación política dentro de estos auditorios, por intermedio de los cuales se transmitirá posteriormente la influencia psicológico- informativa de un receptor a otro.

Es necesario destacar que durante este proceso se incluyen igualmente, tanto los partidarios del Gobierno sirio y sus autoridades, como los opositores, solo que las acciones a desarrollar con unos y otros difieren en forma y contenido. Igualmente se consideran aquellos grupos sociales que no tienen una definición política, ni con el Gobierno ni con la oposición.

Los medios masivos de difusión (MMD) occidentales juegan un papel fundamental en la realización de las acciones psicológico-informativas que se están desarrollando en Siria, no solo por su influencia en la opinión pública interna e internacional, sino y porque sirven de patrón para conocer las líneas de desarrollo de las operaciones psicológicas en curso y permiten medir sus resultados y corregir el curso.

Si observamos el empleo de los MMD nos percataremos como estos han tratado de definir grupos que responden a intereses comunes (supuesta democratización de la sociedad, aparición de líderes informales que “ayudan” a aglutinar y dirigir la “explosión” espontanea de inconformidad de los ciudadanos), dentro de la sociedad Siria.

Estos grupos fueron estructurados a partir de los hechos provocados en la ciudad de Deraa en el sur de Siria, zona donde existen las premisas necesarias para activar la acción de los opositores al Gobierno Sirio.

Por otro lado se empezó a conformar una “oposición” externa, compuesta por intelectuales que viven fuera de Siria, con el objetivo de darle una imagen aceptable y canalizar de esta forma la “revolución democrática”.

Paralelamente se desarrolla una amplia y certera campaña de manipulación psicológico-informativa de la opinión pública internacional, que incluye medios, métodos y procedimientos diplomáticos, políticos, informativos, económicos, financieros y militares.

Todas estas acciones conllevan a la polarización de los grupos en conflicto. Por un lado, los grupos internos creados asumen la inclinación política que se les induce desde los centros de poder occidental, generando un enfrentamiento que en determinado momento paso a ser violento. Por otro, el Gobierno se ve obligado a “reprimir” los grupos armados, lo que permite crear una matriz informativa que justifique la intervención.

De esta forma tenemos que, primero se estimuló la creación de estratos que se fueron formando con el objetivo de emplearlos en la desestabilización del país y posteriormente se activaron para radicalizar el proceso.

De forma simultanea se organizó una campaña de satanización del Presidente Sirio Bashar al Asad empleando para ello los medios diplomáticos (Liga Árabe, Comisión de Derechos Humanos de la ONU, Organizaciones no Gubernamentales) y a su vez en el plano económico-financiero se bloquean cuentas y se cierran mercados con el objetivo de limitar los accesos a recursos básicos de supervivencia del país y con esto tratar de provocar malestar y desesperación en determinados estratos de la población que apoyan al gobierno y que culparían supuestamente a este de las penurias por las que pasan.

La utilización de la violencia en las acciones de los grupos opositores y su posterior manipulación y sobredimensionamiento por parte de los MMD y representantes de organizaciones afines a occidente, permiten además influir sobre la opinión pública internacional en interés de crear un consenso que permita justificar acciones militares para “salvaguardar” a la población civil y detener el conflicto.

Es de esperar que dentro de las operaciones psicológicas que se desarrollan en Siria se incluyan aquellas dirigidas a los miembros de las FF.AA y sus familiares.

En otros casos recientes – Iraq, Libia- las potencias occidentales han penetrado los altos mandos y mandos intermedios de los cuerpos armados, logrando un eficiente nivel de comprometimiento y deserción, lo que ha facilitado las acciones de los agresores para el logro de su objetivo con una menor resistencia.

Sincronizadamente se realizan en Siria diversas operaciones psicológicas contra los miembros de la FF.AA, con el objetivo de generar confusión y temor. Por un lado se pretende hacer creer que los grupos armados por occidente dentro de Siria representan al pueblo y las FF.AA no deberán combatir contra ellos so pena de violar los Derechos Humanos. Igualmente se desea instalar una sensación de temor y miedo a represalias y posteriores ajustes de cuenta.

II.- Situación actual del conflicto.

Las operaciones psicológico-informativas que se desarrollan contra Siria se encuentran en el siguiente punto de acción:

Realización de acciones violentas por grupos activos que son pertrechados desde el exterior para generar caos, confusión y de esta forma servir de pretexto para sanciones y acciones punitivas.

El Gobierno está movilizando a sus simpatizantes para enfrentar la Guerra impuesta al país, empleando los medios a su alcance y preparar a la población para enfrentar acciones más violentas en un futuro cercano.

Está en pleno desarrollo una operación informativa empleando medios diplomáticos y políticos (chantajes y presiones) con el objetivo de lograr el consenso necesario en la arena internacional que permita la realización de una operación militar contra Siria con el empleo de medios aéreos, navales y terrestres.

El Gobierno está tratando de fortalecer su posición con países que no tienen una actitud hostil (Rusia, China, Argelia, Irán, Líbano, América Latina) hacia Siria, con el objetivo de crear un frente que se oponga en el plano diplomático, político, financiero, económico y militar al bloque occidental. La OTAN con EE.UU a la cabeza, está dando los primeros pasos para la realización de una operación militar a gran escala contra Siria.

La presencia del portaviones George Washington y su escolta en las aguas cercanas a la zona, el traslado y refuerzo de tropas en Qatar y Arabia Saudita y los preparativos en Turquía son síntomas inequívocos de que están en marcha los preparativos para la invasión. A diferencia del conflicto con Libia e Iraq, la posición rusa marca la diferencia.

Las experiencias de estos dos conflictos demuestran que las concesiones que China y Rusia hicieron a occidente no condujeron a nada bueno.

El Gobierno ruso por fin comprendió que las apetencias hegemónicas de EE.UU no serán saciadas con nada y el cerco que se teje alrededor de estas dos potencias cada vez se cierra más. Por primera vez Rusia declara que la real causa del conflicto son los grupos irregulares que occidente armó para desestabilizar a Siria.

III.- Acciones a desarrollar por el “Eje de la Guerra”.

Siguiendo el esquema de las operaciones psicológico-informativas, occidente deberá comenzar a ejecutar la última parte del Plan que conllevaría al logro de sus objetivos.

Si bien las estrategias no han sido homogéneas en los conflictos anteriores (Yugoslavia, Afganistán, Iraq y Libia), determinado esto por las diferencias de todo tipo que surgieron en cada caso, parece haber un consenso de que el esquema Libio es el más cercano a seguir en este caso.

En él se resumen de algún modo las experiencias adquiridas anteriormente y la intención de minimizar el componente militar o violento por razones obvias (su costo político, su sesgo psicológico, su costo financiero y su acción corrosiva sobre la imagen). Claro que, Siria no es Libia y tiene sus especificidades.

No hay una oposición interna estructurada. No hay un liderazgo ni institucional ni personal de la oposición. El Gobierno sirio está más centrado en su accionar y tiene un respaldo real que no se puede subestimar. Rusia ha asumido una posición firme y ha pertrechado a Siria con medios que pueden ser decisivos si los saben emplear correctamente. Las FF.AA Sirias parecen tener mayor cohesión combativa.

Solo le queda a occidente subir la espiral de violencia y lanzarse a una invasión o emplear la variante de desgaste si no está seguro de que puede triunfar.

Las acciones a realizar en estos casos se pudieran agrupar de la siguiente forma:

a) Informativas.- El empleo de los MMD juega un importante papel en esta etapa de desarrollo de la guerra. Por un lado es necesario “justificar” ante la opinión pública internacional y muy especialmente ante la opinión publica de los países miembros del “Eje de la Guerra” (EE.UU, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia y Canadá), la posible realización de “bombardeos humanitarios” y posterior invasión terrestre, considerando los costos financieros, en vidas humanas e imagen política que esta operación conlleva.

Por otro lado se necesita provocar cambios en la psiquis de los sirios que generen un malestar conducente a la sublevación y derrocamiento del actual Gobierno.

En el campo de la computación y las nuevas tecnologías de comunicación se hace indispensable difundir un ambiente de inseguridad, malestar y desasosiego que permita influenciar desfavorablemente en el estado de ánimo de la población. Para ello se emplearan métodos clásicos como el de los rumores, las mistificaciones, los espejismos y fundamentalmente el empleo de recursos psicológicos que permitan reblandecer la ideología predominante. Ya se conoce de la captura en territorio Sirio por parte de las fuerzas gubernamentales, de modernos equipos de comunicación entregados por occidente a los “rebeldes”.

Igualmente ya deben de estar operando en las cercanías de Siria múltiples estaciones de radio que bajo los apelativos de “Libertad”, “Democracia”, “Unidad”, transmiten los mensajes para la subversión informativa. Esto se incrementará según se acerque el momento de comenzar la operación a gran escala. Debemos considerar también el empleo de la TV en un país donde su uso esta difundido de forma masiva.

Para ello entraran en operaciones los “Comando Solo”, aviones equipados especialmente para la Guerra electrónica y que poseen entre sus características el poder operar desde fuera del territorio nacional, además de generar múltiples transmisiones al unísono tanto de radio como de TV. Igualmente posee equipamiento para detectar las frecuencias de trabajo de los medios enemigos y para bloquear su salida al aire, sustituyéndola por las propias.

Es de esperar que las fuerzas del Comando de Operaciones Especiales radicado en Fort Bregg tenga ya un levantamiento de todas las emisoras radiales y televisivas de Siria, su frecuencia de trabajo, localizaciones y régimen de transmisiones y en algún momento se procederá a silenciarlas ya sea por medios electrónicos – empleando el “Comando Solo” – o por medios militares, para posteriormente sustituirlas por transmisiones subversivas desde los territorios aledaños al país, o el propio “Comando Solo”.

Aunque ya debe de estarse empleando masivamente el uso de folletos y octavillas, estas se incrementaran de forma sustancial en momentos previos a los bombardeos y la invasión, ya que se ha demostrado su eficacia para la influencia psicológica, fundamentalmente entre los miembros de las FF.AA.

Los mensajes estarán dirigidos a suplantar la decisión de defender su país por parte de los sirios mediante el miedo, los rumores falsos, la creación del mito a la superioridad de la OTAN, las prebendas económicas y los supuestos objetivos “humanitarios” que tienen los soldados invasores.

EE.UU y la OTAN mantendrán su presión sobre la Liga Árabe, organización compuesta fundamentalmente por Monarquías y Gobiernos corruptos al servicio de occidente, para lograr una condena definitiva y un pasaporte para la realización de la invasión que comenzara con un periodo de ablandamiento y desgaste sistemático con el empleo de misiles de largo alcance y la aviación embarcada y estratégica.

No faltarán las presiones sobre la ONU y sus instituciones para que sancione de una forma u otra a Siria. Aunque EE.UU conoce que Rusia vetará cualquier intento de resolución condenatoria en el “Consejo de Guerra” de la ONU, el objetivo de la presión es crear una “imagen informativa” de Rusia, poniéndola en una disyuntiva de tener que apoyar a un “régimen cruel y totalitario”.

Por ultimo no podemos dejar de señalar algunos ejemplos de determinadas leyes de la influencia informativa:

La mentira deberá ser en cierta forma dosificada y mantener la apariencia de veracidad; La necesidad de tener una idea clara de lo que espera el auditorio, lo que permitirá crear un ilusión elaborada específicamente para este auditorio; Emplear la “lógica de acción colectiva” de la responsabilidad mutua;

Emplear la información obtenida y no divulgada, que sea contraria a la línea oficial. Referirse a los “principios sagrados” de la nación. Emplear los símbolos y las simbolizaciones de acuerdo a la tecnología de la imitación, utilizando como medios más efectivos las metáforas, mitos y rituales.

b) Psicológicas.- En realidad todas las medidas y acciones que realiza el “Eje de la Guerra”, están encaminadas a la influencia psicológica ya sea de la población siria, como de la comunidad internacional.

Hay acciones específicas que están enmarcadas dentro de lo puramente psicológico. Entre estas se encuentran:

Creación de terror y pánico entre la población y los miembros de las FF.AA para desmoralizarlos y disminuir su fe en la defensa y la capacidad de lograr el éxito. Acciones para generar un sentimiento de confusión en las fuerzas de defensa del país y hacer creer que es inferior y no tiene posibilidades de contrarrestar la fuerza del agresor.

Tratar de mostrar una superioridad de la técnica militar y el armamento, que conllevaría no solo a una derrota “inevitable”, sino y a grandes pérdidas humanas y materiales.

Impulsar a los militares a la deserción, prometiéndoles grandes sumas de dinero y un trato “digno” e indulgente, lo que los “salvaría” de una inevitable derrota. En algunos casos se muestran algunos desertores que supuestamente están disfrutando de la “libertad” y “generosidad” de los agresores.

c) Militares.- La realización de acciones militares representa el elemento más controvertido de los enfrentamientos que actualmente está llevando el “Eje de la Guerra”. Los casos de Yugoslavia, Afganistán, Iraq y Libia, por mencionar solo algunos, demuestran cuan complicadas y contradictorias pueden ser las acciones militares.

El problema fundamental radica en los aspectos negativos que traen aparejadas estas acciones y que no siempre se pueden asumir con facilidad, incluso si se logran los objetivos trazados, que casi siempre incluyen el derrocamiento del Gobierno existente y la instauración de una administración dócil a los intereses de occidente.

Ante todo es necesario tener en cuenta que para derrocar un Gobierno es necesario quitarle el poder a los que lo ostentan, destruir sus órganos de seguridad y convencer a la población que esto es lo correcto y más conveniente para el país.

En la mayoría de los casos es inevitable utilizar la fuerza, lo que a su vez trae aparejado: Grandes gastos financieros; enorme costo político; creación de un sentimiento de animadversión de la población agredida contra los agresores; gran destrucción de instalaciones militares, industriales, y civiles; cuantiosas pérdidas humanas por ambos bandos y una prolongada contaminación ambiental.

En Siria el “Eje de la Guerra” no puede obtener estos objetivos sin este costo. Para ello se desarrolla la Guerra psicológico-informativa, tratando de minimizar la campaña bélica y con esto lograr con menos traumas los objetivos trazados. Solo que Siria no es Libia y difícilmente la OTAN podrá estructurar el “paseo” que constituyó la campaña Libia.

