AQUI hay TOMATE

Para dar y tomar

Archivo para el día “julio 2, 2011”

Técnicas de manipulación a través de la deuda.


Técnicas de manipulación de gobiernos a través de la deuda.

Ya que la utilización de la fuerza en nuestros días está muy mal vista de cara a la opinión pública, incluso en las peores circunstancias, la forma que tienen las fuerzas neoliberales de implantar sus postulados en la sociedad es la de coaccionar a los gobiernos  a través de la deuda.

Si extrapolamos los principios de Chomsky de manipulación mediática al tema que nos concierne podemos comprobar que se sigue casi al pie de la letra sus métodos. O sea, se crea una necesidad, se espera a que el pueblo o en su caso los gobiernos imploren una solución y se les dá la solución que en un principio se quería imponer pero que en condiciones normales nadie hubiera aceptado.

La parodia del estado de bienestar que propugnaban los americanos y que tan buena aceptación tuvo en Europa no tenía mas motivo que ganar adeptos en la sociedades occidentales ante la el avance imparable del comunismo después de la segunda guerra mundial.

Tras la caída del muro de Berlin, ya no tenía sentido mantenerla, con lo que la desmantelación del estado de bienestar era cuestión de tiempo.

Es evidente, que su desmantelación no era posible así como así. Nadie renuncia a sus derechos laborales y sociales como ciudadano por la cara. Había que provocar algo que lo hiciera necesario y ya de paso enriquecerse aún mas.

Empezaron por la liberación del negocio bancario. La separación que como cortafuegos antes había entre la banca tradicional y la de inversión se hizo desaparecer por lo que dió paso a la especulación masiva con el fondo ahorrado de los ciudadanos.

En segundo lugar aparecieron nuevas formas de especulación sobre futuros sin regulación alguna. Por lo que no hubo, como hoy en día todavía no hay, forma de no evitar caer en la tentación a los banqueros de ganar mucho dinero muy rápido aún a costa de hundir un país, un negocio o el hambre de millones de personas especulando de forma desmesurada y alterando de forma artificial el precio de las cosas.

Esa insaciable avidez para poder ser retroalimentada inyectó al mercado de una excesiva liquidez. En su trampa cayeron tanto los particulares como numerosas entidades financieras así como los gobiernos. Era evidente que esta orgía de dinero fácil tenía que acabar pero nadie quería verlo y menos cuando se ganaba tanto dinero de forma tan fácil.

Simplemente, con esperar a que la burbuja del consumo insaciable estallase y con cortar el grifo a la financiación después, se conseguía lo que ni una guerra hubiese conseguido. A gobiernos enteros suplicando por cuatro perras y a una sociedad culpable dispuesta a tragar con recortes, pérdidas de derechos y a sufrir con paciencia esta crisis a la que se le había inducido.

Tan solo los movimientos reaccionarios en cierto países alentaron sobre las causas de la crisis y señalaron a los auténticos culpables de la misma propugnando que tenían que ser los que la originaron los que tenían que pagarla.

En Islandia, estos movimientos tuvieron éxito y hoy en día están creciendo por encima de la media europea y encima no están siendo castigados por los mercados ya que sus bonos se pagan a menor interés que por ejemplo los de los países PIIGS.

En España, se tardó en reaccionar pero está siendo la abanderado de la movilización ciudadana en toda europa. El 15M ha supuesto un antes y un después en el movimiento ciudadano. Tan solo el tiempo dirá los logros conseguidos.

En 2008 estalló la burbuja. Y los estados cayeron en la trampa de pensar que ciertas entidades eran lo suficientemente grandes como para dejarlas caer y lo único que consiguieron traspasando la deuda bancaria a las arcas públicas es que sean los gobiernos y nosotros los ciudadanos los que ahora estamos con la soga al cuello.

Muchos se preguntan como tanto el año pasado como ahora se ha tardado tanto en ayudar a los países con problemas de deuda cuando se sabía ya de antemano lo que iba a pasar y lo que había que hacer. La respuesta es muy simple, había que tensar la cuerda al máximo para que colocando al país en una situación insostenible  se aceptaran sin rechistar sus condiciones draconianas.