Para ello están organizando un ataque fulminante que provoque un quiebre de la resistencia en el menor tiempo posible. En este caso se necesita de la participación de aliados mediorientales (Turquía, Jordania, Arabia Saudita, Qatar y los Emiratos Árabes), con apoyo, fundamentalmente logístico y de inteligencia, de Israel.

Algunos se preguntaran y ¿Por qué no Israel? El tema israelí es muy complejo, primero que todo su colaboración haría inviable la participación de otros países árabes que no confían en ellos y generaría una verdadera revolución contra esta guerra, a favor de Siria, en el Medio Oriente.

Por otro lado al Líbano no le convendría esta coyuntura pues Hizbolla lanzaría una ofensiva y generaría una situación insostenible al frágil Gobierno libanes.

La situación en Turquía no es menos problemática pues, para lanzar una invasión terrestre es indispensable utilizar territorio turco y esto produciría un eventual levantamiento de los kurdos en Turquía que serían difíciles de controlar.

Hay que considerar que Siria está demasiado cerca de Israel y con los nuevos medios que Rusia puso a su disposición, incluyendo los Sistemas Antiaéreos S-300 y los complejos de cohetería costeros, pueden golpear con facilidad los medios aéreos y navales israelíes.

Por último la OTAN le tiene una gran desconfianza a los dirigentes israelíes, que en caso de verse en una situación embarazosa y presionado por los extremistas de derecha que dictan las reglas en Israel, emplee su arsenal nuclear y generen una catástrofe de incalculables proporciones.

En síntesis Israel apoyara desde la sombra.

No se puede dejar de tener en cuenta la reciente renuncia, hecha oficial por parte de EE.UU, del Tratado sobre Fuerzas Armadas Regulares en Europa (AFARE), firmado con Rusia en 1990 y que Moscú había prorrogado en el 2007, buscando mantenerlo vivo hasta que se llegara a un nuevo acuerdo.

Es sintomático que, a pesar que desde el 2007 este acuerdo estaba prácticamente muerto, es solo ahora que el Gobierno de EE.UU lo denuncia ante Moscú, lo que hace pensar a muchos analistas que esto está relacionado con los movimientos de Fuerzas que este país necesita desplegar en Turquía y que sería interpretado por Rusia como una violación del tratado.

En estos momentos las Fuerzas de Operaciones Especiales (FOE) de los países integrantes del “Eje de la Guerra” deben de estar operando en suelo Sirio e incrementarán sus operaciones en la medida en que se acerque el momento de la operación de invasión.

Las misiones fundamentales a cumplir por las FOE serán:

Determinar los objetivos y dirigir posteriormente los ataques a desarrollar por la aviación y los misiles de largo alcance durante los bombardeos de desgaste contra Siria. Preparar el terreno para las acciones de la invasión terrestre lo que incluye labores de inteligencia y reconocimiento del terreno.

Dar apoyo a los grupos “rebeldes”, prepararlos y mejorar su accionamiento táctico. Organizar actos terroristas para infundir pánico, caos y confusión entre la población siria y las fuerzas de Seguridad.

A su vez debilitar la infraestructura económica del país. Realización de acciones diversionistas contra las redes de comunicación y transmisión de datos, con el objetivo de limitar el mando de la defensa y desorganizar la economía.

Captura o eliminación de personalidades sirias que apoyen al Gobierno. Desarrollar acciones violentas contra determinados grupos étnicos, con el objetivo de culpar a otro grupo existente en el país y de esta forma confrontarlos en una lucha fratricida que debilitaría la unidad nacional en una nación donde las relaciones interétnicas son un modelo para la región.

IV.- Contramedidas.

Con anterioridad dijimos que Siria no es Iraq, ni Afganistán, ni Libia. Los dirigentes sirios han comprendido el peligro que sobre su país se cierne y deben de actuar acorde a las circunstancias.

La agresión militar es inminente y el “Eje de la Guerra” no se detendrá si piensa que puede tener éxito en su campaña, por lo que la única opción que le queda a Siria es tomar todas las contramedidas pertinentes para demostrar a occidente que el costo de una intervención militar es impagable.

Considerando las experiencias acumuladas en otros conflictos como el de Vietnam, Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Sudan y Libia, además de los éxitos que en esta materia han tenido países sometidos a planes y operaciones psicológico-informativas como son los casos de Cuba, Corea del Norte, Irán, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y otros, los dirigentes sirios deberán implementar un conjunto de contramedidas indispensables para salvaguardar su soberanía e integridad territorial.

Estas acciones se pueden agrupar de la siguiente forma:

1. Contramedidas Diplomáticas.- En este campo Siria debe desarrollar una fuerte campaña de esclarecimiento del carácter soberano de sus acciones, haciendo hincapié en los países que apoyan a su Gobierno y en aquellos que tienen una posición aparentemente neutral.

Deben ser impetuosos en los organismos internacionales para mostrar su verdad y fundamentalmente emplear con mucha creatividad las razones que los asisten, mostrando las pruebas que obran en su poder de la injerencia extranjera en su territorio y utilizando todas las posibilidades que los MMD le ofrecen en este sentido.

Igualmente importante para los sirios será poner en la ilegitimidad a la Liga Árabe, apoyándose fundamentalmente en la relación de subordinación que tienen las monarquías árabes con EE.UU.

Sería igualmente significativo si Siria lograra convencer a los países que la apoyan de una forma u otra de salir de la Liga Árabe, con el argumento de que en un futuro cercano serán ellos posiblemente los acusados y demostrándole que la Liga ya no responde a los intereses de los pueblos en la región.

Por otro lado fortalecer el papel de Rusia y otros países que apoyan a Siria sería fundamental para crear un concierto de voces que hagan percibir a la opinión pública internacional que no existe un estado de opinión mayoritario que favorezca la actitud de occidente de derrocar al Gobierno sirio.

1. Contramedidas Psicológico-Informativas.- El Gobierno sirio debe estar consciente de que occidente empleará todo su arsenal tecnológico para imponer el control informativo, fundamentalmente dentro del territorio de la nación árabe, empleando para ello todo tipo de métodos entre los que se encuentran las falsificaciones, el descredito, la distracción, la intimidación, el rumor, la desestabilización, etc.

De hecho algunos de estos métodos ya se emplean. Por ejemplo, recientemente se demostró que la campaña para acreditarle al Gobierno sirio cerca de 3,500 muertos entre la población civil, era falsa, inclusive se conoció que dicha maquinación era sostenida por una supuesta organización musulmana que tenía sus bases en…Londres?! Muchos de los nombres barajados por esta organización están vivos y fueron obtenidos de la guía telefónica. Esto es un clásico ejemplo de falsificación.

Es importante que los sirios conozcan al detalle cómo se orquestan estas acciones de Guerra Informativa, para lo cual deberán utilizar intensamente los MMD que poseen. Igualmente deberán apoyarse en los medios de países amigos, con el fin de divulgar por el mundo las acciones que se desarrollan en su contra por parte de EE.UU y sus aliados occidentales y mediorientales.

De hecho ya está en camino una intensa campaña de descredito con relación a las medidas tomadas por los gobernantes sirios para satisfacer las inquietudes de la población.

Se hace necesario igualmente organizar una contra campaña en el interior de Siria y en la arena internacional para divulgar el verdadero contenido de las medidas aplicadas por el Gobierno, su alcance y beneficios. Para ello se deben de emplear los MMD, folletos, octavillas y otros medios que resuman las ideas planteadas. Un papel importante deberán jugar las ONG que dentro del país apoyan sinceramente el proceso de restructuración.

Capítulo aparte merece el intento de desviar la atención del conflicto sirio con el conflicto iraní. Si bien es cierto que para el “Eje de la Guerra” los dos países están en el punto de mira, el costo de una agresión a Irán seria, en las circunstancias actuales, impagable. La posibilidad de una derrota dejaría muy mal parado a EE.UU, produciéndose de hecho el Síndrome de Irán, al igual que ocurrió en Vietnam.

En este momento el objetivo inmediato es Siria.

Es igualmente relevante la preparación psicológica que se debe llevar con la población y las FF.AA, para fortalecer el espíritu de resistencia y convicción en la victoria.

El enemigo tratará por todos los medios de intimidarlos, crear pánico y terror, al principio empleando los MMD y la radio (pueden haberse distribuido ya miles de radiorreceptores sintonizados a una frecuencia en la que transmiten las emisoras “disidentes”), que divulgarían las consecuencias de los conflictos en Afganistán, Iraq y Libia.

Posteriormente emplearán medios más agresivos como los bombardeos indiscriminados y las nuevas tecnologías psicotrópicas y desconocidas. Contra ello se deberá de trabajar para preparar a la población en las formas más eficiente de la defensa civil que permitan minimizar los efectos de estas acciones.

En el caso de las Fuerzas Armadas se hace necesario elaborar un plan de contramedidas que debe de incluir tres etapas:

Predicción.- Donde se evalúan las posibles acciones a desarrollar por el enemigo, teniendo en cuenta que esta es quizás la esfera en que más hincapié se hace en la actualidad dentro del Ejército de EE.UU y a la que más importancia y recursos se le asignan. Se debe asumir que la influencia psicológico-informativa sobre los miembros de las FF.AA será intensa y constante e incluirán todos los medios disponibles –panfletos; receptores de radio sintonizados con las estaciones provocadoras; octavillas; mensajes televisivos; emisiones de altoparlantes; objetos lanzados hacia las zonas de desconcentración como bolígrafos; encendedores y otros con información pertinente. En esta etapa se debe pronosticar e identificar los posibles temas y símbolos de operaciones psicológico-informativas que empleara el enemigo con el objetivo de reducir su eficacia y de ser posible neutralizarlos.

Prevención.- En esta etapa se deberán desarrollar las acciones que permitan familiarizarse con las técnicas, métodos, medios y procedimientos que va emplear el enemigo contra ellos, mostrando ejemplos concretos de otros conflictos (ej. Afganistán, Iraq y Libia). Se deben asignar militares responsables de destruir toda la información, volantes y octavillas que el enemigo lance contra las tropas.

Igualmente se debe desarrollar una red de emisoras de interferencia que bloqueen las señales de las radioemisoras subversivas.

Como medios eficaces de prevención de los efectos adversos en las tropas se deberán definir aquellos combatientes más estables desde el punto de vista psicológico y que están en mejor capacidad de resistir la influencia psicológico-informativa a que serán expuestos y que “apadrinarán” a otros combatientes más susceptibles a estas acciones.

Igualmente cuando se organicen misiones de pequeños grupos, siempre se incluirá a algún combatiente con estas características. Finalmente se deberá organizar por parte de los Jefes correspondientes el trabajo individual con cada combatiente para desarrollar la autorregulación psicológica.

Un principio muy importante en este proceso es informar a los combatientes de la realidad de la situación. Solo si se les explica la verdad los combatientes estarán en condiciones de asumirla. Nada afecta más la moral del combatiente que las mentiras y las medias verdades que luego se desmoronan ante los hechos. Es necesario inculcar que la victoria o la derrota dependen de ellos, no de los de arriba.

Enfrentamiento.- El enfrentamiento a la influencia psicológico-informativa del enemigo sobre las tropas se puede lograr por diferentes métodos, el más eficaz es la destrucción de los medios que emplea el enemigo en las operaciones, pero esto no siempre es posible.

Es necesario que todo el personal este alerta sobre las acciones que realiza el enemigo, no se produzca relajamiento, ni contactos sin control con civiles. Todos los materiales propagandísticos deben ser recogidos, y destruidos después de haber sido estudiados.

Todo esto debe concluir con un trabajo de esclarecimiento y convencimiento de los verdaderos valores que se defienden y de lo negativo e indeseable de las acciones enemigas. Ante esto no pueden olvidar los sirios que las acciones propagandísticas del enemigo no se pueden evaluar mecánicamente como algo “malo” per se, sino que además se pueden emplear como contrapropaganda y una parte de ella no merece atención, solo se ignora.

De otra manera el Gobierno sirio deberá implementar un sistema de recopilación de información entre la población que les permita conocer que se dice y cuáles son las posibles campañas o rumores que el enemigo hace rodar entre la población y los miembros de las FF.AA. El desenmascaramiento y posterior aclaración de cualquier rumor es un aspecto que no se debe subestimar, su minimización puede costar caro.

1. Contramedidas militares.- Es en este campo donde el trabajo puede ser más intenso por parte de los sirios. Deben de comprender que hay un principio que se ha confirmado por la historia y reza que, la guerra se gana evitándola. Se necesita demostrar la capacidad de hacer pagar un alto costo al agresor.

La experiencia de los conflictos recientes nos indica que desarmarse, hacer concesiones o violar principios, conducen inevitablemente a la derrota y a lo que es peor, la pérdida de innumerable cantidad de víctimas humanas, destrucción del patrimonio nacional y la ignominia de convertirse en un país sin libertad ni independencia.

Ante todo, las FF.AA deben estar en estos momentos en su máxima disposición combativa y trabajando fuertemente para un enfrentamiento que parece inevitable.

Se necesita trabajar por los mandos sirios en los siguientes aspectos:

Elevar la disposición del personal con el objetivo de lograr una alta capacidad volitiva y cohesión combativa, haciendo hincapié en la cooperación entre fuerzas y la estructuración de la defensa territorial.

Desarrollar aceleradamente un Plan para construir o restablecer las instalaciones ingenieras que les permitan proteger y enmascarar a las fuerzas, medios militares y civiles, de las acciones del enemigo. Desconcentrar las fuerzas y medios para combatir al agresor, con el objetivo de minimizar los efectos de los bombardeos masivos u ataques sorpresivos.

Ante la inminencia de un ataque, asestar un primer golpe contra las instalaciones enemigas a su alcance. Dislocar adecuadamente los sistemas de defensa antiaérea disponibles incluyendo los nuevos S-300 recibidos de Rusia y que deben marcar la diferencia en caso de emplearse correctamente.

No se debe repetir el error de Iraq y Libia donde los medios de defensa antiaérea estaban prácticamente desguarnecidos y desprevenidos ante los ataques “avisados” del enemigo. Los S-300 pueden seguir a la vez hasta 12 objetivos y batir de una vez a 6, incluidos los más avanzados “hipersónicos” (velocidades superiores a 5 mach).

El empleo masivo de interferencias electrónicas, falsos objetivos y otros elementos que permitan confundir al enemigo, deberá ser una misión a cumplir para la defensa a la agresión.

Las fuerzas de seguridad en Siria deben llevar a cabo durante este período y en el futuro, un intenso trabajo de localización, infiltración y eliminación de los grupos irregulares y fuerzas especiales que ya deben de estar operando en el territorio. Es muy posible que ante la imposibilidad de comenzar una agresión a gran escala, estos grupos pasen a ser la “variante” fundamental para quebrar al Gobierno Sirio y desorganizar el país. Contrarrestar con eficiencia estos grupos puede dejar sin argumentos a los agresores.

La experiencia demuestra, como en el caso Libio, que por muy pequeña que sea la actividad de estos grupos, los MMD al servicio del “Eje de la Guerra” se encargarán de convertirlos en “masivas” expresiones de “libertad” por parte del pueblo “oprimido”, lo que al final se convierte en el pretexto para “salvaguardar vidas inocentes”.

V.- Papel de Rusia y China en el conflicto.

Hace mucho se habla en los círculos de analistas y periodistas, medios masivos, grupos políticos, centros de estudios, y otros, del papel que deberían jugar Rusia y China en el ámbito internacional. Debemos comprender que China no es ni será una potencia mundial que tenga peso decisivo en la política internacional. Las razones de esta afirmación son:

Los chinos no tienen mentalidad de gran potencia. Su filosofía se contradice con la filosofía de las grandes potencias. Para ellos 2+2 = 4, pero en política internacional esto casi nunca es así. Sus constantes concesiones a las grandes potencias la hacen vulnerable y fácil de manipular.

No basta con tener una economía fuerte y unas fuerzas armadas potentes para ser gran potencia. Se necesita ante todo tener aliados y saber mantenerlos. China saca muy buenas cuentas “económicas”, pero esta suspensa en cuanto a las cuentas geopolíticas.

El nivel de penetración que tiene el capital occidental en la economía China, posee demasiado peso para que ellos puedan decidir sin consecuencias.

Desgraciadamente esto se confirma en este caso. Las últimas declaraciones del portavoz chino reconociendo a la Liga Árabe como organización capaz de llevar las riendas del caso sirio y la petición a Damasco de acatar sus decisiones, son una demostración de la falta de peso y la ambigüedad del gigante asiático. No imaginan cuanto deseo que esto no sea así.

Rusia, es otra cosa. Los rusos si tienen mentalidad de gran potencia. Es cierto que las “imprecisiones” de la época Gorbachov en la extinta URSS y el posterior periodo anarquista de Yeltsin, convirtieron al Oso Ruso en una mascota de peluche y perdieron una parte importante de su protagonismo.

Los últimos pasos de Rusia demuestran el enorme peso de este país en la arena internacional y la necesidad de que recupere su valor como contrapeso a la actitud hegemónica y unipolar de EE.UU.

Basta con que se opusieran resueltamente al intento de demonizar a Siria; enviaran un destacamento de Buques de Guerra al puerto de Tartu comandado por el portaviones “Kuznetsov” que posee entre sus “argumentos” 15 cazas SU-33, Sistema de misiles P-700 (incluyendo 12 Cohetes hipersónicos), Sistema de misiles antiaéreos con 192 cohetes; helicópteros y otros “complementos”, además de lo que tiene su escolta y suministraran los S-300 y las baterías de cohetes costeros, para que EE.UU y sus aliados se “congelaran”.

Aparentemente la acción rusa provoco una desaceleración del plan de invasión a Siria.

Es de esperar que occidente cambie el Plan y trate de jugar la carta del aumento de la desestabilización interna, introduciendo armas y grupos subversivos, donde participarían mercenarios, por las porosas y extendidas fronteras sirias. Para ello contará con sus “aliados monárquicos” y como es de esperar Israel.

Se trata de crear varios focos de violencia para dar la impresión de una “rebelión” generalizada que permita justificar su nueva afición a las “revoluciones”.

Todo esto vendrá aparejado con las presiones en organismos internacionales (ONU, o lo que queda de ella; Comisión de DD.HH; Liga Árabe; Tribunal Internacional, etc.), para presionar a Rusia y ponerla en una situación embarazosa.

A Siria le queda un solo camino sino quiere sufrir el desastre de Afganistán, Iraq o Libia. No titubear, continuar con sus cambios que deben implementar sin hacer concesiones y aplastar a los mercenarios que arma el “Eje de la Guerra”, ya sean internos o externos.

El tiempo corre contra ellos. El titubeo cuesta caro. El juego es al duro y sin guante y la pelota es de hierro y fuego. Fuentes:

Centro de Estudios Estrategicos Rusia. Psyfactor. Rusia Today

http://tercerainformacion.es/spip.php?article32059&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

#SIRIA La OTAN sueña con guerra civil en Siria y financia rebeldes sirios al mando de «ex»-terrorista de Al-Qaeda


LAS ACCIONES SECRETAS DE LA CIA

Los rebeldes sirios apoyados por Washington están bajo el mando de un «ex»-terrorista de Al-Qaeda

por Thierry Meyssan

Explotando el mito de la llamada «primavera árabe» y las intervenciones de la OTAN, tanto oficiales como secretas, Qatar trata de imponer dirigentes islamistas donde quiera que se le presenta la oportunidad de hacerlo.

Esta estrategia no sólo ha llevado a Qatar a financiar la Hermandad Musulmana y a poner al servicio de esta las cámaras y micrófonos de la TV Al Jazzera sino incluso a apoyar a los mercenarios de Al-Qaeda. Estos últimos dirigen ahora el Ejército Sirio Libre, lo cual despierta gran inquietud en Israel y entre los partidarios del «choque de civilizaciones».

RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 19 DE DICIEMBRE DE 2011

+
JPEG - 24.3 KB
Abdelhakim Belhaj, líder histórico de Al-Qaeda en Libia, actual gobernador militar de Trípoli con la bendición de Pentágono y jefe del Ejército Sirio Libre.

os miembros del Consejo de Seguridad de la ONU no se ponen de acuerdo en cuanto a la interpretación de los sucesos que están enlutando Siria.

Según Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, Siria está viviendo una revolución, continuación de la «primavera árabe», que está siendo víctima de una sangrienta represión. Rusia y China estiman, por el contrario, que Siria está enfrentado la agresión de bandas armadas provenientes del exterior, a las que combate de una manera poco hábil que está dejando víctimas colaterales entre la misma población civil a la que quiere proteger.

La investigación que la Red Voltaire ha realizado en el terreno confirma esta última interpretación [1]. Hemos recogido testimonios directos de los ataques de esos grupos armados. Los testigos señalan que el acento de algunos agresores al hablar la lengua árabe los delata como iraquíes, jordanos o libios, e incluso pashtunes.

En los últimos meses, diferentes diarios árabes favorables a la administración al-Assad han mencionado la infiltración en Siria de entre 600 y 1,500 hombres delGrupo islámico Combatiente en Libia (GICL), rebautizado desde noviembre de 2007 con la apelación Al-Qaeda en Libia. A fines de noviembre, la prensa libia relató el intento de la milicia de Zintan de arrestar a Abdelhakim Belhaj, compañero de armas de Osama ben Laden [2] y jefe histórico de Al-Qaeda en Libia, convertido en gobernador militar de Trípoli por obra y gracia de la OTAN [3].

El intento de arresto tuvo lugar en el aeropuerto de Trípoli, en momentos en que Belhaj salía para Turquía. Posteriormente, varios diarios turcos han mencionado la presencia de Abdelhakim Belhaj en la frontera turco-siria.

Estas denuncias encuentran la incredulidad de quienes siguen creyendo que Al-Qaeda y la OTAN son enemigos irreconciliables e incapaces de cooperar entre sí. Lo cierto es que esas denuncias confirman la tesis que vengo defendiendo desde los atentados del 11 de septiembre de 2011, de que los individuos catalogados como Al-Qaeda son mercenarios utilizados por la CIA [4].

¿Quién está diciendo la verdad?

Desde hace una semana, el diario español ABC, monárquico, ha venido publicando por entregas un reportaje del fotógrafo Daniel Iriarte.

Este periodista se relaciona con el Ejército Sirio Libre (ASL, en inglés Syrian Free Army, ejército sirio libre, conducidos y bajo supervisión por los servicios de inteligencia británicos, es decir el MI6) que opera en el norte de Siria, precisamente en la frontera con Turquía. Daniel Iriarte es un defensor de la «revolución» y no hay para él términos demasiado duros cuando se trata de referirse al «régimen de al-Assad».

Según el coronel Riyad Al-Assad, jefe del Ejército Sirio Libre, este se compone de más de 20,000 hombres. Las autoridades sirias estiman que son en realidad algunos cientos [5].

Mientras tanto, en la edición del sábado 17 de diciembre de 2011, el español Daniel Iriarte refiere un encuentro que le pareció chocante. Mientras sus amigos del ASL lo llevaban a un nuevo escondite, Iriarte se encontró con unos extraños sublevados: 3 libios [6].

JPEG - 25.1 KB
Mahdi al-Harati, comandante de la Brigada de Trípoli, dimitió de sus funciones como segundo al mando del Consejo Militar de Trípoli para irse a dirigir el Ejército Sirio Libre.

El primero de ellos era Mahdi al-Hatari, un libio que vivió en Irlanda antes de enrolarse en Al-Qaeda. Al final de la guerra contra Libia, Mahdi al-Hatari se convirtió en comandante de la Brigada de Trípoli y posteriormente fue segundo al mando del Consejo Militar de Trípoli, bajo la dirección de Abdelhakim Belhaj.

Mahdi al-Hatari renunció a ese puesto, unos dicen que lo hizo porque había entrado en conflicto con el Consejo Nacional de Transición y otros que quería regresar a Irlanda, donde reside su esposa [7]. En realidad, Mahdi al-Hatari se fue a Siria.

Más extraño aún, en junio de 2010, este miembro de Al-Qaeda estaba entre los militantes favorables a los palestinos que viajaban a bordo del barco turco Mavi Marmara. Agentes de numerosos servicios secretos, esencialmente del espionaje estadounidense, se habían infiltrado en la «Flotilla de la Libertad» [8]. Fue herido y retenido como prisionero en Israel durante 9 días.

Durante la batalla de Trípoli, Mahdi al-Hatari dirigió el grupo de Al-Qaeda que sitió y atacó el hotel Rixos, donde yo mismo me encontraba con mis compañeros de la Red Voltaire y la prensa internacional, y cuyos sótanos servían de refugio a varios dirigentes de la Yamahiria protegidos por la guardia de Khamis el-Kadhafi [9].

Según este último, junto a Mahdi al-Hatari se hallaban varios oficiales franceses, presentes en el terreno como consejeros de este miembro de Al-Qaeda.

El segundo libio que el fotógrafo Daniel Iriarte se encontró en el Ejército Libre Sirio es nada más y nada menos que Adem Kikli, otro lugarteniente de Abdelhakim Belhaj. Iriarte no logró identificar al tercer libio, al que los demás llamaban Fuad.

Este testimonio de Iriarte concuerda con lo que los diarios árabes antisirios han venido proclamando desde hace semanas: el Ejército Sirio Libre cuenta al menos con 600 «voluntarios» de la organización Al-Qaeda en Libia [10].

Y toda la operación se desarrolla bajo la dirección del propio Abdelhakim Belhaj, quien cuenta con la ayuda del gobierno de Erdogan.

¿Cómo se explica que un periódico tan hostil al gobierno de al-Assad como ABC haya decidido publicar el testimonio de su enviado especial, cuando este revela los sucios métodos de la OTAN y confirma la tesis gubernamental sirio sobre la desestabilización armada?

Lo que sucede es que, desde hace una semana, ideólogos del choque de civilizaciones se han pronunciado contra ese dispositivo, que incorpora extremistas islamistas a la estrategia del «mundo libre».

Como invitado del blog de CNBC [11], el ex primer ministro español José María Aznar reveló, el 9 de diciembre de 2011, que Abdelhakim Belhaj se encontraba entre los sospechosos de estar implicados en los atentados perpetrados en Madrid el 11 de marzo de 2004 [12], atentados que pusieron fin a la carrera política de Aznar en España.

JPEG - 14.9 KB
El jeque Ali Salabi, guía espiritual de Al-Qaeda en Libia, mentor de Abdelhakim Belhaj y hombre fuerte de la actual Libia post-Gadaffi.

Esas declaraciones de Aznar coinciden con varias intervenciones de sus amigos del Jerusalem Center for Public Affairs, el think-tank (centro o instituto de propaganda política) que dirige el ex embajador israelí ante la ONU, Dore Gold [13].

Estos amigos de Aznar expresan públicamente sus dudas ante la actual estrategia de la CIA, que consiste en instalar islamistas en el poder en todo el norte de África. Dicha crítica apunta en primer lugar contra la muy secreta cofradía de la Hermandad Musulmana y sobre todo contra 2 personalidades libias: el ya mencionado Abelhakim Belhaj y su amigo el jeque Ali Al-Salibi.

Este último está considerado como el nuevo hombre fuerte en Libia [14]. Tanto Belhaj como Al-Salibi tienen la reputación de ser los peones de Qatar en la actual Libia post-Kadhafi [15]. Es además precisamente el jeque Al-Salabi quien distribuyó los 2 000 millones de dólares de ayuda qatarí a Al-Qaeda en Libia [16].

Reaparece así a la luz pública la contradicción que tanto se esfuerzan algunos por esconder desde hace 11 años: los mercenarios, antiguamente pagados por Osama ben Laden, nunca han dejado de estar al servicio de la estrategia de Estados Unidos, desde la primera guerra de Afganistán e incluso en la época de los atentados del 11 de septiembre. Sin embargo, los dirigentes occidentales siguen presentándolos como enemigos.

Es probable que las objeciones del señor Aznar y las del Jerusalem Center for Public Affairs sean descartadas por la OTAN, como antes lo fueron las del general Carter Ham, comandante en jefe del AfriCom, cuando –al principio de la guerra contra Libia– se le dio como misión garantizar en Libia la protección de los mismos yihadistas que hasta entonces habían estado matando soldados estadounidenses en Irak.

Lejos de la realidad, el Comité Antiterrorista de la ONU (el llamado «Comité de Aplicación de la Resolución 1267») y el Departamento de Estados de Estados Unidos siguen manteniendo en su lista negra a la organización de Abdelhakim Belhaj y del jeque Al-Salabi bajo su antigua denominación de Grupo Islámico Combatiente en Libia. Todos los Estados tienen la obligación, según parece, de arrestar a estos individuos si penetran en sus territorios.