Visto así, parece muy maquiavélico. Como siempre las cosas desde fuera se ven mejor. Miremos el caso americano,. Tanto a nivel federal como estatal. Se sabe que al final tanto republicanos como demócratas se podrán de acuerdo para ampliar el techo de la deuda. Pero si se hiciera sin más no se inculcaría en la sociedad la necesidad de fuertes recortes. Sólo poníendola al borde del caos ésta es capaz de aceptar cualquier cosa con tal de sobrevivir a tal hecatombe. Como se ve todo es ficticio pero sus resultados no.

Llegan incluso a hacer perder a la ciudadanía la perspectiva de las cosas y como en el caso del estado de Michigancreando la figura del manager de emergencias que asume sin elecciones previas, todo el poder del cabildo municipal, haciendo y deshaciendo a su antojo y malvendiendo todo el patrimonio público con tal de sacar las cuentas adelante. ( Ver noticia)

Como véis la manipulación de la crisis por parte de los poderosos a través de la deuda es evidente.

Por un lado, dejan con los mínimos  derechos y prestaciones a la ciudadanía, por otro compran a precio de saldo nuestras empresas y nuestros inmuebles y por último desmantelan el patrimonio del estado y preparan a los ciudadanos  ante el supuesto de que para salir de posibles estados de  emergencias del tipo que sea, se puede prescindir de cualquier valor y derecho democrático.

Armak de Odelot

He encontrado muy interesante el siguiente “Mapa de la Deuda” que publicaba el NY Times:

mapa-deuda-europa

En este mapa se ve el posible efecto dominó del impago de la deuda griega. La deuda entre los países de la Unión Europea está tan entrelazada que el default de uno de sus países podría arrastrar toda la estructura, por eso el riesgo sistémico es tan evidente.

Esta es la solución que proponen a voces

¿Qué haría falta para contener esta situación? En primer lugar, decisión de las instituciones europeas, de los gobiernos en las ayudas y del BCE para volver a estimular la economía con inyecciones de liquidez. Pero, sobre todo, decisión de los países afectados para reducir el gasto y la capacidad de implementar esas medidas (estamos viendo en el caso griego que la implementación no es fácil). Es fundamental que los países afectado abandonen el discurso populista de “todo va bien” y empiecen a escuchar a las agencias de rating, instituciones supranacionales (FMI, BM,…) y mercados que les dicen lo contrario.

Abajo el gráfico de hace un año con la situación del diferencial de rentabilidad exigida a los bonos de los países en dificultades frente al bund alemán (el riesgo país):

diferencial-deuda

En el caso de Grecia (blanco) ha vuelto a máximos, Portugal (verde) e Italia (naranja) se encuentran cerca de sus niveles más elevado y España (azul) ha superado los máximos.

Más información sobre 

Anuncios

El gran desafío al gobierno de Humala


El gran desafío al gobierno de Humala PDF Imprimir E-mail
La nueva América
Viernes, 01 de Julio de 2011

Hugo Blanco – Rebelion.- Cuando llegó al gobierno, Alan García encontró 80 conflictos y deja un campo minado con 227 conflictos no resueltos. Pero el gran desafió es algo más grande que esto para el nuevo presidente electo, Ollanta Humala: La agudización de la crisis mundial que vive la humanidad en la que está en juego su propia supervivencia. Ataque mundial a la naturaleza

El desarrollo del capitalismo devino en la existencia de grandes empresas multinacionales, cada día mayores, cada vez más concentradas y más insaciablemente ávidas de crecimiento.

Son ellas quienes gobiernan el mundo a través de sus servidores que pueden llamarse Obama o Alan García.

Su avidez se traduce en un feroz ataque a la naturaleza que lleva a la desaparición de especies animales y vegetales, y, por supuesto, al relativamente pronto exterminio de nuestra especie.

Esto saben muy bien los grandes empresarios, pero ¿Qué pueden hacer? Si alguno de ellos por razones éticas renuncia a implantar una instalación contaminante, vendrá otro que lo haga.