[1] «Mentiras y verdades sobre Siria», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 27 de noviembre de 2011.

[2] «Libya’s Powerful Islamist Leader», por Babak Dehghanpisheh,The Daily Beast, 2 de septiembre de 2011.

[3] «Cómo los hombres de Al-Qaeda llegaron al poder en Libia», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 6 de septiembre de 2011.

[4] «Enemigos de la OTAN en Irak y en Afganistán, aliados en Libia», por Webster G. Tarpley, Red Voltaire, 21 de mayo de 2011.

[5] «Syria’s opposition, rebels hold talks in Turkey», por Safak Timur, agencia francesa de noticias AFP, 1º de diciembre de 2011.

[6] «Islamistas libios se desplazan a Siria para “ayudar” a la «revolución» en Siria», por Daniel Iriarte, ABC (España), 17 de diciembre de 2011.

[7] «Libyan-Irish commander resigns as deputy head of Tripoli military council», por Mary Fitzgerald, The Irish Times, 11 de octubre de 2011.

[8] «Flotilla de la Libertad: el detalle que Netanyahu no conocía», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 6 de junio de 2010.

[9] «Thierry Meyssan y Mahdi Darius Nazemroaya amenazados de muerte en Trípoli», Réseau Voltaire, 22 de agosto de 2011.

[10] «Libyan fighters join “free Syrian army” forces», Al Bawaba, 29 de noviembre de 2011.

[11] «Spain’s Former Prime Minister Jose Maria Aznar on the Arab Awakening and How the West Should React», CNBC.com., 9 de diciembre de 2011.

[12] «Atentados de Madrid: la pista atlantista», por Mathieu Miquel, Réseau Voltaire, 6 de noviembre de 2009.

[13] «Diplomacy after the Arab uprisings», por Dore Gold, The Jerusalem Post, 15 de diciembre de 2011.

[14] «Meet the likely architect of the new Libya», par Marc Fisher, The Washington Post, 9 de diciembre de 2011.

[15] «Libyans wary over support from Qatar», por John Thorne, The National (Emiratos Árabes Unidos), 13 de diciembre de 2011.

[16] John Thorne, op. cit.

La OTAN sueña con guerra civil en Siria

por Pepe Escobar

El neocolonialismo occidental y su brazo armado, la OTAN, siguen complotando contra Siria. Con su autoproclamada frase: «responsabilidad para proteger a civiles» y con la ayuda de la desinformación masiva de la prensa comercial internacional que trastorna los hechos y oculta lo que verdaderamente está ocurriendo en esa región, la OTAN opera secretamente con mercenarios y otros grupos terroristas bajo su control para desestabilizar Siria. Nuestro colega Pepe Escobar con su análisis nos actualiza la situación en el Medio Oriente.

RED VOLTAIRE | 18 DE DICIEMBRE DE 2011

+
JPEG - 17.9 KB
Fuerzas especiales de la OTAN en maniobras observando sus objetivos.

ada grano de arena en el desierto sirio sabe que no habrá una intervención «humanitaria» de la OTAN justificada por su «responsabilidad para proteger» a fin de provocar un cambio de régimen en Damasco. Una guerra prolongada como en Libia no es factible – a pesar de que esos impecables practicantes de la democracia, la Casa de Saud, ya han ofrecido pagar por ella, generosamente.

Sin embargo la niebla de una guerra cercana sigue siendo impenetrable.
¿Qué se propone realmente la OTAN en Siria?

Ya ha sido establecido [1] que la OTAN había instalado un centro de comando y control en la provincia Hatay del sur de Turquía – donde comandos británicos y los servicios de inteligencia franceses están entrenando al sospechoso Ejército Siria Libre (Free Syria Army, por sus siglas en inglés). El objetivo: fomentar una guerra civil que afecte el norte de Siria.

Ahora llega la confirmación, a través del sitio en la red de la ex denunciante del FBI de EE.UU., Sibel Edmonds, de que podría haber en efecto un movimiento de pinzas involucrando a Jordania. [2]

Edmonds cita fuentes locales según las cuales «cientos de soldados que hablan lenguajes que no son árabe» han estado «moviéndose entre… la base aérea Rey Hussein en al-Mafraq» y «aldeas jordanas adyacentes a la frontera siria».

Edmonds sostiene que los medios estadounidenses no informan de nada al respecto por una orden mordaza desde arriba que en teoría expiró este martes. Y no tratéis de preguntar al respecto al rey Abdullah de Jordania.

La base de al-Mafraq está prácticamente al otro lado de la frontera desde Dar’a. Recientemente ha habido mucha actividad en Dar’a – un epicentro del movimiento contra el presidente Bashar al-Assad. En lo que respecta a la agencia noticiosa siria Sana, fuerzas de seguridad han sido muertas rutinariamente por «bandas terroristas». Para los «rebeldes» son desertores patrióticos del ejército que atacan líneas militares de aprovisionamiento.

El plan B de ataque

Al adoptar este movimiento de pinzas, la OTAN en Siria está diversificando activamente a una estrategia de Iraq en los años noventa: someter a Siria a un prolongado estado de sitio antes de terminar por decidirse a atacar.

Sin embargo, por mucho que la OTAN suplique a Alá por lo contrario, Siria no es Libia. Es mucho más pequeña y compacta, pero más poblada y con un verdadero ejército probado en la batalla. Aparte de estar inmensamente enemistados por el actual eurodrama, los británicos y la ex potencia colonial Francia han calculado que tienen todo que perder en lo económico si se involucran en la demencia de una guerra convencional.

Los incondicionales de la oposición siria –el Consejo Nacional Sirio (CNS)– son un chiste. En su mayoría son de la Hermandad Musulmana, con algunos kurdos. El líder, Burhan Ghalioun, es un oportunista exiliado en París con credibilidad cero (para el sirio promedio) aunque en una reciente entrevista con el Wall Street Journal hizo todo lo posible por apaciguar al lobby de Israel (no más vínculos con Irán, no más apoyo a Hizbulá en el Líbano y a Hamás en Gaza).

El FSA afirma que tiene15.000 desertores del ejércitopero está infestado de mercenarios y lo que numerosos civiles sirios describen como bandas armadas. El CNS, teóricamente, se opone a las guerrillas. Pero eso es exactamente lo que el FSA practica activamente, atacando a soldados sirios y oficinas del partido Baaz.

La táctica esencial del CNS es por el momentopromover ante la opinión pública occidental la idea de una pesadilla «potencial» al estilo libio de una inminente masacre en Homs. No hay muchos que la acepten – aparte de los usuales, estridentes, sospechosos de los medios corporativos. Aunque ambos están basados en Estambul, el CNS y el FSA no parecen capaces de ponerse de acuerdo; se parecen a una versión letal de Los Tres Chiflados.

Luego está la Liga Árabe, que actualmente está controlada por Los Ocho Títeres: las seis monarquías del CCG (Consejo de Cooperación del Golfo, también conocido como Club Contrarrevolucionario del Golfo) más los miembros «invitados» del CCG, Marruecos y Jordania. Los títeres son subcontratistas del Gran Medio Oriente de la OTAN con esteroides (humanitarios). Nadie, sin embargo, pregunta dónde estuvieron esos títeres cuándo Beirut y el sur del Líbano fueron destruidos en 2006, y cuando Gaza fue destruida en 2008 – en ambos casos por Israel. Los títeres no se atreven a cuestionar los derechos divinos del eje EEUU/Israel.

Las tácticas de la OTAN en Siria han sido claras como el agua desde hace tiempo. Francia, bajo el liberador neonapoleónico de Libia, presidente Nicolas Sarkozy, se concentra en acelerar la escalada. Al mismo tiempo, París trata de posicionar el crecimiento de la Hermandad Musulmana en todo el mundo árabe como un interés estratégico occidental – como para limitar la influencia iraní.

Y a continuación tenemos el continuo bloqueo económico – imposible sin la cooperación de Iraq (no la habrá), el Líbano (no la habrá), y Jordania (podría tener lugar, pero en detrimento de Jordania).

El verdadero sueño húmedo de la OTAN es llevar a Turquía a que haga el trabajo sucio. En su irremediable bancarrota, los países de la OTAN –incluido EEUU– simplemente no pueden lanzar otra guerra en Medio Oriente que haría subir por las nubes los precios del petróleo.

Lo que la OTAN no puede concebir es la posibilidad de que una guerra sectaria suní-chií vuelva a estallar en Iraq. En ese caso, el único refugio seguro sería Kurdistán iraquí. Y eso fortalecería la unidad kurda – de Iraq a Siria, de Turquía a Irán. Turquía tendría en ese caso problemas más pertinentes que embrollarse en una guerra en Siria.

El doble juego de Turquía

A pesar de todo, el gran imponderable en ese complejo tablero de ajedrez es Turquía, – como ser en lo que pasó precisamente con su tan aclamada política de «cero problemas con nuestros vecinos», imaginada por el ministro de exteriores Ahmet Davutoglu.

Frente a la impotencia de Riad, y con El Cairo convulsionado, Ankara parece haber monopolizado el manto del liderazgo suní – o el papel de guardián de la ortodoxia suní enfrentando a esos herejes chiíes, sobre todo de Irán (pero también en Iraq, los alauís en Siria e Hizbulá).

Al mismo tiempo, para complacer a la OTAN y a EE.UU., Ankara permite el despliegue de la defensa de misiles en su territorio – que se dirige no solo contra Irán sino sobre todo contra Rusia. Para no mencionar que Ankara alberga el deseo prohibido de «solucionar» permanentemente la cuestión kurda estableciendo una zona autónoma en territorio sirio.

Y Ankara también quiere ganar dinero; en Libia ganaron los intereses petroleros británicos y franceses, mientras los perdedores fueron los italianos y los turcos. Pero hasta ahora Turquía también está perdiendo, especialmente en la provincia Hatay, cerca de la frontera siria, ya que un acuerdo de libre comercio entre ambos países ha sido anulado.

Para desesperación de Occidente, el régimen de Assad está lejos de ser estrangulado. Para contrarrestar el pesado paquete de sanciones de la Liga Árabe y Turquía, el régimen ha acelerado el comercio con China – mediante el trueque y dejando de lado el sistema financiero internacional.

No es sorprendente que Washington esté adoptando una actitud a largo plazo. Ha vuelto a enviar a Damasco a su embajador Robert Ford –ex asistente del siniestro ex desestabilizador de Nicaragua, John Negroponte, cuando fue embajador en Bagdad, y actual entusiasta de la contrarrevolución de la Casa de Saud.

Ford tendrá mucho tiempo para intercambiar correos electrónicos con una oposición siria totalmente comprometida con la ex potencia colonial Francia.
Hablando de un festival de títeres: éste grabará su propio nicho en los anales de la infamia en Medio Oriente.

Fuente: Asia Times Online, 15 de diciembre de 2011.
Traducción del inglés por: Germán Leyens.

Contacto: pepeasia@yahoo.com

[1] Vea «La guerra en las sombras en Siria», Rebelión, 2 de diciembre de 2011

[2] El informe está aquí: Una entrevista con el periodista sirio Nizar Nayouf está aquí. También se puede ver el video en este enlace, en inglés.

 

Islamistas libios se desplazan a Siria para «ayudar» a la revolución

por Daniel Iriarte

El diario español ABC de tendencia derechista y de tradición monárquica ha publicado en su edición con fecha del 17 de diciembre de 2011, el testimonio de su enviado especial en Siria, el conocido reportero fotógrafo Daniel Iriarte.

El periodista declara haber estado al interior del Ejército Sirio Libre (SFA Syrian Free Army por sus siglas en inglés) y se ha entrevistado con responsables de Al-Qaeda en Libia.

 

RED VOLTAIRE | 19 DE DICIEMBRE DE 2011

+
JPEG - 39.9 KB

BC entrevista a un grupo de libios vinculados con el ex yihadista Belhadj que han viajado a Siria para «evaluar» los medios de apoyo a la insurgencia

El miliciano Brahim está preocupado. «Hay un control del Ejército en la entrada de la carretera», dice la campesina, lo que significa que las rutas de salida de Yebel Zawi están cortadas. Nos temíamos algo así, por lo que los muy escasos reporteros extranjeros hemos decidido salir de Siria, ante el riesgo de quedarnos atrapados.

Pero parece que llegamos tarde.

Finalmente, cuando anochece, Brahim encuentra una solución. Moviliza tres coches que, conducidos a oscuras, tratan de hallar una ruta alternativa. T

ras horas de espera, logran hacernos cruzar las líneas enemigas por otro punto. Brahim se ríe, satisfecho: «¡El Ejército Sirio Libre ha encontrado una salida!», dice.

El convoy nos lleva hasta una casa de campo donde nos espera otro grupo que va a ser evacuado con nosotros.

Y entonces llega la sorpresa: se trata de tres libios que, en sus propias palabras, han venido no a combatir, sino «a evaluar las necesidades de los hermanos revolucionarios sirios».

Los libios no intentan ocultar sus identidades. Se trata de hombres cercanos a Abdelhakim Belhadj, actual gobernador militar de Trípoli y antiguo yihadista, relacionado con Al Qaida en el pasado.

Uno de ellos resulta ser un viejo conocido de los reporteros que cubrieron la guerra de Libia: Mehdi al-Hatari, el antiguo comandante de la Brigada de Trípoli, que desempeñó un papel fundamental en la toma de la capital y la caída de Gadafi.

El segundo, Adem Kikli, dice que trabaja para Belhadj, y lleva casi dos décadas exiliado en el Reino Unido.

El tercero, Fuad, parece ser un guardaespaldas. «Estamos aquí por iniciativa propia y personal, no por orden de nadie», asegura Adem.

Y subraya que Harati renunció públicamente a su puesto en Trípoli el pasado 11 de octubre. Adem, además, afirma que ha estado con otros libios, «unas cuantas decenas», que se han desplazado a Siria por su cuenta para ayudar a los insurgentes.

Harati, no hay duda, es un hombre de acción. El personaje saltó a la palestra tras su participación en la Flotilla de Gaza en la primavera de 2010. «Fui herido en el asalto al Mavi Marmara, y estuve nueve días en una cárcel de Tel Aviv», nos cuenta.