El gran capital tiene un solo principio moral que desplaza a todos los demás: Ganar la mayor cantidad de dinero posible en el menor tiempo posible. El exterminio de la especie es un subproducto, una “pérdida colateral”.

La agresión a la naturaleza se da en muchas formas. La más peligrosa es el calentamiento global por la emisión de gases de efecto invernadero. Ese calentamiento produce la disolución de hielos y nieves perpetuas, la desaparición de arroyos, el adelgazamiento de ríos, el aumento del nivel del mar. Además provoca huracanes, intensas lluvias, sequías, veranos más calientes, inviernos más fríos.

Los medios de comunicación en manos de los calentadores de la atmósfera los llaman “desastres naturales”. Por supuesto esos “desastres naturales” no conocen fronteras: El agua de un diluvio engulló pueblos en el Cusco, pudrió grandes extensiones de sementeras, un río de barro pasó durante semanas por una población.

La cuarta parte de Pakistán fue inundada. El huracán Katrina asoló Nueva Orleans y en estos momentos hay una fuerte inundación en Dakota del Norte, ambos en Estados Unidos.

Desafortunadamente es difícil que el calentamiento global sea confrontado por fuertes protestas sociales.

Los que sí son confrontados por las poblaciones afectadas son los concretos ataques locales:

En el Perú el principal ataque viene de la minería a cielo abierto que roba el agua de la agricultura y la ganadería que nos alimentan y la envenena. Ejemplos de la resistencia: Tambogrande, Ayabaca, Huancabamba, Cocachacra y el último caso contra la mina Santa Ana en la zona aymara. También protestan las poblaciones urbanas afectadas por el robo del agua, como Moquegua y Tacna.

No sólo las minas roban el agua, la población de Canchis, Cusco, lucha contra la amenaza del robo de su agua para la hidroeléctrica de Salkapukara. Carabaya, Puno, realizó un paro contra la amenaza de desalojo de miles de agricultores de Puno, Cusco y Madre de Dios para construir la represa de Inambari que daría electricidad a Brasil.

Otro robo del agua es el realizado por la agroindustria. La irrigación de Majes en Arequipa robó el agua del Colca en el mismo departamento y ahora pretende robarla a Espinar, Cusco. La pequeña agricultura necesita del agua para alimentarnos a los consumidores peruanos. La agroindustria la roba para exportar a los Estados Unidos. Por otra parte mata el suelo cultivable con la monoproducción y el uso intensivo de agroquímicos. Además super-explota a los trabajadores agrícolas.

La selva amazónica, pulmón del mundo, es depredada por la extracción de hidrocarburos que envenena los ríos, el saqueo de la madera, la crianza de ganado y el cultivo de biocombustibles.

¿Qué hará Humala?

Se comprometió a cumplir con el mandato del convenio 169 de la OIT (que es ley peruana aprobada por el congreso) de respetar el derecho a consulta que tienen los pueblos indígenas sobre cualquier proyecto que afecte a sus territorios. Afortunadamente el parlamentario electo, Javier Diez Canseco, opina que este tema debe ser prioritario en el nuevo congreso.

Sin embargo, Humala, por otra parte, también prometió impulsar la minería en manos privadas y la agroindustria.

Dijo que iba a concertar con las empresas el monto de un impuesto a las sobreganancias. Precisamente esa es su esperanza para cumplir muchas de sus promesas: Pensión vitalicia para las personas de 65 años. Construir colegios. Dotar de un hospital a cada capital de región o provincia principal, etc.

No se puede servir a dos amos, nunca dijo que era de izquierda, nunca dijo que estaba contra el neoliberalismo, se comprometió a continuar con el sistema, a respetar tratados como el TLC con EEUU que hunde al campesinado peruano.

Se justifica nuestro temor de que optará por la defensa del sistema contra los defensores del medio ambiente .

Nuestra posición

Nosotros optamos por la supervivencia de la especie humana.

¿Y el desarrollo?

Estamos en contra de este “desarrollo” que lleva a la extinción de la vida, estamos en contra de la economía extractivista practicada inclusive por los gobiernos progresistas de Ecuador y Bolivia.