En febrero, Harati, que vive en Dublín y tiene pasaporte irlandés, se despidió de su mujer y su hijo y, junto con otros libios exiliados en Irlanda, se dirigió a Libia. Allí creó la Brigada de Trípoli, un grupo de luchadores de élite, entrenado por asesores de Qatar, que combatió ferozmente en la batalla final por la capital.

ABC ha constatado, además, su reciente paso por lugares como Bahréin, Sudán y Ankara, con propósitos no aclarados.

Hace poco, Harati se vio implicado en un extraño episodio, cuando, según su propio relato, una banda de ladrones asaltó su casa, llevándose abundante joyería y 200.000 libras esterlinas (unos 238.000 euros).

Harati le dijo a la Policía que una gran cantidad de dinero le había sido entregado por un agente de la CIA para financiar la lucha de su grupo contra Gadafi. El combatiente dejó esas 200.000 libras a su mujer, por si le ocurría algo, y se llevó el resto a Libia.

Mientras huimos hacia la frontera, los libios nos van dando algunas claves sobre su presencia en Siria. «Si por nosotros fuese, les enviaríamos las armas a los sirios mañana. Nosotros ya no las necesitamos», explica Harati.

«Pero tendrían que entrar por Turquía, y los turcos no pueden autorizarlo porque no hay consenso dentro de la OTAN», asegura.

Ya en la frontera, los tres libios dicen que vuelven a su patria. Así nos lo aseguran.

Fuente
ABC (España)

De la guía telefónica a la tumba: la supuesta lista de víctimas de Assad era falsa


De la guía telefónica a la tumba: la supuesta lista de víctimas de Assad era falsa

01/12/2011

La mayoría de las supuestas 3.500 víctimas del régimen del presidente sirio Al-Assad viven. La lista fue elaborada por una misteriosa organización que tomó lo nombres de la guía telefónica. Así lo reveló a RT, Tiéri Méisan, un periodista francés radicado en Siria.

El periodista asegura que el ambiente antisirio se caldea a propósito y artificialmente y que varios medios árabes manipulan la información sobre la situación en el país.  El informador está convencido de que se crea una imagen errónea de lo que de verdad pasa en Siria, por lo que decidió realizar sus propias indagatorias.

Tiéri asegura que el informe de la ONU no cuenta con datos precisos y que la violencia que se registra en el país es generada por grupos armados y no por las autoridades.

Todo es mentira

Méisan pone en duda la cifra de los 3.500 civiles muertos supuestamente a manos de las fuerzas del presidente sirio Al-Assad y demostró que la mayoría de las personas incluidas en la lista presentada por una organización de derechos humanos desconocida están vivos, ya que el documento fue hecho con base en la guía telefónica.

El periodista indica que la organización era bastante misteriosa, pues por mucho tiempo sólo se sabía que tenía su sede en Londres. Luego se descubrió que la persona que la dirige nació en Londres y tiene varios pasaportes.

Pero cuando se supo el nombre del supuesto director se dio cuenta que era uno de los dirigentes de la organización ‘Hermanos musulmanes’, que tiene una guerra declarada con Siria desde hace ya 30 años.

Según Méisan esta no es una organización fiable. “Su interés en todo el asunto es evidente y hay que darle la vuelta a todo lo que dice. Lo curioso es que cada día dan cifras de víctimas, pero nunca mencionan nombres, nunca.

Solo una vez, bajo presión de un gran número de periodistas, dieron una lista de unas cien personas. Y cuando se empezó a comprobar cómo murió cada una de ellas, la primera persona de la lista ni siquiera estaba muerta, estaba viva y se encontraba perfectamente”, detalló.

Tiéri relata que cuando verificaron la muerte de las primeras 40 personas de la lista resultó que todo era falso. “El observatorio inventa la información. Y como todo ha empezado a provocar un escándalo están tratando de crear otra organización, pero dependerá oficial y directamente del Consejo Nacional Sirio”, indica Méisan.

Sanciones a punto de entrar en vigor

A pesar de que en Siria han liberado recientemente a casi un millar de detenidos que fueron apresados durante las protestas antigubernamentales, el secretario general de la Liga Árabe anunció que si la violencia en el país no cesa, este sábado entrarían en vigor las nuevas sanciones impuestas por este organismo.

Las severas medidas incluyen la ruptura de relaciones con el Banco Central sirio y la congelación de sus activos. Además, la propuesta pretende suspender la comunicación aérea entre Siria y los miembros de la Liga.

EE. UU., por su parte, afirmó que las sanciones impuestas en la víspera por la Liga Árabe constituyen una “señal inequívoca” de que la región no está dispuesta a tolerar el comportamiento del régimen de Damasco y su represión de las protestas.

Mientras tanto, este miércoles Turquía ya impuso sanciones económicas contra Damasco. Además el consejo de derechos humanos de la ONU celebrará el viernes una sesión de emergencia para abordar la situación en Siria.

La reunión se llevará a cabo en respuesta al controvertido informe del mismo organismo en el cual acusan al Gobierno y a las Fuerzas de Seguridad sirias de cometer crímenes de lesa humanidad.

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_33027.html

“La revolución en Siria, el ejército sirio y el modelo de las revoluciones árabes


 

“La revolución en Siria, el ejército sirio y el modelo de las revoluciones árabes
A pesar de la ausencia de perspectivas de una reforma en Siria, y el recurso al régimen sirio a una política de represión brutal, el ritmo del movimiento de masas se ha incrementado de una manera sin precedentes durante las últimas dos semanas.
Domingo, julio 10,2011 10:06
por el Dr. Beshir Moussa Nafea * Ikhwanweb
A pesar de la ausencia de perspectivas de una reforma en Siria, y el recurso al régimen sirio a una política de represión brutal, el ritmo del movimiento de masas se ha incrementado de una manera sin precedentes durante las últimas dos semanas.

Decenas de miles de sirios están saliendo valientemente a lo largo de las calles y plazas en diferentes ciudades de Siria, todos los viernes por la tarde, a partir de Bu-Kamal, Deir Al-Zour a Latakia, y de al-Numan Ma’arrat a Dera.
Dera la ciudad, en particular, merece una mención especial, el viernes pasado, no había lugar para la duda con respecto a cuya voluntad ha prevalecido en esta ciudad del sur de Siria, que fue la primera entre todas las ciudades de Siria a la rebelión y el primero sujeto a la seguridad y militares de las fuerzas de invasión de los bárbaros del régimen.

La ciudad de Dera se levantaron de sus heridas, y se levantó rápidamente de nuevo en pie para decirle al gobernante opresivo régimen fascista que la política de la seguridad y la opresión militar sólo servirá para inflamar el espíritu de rechazo y la determinación de la pueblo sirio para defender las demandas de cambio.

Sin embargo, en Siria, al igual que en el caso de Libia y Yemen, Siria, la revolución plantea más preguntas que respuestas ofrece.

Después de la victoria rápida por las masas populares en Túnez y Egipto, y que el revestimiento del ejército con la gente de los dos países, la negativa del ejército para responder a las manifestaciones y la oposición a los regímenes anteriores, por la fuerza llegó a construir una nueva creencia de que hay es un “modelo” para la revolución árabe que surjan, y que el modelo implica una cierta forma de relación entre “los militares” y “el pueblo”.

Se convirtió en la creencia generalizada de que este modelo se debe repetir como un prerrequisito para el éxito de toda revolución. Sin embargo, por supuesto, esta hipótesis resultó ser un error fundamental.
Al final de un seminario de la universidad más de veinte años, el filósofo político británico, George Stratton, habló sobre las revoluciones de Europa del Este y la transición a la democracia. Por su parte, el profesor Peter Woodward comentó y dijo que la revolución “es un asunto extraordinariamente”. Lo que quería decir era Woodward que las revoluciones no son propensos a ser controlado en un rumbo determinado, o constituida de acuerdo al plan preparado de antemano, incluso es imposible predecir los resultados que la revolución podría ocurrir.
De hecho, las revoluciones en sus raíces urbanas, que el mundo comenzó a ver desde la Revolución francesa, no siempre funcionan o tienen éxito necesariamente, y que el éxito requiere una serie de factores y fuerzas que no están relacionados con el ámbito nacional, sino también regional e incluso internacional relacionados.

En la ola de revoluciones populares en Europa a mediados del siglo XIX, no uno solo de ellos ha conseguido una victoria decisiva. La revolución fue aplastada en París, y los líderes de la revolución polaca terminó recurriendo al Estado otomano, mientras que las autoridades italianas y alemanas tenido éxito en contener la revolución popular en estos dos países después de dar algunas concesiones legislativas limitadas.

Sin duda, sin embargo, no hay una sola revolución popular en la era moderna, que concluyó sin dejar rastro o inducir a un cierto grado de cambio, y algunos de sus efectos fue en la forma de un cambio político rápido y directo – aunque profunda o superficial en varios casos , mientras que otros dejaron un impacto en el largo plazo. La evolución registrada en el movimiento de la revolución árabe es un milagro de todas las normas, como todo lo que las dificultades de Túnez y Egipto, lo cierto es que el reloj no se vaya hacia atrás en todo.

Cualquiera que sea la participación de algunos líderes de la oposición libia con las potencias occidentales, Libia se está moviendo rápidamente hacia el triunfo de la voluntad del pueblo y la afirmación de la independencia del país y la unidad. Ha habido muchas intervenciones importantes regionales e internacionales en Yemen, y aún así, la determinación y el legendario sabio del pueblo de Yemen está tomando la revolución yemení al borde de la victoria. La revolución en Siria es, sin duda más complejo, y probablemente será costoso en términos de derramamiento de sangre por la libertad.

La pregunta más apremiante hoy en Siria, después de casi siete semanas de torpe despliegue militar contra las ciudades de Siria y el público, es la cuestión del ejército. ¿El ejército sirio siguen obedeciendo las órdenes de los líderes del régimen de opresión contra la gente y poner freno a ellos? ¿Hay alguna esperanza de que el ejército sirio presenta el comportamiento de los ejércitos de Túnez y Egipto? ¿Es posible ganar la revolución, sin la posición del ejército sirio por la revolución y el pueblo?

Controlar el ejército es una herramienta del Estado moderno, este último es el más fuerte muro de protección del Estado. De hecho, es el elemento que garantiza la existencia del Estado y de continuación. Además, el ejército de todas las naciones modernas – ya sea racional o menos racional, democrático o fascista – es una razón de ser del Estado. Sin embargo, el vínculo orgánico entre el Estado y su ejército se vuelve más orgánica y más sólido en el caso de los estados autoritarios.

El Estado británico cuando se enfrentan a los disturbios nacionales en la provincia de Irlanda del Norte en los años sesenta a mediados de, y el Estado francés cuando se enfrentan a los estudiantes y las protestas laborales en 1968, ambos no dudaron en recurrir al ejército.

Además, en los regímenes tales como el régimen del Sha en Irán, Saddam Hussein en Irak, Mubarak en Egipto, Ben Ali en Túnez y Al-Assad en Siria, eran todos de recurrir a la lealtad de las fuerzas armadas y su voluntad de defender las fronteras y la régimen, ya que sigue siendo una cuestión de vida o muerte, es decir, se trata de una cuestión de la justificación del Estado y su mera existencia provoca cuando habla de su ejército.
No era extraño – tanto – para ver estos regímenes – y otros similares a ellos – con el ejército cuando sus fuerzas de seguridad no contienen la movilidad de la masa revolucionaria, por lo general, la decisión se produce poco después del estallido de la movilidad de la masa , como sucede con más frecuencia en la derrota del dispositivo de seguridad y empujándolos hacia atrás.

El ejército es otra cosa diferente, no sólo por sus herramientas de violencia que no puede ser de propiedad de cualquier órgano equivalente o sectores populares, sino también por el espíritu del equipo, el sentido de la programación y la obediencia, la voluntad sistemática sostenida para lograr los objetivos y la formación en el uso de la ultra-violencia mantenida por el aparato militar. Por lo tanto, los ejércitos, en el sentido más amplio son las instituciones sociales armario de las características de una “máquina moderna”.

Y debido a que los ejércitos son objetos que son difíciles de predecir en general, y porque no hay otro ejército como por otra parte, la composición demográfica del ejército y su asociación con la institución del gobierno y de la cultura y la conciencia que tiene siguen siendo, en A su vez, una cuestión que requiera para su análisis.
Y porque la realidad objetiva que rodea a un “ejército” es significativamente diferente de un ejército a otro, casi no hay modelo unificado en relación con las condiciones que determinan la respuesta de los militares de la oposición popular. La elección de los ejércitos de Túnez y Egipto para alinearse con la gente es casi una excepción en esta respuesta y no la regla que se aplica a todos los casos.

En Irlanda del Norte, dada la estabilidad de la institución estatal y las divisiones nacionales y religiosas que llevaron a la creación del movimiento de los católicos irlandeses, el ejército británico jugó un papel clave en la contención del movimiento nacionalista irlandés, incluso en la derrota de su brazo armado, y la creación de las condiciones para una solución negociada al final.

Las fuerzas militares francesas y la Guardia Nacional estadounidense ha jugado un papel clave para hacer frente a las protestas populares a finales de los años sesenta del siglo XX, sin ser sometido a fuertes convulsiones que romper o destruir las estructuras de hormigón de estos ejércitos.
En Libia, como sabemos, la mayoría del ejército del lado de las raíces tradicionales de la revolución (el pueblo), mientras que las fuerzas especiales y batallones de Gaddafi se mantuvo leal al régimen, y todavía lo son. En Yemen, la situación requiere movilidad enorme popular y continuar las protestas durante varias semanas antes de la división uno del ejército desertó y se puso del lado de las masas de la revolución, pero las grietas en las filas del ejército y la Guardia Republicana continuó en forma de un cambio constante y gradual de la fidelidad después de eso.
En Siria, el régimen recurrió primero a la sección cuarta y de la Guardia Republicana, ya que sabía que no hay duda sobre su lealtad. Sin embargo, el régimen hizo grave error cuando se piensa que imponer un duro castigo contra la ciudad de Dera se dan a la ciudad, su gente y los sirios una lección y hacer que decir “basta” a la revuelta, y por lo tanto, el movimiento popular que se contenida. De hecho, esta táctica por parte del régimen dirigido a ampliar el alcance del movimiento popular y la intensificación del ritmo de la revolución y, en consecuencia, el régimen sirio se vio obligado a introducir más tropas a la arena de la confrontación.
Debido a la estructura del ejército sirio y el agarre de seguridad impuestas por las estrictas normas de las ramas y unidades militares, era difícil, quizá imposible, que el ejército sirio presenta el comportamiento de los ejércitos de Túnez y Egipto, en respuesta a la revuelta popular .