Estamos por un desarrollo que garantice la supervivencia de la humanidad

Nuestra principal preocupación es que la gente beba agua limpia y se alimente debidamente. Para eso contamos con una cultura agrícola de 10,000 años que nos ha heredado una gran variedad de productos alimenticios vegetales y técnicas de cultivo adaptadas a nuestra geografía.

Debemos defender esa biodiversidad e impulsar esa tecnología contra los ataques de la “modernidad”, que no es otra cosa que el “adelanto” de la agricultura, no en beneficio del consumidor sino de la ganancia de las grandes empresas agroindustriales, ganaderas y avícolas.

Los transgénicos y los agroquímicos no son más que ejemplos de los varios ataques a la salud de dichas empresas Estamos por la soberanía alimentaria defendida por la organización de los campesinos del mundo (Vía Campesina), que plantea que cada país debe alimentarse fundamentalmente de lo que produce.

“¡Necesitamos energía!”. En la sierra tenemos bastante sol y viento para producir la energía solar y eólica que no roban el agua y no contaminan.

“¡Necesitamos exportar!”. Es cierto, estamos en contra de la globalización en beneficio del gran capital, pero en favor de la interrelación de los pueblos. Tenemos para brindar al mundo, además de los productos alimenticios andinos apreciados en los países del norte, la rica biodiversidad amazónica (mostrada en los libros escritos por Antonio Brack antes de venderse a los depredadores) valiosa fundamentalmente para la medicina.

Sabemos que esto se logrará sólo cuando el pueblo se gobierne a sí mismo. Sabemos que sólo los peruanos no vamos a lograr esa transformación.

Afortunadamente los pueblos del mundo están despertando en defensa de la naturaleza y en búsqueda de una democracia real, contra este sistema mal llamado “democrático” que consiste en el gobierno del mundo por las empresas multinacionales que subordinan gobiernos y medios de comunicación

Vemos los movimientos en el norte de África, en las plazas de España, en fuertes luchas en América Latina contra la minería. Acabamos de ver el triunfo de las manifestaciones en todo Chile que frustraron la construcción de hidroeléctricas en la Patagonia. Vemos el triunfo del pueblo italiano en el referendo en defensa del agua y contra la energía nuclear.

En el Perú, Cocachacra hace esfuerzos por la interconexión de las luchas aisladas contra la minería.

¿Por qué Puno, el departamento que más votó por Humala, no detuvo su lucha ante el triunfo electoral y no esperó un poco a que entrara él y resolviera su problema? Porque votó por Humala pero sabe que no es su gobierno y dice que le dará 30 días de tregua.

En Lima, luego de la masacre en Juliaca, 20 personas se apostaron delante del Palacio de Gobierno con carteles en los que se leía VIDA SÍ MINA NO. Son el germen de un movimiento por la vida que sabemos que ha de crecer y será capaz de “matar a la muerte”.

Hugo Blanco Galdos es director de “Lucha Indígena”

Fuente: http://www.luchaindigena.com

El mayor especulador en divisas de la historia dice, muy compungido, que hay que articular mecanismos de salida del euro


El mayor especulador en divisas de la historia dice, muy compungido, que hay que articular mecanismos de salida del euro

JUEVES, 30 JUNIO 2011

George Soros. / Wikipedia

Hace tiempo que tengo en mente escribir sobre algo que he escuchado en pocas ocasiones, pero de fuentes que me parecen muy fiables. Al menos, se trata de unos expertos que me anunciaban hace muchos años la crisis que venía encima y no por la burbuja inmobiliaria (que sólo es una última consecuencia) sino por el hinchazón artificial de la economía a base de derivados e instrumentos fuera de balance que han generado esta enorme babel sin cimientos que se nos desmorona a todos por doquier.

Estos observadores comentan desde hace muchos meses el hecho de que numerosos hedge funds y bancos de inversión añoran los años en los que había un mercado de divisas real, con monedas fuertes, llamadas refugio, y las otras, de alta rentabilidad o periféricas. Y que verían con muy buenos ojos la caída del euro o al menos, una pequeña gran escisión que devolviera al mercado a un buen número de divisas high yield.

Llevamos unas semanas en las que la expresión “salir del euro” está a la orden del día. Aunque no entiendo realmente su alcance, porque supongo que no pretenderán que nos creamos que se trata de que un país en cuestión deje la moneda única y recupere su vieja divisa sin más y aquí no ha pasado nada, lo cierto es que el tema está más candente que nunca, con Grecia en el punto de mira como posible chispa que encienda una mecha en la que otros países; tal vez España, formen parte de la traca-

Mientras afrontamos unos días decisivos en los que el propio viceministro griego Theodore Pangalos dice que si no se aprueba el paquete de reformas exigido para su rescate volverá el dracma y tendrán que poner tanques en los bancos, aparece George Soros, antaño especulador, hoy venerable filántropo, diciendo que “probablemente será inevitable poner en marcha un mecanismo que permita a las economías más débiles salir del euro”.

Soros, casi 81 años, decía esto en Viena, en un foro en el que se discutía si las democracias están en riesgo en Europa. La vieja Europa, cuna del mundo occidental y desarrollado tal como lo conocemos, hace aguas precisamente en el país que ha aportado la palabra democracia a nuestra civilización.

George Soros representa perfectamente lo que es un especulador triunfante. Durante años hizo montañas de miles de millones con alguna historia que cimenta su mito. En el caso del judío fue su ataque a la libra, que motivó la salida de la divisa británica del Sistema Monetario Europeo (SME). Algo exagerado, ya que ningún hedge fund puede hacer eso por si sólo, pero consiguió manejar al mercado de tal manera que su apuesta contra la libra desencadenara aquello. En el artículo de Bloomberg ilustran algo sobre el tema.

Los ataques contra una divisa (a favor o en contra) pueden ser ultra rentables para un operador… y llevarse por delante a un país tranquilamente. Recuerdo una gestora francesa, Carmignac, que nos explicaba un día en un periódico en el que trabajé que su fundador decidió abandonar el área de hedge funds después de viajar un año después a un país absolutamente empobrecido, contra cuya divisa había especulado.

Lo que ocurre con estos especuladores ilustres es que cuando han ganado más dinero del que sus generaciones futuras podrán gastar, comienzan a darle relumbrón a su nombre. Así, el fondo de Soros, el Quantum, pasó a llamarse Quantum Endowment, más o menos Quantum Acumulación, como si se tratara de un modosito plan de pensiones.

Y a partir de ahí llegan las fundaciones, las donaciones, la filantropía, etcétera. Con cientos de miles de millones de dólares en la cuenta es fácil. Incluso se dice públicamente que toda la fortuna no se deja a los herederos sino que se deja en la fundación de su mismo nombre… cuando lo que hay realmente detrás es que es la mejor manera de dejar los bienes en herencia sin tributar. ¿Cuántos han hecho esto? Bastantes.

Que ahora aparezca Soros dejando ver, apenado, que no va a haber más remedio que volver a lo de antes es una cruel ironía. No pedirá reformas como el control sobre los derivados o la aportación de más capital para la especulación, como sí hace, por ejemplo, Michae E. Lewitt(autor de La muerte del Capital) en una entrevista reciente en el diario El Mundo, donde declaraba, entre otras cosas: “…la política que se ha puesto en práctica sólo incrementa la deuda en vez de la acumulación de capital y dispara la especulación…”, “Lehman Brothers, Merrill Lynch o Bear Stearns, por poner tres ejemplos, actuaron de manera muy irresponsable, incentivando un tipo de especulación arriesgada que acaba siendo nociva para la sociedad”.

No, aquí, por lo visto, se trata de volver a las dos velocidades y, sobre todo, a las divisas débiles con las que divertirse y ganar dinero a espuertas. Soros ganó 1.000 millones en un año contra la libra.

La salida del euro de los países más pobres para que devalúen a marchas forzadas no sé si es una salida aceptable… pero lo que es seguro es que los hedge funds y bancos de negocio se lanzarían sobre ello como fieras. Y no es eso lo que necesita la sociedad.

Navegador de artículos