Sin embargo, las estimaciones y los puntos de vista de los que predicen que “el ejército sirio seguirá mostrando lealtad al régimen y asumir la responsabilidad de prometer para reprimir al pueblo y su movimiento” es en gran medida un error de cálculo. Es más probable que el ejército sirio será testigo de grandes grietas en las semanas y meses por venir, y también es posible que los informes sobre la deserción cada vez mayor de algunos de los oficiales y soldados, o de negarse a obedecer órdenes, es sólo el comienzo.
No hay un ejército, no importa cómo las tradiciones de la disciplina y la obediencia son, que puede mantener su cohesión durante mucho tiempo contra las masas populares a gran escala, la movilidad de una manifestación pacífica, realizando demandas claras y justas, podría romper cualquier ejército no importa el tiempo que se tarda en hacerlo.

Tal vez deberíamos recordar la relación entre el ejército iraní del Shah, que era el más cercano a una relación entre un dios y sus adoradores, y aún así, la revolución popular de Irán, que duró diez meses antes del comienzo de la primera división en el ejército, se impuso en la final. El ejército iraní se rompió al final, sin embargo, y segmentos de hormigón de la misma cara con la gente.

Cada una de las revoluciones árabes hará una demostración de una forma propia, arrastrándose desde el campo a la capital como en Túnez, el vertido y acumulando en la plaza Tahrir, en el corazón de El Cairo, en Egipto, ocupando las plazas de cambio en el Yemen, la resistencia marcha a las ciudades y los frentes de combate como en Libia, y el viernes de la multitud y las manifestaciones públicas como en Siria.

La naturaleza de las comunidades de Túnez y Egipto, el ataque sorpresa por las revoluciones de los regímenes y la posición de los militares a lado con la gente de los dos países, han logrado la victoria con un mínimo de pérdidas en un tiempo relativamente corto.

Sin embargo, el Yemen y los regímenes de Libia, que no se puede comparar en cuanto a su poder y su autoridad y las tradiciones de la estabilidad con el régimen egipcio, no han llegado a la respiración de su última, sin embargo, a pesar de que cuatro meses transcurridos desde el comienzo de la revolución libia.

Nadie, independientemente de su experiencia o conocimientos en relación con el caso de Siria y sus asuntos, se puede predecir el camino que la revolución de Siria se, el tiempo necesario para alcanzar la victoria del pueblo, o la cantidad de los sacrificios que habrá que proporcionan con el fin de lograr esa victoria.

Lo que une a las revoluciones árabes, lo que hace que el modelo único, es la misa solemne que salió tan valientemente, salieron sin armas para hacer frente a un Estado que adopta la violencia y la brutalidad como piedras angulares de su sentencia, la determinación firme y de la incansable la gente para ganar y lograr el objetivo del cambio, sin importar los sacrificios a realizar.

Estos millones son la reconstrucción de la vida árabe, uniendo a las naciones, la restauración de la dignidad perdida y la reubicación de sus pueblos y sus naciones en el escenario mundial. Esas personas y estos movimientos en Safaques y Túnez, en Bengasi y Misurata, en El Cairo y Suez, en Saná y Taiz, y en Dera, Homs, Hama, Latakia, Idlib, Deir Al-Zour y Ma’arrat al-Numan , está el modelo que se impondrá.

* Un escritor árabe e investigador en la historia moderna

tags: Siria / Assad / Libia / Gaddafi / Yemen / Túnez / Egipto / militar / Saddam / Irán / Irak / Revolución Siria /Estado Otomano / Revolución árabe / Ejército de Siria
Publicado en Democracia

El levantamiento popular permanente


. Siria.

El levantamiento popular permanente

VS 0 | | sección: web | 02/06/2011
George Boustani

El levantamiento popular en Siria ha entrado en su décima semana, a pesar de la represión brutal llevada a cabo contra los rebeldes y sus allegados. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con base en Londres, más de 1.000 civiles han muerto y más de 9.000 personas han sido detenidas y encarceladas durante estas pasadas semanas. Entre 1.000 y 5.000 sirios se han refugiado en el norte de Líbano, como consecuencia de la represión por el ejército y los servicios secretos en su región.

Las manifestaciones se han sucedido desde el 15 de marzo, reuniendo a sirios de todo el país. Estas manifestaciones han tenido lugar incluso en las dos ciudades principales, Aleppo y Damasco, incluso si allí eran un poco menos importantes que en otras partes y han quedado concentradas en las barriadas. Ha habido deserciones en el ejército, pero solo a pequeña escala, y algunos miembros del partido Baas han dimitido en diferentes ciudades, incluyendo Banias y Deraa.

El viernes pasado (20 de mayo de 2011) Mohammed Akram al-Tumah, un militante de 17 años, se ha inmolado, haciendo eco a la inmolación del joven tunecino de Sidi Bouzid en diciembre de 2010 que fue la chispa que desencadenó las protestas en todo el mundo árabe. Este fin de semana pasado las manifestaciones en Siria han reunido a decenas de miles de personas, y últimamente se han desarrollado también por la noche en varias ciudades.

En general, el presidente Bachar al-Assad ha tratado las protestas como formando parte de una conspiración apoyada por imperialistas extranjeros para impulsar un conflicto sectario (comunitario/confesional) en Siria y para debilitar la “posición de resistencia” del régimen sirio contra el estado de Israel. Las autoridades sirias han acusado a “pequeños grupos de terroristas armados” de estar en el origen de los disturbios, apoyados por salafistas y por potencias extranjeras, que habrían matado a más de 120 militares y policías. Siria ha expulsado igualmente a la mayor parte de los medios internacionales desde que las protestas comenzaron hace dos meses.

El movimiento popular incluye las diferentes componentes étnicas y confesionales del país. Las principales consignas cantadas por los rebeldes, “Con nuestras almas y nuestra sangre nos sacrificamos por tí, Deraa”, o “El pueblo sirio es uno” muestran claramente que el movimiento ha desarrollado un sentimiento de solidaridad nacional y de identificación social que transciende las divisiones comunitarias. El grupo Facebook “La revolución siria 2011″, que reúne actualmente a más de 180.000 miembros, ha condenado de forma repetida todo sectarismo y toda forma de discriminación entre los sirios, dando la primacía a la bandera nacional, contra las tentativas del régimen de pintar al movimiento de protesta como comunitario/confesional. El grupo de Facebook “La revolución siria 2011″ ha incluso publicado el 24 de marzo un “código ético contra el sectarismo en Siria”. Los organizadores han convenido igualmente nombrar las manifestaciones del viernes de la forma más inclusiva posible. Ha elegido así “Azadi” (libertad en kurdo) hace dos semanas, en el fin de semana de Pascua le han llamado “Azine”, por el nombre del viernes santo de los cristianos (los cristianos de Siria llaman al viernes de antes de Pascuas el Gran Viernes).

Desde el comienzo del movimiento de protesta, éste ha sabido poner en evidencia las contradicciones del régimen, que está así perdiendo la mayoría de sus pretendidos aspectos positivos. Examinemos como pueden ser deconstruidos.

Siria, ¿un país socialista?

Las políticas de liberalización económica que comenzaron al comienzo de los años 1990 y fueron acentuadas y estimuladas desde la llegada al poder de Bachar al-Assad en 2000 no han sido beneficiosas ni para la economía del país, ni para el conjunto de la sociedad. No han beneficiado más que a una oligarquía estrecha y a algunos de sus clientes. Hoy, el levantamiento popular sirio sella el fracaso del proyecto del régimen: el partido Baas gozaba de una cierta popularidad, hace 30 años, cuando ofrecía un avance social en las regiones rurales y para las minorías religiosas, pero ahora no es ya más que una cáscara vacía. Los levantamientos que han tenido lugar en Deraa, así como en otras regiones rurales que constituyen el bastión histórico del partido Baas y del régimen y que no habían participado en las insurrecciones de los años 1980, muestran claramente este fracaso. Ciudades como Qamichi y Homs han participado también en el movimiento de protesta. Es incluso en Homs donde han tenido lugar las manifestaciones más importantes. Hace algunas semanas una enorme concentración tuvo lugar en el centro de la ciudad reuniendo durante algunas horas a unas 50.000 personas, antes de que fueran dispersadas por las fuerzas de seguridad que dispararon sobre la gente allí reunida.

La política de liberalización económica del régimen ha llevado al país a una situación socioeconómica cercana a la que prevalecía antes de que el partido Baas tomara el poder en 1963: el 5% de la población tiene más del 50% de la renta nacional.

La única componente que, por ahora, no se ha sumado al movimiento de protesta es la clase media de Aleppo y de Damasco. Si esto cambiara, el movimiento de protesta se vería considerablemente reforzado. Es probable que a pesar de las medidas tomadas por el gobierno y el Banco Central para facilitar el acceso al crédito o para facilitar los préstamos a las empresas, los costes económicos del levantamiento popular lleven pronto a la clase media a tomar conciencia de la importancia de efectuar reformas políticas. Sin embargo, hemos sido testigos de manifestaciones en las dos ciudades, y particularmente en el campus de la Universidad de Alepo, y hubo protestas el viernes pasado en Midan, un barrio tradicionalista de Damasco.

Siria: una mafia y un régimen clientelista

La llegada al poder de Bachar al-Assad restringió el círculo de quienes se beneficiaban del botín del régimen, que era distribuido más ampliamente bajo su padre cuando varios grupos ligados al régimen concluían negocios y ganaban los favores del estado. La estructura mafiosa del régimen sirio aparece claramente cuando se ve el papel jugado por dos personajes clave: Rami Makhlouf y Maher al-Assad.

El primero es un primo materno del presidente. Al comienzo del año, la revista World Finance le había presentado alabando su dirección visionaria y su contribución a la economía siria, declarando que este hombre de negocios constituía un símbolo del cambio positivo en su país, lo que muestra una vez más los lazos entre la dictadura y el neoliberalismo. Los rebeldes sirios, por el contrario, denuncian a Rami Makhlouf como un ladrón, un símbolo de la corrupción y de la opulencia en Siria. Y atacan a las tiendas de su firma de telecomunicaciones, Siriatel. Hijo de un antiguo comandante de la Guardia Republicana siria, Makhlouf controla actualmente cerca del 60% de la economía del país a través de una red compleja de holdings. Su imperio económico se extiende a empresas que van desde las telecomunicaciones, el petróleo y el gas hasta la construcción, pasando por los bancos, las líneas aéreas y el comercio al detalle. Es incluso propietario de la única firma de duty-free así como de varias escuelas privadas. Sus hermanos no le van a la zaga. Dirigen la fundación Shalish para las construcciones militares y la estructura que gestiona todos los contratos para las construcciones públicas como el proyecto de desviación del agua del Tigris para regar la región de Hassake, recientemente aprobado y cuyo coste está estimado en 2 millardos de dólares.

Al mismo tiempo, las desigualdades y las diferencias de riqueza no han hecho sino aumentar durante los últimos años. Las clases inferiores y medias no se han beneficiado verdaderamente del crecimiento económico. Al contrario, a menudo lo han sufrido. Las capas más pobres luchan por salir adelante en la nueva economía a causa de la insuficiencia de empleos, y la situación de la clase media se deteriora en dirección al umbral de la pobreza, porque los salarios no están indexados con la inflación, que ha aumentado un 17% en 2008.

El segundo personaje, Maher al-Assad es el hermano del presidente. Está a la cabeza de la guardia presidencial y de la 4ª División, que representa un tercio del ejército, equipada con carros de combate modernos, contrariamente al resto del ejército. Ha sido la principal responsable de la violencia de la represión contra el movimiento de revuelta. La 4ª División dirigida por Maher al-Assad con las fuerzas de seguridad siria han utilizado carros, armas de fuego y han procedido a arrestos en masa. El régimen ha transformado en prisiones y en campos de tortura estadios de fútbol y otros centros, innumerables apartamentos y casas han sido saqueadas sin base legal, unidades militares con carros y francotiradores han entrado y devastado las barriadas de Damasco y de Homs, así como Daraa en el sur, la ciudad costera de Banias y más recientemente la ciudad de Tall Kalakh, cerca de la frontera libanesa.

Se puede ahora constatar que el hecho de levantar el estado de urgencia no ha cambiado nada ni sobre el terreno ni en la naturaleza de la represión, que continúa siendo violenta. En realidad el final del estado de urgencia no tiene ningún impacto sobre el comportamiento del régimen, porque en 2008 el presidente Assad extendió la inmunidad judicial a todas las ramas de los servicios de seguridad sirios por un decreto presidencial que no será afectado por el levantamiento de de las leyes de urgencia.

Estos dos personajes constituyen símbolos de la estructura mafiosa del régimen, que es, como se puede ver, lejos de ser “socialista”. Maher al-Assad está en la dirección de la Brigada más importante y mejor equipada del ejército y protege pues al presidente, mientras que Rami Makhlouf dirige la economía, y utiliza también el dinero para comprar la lealtad de las principales familias mercantiles de Siria.

Siria, ¿un estado “antiimperialista”?

La postura antiimperialista de Siria ha sido hábilmente utilizada por la propaganda del régimen para aumentar su popularidad tanto en el interior como en el exterior del país. Pero entonces, ¿porqué Occidente e Israel temen de tal forma perder el régimen de Bachar al-Assad?

Las sanciones impuestas a Siria por la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos comprenden congelación de haberes, prohibiciones de viajar y un embargo de armas apuntando a trece personalidades, entre ellas Bachar al-Assad. Sin embargo el objetivo tanto de la Unión Europea como de los Estados Unidos es frenar la violencia y empujar a Assad a aceptar un proceso de reformas, pero, como lo han repetido diferentes altos funcionarios, no obligarle a dimitir. La comunidad internacional ha adoptado una posición conciliadora y poco severa hacia Siria porque nadie quiere ver caos a las puertas de Israel, cuando ese régimen ha sido capaz de mantener las fronteras más seguras con Israel desde el establecimiento de una zona desmilitarizada en 1974. El estado sirio ha dado pruebas de pasividad en lo que concierne a la recuperación del territorio ocupado del Golan, y no se ha intercambiado ni un solo disparo, pero esto no le impidió aplastar a los palestinos y a los movimientos progresistas de Líbano en 1976, y participó igualmente con la coalición dirigida por los Estados Unidos en la guerra imperialista contra Irak en 1991.

En conclusión, el levantamiento popular en Siria continúa y proseguirá hasta que el pueblo sirio alcance sus derechos democráticos y sociales. Los rebeldes han rechazado el autodenominado “diálogo nacional” sugerido por el régimen mientras la represión y los asesinatos continúen, y sobre todo, mientras los presos políticos no sean liberados, y las concentraciones y manifestaciones pacíficas sigan sin estar autorizadas. Los sirios van a hacer de forma que su levantamiento popular sea permanente y no abandonarán la calle más que cuando hayan reconquistado sus derechos y su dignidad.

28/05/2011

http://alencontre.org/?p=2785

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR.

Human Rights? Libya? IT’S THE ECONOMY, STUPID! Parte I y II. El Marco General


Human Rights? Libya? It’s the economy, stupid!

Enviado por Anónima el Lun, 11/04/2011 – 20:26.

HUMAN RIGHTS?  LIBYA?  IT’S THE ECONOMY, STUPID!

Parte I. Antecedentes

Considerar que la política  es independiente de la economía y viceversa es parte del sueño del neoliberalismo imperante que da por muertas las ideologías, decreta el “Fin de la Historia” y simula creer en la autorregulación del sistema.

Habría que aplicarle el tenoriesco verso de“los muertos que vos matáis gozan de buena salud” y acercarnos a la explosión de las contradicciones a que estamos asistiendo con un análisis ideológico que sea capaz de superar el denso manto propagandístico con que los medios desinformativos tapan los acontecimientos.

La guerra imperialista, tanto como la destrucción de las fuerzas productivas, es parte de la receta que aplica la economía capitalista ante las crisis, aunque para la guerra imperialista o para su permanente propaganda de falsificación informativa no sea la crisis una condición previa.

Con la actual  agresión OTAN sobre Libia y según sus autores se trata de “proteger a la población civil”, “evitar las masacres del ejército mercenario de Gadafi sobre el pueblo libio desarmado” y toda otra serie de “causas morales”  aderezadas, eso sí, con el uranio empobrecido ( U 238 ) de sus bombas y misiles con una vida media de “solo” 4.500 millones de años emitiendo radioactividad.

Lo malo es que la letra de esta canción imperialista –independientemente del carácter político del gobierno del coronel Gadafi- es sobradamente conocida por lo repetida.  Valgan como ejemplos la “democratización” de Afganistán, las “armas de destrucción masiva” de Irak  o la guerra de destrucción de la antigua Yugoeslavia del 92, paradigmática esta última en todos los sentidos para mostrarnos cuál es el carácter real de estas humanitarias intervenciones.

La realidad es que una Yugoeslavia fuerte, heredera de un sistema autogestionario  y de derechos de las fuerzas del trabajo como el implantado por Tito que era considerado como “muy izquierdista” y “molesto” por su influencia, más aún desde  la Conferencia de Bandung del 55 y la formación del Movimiento de Países No Alineados, muchos de ellos excolonias europeas recién llegadas a una independencia más formal que real, era un problema para el control imperial de Centroeuropa.

Desde 1979, con Tito moribundo,  la CIA apoyaba fuertemente los movimientos croatas, musulmanes y albaneses que buscaban la disgregación yugoeslava, fomentando un malestar nacionalista que se incrementaría con la desaparición en 1989 de la autogestión y de gran parte de los derechos de las clases trabajadoras por imperativo del FMI. Ya en el 92, Alemania arma a croatas y musulmanes  para una guerra civil, que los EE.UU y los europeos alimentarían durante más de 3 años, en busca del control de los estratégicos Balcanes y de las rutas del petróleo a la UE.

Dije que esta guerra era paradigmática en todos los sentidos y así es. Puede mostrarnos perfeccionada la más sofisticada de las armas desde su uso por Goebbels: los medios de desinformación para la creación de estados de opinión y cortinas de humo, que ya los gringos habían experimentado con éxito en la guerra yanqui-española por el dominio del resto las colonias hispanas en América, Asia y Oceanía.

Era fundamental para los intereses del tándem gringo-europeo demostrar las atrocidades criminales de los serbios para lo que, independientemente de lo que fuese la realidad o los crímenes realmente cometidos, se hizo un elaborado montaje contando con “ayudas” de organizaciones a las que se suponía humanitarias y libres de sospecha como fue el caso de “Médicos del Mundo” como demostró ampliamente el periodista belga Michel Collon.

Médicos del Mundo publicó ese verano del 92 un fotoreportaje –y  llenó de propaganda los muros de Paris- en que mostraba supuestos “campos de exterminio” serbios rodeados de alambres de espino y con torres de vigilancia al más puro estilo nazi.

En realidad se trucó un reportaje de la británica ITN colocándole unas falsas alambradas y superponiendo la imagen de una torre de vigilancia del campo nazi de Auschwitz, como reconocieron posteriormente el que fuera  máximo dirigente nacionalista musulmán en Sarajevo,  Alija Izetbegovic, y el presidente de Médicos del Mundo Bernard Kouchner.

Más claro aún: Jacques Merino, periodista de“France 2” donde fue redactor jefe, en su libro Toutes les vérités ne sont pas bonnes à dire sobre la propaganda en la guerra yugoeslava (Ed. Albin Mitchel. Paris 1993) reproduce una entrevista con el presidente de la agencia gringa “Ruder&Finn Public Relations” contratada por el gobierno croata de Tudjman desde agosto del 91 a junio del 92 que, orgullosamente, reconocía que había montado la campaña de los “campos de exterminio”, embaucando y embarcando en ella a tres de las mayores organizaciones judías de USA (la B’nai B’rith –extendida hoy por toda Latinoamérica- elAmerican Jewish Committee y el American Jewish Congress) para asimilar serbios con nazis: “Conseguimos que para la opinión pública coincidieran. Era un asunto muy complejo porque nadie entendía lo que sucedía en Yugoeslavia  pero de un solo golpe pudimos presentar un asunto simple, con sus buenos y sus malos” y, cuando el periodista le increpa que lo hicieron mintiendo, con todo cinismo contesta: “Si, pero somos profesionales y no se nos paga para hacer moral”.

Podemos entender como la opinión pública elevaba de las 2.000 víctimas de violación que contabilizaba la Cruz Roja  –víctimas de todas las etnias, aunque más abundantes eran las musulmanas y todas igual de brutales- a las 50.000 que publicaban falsamente las agencias de prensa occidental. Cabe preguntarse como entre los 5 serbios condenados por el Tribunal Penal Internacional y los 3 que lo fueron por la Corte de Bosnia y Herzegovina como autores de violaciones comprobadas pudieran realizar tantas monstruosidades.

La guerra en los Balcanes no acabó con la partición de Yugoeslavia ni con los centenares de miles de muertos ni los millones de desplazados.

Seguía Serbia viva y quedaba además el problema de Kosovo que, aunque región origen de la Serbia medieval, la población en 1990 era mayoritariamente albanesa y deseaba su constitución como estado independiente.

Ya en plena guerra de Bosnia, se  había celebrado un Referéndum por la Independencia entre la población albanokosovar, al estilo de los actuales que se celebran en Catalunya que, aunque sin efectos legales, retratan la voluntad popular.

El apoyo albanokosovar a la independencia fue masivo y se eligió de presidente de la futura república a I. Rugova. La respuesta del gobierno serbio de S. Miklosevic  fue suprimir la autonomía kosovar, ante lo que  el Ejército de Liberación de Kosovo ELK comienza sus actividades guerrilleras  a las que Milosevic contesta con represiones desplazando a los albanokosovares de los puestos de la administración y obligando a muchos albanos al exilio.

En el 97, a raíz de las revueltas en Albania, más de un millón de armas albanesas terminaron en Kosovo y para el 98 el ELK estaba asentado en casi un tercio del territorio con lo que los enfrentamientos entre el Ejército serbio y el ELK tomó características de una verdadera guerra civil que a finales del año estaba empantanada por lo que la ONU plantea un alto el fuego para resolver la crisis mientras la OTAN, de inmediato, amenaza a Serbia con bombardeos como los que ya sufrió en la guerra de Bosnia.

Más o menos forzadamente se acepta el alto del fuego con solo pequeñas escaramuzas entre las partes en conflicto.

En una de estas escaramuzas, el 15 de enero de 1999, la policía serbia toma la aldea de Racak, bastión del ELK, con un saldo de 15 muertos entre los guerrilleros del ELK según la crónica en “Le Figaro” (20-1-99) del periodista francés Renaud Girard presente en el combate que indica también la presencia como observadores a miembros de la“Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa” (OSCE) y que, como comprobó la Comisión de Juristas dirigida por la finlandesa Madame Ranta estudiando la grabación del hecho que había realizado Associated Press TV, se trataba de un enfrentamiento bélico entre combatientes.

Por la tarde la policía serbia con el arsenal requisado abandona el pueblo que es retomado por el ELK. A la mañana siguiente acude a la zona el responsable de la OSCE, el gringo William Walker, todo un personaje representativo del estilo del imperio: Ex-Subsecretario de Estado para Asuntos de Centroamérica en la etapa del Iran-Contra; ex-Embajador en San Salvador entre 1988 y 1992 cuando los asesinatos por el ejército salvadoreño de los 6 jesuitas y de su cocinera y su hija, donde jugó un importante papel “asesor” de los Escuadrones de la Muerte y protegió a los responsables militares. Clinton intentó nombrarlo en 1993 como embajador en  Panamá pero se opusieron rotundamente las autoridades eclesiásticas por  considerarlo responsable de aquellos asesinatos.

Con Walter en escena “aparecen” unos 40 cadáveres alineados en una zanja, y a pesar de las dudas que exponen los periodistas franceses y alemanes, el gringo Walker, indignado, declara textualmente que “Es la más horrenda masacre que haya podido contemplar” y eso, desde luego, es mucho decir para un embajador USA en El Salvador que, en esos años de su embajada, contempló y justificó la muerte de 75.000 civiles y 9.000 desaparecidos según estableció en la ONU la “Comisión de la Verdad” en 1992, con episodios múltiples de asesinatos masivos como los 1.500 campesinos en El Sumpul y El Mozote o los 500 de Usulutan por nombrar solo algunos de los más conocidos. Casi simultáneamente y en medio del debate sobre el “impeachment” de Clinton por los affaires de Monica Lewinsky y Paula Jones el portavoz del Departamento de Estado, James Rubin, se preguntaba en la CNN como era posible aguantar la “cobardía de la NATO” y exigiendo el inmediato bombardeo de Serbia para proteger a los kosovares de una masacre.

No hubo que esperar mucho ni los militares de la OTAN –que presidía el español Javier Solana- solicitaron la aprobación de la ONU. Por su cuenta y riesgo, al alba del 24 de marzo y no sé si “con tiempo duro de levante” al estilo Trillo, comenzó la operación “Allied Force” que extendería hasta el 10 de junio sus “bombardeos  humanitarios” como los definió para la posteridad el entonces presidente checo Vaclav Havel en una entrevista con “Le Monde” (29/4/99).

Los aviones españoles F-18 estacionados en la base italiana de Aviano fueron los primeros en bombardear Belgrado. Por la OTAN participaron en la “humanitaria represión” unos 1.000 aviones en unas 38.000 operaciones de bombardeo, entre  ellos los 8 F-18 y los 4 KC-130H  españoles que totalizaron unas 300 salidas.

Contaron con el apoyo de portaviones, submarinos y barcos de guerra, para lanzar cientos de miles de bombas y misiles sobre Serbia y Kosovo sobre un total de 333 objetivos que incluían puertos y aeropuertos, sedes de los partidos de izquierda, fábricas, centrales eléctricas, telecomunicaciones, la RTV serbia, puentes, vías de comunicación, convoyes ferroviarios…y hasta la Embajada China.

Entre los proyectiles, tal vez para recalcar el carácter humanitario de la guerra imperial y según las cifras oficiales OTAN, se emplearon 1.392 bombas de racimo conteniendo para su dispersión indiscriminada 289.536 bombas individuales.

Para el general yanqui Joseph W. Ralston, vicejefe del Estado Mayor Conjunto OTAN, “a pesar de la cantidad e intensidad de las bombas empleadas, las víctimas civiles serbias han sido increíblemente pocas, estimadas en menos de 1.500  muertos”(“AerospacePower and the Use of Force” AFA Forum 24/9/99). El imperialismo inauguró así un nuevo y temible concepto: la Guerra Humanitaria, certificando además de hecho la muerte civil de la ONU, supeditada al interés de los E.UU de Norteamérica y usando a la OTAN como su punta de lanza.

¿Sentimiento humanitario? ¿Defensa de los albanokosovares masacrados? La explicación más correcta nos la ofrece John Norris, actual Director Ejecutivo de “Sustainable Security and Peacebuilding Initiative” del “Center for American Progress”, que fue jefe del personal del “International Crisis Group” durante la crisis de Kosovo en su libro “Collision Course: NATO, Russia and Kosovo”, prologado por el responsable de la diplomacia yanqui durante la guerra como Secretario Adjunto de Estado de Clinton, Strobe Talbott. Nos aclara Norris que “fue la resistencia de Yugoeslavia a sumarse a las tendencias más generales de la reforma política y económica –y no la difícil situación de los albaneses kosovares- lo que mejor explica la guerra de la OTAN”.

Creo que podemos tener herramientas suficientes para entender esta nueva etapa imperial y poder asomarnos conscientemente a la realidad de los actuales “bombardeos humanitarios” sobre Libia, cuyos motivos serán el objetivo de un siguiente artículo.

Francisco Javier González

Canarias a 11 de abril de 2011

Human Rights? Libya? IT’S THE ECONOMY, STUPID! Parte II. El Marco General
Esta parte II trata de analizar cual es el marco general en que nació y creció el “socialismo árabe” y en el que hay que encuadrar el actual ataque del imperio contra Libia
Francisco Javier González | Hoy a las 18:51 | 55 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/human-rights-libya-its-the-economy-stupid-parte-ii-marco-general

Compartir:       

Libia ya conoce el humanitarismo del imperio que inició ItaliaTal parece que aquellos tiempos en que el presidente gringo Franklin D. Roosevelt decía del cleptócrata dictador nicaragüense Anastasio Somoza que “puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta” están llegando a su fin.
El “Tacho” Somoza, que se jactaba de decir que Nicaragua era suya, su hacienda particular -no como el hispano Fraga que solo llegó a poseer las calles franquistas- también aclaraba, poniendo su hipotética barba a remojar, que “Pienso gobernar 40 años, pero si los Estados Unidos me dicen que me vaya, lo haría inmediatamente solo con que me garanticen mi seguridad personal”.
Hoy esta cuestión de la relación del imperio con sus hijos de puta ha cambiado y, como decía Seño Nené León, un viejo pescador del Pris tacorontero, va “mejorando pa’pior”. Ahora el imperio los echa cuando necesita recambiarlos pero, a veces, les sale un protestón y entonces se impone el aplastarlo.

Un muestrario de esa relación puesto al día lo tenemos en el arco Maghreb (Marruecos, Mauritania, Sahara Occ., Argelia, Túnez y Libia)/ Màshrek (Egipto, Sudan, Siria, Líbano, Israel, Palestina, Irak y Jordania) / Al-Jalish (Arabia Saudí, Yemen, Kuwait, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin) que podemos ampliar al Asia Central con Irán, Afganistán y Pakistán.

Es el “arco del petróleo”, con prácticamente el 80% de las reservas mundiales y el 40% de la exportación, arco en el que, salvo los citados del Asia Central, predomina la cultura y el pensamiento árabe, incluso sobre la artificial creación de Israel o las poblaciones imazighen del Maghreb que se prolongan hasta Siwa en la frontera egipcia con el Gran Desierto Líbico en la Cirenaica.

En este “arco del petróleo” predominan globalmente –incluyendo los asiáticos- las variantes del Islam como religión, con las islas que significan los cristianos (maronitas, coptos, católicos y ortodoxos) en Líbano, Siria, Irak, Israel y Egipto y los judíos en Israel y el Maghreb más occidental.

Todos ellos son estados recientes, antiguas colonias europeas fundamentalmente de Francia y Gran Bretaña, menos de Italia y en una mínima parte de España, potencias colonizadoras que se preocuparon de establecer diferenciaciones que impidieran una estructura unificada en base a sus especificidades unitarias (lengua, religión y cultura).

En todas ellas había sin embargo un sentido de pertenencia a una unidad superior, una umma o comunidad de individuos. A ese sentido de unidad contribuyo mucho la expansión de las “cofradías” sufíes con sus diferentes tariqas, además de la salafía que propugnaba un regreso a las primitivas fuentes del Islamcontenidas en el Corán y la Sunnahsegún la interpretación de las 3 primeras generaciones tras Mahoma (la palabra árabe salafdesigna a los primeros antecesores) y la wahhabía, más restrictiva aún en su interpretación, que a lo largo del XVIII predicó Ibn’Abd al Wahhab apoyado por Ibn Sa’ud, origen de la actual dinastía gobernante en Arabia Saudí, donde alcanza por ello su mayor difusión.

Ese sentido de la umma significaba un apoyo moral para un campesinado desestructurado, con su sistema social roto y sus mejores tierras arrebatadas por el colonialismo. Esta es una de las razones claves para que el árabe, la lengua del Corán, se impusiera por su trasfondo religioso sobre las lenguas autóctonas, como la tamazigh o el copto.

Así, en la Argelia colonial, región berberófona por excelencia, en el período entreguerras, en las madrasas se impuso el lema de “El Islam es mi religión, el árabe mi lengua y Argelia mi patria”, expresión casi idéntica a la que encontramos en la Ley 24 de 1369 de la Héjira (1991 d.c.) de Libia, que prohíbe el uso de otras lenguas que no sea el árabe en los documentos y publicaciones oficiales y espacios públicos y que incluso, en su Art. 3, prohíbe el uso de nombres personales “no-árabes y no-musulmanes”.

Es esta Ley 24-1369 la que invoca el Comité Popular General Libio cuando, ante las protestas del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Amnistía Internacional del pasado 19 de enero por las detenciones un mes antes de los activistas imazighen libios, los hermanos Mazigh y Madghis Bozkar, y los imazighen marroquíes Al-Mahfouz Asmhari y Hassan Ramou que permanecían en prisión, explicita que “All the Lybian are of a common racial origin, all profess Islam and speak Arabic”.

La influencia sufí, salafista y wahhabista con su visión de un Islam anquilosado, con meta única en el tawhid o “unión con Dios”, fatalista y sin carácter político, y con una idea de gobierno herencia de la autoridad califal central, impedía cualquier desarrollo político.

Por eso los esfuerzos de los primeros reformadoresdel Islam moderno que se desarrollan en Egipto tienen como objetivo compaginar Islam con desarrollo en todas sus facetas, sobre todo de la interpretación de la doctrina y sus consecuencias jurídicas para poder oponerse con éxito al empuje colonial europeo.

La plasmación política de las tesis reformadoras la ejecuta Arabí Pasha que en 1881 se rebela contra el dominio absoluto que franceses y británicos ejercían sobre Egipto incrementado a partir de la construcción del Canal de Suez. La rebelión es sofocada tras el bombardeo en 1882 de Alejandría por la flota inglesa y Egipto se convierte en un protectorado británico, protectorado que durará hasta el Tratado Anglo-Egipcio de 1936, pero no termina con él la injerencia inglesa en la política egipcia.

El imperio se encuentra con que en todo el mundo musulmán van asentándose los sentimientos anticoloniales que producen, por un lado movimientos como el de los “Hermanos Musulmanes” mientras que, por otro, la influencia de las ideas de izquierda, socialistas y comunistas conduce a nuevos planteamientos políticos con los que el mundo colonialista y neocolonialista tendrá que acabar para imponer sus tesis neoliberales.

Un adelantado de esos nuevos planteamientos que bautiza con el nombre de “socialismo árabe” es Michel’ Aflaq, cofundador con Salah al-Bitar del “Partido Baas” en la Siria de los años 30,. El Baas –“Partido del Renacimiento Árabe” que añade a ese nombre el de “Socialista” en 1954- se extiende por las colonias franco-británicas del Màshrek aunque su influencia ideológica abarca a todo el mundo árabe.

En 1947, delegados de Jordania, Líbano, Irak, Palestina y Siria fijan en Bagdad la ideología baasista como “panarabista, antiimperialista y socialista”, ideas que van a tener su reflejo en la fundación en Egipto del “Movimiento de los Oficiales Libres” tras la derrota egipcia ante Israel en 1948.

La rebelión del Movimiento de los Oficiales Libres en 1952 acaba con la monarquía. El rey Faruk I abdica y llega al poder Gamal Abdel Nasser que implanta en Egipto un modelo de socialismo, diferente del europeo y adaptado a un mundo a descolonizar. Nasser, con Tito, Ho Chi Min y Nehru serán los artífices principales de la expansión de ese socialismo que, por su decidido empeño descolonizador, podríamos llamar “de liberación nacional” que se plasma en la “Conferencia de Bandung” en 1955.

El socialismo panarabista y al tiempo nacionalista nasseriano se va a exportar, en plena Guerra Fría, al conjunto del Maghreb, del Màshrek y de Al Jalish a raíz de la nacionalización del Canal de Suez por el sentimiento que produjo la derrota de los ejércitos franco-británicos desembarcados en Egipto y del israelí que ocupo la península del Sinaí.

Así, en Túnez, Habib Burguiba destituye al bey profrancés y proclama la República Tunecina de carácter socialista en 1957; en Marruecos, los planteamientos de Mehdi Ben Barka y Mohamed Basri conducen a la izquierda en 1959 a separarse del “Partido de la Independencia” (Istiqlal) y fundar la “Unión Nacional de Fuerzas Populares” que se convertirá en la actual “Unión Socialista de Fuerzas Populares”.

En Argelia, en 1952 Ahmed Ben Bella logra huir de una prisión francesa y, con la ayuda de Nasser, reconstruye en El Cairo la “Organización Especial” (O.S.) que había fundado conHocine Aït Ahmed desde 1947 para llevar a cabo la lucha armada contra la colonización francesa.

Es uno de los 9 integrantes del Comité Revolucionario de Unión y Acción (CRUA) que prepara el levantamiento armado del 1º de Noviembre de 1954 y dirige al FLN en cuya ala izquierda se integra junto a MohamedBudiaf, y Hoari Boumédiàn frente a la derecha de Ferhat Abbas

En Siria, con independencia reconocida por la o nU tras la 2ª Guerra Mundial y evacuada por las tropas francesas en 1946, tras sucesivas revueltas y golpes de estado, eligió en 1955 al nasserista Chukri el-Kuatli como Presidente de la República, derribado en 1963 por un golpe de estado protagonizado por el Baas cuyas diversas facciones se han mantenido en el poder hasta la fecha.

En Irak, mandato británico desde 1917 tras la 1ª Guerra Mundial, los ingleses imponen el sistema monárquico, con una Monarquía Hachemita, con el emir Faisal Ibn Hussein –tío del rey Abdalla de Jordania y expulsado de Siria por los franceses-nombrado en 1921 como rey con el nombre de Faisal I, plegado totalmente a los intereses británicos,hasta el punto que el tratado angloiraquí, que ponía fin al mandato británico en 1930, concedía el control y explotación del petróleo iraquí a la “Irak Petroleum Company”, control que conservó con Faisal II que renovó los acuerdos en 1954.

Irak entra en el “Pacto de Bagdad” con Irán, Turquía y Gran Bretaña –más tarde entraría también Pakistán- para alinearse con USA en el Bloque Capitalista en la Guerra Fría, donde permanecerá hasta la Revolución de 1958 que proclama la República.

En la revolución, con una carácter nacionalista y de izquierda,intervienen dos bloques, el formado por los nasseristas y comunistas con apoyo de musulmanes chiitas y kurdos y el del Baas con el apoyo de los musulmanes sunís y cristianos maronitas.

Por último, en Libia, territorio intermedio entre el Maghreb y el Màshrek y bajalato otomano desde 1830, con Turquía enfrascada en la Guerra de los Balcanes y con el resto del norte africano repartido entre Francia y Gran Bretaña, fue invadida por los italianos en 1912 para incorporarse así al imperialismo europeo.

Con la llegada, diez años más tarde, del fascismo a Italia, el gobierno de Mussolini incremento la emigración desde el empobrecido y explotado sur italiano y de Siciliaa la nueva colonia con la promesa de tierras para cultivar, para lo que hubo que desplazar a la población libia a las zonas improductivas y desérticas.

Mussolini unió las dos colonias iniciales de Cirenaica y Tripolitania que con el Fezzan formaron la “Libia Italiana” con unos 120.000 colonos al inicio de la 2ª Guerra. Contra la colonización se enfrentaron los libios, en una sangrienta guerra de guerrillas con Omar al-Mukhtar, “El León del Desierto”, como máximo exponente popular de esa lucha y con la poderosa tariqa sufí de los sanusí como soporte principal.

La tariqa sanusí estaba liderada por Idris al-Senussi, nieto del fundador de la cofradía y emir de la Cirenaica, que tras ser derrotado el Eje y los italianos desposeídos de sus colonias africanas, declara la independencia de Cirenaica en 1949 ,y que un año más tarde es proclamado como primer y último rey del Reino Federal de Libia (Cirenaica, Tripolitania y Fezzan).

La política pro-occidental de Idris y la venta a las potencias europeas hacen aumentar el malestar popular hasta que en septiembre de 1969 oficiales del ejército libio pronasseristas encabezados por Muammar al-Gaddafi destronan a Idris y proclaman la República que ya desde 1970 nacionaliza algunas empresas petroleras, impulsa la agricultura, proclama la igualdad de mujer en contra de la posición tradicional islámica y suprime las bases extranjeras del territorio libio.

En 1975 publica el conocido “Libro Verde” y en cumplimiento de sus teorías en 1977 proclama la “Yamahiriya”, modalidad de estado socialista de control popular que puede traducirse por “gobierno –estado- de las masas”, pero esto ya es parte de lo que hoy estamos viviendo y será el objeto de la tercera parte de este artículo.

Llegó el momento de recambiar las piezas gastadas, y tras la experiencia de Irak, la inteligencia gringa comenzó por la pieza más débil del puzle: Túnez, en que Zine Ben Alí, a cuyo cargo estuvo la represión contra los sindicatos en 1978 y la sangrienta represión de las manifestaciones antirégimende 1984, y que sucedió a Burguiba en un golpe palaciego, había ya abandonado sus posiciones de apoyo a la OLP y cualquier postura antiimperialista, prohibido los partidos y privatizado a favor de su familia las empresas y servicios públicos. Enfermo también de la cleptomanía de los sátrapas, cayó empujado por la revuelta popular alimentada por la pobreza generalizada y aun el imperio no ha decidido la pieza de recambio.

El nasserismo socialista egipcio vio su fin con Anuar el-Sadat que, en función de un acercamiento a USA y a Israel acabó con cualquier aspiración socialista o arabista, introdujo en Egipto la política económica liberal y fue, con Jimmy Carter y Menahem Beguin el actor principal de los “Acuerdos de Camp David”, políticas en las que incidiría, tras su asesinato, su vicepresidente Hosni Mubarak en los siguientes 30 años hasta que las manifestaciones del pasado febrero, perfectamente organizadas,lo sustituyen en el poder por una Junta Militar en una maniobra de cambiar la cabeza para que nada cambie.

Fue fácil para la CIA incitar al recambio si tenemos en cuenta que frente a la fortuna personal que había acumulado el sátrapa Mubarak de más de 70.000 millones de $ la mitad del pueblo egipcio malvivía con menos de 60$ al mes.

Ahora les queda el diablo con cuernos y rabo, último vestigio del “eje del mal” y enemigo público número uno, el proclamado por el imperio como el asesino cruel de su pueblo –por cierto el de mayor PIB y de Índice de Desarrollo Humano de todo nuestro continente.-: El-Gaddafi y su Yamahiriya, pero esto, como en “Las Mil y Una Noches” será el objetivo de la próxima entrega, aunque en el ínterin los gringos hayan asesinado a uno de sus hijos y sus nietos, como ya había hecho con otra hija adoptiva en los bombardeos de Trípoli y Benghasi de abril de 1986.

1º de mayo de 2011. Día especial para la lucha de los trabajadores en una Canarias que sigue dormida.

Francisco Javier González

Navegación de entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 183 seguidores